P. 1
El Divorcio en El Evangelio

El Divorcio en El Evangelio

5.0

|Views: 1.609|Likes:
Publicado porez.nacho

More info:

Published by: ez.nacho on Dec 17, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/19/2012

pdf

text

original

EL Divorcio EN EL EVANGELIO

Se presenta una disyuntiva al tratar este tema considerando las palabras de nuestro Señor Jesucristo como veremos a continuación y que muchos hermanos no saben como resolver su problema y otros tienen problemas al ser censurados por los mismos hermanos, al haber contraído matrimonio después de un divorcio, por lo que debemos preguntarnos ¿Un hombre o mujer no puede volver a casarse bajo ninguna circunstancia mientras su cónyuge viva? Consideremos las palabras de Nuestro Señor Jesucristo. Mateo 5:
31

También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio. 32Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio. Mateo 19: Aconteció que cuando Jesús terminó estas palabras, se alejó de Galilea, y fue a las regiones de Judea al otro lado del Jordán. 2Y le siguieron grandes multitudes, y los sanó allí.3Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa? 4Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, 5y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? 6Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. 7Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla? 8El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así. 9Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera. 10Le dijeron sus discípulos: Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse. 11Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado. 12Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba Marco 10:
1

Levantándose de allí, vino a la región de Judea y al otro lado del Jordán; y volvió el pueblo a juntarse a él, y de nuevo les enseñaba como solía.
2

Y se acercaron los fariseos y le preguntaron, para tentarle, si era lícito al marido repudiar a su mujer. 3El, respondiendo, les dijo: ¿Qué os mandó Moisés? 4Ellos dijeron: Moisés permitió dar carta de divorcio, y repudiarla. 5Y respondiendo Jesús, les dijo: Por la dureza de vuestro corazón os escribió este mandamiento; 6pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios. 7Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, 8y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno. 9Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.
10

En casa volvieron los discípulos a preguntarle de lo mismo, 11y les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; 12y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio. Lucas 16:

18

Todo el que repudia a su mujer, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada del marido, adultera. 1 Corintios 7:
10

Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; 11y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer. Debemos considerar en primer lugar cual era la situación cuando fue consultado acerca del divorcio el Señor y cual era su intención como podemos apreciar en el verso 3 en el cual le preguntaron para tentarle, no porque realmente estuvieran interesados en saber sobre este tema. La respuesta fue clara fuera de toda controversia, NO definitivamente en las condiciones que Moisés dio la ley acerca del divorcio. Ahora bien ¿Cuál eran las causas del divorcio que dio Moisés? Como podemos leer el Señor da el porque Moisés dio carta de divorcio, “por la dureza de vuestros corazones” pero a la vez es muy amplia las razones que se podían tomar, veamos el pasaje en: Deuteronomio 24:
1

Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa. 2Y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre. 3Pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio, y se la entregare en su mano, y la despidiere de su casa; o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer, 4no podrá su primer marido, que la despidió, volverla a tomar para que sea su mujer, después que fue envilecida; porque es abominación delante de Jehová, y no has de pervertir la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad. Como podemos ver que si no le agradaba por encontrar una cosa indecente le daba carta de divorcio, lo cual es muy arbitrario y amplio, dependía de que es lo que no le agradaba y que encontraba indecente, que podría ser su forma de hablar, o por ser poco aseada sin ni siquiera considerar el adulterio, recordemos que si se encontraba a una persona en el acto de adulterio y se le comprobaba debía ser apedreada asta morir lo que nos lleva a ver que no se estaba considerando que pasa cuando hay adulterio, si se esta viendo si es licito divorciarse por otras causas. ¿Que es lo que Dios considera cuando se habla de divorcio?, este punto es muy importante porque el adulterio se considera como rompimiento del matrimonio y como consecuencia tenia como castigo la muerte como podemos leer en Levítico 20:10 y 21:9 Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos.
9

Y la hija del sacerdote, si comenzare a fornicar, a su padre deshonra; quemada será al fuego.

Deuteronomio 22
22

Si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido, ambos morirán, el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer también; así quitarás el mal de Israel23Si hubiere una muchacha virgen desposada con alguno, y alguno la hallare en la ciudad, y se acostare con ella; 24entonces los sacaréis a ambos a la puerta de la ciudad, y los apedrearéis, y morirán; la joven porque no dio voces en la ciudad, y el hombre porque humilló a la mujer de su prójimo; así quitarás el mal de en medio de ti.

