P. 1
Unidad 1 y 2 de Higiene y Seguridad[1]

Unidad 1 y 2 de Higiene y Seguridad[1]

5.0

|Views: 76.595|Likes:
Publicado porJanet Maya Garcia

More info:

Published by: Janet Maya Garcia on Apr 13, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/05/2016

pdf

text

original

Riesgos biológicos: Se pueden dar cuando se trabaja con agentes infecciosos.

Los desechos peligrosos generados en hospitales y otras instituciones de salud presentan
riesgos y dificultades especiales, fundamentalmente por el carácter infeccioso de algunas de
las fracciones componentes. Contribuyen también a acrecentar tales riesgos y dificultades la
heterogeneidad de su composición, la presencia frecuente de objetos punzocortantes y la
presencia eventual de cantidades menores de sustancias tóxicas, inflamables y radiactivas de
baja intensidad.2 Se estima que del 10 al 25 % de los desechos generados en esos centros, son
peligrosos.

Resulta importante reconocer esos riesgos, por lo que para el manejo de los desechos se
deben recomendar prácticas que perfeccionen la seguridad ocupacional.

Los riesgos mencionados involucran, en primer término, al personal que debe manejar los
desechos tanto dentro como fuera del establecimiento, quienes -de no contar con suficiente
capacitación y entrenamiento o carecer de facilidades e instalaciones apropiadas para el
manejo y tratamiento de los desechos, de equipos y de herramientas de trabajo o de
elementos de protección adecuados- pueden verse expuestos al contacto directo con
gérmenes patógenos o a la acción de objetos punzocortantes, como agujas de jeringuillas,
bisturíes, trozos de vidrio u hojas de rasurar.

Exposición a sustancias radiactivas

Los radioisótopos son usados comúnmente en diferentes procedimientos diagnósticos y de
tratamiento, y como resultado se generan desechos radiactivos.

Los manipuladores de desechos están en riesgo por exposición a la radiactividad cuando
estos no son manejados adecuadamente, como por ejemplo:

Procedimientos inapropiados que contaminan la superficie externa del recipiente.
Uso de recipientes de almacenaje no adecuados.
Registros erróneos sobre las fechas de generación de desechos y tiempo de
almacenaje.

El tipo de enfermedad resultante por la exposición a la radiactividad está determinada por la
cantidad y el tipo de exposición. Las medidas de dosimetría personal son esenciales para
monitorear el nivel de exposición de cada trabajador que manipula desechos radiactivos.

OTROS TIPOS DE RIESGOS

Riesgo de altura: Se da cuando las personas trabajan en zonas altas, galerías o pozos
profundos.

Riesgos físicos: Su origen está en los distintos elementos del entorno de los lugares de
trabajo. La humedad, el calor, el frío, el ruido, etc. pueden producir daños a los trabajadores.
Riesgos por gas: Se dan cuando las personas trabajan manipulando gases o cerca de fuentes
de gas.

Riesgo de incendio: Se produce al trabajar en ambientes con materiales y elementos
inflamables.

EL FUEGO.

Es uno de los factores físicos que se puede presentar en
cualquier ambiente. Se produce como resultado de una reacción
química exotérmica que se conoce como combustión. Intervienen
3 elementos.

El combustible, constituido por todas sustancias susceptibles de combinarse con el
oxígeno de forma rápida y exotérmica.
El comburente, constituido por una mezcla de gases en la que el oxígeno se encuentra
presente en tal porcentaje que puede producirse la combustión.
La energía de activación, o energía necesaria para que se inicie la reacción, que es
aportada por los focos de ignición.

Cuando el calor desprendido es esta reacción es capaz de mantener el fuego, se produce una
reacción en cadena, que provoca el incendio.

5. Los fuegos se clasifican en cuatro tipos:

o Tipo A, cuando el material es sólido y arde produciendo cenizas y brasas,
como ocurre en la madera y el cartón.

o Tipo B, Cuando el combustible es líquido o está compuesto de sólidos que no
dejan residuos como ocurre en el alquitrán, la cera y la gasolina.

o Tipo C, cuando el combustible es un elemento en estado gaseoso, como el
butano y el propano.

o Tipo D, cuando se trata de la combustión de productos químicos o de metales,
como el aluminio pulverizado, el sodio y el cesio.

EFECTOS NOCIVOS DE LOS INCENDIOS.

La combustión genera una serie de elementos que pueden producir daños en la salud de
las personas, como son:

o Gases tóxicos, que puede producir irritaciones hasta envenenamientos.

o Gases asfixiantes, suelen actuar desplazando el oxígeno de la zona y
dificultan la respiración.

o Gases calientes, pueden producir quemaduras.

o Humos, pueden provocar quemaduras internas y explosiones.

o Calor ambiental, Provoca deshidratación.

o Llamas, dan lugar a diferentes tipos de quemaduras.

o Pánico, altera el comportamiento de los afectados con consecuencias de
gravedad imprevisible.

MÉTODOS DE EXTINCIÓN DE INCENDIOS.

