P. 1
misioneros cristianos

misioneros cristianos

|Views: 48|Likes:
Publicado porCornelio Mejía

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: Cornelio Mejía on Apr 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/17/2012

pdf

text

original

http://alexsalgadodaroch.blogspot.com/2008/10/el-lder-y-su-vidadevocional.

html VIDA DEVOCIONAL DE UN LIDER El líder y su Vida Devocional El Secreto de Jehová. ¿Puede una iglesia crecer, hasta convertirse en un milagro que conmocione al país? La respuesta es Sí. ¿Es posible que podamos experimentar un avivamiento como nunca antes se haya experimentado? Por supuesto que Sí. Estoy convencido que el avivamiento, es producto tanto de la gracia de Dios, como de líderes consagrados y fervorosos en la oración. Lucas señala que antes que surgiera la iglesia como tal, los discípulos estaban orando, cantando y teniendo un maravilloso tiempo devocional con el Señor. Hechos 2:1-4. Jesucristo personalmente dijo: ―Pero recibirán poder, cuando venga sobre ustedes el Espíritu Santo, y me serán testigos...‖ Hechos 1:8. La adoración aproxima al Espíritu Santo a nosotros, y el Espíritu Santo trae el poder y la gloria divina, la cual se derrama sobre los creyentes transformando sus vidas. La iglesia del presente siglo, necesita de líderes ungidos, libres de egoísmo, y capaces de soñar. Siervos rendidos completamente a la voluntad de Dios. Creyentes que hayan expulsado el temor de su corazón. Que abracen la fe y la oración con pasión. Cuando los Apóstoles eligieron algunos Diáconos para servir a las mesas, los requisitos fueron impresionantes: ―Busquen, pues, hermanos, de entre ustedes a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos este trabajo. Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo‖ Hechos 6:3,8. Hoy cuando la iglesia atraviesa por un período de frialdad y desunión, es imprescindible contar con líderes que enciendan el altar espiritual de la grey. Cristianos ungidos que logren aunar los esfuerzos evangelísticos y misioneros de la iglesia. Tanto diáconos, pastores y líderes en general debemos estar férreamente vinculados a Dios, a través de la vida devocional.

Al ser llenos del Espíritu Santo, podemos hacer realidad la esperanza que palpita en cientos de miles de cristianos. Es decir, ver a la iglesia levantarse como un poderoso ejército, que impacta todas las esferas de la sociedad con el mayor avivamiento que se haya conocido jamás. ―El que hace a los vientos sus mensajeros, y a las flamas de fuego sus ministros‖ Salmo 104:4. Pienso que el Señor Todopoderoso, quiere levantar líderes santos, cuyos ministerios alcancen su ciudad local, su país, y el mundo entero. Dios desea capacitar líderes que cambien la historia de su iglesia y de su nación, con los principios cristianos. Tenemos el impostergable compromiso de orar a Jesús porque cada líder se transforme en un ―ministro ungido‖, y con nuestra conducta demos gloria, a aquel quien nos llamó a llenar la tierra del conocimiento de su Palabra y de la gloria de Dios. Para comprender mejor este tema, analicemos algunas preguntas.

1) ¿Qué es la vida devocional? Cuando la oración, la alabanza, la adoración, y el temor reverente, forman parte diaria e indispensable en nosotros, estamos teniendo una vida devocional. La vida devocional es el alimento del espíritu, una plataforma donde en verdad conocemos a Dios y experimentamos su gloria. Nuestras vidas pueden transformarse en un altar de fuego, donde more el Espíritu de Dios. ―La comunión íntima de Jehová es con los que le temen‖ Salmo 25:14 A través del libro de los Hechos, conocemos el episodio ocurrido en la ciudad de Filipos. Pablo y Silas habían tenido un encuentro con una mujer adivina, la que anunciaba públicamente que dichos misioneros eran servidores del Dios Altísimo Hch 16:16-31. Pablo, molesto por esta situación, expulsa al espíritu de adivinación en el nombre de Jesús. Al salir el demonio de la joven, los dueños que vieron perdida la fuente de sus ingresos, denunciaron a estos predicadores con las autoridades locales. Finalmente los siervos del Señor fueron echados en la cárcel. Lo más impresionante del relato, es que los misioneros, tras ser azotados y puestos en el cepo, comenzaron a cantar a Dios. A pesar de haber sido injustamente flagelados y encerrados en una oscura cárcel, Pablo y Silas tuvieron ánimo para ministrar al Señor. El viejo edificio se llenó de adoración y alabanza, este clima devocional impactó permanentemente las vidas de los demás reclusos. La Biblia señala que mientras cantaban, se desató un poderoso terremoto que sacude los muros de la prisión. Por un acto de soberanía y gloria divina, las puertas de las celdas se abren, al igual que los grilletes y el cepo que sujetaba a los discípulos. Frente a este cuadro impresionante, el carcelero piensa que todos los reclusos habían escapado. No existe ninguna explicación normal para lo acontecido, excepto que Dios obró en sus corazones como respuesta a la adoración de sus siervos. Cabe pensar que Dios transformó una vez más las caóticas condiciones reinantes, para transformar las circunstancias en un evento salvífico. Gloria a Dios por su gracia sin fin, y por los miles de creyentes que en todo el mundo han abandonado la queja y el pesimismo, y han aprendido a ministrar el corazón de Dios en cualquier situación. La historia concluye con la conversión y bautismo masivos. Lucas narra lo siguiente: ―El carcelero pidió luz, y entró corriendo y temblando de miedo. Se arrodilló a los pies de Pablo y Silas, y tras sacarlos del lugar les preguntó: ¿qué debo hacer para ser salvo? Pablo responde diciendo: Cree en el Señor Jesús y serás salvo tú y toda tu familia. Entonces le hablaron el mensaje de salvación a él y a todos los que estaban en su casa. En esa misma noche el carcelero les lavó las heridas, y luego él y toda su familia fueron bautizados‖ Hechos 16:2933 (traducción del autor). 2) ¿Por qué es importante tener una vida devocional? Porque a través de ella, tenemos un mejor contacto con Dios, y una mayor comunión con el Espíritu Santo. La vida devocional nos permite crecer espiritualmente, y nos hace más sensibles a la dirección divina. La gloria de Dios y los milagros, se suceden naturalmente cuando cultivamos nuestra devoción al Señor. Los profetas del Antiguo Testamento, pasaban gran parte de sus vidas teniendo un profundo encuentro con Dios. Fue en la intimidad de la oración y adoración, que Jehová les reveló grandes profecías. Estos mensajes que

rigieron los destinos del pueblo de Israel, y de otras naciones del ayer, aun repercuten en la actualidad. Jeremías hace mención de esto, con las siguientes palabras: ―Porque ¿quién estuvo en el secreto de Jehová, y vio, y oyó su Palabra? ¿Quién estuvo atento a su Palabra, y la oyó? Jer 23:18. La Biblia, registra un episodio glorioso cuando Moisés se apartaba para orar. Moisés se dirigía al Tabernáculo de reunión para hablar con Dios. Todo el pueblo adoraba al Señor a la entrada de su tienda. Ex. 33:9. Cuándo esto sucedía, una nube descendía a la entrada del Tabernáculo, y Jehová hablaba con Moisés. El libro de Éxodo, nos indica que Moisés hablaba cara a cara con Dios Ex. 33:11. El caudillo de Israel recibía instrucciones divinas de primera mano, esto permitió conducir al pueblo hasta la tierra prometida. Moisés, en medio de este precioso tiempo devocional y de instrucción profética, toma el valor para pedir a Dios una experiencia mayor. ―Moisés dice a Jehová, te ruego que me muestres tu gloria. Y Dios le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová ante ti; y tendré misericordia de aquel que tenga misericordia... y cuando pase mi gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña, y te cubriré con mi mano hasta que haya pasado. Después apartaré mi mano, y verás mis espaldas; más no se verá mi rostro‖ Ex. 33: 18-19ª, 21-22 (traducción del autor). Si Moisés no hubiera cultivado la vida devocional, nunca habría llegado a ser el caudillo y líder espiritual de Israel. Las instrucciones y profecías recibidas en el ―Secreto de Jehová‖, permitieron afirman una raza débil e idolátrica, y transformarla en la cuna del Judaísmo, del Cristianismo, y del Mesías prometido. 3) ¿Cuáles son los objetivos de la vida devocional? Dios, posee objetivos claros, de igual forma la vida devocional tiene sus objetivos específicos. Algunos de estos son: · Alcanzar una profunda relación con Dios. · Identificar el llamado ministerial o de servicio, que Dios nos asignó. · Recibir la visión y el poder para desarrollar nuestro llamado ministerial. · Cultivar la santidad y compañerismo con Dios. · Aumentar nuestra autoridad espiritual. ―Someteos, pues, a Dios; resistan al diablo, y huirá de vosotros‖ Stg. 4:7. 4) ¿Cuáles son los elementos específicos de una vida devocional, y su significado? · La oración: La oración es el contacto verbal, mental o espiritual, con el que entablamos comunicación con Dios. Existen varios tipos o etapas de la oración: · Oración de Intercesión · Oración de arrepentimiento, o del pecador · Oración de adoración · Oración de petición · Oración de Guerra espiritual

