Está en la página 1de 14

Teodosi

Rob aliño
B I O G R A F Í A S Raquel Rodas Morales

zapatos para personas que no podían caminar bien y zapatos finos de cuero cabretilla para damas que podían pagar. Sobre todo quería que se educaran y / RAQUEL RODAS MORALES . el 15 de enero i de 1906. N o solamente cubría las necesidades básicas de alimentación. Se arrugaban. D o n Marcelo Robalino. M i papá. Su padre. D o ñ a Teodosia vio la luz en Alausí. Se dedicaba no solo a confeccionar zapatos sino a crear modelos nuevos. salud sino también que fueran pulcros en el vestir y en los modales. tenía una curtiembre y un taller de zapatería. vivienda. Estuvo cuatro años en Quito. utilizando unas tablillas. Con esa iniciativa le fue muy bien porque el Ministerio de Defensa le contrató para que hiciera botas para el ejército.Antes eran de correas. que fueran responsables y amables con la gente que los rodeaba. inventó las primeras botas de tubo que se sacaban !de una¡".teodosia féobalino nacida pala educadora De una familia numerosa § poco del grato acontecimiento del arribo del tren. "Él invento las botas de tubo -nos cuenta orgullosa de su padre. Le tocó proveer de botas militares a los reclutas que participaron en la guerra del 41 con el Perú. y\m Don Marcelo siempre estaba pendiente de que nada faltara a su familia.

Hasta vendió la casa en que nacimos seis hermanos. planchar (hasta los ternos). > c icinar. como sirvientes "propios".i cocina las perchas de cecina y las vasijas con golosinas para hijos v nietos. se iban a la escuela. Y a pesar de tanta labor no perdía su finura en el trato Siendo tan frecuente en la época. Mi papá quería ubicarse en Quito o en Ambato para podernos educar. calle Bolívar. con tal de educarnos.p. Luego se regresó y compró otra casa. I >i iña Teodosia recuerda: "Nunca nos pegó y si papá nos repren• li. aunque su padre no permitía discriminaciones. Felizmente en el mismo barrio. el castigo a los niños.S 27 . conocida como calle larga En esta calle nació Teodocia Rovalino Y DESTELLOS E N L A EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO A ion í i ROPAS MORAU. lavar la ropa. Ese era el fin que tenía. Mi padre inclusive llegó a vender su primera casa para educarnos a todos en Quito.ua ello no escatimaría sacrificios. Solo cuatro lo logramos. Como buena ama de casa de principios de siglo tenía a su cargo la infinidad de quehaceres domésticos: hacer la compra. Nunca faltaban en l. la fritada.1 madre. l a v a r los platos. Fomentó en sus hijas e hijos la solidaridad C0I1 los demás. No pudo realizar porque mi mamita no quería irse. Soñaba con educar bien a sus hijos. era mujer amoroN¡t y dedicada por completo a procurar el bienestar de su larga p i u l e . Fiel a su tierra. Era un padre bastante estricto. Quería que fueran personas de bien y de respeto. los tamales y un sinnúmero de potajes. jugaban juntos. Doña A n a L u z Cartagena Delgado. •un ir. E n ese tiempo las familias pobres vendían a sus l u i o s para poder sobrevivir.i ella salía a favor y lloraba de pena". Y en las grandes ocasiones: preparar la chicha de jora. I . linios comían en la misma mesa. Fue S O p O r - Alausí. Hasta que nos quedamos a vivir en la décima casa que construyó. E n la casa de Teodosia habían tres i M I L I S y dos niños que vivían en esa condición. Era un soñador por la educación de sus hijos.

