Está en la página 1de 15
MARTA JIMENEZ JAEN (°) INTRODUCCION Los ensefiantes tradicionalmente han sido caracterizados como «profesionaless © acuasi profesionales» que desarrollan un trabajo privilegiado, con un ako nivel de cualificacign y de autonomia, Sin embargo, en los iltimos aitos se han empezado a realizar estudios que tra tan de cuestionar la visién de estos agentes como un grupo «prafesionaly 0 en proceso de «profesionalizacion. Partiendo de los anélisis desarrollados por Marx (1) y de le utilizaciém de los mismos realizada por H. Braverman para analizar las modificaciones del abajo encl presente siglo (2), autores como M.W. Appel, M. Lawn, J. O7ga y Ch. Buswell, entre otros (8) han sugerido la necesidad de considerar al profesorado como un coleetive sometido a un proceso de aproletarizacion» y tendente a ser asimilado por la clase obrera. Sin embargo, la visién de la uproletarizacién» aportada por estos autores no ha estado exenta de criticas en el seno mismo de la sociologia marxista. Especial inci dendia han tenido en este sentido, las eriticas desarrolladas, entre otros autores, por Ch, Derber centradas en el enfoque «analogicistan que preside los estudios ins pitados en Braverman, tratando de mostrar que el proceso «proletarizadory asu: (@) Universidad de La Laguna. (1) EL hindamento de sus andlisis se encwentra, principalmente, en la Seeciin IV de! Libro I de EtCi- (tl, Vi: Maslrid Sig sw41915 (Vol 25 pp. 879.618. (2) Vie: Taba y Capital Monopolies, Meicc, Nueva Imagen, 1980. (3 Como muestra Fepresentativa de esta linea de pensamierso, ver: — Apple, M.W. Education and Power, Boston, Roadedge and Kegan Paul, 1982. = Lissn, My Oaga, J. Taachen, Prfestaelisn and Clas, England, the Falmer Press, 1981 = Baswell, Ch. torial Chatige and Pedagogie Changen en Brith Joxrnal of Scialay of Edueaion, ‘Vol 208 5, 1980. see iin nd 85 OM pe S828, 231 me formas especificas en el seno de los trabajos «profesionales» y que no siempre permiten la asimilacién de estos agentes a la clase obrera (1). En este articulo nos proponemos dar cuenta de estas versiones de la teoria de la «proletarizacono aplicada a los ensefiantes, esperando con ello contribuir a la revitalizacién del intcrés sociologico por estos agentes y, de alguna manera, hacer participe a la Sociologia de la Educacian de los debates que, en torno a las modifi caciones de los procesos de trabajo y de la estructuracion de las clasts sociales en el capitalismo avanzado, se estin desarrollando en otros campos de la Sociologia. Para ello, empezaremos exponiendo las tesis basicas de los atedricos de la pro: Ietarizaciony (asi designaremos a Apple, Lawn, Orga, Buswell, etc.) y los elementos conceptuales que Ch. Derber ha esbozado a partir de la critica a éstos. A continua: adn, en los dos tiltimos apartados, trataremos de aportar nuestras consideraciones en torno al analisis en curso de los ensenantes, tratando de contrastarlas con los aportes de los anteriores autores, LA TEORIA DE LA «PROLETARIZACIONy APLICADA A LOS ENSENANTES La perspectiva adoptada por M.W. Apple. M. Lawn, J. Orga y Ch. Buswell, en, tre otros, para el andlisis de los ensefiantes parte de la consideracién de estos agentes como Trabqiadores que desempefian un trabajo asalariado y que han sufti do, como colectivo, importantes modificaciones en su composicion interna (au mento cuantitativo, vinculacién como empleados al Estado, feminizacion,..) y en los modos de ejecucién y control del trabajo. Para abordar el anilisis sociologico de este colectivo es preciso centrar [a atencién en sus condiciones de trabajo y en sus accione: en cuanto trabajadores; la linea argumental seguida en sus estudios se pue- de resumir en tomo a cuatro ideas nucleares: 1 El marco de referencia desde el que htay que analizar el trabajo educative estd determinado por las condiciones de trabajo que en el Modo de Produccin Capitalista se han ido gestando en el ambito de la produccidn, tal y como Marx las analizé. Asi, se definen como condiciones esenciales, la parcelacién de las ta: reas, la rutinizacién del trabajo, la superespecializacion, la jerarquizaciony, en ge neral, todas aquellas medidas forzadas por la «ldgica racionalizadora del capital», a través de un amplio proceso que ha supuesto, para los