P. 1
tronco encefalico

tronco encefalico

|Views: 477|Likes:
Publicado porMedalith Herrera

More info:

Published by: Medalith Herrera on Apr 30, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/28/2014

pdf

text

original

El Tronco Encefálico y la Formación Reticular

179

CAPÍTULO 12 EL TRONCO ENCEFÁLICO Y LA FORMACIÓN RETICULAR
Las lesiones del tronco encefálico tienen consecuencias motoras y sensoriales y afectan el estado vigilia-sueño l tronco o tallo encefálico es la región situada entre la médula espinal y el diencéfalo. Comprende al bulbo, a la protuberancia y al mesencéfalo. En el tronco encefálico se encuentran numerosos núcleos, tractos nerviosos tanto sensoriales como motores, y los distintos componentes de la sustancia reticular. Las lesiones que afectan a esta zona tienen profundas consecuencias motoras, sensitivas y del estado de conciencia. Es por ello que una discusión somera de su organización es necesaria para una comprensión más acabada de la fisiología del SNC. Analizaremos en primer término el esquema organizativo de los nervios craneanos, la mayoría de los cuales tienen sus núcleos en el tronco encefálico (Tabla 12.1). Se recomienda tener presente la anatomía de la región para el análisis fisiológico que sigue (Fig. 12.1).

E

En el tronco encefálico 3 tipos de motoneuronas y 4 tipos de neuronas sensoriales se organizan en 7 columnas identificables anatómicamente Existen 3 funciones definidas de los nervios craneanos: (a) proveen inervación somatosensorial y motora al cuello y cabeza. (b) proveen inervación a los órganos de los sentidos especiales. (c) proveen inervación preganglionar parasimpática a ganglios autonómicos que controlan la función visceral. Estas funciones están resumidas en la Tabla 12.1. Como en la médula espinal, existen en el tronco encefálico

neuronas eferentes motoras somáticas y autonómicas (preganglionares), y neuronas aferentes sensoriales de segundo orden. Las neuronas sensoriales de segundo orden reciben fibras aferentes de neuronas sensoriales primarias somáticas o viscerales ubicadas en ganglios fuera del tronco encefálico o en los órganos de los sentidos (la única excepción a esta regla es el núcleo mesencefálico del V par que contiene neuronas sensoriales primarias). Lo que es particular en el tronco encefálico es que, en el caso de los nervios craneanos, las neuronas motoras y sensoriales, somáticas y viscerales se subdividen en grupos funcionales segregados anatómicamente. Los principios organizativos de esta subdivisión son los siguientes: (a) Existen 3 tipos de motoneuronas en el tronco encefálico: motoneuronas somáticas, motoneuronas viscerales especiales y motoneuronas viscerales generales. Las motoneuronas somáticas inervan a los músculos de la cara y cuello derivados del miotoma, es decir con el mismo origen que el resto de la musculatura esquelética. Envían sus fibras por los pares III, IV, VI y XII (musculatura ocular voluntaria y de la lengua). Las motoneuronas viscerales especiales también inervan a la musculatura estriada de cara y cuello, pero en este caso de los músculos derivados de los arcos branquiales (masticación, expresión facial, laringe, faringe). Envían sus fibras por los pares V, VII, IX, X y XI. Las motoneuronas viscerales generales proveen inervación autonómica preganglionar parasimpática. Envían sus fibras por los pares III, VII, IX y X. (b) Existen 4 tipos de neuronas sensoriales de 2o orden en el tronco encefálico, las que participan en: sensibilidad somática general, sensibilidad somática especial, sensibilidad visceral general y sensibilidad visceral especial. La sensibilidad somática general comprende la sensibilidad de piel de cara y mucosas bucal y faríngea, y la propiocepción (pares V, VII, IX y X). La sensibilidad somática especial comprende la proveniente del oído interno (VIII par). La sensibilidad visceral general comprende la proveniente de órganos torácicos y abdominales (IX y X pares). La sensibilidad visceral especial se origina en los corpúsculos gustativos (pares VII, IX, X). Estos 7 grupos neuronales funcionalmente diferenciables se

Fig. 12.1 Aspecto ventral del tronco encefálico con los nervios craneanos. El par I (olfatorio) no aparece en la Fig. porque termina en el bulbo olfatorio, sitio de origen del tracto olfatorio.

Fig. 12.2 Núcleos de los nervios craneales y su organización columnar. En romanos, los pares craneanos. Para las claves numéricas, véase el texto. MB: músculos de origen branquial. MM: músculos originados en el miotoma.

180

Capítulo 12 faciales y mandibulares, único caso de neuronas sensoriales primarias en un núcleo del tronco del encéfalo). Recibe aferentes de mucosas y músculos. b) núcleo protuberancial o principal del V par. Recibe aferentes de mucosas y músculos. c) núcleo espinal del V par. Esta organización columnar de los núcleos está esquematizada en la Fig. 12.2, donde se muestran: la columna aferente somática (marcada 1 en la Fig), la columna aferente visceral (marcada 2 en la Fig.), las columnas eferentes viscerales general y especial (marcadas 3,4 en la Fig.) y la columna eferente somática (marcada 5 en la Fig.). En resumen, puede decirse que existen algunos principios básicos en la organización de los nervios craneanos: (a) La mayoría de los núcleos motores están vinculados con pares craneanos individuales. (b) Los núcleos de relevo en las vías sensoriales reciben fibras de diversos pares craneanos, p.ej., el núcleo solitario recibe la información gustativa traída por los pares VII, IX y X, respetándose el principio general somatotópico de que una localización sensorial termina en la misma área central, cualquiera sea el trayecto que siga. (c) Neuronas con propiedades funcionales semejantes ocupan las mismas posiciones en el tallo encefálico.

agrupan en 7 columnas a lo largo del tronco encefálico, representadas en la Fig 12.2: La columna motora somática: contiene las motoneuronas que inervan a los músculos extraoculares y de la lengua (en orden rostrocaudal). La columna motora visceral especial, contiene las motoneuronas que inervan los músculos de laringe, faringe, cara, mandíbula. Son, en orden rostrocaudal: a) núcleo motor del V (masticación); b) núcleo motor del VII (expresión facial); c) núcleo ambiguo (IX, X) (habla, deglución); núcleo del accesorio espinal (XI). La columna visceral motora general, que contiene los cuerpos neuronales de las neuronas preganglionares parasimpáticas: a) núcleo de Edinger-Westphal (III): preganglionares del ganglio ciliar. b) núcleo salivatorio superior (VII): preganglionares del ganglio esfenopalatino (glándula lacrimal) y del ganglio submaxilar (glándulas sublingual y submaxilar); c) núcleo salivatorio inferior (IX): preganglionares del ganglio ótico (glándula parótida); d) núcleo motor dorsal del X: preganglionares parasimpáticas de órganos torácicos y abdominales. Las columnas aferentes viscerales generales y especiales, forman el núcleo solitario, el que comprende 2 partes: a) la rostral, es el sitio de relevo para las aferencias provenientes del gusto y las viscerales generales del tubo digestivo. b) la caudal, recibe las aferencias del cuerpo carotídeo y las viscerales generales de bronquios y pulmones. Los somas de estas neuronas sensoriales primarias están en ganglios asociados a los pares VII, IX y X, y sus prolongaciones centrales forman el tracto solitario, que termina en las neuronas secundarias constitutivas del núcleo solitario. Desde aquí, la porción que media la sensibilidad proyecta al tálamo, mientras la correspondiente a la regulación cardiorrespiratoria establece contacto directo con la formación reticular e indirecto con el sistema límbico (a través del núcleo parabraquial). La columna aferente somática especial, contiene las neuronas secundarias de relevo de la vía vestibular y coclear (VIII par). La columna aferente somática general, contiene las neuronas secundarias de la sensibilidad somática bucal y orofaríngea. Se compone de 3 divisiones separadas en sentido rostrocaudal: a) núcleo mesencefálico del V par (propiocepción de músculos
Tabla 12.1 Funciones de los nervios craneanos

Fig. 12.3 Neurona en telaraña del tronco encefálico de rata. Nótese el grado de ramificación que presenta.

La formación reticular es una extensión del sistema propioespinal La formación o sustancia reticular está compuesta por neuronas que no corresponden a las distintas columnas funcionales del tronco del encéfalo arriba mencionadas. Puede considerarse como la prolongación central del sistema interneuronal de la sustancia gris medular que hemos analizado en el capítulo 8. Es conveniente desde el punto de vista anatómico analizar a la formación reticular en sentido medial-lateral, distinguiéndose: (a) núcleos del rafe, a ambos lados de la línea media. (b) región magnocelular. (c) región parvicelular. Asimismo se habla de una formación reticular pontina y de una formación reticular mesencefálica, con funciones diferentes. La mayoría de las neuronas de la formación reticular tiene una gran diversidad de conexiones, difusamente distribui-

El Tronco Encefálico y la Formación Reticular das, tanto con centros superiores como hacia la médula espinal (distribución "en telaraña", ver Capítulos 1 y 3, Fig. 12.3). Por el

181

vincula a enfermedades emocionales como la depresión (capítulo 13), participando también la proyección espinal en el tono muscular y en la generación de la marcha (ver capítulos 9 y 10). Analizaremos los distintos receptores de este sistema en el Capítulo 13. 2. Sistema dopaminérgico: varios grupos celulares están ubicados en el mesencéfalo (p.ej., la sustancia negra pars compacta, el área ventral tegmental). Proveen inervación dopaminérgica a los ganglios basales, hipotálamo, sistema límbico y neocórtex (Fig. 12.5). Se conocen 4 sistemas dopaminérgicos principales en el SNC: 1) nigroestriatal. 2) mesolímbico. 3) tuberoinfundibular hipotalámico. 4) retiniano. El nigroestriatal (cuerpos neuronales en la sustancia negra) participa en la regulación de la función motora de los ganglios basales, el mesolímbico (cuerpos neuronales en el área ventral tegmental o A10) en estados emocionales, enfermedades psuquátricas como la esquizofrenia y en adicción a drogas; el tuberoinfundibular (cuerpos neuronales en el núcleo arcuato del hipotálamo), en el control de la secreción de prolactina; el retiniano, como un

Fig. 12.4 Principales proyecciones noradrenérgicas de la formación reticular. L: locus coeruleus. BO: bulbo olfatorio. Hip.: hipotálamo.

transmisor empleado, se distinguen los grupos neuronales siguientes, la mayoría de ellos con localización en el tronco encefálico: 1. Sistema noradrenérgico: a partir del locus coeruleus y núcleos contiguos proveen inervación a todo el encéfalo, inclusive a la médula espinal (Fig. 12.4). La proyección espinal es de importancia motora, modulando al sistema ventromedial y dorsolateral (Capítulo 8). Salvo un pequeño grupo intrahipotalámico de neuronas adrenérgicas, esta es la única fuente de origen de la inervación noradrenérgica central. Su papel es fundamental en el mantenimiento de la vigilia y su alteración se

Fig. 12.6 Principales proyecciones serotoninérgicas de la formación reticular. BO: bulbo olfatorio. Hip: hipotálamo. NR: núcleos del rafe. ME: médula espinal.

Fig. 12.5 Principales proyecciones dopaminérgicas de la formación reticular. SN: sustancia negra. AR: núcleo arcuato del hipotálamo. BO: bulbo olfatorio.

subgrupo de interneuronas amacrinas. Hemos analizado los distintos receptores de este sistema en el Capítulo 11. 3. Sistema serotoninérgico, constituye el grupo denominado como núcleos del rafe (continuación de la sustancia gris periacueductal), al que hemos analizado en el capítulo 4 en cuanto a su proyección descendente en el control del dolor (Fig. 12.6). La proyección espinal tiene también importancia motora, modulando al sistema ventromedial y dorsolateral (Capítulo 8). Estos núcleos son el origen de la casi totalidad de la inervación serotoninérgica del encéfalo (Fig. 12.6 y 12.7). Analizaremos más adelante su papel en la función límbica (Capítulo 14) y en la generación del sueño (Capítulo 15). Los receptores serotoninérgicos (5HT-1, 5HT-2, 5HT-3, 5HT-4, 5HT-5, 5HT-6 y 5HT-7) han sido clonados en su mayoría, y una clasificación útil es dividirlo por la superfamilia de genes a la que corresponde en: (a) superfamilia de receptores asociados a proteínas G. Corresponde al receptor 5HT-1, con sus subtipos: 5-HT1A, 5-

que es principalmente intrínseca (proveniente de interneuronas locales). en los núcleos tuberomamilares del hipotálamo posterior (Fig. Podemos resumir las funciones de la formación reticular en: a. El núcleo basal de Meynert es el origen de la inervación colinérgica del neocórtex y amígdala. 12. Activación del SNC para el desencadenamiento de conductas específicas y el control del estado de alerta. . sino diencefálica. Sistema histaminérgico: Si bien se ha vinculado a este sistema con el de neuronas monoaminérgicas "en telaraña" su ubicación no es. f. y a los receptor 5HT-4. las observadas en la enfermedad de Alzheimer. Sistema colinérgico: Existe una densa inervación colinérgica en el tálamo. La histamina actúa sobre receptores H1 y H2. estructuras límbicas y corteza cerebral (Fig. Esta disposición anatómica ofrece el substrato anatómico ideal para funciones difusas de alerta. Los sistemas monoaminérgicos de la formación reticular participan en la modulación de estados funcionales del SNC Nótese que en la mayoría de los casos. este último llamado anteriormente “5-HT1C” (que estimula la síntesis de fosfoinositósidos y fosfolipasa C). 5. Por ejemplo. 12. sin embargo. 5-HT 6 y 5HT-7 (que estimulan la adenilato ciclasa). Modulación de los reflejos medulares y del tono muscular. y en el inicio del sueño de movimientos oculares rápidos (Activan a las células REM-on). Las neuronas de estos núcleos intervienen en la reacción del despertar.182 Capítulo 12 con la regulación de la actividad locomotora. con sus subtipos 5-HT2A. y sobre un receptor H3 de tipo presináptico. respuestas homeostáticas neuroendocrinas y simpáticas. como la micción. como p. 5-HT2B y 5-HT2C . a través de los tractos reticuloespinales. son fuente de la inervación colinérgica talámica. b. Recientemente ha podido verificarse que la aparente estructura reticular con poco orden de las áreas monoaminérgicas del tronco encefálico presenta en realidad una organización modular semejante a otras áreas cerebrales.8 Proyecciones colinérgicas en el SNC humano. 5-HT1E y 5-HT1F (inhiben adenilato ciclasa). c. estriado. 5-HT1D. Papel en el ciclo vigilia-sueño. al receptor 5HT-2. e. en la sustancia gris periacueductal las neuro- HT1B. (b) superfamilia de receptores que controlan canales en forma directas. en especial los 5HT-1 (5HT-1D).7 Terminal serotoninérgico mostrando algunos agentes farmacológicos que lo afectanm 4. su distribución difusa habla más de un papel permisivo general para otros procesos cerebrales. d. Fig.9). Estos receptores. se han vinculado con la regulación normal y patológica del flujo cerebral. 12. 12. Excepto la del estriado. los llamados "centros" respiratorio y cardiovascular. a través de proyecciones reticuloespinales. cuyos genes han sido clonados. que son grupos de interneuronas bajo el control del hipotálamo y el sistema límbico. mesencefálica. el vómito o la defecación. Participación en el control de diferentes respuestas viscerales. Distintos experimentos indican que la actividad de este sistema está vinculada con estado de vigilia y el alerta y Fig. ej. que por el contrario. El área medioseptal (con la banda diagonal de Broca) son origen de la inervación colinérgica hipocámpica (neuronas septohipocámpicas). 5HT-5. emocionalidad y control neurovegetativo. los sistemas monoaminérgicos enumerados no participan en la comunicación "punto a punto" sino. Participación en el control respiratorio y cardiovascular. Los agonistas 5HT-1A tienen acción ansiolítica. como el neocórtex. en las otras regiones la inervación colinérgica es extrínseca.8). El grupo de neuronas colinérgicas de la formación reticular pontomesencefálica (núcleos laterodorsal tegmental y del tegmento del pedúnculo pontino). El interés de este grupo está en la poderosa actividad ansiolítica y antiemética de sus antagonistas específicos. Modulación del sistema ventromedial y dorsolateral de motoneuronas espinales (locus coeruleus y núcleos de rafe). Modulación del flujo de información nociceptiva en el asta posterior de la médula. Corresponde al receptor 5HT-3. y de la analgesia. Modulación de la locomoción (vías descendentes del locus coeruleus). La alteración de los sistemas colinérgicos mencionados coexiste con las alteraciones de la memoria y aprendizaje. g. e.

(e) tubérculos mamilares histaminérgicos. la inducción y mantenimiento de la vigilia es hoy visto en términos de modulaciones globales del sistema tálamo-cortical por parte del hipotálamo posterior y de ciertos núcleos troncales. 12. 12. Ubicación en el hipotálamo lateral. ACh: acetilcolina. se la define como la habilidad que tiene el SNC para poder concentrarse de manera consciente en una actividad determinada. La actividad de la formación reticular del tronco del encéfalo es condición necesaria para el mantenimiento de la vigilia y de la atención Pueden identificarse dos funciones diferentes de la formación reticular.9 Vías histaminérgicas originadas en los tubérculos mamilares del hipotálamo. como veremos abajo. sueño lento o sueño REM (Capítulo 15) (Fig. los núcleos supraquiasmáticos proyectan entre otras áreas. Se requiere de una atención adecuada para una vida diaria normal. existe deficiencia de orexinas). NSQ: núcleos supraquiasmáticos.El Tronco Encefálico y la Formación Reticular 183 Fig. 12. (d) Área ventral tegmental dopaminérgica. SNc:sustancia negra compacta. 12.10). MCH: hormona concentradora de melanocitos. generando en la corteza cerebral la actividad electroencefalográfica característica de la vigilia (Capítulo 15). En cuanto a la atención. Esta distinción entre sistemas del “despertar” y sistemas de las “compuertas” tiene una clara aplicación clínica. Este sistema es considerado una “compuerta” sobre la cual que los sistemas del despertar actúan.9) (lo que explica que el uso de medicamentos antihistamínicos que atraviesen la barrera hematoencefálica produzca somnolencia). atonía muscular súbita. están integradas en columnas longitudinales superpuestas. Fig. NSQ: núcleos supraquiasmáticos.8). 12. nas serotonérgicas presentan columnas compuestas por aferencias. además de proveer la señal circadiana para los ritmos de 24 h. como reacciones defensivas. A. parálisis de sueño y fenómenos alucinatorios en la transición del sueño a la vigilia o viceversa. cuya función.11 Los distintos sistemas que participan en el alerta. neuronas de salida y circuitos interneuronales. es neutralizar durante la vigilia la presión homeostática de la “deuda de sueño” (Capítulo 15). sitio de localización de neuronas orexinérgicas cuyos axones se conectan con la mayoría de los núcleos antes mencionados. Los siguientes sistemas neuronales producen y mantienen el estado de vigilia (Fig. VTA: área ventral tegmental. PPT: núcleos del tegmento del pedúnculo pontino . A la atención sostenida también se le llama concentración. Existe un sistema retículo-tálamo-cortical (que comprenden a la formación reticular mesencefálica y a los núcleos Intralaminares talámicos) y cuyo estado funcional define las condiciones de vigilia. Para ello. 12.11): (a) Locus coeruleus (Fig. y diferentes tipos de estímulos aversivos o dolorosos desencadenan programas específicos somáticos. que interviene en la vigilia atenta. (c) Núcleos colinérgicos laterodorsal tegmental y del tegmento del pedúnculo pontino. que intervienen en el despertar y en el inicio del sueño REM (Fig.10 El alerta es visto como la interacción de un sistema de “compuertas” y otro del “despertar”. analgesia y regulación autonómica. 12.4) que interviene en el mantenimiento de la vigilia y de la vigilia atenta. (b) la atención. que mantienen el estado tónico de la vigilia (Fig. Así. 12. Fig. según se trate de la mesencefálica o de la pontina. (f) Hipotálamo lateral y fórnix.6). vegetativos y nociceptivos. Glu: glutamato. activando su función de vigilia (en la narcolepsia. importantes funciones vinculadas con estas áreas. (g) Núcleos supraquiasmáticos del hipotálamo anterior. En la actualidad sabemos que fisiológicamente el estar despierto se puede descomponer en dos mecanismos: (a) inducción y mantenimiento de la vigilia. La la función principal del circuito formación reticular mesencefálica . SARA: sistema reticular activador ascendente. En síntesis.núcleo reticular talámico núcleos Intralaminares talámicos es la de actuar como “compuertas” para la facilitación de la actividad corticocortical y no la del despertar en sí mismo. Distribución. una enfermedad que se caracteriza por ataque de sueño. (b) Núcleos serotoninérgicos de la sustancia gris periacueductal (rafe pontino) (Fig. B. 12. sobre las neuronas orexinérgicas descritas en (f).

tálamo y corteza frontal.R. regulation and function. etc). Existe una recuperación parcial del despertar sin evidencia de conciencia de si o del ambiente.P. hipocampo. mesencefálicas y talámicas de las estructuras del despertar o un daño global de ambos hemisferios pueden causar un coma prolongado. 2003. La preservación de movimientos de persecución visual lo diferencia del estado vegetativo. Son las células noradrenérgicas (Locus coeruleus). G. 5-HT1A receptors.. 575-593. Mena-Segovia. gene repression. Las etiologías más frecuentes del coma son los traumatismos de cráneo. En un paciente en coma no se observan reacciones de despertar.R. Consiste en la generación de un estado vegetativo momentáneo. En el caso de la atención sostenida (capacidad para concentrarse) se le agregan circuitos que involucran a la formación reticulada. Se lo denomina mutismo porque refleja la recuperación de un estado de vigilia sin la recuperación aparente de ninguna otra función neurospicológica. Pedunculopontine nucleus and basal ganglia: distant relatives or part of the same family? Trends Neurosci 27. En el estado vegetativo persistente existe disociación clínica del despertar de los otros componentes de la conciencia (como la atención). como la que se ve en la ruptura de aneurismas de la arteria comunicante anterior.J. Lemonde. Neuroscientist 10. Lo producen lesiones bilaterales de la corteza cerebral. M. Se da en situaciones de injuria cortical bilateral del cíngulo anterior. serotoninérgicas (núcleos del rafe) y dopaminérgicas (área ventral tegmental). Caron. Los sistemas neuronales implicados en la atención incluyen gran parte los enumerados para la vigilia. la anoxia o asfixia y las intoxicaciones por sedantes. Como ausencias se definen a la pérdida global de la conciencia durante una convulsión. 13-25. El coma es un estado cerebral de total inconciencia e indespertable que resulta del efecto de una lesión cerebral o de la anestesia farmacológica sobre los mecanismos troncales de la vigilia. Se denomina mutismo aquinético a un estado constante de hipervigilancia en el que los pacientes parecen atentos pero están inmóviles. p. Bibliografía recomendada para el Capítulo 12 .G. and depression: guilt by association. P. En realidad es una disrupción de los circuitos córtico-estriatopalidales y tálamo-corticales en paralelo que involucran los lóbulos frontales y participan en la atención. 585-588.. R. Plasma membrane monoamine transporters: structure. Torres.E. ej. S. de la corteza frontal medial o la corteza orbitofrontal. Magill. 2004. memoria o conciencia de sí mismo. Bolam. sustancia blanca y en ocasiones de las estructuras tegmentales mesencefálicas. los accidentes cerebrovasculares. Asimilándolo a una computadora este trastorno significaría que uno no puede “encenderla”. P. Sólo lesiones relativamente grandes protuberanciales. Nat Rev Neurosci 4. mutismo aquinético. 2004. Este estado es como tener a una computadora encendida pero “colgada” (con visión de la pantalla pero sin ninguna posibilidad de usar sus programas). Gainetdinov.. Correlato clínico: Alteraciones de la vigilia Los trastornos de la vigilia se pueden dividir en trastornos del “despertar” (como el coma) y de los sistemas de “compuertas” arriba discutidos (estado vegetativo persistente. J... J. atención al medio ambiente.184 Capítulo 12 Albert.

caracterizables por la complejidad de las respuestas autonómicas que coordinan.1) la función de los ganglios basales y del cerebelo slo recientemente ha comenzado a ser estudiada. las oscilaciones endógenas de estos relojes biológicos son cercanas a 24 h (23 25 h. responsable de la comunicación aferente y eferente con el medio ambiente. días. él eligió el prefijo "homeo" (similar) en lugar de "homo" (el mismo) a fin de admitir las variaciones normales que las variables fisiológicas presentan. Se habla así de ritmos circadianos y ritmos circanuales. 13.Sistema Nervioso Autónomo 185 CAPÍTULO 13 SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO La función más importante del sistema nervioso autónomo es la homeostasis l sistema nervioso autónomo (SNA). a los que a veces se agrega como entidad independiente a la inervación sistema entérico. 13. La organización del SNA es jerárquica y en su nivel más periférico comprende 2 neuronas en serie La visión ampliada del SNA en el sentido arriba expresado lleva a un esquema como el de la Fig. que permiten al organismo predecir el momento más probable de aparición de los estímulos ambientales a fin de iniciar de antemano las respuestas correctivas adecuadas (homeostasis predictiva). postura. Así es posible distinguir 4 niveles . Como Cannon explicara. circadiana). Debido a la influencia de Cannon. llevándola a alcanzar su significado actual. a cargo de la inervación de la musculatura lisa de todos los órganos y de la inervación del corazón y de las glándulas exocrinas y endocrinas. meses). del máximo en actividad de órganos y sistemas con el momento del día o época del año en que se requiere en especial tal función. Siguiendo a Claude Bernard.. notablemente elaborados. de diversos períodos (minutos.ej. E Fig. a producirse durante esa fase. Una visión tradicional del SNA es considerarlo sólo en su parte periférica: los sistemas simpático y para simpático. El término homeostasis fue acuñado por el distinguido fisiólogo norteamericano Walter B. y por lo tanto. La homeostasis predictiva comprende los mecanismos anticipatorios que preceden a un fenómeno ambiental predecible temporalmente y que facilitan una mejor adaptación fisiológica ante ellos. Cannon 70 años atrás. el término homeostasis se utiliza hoy para definir. no sólo las estrategias que permiten al organismo la respuesta apropiada ante cambios en el medio ambiente (lo que se ha denominado homeostasis reactiva).1. La homeostasis reactiva estudia el conjunto de reacciones que se ponen en marcha ante las modificaciones de variables fisiológicas necesarias para la vida. Un ejemplo de estas variaciones son las ultradianas (de período menor a 24 h) de secreción hormonal. presentan un "reloj" de alrededor de 24 horas y un "calendario" de duración anual. Una aumentada secreción gastrointestinal precede al momento del almuerzo o cena habitual. desde el crecimiento de una célula de la piel a las funciones psíquicas más complejas. fisiológicos y conductuales fluctuantes rítmicamente están bajo el control de "relojes biológicos" presentes en el sistema nervioso central. Existen también otras oscilaciones biológicas. y que en forma general. se halla bajo control consciente. Su función es. esta visión pierde de considerar en forma integral la función más importante del SNA: el mantenimiento de la homeostasis. A diferencia de la motora somática (Fig. Cannon perfeccionó la idea de constancia del medio interno.1 Jerarquía motora autonómica. y así optimización. independiente del control voluntario directo. la vida. y con el objeto de evitar las implicancias erróneas de considerar a tales variables rígidamente constantes. Este hecho lo distingue del sistema nervioso somático. 8. horas. sino también los mecanismos temporales. etc. anticipando las modificaciones en el contenido del tubo digestivo que se producirán durante la ingesta. es responsable de la regulación del medio interno. Sin embargo. y distribución menos general que las circadianas y circanuales. Los procesos bioquímicos. La base de la homeostasis predictiva es la naturaleza oscilatoria periódica de las funciones fisiológicas. las diversas funciones fisiológicas. Así como las sociedades humanas están organizadas en base a un ritmo diario de 24 horas y a un ritmo anual de 365 días. En el caso de los ritmos diurnos. en gran medida. Del mismo modo que en el sistema motor somático pueden distinguirse distintos niveles en la jerarquía del sistema motor autónomo. el aumento de cortisol que precede al despertar anticipa los cambios en alerta. como concepto abarcador para denominar los factores fisiológicos que mantienen el estado de equilibrio del organismo. P. El objetivo final de esta variación fisiológica periódica es que exista coincidencia.

186 Capítulo 13 Los sistemas simpático y parasimpático se originan a distintos niveles del neuroeje (Fig. los mecanismos regulatorios a nivel digestivo. organizativos autonómicos: (1) medular. las que a través de plexos o nervios inervan órganos de la región abdominal y pelviana. (3) diencefálico o hipotalámico.3. por lo que se lo denomina sistema craneosacro (Fig. y por lo tanto. En la médula espinal corresponden a la columna intermediolateral.3). Debido a que los axones de las neuronas terminales autonómicas abandonan los ganglios para llegar a los órganos efectores.3 y 13. El nivel más periférico de la jerarquía autonómica está dado por lo que tradicionalmente es llamado sistema nervioso autónomo. La identidad y particularidad funcionales del SNA que inerva el tracto gastrointestinal hace que para algunos exista una 3a. los axones Fig. 13. La periferia del SNA comprende 2 partes: (a) El sistema simpático. 13. 13. pero en general.4): (a) el simpático emerge de la médula espinal torácica y de los 2 ó 3 primeros segmentos lumbares. Este consiste en 2 poblaciones de neuronas en serie.3. Desde estos troncos simpáticos los axones amielínicos postganglionares (fibras de tipo C) toman 2 caminos: (a) entran por los ramos grises a los nervios espinales y se distribuyen por los dermatomas respectivos. (b) el parasimpático se origina en el tronco del encéfalo y en la médula sacra. Los ganglios prevertebrales (celíaco.5 y 13.6). homólogas a las motoneuronas del sistema somático. se hallan fuera del SNC. en la médula espinal o en el tronco encefálico. (2) mesencefálico. sección del SNA. 13. 13. torácica. Las neuronas que proyectan a los ganglios autonómicos y hacen sinapsis con las neuronas postganglionares son llamadas neuronas preganglionares.2. (b) forman nervios especiales que inervan órganos de la región cefálica. que se extiende desde la base del cráneo hasta el sacro. Conceptualmente. en los ganglios autonómicos. no escapan a las características generales de los sistemas simpático y parasimpático. se las llama neuronas postganglionares.2 Diagrama de distribución del SNA.5). mielínicos (constituyen las fibras de tipo B. 13. Su cuerpo celular se encuentra dentro del SNC. mesentérico superior. Los ganglios paravertebrales están conectados por fibras nerviosas y forman la cadena simpática. Fig. abdominal y pelviana (Fig.4). La mayoría de los ganglios simpáticos están ubicados a distancia del órgano inervado. sin embargo. Organización del sistema simpático o toracolumbar . el sistema entérico. Sus axones son delgados. Los cuerpos celulares de las neuronas preganglionares simpáticas se encuentran en la columna intermediolateral. Las neuronas terminales. que analizaremos a continuación. de aquí que se lo llame tóraco-lumbar (Fig. mesentérico inferior) dan origen a fibras postganglionares. 13. Capítulo 2). Abandonan la médula por los "rami communicantes" blancos y terminan en los ganglios para o prevertebrales (Fig. 13. El sector craneosacro es parasimpático y el toracolumbar es simpático. (4) límbico. (b) El sistema parasimpático. 13. si bien más complejos.

