P. 1
Valoracion Neurologica

Valoracion Neurologica

|Views: 553|Likes:
Publicado porAntonio Vazquez

More info:

Published by: Antonio Vazquez on Apr 25, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/13/2014

pdf

text

original

E

x
t
e
n
s
i
ó
n
Valoración
neurológica.
VENNO
Lara Sánchez Barroso
Paola Estephany Hernández Vélez
Estefanía Rodríguez Moya
valoiacion NeuiologicaǤ vENN0
Lara Sánchez Barroso
Paola Estephany Hernández Vélez
Estefanía Rodríguez Moya
Todos los libros publicados por Editorial Complutense a partir de enero de 2007 han superado el
proceso de evaluación experta.
Todos los derechos reservados. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pú-
blica o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la autorización expresa de sus
titulares, salvo excepción prevista por la ley.
© 2010 by Lara Sánchez Barroso, Paola Estephany Hernández Vélez
y Estefanía Rodríguez Moya
© 2010 by Editorial Complutense, S. A.
Donoso Cortés, 63 - 4.
a
planta. 28015 Madrid
Tels. 91 394 64 60/1. Fax: 91 394 64 58
ecsa@rect.ucm.es
www.editorialcomplutense.com
Primera edición: noviembre 2010
ISBN: 978-84-9938-057-5
Valoración Neurológica. VENNO
ͳ
ÍNDICE
Página
PRÓLOGO............................................................................................................................... 3
NOTA DE LAS AUTORAS....................................................................................................... 5
INTRODUCCIÓN..................................................................................................................... 7
CUESTIONARIO...................................................................................................................... 9
ANEXOS.................................................................................................................................. 18
ANEXO I ........................................................................................................................ 19
ANEXO I.1................................................................................................................ 19
ANEXO I.2................................................................................................................ 19
ANEXO I.3................................................................................................................ 19
ANEXO I.4................................................................................................................ 26
ANEXO II ....................................................................................................................... 28
ANEXO III ...................................................................................................................... 29
ANEXO III.1.............................................................................................................. 29
ANEXO III.2.............................................................................................................. 30
ANEXO III.3.............................................................................................................. 30
ANEXO III.4.............................................................................................................. 31
ANEXO III.5.............................................................................................................. 31
ANEXO III.6.............................................................................................................. 31
ANEXO III.7.............................................................................................................. 32
ANEXO III.8.............................................................................................................. 32
ANEXO III.9.............................................................................................................. 33
ANEXO IV...................................................................................................................... 34
ANEXO IV.1 ............................................................................................................. 34
Valoración Neurológica. VENNO
ʹ
ANEXO IV.2 ............................................................................................................. 36
ANEXO IV.3 ............................................................................................................. 39
ANEXO IV.4 ............................................................................................................. 40
ANEXO V....................................................................................................................... 43
ANEXO V.1 .............................................................................................................. 43
ANEXO V.2 .............................................................................................................. 43
ANEXO V.3 .............................................................................................................. 43
ANEXO V.4 .............................................................................................................. 44
ANEXO V.5 .............................................................................................................. 44
ANEXO VI...................................................................................................................... 45
ANEXO VI.1 ............................................................................................................. 45
ANEXO VI.2 ............................................................................................................. 46
DICCIONARIO DE ABREVIATURAS ...................................................................................... 49
BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA.......................................................................................... 50
Valoración Neurológica. VENNO
͵
PRÓLOGO
La valoración de pacientes neurológicos dirigida por y para el personal de enfermería.
“Una excelente idea”, es lo primero que pensé cuando las autoras de este libro me lo plantearon
por primera vez. Cuando continuamos con nuestra primera conversación vi que no sólo no era
una idea abstracta, si no que era un gran proyecto, ya enfocado e iniciado, totalmente innovador.
Y, ¿por qué innovador? se podrán preguntar ustedes. Pues por varios motivos.
El primero, por ser pacientes neurológicos. Como neuróloga que soy, descubrir que a las
enfermeras de mi hospital les inquietaban los pacientes neurológicos, mis pacientes, fue un gran
orgullo, pero he de reconocer que también una gran sorpresa. El paciente neurológico es para
muchos médicos un gran desconocido. Incluso los propios pacientes nos dicen que “como del
cerebro la medicina no conoce casi nada…”. Nuestra principal arma, a pesar que las nuevas
tecnologías ya son de muy fácil acceso en casi todos nuestros centros de trabajo, es la
anamnesis y la exploración, pero a veces empleamos términos “raros”. En este cuestionario se
explica la manera de explorar de una forma sencilla, y en sus anexos el significado de esos
términos neurológicos que empleamos para calificar signos y síntomas de nuestros pacientes.
No digo que cualquier persona pueda pasar este cuestionario a un paciente, pero no es
necesaria una importante formación específica neurológica para ello. Con este cuestionario el
paciente neurológico es mucho más accesible.
El segundo, porque la idea parte del propio personal de enfermería. Todos los que nos
dedicamos al cuidado y tratamiento de los pacientes sabemos que nuestro trabajo es un trabajo
en equipo. Los médicos hablamos constantemente, y cada vez más, de equipos
multidisciplinares, tratamientos integrales y otros conceptos similares, pero desgraciadamente en
la mayoría de esos casos nos referimos a equipos “médicos” multidisciplinares, no siempre o
más bien casi nunca integramos a nuestro personal de enfermería y auxiliares en estos
proyectos. El personal de enfermería es quien más horas está con los pacientes, sobre todo con
los pacientes que están ingresados, es quien habla con ellos y sus familiares. A ellos son a los
primeros a los que les transmiten sus dudas, sus miedos, sus molestias y sus nuevos síntomas.
Nosotros, los médicos, a veces sólo entramos en las habitaciones 5 minutos en un día… ¿quién
mejor que las enfermeras para poder realizar valoraciones periódicas evolutivas a los pacientes?
Pero para que estas valoraciones sean realmente útiles deben ser sencillas, rápidas,
fácilmente repetibles por diferentes exploradores y estar cuantificadas.
Y eso es VENNO (como se explica en la Nota de las autoras). Una valoración
neurológica muy completa, sencilla, repetible y fiable. Una gran herramienta de trabajo.
Valoración Neurológica. VENNO
Ͷ
No es un tratado de semiología neurológica ni pretende sustituir la exploración
neurológica realizada por el médico, de hecho hay funciones cerebrales que no se incluyen en
este cuestionario, pero cumple a la perfección su objetivo: poder valorar de una manera rápida
las funciones cerebrales más importantes. Los cuestionarios son muy cómodos de rellenar y los
anexos son sencillos y concisos.
Ideada por y para enfermería, útil para todos nosotros, médicos incluidos.
Mi agradecimiento a las autoras del libro por querer a los pacientes neurológicos, por
realizar tan bien su trabajo, con tanto entusiasmo y profesionalidad, y por haber contado conmigo
en este apasionante proyecto.
Dra. Marta Ochoa Mulas
Jefe de Servicio de Neurología del Grupo Hospital Madrid
Valoración Neurológica. VENNO
ͷ
NOTA DE LAS AUTORAS
En el año 2007 intercambiamos opiniones sobre cómo valorar de forma objetiva el
estado neurológico de uno de nuestros pacientes que padecía un tumor cerebral, ya que entre
otras órdenes médicas prescritas en la gráfica de tratamiento de la Unidad se podía leer “Vigilar
estado neurológico, si empeora avisad al médico de guardia”. Entre las tres, habiendo estudiado
la Diplomatura de Enfermería en la Universidad de Alcalá, en la Autónoma y en la Complutense
de Madrid respectivamente, llegamos a la conclusión que a lo largo de la carrera aunque sí nos
enseñan la anatomía del cerebro y su fisiología, con respecto a la valoración neurológica del
paciente no contábamos con los conocimientos suficientes para realizarla adecuadamente.
En el día a día de nuestra profesión, sin embargo, es imprescindible conocer el estado
neurológico de nuestros pacientes. A modo de ejemplo, podemos citar el hecho de que los
tumores del Sistema Nervioso Central (SNC) son el segundo tipo de cáncer más frecuente en la
edad pediátrica, y por lo tanto un alto número de pacientes de la Unidad de Hematología y
Oncología Pediátrica en la que trabajábamos padece esta enfermedad, siendo los cambios en su
estado neurológico al recibir tratamiento cuanto menos significativos.
Fue principalmente este motivo por el que decidimos iniciar la búsqueda de una
herramienta cuantitativa para valorar dichas mejorías o empeoramientos.
Comenzamos realizando una búsqueda bibliográfica a conciencia sobre las valoraciones
neurológicas existentes, centrando nuestra tarea en conocer si había alguna publicación sobre
algún compendio de todas ellas y/o adaptación del mismo para la enfermería. Buscamos en
bases de datos naciones e internacionales (ENFISPO y MEDLINE, entre otras), en libros
médicos y enfermeros (tanto en español como en inglés) e incluso aprovechando un curso de
formación que realizó Lara en el M. D. Anderson Cancer Center en Texas (EE.UU), donde habló
tanto con los médicos como con las enfermeras (nurse practitioner) especialistas en tumores
cerebrales, sobre cómo valoraban ellos el estado neurológico de sus pacientes, facilitándonos
información al respecto, pero confirmando que no conocían nada parecido a un compendio de
todas las herramientas precisas para valorar neurológicamente a un paciente de forma global.
Después de prácticamente un año de búsqueda bibliográfica nos reunimos y decidimos
comenzar con la realización de lo que hasta ahora nosotras no habíamos encontrado: una
valoración neurológica hecha para enfermería, en la que se pudiera valorar al paciente de forma
global y sencilla.
Tras mucho trabajo y tiempo invertido, conseguimos un primer borrador. Nos pusimos en
contacto con la Dra. Marta Ochoa Mulas (Jefe de Servicio de Neurología del Grupo Hospital de
Valoración Neurológica. VENNO
͸
Madrid) y al comentarle nuestro proyecto nos reunimos con ella para mostrárselo y explicarle
cuál era nuestro objetivo, solicitándole su colaboración y supervisión en el mismo.
Poco a poco el trabajo fue tomando forma, siempre bajo la supervisión de la Dra. Ochoa,
y en el año 2009 decidimos presentarlo al XII Congreso Nacional de la Sociedad Española de
Enfermería Oncológica celebrado en Santiago de Compostela donde fue aceptado y presentado
como comunicación oral. En este Congreso sólo pudimos presentar parte del proyecto ya que
aún no estaba finalizado del todo, suscitando bastante interés entre las colegas de profesión; y
en el 41
th
Congress of the International Society of Paediatric Oncology celebrado en Sao Paulo,
donde igualmente fue aceptado y presentado como comunicación oral, una vez finalizado.
Fueron múltiples las enfermeras que se interesaron por VENNO (así decidimos llamar a la
valoración que hemos creado: las iniciales corresponden a Valoración, Enfermería, Neurología,
Niño, Oncología, sin que estos términos juntos configuren un acrónimo), solicitándonos el envío
de la misma vía e-mail para su implantación en los hospitales de los que procedían (algunos de
ellos pertenecientes a EE.UU, Dinamarca o Brasil).
Desde finales de 2008 hasta la actualidad hemos realizado VENNO a todos aquellos
pacientes en los que hemos considerado oportuno una exhaustiva valoración neurológica por
parte de la enfermería, consiguiendo así mejorar el propio VENNO dándonos cuenta de qué
apartados del mismo debíamos mejorar.
En el mes de Marzo del presente año 2010, ofertamos enseñar a las enfermeras del
Grupo Hospital de Madrid nuestra valoración en un curso teórico-práctico. Fue necesario
realizarlo en dos días debido a la cantidad de personas interesadas en asistir al mismo, y según
demostraron posteriormente los cuestionarios de satisfacción que anónimamente
cumplimentaron, las enfermeras asistentes consideran de gran utilidad la valoración VENNO y
les gustaría poder disponer de ella en su práctica diaria.
Somos conscientes que la medicina avanza día a día, por lo que deberemos continuar
con el estudio que comenzamos en 2007 para que VENNO no quede nunca obsoleto.
Queremos agradecer la paciencia que han tenido y el apoyo que nos han ofrecido
nuestras familias y amistades. Igualmente, reconocer el apoyo de Marta, Pilar y Blanca; y a todos
los pacientes y sus familiares sin los cuales no habría sido posible la realización de este trabajo.
Estefanía Rodríguez
(1)
, Paola E. Hernández
(1)
y Lara Sánchez
(2)
1.Diplomada en Enfermería. 2.Master en Enfermería.
Valoración Neurológica. VENNO
͹
INTRODUCCIÓN
Como personal de enfermería nos hemos dado cuenta que el tratamiento y cuidado de
pacientes con alteraciones en el Sistema Nervioso Central (SNC), precisan de una formación
específica en el campo de la neurología para poder identificar rápidamente signos y síntomas
concretos que puedan indicar tanto mejoría como deterioro de su estado general.
Por lo tanto, el objetivo de este trabajo es crear una valoración neurológica completa y
sencilla, a partir de las ya existentes, que nos permita conocer y registrar el estado neurológico
del paciente para su valoración por el personal de enfermería con la frecuencia que su estado
precisara. De esta manera, si el estado neurológico del paciente empeorara antes de la siguiente
visita programada del servicio de neurología, gracias a la valoración de enfermería éste sería
avisado, para acudir de urgencia. De igual manera si la mejora se produjera antes de lo previsto
también serían avisados para la modificación, si fuera preciso, del tratamiento pautado.
Para efectuar el presente trabajo se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica de los
procedimientos necesarios para realizar una exploración y valoración completa del estado
neurológico del lactante, niño, adolescente y adulto.
Se utilizaron las siguientes bases de datos españolas “CUIDEN” y “ENFISPO”. En ellas,
se realizó una búsqueda avanzada usando exclusivamente las palabras clave: neurología, niños,
valoración neurológica, oncología infantil y desarrollo neurológico. La misma búsqueda se llevo a
cabo en la base de datos “MEDLINE” (utilizando las palabras clave mencionadas) sobre revistas
de enfermería en inglés. Ésto se hizo con el fin de conocer las posibles publicaciones existentes
en los últimos 5 años, sobre valoración neurológica.
También se consultó numerosa literatura médica publicada en libros sobre el tema,
además de la orientada exclusivamente a la enfermería, ambas en español e inglés.
Tras la búsqueda bibliográfica se hizo patente que aunque existe mucha información
sobre valoración neurológica, no pudimos encontrar una metodología unificadora de todas las
valoraciones que existen. Era necesario revisar tanto literatura médica como enfermera para
realizar de manera ordenada una valoración neurológica adecuada.
Para realizar correctamente la exploración del sistema nervioso se debe llevar a cabo un
examen completo en el que se incluya: la exploración del sistema sensorial (fundamentalmente
conocer el estado de consciencia del paciente), del lenguaje y el habla, la valoración de los doce
pares craneales, la exploración del sistema motor (en el que se incluye la valoración del tono y
fuerza musculares, el examen de la marcha, la coordinación motora y el equilibrio), la
exploración de los reflejos osteotendinosos y cutaneomucosos, la sensibilidad táctil, dolorosa y
Valoración Neurológica. VENNO
ͺ
térmica, la existencia de movimientos anormales y/o posibles trastornos convulsivos y la
exploración de los signos meníngeos.
Partiendo de estas pautas, a continuación mostramos el cuestionario que hemos creado
para valorar el estado neurológico. Lo hemos dividido en 13 apartados. En cada apartado
aparecen una serie de preguntas con tres opciones de respuesta. Se marcará la casilla de “si”
cuando la respuesta a la pregunta sea afirmativa; se marcará la casilla “no” cuando la respuesta
sea negativa. Si alguna circunstancia impide la exploración de ese campo, se marcará la casilla
“no procede” (por ejemplo, cuando la madurez biológica del paciente no lo permita).
El objetivo de este cuestionario es identificar de manera rápida las posibles alteraciones
neurológicas y realizar una valoración de las mismas, llevando a cabo una valoración
neurológica ordenada y completa.
Para una mejor profundización de la valoración, hemos creado una serie de anexos
relacionados con los apartados en los que hemos dividido el cuestionario. Si en éste
encontráramos alguna afectación, nos derivará a su correspondiente anexo para continuar con la
exploración de manera más exhaustiva.
Antes de comenzar con la valoración, se debe complementar una serie de datos básicos
del paciente y su estado. Estos datos los hemos reunido en un recuadro situado en la esquina
superior izquierda del Cuestionario. Debemos destacar la importancia de rellenarlo
correctamente, ya que será una herramienta útil a la hora del estudio de la evolución del paciente
a lo largo del tiempo.
Valoración Neurológica. VENNO
9
Cuestionario
Valoración Neurológica. VENNO
10
Nombre: ____________________________________________________
Edad: _________ Dx Principal: __________________________________
Tratamiento recibido:
Cx Ninguno Otros:________________________________
Fecha de última Cx ___________________________________________
Número de Cx realizadas ______________________________________
Fecha de valoración: __________________________ Hora: __________
Valoraciones previas: SI NO Número de valoración:_____
Valoración realizada por: ______________________________________

