P. 1
LA MITA MINERA

LA MITA MINERA

4.6

|Views: 23.865|Likes:
Publicado porJhersyperu
LA MITA MINERA Y LOS OBRAJES
LA MITA MINERA Y LOS OBRAJES

More info:

Published by: Jhersyperu on Apr 10, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/01/2015

pdf

text

original

LA MITA MINERA El sistema preferencial de trabajo que se empleó durante la colonia fue la mita en sus diversas modalidades; obrajera

, ganadera, agrícola y minera. Este sistema de trabajo por turnos, durante la época incaica se llevaba a cabo en beneficio de las autoridades incas y durante el periodo colonial se hacía en beneficio del virreinato del Perú. El sistema de la mita (‘turno’, en lengua quechua) existente en el incanato movilizaba grandes cantidades de mano de obra en beneficio del Estado, con ella éste ejecutaba grandes obras públicas, tales como canales de irrigación, andenes y grandes construcciones como Machu Picchu o Sacsahuamán. El inca, por su autoridad, tenía derecho a pedir mano de obra a los ayllus y disponer de ella en las labores que se consideraran convenientes, a cambio devolvía estos servicios con fiestas y bienes que repartía en determinadas ocasiones. La mita inca no implicaba un sueldo, pero los mitayos eran mantenidos por el Estado mientras trabajaban para él y siempre el inca devolvía en servicios o bienes para todo el ayllu los esfuerzos de sus mitayos. Durante la época de la existencia del virreinato del Perú, la mita adquirió otro sentido, pues los españoles intentaron ocupar el lugar del Estado pero sin que tuviera lugar el reparto de bienes ni las fiestas de la época inca, así como tampoco se asumió la manutención del mitayo. Bajo la lógica occidental española, los gobernantes coloniales devolvían los servicios de la mita con un sueldo, pero éste era muy bajo y no permitía el mantenimiento del mitayo, así los indígenas sentían que la mita se había transformado y les resultaba sumamente dolorosa. La mita fue utilizada, bajo el virreinato del Perú, desde la segunda mitad del siglo XVI, como una forma de garantizar mano de obra barata y fija para el desarrollo de diversas actividades, especialmente en la minería. Esta prestación era temporal, realizada por turnos y con el pago de un salario. Francisco de Toledo, virrey del Perú (1569-1581), fue el encargado en 1575 de poner en práctica esta fórmula, que obligó a la permanente movilización de miles de mitayos, acompañados en muchos casos por sus familias, que abandonaban así sus trabajos agrícolas y contribuían a la despoblación de grandes áreas. Existían diversos tipos de mita: agraria (en haciendas), urbana (para la construcción de los edificios de las ciudades), de tambo (en las posadas de los caminos), obrajera (en los talleres textiles), entre otras, pero la más importante era la minera, vinculada a la producción de plata y azogue. La mita más conocida fue la relacionada con la explotación de las minas de Potosí (actualmente en Bolivia), donde se debían trasladar anualmente 13.500 indios, según los cálculos del propio virrey. Los turnos se establecieron por medio de periodos de trabajo de dos semanas, seguidos de una de descanso; la semana laboral iba de martes a sábado, dedicándose el domingo al descanso, y el lunes a la distribución del trabajo. Esta labor de organización la realizaron los curacas, que actuaban como funcionarios indígenas responsables de su cumplimiento. Con el paso de los años, los indios se negaban a asistir a la mita minera, en primer lugar por el riesgo del trabajo, en segundo por tener que abandonar sus tierras y finalmente por lo caro que les resultaba el traslado a Potosí, donde debido a lo ínfimo del salario debían buscar otros trabajos para poder sobrevivir. La Corona española dio una serie de leyes de protección del trabajo indígena, que establecían un periodo de siete años para cada prestación, entre otras medidas, pero fueron incumplidas de forma sistemática, hasta el punto de que a comienzos del siglo XVII estos turnos podían repetirse cada dos años. Por ello el ausentismo en la mita minera fue muy fuerte en el siglo XVII.

