P. 1
Manejo y Control de Ecto y Endoparasitos en ganado bovino

Manejo y Control de Ecto y Endoparasitos en ganado bovino

|Views: 1.796|Likes:
Publicado porEfrain Benavides
Memorias seminario internacional, CICADEP; ICA-GTZ y Universidad de La Salle
Memorias seminario internacional, CICADEP; ICA-GTZ y Universidad de La Salle

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: Efrain Benavides on Apr 03, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

05/19/2013

pdf

Sections

\

\
MEMORIAS SEMINARIO INTERNACIONAL
MANEJO Y CONTROL DE ECTO y
ENDOPARASITOS EN GANADO BOVINO
Cartagena de Indias, Colombia. Octubre 20 al 22 de 1993
Editor:
Antonio Carlos López P.
Zootecnista U.N.
Evento organizado por el
Centro Internacional de Capacitación en Desarrollo Pecuario CICADEP,
auspiciado por el Instituto Colombiano Agropecuario ICA,
la Sociedad Alemana de Cooperación Técnica GTZ y la Universidad de La Salle
Proyecto Colombo-Alemán, ICA-GTZ
"Introducción de un Sistema de Asistencia Técnica Integral Pecuaria"
Instituto Colombiano Agropecuario, ICAlDeutsche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit, GTZ
Santaré de Bogotá, D.C., Colombia 1994
INDICE DE CONTENIDO
Página
PRESENTACION .................................. .. .. ...... ............................................. ........ ........... .. ... .. ... .
EL PROBLEMA DEL PARASITISMO INTERNO DE LOS BOVINOS
EN LOS TROPICOS ............................ .. ...... .............. ............. ................... .................. ........ .... .. 1
Laerte Grisi
1. INTRODUCCION .... .. ........................ ............... .................... ....................... ....... ... . 1
2. PRINCIPALES ESPECIES DE PARASITOS .INTERNOS EN LOS TROPICOS ...... 1
3. PRINCIPALES FACTORES QUE INFLUENCIAN EL ESTABLECIMIENTO
DE PARASITISMO INTERNO ................................................................................ 3
3.1 FACTORES EXTRINSECOS ...... .... ................ .. ...................... .. .... .. .............. .......... 3
3.2 FACTORES INTRINSECOS .......................................................................... ...... ... 4
4. UTILlZACION DE PROGRAMAS INTEGRADOS DE CONTROL .... ....................... 4
LA EPIDEMIOLOGIA DE LOS HELMINTOS, PARASITOS GASTROINTESTINALES
DE BOVINOS EN COLOMBIA ........ .................. ............................................... ................. ... .. .... 5
Efraín Benavides Ortiz
COMPORTAMIENTO DE LOS PARASITOS GASTROINTESTINALES EN LAS
GANADERIAS DE LOS LLANOS ORIENTALES Y EN LA COSTA ATLANTICA ...... .. ... .... .. ... 10
Danilo Parra Gil
PERSPECTIVAS FARMACEUTICAS PARA EL CONTROL DE ENDO y
ECTOPARASITOS .......... ... ...... .... ............. ..... ..... .. .. ...................................... ............................ 12
Rodrigo Cujiño G.
EXPERIENCIAS BRASILEÑAS EN EL MANEJO DE PARASITISMOS
INTERNOS EN BOVINOS ............... ... .. .. ............ .. ........................... ......... ................................. . 18
Laerte Grisl
1. INTRODUCCION ........ .... ... ........................................... .. ..... ..... .............................. 18
2. PROGRAMAS ESTRATEGICOS EMPLEADOS EN EL CONTROL
DE HELMINTIASIS EN BOVINOS EN EL BRASIL .............................................. .. 18
LA PROBLEMATlCA DE LOS HEMOPARASITOS y SUS VECTORES
EN COLOMBIA.............................................. ..... ......................... .................. ....... ... .. ............... 22
Gustavo López Valencia
1. INTRODUCCION ........... ............................................................ .............•...•...... .... 22
2. SITUACION ACTUAL DE LOS HEMOPARASITOS ....................... ........................ 22
3. PERDIDAS ECONOMICAS .......... ............................ ............... .. ...................... .. .... . 23
4. SITUACION EN COLOMBIA .................. ................................................................ 24
5. ESTUDIO DE VECTORES DE HEMOPARASITOS .................. .............................. 26
6. GARRAPATAS ................................................................... .... ... .. ........................... 26
7. IMPORTANCIA ECONOMICA .. .. .......................................... ................ ... .. ............. 27
8. TAXONOMIA .............................................................................. ............................ 27
9. TRANSMISION DE ENFERMEDADES .......... ........................ ...... ........ ... ................ 28
10. DIPTEROS PICADORES ............................................ ......................................... .. 28
10.1 Stomoxys calcitrans ........... .. .......... ............ ....................... .. ......... ........................ 28
10.1.1 Ciclo biológico .......................... .. ............................ .. ........ ...... ........................ .. .. .. .. 29
10.1.2 Importancia económica .................... ...... .... .. ...... ............................ .... ...... .............. 29
10.2 Haematobia irritans ........................ ...................... ..... ....... .... ...... .......................... 30
10.3 Tábanos .......................... ... .................................. ...... ......................... ...... ........... .. 30
10.3.1 Ciclo biológico ....................................... ............ .......... .... .... .. ................ ... .............. 30
REFERENCIAS BIBLl OGRAFICAS ...... .. ...... ........ ....... ............................ ............... 32
ANAPLASMOSIS y BABESIOSIS: AVANCES EN SU DIAGNOSTICO,
EPIDEMIOLOGIA y CONTROL ............................... .................. .................. .... .. .... ...... ............. 34
Otoniel Vizcafno Gerdts
1.
2.
3.
DIAGNOSTICO ............... .... ............................................................................. .... .
EPIDEMIOLOGIA ........................................................................ ... ............. ......... . .
CONTROL ............................. .... ............... .. .................... .. ....... ... ........................... .
DESARROLLO Y FORMULACION DE UN NUEVO ENDO-ECTOPARASITICIDA
DORAMECTIN .................................................................................................................... .... . .
Humberto Mora Chaquea
BIOECOLOGIA DE LAS GARRAPATAS EN DIFERENTES REGIONES
34
35
35
36
DE COLOMBIA ........ .................................................................................................................. 38
Jesús Antonio Betancourt E.
1. INTRODUCCION .......... ... ... ..................................... .. ..... ............................... ...... . . 38
2. OBSERVACIONES EN FASE NO PARASITICA .................................................... 38
2.1 Boophilus microplus ............................................................................................ 38
2.2 Dennacentor (anocentor) nitens ........................................ .. ... ............................ 42
3. FASE PARASITICA ........................... .................... ............ ... .. ...... ... ...................... 42
4. COMENTARIO FINAL ............................................................................................ 43
REFERENCIAS BIBLlOGRAFICAS ... ..... .............................. ....... .. .. .. .. .. ................. 47
PERDIDAS ECONOMICAS OCASIONADAS CON ECTO y HEMOPARASITOS
EN COLOMBIA. EXPERIENCIAS EN EL DEPARTAME;NTO DE CORDOBA .......... .......... ..... 49
Yesid Abuabara Pérez
RESISTENCIA A INSECTICIDAS Y ACARICIDAS EN COLOMBIA ....................................... ..
51
Efrain Benavldes Ortiz
NUEVOS DESARROLLOS EN ECTOPARASITICIDAS ............................................................ 53
Lácldes Serrano
BIOECOLOGIA DE LAS MOSCAS HEMATOFAGAS ASOCIADAS
CON LOS BOVINOS .... .... ...................................................... .... ... .......... ..... .............. ............. .
Gonzalo E. Moya Borja
CONTROL DE LA POBLACION DE GARRAPATAS EN EL CAMPO EN BOViNOS
VACUNADOS CON EL ANTIGENO rBm86 EXPRESADO EN LA LEVADURA
55
Pichia pastoris ................... ... ... ......... ...... ......................................... .. ..................... ................. 56
M. Rodriguez; M. L. Penichet; R. Rubiera; A. E. Mouris; C. Cordovés;
P. A. Sánchez; V. Labarta; L. Lorenzo-Luaces y J. de la Fuente
1. INTRODUCCION ...... .... .......................................................................... .. .............. 56
2. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL ........... .. .. .. ... ............... .. .. .. .... .. .. .... ................ 57
2.1 SELECCION DE LOS ANIMALES .......................................................................... 57
2.2 ESQUEMA DE INMUNIZACION .......... .. .. .. ...................... .. .............................. ....... 57
2.3 RETO DE LOS ANIMALES CON LA GARRAPATA B. micro plus ....................... .. 58
2.4 MUESTREO SEROLOGICO ......................... .............. ................... ......... ................ 58
2.5 MUESTREO DE GARRAPATAS ............................................................................ 58
3. RESULTADOS y DISCUSION ............................................................................... 58
4. CONCLUSION ............................ ... ............... ......... .......... .. ..... ..... ... ... ........... .... .. .. .. 59
REFERENCIAS BIBLlOGRAFICAS ..... ... ......................................... .......... ...... ... .... 60
CONTROL DE LAS MOSCAS HEMATOFAGAS ASOCIADAS
CON LOS BOVINOS ..... ............. ....... .. ...... ..... ......................... ........... .... ....................... ... ...... ... 61
Gonzalo E. Moya Borja
CONTROL INTEGRADO DE MOSCAS EN EXPLOTACIONES PECUARIAS
Rodrigo A. Vergara Ruiz
62
1. INTRODUCCION ............. ....... ....... .... ... .................. ....................... ..... .. ..... .............. 63
2. ASPECTOS BASICOS DEL PROBLEMA .. .. .... ...... .. ...... ........... .... .......................... 63
2. 1 BI OECOLOGIA DE LAS MOSCAS ................ .. .. .. ........ .. ..................... .............. .. .... 63
2.2 PROBLEMAS E IMPORTANCIA ECONOMICA ....................... ...... ..... .................... 64
2.3 CONTROL INTEGRADO DE MOSCAS EN EXPLOTACIONES
PECUARIAS ... .... .. ...... .... ... ......... ........... ........ ...................................... ..... .............. 65
2.3.1 Estrategia flsica ....... ....... ... ........ ... ............. .. .. .. .............. .. .............. .... ..................... 65
2.3.2 Estrategia qulmica ...................... ... ..................... ... .... ...... ....................................... 66
2.3.3 Estrategia biológica ............................. :. ..................... .. .................................. .... .... 66
3. DESARROLLO Y APLl CACION .................. .. .. .... ........ .. ......................................... 67
3.1 DIAGNOSTICO ............................... .. ..... ............. ... ..... ................................ ..... ... ... 67
3.2 OPERACION ........ ..... ..... .. ...... ........ ................................................................. ....... 67
3.3 RESULTADOS ............................... ................... ........... .. ..... .... .. ............................ . 67
4. EL CIMEP EN COLOMBIA ........................ ... .. .. .. ........ .. .... ...................................... 67
REFERENCIAS BIBLl OGRAFICAS ...... ...................................................... .. ..... ... .. 69
ESTUDIO DE LA CARGA PARASITARIA INTERNA EN UNA MUESTRA
DE GANADO DE LECHE Y CARNE EN DIFERENTES EPOCAS
DEL AÑO EN ANTIOQUIA ............ .... ............ ... .................................................................... .... . 71
Iván de J. Ruiz Monsalve
1. INTRODUCCION ........................... ................................................... ..... .... ...... ... .. .. 71
2. OBJETIVOS .. ..... .... .. .. ............................................. ...... .. ... .. ..... ........ .... ... ... .... ....... 71
3. MATERIALES Y METO DOS ................................ ............ ............................. ......... 72
4. TECNICAS DE LABORATORIO ............................................................................. 72
5. RESULTADOS ................ ............ .... .. .... ................. .... ...................... .... ...... ............ 73
6. DI SCUSION y CONCLUSIONES .......................................... ................................. 75
MANEJO TRADICIONAL DE ANTIHELMINTICOS y ACARICIDAS
EN CORDOBA-COLOMBIA ................ ........................... .... .................... ....................... .... ......... 77
Alberto Mestra Pineda
1. INTRODUCCION ................................................ ........... .......... .. ......... ........ ....... .... . 77
2. METODOLOGIA .......... .... ... ........................... .... ... ............ ... ... ............... ... ...... ........ 78
3. RESULTADOS ...... .... ... .. ................ ..... ..... .... .... ........................................ .. ...... ...... 78
3.1 ZONA DE ESTUDIO, ASESORIA PROFESIONAL y TIPO
DE EXPLOTACION ... .... .. ......... ...... ... ....... ... ...... ......... ........ ................................... . 78
3.2 MANEJO DE ANTIHELMINTICOS .. .. .... .... .... .............................. ........................... 79
3.2.1 Evaluación profesional ... ........ .. .. ..... ..... ................................................... .............. . 79
3.2.2 Evaluación de propietarios y/o administradores .... .. ............................ .. .. .. .......... .. . 80
3.3 MANEJO DE GARRAPATICIDAS ................ ...................................................... .. .. 80
3.3. 1 Evaluación profesional .... .... .............. ..................................................................... 80
3.3.2 Evaluación de propietarios y/o admini stradores .......................... ........................... 81
3.4 EVALUACION DE ALMACENES VETERINARIOS ............................................ ..... 82
4. DISCUSION .............. ................ ........................ ...... .............. ......... .. ... ... ... .. .. ..... ..... 82
REFERENCIAS BIBLl OGRAFICAS ........ .. .... .... ... ......... ........ ... ... ............................ 84
USO ADECUADO DE INSECTICIDAS .............. ....... .......... ......... .............................. ............ .. .. 85
Gustavo López Valencia
1.
2.
3.
3.1
3.2
4.
INTRODUCCION ........ ................... ...... ...... .. .............. ... ... ............ ...... .................... .
CONTROL QU IMICO .. .. ... ......... ... .. .......... .... .... .... ........ .. ..................................... ..
SISTEMAS DE CONTROL ........... .. .. ................................ .. .. .... ..... ... ....... .. .. .. ........ .
BAÑO DE I NMERSION ............................................... .. ... ............ .... ...... .. .... .... .. .. ..
SISTEMA DE ASPERSION ...... ...................................................... ..... ...... ... ........ . .
USO ADECUADO DE LOS IXODICIDAS .. .. .......... ...... ......................................... ..
85
85
86
86
87
88
REFERENCIAS BIBLlOGRAFICAS ........................... ..... ........ ...................... .......... 89
EXPERIENCIAS DE UNA GANADERIA COMERCIAL EN EL CONTROL
DE ECTOPARASITOS .................. .... ........ .. ....... ........... ...... .......... ...... ............ .. .... .. .... ..... ..... ..... 90
Humberto Mahecha
1. INTRODUCCION .............. .................................................................................... .. 90
1.1 PERDIDAS EN PRODUCCION EN GANADO LECHERO
POR LAS GARRAPATAS .... .... ....... ... ....... ..... ....... .. ................ ........................... ..... 90
1.1.1 Pérdidas de producción ......................... ............ .... .. ............................................... 90
1.1.2 Pérdidas por movilización para los baños .. ....................................................... .. .. . 91
1.1.3 Costo de los garrapaticidas .................................. .... .. ................. .... .................. ..... 91
2. ENFERMEDADES POR HEMOPARASITOS ......... .. ................... .. .. .. .............. .. ...... 91
2.1 COSTO DEL MANEJO DE LAS ENFERMEDADES POR
HEMOPARASITOS ................... .... ................ .............. ..... .. .... .. ..... ................ ... .. .... 92
PROGRAMA ........................... ... .. ......... ...... ..... .... ............................ ............ ..... .... . 93
PRESENTACION
Uno de 105 mayores problemas de las ganaderlas es el alto nivel de infestación por parásitos
gastrointestinales y ectoparásitos que sufre el ganado bovino. Los animales jóvenes reducen sus
ganancias de peso, se generan problemas sanitarios y de manejo como en el caso de animales
afectados por problemas hemoparasitarios; de igual manera el manejo y control de la mosca de 105
cuernos y de 105 establos, asl como de otros transmisores de problemas patógenos como el nuche,
se ha convertido en uno de 105 principales problemas en el manejo rutinario de las ganaderlas, por
una parte, y por otra, en una permanente fuente de gastos bien sea para prevenir un aumento
exagerado de las poblaciones de parásitos y moscas, o para el tratamiento de animales enfermos.
Desde la perspectiva de un enfoque epidemiológico, donde se conocen 105 ciclos de vida de 105
parásitos, 105 nichos ecológicos donde se desarrollan, la interacción con el medio ambiente de cada
región y la estabilidad o inestabilidad del problema en una zona especifica; se han querido cuestionar
todos 105 aspectos cientlficos y emplricos que intervienen en el control de 105 parásitos
gastrointestinales y de 105 ectoparásitos con especial mención para moscas y garrapatas, y su papel
como vectores de hemoparasitismos.
Es por ello que el Proyecto Colombo-Alemán ICA-GTZ "Introducción de un Sistema de Asistencia
Técnica Integral Pecuaria" ha programado a través de su Centro Internacional de Capacitación en
Desarrollo Pecuario CICADEP, el presente seminario en el cual expertos colombianos y de otros
paises, con la contribución de productores de diversas regiones del pals, presentarán y analizarán la
problemática del manejo y control de ecto y endoparásitos en ganado bovino en nuestro pals.
EL PROBLEMA DEL PARASITISMO INTERNO DE LOS BOVINOS EN LOS TROPICOS
Laerte Grisi'
1. INTRODUCCION
El parasitismo interno causado por helmintos gastrointestinales y pulmonares en bovinos en las
regiones tropicales y sub-tropicales son muchas veces, factores limitantes en la producción animal.
La helmintiasis puede afectar el desarrollo, disminuir la resistencia de los animales a enfermedades
de origen diverso, pudiendo aún cuando no es controlada, elevar la tasa de mortalidad, principalmente
en animales jóvenes. Todos los bovinos de cualquier explotación rural son normalmente parasitados
por diversas especies de nemátodos gastrointestinales y en algunos casos puede ocurrir parasitismo
por nemátodos pulmonares (Dictyocaulus viviparos) . La probabilidad de éxito de intentos de
erradicación del parasitismo interno en los bovinos seria muy baja y ciertamente no viable desde el
punto de vista económico. Por lo tanto, lo que buscamos en realidad es asociar los conocimientos
disponibles respecto a la epidemiologla de las principales especies de parásitos internos, a las
prácticas de manejo y al uso racional de los tratamientos anti-parasitarios, teniendo en cuenta
mantener un equilibrio parásito-huésped, permitiendo de esta forma, minimizar las pérdidas originadas
de esta relación.
2. PRINCIPALES ESPECIES DE PARASITOS INTERNOS EN LOS TROPICOS
En las regiones tropicales y sub-tropicales el género Haemonchus (H. placei, H. contortus y H.
similis) es sin duda uno de los principales problemas de parasitismo interno en los bovinos.
Entretanto, otras especies de nemátodos como Cooperia punctata, C. pectinata, Trichostrongylus
axei y Oesophagostomum radiatum también están muy frecuentemente asociados con la
presentación de brotes de helmintiasis gastrointestinal. En regiones templadas, la Ostertagia
ostertagi sustituye a Haemonchus spp., en términos de importancia, relacionada con pérdidas de
producción. Brotes de bronco-neumonla de origen parasitario ocurren principalmente en terneros,
causados por Dictyocaulus viviparos. La presencia de fasciola hepática está limitada a la existencia
de condiciones ecológicamente favorables para el desarrollo de moluscos del genero Lymnaea,
hospederos intermediarios obligatorios de la fasciola hepática.
Los principales helmintos que ocurren en bovinos en la región tropical y sub-tropical, están distribuidos
en las siguientes regiones anatómicas del hospedero: Abomaso = Haemonchus spp.,
Trichostrongylus axei; Ostertagia ostertagi (en regiones templadas o frias); Intestino delgado =
Médico Veterinario, Ph.D. Profesor Titular, Departamento de Parasitologla Animal,
Universidad Federal Rural de Rlo de Janeiro, 23851 -970 Itagual, RJ, Brasil.
1
Strongyloides papillosus, Cooperia spp., Bunostomum spp., Moniezia benedeni; Intestino grueso
= Oesophagostomum radiatum, Trichuris discolor, Pulmones = Dictyocaulus viviparus; Hlgado
= Fasciola hepática.
El género Haemonchus es esencialmente hematófago, produciendo cuando esta presente en gran
número, un cuadro anémico de tipo hemorrágico, que puede llevar a los animales a la muerte por ·
anemia profunda. En algunas regiones de América del Sur donde el invierno es climáticamente similar
a la de la región templada, el género Ostertagia es responsable por alteraciones patológicas
importantes en función de lesiones producidas principalmente por las formas inmaduras, durante su
evolución en la mucosa del abomaso, interfiriendo con las secreciones de las glándulas gástricas y
perjudicando el proceso de digestión y absorción de alimentos.
Trichostrongylus axei es el menor de los nemátodos encontrados en el abomaso de los bovinos, con
apenas 3 a 5 mm de longitud, y la única especie de parásito que puede infectar tanto rumiantes, como
equinos. Inflamación aguda del abomaso con presencia de edema, han sido observados en casos
de elevadas tasas de infección, bien como, diferentes grados de diarrea, principalmente en animales
jóvenes. Cooperia punctata y C. pectinata son los nemátodos más comúnmente encontrados en
bovinos en las regiones tropicales y frecuentemente asociados con ocurrencia de gastroenteritis
parasitaria. Destrucción de las vellosidades de las células intestinales, asociado con una respuesta
inflamatoria y pérdida de protelnas plasmáticas son las principales alteraciones encontradas en los
casos de parasitismo acentuado por Cooperia spp. El verme nodular Oesophagostomum radiatum
es encontrado tanto en las regiones tropicales como subtropicales, entretanto, su importancia en las
explotaciones relacionadas con bovinos de leche es mucho mayor, que en explotaciones dedicadas
a bovinos de carne. El desarrollo de las formas larvales principalmente en la región terminal del
intestino delgado puede causar extensas lesiones tisulares en áreas de hemorragia en la submucosa.
Inflamación catarral aguda puede presentarse en función de parasitismo por los vermes adultos,
estando frecuentemente asociado a ocurrencia de diarrea y disminución del apetito.
Infecciones experimentales con apenas 10.000 larvas infectantes de O. radiatum en terneros
producen enteritis necrótica hemorrágica que puede evolucionar hasta producir la muerte, antes de
que los parásitos llegaran a madurar.
De un modo general, con excepción probablemente, con respecto a Haemonchus spp., el parasitismo
por nemátodos gastrointestinales está directamente relacionado con inhibición del apetito, disminución
de la digestibilidad de nutrientes y utilización de energla, trayendo como consecuencia efectos