V A L O R A C I Ó N N E U R O L Ó G I C A
Orientado en tiempo y espacio. Si No No procede
(Anexo I.1.)
Reactivo a estímulos dolorosos. Si No
(Anexo I.2.)
SISTEMA
SENSORIAL
Reactivo a estímulos sonoros. Si No No procede
(Anexo I.2.)
Entendimiento y vigilia correctos Si No No procede
(Anexo I.3.)
LENGUAJE Y
HABLA
¿Puede pronunciar las palabras con claridad? Si No No procede
( Anexo II )
¿Comprende correctamente una secuencia de
3 órdenes verbales sencillas? Por ejemplo:
pedirle que mire al techo, abra la mano y
cierre los ojos. (Es importante no darle
pistas señalando o representado la acción
demandada).
Si No No procede
( Anexo II )
¿Observamos que habla con mayor fluidez de
lo normal?
Si No No procede
( Anexo II )
¿Su habla es lenta y poco fluida? Si No No procede
( Anexo II )
Dentro de una conversación normal, ¿se
inventa alguna palabra inexistente?
Si No No procede
( Anexo II )
Valoración Neurológica. VENNO
11
¿Tiene problemas para nombrar
correctamente los objetos o lugares?
Si No No procede
( Anexo II )
II PAR
(Óptico)
¿Presenta una capacidad visual
normal?
OD
Si No No procede
(Anexo III.2.)
OI
Si No No procede
(Anexo III.2.)
PARES
CRANEALES
III, IV, VI PAR
(Motor ocular
común, troclear y
motor ocular
externo)
Si observamos sus ojos,
¿son simétricos y no presentan
anormalidades?
a) Pupilas:
OD
Si No No procede
(Anexo III.3.)
OI
Si No No procede
(Anexo III.3.)
b) Párpados:
OD
Si No No procede
(Anexo III.3.)
OI
Si No No procede
(Anexo III.3.)
Descripción detallada de las pupilas y
párpados del paciente (solo en caso de
anormalidad):
____________________________________
____________________________________
____________________________________
____________________________________
¿Sigue una luz o un objeto
brillante en las 6 posiciones
cardinales de la mirada?
OD
Si No No procede
(Anexo III.3.)
OI
Si No No procede
(Anexo III.3.)
Bizco continuo OD
Si No No procede
(Anexo III.3.)
OI
Si No No procede
(Anexo III.3.)
Valoración Neurológica. VENNO
12
V PAR
Pedir al paciente que mire hacia
un lado. Si aplicamos en la
cornea, del ojo contrario al que
mira, un chorro de aire a través
de una jeringa, ¿cierra el ojo?
OD
Si No
(Anexo III.4.)
OI
Si No
(Anexo III.4.)
(Trigémino)
¿Detecta pequeños toques en la
mejilla, frente, mentón?
LADO DERECHO
Si No No procede
(Anexo III.4.)
LADO IZQUIERDO
Si No No procede
(Anexo III.4.)
VII PAR
(Facial)
Pedir al paciente que sonría, suba
las cejas o infle las mejillas.
Cuando realiza estas expresiones
faciales ¿observamos alguna
asimetría en su rostro?
Si es muy pequeño, observarle
mientras ríe o llora.
LADO DERECHO
Si No No procede
(Anexo III.4.)
LADO IZQUIERDO
Si No No procede
(Anexo III.4.)
VIII
PAR
(Acústico)
¿Reconoce diferentes sonidos y
su procedencia?
Si No No procede
(Anexo III.6.)
PARES
CRANEALES
IX, X
PAR
(Glosofaríngeo y
vago)
Explorando la cavidad oral, ¿al
introducir un depresor
provocamos el reflejo nauseoso?
Si No
(Anexo III.7)
Pedir al paciente que emita el
sor|do 'eeee¨. ¸3e ooserva |a
caída hacia un lado de la faringe,
asimetría del velo del paladar o
desviación de la úvula hacia un
lado?
Si No No procede
*Desviación
lado derecho
*Desviación
lado izquierdo
(Anexo III.7)
XI
PAR
(Accesorio
¿Puede el paciente subir ambos
hombros mientras aplicas una
presión descendente sobre ellos
con tus manos?
( Valoración del músculo
trapecio)
Si No No procede
(Anexo III. 8)
Valoración Neurológica. VENNO
13
espinal)
¿Es capaz de girar la cabeza
hacia ambos lados, mientras
aplicas una presión contraria a su
movimiento con tus manos?
( Valoración del músculo
esternocleidomastoideo)
Si No No procede
(Anexo III.8)
PARES
CRANEALES
XII
PAR
(Hipogloso)
Inspeccionar la lengua del
paciente mientras reposa sobre el
suelo de la boca. ¿Existe atrofia
muscular en la lengua o
pequeñas contracciones
involuntarias?
Si No No procede
(Anexo III.9.)
Al sacar la lengua ¿se observa
asimetría o desviación de la línea
media?
Si No No procede
(Anexo III.9.)
¿Puede empujar la cara interna
de las mejillas con la lengua?
Si No No procede
(Anexo III.9.)
TONO
MUSCULAR
Al realizar pasivamente los movimientos
fisiológicos de las principales articulaciones
del paciente, nos podemos encontrar con:
Falta de resistencia al movimiento
( Hipotonía ) (Anexo IV.1.a)
Resistencia al movimiento superior a la normal
( Hipertonía ) (Anexo IV.1.b)
Resistencia normal al movimiento
FUERZA
En decúbito supino. ¿Puede el paciente estar
con los muslos flexionados en ángulo recto
90º sobre la pelvis y mantener las piernas
elevadas horizontalmente?
(Prueba de Mingazzini)
MID
Si No No procede
(Anexo IV.2.b) ( En lactantes ver
Anexo IV.2.a)
MII Si No No procede
(Anexo IV.2.b) (Lactante ver:
Anexo IV.2.a)
MUSCULAR
Pedirle al paciente que mantenga los brazos
estirados con codos y antebrazos formando un
ángulo recto, manteniendo las manos abiertas y
estiradas enfrente de la cara. ¿Puede mantener
la postura sin que caigan sus brazos?
MSD Si No No procede
*Cae (Lactante ver:
Anexo IV.2.a)
*Prona y
después cae
(Anexo IV.2.b)
Valoración Neurológica. VENNO
14
(Prueba de Barré) MSI Si No No procede
*Cae (Lactante ver:
Anexo IV.2.a)
*Prona y
después cae
(Anexo IV.2.b)
MARCHA
¿Al hacer caminar al paciente observamos
alguna anormalidad en la marcha? En adultos
es conveniente que lo hagan descalzos, y en
niños descalzos y desvestidos, solo con ropa
interior.
(Es importante pedirle que camine hacia el
frente y hacia atrás )
Si No No procede
(Anexo IV.3)
¿Puede realizar la marcha en tandem, a un
pie - talón?
Si No No procede
(Anexo IV.3)
Hacer una descripción detallada de la marcha:
¿El paciente es capaz de llevar el dedo
índice a la punta de la nariz, lenta y
rápidamente con los ojos abiertos y
cerrados?
(Prueba dedo- nariz)
MSD Si No No procede
(Anexo IV)
Sólo con los ojos abiertos (Anexo IV)
MSI Si No No procede
(Anexo IV)
Sólo con los ojos abiertos (Anexo IV)
COORDINACIÓN
MOTORA
¿Puede desplazar el talón de una pierna
desde la rodilla de la otra hasta el talón, con
los ojos abiertos y cerrados? Los adultos lo
pueden realizar de pie con las piernas
separadas, y los niños tumbados.
(Prueba talón- rodilla)
MID Si No No procede
(Anexo IV)
Sólo con los ojos abiertos (Anexo IV)
MII Si No No procede
(Anexo IV)
Sólo con los ojos abiertos (Anexo IV)
Valoración Neurológica. VENNO
15

¿Es capaz de abrocharse y desabrocharse
un botón?
(Prueba del botón)
Si No No procede
(Anexo IV)
Al juntar los pies y cerrar los ojos ¿el paciente
se cae?
(Alteración propioceptiva. Romberg)
Si No No procede
(Anexo IV)
MOVIMIENTOS
¿Tiene temblores continuos y/o
movimientos bruscos?
Si No
(Anexo IV)
ANORMALES
¿Observamos contracciones bruscas
instantáneas de un músculo?
Si No
(Anexo IV)
SENSIBILIDAD
Detectamos igual sensibilidad táctil, dolorosa,
térmica y profunda en puntos simétricos del
cuerpo.
Si No No procede
(Anexo I.4)
SIGNOS
¿Presenta rigidez de nuca? Si No No procede
(Anexo V)
MENINGEOS
En lactantes ¿existe abombamiento de la
fontanela?
Si No No procede
(Anexo V)
REFLEJOS OSTEOTENDINOSOS
Reflejo Método de evaluación Respuesta Habitual ¿Es simétrico?
Reflejo
Patelar o
Rotuliano
Sentar al paciente en la camilla (o en las rodillas de
alguno de sus padres si es un niño) con las piernas
flexionadas y colgando. Aplicar un golpe seco con el
martillo de reflejos en el tendón patelar, justo debajo de
la rótula.
Extensión de la
pierna
SI
NO
SI
NO
Reflejo Aquíleo
Colocar al paciente de rodillas con los pies fuera de la
camilla ( o en las rodillas de alguno de sus padres, si es
un niño, en la misma posición). Golpear el tendón de
Aquiles.
Flexión plantar
del pie
SI
NO
SI
NO
Valoración Neurológica. VENNO
16
Reflejo del
Bíceps, o
Bicipital
Flexionar parcialmente el antebrazo del paciente
quedando su codo en ángulo recto. Colocar nuestro
pulgar sobre el espacio antecubital y golpear sobre el
pulgar con el martillo de reflejos.
Aparece flexión
del antebrazo
sobre el brazo.
SI
NO
SI
NO
Reflejo del
tríceps, o
Tricipital
Doblar el brazo del paciente por el codo mientras se
sujeta el antebrazo. Golpear en el tendón tríceps por
encima del codo.
El antebrazo se
extiende
ligeramente
SI
NO
SI
NO
Reflejo
Braquiorradial
Colocar el brazo y la mano del paciente en posición
relajada con la palma hacia abajo. Golpear el nervio
radial 2,5 cm por encima de la muñeca.
El antebrazo se
flexiona y la
palma gira hacia
arriba.
SI
NO
SI
NO
REFLEJOS CUTANEOMUCOSOS
Reflejo Método de evaluación Respuesta Habitual
Reflejo
Plantar
Se explora realizando un roce nociceptivo
en la parte externa de la planta del pie
con un objeto rombo, desde el talón hasta
el primer espacio interdigital.
Flexión plantar de los dedos
PIE DERECHO
Flexión
Extensión
Indiferente
No valorado
PIE IZQUIERDO
Flexión
Extensión
Indiferente
No valorado
¿Ha sufrido trastornos convulsivos? Si No
(Anexo VI)
¿Sabrías determinar el tipo de convulsión Si No No procede
(Anexo VI. 1.)
Valoración Neurológica. VENNO
17
TRASTORNOS
CONVULSIVOS
que ha sufrido el paciente?
Tipo de crisis convulsiva ..................
¿Las crisis son claramente diferenciables? Si No No procede
(Anexo VI.2.)
OBSERVACIONES
Valoración Neurológica. VENNO
18
Anexos
Valoración Neurológica. VENNO
19
ANEXO I. SISTEMA SENSITIVO.
La exploración del sistema sensitivo comprende fundamentalmente la exploración de la
consciencia, es decir, de la fase de vigilia del ritmo biológico, vigilancia y sueño
(1,2)
.
El examen del sistema sensitivo antes de los 2 años de edad es difícil de realizar pero,
de acuerdo con Illingworth, la valoración del estado de alerta vendría dada por: el aspecto
general y la expresión del rostro, la actividad espontanea, la respiración, la respuesta a estímulos
dolorosos, la respuesta a la toma de alimentos y la presencia de reflejos orales. Siempre que la
edad del niño lo permita se deben explorar la perceptividad y la reactividad
(4)
.
I.1. Perceptividad
(1,2)
.
Se efectúa realizando preguntas sobre hechos cotidianos (nombre, lugar, día y
estación del año), y haciendo ejecutar al paciente acciones simples y adecuadas a su edad
(escribir, dibujar, etc).
La respuesta negativa a las siguientes preguntas, denotará lesiones corticales:
x A pacientes adultos: ¿conoce su nombre? A pacientes pediátricos: ¿conoces tu
nombre y el de tus padres?
Si No No procede
x A pacientes adultos: ¿sabe en qué hospital está? A pacientes pediátricos: ¿sabes en
qué hospital estás?
Si No No procede
x A pacientes pediátricos: ¿es capaz de realizar un dibujo correctamente, acorde a su
edad?
Si No No procede
I.2. Reactividad
(1,2)
.
Inespecífica.- Orientación espacial ante un estímulo sonoro o luminoso.
La respuesta negativa a la siguiente pregunta, denotará alteración de la reactividad
inespecífica:
x ¿Al realizar una señal sonora o luminosa vuelve la cabeza o el cuerpo hacia ella?
Si No No procede
I.3. Consciencia.
El estado de la consciencia normal implica la normalidad de los estados de
entendimiento y vigilia. A través del entendimiento el sujeto puede comprender y comunicarse
con el medio que lo rodea. A su vez es necesario un estado de vigilia adecuado (el estar
despierto) para que se establezca ese entendimiento normal
(1)
.
Valoración Neurológica. VENNO
20
El entendimiento depende de la normalidad de la corteza mientras que la vigilia
depende de la indemnidad del tronco cerebral (mesencéfalo y protuberancia)
(1)
.
La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota compromiso de la
corteza
(1)
:
x ¿Existe alteración del entendimiento con vigilia conservada?
Si No No procede
La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta, denota compromiso del tronco
cerebral
(1)
:
x ¿Existe alteración de la vigilia y secundariamente del entendimiento?
Si No No procede
Los trastornos de la consciencia son los siguientes:
a) Enturbiamiento de la consciencia.- consiste en una depresión incompleta del
entendimiento y la vigilia. La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota un
grado avanzado de demencia, o un compromiso incipiente del estado de la
consciencia
(1)
:
x ¿Se encuentra desorientado y somnoliento pero se mantiene despierto?
Si No No procede
b) La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota que el paciente se encuentra en
estado de obnubilación
(1)
:
x ¿Se encuentra dormido (depresión completa de la vigilia) pero puede ser despertado
sólo con estímulos leves?
Si No No procede
c) La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota que el paciente se encuentra en
estado de estupor
(1)
:
x ¿Se encuentra dormido (depresión completa de la vigilia) pero puede ser despertado
sólo con estímulos intensos?
Si No No procede
d) La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota que el paciente se encuentra en
estado de confusión
(1)
:
x ¿Se encuentra desorientado en espacio y tiempo, con incapacidad para pensar y
hablar de forma coherente y lógica, respondiendo a estímulos enérgicos pero
volviendo a su estado previo al cesar el estímulo?
Si No No procede
Valoración Neurológica. VENNO
21
e) Coma.- Es la depresión completa de la vigilia en la cual el paciente no puede ser
despertado
(5)
. Representa el estadio más profundo de la alteración de la consciencia: se
puede definir como el síndrome caracterizado por la inhibición funcional de las
actividades telencefálicas, con pérdida de la consciencia, de la sensibilidad y de la
motilidad voluntaria, aunque se conservan las dos actividades subcorticales más
importantes, como son la circulación y la respiración. No existe respuesta consciente,
incluso a estímulos muy enérgicos, aunque sí respuesta automática a estímulos
dolorosos
(6)
.
Hay ciertos estados en los cuales el paciente mantiene la vigilia pero hay trastornos
severos del entendimiento. Se los conoce con los términos de coma vigil, estado apático
o mejor llamado, estado vegetativo. Este cuadro suele presentarse en enfermos que
sobreviven períodos prolongados después de un daño encefálico severo, a
consecuencia de lesiones corticales y/o en la sustancia blanca subcortical
(5)
.
El mutismo acinético de Cairns, consiste en un estado similar al estado vegetativo, pero,
a diferencia de este último, en el mutismo acinético el paciente está inmóvil, sin
expresión oral y sin movimientos oculares, y en general no se hallan signos que revelen
compromiso severo de las vías motoras descendentes que pudieran explicar la
inmovilidad. Suele deberse a lesiones que comprometen la integridad reticulocortical con
preservación de las vías motoras
(5)
.
En la llamada Escala de Glasgow (Tabla 1), se ha propuesto una gradación del coma.
Toma en consideración 3 parámetros: apertura ocular, respuesta motora y respuesta
verbal. A cada respuesta se le asigna un valor numérico, que luego se suman para dar
lugar a un resultado determinado (entre 3 y 15). Puede afirmarse que cuando el paciente
tiene un resultado de 8 puntos o menos está en estado de coma. Esta escala puede
abarcar no sólo el coma, sino todos los trastornos de la conciencia, lo cual le da una
mayor amplitud diagnóstica
(5)
.
Generalmente se usa para valorar los traumatismos craneoencefálicos, pero dado que
es una escala mundialmente conocida, es de gran utilidad para valorar de forma rápida y
generalizada el estado del paciente.
La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota que el paciente se encuentra en
estado de coma:
x ¿Al realizarle la Escala de Glasgow el resultado es de 8 puntos o menos?
Si No No procede
El examen del paciente en coma debe incluir: el ritmo respiratorio, el estado pupilar, la
motilidad ocular, la motilidad general y la temperatura
(1,2)
. Para que su realización sea
más sencilla hemos seleccionado unos cuadros en donde se muestran los principales
signos clínicos y sus alteraciones según el nivel lesional y el momento evolutivo (Cuadro
1 y Cuadro 2). En el Cuadro 1 se puede observar el tipo de respiración, el estado de las
pupilas en situación basal y ante un estímulo luminoso, según el nivel lesional y el
Valoración Neurológica. VENNO
22
momento evolutivo. En ambos cuadros se debe rarcar cor ura 'X¨ |a s|luac|ór que
corresponda al examen del paciente.
Tabla 1. ESCALA DE GLASGOW
(6)
Menores de 1 año Mayores de
1 año
Puntos
Apertura
Espontánea Espontánea 4
Ocular
Al habla Al habla 3
Al dolor Al dolor 2
Sin respuesta Sin
respuesta
1
Movimientos espontáneos Obedece
órdenes
6
Retira al contacto Localiza el
dolor
5
Respuesta Retira al dolor Retirada al
dolor
4
Motora Flexión al dolor Flexión
anormal
3
Extensión al dolor Extensión
anormal
2
Sin respuesta Sin
respuesta
1
Sonríe y balbucea Orientado 5
Llanto consolable Confuso 4
Respuesta Llora al dolor Palabras
inadecuadas
3
Verbal Quejido al dolor Sonidos
inespecíficos
2
Sin respuesta Sin
respuesta
1
Valoración Neurológica. VENNO
23
NIVEL LESIONAL Y
MOMENTO EVOLUTIVO
Cuadro 1. COMAS ORGÁNICOS. SIGNOS CLÍNICOS I
(5)
RESPIRACIÓN PUPILAS
SUPRA-
MESENCEFÁLICO
MESENCEFÁLICO
PONTINO
( PROTUBERANCIAL)
HERNIA UNCAL
( ESTADÍO PRECOZ )
HERNIA UNCAL
( ESTADÍO TARDÍO )
Valoración Neurológica. VENNO
24
Cuadro 2. COMAS ORGÁNICOS. SIGNOS CLÍNICOS II
(5)
MOTILIDAD OCULAR
RESPUESTAS MOTORAS EN REPOSO Y A
LA ESTIMULACIÓN (compresión dolorosa del
borde supraorbitario)
Valoración Neurológica. VENNO
25
x Respiración.- El ritmo respiratorio puede adoptar las siguientes variantes
(5)
:
- Respiración de Cheyne-Stokes: es una respiración periódica en la que se
producen ciclos ventilatorios, en donde la amplitud de los movimientos crece,
llega a un máximo y luego decrece gradualmente hasta llegar a un período de
apnea de algunos segundos, luego del cual se reinicia el ciclo. Se relaciona con
trastornos supratentoriales y supramesencefálicos.
- Hiperventilación neurógena central: respiración rápida, regular, duradera y
relativamente amplia. Es frecuente en los trastornos metabólicos (acidosis);
se vincula, así mismo, con lesiones mesencefálicas.
- Apneusis o respiración apnéustica: inspiraciones muy amplias que se
mantienen por varios segundos hasta que sobreviene la respiración. Se vincula
con lesiones pontinas (protuberanciales) mediales o caudales.
- Ataxia respiratoria: respiración completamente incoordinada y anárquica que
determina, sin ningún orden, tanto respiraciones profundas como superficiales.
Depende de lesiones pontinas bajas o bulbares dorsomediales.
x Pupilas: Su examen es de vital importancia. Podemos observar
(5)
:
- Pupilas intermedias y reactivas: lesiones supramesencefálicas.
- Midriáticas y no reactivas: lesiones mesencefálicas.
- Mióticas y reactivas (debe hacerse este estudio con la ayuda de una lupa):
lesiones pontinas e intoxicación por opiáceos.
- Midriasis reactiva (en el comienzo) o no reactiva unilateral: herniación uncal
homolateral.
x Motilidad ocular: La semiología puede demostrar
(5)
:
- Desviación conjugada de la mirada:
¾ Hacia el lado de la lesión (lado opuesto de la hemiplejía), conlleva daño
frontal. Es característico del ictus.
¾ Hacia el lado opuesto de la lesión (mismo lado de la hemiplejía),
conlleva daño protuberancial.
¾ Desviación de la mirada hacia abajo, puede verse en los casos de
lesiones talámicas, mesencefálicas y en comas metabólicos.
- Mirada desconjugada: se observa en caso de parálisis de músculos individuales
u oftalmoplejía internuclear.
- Reflejos oculocefálicos: antes de estudiarlos deben descartarse lesiones
cervicales. La respuesta consiste en la desviación conjugada de los ojos hacia el
lado opuesto al del movimiento pasivo de la cabeza. Su presencia indica
indemnidad del tronco cerebral (coma supramesencefálico). En casos de
lesión mesencefálica o pontina se produce asimetría (reflejo positivo
desconjugado) o falta de respuesta, respectivamente. La intoxicación por
barbitúricos también puede abolir la respuesta.
- Reflejos oculovestibulares: se irriga el conducto auditivo externo con agua fría y
un pequeño catéter, con la cabeza inclinada a 30º y previa comprobación de
Valoración Neurológica. VENNO
26
indemnidad timpánica. La respuesta consiste en la desviación de la mirada
hacia el lado estimulado y nistagmo con el componente rápido hacia el lado
opuesto.
¾ En caso de coma, el nistagmo siempre desaparece.
¾ En las lesiones supramesencefálicas se mantiene presente la
desviación de la mirada (respuesta normal).
¾ Cuando el coma se debe a lesión mesencefálica o protuberancial se
produce asimetría o falta de respuesta, respectivamente.
x Motilidad general: aplicando estímulos nocioceptivos a diferentes partes del
cuerpo y observando las respuestas motoras, se comprueba que éstas podrán
ser
(5)
:
- Apropiadas, estando abolidas cuando hay lesión de la vía piramidal.
- Inapropiadas, lo cual determina trastornos de la motilidad: rigidez de
decorticación (se caracteriza porque el paciente tiene flexión de miembros
superiores y extensión de los inferiores), se debe en general a compromiso
supramesencefálico; y descerebración (consiste en la extensión y pronación
de ambos miembros superiores y la extensión de los inferiores), su aparición
constituye la expresión de un compromiso infratentorial (mesencefálico).
x Temperatura
(4)
:
La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota daño en el diencéfalo:
¿Presenta hipertermia central?
Si No No procede
Es muy importante tener en cuenta que la principal causa de la fiebre es la
posible infección asociada que presente el paciente.
La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota daño en el mesencéfalo,
protuberancia y bulbo:
¿Presenta fluctuaciones de hipertermia a hipotermia?
Si No No procede
Siempre es conveniente diferenciar el coma verdadero del fingido (histeria). En este
último caso, el paciente impide la apertura de los ojos, los reflejos oculovestibulares muestran la
presencia de nistagmo y el electroencefalograma suele ser normal. Hay ciertos elementos
semiológicos que permiten diferenciar los comas por lesión estructural del sistema nervioso de
aquellos debidos a causas metabólicas. Las pupilas simétricas, los reflejos fotomotor y
oculovestibulares conservados hasta estadios terminales, la ausencia de asimetría en las
reacciones motoras unidos a manifestaciones clínicas de cada coma en particular, abonan a
favor de compromiso metabólico
(5)
.
I.4. Sensibilidad
Al ser una exploración subjetiva, y que requiere una importante colaboración, es difícil
realizarla en niños
(7)
. Como norma general es preciso: evitar la fatiga del paciente, eliminar la
Valoración Neurológica. VENNO
27
posibilidad de suplencia por otros sentidos, especialmente la vista, y no hacer preguntas de
modo que sugestionen al enfermo
(4)
. Se practica comparando la sensibilidad en puntos
simétricos en ambos lados del cuerpo.
Se valorará
(4)
:
a) Sensibilidad dolorosa.-
x Al punzar con un alfiler dos zonas simétricas de su cuerpo, encontramos la
sensibilidad dolorosa:
Abolida (analgesia) Disminuida (hipoalgesia)
Aumentada (hiperalgesia)
b) Sensibilidad térmica.- Pueden darse los tres tipos de trastornos: para el calor, para el frío
y para ambos a la vez. Explorarla solo tiene sentido cuando nos encontremos con
lesiones medulares.
x Al colocar alternativamente sobre las diferentes zonas cutáneas, y nunca en un
orden fijo, dos tubos (uno con agua fría y el otro con agua caliente) encontramos
la sensibilidad térmica:
Abolida (anestesia térmica) Disminuida (hipoestesia térmica)
Aumentada (hiperestesia térmica)
Valoración Neurológica. VENNO
28
ANEXO II. TRASTORNOS DEL HABLA Y DEL LENGUAJE
(1,2)
.
Al analizar el habla y el lenguaje, es necesario observar la articulación, la fluidez, la
capacidad de comprensión, la coherencia y la posible existencia de afasia.
Los pensamientos se generan en todo el cerebro y son interpretados en el área de
Wernicke (en el hemisferio izquierdo), que sincroniza los músculos del habla a través del área de
Broca del lóbulo frontal. El hemisferio izquierdo es el dominante en lo referente a la interpretación
y el habla en el 95% de los individuos, por lo que las lesiones en dicho hemisferio pueden
incapacitar al individuo para comunicarse o interpretar los pensamientos.
La afasia es el defecto o pérdida del poder de expresión por medio del habla, la escritura
o los signos y / o del poder de comprensión del lenguaje hablado o escrito, debido a lesión o
enfermedad de las áreas cerebrales correspondientes.
Las principales variedades afásicas son las siguientes:
a) Afasia de Broca, motriz o de expresión: es una afasia no fluente. El paciente no
habla o sólo emite algunas palabras; son comunes las parafasias (sustitución,
deformación de la palabra hablada). El lenguaje a veces es telegráfico, con omisión de
palabras o sílabas terminales. La denominación se compromete. La repetición de
palabras simples puede ser correcta; la repetición de frases se encuentra alterada. Se
observa que el paciente aumenta su esfuerzo para hablar. La compresión del lenguaje
se conserva, aunque en ocasiones hay dificultades para órdenes más complejas. El
paciente se da cuenta de su déficit y frecuentemente se frusta y está deprimido.
b) Afasia de Wernicke: es una afasia fluente. El paciente habla mucho y mal
(parafasias). La denominación es incorrecta. La repetición también se compromete.
Hay imposibilidad de comprender el lenguaje hablado y escrito. Los pacientes
pueden no darse cuenta de su déficit y generalmente no se encuentran deprimidos en
el momento agudo.
c) Afasia de conducción: la repetición se encuentra severamente afectada, sobre todo
la repetición de frases cortas. El lenguaje es fluente, las parafasias son frecuentes. Hay
dificultad en la denominación de objetos. El paciente comprende el lenguaje hablado y
escrito.
d) Afasia anómica: imposibilidad del paciente en la capacidad de denominación. El
lenguaje es fluente, pero existen parafasias. A menudo define objetos y lugares con
circunlocuciones cuando no encuentra los nombres.
e) Afasia global: las personas con afasia global poseen escasos recursos lingüísticos
como consecuencia de una extensa lesión en el hemisferio izquierdo. Carecen de
fluidez al hablar, comprenden mal y su capacidad para nombrar objetos o repetir
palabras es limitada.
En la disartria se produce parálisis, debilitamiento o descoordinación de la musculatura
del habla. La expresión verbal es confusa y poco clara, y existen problemas de fonación y
articulación. Este problema del habla se caracteriza por debilidad, lentitud, descoordinación u
otras alteraciones del tono muscular. Puede aparecer de forma aislada o acompañarse de afasia.
Valoración Neurológica. VENNO
29
ANEXO III. PARES CRANEALES
(4, 8, 9, 10,11)
Los nervios craneales comúnmente denominados pares craneales, clásicamente se
han considerado constituidos por doce pares de troncos nerviosos, que tienen sus orígenes
aparentes en la superficie encefálica y, luego de trayectos más o menos largos en el interior de
la cavidad craneana abandonan ésta por orificios situados en la base craneana para alcanzar
sus áreas de inervación (Figura 1).
El examen de los pares craneales es esencial en el estudio del sistema nervioso.
Desde el punto de visto fisiológico, los pares craneales pueden ser divididos en tres
grupos o categorías.
a) Nervios sensitivos o sensoriales (olfatorio, óptico y auditivo)
b) Nervios motores (motor ocular común, patético, motor ocular externo, espinal,
hipogloso mayor)
c) Nervios mixtos o sensitivos - motores (trigémino, facial, glosofaríngeo, neumogástrico).

