P. 1
SPINOZA Y SU APORTE AL PENSAMIENTO JURÍDICO

SPINOZA Y SU APORTE AL PENSAMIENTO JURÍDICO

|Views: 2.087|Likes:
Dentro del marco histórico de la filosofía del siglo XVII, encontramos a un filósofo que fue excomulgado por la comunidad judía. Este notable y modesto pensador fue BARUCH SPINOZA (1632 - 1677), quien tuvo influencias cartesianas y a su vez un pensamiento panteísta, lo cual no fue del agrado de la sinagoga, porque Spinoza sostuvo que la biblia no fue inspirada por Dios y que solamente fue producto de la imaginación de los profetas. Sin embargo, pudo comprobar muchos errores y contradicciones en las sagradas escrituras. Una vez excomulgado, Spinoza siguió escribiendo sus obras en la soledad de su hogar, pues otro tema que captó su atención fue la libertad del hombre. Es ahí, en donde Spinoza comienza a investigar sobre el poder político del Estado y también dio una noción sobre lo que considera derecho. Escrito por David Efraín Misari Torpoco.
Dentro del marco histórico de la filosofía del siglo XVII, encontramos a un filósofo que fue excomulgado por la comunidad judía. Este notable y modesto pensador fue BARUCH SPINOZA (1632 - 1677), quien tuvo influencias cartesianas y a su vez un pensamiento panteísta, lo cual no fue del agrado de la sinagoga, porque Spinoza sostuvo que la biblia no fue inspirada por Dios y que solamente fue producto de la imaginación de los profetas. Sin embargo, pudo comprobar muchos errores y contradicciones en las sagradas escrituras. Una vez excomulgado, Spinoza siguió escribiendo sus obras en la soledad de su hogar, pues otro tema que captó su atención fue la libertad del hombre. Es ahí, en donde Spinoza comienza a investigar sobre el poder político del Estado y también dio una noción sobre lo que considera derecho. Escrito por David Efraín Misari Torpoco.

More info:

Categories:Types, Speeches
Published by: David Efraín Misari Torpoco on Apr 18, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/01/2013

pdf

text

original

SPINOZA Y SU APORTE AL PENSAMIENTO JURÍDICO1

Por: David Efraín Misari Torpoco2

1

Ponencia presentada en el ” II Encuentro de Estudiantes de Filosofía”, evento que se llevó a cabo el día 13 de Octubre de 2011 en la Escuela Profesional de Filosofía de la Universidad Nacional Federico Villareal.
2

Estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega. Miembro de la Sociedad Peruana de Ciencias Jurídicas. Docente e Investigador de Filosofía del Derecho, Teoría General del Derecho y Latín jurídico. Autor del libro “El ABC del LATIN JURIDICO” y del artículo “Crítica a la enseñanza tradicional del derecho” en la Revista Iberoamericana de Derecho Procesal. Además es Co-autor del texto “Redacción jurídica y Oratoria Forense”. Especializado en temas de Filosofía General e Historia de las religiones por la UARM.

SPINOZA Y SU APORTE AL PENSAMIENTO JURÍDICO

Introducción

Dentro del marco histórico de la filosofía del siglo XVII, encontramos a un filósofo que fue excomulgado por la comunidad judía. Este notable y modesto pensador fue BARUCH SPINOZA (1632 - 1677), quien tuvo influencias cartesianas y a su vez un pensamiento panteísta, lo cual no fue del agrado de la sinagoga, porque Spinoza sostuvo que la biblia no fue inspirada por Dios y que solamente fue producto de la imaginación de los profetas. Sin embargo, pudo comprobar muchos errores y contradicciones en las sagradas escrituras. Una vez excomulgado, Spinoza siguió escribiendo sus obras en la soledad de su hogar, pues otro tema que captó su atención fue la libertad del hombre. Es ahí, en donde Spinoza comienza a investigar sobre el poder político del Estado y también dio una noción sobre lo que considera derecho. En su obra “ETHICA”, el filósofo quiso demostrar que la vida del hombre está condicionada por las leyes de la naturaleza, las cuales son la causa de todo lo que ocurre. De este modo Spinoza intentó fundar un nuevo concepto de Derecho Natural, pero entendido como ley natural; la razón se debe precisamente a que la naturaleza determina a cada individuo un modo general a ser y a actuar. Es entonces donde forjaba la idea en que cada individuo tiene tanto derecho como fuerza, en otras palabras “No hay derecho sin fuerza”.