obreros, verse expropiados de los conocimientos que se requieren para la produccién (edescualificadoss), ex: cluidos de la concepcién del. proceso productivo y del trabajo mismo {aseparacion concepcién /ejecuciény) y dependicntes, por todo ello, en grado creciente del con. trol y de las decisiones del capital («pérdida de controly) 2~ Se considera que la légica que ha regido la intervencién «acionalizadora» del capital en la produccién ha traspasado os limites de ésta y se ha extendido a otros procesos de trabajo (incluides los desarrollados en cl seno de los aparatos del Estado), teniendo efectos similares para sus erabajadores. w via ~ Derber, Ch: Prostata Worken. Mental Labo t Adoncd Capito Boston, C.K, Halland Co, 1982 ~ Larson, M. The Price of Profsonadom, Beskeley, University of California Press 1977 232 Exte proceso ha afectado también al trabajo edueativo: con la introduccin de materiales y técnicas didacticas y organizativas en la escuela (como los materiales scurticulares fundados en la programacién por objetivos, técnicas cstandarizadas de diagndstica y evaluacién, paqueies programadas para la ensefianra por computa- dores, el desarrollo de especializaciones por contenidos y facetas del trabajo edu cativo, la aparicién de wexpertosn, la potenciacién de medidas jerarquizadoras y sistemas de epromocion intemay enire el profesorado}, y en general todas aquellas propuestas integradas en lo que se ha denominado el modelo «tecnocraticon en la ‘ensefianza, se ha producido una modificacion esencial de las condiciones de traba: je del profesorado que ha supuesto, para éste, verse forzados a una creciente de ‘ualificacién, excluidos de las funciones concepwuales y de planificacién de su traba- joy teducida su capacidad de control, lo que los fuerza a depender de las indica ciones y decisiones tomadas por los expertos y administradores (5) 8 La historia de estas transformaciones wracionalizadoras) del trabajo se ha visto atravesada de confliccos y enfrentamientos entre los trabajadores y los em pleadores. Los obreros no han sido sujetos pasivos, sino que han promovido for- mulas diversas de resistencia, También en el seno del trabajo educativo los conic tos han estado presentes: los ensefiantes han desarrollado formas diversas de res puesta entre las cuales se destacan ciertas vertientes de la estrategia «profesionalis: ta», asi como formulas que van desde el compromiso militante consciente, hasta acciones individuales {muchas veces inconscientes) dirigidas contra aspectos parcia les del proceso wracionalizador (6: 4.— Es la presencia de estas condiciones lo que provoca la «proletarizaciénn de un conjunto de trabajadores. Asi, el que un colectivo se vea sometido a un proce. so de descualificacion, se vea separado de la concepcién de su trabajo y pierda con trol sobre el mismo, se consideran condiciones que lo asimilan a la situacion de los obreros en la produccidn. La aparicin de acciones de resistencia frente a estos procesos por parte de los colectivos «proletarizados» sera incerpretada, ademis, Como una manifestacidn de la aproximacion de sus intereses a los del proletaria do en su enfrentamiento al capital, 0 incluso, de su cardcter de clase obrera, El analisis de la «proletarizaciono de los enseriantes interpreta, por tanto, la de valuacién de las condiciones de trabajo en la ensefianza y la generacién de resis tencias por el profesorado frente al Estado, en cuanto que agente wracionaliza- (3) La descualificacién, separacién entre concepeidm, ejecucign y la pérdida de control por los ense fsntet son analzados detenidamente on ~ "apple, MW: Educate and Paver, opus ei, Una sintess del anterior Nbvo traducida al castellano se encuentra en: wil Marxismo y el estudio reciente de la educacions, en fducacon v Sociedad ne 4, Madrid, 1985. «Work, Gender and Teachings. en teachers Calle record, Vol. 8, 2°3 Spring, 1988, ~ Lavery M. y Ongay J Teachers, Prfesmalion and Clas, opus ct. (ap 4), «The Educational Wor Jer? 4 ReAssessment Of Teachersh en Barton, Ly Walker, 8 (eds) Sctods, Teachers and leaching, England, The Falmer Press, 1981 ~ Busocell, Ch. aSorial Change», opus et @ Vid: ~ Lawn, My Omg, } Teachers Profsdonaive and Clas, opus ck, pp. $968, ~ Apple, MW. Edacation and Power, opus ct, pp. 156157 233