LOS OBRAJES Eran centros de producción de diversos artículos manufacturados, especialmente tejidos de lana y algodón. Se implantaron en el virreinato, a partir de 1545, y concentraban a gran número de operarios en calidad de mitayos que laboraron en condiciones por demás precarias , dentro de un galpón, sentados sobre un suelo o sobre un tronco, en un ambiente cerrado e irrespirable, mal alimentados, cumpliendo jornadas horarias de 9 a 10 horas diarias. Surge, así, la mita obrajera que, como su homóloga minera, se constituye en un centro de explotación sobre la base del trabajo forzado de los indios. “A un más, el trabajo de los obrajes, excedía a su propio recinto, pues los indígenas abrumados por los inacabables exacciones se veían obligados, lo mismo que sus mujeres e hijos, a trabajar para el obrajero hasta en sus miserables hogares. Las mujeres tenían que hilar, mientras que sus maridos, padres o hermanos cumplían con la mita. También trabajaban en los obrajes muchos cholos y mestizos condenados por delitos comunes, así como esclavos negros. Para justificar el trabajo de las mujeres y lo9s niños, se alegó que era una manera de adecuarlos y adoctrinarlos. En muchos obrajes trabajaban más muchachos que adultos”. La producción manufacturera en estos obrajes fue variada, pues no solo se hacían tejidos sino que, también, en muchos de ellos se “confeccionaban sogas de cabuya de cáñamo, alpargatas, mechas de arcabuz, artículos de cuero, sombreros, objetos de vidrio, de loza y asta pólvora. En cuanto a los tejidos, se hacía en ellos toda clase de telas de lana, algodón y lino, tales como: paños, pañetes, frazadas, bayetas, jergas, ponchos, cordellates, pellones, tocuyos, manteles, alforjas, alfombras, medias, paños de mano, albas, pañuelos de vicuña, velas de barcos, lienzos de varias clases, etc. Obrajes, lugares en los que se realiza un tratamiento de la lana con el fin de desengrasarla y apelmazar el pelo hasta conseguir la textura deseada, golpeándola manual o mecánicamente en el agua. Para el lavado se utilizaba la 'tierra de batán', arcilla que hacía las veces del jabón. Con la introducción de los rebaños de ovejas en América, su existencia en aquellas tierras está documentada desde el siglo XVI. La abundante materia prima que proporcionó el ganado lanar impulsó la manufactura textil en los obrajes y trapiches, talleres y fábricas donde se desarrolló todo un proceso de trabajo que incluía el lavado y cardado de la lana, el hilado, el urdido para formar ovillos y madejas, el teñido, el tejido en los telares y finalmente el abatanado o enfurtido de las telas, que se hacía en el batán. Para esta labor de acabado se utilizaron algunas plantas herbáceas cuyo jugo mezclado con el agua producía los mismos efectos que el jabón. Aunque el abatanado podía realizarse de forma manual, muy pronto se instalaron batanes hidráulicos en algunos obrajes de Quito (Ecuador) y de Trujillo (Perú), lo que representó un progreso considerable desde el punto de vista productivo.

INTRODUCCIÓN El siguiente trabajo trata sobre mita minera. De cómo se empleaba la mita en la época incaica y en el periodo colonial, que virrey autorizó este sistema tan cruel, las horas que trabajaban, los abusos en las minas por parte de los españoles hacia la clase baja, sobre lo peligroso que era realizar las mitas mineras, ya que esto era en beneficio del virreinato del Perú y no satisfacía a los indígena, porque se había convertido en un centro de explotación, También se habla de el lugar donde se encuentran las minas más famosas. También se habla de los obrajes, que año fue implantado, cuales son los objetos manufacturados y que materiales utilizan para la fabricación de estos, cual es la jornada laboral, quienes son los que trabajan en ese lugar y cual era el trato que tenían.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->