8). la mayoría son amielínicos. Fig. Los efectores del sistema simpático son: (a) la musculatura lisa en general. Los aferentes viscerales penetran a través del nervio espinal. ejemplificada por las aferencias de un vaso sanguíneo. 13. Los efectores del sistema parasimpático incluyen: (a) la musculatura lisa y glándulas del tubo digestivo. (d) el tejido adiposo. no existe inervación parasimpática del músculo liso vascular. Aunque algunos de sus axones son mielínicos. considerablemente menor. La neurotransmisión autonómica comprende mecanismos colinérgicos y adrenérgicos y cotransmisión peptidérgica Sobre la base del transmisor principal liberado en las sinapsis del SNA. (d) corazón y pulmón.Sistema Nervioso Autónomo 187 Los cuerpos celulares de las neuronas preganglionares parasimpáticas están ubicados en el tronco del encéfalo y médula sacra. (e) algunos órganos linfohemopoyéticos y endocrinos. o su estimulación eléctrica) se arriba a las conclusiones enumeradas en la Tabla 13. (2) todas las fibras postganglionares parasimpáticas. 13. Esto se debe a que los ganglios parasimpáticos están ubicados en la cercanía o inmediata proximidad de los órganos inervados (Fig.1. . y la de sus fibras postganglionares. Fig. (c) sistema genital. Se muestran los ganglios simpáticos para y prevertebral y los ramos comunicantes gris y blanco. 13. 13. (e) el riñón. (b) noradrenérgicas (Fig. Una excepción son las neuronas adrenérgicas cortas ubicadas en la pared de algunos órganos genitourinarios. integrado a nivel de la columna intermediolateral.4). Tampoco hay inervación parasimpática de la piel.4 Organización del sistema parasimpático o craneosacro postganglionares (es decir. Mediante el empleo de distintos modelos experimentales de hiper o hipofunción autonómica como el de la resección quirúrgica o química de las fibras. los axones de las neuronas ganglionares) son largos. (b) el corazón. posiblemente. (f) músculos intraoculares. las que presentan una disposición semejante a las parasimpáticas.7 y 13. (c) las glándulas exocrinas y endocrinas.5 Neuronas del reflejo autonómico. (3) las neuronas simpáticas que inervan a las glándulas sudoríparas y al sistema vasodilatador muscular.6 Vía de los aferentes viscerales. sus neuronas constitutivas se clasifican en: (a) colinérgicas. A diferencia del sistema simpático. 13. (b) órganos excretorios. Son neuronas autonómicas colinérgicas: (1) todas las fibras preganglionares simpáticas y parasimpáticas. Con excepción de las arterias genitales y. las cerebrales. el hígado y los órganos linfohemopoyéticos. Fig. la longitud de los axones preganglionares es mayor.

muscarínicos y nicotínicos. y en conse- Tabla 13. En relación con la acetilcolina. y presinápticamente. mensajero intracelular. se distinguen 5 tipos de receptores muscarínicos (de tipo metabotrópico. hecho que no ocurre en sinapsis nicotínicas. está presente en el corazón. Existe en el SNA cotransmisión. M3 y M5 median las respuestas colinérgicas que se acompañan de estimulación postsináptica. es decir. directo. de la proteína G sobre el canal. y el neuropéptido Y lo hace con la noradrenalina en la mayoría de las sinapsis postganglionares simpáticas. M3 y M5: de características semejantes al M1. El metabolismo de la acetilcolina se lleva a cabo en la brecha sináptica e implica la reversión de la reacción de síntesis. Nos referiremos a continuación a los aspectos específicos de la síntesis. Como en el caso de otros receptores asociados a proteínas G. como la placa muscular. como la bradicardia e inotropismo negativo verificables en el corazón luego de la estimulación vagal. excitatorio). Así. Son neuronas autonómicas noradrenérgicas. mientras que en los terminales preganglionares se observa coexistencia de acetilcolina con CGRP o con sustancia P. a través de 2o. presente en corteza cerebral y ganglios autonómicos. M4. la acetilcolina coexiste con el VIP (péptido vasoactivo intestinal) en la mayoría de las sinapsis postganglionares parasimpáticas. SNC y placa muscular. metabolismo y receptores de la acetilcolina y noradrenalina. Los receptores colinérgicos nicotínicos se localizan en los ganglios simpáticos. somatostatina. es decir. 2. la hidrólisis catalizada por la enzima acetilcolinesterasa. dejan pasar también al K+). como la contracción del músculo liso de bronquios. en varios territorios parasimpáticos. Los receptores M1. y otro más lento. la acción de los agonistas colinérgicos puede ejercerse a través de dos mecanismos. uno rápido. inhibitorio. su síntesis comprende la acetilación de la colina catalizada por la enzima colina acetilasa (o colina acetiltransferasa).188 Capítulo 13 coexiste. En las sinapsis colinérgicas muscarínicas esta hidrólisis es suficientemente rápida como para asegurar la terminación del efecto sináptico de la acetilcolina. o encefalina. En todos los casos están asociados con una respuesta ionotrópica que implica la apertura de canales de Na+ (los que. la coexistencia de transmisores del mismo o distinto tipo en los terminales neurales. Existen 2 tipos de receptores para la acetilcolina. todos ellos asociados a proteínas G): M1: asociado a una disminución de la conductancia al K+ (y por lo tanto. Los receptores colinérgicos muscarínicos median los efectos de la acetilcolina en las sinapsis postganglionares del músculo liso.1: Efectos fisiológicos del simpático y parasimpático en órganos y sistemas. dependiendo de las neuronas. resulta de la fosforilación del canal por acción del AMPc). el resto de las neuronas postganglionares del sistema simpático. o la inhibición presináptica de la liberación de transmisor. dinorfina. corazón y glándulas. 1. semejante al M2. están presente en la musculatura lisa y células glandulares. Median también parte de los efectos de la acetilcolina presente en el SNC y ganglios autonómicos. M2: asociado a un aumento de la conductancia al K+ (y por lo tanto. Los receptores M2 y M4 median las respuestas inhibitorias. intestino o vejiga. En los ganglios simpáticos la noradrenalina . aunque en menor proporción. Los receptores muscarínicos se antagonizan por la atropina. y de la reciente aplicación de técnicas de clonado de genes. y sobre la base de la actividad relativa de agonistas y antagonistas de ésta. con neuropéptido Y.

sin metabolizar. su síntesis se realiza a partir de la tirosina. α6*-. beta 1.10). en base a la diferencia entre la respuesta a antagonistas de los receptores nicotíni- Fig. la hidroxilación de la tirosina.9). beta 2. más recientemente definidos molecularmente como α1*-. por hidroxilación a L DOPA (Ldihidroxifenilalanina) catalizada por la enzima tirosina hidroxilasa. cuencia. (c) neuronal CNS. 13. α3*-. Los receptores adrenérgicos alfa 2 fueron inicialmente descritos como de localización presináptica y con función de modulación negativa de la liberación de noradrenalina (automodulación sináptica). beta 3 y beta 4 es la activación de la adenilato ciclasa. α2C). Sin embargo. Los genes que codifican la síntesis de estos receptores han sido clonados. 13. En los ganglios autonómicos el bloqueante nicotínico específico es el hexametonio. cada tipo de adrenoceptores se subdivide en alfa-1 (cuyos subtipos identificados son: α1A. beta 3 y beta 4. catalizada por la enzima DOPA descarboxilasa. A su vez. En relación con la noradrenalina. El mecanismo subcelular del adrenoceptor alfa 2 es la inhibición de adenilato ciclasa. Pertenecen a la superfamilia de receptores asociados con proteínas G. es decir. alfa-2 (de subtipos: α2A. 13. Como en el caso de la acetilcolina. la despolarización. cos. (b) ganglionar. y más recientemente han sido clonados e identificados diversos subtipos. (a) Se denomina efecto adrenérgico alfa a aquel que muestra la siguiente secuencia de actividad para agonistas: noradrenalina = adrenalina >> isoproterenol (un agonista adrenérgico sintético). El paso limitante en esta secuencia es el primero. beta 2. α4*-. Estos canales están compuestos por pentámeros resultantes de combinaciones limitadas de 17 subunidades. y la beta hidroxilación de la dopamina a noradrenalina. El catabolismo de la noradrenalina se efectúa por 2 vías: (a) la desaminación oxidativa por acción de la enzima monoaminooxidasa (MAO). a la estructura de sus genes y a sus distintas localizaciones se distinguen 4 subtipos: (a) muscular. α8*. la forma más difundida de terminación de la acción de la noradrenalina es su recaptación presináptica en forma intacta. y en condiciones normales. (d) α7 neuronal. α1B y α1D). Sin embargo. Como hemos visto en el Capítulo 3.7 Neurotransmisión adrenérgica y colinérgica. Le sigue la descarboxilación de L DOPA a dopamina. mientras que en la placa muscular lo es el curare (o su principio activo.y α9*-receptores nACh). α2B. la tubocurarina). Recién cuando este mecanismo de recaptación se satura cobra importancia la metabolización por MAO o COMT. (b) receptores beta. por acción de la enzima dopamina beta hidroxilasa (Fig. α2*-. El mecanismo subcelular de acción de los receptores beta 1. en el SNC existen . Existen 2 tipos principales de receptores adrenérgicos (o adrenoceptores): (a) receptores alfa. (b) Se denomina efecto adrenérgico beta a aquel que muestra la siguiente secuencia de actividad para agonistas: isoproterenol > adrenalina = noradrenalina. 13. α7*-. El mecanismo subcelular de acción del adrenoceptor alfa 1 es el aumento de la conductancia al Ca2+ y la activación del "turnover" de fosfolípidos de inositol.Sistema Nervioso Autónomo 189 Fig. estos tipos de receptores fueron identificados mediante el uso de agonistas y antagonistas adrenérgicos.8 Neurona postganglionar noradrenérgica con su distibución en varicosidades (en rosario). (b) la O metilación por acción de la enzima catecol O metil transferasa (COMT) (Fig.

la estimulación de los nervios simpáticos produce aumento del inotropismo y frecuencia cardiaca. simpática y parasimpática.ej.5 y 13. Los receptores adrenérgicos beta 1. Algunos aferentes sensan la presión intraluminal. Fig. Otros miden el pH o la concentración de iones (p. en el estómago). aumenta la motilidad y secreción gastrointestinal. sistema endocrino y sistema inmune Las fibras aferentes de receptores ubicados en órganos internos (interoceptores) son conocidas en conjunto como "aferentes viscerales" (Fig. P. Existe así una verdadera sinergia funcional. también relaja la vesícula biliar y los bronquios. Es de destacar que. contrae los esfínteres del tracto gastrointestinal y produce midriasis (o dilatación pupilar. Debe notarse que en condiciones fisiológicas es siempre la suma de los efectos de ambos sistemas. NMN: normetanefrina . ante un aumento de la presión arterial se desencadena. y en estos casos la influencia puede ser muchas veces antagónica (Tabla 13. El SNA utiliza una inervación doble.11). Parte de estos aferentes entran en la médula espinal por vías somáticas y autonómicas. Fig. 13. a través de sus aferencias interoceptivas. 13. las fibras viscerales aferentes constituyen la rama aferente de los reflejos autonómicos.190 Capítulo 13 espacio interior". VMA: ácido vainillinmandélico. Otra parte viaja por el X par (debe recordarse que aproximadamente un 80% de las fibras vagales son sensoriales).ej. lo que regula la actividad de los diversos órganos. simpático y parasimpático. En conjunto. 13.6). u otros tipos de quimiorrecepción "interna".10 Pasos metabólicos en el metabolismo de catecolaminas. y sus somas están en los ganglios espinales (Fig. MHPG:3 metoxi 4 hidrofenilglicol. a partir de los barorreceptores. Estas fibras son de importancia también en el dolor visceral. o median la nocicepción o la glucorrecepción visceral. 13. La importante proyección que estas fibras tienen en el sistema límbico da la base a la hipótesis que constituyen una suerte de correlato fisiológico del inconsciente. simpática y parasimpática.1). disminuye la motilidad del tubo digestivo y aumenta la reabsorción de líquidos en el tubo gastrointestinal. abdominales y pélvicos. un reflejo bradicardizante e inotrópico negativo.ej. análoga al aporte de la propiocepción a la configuración externa de la imagen corporal (Capítulo 4). relaja a los esfínteres gastrointestinales y produce miosis (o contracción pupilar.13. ya que el control de "doble rienda" de un sistema permite un mejor mantenimiento de la variable controlada. para modular procesos como la reacción ante el estrés Muchos órganos reciben inervación doble. Los sistemas simpático y parasimpático tienen funciones Fig.. beta 3 y beta 4 tienen localización tanto pre como postsináptica.13.11). beta 2.6). contrae la vesícula biliar y los bronquios. La rama eferente de este reflejo autonómico es la simultánea disminución de la actividad simpática y aumento de la parasimpática. Existe una detallada representación sensorial de vísceras. La estimulación parasimpática (vagal) de los mismos órganos produce disminución del inotropismo y de la frecuencia cardiaca. el SNA construye una suerte de "configuración estructural del Fig. aparatos y sistemas. P. y son por lo tanto receptores de estiramiento.9 Pasos metabólicos en la síntesis de catecolaminas también adrenoceptores alfa 2 de localización postsináptica. Este grupo comprende aferentes de órganos torácicos...

la reproducción y el crecimiento. Este define el conjunto de cambios originados como respuesta del organismo ante una amplia variedad de estímulos nocivos (Fig. no registrada en la memoria (D. la digestión. Durante el estrés. se producen cambios patológicos como hipertensión.11 Control autonómico del diámetro pupilar. 1955). endocrino y somatosensorial. úlceras gástricas o alteraciones neurológicas. Si el estímulo persiste. 13. Las estrategias son de dos tipos. como la activación del eje hipófiso-suprarrenal. de alto o bajo nivel energético. En 1936. Estos cambios aseguran la perfusión sanguínea de órganos vitales como el corazón y el cerebro. 13. Los factores estresantes son aquellos estímulos ambientales cuya percepción por el sistema nervioso no coincide con la representación neural de experiencias previas. que resulta en aumento de la secreción de corticoides suprarrenales. Hans Selye describió la respuesta al estrés como "síndrome general de adaptación". infección. Fig.13 Diagrama de bloques que describe la secuencia de fenómenos que sigue a la exposición a una situación nueva. . 13. Estos cambios comprenden el aumento de tamaño suprarrenal. bien diferenciadas en la homeostasis y éstas pueden ejemplificarse por la reacción ante el estrés. sistema inmune. hemorragia. se ponen en marcha sistemas de respuesta neuroendocrina de mayor persistencia. una conducta determinada) no tiene éxito (Fig. 13. como resultado de la modificación en el tráfico neuronal en la inervación autonómica local.12 Efectos comunes del estrés crónico. y aumento del número de eritrocitos circulantes y de la capacidad respiratoria (dilatación bronquial). aumenta el estado de alerta y se incrementa la frecuencia cardiaca y la presión arterial.). aun de intensidad leve. Se producen también cambios en la respuesta de diversas glándulas endocrinas y en la reacción inmune. y ante los cuales un cambio de estrategia (p. con estimulación del eje hipófiso-suprarrenal. los procesos fisiológicos que no suponen un beneficio a corto plazo se inhiben. Goldstein. produciéndose piloerección y vasoconstricción cutánea. con contracción de la vasculatura esplácnica y renal. siendo llamado el estímulo o agente nocivo. Los glucocorticoides refuerzan las acciones del sistema nervioso simpático a nivel del sistema circulatorio y contribuyen a mantener los niveles de glucosa en sangre ante una situación de emergencia. del pulmón y de los músculos esqueléticos. La respuesta suprarrenal al estrés es fundamental ya que los animales adrenalectomizados mueren al aplicarse un estímulo estresante. El término estrés fue introducido para indicar la respuesta del organismo ante la noxa. presentando hipotensión e hipoglucemia irreversibles. Cuando la intensidad o la duración del estímulo exceden ciertos límites. Se observa un aumento de la glucemia y dilatación de los bronquios y de las pupilas.12). etc. la involución del timo. con una descarga simpática y simultánea inhibición parasimpática. la disminución de la masa de órganos linfoides y la aparición de úlceras gastrointestinales. Aumentan la fuerza de contracción cardíaca y el flujo sanguíneo en músculos esqueléticos.ej.13).. La base anatómica y fisiológica de las respuestas simpáticas Fig.Sistema Nervioso Autónomo 191 Fig. como la inflamación. estresante. Los estímulos estresantes incluyen también las modificaciones del medio interno (lesión tisular. La respuesta inmediata al estrés está mediada por el SNA. metabolismo. aparece la reacción de estrés. Si ella no se da. Su objetivo es la adaptación.13. La respuesta fisiológica ante el estrés comprende una serie de ajustes de corto y largo plazo del sistema cardiovascular. que permiten que el organismo se adapte a estímulos no placenteros. hipoglucemia. En general.

aislamiento. A su vez. estrés psicológico o estrés físico .). elevación repetida de la PA lleva a arterioesclerosis). A diferencia de los sistemas homeostáticos. conduce a algunos al infarto de miocardio. 3. excreción nocturna de cortisol y catecolaminas. mayor índice de masa ventricular izquierda y mayor arteriosclerosis que Fig. tumulto. durante semanas. 13. que determinan una elevada concentración de citoquinas. en contraste con la relación 1:20 que se observa en los ganglios simpáticos. las que normalmente se encuentran contrarreguladas por corticoides) ce a la arterioesclerosis.15 y 13. Esto explica por qué una misma situación estresante. Desarrollaremos en más detalle este punto en el Capítulo 14. la cual se inicia con una respuesta inducida por un estresor. una inadecuada respuesta que resulta en una hiperactividad compensatoria de otros mediadores (ej. los episodios depresivos en mujeres con enfermedad depresiva causan disminución de la densidad mineral ósea o el sobreentrenamiento de deportistas lleva al desarrollo de anorexia nerviosa. A diferencia de los sistemas homeostáticos. es inversamente proporcional a la concentración de hormonas como la dehidroepiandrosterona o la melatonina. y de programas segmentarios autonómicos contenidos a niveles inferiores (tronco del encéfalo y médula espinal). originados por experiencias fijadas en una fase muy inicial de aprendizaje. Por ejemplo. los sistemas alostáticos están muy influidos por la historia personal de cada individuo. temperaturas extremas. Más recientemente se ha generalizado el uso del término alostasis para definir el subtipo de sistemas homeostáticos que permite responder a situaciones de agresión (peligro. 1 de cada 10 individuos que deben hablar en público no disminuyen la cortisolemia con las repeticiones) . Las modalidades de reacción ante el estrés tienen claros matices individuales. y a otros al hipertiroidismo. la elevación repetitiva de la presión arterial condu- Fig. Son ejemplos de carga alostática en los sistemas cardiovascular y metabólico la hipertensión arterial. secreción de catecolaminas y cortisol por estrés retorna niveles basales más lentamente en viejos. que mantienen las variables fisiológicas dentro de rangos estrechos.16). 4.192 Capítulo 13 y endocrinas ante el estrés es un programa complejo central que depende de jerarquías superiores autonómicas (hipotálamo y sistema límbico). hambre. Comprenden tanto mecanismos para desencadenar la respuesta de defensa con activación de una compleja vía adaptativa como para detener la respuesta cuando la amenaza ha desaparecido. hemoglobina glicosilada y cociente HDL / colesterol total. Las respuestas parasimpáticas presentan características más locales que las simpáticas. cociente cintura / cadera. que no es nociva para muchos individuos. falta de adaptación (ej. inadecuada secreción de corticoides. meses o años de la exposición repetida a las hormonas del estrés (Fig. a otros a la úlcera gastroduodenal o a la colitis ulcerosa. Una de las causas de este aspecto más localizado de la reactividad parasimpática es la relación entre fibras pre y postganglionares en los ganglios parasimpáticos (aproximadamente 1:1). Comprenden tanto mecanismos para desencadenar la respuesta de defensa con activación de una compleja vía adaptativa como para detener la respuesta cuando la amenaza ha desaparecido. respuestas prolongadas debidas a retardo en la reversión (ej. y no existe ninguna situación fisiológica en que se observe una reacción parasimpática generalizada.15 Origen de la carga alostática. las respuestas del sistema simpático tienen matices definidos metaméricos en función de la historia previa y experiencia individual. 13. 2. El panel superior ilustra la respuesta alostática normal. Los paneles restantes ilustran cuatro condiciones que dan lugar a la carga): 1. Se utiliza el término de carga alostática para definir el resultado.14. etc. los sistemas alostáticos están muy influidos por la historia personal de cada individuo. mantenida por un lapso adecuado para luego revertirse. 13. durante las primeras etalas de la vida (ver Capítulo 14). Fig. 13. Es decir. “golpes” repetitivos de estresores multiples alostatica (ej.16 Algunas consecuencias de la carga alostática producida por hipervigilancia. ruido. En distintos estudios ha podido establecerse que la carga alostática es directamente proporcional a la presión arterial sistólica. infecciones.

desmoralización.18 Existe una estrecha interrelación funcional entre el SNC y el tejod inmune primario y secundario.Sistema Nervioso Autónomo 193 nes (ej. 13.y glucorticoides. falta de energía. la disfunción hipocámpica exacerba el estrés al prevenir el acceso a la información necesaria para la toma de decisio- Fig.18). Se enumeran distintos factores que disminuyen o aumentan la neurogénesis. que inerva a los ganglios linfáticos. Tanto por los cambios sistémicos enumerados en (a). tiroideas y gonadales.17 Glucorticoides y neurogénesis hipocámpica. La neurogénesis hipocámpica está profundamente afectada por la sobreexposición crónica a glucocorticoides y la hiperreactividad del eje hipófiso-suprarrenal lleva a alteraciones de la memoria episódica. Este vínculo entre la actividad de los sistemas nervioso e inmune ha sido objeto de numerosas investigaciones en años recientes. produce una tensión laboral excesiva o la sensación de fatiga. mientras que las simpáticas tienen un carácter catabólico. con la secreción de hormonas hipofisarias. 13. En el laboratorio del autor se ha estudiado principalmente el canal (b). y menor en aquellos desnervados parasimpáticamente. que depende del hipocampo. motivacional. de gran desarrollo actual. En experimentos sobre crecimiento de tumores experimentales en los territorios desnervados simpáticamente se observó un menor crecimiento tumoral y letalidad que en los controles inervados. una de relevancia clínica es la función del sistema inmune. una droga inmunosupresora de amplio uso. En el estrés agudo se incrementa la secreción de cortisol que suprime la memoria de corto plazo. el Fig. Estos resultados avalan la influencia negativa que la hiperactividad simpática (estrés) tiene sobre la respuesta inmune. como por la vía neural directa de (b). al afirmar que el cáncer de mama aparecía en mujeres "melancólicas". mientras que la desnervación parasimpática la suprime. Una carga alostática de gran implicancia tiene que ver con las lesiones del hipocampo (Fig. MR. y el efecto facilitador de la respuesta inmune del sistema parasimpático. declarativa y espacial. La desnervación simpática local produce una amplificación de la respuesta inmune. irritabilidad. (b) a través del SNA. y la respuesta inmune. el efecto de la ciclosporina.1 indica que. hostilidad asociados con aumento de fibrinógeno y plaquetas (mayor riesgo de infarto de miocardio) del estrés crónico. tanto en su división simpática como parasimpática. en el estrés posttraumático y en la enfermedad de Cushing. todas situaciones caracterizadas por el hipercorticalismo. 13. que tienen actividad modulatoria de la respuesta inmune. En la resonancia magnética nuclear se observa atrofia del hipocampo. La forma en que el sistema nervioso se comunica con el inmune es doble: (a) a través del eje hipotálamo hipofisario. bazo y médula ósea (Fig. se lleva a cabo el vínculo entre el sistema límbico. en general las respuestas parasimpáticas son de tipo anabólico. Ya Galeno (siglo II DC) había intuido esta asociación. córticosuprarrenales. En el estrés crónico se produce lleva a la atrofia dendrítica de neuronas piramidales en la región CA3 del hipocampo por liberación de aminoácidos excitatorios. por el contrario. fue mayor sobre ganglios linfáticos desnervados simpáticamente. Entre las varias funciones afectadas por el SNA. y su estudio ha dado origen a una nueva disciplina. Asimismo. 13. . Las personas estresadas que no pueden adecuadamente controlar la mayor demanda física e intelectual presentan mayor tendencia a presentar enfermedad cardiovascular y mayor propensión a sufrir una declinación cognitiva y física. Un enfermo deprimido es proclive a desarrollar respuestas inmunes inadecuadas. GR: receptores para mineralo. demostrándose que existe un antagonismo simpático-parasimpático en la regulación local de la respuesta inmune en el tejido linfoide. Como los glucocorticoides están involucrados en el proceso de recordar el contexto en el cual un evento con sobrecarga emocional ha tenido lugar. en la enfermedad depresiva recurrente. timo.. si la situación implica o no una amenaza). y que precisa el tiempo y lugar del evento y posee una fuerte repercusión emocional.17). A través de respuestas simpáticas y parasimpáticas el SNA controla la actividad del sistema inmune El análisis de la Tabla 13. la Psiconeuroinmunología. estos son efectos reversibles y efímeros. El mecanismo a través del cual se produce la disfunción hipocámpica es doble. entre otras.

14. Las células Th1 (linfocitos T “helper” 1) liberan principalmente el IFN-gamma. producido por la liberación de dopamina por un grupo de interneuronas catecolaminérgicas (células SIF. En ellos. Los linfocitos son sitio de producción de diversos neuropéptidos. Los ganglios autonómicos son el elemento más periféricos en la jerarquía funcional mostrada en la Fig. Asimismo. Los ganglios autonómicos son centros periféricos de procesamiento de información neuroinmunoendocrina En los ganglios simpáticos y parasimpáticos existe un importante procesado de la información neural. como IL-12. la vagal por ejemplo. diversas hormonas (esteroides. a través de la activación de adrenorreceptores beta suprime la producción de citoquinas Fig.19). El transmisor involucrado en este PEPS rápido es la acetilcolina actuando a través de un receptor nicotínico. por lo que deben considerarse como "pequeños cerebros" periféricos. Es posible que a través de quimiorreceptores viscerales presentes en el tejido inmune y de señales producidas por las células inmunocompetentes. lo que determina la selección de mecanismos efectores de la inmunidad tipo 1 (celular) o tipo 2 (humoral).20). IL-10) (Fig. Estas señales producen el cuadro que acompaña a la infección aguda o crónica (pérdida de apetito o anorexia. El desvío hacia la dominancia Th-2 ha sido implicado en una amplia gama de anormalidades cardiovasculares y endocrinas. son verificables cambios de importancia en la actividad neuronal. El vínculo anatómico entre los sistemas autonómico e inmune es bien conocido y la inervación noradrenérgica de los tejidos linfoides. El aumento de resistencia a la insulina y la diabetes. como en todos los demás componentes de la cadena para y prevertebral. el factor de necrosis tumoral-alfa (TNF-alfa) o interferón-gamma (IFN-gamma). En forma inversa.19 El simpático promueve respuestas Th2 (inmunidad humoral) e inhibe respuestas Th1 (inmunidad celular). si se trata de cuadros inflamatorios abdominales. IL5. amígdala. "small. predispone a las varias consecuencias cardiovasculares como la ateroesclerosis y los cuadros isquémicos cardiacos. una IL-6 elevada (citoquina Th-2) está implicada en el desarrollo de resistencia a la insulina y diabetes. TNF-alfa e IFN gamma por las células presentadoras de antígenos y las células Th-1. Tomemos como ejemplo a los ganglios simpáticos cervicales superiores. hormonas tiroideas) y citoquinas afectan la actividad de los ganglios simpáticos. IL-13) tienden a promover las respuestas humorales (defensas de tipo 2) estimulando a los mastocitos. Esta situación es conocida como “conducta de enfermedad” (en inglés: “sickness behavior”) (véase también Fig. Distintos estudios indican que el efecto de las citoquinas sobre el SNC se ejercen a nivel de los órganos circunventriculares (áreas de SNC que carecen de barrera hematoencefálica. trofinas hipofisarias. La norepinefrina y epinefrina. equilibrio emocional contribuye a que las defensas ante una noxa sean adecuadas. provisto por circuitos sinápticos semejantes a los ubicados en niveles neurales de mayor complejidad. o potencial inhibitorio postsináptico lento. bacterianos intracelulares y tumorales. responsable de la génesis del potencial de acción en las neuronas ganglionares. Por ejemplo.194 Capítulo 13 Th-1. incluyendo la activación de macrófagos y de la presentación de antígeno. 1beta y 6. eosinófilos y linfocitos B contra patógenos extracelulares. o potencial excitatorio postsináptico rápido. Ac: anticuerpos . 13. En forma más reciente se ha demostrado que el sistema simpático inhibe selectivamente las respuestas Th-1 mientras que favorece las respuestas Th-2. IL-10. (b) una hiperpolarización lenta. y como consecuencia de la reacción inmune. bloqueable por hexametonio. En contraste. bazo. mientras que promueve la producción de citoquinas Th-2 (ej. 13. además de activar al eje hipófiso adrenal y producir termogénesis. la respuesta eléctrica ante la estimulación preganglionar comprende: (a) una despolarización rápida. Un factor crítico para el desarrollo de una respuesta inmune eficaz es el equilibrio Th1 / Th2. Diversos grupos de neuronas hipotalámicas reaccionan ante las señales humorales (citoquinas) producidas por las células inmunocompetentes. timo. como las interleuquinas (IL) 1alfa. se provea información aferente sensorial durante el curso de la reacción inmune. a su vez.1. actividad motora deprimida. las citoquinas características de la inmunidad Th 2 (IL-4. Ag: antígeno. como los derivados de la proopiomelanocortina (Capítulo 4). La activación simpática puede también cambiar hacia respuestas Th-2 por la producción aumentada de glucocorticoides en el estrés. ganglios linfáticos y órganos linfoides de la mucosa es funcional. pérdida de interés en las actividades cotidianas). aparte de otras citoquinas como la IL -2 y (TNF-alfa) con respuestas de inmunidad celular y ante antígenos virales. intensely fluorescent cells"). 13. médula. como las citoquinas. como el órgano vasculoso de la lamina terminal) y también por vía aferente. de unos 2 seg de duración. En general las señales simpáticas tienen un efecto supresor de la reacción inmune. Esto explica que se encuentre una disfunción autonómica constantemente asociada con diabetes tipo 2.

Sistema Nervioso Autónomo (c) una despolarización lenta, o PEPS lento, de unos 30 seg de duración, producido por la acetilcolina actuando a través de receptores M1. (d) una hiperpolarización lenta tardía, o PIPS lento tardío, producido por liberación de neuropéptidos, en algunos casos, del tipo LHRH. GABA y otros neurotransmisores están también presentes en los ganglios simpáticos. En el laboratorio del autor se han identificado en ganglios cervicales superiores receptores hormonales y efectos de varias hormonas sobre los mecanismos neuronales arriba citados (p.ej., receptor colinérgico M1, liberación de acetilcolina). También se ha estudiado en detalle la participación de la inervación simpática periférica en la regulación neuroendocrinoinmune (Tabla 13.1). Como estos ganglios, que son el primer segmento de la cadena paravertebral simpática, inervan a la glándula pineal, eminencia media, neuro- y adenohipófisis, y glándulas tiroides y paratiroides, y afectan la secreción hormonal en estas regiones, constituyen centros de integración de información neural y endocrina.
Tabla 13.2 Algunos drogas utilizadas para modificar la función del SNA

195

Si se seccionan las fibras nerviosas motoras de un músculo esquelético, el músculo se vuelve supersensible luego de completarse la fase de degeneración walleriana (anterógrada) de las fibras neurales seccionadas. Esta supersensibilidad postsináptica se exterioriza tanto ante la inyección sistémica como la aplicación local de acetilcolina. Un efecto semejante se observa en los efectores autonómicos. Unos días después de la desnervación, tales efectores desnervados se hacen supersensibles a la inyección de distintos agonistas adrenérgicos. Esta supersensibilidad por desnervación es también observable en el SNC, y muchas secuelas de lesiones o bloqueos farmacológicos prolongados, p.ej., luego de una sección medular, o a continuación de un tratamiento prolongado con neurolépticos bloqueantes de receptores D2 (disquinesia tardía), se atribuyen a cambios plásticos en las membranas postsinápticas. Los estudios en vías monoaminérgicas seccionadas indican que existen causas tanto pre como postsinápticas de la supersensibilidad: (a) Presinápticamente, la sinapsis autonómica desnervada pierde la capacidad de recaptar el neurotransmisor, por lo que mayores cantidades del agonista llegan a los sitios receptores con el consiguiente aumento del efecto (supersensibilidad presináptica). (b) Postsinápticamente, al cabo de unas horas de desnervadas, las células postsinápticas muestran una mayor síntesis de receptores, los que se translocan y dispersan por toda la superficie celular. Este incremento de receptores condiciona la aparición de la supersensibilidad postsináptica. Como parte de los cambios postsinápticos luego de la desnervación se registra también un aumento de la sensibilidad del efector desnervado ante diversos estímulos inespecíficos, p.ej. aumento de K+ extracelular. El efecto opuesto de la supersensibilidad por desnervación o bloqueo farmacológico es la subsensibilidad por administración de agonistas. La inyección de éstos en dosis produce sobre los receptores respectivos un estado de desensibilización, vinculado a la fosforilación de las moléculas del receptor. La disponibilidad de agentes farmacológicos con actividad sobre el SNA es amplia. En la Tabla 13.2 se resumen los sitios de acción de algunas de las principales drogas de aplicación clínica. Los reflejos autonómicos espinales tienen homologías y diferencias con los reflejos motores espinales Por analogía con el sistema motor somático, en el cual las motoneuronas espinales alfa son la "vía final común", las neuronas ganglionares simpáticas y parasimpáticas ("motoneuronas autonómicas") son consideradas como la vía final común del SNA. Sin embargo, la homología entre ambos tipos de motoneuronas, somáticas y autonómicas, no es completa.