Yo jugaba con mis hermanos varones a los trompos. a los botones y a los kaos que eran una especie de billetes o barajas pequeñitas que venían dentro de la envoltura de los caramelos. feliz no sé por qué.todos le llamaban Árbol) Guillermo (fallecido a temprana edad). Mantenían una escuelagratuitapara las niñas del pueblo. Soy de una familia numerosa. Nosotros para hacer un vado buscábamos una piedra bien alta y con los platos que habían antes hacíamos una lagunita y pasábamos ahí todo el día La escolar I r ." L a familia era larga. A l pedirle que recuerde su infancia nos dice: Debo decirle que nací alegre. Guillermo (II). En ese entonces íbamos cuatro. Con ella conocí todos los cerros porque en las mañanas me llevaba a recoger los borreguitos. una casa preciosa. De tez trigueña y ojos negros luminosos. Esta comunidad religiosa construyó en lo alto de la rol i na de Alausí un grande y acogedor edificio para internado I li . L a familia era cálida y acogedora.te vital para Teodosia en sus empeños. Bayardo: " M i abuelita siempre fue un puntal en la vida de la familia" y Anita. Asistíamos a la escuela que quedaba muy cerca de la casa. Clara L u z y Marco Antonio. Llena de energía y vivacidad. Hermel. en el pueblo de Alausí. en ese entonces. la considera una "santa. Mesías. INIII. a la que su padre recordaba siempre con admiración y orgullo. jugando. Traíamos a la casa un borreguito y al siguiente día mi papá con correa me mandaba a devolver ¡¿qué de dónde habíamos traído este animalito?! La infancia Nos lo podemos imaginar a la pequeña Teodosia. ella llevaba con gusto el nombre de su abuela Teodosia Jacoba. 28 TONOS Y DESTELLOS EN L A EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO \uin:i ROPAS MORALES 29 . mado a las chicas de familias pudientes. l. Como recuerda su nieto. El único. El coco era botarse al agua.i C 'i uz. Yo era la segunda. Isidoro (a quien por su talla y esbeltez -que mantiene hasta ahora. Fuimos en total diez hermanos. A esta l I 7 i l i . Ahora somos nueve hermanos y todos están vivos. Talvez eso hace que conserve hasta ahora el recuerdo de aquel río donde pasábamos las vacaciones. Aunque le molestaran sus contemporáneos. Mi ñaña Enriqueta. a los pirulos. maduró rápido. Tuve una infancia feliz -recalca-. Teníamos dos empleadas. 2000. Nueve hermanos compartieron la vida de infancia con la inquieta Teodosia: Enriqueta. Crecí en ese lugar junto a un río. Se decía tirando cocos. Anita Luisa. Una de ellas había sido pastadora. Ahí pasé el mayor tiempo de mi niñez. El huerto era maravilloso. En verano se secaba el río. Pronta para la risa e imparable para el juego. con un huerto hermoso de frutas.' A la par. que solo tenía dos años más que yo. Lo mejor de mi vida fue mi niñez. en Memorias Alauseñas. "Breve Monografía del C a n t ó n Alausí". Mi padre adquirió una propiedad que le llamábamos El Molino. madres Oblatas de San Francisco de Sales llegaron a Alausí ||) l K)0. con ventanales de vidrio. A las chicas internas se les formaba para ser "mujeres II inscientes y responsables de su misión en la vida". especialmente de la 1 osta. nieta también.

Eso le hacía feliz. hizo el cuarto. Su inteligencia para el estudio se manifestó pronto y eso le ganó el aprecio de sus maestras. E n 1931. 18 18 Agradezco la información proporcionada por la actual directora de la escuela Inés Jiménez. se vio obligado a suspender sus labores por varios meses. L a Directora de la Escuela.revirtió al Estado las rentas que producía el arriendo de las minas de Tixán. logró que el Ministerio de Instrucción situara el presupuesto necesario para que se reabriera la escuela. A n a L u z Solís defendió valientemente para que se lo devuelvan cuando se le llevaron sin su consentimiento a la escuela de varones. De todas sus compañeras recuerda'a Silvia Izquierdo. Rosa Elena Tamayo y Rosario León solicitaron al Municipio del cantón que se le otorgara el nombre de una heroína lojana. L a primera escuela de niñas fundada por García Moreno permaneció sin nombre propio. Especialmente a esta última. hábitos de salud y comportamiento social y una cosa novedosa: clases de telegrafía para las educandas." gimnasia. sin tener cómo sufragar los gastos de funcionamiento. el "Supremo Gobierno" de Isidro Ayora. Inés Jiménez. E n 1929. E n la Inés Jiménez. es decir. Enma de Cartagena. L e produce mucha gracia recordar cómo se robaban el dulce de higos y otras golosinas de unas niñas presumidas que no convidaban su fiambre. Peleó en la batalla de Babahoyo del 25 de agosto de 1821 y fue condecorada por Antonio José de Sucre en reconocimiento a su participación en la Batalla de Ayacucho. Luchó junto al Libertador Simón Bolívar y el Mariscal Sucre. aquejado de "precarios ingresos" efectivizó una amenaza de incautación que venía sonado desde hacía dos años. Esta mujer. de grata memoria para Teodosia. Manuel María Sánchez -en otros asuntos un hombre de confiar. 19 L a escuela tenía un piano comprado con las rentas de Tixán. fachada que daba a la calle 13 de noviembre. N o se sabe si lo consiguió. quinto y sexto grados. poco conocida y menos reconocida. fue nacida en 1806. faltaban a una regla de honor implícita entre las niñas. C o n tan ilustre matronato. corte y confección. Profesora Nelly Robalino. las profesoras Elvira S Arellano. E l Municipio. 30 TONOS Y DESTELLOS EN LA EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO RAQUEL RODAS MORALES 31 . en 1922. quinto y sexto grados.escuela fue la pequeña Teodosia Robalino. que más tarde fuera madre La escuela Inés Jiménez Luego pasó a la escuela fiscal Inés Jiménez para hacer el cuarto. Pero la exigencia de las autoridades del cantón. Llena de risa recuerda cómo ella y una amiga cuando llovía se sacaban los botines con cordones. También proporcionaba desayuno escolar. Leticia Torres. durante varias décadas. subían y bajaban descalzas. que pedían no quitar la oportunidad de educarse a las niñas. los cargaban a la espalda y. A través de su ministro. era culta y con profunda conciencia cívica. C o n las rentas que provenían de las minas de azufre de Tixán el Municipio encomendó a un constructor extranjero levantar un edificio confortable con gradas y fachada de piedra labrada. la escuela municipal siguió su camino hacia adelante. una y otra vez. Pero además la escuela le gustaba porque era un espacio ideal para la amistad y las travesuras. chapoteando en el agua que se deslizaba a raudales por la empinada calle 10 de agosto entre el convento y el malecón. Michita Castillo y a Enriqueta Aguirre. Desde entonces se convirtió en fiscal aunque el Municipio seguía compartiendo la atención a la escuela. Los archivos municipales hablan de que además de impartir las materias básicas. se enseñaba música. libres ya de dar cuenta en la casa del deterioro de los zapatos.