En la Biblia podemos ver hermosos resultados de la oración. Dios está dispuesto a responder una oración honesta y llena de fe. ―Por tanto, les digo que todo lo que pidan orando, crean que lo recibirán, y les vendrá‖ Marcos 11:24. Los apóstoles Pedro y Juan, subían al templo a orar, se encontraron con un hombre cojo de nacimiento. Este mendigo extendía su mano esperando de los discípulos alguna moneda. Pedro acercándose le dice: ―Míranos, no tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda‖ Hch. 3:3-15. Al instante fueron afirmados sus pies y tobillos, Dios lo sanó completamente. Con mucha alegría, el hombre comenzó a saltar y a alabar a Jehová. Acontecido este milagro, se agolpó la gente en aquel lugar. De inmediato, los discípulos comenzaron a predicar las buenas nuevas de salvación, por lo que muchos oyentes creyeron en Jesús ―Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; y vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado‖ Hch. 3:19-20. Mientras anunciaban el evangelio con estas palabras, llegaron a aquel lugar los sacerdotes. Además, concurrieron al templo, los Saduceos, y el jefe de la guardia del templo. En medio de un gran alboroto, los apóstoles fueron arrestados y llevados a la cárcel hasta el siguiente día. La razón por la cual fueron apresados los discípulos fue por predicar abiertamente a Cristo, anunciando que Jesús no sólo había muerto en la cruz por nuestros pecados, sino, que había resucitado al tercer día, y estaba en gloria y majestad a la diestra del Padre. Tras realizar un severo interrogatorio, los sacerdotes judíos amenazaron de muerte a los dos apóstoles y luego los dejaron en libertad. Más tarde cuando los discípulos se reunieron con el resto de la iglesia, les narraron lo acontecido, por lo cual decidieron orar resueltamente de la siguiente manera: ―Y ahora Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablemos tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios, mediante el nombre de tu Santo Hijo Jesús. Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la Palabra de Dios‖ Hch. 4:29-31. Que gloriosa respuesta a la oración. Dios, con su oído atento espera que los discípulos de hoy le busquemos con la misma fe y solicitud. De cierto el poder divino no se hará esperar, si por medio de la oración buscamos la respuesta, que sólo de Dios puede venir. Es sin duda la oración, uno de los elementos más poderosos en la vida devocional de la Iglesia de todos los tiempos. · Adoración: La adoración, es la acción de cantar u orar al Señor, exaltando lo que Dios ―es‖. Es decir, proclamar sus atributos de Soberanía, Santidad, Omnipotencia, Omnisciencia y Omnipresencia. ―Adoren a Jehová en la hermosura de la santidad, teman delante de él toda la tierra‖ Salmo 96:9. Dios busca adoradores, que deseen entrar en las profundidades de su presencia. La personalidad divina, es maravillosa; su clemencia, su gran paciencia con el pecador y su santidad absoluta. Además, debemos pensar

que Dios Padre fue capaz de despojarse de su Hijo Jesucristo, también está dispuesto a compartir con nosotros su presencia y espíritu. ―Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que le adoren‖ Juan 4:23-24. · Alabanza: La alabanza es proclamar, normalmente a través del canto, los hechos prodigiosos y cotidianos que Dios ―hace‖. Exaltar la gloria de nuestro Salvador, destacando su gracia y poder. ―Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza, y su grandeza es inescrutable‖ Salmo 145:3. El apóstol Juan registra el memorable cántico de Moisés, con las siguientes palabras: ―Grande y maravillosas son tus obras, Señor, Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? Pues sólo tú eres Santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado‖ Apoc. 15:3-4. Ciertamente es y será el privilegio de los santos de todos los tiempos, alabar al único Dios, nuestro Salvador. Esta actividad de culto, trasciende la esfera terrenal, pues los ángeles en el cielo también adoran a Dios. En la eternidad, la iglesia del Señor, cantará y adorará al Cordero por los siglos de los siglos. Juan pone de manifiesto la adoración de los veinticuatro ancianos en el cielo, con las siguientes palabras: ―Cada vez que esos seres vivientes dan gloria y honor y gracias al que está sentado en el trono, al que vive por todos los siglos, los veinticuatro ancianos se arrodillan ante él y lo adoran, y arrojando sus coronas delante del trono, dicen: Tú eres digno, Señor Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú has creado todas las cosas; por tu voluntad existen y han sido creadas‖ Apoc. 4:9-11. · Lectura de las Sagradas Escrituras: La lectura de la Biblia no ayuda a formar el carácter cristiano, y nos otorga el conocimiento oficial de la Trinidad, y de las doctrinas fundamentales, tales como: Salvación, pecado, cielo, infierno, redención, etc. Jesucristo nos enseña con estas palabras: ―Escudriñen las Escrituras, porque a ustedes les parece que en ellas tienen la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí Jn. 5:39 (traducción del autor). Pablo, da testimonio a Timoteo acerca de La Biblia, diciendo: ―Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir para instruir en justicia A fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra‖ 2 Timoteo 3:16-17. Jamás es tiempo perdido, el invertido en el estudio de la Palabra de Dios. La revelación escrita que el Señor nos dio, es como una luz en nuestro caminar diario. Dar a conocer al verdadero Salvador, y su plan de salvación, es el propósito principal de la Biblia. Dios se autor revela al hombre, debido a que ésta es la única forma en que le podamos conocer. El mensaje de la Biblia, con sus consejos y promesas, nos dará aliento y valor en la vida cristiana. Las doctrinas bíblicas, más las cientos de promesas en ella contenidas, son un rico nutriente para nuestra vida espiritual. Cada promesa, es como un ladrillo que nos permite construir un sólido edificio, cimentado en Dios mismo.

La Biblia, en sus sesenta y seis libros, es el infalible mensaje divino para la salvación del hombre. A lo largo de aproximadamente mil quinientos años se acuñó este legado doctrinal, que ha forjado el carácter de millones de personas. Las Sagradas Escrituras nos permiten ser libres del pecado, y reencontrarnos con nuestro Creador. En sus páginas están contenidos los eventos espirituales más trascendentales, es decir: La Creación del Mundo y del hombre, también la gloria y caída de la primera pareja humana. Además, se indica la dispersión de la humanidad en Babel, el diluvio, el pacto abrahámico, la formación del pueblo escogido y su larga historia hasta el nacimiento del Mesías prometido, Jesucristo. También la Biblia narra episodios importantes de la vida de los apóstoles, y de la iglesia primitiva. Contiene profecías escatológicas, es decir, para los últimos tiempos. En estas profecías, se nos cuenta acerca de la Gran Tribulación, la batalla de Armagedón, la segunda venida de Jesucristo (parusía); la última guerra mundial en Gog y Magog, el Juicio del gran Trono Blanco, el destino eterno de las almas en el lago de fuego, para los perdidos, y el nuevo cielo y nueva tierra, para los redimidos por Jesús. No incluir a nuestra vida devocional, el estudio serio de la Palabra de Dios, es perder la oportunidad de conocer y participar del plan histórico que Dios trazó para la Iglesia y la humanidad. 5) Resultados de abandonar la vida espiritual: El abandono de la vida espiritual, suele ser habitual al correr de los años. Cuando el creyente está en el primer amor, pasar tiempo con Dios es una actividad recurrente y muy grata. Pasar horas pensando en nuestro amado espiritual, y deleitarnos en su presencia parece serlo todo. Lamentablemente, debido al activismo secular o religioso, se suele dejar de lado el tiempo devocional. Pedir a Dios, lanzarnos en proyectos de fe, y luchar contra nuestras pasiones, pueden envolvernos de tal forma que aparten nuestra atención de buscar la intimidad con el Señor. Un análisis del mensaje de Jesucristo a la iglesia de Éfeso, revela el siguiente diagnóstico: ―Yo sé todo lo que haces; conozco tu duro trabajo y constancia, y sé que no puedes soportar a los malos. También sé que has puesto a prueba a los que se dicen ser apóstoles y no lo son, y has descubierto que son mentirosos. Has sido constante, y has sufrido mucho por mi causa, sin cansarte. Pero tengo una cosa contra ti: Ya no tienes el mismo amor del principio‖ Apoc. 2:2-4 (versión Dios Habla Hoy). Con el propósito de prevenir este mal, conozcamos algunos resultados de abandonar la vida devocional. · Deterioro en la relación personal con Dios. · Pérdida de la visión espiritual y de los objetivos fundamentales del Ministerio o liderazgo. · Debilitamiento gradual de la unción o gracia espiritual · Vulnera nuestra santidad personal, y nos deja propensos al pecado. · Disminuye nuestra autoridad frente al reino de las tinieblas. · Rompe la comunión con el Espíritu Santo. El salmista David clama a Dios rogando: ―No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu Santo Espíritu. Vuélveme el gozo de tu salvación, y espíritu