negativos con relación a la tasa de crecimiento. Diarrea y otros slntomas cllnicos, frecuentemente
asociados con parasitismo gastrointestinal cuando no son controladas a tiempo pueden evolucionar
rápidamente y producir la muerte, debido a la pérdida de electrolitos y deshidratación.
2
3. PRINCIPALES FACTORES QUE INFLUENCIAN EL ESTABLECIMIENTO DE PARASITISMO
INTERNO
3.1 FACTORES EXTRINSECOS
Dentro de los factores denominados como extrlnsecos prevalecen aquellos relacionados con el clima
y las variables atmosféricas (tiempo) de una determinada región, asl como también los ligados a
prácticas de manejo zootécnico, Existen tres grandes zonas climáticas definidas, siendo conocidas
como árida, tropical/subtropical y templada, La presentación de parasitismo por helmintos
gastrointestinales y pulmonares en regiones áridas son de poca significancia en función de las
condiciones adversas de sobrevivencia y.evolución de las formas no paraslticas, esenciales para el
desarrollo de las especies. En las zonas tropicales y sublropicales predomina la presencia en bovinos
de Haemonchus spp., Cooperia punctata y Oesophagostomum radiatum, el paso a las zonas
templadas prevalecen las infecciones por Ostertagia ostertagi, Trichostrongylus axei y Cooperia
oncophora,
La influencia del tiempo, relacionando las condiciones atmosféricas caracterizadas como estaciones
del aflo, son de gran importancia ya que pueden influenciar una mayor o menor disponibilidad de
larvas infectantes en las pasturas, Un elevado grado de humedad normalmente encontrado en las
heces de bovinos, garantiza la necesidad mlnima de agua para la eclosión de huevos de nemátodos
gastrointestinales y el subsecuente desarrollo de larvas infectantes, lo mismo que en las estaciones
más secas del aflo, Entre los limites de 5°C a 35°C las larvas encuentran condiciones favorables
para el desarrollo y sobrevivencia en las heces depositadas en las pasturas, produciéndose un
desarrollo más acelerado a temperaturas más elevadas, Entretanto, la disponibilidad de larvas
infectantes en las pasturas esta condicionada a la existencia de cantidades mlnimas de agua que
permita la migración de bolos fecales hacia las gramlneas, Por tanto, la cantidad de lluvias
(precipitación pluviométrica), asl como la frecuencia de lluvias, son los principales factores
relacionados con la disponibilidad de larvas infectantes en las pasturas, De un modo general,
precipitaciones pluviométricas inferiores a 25 mm, son insuficientes para determinar la migración de
larvas infectantes de los bolos fecal es a las pasturas, Precipitaciones pluviométricas de cerca de 60
mm o más, principalmente distribuidas en dos o más dlas son suficientes para liberar las larvas
infectantes de las pasturas,
Otro factor extrlnseco importante esta relacionado a prácticas de manejo que pueden favorecer el
aumento de Indices de contaminación de las pasturas, aumentando de esta forma la presentación de
brotes de helmintiasis, Estas prácticas de manejo están relacionadas con tasas de ocupación de
praderas (número de animales/ha), y a la composi c;ión etárea de los animales, Ciertamente, la
ocurrencia de brotes de helmintiasis cllnicamente severos es mucho menos frecuente en sistemas de
explotación de bovinos de carne en régimen extensivo, con bajas tasas de ocupación, que en las
explotaciones intensivas, con tasas más elevadas de ocupación, El uso de grupos permanentes para
crianza de terneros, principalmente en explotaciones de bovinos de leche, aumenta mucho el riesgo
de elevadas cargas parasitarias,
3
3.2 FACTORES INTRINSECOS
Dentro de los diversos factores intrlnsecos que pueden influenciar la presentación de helmintiasis
cllnicamente evidentes en bovinos, se destaca la edad de los animales. Los terneros hasta el primer
año de vida son más sensibles a la infección por helmintos que los animales de más de un año de
edad o adultos. El desarrollo de respuestas inmunológicamente competentes en bovinos con relación
al equilibrio parásito-huésped, ocurre entre 1 a 2 años de edad, cuando los animales consiguen
mantener bajas cargas parasitarias, siempre y cuando hayan sido atendidas las necesidades
nutricionales mlnimas.
4. UTILlZACION DE PROGRAMAS INTEGRADOS DE CONTROL
Partiendo del principio de que los bovinos recién destetados, hasta aproximadamente 1.5 años de
edad son más sensibles al establecimiento de elevadas cargas parasitarias por nemátodos
gastrointestinales, estos merecen especial atención con relación al empleo de tratamientos
estratégicos con productos anti-helmlnticos, deberla n también siempre que fuera posible ser
trasladados después de estos tratamientos en praderas descansadas o en praderas previamente
utilizadas por animales de composición etárea menos sensibles a la parasitosis. En el caso
especIfico, de fincas dedicadas a explotación de leche, los animales de reposición no deben ser
mantenidos en grupos permanentes, práctica muy común, pues normalmente estas áreas acumulan
elevados Indices de contaminación por larvas infectantes de nemátodos gastrointestinales y
pulmonares. La subdivisión de grupos y la rotación perlodica de los animales podrá contribuir en la
disminución de los niveles de contaminación. El parámetro principal con relación al establecimiento
de programas estratégicos de control de parasitismo interno en los bovinos en las regiones tropicales
y sub-tropicales, esta relacionado con la cantidad y la distribución de las lluvias. Los estudios
epidemiológicos efectuados en diversas regiones con clima tropical y sub-tropical indican que en los
perlados de mayor distribución de lluvias, son elevados los números de larvas infectantes en las
praderas y relativamente baja la carga de parásitos adultos en los bovinos, mientras que en el perlado
de escasez de lluvias, ocurre lo contrario, osea, disminuye el Indice de contaminación en las praderas
y aumenta la carga de parásitos adultos en los animales. De esta forma, el empleo de tratamientos
estratégicos hacia el final de las estaciones de mayor precipitación pluviométrica con el fin de eliminar
las poblaciones de parásitos internos adquiridos durante el perlado de mayor disponibilidad de larvas
en las praderas, procurando prevenir la presentación de casos cllnicos de helmintiasis en el perlado
de escasez de lluvias, cuando las cargas parasitarias son más elevadas y las pasturas más pobres
tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo. Tratamientos estratégicos al final del
perlado de sequla tienen como principio, retirar las poblaciones residuales que aún pueden parasitar
los animales, retardando de esta manera la recontaminación de pasturas en la estación de lluvias.
El acompañamiento perlodico de rebaños en términos de exámenes de heces también es
recomendado, principalmente con respecto a los animales de hasta 1.5 años de edad, como auxilio
en el monitoreo de programas integrados de control de helmintos. Entre tanto cabe mencionar que
un suceso desde el punto de vista económico, de cualquier explotación zootécnica relacionada con
producción animal, tiene como parámetros básicos, tres principios fundamentales: mejoramiento
genético, alimentación y sanidad animal.
4
LA EPIDEMIOLOGIA DE LOS HELMINTOS, PARASITOS GASTROINTESTINALES
DE BOVINOS EN COLOMBIA
Efra[n Benavides Ortiz'
Los parasitismos gastrointestinales de bovinos se han considerado causa de importantes pérdidas
económicas para la ganaderla colombiana. Estas pérdidas pueden ser directas (disminución en
ganancia de peso o producción lácte¡¡) o indirectas (costo de los insumos requeridos para el control).
El control racional de los parásitos implica el manejo de sus poblaciones, que ocurren tanto al interior
como en el exterior del animal, para lo que es necesario contar con información sobre los factores que
regulan la dinámica poblacional de estos parásitos en los distintos climas y sistemas de producción
del pals. La apertura económica esta creando nuevos retos para el productor pecuario, se debe
buscar una mayor eficiencia en la producción, lo que implica una reducción de las pérdidas directas
o indirectas. Esto puede lograrse mediante un uso eficiente de los insumos disponibles para el control
de estas enfermedades. En esta breve revisión se intenta brindar unos principios básicos para
abordar el problema del control parasitario desde el punto de vista epidemiológico.
Sin restar importancia a otros parásitos internos como la Fasciola hepática y las coccideas, esta
revisión se centrará en los nemátodos de la familia Trichostrongylidae a la que pertenecen los
parásitos de mayor importancia económica para bovinos en el trópico, donde encontramos a
Haemonchus spp., Ostertagia spp. y Trichostrongylus spp.
El ciclo de vida de estos parásitos se caracteriza porque en cada fase ocurre una gran cantidad de
muertes y solo una pequeña proporción continua su desarrollo; los huevos que salen en la materia
fecal de animales infectados contaminan el suelo, alll bajo adecuadas condiciones de humedad y
temperatura, se convierten en larvas, que viven en el suelo, sufriendo dos mudas, hasta que la larva
3 (L3) se ubica en los ápices de las hojas de los pastos, las cuales son ingeridas por los animales en
pastoreo. En el huésped, las larvas pierden su cutlcula protectora y se alojan en el espesor de la
mucosa del sitio donde se ubicarán como adultos (Bunostomun spp. puede ingresar al huésped por
vla percutánea y presenta migración hemo-pulmonar), donde se transforman en L4 y luego en
parásitos maduros, los que luego de la copulación estarán en capacidad de ovipositar.
Bajo determinadas condiciones fisiológicas del parásito y del huésped, y también bajo particulares
condiciones climáticas del medio, las larvas pueden interrumpir parcialmente su desarrollo (L4
inhibidas o hipobiósis). Estas larvas inhibidas se reactivan en masa bajo determinadas condiciones
de manejo de los animales, incluido el estrés, o bajo particulares condiciones del clima. En paises
de clima templado, el estimulo para que se desencadene la hipobiósis parece ser el inicio de las bajas
, Médico Veterinario, M.Sc., Ph.D. Sección Diagnóstico Veterinario. Proyecto Colombo-
Alemán ICA-GTZ. CEISA. Instituto Colombiano Agropecuario, ICA. Apartado aéreo 29743, Santafé
de Bogotá, Colombia.
5
temperaturas invernales, mientras en paises tropical es el estimulo parece ser la llegada de épocas
de clima cálido y seco.
La dinámica poblacional de estos helmintos es influenciada mayormente por el clima y condiciones
de manejo donde ocurre la producción bovina. Entre los principales factores que afectan la
contaminación de praderas con larvas de parásitos se destacan, el macroclima en donde están
ubicados los animales en pastoreo (altitud, régimen de lluvias, temperatura, etc.) y un microclima que
esta regulado por el tipo de pradera, la densidad animal y los patrones de pastoreo en la pradera.
En esta dinámica poblacional de los parásitos existen además factores que tienen gran influencia
sobre la regulación de números (nivel de infestación de los animales): el tipo de manejo dado a los
animales y en particular a los terneros, la intensidad de la producción, la raza de los animales y el tipo
de explotación (leche o carne). Las fases parasitarias que ocurren en la pradera están reguladas
principalmente por el clima, donde existen efectos a largo plazo, tales como épocas de verano y
épocas de invierno. En paises tropicales hay fluctuaciones asociadas con los patrones de lluvias o
de humedad ambiental. Las fluctuaciones a corto plazo se deben a las variaciones semanales del
estado atmosférico, por ejemplo lluvia y temperatura, pero también vientos, brillo solar, etc., lo que
regulará la capacidad de las larvas de parásitos para sobrevivir en la pradera.
El huésped de los parásitos, el bovino, está también sometido a las limitaciones del medio. Los
principales efectos de las influencias ambientales recaen sobre el nivel inmunitario del huésped; la
inmunidad provoca disminución del número y persistencia de los parásitos y afecta la reactivación de
larvas inhibidas en épocas de estrés y en vacas lactantes.
Epidemiológicamente se distinguen dos slndromes cllnicos bien diferenciados. La trichostrongyliasis
tipo 1, Y la trichostrongyliasis tipo 2. La tipo 1 ocurre principalmente en terneros jóvenes y produce
alta morbilidad pero baja mortalidad. Esta entidad cllnica es debida a la llegada de animales
totalmente susceptibles a praderas altamente contaminadas con larvas. Su presentación requiere de
dos condiciones, que los animales no hayan tenido una exposición previa a los parásitos, suficiente
para inducir inmunidad, y segundo que la carga parasitaria en las praderas sea lo suficientemente
severa para producir la sintomatologla cllnica.
La trichostrongyliasis tipo 2 ocurre por la proliferación en masa de L4 inhibidas. Esto implica que los
animales debieron estar expuestos a praderas contaminadas con parásitos en épocas previas (algunos
meses o el año anterior). La sincronización de este evento ocurre por factores ambientales o por la
pérdida de inmunidad de los animales, como la que ocurre en épocas de estrés. Esta ocurre en una
baja proporción de animales de un año o mayores y cursa con alta mortalidad. Esta entidad cllnica
se presenta en grupos de animales mantenidos en estabulación luego de una etapa previa de
pastoreo, o al final del verano en regiones donde la estación seca es muy prolongada.
Es factible distinguir cuatro comportamientos epidemiológicos de los trichostrongilidos en climas
tropicales, de acuerdo a las siguientes peculiaridades climáticas:
6
Climas permanentemente húmedos
Son áreas tropicales que poseen una corta estación de sequfa. En Colombia corresponderfan a la
formación de Bosque muy húmedo tropical (bmh-T, clasificación de Holdrigde), como Puerto Asfs, o
Bosque húmedo tropical (bh-T), piedemonte Llanero; pero no en años con verano prolongado. La
caracterfstica principal es la presencia constante de larvas infectantes en la pradera, el buen
desarrollo de resistencia en terneros y el predominio de Haemonchus y Mecisfocirrus. El control
debe centralizarse en el manejo de la densidad animal. Se debe evitar romper el desaffo larvario para
terneros, o sea se debe permitir su acceso a praderas infectadas para que adquieran inmunidad, pero
al mismo tiempo evitar que sufran pérdidas considerables por este desaffo. El tratamiento rutinario
de animales en estas áreas,. debe justificarse con bases económicas.
Climas de lluvias-sequía
Son regiones que poseen una estación seca prolongada, por ejemplo el Valle del Sinú, El Espinal
(Bosque seco tropical, bs-T), y en ocasiones Bh-T (Barrancabermeja). Se caracteriza
epidemiológicamente, por una ruptura del desaffo larvario, siendo el factor limitante la humedad. Al
final del verano las praderas son helmintológicamente estériles, siendo los terneros nacidos en esta
época susceptibles. Hay brotes cllnicos al inicio de la temporada de lluvias y podrfa presentarse el
fenómeno de trichostrongilosis tipo 2, debida al estrés del verano. El control debe dirigirse a manejar
este fenómeno, preferiblemente mediante la aplicación estratégica de antihelmfnticos. El tratamiento
rutinario de adultos no es recomendable.
Climas de estación frfa lluviosa
Se trata de áreas frfas altas, donde el factor limitante es la temperatura. Por ejemplo zonas de
Bosque seco montano bajo (Bs-Mb) como Surbatá o Pasto. AIIf predomina Ostertagia, existe un alto
número de larvas hipobióticas y varia mucho su importancia de acuerdo al régimen de lluvias. Aqul
se recomienda buscar el control de las cargas parasitarias al final de la época de lluvias y el manejo
estratégico de la infestación de las praderas.
Climas permanentemente áridos
Zonas desérticas y semidesérticas como Cartagena (Bosque muy seco tropical, Bms-T) y Uribia
(Matorral desértico subtropical, Md-St). La problemática de helmintos está restringida a áreas
irrigadas siendo Haemonchus el principal riesgo. Los animales poseen nula resistencia. El control
debe basarse en vigilar el consumo de forraje verde y el uso táctico de antihelmlnticos cuando se
prevea una exposición a zonas infectadas con larvas.
El beneficio económico (relación beneficio-costo) de la aplicación de un antihelmlntico, medido como
aumento de la producción de leche o el incremento adicional de peso, dependerá no solo del costo
de la aplicación del producto, sino también del comportamiento epidemiológico del parásito en ese
ecosistema y aún de las variaciones en precio del producto final en el mercado. Esta justificación al
7
uso de antihelmlnticos en diferentes sistemas de producción en el pals, debe obtenerse mediante
estudios de dinámica poblacional, que incluyan la determinación de parámetros de producción y
productividad en las fincas. Estos permitirán determinar cual es el manejo helmintológico que se debe
dar a los terneros en cada sistema de producción.
El segundo tipo de estudios a desarrollar es la medición del impacto sobre la producción y
productividad del hato, de las cargas parasitarias sufridas naturalmente por los animales. Estos
estudios requieren seguimientos sistemáticos (estudios de monitoreo) de parámetros de producción
y de las cargas parasitarias en fincas representativas de distintos sistemas de producción. Estos
estudios también pueden adicionarse de la tipificación de los parásitos presentes, mediante cultivos
larvarios o examen postmortem de animales centinelas o muertos naturalmente en la finca.
8
REFERENCIAS BIBLlOGRAFICAS
1. ARMOUR, J.; BAIRDEN, K.; DUNCAN, J. L.; JENNINGS, F. W. y PARKINS, J.J. 1979.
Observations on ostertagiasis in young cattle over two grazing sea son s with special reference
to plasma pepsinogen levels. The Veterinary Record, 105:500-503.
2. BENAVIDES, E. 1984. Control racional de parásitos internos (endoparásitos) en las ganaderlas
del pals. Revista ICA informa, 18(1):12-19.
3. HERD, R. P. 1983. A practical approach to parasite control in dairy cows and heifers. The
compendium on Continuing Education for the Practicing Veterinarian, 5(2):73-80.
4. KAUFMANN,J. y PFISTER, K. 1990. The seasonal epidemiology of gastrointestinal nematodes
in N'Dama catlle in The Gambia. Veterinary Parasitology,. 37:45-54.
5. RIVERA, B.; PARRA, G.; GARCIA, O. y AYCARDI, E. 1983. Gastro-intestinal parasites in calves
in Colombia. Tropical Animal Health and Production, 15:107-114.
6. SEWELL, M. M. H. 1988. Estrongiliasis gastroentéri ca de rumiantes (traducción). Revista
ACOVEZ, 12(3): 31-34.
7. SOULSBY, E. J. 1979. The immune system and helminth infection in domestic species. Advances
in Veterinary Science and Comparative Medicine, 23:71 -101 .
8. WILLlAMS, J. C.; CORWIN, R. M.; CRAIG, T. M. Y WESCOTT, R. B. 1986. Control strategies for
nematodiasis in cattle. Veterinary Cl inics of North America: Food Animal Practice, 2(2):247-260.
9
COMPORTAMIENTO DE LOS PARASITOS GASTROINTESTINALES EN LAS GANADERIAS
DE LOS LLANOS ORIENTALES Y EN LA COSTA ATLANTICA
Danilo Parra Gil'
Los parasitismos gastrointestinales, aunque pueden ser uno de los problemas que causan mayor
pérdida en la ganaderla mundial, en general sus efectos pueden pasar desapercibidos, al presentarse
en forma subcllnica, sin signos aparentes de enfermedad, pero produciendo menoscabo de la
producción potencial de los animales.
Los parásitos internos están ampliamente distribuidos en Colombia, presentándose en todos los climas
y en todas las latitudes, pero las condiciones ambientales especialmente de temperatura y humedad,
juegan un papel importante en el establecimiento o no de las diferentes especies de parásitos.
De acuerdo a lo anterior, los conocimientos sobre ecologla de los parásitos, manejo animal y de
praderas, asl como la relación huésped-parásito, son requisitos esenciales para el establecimiento de
programas adecuados de control parasitario.
En Colombia, este tipo de información epidemiológica es muy limitada. Este hecho llevó a desarrollar
estudios epidemiológicos de parasitismos gastrointestinales, tanto en los Llanos Orientales de
Colombia, como en la Costa Atlántica, con el fin de sentar las bases para implantar sistemas
racionales de control.
Con el fin de determinar la dinámica poblacional de los helmintos y la relación huésped-parásito, en
los Llanos Orientales se trabajó durante cuatro años, utilizando inicialmente terneros destetos (dos
años consecutivos). De acuerdo con los recuentos de parásitos en 96 animales sacrificados, la
presencia de larvas en los pastos fue más elevada de abril a junio y agosto a noviembre, con un pico
definido alrededor del mes de septiembre. Los parásitos mayormente responsables por el grado de
contaminación de los pastos fueron: Cooperia spp. y Haemonchus spp.
Esto se confirmó por los recuentos e identificación de las larvas en los pastos.
Continuando el estudio, se utilizaron terneros (con sus respectivas madres) desde el nacimiento y se
llevaron hasta el destete. Los recuentos de parásitos en los animales sacrificados mostraron una
tendencia similar, durante los dos años de estudio; con picos definidos en los meses de julio,
septiembre, octubre y enero. Cooperia spp. y Haemonchus spp. fueron también los géneros de
parásitos predominantes.
, M.V.Z., M.Sc. Instituto Colombiano Agropecuario, ICA. Centro de Investigaciones en
Salud y Producción Animal, CEISA. Santafé de Bogotá, Colombia.
10
Estudios similares en el Valle del Sinú mostraron recuentos altos de parásitos en los primeros meses
del estudio (mayo-octubre) que coincidieron además de la corta edad de los animales, con épocas de
lluvias intensas. En relación a ganancia de peso, los animales tratados obtuvieron un peso superior
a los no tratados.
De acuerdo a los estudios anteriores, la prevalencia del parasitismo por helmintos en regiones
tropicales y subtropicales, esta en gran parte determinada por las condiciones climáticas prevalentes,
especialmente temperatura y humedad, las cuales son adecuadas para permitir la eclosión y desarrollo
de los huevos de parásitos hasta larvas infectantes durante todo el año. En las áreas de estudio
estas condiciones son completamente adecuadas de abril a noviembre y ligeramente menor de
diciembre a marzo. Esto explica la tendencia de observar un mayor número de parásitos en los
meses de mayor humedad. Estos resultados son de vital importancia en la instauración de sistemas
de control, utilizando tratamientos estratégicos, de acuerdo con la fluctuación poblacional de parásitos.
11
PERSPECTIVAS FARMACEUTICAS PARA EL CONTROL DE EN DO y ECTOPARASITOS
Rodrigo Cujlño G.'
Una de las áreas de mayor investigación en la industria farmacéutica es el desarrollo de sustancias
para controlar la población de parásitos internos y externos que atacan las diferentes especies
animales útiles al hombre. Especialmente en el campo de los antihelmlnticos se menciona con alguna
certeza que tan pronto ha salido un producto al mercado ya se ha terminado de investigar una
sustancia que tiene el mismo fin.
Esta investigación está motivada por la necesidad de reducir al máximo la población de los parásitos
y reforzar la siguiente conclusión del Congreso Mundial de Parasitologla, realizado en Varsovia en
1974: "Se deben emprender los mayores esfuerzos en todo el mundo para evitar las pérdidas
ocasionadas por los parásitos, aumentando asl la oferta de protelnas animales necesarias para
alimentar una población en explosiva expansión".
Para ubicarnos dentro del concepto y la importancia de la Parasitologla para la industria farmacéutica,
basta con analizar la estructura del mercado farmacéuti co, el cual es ocupado en un 33% por
sustancias antiparasitarias (figura 1).
Anl i bae l erl anos
28%
8iol6g le o s
19%
Figura 1. Estructura del mercado farmacéutico
An l ipar aSllarr os
33%
, M.V.Z., Coordinador Investigación y Desarrollo Pecuario, Departamento Pecuario, Hoechst
Colombiana, Ap. A. 80188 Santafé de Bogotá.
12
A lo anterior se debe que dentro de las áreas de investigación, los parásitos cuenten en este momento
con 128 proyectos sin incluir el desarrollo de las vacunas que mencionaremos posteriormente (figura
2).

