P. 1
Geominas55

Geominas55

|Views: 138|Likes:
Publicado porGEOMINAS

More info:

Published by: GEOMINAS on Apr 27, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/25/2013

pdf

text

original

GEOMINAS

Registrada en: Latindex: Folio 15333; Revencyt: RVG003; Fonacit: Reg2006000013; Periódica; GeoRef Titles; ICSU Navigator database: UDC: 624.131.1, 549;552.08

VOLUMEN 39, N° 55 AGOSTO 2011

Nispero (Achras sapota) Pomalaca (Jambosa malacceusis)

Pomarosa (Jambosa vulgaris)

Tamarindo (Tamrindus indica)

BOLETÍN N° 55 AGOSTO 2011
COMISIÓN DIRECTIVA Yockling Lima, Andreina García, Rosario Rivadula, Enrique Acosta, Dafni Echeverría, Jacques Edlibli, Ángel R. P. Paulo G. C. COMISIÓN ASESORA Manuel Funes A., Pedro Elías Lezama P., Rafael Sosa, Guillermo Tinoco M., Galo Yánez CONSEJO EDITORIAL José Herrero N. Editor-Coordinador Ángel R. P. Paulo G. C. Fundageominas Iván Quintero Departamento de Ingeniería Industrial Jesús Santiago Departamento de Geología Víctor González Departamento de Ingeniería de Minas Fotografía Joheno Traducción Pedro Gamboa Diagramación y digitalización Ángel R. P. Paulo G. C. Portada Diseño original por Lozaiga, desde 1964 Direcciones: Boletín GEOMINAS. Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Oriente.. Campo universitario La Sabanita. Ciudad Bolívar. Edo Bolívar. Venezuela. http://www.geominas.net.ve e-mails: revistageominas@gmail.com, fundageominas@gmail.com y fundag@cantv.net Impreso en Graficolor, C. A. Puerto Ordaz-Edo. Bolívar 500 ejemplares - Precio: BsF 54,00

El boletín GEOMINAS es una publicación cuatrimestral de la Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Oriente, a través de la Fundación de Egresados y Amigos de la Escuela de Geominas de la Universidad de Oriente (FUNDAGEOMINAS); es publicado desde 1964. GEOMINAS se edita con la visión de promover y estimular la investigación científica en las geociencias y difundirla para contribuir con el conocimiento global. GEOMINAS es una revista multidisciplinaria cuya especialidad son las geociencias, siendo sus temas prioritarios los geológicos, mineros, geotécnicos, de recursos naturales, ordenación territorial, energía, ecología y ambiente. GEOMINAS publica artículos, ensayos, entrevistas y comunicaciones originales, con primacía en las áreas prioritarias de la revista. El contenido de las publicaciones es de la entera responsabilidad de sus autores, y de ninguna manera del boletín, ni de FUNDAGEOMINAS, ni de la Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Oriente. Los autores han aceptado que sus aportes a GEOMINAS no han sido publicados ni enviados a otros órganos de difusión de cualquier tipo.

COMISIÓN DE ARBITRAJE
Raquel Alfaro Fernandois
(Universidad de Chile, Chile)

Ángel Andara
(Universidad de Los Andes, Venezuela)

Américo Briceño
(Universidad de Oriente, Venezuela)

Pío Callejas
(Instituto de Cerámica y Vidrio, España)

Jesús A. Ruíz Careaga
(Benemérita Universidad de Puebla, México)

Carlos Grús
(Universidad de Oriente, Venezuela)

Jesús Martínez Martínez
(Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, España)

Joseph M. Mata Perello
(Universitat Politècnica de Catalunya, España)

Iván J. Maza
(Universidad de Oriente, Venezuela)

Vicente Mendoza
(Consultor independiente, Venezuela)

Enrique Orche García
(Universidad de Vigo, España)

Julio Pérez
(Universidad de Oriente, Venezuela)

David Pérez H.
(Consultor independiente, Venezuela)

René Pravia López
(Universidad de Oriente, Venezuela)

Jean Pasquali Z.
(Instituto de Cs. De la Tierra, Universidad Central de Venezuela)

PUBLICACIÓN ARBITRADA
Registrada en: Latindex: Folio 15333; Revencyt: RVG003; Fonacit: Reg2006000013; PERIÓDICA; GeoRef Titles; ICSU Navigator database: UDC: 624.131.1, 549;552.08 ISSN: 016-7975 Depósito Legal: pp 196403BO252 Edición financiada por: Fundageominas
El material contenido en esta revista puede ser reproducido sin autorización alguna, siempre y cuando se mencione expresamente la fuente

Alfonso Quaglia
(Inter-Rock, S. A., Venezuela)

Miguel Ángel Rivas
(Consultor independiente, Venezuela)

Edixon Salazar
(Universidad de Oriente, Venezuela)

Juan Carlos Sánchez M.
(Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, Venezuela)

Guillermo Tinoco M.
(Fundageominas, Venezuela)

Franco Urbani
(Escuela de Geología, Universidad Central de Venezuela)

Horacio Vera M.
(Universidad de Oriente, Venezuela)

Hilmig Viloria
(Universidad de Oriente, Venezuela)

Volumen 39, N° 55, agosto 2011

Geomorfología Geomorfologia de la zona de inflexión del río Chama en el sector de El Vigía -La Blanca. Estado Mérida.
Geomorphology of the inflection area of Chama river in the El Vigia-La Blanca sector. Mérida state.

71

O. Guerrero, M. Cepeda, D. Paredes, G. Cantos, M. Uzcátegui.

Estudio geomorfológico aplicado a la susceptibilidad de terrenos en la cuenca alta del río Albarregas, del municipio Libertador, estado Mérida, Venezuela.
Geomorphological study applied to susceptibility of land in high basin of Albarregas river, Libertador municipality, Merida state, Venezuela.

87

F. Bongiorno, E. Díaz, E. Jiménez, N. Belandria.

Agronomía Observaciones en la orientación y distancia de la torrecilla al montículo de arena en nidos de Acromyrmex landolti.
Observations in the orientation and distance from the grass tower to the sand mount in nests of Acromyrmex landolti.

77

M. Bertorelli, J. Luna C.

Sedimentología Análisis preliminar de facies sedimentarias de la formación Guiria en el acantilado al sur de Güiria, estado Sucre, Venezuela.

81

Preliminary analysis of sedimentary facies of Guiria formation in the cliff at south of Guiria, Sucre state, Venezuela.
L. R. Fonseca D. De Ponte, N. J. Maita, O.Guerrero.
,

Mantenimiento Propuesta de la matriz DS para la priorización de actividades de mantenimiento para equipos industriales.

95

DS matrix proposal for maintenance activities prioritization for industrial equipment.
D. Suárez, C. Suárez, D. Bravo, J. Granados, M. León.

Ordenación del territorio Los recursos naturales de una cuenca fluvial: Río Aro, estado Bolívar, Venezuela.
Natural resources of a river basin: Aro river, Bolivar state, Venezuela.

99

A. Castillo S., J. Pasquali Z., F. Provenzano R., R. S. Sifontes G., C. Yanes C.

Geoturismo Lugares de interés geológico en el embalse de Tucupido cuenca Barinas-Apure, Venezuela.
Geological interest places in the Tucupido dam, Barinas-Apure basin, Venezuela.

105

A. Esteves, E. Chacín.

E D IT O R I A L Cerca de 100 millones de personas en el mundo están involucradas directa e indirectamente en minería artesanal de oro y 30% de la producción de oro viene de este tipo de minería, pero 20% de las personas en África viven con 2US$/día, aunque un minero hace fácilmente hasta 15 dólares por día, según Global Mercury Proyect. Descargas por más de 1.000 t/año en el mundo, o sea 1/3 de la contaminación antropogénica global de mercurio, principalmente las pérdidas de este llamado “asesino silente”, por amalgamación: CH3 Hg en peces, quema de la amalgama, problemas de salud para el ambiente y vecinos, relaves de los molinos, tienen mercurio que se transforma en metil mercurio. Además, la cianuración de las “colas” o residuos, después de extraer el oro por proceso gravimétrico, ocasiona mercurio residual que es movilizado como cianuro de mercurio, que es dispersado en el medio ambiente, caso de práctica común en Brasil, China, Filipinas, Indonesia, Zimbabwe, Ecuador, Venezuela. En general, la amalgama está constituida 60% de oro y 40% de mercurio. Síntomas de intoxicación por quema de amalgama y sus vapores: impotencia, problemas psicomotores, pérdida de la memoria, sabor metálico, problemas en encías, riñones, temblores, locura y muerte. El oro quemado todavía tiene 3 a 5% de Hg, que luego contamina a operadores y vecinos de las joyerías. Holanda (año 2000) envió a América Latina y El Caribe 245 t; España vendió 774 t; UK vendió 200 t; Alemania 105 t; EUA (año 2005) 276 t; Canadá desde 1990 exporta 218 t de Hg a USA para la minería artesanal. Como alternativas de reducir su empleo y contaminación global del Hg, se planteó lograr mejor organización, concienciación, monitores, establecer bancos de datos, políticas adecuadas, educación, cooperación internacional, asistencia técnica. Consecuencias graves de ello: agua de mala calidad, peces contaminados, pérdida de producción forestal, TB, malaria, enfermedades tropicales. Venezuela debe atender en todos los frentes esta similar situación que tiende a agravarse por falta de controles, legislación adecuada, en su minería aurífera artesanal El mercurio, al igual que el plomo, el arsénico, el cromo y el cadmio, presenta un riesgo a la salud por exposición a metales pesados. Los vapores de Hg son extremadamente tóxicos y acumulativos. Valores normales en población no expuesta, son: en sangre < 0,5 µg/dl, en orina: 10,20 µg/día. Ya constituye probable intoxicación en sangre 10 µg /dl, y en orina: 20 µg /L. Su tóxico dinamia es neurotóxico, hemoliza a los eritrocitos, inhibe a la Na – K. ATPasa, disminuye la conducción del potencial eléctrico como metilmercurio daña los nervios sensoriales periféricos, lesiona células nerviosas en corteza, áreas precalcarinas y atrofia del cerebelo.
GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011
69

Geomorfología
GEOMORFOLOGÍA DE LA ZONA DE INFLEXIÓN DEL RÍO CHAMA EN EL SECTOR DE EL VIGIA-LA BLANCA. ESTADO MÉRIDA
GEOMORPHOLOGY OF THE INFLECTION AREA OF CHAMA RIVER IN THE EL VIGIA-LA BLANCA SECTOR. MÉRIDA STATE
Omar Guerrero1 María Cepeda2 Dilcar Paredes3 Gabriela Cantos4 Marisela Uzcategui5
Recibido: 13-12-10; Aprobado: 1-6-11.

RESUMEN Se realiza la geomorfología y geología de superficie de la zona de inflexión del río Chama a la altura de la localidad de El Vigía-La Blanca, donde se reconocen elementos de geomorfología fluvial fundamentales para la ubicación del nuevo ponteadero a desarrollarse en esta localidad, así como las propuestas de vialidad alterna. La zonas de contacto entre el piedemonte y las planicies bajas, consisten en superficies continuas con relieves planos a ligeramente inclinados (1 % a 2%). De manera general, las geoformas son los sistemas de Colinas bajas; complejo piedemontino aluvial-fluvial y la llanura aluvial. Las unidades geológicas aflorantes son las formaciones Betijoque (Mioceno Superior-Plioceno), Isnotú (Mioceno Medio) y Palmar (Mioceno Inferior), las cuales se encuentran sometidos a climas sub-húmedo megatérmicos El canal del río Chama en su zona de inflexión para las décadas de los setenta y ochenta experimentó varios momentos de avulsión en su canal principal; la mayoría de estas variaciones se reconocen por rompimientos de diques y acumulaciones de depósitos de abanicos de rotura. Palabras clave: Andes venezolanos, geomorfología fluvial, río Chama. ABSTRACT The geomorphology and surface geology of the inflexion area of the Chama river at the El Vigía-La Blanca locality has been studied, recognizing fundamental elements of fluvial geomorphology in order to determine the location of the new bridge to be constructed in this locality, and to propose new transportation alternatives. The contact zone between the foothills and lowland plains consists of continuous surfaces with flat to slightly sloping reliefs (1% to 2%). Generally, the landforms are low hills, alluvial foothill complexes-river and floodplain systems. Outcropping Geological units are the Betijoque (Tmpb), Isnotú (Tmi) and Palmar (Tmp) formations, which are subject to megathermal sub-humid climates. The Chama river channel in its inflexion area experimented several moments of channel avulsion in the seventies and eighties, most of these variations were observed within the meandering pattern where the river dike breaks and produces an alluvial fan. Keywords: Chama river, fluvial geomorphology, Venezuelan Andes

ÁREA DE ESTUDIO El área de estudio está inmersa en el occidente de Venezuela y particularmente al sur del Flanco Norandino (Figura 1), que conforman la extensa zona del sur del Lago de Maracaibo. Este sitio está dominado por las cuencas hidrográficas medias y bajas de los ríos Chama, Onia y Mucujepe, las cuales ocupan amplias zonas de los piedemontes y regiones montañosas de la Sierra Nevada de Mérida y de La Culata, definiendo en sus cuencas medias y bajas amplios abanicos aluviales y terrazas que entran a la llanura aluvial del sur del Lago de Maracaibo, a través de ríos torrentosos que aportan un gran volumen de sedimentos. CARACTERÍSTICAS FÍSICO-GEOGRÁFICAS Las cuencas de los ríos Onia, Chama y Mucujepe, forman parte importante de la Cordillera Andina y se extienden en el margen sur del Flanco norandino. De estas tres cuencas hidrográficas, la cuenca del río Chama es la más extensa y es nuestro objeto de estudio, con una longitud de 200 km, desde su naciGEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

miento en el páramo de Piedras Blancas (4.100 msnm). Mientras que el río Onia tiene 80,46 km y Mucujepe tiene 82,4 Km., aproximadamente. El patrón fisiográfico de los relieves andinos se caracteriza por presentar desniveles fuertes en distancias relativamente cortas. Las cuencas altas se extienden en los macizos andinos cuyas altitudes máximas alcanzan los 4.997 msnm (Pico Bolívar), compuestos por rocas de una gran variedad y edad, siendo las más antiguas y de tipo metamórfico e ígneo (Complejo Iglesias), las ubicadas en el núcleo andino y las más recientes y de tipo sedimentario, las que extienden a ambos flancos de sistema montañoso andino. Dentro de este contexto se reconocen las áreas pre-andina, piedemontinas y las planicies bajas o llanuras
1 Geog° Prof. Titular Universidad de Los Andes (ULA). e-mail: oguerre@ula.ve 2 Ing° Prof. Asistente ULA. e-mail: macepeda@ula.ve 3 Ing° Prof. Instructor ULA. e-mail: joali.paredes@gmail.com 4 Ing° Prof. Instructor ULA. e-mail:; gabrielacantos@ula.ve 5 Ing° Prof. Agregado ULA. e-mail: mariselauzcategui@hotmail.com

71

O. Guerrero, M. Cepeda, D. Paredes, G. Cantos, M. Uzcátegui

Figura 1. Esquema de localización de parte del Flanco Norandino, donde se ubican hacia el SO las cuencas de los ríos; Chama, Onia y Mucujepe que drenan la zona sur del Lago de Maracaibo.

aluviales (Briceño y Pérez, 1986). La zonas entre el piedemonte y las planicies bajas, consisten en superficies continuas con relieves planos a ligeramente inclinados (1% a 2%); los únicos relieves accidentados son los entalles de algunas quebradas cuyo lecho no se encuentra a más de 5 m por debajo del plano topográfico general (Caños: La Blanca, Seco, Arenoso, Bubuquí, La Macana, La Variante y Amarillo, entre otros). La zona de transición entre las planicies bajas y la llanura aluvial es difusa, en ocasiones marcados por taludes poco expresivos y localizado por cambios en el patrón de drenaje de los ríos, cuando el factor estructural no los modifica. Los abanicos aluviales se desarrollan de manera coalescente y progradante, con pendientes comprendidas entre 4% a 12%. Estas geoformas constituyen una faja continua con un promedio de 5 a 7 Km de ancho en el sentido S-N, en el cual dominan los procesos torrenciales asociadas a depósitos aluviales y fluviales. Todo ésto combinado con la intensa intervención antrópica, hace que las áreas estables sean reducidas y se limiten a pequeños tramos y superficies planas de los abanicos aluviales, así como a sus cabeceras. El área baja o de llanuras aluviales donde se encuentra enmarcada la propuesta vial, comprende una estrecha faja de tierras planas con un ancho de 15 Km., aproximadamente. La topografía es regularmente llana, sin accidentes notables del relieve a gran escala. El gradiente
72

topográfico general entre el límite extremo del piedemonte y la parte inferior de estos sistemas, alcanza un valor promedio de 0,04 a 0,05%, y se reconocen por la formación de patrones fluviales meandriformes. RASGOS MORFOGENÉTICOS MAYORES La cuenca media y baja del río Chama contiene tres grandes sistemas morfogenéticos; Sistemas de Colinas y Lomas Bajas; al sur de la ciudad de El Vigía y en las zonas paralelo a la carretera panamericana, aproximadamente entre las cotas 225 m y 200 m, conforman las superficies más irregulares con pendientes que oscilan entre 10% y 45%. El complejo piedemontino aluviofluvial se desarrolla por debajo de la cota de los 200 m., hasta aproximadamente la cota 75 m., constituye cerca del 85% del perímetro urbano de las poblaciones de El Vigía y Mucujepe y se caracteriza por pendientes entre el 10% y 5%. Y el sector de llanura aluvial; que caracteriza el sector norte de los centros poblados de El Vigía y Mucujepe, por debajo de la cota de 75 m., constituye la llanura fluvio-lacustre propiamente dicha, con pendientes iguales o inferiores al 0,05%. Debido a la topografía accidentada de las cuencas de recepción, el tiempo de concentración de las aguas superficiales es corto y el coeficiente de escorrentía y de arrastre es alto, lo que proporciona al cauce principal un gran volumen de carga sólida de material

detrítico grueso cuya característica principal es su fuerte heterogeneidad granulométrica. Los procesos morfogenéticos de vertiente dentro de la zona de colinas y lomas bajas (cotas mayores de 200 m), consisten esencialmente en movimientos de masa, tales como: derrumbes, deslizamientos, flujos de detritos y escurrimiento lineal difuso y concentrado. Siendo las geoformas resultantes más comunes originadas por los depósitos detríticas de vertientes, como; los abanicos aluviales coalescentes y progradantes, y las geoformas erosivas, como; terrazas y movimientos de masa del terreno, estas formas son características de las cuencas medias y altas de los ríos Onia, Chama y Mucujepe, sin embargo, gran parte del sistema hidrográfico tiene sus cursos principales profundamente entallados en gargantas en forma de V, que inhibe el desarrollo de abanicos aluviales intramontanos. Las zonas ubicadas por debajo de la cota 200 m, exhiben procesos morfogenéticos y geoformas propias de los sistemas de piedemonte y llanuras de explayamiento aluviales y coluviales que se concentran principalmente en la zona sur y sureste del Lago de Maracaibo, a todo lo largo del piedemonte del Flanco Norandino. Los escurrimientos hídricos concentrados y lineales que drenan las superficies con relieve accidentado, se derraman al entrar en las zonas llanas por la repentina disminución de la pendiente que conforma patrones de canales fluviales con morfologías trenzadas y anastomosadas. Cuando ocurre una avenida, las avulsiones por ruptura de los diques son frecuentes y afectan a extensas áreas tanto en el sentido longitudinal como lateral. Los cauces mayores de estos ríos desempeñan un papel importante en la morfogénesis de este sector. En el caso específico de los ríos Chama y Mucujepe, sus competencias altas a la salida del piedemonte, permiten el transporte grandes volúmenes de sedimentos gruesos (gravas, arenas

GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Geomorfología de la zona de inflexión del río Chama ...

muy gruesas y gruesas) y su migración progresiva aguas abajo por el proceso tractivos de transporte y saltación. Sin embargo, los cauces aparecen poco entallados (0,5 a 2 m) y los canales trenzados divagan dentro del amplio lecho menor de inundación limitado por pequeños taludes de orilla y en ocasiones diques. Se forman así numerosos bancos y barras de arenas en épocas de estiaje (patrones trenzados), represando localmente la corriente y formando espesos depósitos de material detrítico. En la parte media de los colectores principales predominan los sistemas de meandros que se caracterizan por su gran amplitud e inestabilidad: la resección de curvas y el socavamiento de orillas son frecuentes. De manera general, hay una tendencia de migración lateral de los grandes meandros aguas abajo. Los sistemas fluviales actúan con periodicidad estacional (principalmente durante los meses de marzo, abril, mayo y octubre) y en forma de depósitos de desbordamiento en los tramos superiores y medios de los explayamientos terminales. GEOLOGÍA REGIONAL Los relieves de piedemonte y colinas bajas, que corresponden con la zona de inflexión del río Chama, están constituidos en su gran mayoría por formaciones geológicas de edad Terciario y depósitos cuaternarios, que afloran a todo lo largo del sistema montañoso norandino, en una faja de alturas variables, extendidas entre el contacto con los depósitos cuaternarios del piedemonte y las altitudes de 1.500 a 2.000 m. Las formaciones geológicas más representativas son: Formación Betijoque (Mioceno Superior-Plioceno, Tmpb). Los elementos más destacados son capas de conglomerados macizos de hasta 12 metros de espesor, que forman 25% de la unidad; los conglomerados son mal escogidos y mal cementados. La mayor parte de la unidad consiste de arcillas macizas generalmente arenosas, areniscas mal cementadas y mal escogidas, y limolitas en estratos delgados con gradación lateral Los procesos actuales de meteorización y erosión aportan una gran cantidad de sedimentos a la llanura aluvial de los ríos Chama, Onia y Mucujepe y áreas adyacentes, debido a la gran extensión que presenta esta formación geológica, a la escasa cementación del material y a su gran espesor (Arminio y Allen, 1990; Guerrero, 2005). La Ciudad de El Vigía se asienta sobre las rocas de esta unidad geológica. Formación Isnotú (Mioceno Medio, Tmi): predominantemente arcillas (65%), con numerosas areniscas intercaladas, lutitas carbonosas y conglomerado. Las arcillitas son masivas pero blandas y localmente carbonáceas; las areniscas se presentan en capas de 2 a 3 m de espesor. Los sectores de La Blanca y Mucujepe están asentados sobre las rocas de esta unidad. Y finalmente, la Formación Palmar (Mioceno Inferior, Tmp), compuesta principalmente por areniscas cuarzosas, compactas, blancas y limpias, de grano grueso a medio y conglomerados cuarzosos con granos de ftanita y clastos angulares de lutita. Las areniscas forman lentes de espesor variados entre 1
GEOMINAS, agosto 2011

y 7 m, y capas tabulares de 10 cm, a 1 m, todas ellas espaciadas por lutitas y limolitas de espesor variable entre 1 y 15 m y color marrón a gris claro. CLIMA-HIDROLOGÍA La cuenca del Lago de Maracaibo considerada una 2 extensa región natural de 13.280 km aproximadamnte constituye una gran unidad climática bien delimitada y se incluye en la categoría de los climas tropicales-sub-húmedos. Sin embargo, factores como el relieve, el régimen de circulación local de vientos, las fluctuaciones de las mesas de agua, origina una gran variedad de subtipos y de mesoclimas locales. Un aspecto resaltante de las variaciones geomorfológicas en zonas piedemonte y llanura son las referidas a las precipitaciones y la evapotranspiración, puesto que la temperatura es el único elementos climático constante en el espacio a lo largo del sector la Fría y Agua Viva, salvo en las zonas del piedemonte donde el relieve se incrementa y modifica el clima. En el área las temperaturas oscilan desde los 23 °C en los alrededores de la Azulita a 1.400 msnm., a 27°C, a lo largo de la cota de los 100 m (Coplanarh, 1975). La escasa diferenciación térmica en el área de estudio se debe a la poca variabilidad altitudinal. Los totales anuales de precipitación entre La Fría y El Vigía se sitúan entre 1.800 y 2.400 mm. Siendo el aumento bastante progresivo desde el NE hacia el SO. Entre El Vigía y Agua Viva las precipitaciones medias anuales se mantienen constantes entre 1.000 y 1.200 mm. Las formaciones vegetales características de estas zonas consisten de bosques tropicales deciduos o higrófilos muy húmedos y densos hacia el NE (Coplanarh, 1974). Dentro de las principales redes hidrográficas podemos mencionar: a) El río Chama: se localiza a una distancia promedio de 1 km de la ciudad de El Vigía a su paso de la carretera panamericana. Se caracteriza por ser un río caudaloso de corriente permanente y de primera importancia en el drenaje y disponibilidad de agua, b) río Mucujepe: se ubica ENE a unos 8 km de la ciudad de El Vigía, este es un río de primer orden, es caudaloso y de corriente permanente; c) río Onia-Caño Amarillo: se localiza ONO a unos 7 km, de la ciudad de El Vigía a su paso por la carretera panamericana vía La Fría-San Cristóbal, es de corriente semipermanente y caudaloso es sus frecuentes crecidas. CAMBIOS HISTÓRICOS DEL CAUCE DEL RÍO CHAMA El río Chama ha manifestado variaciones importantes de su canal principal desde la zona del piedemonte hasta los sitios de su desembocadura en el Lago de Maracaibo. El informe elaborado por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (ACIJ, 1989) y los análisis realizadas sobre fotos aéreas de las misiones 400D, 010493, 010491 y 010489, definen que las posibles causas se deben a la disminución que experimentan los gradiente de pendiente en su paso por los medios de piedemonte a la llanura
73

O. Guerrero, M. Cepeda, D. Paredes, G. Cantos, M. Uzcátegui

aluvial, la acumulación forzosa de la carga de sedimentos que transporta y la presencia de fallas geológicas que modifica su geometría. El río Chama a la altura de El Vigía tiene una pendiente de 0,9%, y 5 km, aproximadamente aguas abajo la pendiente es de 0,5 %, y a 14 km de su paso por el Vigía la pendientes se reducen sustancialmente a 0,2%. Esto permite que parte de la carga de sedimentos que transporta quede acumulada en forma de barras fluviales y eventualmente se produzcan roturas de diques naturales y avulsión de los canales. Este comportamiento es similar al que presenta el río Mucujepe en sus primeros 14 km., aguas abajo el río Mucujepe varía sus pendientes debido a los aportes laterales de sus afluentes, como es el caso de los caños Pital, Caimán, entre otros. Mientras que el canal del río Chama experimenta actualmente un cambio de su patrón de drenaje de trenzado de gravas y arenas a meandriforme, es decir de un río de baja sinuosidad a uno de alta sinuosidad, a los 8.840 m contados a partir del puente Chama. Este comportamiento es diferente si lo comparamos con los cambios experimentados durante los años 1973, 1977 y 1996. Para 1973, el río produjo una mayor variabilidad de su canal así como una reducción de su extensión longitudinal del patrón trenzado, formando a los 7.600 m (a partir de El Vigía) donde se reconocen roturas de los diques con depósitos por avulsión y madre viejas. Mientras que en los años 1977 y 1996 el río mantuvo un patrón de drenaje similar al que presenta en la actualidad, caracterizados por momentos de avulsión en su canal principal, la mayoría de estas variaciones se observan dentro del patrón meandriforme, mientras que la sección que corresponde con la geometría trenzada, el río sólo produce escasos rompimientos de diques y formación de depósitos de abanicos de rotura; estos mecanismos de movilidad del canal son más frecuentes a partir del Km 14, aguas abajo. Crecidas importantes experimen74

tadas por el canal del río Chama se pueden apreciar en la figura 2, que corresponde con la crecida del año 1982, donde el borde izquierdo del canal del río Chama, inundó extensas áreas inclusive llegando a afectar el sitio donde se ubica el aeropuerto de El Vigía Pablo Pérez Alfonso, y la vía que conduce a la población de El Moralito. En la figura 3, que corresponde con el año 1988, el área de inundada fue el borde derecho del canal del río Chama, cubriendo la zona denominada Aroa y gran parte de la vía que conduce de La Blanca hasta Los Naranjos, inclusive parte de las aguas fueron drenadas al río Mucujepe, a través del Caño Pital. Es evidente que ambas márgenes del río Chama son objeto de continuas inundaciones y avulsiones, y es posible que exista cierta alternabilidad. Finalmente, la última crecida conocida en el río Chama fue la que ocurrió en el 2005, producto de las tormentas originadas en la cuenca del río Mocotíes, uno de los afluentes principales del río Chama. En la vista lateral del canal del río Chama para el año 2005 (Figura 4A) y vista aérea 1989

(Figura 4B), se pueden hacer las siguientes observaciones: a) La crecida experimentada en el año 2005, no afectó los diques artificiales de la margen izquierda del canal del río Chama, ya existentes para el año 1989. b) La zona de abra del río es producto del control que ejerce el dique del borde izquierdo sobre el caudal, el cual se abre formando abundantes barras laterales y longitudinales de arena produciendo ramificaciones de canales. c) La crecida del 2005 afectó el margen derecho del río Chama y penetró en la zona de lecho mayor de inundación bien marcada en la foto aérea del año 1989, d) La margen izquierda del río después del abra se mantuvo en condiciones aparentemente similares, sin romper los diques construidos con enrocado, y e) Las barras laterales ubicadas en la margen derecha del río Chama forma un cuello permanente dentro del canal del río, al igual que las barras longitudinales. ANÁLISIS FOTOGEOLÓGICO En base a la fotointerpretación de diferentes pares de fotos aéreas correspondientes a las misiones

Figura 2. Inundación en el río Chama para el año 1982. Es evidente la rotura de los diques de concreto construidos sobre la margen izquierda. GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Geomorfología de la zona de inflexión del río Chama ...

zamiento de un bloque estructural que define desviación del canal del río Chama hacia el este. Aguas debajo de esta localidad se interpreta un sitio de emplazamiento de una falla geológica que corre en el sentido E-O y corta de manera oblicua al canal principal. En esta localidad se reconocen mecanismos focales de 4<M<4,7. El canal de río Chama en este sector, se considera de tipo anastomosado (múltiples canales) estrechos y con una relación ancho/profundidad < 40, relación de sinuosidad variable, con un buen desarrollo vegetal dentro de la barras y en la llanura aluvial. Relieve muy suave 0,5%. Se considera que existe una alta depositación de sedimentos finos, sin embargo este patrón se desarrolla debido al efecto que produce la falla geológica sobre el patrón del canal. Mientras que aguas arriba hasta el sitio de El Peaje, el canal del río presenta un Figura 3. Inundación en el río Chama para el año 1988. Se interpreta una patrón trenzado con barras crecida con afectación de ambas márgenes del río y especialmente en la longitudinales y transversales de gravas, arenas y bancos de zona de abra del abanico aluvial. arena erosionados. La relación 400D (1952), 010489 (1989) y por el dique la mancha de inunda- ancho/profundidad es >40,0, 010491 (1996), se obtuvo un ción puede alcanzar unos 528 m. escaso valor de sinuosidad y ancho de banda de inundación (Figura 5). pendientes <0,04. Estas caractemáxima de 2.200 m aproximada- El canal del río Chama tiene rísticas permiten el encauzamienmente en la zona aguas debajo de geometría de arco producto de la to del río, que se demuestra por la la posición actual del dique, deformación causada por una formación de desniveles de hasta mientras que en la zona protegida inflexión generada por el despla- 1,50 a 2 m, producto del socava-

Figura 4. En A; crecida del año 2005 a causa del desborde del río Mocotíes, y B; vista de la misión aérea 010489. Se observa que antes de la garganta del abra del río el canal se mantiene más o menos estable rn ambas márgenes. GEOMINAS, agosto 2011
75

O. Guerrero, M. Cepeda, D. Paredes, G. Cantos, M. Uzcátegui

Figura 5. Análisis comparativo de los canales del río Chama para los años 1952, 1998 y 1989.

miento basal, debido a los cambios del nivel del base que sufre el río Chama en su desembocadura en el Lago de Maracaibo.

río Chama. En base a mediciones co aplicado al levantamiento de fotos aéreas y campo, se de suelos en medios piedeobtuvo un ancho para la zona de montinos y de llanura aluvial: inundación máxima de 2.200 m, Sector Río Chamamientras que en la zona protegida Guayabotes, estados Mérida por el dique la mancha de inundaCONCLUSIONES y Zulia. Trabajo especial de La zonas de contacto entre el ción puede alcanzar hasta 528 m grado. Escuela de Geografía. piedemonte y las planicies bajas, aproximadamente y un desplazaFCF. ULA. 180 p. consisten en superficies continuas miento del canal hacia el noroeste. Coplanarh (1974). Región del con relieves planos a ligeramente Lago de Maracaibo. Región 1: inclinados (1 % a 2%); los únicos REFERENCIAS Subregiones 1A, 1B, 1C. relieves accidentados son los A g e n c i a d e C o o p e r a c i ó n Inventario Nacional de entalles de algunas quebradas Internacional de Japón-ACIJ Tierras. Región 1. Caracas cuyo lecho no se encuentra a más (1989). Estudio sobre el 295 p. de 5 m por debajo del plano proyecto de conservación de C o p l a n a r h ( 1 9 7 5 ) . E s t u d i o topográfico general. Se reconocen la cuenca del río Chama. geomorfológico de la región geoformas de Sistemas de Colinas Informe Principal. del lago de Maracaibo. y Lomas Bajas; El complejo Venezuela.152 p. Inventario Nacional de piedemontino aluvio-fluvial y el Arminio J. y G. Allen (1990). Tierras. Región 1. Caracas. sector de llanura aluvial. Las 156 p. Estratigrafía litológica y últimas crecidas del canal del río secuencial de la sección G u e r r e r o , O . ( 2 0 0 5 ) . Chama corresponden con los Sedimentología de la terciaria del río Chama en el años; 1982, donde el borde Formación Betijoque en el flanco norte de Los Andes izquierdo del canal del río Chama, Flanco Norandino. I Simposio centrales, Venezuela. V inundó extensas áreas, 1988; el de estratotipos de Venezuela, Cong. Geol. Geof., Caracas, área de inundada fue el borde 87 p. p. 244-251. derecho del canal del río Chama y Briceño, Luís y Pérez V., Eloina el años 2005, que permitió rotura (1986). Estudio geomorfológide diques en ambas márgenes del
76 GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Agronomía
OBSERVACIONES EN LA ORIENTACIÓN Y DISTANCIA DE LA TORRECILLA AL MONTÍCULO DE ARENA EN NIDOS DE ACROMYRMEX LANDOLTI
OBSERVATIONS IN THE ORIENTATION AND DISTANCE FROM THE GRASS TOWER TO THE SAND MOUNT IN NESTS OF ACROMYRMEX LANDOLTI
María Bertorelli1 José Luna Coll2
Recibido: 28-6-11; Aprobado: 15-7-11.

RESUMEN Las hormigas cortadoras de hojas son consideradas una de las plagas más importantes en las sabanas orientales del estado Anzoátegui. Para determinar la distancia y ubicación geográfica de la torrecilla al montículo de arena en nidos de Acromymex landolti con la finalidad de utilizar un método de control apropiado para esta especie, se identificaron 50 nidos al azar, ubicados en los terrenos del INIAAnzoátegui en el Tigre, estado. Anzoátegui. En éstos se tomaron muestras de obreras para su identificación y se procedió a hacer mediciones de la distancia desde la base de la torrecilla a la base del montículo y la ubicación geográfica de la torrecilla de paja con respecto al montículo de arena. Para tal fin se colocó una brújula en el ápice del montículo con la cual se determinó la orientación geográfica en grados, y una cinta métrica con la cual se midió la distancia. Los nidos ubicados en la base de las gramíneas presentaron un número de torrecillas cuyos valores variaron de 1 a 2 por nido. Se observó que el 40 % de las torrecillas estaban ubicadas en el cuadrante NE, 32% en el SE, 14% en el NO, 6% al Sur, 4% en el SO y el restante 4% estuvo distribuido en 2% al Norte y 2% al Oeste. La distancia de la base de torrecilla a la base del montículo estuvo en un promedio de 9,68 cm. Basados en esta información es recomendable colocar el cebo envenenado a una distancia de más o menos 10 cm en la dirección NE - SE del montículo de arena del nido de esta plaga. Palabras clave: Acromyrmex, distancia, nido, montículo ABSTRACT Leaf cutting ants are one of the most important pests in the eastern savannas of Anzoátegui state. Fifty nests were randomly identified on the INIA-Anzoátegui experimental field in El Tigre, Anzoátegui state, to find the distance and geographic position from the grass tower to the sand mount of Acromymex landolti's nest with the purpose to develop a control method for this specie. Samples of worker ants were taken from the nests for their identification, distance and geographic location from the grass tower base to the sand mount base were measured. For this purpose a compass was placed at the top of the mound to determine the geographic location in degrees and a tape measure was used to obtain the distance. Nests located at the base of grass presented a number of towers whose values ranged from 1 to 2 per nest. It was observed that 40% of the towers were located in NE quadrant, 32% in the SE, 14% in NW, 6% to South, 4% in the SW and the remaining 4% was distributed by 2% to North and 2% in the West. The distance from the tower base to the mount had an average of 9.68 cm. Based in this information it is recommended to place the poisoned bait in a distance of approximately 10 cm. in a NE-SE location from de sand mount of the nest of this pest. Keywords: Acromyrmex, distance, nest, sand mount.

INTRODUCCIÓN Las hormigas cortadoras de hojas, comúnmente conocidas como bachacos son considerados una de las plagas más importantes de las sabanas orientales del estado Anzoátegui. Los géneros de mayor relevancia dentro de los bachacos son Atta y Acromyrmex, siendo este último reportado como plaga principal de gramíneas, sin embargo, la literatura lo reporta como plaga en yuca y otros cultivos (Bertorelli y Luna, 2005). Las hormigas de la especie Acromyrmex landolti pertenecen a la tribu Attini, se caracterizan por ser cultivadoras de un hongo Basidiomycete, el cual alimentan los integrantes de la colonia. Los ejemplares de esta especie se agrupan en colonias que pueden llegar a tener hasta 4000 individuos (Rubio y Timaure, 1977). Sus nidos generalmente son verticales,
GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

interrumpidos por grupos de 2 a 3 cámaras y están caracterizados por presentar una o varias entradas protegidas por una pequeña torrecilla, construida con fragmentos de paja y tierra entrelazados entre si (Figura 2). Esta torrecilla puede llegar a alcanzar una altura de 5 cm y 3 cm de diámetro (Labrador y Colaboradores, 1972) y juega un papel importante en la protección del nido contra las lluvias, aislando su interior del paso de las aguas de escorrentía (Navarro y Jaffe, 1985). Cerca de las torrecillas se encuentra generalmente un montículo de arena formado por desechos acarreados por las obreras desde el interior del nido (Figura 1), producto de la
1 Ing°Agron°, MSc., Entomóloga. Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas del estado Anzoátegui (INIAAnzoátegui). e-mail: mbertorelli@inia.gob.ve 2 Ing°Agron°. INIA-Anzoátegui.

