Está en la página 1de 1

MIRCEA ELIADE. LO SAGRADO Y LO PROFANO.

Feb-02 El estudio fenomenolgico e histrico de los hechos religiosos El autor trata de presentar, en doscientas pginas, con compresin y simpata, el comportamiento del homo religiosus: La situacin del hombre de las sociedades tradicionales y orientales. La intencin del autor es slo ayudar al lector, a percibir la significacin profunda de una existencia religiosas, ya reconocer su validez como decisin humana, a apreciar su belleza, su nobleza. Mircea, aspiraba con ese ensayo mostrar algo ms: la Lgica y la grandeza de sus concepciones del mundo, es decir, de sus comportamientos, de sus simbolismos y de sus sistemas religiosos. Cuando se trata de comprender un comportamiento extrao o un sistema de valores exticos, desmixtificarlos no sirve para nada. Es ocioso proclamar, a propsito de la creencia de tantos primitivos, que su pueblo y su casa no se encuentran en el Centro del Mundo Introduccin El sentimiento de espanto ante lo sagrado, ante ese mysterium tremendum, ante esa maiestas que emana una aplastante superioridad de podero; descubre el temor religioso ante el mysterium fascinas, donde se despliega la plenitud perfecta del ser. Lo sagrado se manifiesta siempre como una realidad de un orden totalmente diferente del de las realidades naturales. El fenmeno de lo sagrado en toda su complejidad, y no slo en lo que irracional. No es la relacin entre los elementos no racional y racional de la religin lo nico que nos interesa, sino lo sagrado en su totalidad. Ahora bien, la primera definicin que puede darse de lo sagrado es la de que se opone a lo profano. Lo sagrado se manifiesta El hombre entra en conocimiento de lo sagrado porque se manifiesta, porque se muestra como algo diferente por completo de lo profano. Para denominar el acto de esa manifestacin de lo sagrado hemos propuesto el trmino de hierofania (del griego hieros = sagrado y phainomai = manifestarse), que es cmodo, puesto que no implica ninguna precisin suplementaria: no expresa ms que lo que est implcito en su contenido etimolgico, es decir, que algo sagrado se nos muestra. Podra decirse que la historia de las religiones, de las ms primitivas a las ms elaboradas, est constituida por una acumulacin de hierofanas, por las manifestaciones de las realidades sacras.