Figura 1. Origen aparente de los nervios
craneales.Base del cerebro
(9)
.

Al llevar a cabo este cuestionario y la exploración física, seremos capaces de discernir
de una posible lesión del par craneal con otras patologías en las que también estén presentes
algunas alteraciones.

III.1 Nervio Olfatorio. (Par I)
Rara vez se afecta en niños, y solo se puede explorar en niños mayores (a partir de 5
años). Interviene en la percepción de los olores.
a) Para valorarlo realizaremos las siguientes acciones. Si las respuestas son afirmativas,
existirá lesión de este par craneal.
x ¿Existe disminución del olfato (hiposmia)?
SI NO NO PROCEDE
x ¿No percibe olores (anosmia)?
SI NO NO PROCEDE
Valoración Neurológica. VENNO
30
x ¿Percibe malos olores sin que existan (cacosmia)?
SI NO NO PROCEDE
x ¿Presenta alucinaciones olfatorias?
SI NO NO PROCEDE
b) En el siguiente caso, si la respuesta es afirmativa lo consideraremos como
Normalidad.
x ¿Capta diferentes olores (que no irriten las fosas nasales) con los ojos
cerrados, como por ejemplo el café?
SI NO NO PROCEDE
III.2 Nervio Óptico. (Par II)
El nervio óptico es el nervio de la visión. En realidad no es un nervio periférico, sino que
es un tractus cerebral siendo la retina una parte del cerebro.
a) Realizaremos las siguientes preguntas, si la respuesta es negativa, nos indicará lesión
de este par :
x ¿El paciente ve correctamente, distingue objetos sencillos?
Se le preguntará, a groso modo, sobre objetos que a cierta distancia el propio
examinador sea capaz de visualizar
SI NO NO PROCEDE
x ¿Distingue los colores? No debemos confundir con otras patologías. Por
ejemplo, daltonismo.
SI NO NO PROCEDE

x ¿El campo visual por confrontación o por riesgo de amenaza (siendo importante
no realizar la maniobra de frente al paciente, sino desde un lateral) es normal?
SI NO NO PROCEDE
III.3. Nervios Motor Ocular Común, Patético (troclear) y Motor Ocular Externo (abducens)
(Par III, IV y VI)
Estos pares craneales se exploran conjuntamente, ya que ellos inervan los músculos
extrínsecos e intrínsecos del globo ocular (músculos oculomotores)
a) En este caso, la respuesta afirmativa nos indicará lesión:
x ¿Presenta ptosis parpebral?
SI NO NO PROCEDE
b) Con relación a estas preguntas, las respuestas negativas también indican lesión.
x ¿Sigue un objeto con la mirada?
SI NO NO PROCEDE
Valoración Neurológica. VENNO
31
III.4. Nervio Trigémino (Par V)
El nervio trigémino es sensitivo de la mayoría de los tegumentos del cráneo y cara, es
motor de los músculos masticatorios (temporal, masetero y pterigoideo), interviene en la
secreción salival y lagrimal.
Este par de nervios es el de mayor grosor entre los pares craneales.
a) Existirá una lesión en este par si las respuestas son negativas.
x Al palpar los músculos masetero y temporal del paciente mientras cierra
fuertemente la boca ¿Percibimos la fuerza de la contracción del músculo?
SI NO NO PROCEDE
x ¿Cierra el ojo cuando tocamos la cornea con un algodón?
SI NO NO PROCEDE
x ¿Detecta pequeños toques en la mejilla, frente, mentón?
SI NO NO PROCEDE
III.5. Nervio Facial (Par VII)
Es el nervio motor de los músculos cutáneos de cara y cuello (nervio de la expresión). Inerva
además los músculos de los huesecillos del oído, con excepción del músculo interno del martillo
inervado por el trigémino.
El nervio facial tiene cuatro funciones distintas:
a) Motor somático para los músculos de la cara (facial propiamente dicho).
b) Sensorial, responsable del sentido del gusto de los dos tercios anteriores de la lengua
(nervio intermediario de Wrisberg).
c) Sensibilidad general para una parte del pabellón de la oreja (zona de Ramsay-Hunt).
d) Forma parte del parasimpático craneal (posee fibras secretorias y vasodilatadoras) ya
que inervan las glándulas lagrimales, las salivares sublingual y submandibular, y los
vasos de las mucosas del paladar, nasofaringe y fosas nasales.

Si la respuesta es afirmativa, indica lesión:
x ¿Evidenciamos pérdida de fuerza muscular cuando el paciente, sonríe, sopla,
enseña los dientes o eleva las cejas?
SI NO NO PROCEDE

III.6 Nervio Vestíbulococlear o Estatoacústico (Par VIII)
El VIII par o nervio estatoacústico está formado en realidad por dos nervios o dos ramas:
el nervio vestibular, que trasmite impulsos relacionados con el equilibrio y la orientación espacial
del cuerpo; y el nervio coclear (nervio sensorial), encargado de la audición.
Valoración Neurológica. VENNO
32
a) Para valorarlo exploraremos los siguientes puntos, teniendo en cuenta que si las
respuestas son afirmativas, no existirá lesión de este par.
x ¿El paciente es capaz de reconocer de donde procede el sonido?
SI NO NO PROCEDE
x ¿Escucha lo que le decimos en voz baja si nos ponemos detrás de él?
SI NO NO PROCEDE
Para obtener una valoración clara de este par, es el otorrinolaringólogo el encargado de realizar
al paciente la audiometría.
III.7 . Nervios Glosofaríngeo y Neumogástrico.( Par IX y X)
El nervio glosofaríngeo es un nervio mixto que contiene fibras motoras, sensitivas y
vegetativas. Los únicos músculos que inervan son el estilofaríngeo y los músculos de los pilares
anteriores y posteriores de las fauces, relacionados con el acto de la deglución.
El vago es como el glosofaríngeo, un nervio que contiene fibras motoras, sensitivas y
vegetativas

a) Para valorarlo exploraremos los siguientes puntos, teniendo en cuenta que si las
respuestas son afirmativas, existirá lesión de este par.
x ¿Su voz es nasal, afónica, ronca o bitonal?
SI NO NO PROCEDE
x ¿Su faringe y velo del paladar son anormales?
SI NO NO PROCEDE
x ¸A| er|l|r e| sor|do 'eeeeee¨ se ooserva caida |ac|a ur |ado de |a lar|rçe,
asimetría del velo del paladar o desviación de la úvula hacia el lado sano?
SI NO NO PROCEDE
x ¿Sus movimientos de deglución de líquidos son anormales?
SI NO NO PROCEDE
III.8. Nervio Espinal (Par XI)
Este es un nervio únicamente motor.
a) Para valorarlo exploraremos los siguientes puntos, teniendo en cuenta que si las
respuestas son afirmativas, no existirá lesión de este par.
x ¿Sube los dos hombros superando una fuerza contraria? ( Músculo trapecio)
SI NO NO PROCEDE
x ¿La cabeza se mantiene en posición o por el contrario tiende a vencerse hacia
delante o hacia un lado? En este segundo caso, nos indicaría que sí existe
lesión.
SI NO NO PROCEDE
Valoración Neurológica. VENNO
33
x ¿Puede elevar el brazo hacia la vertical?
SI NO NO PROCEDE
III.9. Nervio Hipogloso (Par XII)
Es exclusivamente motor, inervando la lengua.
Su núcleo se sitúa en el bulbo. Sale del cráneo por el agujero condileo anterior e inerva
los siguientes músculos: geniogloso (protruye la lengua), estilogloso (retrae y eleva la raíz de la
lengua) y al hipogloso (curva la superficie lingual).
a) Para valorarlo exploraremos los siguientes puntos, teniendo en cuenta que si las
respuestas son afirmativas, existirá lesión de este par.
x ¿Presenta arrugas en la lengua?
SI NO NO PROCEDE
x ¿Se detecta atrofia muscular en la lengua?
SI NO NO PROCEDE
x ¿Existe desviación de la lengua?
SI NO NO PROCEDE
b) En este caso si las respuestas son afirmativas, no existirá lesión de este par.
x ¸0oedece a órderes cor |a |erçua? ¸La suoe |ac|a arr|oa, |ac|a ur |ado.?
SI NO NO PROCEDE
x ¸Prorurc|a |a 'r¨?
SI NO NO PROCEDE
Valoración Neurológica. VENNO
34
ANEXO IV. MOTOR
(4,10)
La exploración del sistema motor comprende la valoración del tono muscular, la fuerza
muscular, la coordinación y orientación, la comprobación de la existencia de posibles
movimientos involuntarios, la bipedestación y la marcha.
IV.1. Tono Muscular.
Es la resistencia del músculo al estiramiento pasivo que el explorador percibe cuando
moviliza una articulación de un sujeto en reposo. Se explora realizando pasivamente los
movimientos fisiológicos de las principales articulaciones, comprobando la extensibilidad o
máxima elongación pasiva que se puede obtener de un músculo y la pasividad o grado de
resistencia que se obtiene al movilizar pasivamente una articulación; cuando el paciente se
encuentra lo más relajado posible.
a) Actitud hipotónica.
El mantenimiento del tono requiere un sistema nervioso central y periférico intacto, por lo
que no es sorprendente que la hipotonía sea un síntoma frecuente en las afecciones del cerebro,
médula espinal y nervios.
x En el adulto.
- Al elevar los brazos del paciente encontramos hipotonía
SI NO
- ¿La hipotonía del tono muscular afecta a las 4 extremidades?
SI NO
x En un lactante.
Si la respuesta a las siguientes preguntas es afirmativa, la actitud del lactante
es hipotónica.
- En decúbito supino:¿muestra escasez de movimientos espontáneos?
SI NO
- Al sentarle: ¿le cae la cabeza hacia delante?
SI NO
- Al colocarle en la camilla en posición de decúbito supino, ¿observamos que
mantiene las extremidades inferiores en abducción con la superficie lateral de
los muslos apoyada sobre la mesa?
SI NO
- ¿Mantiene los brazos extendidos a lo largo del cuerpo?
SI NO
- ¿Mantiene los brazos flexionados por los codos con las manos a la altura de
la cabeza?
SI NO
- ¿La hipotonía del tono muscular afecta a las 4 extremidades?
SI NO
Valoración Neurológica. VENNO
35
- En caso de que la anterior pregunta sea negativa. Enumerar en que
extremidades encontramos signos de posible hipotonía del tono muscular.
______________________________________________________________
______________________________________________________________
______________________________________________________________
Si la respuesta a las siguientes preguntas es negativa, la actitud del paciente es
hipotónica.
- ¿Cuando sostenemos al lactante por las manos y se le levanta
hacia la posición sentada la cabeza sigue al cuerpo, levantándose
de la camilla?
SI NO
- En posición de sedestación: ¿la cabeza se mantiene erguida y en la línea
media?
SI NO
x En un niño.
- Al elevar los brazos del paciente ¿encontramos hipotonía?
SI NO
- ¿La hipotonía del tono muscular afecta a las 4 extremidades?
SI NO
b) Hipertonía
El aumento del tono muscular o hipertonía puede deberse a una lesión piramidal o
extrapiramidal.
x Hipertonía extrapiramidal.
Se caracteriza por afectar todos los músculos de la región, acentuarse con los estímulos
físicos y psíquicos, tener cierta plasticidad, acompañarse del signo de rueda dentada y dar
a los movimientos una cierta viscosidad, haciéndolos lentos y torpes.
Si la respuesta a las siguientes preguntas es afirmativa, encontramos una hipertonía
muscular del paciente.
- Al movilizar pasivamente una articulación: ¿se consigue vencer la resistencia
inicial poco a poco al dar pequeños golpes (como si fueran pasando a nivel de la
articulación los dientes de una rueda)?
SI NO
- ¿La hipertonía del tono afecta a las 4 extremidades?
SI NO
Valoración Neurológica. VENNO
36
x Hipertonía piramidal.
Es más permanente aunque también los estímulos físicos y psíquicos puedan influirla;
afecta a determinados grupos musculares.
Si la respuesta a las siguientes preguntas es afirmativa, encontramos una hipertonía
muscular del paciente.
- ¿Podemos vencer la resistencia inicial y continuar con el movimiento sin
esluerzo 'lerórero de |a ravaja¨?
SI NO
IV. 2. Fuerza Muscular.
La fuerza la valoramos examinando los movimientos libres del paciente y
contrarresistencia, y compararemos la simetría de los mismos.
a) En lactantes.
La respuesta negativa indica alteración en la fuerza muscular:
- Al elevar al lactante en posición prona por las extremidades inferiores y
empujándole hacia delante como si fuera una carretilla, ¿se puede sostener
con sus brazos?
SI NO
- En decúbito supino al levantarle las dos piernas:
Caen las dos a la vez.
Se mantiene una pierna levantada un momento y la otra cae.