David Efraín Misari Torpoco

1. EL FILÓSOFO RACIONALISTA Uno de los principales precursores del racionalismo fue BARUCH SPINOZA (1632-1677), filósofo holandés nacido en una familia de judíos sefarditas - de origen español - emigrados de Portugal - los cuales habían alcanzado una posición económica relativamente buena. El racionalismo de Spinoza lo fue alejando de la religión y esto se debe quizá vinculado al debilitamiento de la fe por la obligación familiar de ocultarla en su país de origen. Spinoza llegó a desarrollar ciertas simpatías por el cristianismo. Sin embargo como en todo lugar, los miembros de la sinagoga fueron los que decidieron expulsar a Spinoza de la comunidad judía y para imponerle silencio le ofrecieron una buena suma de dinero pensión- con tal de que Spinoza callara muchos de los secretos que había descubierto en la religión, pero el filósofo rechazó esa “paga” diciendo que LA VERDAD ES COMO UN DIAMANTE PRECIADO QUE NO TIENE PRECIO y a raíz de esto, los de la comunidad judía mandaron a que acabasen con su vida, recibiendo amenazas de muerte por no creer en “la verdad” de ellos. Fue así como una noche mientras Spinoza caminaba de regreso a casa, dos fanáticos religiosos intentaron asesinarlo, propiciándole una golpiza. Pasado todo esto, el 27 de Julio de 1656, Baruch Spinoza fue excomulgado de la sinagoga, coincidentemente el mismo día en que lo fue su amigo el gran pintor REMBRANDT (1606-1669), además por presiones de sus antiguos hermanos de religión fue desterrado. Aunque algunos han dicho que se dedicó en cierto momento al comercio, pero esto no fue así, debido a que Spinoza se ganó la vida modestamente realizando trabajos de óptica, como limpiador de cristales para lentes, marco de actividad con el cual pudo vender su invento “el pulidor de cristales”. El filósofo holandés es un gran ejemplo de resistencia a las tentaciones de este mundo. Pudiendo recibir grandes beneficios económicos los rechazó e incluso renunció a la herencia paterna en beneficio de sus hermanas, pero solamente les pidió que le den los libros de la biblioteca. La Universidad de Heidelberg le ofreció una cátedra con la condición de no abusar de la LIBERTAD para atacar a la religión públicamente establecida, la cual Spinoza NO la aceptó para que el cargo NO afectara su libertad personal (interior). Spinoza fue amigo del político JOHAN DE WITT (1625-1672), célebre por sus virtudes republicanas y su lucha contra el absolutismo de la Casa de Orange y se dice que la defensa de la libertad que efectuó está relacionada con esa amistad. Sin embargo, la tuberculosis que desde joven minaba su salud, acabó con su vida ejemplar, sin que por esto cesaran las injurias. Las obras más significativas de SPINOZA son “Éthica” (publicada después de su muerte), “Tratado teológico - Político” (aparecido anónimo) y su “Tratado de la Reforma del Entendimiento” (el cual quedó inconcluso). Las ideas de Spinoza, racionalistas, materialistas y fuertemente signadas por la referencia matemática (que se muestra incluso en las formas de exposición utilizando axiomas, definiciones, proposiciones con demostraciones, etc.) Recibió también influencia del pensamiento judío, del neoplatonismo, del estoicismo, de Descartes y de Hobbes, pues presentan importantes coincidencias con las de GIORDANO BRUNO. También se evidencian contactos ideológicos con Suárez.