250
200
150
100
50
o
Aleas de invesligación
Figura 2. Número de proyectos por áreas de investigación
Con estos proyectos de investigación se espera en un futuro un crecimiento muy favorable en el
desarrollo de productos antiparasitarios (figura 3).
Diao.Bovlnos
Oiag.An Im.Compll tllll
81016glcos Bovinos
Siol. Anim.Companl a
Ec lo pa r 11 51 r Icld as
Pl omo I.Cre e .80Y I n os
Aditivos Allmentlc.

An lIbac le rla n os
Biológicos Aves
Promot. Crec.Aves
AnUcoccldlales
Dlao·Equlnos
Biológicos EQuinos
Diagnóstico Aves
o 0.5
Fuente: He Wo. ld Animal Heallh Ind
1.5 2 2.5 3 3.5 4
Relllcl6n mayoll menoJ creclmlenlo
Figura 3. Crecimiento esperado por grupo de productos
13
Dentro del criterio de investigación el antiparasitario ideal varia muy ligeramente de la opinión de los
investigadores, productores y consumidores:
Amplio espectro de acción contra la mayorla de los parásitos internos y externos.
Activo contra formas adultas, larvas y huevos.
Acción rápida.
Control prolongado.
Mecanismo de acción, sobre el cual los parásitos no desarrollen resistencia.
Fácil y rápida administración.
No dejar residuos.
Alto grado de seguridad.
Biodegradable.
Bajos costos de fabricación y de precio de venta.
Si bien es cierto que varios productos que han salido a la luz en los últimos años cumplen con algunos
de los puntos mencionados, se debe reconocer que todavla no es fácil cumplir con estos requisitos.
Hablando especifica mente de América Latina sobre perspectivas para el control de los parásitos
internos y externos, es importante mencionar que algunas de ellas ya se encuentran en paises
desarrollados, otras están en proceso de investigación y desarrollo y algunas aún están en la mente
de los cientlficos que trabajan permanentemente en el campo de la industria farmacéutica (figura 4).
En Investigación
68%
Aprobación provisional
1%
En análisis
11%
En desarrollo
20%
Figura 4. Estado de los proyectos de investigación y desarrollo en antiparasitarios
14
Perspectivas:
Bolos de li beración lenta/controlada
Endo-ectoparasiticidas
Combinaciones
Reguladores de crecimiento
Vacunas
Biopesticidas
En cuanto a los bolos de liberación lenta o controlada (figura 5), están elaborados en materi ales
metálicos o plásticos biodegradables que incluyen la sustancia antiparasitaria y una vez administrados
por vla oral se localizan en el rumen y, como su nombre lo indica, empiezan a liberar el producto en
forma lenta o a intervalos definidos el producto por un tiempo prolongado ampliando la protección.
En este desarrollo se están formulando especialmente antihelmlnticos y endo-ectoparasiticidas.
- - - ' - . - ~ . - "'_.
-...•.. _ .. -._--.
"-'--'--
1
35 mm
1
~ 110 lDIt
1>
Figura 5. Bolos de liberación lenta
En relación a las combinaciones es necesario mencionar que no es conveniente manejarl as
emplricamente a nivel de campo, pues es un desarrollo que requiere no sólamente medir eficacia sino
además compatibilidad entre las sustancias, sin aumentar la toxicidad. Los objetivos básicos de las
combinaciones son los siguientes:
Prevenir la resistencia
Ampliar el espectro de acción
Si nergismo
Aumentar el efecto residual
15
Para el control de ectoparásitos las propuestas que se han hecho a nivel de laboratorio son las
siguientes:
Piretroides + organofosforados
Diamidinas + organofosforados
Diamidinas + piretroides
Reguladores de crecimiento + piretroides
Algunas de ellas ya se están utilizando a nivel de campo en algunos paises.
Debemos insistir que la decisión de utilizar una combinación requiere además de los estudios
farmacéuticos y toxicológicos mencionados, definir la necesidad de emplearlos con un criterio muy
técnico y racional.
Los objetivos de las combinaciones para controlar helmintos son en general los mismos que para
controlar ectoparásitos pero están dirigidos especialmente a prevenir la resistencia y ampliar el
espectro de acción:
Levamisol + Bencimidazoles
Levamisol + Triclabendazole
Fenbendazole + Triclabendazole
Ivermectina + Clorsulón
Los endo-ectoparasiticidas incursionaron en nuestro pals a partir de 1982 con la Ivermectina, seguido
por el Moxidectin en 1993 y se espera en un futuro no muy lejano la presencia de la Doramectina y
la Abamectina.
La presencia de estas sustancias significa una excelente alternativa para el control de endo y
ectoparásitos: nemátodos, garrapatas, sarna, piojo y nuche y han tenido mucha importancia en los
paises donde las garrapatas han presentado resistencia a los insecticidas tradicionales.
El desarrollo de los reguladores de crecimiento presenta una buena posibilidad para el control de
varios insectos dañinos. Ya se han investigado algunos para el control de las moscas en avicultura
y se encuentra en proceso el desarrollo para medir su eficacia y adaptación en el control de la mosca
de los cuernos y la garrapata. Su manejo requerirá una preparación cultural por parte del técnico y
del ganadero, pues la reducción de población de insectos se obtiene en forma lenta ya que actúan
inhibiendo el desarrollo de las formas inmaduras, lo cual va incidiendo lentamente en la disminución
de las formas adultas. Dentro de estas sustancias se están evaluando el Metoprene y el
Diflubenzurón.
Los productos biológicos tienen buena participación en los proyectos de investigación para el control
de en do y ectoparásitos. Actualmente varios centros de investigación están trabajando en vacunas
para el control de garrapatas, anaplasmosis y babesiosis (fiebre de garrapatas), helmintos e
16
hipoderma (nuche europeo).
La vacuna para el control de Boophilus mieroplus (garrapata de un solo huésped), se encuentra en
desarrollo en Australia y Alemania, se basa especifica mente en obtener por medio de biotecnologla
un antlgeno especifico desde las células del endotelio intestinal. Las defensas orgánicas obtenidas
en los animales vacunados, permeabilizan el intestino de las garrapatas provocando hemorragia
interna en estos insectos, mortalidad y reducción de la fertilidad.
Para el control de la anaplasmosis y babesiosis se está trabajando en la elaboración de vacunas con
partlculas antigénicas muy especificas que logren dar una buena y más permanente inmunidad en los
animales vacunados.
En helmintos se están desarrollando vacunas para proteger contra Oesophagostomum,
Haemonehus, Fase/ola y Dletyoeaulus, éstas tienen la limitación de ser monovalentes, por lo cual
se considera no tendrán mucha utilidad en nuestro medio tropical debido a que, por lo general, los
animales son atacados por un poli parasitismo.
Otra alternativa que se encuentra en proceso de investigación es la utilización de biopesticidas, los
cuales consisten en emplear bacterias u hongos que producen biotoxinas y alteran el metabolismo de
los insectos, aunque algunos autores dicen que sólo atacan formas inmaduras se ha visto
especialmente en salud vegetal que también colonizan formas adultas.
En resumen, podemos mencionar que la investigación y el desarrollo de los antiparasitarios está en
un permanente proceso, compatible con el avance de la biotecnologla, pero que no podemos
apartarnos de los siguientes puntos:
1. No estamos cerca de obtener el antiparasitario ideal.
2. Sólo el 1 % de los productos se encuentra en aprobación provisional.
3. Cualquier sustancia que finalice su desarrollo requiere una adaptación al medio tropical.
Por ello insistimos, en la necesidad de reflexionar y establecer programas antiparasitarios con un
criterio de control integrado, que permitan utilizar de una manera técnica y racional las herramientas
qulmicas y de manejo que se encuentran disponibles actualmente en nuestro pals.
17
EXPERIENCIAS BRASILEÑAS EN EL MANEJO DE PARASITISMOS INTERNOS EN BOVINOS
Laerle Grisl'
1. INTRODUCCION
El parasitismo interno por helmintos gastrointestinales y pulmonares en los bovinos han sido
estudiados en diferentes regiones brasileñas. en función de su reconocida importancia con respecto
a impactos negativos en producción animal. El número de parásitos internos que se pueden
establecer en bovinos está directamente relacionado con los siguientes factores: precipitación
pluviométrica. temperatura, composición etárea de los animales (inmunidad), nivel nutricional (calidad
y cantidad de pasturas disponibles), y nivel de contaminación de las pasturas, que a su vez está
directamente relacionado, con las cargas de pastoreo (número de animales/ha). Cuando alguno de
estos factores favorece el desarrollo y la distribución de las larvas infectantes en las pasturas, como
por ejemplo, cuando hay animales jóvenes (terrieros) con hasta 1,5 años de edad, mantenidos en
pasturas artificiales que permiten mayores tasas de lactancia por ha, deficiencia en la suplementación
mineral y ocurrencia de lluvias por dos o más dlas, totalizando una precipitación pluviométrica igual
o superior a 60 mm, podremos observar brotes de verminosis, con manifestaciones cllnicas y hasta
elevadas tasas de mortalidad. Por tanto, con base en el conocimiento de la epidemiologla de las
principales especies de nemátodos y de prácticas zootécnicas empleadas en diferentes regiones
brasileñas, diversos programas estratégicos para el control de los parásitos internos en los bovinos
han sido recomendados en el Brasil.
2. PROGRAMAS ESTRATEGICOS EMPLEADOS EN EL CONTROL DE HELMINTOS EN
BOVINOS EN EL BRASIL
Cualquier programa estratégico de control de helmintos en animales mantenidos en régimen de
pastoreo, tiene como principio básico, una disminución de los Indices de contaminación de las
pasturas, disminuyendo de esta forma la ocurrencia de brotes de helmintiasis en los animales jóvenes
y el establecimiento de cargas parasitarias elevadas que puedan afectar significativamente los Indices
esperados en términos de producción animal.
a. Región Sur, estado de Rlo Grande del Sur
5
La población bovina del estado de Rlo Grande del Sur, estimada en 13 millones de cabezas,
a pesar del buen potencial genético, con predominio de razas de carne de origen europeo
(Aberdeen, Devon, Hereford), aún mantiene un provecho máximo de la producción de apenas
Médico Veterinario, Ph.D. Profesor Titular, Departamento de Parasitologla Animal,
Universidad Federal Rural de Rlo de Janeiro, 23851-970 Itagual, RJ, Brasil.
18
el 10% al ano y tasas de mortalidad entre 3 a 5%. La pérdida de más de 400.000 animales por
ano y el tiempo necesario para alcanzar el peso medio de sacrificio, entre 3 a 4 años, son
debidos principalmente a la carencia de alimentación durante el periodo de invierno y la
presencia de elevados niveles de parasitismo interno. Un programa de control estratégico de
helmintiasis gastrointestinal para bovinos de carne, fue desarrollado por investigadores de
EMBRAPA, municipio de Bagé, en el cual se incluyeron 10 tratamientos estratégicos con
antihelmlnticos, desde el destete hasta el sacrificio. La distribución de los tratamientos se
puede observar en la tabla 1.
Tabla 1. Distribución de los tratamientos para el control estratégico de helmintiasis
gastrointestinal
Edad de los animales
Hasta 12 meses
Hasta 24 meses
Mar
x
Hasta 36 meses x
Abr May
x
x
Meses del año
Jul Ago
x
x
Oct
x.
x.
Dic
x.
x.

En los tratamientos de los meses de octubre y diciembre emplear antihelmlnticos
comprobada mente eficaces en la remoción de formas inhibidas de Ostertag/a ostertagi.
Trabajos efectuados por investigadores de EMBRAPA en Bagé, siguiendo un programa estratégico
arriba relacionado, demostraron el siguiente resultado en términos de costo/beneficio.
Tabla 2. Relación costo/beneficio de los tratamientos estratégicos con antl·helmínticos
Costo del tratamiento
Ganancia adicional
Peso vivo
Reducción de mortalidad
Relación Costo/Beneficio
Datos relacionados para 100 terneros'
650 kg = 3,5 terneros de 180 kg
5.400 kg = 30 terneros de 180 kg
30% = 30 terneros de 180 kg
+ 56 terneros de 180 kg
• Todos los datos relacionados en los costos fueron transformados por equivalencia a kg de peso vivo.
Ciertamente, un control sanitario adecuado del rebaño bovino no debe basarse exclusivamente en la
19
administración de antiparasitarios.
b. Región Centro-Oeste. Estado de Mato Grosso, Mato Grosso del Sur, Goias, Tocantis, Distrito
Federal, Sao Paulo y Minas Gerais.
Un programa estratégico de control de helmintiasis en ganado de carne recomendado para la
región Centro-Oeste donde son criados cerca de 70 millones de bovinos, es basado en el uso
de 3 tratamientos al año, en bovinos de carne hasta la edad de 30 meses. Esta extensa región
de cerrado tiene como caracterlstica una mala distribución de la precipitación, frecuentes y en
gran cantidad en el periodo entre octubre y abril y escasas y leves en el periodo entre mayo
a septiembre.
Predomina en esta área bovinos de carne de razas de origen indiana como el Nelore. Diversos
trabajos epidemiológicos reali zados en estas regiones demostraron una nltida inversión de
acuerdo con una mayor o menor disponibilidad de lluvias, con respecto a las cargas parasitarias
encontradas en los animales y las pasturas. En el periodo seco (mayo a septiembre), el
número de parásitos gastrointestinales es elevado en los animales y el número de larvas
infectantes en las pasturas es relativamente bajo, en el periodo de lluvias (octubre a abril), las
cargas parasitarias en los animales son más bajas y el número de larvas infectantes en las
pasturas es más elevado. Con base en diversos ensayos a nivel de campo, basados en el
desarrollo ponderal y en la evaluación de costo/beneficio, el siguiente programa estratégico de
control de parasitosis interna ha sido empleado.
Tabla 3. Programa para el control estratégico de helmintiasis en bovinos
Edad de los animales Meses del año
May. Jul. Sep. Oc!. Nov. Dic.
Hasta 30 meses x x x (x),
Después de 30 meses (x), (x),
Vacas
,.
,.

(x)c (x)c
El tratamiento durante el mes de diciembre anteriormente anotado, ha sido eliminado o dejado
a criterio de evaluaciones relacionadas con el desempeño de los animales.
Un único tratamiento al año, variando entre octubre y noviembre, periodo en que los animales
son normalmente transferidos a pasturas de ceba.
Un único tratamiento al año, durante el periodo de parición concentrado en los meses de julio
y septiembre.
Un programa empleado en el control estratégico de helmintiasis en bovinos de carne en la región
Centro-Oeste tiene como finalidad: disminuir el efecto de verminosis a partir del destete en los meses
20
de mayo, julio y septiembre, ya que en esta época además la carga parasitaria en los animales es
más elevada, las praderas son más pobres, tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo.
De esta forma, puede ser minimizado el riesgo de problemas cllnicos y de mortalidad debido a la
parasitosis gastrointestinal. La falta de lluvias durante este periodo y la disminución de las pasturas
por el mismo motivo, determina una mayor tasa de mortalidad de larvas infectantes. La eliminación
de elevadas cargas parasitarias en los animales con un tratamiento recomendado en el mes de
septiembre, final del periodo seco, disminuye la tasa de recontaminación de las pasturas durante los
primeros meses del periodo de lluvias, cuando las condiciones son más favorables para el desarrollo
y la sobrevivencia de las fases no paraslticas.
21
1. INTRODUCCION
LA PROBLEMATICA DE LOS HEMOPARASITOS y
SUS VECTORES EN COLOMBIA
Gustavo López Valencia'
Las enfermedades hemoparasilarias transmitidas por artrópodos afectan seriamente la producción
ganadera en la mayorla de los paises del. mundo (Wagner et al., 1992) .
En muchos paises del hemisferio occidental se ha logrado avanzar en los sistemas de diagnóstico y
control de enfermedades bacterianas y virales, pero en cambio los problemas ocasionados por
agentes transmilidos por artrópodos han ido en aumento, debido posiblemente a que las regiones de
alto potencial para la producción animal lo son también para el desarrollo de los vectores. Igualmente,
el movimiento de animales susceptibles de áreas libres a zonas endémicas o de alta infestación de
vectores ayudan considerablemente en aumentar las pérdidas económicas; como el caso por ejemplo
de la permanente importación de animales de Norte América o del Canadá, paises que tienen
erradicada la babesiosis por la erradicación del vector principal, la garrapata Boophilus annulatus
(Wagner et al .• 1992).
El impacto de los artrópodos y las enfermedades hemoparasitarias sobre la producción animal ha
empezado a sentirse aún más ante la demanda de alimento por las altas poblaciones del mundo en
los actuales momentos (Chizyuka y Mulillo, 1990).
Generalmente las enfermedades hemoparasitarias aparecen como un complejo donde
simultáneamente pueden involucrarse varios patógenos, situación que dificulta los programas de
control. Los más comúnmente diagnosticados en Colombia son Babesia bigemina, Babesia bovis,
Anaplasma margina/e y Trypanosoma vivax (Lawrence, 1990), y son particularmente importantes
en las regiones tropicales y subtropicales donde existe la mayor concentración animal (Pipano y
Grewal, 1990).
2. SITUACION ACTUAL DE LOS HEMOPARASITOS
En América Latina la babesiosis y anaplasmosis bovina están ampliamente diseminados y
generalmente se consideran un complejo parasitario, porque generalmente ocupan las mismas áreas
(Lawrence y Devos, 1990).
En general como lo afirma Lora (1981) la anaplasmosis es más prevalente que la babesiosis. De las
6
Médico Veterinario, M.S. Instituto Colombiano Agropecuario, ICA. A.A. 51764 Medellln.
22
especies de babesias más frecuentes, la Babesia bigemina parece ser más prevalente que Babesia
bovis, aunque ésta última es por lo general más patógena, debido entre otras causas a su afinidad
endotelial que le permite localizarse en los capilares ocasionando lesiones graves como en el cerebro.
En la tabla 1 se presentan datos de prevalencia de babesiosis en algunos paises suramericanos.
Tabla 1. Distribución de babesiosis en América Latina
Pals Población bovina Porcentaje de positivos Referencia
millones B. bigemina B. bovis
Argentina 12 80 80 Habich et al., 1984
Uruguay 6 61.2 69.2 Nari et al., 1979
Paraguay 6 71 79 payne y Osorio, 1990
Bolivia 97 Nichols et al., 1980
Brasil 120
- Riogrande
Endémica 94.2 93
Marginal 68.4 61
Limpia O O Leite, 1988
- Minas Gerais 82.5 79 Patarroyo et al., 1987
Colombia 40.1 41 .6 Vizcafno, 1981
Venezuela 10 47.1 33.1 Alvarez, 1987
Cuba 65 64 Rodrlguez, 1989
Fuente: Montenegro, 1992
3. PERDIDAS ECONOMICAS
En América Latina de una población cercana a 250 millones de bovinos, aproximadamente 175
millones (70%) están ubicados en regiones influenciadas por garrapatas y en general por artrópodos;
esto es, entre latitudes 33° Norte y 35° Sur y aunque es muy dificil cuantificar las pérdidas
económicas ocasionadas por hemoparásitos y diferenciarlas de aquellas producidas por efecto del
clima, estrés, parasitismo interno y externo, algunos paises latinoamericanos presentan estimativos
que bien pueden servir como referencia y los cuales se presentan en la tabla 2.
23
Tabla 2. Estimativos de pérdidas económicas asociadas con anaplasmosis y babesiosis
Pals Población US $ Costos Promedio cabeza Referencia
(millones) anuales anual
México 35 287 8.2 Masiga, 1981
Colombia 27 133 3.2 Mullenax, 1986
Brasil 123
Rlo do Sul 9.9 99 9.9 Ministerio Agricultura, 1983
Argentina (Norte) 22 120 5.5 Guglieimone, 1990
Venezuela 10 23' FONAIAP-MAC, 1985
Centro América 58 850 3.12
Sur América 216 1365 5.6 FAO, 1989