77

M. Bertorelli, J. Luna C.

desaparece o se hace incipiente. Estudios realizados por Navarro y Jaffe (1985) en las sabanas bien drenadas del estado Monagas, determinaron una distancia media de la torrecilla al montículo de arena de 31,0±6,8 cm, encontrándose localizado el montículo en la mayoría de los nidos en el suroeste al Noroeste de la entrada del nido en dirección opuesta a los vientos predominantes en la zona. El propósito del siguiente trabajo fue determinar la distancia y ubicación geográfica de la torrecilla al montículo de arena de la especie Acromymex landolti con la finalidad de utilizar un método de control apropiado de los nidos activos de esta especie.
Figura 1. Aspecto de nido en A. landolti.

Figura 2. Torrecilla de paja.

excavación de cámaras y galerías. Su forma puede variar, pero generalmente es circular o semicircular, pudiendo en algunos casos alcanzar una altura de 20 cm (Rubio y Timaure, 1977). Acromyrmex landolti es una especie abundante en las sabanas bien drenadas del estado Anzoátegui y aunque ha sido considerada un problema de importancia en gramíneas, se han observado ataques de las mismas en otros cultivos de hoja ancha (Hernández, comunicación
78

personal). El control de este insecto se ha basado principalmente en el uso de cebos envenenados, ya que los insecticidas en polvo no llegan a las cámaras principales debido a lo angosto de los conductos que comunican a las mimas. Con el fin de obtener mayores efectos de este método de control, se recomienda colocar el cebo en las trochas (caminos de acarreo de material vegetal) o cerca de las entradas o bocas del nido, sin embargo en la época seca es difícil la ubicación del mismo ya que la torrecilla de paja

MATERIALES Y MÉTODOS Para realizar este experimento se seleccionaron 50 nidos al azar de la especie Acromyrmex landolti ubicados en el campo experimental del INIA Anzoátegui en El Tigre, estado Anzoátegui. Luego, se tomaron muestras de obreras de los mismos y fueron llevadas a los especialistas (taxónomos) para su identificación. Una vez identificados los nidos, se procedió a hacer mediciones de la distancia de la base de la torrecilla a la base del montículo y la ubicación geográfica de la torrecilla de paja con respecto al montículo de arena. Para tal fin, se utilizó una brújula la cual se colocó en el ápice del montículo y se determinó la orientación geográfica en grados. La distancia fue medida en centímetros con una cinta métrica. Las mediciones se realizaron en el mes de marzo y otra en el mes de julio del 2005. Los datos obtenidos fueron tabulados y graficados en función de la proporción (%), con que distribuían los torrecillas en relación a los puntos cardinales. RESULTADOS Y DISCUSIÓN Las hormigas cortadoras seleccionadas para este ensayo fueron identificadas por el taxónomo Dr. Jhon Latke (especialista en Formicidae, Departamento de Zoología, Facultad de Agronomía. UCV) como Acromyrmex landolti. Los nidos generalmente fueron

GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Observaciones en la orientación y distancia de la ...

observados en la base de las plantas (gramíneas), lo que dificulta muchas veces la ubicación de los mismos. Las obreras de esta especie pueden ser diferenciadas del género Atta por la presencia de numerosas protuberancias en la zona abdominal del insecto (Lattke, comunicación personal). El número de torrecillas por nido varió de 1 a 2 para total de 50 nidos observados. Por otro lado se observó que el 40 % de las torrecillas estaban ubicadas en el cuadrante NE que va de 0 a 90, 32% en el SE que va de 90 a 180, 14% en el NO de 270 a 360, 6% estuvieron ubicadas al Sur, 4% en el cuadrante SO de 180 a 270 y el restante 4% estuvo distribuido en un 2% al Norte y 2% al Oeste (Gráfico 1). Estos resultados coinciden por los obtenidos por Navarro y Jaffe (1985), cuyos estudios se basaron en la ubicación del montículo de arena con respecto a la entrada del nido. De igual manera, distancia de la base de torrecilla a la base del montículo de arena estuvo en un promedio de 9,68 cm.

RECOMENDACIONES En base a los resultados obtenidos es importante tomar en cuenta las recomendaciones siguientes para la aplicación del cebo envenenado: 1.- Una vez evidenciado el daño ocasionado por esta plaga ubicar el nido en la base de las gramíneas. 2.-Localizar la torrecilla de paja o en su defecto el montículo de arena. 3.-Colocar el cebo a 10 cm del montículo de arena en la dilección NE de 0-90º o SE de 90 a 180 del Norte Magnético. REFERENCIAS Bertorelli, M. V., Luna. J. R. (2005). Los bachacos y su importancia en las sabanas orientales. INIA-Divulga. 4:46-49.

Labrador, J. R., Martínez, I. J. Mora, A. (1972). CONCLUSIONES Acromyrmex landolti Forel, plaga de pasto En base a estos resultados podemos concluir que la guinea (Panicum maximun) en el estado Zulia. entrada principal de los nidos de Acromyrmex landolti Rev. Fac. Agron. Univ. Zulia 2(2):27-38. está localizada a una distancia de 9,68 cm en la dirección NE-SE del norte magnético. Esta ubicación Navarro, J. G. y Jaffe K., (1985). On the adaptative puede estar condicionada por la dirección del viento, value of nest features in the grass-cuttting ant indicando por una parte que esta plaga ubica su nidos Acromyrmex landolti. Biotropica. 17(4): 347en dirección tal que el acarreo del material vegetal 348. sea favorecido por el efecto del viento y por otra parte que el conocimiento de este hecho le permite situar a Rubio, E., Timaure, A. (1977). Características de los los productores la posible dirección con la mayor nidos de Acromyrmex landolti (Forel) en el oeste probabilidad de ataque de la plaga y hacia donde de Venezuela. Revista de la Facultad de debe dirigir la aplicación de los métodos de control Agronomía. 4(1): 53-62. basados en el uso de cebos envenenados.

Gráfico 1. Orientación de la torrecilla de paja con respecto al montículo de arena en nidos de Acromyrmex landolti.

1962
GEOMINAS, agosto 2011

2012
79

Sedimentología
ANÁLISIS PRELIMINAR DE FACIES SEDIMENTARIAS DE LA FORMACIÓN GUIRIA EN EL ACANTILADO AL SUR DE GÜIRIA, ESTADO SUCRE, VENEZUELA

PRELIMINARY ANALYSIS OF SEDIMENTARY FACIES OF GUIRIA FORMATION IN THE CLIFF AT SOUTH OF GUIRIA, SUCRE STATE, VENEZUELA
Luis R. Fonseca Diana De Ponte Nelson J. Maita Omar Guerrero
1 2 3 4

Recibido: 10-6-11; Aprobado: 16-7-11.

RESUMEN Como parte de un estudio geológico general del área de Güiria, se realizó una caracterización preliminar de las facies sedimentarias de la formación Güiria, específicamente en los afloramientos costeros existentes al suroeste del poblado de Güiria. Se realizó un levantamiento sedimentario para cada uno de los afloramientos, posteriormente se sintetizaron en una columna compuesta. Las facies dominantes fueron las arcillas grises de origen marino, intercaladas con gravas alineadas; este comportamiento es característico en toda la sección analizada en la cual también destacan pequeños canales rellenos de materiales finos, reflejando un amalgamiento entre ambientes marinos profundos con canales tributarios. Palabras clave: Acantilados, costeros, facies sedimentarias, Güiria. ABSTRACT As part of a general geological survey of the surroundings of Güiria area, a preliminary characterization of sedimentary facies of the Güiria formation was made, specifically on the existing coastal outcrops at the southwest of the town. A survey was conducted for each of sedimentary outcrops then synthesized into a composite column. The dominant facies were gray clays of marine origin, interspersed with aligned gravels, this behavior is characteristic of the entire section analyzed, in which also small channels include fine fillings and materials, reflecting an amalgamation between deep marine environments with tributary channels. Keywords: Coastal cliffs, sedimentary facies, Güiria.

INTRODUCCIÓN El análisis de facies sedimentarias es parte fundamental en los estudios que pretenden elaborar modelos sedimentológicos que sirvan como base para un mejor entendimiento de los procesos que dieron origen a los materiales existentes en las cuencas sedimentarias alrededor del globo. En el trabajo presentado a continuación son señaladas de manera preliminar las facies sedimentarías existentes en los afloramientos de los acantilados al suroeste del poblado de Guiria, estado Sucre, como parte de un estudio que busca caracterizar los sedimentos Pleistocenos pertenecientes a la Formación Guiria que afloran en los acantilados playeros mencionados anteriormente. La zona cubierta por esta área de estudio está comprendida desde los acantilados observados al sur del poblado de Guiria, desde Punta La Salineta hasta Punta Malecón. Realizándose levantamientos de los afloramientos sedimentarios, las facies descriptivas usadas corresponden a una adaptación del código de facies de Miall (1996).

estudio se realizó por vía marítima en bote de pequeño calado, desde el puesto de Guiria hasta cada uno de los afloramientos observados.

METODOLOGÍA El desarrollo del presente trabajo se basó en tres etapas principales: 1) Interpretación de fotografías aéreas, 2) Levantamiento y descripción en campo de los acantilados de la Formación Güiria, desde Punta Malecón hasta Punta Salineta. y 3) Análisis de facies sedimentarias. El análisis fotogeológico se realizó observando de manera cualitativa los rasgos más resaltantes: cambios de textura e intensidad, así como también, un análisis de la red de drenaje para determinar las zonas menos afectadas por actividad neotectónica, lo cual permitió el estudio de las zonas menos perturbadas. El levantamiento sedimentológico incluyó la descripción de cuatro afloramientos en ocho kilómetros de acantilados costeros, se elaboró una columna sedimentológica compuesta, la cual fue descrita usando una adaptación del código de facies letra en minúscula representan las estructuUbicación del área de estudio La zona estudiada se encuentra ubicada en los ras sedimentarias presentes y donde las descriptiacantilados costeros que se encuentran al suroeste del poblado de Güiria, entre Punta la Salineta y Punta 1Ing°Geó°. GEOHIDRA C.A e-mail: luisfonsec@gmail.com 2 Malecón en la península de Paria, en el estado Sucre, 3Ing°Geó°. GEOHIDRA C.A e-mail dianadeponte@gmail.com al oriente de Venezuela (Figura 1). El acceso al área de 4Ing°Civ°. GEOHIDRA C.A e-mail nmaitam@gmail.com Geog°, MSc. Profesor Titular. ULA. e-mail: oguerre@ula.ve
GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011 81

L. Fonseca, D. De Ponte, N. Maita, O. Guerrero

Terciario. Formación Güiria De edad Plioceno Tardío-Pleistoceno Temprano, está formada por capas arcillosas, con margas calcáreas y arenas fosilíferas. El espesor estimado es de 100 m, aunque la base de la formación se desconoce, por lo que el espesor puede llegar a los 200 m en el subsuelo. El contacto inferior de la unidad no aflora, pero se presume discordante sobre las rocas metamórficas. La unidad infrayace a la formación Mesa y a sedimentos continentales recientes, el contacto superior se presenta como una discordancia angular de bajo grado con la formación río Salado. Los contactos laterales pueden ser observados en la figura 2 (Bermúdez, 1966). González de Juana et al (1980), asignan a la Formación Güiria facies marinas someras a lagunares; mientras que Macsotay (1968), en base a la fauna de moluscos, corales e icnofósiles, indica que la formación se depositó en un ambiente marino euryhalino con paleoprofundidades de 2 a 10 m, mientras que en un estudio posterior Macsotay (2005) asocia a la Formación Guiria con la Formación Paria considerándola parte importante de los depósitos molásicos del canal Humboldt.

Figura 1. Ubicación del área de estudio.

vas de Miall, y donde cada facies es representada por tres letras; en donde la primera en mayúscula, representa la granulometría mayoritaria, la segunda y última se representan en minúsculas y separadas por un guión el tipo de matriz. Este código se describe en la tabla I.

En la zona de estudio afloran sedimentos recientes de edad Plioceno Tardío-Pleistoceno Medio, los cuales corresponden a las Formaciones Güiria y Río Salado que descansan sobre formaciones metamórficas de edad Mesozoica al Norte, y al Sur, sobre las Formaciones sedimentarias Paria y Las Análisis de las Fotografías AéP i e d r a s p e r t e n e c i e n t e s a l reas En el análisis de los pares 129-128 Tabla I. Código de Facies. y 094 y 095 de la misión aerofotográfica 0402111 permitió que se identificaran de manera preliminar rasgos que pueden ser evidencias de elementos estructurales. Entre estas evidencias destacan la morfología de bayoneta que presentan los cursos de agua, así como también, la presencia de drenajes descabezados y desplazados. La presencia de estos rasgos, permite inferir la existencia de actividad neotectónica en el área, sin embargo, es necesario realizar estudios de campo que permitan confirmar la presencia de actividad de fallas activas en la zona. Como rasgo más resaltante se tiene el cauce final del río Guaragurarita, el cual, a pesar de
GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

82

Análisis preliminar de facies sedimentarias de la ...

su bajo caudal y de la baja pendiente del terreno (0,5%), se encuentra encajado y con un trazado con ángulos agudos; estos corresponden a las zonas de posible desplazamiento de los drenajes, alineados con montículos del tipo pull up. Descripción Sedimentológica Se realizó un recorrido por los acantilados del sur de Güiria desde Punta La Salineta hasta Punta Malecón, en donde se observaron los afloramientos de los acantilados y se realizaron observaciones de los mismos, los

Figura 2. Formaciones presentes en la costa al Sur de Güiria.

cuales se describen a continuación: Sección Punta La Salineta: Afloramiento 1: En este punto se observa un acantilado de 100 metros de extensión y aproximadamente 3,50 metros de alto, se diferencian claramente 7 unidades que se describen a continuación: Unidad I: Esta Unidad se caracteriza por presentar una sedimentación rítmica entre limo arenoso (Mh-s) y gravas arenosa (Gm-s), con clastos que van de forma subangulosa a angulosas. Unidad II: Está comprendida por un estrato homogéneo de limo arcilloso marrón, sin estructuras internas apreciables y eventuales clastos de tamaño grava (Mm). Unidad III: Está compuesta por gravas claras, pobremente escogidas en una matriz de arena (Gm-s y Gmm) y limos que van dese marrón claro a marrón rojizo, la ocurrencia de las gravas no responde a ningún patrón, ya que se presentan de forma caótica, sin orientación preferencial. Unidad IV: Es cuerpo con base cóncava y tope recto, de limo arcilloso con eventuales clastos de grava muy localizados (Mm). Unidad V: Está compuesta por un material mayormente arcilloso con arena con estratificación cruzada de alto ángulo (Sp-m). Unidad VI: Está formada por depósitos de gravas angulosas en una matriz arenosa, con estratificación cruzada en la base (Gp-s), gradando positivamente, finalizando en arenas limosas con arcillas (Sp-l), con colores que van desde marrón claro hasta marrón rojizo. Unidad VII: Consiste en un lente de pequeñas dimensiones de limo arenoso de color marrón muy claro a rosado sin estratificación aparente (Mm-s).

Figura 3. Acantilado en Punta La Salineta.

Afloramiento 2: Se encuentra conformado por una pared de aproximadamente 2,50 metros, conformada en la base por arena arcillosa sin estratificación, color marrón claro, seguido por un estrato con cambio gradual de arcillas limosas de color marrón rojizo; dentro de este estrato destaca un estrato cóncavo-recto de gravas en matriz arenosa, con un espesor máximo de 50 centímetros y una extensión lateral de 9,50 metros, formada por gravas subredondeadas en una matriz mayoritariamente arenosa (Gm-S).
Figura 4 .Afloramiento 2 en Punta La Salineta. GEOMINAS, agosto 2011
83

L. Fonseca, D. De Ponte, N. Maita, O. Guerrero

Figura 5. Afloramiento 3.

Sección Punta Malecón: Afloramiento 3: En el último afloramiento observado se presentan características que no se observaron en afloramientos anteriores, aunque se identificaron dos de las Unidades mencionadas anteriormente, compuestas de intercalaciones de gravas con estratificación horizontal en una matriz arcillosa (Unidad I), y arcillas limosas homogéneas (Unidad II); existe una superficie de erosión muy marcada dentro de la cual se logran presentar tres elementos muy bien diferenciados, los cuales fueron nombrados como sub unidades a,b y c. Subunidad a: Compuesto por arena limosa, con presencia de gravas en la base con estratificación cruzada de bajo ángulo. Subunidad b: Se presentan arenas de grano medio y fino muy bien escogidas, con eventuales granos de grava fina muy bien estratificados, destacando la existencia de estructuras bidireccionales (espina de pescado), indicador de una sedimentación producto de procesos eólicos. Subunidad c: Está caracterizada por la gradación positiva entre arena fina y limos con estratificación sub horizontal.
84

Afloramiento 4: Está formado por cuatro unidades, diferenciadas claramente por su base y tope, las cuales se describen a continuación: Unidad I: Arcilla limosa blanda, sin orientación preferencial, húmeda al tacto y con colores abigarrados marrones y rojizos. Unidad II: Compuesta de arcilla con arena, homogénea color marrón, con ausencia de clastos de gran tamaño, siendo un estrato muy bien escogido (mal gradado). Unidad III: Se encuentra muy bien definida por una base erosiva con presencia de clastos tamaño grava, que gradualmente se hacen más pequeños hasta finalizar en una superficie neta horizontal con alto contenido de material de grano fino. Muestra una estructura canalíforme, con una base cóncava erosiva, presentando una gradación positiva hasta finalizar en un tope recto. Unidad IV: Es un estrato de poco espesor, de 20 cm en la zona de mayor potencia, conformado por guijarros y gravas, redondeados y sin orientación aparente en una matriz limo-arcillosa. Este estrato aunque de poca potencia, presenta una gran extensión lateral, pudiéndose encontrar a lo largo de

gran parte del acantilado. Unidad V: Se encuentra formado en su mayoría por limo arcilloso de color marrón, alterado por la presencia de vegetación, no presenta orientación aparente y contiene gran cantidad de materia orgánica. Columna Compuesta A partir de la observación de las facies sedimentarias se diferenciaron 4 elementos de arquitectura (Figura 7), los cuales están formados por uno o más estratos con un mismo mecanismo de sedimentación; cada elemento de arquitectura es descrito a continuación: Elemento A: Conformados por una sucesión de arenas conglomeráticas intercaladas con laminaciones de arcillas, corresponden a una secuencia de depósitos por carga de fondo, rítmicas a causa de la existencia de pulsos sedimentarios producidos por tormentas o lluvias excepcionales en las cabeceras de la cuenca hidrográfica. Elemento B: Conjunto de unidades intercaladas entre si, con bases erosivas, producidas por corrientes de turbidez, el ato contenido de matriz arcillosa limosa es indicati-

GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Análisis preliminar de facies sedimentarias de la ...

