Está en la página 1de 1

El Poder Del Tiempo de Jos Cadalso

Todo lo muda el tiempo, Filis ma, todo cede al rigor de sus guadaas: ya transforma los valles en montaas, ya pone un campo donde un mar haba. l muda en noche opaca el claro da, en fbulas pueriles las hazaas, alczares soberbios en cabaas, y el juvenil ardor en vejez fra. Doma el tiempo al caballo desbocado, detiene el mar y viento enfurecido, postra al len y rinde al bravo toro. Sola una cosa al tiempo denodado ni ceder, ni cede, ni ha cedido, y es el constante amor con que te adoro.