Está en la página 1de 1

SOBRE TRINIDAD DE JUREZ, DE MANUEL PAYNO Juan Emiliano lvarez Pastrana 304701203 A pesar de que esa estrategia literaria

en la que el narrador le habla directamente al lector y lo interpela y lo hace, de alguna forma, cmplice de lo que est relatando es de uso muy viejo en la literatura espaola (por lo menos, lo ubico desde el Quijote), me pareci especialmente atinada la manera en la que Manuel Payno la utiliza al comienzo de esta novelita (lo digo por su brevedad, no despectivamente). Lo hace de tal manera que pareciera que es la primera y espontnea y fresca vez que tal recurso se utiliza. Adems, ayuda a que el lector se adentre ms en la historia desde el principio, pues nos hace sentir descubridores y articuladores, junto con l, de la ancdota. Y aunque sta tal vez sea predecible y melodramtica, esa complicidad nos impide juzgarla tan severamente, como s juzgamos, a menudo, otros textos de la poca. Al menos sa es mi experiencia personal. En cuanto al resto de los componentes del libro, me parece una novela construida un tanto opersticamente (gnero musical tpicamente romntico): los personajes quedan reducidos a arquetipos sociales, lo cual los vuelve un tanto planos, y esa condicin de arquetipos los hace reaccionar de la manera en que lo hacen ante las situaciones que se les presentan. Sin embargo, como en la pera, Payno sabe introducir elementos que hacen salir a flote el barco endeble de la ancdota: ya he mencionado cierto recurso literario, pero adems encuentro un manejo estupendo del suspenso, una bien articulada descripcin histrica, y un planteamiento muy lcido de una crtica ideolgica bien fundamentada. Al leer Trinidad de Jurez, no poda dejar de imaginar los leit motivs (si es que as se pluraliza) que un Puccini le hubiera otorgado a cada personaje. El de Trinidad hubiera tenido que ser una msica melanclica, aunque por momentos se introdujera la nota alegre de una flauta; el de don Hernando, hubiera sido una msica en tono menor, grave, reforzada por el estruendo de una tuba o unos timbales, y as podramos hacerlo con cada personaje (la Inquisicin sera un personaje por s mismo). No podra sostenerlo tericamente para afirmarlo en este momento, pero intuyo que podra haber cierta influencia del gnero operstico en esta novela. Sera un interesante tema para un trabajo posterior.