eran pocas las maestras que tenían título. supliendo a las profesoras. Necesitaba todavía la protección de las personas mayores. E n tal sentido. L a niña Robalino ayudaba diariamente. Yo vine pequeña al Normal Manuela Cañizares. igual que Evangelina E-rito. Y eso era lo que la niña Teodosia quería ser. sino de cultivar vocaciones de enseñantes entre las niñas. A n a L u z Solís. Teodosia vino a Quito para aprender pedagogía y graduarse como maestra de primaria. Teodosia salía de su infancia con una carga de ilusiones propias de su temperamento.creado en 1905 por Eloy Alfaro. ("A tono con la época". pero también con fantasías y temores que se impregnaron en algún lugar de la memoria y revivían en horas de soledad. Por la recomendación de la señorita Solís. A n a L u z Solís habló con D o n Marcelo de la necesidad de aprovechar el talento de la niña y de seguirla cultivando. eso le restaba independencia. las docentes se imponían el deber. como directora de la escuela Inés Jiménez.llevaba con pasión su trabajo'de magisterio. Una adolescente con miedo E n muchas ocasiones los sueños infantiles se rompen cuando se enfrentan a la realidad. no solo de transmitir conocimientos. E l concurso fue ganado por Teodosia Robalino. después que se retiró de Alausí. con el leccionario en la mano. con tal que aprendieran las materias escolares a la perfección. Por suerte la profesora que me insinuó. Tenía que superar su desconocimiento: escalón por escalón. E n esa época. antes de entregar el mandado en la dirección de la escuela. Ella estaba en condiciones de ingresar al Normal y graduarse como profesora. N o mezquinaban su tiempo. el "24 de mayo" de Quito. De tal manera que a las niñas que egresaban de sexto grado las dejaban aptas para trabajar. Esta miraba desde el interior de la sala cómo la pequeña poniéndose de puntillas. la otra profesora graduada en el Instituto Manuela Cañizares de Quito. " Y o nací para ser maestra" ha dicho más de una vez. en 1953 el colegio agregó una Sección de Comercio para chicas externas cuyo fin era capacitarles "para hacer frente a la vida con dignidad y decoro").del poeta Iván Carvajal. Teodosia Robalino no fue al colegio de monjas Francisco de Sales preferido por las familias que mandaban a sus hijas al internado para que aprendieran las habilidades femeninas que requerían para ser buenas esposas y madres. se daba primero dos vueltas por el patio. E l nombre de su amiga de la infancia aparece con frecuencia en las reminiscencias de diferentes etapas de su vida. ni se incomodaban si tenían que atender a las niñas. Llevaba el leccionario -casi tan grande como ella. E r a a ú n una chica miedosa. que se dio cuenta que yo podía ser profesora. la señorita Solís promovió un concurso para determinar si las niñas pre seleccionadas estaban en capacidad de seguir el segundo nivel de educación en el Instituto Normal de Quito. incluso en días de vacaciones. Todavía no habían colegios públicos para mujeres. Por necesidad práctica. (El primer colegio oficial de la República. afanosa desde ya. para alcanzar m á s estatura. A n a L u z Solís. tirando prosa cual si fuera ella la profesora.a la directora de la escuela. se creó en 1934). 32 TONOS Y DESTELLOS E N L A EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO RAQUEL RODAS MORALES . Las dos eran una fuente de inspiración para quienes deseaban tomar más adelante esa carrera. con toda el alma. E l mundo le parecía indefinido.