Figura 6. Afloramiento 4. vo del poco retrabajo sufrido por estos sedimentos. Elemento C: Dominado por arcillas marinas de color gris, con presencia de restos de conchas marinas, representan episodios en los que el aporte de sedimentos por parte del continente fue muy bajo, pudiendo estar asociado a periodos de regresión marina. Elemento D: La presencia de estratificación bidireccional es diagnóstico de procesos próximo costeros, lo que implica una caída del nivel del mar, que corresponde a una regresión marina local. gravas y arenas estratificadas pueden ser atribuidas a sedimentos de molasa producto del movimiento del sistema de fallas Tunapuy-El Pilar; mientras que los estratos de arenas conglomeráticas rítmicas, intecaladas con laminas de material fino, pueden explicarse por medio de la teoría de flujos hiperconcentrados (Zavala ,2008), en donde dominan la facies B2(Carga de Fondo) y L (lofting). Finalmente, la presencia de arcillas densas con colores grises y grises verdosos, con presencia de material calcáreo, claramente indica el dominio de las facies de decantación marina, producto de periodos de paralización de los procesos de sedimentación proveniente del continente. Es importante destacar el carácter preliminar de los resultados presentados en el presente articulo, y en base a los resultados obtenidos, se hace evidente la necesidad de realizar estudios posteriores que permitan conocer las características litológicas en profundidad de la Formación Güiria, lo cual permitirá establecer su limite inferior; así como también, es de gran importancia establecer con mayor detalle las evidencias de actividad tectónica reciente; para esto se recomiendan estudios de trincheras en las zonas de posible presencia de fallas. B e r m ú d e z , P. J . ( 1 9 6 6 ) . Consideraciones sobre los sedimentos del Oligoceno Medio al Reciente de las costas central y oriental de Ve n e z u e l a . B o l . G e o l . (Caracas), 7(14), 333-411. González de Juana, C.; J. M. Iturralde de Arozena y C. X. Picard (1980). Geología de Venezuela y de sus cuencas petrolíferas. Ediciones Foninves. Tomo II., 1031 p. Macsotay, O. (1968). Formaciones Cenozoicas de Paria: secciones detalladas, correlacionables, paleontología y paleoecología, con descripciones de especies nuevas. U.C.V. Geos, 17: 52107. Macsotay O. (2005). The Humboldt Channel: Early Pleistocene extensional graben through eastern Venezuela and Trinidad. Caribbean Journal of Earth Science, 39 (2005), 83-91. Miall, A. (1996). The Geology of Fluvial Deposits. Sedimentary Facies, Basin Analysis and Petroleum Geology. p.p. 99155, 169-173, 191-245. Zavala, C. (2008). Geología de Cuencas Sedimentarias. Curso de Especialización s o b r e S i s t e m a s H i p e r p í c n i c o s . Schlumberger-PDVSA. Maracaibo, Venezuela. 2-13, 89, 97-98, 124.
85

CONCLUSIONES En base al análisis preliminar de los depósitos sedimentarios de los acantilados al sur de Güiria logran destacar los siguientes puntos: Los sedimentos presentes en los acantilados estudiados pertenecen a la Formación Güiria, diferenciándose de las arenas conglomeráticas de la Formación río Salado por su granulometría y por la ausencia de óxido de hierro. La morfología angulosa de los sedimentos estudiados es producto de fuentes de aporte muy cercanas y episodios de sedimentación violentos. La intercalación de facies marinas con unidades de granulometría gruesa y morfologías angulares plantea la posibilidad de la existencia de múltiples factores que pudieran ser responsables de la secuencia particular de sedimentos observados; sucesión de REFERENCIAS
GEOMINAS, agosto 2011

L. Fonseca, D. De Ponte, N. Maita, O. Guerrero

Figura 7. Columna compuesta. 86 GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Geomorfología
ESTUDIO GEOMORFOLÓGICO APLICADO A LA SUSCEPTIBILIDAD DE TERRENOS EN LA CUENCA ALTA DEL RÍO ALBARREGAS, DEL MUNICIPIO LIBERTADOR, ESTADO MÉRIDA, VENEZUELA
GEOMORPHOLOGICAL STUDY APPLIED TO SUSCEPTIBILITY OF LAND IN HIGH BASIN OF ALBARREGAS RIVER, LIBERTADOR MUNICIPALITY, MERIDA STATE, VENEZUELA
Francisco Bongiorno1 Ever Díaz2 Ensy Jiménez3 Norly Belandria4
Recibido: 24-4-11; Aprobado: 1-7-11.

RESUMEN El presente trabajo de investigación corresponde a un estudio de susceptibilidad ante movimientos en masa dentro de las subcuencas hidrográficas Carvajal, La Pedregosa, La Resbalosa, El Rincón y Milla en el Área Metropolitana del municipio Libertador del estado Mérida. En el proyecto se evalúa la geomorfología y la morfometría. La geomorfología se analiza a través de la fotointerpretación del relieve, identificando las geoformas y rasgos físicos más importantes; movimientos en masa (caídas de roca, deslizamientos, flujos, reptación, cárcavas). Esto se realiza para obtener el inventario de movimientos en masa, que consiste en un registro ordenado donde se ubican y se clasifican los diferentes procesos geodinámicos ocurridos dentro del área de estudio. En el análisis morfométrico se calculan e interpretan parámetros que permiten conocer la dinámica fluvial y espacial de las subcuencas anteriormente mencionadas. Por otro lado, se evalúan datos geotécnicos y se determinan los rangos de pendiente de la zona de estudio, con la finalidad de relacionarlos con movimientos en masa. Las variables Morfología (inventario de movimientos en masa), morfometría, pendiente y estado físico del material, son las cuatro temáticas utilizadas para obtener el Mapa Final de Susceptibilidad ante Movimientos en Masa a escala 1:25.000, utilizando como herramienta el Sistema de Información Geográfica ArcGIS. En este mapa se distribuyen espacialmente los niveles de susceptibilidad a movimientos en masa, variando desde muy baja hasta muy alta, Asimismo se mencionan, además, aquellas zonas propensas a ser afectadas por eventos fluvio-torrenciales relacionados a fenómenos climáticos. Palabras clave: Geomorfología, morfometría, movimientos en masa, susceptibilidad. ABSTRACT The present research corresponds to a study of susceptibility to mass movements within the sub-basins Carvajal, La Pedregosa, La Resbalosa, El Rincon and Milla at Metropolitan Area of Libertador Municipality of Merida State. In this project will be analyzed the geomorphology and morphometry. The geomorphology is analyzed through photo-interpretation of the relief, identifying landforms and major physical features, mass movements (rock falls, landslides, flows, creep, gullies). This is done to obtain the inventory of mass movements, consisting of orderly records where they are located and classified different geodynamic processes occurring within the study area. In the morphometric analysis are calculated and interpreted parameters that provide insight into the dynamics and spatial river basins mentioned above. On the other hand, geotechnical data are evaluated and are determined the ranges of slope of the study area, in order to relate them to mass movements. Morphology variables (landslide inventory), morphometry, slope and physical state of material, are the four areas used to make the Final Map of Susceptibility versus Mass Movement at 1:25.000, using ArcGIS as software tool. On this map levels of susceptibility to mass movements, are spatially distributed ranging from very low to very high, also are mentioned, those areas that could be affected by events related to mass flow weather. Keywords: Geomorphology, landslides, morphometry, susceptibility.

INTRODUCCIÓN A raíz de las catástrofes causadas por fenómenos naturales en Venezuela, más específicamente en la región de Los Andes, surgió la necesidad de iniciar gestiones en la prevención y mitigación de desastres, con la finalidad de evitar mayores pérdidas humanas y materiales en la población. En el presente trabajo se obtiene un mapa de susceptibilidad a movimientos en masa donde se distribuye en cinco (5) categorías los niveles de susceptibilidad. Este informe forma parte del proyecto para la gestión
GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

integral de riesgo en áreas urbanas, específicamente en el área Metropolitana del municipio Libertador del estado Mérida, desarrollado por el Instituto Nacional de Geología y Minería (INGEOMIN), región Los Andes, el cual puede ser
1

IngºGeoº, MSc, Grupo de Investigación en Geología Aplicada. GIGA, Profesor, ULA, e-mail: frabon@ula.ve; 2 IngºGeoº, e-mail: ever_diaz30@hotmail.com; 3 IngºGeoº, Instituto Nacional de Geología y Minería (INGEOMIN). Región Los Andes. Ensy2345@yahoo.es; 4 IngºGeoº, MSc, Grupo de Investigación en Geología Aplicada. GIGA, Profesora, ULA, e-mail: nbelandria@ula.ve.

87

F. Bongiorno, E. Díaz, E. Jiménez, N. Belandria

útil como soporte técnico especializado, que permita a los entes locales (alcaldía municipal), regionales (gobernación estadal), nacionales (ministerios), establecer planes que contribuyan al reordenamiento territorial; así mismo, es necesario que la comunidad en general reconozcan las condiciones físico-ambientales de su entorno, por lo tanto, tener presente la existencia de eventos peligrosos, con la finalidad de adoptar y planificar estrategias preventivas y de esta manera reducir el impacto del fenómeno sobre ellos. Este estudio pretende determinar los parámetros morfométricos de las subcuencas Milla, El Rincón, La Pedregosa, Carvajal localizadas en la parte alta del Río Albarregas, además de realizar un inventario de los movimientos en masa del terreno en las subcuencas. Relacionar las características geotécnicas de los macizos rocosos con los procesos geomorfológicos. Indicar medidas preventivas y de mitigación para garantizar una optima gestión integral del riesgo. Elaborar el mapa de susceptibilidad parcial para las temáticas geotécnica/geomorfológica. Gutiérrez (2007) realizó un Mapa Geológico del área Metropolitana de Mérida a escala 1:25.000 en el área Metropolitana de Mérida, donde definieron las características más importantes de cada unidad litológica y se representaron espacialmente las mismas, resaltando además los rasgos estructurales en el área de estudio. Laffaille y Ferrer (2006) consideraron una evaluación de las condiciones físicas y análisis de la vulnerabilidad del barrio San José de las flores alto y medio del estado Mérida, localizado al Sur de la zona de estudio de esta trabajo, allí se estableció la importancia de la geomorfología en los estudios de microzonificación sísmica. En este trabajo se plantea la necesidad de incluir la variable geomorfología entre los estudios destinados a elaborar la microzonificación sísmica de una ciudad de Mérida. Ferrer (2005) generó una caracterización preliminar de la geomorfología de la cuenca del río Mon88

talbán (Ejido-Venezuela), y fue seleccionada para ensayar un proyecto piloto de gestión de riesgo por parte del Instituto de Geología y Minería (INGEOMIN) de Venezuela y los Servicios Geológicos del Canadá, en el marco del Programa Multinacional Andino (PMA); se evaluó la dinámica geomorfológica, se analizaron los aspectos referidos a la vulnerabilidad con la finalidad de prevención y ordenamiento urbano del territorio. La zona de estudio comprende las subcuencas Carvajal, La Pedregosa, El Rincón, Milla, dentro de la poligonal del área Metropolitana del municipio Libertador del estado Mérida (figura 1). PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA Debido a la carencia de información en Venezuela, relacionada con estudios en la gestión de riesgo, que contribuyan al ordenamiento territorial y a una correcta selección, asignación y uso del territorio; es necesario el desarrollo de proyectos que integren temáticas geotécnicas, geológicas, geomorfológicas, entre otras, que delimiten zonas en función a la predisposición del terreno a la ocurrencia de movimientos en masa, puesto que, éstos son procesos gravitacionales considerados peligrosos que movilizan pendiente abajo grandes masas de suelo o roca, afectando a la infraestructuras humanas asentadas sobre ellas o en sus proximidades. METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN Para La realización del trabajo de investigación se procedió de la siguiente manera: La primera etapa consistió básicamente en la recolección de información del área de estudio: mapas topográficos a escala 1:10.000 y 1:25.000, mapa geológico del municipio Libertador del estado Mérida a escala 1:25.000, fotografías aéreas números 046 a 051 de la misión 010479, a escala 1:35.000. Posteriormente se realiza el análisis fotogeológico del área de estudio, ubicando los procesos geomorfológicos ocurridos en vertientes, empleando para ello, la simbo-

logía propuesta por el Grupo de estándares para Movimientos en Masa (GEMMA, 2007), además de caracterizar los rasgos del relieve y estructurales más resaltantes, contactos formacionales, entre otros. Por otro lado, se realizó un análisis morfométrico de las subcuencas hidrográficas anteriormente nombradas, empleando la metodología propuesta por Ruíz (2001). Estos cálculos consisten en obtener las propiedades superficiales (área y descripción de contornos), de relieve (gradientes y pendientes tanto del cauce como de las superficies topográficas) y lineales (longitudes y combinaciones de segmentos lineales). Estos parámetros son calculados e interpretados con la finalidad de agregarlos como variable en el estudio de susceptibilidad. Se generaron mapas temáticos de algunos de los factores condicionantes de los movimientos en masa; en este caso, fueron evaluados la variable pendiente y estado físico de la roca (Marín, E. (2001). Otro mapa temático elaborado es el mapa de inventario de movimientos en masa, compuesto por los diferentes movimientos en masa cartografiados en campo e interpretados a través de herramientas de fotogeología. La finalidad de éstos, es superponerlos, asignarle un peso a cada variable evaluada, establecer el grado de susceptibilidad, para así la generar el mapa de susceptibilidad final (Ayala, F., 2003). No existe un procedimiento estandarizado para la preparación de mapas de susceptibilidad a los deslizamientos y sí existe mucha libertad en la determinación de los pasos a seguir y los niveles de susceptibilidad. Para la elaboración del mapa de susceptibilidad se tienen en cuenta generalmente tres elementos: ? Relieve y mapa de pendientes. ?Características geológicas, geomorfológicas y geotécnicas del terreno. ?Inventario de deslizamientos ocurridos en el pasado. De manera general, el mapa de susceptibilidad final a movimientos en masa en esta investigación se

GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Estudio geomorfológico aplicado a la susceptibilidad ...

Figura 1. Ubicación del área de estudio.

elabora a partir de un sistema teórico, es decir, se mapea el mayor número de factores que se considera que pueden afectar la ocurrencia de deslizamientos y luego, se analiza la posible contribución de cada uno de estos factores, en este caso se superponen: el mapa índice; mapa de pendiente (MP), mapa de unidades homogéneas (MUH) y el mapa de índices morfométricos (MIM), con el mapa de inventario geomorfológico (MIG) (Valladares, R y Lozada, W. (2005)). Posteriormente, cada variable es analizada a través de un análisis estadístico bivariado, el cual, consiste en la relación entre área afectada por movimientos en masa en cada variable (unidad litológica

superficial, pendiente) y el área total de cada variable: W (%)= (DZX/S)*100 (1) donde: DZX= área afectada por movimientos en masa en variable X (pendiente, unidad litológica superficial, área de cuenca hidrográfica) S= area total de la variable X W (%) = grado de influencia de la variable X en la generación de movimientos en masa. Otra forma de analizar las variables es a través del método heurístico (evaluar las variables según la experticia de algún especialista). Finalmente se asignan pesos o grados de influencia (1, 2, 3, 4,5) a cada factor evaluado, para luego sumarlos y obtener de esta manera la valoración o ponderación parcial de cada temática (Quintas, (2001)). La última etapa consiste en interceptar las temáticas contentivas con las susceptibilidades parciales. Empleando las herramientas del ArcGIS, se suman las ponderaciones de cada variable de la siguiente manera: Pd_IM + Pd_Aa + Pd_Pen + Pd_Uh + Pd_TM = Sumatoria_Pd (2) donde: Pd_IM = Ponderación Índices Morfométricos Pd_Aa = Ponderación Área afectada Pd_Pen = Ponderación pendiente Pd_Uh = Ponderación Unidades Homogéneas Pd_TM = Ponderación tipo de Movimiento. Una vez que se obtiene los valores en el campo sumatoria_Pd, se ordenan de acuerdo a su valor y se definen intervalos o rangos de valores en forma heurística, a los cuales se les asignan las ponderaciones finales (ver tabla I). En función de estas ponderaciones finales, se reclasifican las áreas y se obtiene de esta manera el mapa de susceptibilidad a movimientos en masa y eventos fluvio-torrenciales. ANÁLISIS Y RESULTADOS En el mapa de Inventario de Movimientos en Masa se almacena la distribución espacial de los movimientos en masa de tipo caída de rocas, rotacional, compuestos, cárcavas, flujos y reptación (figura 2). El inventario de los procesos es evaluado heurísticamente, por lo tanto, las ponderaciones en este caso, dependen de la velocidad que presentan los movimientos en masa, o de lo torrenciales y violentos que pueden ser, además, se pueden ponderar en base al estado de actividad del fenómeno, es decir, si se encuentra activo o inactivo. La asignación de los pesos se realizo en función de la tabla II. Por otro lado, en el mapa de Índices Morfométricos, se encuentran los parámetros morfométricos calculados más importantes correspondientes a cada subcuenca hidrográfica. A partir de la intersección entre estas dos variables se obtiene una capa intermedia, a partir de la cual se
GEOMINAS, agosto 2011
89

F. Bongiorno, E. Díaz, E. Jiménez, N. Belandria

calcula el área afectada por movimientos en masa en cada subcuenca. Los resultados obtenidos del análisis estadístico (W) y las ponderaciones o pesos definidos para cada unidad se muestran en la tabla III. La asignación de los pesos o ponderación de los parámetros morfométricos Tabla II. Ponderaciones asignadas a cada proceso geomorfológico evaluados se lleva a cabo en función de los análisis hechos a los datos morfométricos (tabla IV). Por ejemplo, el valor más pequeño de área de la subcuenca corresponderá al valor más alto de ponderación que es 5 (cinco), debido a que su superficie es la más susceptible a experimentar una crecida excepcional y así sucesivamente se evalúa cada valor de cada subcuenca. La ponderación más alta corresponde con los valores más altos de factor forma, el cual indica que la forma de la subcuenca es menos alargada y por lo tanto representa la situación más desfavorable debido a la mayor probabilidad de inundaciones en menor tiempo. La ponderación más baja se relaciona con el valor más pequeño, el cual indica que la forma de la subcuenca tiende a ser alargada y por lo tanto menos propensión de esta a experimentar inundaciones en toda su superficie. En pendientes fuertes se aceleran los procesos de erosión y transporte de sedimentos, influyen directamente en la velocidad del cauce, favoFigura 2. Mapa de inventario de movimientos en masa. recen y contribuyen a la Tabla III. Tabla de resultados del cruce entre el mapa de inventario generación de movimiengeomorfológico y mapa de índices morfométricos. tos en masa, por lo tanto, la más alta ponderación corresponderá con valores altos de pendiente media y la menor ponderación corresponderá con la más baja pendiente. Cuando una subcuenca Tabla IV. Parámetros morfométricos y sus respectivas ponderaciones de factor presenta un valor de dende forma y pendiente media. sidad de cauce alto, esto favorece a la escorrentía superficial, lo que la hace más susceptible a experimentar inundaciones en su superficie, por lo tanto, se le asigna la más alta
Tabla I. Valores de ponderación de asignados a cada intervalo. 90 GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Estudio geomorfológico aplicado a la susceptibilidad ...