noble me sustente‖ Salmo 51:11-12. Podemos concluir que la vida devocional, es muy importante en cada creyente, y se hace vital en un líder. Dios, simplemente no puede usar a un líder que descuide este aspecto de su vida. La carencia de una sincera y permanente vida espiritual, ha transformado a muchos líderes, ministros y organismos eclesiásticos, en verdaderos cementerios espirituales. Nunca debemos dejar que nuestros recursos, experiencia o posición piramidal en la estructura de la iglesia, reemplace nuestra devoción a Dios. Por el contrario, una adecuada, y tal vez ardiente vida espiritual, dejarán ver sus gloriosos resultados, tanto personales, familiares como ministeriales. La bendición llegará aún a nuestra ciudad local y más allá. La Biblia nos cuenta de un piadoso rey, de nombre Ezequías, quien no solo reconstruyó el Templo de Jerusalén, sino que también, restauró la alabanza y adoración en los cultos. Ezequías mandó avisar a todo Israel y Judá, para invitarlos a celebrar la fiesta de la ―pascua‖. Así pues, una gran multitud de hebreos se reunieron en Jerusalén para celebrar esta santa convocatoria. Los sacerdotes y levitas comenzaron paulatinamente a consagrarse a Jehová, y a purificar sus vidas mediante la oración y ofrendas por sus pecados. Fue tanta la alegría y favor del Señor que el libro de Crónicas registra lo siguiente: ―Ezequías oró por ellos, diciendo: Señor bondadoso, perdona a todos los de corazón sincero que te buscan a ti, Oh Señor, Dios de sus antepasados, aunque no se hayan purificado como requiere la santidad del Templo. Y el Señor atendió la petición de Ezequías y perdonó al pueblo. Así que durante siete días, los israelitas que se encontraban en Jerusalén celebraron con mucha alegría la fiesta de los panes sin levadura. Y los sacerdotes y levitas estuvieron alabando diariamente al Señor con imponentes instrumentos de música sagrada. Ezequías felicitó a todos los levitas que habían demostrado buena disposición para el servicio del Señor. Y después de haber participado de la comida de la fiesta durante siete días, de haber ofrecido sacrificios de reconciliación y de haber alabado al Señor, Dios de sus antepasados. Toda la comunidad decidió prolongar la fiesta por otros siete días, lo que hicieron muy contentos; porque Ezequías, rey de Judá, regaló a la comunidad mil becerros y siete mil ovejas, y por su parte las autoridades regalaron al pueblo mil becerros y diez mil ovejas. Muchos sacerdotes se purificaron. Hubo, pues, mucha alegría en Jerusalén, porque desde los tiempos de Salomón, hijo de David y rey de Israel, no había ocurrido nada semejante en Jerusalén. Después los sacerdotes y levitas, de pie, bendijeron al pueblo; y el Señor les escuchó, y su oración llegó al cielo, el lugar donde el Dios Santo reside‖. 2 Cr. 30: 18b-24, 26-27 versión popular. Al continuar leyendo la narración bíblica, nos podemos dar cuenta que la purificación del templo y de sus sacerdotes, más la celebración de la pascua, trajeron un avivamiento espiritual y moral a Israel. También, el incremento de la vida devocional, produjo temor reverente en el pueblo, con la normal consecuencia de la santificación, fruto que atrae el favor de Dios. Dios libró a Judá de la invasión de Senaquerib, poderoso rey de Asiria, y prolongó en quince años más la vida del piadoso rey Ezequías. El cronista señala el reinado de Ezequías, con las siguientes palabras: ―Ezequías gozó de grandes riquezas y honores, y llegó a acumular grandes cantidades de plata, oro, piedras preciosas, perfumes, escudos, y toda clase de objetos valiosos. Construyó también almacenes para guardar los cereales, el vino y el aceite, y establos para toda clase de ganado, y rediles para los rebaños. Además, hizo

construir ciudades, y tuvo mucha ganado mayor y menor, pues Dios le concedió muchísimos bienes‖ 2 Cr.32: 27-29 (Versión popular). Oro a Dios, para que hoy levante líderes que conduzcan a la Iglesia a la adoración y santificación. Como un gran ejército, necesitamos que el Señor nos dirija usando generales conforme a su corazón. Hombres fuertes y decididos, que pastoreen con santidad y amor a las ovejas de la casa de Dios. Alabo al Señor Dios Todopoderoso, por todos aquellos pobres de espíritu, que reconociendo sus limitaciones, no cesan de buscar la gracia y el socorro del Cielo cada día en profunda adoración. ―Gracias Señor Jesús, por permitirnos tener una vida devocional‖.

http://verdadyluzhoy.blogspot.com/2008/09/5-caractersticas-de-una-vidadevocional.html 5 CARACTERÍSTICAS DE UNA VIDA DEVOCIONAL SANA Hay 5 características que siguen a una vida devocional y por lo consiguiente también a una vida devocional enferma. Pueden variar en orden. 1. Una vida devocional sana busca la Palabra de Dios ante todo. Siempre estará buscando alimento fresco en su Biblia, tratara de estar y mantenerse lo mas cerca posible de Dios mediante su palabra. Alguien que este sano espiritualmente siempre deseara la palabra de Dios, cuando empezamos a hacer la palabra de Dios a un lado para dar lugar a otras enseñanzas como ha sido en el caso de muchas personas y ministerios grandes, no podemos esperar mas que la reprobación de Dios. 2. Una vida devocional sana estará siempre en oración. La oración esta siempre conectada a la palabra, no hay nadie que viva buscando la palabra de Dios y no tenga ganas de hablar con Dios. La oración nos mantiene sanos y alertas a nuestra vida devocional. 3. Una vida devocional sana Ayunara. El ayuno sigue a una vida de lectura de la palabra y de oración. El ayuno es parte natural al igual que la oración, muchos justifican su falta de ayuno al decir que no lo tenemos que hacer ya por estar en la gracia, pero la realidad es otra Jesús dijo que ayunaríamos cuando nos fuera quitado el novio, estamos viviendo esa época, el apóstol Pablo vivió ayunando, el ayuno trae grandes beneficios no solo al espíritu sino también al cuerpo del creyente. (ver el tema del ayuno) 4. La cuarta característica que demuestra una vida devocional sana es la obediencia. La obediencia siempre acompañara a una vida devocional sana, obediencia y sujeción no solo a Dios sino a toda autoridad, sea en la Iglesia o secular. La obediencia es la clave para una vida intima victoriosa con Dios. Leamos este texto. Mateo 7:24-27

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. Aqui Jesus compara dos actitudes, los que OYEN Y OBEDECEN y los que OYEN Y NO OBEDECEN, la roca que menciona Jesus en este texto no es el, sino la obediencia a su palabra, muchos oimos, leemos su palabra pero los sensatos, los prudentes son los que la obedecen. Hebreos 5:8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia 1 Pedro 1:22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro. Romanos 13:1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 1 Pedro 2:13 Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior 5. La Ultima característica que tiene una vida devocional sana es que estará bajo cudado pastoral, es decir estará CONGREGÁNDOSE. Es imposible crecer sano en lo espiritual sin estar adherido al cuerpo del Señor ósea en la iglesia, tiene que vivir bajo la cobertura de un líder tiene que estar bajo las directrices que marca la Biblia, estar congregado nos protege, nos ayuda, nos mantiene sanos y activos. Nuestra vida espiritual depende de nosotros, no podemos quedarnos estancados nunca en nuestra relación con Dios, hay mas cosas que Dios nos quiere mostrar pero no lo hará sin antes no lo buscamos, hay que recordar lo que paso con Elías y Eliseo, Eliseo tenía una petición y Elías le dijo que si persistía, que si el veía cuando fuera tomado se le concedería. Pero los lugares que ellos visitaron tienen un significado, veámoslo. 2 Reyes 2:1-11 Aconteció que cuando quiso Jehová alzar a Elías en un torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gilgal. Y dijo Elías a Eliseo: Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado a Bet-el. Y Eliseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Descendieron, pues, a Bet-el. Y saliendo a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Bet-el, le

dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? Y él dijo: Sí, yo lo sé; callad. Y Elías le volvió a decir: Eliseo, quédate aquí ahora, porque Jehová me ha enviado a Jericó. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Vinieron, pues, a Jericó. Y se acercaron a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Jericó, y le dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? El respondió: Sí, yo lo sé; callad. Y Elías le dijo: Te ruego que te quedes aquí, porque Jehová me ha enviado al Jordán. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Fueron, pues, ambos. Y vinieron cincuenta varones de los hijos de los profetas, y se pararon delante a lo lejos; y ellos dos se pararon junto al Jordán. Tomando entonces Elías su manto, lo dobló, y golpeó las aguas, las cuales se apartaron a uno y a otro lado, y pasaron ambos por lo seco. Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. El le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas si no, no. Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino. 1. Betel: Esta ciudad tiene un significado muy importante, Dios se revela en BETEL, esta ciudad representa la REVELACIÓN de Dios. Génesis 28:19 2. Jericó: Esta ciudad representa la OPOSICIÓN, los Israelitas para poder tomar la tierra prometida tuvieron que vencer Jericó, tuvieron que vencer la oposición. 3. Jordán: Jordán significa el que desciende o el que se HUMILLA, es curioso que Elías después de pasar el Jordán le dijo a Eliseo que le pidiera algo. Nosotros como Eliseo tenemos que pasar por estas tres etapas, para poder conquistar esas áreas ocultas, podemos recibir mas de Dios si nos entregamos mas a El, si pasamos por su revelación, vencemos la oposición y nos humillamos nuestra vida devocional será muy hermosa. No necesitamos ser grandes predicadores o tener un ministerio conocido o prospero para tener una buena comunión con Dios, dejemos de soñar con ser grandes y famosos, Dios nos espera en lo secreto y ahí es donde pertenecemos, lo demás es solo parte de las bendiciones de Dios pero la mas grande de todas es estar con el. ¿Qué le paso a Salomón? En 1 Reyes 11:1-12 podemos ver la apostasía de un siervo de Dios, ¿qué le