Ahora dan un título de tercera. a los veintisiete días del mes de abril de m i l novecientos treinta y cinco. Entonces mi papá les contó que me volvía con él porque no me enseñaba sola. Sólo tiene que prepararse. E n las Actas Municipales se lee: " E n Alausí.I había regresado a la Normal. 20 Inició su magisterio en un anejo llamado Sumag. Carlos Cuesta. Mi ñaña mayor se fue a un curso de enfermería y yo me quedé sólita. Ella preparó tres para el Normal. Era la primera vez que me había separado de mis padres y la primera vez que iba a dormir sola. ante el señor Octaviano Cattani y la señora Beatriz Toral. Mi ñaño "Arbol". Ahí nos encontramos con otros señores que habían sido concejales amigos. mándale a que saque título. Yo creo que se fue a algún otro lugar. Quedamos seleccionadas Enriqueta Aguirre y yo. Ya tiene ella principios de normalista". Enriqueta no vino. en la 24 de mayo. Aplicaba pruebas. Vine al Normal. Las impresiones que acompañaron a esta primera experiencia aún la sobrecogen. L a escuelita quedaba entre la iglesia y el cementerio. que habían venido a una comisión y le visitaban al señor Torres. Así regresé a Alausí como profesora municipal. pero mi papá por mayor seguridad. Por eso no quise quedarme sólita y me regresé a Alausí. Yo entiendo que la primaria de ese entonces era una buena primaria." La primera escuela: Sumag Si bien no terminó formalmente su carrera de magisterio. Ella se dio cuenta quién valía para profesora. Contaban esos cuentos miedosos de la vaca loca. No terminé tercero. • Estuve primero y segundo año y tercero. mi papá fue a visitar a un señor Torres que estaba enfermo en el hospital "Eugenio Espejo". que es madre de Iván Carvajal. y la profesora. Se vuelve a mí y me dice: "Yo te indico a dónde debes ir. de noche el miedo le hacía añorar las comodidades de la casa familiar y las lágrimas se escapaban 20 Actas del M u n i c i p i o de Alausí. yo y un varón menor a mí. señorita Ana Luz Solís ¡lo mejor que he conocido en mi vida! era una maestra que se dedicaba también a formar para profesoras. de l a parroquia Gonzol. TONOS Y DESTELLOS E N L A EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO RAQUEL RODAS MORALES 35 . Tenía varios empleados. Teodqsia Robalino se posesiona como profesora municipal de los anejos Sumag y Capsol". Obtuvo un título de profesora de tercera clase y empezó a trabajar en lo que tanto anhelaba. una hermana mayor mía. El panadero y los ayudantes mientras limpiaban las latas contaban cachos. de 1935 a 1945. sí persistió en su empeño. del cura sin cabeza. entró a la Central Técnica. ¡Pero yo no podía dormir sola! Cuando era pequeña mi papá tenía una panadería y tenía una casa bien grande. Antes de regresar. Si bien de día el murmullo infantil rompía los muros de silencio. porque ya tenía una queja que se quedaba en un teatro cercano. le puso interno. Vinimos juntos tres hermanos. (creo que se llamaba El Edén). Este concejal. porque mientras estaban mi ñaña y mi ñaño conmigo no había problema. me dice "¡Ya pues. y te vas. Me encontré con ella. Ella y yo concursamos porque nos preparó la señorita Ana Luz Solís. entre ellas a Enriqueta Aguirre.

lloré. Para superar la ausencia y las tristezas que se colaban como la neblina entre las breñas. Pero la señorita Teodosia extrañaba a su m a m á y hubiera querido que ella fuera quien la acompañara en esas noches frías. oscuras y solitarias.a raudales. Carlitos Cuesta en menos de un mes ya me dio el cargo. (sector de Alausí). E l alumnado estaba compuesto de niños y niñas indígenas que llegaban con recelo a los umbrales de la escuela envueltos en sus ponchos y chalinas que apenas dejaban espacio para mirar entre los ojos y el filo del sombrero. perteneciente a la parroquia de Achupallas. Me decía a mí misma: hubiera preferido volver a Quito. Allí estuve unos meses y se acabó el año escolar. Me nombraron primero como profesora en un anejo. los niños y niñas hablaban kichwa y tenían dificultad para pronunciar los sonidos de la lengua castellana. Tenía varios desafíos. Ahí hice la primera escuela. Archivo Histórico del Banco Central del Ecuador. Tenía corazón fuerte de maestra pero era aún una niña dulce. RAQUEL RODAS MORALES 37 . El 27 de abril llegué a Sumag. Debo haber tenido catorce años. donde los propietarios la acogieron y atendieron como si fuera una hija. Como si le Madre india y su hija. No había escuela. decidió dedicarse por entero a su escuela. Ya de profesora sufrí mucho por las dormidas. L a sonrisa franca y la palabra amorosa de la señorita Teodosia pronto disipó sus temores y se acogieron a su bondadosa tutela. La segunda escuela: Cobshi E l 12 de octubre del mismo año de 1935 fgue designada profesora municipal del anejo de Cobshi. Pero los niños me encantaron. Primero. Esta escuela estaba ubicada cerca de una hacienda. Estuvo con ellos el primer año de su magisterio.