La supersensibilidad de efectores desnervados autonómicamente es tanto pre- como postsináptica

196

Capítulo 13 efecto terapéutico de la aplicación de calor sobre ciertos dolores viscerales. Luego de una sección medular completa en el hombre, desaparecen, durante unos 2 a 6 meses, los reflejos autonómicos originados en segmentos inferiores a la sección. Durante la primera fase de esta parálisis, la piel está seca y rosada, debido a que la actividad simpática de las fibras que inervan a las glándulas sudoríparas y vasos es muy baja. Esta hipoactividad se revierte paulatinamente, para transformarse en hiperreflexia. En esta fase la estimulación de la piel produce una intensa sudoración en las zonas inervadas por la médula desaferentada. Durante la fase de hiperexcitabilidad luego de la sección medular, los estímulos exteroceptivos, como el pellizcar la cara interna del muslo o dilatar manualmente el esfínter anal externo, o los estímulos interoceptivos, como la contracción de la musculatura vesical o la dilatación de la musculatura intestinal, desencadenan un reflejo en masa. Durante este reflejo en masa, se observan, entre otros fenómenos, secreción de catecolaminas adrenales, hipertensión arterial, piloerección y sudoración profusa. La médula espinal aislada es capaz, luego de recuperarse del shock espinal, de mantener una serie de reflejos autonómicos simples. P.ej., el calentamiento de la piel produce pérdida de calor por vasodilatación y sudoración. El paso de posición supina a erecta, o la pérdida de sangre, produce reflejos segmentarios vasomotores compensatorios. La estimulación de la piel en las metámeras correspondientes desencadena la micción o defecación. En el tronco del encéfalo se coordinan diversas respuestas autonómicas complejas Los diferentes "centros" autonómicos del tronco encefálico que participan en la regulación de órganos y sistemas (sistema cardiovascular, respiración, función gastrointestinal, micción, defecación) no están definidos con precisión. La información disponible ha sido obtenida a partir de experimentos en los cuales se evalúa una función dada luego de la transección del tronco encefálico, de lesiones estereotáxicas de núcleos o tractos nerviosos, o de estimulación de regio-

A diferencia de las motoneuronas somáticas, las células ganglionares autonómicas sólo reciben una restringida intermetamérica. Si bien en el caso de la cadena paravertebral simpática, las neuronas ganglionares pueden recibir influencias ascendentes o descendentes de otras metámeras (a través del tronco simpático), es en la columna intermediolateral de la médula espinal, localización de las neuronas preganglionares autonómicas, y no en los ganglios simpáticos, donde se realiza la integración de las aferencias segmentarias espinales con las influencias descendentes de niveles superiores. Los somas de las neuronas autonómicas preganglionares de la columna intermediolateral de la médula son más pequeños y numerosos que los de las motoneuronas alfa. A las conexiones sinápticas entre aferencias y eferencias autonómicas espinales se las denomina, genéricamente, arco reflejo autonómico. En el reflejo cutáneo-visceral el aferente primario proviene de la piel y el eferente es el sistema simpático inervante de la víscera. Cuando los aferentes provienen de vísceras (reflejos víscero cutáneos y víscero somáticos), la salida eferente puede ser tanto simpática (ej. enrojecimiento de la piel por irritación de una víscera) como somática (ej., contracción de un músculo abdominal por inflamación de una víscera). Existen por lo menos 3 sinapsis entre las neuronas aferente y eferente autonómicas, ya que no hay conexión directa entre la neurona visceroceptiva aferente y la neurona preganglionar de la columna intermediolateral, y existe además una sinapsis ganglionar. La presencia de sinapsis interpuestas facilitan las influencias modulatorias sobre los reflejos autonómicos. La organización espinal del sistema simpático tiende así a ser segmentaria o metamérica. Las neuronas preganglionares de un segmento medular determinado, establecen contacto con los aferentes viscerales que entran a la médula a ese nivel. En ciertos órganos, esta particularidad está muy acentuada: aferentes del corazón, o de los órganos excretorios, hacen contactos sinápticos a nivel segmentario con neuronas preganglionares simpáticas y parasimpáticas que inervan a los mismos órganos (reflejos intestino intestinales, cardio-cardíacos, de evacuación vesical, etc.). Dicha organización segmentaria de los reflejos viscerales puede verificarse clínicamente. En condiciones patológicas de significado clínico, como p. ej., la inflamación de la vesícula biliar o la apendicitis, la musculatura voluntaria de las metámeras afectadas está contraída, y los dermatomas correspondientes, enrojecidos. Esta situación se explica por una acción inhibitoria de los aferentes viscerales originados en el órgano afectado sobre la vía vasoconstrictora eferente del mismo segmento medular (vasodilatación con enrojecimiento de la piel), y una acción excitatoria de las mismas aferencias sobre las motoneuronas alfa segmentarias (reflejo de "defensa" de la musculatura abdominal). En forma recíproca, la estimulación de termorreceptores cutáneos produce una inhibición refleja de la motilidad en las vísceras inervadas por el mismo segmento espinal, a través de las neuronas simpáticas correspondientes. Esto explica el

Fig. 13.20 La compleja secuencia de fenómenos autonómicos y somáticos observado en el reflejo del vómito está coordinada en el tronco encefálico

Sistema Nervioso Autónomo

197

Fig. 13.21 Fibras aferentes del nervio vago.

nes cerebrales definidas. En general, es excepción el encontrar grupos neuronales contiguos, y definibles en forma funcional y anatómica como "centros". Sin embargo, es usual hablar de centros "respiratorio", "vasomotor", "cardioacelerador", “centro del vómito” (Fig. 13..20) etc., por lo utilizaremos esa nomenclatura. Los arcos reflejos medulares simpáticos y parasimpáticos están sujetos a influencias inhibitorias y estimulatorias del tronco encefálico. Un ejemplo de esta regulación lo da la participación de neuronas bulbares en el control circulatorio. La formación reticular de la porción más caudal del bulbo es el sitio de origen de la actividad basal de las fibras simpáticas periféricas vasomotoras y cardíacas. Dos son las pruebas que avalan esta hipótesis: (1) el aislamiento del bulbo del resto de las regiones ubicadas rostralmente no tiene efectos apreciables sobre la presión arterial ni sobre su regulación primaria. (2) tampoco se observan cambios importantes de la presión arterial cuando se interrumpen todas las aferencias provenientes de los quimio y barorreceptores, o de las vías somatosensoriales. La eficacia del mecanismo regulatorio bulbar es notable, cuando se lo compara con el espinal. En el animal descerebrado (corte entre los tubérculos cuadrigéminos superiores e inferiores), los lechos vasculares de los diversos órganos responden en forma coordinada, casi perfecta, a las modificaciones de la postura, de tal manera que la perfusión es normal. En cambio, los animales espinales por corte alto (p.ej., en T1) la actividad vasomotora en reposo es débil y carece de regulación fina; sólo el corazón, que aún se conecta con el bulbo por medio del vago, conserva cierta capacidad regulatoria. Como hemos ya mencionado, el sistema simpático del animal espinal responde ante una hemorragia o cambios en la postura con cierta vasoconstricción local tendiente a evitar la hipotensión excesiva. Estos ejemplos ilustran el concepto de organización jerárquica autonómica expuesto en la Fig. 13.1. El principal centro de control autonómico en el tronco del encéfalo es el núcleo del tracto solitario. Este núcleo es sitio de relevo para las aferencias provenientes del gusto y las

viscerales generales del tubo digestivo, y recibe las aferencias del cuerpo carotídeo y las viscerales generales de bronquios y pulmones (Fig. 13..21). La forma en que el núcleo del tracto solitario modula la función autonómica es doble: (a) por circuitos reflejos, originados en aferentes vagales viscerales (corazón, pulmones, tracto digestivo), que terminan viscerotópicamente en distintas regiones del núcleo, donde se hallan las neuronas que proyectan descendentemente a la porción motora del SNA. (b) a través de programas homeostáticos, que comprenden la transmisión de información autonómica a niveles superiores e inferiores del sistema. P.ej., numerosos aferentes viscerales terminan en una porción del núcleo llamada núcleo comisural, que proyecta tanto a porciones inferiores del tronco encefálico como a la amígdala, núcleo paraventricular del hipotálamo y núcleo de la estría terminal. Desde estos núcleos existen conexiones recíprocas hacia el tracto solitario, y hacia los sitios motores del SNA (la columna intermediolateral, el núcleo dorsal del vago) (Fig. 13.21). Es interesante la identificación de una alteración en la sensibilidad de los mecanismos quimiorreceptores del tronco encefálico en enfermos con la forma de enfermedad afectiva llamada "ataque de pánico". Este cuadro puede provocarse, ente otros medios, por aumento de la concentración extracelular de H+ mediante la administración de ácido láctico. Observaciones como éstas avalan la hipótesis que diversas aferencias viscerales constituyen la base del "inconsciente". La variabilidad de la frecuencia cardíaca es índice del balance simpatovagal torácico El ritmo cardíaco está determinado por la actividad de despolarización del marcapasos cardiaco que se encuentra en el nodo sinoauricular. La frecuencia intrínseca en ausencia de influencia neurohumoral es de 100 a 120 latidos por min. En el individuo intacto, la frecuencia en un momento dado representa el efecto neto de un efecto parasimpático que lo retarda y de la influencia simpática que lo acelera, predominando el primero. En la mayoría de las situaciones fisiológicas, las actividades simpática y parasimpática experimentan regulación recíproca, conduciendo a la noción clásica del equilibrio simpatovagal. La interacción latido a latido de este balance contribuye a las fluctuaciones de los intervalos R-R, también conocidas como variabilidad del ritmo cardíaco. El estudio de esta variabilidad es de importancia, en vista de la asociación pronóstica entre reducción de la variabilidad del ritmo cardiaco y un riesgo más alto para la enfermedad coronaria y para la mortalidad post infarto de miocardio, así como para la mortalidad por toda causa. La alta actividad simpática es un predictor potente de baja supervivencia, mientras que el alto tono vagal proporciona cardioprotección Para cuantificar la variabilidad de la frecuencia cardiaca, se efectúa un electrocardiograma analógico utilizando las derivaciones precordiales para obtener un complejo QRS de suficiente amplitud y línea de fondo estable. Después de la conversión analógico - digital, una computadora almacena los intervalos del tiempo entre las ondas sucesivas de R.

fenómeno desencadenado por aumentos breves de la presión intravesical. ultradianos. Existen 3 componentes espectrales principales: (a) Dependiente del ritmo respiratorio.198 Capítulo 13 Mediante estadística descriptiva simple se computan valoraciones en el dominio de la frecuencia y del tiempo. 83-88. Existe coherencia entre lo evaluado mediante estos índices y la actividad neural Fig. El aumento de la presión coincide con la micción. En el laboratorio del autor se ha utilizado esta metodología para evaluar el balance simpatovagal en distintas situaciones de patología psiquiátrica. las fases de recolección prolongada de orina se alternan con breves períodos expulsivos (micción).) Mediante el bloqueo farmacológico (atropina.15 Hz.23 Diagrama presión-volumen en la vejiga urinaria humana. es marcador de la función vagal.23). La micción y la defecación son ejemplos de conductas autonómicas complejas La función de la vejiga urinaria es el almacenamiento y evacuación periódica completa de la orina producida en forma continua por el riñón.04-0. y por lo tanto mayor riesgo para los accidentes cardiovasculares (Fig. La vejiga se llena a una velocidad de unos 50 ml/hora. 2004) .6 s). (b) Correspondiente a las ondas de Mayer (variaciones de la presión arterial. Se muestra el registro de 2 pacientes y se desencadena la fase de evacuacoronarios con (Hamilton=23) o sin (Hamilton=11) signos de depresión. Al alcanzarse un contenido de 250 . Durante la fase de recolección de orina la actividad neural previene el vaciado de la vejiga. Desviación estándar del intervalo RR (expresa la variabilidad global) 2. Esta función se basa en la actividad miogénica del músculo liso vesical y en mecanismos neuronales autonómicos y somáticos. Ha sido así posible el correlacionar el grado de depresión de los pacientes coronarios con un retiro mayor de la influencia parasimpática. Raíz cuadrada de las diferencias al cuadrado entre intervalos RR sucesivos. Cuando la vejiga se ha llenado unos 150 . low frequency. HF) (0.6-2.250 ml. LF). Este balance se expresa como relación LF/HF y como relación normalizada LF/(LF+HF) o relación normalizada HF/(LF+HF).04 Hz) dependiente de mecanismos regulatorios de largo plazo (humorales. simpática medida electrofisiológicamente en corazón o en músculos. (c) Componente de muy baja frecuencia (<0. La plasticidad de la musculatura lisa vesical asegura que la presión intravesical se incremente sólo en forma leve durante el llenado (Fig. Puede observarse el retiro ción de orina o micción.0-6. 6.22). 13. 25.50 Hz . La fase de continencia comprende la porción plana de la curva.. vagal en el paciente deprimido (desaparece el componente espectral de alta frecuencia) (datos de Guinjoan et al. de alta frecuencia (high frequency. considerada índice de actividad parasimpática Las medidas en el dominio de la frecuencia se obtienen mediante el análisis de espectro de potencia (Fourier) indicativo de cómo la potencia se distribuye en función de la frecuencia. los mecanismos voluntarios de continencia se superan Fig. 13. 13. se percibe la urgencia para orinar. con diversos algoritmos para extraer del tacograma las características de los componentes. variaciones de la temperatura corporal. En el control de la vejiga urinaria. Las medidas en el dominio de tiempo son: 1. se lo considera vinculado con el barorreflejo e indicativo de activación simpática con cierto componente parasimpático.22 Análisis de la variabilidad de la frecuencia cardiaca. de baja frecuencia (0.500 ml. J Psychosom Res 56. 13. propranolol) se ha demostrado en individuos normales que estos índices son marcadores del balance dinámico entre las actividades simpática y parasimpática.0 s).15-0. etc.

(d) la inhibición de las motoneuronas alfa sacras que controlan el esfínter vesical externo. (c) el bloqueo de las influencias inhibitorias del reflejo a nivel espinal como supraespinal. y sus cuerpos neuronales están ubicados en los ganglios dorsales sacros correspondientes. 13. éste se debe exclusivamente a la operación del arco inferior mostrado en la Fig. El sistema simpático inhibe al músculo detrusor y estimula al esfínter interno vesical. y la simpática (ganglio mesentérico) lo inhibe y estimula al trígono. En la Fig.24 La inervación parasimpática vesical de S2-S4 estimula al detrusor. y sólo en etapas más tardías se desarrolla el arco reflejo superior. 13.Sistema Nervioso Autónomo 199 Fig. y proyectan a los ganglios prevertebrales mesentéricos inferiores. Fig. desencadenándose el reflejo por estimulación del dermatoma correspondiente. (b) la activación de los aferentes del trígono.25. El nivel de llenado de la vejiga urinaria es detectado por mecanorreceptores de estiramiento ubicados en la pared vesical. La musculatura de la vejiga (músculo detrusor) está inervada excitatoriamente por fibras parasimpáticas provenientes del nervio pélvico. La estimulación eléctrica de la región protuberancial anterior desencadena el reflejo de micción. 13. Esta inervación es imprescindible para el normal vaciado vesical. que llevan los axones de motoneuronas ubicadas en S2 . porción de salida del parasimpático sacro. El sistema motor somático inerva al esfínter externo por medio de los nervios pudendos.25). A este cuadro se lo denomina "vejiga automática". debido al pasaje de orina. . En este arco reflejo se requiere que esté intacta la región protuberancial anterior (Fig. el proceso se acelera exponencialmente ("feedback positivo") debido a: (a) la activación en aumento de los mecanorreceptores de la pared vesical. esta aferencia es importante en los procesos de inflamación vesical (dolor al orinar). cuyas fibras aferentes corren por el nervio pélvico.25) es la vía actuante en el recién nacido. y cuando se reinicia el reflejo después del shock espinal inicial. El esfínter interno relaja reflejamente por distensión rectal. Una vez que la vejiga ha comenzado a vaciarse. 13. y esta información neural desencadena la activación de la vía parasimpática al detrusor y evacuación de la vejiga. particularmente nociceptiva. existe modulación principalmente inhibito- Fig. o trígono. Si bien la regulación de la micción es un proceso esencialmente automático. Las neuronas preganglionares simpáticas están ubicadas en la columna intermediolateral de la médula lumbar alta. Tras una sección medular. parasimpático. El reflejo de micción se desencadena por activación de los receptores de estiramiento de la pared vesical. y el interno.24 se esquematizan los distintos componentes neurales y musculares participantes en la micción. El esfínter externo recibe inervación somática a través del nervio pudendo. 13. 13.25 Arcos reflejos medular y pontino de control de la micción. 13. vehiculizada por fibras que viajan en paralelo a las fibras simpáticas y que tienen los cuerpos neuronales en los ganglios dorsales de la región lumbar alta. El arco reflejo inferior (Fig. Desde el trígono existe también información sensorial. esta vez por contracción del detrusor.S4.26 Defecación. El esfínter anal externo tiene control voluntario.

la musculatura del recto se adapta al nuevo contenido. Debido a la “Sociedad de 24 Horas” el SNA ha perdido la experiencia de un día y una noche diferenciados Es de destacar que durante el siglo pasado. asegurándose así la evacuación intestinal periódica. La relajación del esfínter interno es un reflejo originado en el sistema autonómico entérico.26). los niveles organizativos supramedulares (tronco encefálico. dilatación manual del esfínter anal). compuesto por músculo estriado inervado por motoneuronas de los segmentos S2 S4 y axones que viajan por el nervio pudendo (Fig. Los 2 niveles jerárquicos siguientes son el hipotálamo y el sistema límbico. mientras que la contracción del esfínter externo es un reflejo que implica aferentes somáticos que corren por el nervio pélvico hasta la médula sacra (Fig. etc. La evacuación y continencia intestinales están bajo el control del sistema intrínseco entérico. En el SNA podemos trazar un esquema organizativo semejante. la respuesta cardiocirculatoria y respiratoria ante una hemorragia se completa con la neuroendocrina (secreción de vasopresina y ACTH) y conductual (sed e ingesta de líquidos. y como consecuencia de la plasticidad rectal. y aumentan reflejamente la contracción del esfínter externo. En dicha continencia participan mecanismos corticales que actúan: (a) a través de la excitación de motoneuronas alfa que inervan el esfínter externo. La médula espinal contiene conexiones que median los reflejos autonómicos segmentarios que controlan la función de distintos órganos. los programas autonómicos motores adquieren naturaleza homeostática. de la inervación parasimpática sacra.ej. Luego de unos 0. bajo el control de otras zonas superiores. "borre". atemporal (“Sociedad de 24 Horas”). Normalmente. tanto el sistema motor somático como autonómico tienen una misma base organizacional jerárquica de complejidad ascendente. compuesto por músculo liso y sin control voluntario. ambos esfínteres anales están cerrados.200 Capítulo 13 Existen semejanzas funcionales en la organización de las vías motoras autonómicas y somáticas Los elementos básicos organizativos de la función motora somática se basan en que en la médula espinal (motoneuronas y sus interneuronas respectivas) se encuentran programas motores simples (de los cuales los reflejos motores son un ejemplo). los programas motores más complejos actúan a través de las mismas conexiones de los reflejos medulares para inducir la descarga coordinada de motoneuronas. El alimento se ha convertido en abundante y simultáneamente. 13. Es decir. (3) la relajación de ambos esfínteres. En el hipotálamo. corteza motora primaria.. Es decir. Estas manifestaciones localizadas de la función motora autonómica adquieren coordinación intersegmentaria a nivel del tronco encefálico. La lesión de la médula sacra elimina totalmente el reflejo de defecación. Estos programas.ej. 13. La defecación es iniciada por (1) un esfuerzo voluntario (aumento de la presión intraabdominal). Tal es el caso de las respuestas circulatorias analizadas en este Capítulo. requieren para su ejecución de los elementos simples medulares (el "sistema operativo" de los reflejos). las contracciones peristálticas del colon descendente relajan al esfínter interno. El sistema límbico otorga a la reacción homeostática su tonalidad emocional y vínculo social. los que pueden homologarse al sistema operativo de una computadora personal. en especial la piel anal. (b) a través de la inhibición del reflejo parasimpático (Fig. La función de este control supra-protuberancial de la micción es: (a) mantener la continencia aun en condiciones de lleno vesical. la necesidad para el esfuerzo físico se ha reducido ria por parte del tronco encefálico. hipotálamo y corteza cerebral. y de mecanismos somatomotores. que son automáticos en las regiones subcorticales. Hemos visto en Capítulo s previos cómo en el sistema motor somático. (b) desencadenar la evacuación vesical cuando las circunstancias sociales así lo permitan. y conscientes y voluntarios en las corticales. el que puede ser excitado por el paciente parapléjico a través de otros mecanismos (p. los modos de vida han cambiado dramáticamente en los países industrializados con el establecimiento creciente de una sociedad de actividad permanente. (2) la facilitación supraespinal simultánea de las vías parasimpáticas. áreas suplementaria motora y premotora. Cuando el recto se llena de contenido intestinal. En el caso de la marcha. Se denomina "sistema operativo" a un conjunto de programas simples ("copie". una sensación consciente desencadenada por el estiramiento de la pared rectal y colónica. etc. A través de estos mecanismos neurales un individuo sano puede mantener la continencia fecal hasta un volumen de contenido rectal de aproximadamente 2 litros. (b) el esfínter anal externo. desaparece la relajación del esfínter interno y en forma simultánea.).26). El rol del sistema simpático es sólo secundario y de escasa importancia.1 min.26). La contracción tónica del esfínter anal externo se debe a un reflejo con aferencias a partir de los músculos perianales y tejido circundante. los que si bien en sí mismos no constituyen un programa de ejecución complejo. La sección medular a nivel toracolumbar produce eliminación del control supraespinal con mantenimiento del reflejo. las órdenes secuenciales de movimientos de miembros que constituyen el programa (presentes en la médula espinal) son moduladas por órdenes descendentes provenientes del área locomotora mesencefálica. Esta secuencia de fenómenos se acompaña de la urgencia para defecar. son la base para éstos. Las vías ascendentes y descendentes participantes son sólo parcialmente conocidas. 13. P.5 ..). El extremo distal del recto está cerrado por 2 esfínteres: (a) el esfínter anal interno. . corteza parietal posterior) agregan en forma creciente "programas ejecutables motores". El resultado final es que la necesidad de la defecación desaparece.

En consecuencia la capacidad de almacenar grasa frecuentemente tiene un valor negativo para la supervivencia debido al consumo excesivo con la consecuente obesidad. con asimilación de energía e inmunidad contra virus y cáncer aumentadas. Por ejemplo. Por ej. La forma de vida occidental se caracteriza por una disponibilidad ilimitada de energía y requerimientos energéticos muy disminuidos. sino más bien por lo contrario. los vasos sanguíneos de diversas regiones deben recibir señales autonómicas diferenciadas dependiendo del momento del día. San Pablo y México hemos podido verificar que: (a) 65% de la población. Por lo menos se han identificado dos de ellos: un compartimiento torácico muscular y un compartimiento visceral. el cerebro facilita la liberación de la energía desde los órganos del almacenaje. Una consecuencia directa son los trastornos del ritmo sueño – vigilia. con acumulación de energía en los órganos de depósito y menor utilización periférica de glucosa. En el período activo. la diabetes mellitus y la hipercolesterolemia. como por ejemplo. Por lo tanto. Sin embargo la sociedad occidental no se caracteriza por un aporte insuficiente o periódico de alimento. Gracias a este eficaz sistema de almacenamiento de energía en el tejido adiposo. Desde este punto de vista el cuerpo está dividido en compartimientos autonómicos funcionales. obesidad. tales como el hígado y el tejido adiposo. Es claro que el sueño insuficiente y la somnolencia diaria excesiva conducen a una salud psicofísica disminuida. el ambiente de noche y día alternantes detectado por el SNC se ha tornado arrítmico y sin marcadas diferencias entre ambos. Esta segregación anatómica de las neuronas autonómicas proporciona una base fisiológica para los cambios selectivos del balance simpato-parasimpático en los diversos compartimientos corporales y en diferentes momentos del día.. de alta incidencia actual. Como resultado. el cortisol y la glucosa aumentan antes de despertar. 13. hipertensión arterial. Para que estas funciones se cumplan eficientemente es necesario que el cerebro traduzca este mensaje general a diversas partes del cuerpo de una manera selectiva. En un trabajo reciente en áreas urbanas de Buenos Aires. dirigiendo la sangre a ciertas partes del cuerpo selectivamente mediante la vasoconstricción regional y en desmedro de otras regiones. con las siguientes características (siendo todas factores de riesgo para enfermedad cardiovascular): hiperinsulinemia. mediante una respuesta simpática que reemplaza a la parasimpática predominante durante el sueño lento. Si esta actividad se repite diariamente con regularidad. por ej. (c) Ante la pregunta sobre las horas efectivamente dormidas y las deseadas se detectó una deuda de sueño de unas 2 horas. Es evidente que para esta función el SNC requiere de pistas metabólicas repetitivas del ambiente externo e interno para mantener los ritmos fisiológicos en la función autonómica. La capacidad de almacenar energía en forma de grasa adquiere un valor de supervivencia cuando el aporte de alimentos es escaso o esporádico. (b) 40 % de estos trastornos fueron moderados a graves. en preparación para la vigilia. Es de interés señalar que existe una detallada y diferenciada inervación del tejido adiposo de las diversas regiones del organismo. el aparato locomotor requiere un alto flujo sanguíneo. independiente de la edad. El mantenimiento de la secuencia normal diaria de estas tres configuraciones corporales es la quintaesencia del estado de salud. el sueño del soñar. Como reacción homeostática. mientras que el aparato digestivo posterga esos requerimientos para el período de sueño. de recuperación. en los núcleos motores del SNA la inervación de la grasa abdominal y la de la grasa extraabdominal tienen representaciones específicas e identificables anatómicamente. resistencia a la insulina.27). una persona de peso normal puede sobrevivir varios meses a la inanición casi total. ésta ha sido una verdadera "mutación ambiental" por la que el SNC ha perdido en gran medida la experiencia de un día y una noche diferenciados. principalmente a través de su influencia sobre la secreción y la sensibilidad a la insulina. Esto contrasta con el hecho que la evolución nos ha preparado para utilizar el estado anabólico muy eficientemente (hipótesis del "genotipo ahorrador" que . Desde la perspectiva evolutiva. Por su actividad física del período de vigilia. de predominio parasimpático. y el sueño de movimientos oculares rápidos. el sueño de ondas lentas. el aparato locomotor utiliza la glucosa y ácidos grasos libres. Un 10 % de la población general sufre de excesiva somnolencia diaria debida a sueño insuficiente. que asegura nuestra identidad e historia personales.. Por el contrario.Sistema Nervioso Autónomo considerablemente. Este fenómeno ("del amanecer") está bajo la modulación del SNA que regula la sensibilidad de las glándulas suprarrenales ante el ACTH y promueve la liberación de glucosa por el hígado. La obesidad produce un profundo impacto sobre la salud. Enfermedades antes consideradas como independientes son hoy agrupadas bajo la denominación de “síndrome metabólico”. el SNA será programado para facilitar el funcionamiento en forma de un ritmo diario anticipativo de los requerimientos energéticos. hiperlipoproteinemia. durante el período del sueño lento el SNA cambia hacia un estado de control anabólico. Pero sobre todo se pierde el equilibrio entre las tres diferentes configuraciones de regulación autonómica de órganos y sistemas (“tres cuerpos”) en que transcurre nuestra vida: la vigilia. ha experimentado trastornos del sueño en los últimos 12 meses. 201 El SNA coordina regionalmente la transición entre diferentes configuraciones corporales Desde esta perspectiva debe verse al SNA como una red de comunicaciones que coordina la transición de las funciones corporales entre las tres configuraciones corporales arriba mencionadas. Un desequilibrado y arrítmico SNA dado por una sociedad en alto grado atemporal contribuye en forma importante a la incidencia del síndrome metabólico (Fig. tratamiento con sedantes o a condiciones médicas que incluyen trastornos del sueño. donde predomina el sistema autónomo simpático que nos mantiene en la lucha cotidiana a expensas de un importante consumo energético. trabajo en turnos.

los síntomas del síndrome metabólico arriba mencionados son resultado y no causa de la enfermedad. . el ritmo circadiano de secreción de insulina y la sensibilidad de los tejidos a ella están alterados. 13. Este procedimiento resulta en aumento de la ingesta y lleva a la obesidad. En un modelo experimental de diabetes tipo 2 y obesidad visceral selectiva (ratas OLETF) en el que falla la retroalimentación vagal. desapareciendo su disminución normal nocturna. los núcleos supraquiasmáticos (NSQ) del hipotálamo. con mayor secreción de insulina y mayor resistencia periférica a ella. Asimismo.000 pacientes a partir de la 19871998 ha revelado mayor riesgo relativo para la diabetes tipo 2 cuando se verifica una disfunción autonómica. En síntesis. El índice de masa corporal aumentó en niños en el plazo de 10 años en Alemania del Este después de su reunificación. se detectan alteraciones del sueño y de los ritmos circadianos de temperatura corporal y actividad locomotora Fisiopatológicamente ocurre un disbalance relativo en los territorios abdominal y tóraco-muscular (Fig. con aumento de la resistencia periférica a la insulina. Un análisis epidemiológico en un periodo de seis años de 2. Una desincronización permanente como la impuesta por el trabajo en turnos también resulta en alteraciones metabólicas. explica los cambios tempranos en el síndrome metabólico. Por el contrario. Se ha demostrado que la inervación parasimpática del tejido adiposo aumenta la sensibilidad a la insulina y la captación de glucosa. y en pacientes hipertensos. en el compartimiento del torácico – muscular el predominio se desvía hacia la prevalencia del simpático. Los datos en su conjunto indican que todos los órganos que experimentan un tono parasimpático aumentado se sitúan en el compartimiento visceral. como el peso corporal aumentado. como factor independiente a los efectos del consumo de tabaco o alcohol. con aumento de la secreción de insulina y acumulación adiposa en el abdomen. 13.202 Capítulo 13 ción en la amplitud de los cambios día-noche que ocurre en los adultos mayores se ha podido relacionar con la alta incidencia del síndrome metabólico en esta franja etaria de la población. Un estudio prospectivo en una cohorte de 8. dos hormonas vinculadas con la regulación de la conducta alimentaria con insuficiencia de sueño y obesidad consecuente (ver Capítulo 14). el equilibrio cambia hacia un predominio parasimpático dando por resultado la secreción de la insulina y el depósito de grasa intrabdominal. Estas alteraciones de la secreción pulsátil están ya presentes en individuos con tolerancia a la glucosa reducida. En el compartimiento intrabdominal. Otros estudios han demostrado que los obesos tienden a ingerir la mayor parte de su alimento por la tarde y noche. explica la alta frecuencia de obesidad en las sociedades occidentales). Por una salida alterada del NSQ se modifica el equilibrio selectivo de SNA en diversas partes del cuerpo. Es interesante que diversos estudios han vinculado cambios diarios en la secreción de leptina y GHrelina. Por el contrario. Esta influencia de la información visceral los centros superiores está avalada por los resultados experimentales de la vagotomía. este hecho es independiente de otros factores de riesgo. con reducción de su amplitud en pacientes diabéticos. y debido a la forma de vida sedentaria de la sociedad actual. tal como ausencia de la caída fisiológica en la presión arterial en la noche. en el síndrome metabólico el predominio anormal simpático en el territorio tóraco-muscular produce una sobrecarga cardiaca con aumento de la presión arterial y músculos con alta resistencia a la insulina. Así. Existe una demostrada reducción de la secreción pulsátil de insulina en diabéticos tipo 2 lo que indica un tono autonómico más rígido. existen alteraciones de los NSQ demostrables post mortem. El funcionamiento alterado de las estructuras centrales responsables de las oscilaciones circadianas.000 trabajadores en turnos rotativos reveló una correlación significativa entre los hábitos alimenticios irregulares y las alteraciones del sueño.27 Disbalance autonómico de los territorios abdominal y tóracomuscular en el síndrome metabólico con predominio parasimpático abdominal y simpático en tórax y musculatura esquelética. aumento de la resistencia a la insulina y obesidad abdominal. los que constituye un factor de riesgo para enfermedad cardiovascular. En seres humanos. el SNA ya no tiene estímulos de importancia como para oscilar eficientemente entre los estados anabólico y catabólico. Un papel fundamental en el proceso descrito lo desempeñan los aferentes viscerales. El comer copiosamente por la noche conduce a una respuesta anormal endocrina. la disminu- Fig. Los hijos nodiabéticos de dichos pacientes ya presentan cambios en la variación diurna de la presión arterial. En el síndrome metabólico la hipoactividad parasimpático torácica (medida por la reducción del componente de alta frecuencia de la variabilidad de la frecuencia cardiaca) se acompaña de hiperactividad vagal abdominal. La epidemia actual de obesidad puede ser expresión de un genotipo no adaptado a la mutación ambiental que hemos introducido con una sociedad atemporal.27). Los efectos de estos cambios ambientales pueden verse en la población muy rápidamente. llevando a una presión arterial alta y deterioro de la captación de la glucosa (mayor resistencia a la insulina) en comparación con los valores normales. El resultado es la hipertensión.

Acta Physiol Scand 177. The vagus is inhibitory of the late postprandial insulin secretion in conscious pigs.L. 89-94.. V. 2003. J. The orexin/hypocretin system: a critical regulator of neuroendocrine and autonomic function. Kalsbeek. Riccio. E. Neuroscientist 9.. Eskandari. Cerebroventricular administration of interferon-gamma modifies locomotor activity in the golden hamster. Darvesh.C.J. Trends Neurosci 27. 2003. Jobling. Nicola-Siri. P. lo que es sensado por el SNC a través de los aferentes viscerales. Bertrand. 69-80.E. Nat Rev Neurosci 5.A. Arthritis Res Ther 5. Endocr Regul 37. Recientemente se ha demostrado que la administración de melatonina a pacientes con síndrome metabólico restablece la disminución nocturna de la presión arterial. Bibliografía recomendada para el Capítulo 13 Axelrod.W. Castrillon.M. E. 2002. 2003.I. Nat Rev Neurosci 5. Lomarev. 2002. 2003. Cutrera. J. En ratas. 44-49. Cuber. Esquifino.D. R. Auton Neurosci 101. 253-258. Boggio. A. Blat. Boulanger. B. M. 2003..R. V. A. J. Goldstein.. Glezer. S. NeuroSignals 12. En el ejercicio físico se consume energía. K. 2003. Z.M. Brack.V.Y. Boden. Chauvin. Lorberbaum. S.. D. Interactions between the enteric nervous system and the immune system: role of neuropeptides and nutrition...M... Sauerwein. A. 2003.. Hankeln. Geula.. M. 621-626.S. D. Buller. ATP and sensory transduction in the enteric nervous system.. E.. L. Por lo tanto. 13-19. Hoeldtke. Life Sciences 75.P. Hopkins. Como respuesta. Craig. Autonomic neural signals in bone: Physiological implications for mandible and dental growth.A.P. S. Genton. M.. 2004. 521-531. P.. Neuroscientist 10. 131-138. 8-12. Morris. Tanga. 2003. Immune signalling in neural development. P. J. Neurobiology of butyrylcholinesterase. J. N Engl J Med 349. J. T. S. Clin Auton Res 12.. Supraspinal influences on spinal sympathetic reflexes.. 141-150. Burmester. Interoception: the sense of the physiological condition of the body. Rivest. L. 2002.. 2003. F.. 500-505. 10051010. D... con reducción de la secreción de insulina y reducción de la grasa visceral. The role of the peripheral nervous system in immune cell recruitment. Cutrera. 2002. 2003. Ladrón de Guevara.K. Kudsk. W.A. R.. 2003.S. 110113..L. C.Sistema Nervioso Autónomo La manera de romper este desequilibrio es a través de modificaciones en los mecanismos autonómicos de retroalimentación (ejercicio físico) o por procedimientos cronobiológicos.A. Boggio. a nivel de los NSQ. Chapleau. Stein. S. Cardinali. la administración de melatonina por la noche induce pérdida de grasa visceral y mejora el síndrome metabólico.. 237-245. F... Correa. Genetic disorders as models to understand autonomic dysfunction. synaptic plasticity and disease. 243-260. Auton Neurosci 96. el predominio parasimpático abdominal se reduce y se reestablece el tono simpático abdominal..G.D. Pacak. Goldstein.. Nat Rev Neurosci 4. Bodles. Clin Auton Res 13. J Psychiatr Res 37.. Nahas. J. R. A review of functional neuroimaging studies of vagus nerve stimulation (VNS). Cardinali. K. 2004. T. 2004. 538-552. Fahrer. P. 203 Bruce. D. V.. Curr Opin Neurobiol 13.. J.. 11-17.P. Cardinali.H.J. 2004. Denslow. C. Tack.. J. Webster. Otra intervención posible es el uso de melatonina y de luz ambiental para aumentar la oscilación de los NSQ. Sternberg. S. J..S. Stress 6. Buijs. A. Glucocorticoids: Protectors of the Brain during Innate Immune Responses... and insulin resistance. M.W. Neuroimmune activation and neuroinflammation in chronic pain and opioid tolerance/hyperalgesia. I.P. 40-52. I.P. George. Catecholamines and stress.D. Seve. 310-313.. 2003. Havekes. Malbert. S.P.M. L.. Barger. 2003. News Physiol Sci 19. Pérez Lloret.. C.M. Neuroimmune stress responses: reciprocal connections between the hypothalamus and the brainstem. 245-246. The emotional brain. F. Guinjoan. Ortiz-Frágola. D.. En el laboratorio del autor se ha demostrado que los pacientes coronarios tienen una disminución registrable de la secreción de melatonina. K.. Front Neuroendocrinol 24. Al mismo tiempo el equilibrio en tono simpático-parasimpático en el territorio tóraco-muscular se modifica para facilitar el flujo de la sangre a los músculos... Functional organization of peripheral vasomotor pathways.. Martínez-Martínez. P. dando por resultado una baja en la tensión arterial y una mejora en la sensibilidad a la insulina del músculo. 583-589. Determinants of baroreflex sensitivity in health and disease: from correlates to causality.. 383-395. C. Chae. 2004. Voshol.B. Gibbins.. Cytokines and the aging brain . 2003.. L. 2004. Schauffele. Bohning.S. Neural immune pathways and their connection to inflammatory diseases. Patel.M...D.H.. Drummond.M. 443-455. 251-265. C. A. 2004.A. S. Neuroglobin: a respiratory protein of the nervous system. 68-77. Morgan. Fliers. fat. T.I. Ladizesky. Nerves. el ejercicio diario y la pérdida de peso reestablece el equilibrio metabólico con estados anabólico y catabólico alternantes y rítmicos. J Neuroendocrinol 15. D. H. 2004. Clin Auton Res 13. M. Romijn.. G. R. Clin Auton Res 12 Suppl 1. Cardiac . Dalgleish. F. Samson. Kreier. 1966-1967. Local sympathetic function in human skeletal muscle and adipose tissue assessed by microdialysis. Docherty. Exp Neurol 184. I1. A.. Tawfik. Guerin. L. A. Shatz..what we don't know might help us. R. Neuroscientist 10. Age-related changes in adrenergic neuroeffector transmission. P. 2003.A.. S. Am J Surg 186. C. en forma creciente con la gravedad de la enfermedad. 2003. S. DeLeo. Ferguson.L.A... D. White adipose tissue: getting nervous.

2003. Fujii.. 2003.. M. L. 2003. Narkiewicz. Central nervous system processing of human visceral pain in health and disease. Harvey. Li. 235-246. The concept of allostasis in biology and biomedicine. 2-15.. Psychosom Med 66.. Brain circuits regulating energy homeostasis.. 83-88. Liu. A thermodynamic model of the sympathetic and parasympathetic nervous systems. C.the midbrainhindbrain boundary and its organizer. 63-72. D. Acta Physiol Scand 177. Diano. Montagna.L. Dopamine: the salient issue. The enteric nervous system I: organisation and classification. J. Malpas.. blood vessels and immune system? Can J Physiol Pharmacol 81.. 2004. S. 2003. 2004. B. Carotid baroreflex function ceases during vasovagal syncope. Chemoreflexes-physiology and clinical implications. 109-114... Schmidt. 427-428. Madden. G. G.L. Auton Neurosci 96. The physiological regulation of thirst and fluid intake. M. 2003. K. V. Kara. Brand. Matthews. Trends Neurosci 27. K. Ito. 2003. 2003. S. P. Phys Med Rehabil Clin N Am 14. Carter. Harris. Ladrón de Guevara. Brain angiotensin II and synaptic transmission. 1-6.. 662-667. The floating blueprint of hypothalamic feeding circuits. M. Ungless.. Koike. Lee. 1-12.204 Capítulo 13 McKinley. 2003.. E. 287-305. Worsening of depressive symptoms 6 months after an acute coronary event in older adults is associated with impairment of cardiac autonomic function. 2003. T. Sobue. Cardinali.. Q. 2003. 54-57.. 702-706. Richerson. 2002. 256-270..E. Prieto. Sympathetic skin response: basic mechanisms and clinical applications. Somers. L. S. .R. T. The hepatic vagus nerve in the control of insulin sensitivity in the rat. Horvath.G. Auton Neurosci 99. D. Clin Auton Res 14.. 1074-1084. Cortelli.. Skin sympathetic nerve function during sleep--a study with effector responses. M. Vestibular activation of sympathetic nerve activity. Jaradeh. 257-262.A. Serotonergic neurons as carbon dioxide sensors that maintain pH homeostasis. Jessberger.F.M. Pharmacol Toxicol 92..W. R. Auton Neurosci 95. Stress. Morrison. S. H.. Raven. Ray. Lautt. Volianitis. Divide et Impera . News Physiol Sci 19. B. 125-130. Life Sci 74. 105-113. Ortiz-Frágola. G. A. S. Schiller. Why do we measure baroreflex sensitivity the way we do? Clin Auton Res 12. T. parasympathetic dysfunction related to depression in older adults with a acute coronary syndromes. R. 2003. Acta Physiol Scand 177. R1-R12. Br J Pharmacol 139.B.. 2003.J. McLachlan..W. Neuroscientist 10... 377-384. and immunity.. J.D. J. Raible. Tschop. Y. Hirayama. N. Secher. 2004. S. Auton Neurosci 103. W. Nicola-Siri. 2004. G.. P. 2004..A. Sakaguchi. 2004. Auton Neurosci 103. S. K. Trends Neurosci 27. 2004. Johnson. 227-235. 30-33. Horm Behav 43. 422-431. 153-164. Vetrugno. Aziz. 2002. G. Age-related sympathetic ganglionic neuropathology: human pathology and animal models. S. sympathetic innervation. Journal of Affective Disorders 80. H. 2004. R. Fahrer. Steiner. 917-930. Belevych. K. Pasaro.K. A. Hansen. M. Horvath. C. Clin Auton Res 13. 2003. What sets the long-term level of sympathetic nerve activity: is there a role for arterial baroreceptors? Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol 286. 2004. S. Journal of Psychosomatic Resarch 56. E. Neuropeptide Y: a new mediator linking sympathetic nerves..D. L. integration or simply distribution? Acta Physiol Scand 177. S. P. Latour. Kronenberg. 2004. 675-696. S.P. Kempermann. Wingfield. Kawashima. 2004. Karemaker. 2003.S.C. Guinjoan.S. 2002.B. Recordati.R. Evaluation of the autonomic nervous system. Nat Rev Neurosci 5. J. Hepatic branch vagotomy can block liver regeneration enhanced by ursodesoxycholic acid in 66% hepatectomized rats.M. Pan.M. Schauffele. News Physiol Sci 19.. R. Zukowska. Nat Rev Neurosci 5. E. R. 447-452. Martínez-Martínez. Nat Rev Neurosci 5. Clin Auton Res 13 Suppl 1.B. Neuroscientist 10. 2004.. cognitive impairment and cell adhesion molecules.. Catecholamines. 449-461. Interactions between autonomic nervous system activity and endothelial function: a model for the development of cardiovascular disease... Hobson. Paprika.. R. I2-I5. J... Kobayashi. A. 23-28. R. 727-734.H. F.A. Trends Neurosci 27.K. Sandi... T.E. S5-10. News Physiol Sci 18. Hilaire. Brain Behav Immun 17 Suppl 1. Auton Neurosci 103. Measures of cardiovascular autonomic regulation derived from spontaneous methods and the Valsalva maneuver. 2004. K. Ogoh..C.E. 89-94. 2003..A. 2002. Diano. Genesis and control of the respiratory rhythm in adult mammals.L. Z.. 2003. Muscarinic regulation of cardiac ion channels. 313-319. 67-74. 100-105. T. 2004. G. Pons. Zollei.. 2003. Milestones of neuronal development in the adult hippocampus. McEwen. The anatomy and physiology of the sympathetic innervation to the upper limbs. Y. News Physiol Sci 18. L.S. Rudas. M. E. Transmission of signals through sympathetic ganglia--modulation.F. Liguori. M. The lymphocytic cholinergic system and its contribution to the regulation of immune activity. 121-126.. T. Central pathways controlling brown adipose tissue thermogenesis.

por debajo del tálamo. sitio de origen de la vasopresina y ocitocina liberadas en la hipófisis posterior. (b) En la zona medial se distinguen varios núcleos. El hipotálamo es el centro principal de gobierno de las funciones homeostáticas. utiliza para ello los diversos programas elementa- . Su función es principalmente neuroendocrina. Caudalmente. 14. la cápsula interna y estructuras subtalámicas. con sus componentes autonómicos. En los núcleos supraóptico y paraventricular se hallan los somas del haz hipotálamo-neurohipofisario. En conjunto. en sentido mediolateral. como el neocórtex o el sistema límbico. pero recibe escasas proyecciones de otras áreas cerebrales. 14. El hipotálamo está organizado para cumplir funciones autonómicas. una animal con el hipotálamo lesionado requiere cuidados extremos para sobrevivir. Como parte ventral del diencéfalo. Las conexiones aferentes y eferentes del hipotálamo indican que es un importante centro de integración para las funciones autonómicas.1). También recibe impulsos somáticos.1 se representan las principales regiones nucleares del hipotálamo en un corte sagital a través del III ventrículo. Lateralmente al hipotálamo se E Fig. endocrinas y somáticas.1 Principales núcleos hipotalámicos encuentran el tracto óptico. comisura anterior y quiasma óptico. Desde el punto de vista anátomo-funcional el hipotálamo debe ser considerado parte de un componente continuo neuronal que se extiende desde el mesencéfalo hasta las regiones basales del telencéfalo (corteza límbica). somáticas y neuroendocrinas.3). 13. y su estructura se ha mantenido relativamente constante en los vertebrados terrestres a lo largo de la evolución. Este haz se continúa rostralmente con las estructuras basolaterales del sistema límbico y caudalmente con las estructuras rostrales del tronco encefálico. con la lámina terminalis. esta región está conectada tanto con los diversos componentes de la jerarquía motora autonómica (Fig. Desde el punto de vista funcional. el hipotálamo limita con la mitad ventral del III ventrículo. temperatura. mantiene intacta la regulación de su medio interno. (c) La zona lateral no contiene núcleos distinguibles.2 Las tres zonas hipotalámicas Fig. El hipotálamo comprende. como con los sistemas somatosensorial. En general. osmolaridad. limita con el mesencéfalo y rostralmente. Un animal descerebrado.y exteroceptivos a través del tálamo y sistema límbico. sino que consiste en neuronas de axón corto que rodean al haz central del prosencéfalo ("medial forebrain bundle"). Para ello. que muestran marcada diferencias interespecie. motor y endocrino. Como ya hemos visto. En la Fig. 14. En el hombre el hipotálamo pesa unos 5-8 g.2): (a) La zona periventricular es una capa delgada de tejido nervioso adyacente al III ventrículo. contiene receptores para señales del medio interno (glucosa y otros metabolitos. el hipotálamo es el nivel de la jerarquía autonómica que provee el programa complejo de las diversas reacciones homeostáticas.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico 205 CAPÍTULO 14 FISIOLOGÍA DEL HIPOTÁLAMO Y DEL SISTEMA LÍMBICO El hipotálamo es la región cerebral de mayor importancia en la regulación del medio interno (homeostasis) l hipotálamo es una parte filogenéticamente antigua del SNC. con el corte del tronco encefálico entre los tubérculos cuadrigéminos superiores e inferiores (ver Capítulo 10). A la parte de la zona medial que está vinculada a la regulación adenohipofisaria se la denomina área hipofisotropa. esta porción del cerebro está vinculada anatómicamente con el antiguo sistema olfatorio. tres zonas (Fig. El hipotálamo medial tiene abundantes conexiones recíprocas con el hipotálamo lateral. 14. e intero. Sus límites anatómicos son más bien difusos. En cambio. 14. ya que sus funciones homeostáticas están muy disminuidas o suprimidas. pues el corte respeta al hipotálamo. diversas hormonas) y sus eferencias son neuroendocrinas (péptidos hipofisotropos y neurohipofisarios) (Fig. el hipotálamo lateral está recíprocamente conectado con la porción superior del tronco encefálico y estructuras límbicas superiores. neuroendocrinos y conductuales. a diferencia de lo acontecido con otras regiones cerebrales.

4. somáticos y motivacionales Fig. estas conductas involucran la manifestación coordinada de distintos mecanismos neurovegetativos. Los estudios fisiológicos han comenzado a definir los fenómenos que se corresponden con los "drives" de los análisis motivacionales psicológicos. como la saciedad o el placer. Este control es ejercido tanto por conexiones neuronales entre el hipotálamo y los centros bulbares (en particular. Fig. 2. En cuanto a la regulación autonómica. Tomemos como ejemplo la función cardiovascular. que se efectivizan a través de los centros simpáticos y parasimpáticos del tronco encefálico y médula espinal.13 a 13. En general. Veremos como en los análisis de las conductas hipotalámicas se combinan mecanismos homeostáticos y anticipatorios de tipo excitatorio e inhibitorio. B: El sistema hipotálamo-neurohipofisario se conecta neuralmente con la neurohipófisis. comprenden reflejos complejos.). Los eferentes del sistema de servocontrol vascular bulbar son el vago y las vías descendentes simpáticas a la columna intermediolateral.. el núcleo del tracto solitario) como por proyecciones hipotalámicas descendentes del tipo del fascículo dorsal longitudinal. La función neuroendocrina está mediada a través de los sistemas supraóptico-paraventricular-neurohipofisario y área hipofisotropa-eminencia media. Ella no será tratada en esta obra. la estimulación eléctrica de casi todas las regiones hipotalámicas produce respuestas complejas (cardiovasculares. el mismo tipo o cantidad de alimento puede desencadenarla en un momento e inhibirla en otro. de regulación de temperatura o alimentaria (los llamados "drives" o motivaciones). segmentarios (nivel medular) o de sistemas (nivel del tronco encefálico).y quimiorreceptores. digestivas.206 Capítulo 14 La participación del hipotálamo en la regulación de diversas conductas se revela por la variedad de respuestas desencadenadas ante la estimulación eléctrica de áreas hipotalámicas. tanto externos como internos.ej. Las principales conductas coordinadas por el hipotálamo son: 1. El sistema cardiovascular está bajo el control hipotalámico en todas las respuestas que impliquen una complejidad mayor que la del servomecanismo simple bulbar (p. para la conducta apetitiva. 14. (d) control de los ritmos biológicos. conducta nutritiva o apetitiva. Para la corriente psicológica conductista. como el pupilar. El nivel de regulación bulbar. contenidos en los niveles inferiores de la jerarquía. 3. conducta de defensa. 14. los estímulos en el medio ambiente no son suficientes para predecir una conducta compleja. (c) regulación de la conducta. A: el sistema porta hipofisario lleva las hormonas hipofisotropas hipotalámicas a la adenohipófisis. (b) regulación del SNA. depende para respuestas estereotipadas complejas que impliquen varios sistemas. neuroendocrinos. del control superior hipotalámico. En un reflejo simple. véanse al respecto los textos de Fisiología Endocrina. En cambio. . cambios cardiovasculares durante la termorregulación.16. les. Típicamente.). conducta defensiva. piloerección. Estos resultados fueron la base de la hipótesis de que en el hipotálamo están contenidos los "programas motores complejos" de las respuestas autonómicas. Véanse también las Fig. Las conductas hipotalámicas comprenden la manifestación coordinada de mecanismos neurovegetativos.3 Las conexiones neuroendocrinas del hipotálamo medial. y aspectos hedónicos. conducta termorregulatoria. respiratorias. volumen minuto cardíaco. 13. etc. y de los mecanorreceptores atriales y ventriculares cardíacos. etc. ingesta de alimentos. Las funciones hipotálamicas son 4: (a) función neuroendocrina. la luz incidente explica la respuesta pupilar. neuroendocrinos. Estas conductas hipotalámicas son la base de estados motivacionales inferidos por la Psicología conductista para explicar la conducta sexual. conducta sexual. Hemos mencionado en el Capítulo anterior que el sistema de servocontrol cardiovascular (presión arterial.4 Aspectos conductuales y biológicos de la conducta de defensa. vasoconstricción y vasodilatación periférica) reside en el bulbo y actúa mediante las reacciones segmentarias autonómicas presentes en la médula espinal. autosuficiente para reflejos exclusivamente vasculares. Sus aferentes provienen de los baro. con control excitatorio e inhibitorio de numerosos estímulos.

La presión sanguínea y la perfusión muscular aumentan. 14. o la administración intraventricular de CRH. 14.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico 207 Fig. que son característicos del tipo de conducta adoptada. predominio de los componentes septo-hipocámpicos en la derrota). está muy distribuido en áreas del sistema límbico y aumenta la respuesta del eje hipófiso-suprarrenal al estrés. del tipo de temor y miedo. producen cambios cardiovasculares. midriasis y piloerección en lomo y cola. 14.ej.6). desde donde se secreta al sistema porta-hipofisario y controla la secreción de ACTH (esta rama media la respuesta neuroendocrina de activación del eje hipófiso-suprarrenal). 14. El animal responde ante la aparición en su campo visual de cualquier objeto extraño. mientras que la estimulación de las regiones posteriores aumenta el nivel de alerta y vigilancia del animal. El sistema de hipotalámico de neuronas que contiene CRH ("corticotropin releasing hormone". En el gato comprende la típica reacción motora somática de lomo arqueado. La estimulación eléctrica de la región medial del hipotálamo induce placidez y sedación.5. Existen numerosos cambios neuroendocrinos. que suelen originar conductas de escape o huida. La estimulación eléctrica del núcleo paraventricular. El Fig. mientras que la motilidad y flujo sanguíneo intestinal se reducen. El rCRH-1 es de más afinidad. como puede verse en la Fig. animado o inanimado.5 Los distintos perfiles neuroendocrinos de la conducta de defensa. como la corteza órbitofrontal y el giro del cíngulo. mientras que su lesión produce un aumento de agresividad que no cede con el tiempo. somáticos y motivacionales. ya que la estimulación de las regiones anteriores inducen sueño. se desencadena la reacción de estrés (Fig. núcleo dorsal del vago) y a la columna intermediolateral de la médula espinal (esta rama controla la respuesta autonómica). núcleo del tracto solitario.6 Las neuronas CRH del núcleo paraventricular del hipotálamo comandan las distintas manifestaciones de la conducta de defensa. La estimulación eléctrica del hipotálamo lateral produce conducta defensiva. La estimulación de otras estructuras hipotalámicas periventriculares como los núcleos periventricular y preóptico induce respuestas distintas a las anteriores. endocrinos.. así como las reacciones autonómicas de taquipnea. En el núcleo paraventricular hipotalámico existe un sistema de neuronas pequeñas (parvocelular) que contiene CRH y que proyecta a: (a) eminencia media. El hipotálamo es además el sitio de integración de señales ambientales y endógenas que determinan los distintos ritmos biológicos. La lesión del hipotálamo lateral lleva a un estado de sedación y placidez marcada del animal. Cuando las estrategias ante situaciones nuevas (de alto o bajo consumo energético) no son exitosas. también conocida como CRF) actúa como núcleo de comando de la reacción de defensa (Fig. Las neuronas CRH paraventriculares hipotalámicas actúan como núcleo de comando de la reacción de defensa Hemos mencionado varios aspectos de reacción ante el estrés en el Capítulo 13. extensión de las patas y despliegue de las garras. Las respuestas corresponden a diferentes configuraciones funcionales del sistema límbico (predominio de la amígdala en la lucha. Se han identificado y clonado dos receptores para CRH (rCRH1 y rCRH-2) con diferentes tipos de efectos. Este cuadro de rabia falsa se produce también tras la lesión selectiva de porciones del sistema límbico. con una reacción de defensa completa ("falsa rabia"). 14. (b) tronco encefálico (p. Los acciones del hipotálamo sobre el SNA arriba indicadas se complementan con otras de tipo conductual. metabólicos y conductuales semejantes a los observados durante el estrés. .4). hormona liberadora de ACTH.

con importante déficit cognitivo (Fig. las conexiones límbicas le otorgan a la conducta apetitiva. Ratones deficientes del gen del rCRH-1 tienen frente al estrés una respuesta disminuida de ACTH y cortisol.15). Recientemente se ha dado importancia a los efectos tempranos de la hipersecreción de glucocorticoides. El peso corporal permanece constante por años a pesar del tremendo flujo de asimilación y consumo de energía de los alimentos (aproximadamente 1 millón calorías/año).7 En parte por motivos genéticos y en parte eipgenéticos un fenotipo vulnerable de hiperrespuesta de CRH al estrés es central en los trastornos emocionales. y desde el punto de vista metabólico. desarrolla la conducta típica de búsqueda de alimentos.208 Capítulo 14 Se ha vinculado a una hipersecreción de CRH como elemento fenotípico de vulnerabilidad de enfermedad emocional (Fig. ante la estimulación eléctrica del hipotálamo lateral. La reacción incluye. Fig.9 está representado el análisis. 14.1) es fácilmente apreciable cuando se examina la conducta de defensa. la conducta de ingesta de alimentos. En la Fig. 2. 13. inhibición de la gluconeogénesis. responde ante la aparición en su campo visual de cualquier objeto con la reacción de "falsa rabia". aumento de la motilidad y flujo sanguíneo intestinal y disminución del flujo sanguíneo muscular. hiperglucemia. . la conducta de ingesta de agua y electrolitos. Un animal en el cual fue realizada una desaferentación hipotalámica que lo desconecta del sistema límbico. además de la actividad motora somática. hipoglucemia. liberación de insulina y lipogénesis. Los ratones deficientes en el gen del rCRH-2 por en contrario presentan una respuesta aumentada al estrés en ACTH y cortisol. glucogenólisis. aumento de la actividad simpática. con cambios perdurables en estos sistemas en la vida del individuo (Fig. el que adquiere significado emocional y propósito bajo el control del sistema límbico. El uso de agentes farmacológicos o de psicoterapia contrarresta las consecuencias de este fenotipo. salivación. 14. de la conducta apetitiva.El animal de experimentación. MR: receptor de mineralocorticoides. La conducta de ingesta de alimentos es de tipo predominante parasimpático (anabólico) La segunda conducta hipotálamica que analizaremos es la conducta apetitiva.7). 13. GR: receptor de glucorticoides.17). 13. Debe notarse que si bien 2/3 de la población mundial sufre hambre. El porcentaje de obesos (IMC> 30) aumentó significativamente en los últimos 20 años. La estimulación del área hipotalámica lateral produce apetito. y desde el punto de vista metabólico. Los antagonistas selectivos del rCRH-1 inhiben la acción ansiogénica del CRH y se los ha propuesto como un nuevo tipo de ansiolíticos. la estimulación del hipotálamo ventromedial produce saciedad y una conducta de tipo catabólico. 14. gluconeogénesis. según la teoría de control.Como para todas las demás conductas. Es posible que fase de respuesta aguda ante el estrés esté vinculada con rCRH-1 mientras que la etapa final de recuperación incluya efectos rCRH-2 (Fig. en las sociedades desarrolladas aproximadamente un 50% de los adultos tiene un índice de masa corporal (IMC) (peso/altura2) mayor a 25. Existe una regulación asimétrica del peso: el organismo se defiende mejor de la desnutrición que del exceso de alimentación. La relación jerárquica entre el hipotálamo y el sistema límbico que lo controla como último nivel de la jerarquía motora autonómica (Fig.HPA: eje hipófisosuprarrenal rCRH-2 tiene distribución periférica predominante y tienden a disminuir los niveles de ACTH. Por el contrario. Fig. 14. La estimulación del núcleo hipotalámico ventromedial produce saciedad.8). secreción de glucagon y lipólisis. Esta comprende: 1.8 Los efectos perdurables de los corticoides (GC) en edad temprana enumerados en (A) se deben a los mecanismos enunciados en (B): Efectos sobre los transpotadores de monoaminas en el troncoencefálico. aumento de la actividad parasimpática. 14. El mantenimiento de niveles elevados de cortisol en el estrés crónico lleva a daño verificable de neuronas hipocámpicas. participan en la conducta alimentaria. La conducta alimentaria humana constituye un sistema de retroalimentación con mecanismos aferentes y eferentes. síntesis de glucógeno. propósito y significado. Estos experimentos indican que en el hipotálamo está contenido el "programa" de la reacción de defensa.