- Colocamos al niño en decúbito prono con las dos piernas flexionadas por la
rodilla.
Caen las dos piernas
Cae la pierna izquierda
Cae la pierna derecha
b) En niños y adultos.
Cuando hay una disminución de fuerza, el paciente no puede realizar las maniobras de:
Barré, Mingazzini y de juramento (previamente explicadas); y existe una fatiga precoz que
ocasiona una caída de las extremidades aun con esfuerzo voluntario para mantener la
postura. Para la puntuación de la fuerza puede utilizarse la escala de la British Medical
Association (Tabla 2).
Valoración Neurológica. VENNO
37
Tabla 2. Escala de la British Medical Association
(4)
0
No hay contracción muscular
MSD DISTAL
PROXIMAL
MSI DISTAL
PROXIMAL
MID DISTAL
PROXIMAL
MII DISTAL
PROXIMAL
1
Hay contracción por palpación o visible, pero no movimiento articular
MSD DISTAL
PROXIMAL
MSI DISTAL
PROXIMAL
MID DISTAL
PROXIMAL
MII DISTAL
PROXIMAL
2
Hay movimiento, pero la fuerza no es suficiente para vencer la gravedad
MSD DISTAL
PROXIMAL
MSI DISTAL
PROXIMAL
MID DISTAL
PROXIMAL
MII DISTAL
PROXIMAL
3
Si se vence la gravedad
MSD DISTAL
PROXIMAL
MSI DISTAL
PROXIMAL
MID DISTAL
PROXIMAL
MII DISTAL
PROXIMAL
4
Si se vence una resistencia superior a la gravedad, pero la fuerza es inferior a la
esperada
MSD DISTAL
PROXIMAL
MSI DISTAL
PROXIMAL
MID DISTAL
PROXIMAL
MII DISTAL
PROXIMAL
5
La fuerza es normal
MSD DISTAL
PROXIMAL
MSI DISTAL
PROXIMAL
MID DISTAL
PROXIMAL
MII DISTAL
PROXIMAL
Valoración Neurológica. VENNO
38
Valoración de Oxford.
Aceptada universalmente, es especialmente útil para el seguimiento y control grosero de
procesos evolutivos secundarios a afectación de la unidad motora periférica.
Tabla 3. Valoración de Oxford para establecer los grados de incapacidad motora
(4)
.
0 Preclínico. Desarrolla todas sus actividades de forma normal.
1 Deambulación normal. Incapaz de correr normalmente.
2 Defecto detectable en la marcha o en la postura. Sube escaleras sin necesidad de barandilla.
3 Sube escaleras solo con ayuda de la barandilla
4 Anda sin ayuda. Incapaz de subir escaleras.
5 Anda sin ayuda. Incapaz de levantarse de una silla.
6 Anda solo con muletas o similares.
7 Incapaz de andar. Se mantiene erguido en una silla. Capaz de girar en una silla de ruedas.
Capaz de comer y beber normalmente.
8 Se mantiene en una silla. Incapaz de moverse en una silla de ruedas. Incapaz de comer o beber
sin ayuda.
9 Incapaz de mantenerse erguido en una silla o incapaz de comer o beber sin ayuda.
10 Confinado en cama. Necesita ayuda para cualquier actividad.
Valoración Neurológica. VENNO
39
IV.3 Examen de la Marcha
Su exploración ha de ser sistemática y minuciosa siempre que sea posible, ya que
permite descubrir parálisis, ataxia y tipos de marcha específicos de algunas afecciones (Tabla 4).
El niño mayor debe estar sin calzado y sin vestido, solo con la ropa interior, para esta
exploración. El niño pequeño estará desnudo y calzado. A veces es necesaria la ayuda de una
persona para hacer caminar al niño, sujeto de una mano o un brazo y a veces de los dos.
En caso de que la respuesta a las siguientes preguntas sea negativa, encontramos un
trastorno en la marcha del paciente.
-¿Puede caminar de puntillas?
SI NO
-¿Puede caminar con los talones?
SI NO
-¸Puede car|rar a |a 'pala coja¨?
SI NO
En este caso la respuesta afirmativa indica un trastorno.
-¿Es incapaz de iniciar la marcha?
SI NO
En el siguiente cuadro marcar el tipo de marcha que más se asemeje a la que presenta
el paciente.
Tabla 4. Principales alteraciones de la marcha de origen neurológico
(4)
.
Tipo de Marcha Características clínicas
Marcha
Hemipléjica
La pierna enferma se mantiene extendida y rígida, sin flexionar la rodilla, realizando
un movimiento de circundación hacia fuera; la punta del pie describe un semicírculo.
El pie suele estar en equino más o menos intenso y, al levantarlo del suelo, realiza
un movimiento de aproximación.
Marcha Espástica En casos leves se aprecia sólo la rigidez de la marcha, arrastrando la parte anterior
del pie. Si son acentuados, se observa rigidez de los miembros inferiores, con
dificultad o imposibilidad de separar el pie del suelo, y oscilaciones alternativas del
tronco sobre aquellos miembros rígidos al avanzar; los muslos están en aducción y
los pies en equinismo.
Marcha en Tijera Los muslos están fuertemente aproximados y las rodillas llegan a cruzarse. Los pies
están en fuerte equinismo
Marcha
Parkinsoniana
Gran dificultad para iniciar la marcha, actitud en flexión con los brazos fuertemente
pegados al cuerpo; pequeños pasos, rigidez, dificultad en parar o cambiar de
dirección, caídas, tendencia a al antero, retro o lateropulsión.
Marcha con
Astasia-abasia
El paciente mueve bien los brazos y piernas en la cama, pero, al ponerse en pie, no
sabe cómo andar y no se puede mantener en pie ( apraxia de la marcha)
Valoración Neurológica. VENNO
40
Marcha atáxica Piernas muy separadas, se levantan exageradamente dejándolas caer con fuerza
sobre el suelo, que es golpeado con los talones. El paciente mira al suelo para
mantener el equilibrio.
Marcha
Cerebelosa
Piernas muy abiertas, el paciente titubea y anda como si estuviera borracho.
Marcha en
Estepaje
Al levantar la pierna del suelo, el pie no suele ser flexionado debido a la parálisis de
los extensores del pie y queda colgante, y para que no tropiece el niño levanta
excesivamente la pierna.
Marcha en Estrella Tendencia a desviarse hacia un lado. Al hacerle caminar al frente y hacia atrás
parece que va dibujando una estrella.
Marcha Miopática
o '0e Palo '
Se inclina exageradamente hacia los lados en cada paso.
IV. 4 Exploración de los Reflejos
La evaluación de los reflejos osteotendinosos profundos proporciona información
acerca de si el área refleja está intacta. Es necesario comparar la simetría y la fuerza de los
reflejos. Los resultados de la evaluación de reflejos osteotendinosos profundos y superficiales en
la infancia son variables. Lo más importante es comprobar si existe asimetría. Habrá que
comprobar, no obstante, que los reflejos arcaicos o primarios (Tabla 7) desaparezcan de acuerdo
con el siguiente calendario: reflejo de presión palmar a los 3 meses; presión plantar a los 9
meses; reflejo de Moro a los 3 meses; tónico asimétrico del cuello a los 6 meses; reflejo de
encorvamiento del tronco a las 4-8 semanas; reflejo de Landau (aparece a partir del tercer mes)
a los 24 meses.
En la siguiente tabla se enumeran los reflejos del lactante, marcar con una X los que
estén presentes en el paciente y rellenar los meses que tiene el lactante al momento de realizar
la valoración.
Tabla 5. REFLEJOS DEL LACTANTE (automatismo)
(4,10,12)
.
MESES DEL LACTANTE:
Reflejo Descripción Método de evaluación Significado de los
resultados
Parpadeo
Párpados cerrados en
respuesta a la luz brillante.
Presente durante el primer
año de vida.
Proyectar una luz a los ojos
del lactante
La ausencia de reflejo indica
ceguera.
Signo de
Babinski
Los dedos de los pies se
separan y el dedo gordo se
flexiona dorsalmente.
Presente hasta los 2 años
de edad.
Rozar la planta del pie a lo
largo del borde externo
empezando por el talón.
La separación en abanico de
los dedos de los pies y la
dorsiflexión del dedo gordo
después de los 2 años de
edad indica lesión del tracto
extrapiramidal.
Valoración Neurológica. VENNO
41
Gateo
El lactante hace
movimientos de gateo con
los brazos y las piernas
cuando se le coloca sobre
su abdomen.
Colocar al lactante prono
sobre una superficie plana.
La asimetría de movimientos
indica trastorno neurológico
Danza o pasos
cortos
Los pies del lactante se
mueven arriba y abajo
cuando tocan ligeramente
una superficie firme.
Presente durante las 4- 8
primeras semanas.
Sujetar al lactante de modo
que sus pies toquen
ligeramente una superficie
firme.
La persistencia del reflejo más
allá de 4- 8 semanas es
anormal.
De Galant
(incurvación del
tronco)
La espalda se mueve hacia
el lado estimulado.
Presente durante 4-8
semanas.
Tocar la espalda del lactante
a lo largo de la columna
desde el hombro a las
nalgas.
La ausencia de reflejo puede
indicar lesiones transversales
de la médula espinal.
De Moro Los brazos se extienden,
los dedos de las manos se
abren en abanico, la
cabeza cae hacia atrás y
las piernas pueden
doblarse débilmente. Los
brazos vuelven al centro
con las manos apretadas.
La columna y las
extremidades inferiores se
extienden. Más fuerte
durante los 2 primeros
meses. Desaparece a los 3-
4 meses
Cambiar la posición del
lactante bruscamente o
sacudir la mesa.
La persistencia del reflejo
pasados 4 meses indica lesión
cerebral. La persistencia
pasados 6 meses es muy
indicativa de lesión cerebral.
Una simetría de respuestas
indica hemiparesia, fractura de
clavícula o lesión del plexo
braquial. La ausencia de
respuesta en las extremidades
inferiores indica luxación
congénita de cadera o lesión
baja de la médula espinal.
Enderezamiento
del cuello
Cuando el lactante está
supino, el hombro y el
tronco y luego la pelvis
giran en la dirección en la
que se gire al niño. Se
mantiene durante los 10
primeros meses.
Colocar al lactante supino.
Tratar de atraer su atención
hacia un lado.
La ausencia o persistencia
pasados 10 meses indica
trastornos en el sistema
nervioso central.
Asimiento
palmar
Los dedos del lactante se
curvan alrededor de un
dedo colocado en su palma
desde el lado cubital.
Poner un dedo en la palma
del niño desde el lado
cubital. Si el reflejo es débil o
está ausente, ofrecerle un
biberón o chupete, pues la
succión potencia el reflejo.
La flexión asimétrica indica
parálisis. La persistencia del
reflejo de asimiento es
indicativa de trastorno
cerebral.
Extrusión La lengua se extiende hacia
fuera cuando se la toca.
Presente hasta los 4 meses
de edad
Tocar la lengua con la punta
de la paleta lingual.
La extensión persistente de la
lengua puede indicar síndrome
de Down.
Valoración Neurológica. VENNO
42
Arraigo El lactante se vuelve en la
dirección en que se toque
una mejilla. El reflejo
desaparece a los 3-4
meses, pero puede persistir
hasta 12 meses, sobre todo
durante el sueño.
Tocar las comisuras o línea
media de los labios.
La ausencia de reflejo indica
trastorno neurológico grave
Sobresalto El lactante extiende y dobla
los brazos en respuesta a
un ruido fuerte. Las manos
permanecen cerradas. El
reflejo desaparece después
de los 4 meses
Dar una palmada sonora. La ausencia de reflejo indica
dificultades de audición.
Succión El lactante succiona con
fuerza en respuesta al
estímulo. El reflejo persiste
durante la infancia y puede
aparecer durante el sueño
sin estimulación.
Ofrecer al lactante un
biberón o chupete.
El reflejo débil o ausente
indica retraso de desarrollo o
anormalidad neurológica.
Cuello tónico El lactante adopta la
postura de esgrima cuando
se vuelve la cabeza hacia
un lado. Extiende el brazo y
la pierna del lado que se
vuelve la cabeza y los
flexiona en el lado contrario.
El reflejo no debe ocurrir
cada vez que se gira la
cabeza. Aparece a los 2
meses, aproximadamente,
y desaparece a los 6.
Girar la cabeza rápidamente
hacia un lado.
Se considera anormal si la
respuesta se produce cada
vez que se gira la cabeza. Su
persistencia indica lesión
cerebral importante.
Valoración Neurológica. VENNO
43
ANEXO V.- SIGNOS MENINGEOS
(4)
Son numerosos los signos meníngeos que la experiencia clínica ha ido acumulando,
sin embargo en la práctica no es necesario reunirlos todos para fundamentar un diagnóstico de
posible meningitis, sino que basta comprobar con toda certeza la existencia de algunos de ellos,
sobre todo los más específicos.
Es importante recordar que en los ancianos, en los recién nacidos y lactantes, pueden
estar ausentes en las meningitis.
De ahí el valor diagnóstico de la punción lumbar y el análisis del líquido cefalorraquídeo
no sólo para la confirmación del diagnóstico clínico de la meningitis, sino también para la
determinación de su etiología como base para una terapéutica correcta.
En primer lugar, en la anamnesis se suele encontrar una tríada de síntomas, que si
bien puede ser producida por otros procesos extrameníngeos, cuando se presenta en el primer
plano de la clínica y de un modo persistente habla con grandes posibilidades a favor del
diagnóstico de meningitis. Se trata de la asociación de: vómitos (a veces con el carácter típico de
los vómitos cerebrales: en chorro, con fuerza, sin náuseas), cefaleas de localización frontal
(meningitis tuberculosa) o bien occipital (meningitis supuradas) y estreñimiento (síntoma que
puede faltar).
Los signos de afectación meníngea que se recogen por exploración son los siguientes,
s| e| pac|erle rueslra a|çuro de e||os rárque|os cor ura ' X ¨:
V.1. Abombamiento de la fontanela.
En los lactantes es sobre todo apreciable por palpación y a veces incluso por simple
inspección. Aunque obedece a todas las causas que motivan una hipertensión intracraneal, en el
lactante constituye el signo meníngeo de más valor, en particular cuando se asocia a otros datos
clínicos propios de una inflamación meníngea. Unicamente hay que recordar la posibilidad de
que el abombamiento no sea muy evidente o falte cuando coexiste con la meningitis una
importante deshidratación.
Si No No procede
V.2. Rigidez de nuca.
Se explora en decúbito supino, haciendo presión con una mano sobre el tórax,
mientras con la otra bajo la nuca intentamos llevar la barbilla del enfermo hasta el esternón.
Si No No procede
V.3. Signo de Kernig.
Se demuestra de dos formas: la primera, estando el niño en decúbito supino, al pasar a
la posición de sentado se flexionan los muslos sobre la pelvis y las piernas a nivel de la rodilla.
La segunda, levantando las piernas extendidas del niño, con lo que aparece igualmente la flexión
de la rodillas en caso de posibilidad.
Si No No procede
Valoración Neurológica. VENNO
44
V.4. Signo de la nuca de Brudzinski.
Al flexionar la nuca, como para explorar su rigidez, hay flexión de las rodillas, igual que
el signo de Kernig. Puede existir en raros casos en niños normales.
Si No No procede
V.5. Signo contralateral de Brudzinski.
Si se flexiona una pierna por la rodilla, la otra, que está extendida, se flexiona
espontáneamente.
Si No No procede
Valoración Neurológica. VENNO
45
ANEXO VI.- TRASTORNOS CONVULSIVOS
(13, 14,15)
Denominamos trastornos convulsivos a aquellos en los que se produce una alteración en
el funcionamiento normal del cerebro que provoca una descarga eléctrica cerebral anómala, la
cual puede causar pérdida de conciencia, movimientos corporales incontrolados, alteraciones de
la conducta y la sensibilidad, así como del sistema autónomo (cianosis o bradicardia).
Debemos distinguir varios términos, ya que a veces se utilizan como sinónimos, para
conocer las diferencias entre ellos. Lo que diferencia al ataque de la crisis es la presentación
brusca de una modificación, en el estado de normalidad o anormalidad aparente del individuo,
que puede aparecer en cualquier órgano. Se reserva el término convulsión para la manifestación
de comienzo brusco caracterizado por contracciones musculares anómalas, generalizadas o
localizadas, tónicas, clónicas o tónico-clónicas acompañadas habitualmente de alteración en el
nivel de conciencia y fenómenos de estirpe vegetativa.
Crisis cerebral es el ataque de origen cerebral en una persona aparentemente con buen
estado de salud o que agrava súbitamente ciertos estados patológicos crónicos y crisis
epiléptica a las crisis cerebrales que resultan de una descarga neuronal excesiva.
VI.1 Tipos de crisis convulsivas.
a) Crisis generalizadas
(13)
.
Se caracterizan porque intervienen ambos hemisferios del cerebro, son
bilaterales y simétricas y pueden presentar síndromes prodrómicos o no.
Crisis generalizadas Características
a) Tónico - clónicas (gran mal) Tónicas: rigidez, extensión de las
extremidades, maxilar fijo, ausencia de
respiración ,pupilas dilatadas
Clónicas: Sacudidas rítmicas de las
extremidades, síntomas autónomos, posible
incontinencia
b) Tónicas Rigidez, extensión de las extremidades, maxilar
fijo, ausencia de respiración ,pupilas dilatadas
c)Clónicas Sacudidas rítmicas de las extremidades,
síntomas autónomos, posible incontinencia
-Motoras menores, atónicas
Perdida brusca de tono muscular seguida de
confusión posconvulsiva.
-Motoras menores, mioclonicas
Contracciones musculares cortas
generalizadas.
e)Crisis de ausencias(pequeño mal): Periodos breves de inconciencia, que
pueden presentar una fase tónica o atónica
o automatismos (relamerse).
Valoración Neurológica. VENNO
46
b) Crisis parciales
(13)
.
Crisis parciales Características
Parciales simples Siempre se conserva la conciencia; pueden
incluir un componente motor
focal(movimiento anormal de una pierna);un
componente
sensitivo(hormigueo),autónomo(sudoración)
o psíquico(sensación de déjà vu, cólera)
Complejas Pueden ser simplemente crisis parciales
complejas y también pueden comenzar
como simples y progresar.
c) Crisis inclasificables
(14)
:
Comprenden aquéllas que no pueden ser enumeradas por información inadecuada o
incompleta o no entran en las categorías previas. Un ejemplo, son las crisis neonatales. El
estado epiléptico consiste en una actividad convulsiva recurrente, continua, con riesgo de parada
cardiorespiratoria y lesión cerebral
VI.2 Alteraciones paroxísticas no epilépticas
(14)
No existe una clasificación para los fenómenos paroxísticos de naturaleza no
epileptiforme. Ellos son muy frecuentes y es un constante diagnóstico diferencial que se debe
realizar frente a las convulsiones.
Los principales cuadros paroxísticos son los siguientes:
Alteraciones paroxísticas no
epilépticas Características
APNEAS EMOTIVAS Se presentan entre los 8 meses y los seis años.
Existen 2 tipos:
xTipo cianótico, el niño detiene su respiración al prolongar y
retener el llanto. Después se desmaya (hipotonía) y pierde el
conocimiento. Si el episodio se prolonga pueden haber
convulsiones
xEn las pálidas, el niño pierde la conciencia rápidamente
después del sufrir el estímulo, con muy poco llanto.
Al contrario de la epilepsia la cianosis en las apneas aparece
antes del comienzo de los movimientos.
El EEG es normal y el ECG muestra bradicardia.
Valoración Neurológica. VENNO
47
TERRORES NOCTURNOS Se caracterizan por un brusco estado de agitación y miedo,
gritos, cara de espanto, hiperpnea y falta de respuesta a los
estímulos. El niño parece despierto, con los ojos abiertos,
sentado, sudoroso, taquicárdico y no puede ser consolado. Los
episodios duran uno o dos minutos y existe amnesia posterior.
PESADILLAS Son parecidas a los terrores nocturnos, pero se presentan en niños
mas grandes.
SINCOPE Presentan, en los segundos previos al desmayo: mareos, palidez y
disminución de la nitidez en la visión. Le sigue pérdida transitoria de
la conciencia y del tono muscular,(de 1-2 min)
Inhabitualmente se observan algunas clonías de las extremidades.
EEG: normal.
MIOCLONIAS DEL SUEÑO Consisten en una o varias sacudidas musculares ya sean
focalizadas o masivas, que se presentan en el momento de iniciar el
sueño.
SONAMBULISMO El paciente es capaz de levantarse de la cama, caminar y realizar
automatismos (vestirse, comer).No obedece órdenes y si es
despertado, presenta una amnesia del episodio
NARCOLEPSIA Se caracteriza por fenómenos de irresistibles deseos de dormir,
cataplexia, alucinaciones hipnagógicas y parálisis del sueño.
Existe una excesiva somnolencia durante el día (conduciendo,
leyendo, caminando, conversando), con frecuentes siestas (de 1- 10
min de duración)
PSEUDOCONVULSIONES Son más frecuentes en mujeres y se caracterizan por ocurrir en
momentos específicos o en la presencia de determinadas personas,
ser de comienzo gradual, sin lesiones o relajación de esfínteres, sin
sueño post ictal y presencia de movimientos convulsivos atípicos.
Las crisis son espectaculares, con movimientos desordenados o
rítmicos, generalmente asociados a una hiperpnea y a párpados
que ofrecen resistencia al tratar de abrir. La duración es variable,
pero en general prolongada y las situaciones de estres las
desencadenan.
CONVULSIONES FEBRILES Se caracterizan por ser tonico-clónicas o atónicas, generalizadas y
mucho menos frecuentes unilateralmente. El gran peligro es que
duren más de 20 minutos, constituyendo un estado epiléptico, el
cual puede dejar secuelas neurológicas definitivas.
Valoración Neurológica. VENNO
48
Por tanto, para realizar una evaluación completa de las convulsiones necesitaremos
registrar los siguientes datos:
x Anamnesis:
¾ Descripción del episodio minuciosamente
¾ Circunstancias en los que se produce
¾ Faclores prec|p|larles (aurerlo de |a lerperalura, lraural|sro.)
¾ Preserc|a de pródroros (caro|os carácler, |rr|lao|||dad, cela|eas.)
¾ Existencia de aura
¾ Semiologia ictal: estado de conciencia (perdida brusca), síntomas motores
sensitivos o sensoriales (mordedura de lengua, mioclonias...) o relajación de
esfínteres, bradicardia etc.
¾ Duración del episodio
¾ Manifestaciones postictales
¾ Si ha recibido tratamiento anteriormente o no
x Historia familiar y personal
x Exploración física
x Exámenes complementarios: EEG, estudios bioquímicos (glucemia y electrolitos), RNM
cerebral, TAC craneal, entre otros.
Valoración Neurológica. VENNO
49
DICCIONARIO DE ABREVIATURAS
x Dx: diagnóstico.
x ECG: electrocardiograma.
x EEG: electroencefalograma.
x MID: miembro inferior derecho.
x MII: miembro inferior izquierdo.
x MSD: miembro superior derecho.
x MSI: miembro superior izquierdo.
x OD: ojo derecho.
x OI: ojo izquierdo.
x Cx: cirugía.
x RNM: resonancia mágnetica.
x TAC: tomografía axial computarizada.
Valoración Neurológica. VENNO
50
BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA
1. Fustinoni J.C., Pérgola F. Neurología en Esquemas. 2ª Edición. Buenos Aires:
Panamericana; 2001.
2. Beare P.G, Myers J.L. Enfermería Medicoquirúrgica. 3ª Edición. Madrid. Elsevier
Science
3. Galdó Villegas A, Cruz Hernández M. Tratado de Exploración Clínica en Pediatría.
Barcelona: Masson; 1995.
4. Morales I.M y cols. Guía de Intervención Rápida en Enfermería Pediátrica. 1ª ed. Madrid:
DAE; 2003.
5. Vaquerizo J, Cáceres C, López S. Exploración neurológica del preescolar, niño mayor y
ado|escerle: ura perspecl|va c|ir|ca 'd|sl|rla¨. III Jornada de actualización en Pediatría
de Atención Primaria de la SPAPex. Rev. Foro Pediátrico [revista en Internet] 2004
marzo [acceso el 10 de abril de 2008]; 15. Disponible en:
http://www.spapex.org/pdf/neuromayor.pdf
6. Llanio N, R. y Perdomo G., G. Propedéutica Clínica y Semiología Médica. [ Libro en
Internet ] Tomo I. Cuba: Editorial Ciencias Médicas; 2007 [acceso el 10 de abril de 2008].
Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/pdguanabo/cap15.pdf
7. Web del profesor. ULA [sede Web]. Venezuela: Universidad de los Andes; 2007 [acceso
el 10 de abril de 2008].Pares Craneales Generalidades. Disponible en:
http://webdelprofesor.ula.ve/medicina/ivanda/neurologico/GENERALIDADES/paresgen.
htm.
8. Joyce E. Guía Clínica de Enfermería. Exploración Pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Mosby;
2006.
9. Valoración de los pares craneales. Guía Fotográfica. Nursing 2007,25(9):47-49
10. Valoración de los reflejos del lactante. Nursing 2008, 26 (5): 34-35
11. Muscari M.E. Enfermería pediátrica. 2ª ed. México: MC Graw-Hill-Interamericana; 1996.
12. Mesa M.T. Convulsiones en el niño. Manual de Pediatría. [Monografía en Internet]
[acceso el 16 octubre de 2008] Disponible en:
http://escuela.med.puc.cl/paginas/publicaciones/ManualPed/Convulsiones.html
13. Nieto Barrera y col. Convulsiones en el niño. Monografías de la A.E.P nº7. España.