quien corrigió su tartamudez poniéndose piedras debajo de la lengua y gritando frente a las olas para vencer su voz baja. Archivo Histórico del Banco Central del Ecuador. A l año siguiente tuvo ochenta niños en la escuela. ella siguió aprovechando el lugar convencida de que lo sagrado era el bienestar y lajeducación de los . Como no había escuela utilizó la iglesia para enseñar. cobraba a quienes no matriculaban a sus hijos. 38 TONOS Y DESTELLOS EN LA EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO . E l párroco y el teniente político vinieron a conocer de cerca sus actuaciones y ella aprovechó la ocasión para comprometer su ayuda en busca de más niños y niñas para la escuela. De casa en casa y de loma en loma visitó a los padres de familia convenciéndoles que era más efectivo educar a los hijos que vivir escondidos por no pagar la multa que el Estado.hubiera aconsejado el mismo filósofo y famoso orador griego. Desde entonces se negó rotundamente a proseguir con la costumbre que manda- Madre india del Chimborazo y su hijo. Utilizó rótulos para designar en castellano a los objetos e introducir las palabras de la nueva lengua. Demóstedes. A l ritmo de canciones infantiles Teodosia les acostumbró a lavarse y habló con las madres sobre la forma de cuidar el aseo de la casa y combatir la presencia de piojos en la ropa. en ese entonces. A partir de las visitas conoció de cerca la explotación de que eran víctimas los campesinos y la miseria en que vivían.niños. la joven profesora Teodosia ideó usar unos palitos que les ponía en la boca a los niños para ayudarles a pronunciar las vocales abiertas. n i ñ a ^ i n o ^ e n t ^ del lugajT C ó m o ella dice: "les cogí amor" y ya no hubo más tristezas de adolescente. nada estaba seguro. De todos modos. Los chicos y las chicas indígenas venían con las manos y la carita sucia. A ú n cuando eso le causó problemas con los hacendados que consideraban que eso era una profanación del lugar sagrado.y.

como tenía caballo. solo misa. (Yo pensaba en mi mamita). Conseguí treinta y dos. Acá no había escuela y la casa de este señor Gualcapi no era muy grande. cuatro toallas y ellos se encantaban de la hora para bañarse. iba él y les traía a los niños. Comenzó mamita a decirme "¡No vayas!' Si ya puedes dormir sola. En Cobshi me quedé dos años. vamos conmigo. Por qué no te quedas ". Los niñitos se enseñaron tanto conmigo que ya no había dificultad de irles a traer ni a buscar. Pertenecía a la parroquia Achupallas. en la cabeza.. Efectivamente eran unos niños de caritas redondas. el padre Agustín. Más bien se obligó a sí misma a ayudarles con parte de su sueldo. verá que va a ver más alumnos" Yo le agradezco su apoyo. el que hacía de jefe en ese anejo. En ese entonces los indiecitos eran puro piojos. Tu papá es el que va a sufrir. Primero ¿Quién va a avisar allá? Era un cura de apellido Crespo Heredia. " El tenía las llaves.ba donar "la leña del lunes". puedes volverá estudiar. a usted que le gusta enseñar. de Cuenca. yo entraba -la iglesia era puro pulga-. y puro misa. son blancos. "el huevo del jueves" para quien ejerciera la docencia en la escuela. El sábado. llega un señor Andrés Lata que ha sido el dueño de esos terrenos ¡Púchica! quedó encantado de la escuela. De teniente político estaba un señor 40 TONOS Y DESTELLOS E N L A EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO RAQUEL RODAS MORALES 41 . y luego se cerraba la puerta. Como yo pasaba las vacaciones donde unos parientes en Alausí. ¡Púchicas! puro tierra. Pero mi mamá tampoco me podía acompañar por mis hermanitos. Cuando supieron en la comunidad de mi nombramiento vino a verme un Señor Salvador Gualcapi. pues éramos diez. en el cuerpo. el dueño de casa que era una excelente persona. a la madrugada del domingo. colorados. Logré conquistar allí unos quince. Después llevaba yo unas tres. la pizarra de piedra o de cartón y unos cuantos libros "Semillitas" y " M i Amiguito" que eran los manuales usados en la época. no mamita voy a llegar a una casa donde hay familia ". El hermano mayor era cura de Alausí. venga y vea. Pero como tenía el deseo de serprofesora. Pero no tenía escuela. Pero había una iglesia que sólo se abría quince días en el año. Tenía que cruzar un pueblo que se llama Guasuntos y luego ir a Cobshi. no más. puro telaraña. había un anejo de puros indiecitos. Yo le digo a él: "Vamos a conocer la iglesia. Les llevaba los lápices y cuadernos. Ya casi me desobligué. Creo que a los ocho días logré hacer que salga el sucio de la carita. Para ir allá tenía que montar a caballo. Y si no venían. Ya en el tercer mes todos estaban enseñados.. le digo "No. de la piel. En Sumac hacía escuela en la casa del señor que era una casita grande. La distancia otra vez me asustó. porque a más de los alumnos que había en Cobshi. Yo les bañaba con agüita caliente porque Cobshi es frío. Digo "Vamos a limpiar". Entonces calladita. Era tremendo como vivían. Era pura tierra. A la siguiente semana me fui el sábado y el domingo también. pobrecitos son unos lindos. No se vaya esta semana ". sabía montar. Venía un curita que se instalaba con la familia y. que era el de mayor comodidad allí. Así lo recuerda ella: Luego me dieron el cambio a Cobshi porque era un anejo más grande. pero no había color de cara. Entonces éste señor me dice: "Señorita Teodosia. "Ahora si.