Mortalidad únicamente
Fuente: Montenegro - James, 1992
4. SITUACION EN COLOMBIA
En la mayor parte del territorio nacional existen condiciones bioecológicas y climático ambientales que
favorecen el desarrollo y multiplicación de vectores y la transmisión biológica o mecánica de muchos
agentes patógenos para los animales y el hombre (Vizcalno, 1979).
En estas áreas, las garrapatas, insectos hematófagos y los hemoparásitos constituyen un serio
obstáculo en el desarrollo ganadero (Vizcalno, 1979).
Se pueden diferenciar en los bovinos dos tipos de fiebre de garrapatas, una de ellas es la
anaplasmosis y la otra es conocida como babesiosis. La anaplasmosis es una enfermedad
ampliamente difundida en Colombia en zonas localizadas por debajo de los 2.000 metros de altitud.
En estas zonas factores ecológicos como temperatura, humedad, precipitación y altitud establecen
condiciones óptimas para la transmisión, multiplicación y prevalencia del agente causal.
La anaplasmosis es una enfermedad infecciosa que se presenta generalmente en forma aguda en
animales adultos y en animales que nunca han estado en contacto con el microorganismo infectante,
la Ricketsia Anap/asma margina/e. La enfermedad cursa con una sintomatologla cllnica donde se
presenta un estado febril poco antes o simultáneamente con la presencia del parásito en los glóbulos
rojos del animal.
La Babesiosis es una enfermedad de los bovinos de clima cálido y templado y es producida por dos
24
protozoos, Babesia bigemina y Babesia bovis (Mateus, 1992).
Sin embargo, debe recordarse que se han identificado más de 70 especies de ocurrencia en varios
tipos de hospederos en el mundo (Levine, 1971, citado por Olte, 1992).
Actualmente la babesiosis es considerada una zoonosis de importancia y ha quedado claramente
establecida la transmisión de Babesia de animales afectados a humanos por picadura de garrapatas.
Las tres especies de Babesia que pueden afectar al hombre son Babesia microti de roedores y B.
divergens y B. bovis de bovinos (Brasseur y Gorenflot, 1992).
Aunque la babesiosis en animales es frecuentemente reportada, en humanos rara vez sucede esto.
Sin embargo, más de 200 casos han sido reportados en U.SA por B. microti y 19 en Europa,
especialmente en Francia, e Islas Británicas.
En la transmisión de la Babesia divergens la garrapata más frecuentemente involucrada es la especie
Ixodes ricinus, mientras que en B. microti y B. bovis las más importantes son Ixodes scapularis,
Dennacentor sp. y Boophilus microplus (Brasseur y Gorenflot, 1992).
Generalmente los casos de babesiosis en el hombre están asociados con la enfermedad, de Lyme,
la cual es endémica en U.SA y Europa. La enfermedad de Lyme es producida por una espiroqueta
y transmitida por Ixodes danmini. La enfermedad no ha sido comprobada en Colombia sin embargo,
en un estudio ahora en ejecución en el Chocó donde se encontró la garrapata Ixodes pararicinus de
un total de 50 personas que manejan el ganado en la zona donde está presente la garrapata Ixodes
pararicinus.
La tripanosomiasis causada por el Trypanosoma vivax fue diagnosticada por primera vez en
Colombia en 1931 según reporte de Plata y luego Virviescas (1932) en la Costa Atlántica y según
trabajos de Wells etal., 1982, la enfermedad ya es endémica en las áreas tropicales y subtropicales
del pals.
En la actualidad se considera la tercera enfermedad hemoparasitaria de importancia económica en
bovinos del pals. La mayorla de los casos c1lnicos se observan en animales adultos y en muy pocos
casos se observan sfntomas en terneros (Abuabara y Otte, 1990).
El método de transmisión no está aún definitivamente establecido pero hay evidencia de que en
Colombia los tábanos son los principales diseminadores de la enfermedad. En Africa los transmisores
biológicos son moscas del género glosina pero no están presentes en América. Estudios conducidos
en la Costa Atlántica por Abuabara y Otte (1990) lograron transmitir experimentalmente el flagelado
por el Tabanus nebulosus.
En el continente africano la Tripanosomiasis tanto humana como animal ha sido considerada uno de
los problemas más importantes.
25
En una revisión hecha por Betancourt y Wells (1979) se reportan estimativos de 1960 según los cuales
la enfermedad estaba costando cinco billones de dólares al año e impedla la utilización de diez
millones de kilómetros cuadrados de tierra con una capacidad potencial de albergar 125 millones de
cabezas de ganado.
En Colombia si bien no se tienen datos confiables sobre pérdidas económicas ocasionadas por T.
vivax, observaciones de campo indican la presencia de numerosos episodios clfnicos o a nivel de
hatos infectados con disminución exagerada de la producción animal.
5. ESTUDIO DE VECTORES DE HEMOPARASITOS
La epidemiologla de los hemoparásitos está básicamente condicionada a la interrelación parásito-
huésped-vector-medio ambiente.
Un control racional de la población de vectores infectados con hemoparásitos establece áreas
"enzooticamente estables" donde no se presentan enfermedades cllnicas y un manejo inadecuado de
la dinámica poblacional de vectores crea situaciones de inestabilidad porque se rompe el equilibrio
"parásito-huésped-vector", ocasionando brotes de enfermedad (Vizcalno, 1992).
Por tal razón es necesario identificar correctamente los vectores, conocer su biologla, comportamiento
de poblaciones para poder diseñar las estrategias de control tanto de los vectores como de las
enfermedades.
6. GARRAPATAS
En Colombia se han identificado cerca de 80 especies de garrapatas lo que representa solo el 10%
del total de especies identificadas en el mundo. Sin embargo, cuando se habla del control de
garrapatas básicamente se incluye solamente la especie Boophilus microplus por ser precisamente
la de mayor importancia económica debido a las pérdidas directas que ocasionan en la ganaderla y
por la transmisión de enfermedades como la babesiosis y anaplasmosis. Pero debe recordarse que
existen otras especies que se proyectan como plagas potenciales y no está muy lejos la fecha en que
su abundancia acarreará problemas más serios que los vividos en esta época con la garrapata común
del ganado (López, 1992).
Por las razones expuestas, toda acción de lucha contra garrapatas debe basarse en el conocimiento
profundo de las diferentes especies, sus ciclos biológicos, el comportamiento de poblaciones bajo
diferentes condiciones ambientales y las enfermedades que transmiten (Núñez et al., 1987).
26
7. IMPORTANCIA ECONOMICA
Las garrapatas han sido conocidas desde tiempos blblicos, pero solo en el pasado reciente han sido
reconocidas como un verdadero flagelo para la ganaderla. Se estima que cerca del 80% de la
población bovina en el mundo es decir 1.220 millones está ubicada en zonas de riesgo de ser
afectadas por garrapatas y por las enfermedades por ellas transmitidas (Chizyuka y Mulillo, 1990).
El impacto de las garrapatas y las enfermedades hemoparasitarias sobre la producción animal ha
empezado a sentirse aún más ante la demanda de alimento para las altas poblaciones del mundo en
los actuales momentos (Chizyuka y Mulillo, 1990).
Las garrapatas son de importancia económica especialmente en las regiones tropicales y subtropicales
del mundo donde el clima es seguro para su sobrevivencia (Walker, 1979).
Con respecto a Boophilus microplus en Colombia es la especie más frecuente en casi todos los
climas comprendidos entre los O y 2.000 m.s.n.m. y en estas circunstancias está afectando casi el
70% de la población bovina. Esto representarla para una población de 20 millones según estimativo
de la FAO (1984) reportado por Betancourt una pérdida cercana a los 86.000 millones de pesos
anualmente, considerando una pérdida por animal de U.S. $ 7. 3 anualmente. Pérdida que incluye el
elevado costo de los tratamientos.
8. TAXONOMIA
Como lo anota Betancourt, 1992, la identificación correcta de las garrapatas fue considerada en el
pasado como algo de interés puramente académico de lo cual deblan conocer solo los investigadores
en el tema. En la actualidad conocer las especies de garrapatas que afectan a los animales de cada
explotación en particular. es un factor definitivo en el diseño de una estrategia adecuada para el
control del parásito. Concepto que cada vez cobra más vigencia dadas las dificultades que se están
encontrando en el manejo del problema de las infestaciones por garrapatas en el pals (Betancourt,
1992).
Numerosas investigaciones han sido reali zadas en el pals y todos coinciden en presentar a la especie
Boophilus microplus como la especie predominante (generalmente más del 95% de los especlmenes
recolectados en bovinos) (Betancourt, 1992).
Otras especies reportadas también en bovinos son Amblyomma cajennense, Anocentor nitens,
Ixodes pararicinus, Ixodes affinis (Betancourt, 1973; Hernández et al., 1980; López et al. , 1986,
1989, 1990).
27
9. TRANSMISION DE ENFERMEDADES
Las garrapatas son transmisoras de muchos agentes patógenos y esa transmisión puede hacerse
mecánica o biológica. Además. de los hemoparásitos que ocasionan las fiebres de garrapatas.
también pueden transmitir enfermedades virales. bacterianas, protozoos.
La garrapata Boophilus microplus es el principal transmisor de babesiosis y anaplasmosis bovina;
enfermedades que como se mencionó anteriormente ocasionan pérdidas cuantiosas en la economla
nacional. Sin embargo, debe recordarse que las babesiosis fueron siempre enfermedades de las
diferentes especies de garrapatas y que luego encontraron un buen ambiente para su desarrollo y
patogenia en los animales domésticos, silvestres y el hombre. El principal efecto de las garrapatas
sobre la rata de crecimiento de los bovinos se realiza por un efecto depresor del apetito; esta situación
combinada con la transmisión de enfermedades son la causa de las pérdidas económicas (Seebeck
et al., 1971 Y Nelson, 1984, citados por Pegran y Chizyuka, 1990).
10. DIPTEROS PICADORES
Dentro de los insectos de importancia en Medicina Veterinaria y en Salud Pública es necesario
considerar el orden Diptera y por su número cercano a los 85.000 especies ocupa el cuarto lugar
dentro de los insectos. En este orden están consideradas las moscas picadoras, masticadoras, y
productoras de miasis.
Con relación a la salud del hombre y de los animales, los dlpteros juegan un doble papel : por si
mismos y dependiendo del número, afectan directamente la salud y por tanto su productividad; como
agentes transmisores de organismos causantes de enfermedades sirven de transporte de ellos
pasándolos de un animal a otro, resultando comprometidos en la diseminación de agentes infecciosos,
bien sea en forma mecánica o como transmisores biológicos (Mateus, 1992).
Con relación al tema que nos ocupa sobre los hemoparásitos solamente serán consideradas las
moscas picadoras; Stomosys calcitrans, Haematobia irritans y tábanos.
10.1 Stomoxys calcitrans Geottrey, 1764
La mosca Stomoxys calcitrans se encuentra distribuida ampliamente por el mundo, siendo originaria
de Africa. Es un diptero hematófago que existe en las zonas tropicales y subtropical es, afecta
especialmente la ganaderla de leche y se conoce vulgarmente como mosca brava o mosca de establo
(Soulsby, 1987).
La mosca de establo tiene un tamano similar a la mosca doméstica, de la cual se distingue por su
hábito picador. La proboscis es la estructura que le sirve para alimentarse y está adaptada para
penetrar la piel y succionar sangre; esta estructura es larga, brillante y rlgida, más ancha en la base
y estrecha en la punta, penetra la piel con facilidad y su picadura es extremadamente dolorosa
28
(Soulsby, 1987).
Esta mosca vive preferencial mente en pesebreras y establos y deposita sus huevos en materia
orgánica en descomposición, especialmente cuando está mezclada con materia fecal y orina de
bovinos y equinos.
Tanto la hembra como los machos se alimentan exclusivamente de sangre siendo una de las pocas
especies de dlpteros en donde el macho también se alimenta. La alimentación la realiza en periodos
de tres a cuatro minutos y de preferencia en las partes bajas del animal como en las patas y
abdomen. Por su picadura dolorosa normalmente requiere de varios animales para ' lIenarse de
sangre completamente, circunstancia que ayuda a la transmisión mecánica de agentes patógenos
(Soulsby, 1987).
10.1.1 Ciclo biológico
El ciclo biológico de la "mosca de establo" se inicia con la postura de huevos en grupos de 25 a 30
para un total de 800 aproximadamente durante el estado adulto de la hembra. El periodo de
incubación de los huevos es de uno a cuatro dlas y dan origen a larvas, las cuales se alimentan en
la materia orgánica por nueve dlas y dan origen a pupas las que permanecen en la materia orgánica
por nueve dlas para dar origen a los adultos machos y hembras. La postura de huevos se inicia
aproximadamente después de ocho dlas de adquirir el estado adulto. El ciclo completo oscila entre
27 y 37 dlas y la mosca puede vivir entre 3 - 4 semanas (Soulsby, 1987).
10.1.2 Importancia económica
La mosca de establo puede ingerir hasta 25.8 mgr de sangre, lo cual representa tres veces su peso
corporal. La picadura tan dolorosa ocasiona serias molestias a los animales lo que les impide
alimentarse normalmente ocasionando pérdidas en la producción. En el periodo comprendido entre
1951 -1960, Estados Unidos reportó una pérdida de 142 millones de dólares. En Colombia no existen
estudios que permitan cuantificar las pérdidas económicas pero el problema es grave especialmente
en ganaderla de leche.
En Africa esta mosca es considerada de mucha importancia en la transmisión mecánica de
Trypanosoma evansi, ,. equinum; ,. rhodesiense, ,. brocei y T. vivax. Se comportan igualmente
como huéspedes intermediarios del nemátodo Habronema majus (Soulsby, 1987).
En la actualidad todavla se discute la importancia en la transmisión del virus de la anemia infecciosa
(Steelman, 1976). En Colombia, Estados Unidos la mayor importancia radica en la transmisión de
Anaplasma margina/e y se le considera también importante en la transmisión de bacterias como las
que ocasionan Carbón sintomático y bacteridiano (Soulsby, 1987).
29
10.2 Haematobia irritans (Linnaeus, 1578)
Esta mosca conocida como "mosca de los cuernos" cuyo tamano es de 3 a 5 mm, permanece siempre
sobre los bovinos, solo los abandona para la postura de los huevos, la cual se realiza en las heces
frescas del ganado, luego de tres a cinco dlas se originan las larvas las cuales después de cuatro a
cinco dlas se transforman en pupas; las moscas adultas emergen al cabo de una semana. Durante
su vida que es aproximadamente de una semana pone cerca de 300 a 400 huevos (Mateus. 1992).
Esta mosca causa irritación y molestia; los animales interrumpen la alimentación y la rumia siendo
inadecuado el proceso de la digestión. Esto conduce a la disminución en la producción de leche, mala
transformación de alimentos y baja ganancia de peso. Estas moscas transmiten la filaria
Stephanofilaria stilesi, un parasito de la piel del ganado vacuno (Mateus, 1992).
En U.S.A. Steelman, 1976 (citado por Soulsby, 1987), estimó las pérdidas económicas en 180 millones
de dólares en 1965. Su habito picador y el movimiento permanente entre los bovinos cuando son
obligados por movimientos de defensa, las hacen importantes transmisores mecanicos de
anaplasmosis.
10.3 Tábanos
Los tabanos son otro ejemplo muy importante de moscas hematófagos; ingieren sangre con mucha
avidez (solo las hembras), ya que es requerida para la maduración y viabilidad de los huevos
(Soulsby, 1987).
Existen cerca de 26 géneros con cerca de 3.000 especies. Los géneros mas importantes son
Tabanus, Crisops y Haematopota. En Colombia se han identificado 152 especies.
10.3.1 Ciclo biológico
La hembra oviposita en las plantas que crecen en el agua, en piedras o lugares pantanosos. Las
larvas que emergen de los huevos son de aspecto vermiforme y presentan 12 segmentos. Se
alimentan de crustaceos y larvas de otros insectos.
La fase larval pasa de 4 - 7 instares, hasta su completo desarrollo. El último migra a terreno seco
para pupar, fase que dura de cinco dlas a tres meses dependiendo de la especie.
Al emerger los adultos en poco tiempo copulan y la hembra busca un hospedero mientras que el
macho permanece en el follaje y se alimenta de néctar de plantas. Generalmente realiza una
generación por ano. El ciclo completo dura 4 - 5 meses. Las hembras son muy activas especialmente
en verano; generalmente se alimentan cada tres dlas (Soulsby, 1987).
La picadura de los tabanos es extremadamente dolorosa provocando irritación y molestia en los
animales lo que traduce en disminución en la producción de carne, de leche y en infestaciones
30
severas, la anemia puede ser una consecuencia grave.
En Colombia se le da amplia importancia en la transmisión de la tripanosomiasis, anaplasmosis. El
género Crisops es importante transmisor del nematofilario Loa/oa.
31
REFERENCIAS BIBLlOGRAFICAS
1. ABUABARA, Y., y OITE, J. 1990. Pérdidas económicas por in lecciones de Trypanosoma vivax
en Colombia. En: Memorias Seminario Internacional sobre Diagnóstico, Epidemiologla y Control
de Enlermedades Hemoparasitarias. Palmira, noviembre 22 - 24. p.96-101.
2. BETANCOURT, A. 1992. Situación actual de las garrapatas en Colombia. En: I Foro Nacional
sobre la situación de las garrapatas y moscas de la ganaderla. Santalé de Bogotá, julio 29.
p. 10-16.
3. BETANCOURT, A. 1973. Incidencia y distribución de garrapatas de bovinos en algunas áreas de
Colombia. En: Ruiz, R. ed. Resumen de los trabajos presentados al VII Congreso
Panamericano de Medicina Veterinaria y Zootecnia - Publicación especial. Bogotá, Colombia.
4. BETANCOURT, A. y WELLS, E. 1979. Pérdidas económicas en un brote de Tripanosomiasis
bovina causado por Trypanosoma vivax. Revista ACOVEZ. No. 3, p. 6-9.
5. BRASSEUR, P. y GORENFLOT, A. 1992. Human babesiosis in Europe, Menm. Ins!. Oswaldo
Cruz, Rio de Janeiro. Vol. 87, Suppl. 111, 131-132.
6. CHIZYUKA, J. G. B. Y MULlLLO, J. B. 1990. Methods currently used lor the control 01 multi-host
ticks: their validity and proposals lar luture control strategies. Parassitologia. No. 32. p. 127-
132.
7. LAWRENCE, J. A. Y DEVOS, A. J. 1990. Methods, currently used lor the control 01 anaplasmosis
and babesiosis; their validity and proposals lor future control strategies. Parassitologia. No. 3.
p. 63-71.
8. LAWRENCE, J. A. 1990. Summing-up 01 strategies lor tick-borne disease control in Africa.
Especially east Africa. Parassitologia. No. 32. p. 113-115.
9. LOPEZ, G. 1990. Identificación y distribución de garrapatas en Colombia. En: Seminario
Internacional sobre: Diagnóstico, Epidemiologla y Control de Enfermedades Hemoparasitarias.
Palmira, noviembre 22-24. p. 49-53.
10. LORA, C. A. 1981 . Methods of immunization against bovine babesiosis used in Latin America.
p. 567-572. In: M. Ristic and J. P. Kreir (eds) Babesiosis Academic Press, New York.
11. MATEUS, G. 1992. Epidemiologla de la babesiosis bovina. p. 5-11. En: Lobo, C. A. y
GONZALEZ, C. A. (eds). Memorias Seminario Internacional sobre: Diagnóstico, Epidemiologla
y Control de Enfermedades Hemoparasitarias. Palmira, noviembre 22-24. 133 p.
32
12. MONTENEGRO-JAMES, S. 1992. Prevalence and control of babesiosis in the American Mem.
Insl. Oswaldo Cruz, Rio de Janeiro. Vol. 87. Suppl 111. p. 27-36.
13. NUÑEZ, J. L.; MUÑOZ, M. E. Y MOLTEDO, M. L. 1987. Boophilus microplus. La garrapata
común del ganado. Primera reimpresión. Ed. Hemisferio Sur. 185 p.
14. OTTE, E. 1992. Babesia y Anaplasma: Taxonomla y Distribución. p. 3-22. In: OTTE, E. (ed) .
Anaplasmosis y babesiosis bovina en Colombia. Informe técnico No. 12. Proyecto Colombo-
Alemán, Santafé de Bogotá.
15. PEGRAM, R. G. Y CHIZYUKA, H. G. B. 1990. The impact of natural infestations of tick in
Zambia on the productivity of cattle and implications for tick control strategies in Central Africa.
Parassitologia. No. 32. p. 165-175.
16. PIPANO, E. Y GREWAL, A. S. 1990. Summing-up of strategies for tick-borne disease control in
regions of the World other than Africa. Parassitologia. No. 32. p. 117-125.
17. PLATA, R. 1931. Nota preliminar sobre un Trypanosoma del ganado vacuno en Bollvar.
Revista Medicina Veterinaria. Bogotá. No. 3. p. 77-79.
18. SOULSBY, E. J. L. 1987. Parasitologia y enfermedades parasitarias en los animales domésticos.
7a. ed. Interamericana, México D.F. 823 p.
19. VIRVIESCAS, F. 1932. La lucha contra la tripanosomiasis bovina en la Costa Atlántica. Revista
Medicina Veterinaria. Bogotá. No. 4. p.315-316.
20. VIZCAINO, O. 1992. Enfermedades transmitidas por garrapatas. En: I Foro Nacional sobre la
situación de las garrapatas y moscas en la ganaderia. Santafé de Bogotá, julio 29. p. 62-81 .
21. VIZCAINO, O. 1979. Estudio de prevalencia de hemoparásitos bovinos en tres regiones
naturales de Colombia. No publicado; citado por ZUERNER, 1983.
22. WAGNER, G.; CRUZ, D.; HOLMAN, P.; WAGHELA, S.; PERRONE, J.; SHOMPOLE, S. Y
RURANGIRWA, F. 1992. Non-Immunologia methods of diagnosis of Babesiosis. Mem. Insl.
Oswaldo Cruz, Rio de Janeiro. Vol. 87. Suppl. 11. p. 193-199.
23. WALKER, J. B. 1979. Notes of the common ticks species of East Africa. Coopero McDougall
and Robertson (EA) LId. p. 23.
33
ANAPLASMOSIS y BABESIOSIS:
AVANCES EN SU DIAGNOSTICO, EPIDEMIOLOGIA y CONTROL
Otoniel Vlzcaino Gerdts'
Los hemoparásitos igualmente que los artrópodos vectores relacionados con ellos, constituyen un gran
problema sanitario en Medicina Veterinaria y de grandes repercusiones económicas para la
productividad ganadera. Por ello los criterios básicos que se tienen en cuenta actualmente a nivel
internacional para el mejoramiento de los programas de salud animal , se menciona entre otros, la
estandarización de técnicas diagnósticas y la interpretación uniforme de los resultados al sumarizar
los datos epidemiológicos recopilados, con los hallazgos obtenidos por el laboratorio.
En relación al control, se requiere de un conocimiento bien definido de la epidemiologla y esta no es
posible si no existe un diagnóstico eficaz.
1. DIAGNOSTICO
En hemoparásitos, la observación de signos y slntomas compatibles con la enfermedad, la historia
cllnica del hato y la presencia de vectores, permite un diagnóstico cllnico presuntivo con relativa
facilidad. No obstante, para confirmar el diagnósti co presuntivo, se requiere algunas veces de un
diagnóstico diferencial y/o de la utilización de técnicas especiales de laboratorio.
Cuando los animales se encuentran en la fase de portadores asintomáticos, es dificil detectar el
agente etiológico por los métodos directos y en este caso técnicas que detecten la respuesta inmune
mediante el uso de anticuerpos especlficos, constituyen una herramienta de gran valor para el
diagnóstico. Entre ellas se pueden menci onar entre otras, la prueba de precipitación en gel, pruebas
de aglutinación, la prueba de Fijación del Complemento, las pruebas de inmunofluorescencia, las
pruebas enzimáticas, las pruebas que utilizan radioisótopos, la contra inmunoelectroforesis y la
electro-inmuno transferencia o "Western-blot". De estas técnicas algunas son más especificas que
otras, como también pueden ser de alta, media y baja sensibilidad. Algunas de estas técnicas, no
obstante que detectan cantidades mlnimas de anticuerpos especlficos y ser hasta 4000 veces más
sensible que la observación microscópi ca, adolecen del hecho que solo están disponibles en muy
pocos laboratorios del mundo.
Actualmente la biotecnologla está aplicando para la identificación de patógenos y para el estudio de
la patogénesis de enfermedades, las sondas de los ácidos nucléicos (ADN y ARN) las cuales tienen
,
M.v.Z., M.Sc., Proyecto Parasitismos de los Animales Domésticos. Sección Investigación
Básica, División de Proyectos Especiales. Centro de Investigación en Salud y Producción Animal ,
CEISA. Instituto Colombiano Agropecuario, ICA. Ap. A. 29743 Santafé de Bogotá, Colombia.
34
como caracterlstica que no cambian durante todas las fases evolutivas del ciclo biológico del
microorganismo independiente de factores ambientales o de la interacción del parásito en el huésped
vertebrado o en el vector. Esto es debido al principio de la hibridación, altamente especifica de las
cadenas complementarias del ADN, que pueden generar un gran mlnimo de copias que las hace más
detectables y elimina el inconveniente de posibles reacciones cruzadas. De esta forma, es posible
actualmente identificar de un parásito sus diferentes especies ya que las sondas de ADN son
especificas de cada microorganismo. Estas técnicas se utilizan también en la caracterización de
aislamientos con diferente virulencia, lo cual es de gran importancia en programas de vacunación.
Más recientemente se viene investigando en el desarrollo de genotecas y de sondas colorimétricas,
considerándose estas últimas, más seguras más viables en cuanto a tiempo de vida media y que son
aproximadamente 100 veces más sensibles que las sondas radioactivas. Las perspectivas futuras
contemplan la amplificación del ADN en condiciones in vitro.
2. EPIDEMIOLOGIA
La epidemiologla de los hemoparásitos está enmarcada en la dinámica de sus vectores y su grado
de infección; en la virulencia de los microorganismos y su tasa de inoculación y en la susceptibilidad
o resistencia de los animales a los microorganismos patógenos y a sus vectores. Además existen
factores ambientales y prácticas de manejo que influyen para establecer o eliminar en un área la
estabilidad enzoótica. Este puede determinarse mediante fórmulas matemáticas que utilizan
parámetros epidemiológicos obtenidos en estudios epidemiológicos del huésped y sus vectores.
En babesias, los únicos vectores que intervienen en la transmisión son las garrapatas y en el
anaplasma, además de éstas existen también varios insectos hematófagos.
En los estudios epidemiológicos, hay que considerar igualmente, edad y la conformación genética de
los animales.
3. CONTROL
El control debe considerarse como una acción integral basado en un exacto conocimiento de la
epidemiologla de los hemoparásitos y la de sus vectores. Las alternativas de control se aplicarán
según si el control hay que hacerlo en un área "enzoóticamente estable", en un área "enzoóticamente
inestable" o en un área libre de hemoparásitos donde en ocasiones se pueden presentar
accidentalmente brotes.
Actualmente el único método satisfactorio disponible para la inmunización del ganado, consiste en la
infección con parásitos vivos utilizados en dosis mlnimas protectivas y tratando con fármacos
especlficos cuando la caracterlstica cllnica de la infección lo exige. Los inmunógenos con ADN
recombinante para hemoparásitos y garrapatas están aún experimentándose.
35
DESARROLLO Y FORMULACION DE UN NUEVO ENDO-ECTOPARASITICIDA DORAMECTIN
Humberto Mora Chaquea
El objetivo fue descubrir una nueva AVERMECTINA con caracterlsticas superiores en cuanto a
espectro, eficacia y seguridad. De todas las alternativas posibles para lograr este propósito se optó
por establecer un nuevo tipo de fermentación a partir del Streptomyces avermitilis. Este
microorganismo da origen a diferentes AVERMECTINAS. DORAMECTIN es el producto de
fermentación obtenido por la modificación del S. avermitilis mediante bioslntesis mutacional usando
la técnica del DNA recombinante. El nuevo compuesto corresponde a una adición de un grupo
ciclohexil en el carbono 25 de la molécula de AVERMECTINA. Estas modificaciones estructurales
caracterizan las condiciones superiores de eficacia, espectro y farmacocinéti ca que posee
DORAMECTIN.
A las caracterlsticas farmacocinéticas originales del principio activo se adiciona la optimización
mediante formulación en vehlculos oleosos para llegar a producir un efecto de larga acción, como se
ha demostrado con el estudio de los parámetros farmacocinéticos. El espectro de eficacia incluye
endo y ectoparásitos como los que se citan a continuación:
Nemátodos gastrointestinales (Larvas y adultos)
Haemonchus, Ostertagia, Trichostrongylus, Mecistocimus, Cooperia, Bunostomun,
Nematodirus, Strongyloides, Oesophagostomun y Trichuris.
Nemátodos pulmonares
Dictyocaulus
Otros yermes
Thelazia, Parafilaria
Garrapatas
Boophilus microplus
Acaros de sarna
Psoroptes sarcoptes
36
Larvas de moscas
Dermatobia, Cochliomyia
Piojos picadores
Haematopinus, Linognatus, Solenoptes
El efecto de larga acción proporciona buena acción profiláctica a Doramectin y da protección de 21
a 28 dlas contra nemátodos, 20 dlas contra garrapatas, 35 dlas contra Dermatobia, 21 dlas contra
Cochliomyia y 35 dlas contra ácaros de. sarna.
Doramectin se aplica en dosis de 200 mcg por kg de peso por vla intramuscular o subcutánea. El
producto comercial está formulado al 1 % para aplicar 1 mi por cada 50 kg de peso. No produce
irritación ni dolor en el sitio de aplicación. Es seguro a 25x en bovinos adultos y a 3x en terneros
recién nacidos. No produce ningún efecto sobre la reproducción ni causa impacto ambiental negativo.
37
BIOECOLOGIA DE LAS GARRAPATAS EN DIFERENTES REGIONES DE COLOMBIA
Jesús Antonio Betancourt E.'
1. INTRODUCCION
El conocimiento de las diferentes etapas que constituyen el ciclo evolutivo de las garrapatas. y de los
factores que las afectan, ha sido presentado siempre como fundamental para el control de tales
parásitos. Este concepto cobra hoy en dla mayor vigencia cuando los pobres resultados que se logran
con control en algunas regiones, nos han obligado a mirar el manejo integrado (y dentro de él, el
control estratégico, el descanso de potreros, etc.) como una alternativa más viable, más económica
y más ecológica. La presente revisión tratará de presentar la información reportada sobre bioecologla
de garrapatas en Colombia.
2. OBSERVACIONES EN FASE NO PARASITICA
2.1 Boophilus microplus
Los primeros reportes sobre fase no parasltica de B. microplus en el pals son los correspondientes
al trabajo de Thompson (1976) realizado en Turipaná (Cereté, Córdoba) quien registró hasta tres dlas
para el perlado de preoviposición, 5 a 10 dlas para la oviposición y 21 dlas en promedio para la
incubación. En la misma región Betancourt (citado en ICA, 1984), encontró un perlado adulto-larva
(PAL) de 28-35 dlas y una supervivencia larvaria (SL) de 29-98 dlas.
Evans (1978) estudió la duración de la fase no parasltica de dichos perlados a diferentes alturas sobre
el nivel del mar en el municipio de Palmira. Los resultados presentados en la tabla 1 muestran como
a mayor altura, cada etapa del ciclo tiene una duración mayor. A 2400 metros y de ahl en adelante
los huevos no eclosionaron.
Mateus (1981) reportó sus observaciones realizadas en Carimagua (Llanos Orientales) desde 1978
en los cuales encontró, para la época de lluvias (abril a noviembre), perlados de preoviposición,
oviposición e incubación de 2 a 7 dlas y 14 a 36 dlas, con una supervivencia de 52 a 174 dlas. En
la época seca, la fase de vida libre fue más corta. Para la región del Centro de Investigación El Nus
(Antioquia), López (citado en ICA, 1983) estimó 3 a 7 dlas para el perlado de preoviposición; 8 a 22
dlas para la oviposición; 23 a 43 dlas para la incubación y una supervivencia larvaria de 13 a 186
dlas.
,
M.V.Z., M.Sc., Ph.D. Unidad de Ectoparásitos, ICA. Ap. A. 233, Palmira, Colombia.
38
Tabla 1. Duración de las diferentes etapas de la fase no parasítica del ciclo evolutivo de
Boophilus microp/us, ' en varios sitios del municipio de Palmira (Evans, 1978)
Duración (promedio y rango) en semanas
Perlado de cada perlado en cada sitio
Incubador 1000 m.s.n.m. 1700 m.s.n.m. 2400 m.s.n.m. 2510 mS.n.m.
Preoviposición < 1 < 1 < 1 1 - 2 2-3
« 1) « 1) « 1:1-2) (1:2 - 3) (1 - 2:2 - 3)
Oviposición 3.7 4.8 7.9 9.3 7.6
(2 - 5) (1 - 7) (6 - 9) (6 - 12) (4-11)
Incubación 2.7 4.9 9.3 No No
(2 - 4) (4 - 7) (7 - 13) eclosión eclosión
Actividad 7.2 8.3 10.2
larvaria (4 10) (1-11) (6 - 13)
Generaciones
por ano 6.7 5.4 3.6 2.5
Benavides (1983), investigó la fase no parasltica de B. microp/us tanto en tubos de malla como en
"materas" (encierros) en las gramlneas Andropogon gayanus, Brachiaria decumbens, Me/inis
minutif/ora y sabana nativa (mezcla de varias gramlneas, principalmente Trachipogon vestitus y
Paspa/um pectinatum, en condiciones de altillanura en Carimagua, Llanos Orientales. En los tubos
de malla de cobre, dicho autor encontró un PAL de 28 a 35 dlas el cual no presentó diferencias entre
las gramlneas estudiadas. La SL sólo se pudo observar en los tubos colocados en noviembre y fue
de 32 dlas en Andropogon y sabana nativa y de 44 y 45 dlas en Brachiaria y Melinis,
respectivamente. En las observaciones en materas, el PAL registrado fluctuó entre 27 y 32 dlas sin
presentar diferencias asociadas al tipo de gramlneas y sólo ligeras diferencias en relación con la
época (27 dlas en octubre, 29 dlas en febrero y 32 dlas en julio). La supervivencia larvaria varió entre
17 y 61 dlas presentando algunas diferencias para cada época y gramlnea siendo mayor en
Brachiaria. Los datos para los meses de octubre y febrero, respectivamente, fueron de 17 y 36 dlas
en Andropogon, 44 y 61 dlas en Brachiaria, 24 y 36 dlas en Melinis y 31 Y 39 dlas en sabana
nativa. La longevidad total (L T) observada en Andropogon en octubre fue de 44 dlas mientras que
la registrada en Brachiaria en febrero, fue de 90 dlas. Adicionalmente el autor realizó observaciones
sobre el Indice reproductivo (PR) y el Indice de eficiencia de conversión (lEC).
En un trabajo posterior, Benavides (1984) estudió la capacidad reproductiva y otros parámetros en la
fase no parasltica de B. microp/us en Carimagua, a 28°C de temperatura y 80% de humedad relativa.
En estas condiciones el autor reportó un periodo de preoviposición promedio de 3.3 dlas con una
variación entre 2 y 6 dlas. El periodo de oviposición alcanzó un promedio de 9.3 dlas con una
39
variación entre 7 y 12 dlas. Igualmente se observó un periodo mlnimo de incubación promedio de
23.5 dlas con una variación entre 21 y 28 dlas. Los datos anteriores permitieron calcular un PAL
promedio de 31 .9 dlas con una variación entre 26 y 38 dlas. El autor citado estimó que bajo
condiciones en las cuales se desarrolló el estudio, la garrapata B. micro plus puede alcanzar un
número de 5.7 generaciones por año.
Finalmente, Benavides y González (1986) han venido estudiando desde 1983 el PAL, la SL y la fase
no parasltica total de B. microplus en dos ambientes diferentes, A y B en el Centro Regional de
Investigación La Libertad, localizado en el Piedemonte de los Llanos Orientales. El ambiente A
corresponde a pradera de Brachiaria decumbens, mientras que el B es una zona boscosa o de
monte similar a la encontrada en fincas de la región. Los resultados indican que no hay diferencia
entre la supervivencia larvari a registrada para el ambiente A (promedio 10.83 semanas), y el ambiente
B (promedio 11.56 semanas). En relación con el PAL si hubo diferencia significativa entre los datos
obtenidos para el ambiente A (promedio 4.23) y el ambiente B (promedio 5.1 semanas). Igualmente
se presentó diferencia significativa entre duración de la fase no parasltica total, la cual para el
ambiente A fue de 15.09 semanas, mientras que para el ambiente B fue de 16.66 semanas.
Más recientemente, Betancourt y Hernández (1990), estudiaron la fase no parasltica de B. microplus
en los municipios de Ibagué (a 23°C de temperatura, 75.8% de humedad relativa y 45.9 mm de
precipitación en 11 semanas) y el Guamo (a 28.8°C de temperatura, 67.1% de humedad relativa y
20.7 mm de precipitación en 11 semanas). Los resultados se presentan en la tabla 2 e indican una
duración menor de todos los perlados y una supervivencia larvaria también menor, en el Guamo que
en Ibagué.
Tabla 2.
Localidad
Ibagué
El Guama
Diferencia
Duración de diferentes etapas de la fase no parasitica de Boophilus microplus, en
los municipios de Ibagué y El Guama, Tolima (Betancourt y Hernández, 1990)
Preoviposición Oviposici6n Incubación Periodo Supervivencia
(dlas) (dios) (dlas) adulto·larva (dlas) larvaria (dlas)
3a6 3 a 10 36· 44 44·60 33·45
x 4.4 x 6.7 x 40.4 x 51.5 39.5
3a5 3a6 22·26 26·37 20 ·36
x 3.5 x 4 x 24.5 x 32 x 26.7
S' S' S' S' S'
• S = Significativa
Para ilustración general, la tabla 3 presenta un resumen de la información recopilada aqul , en relación
con la fase no parasltica de B. microplus en diferentes regiones del pals.
40
Tabla 3. Resumen de la información sobre etapas de la fase no parasítica de Boophilus microplus obtenida en diferentes regiones
de Colombia
Localidad Preoviposición Oviposición Incubación Adulto-Iarva Supervivencia larvaria Autor
x Días x Días x Días x Días x Días
Turipaná (hasta 3) (5 - 10) 21 Thompson (1976)
(Costa Atlántica)
Turipaná 31.5 Betancourt,
(28 - 35) (29 - 98) (ICA 1984)
Palmira
1 ~
4.8- 4.9- 8.3- Evans, 1978
El Nus 4.4 12.5 28.4 45.3 71 López, (lCA, 1983)
(3 - 7) (8 - 22) (23 - 43) (34 - 72) (13 - 186)
Carimagua (2 - 7) (7 - 12) (14 - 36) (52 - 174) Mateus, 1981
(Altillanura)
Carimagua (28 - 35)* (32 - 45)" Benavides, 1983
(27 - 32)- (17 -61)-
Carimagua 3.3 9.3 23.5 31 .9 Benavides, 1984a
(2 - 6) (7 -12) (21 - 28) (26 - 38)
La Libertad
A 4.23- A 10.83- Benavides y
B 5.10- B 11.56- González, 1986
Ibagué 4.4 6.7 40.4 51.5 39.5 Betancourt y
Hernández, 1990
El Guamo 3.5 4.0 24.5 32.0 28.7 Betancourt y
Hernández, 1990
"
En tubos de malla
-
En materas
-
Datos en semanas
2.2 Dermacentor (anocentot) nitens
En relación con esta especie, sólo existe en el pals el estudio desarrollado por Andrade y Cardona
(1992) en el Centro de Investigación de Palmira. Los resul tados para las observaciones realizadas
en el campo, presentan una duración promedio de 5.5 dlas, 17.2 dlas, 52.8 dlas, 75.5 dlas y 78.8 dias
para preoviposición, oviposición, incubación, periodo adulto-larva y supervivencia larvaria,
respectivamente. La tabla 4 presenta la información detallada correspondiente.
Tabla 4. Duración de diferentes etapas de la fase no parasítica de Dermacentor (anocentor)
nitens, en el CI Palmira (Andrade y Cardona, 1992)
Preoviposición Oviposición Incubación Periodo Supe¡vivenda
Sitio adulto - larva larvaria
Olas Olas Olas oras Olas
Laboratorio 6a7 16 - 17 25 - 27 47 - 51 45 - 89
x 6.11 x 16.8 x 25.8 x 48.7 x 73.2
Campo 4a8 15 - 19 44 -78 62 - 105 9 - 88
x 5.5 x 17.2 x 52.8 x 75.5 48.8
Diferencia NS· NS· S·· S·· S··