Para que un incendio se inicie o mantenga, hace falta la coexistencia en espacio y tiempo
con intensidad suficiente de cuatro factores: Combustible, Comburente (aire), Energía y
Reacción en Cadena (radicales libres). Si se elimina uno de los factores o se disminuye su
intensidad suficientemente, el fuego se extinguirá. Según el factor que se pretenda
eliminar o disminuir el procedimiento o método de extinción recibe el nombre de:

Eliminación del combustible

El fuego precisa para su mantenimiento de nuevo combustible que lo alimente. Si el
combustible es eliminado de las proximidades de la zona de fuego, este se extingue al
consumirse los combustibles en ignición. Esto puede conseguirse:

o Directamente cortando el flujo a la zona de fuego de gases o líquidos, o bien quitando
sólidos o recipientes que contengan líquidos o gases, de las proximidades de la zona
de fuego.
o Indirectamente refrigerando los combustibles alrededor de la zona de fuego.

Sofocación

La combustión consume grandes cantidades de oxígeno; precisa por tanto de la afluencia de
oxígeno fresco a la zona de fuego. Esto puede evitarse:

o Por ruptura de contacto combustible-aire recubriendo el combustible con un material
incombustible (manta ignífuga, arena, espuma, polvo, tapa de sartén, etc.)
o Dificultando el acceso de oxígeno fresco a la zona de fuego cerrando puertas y
ventanas.

o Por dilución de la mezcla proyectando un gas inerte (N2 ó CO2) en suficiente cantidad
para que la concentración de oxígeno disminuya por debajo de la concentración
mínima necesaria. Se consigue el mismo efecto pero con menor efectividad
proyectando agua sobre el fuego, que al evaporarse disminuirá la concentración de
oxígeno (más efectivo si es pulverizada).

Enfriamiento

De la energía desprendida en la combustión, parte es disipada en el ambiente y parte inflama
nuevos combustibles propagando el incendio. La eliminación de tal energía supondría la
extinción del incendio.

Inhibición

Las reacciones de combustión progresan a nivel atómico por un mecanismo de radicales
libres. Si los radicales libres formados son neutralizados, antes de su reunificación en los
productos de combustión, la reacción se detiene.

AGENTES EXTINTORES

Agua:

Resulta el más común en las operaciones de extinción de incendios.
Su acción extintora esta fundamentada en el enfriamiento de la materia
en combustión. Se aplica bajo la forma de un chorro a presión.

Espuma:

La espuma se puede producir mezclando una solución de sulfato de
aluminio con otra de bicarbonato de Sodio y agregándole un
estabilizador. En los equipos portátiles la espuma es producida por la
reacción de las dos soluciones señaladas, originándose una presión
interna como consecuencia de la generación de gas carbónico, capaz de
impeler la espuma a una distancia de siete (7) metros.

Dióxido de Carbono CO2:

Este gas puede almacenarse bajo presión en los extintores portátiles y descargarse a través
de una boquilla especial en el sitio donde se necesita. La característica extinguidora del gas
carbónico, es su efecto de sofocación acompañado de un ligero enfriamiento. No debe usarse
en áreas cerradas o de escasa ventilación, ya que el usuario puede ser objeto de asfixia
mecánica por insuficiencia de oxigeno,

Polvo Químico Seco:

Lo constituyen mezclas incombustibles de productos finamente
pulverizados, tales como Carbonatos de Sodio, Bicarbonato de Sodio, Sulfato de
Sodio, Silicato de Sodio, Bentonita, etc. Actúa

Riesgos de elevación: Aparece al trabajar con equipos de elevación o transporte.

Riesgos de carácter psicológico: Es todo aquel que se produce por exceso de trabajo, un
clima social negativo, etc., pudiendo provocar una depresión, fatiga profesional, etc.

Una vez que se han identificado los riesgos, el paso siguiente es proceder a su evaluación.
Evaluar quiere decir estimar en lo posible la gravedad potencial de los riesgos para poder
implantar

las

medidas

preventivas

más

adecuadas.

A la hora de evaluar los riesgos debemos tener en cuenta dos factores por un lado, la
probabilidad de que ocurra un hecho, y por otro, la gravedad que puede tener sobre una
persona.

La Gravedad Potencial, se define como el resultado de la probabilidad de ocurrencia del
daño, por la severidad del mismo. A su vez, la probabilidad de que un riesgo aparezca es igual
al nivel de deficiencias o concentración de agentes dañinos que existan en el entorno de
trabajo, más el tiempo de exposición de la persona a esas deficiencias.

Las dosis límites y los límites de exposición se deberán establecer para un tipo medio de
persona sana, sin descuidar las sensibilidades que cada individuo particular pueda tener.

Por tanto, la acción preventiva deberá encaminarse, principalmente, a la reducción de la
probabilidad de ocurrencia de los riesgos laborales.

Así, es conveniente conocer qué factores de riesgo existen, las dosis en las que se presentan
y qué exposiciones son peligrosas para las personas con el fin de eliminarlos o reducirlos en lo
posible.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->