Ya se hicieron setenta y cinco. Bueno. Pero allí no está nadie-decía. Les hago rezar a ellos y les explico que es prestadito el local y que hay que respetar. supliendo las lecciones que podía haber recibido en el Normal y agudizando su ingenio para superar las dificultades que surgían en el ejercicio docente. De Alausí llevaba de vuelta los materiales. casada con un gran maestro. Cojía del libro todo lo que decía. estaban en el altar.estaban los santitos no más. Poniéndoles en la boca hacía que pronuncien. El me decía ahora te traigo estos libros del Centro de Interés para que tú trabajes. Vivía para la escuela. A este señor Miguel Sánchez que vino a conocerme y a saber por qué yo quería ocupar la iglesia. Allí aprendí a hacer mi propio material. N o cosas materiales porque ya dije que suprimió la costumbre de pago de servicios disfrazado de agradecimiento. Con esos yo tenía ciento y pico de alumnos. Parecía un milagro. Era como una bendición. Chibcha se llamaba el anejo de donde traje a los indiecitos. En el campo hay una cantidad de niñitos que son retrasados en el hablar. que después vino al Ministerio. sino que me parecía más práctico tener en las manos 42 TONOS Y DESTELLOS E N L A EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO RAQUEL RODAS MORALES 43 . Pero no había material didáctico. Era una maestra feliz que pasó su adolescencia sin problemas personales biológicos ni emocionales sino encantada de servir a la niñez rural e indígena y cosechar la satisfacción inmediata de sus empeños pedagógicos. Este señor Sánchez me autorizó para que ocupara. Que los santitos eran bien grandes. Entre mí dije: "Yo les voy a enseñar a rezar". los utensilios y nuevas ideas para mejorar su práctica. No sé por qué será. Para cada letra que yo quería enseñar. Le dije que los niños no iban a hacer algo que le ofenda a Dios. Esa alegría no la abandonaba n i cuando regresaba a su pueblo. no hubiera tenido bancas. botamos agua para poder barrer. Tenía un buen número. Bueno. Los de los alrededores descubrían que hay escuelita y traían a los hijos porque sí les gusta que los hijos estudien. su honestidad eran claramente percibidas por otras personas que no se negaban a ayudarla. Así fue adquiriendo experiencia. Al principio fueron treinta y tres los de Cobshi. Comencé con ellos. L o que Teodosia daba lo recibía con creces. ella veía su labor como un acto de responsabilidad y de compromiso con los que necesitaban de su apoyo. No habían cosas así que se puedan dañar. dependerá talvez de la alimentación. Y sólo pensaba LE estoy dando la espalda. Entonces a esos niños yo les ponía palitos de fósforos quitándoles la cabeza. No estaba el Santísimo. Esas personas amigas o familiares estaban prontas a colaborar en su tarea de magisterio. Yo les daba los materiales. Fue una conquista que hice al ir a traer a ellos. me buscaba no dibujos. Yo tenía una prima hermana. Tuvo siempre la cualidad de despertar y cultivar amistades.Miguel Sánchez. Su don de gentes. Los padres. N o . nadie iba a poder alcanzar. rector del colegio Alausí. No iban a coger tampoco las cosas. Yo estaba contenta por tener las bancas. inculcan no dar la espalda al Santísimo sino arrodillarse todas las mañanas. limpiamos las telarañas. con los niños la iglesia se llenó y aprovechamos las bancas que eran para arrodillarse para que los niños escriban. Julio Quiroz. que tenían gusto en cooperar con sus fines. Eso era una belleza. Si no. En esa época se manejaban los Centros de Interés. Su magisterio la llenaba de gozo. Por eso el amor que ponía en educar a los niños pobres y abandonados del campo se convertía en más saber y mejores resultados.

Ellos traían pepas. El domingo por la tarde venía a encontrarme este señor Gualcapi. Todos trabajaban. y luego cogiendo los recortes escribían. Pero para hacer las sumas. Con los Centros de Interés se enseñaba con juegos ¡Era una maravilla! Así logré enseñar y rápido porque en seis meses. los niños ya leían y escribían. Todo utilizaba para que ellos vean. nunca. Después en el pizarrón. el nombre de ellos. que es una población pequeñita. Luego en el suelo. En forma individual conocían cada letra. Lo hacían con dificultad porque ellos tienen las manos tiesas. y la letra de imprenta para que de una vez lean y escriban. la i. el uno: primero en el aire. un palito.el mismo objeto. Ahí hay una playa que se llama La Moya. Ellos enseguida buscaban la m. ¡Cosa que me adoraban. jarros y otras cosas que me sirvieran de material. para que ellos aprendan. Para los números no gastaban en el papel ni nada ¡Hacíamos los numeritos en cualquier parte! Por ejemplo. allí aprendí a RAQUEL RODAS MORALES . todos estaban ávidos de aprender. el de la mamá. O sea el primer grado estaba listo en seis meses. otro palito de arriba abajo. del papá. yo recién entrada. Les llevé media docena de tazas. Había que cruzar un río y seguir por el camino de ese entonces. Traía periódicos. A ver. quiero escribir "mi mamá ". me querían mucho. Era terrible ir a Achupallas. Allí trabajé dos años. en Guasuntos. les iba recortando los avisos de letras grandes y las pequeñitas. Por ejemplo para pronunciar taza les hacía coger la taza de la orejita. la a entre las letras recortadas del periódico. más que en el pizarrón. Yo estaba contentísima. Así aprendían frases. la m. rapidito escribían! Jamás falté a la escuela. ellos se encantaban de dibujar con un palito en el suelo.

) Yo daba la clase en puntillas porque pensaba que así crecía y me volvía más respetable. Pero ahí aprendí a ser profesora. Ahí le digo: "Sería lindo ". Pero acá en Cobshi todos eran blancos. y ¿ahora qué hago? Qué dirá si voy yo misma. Vino a la fiesta el cura Alejandro Crespo Heredia. Entonces le digo mejor hagamos una cosa. o mejor ¡que le diga el señor Sánchez! El ya le había dicho al cura que está funcionando una escuela ahí. faltan dos meses para que venga. Dan clases en la Universidad Central. El padre estuvo contento. Yo me he dado cuenta de eso. digo que organicé la escuela en la iglesia. mejores afrontar!. Regresó y ya no averiguó más nada. Luego sefue a Cuenca. Me reía de mí misma. No se enojó. que va a haber una reunión de los profesores allí.pararme. la niña que no padeció hambre ni soledad.. Parecen cosas secundarias. Estando de lo mejor. L a niña feliz que jugaba con los niños adoptados en su casa del pueblo. nada petulante. combativa. es posible que yo vaya a una parroquia de Alausí". No son de primaria.. pero con todo yo sí tenía recelo. (Mi papacito nunca me dio zapatos de taco ni me permitía que usara blusas con volantes ni adornos. Entré en preocupación. no. Era la idea de la modestia femenina en ese entonces. En Sumac también había uña que otra indiecita. Según este plan procedí ¡ Me adelanté! El jueves fui a Achupallas a hablar con el cura. el pan de cada ser humano. me dicen ya viene el señor cura. Apenas llegué le dije que estaba contenta al saber que era hermano del padre Ariosto (cura de Alausí). A l mismo tiem- 47 TONOS Y DESTELLOS EN LA EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO RAQUEL RODAS MORALES . El cura se portó muy bien. Mañana viernes demos vacación a los niños. Mejor me cuenta: "Tengo una propuesta. Empieza a cuestionar el orden establecido por los que tiene la propiedad y el poder. Digo los hijitos sí que heredaron mi vocación. Ya me hice amiga. es que se forma una especie de casta. porque dejar encargando con quién. pero sí cómoda y arreglada.. Nacía una líder de mirada directa y recio hablar que vencía el último de sus temores el de hablar en público y en nombre de los otros. que por eso no a va haber clases. en la Católica y en la San Francisco. de pronto se convirtió en la joven rebelde. Pasé dos años de lo lindo en Cobshi. "¿No irán dañando los bancos?" "¿Yquién está de profesora "? le había preguntado.. no había. "pucañahuis " colorados porque acá eran casados un blanco con una india. Lo primero que pensé: "¡Yo me voy de aquí! ¡No. L a estadía en Cobshi perfeccionó sus dotes innatas de relacionadora pública. Yo creía que las señoritas profesoras tenían que usar zapatos de taco. de comunicadora y diplomática pero también agudizó su percepción de las desigualdades sociales. Teodosia dejaba de ser la niña candorosa para transformarse por su propia cuenta en la revolucionaria que piensa que una sociedad de injusticias debe cambiar y que el bienestar y la dignidad deben ser un patrimonio de todos. Yo eso lo veo como una conquista. ya no más se acerca. Meditando ahora veo que todos los cuatro hijitos míos son profesores. Eljueves por la tarde les decimos que mañana viernes tengo que asis- tir a una llamada del teniente político a Achupallas. Pero volviendo a la comunidad. Todas las que estaban en la escuela tenían taco y yo no tenía zapatos de taco. Y ya todo quedó arreglado. en Cobshi la gente era blanca. Había varones y niñas. pero no.

Para ellos era una cosecha de plata ¡Todo por lafiesta!Ahora. Ahí fui a Capsol un anejo que queda al lado de la línea delferrocarril. Estos pueblos tenían carretera para ir a Cuenca. razón tuvo de pedir perdón el Papa que murió. 48 TONOS Y DESTELLOS E N L A EVOCACIÓN DE TEODOSIA ROBALINO RAQUEL RODAS MORALES 49 . antes de la cosecha. ni se daban cuenta de nada. la gente tirada. Yo tengo la impresión que la iglesia fue causante también. Muchos no quedaban ni con las semillas. El era capellán de las monjas. Cargadas a los guaguas. en Achupallas vendían los cosechados. De las parroquias que yo conocí. Tercera escuela: Capsol C o n fecha 2 de marzo de 1938 la profesora. Bebían también las mujeres. Heredaban tierras. ellos tenían que "vender cosechado".. Venían lospapáss con todos los instrumentos de ellos a hacer las fiestas. No había cómo trabajar. Los hijos venían a la escuela. Chunchi era parroquia de gente blanca como en Gonzol. La gente chumada. Y para pagarle a él. Los compradores venían a las cosechas a recoger lo que habían comprado antes. es designada por el Municipio de Alausí para trabajar en el anejo de Capsol. iba la mamá a visitarle.po que su corazón sangra por los desposeídos. Cambió también el Concejo y mi familia buscó un lugar más cercano para que yo fuera.. los padres chumados. caían. a los mestizos del pueblo. iban a vender en Guasuntos. de todo. su mente se ilumina y su garganta se repleta de gritos que quieren salir al exterior. Unos quedaban a dormir en Cobshi. una serie de misas. casas. Ellos traían su propia comida. haciendas. creo que ocurrió en la provincia del Chimborazo ¡El peor mal! Porque esa costumbre de las misas fue en toda la provincia y así debió haber sido en las otras. A mí me afectó esto de los indios y veía como el padre Ariosto en Alausí tenía una vida diferente. Dice que de eso proviene la fortuna de unos cuantos cuencanos. Eso me hizo sufrir mucho. de una familia Montalvo -que ya han muerto todos. todos los días misas de los priostes. A los dos años que trabajé en Cobshi salí con pena. Había una hacienda cercana a Cobshi. pidió perdón por los males que ha hecho la Iglesia y uno de esos males. La cuestión de las misas no era sino un ganar de plata del cura. Y sobre eso.Yo me daba cuen- ta.Había mucha sumisión con la Iglesia y los familiares se aprovechaban. Tenía la comida gratis porque todos le daban. señorita Teodosia Robalino. Lo que valía diez sucres vendían en cinco sucres. me impresionó. los borregos recogidos. A la muerte de los curas las familias quedaban ricas. Esto es. El tiempo de lasfiestascon las misas y todo eso. vendían la cosecha antes de que esté madura. No regresaban a las casas. Se quedaban dormidos en el suelo. que quieren denunciar ante el mundo. A las familias indígenas no les quedaba ñipara comer. Todos les regalaban de todo. de la miseria indígena. rodaban. Muy cerca de Chunchi. Para el siguiente día la misa del otro y del otro. joyas. Pasaban tocando y bailando. vendían los huevos. Esa es la peor impresión que tengo de las misas de priostes. El indio vivía en la miseria porque todo lo que producía acababa antes de cosechar. dinero. En el tiempo de lasfiestas el cura pasaba ahí.

Intereses relacionados