Tabla V. Parámetros morfométricos y sus respectivas ponderaciones de ponderación al mayor valor de densidad de cauce, tiempo de concentración y velocidad de flujo. densidad de cauce y en función de éste se asignan los demás pesos a los demás valores (tabla V). El tiempo de concentración es un valor teórico, pero es un indicativo de cómo se comportaría hipotéticamente el drenaje en una subcuenca. Al evaluar este parámetro se obtuvieron tiempos de concentración altos, lo cual representa una situación muy favorable, porque suponen un tiempo de arribo una crecida del caudal del drenaje, por lo tanto, se les asignan ponderaciones bajas. Cuando sucede todo lo contrario, se obtienen tiempos de concentración cortos, esto representa la situación más desfavorable, en consecuencia, se le asignaron las ponderaciones más altas (tabla V). Igualmente el parámetro velocidad de flujo fue tratado de la misma manera, velocidades altas de flujo, suponen mayor capacidad de erosión y arrastre de sedimentos de mayor tamaño, lo que representa una situación muy desfavorable, en consecuencia, se asignaron altas ponderaciones y bajas ponderaciones a valores menores de este parámetro morfométrico (tabla V). Finalmente se suman las ponderaciones parciales de cada parámetro morfométrico evaluado, para luego hacer una última reclasificación y ponderación final a cada subcuenca en función de la variable morfometría (tabla VI), obteniendo de esta manera el mapa de susceptibilidad parcial para esta variable. A continuación se muestra el Mapa de Pendiente (figura 3), temática que es igualmente interceptada con el Mapa de Inventario de Movimientos en Masa (figura 2), con la finalidad de determinar los rangos de pendientes que más influyen en la generación de movimientos en masa, para posteriormente asignar las ponderaciones o pesos según cada caso. A partir de la intersección entre Tabla VI. Asignación de ponderación final para cada subcuenca. estas dos temáticas, se obtiene el área afectada por movimientos en masa que existe en cada rango de pendiente. Estos valores se muestran en la tabla VII. La intersección entre el Mapa de Inventario de Movimientos en Masa (figura 2) y el Mapa de Unidades Homogéneas (figura 4) se realiza con la finalidad de determinar el área afectada por movimientos en masa que existe en cada unidad de macizo rocoso o suelo, y en función de estos resultados, asignar las ponderaciones (1, 2, 3, 4, 5), según corresponda a cada caso. El resultado de la intersección entre estas dos temáticas, es una capa o layer donde aparecen los movimientos en masa que afectan a las unidades superficiales que se encuentran en la zona de estudio. Se determina el área y el porcentaje de área (W%) afectada por procesos que existe en cada unidad superficial, estos valores se muestran en la tabla VIII. El resultado de este procedimiento es que cada unidad superficial tendrá asignado un peso o grado de influencia en la generación de movimientos en masa (tabla IX). Las unidades homogéneas con las mayores ponderaciones son las más proFigura 3. Mapa de Pendientes. pensas a generar movimientos GEOMINAS, agosto 2011
91

F. Bongiorno, E. Díaz, E. Jiménez, N. Belandria

en masa y las de menor ponderación Tabla VII. Rangos de pendiente y su ponderación. son las que menos intervienen en la ocurrencia de estos procesos. En la siguiente tabla se muestra como quedaron distribuidas las ponderaciones en cada material. El mapa de susceptibilidad final se obtiene mediante la intersección o adición de los mapas de susceptibilidad parcial anteriormente mencionados, el cual en su tabla de atributos contiene Tabla VIII. Área afectada por movimientos en masa en cada unidad superficial. los datos de las 4 temáticas evaluadas. Este mapa se reclasifica en 5 categorías o niveles, con la finalidad de zonificar la susceptibilidad a que ocurran movimientos en masa de cualquier tipo, en base a las variables evaluadas. En la tabla X se muestra la correspondencia entre las ponderaciones y los niveles o categorías de susceptibilidad, necesaria para realizar la zonificación de la susceptibilidad. El mapa de susceptibilidad que se muestra a continuación (figura 5), fue realizado a escala 1:25.000, en el se zonifican aquellas áreas que están expuestas o propensas a ser afectadas por procesos geodinámicos. Las zonas de susceptibilidad están representadas en el mapa por polígonos de colores, que dependerá del valor de la ponderación final. CONCLUSIONES La metodología empleada permitió lograr el objetivo principal, el cual era generar un Mapa de Susceptibilidad ante movimientos en masa en función de la evaluación de dos de los factores condicionantes; pendiente y litología. En este mapa se muestra la zonificación de los niveles de susceptibilidad ante movimientos en masa, así como aquellas zonas de las subcuencas hidrográficas Carvajal, La Pedregosa, La Resbalosa, El Rincón y Milla, propensas a experimentar eventos fluviotorrenciales. Figura 4. Mapa de Unidades Homogéneas. El mapa de inventario de movimientos en masa obtenido indica la distribución espacial de los principales procesos geodinámicos ocurridos en las vertientes de las subcuencas hidrográficas anteriormente mencionadas. La generación de estos procesos está condicionada por factores como pendiente, características geomecánicas de la litología, vegetación, exposición y orientación de la ladera, humedad del terreno. Existen agentes externos al terreno que aceleran su ocurrencia, éstos son los denominados factores detonantes régimen pluviométrico, sismicidad y actividad antrópica. Los movimientos en masa más extendidos superficialmente son la caída de rocas, deslizamiento rotacional, movimiento compuesto, reptación y en menor proporción flujos y cárcavas, ubicándose éstos, principalmente en las vertientes de las subcuencas La Pedregosa, La Resbalosa y El Rincón. El análisis morfométrico realizado indica que las subcuencas hidrográficas Carvajal y Milla son las más suscepti2 bles a experimentar crecidas, debido a que se caracterizan por presentar gran número de cauces por km para un área superficial tan pequeña, pendiente media de la cuenca y del cauce principal elevadas, condiciones muy desfavorables para la población asentada en estas zonas.
92 GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Estudio geomorfológico aplicado a la susceptibilidad ...

Tabla IX. Ponderación asignada a cada unidad superficial.

Tabla X. Categorías de susceptibilidad.

En el área de estudio se encontró que existe un rango de pendientes propicias para la generación de movimientos en masa, correspondiente al intervalo entre 18 y 72 grados de gradiente del terreno, estos valores de pendiente se ubican en la parte media-alta de las subcuenca Carvajal y La Pedregosa, parte media de las subcuencas La Resbalosa y El Rincón y parte alta de la subcuenca Milla. Las unidades litológicas que se encuentran en el área de estudio más propensas a generar movimientos en masa son: roca meteorizada blanda fracturada, roca meteorizada blanda muy fracturada (ambos materiales corresponden a la Formación Palmarito), suelo residual limo-arcilloso de alta plasticidad y el suelo transportado tipo abanico, ya que estos materiales son los comúnmente identificados en áreas afectadas por movimientos en masa. Las unidades hidrográficas que se encuentran dentro de la mayor categoría de susceptibilidad son la parte media-alta de la subcuenca El Rincón y la parte media de la subcuenca La Resbalosa, por lo tanto, es necesario hacer estudios integrados con mayor detalle, así como aplicar medidas de mitigación y prevención en estas zonas ya que las mismas se encuentran densamente pobladas.

REFERENCIAS Ayala, F. (2003). Mapas de susceptibilidad a los movimientos de ladera con técnicas SIG. Madrid: Instituto Geológico y Minero de España. Ferrer, C (2005). Caracterización preliminar de la geomorfología de la cuenca del río Montalbán (Ejido, Venezuela). Proyecto Multinacional Andino. INGEOMIN. Mérida, Venezuela. Laffaille, J y Ferrer, C. (2006). Evaluación de las condiciones físicas y análisis de la vulnerabilidad del barrio San José de las flores alto y medio (Mérida). Ejemplo de la importancia de la geomorfología en los estudios de microzonificación sísmica. Rev. Fac. Ing. UCV. V21. CaracasVenezuela. GEMMA. (2007). Grupo de Estándares para Movimientos en Masa (Proyecto Multinacional Andino: Geociencias para las Comunidades Andinas: Movimientos En Masa en la Región Andina: Una guía Figura 5. Mapa de Susceptibilidad Final. para la evaluación de amenazas. Publicación geológica multinacional Nº 4. Gutiérrez, J. (2007). Mapa Geológico Área Metropolitana de Mérida. Instituto Nacional de Geología y Minería. Región los Andes. Mérida, Venezuela. Marín, E. (2001). Evaluación del riesgo por fenómenos de remoción en masa, Guía metodológica. Bogotá: Editorial Escuela Colombiana de Ingeniería. Quintas, N. (2001). Análisis de la susceptibilidad del terreno a la formación de deslizamientos superficiales y grandes deslizamientos mediante el uso de sistemas de información geográfica. Aplicación a la cuenca alta del rio Llobregat. Universidad Politécnica de Cataluña. Tesis doctoral. Barcelona, España. Ruiz, J. (2001). Hidrología evolución y visión sistémica. Barinas: Ediciones de la Universidad Ezequiel Zamora colección Ciencia y Tecnología. Valladares, R y Lozada, W. (2005). Morfometría de algunos afluentes del río Chama. Ministerio de Industrias Básicas y Minería. Instituto Nacional de Geología y Minería. Región Los Andes. Mérida, Venezuela.
GEOMINAS, agosto 2011
93

MAGISTER SCIENTIARUM EN RECURSOS NATURALES
MENCIONES: Recursos Minerales Recursos Hidráulicos

Edificio Escuela de Ciencias de la Tierra. Piso 2, Coordinación de postgrado. Ciudad Bolívar, Estado Bolívar. Teléfono: (0285) 5114289

Mantenimiento
PROPUESTA DE LA MATRIZ DS PARA LA PRIORIZACIÓN DE ACTIVIDADES DE MANTENIMIENTO PARA EQUIPOS INDUSTRIALES
DS MATRIX PROPOSAL FOR MAINTENANCE ACTIVITIES PRIORITIZATION FOR INDUSTRIAL EQUIPMENT
Diógenes Suárez1 Carmen Suárez2 Darwin Bravo3 José Granados4 Mélida León5
Recibido: 10-5-11; Aprobado: 24-6-11.

RESUMEN El propósito de este trabajo, consiste en facilitar una herramienta de apoyo que sirva para priorizar las actividades de mantenimiento, la cual es necesaria para tomar decisiones con presupuestos cada vez más deficitarios pero con exigencias de mayor calidad, entregas justo a tiempo, seguridad, protección ambiental y competitividad. Una actividad se declara prioritaria dependiendo su posición en la matriz DS diseñada para este fin, considerando la influencia de dos variables, identificadas como indicadores y recursos, graficadas en el eje de las abscisas y ordenadas, respectivamente. La metodología utilizada para llevar a cabo este trabajo, consistió en el desarrollo de cinco (5) etapas: la primera se basa en la conformación de un Equipo Natural de Trabajo. La segunda en la elaboración de un listado de actividades, tomando en consideración fuentes de información tanto operacionales como de mantenimiento. En la tercera se determina el efecto de los indicadores sobre las actividades de mantenimiento. En la cuarta se considera la influencia de la disponibilidad del recurso sobre las actividades de mantenimiento. En la quinta se construye la matriz D.S para la priorización de actividades. Una vez finalizado este trabajo de investigación se pueden destacar las siguientes conclusiones: El desarrollo de este trabajo facilita el orden de prioridad de la realización de las actividades de mantenimiento y su utilización adquiere mayor importancia mientras más escasos sean los recursos financieros. La información requerida para evaluar los indicadores y los recursos debe ser obtenida de fuentes veraces. Palabras clave: Mantenimiento Industrial, Producción y Equipos. ABSTRACT The purpose of this paper is to provide a support tool that can help to prioritize maintenance activities, which is necessary to make decisions over an everyday increasing budget deficit, but with higher quality requirements, in time deliveries, safety, environment protection and competitiveness. An activity is declared a priority depending on its position in the DS matrix designed for this purpose, considering the influence of two variables, identified as indicators and resources, plotted on the abscissa and ordinate axis, respectively. The methodology used to carry out this work was developed in five (5) stages: the first is based on the formation of a Natural Task Group. Second is the preparation of a list of activities, taking into account sources of information both operational and maintenance. In the third the effects of indicators over maintenance activities are determined. The fourth stage considers the influence of resource availability on maintenance activities. In the fifth the DS matrix is built to prioritize activities. Upon the completion of this research the following conclusions can be highlighted: The development of this work facilitates the prioritization of maintenance activities and its use becomes more important as financial resources scarce. The information required to assess the indicators and resources must be obtained from truthful sources. Keywords: Industrial maintenance, equipment, production.

INTRODUCCIÓN Una de las funciones principales de toda organización, consiste en mantener o incrementar su nivel de producción de acuerdo a sus requerimientos y la de los clientes, por esta razón el cumplimiento de las actividades de mantenimiento con presupuestos cada vez más bajos reviste gran importancia, debido a la necesidad de mantener los equipos en condiciones de operación normal, puesto que representan los elementos claves para el cumplimiento de la producción y además cualquier ejecución de actividades de mantenimiento injustificadas implicaría elevados desembolsos de capitales. Debido a lo antes descrito surgió la necesidad de realizar este trabajo con la
GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

finalidad de suministrar una herramienta de apoyo que priorice las actividades de mantenimiento, es decir, esta metodología permite obtener una estructura jerarquizada de las actividades de mantenimiento en base a su prioridad de realización, en función de los recursos que disponga la organización e indicadores que generan dichos recursos dentro del contexto operacional de los
1

Ing°Mec°, MSc. Profesor Universidad de Oriente (UDO). e-mail: diogenessuarezq@yahoo.es 2 Med°, MSc. Profesora UDO. 3 Ing°Mec°, Profesor UDO. e-mail: darwinjbg@cantv.net 4 Ing°Mec°, Profesor UDO. 5 Ing°Mec°, Confima & Consultores C.A. e-mail: Confima@gmail.com

95

D. Suárez, C. Suárez, D. Bravo, J. Granados, M. León

equipos, la misma fue desarrollada en el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Oriente, Núcleo de Anzoátegui. La matriz D.S propuesta en este trabajo, se puede aplicar tanto a equipos dinámicos como estáticos, debido a la flexibilidad de adaptación de las variables utilizadas, lo cual contribuye a que se convierta en una herramienta confiable y valiosa en la priorización de actividades de mantenimiento.

acuerdo a Confima & Consultores (2010), los factores que influyen se mencionan a continuación: ?Porcentaje de Demoras. ?Costos de Mantenimiento. ?Frecuencia de Ocurrencia. ?Seguridad del Personal o Equipos. ?Ambiente. En la tabla I se muestran los criterios y ponderaciones del factor Porcentaje de Demoras, donde dichas ponderaciones corresponden a las demoras ocurridas debido a la materialización de la actividad durante un período de estudio, en ella se consideran las demoras por mantenimiento, operaciones o causas externas. Se pondera en una escala que va entre cero (0) y uno (1), asignándole cero (0) cuando las demoras son menores o iguales a las esperadas y uno (1) cuando son mayores a las esperadas durante un mismo evento de control. También en la tabla I, se indican las ponderaciones del factor Costos de Mantenimiento, donde dichas ponderaciones corresponden al costo de la actividad con respecto al presupuesto a la hora de realizarla durante un período de tiempo prefijado. Se pondera en una escala que va entre cero (0) y uno (1), asignándole cero (0) cuando el costo de la actividad es menor o igual a lo presupuestado y uno (1) cuando es mayor a lo presupuestado, tomando en consideración el evento de control.

METODOLOGÍA Para utilizar la matriz propuesta en este trabajo, se sugiere, en primer lugar, que se conforme el Equipo Natural de Trabajo (ENT), de acuerdo a los equipos involucrados en el estudio. Se entiende por ENT como el Conjunto de personas de diferentes funciones de una organización que trabajan juntas por un periodo de tiempo determinado en un clima de potenciación de energía para analizar problemas comunes de los distintos departamentos, apuntando al logro de un objetivo común, (Milano, 2008). Entre los criterios para seleccionar las personas que deben formar parte del Equipo Natural de Trabajo, se destacan los siguientes: pertenecer a la organización, tener relación con el equipo o que se estudiará, conocer el comportamiento del equipo, tener sentido de pertenencia hacia la organización, ser puntual, responsable y colaborador. La segunda etapa consiste en realizar un listado de las actividaTabla I. Ponderación de los indicadores. des de mantenimiento, las cuales pueden ser reportadas para cubrir una necesidad por parte de operaciones, mantenimiento, supervisores o cualquier persona relacionada con el equipo cuya actividad se pretenda priorizar (Suárez, 2011). En la tercera etapa se determina el efecto de los indicadores sobre las actividades de mantenimiento. Para desarrollar esta etapa se realizó el estudio en base a cinco factores, tomando en consideración la Metodología D.S. para establecer la prioridad de las actividades de mantenimiento. De Fuente: Suárez, D. (2011).
96

Igualmente en la tabla I, se exponen las ponderaciones del factor frecuencia de ocurrencia, donde dichos valores corresponden a la cantidad de veces que se han realizado la actividad en estudio, dentro de un tiempo prefijado. Se pondera en una escala que va entre cero (0) y uno (1), asignándole cero (0) cuando las frecuencias son menores o igual a las esperadas y uno (1) cuando las frecuencias son mayores a las esperadas dentro del mismo evento. Es importante destacar que este porcentaje fue un criterio establecido por los autores, y sirve como valor referencial, se deja a discrecionalidad del usuario de la metodología el cambio de esta cifra la cual demuestra flexibilidad en la metodología. Además en la tabla I, se muestran las ponderaciones del factor Seguridad, donde dichas ponderaciones corresponden a los daños que le pueden ocasionar al personal de mantenimiento, operaciones o al equipo en promedio al ocurrir o tratar de corregir la falla ocasionada por la actividad en estudio. Se pondera en una escala que va entre cero (0) y uno (1), asignándole cero (0) cuando no se generan daños y uno (1) cuando los daños que se pueden ocasionar sean leves o permanentes. Finalmente en la tabla I, se manifiestan las ponderaciones del factor Ambiente, donde dichas ponderaciones corresponden al tipo de daño en promedio que le

GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Propuesta de la matriz DS para la priorización de ...

Tabla II. Nivel de Recurso. pueden ocasionar al medio ambiente cuando ocurre la falla de la actividad en estudio. Se pondera en una escala que va entre cero (0) y uno (1), asignándole cero (0) cuando no se ocasionan daños y uno (1) cuando el daño ocasionado, sea leve o permanente. Para graficar la variable de indicadores en la Matriz D.S, se requiere seleccionar primero las ponderaciones mostradas en la tabla I y luego se realiza la sumatoria; este valor se grafica en el eje de las abscisas, considerando que mientras mayor sea el valor total de las ponderaciones, significa que esta actividad es más prioritaria porque afecta significativamente la gestión de mantenimiento. En la cuarta etapa, se considera la influencia del recurso sobre las actividades de mantenimiento, según D. Suárez (2011) el estudio se realiza en base a cinco casos Fuente: Suárez, D. (2011). que influyen sobre su prioridad, como se muestra en la tabla II. Para obtener la ubicación del recurso dentro de la matriz y luego seleccionar las actividades por prioridad, se debe tomar en consideración que mientras menor sea el nivel de la tabla II, mayor será la posibilidad de realizar la actividad sin inconvenientes, por lo tanto se sugiere realizar primero, debido a la disposición de los recursos. En la quinta etapa, se prioriza las actividades, en esta metodología se asigna según la combinación de las ponderaciones establecidas para cada factor tomando en consideración los criterios antes mencionados y evaluados en la matriz de Jerarquización de Actividades de 5 x 5, primero el indicador y luego el recurso, como se muestra en la figura 1. El eje horizontal indica los cinco factores o indicadores, mientras que el eje vertical muestra los cinco casos de los Recursos Figura 1. Matriz D.S. para Priorización de Actividades Disponibles. Es importante Fuente: Suárez, D. (2011). destacar que la prioridad Nº 1 es aquélla donde ocurre Indicador cinco (5) y Recurso uno (1), es decir 5-1, la cual se muestra en la figura 1, de allí en adelante se coloca en círculo el Orden de las Prioridades de acuerdo a los criterios establecidos por los Autores. Sin embargo, es posible cambiar el Orden señalado de acuerdo a lo acordado por el Equipo Natural de Trabajo. GEOMINAS, agosto 2011
97

D. Suárez, C. Suárez, D. Bravo, J. Granados, M. León

Tabla III. Ejemplo de Aplicación de la Matriz D.S para Priorizar RESULTADOS Y DISCUSIÓN Actividades. Como resultado de la evaluación y ponderación de los factores y criterios descritos, se obtiene el orden de prioridades para las acciones de mantenimiento. A continuación se presenta un ejemplo general de la aplicación de la metodología propuesta, con la finalidad de lograr un mayor entendimiento del lector, en ella se consideran actividades de uno o varios equipos. Para obtener el orden de prioridades, se sugiere elaborar un formato como el mostrado en la tabla III. Es importante destacar que la elección de las ponderaciones se realizará por consenso del Equipo Natural de Trabajo con existencia o no de historiales. De acuerdo a lo obtenido en la tabla III, el orden de realización de las actividades es la siguiente: primero la actividad B, luego la D, posteriormente la A y por último la C, se puede resumir de la siguiente manera:

Orden de Prioridad de Actividades: B, D, A y C Cuando dos actividades tengan el mismo orden, se recomienda realizar primero la de mayor ponderación en los indicadores, puesto que impacta más en la gestión de mantenimiento. En el supuesto caso que persista la igualdad, se elige la que tenga menor nivel de recurso y si continúa, significa que es indiferente la aplicación de cualquiera de ellas dos. CONCLUSIONES El desarrollo de este trabajo facilita el orden de prioridad de la realización de las actividades de mantenimiento y su utilización adquiere mayor importancia mientras más escasos sean los recursos financieros. La metodología propuesta permite determinar el orden de prioridad de las actividades de mantenimiento, con reducción significativa de tiempo para obtener los resultados, constatándose de esta forma la aplicabilidad del instrumento diseñado. La técnica sugerida es de fácil utilización, puesto que define los factores, criterios y ponderaciones que sirven de herramienta para determinar el orden de prioridad de las actividades. La información requerida para evaluar un orden de prioridad de actividades deben ser obtenidas de fuentes confiables, por esta razón la selección de los miembros del ENT es fundamental y rigurosa. REFERENCIAS Confima & Consultores (2010). Indicadores de Gestión aplicados a Mantenimiento. Puerto la Cruz, Venezuela. Suárez, Diógenes (2010). Mantenimiento Mecánico. Universidad de Oriente. Puerto la Cruz, Venezuela. Suárez, Diógenes (2011). Mantenimiento Mecánico. Universidad de Oriente. Puerto la Cruz, Venezuela. Teddy, Milano H. (2008). Manual del Mantenimiento Centrado en Confiabilidad.