Lara Sánchez Barroso Paola Estephany Hernández Vélez Estefanía Rodríguez Moya

Todos los libros publicados por Editorial Complutense a partir de enero de 2007 han superado el proceso de evaluación experta. Todos los derechos reservados. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la autorización expresa de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley.

© 2010 by Lara Sánchez Barroso, Paola Estephany Hernández Vélez y Estefanía Rodríguez Moya © 2010 by Editorial Complutense, S. A. Donoso Cortés, 63 - 4.a planta. 28015 Madrid Tels. 91 394 64 60/1. Fax: 91 394 64 58 ecsa@rect.ucm.es www.editorialcomplutense.com Primera edición: noviembre 2010 ISBN: 978-84-9938-057-5

Valoración Neurológica. VENNO

ÍNDICE
Página PRÓLOGO............................................................................................................................... NOTA DE LAS AUTORAS....................................................................................................... INTRODUCCIÓN..................................................................................................................... CUESTIONARIO...................................................................................................................... ANEXOS.................................................................................................................................. ANEXO I ........................................................................................................................ ANEXO I.1................................................................................................................ ANEXO I.2................................................................................................................ ANEXO I.3................................................................................................................ ANEXO I.4................................................................................................................ ANEXO II ....................................................................................................................... ANEXO III ...................................................................................................................... ANEXO III.1.............................................................................................................. ANEXO III.2.............................................................................................................. ANEXO III.3.............................................................................................................. ANEXO III.4.............................................................................................................. ANEXO III.5.............................................................................................................. ANEXO III.6.............................................................................................................. ANEXO III.7.............................................................................................................. ANEXO III.8.............................................................................................................. ANEXO III.9.............................................................................................................. ANEXO IV...................................................................................................................... ANEXO IV.1 ............................................................................................................. 3 5 7 9 18 19 19 19 19 26 28 29 29 30 30 31 31 31 32 32 33 34 34

Valoración Neurológica. VENNO

ANEXO IV.2 ............................................................................................................. ANEXO IV.3 ............................................................................................................. ANEXO IV.4 ............................................................................................................. ANEXO V....................................................................................................................... ANEXO V.1 .............................................................................................................. ANEXO V.2 .............................................................................................................. ANEXO V.3 .............................................................................................................. ANEXO V.4 .............................................................................................................. ANEXO V.5 .............................................................................................................. ANEXO VI...................................................................................................................... ANEXO VI.1 ............................................................................................................. ANEXO VI.2 ............................................................................................................. DICCIONARIO DE ABREVIATURAS ...................................................................................... BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA..........................................................................................

36 39 40 43 43 43 43 44 44 45 45 46 49 50

pero no es necesaria una importante formación específica neurológica para ello. es quien habla con ellos y sus familiares. El paciente neurológico es para muchos médicos un gran desconocido. “Una excelente idea”.Valoración Neurológica. fue un gran orgullo. porque la idea parte del propio personal de enfermería. Y eso es VENNO (como se explica en la Nota de las autoras). Como neuróloga que soy. Los médicos hablamos constantemente. es la anamnesis y la exploración. repetible y fiable. A ellos son a los primeros a los que les transmiten sus dudas. es lo primero que pensé cuando las autoras de este libro me lo plantearon por primera vez. sus molestias y sus nuevos síntomas. . Nosotros. totalmente innovador. de equipos multidisciplinares. Pues por varios motivos. El segundo. VENNO PRÓLOGO La valoración de pacientes neurológicos dirigida por y para el personal de enfermería. Con este cuestionario el paciente neurológico es mucho más accesible. Todos los que nos dedicamos al cuidado y tratamiento de los pacientes sabemos que nuestro trabajo es un trabajo en equipo. Una valoración neurológica muy completa. pero a veces empleamos términos “raros”. a veces sólo entramos en las habitaciones 5 minutos en un día… ¿quién mejor que las enfermeras para poder realizar valoraciones periódicas evolutivas a los pacientes? Pero para que estas valoraciones sean realmente útiles deben ser sencillas. Nuestra principal arma. Incluso los propios pacientes nos dicen que “como del cerebro la medicina no conoce casi nada…”. Y. El personal de enfermería es quien más horas está con los pacientes. pero desgraciadamente en la mayoría de esos casos nos referimos a equipos “médicos” multidisciplinares. fácilmente repetibles por diferentes exploradores y estar cuantificadas. a pesar que las nuevas tecnologías ya son de muy fácil acceso en casi todos nuestros centros de trabajo. ya enfocado e iniciado. rápidas. si no que era un gran proyecto. sobre todo con los pacientes que están ingresados. sus miedos. En este cuestionario se explica la manera de explorar de una forma sencilla. ¿por qué innovador? se podrán preguntar ustedes. tratamientos integrales y otros conceptos similares. Cuando continuamos con nuestra primera conversación vi que no sólo no era una idea abstracta. sencilla. El primero. No digo que cualquier persona pueda pasar este cuestionario a un paciente. Una gran herramienta de trabajo. pero he de reconocer que también una gran sorpresa. y en sus anexos el significado de esos términos neurológicos que empleamos para calificar signos y síntomas de nuestros pacientes. no siempre o más bien casi nunca integramos a nuestro personal de enfermería y auxiliares en estos proyectos. mis pacientes. por ser pacientes neurológicos. descubrir que a las enfermeras de mi hospital les inquietaban los pacientes neurológicos. los médicos. y cada vez más.

útil para todos nosotros. pero cumple a la perfección su objetivo: poder valorar de una manera rápida las funciones cerebrales más importantes. médicos incluidos. Mi agradecimiento a las autoras del libro por querer a los pacientes neurológicos.Valoración Neurológica. VENNO No es un tratado de semiología neurológica ni pretende sustituir la exploración neurológica realizada por el médico. por realizar tan bien su trabajo. con tanto entusiasmo y profesionalidad. Marta Ochoa Mulas Jefe de Servicio de Neurología del Grupo Hospital Madrid . Ideada por y para enfermería. Dra. y por haber contado conmigo en este apasionante proyecto. Los cuestionarios son muy cómodos de rellenar y los anexos son sencillos y concisos. de hecho hay funciones cerebrales que no se incluyen en este cuestionario.

Entre las tres. A modo de ejemplo. Anderson Cancer Center en Texas (EE. habiendo estudiado la Diplomatura de Enfermería en la Universidad de Alcalá. es imprescindible conocer el estado neurológico de nuestros pacientes. en la Autónoma y en la Complutense de Madrid respectivamente. llegamos a la conclusión que a lo largo de la carrera aunque sí nos enseñan la anatomía del cerebro y su fisiología.Valoración Neurológica. Nos pusimos en contacto con la Dra. D. sin embargo.UU). conseguimos un primer borrador. centrando nuestra tarea en conocer si había alguna publicación sobre algún compendio de todas ellas y/o adaptación del mismo para la enfermería. pero confirmando que no conocían nada parecido a un compendio de todas las herramientas precisas para valorar neurológicamente a un paciente de forma global. si empeora avisad al médico de guardia”. en libros médicos y enfermeros (tanto en español como en inglés) e incluso aprovechando un curso de formación que realizó Lara en el M. entre otras). Fue principalmente este motivo por el que decidimos iniciar la búsqueda de una herramienta cuantitativa para valorar dichas mejorías o empeoramientos. Buscamos en bases de datos naciones e internacionales (ENFISPO y MEDLINE. VENNO NOTA DE LAS AUTORAS En el año 2007 intercambiamos opiniones sobre cómo valorar de forma objetiva el estado neurológico de uno de nuestros pacientes que padecía un tumor cerebral. ya que entre otras órdenes médicas prescritas en la gráfica de tratamiento de la Unidad se podía leer “Vigilar estado neurológico. sobre cómo valoraban ellos el estado neurológico de sus pacientes. podemos citar el hecho de que los tumores del Sistema Nervioso Central (SNC) son el segundo tipo de cáncer más frecuente en la edad pediátrica. Después de prácticamente un año de búsqueda bibliográfica nos reunimos y decidimos comenzar con la realización de lo que hasta ahora nosotras no habíamos encontrado: una valoración neurológica hecha para enfermería. Comenzamos realizando una búsqueda bibliográfica a conciencia sobre las valoraciones neurológicas existentes. con respecto a la valoración neurológica del paciente no contábamos con los conocimientos suficientes para realizarla adecuadamente. En el día a día de nuestra profesión. siendo los cambios en su estado neurológico al recibir tratamiento cuanto menos significativos. Tras mucho trabajo y tiempo invertido. Marta Ochoa Mulas (Jefe de Servicio de Neurología del Grupo Hospital de . donde habló tanto con los médicos como con las enfermeras (nurse practitioner) especialistas en tumores cerebrales. en la que se pudiera valorar al paciente de forma global y sencilla. facilitándonos información al respecto. y por lo tanto un alto número de pacientes de la Unidad de Hematología y Oncología Pediátrica en la que trabajábamos padece esta enfermedad.

Hernández(1) y Lara Sánchez(2) 1. y según demostraron posteriormente los cuestionarios de satisfacción que anónimamente cumplimentaron. Enfermería. siempre bajo la supervisión de la Dra. En el mes de Marzo del presente año 2010.Master en Enfermería. Ochoa.Valoración Neurológica. una vez finalizado. suscitando bastante interés entre las colegas de profesión. ofertamos enseñar a las enfermeras del Grupo Hospital de Madrid nuestra valoración en un curso teórico-práctico. 2. Fue necesario realizarlo en dos días debido a la cantidad de personas interesadas en asistir al mismo. Pilar y Blanca. sin que estos términos juntos configuren un acrónimo). Poco a poco el trabajo fue tomando forma. Desde finales de 2008 hasta la actualidad hemos realizado VENNO a todos aquellos pacientes en los que hemos considerado oportuno una exhaustiva valoración neurológica por parte de la enfermería.Diplomada en Enfermería. En este Congreso sólo pudimos presentar parte del proyecto ya que aún no estaba finalizado del todo. VENNO Madrid) y al comentarle nuestro proyecto nos reunimos con ella para mostrárselo y explicarle cuál era nuestro objetivo. donde igualmente fue aceptado y presentado como comunicación oral. y en el 41th Congress of the International Society of Paediatric Oncology celebrado en Sao Paulo. y a todos los pacientes y sus familiares sin los cuales no habría sido posible la realización de este trabajo. Paola E.UU. Queremos agradecer la paciencia que han tenido y el apoyo que nos han ofrecido nuestras familias y amistades. las enfermeras asistentes consideran de gran utilidad la valoración VENNO y les gustaría poder disponer de ella en su práctica diaria. solicitándole su colaboración y supervisión en el mismo. consiguiendo así mejorar el propio VENNO dándonos cuenta de qué apartados del mismo debíamos mejorar. Oncología. y en el año 2009 decidimos presentarlo al XII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermería Oncológica celebrado en Santiago de Compostela donde fue aceptado y presentado como comunicación oral. Somos conscientes que la medicina avanza día a día. por lo que deberemos continuar con el estudio que comenzamos en 2007 para que VENNO no quede nunca obsoleto. Fueron múltiples las enfermeras que se interesaron por VENNO (así decidimos llamar a la valoración que hemos creado: las iniciales corresponden a Valoración. Igualmente. Estefanía Rodríguez(1). solicitándonos el envío de la misma vía e-mail para su implantación en los hospitales de los que procedían (algunos de ellos pertenecientes a EE. reconocer el apoyo de Marta. Neurología. . Dinamarca o Brasil). Niño.

que nos permita conocer y registrar el estado neurológico del paciente para su valoración por el personal de enfermería con la frecuencia que su estado precisara. si fuera preciso. del lenguaje y el habla. la sensibilidad táctil. para acudir de urgencia. niño. ambas en español e inglés. valoración neurológica. dolorosa y . Por lo tanto. VENNO INTRODUCCIÓN Como personal de enfermería nos hemos dado cuenta que el tratamiento y cuidado de pacientes con alteraciones en el Sistema Nervioso Central (SNC). adolescente y adulto. si el estado neurológico del paciente empeorara antes de la siguiente visita programada del servicio de neurología. oncología infantil y desarrollo neurológico. no pudimos encontrar una metodología unificadora de todas las valoraciones que existen. sobre valoración neurológica. además de la orientada exclusivamente a la enfermería. el objetivo de este trabajo es crear una valoración neurológica completa y sencilla. la exploración del sistema motor (en el que se incluye la valoración del tono y fuerza musculares. se realizó una búsqueda avanzada usando exclusivamente las palabras clave: neurología. De esta manera. Se utilizaron las siguientes bases de datos españolas “CUIDEN” y “ENFISPO”. En ellas. También se consultó numerosa literatura médica publicada en libros sobre el tema. precisan de una formación específica en el campo de la neurología para poder identificar rápidamente signos y síntomas concretos que puedan indicar tanto mejoría como deterioro de su estado general. la valoración de los doce pares craneales. Ésto se hizo con el fin de conocer las posibles publicaciones existentes en los últimos 5 años. del tratamiento pautado. La misma búsqueda se llevo a cabo en la base de datos “MEDLINE” (utilizando las palabras clave mencionadas) sobre revistas de enfermería en inglés. Para efectuar el presente trabajo se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica de los procedimientos necesarios para realizar una exploración y valoración completa del estado neurológico del lactante. a partir de las ya existentes. Tras la búsqueda bibliográfica se hizo patente que aunque existe mucha información sobre valoración neurológica. gracias a la valoración de enfermería éste sería avisado. Era necesario revisar tanto literatura médica como enfermera para realizar de manera ordenada una valoración neurológica adecuada. Para realizar correctamente la exploración del sistema nervioso se debe llevar a cabo un examen completo en el que se incluya: la exploración del sistema sensorial (fundamentalmente conocer el estado de consciencia del paciente). el examen de la marcha. niños. la coordinación motora y el equilibrio).Valoración Neurológica. De igual manera si la mejora se produjera antes de lo previsto también serían avisados para la modificación. la exploración de los reflejos osteotendinosos y cutaneomucosos.

a continuación mostramos el cuestionario que hemos creado para valorar el estado neurológico. la existencia de movimientos anormales y/o posibles trastornos convulsivos y la exploración de los signos meníngeos. Debemos destacar la importancia de rellenarlo correctamente. En cada apartado aparecen una serie de preguntas con tres opciones de respuesta. VENNO térmica. Para una mejor profundización de la valoración. El objetivo de este cuestionario es identificar de manera rápida las posibles alteraciones neurológicas y realizar una valoración de las mismas. hemos creado una serie de anexos relacionados con los apartados en los que hemos dividido el cuestionario. nos derivará a su correspondiente anexo para continuar con la exploración de manera más exhaustiva. se debe complementar una serie de datos básicos del paciente y su estado. Lo hemos dividido en 13 apartados. se marcará la casilla “no” cuando la respuesta sea negativa. . Si alguna circunstancia impide la exploración de ese campo. Si en éste encontráramos alguna afectación. Antes de comenzar con la valoración.Valoración Neurológica. Partiendo de estas pautas. ya que será una herramienta útil a la hora del estudio de la evolución del paciente a lo largo del tiempo. Estos datos los hemos reunido en un recuadro situado en la esquina superior izquierda del Cuestionario. se marcará la casilla “no procede” (por ejemplo. llevando a cabo una valoración neurológica ordenada y completa. cuando la madurez biológica del paciente no lo permita). Se marcará la casilla de “si” cuando la respuesta a la pregunta sea afirmativa.

Valoración Neurológica. VENNO Cuestionario 9 .

2.) No No No procede No procede ( Anexo II ) Si ( Anexo II ) No No procede LENGUAJE Y HABLA ¿Observamos que habla con mayor fluidez de lo normal? ¿Su habla es lenta y poco fluida? Dentro de una conversación normal.) No No procede Entendimiento y vigilia correctos ¿Puede pronunciar las palabras con claridad? ¿Comprende correctamente una secuencia de 3 órdenes verbales sencillas? Por ejemplo: pedirle que mire al techo.1. Reactivo a estímulos dolorosos.2. NEUROLÓGICA Si Si Si No No procede (Anexo I. (Es importante no darle pistas señalando o representado la acción demandada).3. VENNO Nombre: ____________________________________________________ Edad: _________ Dx Principal: __________________________________ Tratamiento recibido: Cx Ninguno Otros:________________________________ Fecha de última Cx ___________________________________________ Número de Cx realizadas ______________________________________ Fecha de valoración: __________________________ Hora: __________ Valoraciones previas: SI NO Número de valoración:_____ Valoración realizada por: ______________________________________ VALORACIÓN Orientado en tiempo y espacio.) No SISTEMA SENSORIAL Reactivo a estímulos sonoros. ¿se inventa alguna palabra inexistente? ( Anexo II ) Si No No procede ( Anexo II ) Si No No No procede No procede ( Anexo II ) Si 10 .Valoración Neurológica. Si Si (Anexo I.) (Anexo I. (Anexo I. abra la mano y cierre los ojos.