NS = No significativa
••
S = Significativa
3. FASE PARASITICA
En 1977, López (citado en ICA, 1983) inició un trabajo de casi 7 años de duración sobre dinámica de
población de B. microplus en bovinos Blanco Orej inegro del Centro de Investigación El Nus
(Antioquia). El trabajo evidenció mayores poblaciones de garrapatas sobre los animales en el perrodo
de transición entre la época seca y la lluviosa. La figura 1, ilustra los datos correspondientes a los
años 1977 a 1979. En la misma época Evans (1978) desarrolló investigaciones similares a Palmira,
reportando mayores poblaciones de garrapatas sobre los animales en los meses de octubre-
noviembre. Betancourt y colaboradores (1984) realizaron en Turipaná un estudio como los anteriores,
de cinco años de duración, en el cual observaron números más altos de garrapatas en los animales
en la época de transición sequra-lI uvias. La figura 2 ilustra los resultados correspondientes al perrodo
1982-1983. En un seguimiento realizado a la población de garrapatas en bovinos de 12 fincas de
Córdoba (ICA-GTZ, 1985) se encontró que en la época seca se aumenta el número de observaciones
de alta infestación sobre los bovinos. Tal incremento se atribuye a una dismi nución en la resistencia
de los animares ocasionada por una pobre alimentación. Un reporte simi lar para la misma zona fue
42

