Roj: AAP M 3255/2012 Id Cendoj: 28079370282012200022 Órgano: Audiencia Provincial Sede: Madrid Sección: 28 Nº de Recurso: 628/2011

Nº de Resolución: 37/2012 Procedimiento: Recurso de Apelación Ponente: ANGEL GALGO PECO Tipo de Resolución: Auto

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 28 MADRID AUTO: 00037/2012 AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID Sección 28ª t6 Rollo de apelación nº 628/2011. Materia: Derecho procesal. Prejudicialidad civil Órgano judicial de procedencia: Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Madrid Autos de origen: Juicio ordinario 120/2009 Apelante: D. Millán Procurador/a: D. Manuel Infante Sánchez Letrado/a: D. Juan Medina Gascón Apelada: FINCAS Y REPRESENTACIONES, S.A. Procurador/a: D. Manuel Lanchares Perlado Letrado/a: D. Álvaro Remón Peñalver A U T O nº 37/2012 En Madrid, a 9 de marzo de 2012. La Sección Vigésimo Octava de la Audiencia Provincial de Madrid, especializada en materia mercantil, integrada por los ilustrísimos señores magistrados D. Angel Galgo Peco, D. Gregorio Plaza González y D. Pedro María Gómez Sánchez, ha visto el recurso de apelación, bajo el nº de rollo 628/2011, interpuesto contra el auto de fecha 2 de octubre de 2009 dictado en los autos de juicio ordinario 120/2009, seguidos ante el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Madrid , sobre impugnación de acuerdos sociales. Las partes han actuado representadas y con la asistencia de los profesionales identificados en el encabezamiento de la presente resolución.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Madrid dictó el 2 de octubre de 2009, en el procedimiento de referencia, auto cuya parte dispositiva establece: "Se acuerda la suspensión del curso de las actuaciones de este proceso, hasta que finalice el que tiene por objeto la cuestión prejudicial". SEGUNDO.- Contra dicha resolución interpuso recurso de apelación D. Millán , que, admitido por el mencionado juzgado y tramitado en legal forma, con oposicion de FINCAS Y REPRESENTACIONES, S.A.,

1

ha dado lugar a la formación del presente rollo ante esta sección de la Audiencia Provincial de Madrid, que se ha seguido con arreglo a los trámites de los de su clase. La deliberación y votación para el fallo del asunto se realizó el 8 de marzo de 2012. Ha actuado como ponente el Ilmo. Sr. D. Angel Galgo Peco, quien expresa el parecer de la Sala. TERCERO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.

RAZONAMIENTOS JURIDICOS
PRIMERO.- El presente expediente tiene su origen en la demanda presentada en su dia por D. Millán para solicitar que fuesen declarados nulos los acuerdos adoptados en la junta general de FINCAS Y REPRESENTACIONES, S.A. celebrada el 9 de enero de 2008, entre otros motivos por haberse negado a quien nombró para representarlo el acceso a la junta al no haber acreditado el Sr. Millán su condición de accionista. En el trámite de la audiencia previa la parte demandada interesó que se suspendiese el curso de las actuaciones hasta la resolución de otro pleito que había promovido esta parte solicitando que se declarase judicialmente que el Sr. Millán no es accionista de la referida mercantil (autos de juicio ordinariio seguidos con el número 1160/2007 ante el Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid), por considerar que el acogimiento de tales pretensiones haría decaer de plano la legitimación activa que se irrogaba el Sr. Millán . El juez a quo, acogiendo las tesis de la parte demandada, consideró que la resolución final que recaiga en ese otro proceso constituye un antecedente lógico de la contienda suscitada en el presente, por lo que aprecia prejudicialidad civil y decreta la suspensión del curso de los autos. Disconforme con tal decisión, la parte demandante se alza contra ella en apelación. SEGUNDO.- El instituto de la prejuidicialidad civil atiende de manera principal a la salvaguarda del principio de seguridad jurídica, siendo uno de los instrumentos procesales con los que se pretende evitar la eventual coexistencia de resoluciones que pudieran resultar contradictorias. Es por ello que el artículo 43 de la Ley de Enjuiciamiento Civil permite decretar la suspensión del curso de las actuaciones "cuando para resolver sobre el objeto del litigio sea necesario decidir acerca de alguna cuestión que, a su vez, constituya el objeto principal de otro proceso pendiente ante el mismo o distinto tribunal civil, si no fuera posible la acumulación de autos,.", situación que perdura "hasta que finalice el proceso que tenga por objeto la cuestión prejudicial". No es esta situación riesgosa la que concurre en el presente caso. Parafraseando lo dicho en la sentencia de la Audiencia Provincial de Girona, Sección 1ª, de 17 de abril de 2001 , tratándose de resolver únicamente sobre la validez de los acuerdos adoptados en junta general de socios, la discusión judicial sobre la propiedad de las acciones no produce prejudicialidad, dado que tal impugnación no depende tanto de que el impugnante sea el titular real de las acciones que se atribuye, como de que el mismo deba ser considerado como socio y legitimado para asistir a la junta, en los términos que derivan de los artículos 55.2 , 58 y 104.1 LSA (pues es este el concreto contexto normativo en que se localiza la controversia). De esta forma, la queja del recurrente relativa a que lo decidido por el juzgador de la anterior instancia entraña una vulneración del artículo 58 LSA se presenta plena de razón. TERCERO.- No procede efectuar expresa imposición de las causadas en esta alzada, habida cuenta la estimación del recurso, de conformidad con lo establecido en el artículo 398.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil . VISTOS los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación.

PARTE DISPOSITIVA
En atención a lo expuesto la Sala acuerda: 1.- Estimamos el recurso de apelación interpuesto por la representación de D. Millán contra el auto dictado el 2 de octubre de 2009 por el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Madrid en el expediente de juicio ordinario 120/2009 del que este rollo dimana 2.- Revocar la resolución recurrida, dejándola sin efecto y, en su lugar, acordamos no haber lugar a la suspensión del expediente por prejudicialidad civil, debiendo continuar su tramitación en el estado en que se encontraba al tiempo de acordarse la suspensión. 3.- No procede efectuar expresa imposición de las costas derivadas del recurso de apelación. Así, por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos los ilustrísimos señores magistrados integrantes de este tribunal.

2

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful