Está en la página 1de 2

EL DESEO EN FREUD *

Quisiera plantear como hiptesis de trabajo que el deseo en Freud es un deseo de conciencia. "Deseo de con-ciencia": hermosa polisemia que nos brinda la lengua hispana. Cuando la vida inici el camino de la conciencia, surgi el impulso irrefrenable hacia la conciencia total de todo el universo, sostienen los evolucionistas ms radicales. Y desde la ms remota antigedad se han propuesto sistemas que conduciran a la conciencia total. "No hay deseo de saber", dice Lacan. Pero, si definimos la alegra como la armona entre el saber y la razn, que constituyen, a nuestro juicio, las dos partes de la conciencia, podemos tal vez hablar de deseo de conciencia. Al principio de su investigacin analtica, Freud deseaba curar a sus enfermos, en el sentido restringido de eliminar sus sntomas patolgicos. Pero pronto se dio cuenta de que este propsito no slo era corto de miras sino, con frecuencia, ineficaz. Al proponer su clebre frmula de la salud mental: la capacidad de amar y trabajar, Freud empezaba a derivar hacia una vertiente a la que pareca destinarlo su apellido: la alegra o, si se quiere, la capacidad de gozar trabajando. Hasta el final de su vida, funda sus esperanzas en la posibilidad de una humanidad viviendo razonablemente, sin necesidad de la religin, que rechaza como ilusoria. Acepta inclusive, que su confianza en el porvenir de la ciencia sea a su vez una ilusin; pero contiene en su seno la posibilidad de autocrtica, estando dispuesto a renunciar a ella, si as lo muestra necesario el desarrollo histrico de la misma ciencia.

Ponencia leda en la Jornada de Carteles Psicoanalticos del 27 de abril de 1985 y publicada en El Correo de los carteles, nmero 4, Medelln, junio 1985, pgina 5.

Esta fe en el porvenir de la ciencia la extiende al psicoanlisis, al que llama psicologa del Ello en su Esquema del psicoanlisis, y que aspira a ubicar entre las ciencias naturales. Tal vez aspectos no aclarados de la relacin entre el saber y la razn impidieron que Freud escribiera su anunciado texto sobre la conciencia. Aunque Lacan no haya tomado esta intencin de Freud como una tarea, y se muestre pesimista en cuanto al resultado de la confrontacin entre el psicoanlisis y la religin verdadera, creo que aport elementos fundamentales para una teora de la conciencia; la que seguramente ayudara a esclarecer la relacin entre el afn teraputico de Freud y su personal concepcin del porvenir del hombre. KR-850427