paso a Salomón? El hombre mas sabio que haya existido en la tierra se aparto de Dios, su intimidad ya no era con Dios. APOSTASIA: Acción de abandonar públicamente la religión que se profesa, es deserción de un partido o ideal es un cambio de opinión o doctrina. La apostasía no se da en un cristiano que haya caído en pecado sino es un abandono definitivo del cristianismo por parte de un profesante NO CONVERTIDO, que no haya experimentado la regeneración de la conversión. Lo que le paso a Salomón como dice en la Biblia en el verso 9 su corazón se había apartado de Dios. Es triste ver a una persona que por alguna situación contraria o decepción no solo deje de ir a la iglesia sino que abandone su fe, pero es no pasa de la noche a la mañana, primero su vida intima se apaga, deja de orar, de leer la Biblia, deja de buscar a Dios y luego por ultimo abandona su fe. Algo que quiero remarcar es que Dios es un Dios de oportunidades pero cuando nosotros lo desechamos a el y a su palabra el nos abandonara también, no importa que te hayan profetizado y mas cosas te hayan dicho de parte de Dios, sino cumplimos fielmente sus mandamientos no se cumplirán; y podemos verlo en muchos ejemplos entre ellos a Saúl. 1 Samuel 2:30 Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco Salomón 1 Reyes 11:11 Y dijo Jehová a Salomón: Por cuanto ha habido esto en ti, y no has guardado mi pacto y mis estatutos que yo te mandé, romperé de ti el reino, y lo entregaré a tu siervo.

http://www.elreyjesus.org/cualidades-esenciales-de-un-lider/

Cualidades esenciales de un Líder Posted on 26 February 2011. Tags: Articulo Podemos citar un sinnúmero de cualidades que se requieren para desarrollar un liderazgo; pero solamente hay algunas que son esenciales y que deben formar parte del carácter de un líder. Un líder debe tener esas cualidades si desea desarrollar un liderazgo exitoso. Cuando los ministros buscamos líderes para tener bajo nuestra autoridad, a veces nos quejamos de no encontrarlos; pero la realidad es, que están ahí, pero no sabemos identificarlos. Por esta razón, a continuación estudiaremos el perfil o las cualidades esenciales de un líder. Cualidades esenciales de un líder: 1. disciplina: Es la palabra griega ―enkrateia‖, que significa tener control y dominio sobre uno mismo. Es abstinencia de excesos y autocontrol, tiene el

sentido de ser perseverante. Es tener una vida balanceada en todos los aspectos, sin caer en los extremos, ni dejarse controlar por los deseos y pasiones de la carne. “25Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.” 1 Corintios 9.25 2. propósito: El propósito es la llave fundamental para llegar a ser un líder. Quien no conoce el propósito de Dios en su vida, es una persona sin dirección, sin motivación y sin pasión. El propósito es la intención original para la cual fue creado algo.¡Dios nos hizo con un propósito! Un líder conoce cuál es la voluntad de Dios para su vida, conoce el propósito para el cual fue creado, sabe cuál es su destino, su llamado y su pasión. 3. La integridad: Es la habilidad de ser el mismo en público y en privado, sin dobleces; es permanecer en control aun bajo gran presión. La integridad es una virtud del carácter para un verdadero líder; crea confianza y es necesaria en un líder para que le sigan. “7Preséntate tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza, mostrando integridad, seriedad”. Tito 2.7 4. La visión: Es la revelación del plan y del propósito de Dios para un hombre o una mujer, que nace en la intimidad con Él. “18Sin profecía el pueblo se desenfrena; mas el que guarda la ley es bienaventurado”. Proverbios 29.18 5. El trato con la gente: Según tratemos a las personas, tendremos éxito o fracasaremos. Nadie quiere seguir a un líder gruñón que maltrata a la gente. Las personas buscan a alguien que las anime, las halague, que las cuide, que les dé amor, que se interese por ellas y que las discipline cuando sea necesario. 6. La búsqueda de Dios: El buen líder ha entendido que todo lo que tiene, depende de su total y absoluta dependencia de Dios. De esta cualidad, depende todo el resto de las virtudes. Por eso, es necesario tener una vida devocional con Dios estrecha, constante y profunda. La vida devocional de un líder con Dios consiste en:
  

Orar – tener comunión con el Señor todos los días. Leer y estudiar la Palabra – Dios nos habla a través de su Palabra. Asistir regularmente a una iglesia – para tener una cobertura pastoral.

7. Atrevimiento y con coraje: En el libro de los Hechos, es la palabra griega ―parrhesia‖, que significa: osadía, audacia, valor para hablar y actuar. La osadía y la audacia vienen a una persona como resultado de su comunión íntima con Dios, y no como una cualidad humana. 8. Humildad: Viene de la raíz ―humus‖, que significa tierra, y es de donde se deriva la palabra humano. La humildad es la habilidad para reconocer que somos humanos, y que todo lo que somos y tenemos proviene de Dios. 9. Decisión: Cuando sabe que algo es voluntad de Dios, el buen líder toma decisiones claras y a tiempo. Un visionario puede ver, pero un líder puede decidir.

10. Fidelidad y lealtad: Es la habilidad de hacer un trabajo de continuo sin dejarlo y sin desmayar. Una persona fiel es aquella de quien se puede depender para hacer un trabajo específico y en quien se puede confiar. La lealtad es la habilidad de no traicionar a otra persona, y además, de permanecer comprometido con ella.

http://rogerpuma.wordpress.com/2011/09/01/la-biblia-en-la-vida-y-en-elministerio-del-pastor-y-del-lider-cristiano/ La Biblia En La Vida y En El Ministerio Del Pastor y Del Líder Cristiano

«Tú, sigue firme en todo aquello que aprendiste, de lo cual estás convencido. Ya sabes quiénes te lo enseñaron. Recuerda que desde niño conoces las sagradas Escrituras, que pueden instruirte y llevarte a la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús. Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud, para que el hombre de Dios esté capacitado y completamente preparado para hacer toda clase de bien». (2 Ti 3.14–17;DHH3) La Biblia es de suma importancia en la vida y en el ministerio del pastor y del líder cristiano, pues ella es, y será siempre, el fundamento de la vida cristiana. No es posible un buen ministerio si no está impregnado por completo del mensaje de la Palabra de Dios. La Biblia en el llamamiento del líder cristiano Para todo líder cristiano, el primer efecto poderoso de la Palabra de Dios en su vida tiene que ver con su salvación. El encuentro con el Cristo vivo es, sin lugar a dudas, un encuentro con la Palabra de Dios. Ro 1.16, 17 Un segundo momento clave en la vida del pastor o líder es el de su vocación o llamamiento. La conjugación de la Palabra de Dios con la fuerza del Espíritu hace del llamamiento divino una decisión impostergable. La Biblia en la preparación del pastor y del líder cristiano Todos los pasos de la formación del líder—su estudio, su conducta y su enseñanza—están impregnados de la Palabra de Dios (Esd 7.10). Por eso los seminarios, los institutos bíblicos y las escuelas teológicas necesitan revisar constantemente su programa de clases y darle al estudio de la Biblia un lugar fundamental. Desde su tiempo de estudiante, el futuro líder o pastor necesita empaparse de recursos y de conocimientos que le permitan, en su pastorado y ministerio, trazar bien la Palabra de verdad (2 Ti 2.15). La Biblia en la vida devocional del pastor y del líder cristiano Todos sabemos por experiencia propia que la Biblia es más que una fuente de preparación y estudio. La Biblia, como Palabra de Dios, nos nutre espiritualmente para poder vivir la vida cristiana y realizar nuestra tarea ministerial. Cuando vamos al Antiguo Testamento y al Nuevo, descubrimos que la vida devocional fue un elemento vital en la vida de los héroes de la fe. Allí, en la