VI PAR No (Anexo III.3.) Si No No No procede No procede (Anexo III. IV.) No procede No procede (Anexo III.Valoración Neurológica.3.3.) No No No procede No procede OI Si (Anexo III.) b) Párpados: OD No Si OI Si III. ¿son simétricos y no presentan anormalidades? a) Pupilas: OD Si OI Si (Anexo III.2.3.3.3.) Bizco continuo OD OI (Anexo III.3.) No No No procede No procede (Anexo III.3.) PARES CRANEALES (Motor ocular común.) Si observamos sus ojos.) No No No procede No procede (Anexo III. troclear y motor ocular externo) Descripción detallada de las pupilas y párpados del paciente (solo en caso de anormalidad): ____________________________________ ____________________________________ ____________________________________ ____________________________________ ¿Sigue una luz o un objeto brillante en las 6 posiciones cardinales de la mirada? OD Si OI Si (Anexo III. VENNO ¿Tiene problemas para nombrar correctamente los objetos o lugares? ( Anexo II ) Si No No procede OD Si II PAR (Óptico) ¿Presenta una capacidad visual normal? (Anexo III.2.) Si 11 .

¿cierra el ojo? OD OI Si Si (Anexo III.4. Si aplicamos en la cornea. 8) No No procede 12 .4.4. Cuando realiza estas expresiones faciales ¿observamos alguna asimetría en su rostro? Si es muy pequeño.) No No procede PARES CRANEALES Explorando la cavidad oral.) ¿Detecta pequeños toques en la mejilla.) VII PAR (Facial) Pedir al paciente que sonría. LADO DERECHO No Si (Anexo III. un chorro de aire a través de una jeringa.7) No No procede (Glosofaríngeo y vago) (Accesorio XI PAR ¿Puede el paciente subir ambos hombros mientras aplicas una presión descendente sobre ellos con tus manos? ( Valoración del músculo trapecio) Si (Anexo III.4.Valoración Neurológica.) (Acústico) VIII PAR ¿Reconoce diferentes sonidos y su procedencia? Si (Anexo III.) No procede No procede LADO IZQUIERDO Si No (Anexo III. asimetría del velo del paladar o desviación de la úvula hacia un lado? Si (Anexo III. mentón? LADO DERECHO Si No (Anexo III. ¿al introducir un depresor provocamos el reflejo nauseoso? IX.4. suba las cejas o infle las mejillas. observarle mientras ríe o llora.7) No Si *Desviación lado derecho *Desviación lado izquierdo (Anexo III. del ojo contrario al que mira.) No No V PAR (Trigémino) (Anexo III. X PAR Pedir al paciente que emita el caída hacia un lado de la faringe. frente. VENNO Pedir al paciente que mire hacia un lado.4.6.) No procede No procede LADO IZQUIERDO No Si (Anexo III.

VENNO espinal) ¿Es capaz de girar la cabeza hacia ambos lados.Valoración Neurológica.b) 13 . ¿Puede mantener la postura sin que caigan sus brazos? MSD Si No *Cae No procede (Lactante ver: Anexo IV.b) No procede (Lactante ver: Anexo IV.8) No No procede Si (Anexo III. ¿Puede el paciente estar con los muslos flexionados en ángulo recto 90º sobre la pelvis y mantener las piernas elevadas horizontalmente? (Prueba de Mingazzini) MID Si No procede (Anexo IV. mientras aplicas una presión contraria a su movimiento con tus manos? ( Valoración del músculo esternocleidomastoideo) Inspeccionar la lengua del paciente mientras reposa sobre el suelo de la boca.9.2.a) *Prona y después cae (Anexo IV. nos podemos encontrar con: Falta de resistencia al movimiento ( Hipotonía ) (Anexo IV.9.1.) No No procede PARES CRANEALES (Hipogloso) XII PAR Al sacar la lengua ¿se observa asimetría o desviación de la línea media? Si (Anexo III.) No No procede TONO MUSCULAR Al realizar pasivamente los movimientos fisiológicos de las principales articulaciones del paciente. ¿Existe atrofia muscular en la lengua o pequeñas contracciones involuntarias? Si (Anexo III.a) Resistencia al movimiento superior a la normal (Anexo IV.2.2.b) ( En lactantes ver Anexo IV.2.1.9.a) FUERZA MUSCULAR Pedirle al paciente que mantenga los brazos estirados con codos y antebrazos formando un ángulo recto.a) No MII Si No (Anexo IV. manteniendo las manos abiertas y estiradas enfrente de la cara.) No No procede ¿Puede empujar la cara interna de las mejillas con la lengua? Si (Anexo III.2.b) ( Hipertonía ) Resistencia normal al movimiento En decúbito supino.2.

(Es importante pedirle que camine hacia el frente y hacia atrás ) ¿Puede realizar la marcha en tandem.nariz) ¿Puede desplazar el talón de una pierna desde la rodilla de la otra hasta el talón. solo con ropa interior. lenta y rápidamente con los ojos abiertos y cerrados? (Prueba dedo.2.rodilla) MSD Si (Anexo IV) No No procede (Anexo IV) Sólo con los ojos abiertos MSI Si No (Anexo IV) No procede (Anexo IV) Sólo con los ojos abiertos MID Si No (Anexo IV) No procede (Anexo IV) COORDINACIÓN MOTORA Sólo con los ojos abiertos MII Si No (Anexo IV) No procede (Anexo IV) Sólo con los ojos abiertos 14 . y los niños tumbados. a un pie talón? (Anexo IV. (Prueba talón. VENNO (Prueba de Barré) MSI Si No *Cae No procede (Lactante ver: Anexo IV. con los ojos abiertos y cerrados? Los adultos lo pueden realizar de pie con las piernas separadas.a) *Prona y después cae (Anexo IV.b) ¿Al hacer caminar al paciente observamos alguna anormalidad en la marcha? En adultos es conveniente que lo hagan descalzos.3) No procede Hacer una descripción detallada de la marcha: ¿El paciente es capaz de llevar el dedo índice a la punta de la nariz.2.3) Si No No procede Si No MARCHA (Anexo IV. y en niños descalzos y desvestidos.Valoración Neurológica.

VENNO ¿Es capaz de abrocharse y desabrocharse un botón? (Prueba del botón) Si (Anexo IV) No No procede Al juntar los pies y cerrar los ojos ¿el paciente se cae? (Alteración propioceptiva.Valoración Neurológica. si es un niño. en la misma posición). ¿Presenta rigidez de nuca? (Anexo IV) Si No No procede MOVIMIENTOS ANORMALES (Anexo IV) Si No (Anexo IV) Si No No No procede Si SENSIBILIDAD (Anexo I.4) Si Si SIGNOS MENINGEOS (Anexo V) No No No procede No procede En lactantes ¿existe abombamiento de la fontanela? (Anexo V) REFLEJOS OSTEOTENDINOSOS Reflejo Reflejo Patelar o Rotuliano Método de evaluación Respuesta Habitual Extensión de la pierna SI NO SI NO ¿Es simétrico? Sentar al paciente en la camilla (o en las rodillas de alguno de sus padres si es un niño) con las piernas flexionadas y colgando. Flexión plantar del pie SI NO SI NO 15 . Aplicar un golpe seco con el martillo de reflejos en el tendón patelar. Golpear el tendón de Aquiles. Romberg) ¿Tiene temblores continuos y/o movimientos bruscos? ¿Observamos contracciones bruscas instantáneas de un músculo? Detectamos igual sensibilidad táctil. térmica y profunda en puntos simétricos del cuerpo. Reflejo Aquíleo Colocar al paciente de rodillas con los pies fuera de la camilla ( o en las rodillas de alguno de sus padres. justo debajo de la rótula. dolorosa.

o Tricipital Doblar el brazo del paciente por el codo mientras se sujeta el antebrazo.) No No procede 16 . (Anexo VI) ¿Sabrías determinar el tipo de convulsión Si (Anexo VI. Golpear el nervio radial 2. Golpear en el tendón tríceps por encima del codo. 1. o Bicipital Flexionar parcialmente el antebrazo del paciente quedando su codo en ángulo recto.5 cm por encima de la muñeca.Valoración Neurológica. Aparece flexión del antebrazo sobre el brazo. desde el talón hasta el primer espacio interdigital. SI NO SI NO REFLEJOS CUTANEOMUCOSOS Reflejo Método de evaluación Respuesta Habitual Flexión plantar de los dedos PIE DERECHO Flexión Extensión Indiferente No valorado PIE IZQUIERDO Flexión Extensión Indiferente No valorado ¿Ha sufrido trastornos convulsivos? Si No Reflejo Plantar Se explora realizando un roce nociceptivo en la parte externa de la planta del pie con un objeto rombo. SI NO SI NO Reflejo del tríceps. El antebrazo se extiende ligeramente SI NO SI NO Reflejo Braquiorradial Colocar el brazo y la mano del paciente en posición relajada con la palma hacia abajo. VENNO Reflejo del Bíceps. El antebrazo se flexiona y la palma gira hacia arriba. Colocar nuestro pulgar sobre el espacio antecubital y golpear sobre el pulgar con el martillo de reflejos.

) OBSERVACIONES 17 . VENNO TRASTORNOS CONVULSIVOS que ha sufrido el paciente? Tipo de crisis convulsiva ¿Las crisis son claramente diferenciables? Si No No procede (Anexo VI.2.Valoración Neurológica.

VENNO Anexos 18 .Valoración Neurológica.

2). denotará alteración de la reactividad inespecífica: ¿Al realizar una señal sonora o luminosa vuelve la cabeza o el cuerpo hacia ella? Si No No procede I. acorde a su edad? Si No No procede I. Siempre que la edad del niño lo permita se deben explorar la perceptividad y la reactividad(4). y haciendo ejecutar al paciente acciones simples y adecuadas a su edad (escribir. la respiración.Orientación espacial ante un estímulo sonoro o luminoso. lugar. la respuesta a estímulos dolorosos. Perceptividad (1. la valoración del estado de alerta vendría dada por: el aspecto general y la expresión del rostro. Reactividad (1. la actividad espontanea. es decir. vigilancia y sueño (1.2. de la fase de vigilia del ritmo biológico. A través del entendimiento el sujeto puede comprender y comunicarse con el medio que lo rodea. de acuerdo con Illingworth. SISTEMA SENSITIVO. 19 . la respuesta a la toma de alimentos y la presencia de reflejos orales. La respuesta negativa a la siguiente pregunta. I. VENNO ANEXO I. Inespecífica. La exploración del sistema sensitivo comprende fundamentalmente la exploración de la consciencia.. Se efectúa realizando preguntas sobre hechos cotidianos (nombre. La respuesta negativa a las siguientes preguntas. denotará lesiones corticales: A pacientes adultos: ¿conoce su nombre? A pacientes pediátricos: ¿conoces tu nombre y el de tus padres? Si No No procede A pacientes adultos: ¿sabe en qué hospital está? A pacientes pediátricos: ¿sabes en qué hospital estás? Si No No procede A pacientes pediátricos: ¿es capaz de realizar un dibujo correctamente. etc). El estado de la consciencia normal implica la normalidad de los estados de entendimiento y vigilia.2).3. El examen del sistema sensitivo antes de los 2 años de edad es difícil de realizar pero.1.2). dibujar.Valoración Neurológica. Consciencia. día y estación del año). A su vez es necesario un estado de vigilia adecuado (el estar despierto) para que se establezca ese entendimiento normal (1).

. La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota un grado avanzado de demencia.consiste en una depresión incompleta del entendimiento y la vigilia. VENNO El entendimiento depende de la normalidad de la corteza mientras que la vigilia depende de la indemnidad del tronco cerebral (mesencéfalo y protuberancia) (1). con incapacidad para pensar y hablar de forma coherente y lógica. denota compromiso del tronco cerebral (1): ¿Existe alteración de la vigilia y secundariamente del entendimiento? Si No No procede Los trastornos de la consciencia son los siguientes: a) Enturbiamiento de la consciencia. o un compromiso incipiente del estado de la consciencia(1): ¿Se encuentra desorientado y somnoliento pero se mantiene despierto? Si No No procede b) La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota que el paciente se encuentra en estado de obnubilación(1): ¿Se encuentra dormido (depresión completa de la vigilia) pero puede ser despertado sólo con estímulos leves? Si No No procede c) La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota que el paciente se encuentra en estado de estupor(1): ¿Se encuentra dormido (depresión completa de la vigilia) pero puede ser despertado sólo con estímulos intensos? Si No No procede d) La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota que el paciente se encuentra en estado de confusión(1): ¿Se encuentra desorientado en espacio y tiempo. La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota compromiso de la corteza (1): ¿Existe alteración del entendimiento con vigilia conservada? Si No No procede La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta.Valoración Neurológica. respondiendo a estímulos enérgicos pero volviendo a su estado previo al cesar el estímulo? Si No No procede 20 .

pero. sin expresión oral y sin movimientos oculares. sino todos los trastornos de la conciencia. Esta escala puede abarcar no sólo el coma. aunque sí respuesta automática a estímulos dolorosos (6). Este cuadro suele presentarse en enfermos que sobreviven períodos prolongados después de un daño encefálico severo. es de gran utilidad para valorar de forma rápida y generalizada el estado del paciente. a consecuencia de lesiones corticales y/o en la sustancia blanca subcortical (5). según el nivel lesional y el 21 . que luego se suman para dar lugar a un resultado determinado (entre 3 y 15). como son la circulación y la respiración. En el Cuadro 1 se puede observar el tipo de respiración. Puede afirmarse que cuando el paciente tiene un resultado de 8 puntos o menos está en estado de coma. Para que su realización sea más sencilla hemos seleccionado unos cuadros en donde se muestran los principales signos clínicos y sus alteraciones según el nivel lesional y el momento evolutivo (Cuadro 1 y Cuadro 2). el estado pupilar. la motilidad ocular. y en general no se hallan signos que revelen compromiso severo de las vías motoras descendentes que pudieran explicar la inmovilidad. con pérdida de la consciencia. El mutismo acinético de Cairns. Se los conoce con los términos de coma vigil. La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota que el paciente se encuentra en estado de coma: ¿Al realizarle la Escala de Glasgow el resultado es de 8 puntos o menos? Si No No procede El examen del paciente en coma debe incluir: el ritmo respiratorio. A cada respuesta se le asigna un valor numérico. Hay ciertos estados en los cuales el paciente mantiene la vigilia pero hay trastornos severos del entendimiento. estado vegetativo. Suele deberse a lesiones que comprometen la integridad reticulocortical con preservación de las vías motoras (5). estado apático o mejor llamado.2). Toma en consideración 3 parámetros: apertura ocular. Generalmente se usa para valorar los traumatismos craneoencefálicos. aunque se conservan las dos actividades subcorticales más importantes. pero dado que es una escala mundialmente conocida. el estado de las pupilas en situación basal y ante un estímulo luminoso. consiste en un estado similar al estado vegetativo. respuesta motora y respuesta verbal.Es la depresión completa de la vigilia en la cual el paciente no puede ser despertado (5). VENNO e) Coma. incluso a estímulos muy enérgicos.Valoración Neurológica. Representa el estadio más profundo de la alteración de la consciencia: se puede definir como el síndrome caracterizado por la inhibición funcional de las actividades telencefálicas.. de la sensibilidad y de la motilidad voluntaria. la motilidad general y la temperatura (1. en el mutismo acinético el paciente está inmóvil. En la llamada Escala de Glasgow (Tabla 1). a diferencia de este último. No existe respuesta consciente. lo cual le da una mayor amplitud diagnóstica (5). se ha propuesto una gradación del coma.

ESCALA DE GLASGOW(6) Menores de 1 año Mayores de Puntos 1 año Espontánea Espontánea Al habla Al dolor Sin respuesta Obedece órdenes Localiza el dolor Retirada al dolor Flexión anormal Extensión anormal Sin respuesta Orientado Confuso Palabras inadecuadas Sonidos inespecíficos Sin respuesta 4 3 2 1 6 5 4 3 2 1 5 4 3 2 1 Apertura Al habla Ocular Al dolor Sin respuesta Movimientos espontáneos Retira al contacto Respuesta Motora Retira al dolor Flexión al dolor Extensión al dolor Sin respuesta Sonríe y balbucea Llanto consolable Llora al dolor Quejido al dolor Sin respuesta Respuesta Verbal 22 . En ambos cuadros se debe corresponda al examen del paciente.Valoración Neurológica. que Tabla 1. VENNO momento evolutivo.

SIGNOS CLÍNICOS I(5) RESPIRACIÓN PUPILAS SUPRAMESENCEFÁLICO MESENCEFÁLICO PONTINO ( PROTUBERANCIAL) HERNIA UNCAL ( ESTADÍO PRECOZ ) HERNIA UNCAL ( ESTADÍO TARDÍO ) 23 .Valoración Neurológica. VENNO NIVEL LESIONAL Y MOMENTO EVOLUTIVO Cuadro 1. COMAS ORGÁNICOS.

VENNO Cuadro 2.Valoración Neurológica. COMAS ORGÁNICOS. SIGNOS CLÍNICOS II(5) MOTILIDAD OCULAR RESPUESTAS MOTORAS EN REPOSO Y A LA ESTIMULACIÓN (compresión dolorosa del borde supraorbitario) 24 .

Hacia el lado opuesto de la lesión (mismo lado de la hemiplejía). tanto respiraciones profundas como superficiales. Hiperventilación neurógena central: respiración rápida. sin ningún orden. luego del cual se reinicia el ciclo. así mismo. Midriáticas y no reactivas: lesiones mesencefálicas. Midriasis reactiva (en el comienzo) o no reactiva unilateral: herniación uncal homolateral. duradera y relativamente amplia. Depende de lesiones pontinas bajas o bulbares dorsomediales. Se relaciona con trastornos supratentoriales y supramesencefálicos. respectivamente. Ataxia respiratoria: respiración completamente incoordinada y anárquica que determina. Es frecuente en los trastornos metabólicos (acidosis). Desviación de la mirada hacia abajo. Se vincula con lesiones pontinas (protuberanciales) mediales o caudales. con lesiones mesencefálicas. regular. en donde la amplitud de los movimientos crece. con la cabeza inclinada a 30º y previa comprobación de - - - - 25 . Su presencia indica indemnidad del tronco cerebral (coma supramesencefálico). Reflejos oculovestibulares: se irriga el conducto auditivo externo con agua fría y un pequeño catéter.El ritmo respiratorio puede adoptar las siguientes variantes(5): Respiración de Cheyne-Stokes: es una respiración periódica en la que se producen ciclos ventilatorios.Valoración Neurológica. conlleva daño frontal. conlleva daño protuberancial. Es característico del ictus. Motilidad ocular: La semiología puede demostrar(5): Desviación conjugada de la mirada: Hacia el lado de la lesión (lado opuesto de la hemiplejía). Podemos observar (5): Pupilas intermedias y reactivas: lesiones supramesencefálicas. Mióticas y reactivas (debe hacerse este estudio con la ayuda de una lupa): lesiones pontinas e intoxicación por opiáceos. VENNO - - - - Respiración. llega a un máximo y luego decrece gradualmente hasta llegar a un período de apnea de algunos segundos. La respuesta consiste en la desviación conjugada de los ojos hacia el lado opuesto al del movimiento pasivo de la cabeza. puede verse en los casos de lesiones talámicas. se vincula. Apneusis o respiración apnéustica: inspiraciones muy amplias que se mantienen por varios segundos hasta que sobreviene la respiración. mesencefálicas y en comas metabólicos. En casos de lesión mesencefálica o pontina se produce asimetría (reflejo positivo desconjugado) o falta de respuesta. Mirada desconjugada: se observa en caso de parálisis de músculos individuales u oftalmoplejía internuclear. La intoxicación por barbitúricos también puede abolir la respuesta. Pupilas: Su examen es de vital importancia.. Reflejos oculocefálicos: antes de estudiarlos deben descartarse lesiones cervicales.

eliminar la 26 . Sensibilidad Al ser una exploración subjetiva. La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota daño en el mesencéfalo. Hay ciertos elementos semiológicos que permiten diferenciar los comas por lesión estructural del sistema nervioso de aquellos debidos a causas metabólicas. Temperatura(4): La respuesta afirmativa a la siguiente pregunta denota daño en el diencéfalo: - ¿Presenta hipertermia central? Si No No procede Es muy importante tener en cuenta que la principal causa de la fiebre es la posible infección asociada que presente el paciente. protuberancia y bulbo: ¿Presenta fluctuaciones de hipertermia a hipotermia? Si No No procede Siempre es conveniente diferenciar el coma verdadero del fingido (histeria). Inapropiadas. el nistagmo siempre desaparece. Las pupilas simétricas. VENNO indemnidad timpánica. el paciente impide la apertura de los ojos. los reflejos fotomotor y oculovestibulares conservados hasta estadios terminales. Como norma general es preciso: evitar la fatiga del paciente. En caso de coma. y que requiere una importante colaboración. los reflejos oculovestibulares muestran la presencia de nistagmo y el electroencefalograma suele ser normal. se comprueba que éstas podrán ser(5): Apropiadas. Cuando el coma se debe a lesión mesencefálica o protuberancial se produce asimetría o falta de respuesta. estando abolidas cuando hay lesión de la vía piramidal. se debe en general a compromiso supramesencefálico. abonan a favor de compromiso metabólico (5).4. su aparición constituye la expresión de un compromiso infratentorial (mesencefálico). la ausencia de asimetría en las reacciones motoras unidos a manifestaciones clínicas de cada coma en particular. I. En este último caso. respectivamente. La respuesta consiste en la desviación de la mirada hacia el lado estimulado y nistagmo con el componente rápido hacia el lado opuesto. es difícil realizarla en niños(7).Valoración Neurológica. y descerebración (consiste en la extensión y pronación de ambos miembros superiores y la extensión de los inferiores). Motilidad general: aplicando estímulos nocioceptivos a diferentes partes del cuerpo y observando las respuestas motoras. En las lesiones supramesencefálicas se mantiene presente la desviación de la mirada (respuesta normal). lo cual determina trastornos de la motilidad: rigidez de decorticación (se caracteriza porque el paciente tiene flexión de miembros superiores y extensión de los inferiores).