SPINOZA Y SU APORTE AL PENSAMIENTO JURÍDICO

2. SU FILOSOFÍA La filosofía de Spinoza parte de Dios, porque su posición inicial está en el judaísmo, pues caso contrario hubiese partido directamente de la naturaleza. Spinoza propone una religión natural, de tipo racional, cuyo desarrollo último es la filosofía y cuya mejor realización consiste en la práctica de la justicia y la caridad. Para Spinoza, la virtud es la conservación del propio ser y su perfeccionamiento mediante la razón. Dentro del pensamiento de Spinoza, el hombre no tiene libertad y todo está determinado en sus causas. SPINOZA dijo: “Nos creemos libres porque ignoramos las causas que determinan nuestra acción y creemos en la realidad de nuestra persona porque no sabemos ver su esencia, que es la de la substancia única”.3 En primer lugar observamos que Spinoza pretende reunir todas las cosas en un esquema particular y abarcarlas en una sola unidad llamada “SUSTANCIA”, la cual define como “id quod in se est et per concipitur, hoc est id, cuius conceptus non indiget conceptu alterius rei, a quo formari debet” con la cual constituye la unidad natural, la cual haría posible el orden en la sociedad. En otras palabras, para Spinoza la sustancia es el fundamento determinante y la causa eficiente de todas las cosas, la cual está provista de diversos atributos y se manifiesta de distintos modos, por lo que el hombre viene a ser un modo de esa sustancia. También llama a la sustancia, Deus sive natura. Por otra parte, sostiene que para conocer las cosas que existen en el mundo, Spinoza plantea tres grados del conocer4: a) El primero es la forma IMAGINATIVA fundada en la percepción sensorial y a ella corresponde el orden práctico, el sometimiento de las pasiones. b) El segundo es la forma RACIONAL, que ordena las cosas según lo que hay en común en éstas, y a ella corresponde el orden práctico de la liberación de las pasiones por cualquier cosa particular. Es aquí en este segundo grado del conocer, donde se sabe que el mal no existe frente a la razón y la visión se hace optimista. c) El tercer grado de conocer, es la forma INTUITIVA, en la que se contempla al universo en su surgimiento del infinito de Dios, correspondiendo a esta forma el orden práctico el amor intelectual de Dios, hasta llegar a ser una cosa con Él. En este amor sentimos la eternidad de nuestro ser en Dios y alcanzamos la beatitud. El más elevado de nuestros afectos es el que, iluminado por la razón, nos une en un místico arrobamiento con la sustancia eterna, que denominamos con los sinónimos de Dios o naturaleza, Deus sive natura.

3 4

Spinoza, Ethica ordine geometrico demostrata, IV, prop. Spinoza, Tratado de la Reforma del Entendimiento Humano, XII prop.

David Efraín Misari Torpoco

SPINOZA dijo: “La sabiduría no consiste en la contemplación de la muerte, sino en la meditación y reflexión de la vida”.5 El amor de ese tercer grado del conocer es un modo del amor infinito que Dios se tiene a sí mismo, que se extiende a los hombres. En él se confunden el amor de Dios a sí mismo y a los hombres y el de nosotros a nosotros mismos y al prójimo. Por medio de tal amor alcanzamos la libertad. La necesidad en definit iva es “libertad”, porque ésta consiste en ser lo que se es y no otra cosa. La autonomía del hombre libre se perfila en la contemplación de la substancia infinita. SPINOZA dijo: “La libertad no consiste en liberarse de la ley o del proceso causal, sino liberarse de la pasión y del impulso parcial; no es librarse de cualquier pasión, sino de ésta cuando es sin cordura e incompleta. Solo somos libres cuando lo decidamos de corazón y de voluntad”.6 Pese a que se ha señalado cierto acuerdo entre el amor spinoziano y el de los franciscanos, cabe destacar que el amor de Dios del filósofo holandés es UNIÓN. Spinoza construye una ética tratando de superar el altruismo y la bondad de la utopía, pero también el egoísmo y la perversidad que suelen invocar los conservadores. Su base es el amor de sí mismo legítimo y justificable. En relación con esta base -la de los franciscanos- no tiene mucha simpatía por la humildad, aunque señala que la humildad y la abyección voluntaria son rarísimas.