Se enumera el tipo de respuesta y las consecuencias de su lesión en el peso corporal. opuestos con disminución de la ingesta y del peso. como para los otros ejemplos de organización autonómica. Estos experimentos han conducido al divulgado concepto de que el Por el contrario. a este concepto de "centro" se le aplica la misma ganancia de peso. Las lesiones del hipotálamo ventromedial en el núcleo ventromedial se ubica el "centro de la saciedad". funcional en estas regiones como para ser consideradas Las lesiones del hipotálamo lateral producen los efectos verdaderos "centros". En este caso existe estrecha correlación con la disminución de la En el hipotálamo existen circuitos orexígenos y neurotransmisión dopaminérgica en el núcleo accumbens. Diversas áreas de asociación límbica descargan sincrónicamente con las áreas hipotalámica lateral y ventromedial durante la conducta apetitiva. se libera DA y la consiguiente purga evita la retroalimentación negativa que inhibe la liberación de DA. el núcleo accumbens y la corteza orbitofrontal Se habla así de diversos circuitos hipotalámicos de regulación Tabla 14. hiperfagia. Con el atracón. Tabla 14. obesidad e hiperinsuformación reticular. la rata crítica que hemos utilizado previamente en otros casos. leptina y PYY 3. mientras que efectos opuestos.1 Principales señales orexígenas y anorexígenas que controlan la ingesta. GHrelina. esta zona cerebral otorga contenido y propósito a la conducta regulada por el hipotálamo. En este de los "centros" respiratorio y cardiorregulador bulbares de la modelo la vagotomía bloquea hiperfagia.9 Análisis del control hipotalámico del apetito según la teoría de control de sistemas.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico 209 (partes del sistema límbico). anorexígenos La amígdala. hedónicos) del comer. 14. integran esta información con los aspectos cognitivos motivacionales (aversivos. El resto participan como neurotransmisores en las áreas centrales de control del apetito. Alcanzado cierto nivel de obesidad.2 Principales áreas hipotalámicas participantes en la regulación de la ingesta. las lesiones de cada una de estas áreas tienen área lateral hipotalámica es el "centro del apetito". Experimentos de lesiones específicas de áreas límbicas indican que. Trastornos de la alimentación como la bulimia y la anorexia se pueden explicar por modificaciones en este sistema de gratificación. En la anorexia se han descrito bajos niveles de DA en el núcleo accumbens y en los ancianos la anorexia relativa que sufren es proporcional a la pérdida de neuronas dopaminérgicas mesolímbicas. No existe individualidad anatómica o linemia.36 son de origen periférico. como el regula adecuadamente la ingesta y mantiene el peso. producen hiperinsulinemia. sobrealimentación y Sin embargo. Fig. PVN: núcleo para ventricular .

opioides. Núcleos del hipotálamo ventromedial (dorsal. (b) centrales. 2. y generan modificaciones en la actividad de los aferentes viscerales respectivos. Cerebro anterior: factores cognitivos (aversión y gratificacíón generados por la comida). En cambio. Los glucorreceptores periféricos se ubican en la lengua. donde experimenta un segundo proceso de integración. vena porta. CART). galanina. la dilatación y actividad del tubo digestivo y diversos nutrientes y hormonas gastrointestinales la producen (Tablas 14. proteína agouti. El sistema nervioso presenta 2 tipos de receptores de la concentración de glucosa: (a) periféricos. las señales post-absorptivas sí influyen sobre el comienzo del siguiente período de alimentación. Una señal anorexígena de importancia de origen digestivo es el péptido PYY 3-36. neuropéptido Y y noradrenalina en la región ventromedial hipotalámica. con un ritmo circadiano de máximo efecto hacia el comienzo de la fase de actividad. del apetito (Tablas 14. la actividad de enzimas hepáticas o la secreción de hormonas pancreáticas). Señales post-ingesta originadas por los nutrientes o el metabolismo. 3. α-MSH. duodeno. aumentan específicamente la ingesta de carbohidratos. corteza orbitofrontal). un péptido que estimula el apetito además de aumentar la liberación de GH. Distintas vías neurales anorexígenas. olfato. 2. Se habla así de saciación y de saciedad. como la Ghrelina. En relación con las señales que participan en la saciedad. Señales originadas en el sistema sensorial (visión. dada por los núcleos supraquiasmáticos. La regulación de cada comida se basa en el control por volumen ingerido. 2. amígdala. Señales de corto y largo plazo participan en la regulación de la conducta alimentaria La regulación del apetito y del panículo adiposo implica tanto señales de corto plazo. 3. gusto). La integración de la información metabólica requiere múltiples áreas especializadas del SNC: 1.3). Mensajes aferentes originados en el tracto gastrointestinal. de grasas y proteico. Una red neuronal de actividad orexígena que incluye neuronas que utilizan alguno de los siguientes trasmisores: NPY. orexina. 2. También el tubo digestivo es también origen de señales orexígenas. La información integrada a este nivel sigue 2 direcciones: 1. responsables de la extinción del apetito por interrupción de la acción de (1). grasas y Tabla 14. prolactina y ACTH. hormona concentradora de melanocitos (MCH) y que traducen y liberan señales de estímulo del apetito. con que incluye neuronas que utilizan alguno de los siguientes trasmisores: CRH. que monitorean la concentración de glucosa circulante y del LCR. Regulación circadiana. la información llega al hipotálamo.. 4. poderoso inhibidor endógeno de la ingesta y que se piensa puede representar una nueva herramienta farmacológica para el control de la obesidad. ventral) que restringen tónicamente las señales orexígenas en el intervalo interprandial por acción de la leptina vía disminución de (1) y aumento de (2). Los transmisores GABA. 3. Existen mecanismos independientes para el control del balance de distintos nutrientes Uno de los hallazgos interesantes es la existencia de mecanismos relativamente independientes para el control del balance hidrocarbonado. Retorna caudalmente a través de un reflejo que incluye las neuronas del núcleo motor dorsal del vago y que afecta la víscera apropiada (p.3 Neuropéptidos participantes en la regulación de la ingesta con los receptores involucrados . Los glucorreceptores centrales se ubican en el hipotálamo. leptina o los aferentes viscerales del tejido adiposo) Una de las señales estimulatorias de importancia en la regulación de la conducta apetitiva de corto plazo es la glucemia. relacionadas con la adiposidad y que acoplan la ingesta con el gasto calórico.210 Capítulo 14 proteínas) La saciedad (o saciedad metabólica) comprende la supresión de la sensación de hambre y de ingesta de alimento y el tiempo que dura este fenómeno (periodo interprandial) Existen tres grupos de señales aferentes que modulan la ingesta: 1.ej. originadas en las comidas (cantidad y gusto) y en las situaciones que determinan el inicio y terminación de una comida (no son desencadenadas por el nivel de reserva energética) como señales de largo plazo. La saciación (o saciedad psicosensorial) está determinada por el volumen total de alimento ingerido. Hemos mencionado más arriba cómo funciona el sistema ante una disminución de glucosa circulante. sumándose a la información provista por los glucorreceptores centrales. A largo plazo. Cerebro medio y tálamo: información de señales sensoriales generadas a diferentes niveles del tracto gastrointestinal. a nivel del núcleo tracto solitario (ver Capítulo 12). En dirección rostral.1 a 14. Tronco cerebral (complejo dorsal del vago): integra la información con estructuras límbicas (núcleo accumbens. la ingesta se ajusta por medio de indicadores metabólicos relacionados con el grado de repleción de las reservas grasas (ej. GLP-1. También comprende la saciación específica para los diferentes nutrientes (carbohidratos. GABA. intestino y páncreas. En el balance hidrocarbonado participa un sistema destinado a aumentar la ingesta de glúcidos cuando disminuye su utilización periférica. ya que las señales post-absorptivas tienen poca influencia sobre la ingesta que las produce. y las hormonas glucorticoides.3): 1. El primer punto de relevo de la información periférica es el bulbo.1 a 14.

requiriendo el mantenimiento del peso deseado mucho menos aporte calórico que en un sujeto normal de peso semejante. Esta es la base de la acción anoréxica (inhibidora del apetito) de la anfetamina. como puede apreciarse. P. Es evidente la existencia de un mecanismo sensor permanente autonómico que vincula la carga de los depósitos a la actividad de los centros superiores. El efecto tiene un ritmo diario característico. En la especie humana se verifica un apetito por grasas en aumento hacia las horas de la tarde. Estas sustancias potencian la ingesta específica de grasas al actuar a nivel del hipotálamo basal. coincidiendo con un aumento de galanina hipotalámica. Los estrógenos juegan un papel estimulante del apetito por carbohidratos. En la mujer se detecta una preferencia mayor que en el hombre por dietas predominantemente glucídicas. Los antagonistas dopaminérgicos (neurolépticos) aumentan el apetito por las grasas. con aumento de la preferencia por las grasas. El ratón OB tiene una mutación que altera el gen responsable de la síntesis de leptina. el balance de grasas es el más pobremente mantenido.10 Las señales periféricas en el control de la ingesta. tanto en machos como en hembras. como hormona por la liberación de la hormona anabólica GH. . una sobrecarga temprana de estos depósitos (niños obesos) produce alteraciones definitivas en el punto de equilibrio ("set-point") de la masa total contenida. Existe así una correlación significativa entre el contenido de galanina hipotalámico y el peso corporal en distintas especies. podía revertir la obesidad de un ratón OB (obeso) fenotípicamente similar. Leptina y PYY 3. El apetito por las grasas aumenta en la pubertad. 211 Fig. Puede concluirse que los balances de glúcidos. El ritmo circadiano de preferencia por dietas proteicas en el hombre es semejante al de las grasas. se ha avanzado en la determinación de los factores que modifican los apetitos específicos por distintos nutrientes. los depósitos lipídicos juegan un papel importante. La estimulación por neuronas que utilizan GHRH de una conducta apetitiva específica y de la liberación de GH es otro ejemplo de un péptido que comanda aspectos conductuales y metabólicos de una conducta homeostática. y de sus receptores en el hipotálamo. El GHRH actúa como neurotransmisor en vías vinculadas a la conducta apetitiva y Tabla. Fue demostrado que un factor circulante presente en ratones DB (llamados así por ser diabéticos y obesos). El hombre la preferencia es mayor por dietas predominantemente proteicas. En el balance de grasas intervienen los neuropéptidos galanina y los opioides. un liberador de la dopamina endógena. Claramente. De los tres. El descubrimiento inicial fue el de una hormona derivada de los adipocitos. Si bien. La dopamina antagoniza el efecto de la galanina. La leptina y NPY actúan particularmente en este mecanismo que analizaremos luego. Los adipocitos producen leptina como señal del estado de los depósitos energéticos Es precisamente en relación con los depósitos de grasas donde se han efectuado los hallazgos científicos de más interés en los últimos años. Ghrelina la aumenta. Esta situación es difícil de contrarrestar: las dietas reiteradas en individuos obesos resultan en un descenso del metabolismo basal. existiendo presumiblemente una representación viscerotópica de ellos en áreas centrales.36 la inhiben. opioides o aldosterona sobre la ingesta de grasas. y los mineralocorticoides. no existe aún un esquema fisiológico simple que permita explicar el control a largo plazo del peso corporal. además de leptina y NPY. la leptina.14.. con máximo hacia el final de la fase de actividad. Los altos niveles de estrógenos en mujeres obesas elevan aún más la síntesis de galanina en el hipotálamo.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico coincidiendo con el pico de cortisol en plasma. con el resultado de obesidad en la vida adulta. 14. y la obesidad depende principalmente de un disbalance crónico entre la ingesta y el consumo de grasas.ej. La leptina y NPY actúan también a través de un mecanismo que analizaremos luego. Los ratones OB En el balance proteico intervienen el GHRH y los péptidos opioides. Se ha obtenido conocimiento importante sobre varios genes que participan en la regulación del peso corporal a largo plazo. Tanto la serotonina como la CCK e insulina inhiben los efectos citados.4 Los niveles de leptina se correlacionan con el tamaño de las reservas adiposas. al que se denominó leptina. grasas y proteínas deben considerarse por separado en relación al mantenimiento a largo plazo del peso corporal.

En estudios dirigidos a elucidar la función de neuronas hipotalámicas que contienen receptores para leptina se ha determinado que existen varios sistemas de neurotransmisores vinculados con su acción (Fig. Es posible que estos procesos sean en efecto enfermedades inflamatorias caracterizadas por el aumento de citoquinas proinflamatorias como la IL-6. Este es un ejemplo del vínculo entre homeostasis energética y función inmune. asociadamente con un aumento de GHrelina y una disminución de leptina circulante. se incrementan la síntesis y metabolismo de los transmisores respectivos. Existen mutaciones del gen de la POMC en obesos pelirrojos y con insuficiencia de 21-hidroxilasa adrenal. También periféricamente es importante una familia de proteínas desacopladoras de la cadena de oxidación intermedia (UCP2 y 3).11). Los mecanismos que asocian a estas dos variables fisiológicas han comenzado a ser estudiados. los niveles plasmáticos y cerebrales de los aminoácidos triptófano (precursor de la serotonina).12). 13. El tejido adiposo es sitio de síntesis de péptidos como la resistina. GH. Este gen es responsable del pasaje de preadipocito a adipocito. P. Tanto el desacoplamiento de la cadena de oxidación intermedia como el control del número de adipocitos son de importancia en el control de largo plazo del peso (Fig. La obesidad se debe al nivel insuficiente de MSH hipotalámica y a una baja estimulación de receptores melanocortina 4 (MC4) que reconocen a MSH. Tambien las neuronas que expresan el receptor de leptina aumentan la liberación de GnRH (hormona liberadora de gonadotrofinas) junto con otros factores (NPY. En los llamados ratones amarillos (que tienen este color por sobrexpresión de la proteína agouti en el folículo piloso) existen niveles de proteína agouti elevados también en el hipotálamo. Estos ratones comen menos luego de recibir leptina y queman más energía. la mayoría de los obesos tiene secuencias normales génicas para la leptina y/o su receptor. Mutaciones del gen de este receptor presentan obesidad en animales y en pacientes. hiperinsulinemia. Las proyecciones de estas neuronas estimulan receptores MC4 y neuronas NPY que activan al SNA el que controla la lipólisis.27). + Receptores de Leptina + + Neuronas GnRH GnRH + Leptina Hipófisis FSH. La utilización periférica y el almacenamiento de energía están modificados en la obesidad Existen diversas alteraciones génicas periféricas en animales y pacientes obesos que afectan la forma en que los tejidos periféricos consumen energía y los adipocitos almacenan lípidos. es resistente a ella. La relevancia clínica de estos hallazgos experimentales fue revelada al identificarse ambas mutaciones en casos de obesidad humana. y en consecuencia. En una encuesta que incluyó más de 1 100 000 individuos se detectó un aumento significativo de IMC cuando la cantidad diaria de sueño disminuía a menos de 7 horas. con niveles de leptina proporcionales a la masa de los depósitos adiposos (Tabla 14. 14. resistencia a la insulina.. La leptina secretada por los adipocitos actúa en el núcleo arcuato del hipotálamo donde activa neuronas que expresan el receptor para leptina. hipertensión arterial y alteraciones de los lípidos circulantes. además de ejercer su efecto sobre los quimiorreceptores específicos arriba descritos. Existe una relación bien documentada entre la duración reducida de sueño y obesidad. Entre los neuropéptidos. En el caso del ratón DB el hallazgo fue una mutación inactivante del receptor para leptina y que por lo tanto a pesar de tener niveles muy elevados de leptina. Uno de estos genes es el del receptor activador de proliferación de peroxisoma tipo γ2 (PPAR-γ2). que aumenta la resistencia a la insulina de tejidos periféricos. Es de destacar que la disponibilidad de nutrientes afecta en forma directa la síntesis de varios neurotransmisores cerebrales. insulina) que controlan el eje hipófiso-gonadal En un estudio sobre 1 024 sujetos se verificó que en las personas que dormían menos de 8 h diarias el IMC aumentó proporcionalmente a la disminución de sueño.212 Capítulo 14 NÚCLEO ARCUATO Receptores MC4 Neuronas NPY Otros factores tienen niveles bajos de leptina y se curan de la obesidad y de la diabetes por la administración de leptina. Fig.4). un perfil hormonal compatible con menor gasto de energía y mayor apetito.11). Este es el fenómeno también en los pelirrojos. Hoy se sabe que la leptina sirve de señal para una adecuada ingesta de energía. El exceso de proteína agouti en el hipotálamo también antagoniza la acción de MSH sobre MC 4. 14.11 Modelo que vincula las 2 funciones atribuidas a la leptina: regulación de la masade tejido adiposo y pubertad. La administración en las comidas de histidina y de treonina aumentan marcadamente la concentración cerebral de los . contribuyendo al síndorme metabólico. el NPY y los derivados de la proopiomelanocortina (POMC) como la MSH son de importancia. colina (precursor de la acetilcolina) y tirosina (precursor de las catecolaminas) aumentan unas 3 a 6 veces luego de las comidas. La leptina circulante es también una señal que indica si existen depósitos de energía suficientes para iniciar un proceso de gran consumo de energía como la pubertad (Fig.14. LH + Leptina Lipolisis Esteroides sexuales + Gonadas Fig. arterioesclerosis y procesos de autoinmunidad. La leptina promueve la inflamación lo que provee un vínculo fisiopatológico entre obesidad y resistencia a la insulina. La proteína agouti en condiciones normales antagoniza a la MSH y estimula la síntesis de eumelanina en el folículo piloso. Sin embargo.ej. 14. Hemos mencionado en el Capítulo 13 cómo la “Sociedad de 24 horas” altera el balance autonómico resultando en lo que se denomina síndrome metabólico (obesidad.

14. la que es un poderoso agente dipsógeno. AGRP TEJIDO ADIPOSO (PPAR-γ2. con producción de angiotensina II. (b) liberación de aldosterona. La disminución del volumen intravascular desencadena además la activación del sistema renina-angiotensina. El mantenimiento de la temperatura central se da en primera instancia por cambios vasomotores y sólo cuando se sale de este rango se ponen en marcha los mecanismos de producción o disipación de calor (Fig. Así. La termogénesis asociada con escalofríos es inducida por el hipotálamo a través del sistema motor somático. La MSH actúa sobre receptores MC4 y el NPY sobre receptores NPY para modular la ingesta de alimentos y para afectar el gasto de energía vía el SNA. Estas neuronas coexpresan productos de la POMC (como MSH) y la proteína agouti.13 Componentes fisiológicos de la respuesta de sed. Se piensa que receptores en la pared del tubo digestivo controlan la cantidad de agua que se ingiere. . (b) la termogénesis no asociada con escalofríos. Tanto la osmolaridad plasmática como el volumen intravascular son las variables controladas por la conducta de ingesta de agua y electrolitos Esta conducta es regulada por el hipotálamo a través del sistema supraóptico-paraventricular-neurohipofisario y la secreción de vasopresina (u hormona antidiurética). 14. Estos fenómenos subrayan la importancia de una alimentación adecuada para el mantenimiento de una función cerebral normal. por Fig. La administración de leptina suprime al sistema NPY/AGRP (receptor de pa prtoeína agouti) y estimula la secreción de POMC. La ingesta de agua se termina mucho antes de que se haya producido ingreso de agua en cantidad suficiente desde el tubo digestivo al espacio extracelular como para equilibrar la osmolaridad aumentada o la volemia disminuida. 14. La termogénesis no asociada con escalofríos se controla por el sistema simpático en los depósitos lipídicos efectores a través de receptores adrenérgicos de tipo beta. Es interesante señalar que estudios inmunohistoquímicos indican que el órgano subfornical se comunica con el hipotálamo a proyecciones neurales que utilizan angiotensina como transmisor. Las señales "feed-back" para la regulación de la sed tienen orígenes variados (Fig. respectivamente. e implica producción de calor por una forma particular de tejido adiposo.14. los receptores se hallan en el sector de baja presión del árbol circulatorio (grandes venas y aurícula derecha).13). y de la secreción sudorípara.12 La leptina se produce por los adipocitos y actíúa primariamente por unión a sus receptores en neuronas hipotalámicas. La ingesta de agua está regulada también por la humedad de la lengua y mucosas y por la temperatura corporal. Este "sistema abierto" entre la ingesta y el cerebro ha sido explotado terapéuticamente. que comprenden modificaciones en la perfusión de las extremidades y tronco. La expansión excesiva del volumen intravascular pone en marcha mecanismos natriuréticos tanto periféricos (péptido natriurético atrial) como centrales (liberación de péptidos natriuréticos cerebrales). uno de órganos circunventriculares que se ubican fuera de la barrera hematoencefálica (Capítulo 1). El sistema simpático también es responsable de los cambios vasomotores. HIPOTÁLAMO Leptina Receptores de Leptina 213 NPY. (c) liberación de vasopresina. 14. Este en parte actúa proteínas desacopladoras de la cadena de oxidación intermedia (UCP 2 y UCP 3) y sobre el número de adipocitos a través del activador de proliferación de peroxisoma tipo γ2 (PPAR-γ2).15) La producción de calor (termogénesis) está bajo control neural. evitando así la sobrecarga. que se suma a la inducida en forma refleja a partir de los mecanorreceptores auriculares y de las grandes venas. La temperatura corporal es controlada por ajusta central y periférico de la producción y disipación de calor La tercera conducta hipotalámica que analizaremos es la conducta termorregulatoria. sobre cuyos núcleos en el tallo encefálico proyecta el hipotálamo caudal. El efecto estimulador de la sed de la angiotensina II circulante se ejerce sobre el órgano subfornical. 14.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico neurotransmisores histamina y glicina. El estímulo osmótico actúa directamente sobre osmorreceptores ubicados en el hipotálamo para producir la liberación de vasopresina. GHRH y la CCK) de un "sistema comando" de un único péptido desempeñando el papel complementario de transmisor y hormona para una respuesta homeostática. la colina administrada como suplemento en las comidas mejora el cuadro de la disquinesia tardía (Capítulo 11) y el que se presenta en ciertos casos de la enfermedad de Alzheimer (ambos vinculados con el déficit de acetilcolina). Este es otro ejemplo (como en el caso del CRH. Su análisis según la teoría de control está representado en la Fig. En el caso de las variaciones de volumen circulante. Son dos las variables controladas: la osmolaridad plasmática y el volumen intravascular. Existen 2 tipos de termogénesis: (a) la termogénesis por escalofríos. otros 3 efectos de la angiotensina II contribuyen a compensar la pérdida de agua: (a) vaso- Fig. Además de la ingesta de agua. el tejido adiposo pardo. UCP-2) Receptor de NPY - INGESTA CALÓRICA - Neuronas POMC (MSH) Receptor MC4 + MÚSCULO ESQUELÉTICO (UCP-3) + SNA constricción.

La temperatura en el hombre está precisamente regulada. y responden también a cambios en la osmolaridad. p. Por último. α-MSH) o farmacológicos restablecen la estimulación térmica del área preóptica o de la médula el punto de equilibrio.temperatura se hace en el el punto de equilibrio delEn esta la 14. presión arterial. Sólo en el recién nacido se verifica la liberación de TRH y subsecuente activación del eje hipófiso-tiroideo.ej. afecta al SNC en zonas fuera de la barrera hematoencefálica. citoquinas del tipo de la IL-1. siendo mínima a la mañana y máxima hacia el fin del día.14 Análisis del control hipotalámico de la temperatura según la teoría de control de sistemas. Estas neuronas son relativamente inespecíficas.) y la axilar. terminales colinérgicos en el territorio correspondiente (ver Capítulo 13). lo que lleva a un estado de poiquilotermia (es decir.que incluye aumento de la temperatura central). Es posible que las convulsiones febriles. compuestos tanto por neuronas sensibles al calor como por neuronas sensibles al frío. En esta región terminan neuronas vasopresinérgicas.16. axilas: 36.214 Capítulo 14 temperatura bucal es un procedimiento más preciso que el axilar para evaluar la temperatura central. la determinación de la Fig. timpánica. mientras que su destrucción induce hipertermia. Existe diferencia entre los datos obtenidos al evaluar la temperatura central (rectal. en el sueño de tipo REM se produce una desconexión transitoria de los mecanismos regulatorios autonómicos a nivel supraespinal. Varía con las regiones (p. espinal. rectal: 37.14. como en el caso de los glucorreceptores. El procesado central de la información central y periférica sobre Fig. de acción calorigénica. 14. Desde el punto de vista clínico.ej. Como un individuo de 75 años transcurre unos 6 años en sueño REM. Las prostaglandinas son intermediarios en los efectos de IL-1 sobre los órganos cicunventriculares.) contribuyen también como efector del sistema de control. glucocorticoides. que está más sujeta a fenómenos periféricos vasomotores y a la temperatura ambiente.16 Los distintos mecanismo por los cuales un aumento de citoquinas (ej. cabe señalar que todos los mecanismos citados son operativos sólo en dos de los tres estados en que transcurre nuestra vida: la vigilia y el sueño de tipo lento. La estimulación del hipotálamo posterior produce hipertermia. glucosa y esteroides sexuales. La amplitud de este ritmo es de unos 0. con aumento del "set-point" de temperatura y desencadena una serie de fenómenos intracerebrales resumidos en la Fig.6°C. y la inyección local de vasopresina tiene un efecto antipirético importante. La producción de pirógenos durante la infección bacteriana. existe. Por el contrario. escrotal: 32°C. como parte del mecanismo homeostático antipirético. sistema hacia la derecha. tan comunes en los lactantes. la temperatura central tiende a adaptarse a la temperatura ambiental). .2°C) y presenta un ritmo de 24 h vinculado en forma directa a la actividad de los núcleos supraquiasmáticos del hipotálamo. La estimulación del hipotálamo anterior produce vasodilatación y termogénesis sin escalofrío. a los cuales nos hemos referido en el Capítulo correspondiente a la sensibilidad somatosensorial (Capítulo 4). En relación a los receptores de temperatura involucrados en la conducta termorregulatoria. con secreción de tiroxina. Se ha determinado la existencia de un área hipotálamica antipirética. y su lesión lleva al animal a la muerte por hipotermia ante la exposición a un ambiente frío. etc. Fig.15 Los pirógenos desplazan hipotálamo posterior.. a nivel de los núcleos septales. Los antipiréticos región se han identificado neuronas cuya actividad se afecta por endógenos (AVP. IL-1) resultan en cambios centrales (conducta de enfermedad. como p. con aumento de la temperatura central.ej.7°C. puede afirmarse que no somos animales homeotermos en una parte importante de nuestra vida. Existen también termorreceptores centrales en el hipotálamo y médula espinal. un mecanismo dual. Por un lado se encuentran los termorreceptores periféricos. con caída de la temperatura. se medien por un efecto convulsivante de la vasopresina liberada ante el aumento de temperatura. Los cambios conductuales (búsqueda de abrigo. 14.

Esta situación hace imprescindible para el animal el predecir la caída de la noche con unas dos horas de adelanto. la existencia de nubes o la gran variación diaria de la temperatura ambiental. Actualmente se definen dos tipos de homeostasis. la deuda de sueño que se acumula a lo largo de la vigilia y que desencadena mecanismos reactivos adecuados para compensarla durante el sueño. autonómicos (erección. horas. véanse al respecto los textos de Fisiología Endocrina. Podría hacerlo por la posición del sol o por otras variables ambientales. que actúa como hormona en la lactancia (reflejo eyecto-lácteo) y como transmisor en las vías límbicas que inducen la conducta maternal. presentan un "reloj" de alrededor de 24 horas (Fig. la reactiva y la predictiva. Existen también otras oscilaciones biológicas. 14. el mismo grupo de neuronas comando está regulando los diversos componentes endocrinos (descarga hormonal hipofisaria y gonadal). Esta es la razón de la naturaleza rítmica de las funciones fisiológicas. Así como las sociedades humanas están organizadas en base a un ritmo diario de 24 horas y a un ritmo anual de 365 días. no a la inmutabilidad de las variables fisiológicas. La temperatura corporal y el ritmo de hormonas plasmáticas como el cortisol aumentan unas horas antes del despertar. sino al margen dentro del cual estas variables oscilan normalmente. El objetivo final de esta variación fisiológica periódica es que exista coincidencia. La homeostasis predictiva comprende los mecanismos anticipatorios que preceden a un fenómeno ambiental predecible temporalmente y que facilitan una mejor adaptación fisiológica ante ellos. En el hombre esta conducta anticipatoria se muestra en distintos ritmos diarios. que le permita la predicción temporal. sin tener que depender de la lectura de señales externas. meses).17) y un "calendario" de duración anual.17 Ritmo de actividad locomotora en el hámster. Lo que la evolución ha seleccionado es un “reloj biológico” preciso y fiable pero. como la temperatura. En oscuridad permanente el curso presenta el periodo endógeno (mayor de 24 h). Los ritmos biológicos son la base de la homeostasis predictiva La sucesión de los días y las noches precedió al desarrollo de la vida sobre la Tierra. flexible como para ser resincronizado ante una nueva situación experimental. Supongamos que un pequeño mamífero con actividad y conducta diurnas de búsqueda de comida. nuestro sistema digestivo se pone en marcha tiempo antes de la hora habitual de las comidas. la modificación postural. desde el crecimiento de una célula de la piel a las funciones psíquicas más complejas. El reloj circadiano es ideal para cumplir esta función: podríamos tener una idea suficientemente precisa de la hora del día con sólo analizar nuestra estructura biológica periódica y sin consultar nuestro reloj de pulsera. . y así optimización. orgasmo) y motivacionales (libido) de la conducta sexual. tiene también componentes de proyección hacia la corteza límbica. se ha creado un "día" y una "noche" dentro del organismo. las diversas funciones fisiológicas. Analizaremos en el que sigue otro de importancia. y distribución menos general que las circadianas y circanuales. sin embargo. Es decir. nuestro sistema cardiovascular se prepara de antemano para un cambio esperable cada noche. Si se retrasa unas horas el comienzo de la noche. y así los eventos neuroendocrinos centrales del ciclo sexual. intuida por Cannon al llamar homeostasis. Es entonces de extrema utilidad para la supervivencia del animal. La homeostasis reactiva estudia el conjunto de reacciones que se ponen en marcha ante las modificaciones de variables 215 Fig. del máximo en actividad de órganos y sistemas con el momento del día o época del año en que se requiere en especial tal función. Otro caso semejante es el de la ocitocina. días. lo que como hemos dicho. Se habla así de ritmos circadianos y ritmos circanuales. En el momento de aparición de las formas vivientes existía ya una materia inorgánica con elementos periódicos impresos de tal forma que la vida que pudiera auto-organizarse en torno a ella tuviera que ser necesariamente rítmica. fisiológicas necesarias para la vida. No trataremos en la presente obra los componentes de estas conductas. Un ejemplo de estas variaciones son las ultradianas (de período menor a 24 h) de secreción hormonal o las infradianas de 28 días.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico Existen grupos neuronales de comando para las conductas sexual y maternal La cuarta conducta hipotalámica que analizaremos es la conducta sexual y la conducta maternal. permite optimizar nuestra adaptación. que regulan la conducta sexual. La base de la homeostasis predictiva es la naturaleza oscilatoria periódica de las funciones fisiológicas. La actividad en días sucesivos (barras negras) coincide con la fase de oscuridad en la situación sincreonizada. a la vez. halla dichos alimentos a una distancia de dos horas del sitio donde se refugia durante la noche para escapar de su depredador. como el ciclo menstrual. de diversos períodos (minutos. Pero. relativo. Es decir. hacen que el valor de tales parámetros de referencia sea poco confiable y por lo tanto. Hemos analizado en este Capítulo y el precedente numerosos ejemplos al respecto. El grupo de neuronas LHRH que regula la descarga hipofisaria de gonadotrofinas. el poseer un sistema de control de tiempo integrado en su propio organismo. el animal se adapta con un retardo (equivalente al “jet-lag”). 14. Si se lesionan los núcleos supraquiasmáticos se observa abolición del ritmo.

La temperatura corporal central alcanza su nadir a las 04:00 . 6. Las curvas de respuesta de fase para la luz. un estímulo fuerte produce mayores adelantos o retrasos de fase que uno débil. El estudio de las curvas de respuesta de fase en distintas especies ha conducido a la formulación de las siguientes leyes generales: 1. ya que existen fases de sensibilidad y refractariedad a la luz. cerca de. L:O. Las curvas de respuesta de fase son universales. 3. Los cambios en temperatura corporal marcan la actividad del reloj. Se denomina ritmo circadiano a un ritmo de 24 h en una función orgánica que persiste en oscuridad o luz continua.20). En otros momentos del día. presenta una curva de respuesta de fase opuesta a la de la luz. 4. mientras que otros sólo se ponen de manifiesto al cabo de unos días (los adelantos de fase). 1:23. L:O 0:24 (B). 14.19). La melatonina. Es interesante destacar que el pulso de luz aplicado como agente sincronizador. o de una especie a otra. Las curvas de respuesta de fase no son simétricas. la exposición a la luz no ejerce efectos apreciables de adelanto o retraso de la fase del ritmo circadiano. en cuanto a la magnitud de los avances o retardos de fase observados. aunque con un período ligeramente distinto ("circa". aplicado durante la segunda fase de la noche. sino que existen momentos definidos de sensibilidad. la exposición a la luz durante la primera parte de la noche retrasa la fase del ciclo. los ritmos circadianos son adelantados. La actividad comienza cada día a la misma hora. Algunos de los efectos del Zeitgeber sobre las curvas de respuesta de fase son inmediatos (los retardos de fase). Dependiendo de cuándo se aplica el estímulo resincronizador.19 Curva de respuesta de fase ante la luz y la melatonina en el hombre. 14. no es efectivo en cualquier momento del ciclo diario. La acción del sincronizador varía durante el ciclo de 24 horas siguiendo una curva de respuesta de fase Como podemos ver en la Fig. A continuación analizaremos las bases de estos distintos estados de fotosensibilidad. del reloj corporal. . señal química circulante de la noche producida cada día de nuestra vida por la glándula pineal (una verdadera "hormona de la oscuridad").. o viceversa (Fig. En los seres humanos. 2. en ciertas especies los avances de fase pueden predominar sobre los retardos. esta sincronización no puede efectuarse en cualquier momento. estas observaciones fueron extendidas a todos los seres vivos. 5. circadiana). mientras que ese mismo estímulo. dependen de la intensidad del estímulo luminoso aplicado: en un mismo individuo.216 Capítulo 14 siempre predecible.18 Ritmo de temperatura corporal en el hámster mantenido bajo un fotoperiodo L:O 1:23 (A).05:00 h. Las curvas de respuesta de fase difieren de un individuo a otro. Son idénticas en un animal nocturno o diurno. atrasados o no se modifican. las oscilaciones endógenas de estos relojes biológicos es cercana a 24 h (23-25 h. una sola hora de luz es suficiente para sincronizar la actividad motora en este roedor (ciclo de luz-oscuridad. invertebrados o vertebrados. En el caso de los ritmos diarios. como elemento central del efecto del agente sincronizador sobre la fase de los ritmos existe una variación rítmica en la respuesta del organismo ante él. 24 horas) (Fig. Sin embargo. El fenómeno de la diferente respuesta a un zeitgeber en función del momento del ciclo circadiano en que se aplica. coincidiendo con el inicio de la fase de oscuridad. La variabilidad de la respuesta. 14. La sincronización de un ritmo por el Zeitgeber consiste primariamente en la modificación del periodo del ritmo (τ).17). es decir. T= 24).18 obtenida de experimentos realizados con el hámster dorado en nuestro laboratorio. 14. la adelanta (Fig. Nótese que una sólo hora de luz es capaz de sincronizar el ritmo circadiano.19). Los procesos bioquímicos. Fig. Es decir. que sin embargo es Fig. Posteriormente. o modificar la fase. fue observado por primera vez por Pittendrigh en algas unicelulares. estando presentes en todos los organismos vivos. 14. 14. Estos ritmos se sincronizan a 24 horas por la acción de “Zeitgebers” (del alemán: dadores de tiempo) o sincronizadores. del cual el más importante es la luz. y nuevamente L:O 1:23 (C). Un agente sincronizador puede "resetear". 14. con adelantos de fase cuando se la administra en la primera parte de la noche y retrasos en la segunda (Fig. se ilustra en la "curva de respuesta de fase". fisiológicos y conductuales fluctuantes rítmicamente están bajo el control de "relojes biológicos" presentes en el SNC.