quietud y a solas con Dios, vemos a Moisés, a Abraham, a Elías, a David, a Pablo, a Timoteo, y sobre todo a Jesucristo, meditando y alimen- tándose de la Palabra de Dios. La vida de oración y la búsqueda de la voluntad de su Padre son elementos sobresalientes en el ministerio de Jesús. La Biblia en el ministerio del pastor y del líder cristiano Sin la Biblia no sería posible tener misiones cristianas, ni iglesias ni creyentes en Jesucristo. Por lo tanto, la Biblia es y debe ser el instrumento indispensable y primordial en el ministerio del pastor y líder cristiano. La visitación de hogares y de enfermos, y el apoyo a los nuevos creyentes, requieren del mensaje oportuno de la Palabra de Dios. El pastor debe estar convencido de que en la Biblia sus ovejas encontrarán consuelo, fortaleza, esperanza y paz; pero también hallarán exhortación y reprensión. Para la preparación de mensajes y estudios bíblicos, el pastor debe estudiar con seriedad y profundidad el texto sagrado. Por eso debe desarrollar destreza en el manejo exegético de la Biblia y conseguir los recursos esenciales para el estudio serio y eficaz de ella: (1) varias versiones de la Biblia; (2) una concordancia bíblica; (3) y un buen diccionario de la Biblia. Debe, por supuesto, participar en cursos de actualización bíblica y leer materiales que le ayuden a una recta interpretación de la Palabra. Nunca debe perderse de vista que el mejor alimento para la congregación es la predicación expositiva del mensaje de la Palabra de Dios. Este método homilético es el que mejor nos permite sacar los tesoros bíblicos. La gente se edifica de verdad, y recibe más bendiciones, cuando el expositor emplea el texto bíblico con propiedad, y no sólo como pretexto. En conclusión, podemos decir que la Palabra de Dios es para el pastor y el líder su regla máxima de fe y práctica. Al igual que en el caso de Esdras, la Palabra de Dios informará su formación académica, su conducta y vida cristiana, y su enseñanza para el pueblo que Dios ha puesto a su cuidado. http://www.buenastareas.com/ensayos/El-CristianoContemporaneo/3102484.html Cristiano contemporáneo El Cristiano Contemporaneo SINTESIS DEL LIBRO EL CRISTIANO CONTEMPORANEO. Ser contemporáneo es vivir en el presente y movernos con los tiempos sin ocuparnos necesariamente ni del pasado ni del futuro. La fe cristiana lo exige. El Dios en el cual confiamos es el alfa y la omega el que es y que era y que ha de venir el todo poderoso, en tanto que el Cristo Jesús con el que estamos comprometidos es el mismo ayer hoy y por los siglos. El cristianismo sin embargo, hace una afirmación mas fuerte todavía de ser histórico porque no se apoya únicamente en una persona histórica, Jesús de Nazaret si no en ciertos acontecimientos históricos que se relacionan con el especialmente su nacimiento, su muerte y su resurrección El antiguo testamento presenta a Yahve no solo como el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, si no como el Dios del pacto que hizo con Abraham y que renovó con Isaac con Jacob, no solo como el Dios de Moisés, si no como el redentor responsable del Éxodo que procedía a renovar el pacto una vez más en el

Monte Sinaí. Los cristianos por lo tanto, están por siempre ligados de corazón y de mente a estos acontecimientos históricos y decisivos del pasado.se nos exhorta constantemente en la escritura a volver la mirada hacia ellos en actitud de agradecimiento. Más aun, Dios hizo provisión deliberadamente para que su pueblo hiciera memoria de sus actos selváticos en forma regular. La pascua represento para el Éxodo, como festival anual en celebra con de la salvación operada por Dios, la cena del señor representa para la muerte expiatoria de Cristo permitiéndonos recordarla regularmente y celebrar sus grandes beneficios. Es de este modo entonces que mediante la palabra y el sacramento, el pasado se vuelve nuevamente presente. Los orígenes históricos del cristianismo constituyen una gran bendición. Nos proporciona un fundamento solido. Nuestra fe no está edificada sobre leyendas, cuentos de hadas, o a un mitos si no sobre acontecimientos reales.

http://librospdf1.blogspot.com/2011/11/el-cristiano-contemporaneo.html

EL CRISTIANO CONTEMPORANEO

Ser «contemporaneo» es vivir en el presente, y movernos con los tiempos, sin ocuparnos necesariamente ni del pasado ni del futuro. Para ser un «cristiano contemporaneo», sin embargo, es preciso asegurarnos de que

nuestro presente este emiquecido, en la medida mas plena posible, tanto por nuestro conocimiento del pasado como par nuestra expectativa en cuanto al futuro. La fe cristiana 10 exige. El Dios en el cual confiamos y al cual adoramos es «el AHa y la Omega ... el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso» http://servicioskoinonia.org/relat/372.htm http://servicioskoinonia.org/relat/372.htm http://libros-cristianos-pdf.blogspot.com/2012/01/el-cristiano-contemporaneojohn-stott.html http://fisicauniversitaria1.blogspot.com/2011/09/curso-quimica-fisica-tomoii.html

artin Lutero

Martín Lutero (10 de noviembre de 1483 – 18 de febrero de 1546), nacido en Eisleben, Alemania como Martin Luder,1 después cambiado a Martin Luther,

como es conocido en alemán, fue un teólogo, fraile católico agustino y reformador religioso alemán, en cuyas enseñanzas se inspiró la Reforma Protestante. Inauguró la doctrina teológica y cultural denominada luteranismo e influyó en las demás tradiciones protestantes. Su exhortación para que la Iglesia regresara a las enseñanzas originales de las Antiguas Iglesias Orientales (o Iglesias Ortodoxas Orientales) y la Biblia impulsó la transformación del cristianismo y provocó la Contrarreforma, como se conoce a la reacción de la Iglesia Católica Romana frente a la Reforma protestante. Sus contribuciones a la civilización occidental fueron más allá del ámbito religioso, ya que sus traducciones de la Biblia ayudaron a desarrollar una versión estándar de la lengua alemana y se convirtieron en un modelo en el arte de la traducción. Su matrimonio con Catalina de Bora el 13 de junio de 1525 inició un movimiento de apoyo al matrimonio sacerdotal dentro de muchas corrientes cristianas.

MHijo de Hans y Margarette Lutero, Martín nació el 10 de noviembre de 1483 en Eisleben (Alemania) y fue bautizado el día que se celebraba la festividad de San Martín de Tours. En 1484 su familia se trasladó a Mansfeld, donde su padre dirigía varias minas de cobre. Habiéndose criado en un medio campesino, Hans Lutero ansiaba que su hijo llegara a ser funcionario civil para darle más honores a la familia. Con este fin, envió al joven Martín a varias escuelas en Mansfeld, Magdeburgo y Eisenach. Lutero surgió del seno de la pobreza. Sus primeros años transcurrieron en el humilde hogar de un aldeano de Alemania, que con su oficio de minero ganara los medios necesarios para educar al niño. Quería que ese hijo fuese abogado. El padre de Lutero era hombre de robusta y activa inteligencia y de gran fuerza de carácter, honrado, resuelto y franco. Era fiel a las convicciones que le señalaban su deber, sin cuidarse de las consecuencias. Su propio sentido común le hacía mirar con desconfianza el sistema monástico. Le disgustó mucho ver que Lutero, sin su consentimiento, entrara en un monasterio, y pasaron dos años antes que el padre se reconciliara con el hijo, y aun así no cambió de opinión. Los padres de Lutero velaban con gran esmero por la educación y el gobierno de sus hijos. Procuraban instruirlos en el conocimiento de Dios y en la práctica de las virtudes cristianas. Muchas veces oía el hijo las oraciones que su padre dirigía al Cielo para pedir que Martín tuviera siempre presente el nombre del Señor y contribuyese un día a propagar la verdad. Los padres no desperdiciaban los medios que su trabajo podía proporcionarles, para dedicarse a la cultura moral e intelectual. Hacían esfuerzos sinceros y perseverantes para preparar a sus hijos para una vida piadosa y útil. Siendo siempre firmes y fieles en sus propósitos y obrando a impulsos de su sólido carácter, eran a veces demasiado severos; pero el reformador mismo, si bien reconoció que se habían equivocado en algunos respectos, no dejó de encontrar en su disciplina más cosas dignas de aprobación que de censura. En la escuela a la cual le enviaran en su tierna edad, Lutero fue tratado con aspereza y hasta con dureza. Tanta era la pobreza de sus padres que al salir de su casa para la escuela de un pueblo cercano, se vio obligado por algún tiempo a ganar su sustento cantando de puerta en puerta y padeciendo hambre con mucha frecuencia. Mas a pesar de tantos motivos de desaliento, Lutero siguió resueltamente adelante, puesta la vista en un dechado elevado de moral y de cultura intelectual que le cautivaba el alma. Tenía sed de saber, y el