VENNO posibilidad de suplencia por otros sentidos. y no hacer preguntas de modo que sugestionen al enfermo(4). Al colocar alternativamente sobre las diferentes zonas cutáneas.Al punzar con un alfiler dos zonas simétricas de su cuerpo.Pueden darse los tres tipos de trastornos: para el calor. dos tubos (uno con agua fría y el otro con agua caliente) encontramos la sensibilidad térmica: Abolida (anestesia térmica) Disminuida (hipoestesia térmica) Aumentada (hiperestesia térmica) 27 . especialmente la vista.Valoración Neurológica.. Se valorará (4): a) Sensibilidad dolorosa. y nunca en un orden fijo. para el frío y para ambos a la vez. Se practica comparando la sensibilidad en puntos simétricos en ambos lados del cuerpo. Explorarla solo tiene sentido cuando nos encontremos con lesiones medulares. encontramos la sensibilidad dolorosa: Abolida (analgesia) Disminuida (hipoalgesia) Aumentada (hiperalgesia) b) Sensibilidad térmica.

la fluidez. descoordinación u otras alteraciones del tono muscular. la repetición de frases se encuentra alterada. Hay imposibilidad de comprender el lenguaje hablado y escrito. debido a lesión o enfermedad de las áreas cerebrales correspondientes.Valoración Neurológica.2). La expresión verbal es confusa y poco clara. Las principales variedades afásicas son las siguientes: a) Afasia de Broca. El paciente habla mucho y mal (parafasias). En la disartria se produce parálisis. la coherencia y la posible existencia de afasia. pero existen parafasias. 28 . Los pacientes pueden no darse cuenta de su déficit y generalmente no se encuentran deprimidos en el momento agudo. sobre todo la repetición de frases cortas. c) Afasia de conducción: la repetición se encuentra severamente afectada. Puede aparecer de forma aislada o acompañarse de afasia. Carecen de fluidez al hablar. y existen problemas de fonación y articulación. Este problema del habla se caracteriza por debilidad. aunque en ocasiones hay dificultades para órdenes más complejas. Al analizar el habla y el lenguaje. lentitud. la capacidad de comprensión. que sincroniza los músculos del habla a través del área de Broca del lóbulo frontal. TRASTORNOS DEL HABLA Y DEL LENGUAJE (1. La repetición de palabras simples puede ser correcta. El lenguaje es fluente. Hay dificultad en la denominación de objetos. La repetición también se compromete. El paciente no habla o sólo emite algunas palabras. las parafasias son frecuentes. b) Afasia de Wernicke: es una afasia fluente. La afasia es el defecto o pérdida del poder de expresión por medio del habla. El paciente se da cuenta de su déficit y frecuentemente se frusta y está deprimido. deformación de la palabra hablada). La denominación se compromete. A menudo define objetos y lugares con circunlocuciones cuando no encuentra los nombres. La compresión del lenguaje se conserva. e) Afasia global: las personas con afasia global poseen escasos recursos lingüísticos como consecuencia de una extensa lesión en el hemisferio izquierdo. El paciente comprende el lenguaje hablado y escrito. por lo que las lesiones en dicho hemisferio pueden incapacitar al individuo para comunicarse o interpretar los pensamientos. d) Afasia anómica: imposibilidad del paciente en la capacidad de denominación. comprenden mal y su capacidad para nombrar objetos o repetir palabras es limitada. con omisión de palabras o sílabas terminales. La denominación es incorrecta. El lenguaje es fluente. El hemisferio izquierdo es el dominante en lo referente a la interpretación y el habla en el 95% de los individuos. la escritura o los signos y / o del poder de comprensión del lenguaje hablado o escrito. es necesario observar la articulación. Los pensamientos se generan en todo el cerebro y son interpretados en el área de Wernicke (en el hemisferio izquierdo). son comunes las parafasias (sustitución. debilitamiento o descoordinación de la musculatura del habla. motriz o de expresión: es una afasia no fluente. El lenguaje a veces es telegráfico. VENNO ANEXO II. Se observa que el paciente aumenta su esfuerzo para hablar.

III. Figura 1. 9.11) Los nervios craneales comúnmente denominados pares craneales.Valoración Neurológica. motor ocular externo. patético. neumogástrico). existirá lesión de este par craneal. 8. a) Nervios sensitivos o sensoriales (olfatorio. y solo se puede explorar en niños mayores (a partir de 5 años). El examen de los pares craneales es esencial en el estudio del sistema nervioso. Origen aparente de los nervios craneales. 10. a) Para valorarlo realizaremos las siguientes acciones. VENNO ANEXO III. Al llevar a cabo este cuestionario y la exploración física. Si las respuestas son afirmativas. clásicamente se han considerado constituidos por doce pares de troncos nerviosos. PARES CRANEALES (4.1 Nervio Olfatorio.Base del cerebro(9). que tienen sus orígenes aparentes en la superficie encefálica y. luego de trayectos más o menos largos en el interior de la cavidad craneana abandonan ésta por orificios situados en la base craneana para alcanzar sus áreas de inervación (Figura 1). los pares craneales pueden ser divididos en tres grupos o categorías. espinal. Desde el punto de visto fisiológico. Interviene en la percepción de los olores. glosofaríngeo. ¿Existe disminución del olfato (hiposmia)? SI NO NO PROCEDE ¿No percibe olores (anosmia)? SI NO NO PROCEDE 29 . hipogloso mayor) c) Nervios mixtos o sensitivos motores (trigémino. óptico y auditivo) b) Nervios motores (motor ocular común. (Par I) Rara vez se afecta en niños. seremos capaces de discernir de una posible lesión del par craneal con otras patologías en las que también estén presentes algunas alteraciones. facial.

¿Capta diferentes olores (que no irriten las fosas nasales) con los ojos cerrados. En realidad no es un nervio periférico. nos indicará lesión de este par : ¿El paciente ve correctamente. sino que es un tractus cerebral siendo la retina una parte del cerebro. a groso modo. Por ejemplo. a) Realizaremos las siguientes preguntas. ¿Sigue un objeto con la mirada? SI NO NO PROCEDE 30 . la respuesta afirmativa nos indicará lesión: ¿Presenta ptosis parpebral? SI NO NO PROCEDE b) Con relación a estas preguntas. IV y VI) Estos pares craneales se exploran conjuntamente.3. sino desde un lateral) es normal? SI NO NO PROCEDE III. daltonismo.Valoración Neurológica. sobre objetos que a cierta distancia el propio examinador sea capaz de visualizar SI NO NO PROCEDE ¿Distingue los colores? No debemos confundir con otras patologías. Nervios Motor Ocular Común. las respuestas negativas también indican lesión. distingue objetos sencillos? Se le preguntará. como por ejemplo el café? SI NO NO PROCEDE III. VENNO ¿Percibe malos olores sin que existan (cacosmia)? SI NO NO PROCEDE ¿Presenta alucinaciones olfatorias? SI NO NO PROCEDE b) En el siguiente caso. si la respuesta es afirmativa lo consideraremos como Normalidad. Patético (troclear) y Motor Ocular Externo (abducens) (Par III. si la respuesta es negativa. ya que ellos inervan los músculos extrínsecos e intrínsecos del globo ocular (músculos oculomotores) a) En este caso. (Par II) El nervio óptico es el nervio de la visión. SI NO NO PROCEDE ¿El campo visual por confrontación o por riesgo de amenaza (siendo importante no realizar la maniobra de frente al paciente.2 Nervio Óptico.

Valoración Neurológica. b) Sensorial.4. El nervio facial tiene cuatro funciones distintas: a) Motor somático para los músculos de la cara (facial propiamente dicho). interviene en la secreción salival y lagrimal. Si la respuesta es afirmativa. sopla. Nervio Facial (Par VII) Es el nervio motor de los músculos cutáneos de cara y cuello (nervio de la expresión). masetero y pterigoideo). d) Forma parte del parasimpático craneal (posee fibras secretorias y vasodilatadoras) ya que inervan las glándulas lagrimales.6 Nervio Vestíbulococlear o Estatoacústico (Par VIII) El VIII par o nervio estatoacústico está formado en realidad por dos nervios o dos ramas: el nervio vestibular.5. a) Existirá una lesión en este par si las respuestas son negativas. Al palpar los músculos masetero y temporal del paciente mientras cierra fuertemente la boca ¿Percibimos la fuerza de la contracción del músculo? SI NO NO PROCEDE ¿Cierra el ojo cuando tocamos la cornea con un algodón? SI NO NO PROCEDE ¿Detecta pequeños toques en la mejilla. responsable del sentido del gusto de los dos tercios anteriores de la lengua (nervio intermediario de Wrisberg). mentón? SI NO NO PROCEDE III. nasofaringe y fosas nasales. 31 . frente. y los vasos de las mucosas del paladar. es motor de los músculos masticatorios (temporal. las salivares sublingual y submandibular. con excepción del músculo interno del martillo inervado por el trigémino. que trasmite impulsos relacionados con el equilibrio y la orientación espacial del cuerpo. y el nervio coclear (nervio sensorial). indica lesión: ¿Evidenciamos pérdida de fuerza muscular cuando el paciente. sonríe. Inerva además los músculos de los huesecillos del oído. encargado de la audición. Este par de nervios es el de mayor grosor entre los pares craneales. VENNO III. Nervio Trigémino (Par V) El nervio trigémino es sensitivo de la mayoría de los tegumentos del cráneo y cara. enseña los dientes o eleva las cejas? SI NO NO PROCEDE III. c) Sensibilidad general para una parte del pabellón de la oreja (zona de Ramsay-Hunt).

7 .( Par IX y X) El nervio glosofaríngeo es un nervio mixto que contiene fibras motoras. no existirá lesión de este par. a) Para valorarlo exploraremos los siguientes puntos. ¿Su voz es nasal. teniendo en cuenta que si las respuestas son afirmativas. sensitivas y vegetativas. un nervio que contiene fibras motoras. ¿Sube los dos hombros superando una fuerza contraria? ( Músculo trapecio) SI NO NO PROCEDE ¿La cabeza se mantiene en posición o por el contrario tiende a vencerse hacia delante o hacia un lado? En este segundo caso. nos indicaría que sí existe lesión. ¿El paciente es capaz de reconocer de donde procede el sonido? SI NO NO PROCEDE ¿Escucha lo que le decimos en voz baja si nos ponemos detrás de él? SI NO NO PROCEDE Para obtener una valoración clara de este par. Nervio Espinal (Par XI) Este es un nervio únicamente motor. sensitivas y vegetativas a) Para valorarlo exploraremos los siguientes puntos. El vago es como el glosofaríngeo. Los únicos músculos que inervan son el estilofaríngeo y los músculos de los pilares anteriores y posteriores de las fauces. III. ronca o bitonal? SI NO NO PROCEDE ¿Su faringe y velo del paladar son anormales? SI NO NO PROCEDE asimetría del velo del paladar o desviación de la úvula hacia el lado sano? SI NO NO PROCEDE ¿Sus movimientos de deglución de líquidos son anormales? SI NO NO PROCEDE III. no existirá lesión de este par.Valoración Neurológica. VENNO a) Para valorarlo exploraremos los siguientes puntos. teniendo en cuenta que si las respuestas son afirmativas. es el otorrinolaringólogo el encargado de realizar al paciente la audiometría. Nervios Glosofaríngeo y Neumogástrico. relacionados con el acto de la deglución. SI NO NO PROCEDE 32 .8. afónica. teniendo en cuenta que si las respuestas son afirmativas. existirá lesión de este par.

Su núcleo se sitúa en el bulbo. teniendo en cuenta que si las respuestas son afirmativas. inervando la lengua. ¿Presenta arrugas en la lengua? SI NO NO PROCEDE ¿Se detecta atrofia muscular en la lengua? SI NO NO PROCEDE ¿Existe desviación de la lengua? SI NO NO PROCEDE b) En este caso si las respuestas son afirmativas. SI SI NO NO NO PROCEDE NO PROCEDE 33 . Nervio Hipogloso (Par XII) Es exclusivamente motor. VENNO ¿Puede elevar el brazo hacia la vertical? SI NO NO PROCEDE III. existirá lesión de este par.9. Sale del cráneo por el agujero condileo anterior e inerva los siguientes músculos: geniogloso (protruye la lengua). estilogloso (retrae y eleva la raíz de la lengua) y al hipogloso (curva la superficie lingual). no existirá lesión de este par.Valoración Neurológica. a) Para valorarlo exploraremos los siguientes puntos.

cuando el paciente se encuentra lo más relajado posible. médula espinal y nervios. .¿La hipotonía del tono muscular afecta a las 4 extremidades? SI NO 34 .¿La hipotonía del tono muscular afecta a las 4 extremidades? SI NO En un lactante. Tono Muscular.Al sentarle: ¿le cae la cabeza hacia delante? SI NO . IV. a) Actitud hipotónica. la coordinación y orientación. ¿observamos que mantiene las extremidades inferiores en abducción con la superficie lateral de los muslos apoyada sobre la mesa? SI NO . por lo que no es sorprendente que la hipotonía sea un síntoma frecuente en las afecciones del cerebro. MOTOR (4.¿Mantiene los brazos extendidos a lo largo del cuerpo? SI NO . la fuerza muscular.Al elevar los brazos del paciente encontramos hipotonía SI NO . Se explora realizando pasivamente los movimientos fisiológicos de las principales articulaciones.1.En decúbito supino:¿muestra escasez de movimientos espontáneos? SI NO . la actitud del lactante es hipotónica. En el adulto.Valoración Neurológica. VENNO ANEXO IV.Al colocarle en la camilla en posición de decúbito supino. El mantenimiento del tono requiere un sistema nervioso central y periférico intacto. la bipedestación y la marcha. .¿Mantiene los brazos flexionados por los codos con las manos a la altura de la cabeza? SI NO . comprobando la extensibilidad o máxima elongación pasiva que se puede obtener de un músculo y la pasividad o grado de resistencia que se obtiene al movilizar pasivamente una articulación. Si la respuesta a las siguientes preguntas es afirmativa. la comprobación de la existencia de posibles movimientos involuntarios. Es la resistencia del músculo al estiramiento pasivo que el explorador percibe cuando moviliza una articulación de un sujeto en reposo.10) La exploración del sistema motor comprende la valoración del tono muscular.

En posición de sedestación: ¿la cabeza se mantiene erguida y en la línea media? SI NO En un niño. encontramos una hipertonía muscular del paciente. tener cierta plasticidad. Si la respuesta a las siguientes preguntas es afirmativa. levantándose de la camilla? SI NO . la actitud del paciente es hipotónica. VENNO . Enumerar en que extremidades encontramos signos de posible hipotonía del tono muscular.Valoración Neurológica. Hipertonía extrapiramidal. ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ ______________________________________________________________ Si la respuesta a las siguientes preguntas es negativa. . acompañarse del signo de rueda dentada y dar a los movimientos una cierta viscosidad. Al elevar los brazos del paciente ¿encontramos hipotonía? SI NO ¿La hipotonía del tono muscular afecta a las 4 extremidades? SI NO b) Hipertonía El aumento del tono muscular o hipertonía puede deberse a una lesión piramidal o extrapiramidal.En caso de que la anterior pregunta sea negativa. haciéndolos lentos y torpes.¿Cuando sostenemos al lactante por las manos y se le levanta hacia la posición sentada la cabeza sigue al cuerpo. Al movilizar pasivamente una articulación: ¿se consigue vencer la resistencia inicial poco a poco al dar pequeños golpes (como si fueran pasando a nivel de la articulación los dientes de una rueda)? SI NO ¿La hipertonía del tono afecta a las 4 extremidades? SI NO - 35 . acentuarse con los estímulos físicos y psíquicos. Se caracteriza por afectar todos los músculos de la región.

el paciente no puede realizar las maniobras de: Barré.Valoración Neurológica.¿Podemos vencer la resistencia inicial y continuar con el movimiento sin SI IV. Cuando hay una disminución de fuerza. ¿se puede sostener con sus brazos? SI NO En decúbito supino al levantarle las dos piernas: Caen las dos a la vez. a) En lactantes. Para la puntuación de la fuerza puede utilizarse la escala de la British Medical Association (Tabla 2). y compararemos la simetría de los mismos. encontramos una hipertonía muscular del paciente. Se mantiene una pierna levantada un momento y la otra cae. La fuerza la valoramos examinando los movimientos libres del paciente y contrarresistencia. 2. Fuerza Muscular. y existe una fatiga precoz que ocasiona una caída de las extremidades aun con esfuerzo voluntario para mantener la postura. 36 . . Colocamos al niño en decúbito prono con las dos piernas flexionadas por la rodilla. VENNO Hipertonía piramidal. Si la respuesta a las siguientes preguntas es afirmativa. Es más permanente aunque también los estímulos físicos y psíquicos puedan influirla.Al elevar al lactante en posición prona por las extremidades inferiores y empujándole hacia delante como si fuera una carretilla. Mingazzini y de juramento (previamente explicadas). La respuesta negativa indica alteración en la fuerza muscular: . Caen las dos piernas Cae la pierna izquierda Cae la pierna derecha NO - b) En niños y adultos. afecta a determinados grupos musculares.

Valoración Neurológica. pero la fuerza es inferior a la esperada MSD DISTAL PROXIMAL MSI DISTAL PROXIMAL MID DISTAL PROXIMAL MII DISTAL PROXIMAL 5 La fuerza es normal MSD DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MSI DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MID MII 37 . VENNO Tabla 2. Escala de la British Medical Association(4) 0 No hay contracción muscular MSD DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MSI DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MID MII 1 Hay contracción por palpación o visible. pero no movimiento articular MSD DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MSI DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MID MII 2 Hay movimiento. pero la fuerza no es suficiente para vencer la gravedad MSD DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MSI DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MID MII 3 Si se vence la gravedad MSD DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MSI DISTAL PROXIMAL DISTAL PROXIMAL MID MII 4 Si se vence una resistencia superior a la gravedad.

Incapaz de andar.Valoración Neurológica. Incapaz de moverse en una silla de ruedas. Desarrolla todas sus actividades de forma normal. Anda solo con muletas o similares. Incapaz de correr normalmente. Necesita ayuda para cualquier actividad. Se mantiene erguido en una silla. Se mantiene en una silla. Capaz de girar en una silla de ruedas. Sube escaleras sin necesidad de barandilla. Anda sin ayuda. Capaz de comer y beber normalmente. Deambulación normal. Aceptada universalmente. Incapaz de mantenerse erguido en una silla o incapaz de comer o beber sin ayuda. Tabla 3. Valoración de Oxford para establecer los grados de incapacidad motora (4). Incapaz de subir escaleras. Incapaz de levantarse de una silla. Defecto detectable en la marcha o en la postura. 8 9 10 38 . 0 1 2 3 4 5 6 7 Preclínico. Incapaz de comer o beber sin ayuda. VENNO Valoración de Oxford. es especialmente útil para el seguimiento y control grosero de procesos evolutivos secundarios a afectación de la unidad motora periférica. Confinado en cama. Sube escaleras solo con ayuda de la barandilla Anda sin ayuda.