En los seres humanos.21). otros factores como el ejercicio físico o la dieta y factores sociales también juegan un papel que puede o no sumarse al de la luz natural. Tal secuencia y espaciamiento de los valores máximos de los ritmos diarios revela las ordenadas relaciones causa-efecto en los procesos corporales de toda índole.oscuridad u oscuridad-luz. Desde un punto de vista formal. 14. y durante este periodo existen alteraciones (por ejemplo. La exposición a la luz natural de cada mañana "adelanta nuestro reloj" una hora en promedio. En el individuo enfermo se amortiguan o desaparecen varios de estos ritmos. Estos mapas de fase pueden experimentar transitorias disrupciones cuando el organismo es obligado a hacer un rápido ajuste a un nuevo horario.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico 217 Fig.20 puede deducirse qué señal sincroniza diariamente a nuestro reloj haciéndolo pasar de τ ~ 25 h a una T de 24 h. En tales circunstancias las diferentes funciones rítmicas no se adaptan con la misma velocidad y se modifican las relaciones temporales entre ellas. el estímulo luminoso es ineficaz para modificar el periodo circadiano. b) que cada una de las células posea una organización circadiana autónoma. vegetales y animales miden la longitud de la noche como el tiempo transcurrido entre el crepúsculo y el alba. y su normalidad constituye lo que podríamos definir como la quintaesencia de la salud. la diferencia entre estos ritmos es cuándo ocurre su máximo (Fig.20 Las curvas de respuesta de fase para la luz y la melatonina no son simétircas En todos los casos. En general. sincronizada por un oscilador central. dependientes de un oscilador único. mostrada en el esquema por los círculos. el conjunto de células que muestran oscilación circadiana en órganos y tejidos son sincronizadas por un nivel Fig. En el caso de los organismos pluricelulares. Como el individuo se encuentra en condiciones normales de luz-oscuridad. La importancia del alba y el crepúsculo puede apreciarse simplemente observando la actividad de aves e insectos en un día de campo en dichos momentos de transición. físico. La normalidad se caracteriza por un mapa de fase sincronizado. En conclusión.21 Mapas de fase de varios ritmos circadianos en el hombre. existen al menos dos posibilidades teóricas: a) que las distintas células sean elementos pasivos de un sistema de señales rítmicas emitidas por un oscilador central. químico o ambiental sobre el periodo de un ritmo circadiano. las curvas de respuesta de fase indican que durante gran parte del ciclo diario. La totalidad de las respuestas fisiológicas presentan ritmos de 24 horas. Es también destacable que los periodos de eficacia luminosa están en las transiciones luz. La resincronización requiere unos días (en promedio 1 día por cada hora de desfasaje). Con el progreso de los años se produce la característica alteración cronobiológica del anciano: la disminución en la amplitud y el acortamiento de la fase de los ritmos circadianos. el "jet-lag"). las curvas de respuesta de fase describen fielmente el mecanismo circadiano. Lo que varía para cada uno de ellos es el horario en el que se presenta el máximo diario (o "acrofase" del ritmo. De la curva de respuesta de fase a la luz en el hombre (Fig. su elaboración es un requisito fundamental para aceptar el efecto de cualquier agente. Las funciones biológicas rítmicas están organizadas sobre una base genética En un organismo unicelular es posible ya observar una verdadera organización circadiana con ritmos de distintas acrofases. 14. Es como si el organismo leyera las instrucciones del "zeitgeber" sólo en el alba y el crepúsculo. Las barras indican la variación estadística de la acrofase). Distintos estudios llevados a cabo durante los últimos 20 años han indicado que todos los tipos celulares de un organismo pluricelular expresan ritmicidad circadiana. 14. como el que acaece luego de un vuelo transmeridiano o por el cambio de turno de trabajo. En los organismos pluricelulares. . desde los genómicos a los conductuales. Este hecho es de gran importancia porque no siempre las poblaciones humanas están expuestas en la vida contemporánea a esta situación. cada uno de los ritmos mostrados tiene un período de exactamente 24 h. 14.

sobre los cuales el Zeitgeber tiene un efecto más o menos directo. clock) y están en estudio los productos de estos genes.. esta desincronización puede producirse por causas externas (ejemplos: vuelos transmeridianos o el trabajo en turnos rotatorios). mPER). (b) estimulan síntesis de PAS1 (feed forward positivo). Como resultado se codifican proteínas funcionales cuyas funciones son entrar al núcleo e inhibir su expresión génica (retralimentación negativa). Como resultado se codifican proteínas funcionales (ej. Como ya dijimos. estimular la síntesis de factores de transcripción PAS1 (retroalimentación positiva) y estimular genes “río abajo” regulados por el reloj (ej. tim. el oscilador u osciladores primarios. Estos núcleos. frq.22 Hipótesis actual sobre el funcionamiento de los genes del reloj. CYCLE en Drosophila. tienen la propiedad de generar ritmos de 24 horas aun aislados del resto del cerebro. la vigilia o la alimentación.22) Los núcleos supraquiasmáticos del hipotálamo son el marcapasos central para los ritmos circadianos En los organismos pluricelulares la expresión genómica circadiana individual de cada célula requiere ser sincronizada por una estructura jerárquicamente superior a fin de dar origen a los distintos ritmos circadianos. Un grupo de células ganglionares localizadas en la periferia de la retina y que contienen el fotopigmento melanopsina proyectan a los NSQ y a otras áreas hipotalámicas y está vinculada con la respuesta neuroendocrina a la luz que se observa en todos los vertebrados y en el hombre. involucran una gran cantidad de áreas cerebrales funcionando en red. 14. Como existe una homología notable entre los genes involucrados desde la Drosophila hasta los seres humanos puede decirse que estos genes hablan un "idioma común". Dos tipos de proteínas regulatorias de la transcripción del tipo PAS) inician el ciclo. los NSQ. Dos tipos de proteínas regulatorias de la transcripción PAS inician el ciclo. Los genes del reloj son una propiedad universal de los seres vivos. mCRY/mPER en ratón. 14. mBMAL1). 14. PER/TIM en Drosophila. (2) factores PAS2 (mCLOCK en ratón. mCLOCK-mBMAL1) la que desencadena la expresión de los genes centrales del reloj. como ocurre en individuos sometidos por largos periodos de tiempo a una situación curso libre (“free-running”) Está hoy establecido que los mecanismos del reloj son genómicos y en los últimos años ha habido un tremendo progreso en la elucidación de las bases moleculares del reloj circadiano. que tienen 3 funciones (a) entran al núcleo e inhiben su expresión génica (feedback negativo). Existe dimerización transitoria con formación de heterodímeros (ej. En los mamíferos existe evidencia de que una región del hipotálamo anterior.. DBP: albumin D binding protein element. o internas. Un tema interesante es la existencia de más de un oscilador primario en los vertebrados. constituye el marcapasos central para los ritmos circadianos (Fig. en el caso de los ritmos circadianos la región cerebral participante es única y de volumen insignificante. CCGs: genes controlados por el reloj). El esquema aceptado en el momento actual es el siguiente (Fig. tan común como el del código genético. los factores PAS2 son de actividad constitutiva (ej.. Existen ritmos circadianos en la expresión de genes en todo el reino animal y vegetal y a cada nivel de organización. Lo hacen Fig. (c) aumentan los genes “río abajo” regulados por el reloj (ej. La integridad de estos núcleos es necesaria para la generación y mantenimiento de los ritmos de 24 horas. GCS: ganglio cervical superior. NPV: núcleo paraventricular. Es decir que si bien las conductas complejas.23). 14. AVP. .22). como el sueño. Estas son (1) factores PAS1 (mBMAL1 en ratón. Una evidencia de la jerarquía de osciladores es que en muchas oportunidades se produce desincronización entre distintos ritmos en el mismo individuo. FRQ en Neurospora). tan universal como el ciclo celular. WC-2 en Neurospora) de actividad Fig. constitutiva. NSQ: núcleos supraquiasmáticos. desencadenada en el ciclo precedente (ej. Se han identificado genes que controlan ritmos circadianos (gen per. síntesis de AVP) (Fig. así como para su sincronización por los ciclos de luz-oscuridad.. mCLOCK).23 Localización de los componentes del sistema circadiano en el cerebro humano y su vía principal de transmisión de la información luminosa. Los factores PAS1 tienen actividad periódica y transitoria. Existe dimerización transitoria con formación de heterodímeros lo que desencadena la expresión de los genes del reloj (mCRY. que contienen unos pocos miles de neuronas en el hombre.218 Capítulo 14 jerárquicamente superior. 14. CLOCK en Drosophila. WC-1 en Neurospora) y tienen actividad periódica y transitoria. desencadenada en el ciclo precedente. lo que implica la necesidad de una jerarquización de los mismos.

4. Tabla 14. núcleo paravenneuronas de los NSQ. neuronas del NSQ contienen GABA y un transmisor peptídico. Los pasos clave señalados incluyen una transmisión multisináptica desde el NSQ a los sistemas de control hipotalámicos a través hipotalámicas (subPVN. el sueño y las secreciones hormonales sincronizan por el estímulo luminoso 3. los ritmos de melatonina o cortisol no se recuperan) por lo que la formación de conexiones precisas entre los injertos de NSQ y las neuronas efectoras son necesarias para la transmisión plena de la señal del reloj. 14.5pudo verificarse que varios tejidos endocrinos aislados y de la fase de predominio simpático y aumento de temperatura (p. conexión del NSQ con el área preóptica es a través de proyecciones neurales específicas (haz retinoimportante para la regulación del sueño. corporal: los sistemas endocrino y nervioso autónomo (Fig. como los medios de comunicación (los sistemas endocrino y La actividad eléctrica aumentada del NSQ durante el día se da nervioso autónomo).25). 2. embargo. monopolizanpresencia de todos estos transmisores en combinaciones do tanto la información relevante originada en el Zeitgeber diferentes le dan a las neuronas del NSQ una diversidad ambiental (la recibida a través del haz retino-hipotalámico) importante para transmitir sus señales. como diurnos como los primates (Fig. Las glándula pineal. Sus neuronas poseen una actividad eléctrica endógena rítmica. La información generada en estos tricular talámico) para la sincronización de conductas hipotalánúcleos es trasmitida a áreas específicas del hipotálamo basal.24). la glándula suprarrenal) mantenían una periodicidad de 24 se dan al comienzo de la fase de luz. que se manifiesta en aislamiento. y no de la de oscuridad h se propuso que estos órganos eran responsables de sincronicomo en la rata. aunque secundariamente. Las neuronas del NSQ contienen que controlan los dos grandes canales de comunicación diferentes neuropéptidos como la AVP. Así se propuso un mecanismo humoral que podría ser suficiente para restaurar la ritmicidad perdida sin necesidad de los contactos sinápticos. la secreción de corticoides y el comienzo de actividad Como Relevancia funcional neuroendocrina de las proyecciones del NSQ. Sin embargo.ej. Una derivación interesante es que el único destrucción del pequeño conjunto de neuronas de los produjo la territorio simpático activado de noche en el humano es el de la desaparición completa de todos los ritmos circadianos. reflejando su posible especialización funcional. No tenemos aún respuesta plausible ritmos de 24 h en funciones conductuales o celulares. Los efectos circadianos del NSQ se ejercen: 1. La el área preóptica medial (ver Capítulo 15). vías directas del NSQ a regiones promotoras del sueño y del intermediarios entre el NSQ y las neuronas despertar y la integración de homeostasis reactiva y predictiva en relación con el ritmo sueño-vigilia en autonómicas y neuroendocrinas. la señal producida por el NSQ sobre zar los ritmos de otros tejidos. responsable de la secreción de melatonina.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico 219 NSQ intactos a animales con NSQ destruidos restablecen los ritmos perdidos El trasplante de NSQ restaura la actividad locomotora normal en animales con NSQ lesionados. o lesiones amplias de SNC. La genómicas de trillones de células del organismo. la transmisión multisináptica hacia la glándula pineal dial y área preóptica medial) posibles que controla la secreción de melatonina. micas y actividad locomotora. Es decir. GRP y somatostatina. la remoción de los distintos efectores mencionados más arriba se interpretará dichos órganos. Sobre neuronas neuroendocrinas (Tabla 14. Estos son ejemplos de procesos controlados por la cambios eléctricos se acompañan con actividad metabólica alta homeostasis predictiva y reactiva y captación de glucosa mayor durante el día subjetivo y se En los seres humanos. En los primates. Sólo la para este fenómeno. no eliminaron los de una manera diferente.24 Transmisión de la información circadiana desde el oscilador a los sistemas hipotalámicos hipotálamo (PVN). núcleo dorsomede núcleos adyacentes del hipotálamo anterior. puede decirse que las Electrofisiológicamente se ha demostrado que el glutamato es "oligarquías neuronales" de los NSQ controlan las oscilaciones también un transmisor en las vías eferentes del NSQ. Sobre neuronas autonómicas de núcleo paraventricular del Fig.5). Sobre estructuras que controlan los ritmos circadianos. Los transplantes de están bajo el mando doble del reloj circadiano y de mecanismos . Sin embargo esta restauración de ritmos es parcial (por ej. por estímulos no fóticos. resultando en la activación genómica de las extrahipotalámicas (cuerpo geniculado lateral. Un 50% de las 14. evidencias fundamentales que indican la naturaleza de reloj de los NSQ son: 1. incluyendo el ritmo sueño-vigilia. sin la actividad física. pero este efecto se ve aún antes de que se reestablezcan las comunicaciones sinápticas. 14. El oscilador maestro es también sincronitanto en mamíferos nocturnos como el hámster como en zado. con Los fenómenos neuroendocrinos y el sueño actividad alta durante el día y baja en la noche. 2. Remedando a las oligarquías humanas. 3.. Sobre estructuras hipotalámico).

Este componente circadiano de la secreción del prolactina es mucho más pronunciado en las mujeres que en los hombres. Los niveles del día son bajos y relativamente estables.vigilia (ej. la elevación nocturna empieza en horas de la tarde con un máximo alrededor del principio del período de sueño (Fig.. del ritmo circadiano (ej. El comienzo del sueño.220 Capítulo 14 de glucocorticoides y de melatonina. Por su parte los mecanismos circadianos juegan su papel fundamental en determinar el momento del comienzo del sueño y la alternancia y duración adecuadas de sueño lento y REM (Capítulo 15). A su vez las alteraciones del marcapasos circadiano. melatonina). o de ambos procesos con influencia semejante (ej. existen además pulsos durante el día que son más frecuentes y de amplitud superior al de los hombres. 14. Se muestra el predominio relativo de sueño lento en la primera mitad de la noche y de sueño REM en la segunda mitad de la La secreción TSH es una hormona controlada por mecanismos y reactivos y por el reloj circadiano Existe tanto una modulación por frecuencia como por amplitud del ritmo de 24 h de TSH. En los adultos jóvenes normales. 14.26). Los cambios del ciclo sueño-vigilia son seguidos inmediatamente por cambios del ritmo secretorio de GH. el homeostático reactivo y el predictivo circadiano. GH. TSH) (Fig. La liberación de prolactina está íntimamente vinculada con el sueño lento (Capítulo 15). cortisol.26). En el caso del envejecimiento. tiene un efecto liberador de prolactina cualquiera sea el momento del día en que da.. Los receptores MT-1 tienen que ver con el aumento de amplitud y los MT-2 con la fase del ritmo de actividad eléctrica. Para la mayoría de las hormonas hipofisarias. ocurre en mayores de 5060 años. La secreción de prolactina y de GH está controlada por la homeostasis reactiva En los adultos jóvenes normales. En los adultos jóvenes normales. está normalmente asociado con alteraciones profundas de ambos procesos. Estos últimos relacionan la profundidad de sueño con la duración de la vigilia previa. . En mujeres jóvenes. se completan en la mitad de la vida. la mayor parte de la secreción de GH (>70 %) ocurre poco después de iniciarse el sueño. Los ritmos hormonales dependen preponderantemente del homeostato sueño. Fig. 14.25 Efecto de la melatonina sobre la actividad eléctrica del NSQ. evaluados por las disminuciones exponenciales del sueño lento y de la secreción de GH y prolactina. Es reconocido desde hace más de 30 años que la secreción de GH se estimula durante el sueño lento (Fig.. 14. Así las alteraciones del sueño lento como las apneas o el sueño empobrecido del geronte cursan con bajo nivel nocturno de prolactina.26 Ritmos circadianos de liberación de varias hormonas en individuos normales. el tiempo que transcurre entre cada periodo de sueño lento-sueño REM) los que son armónicos de 24 h. sus ritmos de 24 h resultan de la interacción del reloj circadiano con el homeostato del sueño e incluyen componentes ultradianos o pulsátiles (de alrededor de 90 min. 14. Los cambios del homeostato. prolactina). En los varones adultos jóvenes normales. 14.26). Sin embargo las amplitudes del pico de prolactina son menores cuando se da fuera del horario nocturno. La alteración primaria mayor que explica la hiposecreción de GH en la vejez es el aumento de secreción de somatostatina hipotalámica. acompañado de la presencia de sueño lento. el perfil de 24 h de GH circulante consiste en concentraciones bajas estables interrumpidas por los pulsos secretorios. Como en el caso de la prolactina existen también influencias circadianas reveladas por las variaciones relativas de la liberación de GH inducidas por el sueño lento dependiendo del momento del día en que se da el sueño. el perfil en circulación de prolactina se caracteriza por una elevación nocturna inmediatamente después del comienzo del sueño y culminando alrededor de la mitad de la noche (Fig. lo que indica que también la secreción de prolactina es influida en parte por el ritmo circadiano. evaluado por las modificaciones de sueño REM y de los perfiles secretorios Fig. homeostáticos reactivos.26).

de una intensidad de por lo menos 2500 lux (la intensidad del atardecer en verano). cirugía o inmovilización. de nueva oscuridad. existen también efectos modulatorios ejercidos por el homeostato del ritmo sueño-vigilia. Las hormonas neurohipofisarias ocitocina y AVP muestran ritmos diarios con máximos durante el sueño. anula el pico nocturno dentro de los 10 a 20 min de la exposición. el cortisol plasmático muestra un máximo al principio de la mañana (alrededor de las 0700-0800 h) seguido por un período prolongado de niveles mínimos centrado alrededor de medianoche y una elevación abrupta durante la parte más tardía de la noche. El comportamiento secretorio pulsátil de las gonadotrofinas es marcado y ha sido bien demostrado. La amplitud del pico secretorio de melatonina está influida por diferentes factores: 1. Asimismo la resorción ósea está muy vinculada con la calidad del sueño. el ejercicio físico puede incrementar su secreción. La leptina está regulada por la homeostasis reactiva y tiene una correlación negativa con ACTH y cortisol. el nadir del ritmo de cortisol en un individuo de más de 70 años es tres a cuatro veces superior al de un adulto joven. que son más pronunciados en el nadir del ritmo que en su cresta (Fig. El tipo de luz: la luz brillante artificial. El estilo de vida.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico Esta elevación vespertina indica la presencia de un importante efecto circadiano. Recíprocamente. El aumento de leptina suprime el apetito durante el sueño. 7. los despertares y particularmente el último REM es seguido de forma consistente por episodios de secreción de cortisol. durante la segunda parte de la noche. La presencia de variaciones circadianas de la secreción de gonadotrofinas ha sido también observada. Por lo tanto. Recíprocamente. 2. con valores máximos nocturnos que oscilan entre 100 y 200 pg/ml y mínimos durante el día (10-30 pg/ml). La misma intensidad lumínica aplicada en la última parte de la fase de oscuridad adelanta el pico secretorio y por la tarde. aumentan el contenido pineal y/o la secreción de melatonina. el comienzo del pico de secreción de la hormona se adelanta y en invierno se retrasa. Recíprocamente. De hecho. el que es a su vez resultado de los cambios periódicos en el nivel de estímulo pituitario por CRH a través de receptores rCRH-1 (Fig. Hemos mencionado previamente que la leptina presentaba valores máximos durante el sueño mientras que la GHrelina lo presentaba durante el día. El sistema reninaangiotensina-aldosterona. 5. en humanos. el comienzo del sueño esta consistentemente asociado con una inhibición de la secreción del cortisol. dependientes del reloj circadiano vía la secreción de melatonina. se ha observado un discreto descenso en la cantidad de melatonina secretada. Sin embargo.26). Existe también un avance de fase del ritmo de cortisol con la edad. En el joven. En el caso de las hormonas que controlan la calcemia.17). En el hombre. la inhibición de TSH por el sueño lento ilustra la interacción entre el sueño y la ritmicidad circadiana. de pulsos secretorios La secreción de cortisol y melatonina está controlada controladas por el reloj circadiano Los cambios de 24 h en los perfiles circulantes de cortisol reflejan el control circadiano de la secreción de ACTH. A su vez. en las últimas horas de luz y primeras de oscuridad.26). el sueño REM se asocia frecuentemente con incrementos de TSH. existen reportados ritmos circadianos para todas ellas. retornando la melatonina a su valor a los aproximadamente 40 min. El aumento vespertino de TSH es considerado un marcador del reloj circadiano. el declive en los niveles de TSH luego del comienzo del sueño refleja una influencia inhibitoria del sueño en la secreción de TSH. durante la privación de sueño. Este perfil está principalmente controlado por el marcapasos circadiano a través de la modulación de la amplitud de pulsos secretorios. 6. 4. Drogas: las hay que disminuyen la amplitud del pico nocturno. como la resistencia a la insulina y el déficit de memoria. sin relación con la fase de sueño (Fig. muestra oscilaciones nocturnas asociadas a los ciclos de sueño. La estación del año: en verano. 3. la disminución nocturna de TSH no se observa y los niveles continúan aumentando hasta la mitad del periodo de sueño. De hecho. 221 La concentración plasmática de melatonina presenta un ritmo circadiano. Este efecto inhibitorio de sueño aparece relacionado con la fase no-REM. más en mujeres que en hombres. El ciclo menstrual: en la fase preovulatoria. La ritmicidad diurna se conserva aunque el individuo envejezca. Es de destacar que se han reportado ritmos circadianos para la mayoría de las hormonas en circulación. La edad: las diferencias día-noche en la concentración de melatonina plasmática son de 3 a 5 veces mayores en los niños que en los ancianos. por lo que los niveles de cortisol se igualan en ambos sexos a partir de los 60 años. lo retrasa. tales como bloqueantes beta adrenérgicos y benzodiacepinas. La coincidencia del periodo de secreción de melatonina con la fase de oscuridad. Los niveles de cortisol son mayores en hombre jóvenes que en mujeres jóvenes. elevaciones aun modestas del cortisol vespertino podrían facilitar el desarrollo de perturbaciones asociadas con el exceso de glucocorticoides. probablemente . Entre los 20 y 80 años los niveles basales del cortisol aumentan un 20-50%. en lugar de la frecuencia. en conjunción con los ciclos de activación autonómica en particular en el REM. En el hombre. 13. El envejecimiento se asocia con una disminución progresiva en la secreción de TSH por una disminución en la amplitud. tipo de trabajo. La inhibición de TSH está relacionada con las fases de sueño lento. El estrés: diferentes tipos de estrés inducidos en animales. tales como hipoglucemia. habiéndose recientemente identificado una acción importante de la melatonina en la resorción y aposición óseas. 14. 14. Las alteraciones de los perfiles del cortisol en mayores de 50 años consisten en un aumento moderado de la secreción de cortisol en ambos sexos. Típicamente. o cualquier otro factor que condicione el tiempo de exposición al sol. el pico de secreción de melatonina se produce entre las 2 y las 6 de la mañana. Estudios en animales y en clínica humana han indicado efectos deletéreos de la hiperactividad del eje hipotálamo-hipófisosuprarrenal sobre todo a niveles del hipocampo. es un hecho común a la totalidad de los seres vivientes. El sueño REM coincide con la fase de pulsos secretorios de LH. Es de interés que no sólo la liberación de hormonas neurohipofisarias sino su efecto renal o uterino muestran un ritmo diario.

Como la longitud de la fase de oscuridad es detectada a través de la extensión de la fase de secreción de melatonina. Esto ha podido ser demostrado para numerosos ritmos de 24 h. . entre ambos tubérculos cuadrigéminos superiores.27 Fórmula de la melatonina (5-metoxi-N-acetiltriptamina). especificidad y localización en el SNC se han identificado distintos receptores para la melatonina (MT-1.7 Efectos de la melatonina. 14. El ejemplo más obvio lo da la reproducción estacional. Es una verdadera "hormona de la oscuridad". SAD: enfermedad afectiva estacional. tanto de fenómenos centrales como periféricos. recibe información sobre la luz ambiental a través de la vía: retina .ganglios simpáticos cervicales superiores . mostrando un ritmo cercano a 24 horas en ausencia total de sincronizadores ambientales. todos ellos pertenecientes a la superfamilia de receptores Tabla 14.222 Capítulo 14 Tabla 14. La secreción de melatonina está normalmente limitada a las horas de la noche. es posible administrar melatonina de tal forma de reproducir la fase de larga duración de la noche invernal. MT-3 y nuclear) (Tabla 14.6 y Fig. Puede considerarse como establecido definitivamente el papel de la glándula pineal en la transmisión de información luminosa al sistema neuroendocrino. La melatonina se secreta hacia la circulación. 14. Para los ritmos circadianos.NSQ . 14. controlada en los animales que viven en zonas templadas por los cambios cíclicos en la longitud del fotoperíodo.6 Receptores para melatonina por los mecanismos de activación autonómica arriba mencionados.23). En base a sus propiedades cinéticas. Por esta razón. la melatonina es una señal circulante sincronizadora de gran eficacia. La melatonina se sintetiza a partir del triptófano en la glándula pineal a través de la hidroxilación y descarboxilación a serotonina.26). ECAC: estudios clínicos aleatorizados y controlados. código químico de la duración de la noche. MT-2.27). . o la fase de corta duración del verano.inervación simpática postganglionar pineal (Fig. La variación luz oscuridad en la síntesis de melatonina es el hecho esencial que explica la participación de la glándula en la fisiología de los ritmos biológicos. ubicada en el epitálamo. Se ha completado el clonado de los receptores MT-1 y MT-2. 14. La pinealectomía bloquea la capacidad para percibir correctamente la señal ambiental estacional. Fig. 2) la secreción de melatonina está bajo el control del oscilador circadiano. la melatonina puede ser utilizada como un marcador del sistema circadiano. La función primaria de la glándula pineal es la secreción de la hormona melatonina (Fig.28). donde presenta un ritmo circadiano con máximos durante el período de oscuridad (Fig.proyecciones descendentes autonómicas a la columna intermediolateral cervical . La información sobre la luz ambiental es transmitida desde la retina a la glándula pineal por una vía multisináptica que incluye al simpático cervical La glándula pineal. 14. y N acetilación y O metilación de la serotonina a melatonina. la “hormona de la oscuridad”. y este patrón de secreción está regulado de dos formas: 1) la luz suprime la producción de melatonina.

El receptor MT-3 tiene un 95% de homología con la quinona reductasa 2 y se piensa que la melatonina actúa modificando está enzima. entre ellos el desarrollo de un nuevo tipo de fármacos. La administración de melatonina (3 mg a las 2300 h cada día) corrige la alteración de sueño. Tiene que ver con la modulación de la 5-lipoxigenasa y su función está restringida a células inmunes (immunomodulación). Fig. quienes al no percibir la luz presentan desincronización de sus ritmos circadianos (Fig. . los "cronobióticos".Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico 223 que por sus particulares propiedades de antioxidante los efectos de la melatonina trascienden su mera función hormonal y le otorgan una importante función neuroprotectora que está en estudio actualmente. Los cronobióticos o cómo mover las agujas del reloj biológico En los últimos años el interés en la manipulación del reloj circadiano humano ha crecido de la mano de la comprensión de las consecuencias de su disrupción. Este receptor nuclear pertenece a la superfamilia de los receptores huérfanos RZR/ROR. Existen efectos mediados por receptor y otros no mediados por receptor (p. “scavenging” de radicales libres).ej. de membrana asociados con proteínas G. 14. tanto en el citoplasma como en el núcleo celular la melatonina tiene importantes efectos antioxidantes y de “scavenging” (limpiado) de radicales libres (Fig. Por su liposolubilidad la melatonina atraviesa las membranas y se asocia con proteínas citoplasmáticas como el receptor MT-3 y la calmodulina (Fig. Se lo ha vinculado a la respuesta inflamatoria y a la regulación de la presión intraocular. En los seres humanos se ha estudiado el efecto de cronobiótico de la melatonina en varias situaciones controladas.28 y 14. estos pacientes muestran un trastorno periódico del sueño con insomnio cada 8 . Las líneas señalan la fase de sueño de cada día.28). "jet-lag").7. enfermedades mentales) o exógenas (trabajo en turnos.12 días. Por ejemplo. Por último la melatonina accede al núcleo celular donde se han descrito sitios receptores. Paciente de 58 años con ceguera completa que presenta libre curso de su ritmo sueño-vigilia e insomnio periódico. Asimismo.29) Las principales funciones fisiológicas atribuidas a la melatonina en el hombre están resumidas en la Tabla 14. Estos receptores median la inhibición por melatonina de la adenilato ciclasa y participan en la acción de la melatonina sobre la fase y amplitud de los ritmos circadianos.28 Mecanismo de acción de la melatonina. interacción con calmodulina. alteraciones del sueño. pues el día subjetivo en estas condiciones de libre curso de la oscilación circadiana expresa la periodicidad propia del reloj humano (como hemos visto. 14. En ausencia de visión luz. sea por causas intrínsecas (envejecimiento. Los efectos sobre calmodulina se acompañan de importantes cambios en el citoesqueleto.. Se han propuesto varios procedimientos para modificar las alteraciones del reloj circadiano.14.29). de unas 25 horas) y así se atrasa una hora en relación al horario local por cada día transcurrido. 14. Es de destacar Fig. 14. La melatonina es el prototipo de los agentes cronobióticos. la melatonina es eficaz para corregir los trastornos de sueño en ciegos con ceguera completa.29 Efecto cronobiótico de la melatonina. ceguera.

como el síndrome metabólico 13 (Fig. que produce el desacople entre las señales de sincronización del nuevo lugar geográfico y el sistema circadiano del viajero (o "jet-lag"). la función cerebral puede considerarse como el producto del neocórtex y del sistema límbico. se resincronizan muy lentamente tras un desfase brusco con la información ambiental. De aquí su papel de último nivel en la jerarquía motora autonómica (Fig. los seres humanos no estamos bien preparados para adaptarnos a situaciones tales como los horarios prolongados de trabajo. hemos cambiado tan radicalmente nuestro medio ambiente que podemos hablar de una verdadera “mutación medio-ambiental”. Existe importante evidencia que indica que la melatonina es útil para mejorar los síntomas del "jet-lag" en los viajeros aéreos. La circunvolución límbica comprende al giro parahi- Fig. están también amortiguados con la edad. como el de la secreción de cortisol. Otros ritmos circadianos. Se distinguen en el sistema límbico una porción cortical y una porción subcortical (Fig.) han sido experimentados con anterioridad durante la evolución de la especie humana. o los vuelos transmeridianos. Aunque la atenuación de la amplitud de las "campanadas del reloj" es el cambio más marcado. ¿Cómo aumentar las campanadas del reloj? Esta pregunta es pertinente en el envejecimiento. intensidad de luz). también se manifiestan avances en fase y desincronización de los ritmos circadianos. que se caracteriza por cambios en la calidad del ritmo sueño .1). 14. etc.5 h de cambio por día. Filogenéticamente. En consecuencia.32). 14. Nuestros relojes biológicos o marcapasos circadianos. el tratamiento con melatonina tiene efecto terapéutico. Las consecuencias de esta desadaptación son variadas y comprenden desde formas transitorias de malestar (el jet-lag) a trastornos neurovegetativos crónicos. 13. En un reciente meta-análisis sobre la eficacia de la melatonina se concluyó que tomada a la hora de acostarse en horario de destino.20) un adelanto del reloj y así corrige el trastorno.224 Capítulo 14 En pacientes añosos.30). 14. VTA: área ventral tegmental La administración de melatonina en el horario de sueño produce de acuerdo con su curva de respuesta de fase (Fig. a menos que permanezca en un ambiente totalmente aislado y manteniendo los horarios de su residencia usual. el sistema límbico comprende a las partes más antiguas del telencéfalo y a las estructuras subcorticales que de él derivan En una visión simplificada. produciendo salidas motoras precisas (Fig. es eficaz en vuelos que cruzan 5 . Fig. Estas situaciones ocurren porque ninguno de los supuestos de desincronización citados (turnos rotatorios.30). vuelos transmeridianos. El tiempo que lleva adaptarse al nuevo horario depende tanto de la magnitud del cambio horario como de la fuerza del Zeitgeber (por ejemplo. 14.23). Otra situación de desincronización es la del rápido cambio geográfico por viajes aéreos a través de varios husos horarios. Con el envejecimiento se produce una disminución del ritmo de secreción de la melatonina y de la temperatura corporal. un solo instante en la escala de la evolución. El sistema límbico otorga a la información derivada del mundo interior y exterior su particular significado emocional. La porción cortical esta constituida por la circunvolución límbica. de consecuencias importantes para la salud. Cualquier viajero necesita algunos días para adaptarse al nuevo horario ambiental. el neocórtex regula principalmente la precisa comunicación espaciotemporal con el medio ambiente y ejecuta las funciones cognitivas intelectuales y estereognósicas. Es de destacar que hormonas anabólicas como GH se liberan durante los episodios de sueño lento (Fig. pero en promedio es de 1-1. El sistema límbico tiene un vínculo primordial con la emocionalidad y la motivación para la acción (sistema de refuerzo/recompensa) así como con el proceso de aprendizaje y memoria (que implican un alto contenido afectivo. en los que existe demostrable insuficiencia de melatonina endógena. y que separa al neocórtex del hipotálamo y del tronco encefálico. 14.8 husos horarios . En este proceso de complementación. los turnos rotatorios de trabajo.30 Elsistema límbico participa en dos de las tres asas funcionales básicas de la función cerebral. en particular del sueño lento.31 y 14. 13. en las cuales se producen cambios de fase repentinos entre las señales ambientales y los relojes endógenos. nuestro cuerpo fue diseñado para un mundo que ya no existe. En los últimos 100 años. 14. La degeneración de neuronas de los NSQ y la disminución en la amplitud del ritmo de melatonina con la edad pueden relacionarse en el geronte tanto con el insomnio como con cambios de conducta (por ejemplo.vigilia.. .26) y que la desaparición de sueño lento con la edad es posiblemente responsable de la severa reducción o abolición de la secreción de GH en la vejez. parte de la corteza cerebral en forma de anillo en la cara interna de cada hemisferio. que se complementan para generar la conducta humana con propósito y objetivo. sólo se recuerda aquello que emocionalmente nos interesa. En estos estudios el reemplazo con melatonina durante 1 a 3 semanas indujo un aumento en la calidad y duración del sueño. En cierta forma. disminución de la actividad física). Los estereotipos de disminución del alerta durante el día y despertar de madrugada de las personas mayores a partir de la sexta década de la vida reflejan esos cambios y son reportados por aproximadamente un tercio de los pacientes mayores en consultas médicas.

la amígdala no es esencial para la discriminación olfativa. vinculada exclusivamente con la función olfatoria. están resumidos en la Fig. este esquema fue ampliado por Mac Lean para incluir en el sistema límbico a zonas hipotalámicas.30). neocórtex y tálamo.14. sustratos neuronales de importancia tanto para la emocionalidad como en la memoria. era a través de las conexiones corticohipotalámicas del giro cingulado e hipocampo. Es una estructura subcortical localizada en la punta del lóbulo temporal y continua con el uncus del giro parahipocámpico. 14. Un segundo cerebro (el de los paleomamíferos). 14. Un tercer cerebro. De acuerdo a la idea de Papez. Como absoluta En realidad. por lo que tiene la posibilidad de bloquear su activación con contención de pulsiones primitivas. Dado que se sabía que el hipotálamo tenía parte fundamental en la expresión de los programas de reacción emocional. y con las porciones del cerebro olfatorio a través del haz central del prosencéfalo. que el cerebro de los mamíferos es la suma de tres cerebros superpuestos. Posteriormente. el área septal. en un principio. La amígdala es el principal “núcleo de salida” del sistema límbico La amígdala juega un papel de gran importancia en la función límbica. y en la que estos programas se hacen conscientes. vegetativo o instintivo. Las ideas de James Papez sobre el sistema límbico. El circuito de Papez. y las modificaciones más recientes a él. La amígdala se compone de varios núcleos. 3. A pesar del importante input olfatorio que recibe. formado por las porciones altas de la médula espinal y por parte del tronco del encéfalo y de los ganglios basales. adquiridos a lo largo de la evolución (Fig. Como hemos mencionado. El sistema límbico presenta múltiples circuitos de excitación. 14. bulbo olfatorio y áreas del tálamo anterior e hipotálamo (área preóptica. etc.Un primer cerebro protorreptiliano.31 Componentes del sistema límbico. el hecho más destacado lo constituye su conexión masiva recíproca con el hipotálamo. provee información a los núcleos talámicos anteriores (a través del tracto mamilotalámico) y desde estos al giro cingulado. enunciadas en la década del 30. recíprocamente conectados con el hipotálamo. cingulado y subcalloso. la fijación de los engramas de memoria depende de la activación simultánea de vías del sistema límbico (Fig. con la amígdala a través de la stria terminalis y vías amigdalófugas ventrales. a su vez. formado por estructuras neocorticales. pocámpico. Las conexiones aferentes y eferentes del sistema límbico son extremadamente complejas.). con función en los comportamientos instintivos de supervivencia (apareamiento.31 y 14. La porción subcortical está constituida por diversos núcleos. El hipotálamo se comunica con el hipocampo y el septum a través del fórnix. . con capacidad para el análisis despojado de elementos emocionales. núcleos septales. MacLean propuso en los años 50. y a la amígdala.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico 225 Fig. Como veremos en el Capítulo 16. caza.34): 1. Fig. 14. Papez postuló que la forma en que la corteza cerebral modifica. La corteza orbitofrontal está también incluida entre las áreas corticales del sistema límbico. hipocampo. 14. El hipotálamo. el hipocampo procesa la información emocional y la proyecta a los cuerpos mamilares a través del fórnix. núcleo accumbens. áreas neocorticales (corteza orbitofrontal). cuerpos mamilares) (Fig. y se la llamó "rinencéfalo" porque se la consideró. Sería ingenuo tomar a esta esta división funcional. 2.33.32 Vista medial de las estructuras del sistema límbico. el de los neomamíferos. Para Papez. han sido confirmadas por los estudios más recientes de localizaciones cerebrales. hipocampo. Ellos son: amígdala. el SNC opera con un comportamiento único resultado de la función de los tres niveles. Desde una perspectiva de organización jerárquica. el sistema límbico forma parte del circuito de expresión emocional.32). emocional o límbico y superior jerárquicamente al anterior. el núcleo accumbens.

conducta alimentaria excesiva (bulimia) e indiscriminada aumento de conducta sexual (auto-. La estimulación eléctrica de la amígdala produce efectos sobre el SNA parecidos a los que induce la estimulación del hipotálamo. la estimulación eléctrica de la amígdala a baja intensidad produce reacción de alerta moderada. etc. pero disminuirlos si previamente estaban aumentados. En el animal despierto. núcleos talámicos anteriores amígdala Fig. 14. Basolateral. con débiles alteraciones de tipo vegetativo. metabólicas y autonómicas. midriasis. La estimulación de la amígdala en seres humanos produce auras con contenido emocional y polisensorial (deja vu. Principalmente. Un mismo estímulo puede aumentar los niveles de ACTH si estos están bajos. alucinaciones. o movimientos de tipo clónico y rítmico que pueden tomar un carácter convulsivo si se prolonga el estímulo. 14. vinculada con la regulación del hipotálamo. 14. La estimulación de la amígdala córticomedial produce un aumento de la secreción de ACTH y de gonadotrofinas. se inducen las conductas afectivas que han probado ser apropiadas en ocasiones previas Está hoy generalizado el concepto de “amígdala extendida” para definir a los circuitos mesolímbico y mesocortical que participan en la respuesta hedónica (ante el placer). Esto indica el importante papel de evaluación del contexto en la respuesta emocional.226 Capítulo 14 SISTEM A L B IC O IM corteza prefrontal corteza de asociación giro cingulado hipocampo fórnix tub. 3. de la motilidad y de las secreciones gastrointestinales. de su entorno y de los niveles de variables endocrinas. Si se incrementa la intensidad del estímulo. detectándose en ella sitios receptores para corticoides y hormonas gonadales. 2. Así la amígdala corticomedial interviene en las funciones endocrinas y conductuales relacionadas con la actividad sexual. del tracto solitario y motor dorsal del vago. Esto sugirió que la amígdala funciona como un centro inhibidor. la estimulación de la amígdala central produce cambios de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca. etc. mirar a los lados. la amígdala central modula núcleos del tronco encefálico con respuestas motoras somáticas y autonómicas y la amígdala basolateral participa en procesos de asociación sensorial y conductual. La estimulación de la amígdala también induce fenómenos motores como giro contralateral de la cabeza. Es característico que los efectos de la estimulación de la amígdala dependan del estado funcional del animal. En animales la lesión selectiva de la amigdala disminuye el rendimiento en las pruebas de evitación pasiva. etc. . como la sustancia gris periacueductal y los núcleos parabraquial. Central.33 Circuito de Papez En 1939. Los animales amigdalectomizados conducta afectiva pobre con pérdida de rango jerárquico Funcionalmente se distinguen en la amígdala tres grupos de núcleos (Fig. con conexiones con las cortezas de asociación. Corticomedial.35 Conexiones de la amígdala. mientras que la estimulación de la porción basolateral en ciertos casos la inhibe. temeridad. Klüver y Bucy describieron que la lesión bilateral de la amígdala y de parte del polo anterior del lóbulo temporal en monos produce un síndrome conductual caracterizado por conducta exploratoria oral exagerada.).mamilares Hipotálamo Fig. movimientos masticatorios y de deglución. el sexo y la exploración del entorno. que proyecta a núcleos del tronco encefálico. Las neuronas de la amígdala responden preferentemente a estímu- Fig. A través de la amígdala.y heterosexual) y tendencia a reaccionar ante cualquier estímulo visual.34 La concepción del “cerebro trino” de Mac Lean. fundamentalmente por la pérdida del miedo.35): 1. 14. piloerección. homo. evitando que se desencadenen conductas temerarias o inapropiadas en relación con la alimentación. se producen los fenómenos vegetativos de la conducta de defensa.

36 y 14. 3. El conflicto que se plantea ante la evolución inesperada de una situación. produce activación de la actividad noradrenérgica. midriasis. personalizado. que sirve de clave o señal a miembros de la misma especie o de especies relacionadas. como veremos más adelante. como se evidencia mediante experimentos electrofisiológicos. 5. produce taquipnea. la motivación. Los emocionales implican aquéllas conductas instintivas aprendidas o congénitas. que protegen la vida. motivación.. produce activación simpática (taquicardia. Su producción. 14. Dichos actos motores. cuando se trata de la asociación de un estímulo con una respuesta afectiva. produce cambios en la expresión facial. tienen al menos una faceta doble. Esta función es de tanta importancia que se habla hoy de una "memoria emocional".37). y la pérdida de esta adaptabilidad. se resuelve con la activación de determinadas manifestaciones motoras autonómicas y somáticas que implican una reevaluación de los datos sensoriales disponibles. También podemos considerar un aspecto externo. cambio en la respuesta electrodérmica. ver Capítulo 16) y emocionales (basados en la amígdala) para mediar los 2 tipos de memoria. Los cognitivos comprenden lo que comúnmente entendemos por "memoria". con estímulo del eje hipófiso-adrenal. por estudios de PET y resonancia nuclear magnética dinámica en individuos con enfermedades afectivas y en individuos normales ante situaciones de ansiedad. gatos o monos desencadenan conductas complejas carentes de objetivo o contenido normal. Por proyecciones al núcleo paraventricular. El sistema límbico es un poderoso inhibidor de deseos y necesidades relacionadas con la supervivencia del individuo. que en la especie humana toma además un carácter cognitivo. conductual. autorradiográficos. P. las emociones.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico los sensoriales cargados de una tonalidad afectiva. relacionados con situaciones de recompensa o castigo. "falsa rabia".). dopaminérgica y colinérgica de la formación reticular. 14. El sistema límbico actúa a través de los programas contenidos en el hipotálamo. es decir.37 Ejemplo de un circuito emocional esquematizado en la Fig. Tales . en función de las condiciones del medio interno y del mundo exterior. Por proyecciones al núcleo parabraquial.ej. son expresivos del estado del mundo interior. 6. Mediante distintos procedimientos (electrofisiológicos. etc. Por proyecciones a los núcleos motores de la vía descendente ventromedial en la formación reticular produce hiperreflexia. micción. Por supuesto la expresión externa de las emociones es consecuencia de los aspectos internos. inmunohistoquímicos) se han esquematizado de esta manera las conexiones por la cual el sistema límbico.e interoceptores es sometida a verificación de la oportunidad de ejecutarla o no. Ante una emoción podemos considerar su aspecto interno. Así el sistema límbico determina la aparición de un mundo interno que integra las funciones homeostáticas basadas en la presencia de interoceptores con una elaboración de señales internas de identidad. a través de la amígdala. Fig. aumento de presión arterial. aprendizaje y la memoria El sistema límbico controla la conducta emocional. Por proyecciones al locus coeruleus y áreas tegmentales. 14. Por proyecciones a las motoneuronas faciales y trigeminales. caracteriza a las alteraciones límbicas. Sin las conexiones límbicas y con un hipotálamo intacto. La amígdala participa en el proceso de aprendizaje. 227 Fig.36 Existen circuitos cognitivos (basados en el hipocampo. induce liberación de CRH. La estimulación eléctrica de la amígdala en el animal de experimentación desencadena efectos semejantes a los observados luego de la estimulación hipotalámica. La visión de la serpiente desencadena una reacción de defensa antes de que se produzca el fenómeno cognitivo de reconocimiento. bradicardia). 7. con aumento del alerta. de mecanismos diferentes a la "memoria cognitiva" (Capítulo 16) (Fig. en particular. defecación. hiperfagia o hipersexualidad (síndrome de Kluver-Bucy). Media la adaptación emocional y social a un ambiente en constante cambio. mediados tanto por el sistema somático como por el SNA. produce activación parasimpática (úlceras gastrointestinales. 2. 4. Por proyecciones a los núcleos dorsal del vago y ambiguo. como la presencia de un predador en un lugar imprevisto. palidez. regula la expresión de la ansiedad: 1. El sistema límbico es primordial en la emocionalidad. La prueba contemporánea más concluyente de la participación de la amígdala y de otras estructuras límbicas en la conducta emocional ha sido dada. Por proyecciones al hipotálamo lateral. y por lo tanto. con las consecuentes alteraciones conductuales. 14.40. El rehuir una fuente de alimento ante la presencia de un predador es la expresión conductual de la existencia de circuitos internos capaces de generar estados en los que la información procedente de extero.

endocrinas y somáticas. el hipotálamo y el sistema límbico se evidencia en distintos experimentos: (a) pueden activarse neuronas de la amígdala por estimulación de áreas neocorticales sensoriales.228 Capítulo 14 Aun cuando cualquiera puede entender el significado del término "emoción". el estímulo es percibido como neutro. Las emociones comprenden los sentimientos y estados de ánimo. Sólo esta última parte puede evaluarse objetivamente. hereditarias y típicas de la especie. desagradable. Como hemos visto más arriba. en caso de producirse. en forma semejante a cómo las vías descendentes motoras seleccionan los programas de movimiento contenidos en los niveles inferiores de la jerarquía motora somática (Capítulos 9 y 10). el sistema límbico regula programas contenidos en niveles inferiores. El vínculo estrecho entre la corteza de asociación parieto-témporo-occipital. Es necesario considerar introspectivamente lo que cada uno de nosotros interpreta como dicha emoción. 14. de la amígdala). el PET. Las reacciones emocionales innatas sirven como señales para los congéneres y para miembros de otras especies. es imposible hacer una descripción de una emoción exclusivamente en base a las reacciones autonómicas y endocrinas que genera. del tipo de patología que. En paralelo a este elemento innato de la conducta emocional. y su expresión en conductas motoras somáticas y autonómicas Fig. Así como la corteza visual de un gato privado de un ojo se altera. no puede darse a ésta una definición científica acabada. y aparecen como ansiosos e inseguros. se identifica un componente adquirido. indican que la conexión: "corteza de asociación parieto-témporo-occipital <---> amígdala" contiene sustratos neuronales importantes de las conductas motivadas y emociones. . las que son. con la percepción y evaluación de estímulos sensoriales en relación a la memoria de la experiencia vivida. y a mayores aún. Es decir.38). Los trabajos iniciales en psicología experimental realizados por Wundt a fines del siglo pasado. Fig. 14. Las emociones comprenden nuestros sentimientos y estados de ánimo. también la corteza límbica de un niño recién nacido fijará engramas particulares dependiendo del tipo de estimulación emocional que reciba en los primeros estadios del desarrollo (Fig. La expresión de las emociones está basada primordialmente en reacciones neurovegetativas. Estos no pueden reconocer el significado social de las señales exteroceptivas que regulan la conducta grupal. no están relacionadas linealmente. por ejemplo un sabor determinado. autonómicos y sensoriomotores. Este cuadro se debe a la interrupción del flujo de información entre la corteza de asociación parieto-témporo-occipital y el hipotálamo. y tienen por lo tanto muy importante valor adaptativo y evolutivo (Fig. como el estudio electrofisiológico de la actividad simpática en piel. y como consecuencia. Claramente ésta es una interfase más en elementos comunes entre las Neurociencias y el Psicoanálisis. Sin embargo. efectos incluyen respuestas homeostáticas y conductas complejas autonómicas. y en parte adquiridas durante edades tempranas. y su expresión en conductas motoras y en las respuestas del SNA y endocrino.38 Diagrama que describe las relaciones entre los distintos componentes que participan en las conductas emocionales congénitas y adquiridas descritas en el texto. La ablación bilateral de la amígdala en monos elimina la posibilidad de función social del animal. en particular el hipotálamo. se observará en un individuo dado. Es a través de este proceso que se produce la particularización de las respuestas emocionales. el que ocurre a través del sistema límbico (en este caso. O sea.38). y por lo tanto.39 Dibujo de Darwin para ejemplificar los aspectos instintivos de la conducta agresiva interespecie. resultante de las primeras etapas de contacto del recién nacido con sus padres y el ambiente que lo rodea. La producción de emociones está asociada con la capacidad cognitiva de la especie. mediante este sistema la información sensorial es comparada con los contenidos de la memoria (Capítulo 16) y así se hace significativa. Es decir. Para ello se utilizan diversas pruebas endocrinas. (b) la epilepsia del lóbulo temporal en el hombre se acompaña de distintos signos emocionales. a mayores intensidades es placentero. El resultado de esta alteración es la supresión de una correcta evaluación de la información sensorial en el contexto del estado afectivo. así como también las observaciones clínicas en humanos. llevaron a la descripción de la relación entre intensidad del estímulo sensorial y lo placentero o no de la percepción. o el registro de la actividad simpática. 14. 14. la intensidad sensorial y hedónica de un estímulo determinado. En las cercanías del umbral. en parte innatas.

Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico A esta teoría hedónica de la emoción se agregaron con posterioridad factores cognitivos. y no tan vinculada con lo que ocurre en otros órganos. Por último. circadiana. de la actividad simpática y de sus alteraciones. aunque ya sin utilidad. publicado en 1890. Existen también cambios lentos. más o menos regulares. Una de las influencias más persistentes sobre el concepto de emoción fue la de Charles Darwin. es la respuesta eléctrica de la piel. de determinación sistémica dificultosa. Luego se produce la contracción de los músculos esqueléticos. Debe notarse que los diferentes indicadores físicos y químicos de emocionalidad . que se realimenta con la expresión corporal de las emociones (Fig.40). a su formulación. 14. o reflejo electrodérmico. 14. sino que puede representar una modificación en el metabolismo o depuración de la amina. nos entristecemos y lloramos. Estos métodos son de escaso valor en el caso del sistema parasimpático pues la acetilcotina es un neurotransmisor de vida media extremadamente corta y. quien enfatizó sus componentes genéticos. Para Cannon es el SNC quien desencadena las emociones y no los cambios corporales (Fig. en particular a nivel de los músculos de cara y cuello. si perdemos nuestra fortuna. La determinación del neurotransmisor norepinefrina (NE) y sus metabolitos en plasma u orina es una metodología ampliamente empleada para evaluar la actividad autonómica simpática. sentimos temor porque temblamos”. El sentido común dice que. James expresa estas ideas de la siguiente manera: “Nuestra forma natural de pensar sobre las emociones es que la percepción mental de algún hecho desencadena un fenómeno mental llamado emoción. en una forma moderada (por ejernplo. Esta teoría fue llamada de James-Lange. Este reflejo está constituido por un parpadeo inicial. el rechinar los dientes como signo de agresión) (Fig. rápidas y transitorias. 14. Fue Walter Cannon el primero en establecer el vínculo directo entre la actividad emocional y la función simpática.40 Las distintas teorías de producción de las emociones. si nos encontramos con un oso.39). 14. éstos son indicativos da la estructura periódica. Las fluctuaciones de la señal en respuesta a un estímulo exteroceptivo son. Lo que James quiere decir es que uno no escapa ante un encuentro inesperado con un oso por miedo. La hipótesis que quiero exponer sostiene que el orden de esta secuencia es incorrecto.40) Para la detección fisiológica de la emoción. Hoy se sostiene una teoría que conjuga ambas posturas: hay un efecto central de producción de lo emocional por el sistema límbico. que se detectan con modificaciones diarias. nos encolerizamos y pegamos. Carl Lange. sino que tiene miedo porque se escapa (Fig. El reflejo de sobresalto ante un estímulo auditivo intenso (‘startle reflex”) está considerado como un fenómeno estrechamente vinculado con el estado emocional del individuo. En su influyente libro “Los Principios de la Psicología”. y que es más racional decir que sentimos tristeza porque lloramos. y que este estado de la mente da origen a la expresión corporal. entramos en cólera porque pegamos. En segundo lugar. Según esta interpretación. En lo que Cannon llamó “teoría emergente de la emoción” se describe a la división simpática del sistema nervioso autónomo como el mediador de la reacción ante el estrés. la intensidad de la emoción depende del nivel de adaptación del sujeto que percibe y de su expectativa ante el estímulo. Dos aspectos deben ser tenidos en cuenta en relación con los métodos que evalúan la concentración de NE en plasma u orina. 14.1 seg.04 seg. de latencia cercana a los 0. 229 Fig. Una relativa discrepancia entre estos elementos genera el efecto opuesto. con una latencia de 0. atención-falta de atención. la concentración de NE en la vena antecubital refleja principalmente la liberación e inactivación (por recaptación o metabolismo) de NE de la piel y musculatura del antebrazo. signos más complejos (cambios en el potencial de piel. un cambio en la concentración plasmática de NE no necesariamente implica un cambio en la liberación del transmisor. si somos insultados por un rival. aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca). William James fue el primero en proponer que la emoción está constituida por los cambios corporales originados en la percepción del estímulo. un indicador sensible. por lo común. La elucidación de le estructura y función del SNA marcó un hito fundamental en el estudio de los correlatos viscerales de la emoción. Darwin sugirió que las expresiones emocionales son remanentes evolutivos de conductas previamente adaptativas y que persisten. El potencial o la resistencia eléctrica (o la conductancia) de cualquier parte del cuerpo pueden ser cuantificadas a través de electrodos en la piel. El tono muscular constituye otro indicador periférico de tipo general para emociones como la ansiedad o miedo. De acuerdo a la teoría de James Lange. Los estudios basados en el análisis de la expresión facial indicaron 3 dimensiones para la emoción: placenteradesagradable. debido al aporte que en forma independiente realizó un médico danés. En primer lugar.40). Es decir. aparecen al cabo de 1 seg. Este programa motor secuencial es un ejemplo de reactividad estereotipada del SNA y sistema motor somático. la calidad emocional es el resultado de los cambios percibidos en la actividad corporal desencadenada como consecuencia de la actividad corporal desencadenada como consecuencia de la percepción sensorial. corremos y escapamos. no invasivo. la concentración de NE en cualquier territorio vascular depende de la velocidad con que la NE entra en el plasma y de la velocidad con que es depurada del plasrna. La visión actual (cognitiva) es ecléctica entre ambas posiciones opuestas. e intensidad. también conocida cómo reflejo psicogalvánico. por lo tanto.

En cambio.ej. Los circuitos mesolímbico y mesocortical operan en paralelo y se afectan recíprocamente y con otras áreas formando los que se ha denominado “amígdala extendida”. A su ves las neuronas dopaminérgicas del área ventral tegmental (o A10) recibien una proyección gabaérgica del estriado ventral (Fig. la sustancia gris central mesencefálica y zonas de la amígdala y del hipocampo y fórnix. núcleo accumbens (o estriado ventral). 14. Hemos desarrollado los temas concernientes con el papel de la dopamina en los os circuitos motor. los puntos de refuerzo negativo: zonas periventriculares del hipotálamo y del tálamo. 11. proveyendo una señal indicativa de la presencia de un evento importante que requiere la atención del sistema. y cambios emocionales del síndrome de abstinencia. amígdala e hipocampo. en vez de proyectar al caudado y putamen. El sistema de recompensa o hedónico está basado en estos circuitos. respuestas condicionadas. 14. Fig. Este polo mesencefálico ha sido vinculado a las enfermedades psiquiátricas. Estas neuronas dopaminérgicas (área ventral tegmental o A10) adyacentes a la sustancia negra.41). Su alteración es central para el entendimiento de la neurobiología de las adicciones. . posiblemente el correlato fisiológico del inconsciente).42 Circuito mesolímbico con las proyecciones dopaminérgicas sobre el estrado ventral y las proyecciones estriato. “craving” y la compulsión a consumir drogas. 14. cesando el efecto si se destruían las neuronas neuronas dopaminérgicas del área ventral tegmental. está implicado en efectos reforzadores agudos. compuesto por proyecciones de los cuerpos celulares del área ventral tegmental al accumbens. cardiocirculatorios y metabólicos (como hemos dicho. 1. 14. que incluye las proyecciones del área ventral tegmental a la corteza prefrontal. vía anatómica seguida por la mayoría de las proyecciones monoaminérgicas nombradas. Como vimos el sistema mesolímbico comprende proyecciones dopaminérgicas del mesencéfalo a la corteza (principalmente a la corteza prefrontal) y al estriado ventral (núcleo accumbens). cognitivo y límbico de los ganglios basales en el Capítulo 11 y se recomienda tenerlo en cuenta para el análisis que sigue. En la “amígdala extendida” existe interacción de los circuitos mesolimbico y mesocortical por medio de proyecciones de las neuronas GABA del núcleo accumbens al área ventral tegmental y a la corteza prefrontal y proyecciones glutamatérgicas de la corteza prefrontal al núcleo accumbens y al área ventral tegmental. incluyendo el estrés. Fig. y por su proximidad y relación con las distintas zonas mesencefálicas en las que se localizan los servomecanismos respiratorios. corteza orbitofrontal y corteza del cíngulo y que está implicado en la experiencia conciente de los efectos de drogas. Otros puntos de refuerzo positivo identificados fueron el área ventral tegmental. Quedó así consolidada la idea que el sistema mesolímbico dopaminérgico era sustancial en definir las carácterísticas hedónicas de un estímulo (Fig. El circuito mesolímbico. amígdala basolateral y corteza prefrontal. Olds y Milner implantaron electrodos de estimulación en el haz central del prosencéfalo.41 La implantación de electrodos de autoestimulación en el haz central del prosencéfalo produce preferencia absoluta de la rata por la autoestimulación.tegmentales gabaérgicas. de amplia proyección y comunicación con el sistema límbico como para ser considerados su polo mesencefálico.42) Se distinguen en el sistema mesolímbico 2 circuitos.230 Capítulo 14 utilizados hasta el momento simplemente reflejan un nivel general de tención emocional y no discriminan entre tipos de emociones. Es de notar que el estriado ventral (o núcleo accumbens) recibe la mayoría de sus aferentes excitatorios de hipocampo. llegando a morir sin ingerir alimento por hacerlo. circuito mesocortical.. se producía una intensa conducta aversiva. La proyección dopaminérgica modula el flujo de información en este circuito. y encontraron refuerzo de la conducta inducida. En estos casos los animales se autoestimulaban hasta la emaciación. el sistema monoaminérgico de la formación reticular que analizamos en el Capítulo 12 parece estar vinculado a la génesis de la depresión uni o bipolar y la esquizofrenia.42). corteza prefrontal e hipotálamo lateral. sino también en respuestas aversivas. memoria. Este sistema mesolimbico/mesocortical participa no sólo en mecanismos de recompensa. envían sus axones a la corteza y al estriado ventral y parte ventral del caudado y putamen. 2. El sistema mesolímbico es sitio preferencial de acción de drogas de abuso Los sistemas "en telaraña" de la formación reticular. En 1954 se identificaron las zonas de recompensa y castigo mayormente en el sistema límbico (Fig. P.30 y 14. son sitios de interés por su particular neurofarmacología. en otros puntos.

Este hecho ha conducido a la introducción en la práctica psiquiátrica de terapéuticas coadyuvantes cronobiológicas de recuperación de los ritmos circadianos. El 1 % de la población sufre de esquizofrenia. lo prefiere a cualquier otra actividad. en pacientes fuera de los períodos de crisis de pánico. p. la conducta con objetivo. diseñando carreteras o edificios. Su uso continuado produce cambios adaptativos en el SNC que llevan a tolerancia. En relación a los epilépticos del lóbulo temporal. Durante las crisis estos pacientes presentan al ser estudiados por PET. bebida. organizando empresas. 14. y reaparecen cuando el cuadro mejora. Nos referiremos a la aprosodia cuando analicemos las bases del lenguaje (Capítulo 16). El PET ha demostrado. En el caso de los estímulos placenteros naturales. que activa la adenilato ciclasa. mediante el empleo del PET y de la resonancia nuclear magnética.43 Los circuitos mesolímbico y mesocortical que componen la “amígdala extendida”. fue el primero en desarrollar una clasificación moderna de enfermedad mental. a comienzos del siglo XX.ej. dependencia física.. En el caso de la respuesta a las drogas adictivas no se presenta habituación (cada dosis de la droga estimula la descarga de dopamina). Una característica común de los enfermos psiquiátricos es su desorganización cronobiológica. Si el animal. Las localizaciones del afecto pueden ser demostradas en estudios del lóbulo temporal en tres tipos de pacientes: los 231 aprosódicos. tiene la posibilidad de autoestimulación de esta zona. sus neurotransmisores y las drogas de abuso que actúan sobre ellos.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico Las sustancias adictivas inducen estados placenteros (euforia en la fase de iniciación) y disminución del dolor. algunas localizaciones corticales de la función emocional en el hombre. Tanto los estímulos placenteros naturales (comida. con incremento frecuente de la agresividad y pérdida paralela del interés sexual. suicidio. la neuroimagen funcional ha sido valiosa para identificar las áreas participantes en las crisis de pánico (una de las patologías psiquiátricas más comunes). puede verse a los seres humanos en su función normal. conductas aberrantes. D3 y D4) que inhiben la adenilato ciclasa. sin causa que los justifique (ver el siguiente punto). Durante el síndrome de abstinencia asociado con las drogas de abuso enumeradas en la Fig. un aumento del flujo sanguíneo en ambos lóbulos temporales. la afectividad y la organización social compleja.o bipolar severa. individuos con pocos receptores D2 tienen mayor riesgo de uso de drogas por poca respuesta inicial. angustia o miedo. practicando un deporte. se tienen las consecuencias trágicas de la enfermedad mental: desesperación. y 15-30 % de alguna forma de enfermedad emocional reactiva en episodios aislados. hay un cambio adaptable muy rápido (habituación). sensibilización. Correlato clínico: Las enfermedades mentales Se denominan así a las enfermedades que afectan los elementos centrales que definen la condición humana y que diferencian a los seres humanos de los animales: la personalidad. o escribiendo novelas o música. Cuando estas funciones son normales. deseo (“craving”) y recaída en el uso. "dèjá vu" o sentimiento de haber tenido esa experiencia antes. Como veremos en el punto que sigue. Estas consisten en breves episodios de terror y catástrofe inminentes. sentimientos de despersonalización. sexo) como las drogas adictivas estimulan la liberación de dopamina de las neuronas del área ventral tegmental que proyectan al núcleo accumbens y esto se traduce en euforia y refuerzo de la conducta. 14. pérdida de la capacidad para pensar o recordar. diferenciando la "demencia precoz" (esquizofrenia) de las Fig.43 hay una disminución significativa de la liberación de dopamina en el núcleo accumbens. Los ritmos circadianos han desaparecido o están muy alterados. La neuroimagen funcional ha indicado alteraciones del flujo sanguíneo en las áreas límbicas. el pensamiento abstracto. la emoción. el lenguaje. . los pacientes con epilepsia del lóbulo temporal.ej. tanto durante las crisis como en los períodos sin ellas. son características las alteraciones emocionales que acompañan a este tipo de crisis epilépticas (irrealidad. Son también característicos los cambios permanentes de los períodos intercrisis. un 4 % de depresión uni. llegando a accionar miles de veces por hora el estimulador. la creatividad. Por el contrario. Esta es una fuerte prueba en favor de la participación del sistema mesolímbico en los aspectos hedónicos (placenteros) de las respuestas homeostáticas. un mono p. En los últimos años se han comenzado a definir.. Emil Kraepelin. Hemos mencionado en el Capítulo 11 que existen dos subtipos (o clases) principales de receptores dopaminérgicos: subtipo D1 (receptores D1 y D5). Cuando estas funciones están alteradas. con mayor flujo sanguíneo que el área comparativa en el hemisferio izquierdo. y los pacientes que presentan ataques de pánico. En individuos que presentan receptores D2 límbicos en número suficiente existe una pobre experiencia inicial (exceso de respuesta inhibitoria por exceso de receptor D2) con menor posibilidad de uso continuo ante el consumo de drogas de abuso. y subtipo D2 (receptores D2. La especie humana es muy vulnerable a las enfermedades psiquiátricas. aun la comida. formando pareja y ejerciendo normalmente su función de padres. distorsión aterradora de la realidad. interés sexual alterado). una alteración circunscripta del giro parahipocámpico derecho. Existen elementos epidemiológicos como para sospechar una predisposición genética en la aparición de varias de estas enfermedades.