descrito por Duehnen (1987) y Duehnen y Otte (1990) .
Aycardi etaJ., (1987) reportaron para Carimagua (altillanura) mayor población de B. micropJus en la
gramlnea Brachiaria decumbens que en Melinis minutiflora, Andropogon gayanus y sabana
nativa. En bovinos pastoreando B. decumbens, los recuentos de la garrapata fueron más altos
(agosto) hacia la mitad de la época lluviosa y disminuyeron hacia el final de la época seca (marzo).
Benavides et aJ., (1988) observaron desde 1983 hasta 1986, la población de B. micropJus adultos
en un hato experimental sin tratamiento en La Libertad (Piedemonte Llanero) . El estudio reveló que
la época de verano (enero·abril) determina condiciones adversas para la supervivencia de larvas de
garrapata en los pastos sugiriendo que estas se perpetúan de un año a otro mediante la fuerte
contaminación de los problemas que ocurren a; final del invierno y la pérdida de resistencia de los
animales atribuible a la escasez de agua y alimento a que se someten en la época seca.
Betancourt, (sin publicar) realizó un seguimiento a la población de B. micropJus adultos en bovinos
del CI Palmira. Las infestaciones más importantes ocurrieron en los meses de abril , junio y
septiembre (figura 3) . En este trabajo, el análisis estadlstico de la información en conjunto, después
de transformar los datos a logaritmo natural de X + 1 en la fecha del recuento, mostró correlación
inversa entre garrapatas con precipitación y humedad relativa y no correlación entre garrapatas y brillo
solar efectivo o evaporación.
4. COMENTARIO FINAL
La literatura aqul mencionada, indica que existe una considerable información en algunas regiones
del pals sobre bioecologla de Boophilus micropJus, la especie de garrapata más importante en
ganaderla bovina en el pals. Esta información una vez analizada, interpretada y complementada,
debe ser empleada en el diseño de programas de manejo integrado de control de garrapatas. La sola
observación de las poblaciones de garrapata sobre los animales a nivel de finca, proporciona
elementos importantes que orientarán las medidas de control. Experiencias muy positivas en este
sentido existen ya en algunas explotaciones ganaderas (Hacienda Lucerna y El Hático) en el Valle del
Cauca.
43

VI
..:
100
200
;: 300
=>
-'
-'
VI
..:
l-
..:
O-
..:
IX
o:
<:3
o
:2:
400
140
120
100
SO
60
40
20
1977 1975
11 J J A S O N D E F H A J J A S O N o E F M
19r(
A M J J A · S
L 1. ¿ .

.
I
.'" :'\
I _, . .' I
.. 1\ I .
, \ . . ,
• .. I \ I •
, \, • • I
• '"..1' l·
, v' .,
• \ l'
. ¡ I
1" " .
t ''1
I
· I

,
· I
1
"
" i I
, '
, I
i i
¡
I
1 I 1 , \ .