3. EL PENSAMIENTO POLÍTICO - JURÍDICO DE SPINOZA Spinoza evidencia con contrariedad, influencias de HOBBES, pese a que desde bases análogas llega a conclusiones diversas, que tienen más a la defensa de la libertad. El punto de partida para la concepción política - jurídica de Spinoza, es el derecho de cada cosa natural para existir y obrar según el poder que tenga para hacerlo. Ese poder es el poder de la Naturaleza, que absolutamente es libre. En el Derecho natural no hay ni bien, ni mal, ni vicio, ni pecador; es lícito todo cuanto apetece. La obligatoriedad de los contratos depende de la conveniencia entre las partes. Si cesa la utilidad, el pacto queda anulado y carece de valor. Para salir de ese estado natural, en el que hay odios y luchas, se produce con sentido utilitario un pacto en el que cada hombre renuncia a su fuerza para obrar conforme con la voluntad conjunta de todos. Los particulares quedan obligados a una obediencia absoluta al soberano y lo que el Estado, cuya voluntad es la de todos, establece como justo, debe ser tenido por los ciudadanos. El rechazo de la violencia, la mentira, el fraude, etc. es establecido por el Derecho Civil y proviene de convenciones. Sin embargo, los derechos no se ceden total y definitivamente: cada uno se reserva la libertad de pensamiento y de palabra, además los derechos pueden reclamarse si el instinto de conservación lo exige.

5 6

Spinoza, Ethica ordine geometrico demostrata, XXVII, prop. Spinoza, Spinoza, Ethica ordine geometrico demostrata, XXXVIII, prop.

SPINOZA Y SU APORTE AL PENSAMIENTO JURÍDICO Spinoza llega a ciertas conclusiones absolutistas, pero su propósito son de libertad. “El fin del estado es la libertad”, el filósofo holandés sustenta esto porque la función estatal ha de consistir en promover el progreso y este depende de la capacidad que puede ejercerse libremente. SPINOZA dijo: “El Estado solamente regula las relaciones externas entre los individuos y no tiene “potencia” para entrar en la intimidad de las conciencias individuales”. Sin embargo, sostiene que hay que obedecer a la ley, aunque sea injusta, siempre que las discusiones y las protestas razonables sean permitidas y si se deja libertad de palabra para que haya un cambio pacífico. Es por ello que Spinoza prefiere una forma de gobierno democrática, la cual es más próxima a la libertad que la naturaleza concede a todos. Sin embargo, advierte que el inconveniente principal de la democracia consiste en su tendencia a poner en el poder a los mediocres. El número no produce por sí sabiduría. Lo lamentable y trágico fue que Spinoza falleció mientras estaba redactando en su “Tratado Político” el capítulo sobre la función de una buena democracia. SPINOZA dijo: “Hay que gobernar a los hombres de modo que siendo opuestos en pensamiento vivan en una concordia perfecta”. Como bien sabemos, Spinoza investigaba muchos aspectos de la vida social del hombre, incluso le preocupaba mucho el aspecto de la “tolerancia religiosa”, con la libertad de expresión, pues alegaba que “solo podemos vivir como seres libres cuando podemos desarrollar libremente nuestras posibilidades inherentes. Pero estamos tan determinados por disposiciones internas y condiciones externas”. Es por ello que Spinoza sostiene que la libertad del hombre consiste en ser lo que se es, pero para ello debe estar ligada al conocimiento, a la razón, pues solo es libre aquel que vive bajo la razón y no bajo la superstición. Y en cuanto a las disposiciones internas y condiciones externas, se refiere al sometimiento de las leyes. También cabe resaltar en el aspecto jurídico, que Spinoza sostenía la idea que el derecho se obtiene por la fuerza, lo cual puede leerse claramente en su obra “En la naturaleza no existe nada que pertenezca a esta o aquella persona por derecho. Todo pertenece a todos, si todos tienen la fuerza para apropiárselo”7. Luego agrega más adelante lo siguiente “Con el nombre de derecho natural, no entiendo otra cosa que las reglas que la naturaleza da a cada individuo y que según nuestro concepto, destinan al individuo por naturaleza, a vivir y a obrar en cierta forma determinada, (…) El derecho de la naturaleza es tan extenso como su fuerza. Luego entiendo que el derecho del individuo es coexistente con sus fuerzas: “Quia unusquisque tantum iuris habet quantum potentia valet”.

