Está en la página 1de 1

SILENCIO Virtudes en las que la fuerza del alma se revela de modo especial y el alma misma crece y se fortalece: el silencio,

la soledad, el descanso y la espera. (pg. 132) El silencio consiste en algo ms que en no hablar. Es una cierta plenitud de s mismo. (pg. 132) Quien calla tiene los ojos abiertos y el odo a la escucha, y su corazn se ensancha. (pg. 133) Solo quien sabe callar oye a Dios. Esa voz baja que nos dice cul es el sentido de tal desgracia, de tal buen momento, de tal encuentro, de tal suceso aparentemente azaroso. Esa voz baja que en todo nos amonesta y advierte: quien no hace ms que hablar, no oye. (pg. 134) Gracias al silencio lo que queremos decir en nuestro interior adquiere su figura esencial y verdadera. (pg. 134) En el misterio de la Santsima Trinidad, el Hijo es el Verbo o Palabra del Padre, pero su procedencia tiene lugar en un silencio tan hondo como la misma profundidad divina. Y cuando todas las cosas yacan en el ms profundo silencio y la noche haba llegado a la mitad de su curso, entonces, oh Seor, tu palabra descendi de tu trono real y vino a nuestro mundo, dice la liturgia del tiempo de Navidad. (pg. 134-5) La palabra solamente llega a ser plena y clara cuando procede del silencio (pg. 135) Elogio de la soledad: lo que se da a los dems, de dnde sale? solo de la profundidad interior, del corazn que tiene su fundamento dentro de s (pg. 137). solo en ella se abren los ojos del alma, la capacidad de acoger y conservar (pg. 137) Romano Guardini, Cartas sobre la formacin de s mismo. Palabra, Madrid, 2000.