MAGISTER SCIENTIARUM EN RECURSOS NATURALES
MENCIONES: Recursos Minerales Recursos Hidráulicos
Edificio Escuela de Ciencias de la Tierra. Piso 2, Coordinación de postgrado. Ciudad Bolívar, Estado Bolívar. Teléfono: (0285) 5114289

98

GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Ordenación del territorio
LOS RECURSOS NATURALES DE UNA CUENCA FLUVIAL: RÍO ARO, ESTADO BOLÍVAR, VENEZUELA
NATURAL RESOURCES OF A RIVER BASIN: ARO RIVER, BOLÍVAR STATE, VENEZUELA
Aníbal Castillo1 Jean Pasquali2 Francisco Provenzano3 Ramón Sifontes4 Carlos Yánes5
Recibido: 24-6-11; Aprobado: 27-7-11.

RESUMEN El propósito de este trabajo es el de indicar la contribución que pueden hacer los estudios a través de diversas áreas científicas a la determinación del ordenamiento territorial de una región. La unidad 2 geomorfológica seleccionada es la cuenca del río Aro de unos 14.500 km . Las áreas científicas seleccionadas y empleadas son botánica, geología, geoquímica, hidrología e ictiología. Los resultados obtenidos se han clasificado en oportunidades económicas, ambientales y científicas y se describen de forma generalizada, dejando los detalles para revistas especializadas en cada disciplina. La metodología empleada pudiese adaptarse y aplicarse sistemáticamente a grandes regiones, o países enteros de desarrollo comparable, de manera que permita incentivar su desarrollo y el logro de una mejor distribución de la población de acuerdo a las realidades y las valoraciones del ambiente, que aquella que ha sido 2 determinada por su historia. El costo aproximado del estudio fue de USA$ 50 por km . Palabras clave: Aro, investigación, ordenamiento, territorio, Venezuela. ABSTRACT The purpose of this work is to show the contribution that interdisciplinary scientific studies can make to the determination of land-use regulations for a region. The geomorphological unit selected is the river basin, in 2 this case the Aro river basin of approximately 14000 km . The selected and employed scientific disciplines are botany, geology, geochemistry, hydrology and ichthyology. Results obtained have been classified as economic, environmental, and scientific opportunities. These results are described in a general form, leaving details to future publications in specialized journals of each discipline. The methods employed could be adapted and applied systematically to regions or whole countries of similar development in order to foster their development and the development of a better geographic distribution of the population, based on the land's potential and environmental and social realities, than the distribution determined by 2 their histories. The approximate cost of the study was USA$ 50 per km . Keywords: Aro, data, land-use, research, Venezuela.

INTRODUCCIÓN Venezuela cuenta desde el 1983 con una ley que atiende a la tarea de propiciar el buen uso de su territorio acorde con el potencial económico, ambiental y social de cada área (Gaceta Oficial, 1983). Esta ley (LOOT) regula la elaboración y aprobación de los planes nacional, regionales, de aprovechamiento de los recursos naturales, urbanísticos y de administración especial, según el sistema nacional de planificación. Las dos funciones principales que propone la LOOT son: 1. Asegurar los espacios requeridos para un probable desarrollo que incluye acueductos, líneas de transmisión de energía, carreteras, líneas férreas, zonas de esparcimiento y preservación cultural y ambiental; y 2. Promover la localización de asentamientos humanos, actividades económicas y uso de los recursos naturales, de acuerdo con un desarrollo armónico que permita corregir y superar el presente desequilibrio entre las grandes ciudades y el resto del país. A fin de preparar los planes mencionados se requiere de un conocimiento científico y social de cada área.
GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Este conocimiento básico se encuentra generalmente disperso o, para muchas áreas, es inexistente. Desafortunadamente el legislador no determinó que entes serían los responsables de recabar o producir la información necesaria y por ende no asignó los recursos necesarios para la tarea. Consciente de esta situación el CONICIT, ahora FONACIT (Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación), aprobó una solicitud, a manera de estudio piloto, para el estudio científico interdisciplinario de un área y la producción de un informe que sirviese de insumo para la elaboración de un plan de ordenamiento de un área y, a la vez, propusiese
1

Fundación Instituto Botánico de Venezuela e Instituto de Biología Experimental, Universidad Central de Venezuela (UCV), e-mail: anibalcastillo.ibe@gmail.com 2 Instituto de Ciencias de la Tierra, Facultad de Ciencias, UCV. email: 38jcaj@gmail.com 3 Instituto de Zoología y Ecología Tropical, Facultad de Ciencias, UCV. e-mail: francisco.provenzano@ciens.ucv.ve 4 Instituto de Ciencias de la Tierra, UCV. e-mail: ramon.sifontes@ciens.ucv.ve 5 Instituto de Ciencias de la Tierra, UCV. e-mail: carlos.yanes@ciens.ucv.ve y ceyanes@gmail.com

99

A. Castillo, J. Pasquali, F. Provenzano, R. Sifontes, C. Yánez

una metodología para áreas similares en el resto del país. Debido a que en la Asamblea Nacional ha estado discutiendo una nueva ley para la ordenación del territorio, la información producida pudiera aportar datos y concepciones para la formulación de la nueva ley. Selección del Tipo de Área y Disciplinas La selección del tipo de área a ser estudiada es un paso importante para alcanzar eficientemente los objetivos propuestos. Debido a que el uso del agua y él de la tierra están interrelacionados y, por ser el agua el recurso natural sustentable más importante en la mayoría de los casos, tanto para todas las formas de vida, como para las actividades urbanas e industriales, se consideró que la unidad de área a estudiar debía ser una cuenca hidrográfica. La cuenca hidrográfica como unidad administrativa y de estudio tiene una larga historia que se remonta, probablemente, al tercer siglo AC (Barrow, 1998; Molle, 2009). En relación a su manejo administrativo, en especial para tratar la participación de los representantes de los diversos intereses involucrados, se han publicado múltiples contribuciones (Barrow, 1998; Saleth, 2004; Matthews, 2005; Rivas, 2007; Aggarwal et al., 2009; Antunes et al., 2009; Asher y Ojeda, 2009; Blackstock, 2009; Collins et al., 2009; Martin y Saha, 20099; Molle, 2009). La gobernabilidad o administración de una cuenca se hace más complicada en la medida de que haya más intereses ya establecidos. En este sentido, mientras las cuencas estén menos desarrolladas, la evaluación y comparación de los diversos cursos de acción que favorezcan aquellas actividades que representen los mejores resultados económicos, sociales y ecológicos de manera sustentable, son menos complejas (Antunez et al., 2009). El área de estudio fue seleccionada a través de varios criterios que fueron: 1. Una superficie lo suficientemente extensa para que
100

pudiera servir de referencia para un futuro plan nacional (Barrow, 1998); 2. La inclusión de áreas relativamente bien conocidas y otras poco conocidas y de difícil acceso; 3. La falta de limitaciones legales de acceso, tal como zonas militares, establecimientos indígenas con administración propia, entre otras; y 4. La presencia de un área que pudiese ser considerada como una unidad administrativa de manejo ambiental, como lo es una cuenca hidrográfica. La selección del área recayó sobre la cuenca del río Aro. Esta cuenca está localizada al Sur del río Orinoco, entre las cuencas de los ríos Caura y Caroní, entre los paralelos 6° 10' y 8° Norte y los meridianos 63° 15' y 64° 15' Oeste. Tiene una superficie aproximada 2 de 14500 km , una precipitación anual que varía de Sur a Norte de 2700 a 1400 mm y pertenece al municipio Sucre al Oeste del río Aro y al municipio Heres al Este del mismo río (Figura 1). Aunque para dirigir la ordenación territorial de un área se requiere, tanto datos científicos como demográficos y sociales, este estudio se limita a las ciencias Botánica, Geología, Geoquímica, Hidrología e Ictiología). Auque se hicieron observaciones de carácter social y se mencionan cuando hayan resultado importantes para el desarrollo del trabajo de campo. La selección de las disciplinas a incorporarse en el proyecto se hizo con la idea de que, el conjunto de ellas, pudiera aportar datos y permitir interpretaciones que fuesen suficientes para detectar una parte substancial del potencial económico del área y de las situaciones ambientales que merecieran un tratamiento especial o una protección indefinida. Se tomaron también en cuenta las limitaciones relativas al financiamiento, a la duración de los estudios, a las metodologías de las diversas disciplinas y a las características específicas del área seleccionada (Hochella, 2006). La inclusión de la pedología hubiese sido muy constructiva a

los fines del proyecto y pudiese llevarse a cabo en el futuro por organizaciones locales o regionales a través de sus presupuestos e intereses específicos. Con la experiencia de haber culminado el proyecto, se puede proponer que las disciplinas científicas o las técnicas, a ser utilizadas en estudios similares de cualquier área, sean seleccionadas y adaptadas a cada área. En la cuenca del río Aro, por ejemplo, hubiese sido de mucho provecho contar con un apoyo de algunos vuelos de helicóptero adicionales para la observación de áreas de muy difícil acceso (la Gobernación del estado Bolívar contribuyó con cuatro horas de vuelo); así mismo hubiese sido muy útil el uso más extenso y detallado de imágenes de satélite y el uso de las imágenes del Proyecto Cartosur II del Instituto Simón Bolívar de Cartografía Nacional, para la interpretación de los resultados; e incluir estudios que sirviesen para desarrollar orientaciones en el manejo de suelos (Martin y Saha, 2009). Cada una de las disciplinas tiene su metodología de campo, lo que hace poco práctico organizar salidas de campo en común (Hochella, 2006). Sólo la primera salida, que tuvo como propósito presentar el proyecto a las autoridades estatales, municipales, universidades y público en general e incluyó un reconocimiento de los accesos y los ambientes del área, fue una salida en común. Para el resto de las salidas, cada disciplina trabajó con sus investigadores, asistentes, estudiantes y personal de apoyo, de manera esencialmente independiente de las otras. Periódicamente los investigadores responsables de cada disciplina tuvieron reuniones para intercambiar información y apreciar como los diversos aportes de todas las disciplinas se complementaban para llegar a conclusiones y recomendaciones generales. Después de cada año administrativo, cada disciplina preparó un informe de progreso y luego un informe final (Pasquali et al.,

GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Los recursos naturales de una cuenca fluvial: Río Aro ...

2009). Los resultados detallados de cada disciplina serán publicados próximamente en revistas especializadas. El resumen de los resultados generales más relevantes de las diversas disciplinas, en cuanto a su significado para la ordenación del territorio de la cuenca del río Aro, se exponen a continuación. En el aspecto botánico se identificaron y describieron 12 comunidades vegetales, 563 especies, 10 subespecies, 18 variedades, 365 géneros y 120 familias; de las 563 especies 65 de ellas han sido reconocidas como de utilidad para el hombre (Castillo et al., 2009). En el aspecto geológico y geoquímico se describieron las grandes unidades litoestratigráficas, se ha encontrado evidencias de la Figura 1. Localización y drenaje de la cuenca hidrográfica de río Aro, presencia de un Cinturón de afluente de la margen derecha del río Orinoco. Rocas Verdes en el Sur de la cuenca y determinado la existencia de ambientes geológicos favorables para el criadero de yacimientos minerales asociados a rocas máficas y ultramáficas y para cuarcitas ferruginosas (Sifontes, 2009; Pasquali et al., 2009). En el aspecto hidrológico, el río Aro y sus principales afluentes, en sequía y época de lluvias, han sido aforados y sus aguas analizadas; se ha incluido asimismo el estudio de algunas aguas subterráneas y se ha establecido en dos localidades la presencia de aguas termales (Yanes, 2009). En el aspecto ictiológico, se ha estudiado toda la cuenca, la cual se ha dividido en dos regiones que han sido caracterizadas en términos de especies y de la estructura de sus poblaciones; se han descrito dos especies nuevas para la ciencia y determinado el potencial ictiológico de la cuenca (Provenzano y Milani, 2009). El Personal El personal envuelto en el estudio incluyó a cinco investigadores, cada uno responsable de una de las áreas, licenciados en biología y geoquímica, como asistentes en el campo y en el laboratorio, estudiantes en etapa de tesis y obreros guías y ayudantes de campo. A lo largo del proyecto hubo diez licenciados asociados, todos con un rendimiento excelente, pero de poca duración en los cargos debido a que, por norma institucional, el monto de los salarios fijados por el ente que aportó los fondos no era competitivo. Este hecho hizo que los profesionales se empleaban para adquirir experiencia y, con ella, lograban colocarse en posiciones mejor remuneradas. Esta situación poco deseable tuvo también beneficios ya que se logró adiestrar un número importante de profesionales que pudieran incorporarse en el desarrollo de programas en el futuro y, si eso no fuera posible, se ha comprobado que el adiestramiento de personal recién graduado puede lograrse en corto tiempo. Durante el desarrollo del proyecto se apoyó la realización de trece tesis de grado y una tesis de maestría. Con ellas, no sólo se logró producir información detallada en una serie de tópicos y la graduación de profesionales que las realizaron (Ballestero, 2005; Baptista, 2007; De Sousa, 2006; Herrera, 2004; Jiménez, 2004; Jiménez, 2009; Manrique, 2009; Marchisio, 2009; Parales, 2009; Pérez, 2004; Pisapia, 2004; Quevedo, 2009; Saballo, 2006; Strubinger, 2009), sino también el crear en varios de estos profesionales un amor por la naturaleza y por los trabajos de campo y un apego y deseo de aportar a la gente que allí vive. Oportunidades Económicas Los resultados del estudio pueden clasificarse en económicos, ambientales y científicos. Desde el punto de vista económico se han encontrado oportunidades de desarrollo en agricultura intensiva para las cercanías del curso del río Aro, el cual pudiese ser fuente de agua todo el año. Sin embargo, la extensión de esta actividad a otras áreas se percibe como limitada por la gran disminución o la falta completa de flujo en los afluentes del río Aro, incluyendo a los más grandes. Debido a que la precipitación anual es relativamente abundante en la cuenca, esta escasez de agua en época de sequía puede ser corregida con la explotación de aguas subterráneas y con la construcción de embalses, preferiblemente alejados del curso del río y tomando en cuenta sus efectos sobre la fauna y la flora acuáticas (Pasquali et al., 2009). Se ha detectado un potencial minero importante, más allá de la explotación de oro y diamantes de aluvión
GEOMINAS, agosto 2011
101

A. Castillo, J. Pasquali, F. Provenzano, R. Sifontes, C. Yánez

que ha sido tradicional a lo largo de la parte baja del río Aro y de los yacimientos de hierro del Cerro Bolívar, ya explotado y el Cerro El Trueno, parcialmente evaluado (Ascanio, 1977). El área es promisoria para yacimientos de hierro, manganeso, elementos de las Tierras Raras, tántalo, rocas ornamentales, arenas silíceas y agua mineral (Sifontes, 2009; Pasquali et al., 2009). Las publicaciones científicas especializadas servirán para presentar las características y localidades específicas que faciliten la exploración de estos posibles yacimientos. Se ha detectado un potencial económico importante en la obtención de varias especies de peces ornamentales que podría desarrollarse en una industria de carácter sustentable. De ser este el caso, habrá que determinar cuidadosamente una regulación y una supervisión efectiva para que la industria sea, de verdad, sustentable. Sobre el tema ictiológico, se ha detectado que la parte baja del río Aro, cercana a su desembocadura en el río Orinoco, es como un vivero para especies de importancia económica en el río Orinoco (Provenzano y Milani, 2009). Esta información conlleva a la idea de reglamentar esta parte del curso del río, para proteger la producción pesquera del Orinoco. En términos generales, tanto las aguas superficiales como las aguas subterráneas de la cuenca del río Aro son de buena calidad para el uso humano y usos comunes (Pérez, 2004; Yanes, 2009). En pequeñas áreas se han encontrado algunas aguas que pudieran representar cercanías a mineralizaciones o contaminación. Se ha detectado oportunidades turísticas en la cuenca del río Aro; de hecho ya hay un campamento turístico cercano al único puente que cruza el río. Sin embargo, las oportunidades son muy amplias para el turismo de aventura: Parte del curso del río Aro, de fuerte corriente, puede servir para deportes extremos, mientras que otras partes, de navegación más tranquila, pueden servir para la
102

observación de flora y fauna y de bellezas escénicas naturales como los saltos o cataratas de Los Morocotos y Treinta Tiros (Hendee et al., 1990; Provenzano y Milani, 2009); algunos de los hatos y haciendas podrían ser excelentes localidades para apreciar la vida del campo de la región. La gente local es respetuosa, atenta y amigable, lo que pudiese ser clave para el desarrollo de este tipo de industria productiva y sustentable (Pasquali et al., 2009). Con el vuelo de helicóptero mencionado anteriormente se ha detectado, en selva, varías áreas de algunas hectáreas cada una, en donde crece exclusivamente una planta de la familia de las Poaceae (subfamilia Bambusoidae; tribu: Bambuseae). Esto puede interpretarse como una oportunidad económica de explotar de forma sustentables este bambú para la confección de telas, pisos de alta calidad y objetos de artesanía (Kumar, 2011); las grandes áreas de interés pudiesen localizarse sistemáticamente con imágenes de satélite. Oportunidades Ambientales Desde el punto de vista ambiental se mencionan: 1. La presencia exuberante de varias especies de plantas de la familia de las Podostemaceas, en sectores del río Aro y, en especial, en el curso del río Arizo; 2. La necesidad de preservar la fauna local, ya que se ha observado, en especial, la caza desmesurada de dantos o tapires (Tapirus terrestris), en la cuenca del río Arizo, donde esta especie es, o era, abundante; 3. La recomendación del grupo de investigación, de preservar la mayor parte de la selva en su estado actual; es por esta razón que se sugiere una agricultura de tipo intensivo y con el uso preferencial de aguas subterráneas para el riego; y 4. La recomendación de proteger estrictamente la parte baja del río Aro como reserva de fauna acuática. Oportunidades Científicas Desde el punto de vista científico, se ha encontrado las siguientes oportunidades de estudio de especial interés: 1. La extensión y

naturaleza de la actividad hidrotermal, anteriormente no detectada o reportada en el escudo de Guayana (Pasquali et al.,2009); 2. La extensión y características de la provincia geoquímica de rocas alcalinas y del Cinturón de Rocas Verdes tipo Pastora (Sifontes, 2009); 3. El desarrollo de métodos geofísicos para la exploración de aguas subterráneas en las rocas precámbricas del escudo de Guayana; 4. La cartografía geológica, geoquímica y geofísica de la cuenca, con vuelos que incluyan magnetometría y radiometría γ; 5. El estudio de la extensión y origen de las mineralizaciones de hierro; 6. El estudio de la planta de bambú que cubre áreas considerables de selva de la margen izquierda del río Aro; y 7. Estudios biogeográficos del escudo de Guayana, fundamentados en el aislamiento de poblaciones debido a barreras geográficas (Provenzano y Milani, 2009). Aplicabilidad Los resultados del proyecto muestran la naturaleza de la información obtenible en este tipo de estudios y su posible uso para la ordenación del territorio de un área relativamente grande. La información puede ir más allá de la formulación de una reglamentación, porque puede servir para generar iniciativas específicas a corto y mediano plazo dirigidas hacia un desarrollo conveniente y sustentable de un área, para crear riqueza y bienestar. Si el proyecto se visualiza como una prueba piloto, su utilización sistemática en grandes áreas, o todo un país, no sólo serviría para formular reglamentos y generar iniciativas de desarrollo, también serviría para propiciar, con el hallazgo de nuevas oportunidades económicas, una distribución más equitativa de la población que la que se ha establecido como producto de su historia. Sobre esta base, la metodología utilizada por el proyecto Aro es aplicable a cualquier región o país, con un estado de desarrollo territorial similar al de Venezuela, como lo es el conjunto de países en vías de desarrollo (Harrigan y Wang, 2011).

GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Los recursos naturales de una cuenca fluvial: Río Aro ...

A fin de asistir al estudio de la aplicación de esta metodología a otras áreas, se ha estimado que el costo aproximado de cobertura de una región de tamaño similar al de la cuenca del río Aro y demás 2 condiciones asociadas, es de unos $USA 50 por km . Anotaciones de Carácter Social La parte Sur de la cuenca está deshabitada y es esencialmente inaccesible. Su vegetación es boscosa y prístina y se llega a ella a través de la navegación con pequeñas curiaras o mejor, por ser más portátiles, con canoas de aluminio o fibra de vidrio, dotadas de pequeños motores fuera de borda. Para cada día de viaje debe construirse un campamento porque la zona es muy lluviosa. Afortunadamente, los guías y asistentes de campo resultaron ser excelentes, así como las personas de mayor edad que fueron consultadas en las diversas comunidades. Todos mostraron interés en el trabajo, en aportar su conocimiento local desinteresadamente y en ser informados de los resultados que se obtengan. Estas circunstancias hicieron eficiente y placentero el trabajo de campo. CONCLUSIONES A continuación se presentan las conclusiones que se han alcanzado: 1. Las leyes, reglamentos y normas que atiendan al ordenamiento del territorio de un país deberían incluir, tanto los tipos de información básica requeridos, como las instituciones que han de responsabilizarse de los estudios, a fin de que sean dotadas de los fondos correspondientes. 2. Las unidades territoriales que permiten la recolección efectiva de la información científica requerida son las cuencas hidrográficas. 3. La selección de las disciplinas científicas para la cuenca del río Aro incluyó Botánica, Geología, Geoquímica, Hidrología e Ictiología. Un uso más extenso de imágenes, tanto terrestres como satelitales y de la Pedología, para orientación en el manejo de suelo, hubiese sido provechosa, así como un apoyo de helicóptero para la cobertura de áreas poco accesibles. 4. La selección de las disciplinas científicas a utilizarse para un área en particular debe ser flexible y adaptable a dicha área. 5. El estudio aportó una serie de oportunidades económicas, científicas y ambientales que facilitan la evaluación y comparación de los diversos cursos de acción en el desarrollo de la cuenca. 6. Los resultados del estudio, además de servir para la ordenación y gestión del territorio, representan una atracción para su desarrollo al descubrir nuevas oportunidades económicas, administrativas y sociales.
7. La aplicación de este tipo de estudio para una gran región o país propiciaría una mejor distribución espacial de la población de acuerdo a las realidades y las valoraciones socioculturales y socioeconómicas, que la heredada por factores históricos. 8. El costo de un estudio en condiciones similares al 2 realizado es de aproximadamente $USA 50 por km . GEOMINAS, agosto 2011

RECOMENDACIONES Sobre la base de los resultados obtenidos en el estudio los autores desean presentar dos recomendaciones de carácter general: 1.Las regiones o países que todavía no han alcanzado un conocimiento científico detallado de su territorio, pudiesen estudiar la aplicación de la metodología descrita. 2.De la misma manera, los países y entes internacionales que tienen entre sus actividades o posibilidades la asistencia al desarrollo de naciones de menor adelanto, pudiesen estudiar esta forma de contribución, la cual tiene el potencial de dar frutos por largo tiempo.
AGRADECIMIENTOS Las actividades del proyecto Aro en el período de 2001 a 2009 se han visto favorecidas por la colaboración de varias instituciones y múltiples individuos. Se menciona a FONACIT y al proyecto BID-CONACIT; al Instituto de Ciencias de la Tierra y al Instituto de Zoología y Ecología Tropical de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela; a la oficina del MARN de Ciudad Bolívar; a la Gobernación del estado Bolívar; al Médico Veterinario Luis Martínez, Gerente General del Hato La Vergareña, C.A.; al Ing. Carlos Difelice; al Geol. Carlos Troncone; al Dr. Francisco Delascio, Presidente de la Fundación Jardín Botánico del Orinoco; al personal de las comunidades indígenas pemones Sacoroken y San Mateo del río Paragua; al Sr. Antonio Demetrio Anzoátegui y al Sr. Diermes Sarmiento, vecinos de la población de La Esperanza; a los propietarios del Campamento Turístico Río Aro; a nuestros tesistas y licenciados; y a muchos habitantes de la cuenca. Se ha querido mencionar un grupo de organizaciones y un grupo de personas que han contribuido con el proyecto con la idea de transmitir, en alguna medida, lo dependiente que resulta ser un proyecto, que tiene una fase de campo importante, de la gente que vive en el área del proyecto, de su disposición de ayudar y del interés en los resultados que pudiese producirse. Con esto se quiere advertir, a aquellos que pudiesen continuar con este tipo de trabajos en el futuro, lo importante que es el trato y la comunicación con la gente de la localidad. REFERENCIAS Aggarwal, R., Kaushal, M., et al. (2009). Water resource management for sustainable agriculture, Water Science and Technology, 60(11), pp. 2905-2911 Antunez, P., Kallis, G., et al. (2009) Participation and evaluation for sustainable river basin governance, Ecological Economics, 68(4), pp. 931-939 Ascanio, Gustavo, (1977). Compilación de la información sobre mineral de hierro en Venezuela:”Cerro El Trueno”, informe geológico minero. Ministerio de Minas e Hidrocarburos, Dirección de Minas, Caracas, 4 p. y 21 láminas Asher, K., Ojeda, D. (2009). Producing nature and making state: Ordenamiento territorial in the Pacific lowlands of Colombia, Geoforum, 40(3), pp. 292-302 Ballestero, J.R. (2005). Determinación de potasio, magnesio y oro en los sedimentos fluviales de las cuencas de los ríos Aro y Caura, Tesis de Grado no publicada, Universidad Central de Venezuela, Caracas.
103

A. Castillo, J. Pasquali, F. Provenzano, R. Sifontes, C. Yánez

Baptista, C.D. (2007). Distribución de Ag, As, Bi, Cd, Cu, Fe, Mn, Mo, Pb, Sb y Zn en sedimentos finos de la cuenca del río Aro, estado Bolívar, Venezuela, Caracas, Tesis de Grado no publicada, Universidad Central de Venezuela, Caracas. Barrow, C.J. (1988). River basin development planning and management: A critical review, World Development, 26(1), pp. 171-186 Blackstock, K.L. (2009). Between a rock and a hard place. Incompatible objectives at the heart of river basin planning? Water Science and Technology, 59(3), pp. 425-431 Castillo, Aníbal, Delascio, Francisco, y Velásquez, Justiniano, (2009). Vegetación y flora de la cuenca del r í o A r o , e s t a d o B o l í v a r. Universidad Central de Venezuela, Facultad de Ciencias, Informe Interno a FONACIT, Caracas, 47 p. Collins, K., Colvin, J., Ison, R. (2009). Building 'learning catchment' for integrated catchment managing: designing learning system based on experiences in the UK and South Africa, Water Science and Technology, 59(4), pp. 687-693 D e S o u s a , F. G . ( 2 0 0 6 ) . Caracterización geoquímica de las aguas subterráneas del río C a r a p o , e s t a d o B o l í v a r, Venezuela, Tesis de Grado no publicada, Universidad Central de Venezuela, Caracas. Harrigan, J. y Wang, C.A. (2011). A new approach to the allocation of aid among developing countries: Is the USA different from the rest? World Development, en prensa, d o i : 10.1016/j.worlddeev.2010.12.011 Hendee, J.C., Stankey, G.H., Lucas, R.C. (1990). Wilderness management, Golden, Colorado: Fulcrum, 545 p. Herrera, M.A. (2004). Caracterización geoquímica de los minerales pesados provenientes de la Cuenca del río Aro, estado Bolívar, Venezuela, Tesis de Grado no publicada, Universidad Central de Venezuela, Caracas. Hochella, M.F. Jr. (2006). So you want to form an interdisciplinary team? …Good luck! Elements, 2(2), p. 67 Jiménez, Y.M. (2004). Cartografía geoquímica de las cuencas de los ríos Caura y Aro, a través de sedimentos fluviales, con fines prospectivos,Tesis de Grado no publicada, Universidad Central de Venezuela, Caracas. 104

Jiménez, Y.M. (2009) Prospección Pérez, N.D. (2004). Estudio geoquímigeoquímica de la cuenca del río co de las aguas subterráneas de la Hato Sucio, municipio Heres, cuenca del río Aro, estado Bolívar, estado Bolívar, Venezuela, Venezuela, Tesis de Grado no publicada, Universidad Central de Caracas, Tesis de Magister Scientiarum no publicada, Venezuela, Caracas. U n i v e r s i d a d C e n t r a l d e Pisapia, V. (2004). Estudio petrográfiVenezuela, Caracas. co de rocas metamórficas de la Kumar, A. (2011, junio), Bamboo Provincia Imataca, en la parte marketing portal: National Mission Norte de la cuenca del río Aro, on Bamboo Applications, estado Bolívar, Venezuela, Tesis D i s p o n i b l e : de Grado no publicda, Universidad http://www.bambootech.org Central de Venezuela, Caracas. Manrique, J.L. (2009). Determinación Provenzano, Francisco y Milani, Nadia de torio y uranio por espectrome(2009). FONACIT Proyecto Nº tría gamma en minerales pesados G 2 0 0 0 0 0 0 11 9 9 R í o A r o : de sedimentos del río Arizo, Diagnóstico de la cuenca. estado Bolívar, Venezuela, Tesis Ictiología, Informe final, de Grado no publicada, Universidad Central de Universidad Central de Venezuela, Facultad de Ciencias., Venezuela, Caracas. Informe interno a FONACIT, Marchisio, L.G. (2009). Caracas, 65 p. Caracterización mineralógica de Rivas, F. (2007). Evaluación económilas cuarcitas ferruginosas ca de un proyecto de manejo de encontradas en la cuenca del río Cuenca. Caso microcuencas del Aro, estado Bolívar, Venezuela, río Burbusay-Miquia. estado Tesis de Grado no publicada, Tr u j i l l o , R e v i s t a F o r e s t a l Universidad Central de Latinoamericana, 2(2), pp. 1-30 Venezuela, Caracas. Saballo, K. (2006). Aspectos de la Matthews, P. (2005). River basins: the alimentación de Moenkhausia environmental engines to keep us coletti, Moenkhausia lepidura y all running, Water Science and Jupiaba polylepsis (Pisces: Characidae) en el alto río Aro, Technology, 51(8), pp. 177-185 Martin, D., Saha, S.K. (2009). Land estado Bolívar, Venezuela, Tesis evaluation by integrating remote de Grado no publicada, sensing and GIS for cropping Universidad Central de system analysis in a watershed, Venezuela, Caracas. Current Science, 96(4), pp. 569- Saleth, R.M. (2004). Introduction to 575 special section on river basin Molle, F., (2009). River-basin planning Management: Economics, and management: The social life of Management, and policy, Water a concept, Geoforum, 40(3), pp. Resources Research, 464-494 40(8),W08S01, 6 p. Parales, D.J. (2009). Estudio de la Sifontes, Ramón (2009). Río Aro: variación en la composición de Diagnóstico de la Cuenca. minerales pesados con el tamaño Geología, Informe final, de grano en sedimentos de las Universidad Central de cuencas de los ríos Aro, Arizo, Pao Venezuela, Facultad de Ciencias, y Orinoco, Venezuela, Tesis de Informe Interno a FONACIT, Grado no publicada, Universidad Caracas, 54 p. Central de Venezuela, Facultad de Strubinger PA, (2009). Caracterización Ciencias, Caracas. geoquímica de las cuarcitas Pasquali, Jean, Provenzano, ferruginosas situadas en la Francisco, Sifontes, Ramón, Cuenca del río Aro, estado Bolívar Castillo , Aníbal y Yánes, Carlos Venezuela, Tesis de Grado no (2009). Informe final del proyecto publicada , Universidad Central de Río Aro: Diagnóstico de la cuenca, Venezuela, Caracas. U n i v e r s i d a d C e n t r a l d e Yanes, Carlos (2009). Río Aro: Diagnóstico de la cuenca. Informe Venezuela, Facultad de Ciencias, final: Aspectos hidrológicos e Informe Interno a FONACIT, hidrogeoquímicos, Universidad Caracas, 18 p. Central de Venezuela, Facultad de Pasquali, Jean et al. (2009). Río Aro: Ciencias, Informe Interno a Diagnóstico de la cuenca. Informe FONACIT, Caracas, 50 p. geoquímico final del proyecto F O N A C I T G - 2 0 0 0 0 11 9 9 , Universidad Central de Venezuela, Facultad de Ciencias. Informe Interno a FONACIT, Caracas, 60 p. GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Geoturismo
LUGARES DE INTERÉS GEOLÓGICO EN EL EMBALSE DE TUCUPIDO CUENCA BARINAS-APURE, VENEZUELA
GEOLOGICAL INTEREST PLACES IN THE TUCUPIDO DAM, BARINAS-APURE BASIN, VENEZUELA
A. Esteves1 E. Chacín2
Recibido: 5-5-11; Aprobado: 10-6-11.

RESUMEN El Geoturismo en Venezuela se remonta al año 1991, con el nacimiento del Museo Geológico Vial®, inaugurado por la empresa petrolera Corpoven, S.A. (Filial de Petróleos de Venezuela PDVSA), el cual consistía en crear una cultura geológica al alcance de todos los venezolanos para impulsar y preservar los valores del patrimonio geológico. Hoy día, PDVSA, manteniendo la ideología de este proyecto, siempre interesada en los aspectos conservacionistas, y como una contribución más a la divulgación de los valores del país promueve el geoturismo en la cuenca Barinas-Apure hacia el sur occidente del país, mediante la definición de una variedad de Puntos de Interés Geológico (PIG). Entre éstos figuran, especialmente, el embalse de Tucupido en el estado Portuguesa, por la calidad de las actividades desarrolladas, entre las cuales destacan: las geológicas, donde se pueden apreciar y diferenciar las Formaciones río Yuca, Parángula y Pagüey del Cenozoico y práctica de excursionismo, observación de aves, rappel y deportes acuáticos. Palabras clave: Geoturismo, Cenozoico, Pagüey, Tucupido, Venezuela. ABSTRACT Geotourism in Venezuela goes back to 1991, with the birth of the Geologic Road Museum, inaugurated by Corpoven, S.A. oil company (Filial of Petroleos de Venezuela, PDVSA), which consisted in creating a geologic culture accessible for all the population of Venezuela to impel and preserve the values of the geologic patrimony. Nowadays, PDVSA, maintaining the ideology of this project, has always been interested in the conservationists aspects, and promotes geotourism in the Barinas-Apure basin towards the southwest of Venezuela, as a contribution to spreading the values of the country; a variety of points of geologic interest (PGI) have been defined, one of the most prominent being the Tucupido dam in Portuguesa state. Among the main touristic activities to develop are those related to geology, such as the landscape and the recognition of geological Cenozoic formations like Rio Yuca, Parángula and Pagüey, the practice of ecotourism, bird watching, rappelling and water sports. Keywords: Geotourism, Cenozoic, Paguey, Tucupido, Venezuela.

INTRODUCCIÓN Venezuela presenta una amplia geodiversidad a lo largo de su extensa geografía, lo que es ignorado por la mayoría de los venezolanos. En países como Estados Unidos, Chile, Gran Bretaña, Francia entre otros, existen instituciones dedicadas a preservar y proteger el patrimonio geológico, educando a la población, difundiendo e incentivando la investigación y el desarrollo económico sostenible a través de sus Geoparques. En este trabajo se quiere retomar la idea del Museo Geológico Vial® de PDVSA (BSVG, 1991), a través del uso de vallas explicativas en un lenguaje sencillo y accesible al público, con la finalidad de crear una cultura geológica al alcance de todos. Sin embargo, es obvio que para poder desarrollar exitosamente el Geoturismo en nuestro país, es necesaria la participación de todas las instituciones ligadas a las Ciencias Geológicas, institutos autónomos, como Inparques o instituciones públicas como el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, que fomenten y apoyen esta idea. La cuenca de Barinas - Apure posee varios Puntos de Interés Geológico P.I.G, escogiéndoGEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

se en este trabajo el embalse de Tucupido del estado Portuguesa (Fig. 1), para la primera etapa, por su magnificencia. Entre los beneficios que puede incorporar estos conocimientos a la población, son: a) asegura su conservación, para el uso académico de estudiantes, profesionales de ciencias de la tierra e interés recreativo de turistas y b) mejor comprensión de los procesos geológicos que suceden en nuestro entorno, lo que se traduciría en una convivencia más armoniosa de la sociedad con el ambiente. UBICACIÓN DEL AREA Geográficamente, el embalse de Tucupido se ubica entre las ciudades de Barinas al suroeste y Guanare el noreste, a 470 km al suroeste de la ciudad de Caracas. Geológicamente la Cuenca de Barinas-Apure, limita al noroeste con la cordillera de los Andes, al este con el Arco del Baúl y al sureste con el río Orinoco (Fig. 1).
1 2

Geo°. PDVSA-Barinas. e-mail: estevesa@pdvsa.com Geo°. PDVSA-Barinas. email: echb@hotmail.com

105

A. Esteves, E. Chacín

Figura 1. Situación geográfica del embalse de Tucupido.