7

Spinoza Baruch, Tratado Teológico Político, par. 28, pág. 29.

David Efraín Misari Torpoco

De esto se puede deducir que para Spinoza existía el derecho natural (individual) y el derecho legal (colectivo), como por ejemplo, yo tengo el derecho natural de poder miccionar sin que nadie me pueda impedir el hacerlo, pero la ley tiene el derecho de impedir que yo lo haga en la vía pública. En ambos casos dimana la fuerza, pues donde no hay fuerza (ius imperium) no hay derecho. Así lo entendió Spinoza, como también una concepción interesante acerca de la ley, pues el filósofo racionalista dijo: “La ley es aun necesaria, porque estamos todavía muy atrasados. La ley es necesaria porque el hombre está sujeto a las pasiones, por tanto, el día en que los hombres obren de acuerdo con la razón, ese día la ley no será más necesaria y los hombres llegarán realmente a ser libres”. Y ¿por qué preocupaba mucho el aspecto de la libertad del hombre a Spinoza? Por el simple hecho que el consideraba libre a la cosa que existe por la sola necesidad de su naturaleza y se determina a obrar por sí solo. Para Spinoza, el hombre no es libre, ni el mundo tiene una finalidad, pues todo es necesario y está determinado causalmente. Sostuvo que el hombre se cree libre, pero es esclavo porque está sujeto a sus necesidades, empero, veía solo una solución, cuya clave se encuentra en el conocimiento. Mejor dicho, una vez que el hombre sabe lo que es, se da cuenta que no es libre (al reconocer lo sujeto que se encuentra por las necesidades) y por lo tanto no se siente obligado, sino determinado en buscar la solución a ese problema y esa solución solamente le puede dar el conocimiento, la razón. Por ello es que la razón es la clave de la libertad. En síntesis, podríamos decir que Spinoza llega a considerar que el origen del Estado y el derecho se encuentran en la fuerza, en el poder. Bajo esta apreciación, quién dirija un Estado soberano, tiene un poder y derecho ilimitado, pues bajo su dominio puede romper cualquier tratado e incluso quebrantar asimismo la seguridad del Estado. De este modo el hombre y la sociedad están bajo el imperio y derecho del Estado, por lo que los hombres no poseen derechos propios. Los hombres deben y tienen que obedecer al Estado soberano (por la fuerza que éste tiene) y pensar que es la idea consensuada de que es la voluntad de todos. Todo aquello que el Estado diga o imponga, ésta debe ser aceptado por los ciudadanos. Todo esto bajo el imperio de la fuerza. El derecho natural del cual proclamaba, solo podía ser libre cuando el hombre se dé cuenta que no es libre y entonces ahí busca su camino a la libertad, a través del conocimiento, o sea, a través de la razón.

4. TRASCENDENCIA DE SU PRODUCCIÓN FILOSÓFICA Por otra parte, de todas las obras que Spinoza escribió, fue su "ETHICA" en la cual demostró que la vida de un hombre está condicionada o sujeta a las leyes de la naturaleza sosteniendo además que sí el hombre quiere buscar su libertad, deberá liberarse primeramente de sus sentimientos y afectos para poder lograr la tranquilidad y paz, o sea la beatitud espiritual, la cual no es un aspecto religioso, sino una paz racional. Pero si desecha el pensamiento religioso sobre la beatitud o la paz espiritual, la cual reside en vivir en Dios, entonces ¿Spinoza rechaza a Dios? la respuesta es no, pues el filósofo sostuvo la noción que Dios es la naturaleza misma y como tal, las leyes de la naturaleza son la causa interna de todo fe que ocurre, con lo cual se refería a que todo depende de la naturaleza., tanto las cosas que puedan ser, como las que no puedan llegar a ser, ya que esta (la naturaleza) tiene una serie de consecuencias.