carácter serio y práctico de su genio le hacía desear lo sólido y provechoso más bien que lo vistoso y superficial. El Conflicto de Los Siglos Pág 129, 130. Elena G. de White. En 1501, a los 18 años, Lutero ingresó en la Universidad de Erfurt, donde tocaba el laúd y recibió el apodo de El filósofo. Cuando a la edad de dieciocho años ingresó en la universidad de Erfurt, su situación era más favorable y se le ofrecían perspectivas más brillantes que las que había tenido en años anteriores. Sus padres podían entonces mantenerle más desahogadamente merced a la pequeña hacienda que habían logrado con su laboriosidad y sus economías. Y la influencia de amigos juiciosos había borrado un tanto el sedimento de tristeza que dejara en su carácter su primera educación. Se dedicó a estudiar los mejores autores, atesorando con diligencia sus maduras reflexiones y haciendo suyo el tesoro de conocimientos de los sabios. Aun bajo la dura disciplina de sus primeros maestros, dio señales de distinción; y ahora, rodeado de influencias más favorables, vio desarrollarse rápidamente su talento. Por su buena memoria, su activa imaginación, sus sólidas facultades de raciocinio y su incansable consagración al estudio vino a quedar pronto al frente de sus condiscípulos. La disciplina intelectual maduró su entendimiento y la actividad mental despertó una aguda percepción que le preparó convenientemente para los conflictos de la vida. El Conflicto de Los Siglos Pág 130. Elena G. de White. Lutero recibió el grado de bachiller en 1502 y una maestría en 1505, como el segundo de 17 candidatos.2 Siguiendo los deseos de su padre, se inscribió en la Facultad de Derecho de esta universidad. Pero todo cambió durante una tormenta eléctrica en 1505. Un rayo cayó cerca de él mientras se encontraba de regreso de una visita a la casa de sus padres. Aterrorizado, gritó: «¡Ayuda Santa Ana! ¡Me haré monje!». Salió con vida y abandonó la carrera de Derecho, vendió sus libros con excepción de los de Virgilio y entró en el monasterio agustino de Erfurt el 17 de julio de 1505.3

En 1507 Lutero fue ordenado sacerdote, y en 1508 comenzó a enseñar Teología en la Universidad de Wittenberg. Lutero recibió su grado de bachiller en Estudios Bíblicos el 9 de marzo de 1508. Las palabras de su amigo hicieron honda impresión en el ánimo de Lutero. Fue ordenado sacerdote y se le llamó del claustro a una cátedra de la universidad de Wittenberg. Allí se dedicó al estudio de las Santas Escrituras en las lenguas originales. Comenzó a dar conferencias sobre la Biblia, y de este modo, el libro de los Salmos, los Evangelios y las epístolas fueron abiertos al entendimiento de multitudes de oyentes que escuchaban aquellas enseñanzas con verdadero deleite. Staupitz, su amigo y superior, le instaba a que ocupara el púlpito y predicase la Palabra de Dios. Lutero vacilaba, sintiéndose indigno de hablar al pueblo en lugar de Cristo. Sólo después de larga lucha consigo mismo se rindió a las súplicas de sus amigos. Era ya poderoso en las Sagradas Escrituras. Conflicto de los Siglos pág 133, Elena G. de White. Dos años después realizó una visita a Roma, que lejos de redituarle espiritualmente, le causó una gran decepción al percatarse del estado vano y mundano en el cual había caído la curia romana.5

Emprendió el viaje a pie, hospedándose en los conventos que hallaba en su camino. En uno de ellos, en Italia, quedó maravillado de la magnificencia, la riqueza y el lujo que se presentaron a su vista. Dotados de bienes propios de príncipes, vivían los monjes en espléndidas mansiones, se ataviaban con los trajes más ricos y preciosos y se regalaban en suntuosa mesa. Consideró Lutero todo aquello que tanto contrastaba con la vida de abnegación y de privaciones que el llevaba, y se quedó perplejo. Finalmente vislumbró en lontananza la ciudad de las siete colinas. Con profunda emoción, cayó de rodillas y, levantando las manos hacia el cielo, exclamó: "¡Salve Roma santa!". Entró en la ciudad, visitó las iglesias, prestó oídos a las maravillosas narraciones de los sacerdotes y de los monjes y cumplió con todas las ceremonias de ordenanza. Por todas partes veía escenas que le llenaban de extrañeza y horror. Notó que había iniquidad entre todas las clases del clero. Oyó a los sacerdotes contar chistes indecentes y se escandalizó de la espantosa profanación de que hacían gala los prelados aun en el acto de decir misa. Al mezclarse con los monjes y con el pueblo descubrió en ellos una vida de disipación y lascivia. Doquiera volviera la cara, tropezaba con libertinaje y corrupción en vez de santidad. "Sin verlo -escribió él, -no se podría creer que en Roma se cometan pecados y acciones infames; y por lo mismo acostumbran decir: Si hay un infierno, no puede estar en otra parte que debajo de Roma; y de este abismo salen todos los pecados. Conflicto de los Siglos pág 134, Elena G. de White. El 19 de octubre de 1512, Martín Lutero recibió el grado de Doctor en Teología Después de su regreso de Roma, recibió Lutero en la universidad de Wittenberg el grado de doctor en teología. Tenía pues mayor libertad que antes para consagrarse a las Santas Escrituras, que tanto amaba. Había formulado el voto solemne de estudiar cuidadosamente y de predicar con toda fidelidad y por toda la vida la Palabra de Dios, y no los dichos ni las doctrinas de los papas. Ya no sería en lo sucesivo un mero monje, o profesor, sino el heraldo autorizado de la Biblia. Conflicto de los Siglos pág 135, Elena G. de White. El 21 de octubre de 1512 fue "recibido en el Senado de la Facultad de Teología", dándole el título de Doctor en Biblia. En 1515 fue nombrado vicario de su orden, quedando bajo su cargo once monasterios.6 Durante esta época estudió el griego y el hebreo para profundizar en el significado y los matices de las palabras utilizadas en las Escrituras, conocimientos que luego utilizaría para la traducción de la Biblia judía .

Su Vida Monástica y Académica El joven Lutero se dedicó por completo a la vida del monasterio, empeñándose en realizar buenas obras con el fin de complacer a Dios y servir a otros mediante la oración por sus almas.Su vida se complicó cuando se dedicó con mucha intensidad al ayuno, a las flagelaciones, a largas horas en oración, al peregrinaje y a la confesión constante. Cuanto más intentaba agradar a Dios, más se daba cuenta de sus pecados.4 Un día, mientras examinaba unos libros en la biblioteca de la universidad, descubrió Lutero una Biblia latina. Jamás había visto aquel libro. Hasta ignoraba que existiese. Había oído porciones de los Evangelios y de las Epístolas que se leían en el culto público y suponía que eso era todo lo que

contenía la Biblia. Ahora veía, por primera vez, la Palabra de Dios completa. Con reverencia mezclada de admiración hojeó las sagradas páginas; con pulso tembloroso y corazón turbado leyó con atención las palabras de vida, deteniéndose a veces para exclamar: "¡Ah! ¡si Dios quisiese darme para mí otro libro como éste!" Conflicto de los Siglos pág 131, Elena G. de White. Johann von Staupitz, el superior de Lutero, concluyó que el joven necesitaba más trabajo para distraerse de su excesiva reflexión, y ordenó al monje que comenzara una carrera académica. Un sincero deseo de librarse del pecado y de reconciliarse con Dios le indujo al fin a entrar en un claustro para consagrarse a la vida monástica. Allí se le obligó a desempeñar los trabajos más humillantes y a pedir limosnas de casa en casa. Se hallaba en la edad en que más se apetecen el aprecio y el respeto de todos, y por consiguiente aquellas viles ocupaciones le mortificaban y ofendían sus sentimientos naturales; pero todo lo sobrellevaba con paciencia, creyendo que lo necesitaba por causa de sus pecados. Dedicaba al estudio todo el tiempo que le dejaban libre sus ocupaciones de cada día y aun robaba al sueño y a sus escasas comidas el tiempo que hubiera tenido que darles. Sobre todo se deleitaba en el estudio de la Palabra de Dios. Había encontrado una Biblia encadenada en el muro del convento, y allá iba con frecuencia a escudriñarla. A medida que se iba convenciendo más y más de su condición de pecador, procuraba por medio de sus obras obtener perdón y paz. Observaba una vida llena de mortificaciones, procurando dominar por medio de ayunos y vigilias y de castigos corporales sus inclinaciones naturales, de las cuales la vida monástica no le había librado. No rehuía sacrificio alguno con tal de llegar a poseer un corazón limpio que mereciese la aprobación de Dios. "Verdaderamente -decía él más tarde- yo fui un fraile piadoso y seguí con mayor severidad de la que puedo expresar las reglas de mi orden. . . . Si algún fraile hubiera podido entrar en el cielo por sus obras monacales, no hay duda que yo hubiera entrado. Si hubiera durado mucho tiempo aquella rigidez, me hubiera hecho morir a fuerza de austeridades." A consecuencia de esta dolorosa disciplina perdió sus fuerzas y sufrió convulsiones y desmayos de los que jamás pudo reponerse enteramente. Pero a pesar de todos sus esfuerzos, su alma agobiada no hallaba alivio, y al fin fue casi arrastrado a la desesperación. Cuando Lutero creía que todo estaba perdido, Dios le deparó un amigo que le ayudó. El piadoso Staupitz le expuso la Palabra de Dios y le indujo a apartar la mirada de sí mismo, a dejar de contemplar un castigo venidero infinito por haber violado la ley de Dios, y a acudir a Jesús, el Salvador que le perdonaba sus pecados. "En lugar de martirizarte por tus faltas, échate en los brazos del Redentor. Confía en él, en la justicia de su vida, en la expiación de su muerte. . . . Escucha al Hijo de Dios, que se hizo hombre para asegurarte el favor divino." "¡Ama a quien primero te amó!"- Conflicto de los Siglos pág 132, Elena G. de White. En 1507 Lutero fue ordenado sacerdote, y en 1508 comenzó a enseñar Teología en la Universidad de Wittenberg. Lutero recibió su grado de bachiller en Estudios Bíblicos el 9 de marzo de 1508. Las palabras de su amigo hicieron honda impresión en el ánimo de Lutero. Fue ordenado sacerdote y se le llamó del claustro a una cátedra de la universidad de Wittenberg. Allí se dedicó al estudio de las Santas Escrituras en las lenguas originales. Comenzó a dar conferencias sobre la Biblia, y de este modo, el libro de los Salmos, los Evangelios y las epístolas fueron abiertos al entendimiento