Valoración Neurológica. El paciente mueve bien los brazos y piernas en la cama. Principales alteraciones de la marcha de origen neurológico (4). actitud en flexión con los brazos fuertemente pegados al cuerpo. se observa rigidez de los miembros inferiores. Tabla 4. El niño mayor debe estar sin calzado y sin vestido. los muslos están en aducción y los pies en equinismo. A veces es necesaria la ayuda de una persona para hacer caminar al niño. realizando un movimiento de circundación hacia fuera. El niño pequeño estará desnudo y calzado. caídas. -¿Es incapaz de iniciar la marcha? SI NO En el siguiente cuadro marcar el tipo de marcha que más se asemeje a la que presenta el paciente. sujeto de una mano o un brazo y a veces de los dos. En casos leves se aprecia sólo la rigidez de la marcha. -¿Puede caminar de puntillas? SI NO -¿Puede caminar con los talones? SI NO SI NO En este caso la respuesta afirmativa indica un trastorno. En caso de que la respuesta a las siguientes preguntas sea negativa. tendencia a al antero. ataxia y tipos de marcha específicos de algunas afecciones (Tabla 4). Si son acentuados. Tipo de Marcha Marcha Hemipléjica Características clínicas La pierna enferma se mantiene extendida y rígida. para esta exploración. realiza un movimiento de aproximación. retro o lateropulsión. al ponerse en pie. dificultad en parar o cambiar de dirección. rigidez. no sabe cómo andar y no se puede mantener en pie ( apraxia de la marcha) Marcha Espástica Marcha en Tijera Marcha Parkinsoniana Marcha con Astasia-abasia 39 . solo con la ropa interior. VENNO IV. Los pies están en fuerte equinismo Gran dificultad para iniciar la marcha. pero. encontramos un trastorno en la marcha del paciente. sin flexionar la rodilla. El pie suele estar en equino más o menos intenso y. y oscilaciones alternativas del tronco sobre aquellos miembros rígidos al avanzar. Los muslos están fuertemente aproximados y las rodillas llegan a cruzarse. al levantarlo del suelo. pequeños pasos.3 Examen de la Marcha Su exploración ha de ser sistemática y minuciosa siempre que sea posible. arrastrando la parte anterior del pie. con dificultad o imposibilidad de separar el pie del suelo. ya que permite descubrir parálisis. la punta del pie describe un semicírculo.

el paciente titubea y anda como si estuviera borracho. tónico asimétrico del cuello a los 6 meses. En la siguiente tabla se enumeran los reflejos del lactante. Presente hasta los 2 años de edad. Al levantar la pierna del suelo. Los dedos de los pies se separan y el dedo gordo se flexiona dorsalmente. MESES DEL LACTANTE: Reflejo Parpadeo Descripción Párpados cerrados en respuesta a la luz brillante. el pie no suele ser flexionado debido a la parálisis de los extensores del pie y queda colgante. La separación en abanico de los dedos de los pies y la dorsiflexión del dedo gordo después de los 2 años de edad indica lesión del tracto extrapiramidal. reflejo de Moro a los 3 meses. El paciente mira al suelo para mantener el equilibrio.Valoración Neurológica. no obstante. Al hacerle caminar al frente y hacia atrás parece que va dibujando una estrella. Marcha Cerebelosa Marcha en Estepaje Marcha en Estrella Marcha Miopática IV.12). reflejo de Landau (aparece a partir del tercer mes) a los 24 meses. presión plantar a los 9 meses. y para que no tropiece el niño levanta excesivamente la pierna. Habrá que comprobar. 4 Exploración de los Reflejos La evaluación de los reflejos osteotendinosos profundos proporciona información acerca de si el área refleja está intacta. Es necesario comparar la simetría y la fuerza de los reflejos. Piernas muy abiertas. Lo más importante es comprobar si existe asimetría.10. Método de evaluación Proyectar una luz a los ojos del lactante Significado de los resultados La ausencia de reflejo indica ceguera. que los reflejos arcaicos o primarios (Tabla 7) desaparezcan de acuerdo con el siguiente calendario: reflejo de presión palmar a los 3 meses. Se inclina exageradamente hacia los lados en cada paso. VENNO Marcha atáxica Piernas muy separadas. REFLEJOS DEL LACTANTE (automatismo)(4. Presente durante el primer año de vida. marcar con una X los que estén presentes en el paciente y rellenar los meses que tiene el lactante al momento de realizar la valoración. Signo de Babinski Rozar la planta del pie a lo largo del borde externo empezando por el talón. se levantan exageradamente dejándolas caer con fuerza sobre el suelo. Tabla 5. Tendencia a desviarse hacia un lado. 40 . que es golpeado con los talones. Los resultados de la evaluación de reflejos osteotendinosos profundos y superficiales en la infancia son variables. reflejo de encorvamiento del tronco a las 4-8 semanas.

la cabeza cae hacia atrás y las piernas pueden doblarse débilmente.Valoración Neurológica. Una simetría de respuestas indica hemiparesia. Desaparece a los 34 meses Colocar al lactante prono sobre una superficie plana. Poner un dedo en la palma del niño desde el lado cubital.8 primeras semanas. La columna y las extremidades inferiores se extienden. el hombro y el del cuello tronco y luego la pelvis giran en la dirección en la que se gire al niño. Presente durante las 4. Se mantiene durante los 10 primeros meses. pues la succión potencia el reflejo. Asimiento palmar Los dedos del lactante se curvan alrededor de un dedo colocado en su palma desde el lado cubital. De Moro La persistencia del reflejo pasados 4 meses indica lesión cerebral. Los brazos se extienden. ofrecerle un biberón o chupete. La lengua se extiende hacia fuera cuando se la toca. Tratar de atraer su atención hacia un lado. Si el reflejo es débil o está ausente. los dedos de las manos se abren en abanico. La persistencia del reflejo de asimiento es indicativa de trastorno cerebral. Presente durante 4-8 semanas. La extensión persistente de la lengua puede indicar síndrome de Down. Cambiar la posición del lactante bruscamente o sacudir la mesa. La ausencia de reflejo puede indicar lesiones transversales de la médula espinal. La espalda se mueve hacia el lado estimulado. Extrusión 41 . Los pies del lactante se mueven arriba y abajo cuando tocan ligeramente una superficie firme. La persistencia del reflejo más allá de 4. VENNO Gateo El lactante hace movimientos de gateo con los brazos y las piernas cuando se le coloca sobre su abdomen. fractura de clavícula o lesión del plexo braquial. La asimetría de movimientos indica trastorno neurológico Danza o pasos cortos Sujetar al lactante de modo que sus pies toquen ligeramente una superficie firme. La persistencia pasados 6 meses es muy indicativa de lesión cerebral. La ausencia o persistencia pasados 10 meses indica trastornos en el sistema nervioso central.8 semanas es anormal. De Galant (incurvación del tronco) Tocar la espalda del lactante a lo largo de la columna desde el hombro a las nalgas. La ausencia de respuesta en las extremidades inferiores indica luxación congénita de cadera o lesión baja de la médula espinal. La flexión asimétrica indica parálisis. Tocar la lengua con la punta de la paleta lingual. Presente hasta los 4 meses de edad Colocar al lactante supino. Los brazos vuelven al centro con las manos apretadas. Enderezamiento Cuando el lactante está supino. Más fuerte durante los 2 primeros meses.

pero puede persistir hasta 12 meses. El reflejo desaparece a los 3-4 meses. El lactante adopta la postura de esgrima cuando se vuelve la cabeza hacia un lado. Se considera anormal si la respuesta se produce cada vez que se gira la cabeza. Succión Ofrecer al lactante un biberón o chupete. El reflejo no debe ocurrir cada vez que se gira la cabeza. y desaparece a los 6. Su persistencia indica lesión cerebral importante. El reflejo persiste durante la infancia y puede aparecer durante el sueño sin estimulación. Aparece a los 2 meses. VENNO Arraigo El lactante se vuelve en la dirección en que se toque una mejilla. 42 . El reflejo desaparece después de los 4 meses El lactante succiona con fuerza en respuesta al estímulo. Las manos permanecen cerradas. La ausencia de reflejo indica dificultades de audición. Cuello tónico Girar la cabeza rápidamente hacia un lado. Tocar las comisuras o línea media de los labios. El reflejo débil o ausente indica retraso de desarrollo o anormalidad neurológica. aproximadamente. La ausencia de reflejo indica trastorno neurológico grave Sobresalto Dar una palmada sonora.Valoración Neurológica. sobre todo durante el sueño. El lactante extiende y dobla los brazos en respuesta a un ruido fuerte. Extiende el brazo y la pierna del lado que se vuelve la cabeza y los flexiona en el lado contrario.

Abombamiento de la fontanela. Si No No procede V. en la anamnesis se suele encontrar una tríada de síntomas. Unicamente hay que recordar la posibilidad de que el abombamiento no sea muy evidente o falte cuando coexiste con la meningitis una importante deshidratación. al pasar a la posición de sentado se flexionan los muslos sobre la pelvis y las piernas a nivel de la rodilla. Los signos de afectación meníngea que se recogen por exploración son los siguientes. En los lactantes es sobre todo apreciable por palpación y a veces incluso por simple inspección. Es importante recordar que en los ancianos. cuando se presenta en el primer plano de la clínica y de un modo persistente habla con grandes posibilidades a favor del diagnóstico de meningitis. Si No No procede 43 . en particular cuando se asocia a otros datos clínicos propios de una inflamación meníngea.3. La segunda.Valoración Neurológica.2. en los recién nacidos y lactantes. Se explora en decúbito supino. con lo que aparece igualmente la flexión de la rodillas en caso de posibilidad. Aunque obedece a todas las causas que motivan una hipertensión intracraneal. En primer lugar. haciendo presión con una mano sobre el tórax. que si bien puede ser producida por otros procesos extrameníngeos. en el lactante constituye el signo meníngeo de más valor. sino también para la determinación de su etiología como base para una terapéutica correcta. mientras con la otra bajo la nuca intentamos llevar la barbilla del enfermo hasta el esternón. sin embargo en la práctica no es necesario reunirlos todos para fundamentar un diagnóstico de posible meningitis. Si No No procede V.1. cefaleas de localización frontal (meningitis tuberculosa) o bien occipital (meningitis supuradas) y estreñimiento (síntoma que puede faltar).. Signo de Kernig. levantando las piernas extendidas del niño. con fuerza. Se demuestra de dos formas: la primera. Se trata de la asociación de: vómitos (a veces con el carácter típico de los vómitos cerebrales: en chorro.SIGNOS MENINGEOS (4) Son numerosos los signos meníngeos que la experiencia clínica ha ido acumulando. estando el niño en decúbito supino. sobre todo los más específicos. VENNO ANEXO V. sino que basta comprobar con toda certeza la existencia de algunos de ellos. sin náuseas). V. Rigidez de nuca. pueden estar ausentes en las meningitis. De ahí el valor diagnóstico de la punción lumbar y el análisis del líquido cefalorraquídeo no sólo para la confirmación del diagnóstico clínico de la meningitis.

se flexiona espontáneamente. VENNO V. igual que el signo de Kernig. Si No No procede V.Valoración Neurológica. hay flexión de las rodillas. Si se flexiona una pierna por la rodilla. Signo contralateral de Brudzinski.4. Signo de la nuca de Brudzinski. Al flexionar la nuca. la otra. Si No No procede 44 . Puede existir en raros casos en niños normales. como para explorar su rigidez. que está extendida.5.

pupilas dilatadas Sacudidas rítmicas de las extremidades. Crisis generalizadas a) Tónico clónicas (gran mal) Características Tónicas: rigidez.15) Denominamos trastornos convulsivos a aquellos en los que se produce una alteración en el funcionamiento normal del cerebro que provoca una descarga eléctrica cerebral anómala. clónicas o tónico-clónicas acompañadas habitualmente de alteración en el nivel de conciencia y fenómenos de estirpe vegetativa. alteraciones de la conducta y la sensibilidad.Valoración Neurológica. en el estado de normalidad o anormalidad aparente del individuo. Contracciones musculares cortas generalizadas. atónicas -Motoras menores. que puede aparecer en cualquier órgano.1 Tipos de crisis convulsivas. posible incontinencia Rigidez. síntomas autónomos. mioclonicas e)Crisis de ausencias(pequeño mal): Periodos breves de inconciencia. así como del sistema autónomo (cianosis o bradicardia). Se reserva el término convulsión para la manifestación de comienzo brusco caracterizado por contracciones musculares anómalas.pupilas dilatadas Clónicas: Sacudidas rítmicas de las extremidades. Lo que diferencia al ataque de la crisis es la presentación brusca de una modificación. Debemos distinguir varios términos. Se caracterizan porque intervienen ambos hemisferios del cerebro.TRASTORNOS CONVULSIVOS (13. la cual puede causar pérdida de conciencia. b) Tónicas c)Clónicas -Motoras menores. síntomas autónomos. a) Crisis generalizadas(13). VENNO ANEXO VI.. 14. maxilar fijo. que pueden presentar una fase tónica o atónica o automatismos (relamerse). posible incontinencia Perdida brusca de tono muscular seguida de confusión posconvulsiva. tónicas. VI. ya que a veces se utilizan como sinónimos. ausencia de respiración . ausencia de respiración . son bilaterales y simétricas y pueden presentar síndromes prodrómicos o no. Crisis cerebral es el ataque de origen cerebral en una persona aparentemente con buen estado de salud o que agrava súbitamente ciertos estados patológicos crónicos y crisis epiléptica a las crisis cerebrales que resultan de una descarga neuronal excesiva. movimientos corporales incontrolados. para conocer las diferencias entre ellos. extensión de las extremidades. maxilar fijo. generalizadas o localizadas. 45 . extensión de las extremidades.

Un ejemplo. con riesgo de parada cardiorespiratoria y lesión cerebral VI. continua. Después se desmaya (hipotonía) y pierde el conocimiento. son las crisis neonatales. Existen 2 tipos: Tipo cianótico. el niño pierde la conciencia rápidamente después del sufrir el estímulo.2 Alteraciones paroxísticas no epilépticas(14) No existe una clasificación para los fenómenos paroxísticos de naturaleza no epileptiforme.Valoración Neurológica. Crisis parciales Parciales simples Características Siempre se conserva la conciencia. pueden incluir un componente motor focal(movimiento anormal de una pierna). Si el episodio se prolonga pueden haber convulsiones En las pálidas.autónomo(sudoración) o psíquico(sensación de déjà vu. El EEG es normal y el ECG muestra bradicardia. el niño detiene su respiración al prolongar y retener el llanto. 46 . Al contrario de la epilepsia la cianosis en las apneas aparece antes del comienzo de los movimientos. Complejas c) Crisis inclasificables(14): Comprenden aquéllas que no pueden ser enumeradas por información inadecuada o incompleta o no entran en las categorías previas. cólera) Pueden ser simplemente crisis parciales complejas y también pueden comenzar como simples y progresar. con muy poco llanto. VENNO b) Crisis parciales(13). Los principales cuadros paroxísticos son los siguientes: Alteraciones paroxísticas no epilépticas APNEAS EMOTIVAS Características Se presentan entre los 8 meses y los seis años. El estado epiléptico consiste en una actividad convulsiva recurrente. Ellos son muy frecuentes y es un constante diagnóstico diferencial que se debe realizar frente a las convulsiones.un componente sensitivo(hormigueo).

generalizadas y mucho menos frecuentes unilateralmente. palidez y disminución de la nitidez en la visión. Los episodios duran uno o dos minutos y existe amnesia posterior. presenta una amnesia del episodio Se caracteriza por fenómenos de irresistibles deseos de dormir. Las crisis son espectaculares. sin sueño post ictal y presencia de movimientos convulsivos atípicos. alucinaciones hipnagógicas y parálisis del sueño. sudoroso. 47 . cara de espanto. sin lesiones o relajación de esfínteres. Existe una excesiva somnolencia durante el día (conduciendo. en los segundos previos al desmayo: mareos. Presentan. que se presentan en el momento de iniciar el sueño. pero se presentan en niños mas grandes. comer).Valoración Neurológica. con los ojos abiertos. La duración es variable. caminando. PESADILLAS SINCOPE MIOCLONIAS DEL SUEÑO SONAMBULISMO NARCOLEPSIA PSEUDOCONVULSIONES CONVULSIONES FEBRILES Se caracterizan por ser tonico-clónicas o atónicas.No obedece órdenes y si es despertado. sentado.(de 1-2 min) Inhabitualmente se observan algunas clonías de las extremidades. El paciente es capaz de levantarse de la cama. Son parecidas a los terrores nocturnos. el cual puede dejar secuelas neurológicas definitivas. El niño parece despierto. constituyendo un estado epiléptico. hiperpnea y falta de respuesta a los estímulos. caminar y realizar automatismos (vestirse. conversando). con frecuentes siestas (de 1. leyendo. ser de comienzo gradual. El gran peligro es que duren más de 20 minutos. Consisten en una o varias sacudidas musculares ya sean focalizadas o masivas. VENNO TERRORES NOCTURNOS Se caracterizan por un brusco estado de agitación y miedo. Le sigue pérdida transitoria de la conciencia y del tono muscular.10 min de duración) Son más frecuentes en mujeres y se caracterizan por ocurrir en momentos específicos o en la presencia de determinadas personas. con movimientos desordenados o rítmicos. generalmente asociados a una hiperpnea y a párpados que ofrecen resistencia al tratar de abrir. cataplexia. gritos. pero en general prolongada y las situaciones de estres las desencadenan. taquicárdico y no puede ser consolado. EEG: normal.

) o relajación de esfínteres. RNM cerebral. bradicardia etc.Valoración Neurológica.. entre otros. VENNO Por tanto. Duración del episodio Manifestaciones postictales Si ha recibido tratamiento anteriormente o no Historia familiar y personal Exploración física Exámenes complementarios: EEG. 48 . TAC craneal.. síntomas motores sensitivos o sensoriales (mordedura de lengua. mioclonias. para realizar una evaluación completa de las convulsiones necesitaremos registrar los siguientes datos: Anamnesis: Descripción del episodio minuciosamente Circunstancias en los que se produce Existencia de aura Semiologia ictal: estado de conciencia (perdida brusca). estudios bioquímicos (glucemia y electrolitos).

VENNO DICCIONARIO DE ABREVIATURAS Dx: diagnóstico. OI: ojo izquierdo. RNM: resonancia mágnetica. MSI: miembro superior izquierdo. MII: miembro inferior izquierdo. TAC: tomografía axial computarizada. 49 . EEG: electroencefalograma. Cx: cirugía.Valoración Neurológica. ECG: electrocardiograma. OD: ojo derecho. MSD: miembro superior derecho. MID: miembro inferior derecho.

med. Buenos Aires: Panamericana. niño mayor y III Jornada de actualización en Pediatría de Atención Primaria de la SPAPex. 2007 [acceso el 10 de abril de 2008]. [ Libro en Internet ] Tomo I. México: MC Graw-Hill-Interamericana. Propedéutica Clínica y Semiología Médica. Pérgola F. Neurología en Esquemas. Mesa M. Disponible en: http://www. Myers J. 15. Valoración de los reflejos del lactante. Elsevier Science 3.sld.E. España. Enfermería pediátrica. Muscari M. R. Fustinoni J.html 13. Enfermería Medicoquirúrgica. y Perdomo G.E. 2006. Disponible en: http://webdelprofesor.pdf 7.ula. htm.P nº7.. Monografías de la A. Guía de Intervención Rápida en Enfermería Pediátrica. Barcelona: Mosby. 1996. 2001. López S. 4. Barcelona: Masson.T. Venezuela: Universidad de los Andes. 2003. 5. 2ª ed. Cáceres C. Exploración neurológica del preescolar. Manual de Pediatría. G. Cruz Hernández M. Nursing 2007. [Monografía en Internet] [acceso el 16 octubre de 2008] Disponible en: http://escuela. 1995. Guía Clínica de Enfermería. 8.M y cols.ve/medicina/ivanda/neurologico/GENERALIDADES/paresgen.puc. 2ª Edición.Valoración Neurológica.L.G. ULA [sede Web]. Guía Fotográfica. 2ª ed. 2. Tratado de Exploración Clínica en Pediatría.cl/paginas/publicaciones/ManualPed/Convulsiones.cu/galerias/pdf/sitios/pdguanabo/cap15.pdf 6. 50 . 3ª Edición.spapex. Beare P. Cuba: Editorial Ciencias Médicas. Nieto Barrera y col. Nursing 2008. Valoración de los pares craneales. Convulsiones en el niño. Llanio N. Madrid.25(9):47-49 10. Web del profesor. Foro Pediátrico [revista en Internet] 2004 marzo [acceso el 10 de abril de 2008]. 1ª ed.org/pdf/neuromayor. Madrid: DAE. Disponible en: http://www. VENNO BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA 1.. 9. Rev. Galdó Villegas A. Vaquerizo J. Joyce E. 12. 26 (5): 34-35 11. Convulsiones en el niño.C. Morales I. 2007 [acceso el 10 de abril de 2008]. Exploración Pediátrica.Pares Craneales Generalidades.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->