SPINOZA Y SU APORTE AL PENSAMIENTO JURÍDICO

Sin embargo, advirtió muchas cosas en su obra y una de ellas era que el hombre debe tener mucho cuidado y no dejase llevar por las emociones y pasiones. Pero como bien es cierto, estos impulsos son parte de la vida natural del hombre, pero se debe tratar de controlarlas, no erradicarlas, porque no podemos eliminar aquello que la naturaleza nos ha dotado. Ahora bien, si el hombre vive de acuerdo a las leyes de la naturaleza y está en la misma naturaleza que el hombre también sea un ser soda!, ¿cómo era la concepción que Spinoza tenía «cerca de Estado y derecho? Se ha afirmado que la obra de Spinoza es la mayor construcción sistemática en el tiempo de los sistemas. El pensador holandés continúa, pero con un sentido más liberal, la gran línea de filósofos del poder que pasa por MAQUIAVELO y HOBBES y de cierto modo encuentra su cima en NIETZSCHE. Muchos de sus adversarios no dejaron de percibir que pese a su aparente conformismo, sobre todo al poner la grandeza divina como referencia de nuestros actos, Spinoza ataca certeramente al orden social y religioso las cuales rechaza. Su pensamiento fue fuertemente criticado, en especial por los sectores religiosos que lo acusaron de ateísmo y puede presentar en verdad una “disolución” previa a la “muerte” de Dios, que se proclamaría en el siglo XIX. Sin embargo también se ha afirmado que estaba “ebrio” de divinidad y ERNEST RENAN llegó a decir que quizás se le debe la visión más verídica que se pueda haber tenido jamás de Dios. La obra de Spinoza fue olvidada por cierto tiempo, pero tuvo gran revalorización sobre todo a través del romanticismo. En una época como la nuestra de crisis de las religiones tradicionales, que deja al hombre hambriento en su sed de religiosidad y de un “no conformismo” que arroja a menudo a la drogadicción y al suicidio, su idea de la religión natural e incluso su acepción profunda del universo pueden resultar para muchos satisfactoria. Dentro del pensamiento de Spinoza, el panteísmo llega a borrar en una “complejidad impura” las diferencias entre el orden de las distribuciones y el orden de los repartos. Al fin todo es naturaleza. Es cierto que de una manera difícilmente explicable, plantea que pese a no ser libre el hombre puede buscar su perfección, pero ésta búsqueda no encuadra claramente en el enfoque spinoziano. Se encontró en algunos últimos apuntes, muy pocos días antes de su muerte, que Spinoza iba a dar explicaciones filosóficas a algunas preguntas que le habían llegado a través de cartas, en donde en un par de escritos se lee que Spinoza estaba escribiendo sobre la relación entre naturaleza y conducción; por otra parte también estaba empezando a escribir sobre un planteamiento panteísta en la búsqueda de la justicia, lastimosamente solo quedaron unas cuantas líneas y la tuberculosis pulmonar acabó con su vida.

“Solo es libre aquel que vive bajo el imperio de la razón”
Baruch Spinoza (1632 - 1677)

Bibliografía:

BRANDT Carlos, Spinoza y el panteísmo, Barcelona, 1972. BELTRÁN, Miquel, Un espejo extraviado. Spinoza y la filosofía hispano-judía. Riopiedras. Barcelona. 1998. DELEUZE, Gilles, Spinoza: filosofía práctica.Tusquets Editores. Barcelona. 1984. KAMINSKY, Gregorio, Spinoza la política de las pasiones, Buenos Aires, Gedisa, 1990. SPINOZA Baruch, Ethica ordine geométrico demonstrata. SPINOZA Baruch, Tratado Teológico Político.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->