de multitudes de oyentes que escuchaban aquellas enseñanzas con verdadero deleite. Staupitz, su amigo y superior, le instaba a que ocupara el púlpito y predicase la Palabra de Dios. Lutero vacilaba, sintiéndose indigno de hablar al pueblo en lugar de Cristo. Sólo después de larga lucha consigo mismo se rindió a las súplicas de sus amigos. Era ya poderoso en las Sagradas Escrituras. Conflicto de los Siglos pág 133, Elena G. de White. Dos años después realizó una visita a Roma, que lejos de redituarle espiritualmente, le causó una gran decepción al percatarse del estado vano y mundano en el cual había caído la curia romana.5 Emprendió el viaje a pie, hospedándose en los conventos que hallaba en su camino. En uno de ellos, en Italia, quedó maravillado de la magnificencia, la riqueza y el lujo que se presentaron a su vista. Dotados de bienes propios de príncipes, vivían los monjes en espléndidas mansiones, se ataviaban con los trajes más ricos y preciosos y se regalaban en suntuosa mesa. Consideró Lutero todo aquello que tanto contrastaba con la vida de abnegación y de privaciones que el llevaba, y se quedó perplejo. Finalmente vislumbró en lontananza la ciudad de las siete colinas. Con profunda emoción, cayó de rodillas y, levantando las manos hacia el cielo, exclamó: "¡Salve Roma santa!". Entró en la ciudad, visitó las iglesias, prestó oídos a las maravillosas narraciones de los sacerdotes y de los monjes y cumplió con todas las ceremonias de ordenanza. Por todas partes veía escenas que le llenaban de extrañeza y horror. Notó que había iniquidad entre todas las clases del clero. Oyó a los sacerdotes contar chistes indecentes y se escandalizó de la espantosa profanación de que hacían gala los prelados aun en el acto de decir misa. Al mezclarse con los monjes y con el pueblo descubrió en ellos una vida de disipación y lascivia. Doquiera volviera la cara, tropezaba con libertinaje y corrupción en vez de santidad. "Sin verlo -escribió él, -no se podría creer que en Roma se cometan pecados y acciones infames; y por lo mismo acostumbran decir: Si hay un infierno, no puede estar en otra parte que debajo de Roma; y de este abismo salen todos los pecados. Conflicto de los Siglos pág 134, Elena G. de White. El 19 de octubre de 1512, Martín Lutero recibió el grado de Doctor en Teología Después de su regreso de Roma, recibió Lutero en la universidad de Wittenberg el grado de doctor en teología. Tenía pues mayor libertad que antes para consagrarse a las Santas Escrituras, que tanto amaba. Había formulado el voto solemne de estudiar cuidadosamente y de predicar con toda fidelidad y por toda la vida la Palabra de Dios, y no los dichos ni las doctrinas de los papas. Ya no sería en lo sucesivo un mero monje, o profesor, sino el heraldo autorizado de la Biblia. Conflicto de los Siglos pág 135, Elena G. de White. El 21 de octubre de 1512 fue "recibido en el Senado de la Facultad de Teología", dándole el título de Doctor en Biblia. En 1515 fue nombrado vicario de su orden, quedando bajo su cargo once monasterios.6 Durante esta época estudió el griego y el hebreo para profundizar en el significado y los matices de las palabras utilizadas en las Escrituras, conocimientos que luego utilizaría para la traducción de la Biblia judía .

Teología de la gracia de Lutero Las ansias de obtener grados académicos llevaron a Martín Lutero a estudiar las Escrituras en profundidad. Influido por la vocación humanista de ir ad fontes («a las fuentes»), se sumergió en el estudio de la Biblia y de la Iglesia primitiva. Debido a esto, términos como la penitencia y la probidad tomaron un nuevo significado para Lutero, convencido ahora de que la Iglesia había perdido la visión de varias verdades centrales que el cristianismo enseñaba en las Escrituras, siendo una de las más importantes de ellas la doctrina de la justificación sólo por la fe. Lutero empezó a enseñar que la salvación es un regalo exclusivamente de Dios, dado por la gracia a través de Cristo y recibido solamente por la fe.7 Más tarde, Lutero definió y reintrodujo el principio de la distinción propia entre la Ley de Moisés y los Evangelios que reforzaban su teología de la gracia. Como consecuencia, Lutero creía que su principio de interpretación era un punto inicial esencial en el estudio de las Escrituras. Notó que la falta de claridad al distinguir la Ley Mosaica de los Evangelios era la causa de la incorrecta comprensión del Evangelio de Jesús en la Iglesia de su época, institución a la que responsabilizaba de haber creado y fomentado muchos errores teológicos fundamentales.

Las controversias de las infulgencias Además de sus deberes como profesor, Martín Lutero sirvió como predicador y confesor en la iglesia de Santa María de la ciudad. También predicaba habitualmente en la iglesia del palacio, llamada también "de todos los santos", debido a que tenía una colección de reliquias donde había sido establecida una fundación por Federico III de Sajonia. Fue durante este periodo cuando el joven sacerdote se dio cuenta de los efectos de ofrecer indulgencias a los feligreses. Una indulgencia es la remisión (parcial o total) del castigo temporal que aún se mantiene por los pecados después de que la culpa ha sido eliminada por absolución. En aquella época, cualquier persona podía comprar una indulgencia, ya fuera para sí misma o para sus parientes muertos que permanecían en el Purgatorio. El fraile dominico Johann Tetzel había sido reclutado para viajar por los territorios episcopales de Alberto de Brandeburgo (arzobispo de Maguncia) vendiendo indulgencias. Con el dinero obtenido por dicho medio, se esperaba financiar la edificación de la basílica de San Pedro en Roma, Italia, y comprar un obispado para Alberto de Hohenzollern. Lutero vio este tráfico de indulgencias no solo como un abuso de poder, sino como una mentira, que, no teniendo base en las Escrituras, podría confundir a la gente y llevarla a confiar solamente en la mentira de las indulgencias, dejando de lado la confesión y el arrepentimiento verdadero. Lutero predicó tres sermones contra las indulgencias en 1516 y 1517. Pero su enojo siguió creciendo y, según la tradición, el 31 de octubre de 1517 fueron clavadas las 95 tesis en la puerta de la Iglesia del Palacio de Wittenberg como una invitación

abierta a debatirlas. Las tesis condenaban la avaricia y el paganismo en la Iglesia como un abuso, y pedían una disputa teológica en lo que las indulgencias podían dar. Sin embargo, en sus tesis no cuestionaba directamente la autoridad del Papa para conceder indulgencias. Las 95 tesis de Martín Lutero8 fueron traducidas rápidamente al alemán y ampliamente copiadas e impresas. Al cabo de dos semanas se habían difundido por toda Alemania y, pasados dos meses, por toda Europa. Este fue uno de los primeros casos de la Historia en los que la imprenta tuvo un papel importante, pues facilitaba una distribución más sencilla y amplia de cualquier documento.