I i
i i


I
..
q
, .
I \
, .
1 I
, ,
1
\
!
I
,
I ,
.
j
.
I
i
.
!l
.'
-
sao m = - - - - -
1.000 m " -.- -.-
1. 200 m " ----
";::.
' f, '"1-
.... , I \
\ l' t
V l.
,\j\
I ' I I
--- '
" ,
j
. !, ,1 "\.
'. I j..I'N \. __ \ "-
'Y' . V '. \... , ........
'. ",
I " V \).. /"
/ ,--
I
MJJASOND
1977
E F M A M J J A. S O 1-1 O E F M A
1978
I
MJJJ!.S
1979
o N O
Figura 1. Incidencia estacional de B. microplus en tres altitudes y precipitación anual, C.R.I. El Nus, ICA (1983)
Figura 2.
207 '1"
..J 160 . "1\ :;
~ . , .. ,.
z
«
a::
O
0.. .
(f) 100
~
~
«
~
<[
el
W
el
Q
el
W
. ~
O
a::
o..
50 .
1 ea
1 ... 0
120
100
150
eo
'lO
20
11
lh.
- 80s TAURU9
_.- B091NDICUS
Etc Y. I:IO
Ese h 1: 2
<MIA I M I J I J I A I S lO I N I O I E I F 1
M
lA 1M I
1.982 1983
I _ .... _.. -_.. --
Variación estacional de la población de adultos de Boophilus miclOplus en bovinos
de Turipaná (Betancourt et al., 1984)
45
[22. Garrapatas
Promedio de garrapatas
200
150
100
50
O ni ?t
i
i
N D J F M A M J J A S O N D J F M A M J J A S O
188 I 89 I 90 I
Figura 3. Promedio mensual de garrapatas (B. microplus) en bovinos del el Palmira
REFERENCIAS BIBLlOGRAFICAS
1. ANDRADE, M. Y CARDONA, M. E. 1992. Observaciones sobre la fase no parasltica del ciclo
biológico de Dermacentor nitens Neuman, 1897 en el Centro de Investigación del ICA,
municipio de Palmira (Valle). Tesis Lic. Biol. Univ. Santiago de Cali.
2. AYCARDI .. E.; BENAVIDES, E.; GARCIA, O. and others. 1984. Boophilus microplus tick burdens
on grazing cattle in Colombia. Trop. Anim. Hlth. Prod. 16:78-84.
3. BENAVIDES, E. 1983. Observaciones sobre la fase no parasltica del ciclo evolutivo de Boophilus
microplus en la altillanura plana colombiana. Rev. ICA 18:513-524.
4. BENAVIDES, E. 1984. Biologla oviposicional de la garrapata Boophilus microplus en condiciones
de los Llanos Orientales de Colombia. Rev. ICA 19:25-32.
5. BENAVIDES y GONZALEZ, C. A 1986. ICA, Programa de Patologla Animal, CRI La Libertad.
Informe Anual.
6. BENAVIDES, E.; VILLAR, C. y GONZALEZ, C. 1988. Dinámica poblacional de ectoparásitos en
bovinos en el Piedemonte Llanero: 1. Ciclo anual y su dependencia de factores climáticos.
Trabajo presentado en el XVI Congreso Nacional de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Paipa.
7. BETANCOURT, A; ROQUEME, L.; GARCIA, O. 1984. Dinámica de población de Boophilus
microplus en bovinos de Turipaná. Trabajo presentado en el XIV Congreso Nacional de
Medicina Veterinaria y Zootecnia. Cartagena, octubre 10-14. En: Resumen de Trabajos
Cientificos. p. 54.
8. BETANCOURT, J. A Y HERNANDEZ, C. C. 1990. Observaciones sobre la fase no parasltica del
ciclo biológico del Boophilus microplus en la meseta de Ibagué y municipio del Guamo,
Tolima. Tesis M.v.Z., Universidad del Tolima.
9. DUEHNEN, W. 1987. Untersuchungen zum befall landwirtschaftlicher nutztiere mit zecken
(ixodoidea: ixodidae) und zur Zeckenbekampfung im Departamento Cordoba, Kolumbien.
Inaugural Dissertation Doctor Medicinae Veterinariae Tierarztliche Hoschschule, Hannover. 105
p.
10. DUEHNEN, W. y OTTE, E. 1990. Infestación con garrapatas y su control en Córdoba, Colombia.
ICA-GTZ. Informe Técnico No. 7. 67 p.
11. EVANS. 1978. Boophilus microplus ecological studies and tick fauna synopsis related to the
developing cattle industry in the Latin American and Caribbean region. Ph.D. Thesis. North
East London Polytechnic, U.K.
47
12. ICA. 1983. Programa de Parasitologla y Entomologla Veterinaria. Informe Anual.
13. ICA. 1984. Programa de Patologla Animal. Informe Anual de Actividades. Regional 2.
14. ICA-GTZ. 1985. Proyecto Colombo-Alemán. Informe Anual de Actividades (LlVET).
15. MATEUS, G. 1981. Bioecologfa de las garrapatas. En: IICA. I Reunión de Directores de Salud
Animal Resandina. 1. Ponencias, resultados y recomendaciones de eventos técnicos. No. 240.
(Ed. GOMEZ, G. y TORRES, E.). p. 47-59. Santafé de Bogotá, Colombia.
16. THOMPSON, K. C. 1976. Atechnique to stablish a laboratory colony of Boophilus microplus
infected with Babesia bigemina. Ve!. Par. 2:223-229.
48
PERDIDAS ECONOMICAS OCASIONADAS CON ECTO y HEMOPARASITOS EN COLOMBIA.
EXPERIENCIAS EN EL DEPARTAMENTO DE CORDOBA
Yesid Abuabara Pérez'
Los hemoparásitos y sus vectores son agentes patógenos endémicos en las zonas tropicales y
subtropicales del mundo; las autoridades en salud animal lo consideran como una importante fuente
de pérdidas para la industria ganadera.
En Colombia las garrapatas y las enfermedades transmitidas por ella han sido consideradas en el
pasado por las autoridades nacionales, una de las causas más importantes de pérdidas en producción
animal.
Observaciones realizadas en el departamento de Córdoba no comprometen mayormente a este
complejo patológico en el impacto sobre la salud y ' producción de los bovinos incorporados en los
sistemas de producción más comunes en la zona.
Sin embargo, es notoria la tendencia del incremento de los genes lecheros B. tauros en la ganaderla
de la región Caribe. Está ampliamente documentada la mayor susceptibilidad de las razas europeas
a las enfermedades tropicales.
Los estudios realizados por el proyecto Colombo-Alemán en Córdoba, muestran una considerable
diferencia en los gastos de salud en relación con sus costos variables en las fincas, según el tamaño,
siendo particularmente importante el valor que adquiere en las fincas pequeñas «200 ha) . Además
la proporción de gastos en acaricidas es muy superior (27.2%) en las fincas pequeñas que en las
grandes 19.3 y 17.5%, respectivamente. Esto se explica por la inclinación de estas explotaciones al
incremento de genotipos europeos en proporciones que lo dejan en franca desventaja frente al medio
en el cual se desempeñan.
Cuando se comparó el costo de tratamientos con acaricidas por animal por año, se observó que las
fincas con hatos cruzados (>25% genes B. tauros), gastaban en promedio US$ 3.62 en comparación
con US$ 0.68 en las fincas ganado predominantemente cebú. Sin embargo, se encontró una gran
variación dentro de cada grupo, lo que está indicando que no existen normas estandarizadas entre
los productores y quizás los criterios económicos y ecológicos no son muy tenidos en cuenta.
La visión actual de algunos investigadores (Dee, 1991; Thrusfield, 1990) indican, que en las
sociedades modernas, la producción de alimentos y otros productos derivados de los animales es una
actividad que se somete a las mismas reglas de mercado que debe soportar cualquier actividad
9 Médico Veterinario Zootecnista. Proyecto Parasitismo de los Animales Domésticos. ICA-
CISPAT-Monterla, Córdoba. Apartado Aéreo 206. Teléfono 860211 .
49
económica. Debido a esto, los animales de estas explotaciones son criados como unidades
económicas y por lo tanto el costo de su tratamiento y de las medidas profilácticas debe ser
considerado en relación con los beneficios económicos que de ellos se derivarlan.
Adicionalmente podemos agregar, que la resistencia de los animales a las enfermedades debe ser
utilizada como un criterio de mucha importancia en la selección del genotipo en las fincas del trópico,
bajo los diferentes sistemas de producción. Igualmente, un adecuado registro de los eventos
relacionados con salud animal a nivel de finca, acompañado de un consistente análisis es un aspecto
muy importante para evaluar el peso económico de las entidades parasitarias y fundamental en la
toma de decisiones.
50
RESISTENCIA A INSECTICIDAS Y ACARICIDAS EN COLOMBIA
Efrain Benavides Ortiz
lO
RESUMEN
La resistencia que los artrópodos e insectos desarrollan a los productos quimicos utilizados para su
control se constituye en una limitante importante en los programas de lucha contra los parásitos.
Resistencia se define como la capacidad de una cepa o población de parásitos, para tolerar dosis
de tóxicos que serian letales para la mayorla de individuos de una población normal. Esta es una
respuesta genético evolutiva de toda población expuesta a un estrés ambiental continuo, y por lo
mismo es un fenómeno inevitable en toda población sujeta a aplicaciones continuas de un pesticida.
Esta debe diferenciarse de efectividad, la cual es una propiedad de un producto, el cual a una dosis
dada produce el efecto biológico que de él se espera. Por esto la efectividad de un producto es
directamente dependiente de la dosis empleada.
La resistencia es un fenómeno gradual que progresa a medida que un pesticida es aplicado sobre una
población. Lo que primero ocurre es tolerancia, en la cual los individuos de una generación dada del
parásito, demuestran susceptibilidad disminuida al compuesto. El paso de tolerancia a resistencia
implica que esta caracterlstica de susceptibilidad disminuida se torne heredable. La resistencia puede
bien ser conductual (evasión de exposición a una dosis letal) o fisiológica. Esta última implica el
desarrollo de mecanismos bioqulmico-fisiológicos por parte del artrópodo para disminuir la penetración
cuticular, aumentar la tasa de metabolismo del compuesto, o disminuir la sensibilidad en el sitio de
acción. Esto implica el desarrollo de caminos enzimáticos particulares. Asl la resistencia tiene una
base molecular que implica cambios en la organización de bases en los ácidos nucléicos del
artrópodo, y de este modo adquiere un rol funcional al integrarse al genoma del parásito.
El reconocimiento de un problema de resistencia requiere evaluaciones de campo y la posible
realizacióri de pruebas in viúo o in vivo. Indudablemente las últimas son más representativas de la
situación real que incluye modo de acción, disponibilidad biológica del producto, dosis, etc; pero al
mismo tiempo son más dispendiosas y costosas de realizar. Por esto los investigadores han diseñado
una serie de pruebas de laboratorio que buscan un acercamiento a esta situación. Las pruebas más
populares entre nuestros investigadores son: la inmersión de larvas de Shaw (1966), la inmersión de
adultos de Drummond (1971) y los Kits de la FAO.
La historia de la resistencia a acaricidas en el pals, tiene sus inicios con los reportes de resistencia
10 Médico Veterinario, M.Sc., Ph.D. Sección Diagnóstico Veterinario. Proyecto Colombo-Alemán,
ICA-GTZ. CEISA. Instituto Colombiano Agropecuario, ICA. Apartado Aéreo 29743. Santafé de
Bogotá, Colombia.
51
al arsénico en 1948, a los organoclorados en 1966, y a los organofosforados en 1967 y 1970
(Wharton, 1976). Luego un hito interesante lo marca el curso sobre control de garrapatas realizado
por ICA en 1980 en el Centro Experimental el Nus. En este curso se dieron las bases conceptuales
para la creación de varios grupos de trabajo sobre el problema de resistencia en el pals. Estos
grupos son principalmente el grupo de López y colaboradores en El Nus, el de Betancourt y
colaboradores en Palmira y el de Benavides y colaboradores, primero en La Libertad y luego en el
CEISA. Además existen esfuerzos de algunos grupos universitarios, principalmente en la Universidad
de Córdoba.
Los estudios realizados por estos grupos de trabajo, han cubierto el desarrollo de metodologlas y la
realización de estudios piloto, trabajando bien con base en dosis discriminantes o mediante el análisis
de curvas dosis-efecto. Todos los resultados de los diversos grupos de trabajo conducen a reafirmar
el hecho de que en Colombia existen cepas resistentes a la mayorla de principios activos que se han
liberado en el pals, incluyendo los organofosforados, piretroides sintéticos, organoclorados,
carbamatos y aún amidinas. Sin embargo la situación varia extremadamente de finca a finca de
acuerdo a la historia de utilización de productos en cada explotación. La reciente introducción de la
técnica de los Kits de la FAO por los centros de diagnóstico veterinario del ICA, es una herramienta
valiosa que pueden utilizar los ganaderos y sus veterinarios para orientar la selección del compuesto
qulmico a usar en las fincas.
Es urgente reducir la dependencia en los acaricidas para el control de garrapatas. Se deben explorar
metodologlas de manejo integrado de plagas, donde se combinen el sensato uso de acaricidas con
las herramientas no qulmicas de control (animales resistentes, manejo de praderas) para prolongar
el tiempo de vida útil las herramientas qulmicas de control disponibles. La responsabilidad debe ser
conjunta, entre productores, laboratorios farmacéuticos, institutos de investigación y los organismos
encargados de la regulación para introducción y liberación de compuestos al pals.
52
NUEVOS DESARROLLOS EN ECTOPARASITICIDAS
Lácides Serrano 11
La búsqueda de nuevos productos para controlar los ectoparásitos en los ganados vacunos ha
seguido durante muchos años y es parte del proceso de desarrollo de nuevos productos, posterior a
la resistencia originada por los piretroides que ha sido el último grupo que apareció en el mercado,
se ha venido investigando sobre algunos compuestos con un mecanismo de acción completamente
diferente, Entre estos productos tenemos algunos que se han denominado los inhibidores de quitina
entre los cuales ya hay uno lanzado al mercado para el control de pulgas en los perros y que se
conoce con el nombre de Lufenuron,
Este compuesto pertenece básicamente a los denominados inhibidores de quitina, modernamente se
esta ya valorando un congénere, lIamémoslo asl del mismo grupo que es Fluazuron, denominado
comercialmente para Australia Acatak, El mecanismo de acción del Fluazuron esta relacionado por
una interferencia con la formación de cutlcula que tiene que ver entonces con la sfntesis de quitina;
por consiguiente modifica la muda y también la embriogénesis, Las larvas y las ninfas no pueden
mudar a su siguiente estado y las hembras llegan a ser infértiles posterior a la ingesta del producto,
El ganado infestado naturalmente en realidad porta todos los estados de garrapatas especialmente
cuando se trabaja con el Boophilus microplus,
Un tratamiento con Fluazuron resulta en la muerte de las formas que están mudando, Con el tiempo
el ganado llega a estar libre de las garrapatas después de 3 ó 4 semanas debido a que las formas
inmaduras cada vez van siendo menores a medida que la garrapata se esta bloqueando en su
reproducción,
Las larvas que se encuentran en el pasto y que no han ingerido el Lufenuron, lo ingerirán cuando la
larva pose sobre el vacuno y esta larva fallará o no mudará a su siguiente estado de ninfa, Las
garrapatas adultas caerán del ganado después de completar su ciclo y haber ingerido suficiente
cantidad de sangre, El desarrollo de los huevos producidos por estas hembras que han absorbido el
producto es abortado si se puede llamar asf, entonces la siguiente generación de la garrapata no se
desarrollará. El Fluazuron se aplica bajo la forma de pour-on, El Fluazuron entonces actúa
sistémicamente, el producto en realidad es absorbido a través de la piel, o sea en forma transdérmica
y también el animal lo puede hacer lamiendo a otros animales, El producto una vez que esta en la
sangre, se difunde bastante a los tejidos grasos y posteriormente se establece una especie de
equilibrio entre la sangre y el tejido graso, El metabolismo del Fluazuron es mfnimo en los mamfferos,
La excreción se presenta a través del hfgado y de las heces, La vida media de eliminación del
Fluazuron, después de la aplicación de la administración pour-on, se ha calculado en
aproximadamente unas 12 semanas, El Fluazuron es eliminado también a través de la leche y se
11
M.v., M,Sc, CIBA-GEIGY SA Santafé de Bogotá, Colombia
53
considera que en realidad las concentraciones en la leche son lo sufici entemente altas que pueden
llegar a proteger a los terneros que maman.
Las concentraciones sangulneas vistas en los terneros pueden llegar a ser de 2 a 6 veces más altas
que las obtenidas en la madre. Esto puede significar que los terneros pueden estar protegidos
mientras están mamando, si la madre ha sido tratada a su debido tiempo.
La sensibilidad de las garrapatas varia de zona a zona y se ha encontrado que las garrapatas
necesitan una menor cantidad de producto para bloquear su reproducción comparada con las
garrapatas suramericanas. La razón de esta diferencia todavla no se conoce. Los estudios
australianos demuestran que utilizando una dosis promedia de 1.5 mg/kg de peso pueden dar una
protección en el ganado vacuno hasta por unas 12 semanas.
Si se utilizan dosis inferiores como pudiera ser 1.25 mg/kl, la protección es menor y en los casos en
que se utilizaron dosis inferiores a 1 mg/kg de peso, el efecto protector solamente duró entre 6 y 9
semanas. El Fluazuron no tiene ningún tipo de actividad contra moscas, por lo tanto es necesario
tratar esta otra plaga con los productos qulmicos recomendados hasta el presente para tal efecto.
54
BIOECOLOGIA DE LAS MOSCAS HEMATOFAGAS ASOCIADAS CON LOS BOVINOS
Gonzalo E. Moya Borja 12
La mosca de los establos, Sfomoxys calcifrans y la mosca de los cuernos, Haemafobia irritans se
encuentran entre los ectoparásitos más importantes de los animales domésticos en América Latina.
La S. calcifrans es un diptero hematófago que se ali menta sobre los animales provocándoles una
fuerte irritación. Las heces de bovinos, equinos o de aves mezcladas con heno, ensilaje o residuos
alimenticios en descomposición atraen a las moscas para ovipositar y constituyen excelentes medios
nutritivos para el desarrollo larval. En el Brasil el vi ñata (producto secundario de la producción del
alcohol), bagazo de caña y la cáscara del café mezclado con materia orgánica en descomposición se
han convertido en excelentes medios alimenticios de las larvas de la mosca de los establos. El ciclo
de vida desde el huevo hasta el adulto lo cumple en 2 a 3 semanas. Las moscas recién nacidas
buscan ávidamente a los hospederos donde se alimentan de 2 a 3 veces por dla. A los 2 dlas de
edad las moscas empiezan a copular. La hembra cópula una vez pero el macho llega a inseminar
un promedio de 6 hembras. No se ha demostrado que este insecto entre en diapausa durante el
invierno, pero las larvas y las pupas pueden invernar debajo de los montlculos de heces o del heno
en el campo. En las zonas templadas se han observado picos poblacionales durante los últimos
meses de la primavera y los primeros del otoño. En las áreas tropicales las infestaciones se
mantienen durante todo el año. Dependiendo de las condiciones climáticas y del estado fisiológico
de las hembras las moscas pueden desplazarse hasta 30 km por dla.
La H. irritans es otro diptero hematófago que irrita a los bovinos con sus picadas constantes. Estas
moscas permanecen durante el dla y la noche sobre los hospederos, separándose de ellos
únicamente para ovipositar. Las hembras ovipositan alrededor de 360 huevos sobre las heces frescas
de los bovinos. Los huevos eclosionan en un dla y las larvas recién nacidas se alimentan en el bolo
fecal completando su perlado larval en cuatro dlas. Las larvas empupan en el bolo o en el suelo y
después de 4 a 5 dlas emergen las moscas, las mismas que buscan ávidamente a los bovinos para
alimentarse. En su intento de encontrar hospederos llegan a desplazarse hasta 12 kilómetros. Las
moscas son más atraldas por los animales de piel obscura. Los toros son más atacados que las
vacas y éstas a su vez más atacadas que los terneros. Observaciones realizadas en el trópico
húmedo indican dos picos poblacionales, el primero al ini cio del perlado lluvioso y el segundo al final
del mismo. Perlados prolongados de sequla o de lluvias afectan adversamente a las poblaciones de
este parásito. Infestaciones con moscas de los cuernos han sido observadas en haciendas ubicadas
hasta 2000 metros sobre el nivel del mar. En Argentina, la H. irritans entra en diapausa durante el
invierno.
12 Ph.D. , Profesor de la UFRRJ, Brasil.
55
CONTROL DE LA POBLACION DE GARRAPATAS EN EL CAMPO
EN BOVINOS VACUNADOS CON EL ANTIGENO rBm86
EXPRESADO EN LA LEVADURA Pichia pastoris
M. Rodríguez"; M. L. Penichet; R. Rubiera; A. E. Mourís; C. Cordovés;
P. A. Sánchez; V. Labarta; L. Lorenzo-Luaces y J. de la Fuente
RESUMEN
Recientemente el gen que codifica para la glicoprotelna Bm86 de la membrana plasmática de las
células intestinales del ectoparásito que ataca al ganado bovino Boophilus microplus ha sido clonado
y expresado en la levadura metilotrófica Pichia pastoris. esta protelna recombinante ha resultado
inmunogénica y protectora frente al reto de bovinos con B. microplus en condiciones controladas
(Rodrlguez et al., 1993). El objetivo de este trabajo fue realizar una experiencia de inmunización y
reto a bovinos con B. microplus en condiciones de campo, para observar el control que nuestro
preparado vacunal puede ejercer sobre poblaciones de garrapatas, sin la necesidad de emplear
acaricidas qulmicos. Se utilizaron dos vaquerlas libres de garrapatas, donde una resultó vacunada
y la otra se empleó como control, ambas fueron retadas artificialmente con larvas de B. microplus.
El muestreo serológico de anticuerpos especlficos anti-Bm86 se realizó mediante ELlSA y la población
de garrapatas se monitoreo contando hembras repletas sobre el animal. Se demostró la
inmunogenicidad de nuestro preparado vacunal en las nuevas condiciones, asl como su capacidad
para controlar la población de garrapatas en la vaquerla vacunada durante un perlado de tiempo
relativamente largo, sin la necesidad de emplear acaricidas qulmicos. Igualmente se observó que la
disminución del titulo de anticuerpos especificas anti-Bm86 trala aparejado un aumento de la
población de garrapatas. Por otra parte no se observó ningún efecto secundario indeseable que
pudiera atribuirse a nuestro preparado vacunal.
1. INTRODUCCION
El ectoparásito Boophilus micro plus constituye un serio problema del ganado bovino tanto por la
acción debilitante del parásito en si . como por ser vector de varias enfermedades. El método de
control tradicional mediante el uso de acaricidas qulmicos presenta serios problemas ya que producen
contaminaciones de las carnes y leche, asl como del medio ambiente. También se ha reportado la
aparición de poblaciones de garrapatas resistentes, todo ello elevando el costo de su uso (Willadsen
y Kemp, 1988; Wikel, 1988). Por estas razones se han intentado desarrollar nuevos métodos de
control, como por ejemplo la inmunización con extractos de garrapatas totales, glándulas salivares o
con antrgenos asociados a la saliva, los cuales hasta el momento no han sido totalmente efectivos
debido a diferentes causas (Wikel, 1988; Wikel y Allen, 1976; Wikel, 1981; Geraint, 1991; Allen, 1979).
13 Centro de Ingenierla Genética y Biotecnologla. Habana, Apartado Aéreo 6162, Cuba.
56
La vacunación con antfgenos "escondidos" presentes en la membrana de las células intestinales del
ectoparásito B. microplus como es el caso de la glicoprotelna Bm86 provoca un importante daño
intestinal, que trae como consecuencia fundamental una disminución del peso de las garrapatas y su
oviposición, lo que conlleva a una disminución de la descendencia (Willadsen et al., 1989; Rodrlguez
et al., 1993).
La glicoprotelna Bm86 ha sido expresada en Escherichia coll (Rand et al., 1989) y en Aspergillus
nidulans o nlger (Turnbull et al., 1990) con el objetivo aparente de obtener el antfgeno con una
estructura similar a la natural y en cantidades disponibles para su uso como vacuna, pero los niveles
de expresión obtenidos parecen ser bajos. Recientemente nuestro grupo clonó y expresó en altos
niveles el antfgeno Bm86 utilizando como hospedero la levadura metilotrófica Pichia pastoris, además
se ha establecido un proceso de fermentación y purificación que nos permite obtener el antfgeno con
un elevado grado de pureza, particulado y glicosado (Rodrlguez et al., 1993). El antfgeno
recombinante ha resultado inmunogénico y protector frente al reto con B. microplus en condiciones
controladas, observándose un menor tamaño, cambio de coloración a tonalidad roja y una importante
inhibición de la oviposición del parásito (Rodrlguez et al., 1993). Este trabajo describe un experimento
de inmunización con nuestra preparación vacunal seguido del reto con B. microplus en el campo
donde, se demuestra la factibilidad del uso de nuestro preparado vacunal para controlar infestaciones
de garrapatas que atacan al bovino, sin intervención de acaricidas qulmicos.
2. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL
2.1 SELECCION DE LOS ANIMALES
Se escogieron dos vaquerlas, la primera (vaquerla No. 116) con un número total de 96 animales,
distribuidos en 4 bueyes, 73 vacas y 19 terneros de la raza Holstein. En la segunda vaquerla
(vaquerla No. 117) con 116 animales, distribuidos en 110 vacas y 6 terneros también de la raza
Holstein. Estas vaquerlas pertenecen a la granja No. 5 del municipio de Limonar, provincia Matanzas,
Cuba. Ambas tienen estabilidad enzoótica a enfermedades hemoparasitarias y son libres de
garrapatas. El régimen de alimentación mantenido se basó en el pastoreo racional Voisin, con pasto
estrella (Cynodon plectostachyum), agua a voluntad, miel protéica y pienso criollo. A pesar de que
el estado flsico general de los animales no era óptimo, se escogieron estos animales para probar la
vacuna en condiciones extremas. Estas unidades se mantuvieron en flujo cerrado, para lo cual se
controlaron los limites de las unidades mediante una zanja de tierra arada, que aisla una vaquerla de
la otra.
2.2 ESQUEMA DE INMUNIZACION
La vacunación se realizó con 2 mi de la preparación vacunal conteniendo 100/lg del antfgeno rBm86
en adyuvante oleoso (en estos momentos esta vacuna se encuentra registrada en Cuba con el nombre
de GAVAC, propiedad de Heber Biotec SA, Cuba) en el caso de la vaquerla No. 116 (vacunados),
y solución tampón de fosfato de sodio 50 Mm, Ph 7 para la vaquerla No. 117 (control) . La segunda
57
y tercera dosis se aplicaron en la cuarta y séptima semanas con las mismas condiciones. Todas las
inoculaciones se hicieron por vla intramuscular en la tabla del cuello.
2.3 RETO DE LOS ANIMALES CON LA GARRAPATA B. microplus
Tres semanas después de terminado el esquema de vacunación los animales fueron retados, cada
uno con 0.005 g de larvas de garrapatas, que contiene aproximadamente 100 larvas de la cepa
cubana CAMCORD, lo cual permitió obtener sobre cada animal, en condiciones de campo, una
infestación de 10-20 garrapatas por animal. Esta metodologla habla sido validada anteriormente (C.
Cordovés, resultados no publicados).
2.4 MUESTREO SEROLOGICO
Al comenzar el experimento se realizó una extracción de sangre que sirvió como control negativo en
la medición del titulo de los anticuerpos por ELlSA, la segunda extracción se realizó inmediatamente
antes del reto y posteriormente se extrajo sangre cada tres meses para conocer la dinámica de la
respuesta de los anticuerpos especlficos para Bm86 y el estado de salud de los animales.
2.5 MUESTREO DE GARRAPATAS
Se colocó al animal dentro de un cepo y se realizó el conteo de las garrapatas cuyo diámetro era de
8 mm aproximadamente, que se encuentran sobre la mitad del animal, multiplicándose el conteo por
dos. El primer conteo se realizó al mes del reto, luego cada 15 dlas y en épocas de alta incidencia
de garrapatas, se tomaron muestras cada semana, para lo cual se escogieron al azar como mlnimo
25 animales por cada grupo.
3. RESULTADOS Y DlSCUSION
Durante la experiencia se realizaron muestreos para determinar el número de garrapatas por animal
en ambos grupos experimentales, asl como los tltulos de anticuerpos anti-Bm86, estos datos fueron
recogidos durante las 33 semanas que duró el experimento. En el grupo vacunado se detectó un
ligero retardo en el ciclo de vida del parásito y la población de garrapatas se mantuvo por debajo de
20 garrapatas/animal, valor similar a la infestación provocada al comienzo del experimento. En los
animales de la vaquerla control, por el contrario, el número de garrapatas creció hasta alcanzar
valores superiores a las 90 garrapatas/animal en la semana 31 . El control sobre la población de
garrapatas observada en los animales vacunados se debió fundamentalmente a una disminución de
la oviposición en estos parásitos, según se pudo comprobar mediante el estudio de la oviposición en
una muestra de las garrapatas colectadas en ambas vaquerlas. Este resultado concuerda con lo
encontrado en los experimentos controlados de inmunización y reto (Rodrlguez et al., 1993).
En la medida en que el titulo de anticuerpos especlficos anti-Bm86 decreció en los animales
vacunados, se observó un ligero incremento en el grado de infestación. Mediante el empleo de un
58
modelo para el estudio de poblaciones de B. microplus (Weidhaas et al., 1983) adaptado para
nuestras condiciones experimentales, y empleando los resultados de este trabajo, se determinó el
