Está en la página 1de 2

Mi primer vuelo de cross

Todo comenzó el día 1 de Noviembre del 2008, cuando Juan Carlos me mandó
un sms diciéndome que el día siguiente, el domingo se podría volar en libre...

Domingo día 2 de Noviembre, nada más abrir la ventana me entra el cosquilleo


por la barriga, día esplendido, casi sin viento, aun era temprano y decidí coger el coche
y acercarme al ferial donde estaba mi padre Claudio y más pajarracos volando con el
motor para así ver in situ las posibilidades del día, Julito sugirió la posibilidad de un
vuelo en ladera en la norte de Montanchez y bueno, eso mejor que nada, más tarde nada
más aterrizar Michel me comentó que había movimiento y bichos girando asíque
decidimos coordinarnos para intentar arrancar el Patrol, cosa que Juan Carlos y yo
gracias a las pinzas de Chicho hicimos de inmediato, tras trastear Julio, Michel, Juan
Carlos y yo conseguimos arrancar el Patrol pese a tener las dos baterías rotas. A las
12.30 íbamos de camino a Zarzas de montanchez pues estaba de Nor-Oeste. Llegamos
al despegue y pintaba bien, estuve estudiando los ciclos, después de estar 5 o 10
minutos observando el panorama decidí abrir mi equipo mientras que Juan Carlos se
terminaba de preparar, se rifó quien se quedaría en la zona en el hipotético caso de
poder hacer distancia, cosa que yo pensaba imposible en la época en la que estábamos,
pero viendo como se formaban las nubes justo encima de la bola me daba que pensar.
Se decidió que Juan Carlos seria nuestro hombre-recogida, bien pues salió y pilló altura
y en unos minutos estaba cerca de las barbas de las nubes aumentando mi esperanza de
hacer distancia, a todo esto, mis cosquilleos en el estomago ya hacían daño…
Salio Michel con su vela Demo que por desgracia lo hizo en un ciclo malo, pero tras
cogerle el tacto a la demo salio pitando hacia la base de la nube, cosa que Julito 5
minutos más tarde hizo, bien pues yo ya estaba solo en el despegue, terminé de preparar
el equipo y esperé a que entrara una buena racha para salir, inflé y a volar!

Según salí intenté por todos los medios aferrarme a la ladera y buscar la
ascendencia que me permitiera subir lo más rápido posible, pues había 3 hombres ahí
arriba esperándome(estuvieron 45 minutos esperándome), me apoyé en la ladera de la
bola tras coger unos metrillos sobre el despegue pero nada que subía, seguí rascando
pero lo poco que subía era gracias a las ascendencias dinámicas, entre ánimos de Michel
y sabios consejos de Juan Carlos decidí salir hacia el valle y tras rastrear más de media
hora entrillé una térmica de un +3 sostenido justo encima de la curva que me elevó
hasta casi la base de la nube, decidí pues salir un poco más al valle y ahí fue cuando un
+2 sostenido me elevó y me juntó con mis 4 compañeros de vuelo tras girar 10 veces a
izquierdas, fue entonces cuando de alguna forma me relajé y pensé: vale, ya estas arriba
con tus compañeros, te ha costado y has tardado pero ha merecido la pena, fue entonces
cuando Julio y Michel dijeron aquello que llevaba tanto tiempo queriendo escuchar: nos
vamos? Pues vámonos! Comenzaba mi primer cross, algo nuevo para mí, en ese preciso
instante me acordé de mi querido compañero Juanjo (Boby) pues creo que él tenía tantas
ganas como yo de desvirgarme de una p… vez! Ya con unos 1500 metros de altura nos
pusimos viento en cola, donde Michel parecía que se hundía por delante y Julito rascaba
como podía, en cambio yo seguía estable en unos 1400 metros, me alejaba de la zona de
vuelo, algo muy desconocido para mi, alejarme de la zona de vuelo… ufff... ya había
tenido oportunidades en el verano pero no las aproveché por estar “solo ahí arriba sin
experiencia en el cross” o simplemente por no saber lo suficiente.
En unos 5 minutos nos reagrupamos los 3 para intentar buscar alguna ascendencia,
había cumulitos que se estaban formando pero desgraciadamente se deshacían al
instante, fue entonces cuando pensé que el día se estaba acabando pero gracias a lo que
quedaba de la calle de nubes conseguí de nuevo girar un +1 constante que me puso de
nuevo a 1500 metros, estaba aprendiendo a volar en cross, a aprovechar la minima para
sustentarme en el aire. Julio consiguió mantener la altura lo que le permitió distanciarse
de Michel y de mí, ya que nosotros dos solo encontrábamos pequeños pelotazos en
nuestro planeo final. Sin más remedio aquello se acababa entonces decidimos buscar un
sitio donde aterrizar cerca de algún camino, aterrizamos al lado de la autovia y tras un
grito eufórico dije: lo conseguí, mi primer vuelo de distancias!!!Había llegado a
Escurial, pueblo cerca de Miajadas, unos 13 kilómetros en línea recta que para la época
en la que estábamos fue estupendo! Recogimos y tras andar unos 5 kilómetros Michel y
yo con unos 25 kilos encima nos juntamos con Julio que estaba al otro lado del pueblo,
unas birras y unas risas y de vuelta a casa tempranito y con una satisfacción inmensa.

J.Carlos

Intereses relacionados