La biblia alemana de Lutero Cuando Lutero tradujo la Biblia al idioma alemán, la mayoría de la sociedad era analfabeta. La Iglesia tenía el control del conocimiento, sus miembros eran estudiosos y educados, en contraste con la sociedad analfabeta que adquiría sus conocimientos a través de la transmisión oral, la memorización y la repetición de los textos bíblicos. Lutero hizo posible el acceso al conocimiento, la información y la educación, desmitificando la Biblia con el fin de lograr la búsqueda de la verdad. Lutero facilitó la propagación del protestantismo, siendo la primera persona que imprimió un libro, - la Biblia alemana - la cual tradujo de un manuscrito sagrado a la lengua materna de esa nación. De esta forma le restó el poder a la Iglesia católica romana sobre el pueblo alemán, y precursó la reforma protestante, que ocurrió gracias a la impresión de la Biblia que Lutero había traducido. La intención de Lutero era que el pueblo tuviera acceso directo a la fuente sin la necesidad de intermediarios, haciendo posible la interpretación libre de los textos sagrados y la erradicación del analfabetismo en la sociedad alemana. La traducción de la Biblia la inició durante su estadía en el castillo de Wartburg en 1521. Estando escrita ésta en latín medieval, Lutero la tradujo al griego para posteriormente hacerlo al idioma alemán, con la ayuda de diccionarios en griego, latín, hebreo y alemán. Éste deseaba traducirla del griego al alemán, con la intención de revelar las escrituras con exactitud. Inicialmente sólo incluyó el Nuevo Testamento, ya que los textos originales del Antiguo Testamento no estaban escritos en latín o en griego. El Antiguo Testamento estaba escrito en caldeo-arameo (idioma que carece de vocales en el sistema escrito; compuesto por letras consonantes) y solamente los rabinos conocían qué letras se escribían. Lutero utilizó una edición griega del Nuevo Testamento que originalmente fue escrita en griego por Erasmo, texto que más tarde fue llamado Textus Receptus. Durante el proceso de traducción, Lutero visitó pueblos y mercados cercanos con la intención de investigar el dialecto común de la lengua alemana. Escuchaba a las personas hablar, para así poder transcribir en lenguaje coloquial. La traducción se publicó en septiembre de 1522, lo que causó gran conmoción en la iglesia católica romana. Lutero le dedicó la Biblia alemana a Federico El Sabio, a quien estimaba grandemente. Lutero tenía una mala percepción de los libros de Ester, Hebreos, Santiago, Judas y del Apocalipsis. Llamaba a la epístola de Santiago una "epístola de paja", encontrando que era muy poco lo que apuntaba a Cristo y su obra salvadora. También tenía duras palabras para el Apocalipsis, del que decía que no podía "de ninguna forma detectar que el Espíritu Santo lo haya producido".13

Tenía razones al cuestionar la apostolicidad de estos libros, debido a que la iglesia primitiva los catalogaba como antilegomena, lo que significaba que no eran aceptados sin reservas, al contrario que los canónicos. Aun así Lutero no los eliminó de su edición de las Escrituras. Lutero incluyó como apócrifos aquellos pasajes que, encontrándose en la Septuaginta griega, no lo estaban en los textos masoréticos disponibles en aquel entonces. Debe puntualizarse que la Biblia de Lutero incluye el texto íntegro de 14 de estos documentos: la Oración de Manasés, Tobías, Judit, el Resto de Ester, Sabiduría, Eclesiástico, Baruc, la Oración de Azarías, el Cántico de los Tres Jóvenes, la Historia de Susana, la Historia de Bel, la Historia del Dragón, 1 Macabeos y 2 Macabeos. Así suelen usarla desde entonces la iglesia luterana, y los anabaptistas (congregados en granjas comunitarias rurales). Si bien, siglos más tarde, se hicieron ediciones desprovistas de ellos en demanda de grupos protestantes tardíos, así como ediciones católicas romanas conservando los libros. Aquí se ven los textos íntegros de esta Biblia. La primera traducción completa al alemán, inclusive el Antiguo Testamento, se publicó en 1534 en seis tomos y fue producto del esfuerzo común de Lutero, Johannes Bugenhagen, Justus Jonas, Caspar Creuziger, Philipp Melanchthon, Matthäus Aurogallus y George Rörer. Lutero continuó refinando su traducción durante el resto de su vida, trabajo que fue tomado como referencia para la edición de 1546, el año de su muerte. Como se ha mencionado anteriormente, el trabajo de traducción de Lutero ayudó a estandarizar el alemán del Sacro Imperio (desde el cual se construiría la nación alemana en el siglo XIX) y es considerado como uno de los pilares de la literatura alemana. Martín Lutero en su Comentario sobre San Juan reconoció que habían recibido la Biblia por medio de la Iglesia católica apostólica y romana: "Estamos obligados a reconocer a los papistas que son ellos los que tienen la Palabra de Dios, que la hemos recibido de ellos, y que sin ellos no tendríamos ningún conocimiento de ésta".

Su Legado Martín Lutero fue el principal artífice de la Reforma Protestante, en la que tuvo un papel mucho más destacado que otros reformadores. Gracias a la imprenta, sus escritos se leyeron en toda Alemania y ejercieron influencia sobre otros muchos reformadores y pensadores, dando origen a diversas tradiciones protestantes en Europa y en el resto del mundo. Tanto la Reforma protestante como la consecuente reacción católica, la Contrarreforma, supusieron un importante desarrollo intelectual en Europa, por ejemplo, mediante el pensamiento escolástico de los jesuitas en el caso del catolicismo. Por su traducción de la Biblia, Lutero es considerado además uno de los fundadores de la literatura en alemán. En los territorios luteranos disminuyó grandemente el poder absoluto de los reyes. Católicos y protestantes sostuvieron entre sí terribles guerras religiosas. Un siglo después de las protestas de Lutero, una revuelta en Bohemia provocó la Guerra de los Treinta Años, un conflicto entre católicos y protestantes que arrasó gran parte de Alemania y acabó con la vida de cerca de un tercio de la población.

Veneración Está elevado a los altares por la Iglesia anglicana, la cual celebra su festividad el 31 de Octubre y por la Iglesia episcopal en los Estados Unidos de América, la cual tiene el 18 de Febrero como su día litúrgico.

Iglesias Luteranas afiliadas
  

Federación Luterana Mundial (140 iglesias), 68 millones de fieles Concilio Luterano Internacional (34 iglesias) Conferencia Luterana Evangélica Confesional (19 iglesias)

La Federación Luterana Mundial (FLM) (en inglés Lutheran World Federation - LWF) es una comunión global de iglesias cristianas de confesión luterana con sede central en la ciudad suiza de Ginebra. Esta federación fue fundada tras la Segunda Guerra Mundial, en 1947 en Lund, Suecia, para coordinar a las numerosas y diversas iglesias luteranas alrededor del mundo. No es una Denominación cristiana propiamente tal, pero afirma profesar la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica, y se propone servir a la unidad cristiana en el mundo entero. La FLM agrupa Hoy día, 145 iglesias de 79 países forman parte de la FLM. Estas iglesias representan 70.3 millones de cristianos y cristianas de todo el mundo.

Breve Biografía: · 10. 11. 1483 Nace en Eisleben, · 1505 Monje en Erfurt · 1512 Doctor de Teología en Wittenberg · 1517 Las 95 Tesis son clavadas a las puertas de la Iglesia del Castillo · 1520 Lutero quema la Bula Papal de Excomulgación · 1521 En la Dieta Imperial de Worms, Lutero rechaza la abdicación · 1521 Se esconde en el castillo Wartburg, cerca de Eisenach, donde Lutero traduce el Nuevo Testamento al alemán. · 1525 Lutero se casa con Catarina de Bora · sigue una cantidad de tratados polémicos · 1529 "El Catequismo Menor" · 1534 Publicación de la Primera Biblia de Wittenberg, Antiguo y Nuevo

Testamento, traducida al alemán por Martin Lutero · 18.02.1546 Lutero fallece en Eisleben y es sepultado en la Iglesia del Castillo de Wittenberg

Martín Lutero nació en Eisleben en 1483, hijo de una familia de origen campestre y dueña de una mina. Atendía la escuela latina en Mansfeld desde 1488, continuando sus estudios en Magdeburgo y luego en Eisenach. En 1501, empieza sus estudios en Erfurt con la intención de hacerse abogado. En 1505, tomó una decisión que iba a cambiar el curso de su vida de manera radical. Decidió entrar al monasterio Augustino en Erfurt. Esa decisión, junto a la búsqueda de un Dios gracioso y la voluntad del mismo, culminó en el desarollo de la reforma de la iglesia. Las experiencias negativas que Lutero tuvo con los medios eclesiales de gracia, no solo favorecieron la crítica respecto al lamentable estado de las prácticas en la iglesia, sino más bien obligaron a una revisión fundamental de la teología medieval. Su crítica pública contra el abuso de las cartas de indulgencias en 1517 no solo produjo la discusión deseada, sino que además causó la apertura de un tribunal de inquisicón culminando en la excomulgación de Lutero, después de la dieta imperial de Worms, en 1521. Federico el Sabio organizó un "secuestro" para proteger la vida de Martín Lutero. Lutero se quedaba en el castillo Wartburg como Doncel Jorge por casi un año, traduciendo el Nuevo Testamendo al alemán. La ruptura mas evidente con los votos monásticos se realizó cuando se casó con la anterior monja Catarina de Bora, en Junio de 1525. Ahí, se formó el núcleo principal de la casa parroquial evangélica. Después de la guerra de campesinos en 1525, reprobada por Lutero, el reformador promovía la formación de una Iglesia Evangélica terretorial por visitaciónes y regulaciones eclesiales. Falleció en Eisleben, su ciudad natal, en Febrero 1546. Por orden del príncipe elector, Lutero fue sepultado en la iglesia del castillo en Wittenberg. Con su traducción de la Biblia al Alemán, Martín Lutero ganó fama permanente en relación con la unificación del idioma alemán. Hoy en Día, unos 70 miliones de fieles pertenecen a la Iglesia Luterana.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->