Aprendizaje y ninos criados por animales

Elaborado por: Licda. Jeannette Gómez Jiménez

El cerebro es uno de los principales órganos que posee el ser humano y que tan solo aproximadamente cuatro semanas después de la concepción, empieza a desarrollarse. Su complejidad es diferente a los otros órganos del cuerpo humano, como así tan bien las células que los forman, llamadas neuronas.

Impulsos eléctricos, sustancias químicas, conexiones entre millones de neuronas en el cerebro, permiten acciones tan normales como: sentir, pensar, recordar, comunicarse, entre otras. A pesar de que el cerebro está formado por diferentes partes, la acción de aprender, requiere del uso de todas las partes que lo forman.

El ser humano aprende debido a la plasticidad del cerebro, al estar expuesto a una serie de estímulos y experiencias de moldeamiento, imitación y adquisición de habilidades, es un proceso dinámico, constante y que se da durante toda la vida de la persona.

Un ejemplo de lo anterior lo encontramos en el lenguaje. Las personas no nacen con una predisposición específica en su cerebro para aprender uno u otro idioma, sino que con la continua exposición del niño al lenguaje oral por parte de los padres, éste logra desarrollar las habilidades comunicativas básicas de su grupo familiar.

Cuando a temprana edad, la exposición al lenguaje, a la luz o al contacto físico afectivo entre las personas, se ve interrumpido por cualquier razón, se produce un momento o período crítico, que impide un correcto desarrollo social del individuo y la adquisición de las habilidades y competencias necesarias para la vida en sociedad.

pero aquello que tal vez aprendieron mientras estuvieron viviendo con sus familias. la respuesta fue clara y contundente. a pesar de los esfuerzos de especialistas en medicina. uso de utensilios para comer. La adaptación de los “niños salvajes” a la sociedad es difícil y en algunos casos. creo que con el caso de Víctor (el niño salvaje de Aveyron). Por el contrario. que la estimulación temprana o la intervención por medio de un programa de estudio estructurado. estos sujetos no lograron adquirir o desarrollar un lenguaje.Existen muchos casos documentados de niños que fueron criados por animales y que al ser encontrados en un ambiente salvaje. no dominaban un lenguaje básico normal que les permitiera incorporarse a la sociedad sin problema alguno. el comportamiento y las ideas que definen a los seres humanos. debe darse en el momento correcto y con las estrategias adecuadas para que tenga éxito. en lingüística. como ser inteligente. Es de vital importancia que todo educador conozca bien cómo se produce el aprendizaje. cuidadores y otros. en la mayoría de los casos. fue desechado de sus recuerdos y se produjeron nuevas neurogénesis. totalmente imposible. Ellos no logran sobrevivir en un ambiente para el cual. aseo personal. puede adaptarse al entorno y satisfacer sus necesidades básicas. que les permitieron adquirir las habilidades necesarias para la vida en la selva. El ser humano es un ser social. necesita del contacto humano para aprender. gracias a la plasticidad funcional del cerebro. a pesar de que no poseían ningún problema fisiológico que se los impidiera. Queda claro que el ser humano puede sobrevivir en condiciones de aislamiento. el surgimiento de competencias y la adquisición de habilidades. . les falta adiestramiento (uso de ropas. entre otros). Se desconoce. Ante los cuestionamientos de si son innatas o adquiridas las cualidades. que tan jóvenes fueron que quedaron expuestos a la vida con animales o en aislamiento. de acuerdo a la edad de los estudiantes. investigadores sociales.

no le permitieron alcanzar habilidades sociales básicas. probablemente. Se dio cuenta que al joven le faltaba la socialización en el contexto . un humanista.De acuerdo con la pirámide de Maslow. Itard hubiera expuesto a un joven con edad similar a Víctor a las condiciones de aislamiento a las que él se enfrentó. Los otros niveles en la pirámide no tenían ningún sentido para él. El Dr. por supuesto que no. De ahí que me opongo rotundamente al calificativo de “idiota” al referirse al joven. el muchacho hubiera estado en peligro de muerte por la falta de conocimiento del ambiente. fue tal vez sin intención. Pero. por ejemplo. Itard? Realmente. a la de los chicos de su edad. debido a la falta de contacto social. por su mismo aislamiento. La carencia de estímulos. ¿por qué no adquirió esta destreza cuando fue llevado a la casa del Dr. el Dr. Una de las pruebas más fuertes en cuanto al impacto que tiene la crianza en las personas es el hecho de la ausencia del lenguaje. educación familiar y formal. entre otros factores. solo satisfacía sus necesidades fisiológicas básicas y las de seguridad o autoprotección. ¿Víctor era incapaz de aprender? No. Si. Víctor el niño salvaje de Aveyron. Las estructuras o representaciones mentales del joven eran diferentes. Vio en Víctor una posibilidad de un nuevo comienzo. Itard.

que al no haber estado expuesto al contacto humano. las normas sociales y a los procesos de educación. que lo podría incorporar a la sociedad después de haber trabajado con él. su orientación fue más hacia los modelos animales con los que convivió. donde desarrolló sus instintos de supervivencia y de defensa.humano y pensó que si se la proporcionaba. debido a que el ejemplo de Víctor demuestra. Cobra gran importancia ante este caso la frase que dice Maurice Debesse: “la educación no crea al hombre. le ayuda a crearse a sí mismo”. no es recuperable más adelante. podría darle un nuevo rumbo a su vida. cuidadores. Al sacar a Víctor de su ambiente y “domesticarlo”. lo convirtió en un ser totalmente dependiente de sus . El problema fue que no consideró que los procesos mentales que se forman desde la etapa temprana de la infancia. Es por ello que no se vio así mismo como un ser desnudo o que podía caminar en forma erguida.

A. S. (2005) Aprendizaje humano. Aprendizaje. Coordinaión Educativa y Cultural Centroamericana.A. Ormrod.. L.Bibliografía: Carazo. coevolución neuroambiental. S. Madrid: Pearson Educación. V. Vol. . San José. J. 43. López. (2009). Costa Rica: Editorama.