EMBALSE DE TUCUPIDO Fue creado en 1974, con la finalidad de generar energía hidroeléctrica, abastecimiento de agua potable a la ciudad de Guanare (Fig. 1), riego, control de inundaciones y recreación. 2 Cuenta con 130 km , dada su profundidad, se ha convertido en el embalse con mayor volumen de agua en Venezuela, cuenta con aprox. 3.800 hectómetros cúbicos, y además aporta un espacio idóneo para la recreación y el Geoturismo. Posee un puerto donde las embarcaciones pequeñas y lanchas de motor están dispuestas todos los días para ser alquiladas con conductor incluido y poder sumergirse en un relajante paseo durante minutos. En sus aguas se practica la pesca y los deportes acuáticos (Anzola, 2008). ANTECEDENTES El Geoturismo en Venezuela se remonta al año 1991, con el nacimiento del Museo Geológico Vial®, inaugurado por la empresa petrolera Corpoven, S.A. (Filial de PDVSA), en el que un grupo de afloramientos fueron escogidos por dos razones fundamentales: 1) crear una cultura geológica al alcance de todos los venezolanos y 2) impulsar y preservar los valores del patrimonio geológico. En 2007, Kum et al., introducen por primera vez en nuestro país el término de Geoturismo y Geoparque, con su tesis de grado “Diseño de un Geoparque en la isla
106

de Cubagua, estado Nueva Esparta”. En el 2009, López et al., realizaron una revisión de las principales metodologías de inventarios de geodiversidad y la aplicaron a un caso de estudio: Chichiriviche de la Costa, estado Vargas en las costas de Venezuela. Recientemente en el 2011, Yanes S., realiza su tesis de Maestría en Ciencias Geológicas titulada: "Propuesta metodológica para la selección, evaluación y conservación de sitios geológicos. Caso de estudio: Estado Falcón".

ESTRATIGRAFÍA DEL ÁREA La figura 2 muestra un cuadro litocronoestratigráfico de la represa de Tucupido, la cual está representada por dos períodos geológicos: Paleógeno y Neógeno. El Paleógeno comprende la Formación Pagüey de edad Eoceno inferior a Medio, constituida por lutitas marinas y alternancia monótona de limolitas y areniscas con un espesor aprox. de 2.200 m (Osuna, S. 1994). El Neógeno está representado por las Formaciones Parángula y río Yuca del Mio-Plioceno; respectivamente. La Formación Parángula está compuesta por areniscas de grano fino en capas masivas, limolitas y lodositas, de colores amarillos, rojizas y pardos, característicos del ambiente oxidante y espesor aproximado de 1.600 m (Kiser, G., 1992). La Formación río Yuca está compuesta por conglomerados, areniscas, limolitas y arcillitas de color pardo claro a verde gris verdoso y espesor aproximado de 1.200 m (Pierce, G. R., 1960). PUNTOS DE INTERÉS GEOLÓGICO (PIG) Los Puntos de Interés Geológico o PIG comprenden sitios geomorfológicos, estructurales, estratigráfi-

Figura 2. Cuadro lito-cronoestratigráfico de la represa de Tucupido. GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Lugares de interés geológico en el embalse de Tucupido ...

cos, paleontológicos, arqueológicos, geología petrolera, mineralógicos e hidrogeológicos (Kum et al., 2007). La cuenca de Barinas-Apure cuenta con un sinnúmero de PIG, entre ellos podemos mencionar: a) El cerro de la CANTV (Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela) (Chacín et al., 2010), b) Cantera puente Páez, c) Cantera La Marqueseña, d) Represa José Antonio Páez, e) Represa Bocono, f) Represa Tucupido, entre otros, sin embargo en este trabajo se seleccionaron los afloramientos del embalse de Tucupido (Fig. 1), al poseer buenas vías de comunicación, sitios de esparcimiento, observaciones de aves, aguas termales, práctica de excursionismo, rappel y deportes acuáticos, como el canotaje y la natación. Acceso: la vía de comunicación que permite la entrada al embalse es una carretera asfaltada de 6,2 km desde el poblado de Tucupido (Fig. 1). Desde el punto de vista estratigráfico, se pueden observar dos contactos formacionales, el primero de tipo paraconformante (Fig. 3), entre una secuencia pelítica (Fm. Pagüey), y una más arenosa, de ambiente marino en la base y continental hacia el tope equivalente a la Fm. Parángula (Giraldo et al., 1994). También se puede apreciar hacia la parte superior de la Fm. Pagüey, muy cercano al contacto formacional, la presencia de abundantes trazas fósiles del icnogénero Thalassinoides (Fig. 4), que sugieren un ambiente sedimentario que varia progresivamente hacia arriba desde talud a nerítico (Osuna, 1994).

Interés Geológico: Estratigráfico, Paleontológico y Sedimentológico. Hacia el norte, conseguimos el segundo contacto, entre la Formación río Yuca y la Formación Parángula, se trata de una discordancia erosiva (Giraldo et al., 1994), donde se observa una costra ferruginosa de 80 a 100 centímetros de espesor, de color violáceo o morado, más un color marrón amarillento, indicativo de una superficie de erosión por exposición aérea y desarrollo de paleosuelo tropical. Se trata de un largo periodo de erosión de las rocas sedimentarias, antes de la sedimentación de la Formación río Yuca, durante el cual cualquier mineral que contenga hierro ferroso se oxida y produce hierro férrico, lo cual es una reacción química que genera colores rojizos, amarillentos y marrones, tales como los observados en este afloramiento (Fig. 5). CONCLUSIONES La cuenca Barinas-Apure, cuenta con una amplia geodiversidad, donde destacan puntos de interés geológico que engloban gran importancia, considerándolos como un valor patrimonial, por lo cual, deben ser usados y difundidos a la sociedad a través de medios, como guías, mapas, y geovallas que impulsen de esta manera al Geoturismo, y que permita concientizar a la población sobre la necesidad de proteger y salvaguardar el ambiente.

Figura 4. Thalassinoides de la Fm. Pagüey.

Figura 3. Contacto entre las Formaciones Parángula y Pagüey. GEOMINAS, agosto 2011

Figura 5. Contacto entre las formaciones río Yuca y Parángula.
107

A. Esteves, E. Chacín

Es de gran importancia para la estado Barinas-Venezuela. XV región el desarrollo del Congreso Peruano de Geoturismo, como forma de Geología. Cuzco, Perú. proteger los recursos geológicos Kiser, G. (1992): Geología de la con la finalidad de crear mayor Cuenca de Barinas. Inédito. bienestar a las comunidades Corpoven, S.A. cercanas. Kum, L., López, R. (2007). Diseño de un Geoparque en la isla de AGRADECIMIENTO Cubagua, estado Nueva El autor agradece a PDVSA por Esparta. Universidad Central permitir la publicación del trabajo. de Venezuela, Facultad de Ingeniería, Escuela de Geología, Minas y Geofísica. REFERENCIAS Anzola, A (2008). Vente al embalse Trabajo especial de grado para optar al titulo de Ingeniero Coromoto. Geólogo, Inédito. http://portuguesa.agendat u r i s t i c a . c o m .- López, Y., Sosa R. (2009). Caracterización de geodiversive/php/patrimoniodad en Chichiriviche de la natural/159-vente-al-embalseCosta, con perspectiva al coromoto. Consultado el 12 de julio de 2011. desarrollo de un Geoparque. BSVG - Boletín Sociedad Universidad Central de Venezolana de Geólogos Venezuela, Facultad de (1991): número 43: Museo Ingeniería, Escuela de Geológico Vial. 27-29. Geología, Minas y Geofísica. Chacín, E., Esteves A. (2010). Trabajo especial de grado para optar al título de Ingeniero Excursiones geológicas en el

Geólogo, Inédito. Giraldo, C., Osuna, S. (1994). Excursión N° 1: Frente Surandino Barinas-Guanare. V Simposio Bolivariano. Exploración Petrolera en las Cuencas Subandinas. Osuna, S. (1994). Geología de superficie del frente de montañas de Barinas. Informe inédito Corpoven, 86 p. Pierce, G. R. (1960). Geología de la cuenca de Barinas. III Cong. Geol. Venez., Caracas, 1959, Mem., 1: 214-276. Yanes, S. (2011): Propuesta metodológica para la selección, evaluación y conservación de sitios geológicos. Caso de estudio: Estado Falcón. Universidad Central de Venezuela, Facultad de Ingeniería, Escuela de Geología, Minas y Geofísica. Trabajo especial de grado para optar al ttulo de Maestría en Ciencias Geológicas, Inédito.

MAGISTER SCIENTIARUM EN RECURSOS NATURALES
MENCIONES: Recursos Minerales Recursos Hidráulicos
Edificio Escuela de Ciencias de la Tierra. Piso 2, Coordinación de postgrado. Ciudad Bolívar, Estado Bolívar. Teléfono: (0285) 5114289

108

GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Los originales de los trabajos deben ser enviados a la Comisión Directiva de GEOMINAS, Final Av. Sucre, Calle San Simón, Campus La Sabanita, Escuela de Ciencias de la Tierra, Universidad de Oriente, Sede de FUNDAGEOMINAS. La Sabanita, Ciudad Bolívar, Venezuela, o a través de revistageominas@gmail.com ó fundag@cantv.net Los trabajos deben estar escritos en espa?ol, portugués o inglés en cualquier versión Word® para Windows®. Las imágenes se deben anexar en formato BMP, PCX, PNG, JPG, GIF o TIF; en escala de grises con resolución no menor de 300 ppp. Los artículos deberán ser presentados en cualquier medio de almacenaje electrónico para PC’s o por los correos electrónicos se?alados. La extensión máxima de los trabajos será de 12 páginas tama?o carta con margen superior, inferior y derecho de 3 cm e izquierdo de 4 cm, escritos en Arial tama?o 12, a un espacio y medio. La extensión se?alada incluye tablas, gráficos, figuras, mapas e imágenes. Los trabajos no contendrán declaraciones de carácter político. Al inicio del artículo debe aparecer el título del mismo; debe se?alarse el área temática a que pertenece el trabajo; el nombre de su(s) autor(es) con su(s) dirección(es) de trabajo, teléfono(s), fax(es), dirección(es) de correo electrónico; el artículo deberá contar con resumen en espa?ol y abstract en inglés, de extensión no mayor de 200 palabras; ambos deben describir brevemente, en un sólo párrafo, el objetivo y los más relevantes métodos, resultados y conclusiones del trabajo; deben incluirse 5 palabras claves en espa?ol y en inglés. Los trabajos deberán contar con, por lo menos, las siguientes secciones: Introducción, Planteamiento del problema o hipótesis, Metodología, Resultados, Discusión, Conclusiones, Referencias. Todas las ilustraciones, mapas, gráficos, tablas y figuras, deben contar con sus respectivos títulos. Las figuras se identificarán posterior a las mismas y se deberán numerar en arábigos. Las tablas se deberán identificar previo a las mismas y se deberán numerar en romanos. Los mapas deberán mostrar con claridad lo que se desea, por lo que se seleccionará la escala adecuada. Las fotografías deben ser de fuertes contrastes, acompa?adas de una explicación o descripción del motivo de la misma. Absténgase de anexar imágenes o fotos borrosas pues no serán publicadas. Los motivos que contengan signos matemáticos deben presentarse con claridad e identificarlos perfectamente; definiéndolos donde aparezcan por primera vez, en las ilustraciones del texto. Las ecuaciones o fórmulas deberán ser enviadas como imágenes en cualquiera de los formatos se?alados. Las citas y referencias deben obedecer a lo siguiente: Las citas deberán indicar el apellido del primer autor seguido por el del segundo autor o por et al. si se tratase de más de dos autores, y el a?o de publicación. Por ejemplo: (Herrero, 2002) o (Herrero y Montes, 2001) o (Vera et al., 2000). Toda cita debe estar vinculada con referencia que se listará en la sección final del artículo denominada “Referencias”. Tal lista se elaborará en orden alfabético de autores y deberá ce?irse a los siguientes ejemplos: Libros: Mendoza S, V. (2000). Evolución geotectónica y recursos minerales del Escudo de Guayana en Venezuela (y su relación con el Escudo Sudamericano), Caracas: Minera Hecla venezolana, C. A. Artículos en publicaciones periódicas: Austin, G. S. (2000, Junio). Dimension Stone, Mining Engineering, 52(6), 38. Artículos o capítulos en libros compilados u obras colectivas: Barker, J. M., Austin, G. S. (1994). Piedra decorativa, En D. D. Carr (Comp.), Industrial Minerals and Rocks, (6a. ed.), USA: Society for Mining, Metallurgy, and Exploration, Inc. (pp 367, 372, 374-378). Ponencias y publicaciones derivadas de eventos: Herrero, J, Paülo, A., Tinoco, G. (1997). La Ley de Minas del estado Bolívar y su Reglamento: Instrumentos Jurídicos para el Inversionista y Desarrollo Regional, Ponencia presentada en el VIII Congreso geológico venezolano, Porlamar, Venezuela. Trabajos y tesis de grado: Katsamatsas, C., Saavedra, S. (2000). Evaluación geológica-geotécnica del material de préstamo propiedad de la Alcaldía del Municipio Autónomo Heres, ubicado en Marhuanta, Trabajo de Grado no publicado, Universidad de Oriente, Ciudad Bolívar. Trabajos de ascenso en el escalafón docente y similares: Carre?o (1994). Estudio geotécnico de las arenas utilizadas como agregado del concreto en el área de Ciudad Bolívar, Trabajo de ascenso no publicado, Universidad de Oriente, Ciudad Bolívar.
GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

Entrevistas publicadas en medios impresos: León, M. (2000,Agosto 27). Vía férrea unirá comercialmente al país. (Entrevista a Álvarez, R.), El Universal. 2-1. Fuentes de tipo legal: Ley de Minas del Estado Bolívar, (1997, julio 29). Gaceta Oficial del Estado Bolívar, N° 33 (Extraordinario), septiembre 8, 1997. Folletos, boletines, hojas informativas y similares: Salas, J. F. (2000, diciembre). Estudio integrado de interpretación sísmica 3D con facies clásticas. Geominas (Revista de la Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Oriente), (28)28, p. 23-26. Fuentes electrónicas: Grimson, B (1995, junio). La producción de piedra desde la cantera a la baldosa, Australia: Asociación de Industria de Piedra Australiana, Disponible: http://www.infotile.com.au/services/techpapers/prodston.html Una vez recibidos los trabajos serán revisados por los especialistas que constituyen la Comisión de Arbitraje, los mismos podrán ser devueltos para ser mejorados o completados. En caso de ser rechazados no serán incluidos en la edición programada. No serán devueltos los originales a sus autores. Los autores deberán sugerir tres posibles árbitros con sus respectivas direcciones, número de fax y, dirección de correo electrónico.

Items de arbitraje de los trabajos recibidos
Título: ¿Incluye información de lo que trata el artículo? ¿Su longitud es apropiada? Resumen: ¿Es éste una representación concisa del artículo? ¿Tiene el formato adecuado? ¿Presenta los métodos, resultados y conclusiones? ¿Su extensión es apropiada (máximo 250 palabras)? Palabras clave: ¿Son adecuadas al artículo? ¿Cuál añadiría que fuese relevante? Introducción: ¿Presenta una descripción del tema central? ¿Establece claramente los objetivos del trabajo? Metodología: ¿Son los métodos empleados claramente descritos? ¿Son el diseño experimental y los métodos, los más apropiados para alcanzar los objetivos? ¿Es posible duplicar la investigación con los elementos expuestos en esta sección? ¿Son apropiados los métodos estadísticos utilizados? Resultados: ¿Son presentados de manera adecuada y coherente? ¿Representa una descripción demasiado detallada de las tablas y figuras? Tablas: ¿Son todas necesarias o duplican la información presentada en el texto o en las figuras? ¿Puede alguna de ellas ser transformadas en figuras para resumir o facilitar la comprensión de los datos? ¿Están estas demasiado recargadas de información? ¿Son los encabezados una buena descripción de ellas? Figuras: ¿Son todas necesarias o representan una duplicación de los datos presentados en los resultados o en las tablas? ¿Es toda la información presentada legible? ¿Aportan información importante o son irrelevantes para la presentación de los resultados? ¿Son los encabezados una buena descripción de ellas? Discusión: ¿Existen errores de interpretación de los datos presentados? ¿Es relevante toda la discusión? ¿Hay aspectos importantes de los resultados que no son discutidos? ¿Se repite información de la sección resultados? ¿Se hacen afirmaciones no sustentadas por los datos u otros autores? Conclusiones: ¿Representan conclusiones lógicas del trabajo basadas en la discusión o son una repetición de los resultados? Referencias: ¿Existe correspondencia entre las referencias citadas en el texto y esta sección? ¿Las referencias citadas son todas necesarias o se puede prescindir de alguna(s) de ella(s)? ¿Es la revisión bibliográfica vigente y concisa? Extensión del artículo: ¿Puede éste ser acordado sin perder calidad o información relevante? Pertinencia: ¿Es un trabajo original? ¿Representa el artículo un aporte al conocimiento científico? ¿Es el tema adecuado para el boletín GEOMINAS? Calidad: ¿En general, el estilo del manuscrito tiene calidad para ser publicado? ¿Pudiera mejorarse en alguna forma? Veredicto: El trabajo es: PUBLICABLE SIN MODIFICACIONES, PUBLICABLE CON CORRECCIONES, NO PUBLICABLE.
GEOMINAS, Vol. 39, N° 55, agosto 2011

CONSULTORA AMBIENTAL (MINAMB RCA-052) IAMIB (RECON: CNS-001)

GEOLOGÍA
Levantamientos geológicos, geofísicos, geoquímicos Cartografía geológica Estudios geomorfológicos Erosión de suelos Procesos sedimentológicos Análisis petrológicos, mineralógicos y petrográficos Ensayos de laboratorio

RECURSOS NATURALES Y AMBIENTE
Procesamiento, interpretación e información sobre recursos naturales Planificación de recursos Estudios y trámites ambientales Recuperación de áreas intervenidas

GEOTECNIA
Investigaciones hidrológicas/geotécnicas Levantamientos topográficos y geodésicos Perforación y sondeos Suelos y fundaciones Proyectos, diseños y cálculos estructurales y vialidad Ensayos de suelos

ANÁLISIS FÍSICO-QUÍMICOS DE AGUAS Dureza, alcalinidad total, elementos alcalinos, cloruros, sólidos suspendidos, sólidos totales, pH, oxígeno disuelto, demanda bioquímica de oxígeno, etc. ANÁLISIS DE MINERALES EN ROCAS, SUELOS, SEDIMENTOS Y AGUAS
Determinación de elementos químicos, humedad, pérdida por ignición, gravedad específica, densidad aparente

MINERÍA
Investigaciones mineras Diseños de minas Planificación minera Gerencia de proyectos mineros Mecánica de rocas Diseño y control de voladuras Estudios de factibilidad técnicoeconómicos Valuación de minas

ANÁLISIS PARA DETERMINAR ORO EN: Rocas, suelos, arenas, alimentación de molinos, pulpas, colas, soluciones cianuradas ANÁLISIS DE MERCURIO EN: Arenas, sedimentos, agua, orina y sangre

Calle San Simón, campus universitario “J. N. Perfetti”. Escuela de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Oriente, frente a la plaza “J. N. Perfetti”. Ciudad Bolívar. Estado Bolívar. Venezuela. e-mail: fundag@cantv.net www.fundageominas.org.ve

Nuestro propósito: Recursos y servicios

Registrada en: Latindex: Folio 15333; Revencyt: RVG003; Fonacit: Reg2006000013;Periódica; GeoRef Titles; ICSU Navigator database: UDC: 624.131.1, 549;552.08

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->