Este nombre ya no se utiliza. los trastornos obsesivos-compulsivos. Los positivos son llamados así porque representan distorsiones o exageraciones de funciones normales cognitivas o emocionales. algunos de los síntomas persisten durante toda la vida. la interpretación incorrecta de la información de forma que implique peligro. 14. Así se identificaron las alteraciones cognitivas ("desórdenes del pensamiento". la enfermedad maníaco-depresiva y la ansiedad). El sistema dopaminérgico mesolímbico juega un papel. Analizaremos a continuación brevemente cada uno de estos cuadros y sus bases neurobiológicas. Las alucinaciones son anormalidades de la percepción. el oír voces sin un estímulo. Se dividen los síntomas de la esquizofrenia en positivos y negativos. alucinaciones auditivas.44 Resonancia nuclear magnética funcional promedio de 7 pacientes durante alucinaciones auditivas (a). Algunos síntomas positivos están siempre presentes en los pacientes esquizofrénicos pero con grandes diferencias individuales. ya que impiden las relaciones familiares y sociales. es más dificultosa que para otros cuadros neurológicos. Aunque son vistas como primariamente "psicológicas". La esquizofrenia cursa con alteraciones de la cognición (es un "desorden del pensamiento") con un cuadro caracterizado por delirio. Debido a la incapacidad que produce y a su comienzo temprano y su cronicidad. Fig. como agitación. cuya corrección se acompaña de mejoría de cuadros psiquiátricos. como el aumento de la perfusión sanguínea de la corteza prefrontal y de los ganglios basales. como la esquizofrenia) y las del afecto ("desórdenes emocionales" o "enfermedades afectivas".232 Capítulo 14 La esquizofrenia se caracteriza por un conjunto de signos y síntomas. la esquizofrenia. tales como oír voces en soledad (alucinación) o sentirse perseguido (delirio) son consecuencia de alteraciones de circuitos cerebrales. alteración de las facultades mentales (pérdida de la asociación y coherencia en la ideación. como las demencias. memoria y mundo interior. Un paciente puede ser particularmente psicótico con alucinaciones y delirios. La causa y fisiopatología son desconocidas. la depresión mayor o los trastornos ansiosos como el ataque de pánico. El vínculo de la patología psiquiátrica con el sistema límbico y con las neuronas monoaminérgicas mesencefálicas está indicado por la eficacia terapéutica de diversas drogas que interfieren con estos mecanismos neuronales. pero se piensa que la alteración radica en áreas de mutuo ajuste complejo de la percepción. Las más leves corresponden a las alteraciones de la personalidad (por ejemplo. En (b) se muestra el grupo control con activación de la corteza auditiva ante estimulación por medio de un texto hablado. o el mantener un trabajo. Los síntomas de la enfermedad mental. es la esquizofrenia una enfermedad particularmente trágica. se la llamó inicialmente "demencia precoz" para diferenciarla de la tardía observable en el viejo. La personalidad psicopática con conducta antisocial tiene un claro componente genético. pérdida de interés por la interacción social) o la disminución en la atención. Los síntomas negativos afectan más que los positivos la capacidad del paciente para mantener una vida normal. no siendo ninguno definitorio del diagnóstico. el asistir a un colegio. Existe poca controversia sobre el sustrato orgánico de enfermedades mentales más severas. Las enfermedades mentales abarcan un espectro que va desde formas relativamente leves a severas. Entre estos síntomas pueden citarse la alogia (marcada pobreza del lenguaje o lenguaje vacío de contenido). por ejemplo. Agonistas dopaminérgicos. . daño o perjuicio inminente. la enfermedad maníaco-depresiva. Abajo: La estimulación auditiva durante la alucinación indica una hipoactividad de respuesta por competición entre los estímulos endógenos y exógenos. Los síntomas negativos de la esquizofrenia reflejan una pérdida o disminución de funciones que normalmente están presentes. Su identificación sin embargo. pobreza de lenguaje) y disminución de las respuestas emocionales. o drogas que liberan dopamina de los terminales sinápticos (como la anfetamina). en la comunicación entre el neocórtex y el sistema límbico. como. presentándose en el 1 % de la población. es decir. mientras que otro puede presentar conducta y lenguaje desorganizado. No se sabe si la modificación de estos sistemas difusos monoaminérgicos es causa o efecto de la alteración psiquiátrica. Se acompañan de un deterioro significativo de las funciones cerebrales y siguen un curso crónico (presencia de algunos síntomas durante por lo menos 6 meses). Típicamente. vestimenta extraña o conducta sexual anormal. agravan el cuadro esquizofrénico. El lenguaje y conducta desorganizados implican disrupción de los mecanismos de control motor y conductual. la hipoafectividad (disminución de la capacidad para expresar emociones) la abulia o falta de voluntad para iniciar o persistir en una conducta con objetivo. Los delirios son distorsiones del pensamiento inferencial. ya que los bloqueantes de los receptores dopaminérgicos D2 tienen actividad antipsicótica. estas alteraciones conllevan cambios revelables por PET o resonancia nuclear magnética en la actividad cerebral. La introducción de metodologías como la neuroimagen funcional o la magnetoencefalografía (ver Capítulo 10) han permitido sistematizar alteraciones de la actividad neuronal en distintas zonas cerebrales. Como produce a menudo incapacidad severa. Es relativamente común. la personalidad psicopática). como la depresión. la anhedonia (incapacidad para experimentar placer. que se origina en otras zonas del sistema límbico. Esta profunda alteración de la formas más benignas y recurrentes de enfermedad ("enfermedad maníaco-depresiva"). La esquizofrenia es una enfermedad grave que comienza en la adolescencia y adultez temprana.

Esto tiene consecuencias importantes: un conducta sexual fuera de lo normal. y de la información neural que circula por las proyecciones hipocámpicas participantes en la memoria declarativa (Capítulo 16). pueden identificarse de manera relativamente simple. pensamientos cambiantes. se ha determinado que los neurolépticos con actividad bloqueante de receptores serotoninérgicos (5HT2) son más efectivos aún que los bloqueantes D2 en los cuadros psicóticos.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico vida psíquica presupone una grave lesión cerebral que afecta numerosas funciones y sistemas corticales y subcorticales. En gemelos univitelinos el grado de concordancia de la patología es 50 % en relación a 10 % en los gemelos bivitelinos. la llamada "hipótesis dopaminérgica" de la esquizofrenia ha ocupado un lugar central. mientras que la enfermedad bipolar se presenta en aproximadamente 1 % de la población. los estudios de tomografía computada indican que en un 75 % de los pacientes tienen agrandamiento ventricular (por atrofia cortical) y surcos prominentes (por disgenesia). Es probable. fácil distracción y aumento de las actividades con objetivo o las placenteras. La manía está definida por la presencia de una afectividad anormalmente expansiva e irritable. como el sistema límbico y las áreas del lenguaje. con episodios leves de euforia (llamados "felicidad") y episodios leves de tristeza (llamados "infelicidad"). lo que obliga a nuevos replanteos de la hipótesis dopaminérgica de la esquizofrenia. Las enfermedades emocionales están entre las afecciones psiquiátricas más comunes. conducta con objetivo.45 Trastornos emocionales uni y bipolares.44). La prevalencia de la depresión alcanza a un 10 %. Esto implica a la esquizofrenia como una enfermedad del desarrollo. implicada en la fluencia del lenguaje. constipación y alteraciones circadianas (la depresión es más grave por las mañanas). Las líneas marcan los límtes de oscilación de estados en cada caso. pérdida del interés sexual. alteraciones del sueño. . Las enfermedades emocionales están caracterizadas por anormalidad de las experiencias emocionales y expresivas que constituyen la afectividad. grandiosidad. A través del núcleo accumbens. Entre éstos pueden mencionarse la pérdida del apetito. Cuando un individuo expresa ambos extremos anormales en un único episodio o en momentos distintos a lo largo de su vida. Sin embargo. Dicha hipótesis sostiene que los síntomas de la esquizofrenia están producidos por exceso funcional de dopamina en ciertas regiones cerebrales. función semejante a la que ejerce la proyección dopaminérgica nigroestriatal en los ganglios basales. Las alucinaciones auditivas y las alteraciones en la expresión indican el compromiso de la corteza auditiva y de las regiones del lenguaje perisilvianas (Fig. Los otros síntomas positivos (delirios. El significado de estos cambios es aún incierto. 14. Estos se dan en la corteza prefrontal. La eficacia de los agentes antipsicóticos se correlaciona estrechamente con su capacidad para bloquear los receptores dopaminérgicos de tipo D2. La depresión se caracteriza por la asociación de depresión con signos de lesión hipotalámica. En relación a los cambios neuroquímicos. conducta desorganizada) son más difíciles de localizar en regiones específicas y posiblemente implican varios sistemas. sin embargo. 14. los terminales dopaminérgicos mesolímbicos desempeñarían un papel permisivo para el flujo de información en este parte del sistema límbico.45) Al extremo patológico de la euforia se lo llama "manía". que como ya hemos visto es la estructura subcortical límbica sobre la cual proyecta el sistema dopaminérgico mesolímbico. desempeña una función de filtro de la información afectiva. Es decir. Además de estas localizaciones específicas. y otras funciones alteradas (Capítulo 16).. Estudios postmortem han indicado un aumento de los receptores dopaminérgicos en relación a los controles de igual edad y algunos estudios "in vivo" han documentado cambios en 233 Fig. Es de interés que estas alteraciones se vinculan con un alto grado de creatividad. La enfermedad bipolar se acompaña de períodos de manía y de depresión. hipocampo y ganglios basales. metabolitos de la dopamina compatibles con un aumento de su liberación. Van Gogh o Tolstoy fueron célebres enfermos depresivos. ya que si fuera totalmente una enfermedad genética la concordancia teórica en gemelos homocigotas sería de 100 %. Entre éstos pueden citarse la disminución de la necesidad de sueño. locuacidad excesiva. se entra en la patología emocional (Fig. La principal evidencia en apoyo de la hipótesis dopaminérgica proviene de la acción de la medicación neuroléptica (antipsicótica). Por ejemplo. que esto sea una sobresimplificación. al extremo patológico de la infelicidad se lo denomina "depresión". existen factores genéticos y epigenéticos. El núcleo accumbens o estriado ventral. puede decirse que a diferencia de la esquizofrenia (que carece de signos específicos). unida a varios síntomas relacionados. Normalmente la afectividad de una persona se encuentra en la neutralidad. con los cambios autonómicos concomitantes. producida por una combinación de causas genéticas y ambientales. La resonancia nuclear magnética funcional y el PET han sido útiles para detectar cambios regionales en la esquizofrenia. 14. Los síntomas negativos están relacionados a la corteza asociativa prefrontal. se denomina al cuadro "enfermedad bipolar". atrofia de los hemisferios cerebrales) no son sensibles al tratamiento con bloqueantes D2. Con relación a las enfermedades emocionales. el giro temporal superior. En general están presentes desde el comienzo de la enfermedad y son más prominentes en gemelos univitelinos. Los "signos negativos" de la esquizofrenia (demencia. Cuando se sale de estos límites. de tipo 1 o 2 dependeindo de la intensidad de la fase maníaca.

Los pacientes experimentan los síntomas citados como inhabilitantes para la ejecución de sus tareas normales. teniendo las formas severas un componente biológico claro y las leves un predominio de elementos psicológicos.). las enfermedades afectivas se hallan en el medio. se observa una latencia disminuida para el primer episodio de sueño REM. que inhibe la incorporación de monoaminas a las vesículas sinápticas. minusvaloración. Un paciente maníaco es frecuentemente entusiasta y positivo pero tolera poco las frustraciones. Si bien el suicidio es la mayor complicación de la depresión. esta evidencia no necesariamente indica una transmisión genética. Las enfermedades emocionales se acompañan también de varios signos neuroendocrinos y cronobiológicos. con las alteraciones neurovegetativas concofuncionales documentados en esta patología emocional. sentimiento de culpa. Se engloba con el nombre de ansiedad a un conjunto heterogéneo de afecciones consideradas en un extremo del continuo que va entre las enfermedades severas y con clara base biológica. la reserpina. como los núcleos supraquiasmáticos del hipotálamo. el deprimido presenta una variedad de trastornos. Sin embargo sus parientes o amigos cercanos reconocen esta situación como peligrosa para el enfermo. las demás características de la enfermedad vuelven al paciente minusválido. Existen alteraciones en los ritmos circadianos del sueño-vigilia y de la secreción de hormonas como el cortisol. La depresión . En los cuadros se resumen los datos te. Esta sintomatología indica el compromiso de diversas funciones hipotalámicas. El riesgo de enfermar es el doble del de la población general en individuos con un familiar de primer grado enfermo. El aumento de estos transmisores en la brecha sináptica. ya que los factores educacionales y sociales pueden explicar en parte el cuadro. la evidencia brindada por los estudios en gemelos sí avala un componente genético: la relación de concordancia entre gemelos univitelinos/gemelos bivitelinos es de aproximadamente 4 a 1. y de dificultades para despertarse y comenzar a trabajar. Estos cambios son consecuencia de modificaciones de las áreas cerebrales responsables de la oscilación circadiana. Un ejemplo de alteración de los ritmos anuales en el hombre lo . semejante a la de la esquizofrenia. El ataque de pánico implica episodios repetidos de una sensación de muerte o catástrofe inminenFig. etc. como la ansiedad leve. por comidas ricas en hidratos de carbono) y aumentan sustancialmente de peso. La fototerapia.46). agitación o inhibición psicomotora. una disminución del sueño lento y prolongación de los períodos de REM (ver Capítulo 15). mitantes y sin causa aparente o de gravedad empresas económicas aventuradas. disminución de la energía. En relación a la manía. SAD"). por inhibición de su recaptación neuronal o por inhibición de la MAO. resulta en actividad antidepresiva. interés o placer muy disminuidos. agrava el cuadro. los cambios neuroquímicos son menos entendidos. En relación al ritmo de sueño. los trastornos adaptativos (neurosis) o los trastornos de la de la personalidad. Esta enfermedad. 14. en su fase extrema. Las evidencias en este sentido son principalmente psicofarmacológicas.234 Capítulo 14 constituye la depresión estacional. En el extremo opuesto de la manía se encuentra la depresión. y las enfermedades predominantemente psicológicas. Existe en estas enfermedades un fuerte componente familiar. que consiste en la aplicación de intensidades de luz artificial semejantes a un mediodía del verano.46 La neurobiología de la enfermedad bipolar. En este continuo. En la mujer se observa con frecuencia un agravamiento del cuadro de tensión premenstrual. y pensamientos recurrentes de muerte o suicidio. se denomina "enfermedad afectiva estacional" ("seasonal affective disorder. con menos energía y aumento de peso. Como hemos dicho. cambios en el apetito y el peso corporal. durante el otoño e invierno. La medicación de elección es el litio (de mecanismo de acción incierto) y los neurolépticos (con acción antipsicótica al antagonizar las acciones de la dopamina y serotonina). 14. tienen un apetito incontrolable (en particular.a diferencia de la manía. como la esquizofrenia o la demencia. Aproximadamente un 15 % de los pacientes depresivos alcanzan a suicidarse. El paciente se queja de depresión. entre ellos alteraciones del sueño. Sin embargo. la persistencia del paciente en el cuadro maníaco puede acompañarse de graves trastornos afectivos o económicos para el enfermo y su familia. Debido a que la manía no es una experiencia displacentera los pacientes rara vez admiten tratarse. ha demostrado ser de utilidad en el tratamiento del SAD Hemos ya mencionado que las alteraciones neuroquímicas en las enfermedades emocionales se refieren a dos sistemas "en telaraña" del tronco encefálico: el noradrenérgico y el serotoninérgico. La neurobiología de las enfermedades afectivas ha sido muy estudiada (Fig. Típicamente existen fantasías de suicidio. En cambio. En última instancia. el estrés post-traumático y el trastorno obsesivo-compulsivo son los dos cuadros ansiosos más comunes. En cambio. El ataque de pánico. está caracterizada por un intenso sentimiento de displacer.

3. con mayor flujo sanguíneo que el área comparativa en el hemisferio izquierdo.. que aumenta la actividad dopaminérgica) también desencadena las crisis de pánico. El PET ha demostrado. El acontecimiento traumático es re-experimentado persistentemente a través de recuerdos recurrentes e intrusos. Muchos individuos normales han experimentado obsesiones o compulsiones leves. a su habitación. Desde el punto de vista neurobiológico se han determinado niveles disminuidos de ACTH y cortisol en plasma y aumentados de CRH en LCR de estos pacientes (Fig. o períodos transitorios de depresión. una desesperanza o un horror intensos. Muchas veces. la amígdala y los giros parahipocámpicos se vinculan a la producción de ansiedad. La incidencia de estos cuadros es de 0.48 Eje hipófiso-suprarrenal en la depresión y el estrés postraumático. 14. Estas últimas explican la inducción de ataque de pánico por la administración de isoproterenol. estos ataques se combinan con agorafobia (temor a los espacios abiertos). de la misma forma que pueden haber experimentado uno o dos ataques de pánico. La repetición de los episodios es un elemento fundamental para el diagnóstico.47 La activación límbica ante el recuerdo del trauma no es suprimida adecuadamente por el neocórtex en el estrés post-traumático La aplicación del PET al estudio de individuos normales ha resultado en la muy interesante demostración de un aumento en la irrigación de de la amígdala y de ambos giros parahipocámpicos en situaciones justificadas y objetivas de ansiedad. p.48). Esta actividad se acompaña de de una activación de la corteza de asociación frontal que se ha interpretado como supresora de la actividad límbica desmedida. hecho que indica una sensibilidad aumentada del sistema de quimiorrecepción a nivel de la formación reticular mesencefálica. Hemos ya mencionado que el PET ha sido valioso para identificar las áreas participantes en las crisis de pánico. Sus características son: 1. . una alteración circunscripta en amígdala y giro parahipocámpico derechos. catecolaminas cerebrales y en el locus coeruleus. 235 muestran una activación concomitante del neocórtex y la amígdala (Fig. La inyección de algunos neurotransmisores (CCK. ante la pérdida de un familiar. Los cambios hormonales son debidos a regulación en más o en menos de los receptores hormonales involucrados El síntoma característico de los cuadros de ansiedad es la aparición de miedos.47) El estrés post-traumático se origina como consecuencia de situiaciones de grave amenaza física o psicológica. Existen respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático. o en caso extremo. lactato o CO2.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico justificada. No se sabe aún si los cambios corticales anteceden o son consecuencia de los cambios de sensibilidad de los quimiorreceptores mesencefálicos. ya que los pacientes no Fig.5 a 3 % de la población general. En el estrés posttraumático desaparece esta supresión. Así como la depresión reactiva. que interaccionan alostéricamente con los receptores gabaérgicos tipo A (Capítulo 3). 14. Durante las crisis estos pacientes presentan al ser estudiados por PET. 2 La persona ha respondido con un temor. A este cuadro se lo ha llamado “Corazón de Soldado” o “Neurosis de Guerra” o “Neurosis Traumática”. en pacientes fuera de los períodos de crisis de pánico. confinando al paciente a su casa. malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático. En estos difieren de los pacientes depresivos en los que las tres hormonas aumentan. son de extrema eficacia en los cuadros de ansiedad. Varios estudios han indicado una supersensibilidad de los quimiorreceptores (respuesta aumentada al lactato y al CO2) y se han detectado también anormalidades en el GABA. 4. sueños. Las obsesiones y compulsiones se Fig. Las crisis de pánico pueden ser inducidas en estos pacientes mediante la inyección de ácido láctico (o por otro medio que aumente la concentración de H+). 14. pánicos y fobias. alucinaciones y episodios disociativos de “flash-back”. Los ansiolíticos como las BZP. un aumento del flujo sanguíneo en ambos lóbulos temporales.ej.La persona ha experimentado o presenciado uno (o más) acontecimientos caracterizados por muertes o amenazas para su integridad física o la de los demás. Los problemas se originan cuando estas situaciones se hacen más o menos permanentes. El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) fue por mucho tiempo considerados un ejemplo de enfermedad de origen psicológico.14. ilusiones. La ansiedad es la alteración afectiva más común (10-30 % de incidencia en la población general). Estos estudios plantean la interesante situación de una "enfermedad psiquiátrica metabólica". es un cuadro normal. Es decir. la ansiedad es la respuesta normal ante las situaciones de estrés. tanto en la patología como en la normalidad. que deja como secuela ansiedad y pánico.

Cutrera.236 Capítulo 14 Benson. A.. .. D. 144-150. Schizophrenia genetics: dysbindin under the microscope. Fos immunoreactivity in the suprachiasmatic nuclei of golden hamsters bearing an ectopic pituitary gland. M. Cardinali.. Cardinali. Albornoz..P.P. Cardinali. cuando se hacen esfuerzos activos para suprimir los tics o las obsesiones la actividad en la corteza prefrontal y caudado aumenta y la actividad en el putamen y pálido disminuye. Nat Rev Neurosci 5. C... Rio de Janeiro.P. Cronobióticos: cómo mover los engranajes del reloj biológico. 2003. H. Scientific American Latinoamérica 1. 2003..P. y otros ambas. Mautalen. follicle-stimulating hormone. D.C. Esquifino. I. G. T. D. Furio. 286-291. Neuroendocrinology Letters 23.. Los pacientes con TOC son conscientes de que las obsesiones y compulsiones carecen de sentido. vuelven enfermedad cuando interfieren significativamente con la rutina normal. Pérez Lloret. D.. VI.I. estas situaciones producen un profundo distrés y consumen gran parte del día del paciente.. Cardinali. 314-320. Brazil. A.I. 2002. otros compulsiones. M.. La hipótesis del marcador somático sostiene que la exposición a estímulos particulares o contextos reactiva estados somáticos (respuestas autonómicas) que se han asociado con dichos estímulos. M.. RJ. D.P.. Editorial CYM. S. M. 583-589. D.. Villanua.. Effect of aging on 24-hour changes in serotonin and dopamine turnover.V.G. A.I. A. Ritmos circadianos. Trends Neurosci 26. of the rat hypothalamus and pituitary gland. 393-404. 24-hour changes in circulating prolactin. como lavarse las manos repetidamente o verificar varias veces algo. In: T. Negri. Cardinali. Las obsesiones son pensamientos o impulsos recurrentes experimentados como sin sentido o intrusivos (temor a matar a alguien. Pérez Lloret. Las fobias o compulsiones son conductas repetitivas.P. Ariznavarreta. Strange vision: ganglion cells as circadian photoreceptors. Ortega Gallo. Esquifino.A. El Espectro Bipolar..E. V. A double blind-placebo controlled study on melatonin efficacy to reduce anxiolytic benzodiazepine use in the elderly. Jimenez. Berridge.P.E. Castrillon. S. and somatostatin and amino acid content. Cano..A.P. Prefrontal DA transmission at D1 receptors and the pathology of schizophrenia.. de Castro & L. 2003. R. La alteración prefrontal es consistente con la tendencia de estos pacientes a la excesiva planificación y a la reverberación. García. Bibliografía recomendada para el Capítulo 14 Abi-Dargham. Estas obsesiones y compulsiones implican muchas veces hechos rutinarios y existe consistencia en sus temas. Electrical signaling in central orexin/hypocretin circuits: tuning arousal and appetite to fit the environment. E.31). Robinson. F. Guanabara Koogan S/A.Immune-Endocrine and Metabolic Disorders 4. 507-513.. Chronobiology International 21. 2002. V. T. 2002... Pérez Lloret.J. K. Ladizesky.. Cano.. Tresguerres. A. A.. V. 55-60.. Chacon. A. NeuroSignals 11. Bortman. L. Melatonin in sleep disorders and jet-lag.A. Albornoz. L. Moore. C. Journal of Pineal Research 34. 2004. En el caso de síndrome de Gilles de la Tourette. Scacchi.. Neuroendocrinologia Básica e Aplicada. Fainstein.. P. 2002. 2004.R. Liotta. Antunes-Rodrigues. imágenes sexuales o percibidas como pecaminosas). Palomo. Sex chromosomes and brain gender. Melatonin effects on bone: Experimental facts and clinical perspectives...M.P. Arnold... Beninger. D. Moreira. F. P. pp 211-240. Kagorara Garcia (eds). L. Neuroscientist 10.. Berson. Marcos.A. P.. Cutrera.P.P. Brusco. Burdakov. Current Drug Targets. 1-22. 2004. Jiménez-Arriero & E. M. R. Los circuitos córtico-estriado-tálamo-corticales producen patrones generadores motores y cognitivos que se alteran en el TOC (Fig. Cutrera.. luteinizing hormone and testosterone in young male rats subjected to calorie restriction. 2004.. D. D..A. Nat Rev Neurosci 5. Cano. 41-46.. A. Parsing reward.. Chacon. En el TOC esta reactivación es excesiva. Avances Neurocientíficos y Realidad Clínica... Gvozdenovich. Ritmos biológicos en neuroendocrinología.P. 516-519.A.. 2003. En los casos extremos. Trends Neurosci 27.L. P. H. pp 192-209. Neuroscientist 9. 81-87. Jimenez. 2002. Cutrera. Shifis. D. trabajo o relación social del paciente. 701-708.. que son muchas veces practicadas para prevenir obsesiones. Kaplan.C. P. 2002. 2003. El PET en los pacientes obsesivos-compulsivos ha demostrado un aumento de la actividad metabólica en la corteza prefrontal y el caudado. Neuroendocrinology Letters 23 (suppl.. V. La incidencia de los cuadros obsesivos-compulsivos es de 1-2 % de la población. R.A.. 11. Boggio. S. dos áreas muy intercomunicadas.J. Cardinali. Las obsesiones y compulsiones pueden continuar durante horas. The emotional brain. A.. A multifactorial approach employing melatonin to accelerate resynchronization of sleep-wake cycle after a 12 time-zone westerly transmeridian flight in elite soccer athletes.A. Huertas (eds). Biological Rhythm Research 34. J. R. M. Esquifino. Cardinali. Boggio..E..I. 43-49. A. Blake. J. Cardinali. D. G. 13-17.I. 404-416. Esquifino.P. 1). D. A. Journal of Pineal Research 32.I. El TOC se trata con inhibidores de recaptación de serotonina como la fluoxetina. Batista. 279-294. Cardinali. Esquifino. Melatonin role in experimental arthritis. 2004.A.A. Madrid. 2004. Sillitoe.. O sea el TOC puede expresarse como un desorden cognitivo-afectivo o un desorden ejecutivo-conductual. mientras que la de los ganglios basales puede explicar las alteraciones motoras. Trends Neurosci 26. In: J.P. 2003. R. A. D. Dalgleish. Cardinali. P. R.F. Algunos pacientes sufren obsesiones.M. D. Cardinali. Esto plantes que los circuitos corticobasales son críticos para la actuación rutinaria de hábitos y para laadquisición de conductas estereotipadas.

2004. D. Journal of Neuroimmunology 156. R. Locomotor activity and temperature rhythms in cirrhotic and portal hypertensive rats. M. the hippocampus.. Santos.. Ghrelin: a novel player in the gut-brain regulation of growth hormone and energy balance. Trends Neurosci 26.J. 483-494. 650-653. follicle-stimulating hormone..J..E.. A. 2003. 2003. Neuroscientist 10. Neuroscientist 10. The neurobiology of nicotine addiction: bridging the gap from molecules to behaviour.M.. 3085-3092. Y. learning and motivation.. 545-552. Bandi.V. Brain circuits regulating energy homeostasis. Ikeda. 2004. 2003.. Armitage. The floating blueprint of hypothalamic feeding circuits.P. R.A. Nat Rev Neurosci 5. Ghazanfar.. G. Reyes Toso.J.. Partridge.. 2005. 2005. C. 2003.E. 3139. Esquifino. 2004. 66-73.. Horvath. Trends Neurosci 26. R. S.. R. A. Bridging the gap between genes and behavior: recent advances in the electrophysiological analysis of neural function in Caenorhabditis elegans.. Dityatev. Neurobiology of suicidal behaviour.R. Reyes Toso. 2004.. Golombek. Tschop. On heat and cells and proteins..M. 2004. News Physiol Sci 19. A. M.. Esquifino. Honma. 11-15.. 7588. Maricq. Gerdeman. Reddy. Nat Rev Neurosci 5. Rodríguez. L.. Bolshakov.. 273-284. L. Woods. A.N. Maywood. Trends Neurosci 26. D.P. I.. L. 2004.N. D.C. Nat Rev Neurosci 5. R. Albornoz. 2003.R. Arán. Clinical and Applied Immunology Reviews 4. 2004. Meijer.K. R.M. Neuroscientist 11. S. Low urinary 6-sulphatoxymelatonin levels in patients with severe congestive heart failure. Cardinali. E. 2004. Shaffery. Neuroscientist 9. Neuroscientist 10. McKinley. 423433.. 1. 55-65. Diano.H. C. 2004. The physiological regulation of thirst and fluid intake. Chacon. A. News Physiol Sci 18. D. Maren.J.. J. 24-Hour changes in circulating prolactin. C. Linares.. A. In vitro effect of melatonin on oxygen consumption in liver mitochondria of rats.P.P. G. 89-99. 2003.... 2003. 245-248. Lovinger. 2003.. M. J.I. D. Pandi-Perumal. 242-246. and emotional modulation of memory.. Chacon. Van Gelder.B.. Neuronal signalling of fear memory. Schwartz. Albornoz. G. Long-term Potentiation.. Mastai. luteinizing hormone and testosterone in male rats subjected to social isolation. Cardinali.M.Fisiología del Hipotálamo y del Sistema Límbico de las Heras. A. M. J. C.. 458-461. 2004. D.J. V.. R.. Honma.G. Hoffmann. M. Tache. D... 2003. J. S.. D. M. Depression: what we can learn from postmortem studies. Linares. Marcos. A.. 235-246. 2004. D. Rajkowska.E. O..R. A. It could be habit forming: drugs of abuse and striatal synaptic plasticity. 2003. Hen. S. The developmental origins of anxiety. Mann.C. Monitoring of stored and available fuel by the CNS: implications for obesity. Cardinali. Cardinali. Maren. G. F. Pinto.. 2004.. L. S. K. Wang. 819-828. Dopamine. L.L. Johnson. Hastings. S. S. L. Trends Neurosci 26. Dini.. Persistent activity and memory in the entorhinal cortex. J. 2002. Primate brains in the wild: the sensory bases for social interactions.. 603-616. Endocrine 22. Brown.A. Girotti. The amygdala. Nat Rev Neurosci 4. Circadian organization of the immune response: A role for melatonin . S. L. Diano. S.R. 844-852.R. 2004. Life Sciences 74. P..P.L.L.. 341-344. Nat Rev Neurosci 5. K. Ricci. Real-time imaging reveals spatiotemporal dynamics of cellular circadian clocks. M. News Physiol Sci 19. V. C. 24-Hour rhythms of mitogenic responses. Laviolette. D. van der. Nat Rev Neurosci 4. Horvath. Ricci. . Cardinali. Reyes. Neuroscientist 11.. W.I. Pérez Lloret. 2004.P. Seeley.I. R..A.. 400401.D. Neuroendocrinology Letters 24.P.H. 503-511. Cano. Quirk... Reyes Toso. 82-98.H.. Nat Rev Neurosci 5. 2003. Journal of Circadian Rhythms 2. Lupica. P. 90-99. A clockwork web: circadian timing in brain and periphery. 2004. 315324. 649-661. 662-667. lymphocyte subset populations and amino acid content in submaxillary lymph nodes of growin male rats subjected to calorie restriction. Amygdala.M. Mellem. Zaninovich. Building and burying fear memories in the brain. C. Jimenez. E..A. St Pierre. 184-192. Nat Rev Neurosci 5. 901-909.E. A. Esquifino. T. Frank.. Trends Neurosci 26... Francis. Nat Rev Neurosci 4.M. de Mignone. 2003. Cardinali. J.. R. T. 2003. Biological Rhythm Research 33. M. A.R. in health and disease. C. 513-516... Elizari. L. M. and Fear Conditioning. Lago. The biological clock: Ca2+ links the pendulum to the hands. L. 2004. Calcium dynamics and circadian rhythms in suprachiasmatic nucleus neurons.S. Albornoz. The neurobiology of depression: perspectives from animal and human sleep studies. D. J. Cardinali.Y. 237 Katschinski. Gross. Wise. Neuroscientist 9. 1-6. Richter-Levin.. Ianovsky.M. Effect of melatonin on vascular reactivity in pancreatectomized rats. Trends Neurosci 27. Making (a) sense of non-visual ocular photoreception. F.. Cutrera.

238 Capítulo 14 .

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->