P. 1
Estructura atómica de Sommerfeld

Estructura atómica de Sommerfeld

|Views: 3.851|Likes:
Publicado porEmir Acevedo

More info:

Published by: Emir Acevedo on Apr 23, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/12/2013

pdf

text

original

Estructura atómica de Sommerfeld (corrección de Sommerfeld

)
Jesús Emir Acevedo González.

El modelo atómico de Bohr, tenía algunas insuficiencias, ya que aunque funcionaba perfectamente para el átomo de hidrógeno, no funcionaba de igual manera para dar explicación a los espectros realizados para otros átomos de otros elementos. El físico alemán Arnold Sommerfeld, crea en 1916, el modelo atómico que lleva su nombre, para dar algunas mejoras al modelo atómico de Bohr, ayudándose de la relatividad de Albert Einstein. Sommerfeld, es más conocido en el mundo científico por su aportación a la ciencia con la constante de la estructura fina en 1919, que es la constante física fundamental en

la interacción electromagnética. Sommerfeld había encontrado que en algunos átomos, las velocidades que experimentaban los electrones llegaban a ser cercanas a la de la luz, así que se dedicó a estudiar los electrones como relativistas. De este modo, hizo dos básicas modificaciones:
 

Los electrones describían órbitas cuasi- elípticas. Velocidades relativistas.

Sommerfeld defendió, que el núcleo de los átomos no es permanece quieto, sino que ya sea electrón o núcleo, ambos realizan un movimiento entorno al centro de masas del sistema, que se encontrará cercano al núcleo debido a que posee una masa miles de veces mayor que la masa del electrón. El modelo atómico de Sommerfeld, es una adaptación mejorada y generalizada del modelo atómico de Bohr, dándole a éste, un punto de vista relativista, pero aun así, no pudo explicar los modos de emisión que tenían las órbitas elípticas, pudiendo sólo descartar las órbitas circulares.

Modelo atómico de Bohr
Antecedentes. 1. Espectros atómicos: Si los espectros atómicos son discontinuos, la energía emitida por los átomos debería ser también discontinua. 2. Ecuación empírica de Balmer: Balmer (1825-1893) había encontrado que cada una de las líneas aparente-mente desordenadas del espectro del hidrógeno se ajus-taba la siguiente ecuación. 3. Teoría cuántica de Planck: Según esta teoría, la ener-gía, al igual que la materia, no varía de forma continua, sólo se puede absorber o emitir en forma de cuantos o fotones de magnitud E=hν, siendo h = 6,62⋅10 constante de Planck y ν la frecuencia de la radiación.
-27

erg⋅seg, la

Postulados

Basó su modelo en tres postulados: 1. El átomo está formado por un núcleo de protones y una corteza de electrones, girando cada uno en órbitas circulares, a velocidad tal que la fuerza de atracción por el núcleo sea exactamente contrarrestada por la fuerza centrífuga. (Es el modelo atómico de Rutherford). 2. Sólo son posibles aquellas órbitas en las que el momento angular del electrón es un múltiplo de h/2π

.mvr = n(h/2π) 3. Las órbitas que cumplen los dos postulados anteriores son estacionarias, y en ellas el electrón no radia energía. De acuerdo con la teoría de Planck, la energía liberada a1 caer el electrón de una órbita superior a otra inferior, se emite en forma de una onda electromagnética elemental o un fotón, cuya frecuencia viene dada por la expresión: E - E = hν
k j

Radio de las orbitas de Bohr
El radio de las órbitas no toma cualquier valor sino que está cuantizado por el número cuántico n, que en posteriores ampliaciones al modelo, terminará siendo el número cuántico principal.

(Por el primer postulado)…. (1) (Momento angular para orbitas circulares)…. (2) (Segundo postulado)…. (3) Eliminando entre (1) y (3) se tiene: …. (4) Para n = 1 se tiene el radio de la 1ª órbita a = 0,259 Å Los radios de las
o

siguientes serán r = 4a , r = 9a , etc.
2 o 3 o

Energía de las orbitas

La energía del electrón en su órbita será:

…. (5) Observamos en esta expresión cómo la energía de las órbitas tampoco varía de forma continua sino que está también cuantizada por el nº cuántico principal n La energía, h, del fotón emitido al caer el electrón de la órbita k a la órbita j es: E - E = hν Ecuación de Planck
k j

Sustituyendo (5) en las energías de esta expresión, se obtiene la ecuación de Balmer, con un valor teórico para la constante de Rydberg de 109740 cm-1, que concuerda asombrosamente con el empírico. ( )

La misma ecuación se cumple para las series de líneas que aparecen en otras regiones del espectro: Lyman ⇒ Ultravioleta; Balmer ⇒ Visible; Paschen ⇒ Infrarrojo; Brackett y Pfund ⇒ Infrarrojo lejano. Queda por lo tanto demostrado que cada línea del espectro se puede interpretar como la radiación producida al saltar un electrón entre dos niveles distintos de energía.