Es claro que por esta falta se rompía con el vinculo del matrimonio y esto lo tenían claro los fariseos que se acercaron a Jesús por lo que podemos tener claro que no era ese el punto por el cual se estaba consultando, así lo vemos en el evangelio de Juan 8
1

y Jesús se fue al monte de los Olivos. 2Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba. 3Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, 4le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. 5Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices? 6Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. 7Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. 8E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. 9Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. 10Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? 11Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más. Este pasaje confirma nuevamente lo que estamos diciendo, ellos conocían la ley y sabían cual era el castigo por esta falta que era la muerte, ¿si el cónyuge era muerto, que necesidad abría de considerar el divorcio en estos casos? Ninguna por que la persona quedaba libre para poder casarse al quedar viuda, por lo tanto lo que se esta considerando no es esto como lo hemos dicho anteriormente. Entonces consideremos el pasaje en que preguntan al Señor acerca del divorcio teniendo presente este punto arriba mencionado. Lo que nos lleva a ver que los judíos estaban preguntando acerca de otras razones por la que se podían divorciar de las cuales les dice que por la dureza de sus corazones se les permitió, mas ahora deja establecido que no es permitido salvo por causa de fornicación, es decir que si uno de ellos cometía adulterio el otro cónyuge quedaba libre, pero no por otras razones. Así podemos decir que ahora en el nuevo pacto, como no se puede apedrear a los que caen en adulterio se establece como causa el divorcio en caso de esta falta, no así por las otras razones que dio Moisés. Además debo decir o subrayar que aunque se case una persona después del divorcio por causas como las que se establecieron en el antiguo pacto o testamento igual esta en adulterio como lo deja muy claro el Señor en Mateo 19:9 Lo que debemos considerar también es si se justifica otras razones que si ameriten esta medida como maltrato, violación, cárcel, homosexualidad, estupro, etc. Aquí algunos pasajes para considerar: Levítico 20: Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre. 14El que tomare mujer y a la madre de ella, comete vileza; quemarán con fuego a él y a ellas, para que no haya vileza entre vosotros. 15Cualquiera que tuviere cópula con bestia, ha de ser muerto, y mataréis a la bestia. 16Y si una mujer se llegare a algún animal para ayuntarse con él, a la mujer y al animal matarás; morirán indefectiblemente; su sangre será sobre ellos. Al tener presente que si hay casos como estos como la pedofilia, maltrato, abuso sexual, y otros casos que seria largo ir viendo caso a caso que son casos en los cuales también ¿no debiera
13

considerarse el divorcio? Si el Señor en muchos de ellos considera la pena capital en el antiguo pacto ¿seria mucho considerar el divorcio? Podemos decir que el divorcio no es algo que Dios tenga en mente pero hay causas que si lo ameritan como las mencionadas arriba, mas en situaciones de mala convivencia o malos entendidos no da lugar a considerar esta medida. El apóstol Pablo escribe a los Corintios acerca de esto, que se puede llegar a separar un matrimonio pero no volver a casar, explicando que si no pueden estar solos reconcíliense 1Cor:10-11, por esto dijeron los discípulos del Señor que si esa era la condición del hombre con su mujer era mejor no casarse. Debemos entender que cuando Dios estableció el matrimonio lo hizo para toda la vida o como se dice, hasta que la muerte los separe. Dice el Señor, Gen 2:24 “Por tanto, el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” Se establece en esta unión algo mas que compañerismo, una unión de ser uno el hombre con su mujer que al cometer adulterio se rompe esa unidad al haber una tercera persona, por ello que se establece el divorcio en estos casos, esta falta es grave delante del Señor que debía morir el infractor. Hermano debemos considerar con seriedad esto y espero que sea de bendición para usted ese breve estudio y no solo para usted sino para aquellos que estén pasando por este problema por no decir prueba y tengan sus conciencias tranquilas al tener que pensar en casarse nuevamente. Quisiera mencionar un punto aprovechando el pasaje de Juan 8, considerando las palabras del Señor cuando a la mujer no le aplica la ley, si no le perdona. Era responsabilidad de todos que la ley se cumpliese pero vemos aquí que el Señor Jesucristo esta estableciendo lo que seria ahora el nuevo pacto, un pacto universal por decirlo así ya que se establece no solo con Israel si no con todos los que formarían el nuevo pueblo. Que el Señor les bendiga. Consultas o comentarios hacerlas al correo electrónico: felixmoragazamora@gmail.com

Her mano:

Félix

Moraga Z.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->