Correcciones de Sommerfeld

Observación Al aplicar este modelo a átomos polielectrónicos, se vio que R no permanecía constante, sino que aumentaba con el número atómico.

Interpretación Sommerfeld salva este inconveniente sustituyendo la masa del electrón por su masa reducida en el sistema núcleo- electrón Si M → ∞ ⇒ μ → m

Observación Con espectrógrafos de gran poder de resolución se pudo observar que muchas rayas espectrales eran en realidad múltiples. Se le conoce como estructura fina del espectro.

Interpretación. Si las líneas espectrales corresponden a saltos electrónicos entre los niveles de energía existentes, la presencia de más líneas exige la existencia de más niveles energéticos que las simples órbitas de Bohr. Es Sommerfeld quien consigue interpretar estos niveles postulando que: Para un mismo radio (o semieje mayor) de la órbita, cuantizado por n y que constituye el nivel principal, son posibles n-órbitas elípticas de distinta excentricidad con energías ligeramente diferentes. Cada una de estas órbitas elípticas constituye un subnivel de energía, y las posibilidades de saltos hasta o desde ellas explicarían las líneas finas del espectro. Así pues Sommerfeld introduce las órbitas elípticas y aplicando el postulado de Bohr que se refiere al momento angular, obtiene que la excentricidad de las mismas esté cuantizada por un número l, llamado nº cuántico secundario, cuyos valores posibles de l van desde 0 hasta n1.

El momento angular de una partícula que se mueve en trayectoria elíptica, se puede considerar compuesto por otros dos: el orbital, debido al giro, y el radial, debido al movimiento de libración (aumento y disminución del ra-dio). Siguiendo el desarrollo de Bohr:

Se puede demostrar que: Para n = k la órbita sería circular. Por lo tanto, para cada valor de n son posibles n valores de k, que irán desde 0 hasta n. Para un mismo valor de n, cada k introduce una ligerísima

variación de energía, lo que explica la estructura fina del espectro. En el modelo vectorial se admite que Jo puede ser cero, y en lugar de k, se toma l = k-1, nº cuántico secundario Los valores de l se indican mediante las letras s, p, d, f, g, que corresponden a 0, 1, 2, 3, 4. En cada nivel principal, la energía es menor para la órbita mas aplanada (l=0) y mayor para la circular (l = n-1)

El éxito de la teoría de Bohr era muy convincente ya que concordaba con los experimentos. Aunque había un misterio en torno a ésta y era la cuestión de la relación entre la cuantización de Bohr del momento angular de un electrón moviéndose en una orbita circular y la cuantización de Planck de la energía total de una entidad (en este caso un electrón) describiendo un movimiento armónico simple.

Fueron Wilson y Sommerfield quienes en 1916, enunciaron un conjunto de reglas para la cuantización de cualquier sistema físico para el cual sus coordenadas son funciones periódicas del tiempo. Las reglas incluían la cuantización tanto de Planck y de Bohr como casos especiales. Ellas también fueron de considerable uso en la ampliación del rango de aplicación de la teoría cuántica. Estas reglas eran algo como esto: Para algún sistema físico en el cual las coordenadas son funciones periódicas del tiempo, existe una condición cuántica para cada coordenada. Estas condiciones cuánticas son:

……(6)

Donde q es una de las coordenadas, pq es el momento asociado con esa coordenada, nq es un número cuántico el cual toma valores enteros y la integral de línea nos dice que la integración es tomada sobre un periodo de coordenada q, ilustremos esto con unos ejemplos.

Consideremos una partícula de masa m moviéndose con una velocidad angular constante en una orbita cirular de radio r0 (un electrón atómico en una y . El comportamiento de estas dos coordenadas es

orbita de Bohr). La posición de la partícula puede ser especificada por las coordenadas polares

mostrado en la figura como función del tiempo. Ambas son funciones periódicas del tiempo, si consideramos como un caso limite de este comportamiento. es el momento angular

El momento asociado con la coordenada angular

.El momento asociado con la coordenada radial r es el momento radial y . En este caso , y una constante. Por lo tanto

. No necesitamos aplicar la ecuación (1) para la coordenada

r en el caso límite en el cual la coordenada es constante. La aplicación de la ecuación para la coordenada Tenemos y ∮ es fácil de realizar para el este ejemplo. ; entonces

, una constante. Escribimos ∮ ∮ ∫

Por tanto, la condición ∮ Se convierte en

O

Lo cual es idéntico a la ley de cuantización de Bohr.

Podemos ver entonces lo fuerte que fueron las correcciones hechas por Sommerfeld a la vieja teoría de Bohr y que tan importante fue su introducción en el mundo de la mecánica cuántica. Entonces pues es de gran importancia el estudio de estas ecuaciones y su aplicación en cuanto a como nos describen la orbita de las partículas en este caso los electrones ligados al núcleo y como se están relacionadas de manera casi directa con su momento angular.

Bibliografía.: -Fundamentals Of Modern Physics, 3ed - Robert Martin Eisberg – Wiley -CONCEPTOS FUNDAMENTALES-Jos L. Hernndez Pacheco. (pdf online).

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->