valor mfnimo del Iftulo de anticuerpos anti-Bm86 que garantiza que la población de garrapatas en el
campo disminuya. De esta forma, una vez que el Utulo de anticuerpos en los animales caiga por
debajo de este valor, se hará necesario una revacunación para mantener el control sobre la población
de garrapatas. El tiempo entre revacunación y revacunación puede variar y depende del Iftulo inicial
de anticuerpos anti-Bm86 que se alcance en los animales. No obstante, en la mayorfa de los casos,
este tiempo se encuentra alrededor de los seis meses.
Al término de las 33 semanas fue necesario restablecer el b a ~ o garrapaticida en la vaquerfa control
debido a que el alto grado de infestación trajo como consecuencia un cuadro de desnutrición y anemia
generalizada, disminución de la producción de leche y aumento en la mortalidad debido a la presencia
de hemoparásitos como Babesia bovis y B. bigemina. En la vaquerfa de los animales vacunados,
estos mantuvieron los fndices de salud y productivos mostrados al inicio del experimento. Durante
el desarrollo del ensayo no se observaron d a ~ o s o incompatibilidades de la vacuna con los estados
de lactancia y de gestación que tenfan algunos animales asf como ningún otro efecto secundario
indeseable para la salud del animal.
4. CONCLUSION
La inmunización de los animales con nuestro preparado vacunal conteniendo el anUgeno Rbm86
permite controlar, en las condiciones descritas en este experimento, la población de garrapatas en el
campo.
AGRADECIMIENTOS
Los autores desean agradecer a D. Palenzuela por la optimización del ELlSA para la determinación
de anticuerpos anti-Bm86 y al Grupo de Desarrollo Tecnológico la preparación de las dosis de vacuna
empleadas en el ensayo. También queremos agradecer el apoyo recibido por el Ministerio de
agricultura, la Dirección del IMV de la Provincia de Matanzas y el Plan Genético de Matanzas para
la realización de este estudio.
59
REFERENCIAS BIBLlOGRAFICAS
1. ALLEN, J. R. 1979. RecentAdvances in Acarology. Vol 2. Editor: RODRIGUEZ, J. G. Academic
Press.
2. GERAINT, J. D. 1991. Thorax 46, 734.
3. RAND, K. N., st al. 1989. Proc. Natl. Acad. Sci. 86, 9657.
4. RODRIGUEZ, st al. 1993. J. of Biotechnology (en prensa).
5. THURNBULL, 1. F., st al. 1990. Applied and Environmental Microbiology. 56,2847.
6. WEIDHAAS, D. E., st al. 1983. Advances in Agricultural Technology. 32, 1.
7. WIKEL, S. K. y ALLEN, J. R. 1976. Immunolológy. 30,311 .
8. WIKEL, S. K. 1981: Am. J. Trop. Med. Hyg. 30,284.
9. WIKEL, S. K. 1988. Veterinary Parasitology. 29,235.
10. WILLADSEN, P. y KEMP, D. H. 1988. Parasitology Today. 4, 196.
11. WILLADSEN, P., st al. 1988. International Journal for Parasitology. 18, 183.
12. WILLADSEN, P. , st al. 1989. The Journal of Immunology. 183, 1346.
60
CONTROL DE LAS MOSCAS HEMATOFAGAS ASOCIADAS CON LOS BOVINOS
Gonzalo E. Moya Borja 14
Entre los ectoparásitos más importantes del ganado bovino se encuentran la mosca de los cuernos,
Haematobia irTitans y la mosca de los establos, Stomoxys calcitrans. Las pérdidas anuales
causadas por estos insectos han sido calculadas únicamente en los EUA. La H. irTitans provoca una
pérdida de 876 millones de dólares y la S. ca/citrans causa una pérdida de 430 millones de dólares.
Cuando las poblaciones de la H. irTitans alcanzan el umbral económico (200 moscas por animal) el
tratamiento qUlmico es el más recomendado. Pulverización, espolvoreo o aplicación lumbar ("Pour
on") con insecticidas organofosforados o piretroides son altamente recomendados. Dependiendo de
las condiciones climáticas y del manejo del ganado, la primera clase de insecticidas protege los
animales durante 1 a 2 semanas y los piretroides durante 3 a 4 semanas. Autotratamiento de los
animales con sacos espolvoreado res de insecticidas dan una protección continuada. Debido a que
las moscas de los cuernos son más sensibles a los piretroides que las garrapatas, los baños de
inmersión de los bovinos en estas substancias son altamente eficaces. Resultados similares fueron
obtenidos con aretes mosquicidas impregnados con piretroides. Pero debido a que estos aretes
liberan una cantidad muy pequeña del insecticida por un tiempo demasiado largo, las moscas
desarrollaron resistencia en poco tiempo (2 a 3 años). Los insecticidas y métodos de aplicación
recomendados para controlar la mosca de los cuernos, no necesariamente funcionan bien contra la
mosca de los establos. Sin embargo, varios insecticidas modernos tales como la ivermectina y la
doramectina aplicados por inyección a los bovinos en dosis de 200 mcg/kg son altamente eficaces
durante varias semanas en el combate de formas maduras e inmaduras de varias especies de
dlpteros paraslticos de los animales. El desarrollo de las larvas de la H. irTitans y de la S. ca/citrans
han sido inhibidas en las heces de los bovinos tratados con insecticidas biológicos (esporas o cristales
de Bacillus thuringiensis). Resultados similares han sido observados en animales tratados con bolos
de liberación lenta a base de metopreno y diflubenzuron .
. Existe un gran interés en relación con el control biológico de la mosca de los cuernos y de la mosca
de los establos. Infelizmente, los parásitos, depredadores, o competidores criados con fines
comerciales y usados para controlar los estados inmaduros que se desarrollan en el bolo fecal de los
bovinos no han alcanzado los resultados esperados por los ganaderos. Investigaciones más
profundas necesitan ser realizadas antes de integrar el biocontrol en el manejo de los ectoparásitos
que atacan a los animales.
14 Ph.D., Profesor de la UFRRJ, Brasil.
61
CONTROL INTEGRADO DE MOSCAS EN EXPLOTACIONES PECUARIAS
Rodrigo A. Vergara Rulz"
RESUMEN
Los insectos conocidos como moscas y pertenecientes a diversas especies (Diptera: Muscidae)
constituyen un serio problema con implicaciones económicas. fisiológicas. ecológicas y de salud para
las explotaciones pecuarias y el ganado que alll se produce. Las pérdidas que ocasionan no están
precisadas. pero su cálculo puede ser de unos 20 mil millones de pesos al año.
En Colombia los productores pecuarios han acudido a diversos métodos de control los que aplicados
de un modo unilateral no han brindado los resultados esperados y al contrario como en el caso del
control qulmico este ha repercutido en el fenómeno de la resistencia. residuos de los insecticidas en
la leche, la carne y un marcado incremento en los costos de producción.
Las moscas se consideran vectores mecánicos de varias enfermedades en el ganado, las condiciones
propias de la explotación facilitan su incremento poblacional y dispersión. Debido a esta critica
situación se hace necesario buscar una metodologla que armonice las diferentes estrategias de
control.
En esta conferencia se presenta la propuesta del control integrado de moscas en explotaciones
pecuarias -CIMEP- el cual ha dado excelentes resultados en varias empresas del pals desde hace
unos quince años.
El CIMEP se fundamenta en cuatro estrategias a saber: Flsica, Qulmica, Cultural y Biológica, las
cuales tienen que apoyarse entre si para su adecuado funcionamiento. Parte esencial de este control
integrado lo constituyen los parasitoides de pupas de moscas, la instalación de trampas de diseños
especiales y cebadas con atrayentes. Este CIMEP demuestra sus bondades a partir del cuarto mes
de iniciado, no emplea productos tóxicos, es más rentable tanto económicamente como
ecológica mente.
Testimonios de los excelentes resultados del CIMEP los brindan, productores pecuarios de Antioquia,
Cauca, Cundinamarca, Valle del Cauca y Boyacá entre otras regiones del pals.
15 Profesor Asociado Departamento de Agronomla. Facultad de Ciencias Agropecuarias,
Universidad Nacional, Medellln.
62
1. INTRODUCCION
En Colombia la importancia que tienen las especies insectiles; del orden Diptera y en particular de
la familia Muscidae; y las cuales se les denomina como moscas es real y tiene serias implicaciones
económicas, fisiológicas, ecológicas y de salud pública. Las pérdidas que ocasionan no estárolien
documentadas, pero se afirma que pueden ser de 20 mil millones de pesos al año.
En las explotaciones pecuarias las moscas constituyen limitantes por cuanto afectan el rendimiento
de los animales los que invierten energla en movimientos de defensa con la cabeza y cola, coces,
contracciones cutáneas y movimientos con las orejas, con el agravante de que los animales inquietos
por tanta molestia no se alimentan adecuadamente.
Los productores han acudido a diversas medidas de control pero casi siempre utilizando métodos
aislados. Cuando se ha seleccionado el control qulmico el resultado es la comprobación de que el
mismo se ha convertido en un obstáculo por cuanto se ha comprobado la resistencia a las moléculas
de mayor empleo y es entonces fácil reconocer que cuando éste fenómeno se presenta y acentúa se
encuentran poblaciones de moscas en cantidades sorprendentes. Como varias de las especies de
moscas son señaladas como vectores mecánicos de enfermedades ocasionadas por microorganismos
patogénicos obtenidos de excrementos y esputos humanos; estiércol, cadáveres de animales y otros
sitios que frecuentan larvas y adultos; los problemas de salud de los animales se magnifican. Pero
además ya es frecuente hablar" de residuos de insecticidas en leche, carne y otros productos de origen
animal, asl como de intoxicaciones en operarios de las explotaciones pecuarias.
Es el propósito de este documento destacar aspectos básicos del problema con estas plagas, revelar
la importancia que representan y explicar una propuesta de manejo integrado de moscas en
explotaciones pecuarias, la cual ya se emplea con éxito en zonas del pals.
2. ASPECTOS BASICOS DEL PROBLEMA
Es fundamental para el análisis de las situaciones criticas con las moscas en explotaciones pecuarias
conocer aspectos básicos como: bioecologla de estos dlpteros; problemas que ocasionan e
importancia económica y estrategias para su control.
2.1 BIOECOLOGIA DE LAS MOSCAS
Los insectos denominados moscas y presentes en explotaciones pecuarias, pertenecen al orden
Diptera y familia Muscidae, y son las más frecuentes: Musca domestica L.; Stomoxys calcitrans
(L.); Haematobfa irritans (L.), denominadas "mosca casera", "mosca de los establos" y "mosca de
los cuernos", respectivamente, de acuerdo con Posada (11). Para Jiménez (5) y Vergara (14) las dos
primeras representan el 90% de las poblaciones que se encuentran en establos, porquerizas y otros
sitios de animales confinados. En este grupo se incluyen por diferentes autores (5, 15) a Fannia
scalaris (F.) o mosca de las letri nas, Fannia canicufaris (L.) o mosca de las gallinas (Familia:
63
Anthomyiidae); Hippelates spp (Familia: Chloropidae) . En ocasiones es fácil de detectar
especfmenes de las familias Calliphoridae y Cuterebridae (8, 16).
En la biologfa de estos microorganismos se experimenta metamorfosis completa, de tal manera que
su ciclo de vida esta representado por cuatro fases: huevo, larva, pupa, adulto. Las hembras colocan
sus huevos en grupo y en diversas oportunidades dependiendo de la especie Musca domestica
puede ovipositar hasta 1000 huevos distribuyéndoles sobre estiércoles húmedos, en unas 7 u 8
oportunidades. Las larvas son apodas, más o menos cilfndricas, pero adelgazándose hacia la parte
anterior, donde es algo puntiaguda y con los ganchos bucales prominentes; la parte posterior es
truncada. La segmentación del cuerpo es visible. El color es blanco a crema y pueden tener de 3
a 4 instares (13).
Las pupas de estos dfpteros, son tfpicas en forma de tonel o barril, paredes rfgidas, segmentación
ligera y tamano variable como su coloración, que va desde el crema en sus primeros instares pasando
por el ladrillo y rojizo, hasta el café. Los adultos son moscas de tamano entre 5 a 12 mm de largo,
su cuerpo cubierto con setas, ojos compuestos y grandes; sus colores van del gris claro al oscuro y
con bandas y manchas de color oscuro (13).
Las moscas pueden encontrarse en todos los sitios de la explotación, pero prefieren algunos según
las horas del dfa. Se les halla en el interior y exterior de las instalaciones, sobre la vegetación,
lugares húmedos y de acumulación de estiércoles y basuras; cerca o encima de los animales o
concentrados. Los atrae la luz y el calor, tienen aceptable movilidad y tienen tropismo hacia olores
penetrantes producto de la fermentación de alimentos y estercoleros.
Bioecológicamente es interesante destacar como las moscas han penetrado la comunidad ecológica
dominada por el hombre (biocenosis humana) y coexisten con el por largos perfodos de tiempo
denominándoseles especies sinantrópicas. El creador de la relación biocenosis sinantrópica ha sido
el hombre. Harwood y James (4) destacan que estas moscas tienen un elevado potencial para
transmitir enfermedades por cuanto son eusinantrópicos (asociación total). Penetran donde hay
alimento disponible; se alimentan de excretas; sus salivas están contaminadas y con su cuerpo
cubierto de setas, sus patas y probosis colectan contaminantes.
2.2 PROBLEMAS E IMPORTANCIA ECONOMICA
Al analizar con detenimiento los aspectos bioecológicos de las moscas, asf como su comportamiento,
presentados en el numeral anterior es obvio aceptar que estos organismos representan una serie
amenaza para la sanidad de las explotaciones pecuarias, de los animales y de los operarios.
Aunque, Hardwood y James (4) plantean que es diffcil precisar cual es el papel que cumple Musca
domestica en fa transmisión de enfermedades a los animales, decenas de organismos causantes de
disenterfa amibiana tales como Entamoeba histolytica Schaudinn, Giardia sp subg lamb/ia;
Chilomastix mesni/i ' (Wenyon); fiebre tifoidea como Salmonella tiphi; infecciones entéricas;
Escherichia co/i; cólera Vibrio comma; de la frambresia Trepomonas pertenue; de tuberculosis
64
Mycobacterium tuberculosis; del antrax Bacillus anthracis y de poliomielitis, hepatitis infecciosa,
conjuntivitis, tracoma y lepra son además citados como contaminantes de moscas frecuentes en
explotaciones pecuarias.
En el ganado vacuno las diferentes especies de moscas son transmisores y diseminadores de
enfermedades como mastitis, queratoconjuntivitis, aftosa, brucelosis, clostridiosis, anaplasmosis,
carbón bacteriano, estrés y otros problemas que según Gallego y Guzmán (2) inciden notablemente
en el rendimiento del ganado. Las moscas con sus daños y molestias al ganado repercuten en la
alteración de los patrones alimenticios del animal, en su eficiencia alimenticia, reduciendo el peso y
producción de la leche. Para Mullens y colaboradores (10) las pérdidas en peso son de media libra
diaria y entre un 30% a 40% en la producción de leche.
RodrIguez (12) manifiesta que un animal infestado por H. irritans pierde hasta 220 mi de sangre por
dla y cada mosca puede ingerir 16 mi de sangre diaria para completar su ciclo, para lo cual ataca a
los animales 2.0 o más veces por dla con lo cual redunda en el rendimiento, mal aprovechamiento de
las pasturas y por lo tanto disminución de la producción. López y Gómez (7) sostienen que S.
ca/cifrans es un serio problema de la ganaderIa de leche, puesto que tanto macho como hembra se
alimentan de sangre por perIodos de tres a cuatro minutos en las partes más bajas del animal como
son patas y abdomen y en este proceso alimenticio, es un trasmisor mecánico de agentes patogénicos
de animales enfermos a animales sanos, entre los cuales se mencionan amibiasis, diarreas, disenterIa
bacilar, poliomielitis, miasis intestinales, anaplasmosis, anemia infecciosa equina, carbón bacteridiano
y tripanosomiasis.
El cálculo de las pérdidas económicas ocasionadas anualmente por las moscas en las explotaciones
pecuarias no se ha determinado en Colombia con exactitud, pero si se cuantifican los costos
representados, en las medidas de control, en la reducción de la producción de carne, leche, huevos,
derivados lácteos, enfermedades y molestias de los animales puede afirmarse que representan una
cifra superior a los 100 millones de dólares al año (16).
2.3 C O ~ T R O L INTEGRADO DE MOSCAS EN EXPLOTACIONES PECUARIAS
Para adelantar un control integrado de moscas en explotaciones pecuarias (CIMEP) se necesita
armonizar un grupo de estrategias de control de acuerdo a las especies plagas involucradas asI como
de los tipos de explotación animal que se estén practicando. A continuación se presentará una
slntesis de cada estrategia.
2.3.1 Estrategia flslea
Cuando se implementa un CIMEP, es importante conocer la influencia de las condiciones flsicas del
medio sobre las poblaciones de las moscas. La longevidad esta inversamente relacionada con la
temperatura y se prolonga por la presencia de azúcares y almidones solubles en la dieta, la cual varia
cuando las moscas se alimentan en excretas en los campos. Las altas temperaturas disminuyen la
longevidad, pero ella se incrementa cuando la dieta y no es la temperatura la que incide en la
65
longevidad (19).
Para el control flsico de las moscas se han diseñado diversos tipos de trampas, de las cuales Keiding
(6) destaca la "cilindrocónica", las trampas luz, las adherentes. Las primeras pueden hacerse
"cubocónicas" y son cebadas en la parte inferior con substancias liquidas a base de harina de hueso,
harina de sangre, plátano, leche, vinagre, huevo, ácido cltrico y otros ingredientes.
2.3.2 Estrategia quimica
Cuando los problemas con moscas se deben a migraciones, el uso de productos qulmicos permite la
reducción de picos poblacionales. Pero debido a la resistencia generada por las moscas a los
productos comerciales, el uso de insecticidas en un CIMEP debe de considerarse solo bajo ciertas
condiciones especiales. Además como en los CIMEP se emplean parasitoides los plaguicidas tienen
que ser selectivos a ellos, no pueden ser productos acumulables en los animales o sus productos y
no ser tóxico a los operarios y animales domésticos.
En los últimos tiempos algunas formulaciones de inhibidores de slntesis de quitina han dado
resultados promisorios de control, asl como cepas de Bacillus thuringiensis Berliner, que se han
aplicado a la gallinaza o a los estiércoles del ganado no liquidas porque pierden efectividad (3, 15).
2.3.3 Estrategia cultural
El empleo de prácticas culturales, se basa en proporcionar a las poblaciones de moscas un habitat
desfavorable para que as! se multipliquen y proliferen las especies insectiles benéficas. La estrategia
cultural se fundamenta en la remoción o movimiento de desechos orgánicos, en porquerizas, avlcolas
y los establos; además del adecuado manejo de las basuras y concentraciones de humedad en
explotaciones (5, 14).
2.3.4 Estrategia biológica
Las moscas tienen enemigos naturales de los que Axtell y Rutz (1) destacan predatores y
parasitoides. Entre los primeros es importante el ácaro Macroche/es muscadomesticae que depreda
huevos y larvas de primer instar, de varias especies de muscidos. El principal factor de mortalidad
de pupas es el de los Hymenopteros de la familia Pteromalidae: Muscidifurax sp. y Spalangia sp.
que se desarrollan desde huevo hasta adulto en las pupas de moscas en un tiempo de 1 a 3
semanas.
Estos parasitoides se liberan con cierta periodicidad en las explotaciones pecuarias en aquellos
lugares donde se detectan criaderos de moscas.
66
3. DESARROLLO Y APLlCACION
En las explotaciones pecuarias donde se desee desarrollar y aplicar la tecnologla del CIMEP debe
operarse a través de varias fases concatenadas entre si para obtener éxito en el control, ellos son
diagnóstico, operación y resultados.
3.1 DIAGNOSTICO
En las visitas a la empresa que necesite un CIMEP se deben precisar todos los aspectos relacionados
con tipo de explotación pecuaria; número de animales; dimensión del problema de moscas; manejo
de estiércoles y basuras; condiciones e infraestructura de la explotación; presencia de control natural
y las actividades de control.
3.2 OPERACION
Antes de iniciar un CIMEP en una empresa se necesita preparar un informe que proponga:
Número de trampas a instalar.
Cantidad de parasitoides a liberar.
Periodicidad de visitas.
Recomendaciones para el manejo de estiércoles y basuras.
Reducción gradual del empleo de insecticidas.
Manejo de las trampas y costos mensuales de su funcionamiento.
3.3 RESULTADOS
Cuando se implementa el CIMEP se garantizan resultados a partir del cuarto mes de iniciado y se
concretan en:
Reducción de la población de moscas.
Incremento del control biológico.
Mejoramiento de la producción general y la productividad por animal.
Recuperación del medio ambiente de la explotación y reducción al máximo del uso de
insecticidas.
4. EL CIMEP EN COLOMBIA
La implementación exitosa del CIMEP en Colombia se inició hace algo mas de 10 años, aunque las
cepas de parasitoides de pupas de moscas se hizo hace varias décadas. El caso más registrado en
avfcolas lo hizo Jiménez (5) en Pereira en una explotación de 50000 aves donde logró mortalidad del
97% al cuarto mes de iniciarse el CIMEP. Desde ese entonces se ha extendido el empleo del CIMEP,
en porquerizas y establos de Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Boyacá, Caldas y Cauca.
67
La realidad de este control integrado en las explotaciones pecuarias ha brindado soluciones sobre las
poblaciones de moscas las cuales no se habrlan obtenido con el unilateral control qurmico. Los
parasitoides se producen en laboratorios de control biológico del pars y puede afirmarse que se posee
un paquete tecnológico de fácil implementación y el cual ecológicamente es sano.
68
REFERENCIAS BIBLlOGRAFICAS
1. AXTELL C. R. 1990. Integration of chemical and biological methods for mosquito and filth fly
control. In: Pesticides and alternatives. p. 195-203.
2. GALLEGO R. Y GUZMAN V. R. 1988. Evaluation de la entomofauna presente en gallineros en
la terraza de Ibagué. Tesis Ing. Agrónomo. Universidad del Tolima. Ibagué. 125 p.
3. HARVEY, T. and BRETHOUR, J. R. 1960. Fed additives for control of house fly larvae in livestock
feces. J. Econ. Entomol. 53(5) :774-775.
4. HARWOOD, R. y JAMES, M. 1987. Entomologla médica y veterinaria. Ed. Limusa, México.
615 p.
5. JIMENEO, J. 1987. Manejo integrado de moscas comunes. Productos biológicos. PERKINS
Ltda. Palmira, Colombia. 9 p.
6. KEINDING, J. 1986. The house -fly- biology and control. World Health Organization. Swizerland.
6 p.
7. LOPEZ, V. G. y GOMEZ O. 1992. Mosca de establo, una amenaza para la ganaderla de leche.
El Colombiano. Medellln. septiembre 20. p. 8c.
8. LONDO/ÍlO, H. ; PIRAJON, C. y VERGARA, R. R. 1986. Estudio básico de dlpteros de importancia
económica en explotaciones pecuarias y salud pública. UPTC FACIAT. 125 p.
9. L YSYK, J. J. 1991. Effects of temperature food and sucrose feeding on congevity of house fly
(Diptera - Muscidae). Envir. Entomol. 20(4):1176-1180.
10. MULLEN S, A. B. ; MEYER, J. BISHOP, E. S. and SHULTZ, A. T. 1988. Stable fly activity on
California dairies. California Agriculture. 42(3):20-21.
11. POSADA, O. L.1989. Lista de insectos dañinos y otras plagas en Colombia. Instituto
Colombiano Agropecuario. Bogotá. Boletln Técnico No. 43. 662 p.
12. RODRIGUEZ, V. D. 1991. Combata los parásitos y mejore la alimentación. Informe Técnico.
Carta Ganadera. 28(10):44-46.
13. TRUJILLO, A. B. Y VERGARA, R. R. 1990. Estudios bioecológicos de la mosca casera Musca
doméstica en condiciones de Ibagué. Universidad del Tolima. Colombia. 90 p.
69
14. VERGARA, R. R. 1992. Manejo integrado de moscas comunes en explotaciones pecuarias y
en salud pública. En: 4to Congreso Internacional MIP. Zamorano - Honduras. p. 83.
15. VERGARA, R. R. 1992. Sistemas de manejo integrado de moscas comunes {SMIMC} en la
producción animal: Solución a un problema critico en Colombia. Memorias - Medellln. p. 141-
166.
16. VERGARA, R. R. 1993. El control biológico, componente esencial del MIP de plagas pecuarias.
70
En: XX Congreso Sociedad Colombiana de Entomologla. SOCOLEN - Memorias. Cali. p. 176-
188.
ESTUDIO DE LA CARGA PARASITARIA INTERNA EN UNA MUESTRA DE GANADO
DE LECHE Y CARNE EN DIFERENTES EPOCAS DEL AÑO EN ANTIOQUIA
Iván de J. Ruiz Monsalve"
1. INTRODUCCION
El diseño de programas adecuados de control de los parásitos internos en los bovinos exige amplios
conocimientos sobre la bioecologla de los mismos, dado que el parasitismoes el resultado de una gran
combinación de factores etiológicos, que se asocian a condiciones nutricionales, genéticos,
metabólicos, inmunológicas, reproductivas y que son favorecidas por deficiencias en el manejo del
animal y de los potreros, frente a factores del macro y microclima del medio; causando en su conjunto
reducción de la producción, aunque sin manifestaciones muy claras de la enfermedad, generándose
grandes pérdidas económicas para el ganadero y limitando la oferta de protelna animal , tan necesaria
para alimentar una población en crecimiento en nuestro pals.
Algunos estimativos para Colombia en 1980 calculaban las pérdidas por parasitismo gastrointestinal
en 1.000 millones de pesos y por fasciola en 3.700 millones (ICA, Sector Agropecuario Colombiano,
Diagnóstico Tecnológico. Bogotá, noviembre, 1980). Estas altfsimas cifras no están sustentadas por
estudios serios en las diferentes zonas del pals y están exigiendo mayores investigaciones
epidemiológicas, que den respuesta a la realidad del sector sobre esta problemática.
Los parásitos internos que atacan al ganado bovino se pueden clasificar asl:
Parásitos gastrointestinales
Parásitos pulmonares
Céstodos (Tenias)
Tremátodos (Fasciola y Paramphistomun)
Este trabajo lo adelantó la Secretaria de Agricultura de Antioquia, durante 1985 y 1986 en ganaderlas
de leche del Altiplano Norte y Oriente Cercano, ganaderlas de carne del Bajo Cauca, Magdalena
Medio y Urabá Antioqueño; durante 1987 y 1988 en ganaderlas de la zona cafetera del Suroeste
Antioqueño.
2.
1.
16
OBJETIVOS
Identificar y establecer los parásitos más prevalentes gastrointestinales, pulmonares y fasciola
hepática.
Médico Veterinario. Secretaria de Agricultura de Antioquia, Sección Diagnóstico.
71
,
.'
2. Hacer un aporte al proyecto de productividad lechera y de ganado de carne, tratando de
racionalizar el uso de vermlfugos en las diferentes épocas del año, según las condiciones
climáticas de cada zona.
3. MATERIALES Y METODOS
Fueron seleccionadas un promedio de 10 fincas en la zona lechera del Norte y 5 fincas en el Oriente
Antioqueño, por municipio y por año.
Iguialmente, se eligieron 5 fincas en cada municipio en las zonas de ganado de carne y zona cafetera.
Se realizaron 4 muestreos con intervalos de 3 meses durante el año, cuidando que todos los grupos
de edades quedaran incluidas en la muestra. Se establecieron los grupos etáreos, asl: O - 6 meses;
6 - 12 meses; 12 - 24 meses, 24 - 36 meses y mayores de 36 meses.
A todo animal seleccionado se le hizo toma de materia fecal directamente del recto, en cantidad
aproximada de 20 gramos. Se rotulaba con el nombre o número del animal, edad, nombre de la finca,
municipio y fecha y se enviaba al laboratorio de la Secretaria de Agricultura sin ningún preservativo.
4. TECNICAS DE LABORATORIO
Se utilizó el método de flotación en solución salina para el estudio de huevos de parásitos
gastrointestinales presentes en la materia fecal. El estudio de parásitos pulmonares se realizó
mediante la técnica de Baerman, para fasciola hepática se uso el método de Parfitty Banks
modificada.
Se tomaron datos mensuales de precipitación y humedad, según los registros llevados por el HIMAT
o las Empresas Públicas de Medellln en las regiones donde se adelantó el trabajo.
Un requisito fue no efectuar vermifugaciones hasta tanto no se conocieran los resultados del
laboratorio.
Zona Lechera del Norte
72
Municipios seleccionados: 8 (San Pedro, Entrerrlos, Belmira, Yarumal, San José de la Montaña,
Santa Rosa de Osos, Don Matias, Carolina).
Altura sobre el nivel del mar: 2.000 - 2.500 metros.
Rango de temperatura: 13°- 17°C.
Precipitación: 2.000 - 4.000 mm al año, bien distribuidos en el año, con valores extremos entre
63 en diciembre y 362 en octubre de 1986.
Suelos profundos, bien drenados, clima frlo moderado, topografla plana ondulada.
Bosque húmedo montano bajo.
Ganado Holstein de alto mestizaje.
Zona del Oriente
Municipios seleccionados: 4 (La Ceja, Rionegro, La Unión, Guarne).
Altura sobre el nivel del mar: 2.000 - 2.500 metros.
Rango de temperatura: 14°- 18°C, clima fria moderado.
Precipitación: 2.000 - 4.000 mm ano, bien distribuidos en el ano con valores extremos de 30
mm en enero y 361 en octubre de 1986.
Condiciones diversas del suelo, arcillosos inundables y suelos bien drenados, topografla más
irregular.
5. RESULTADOS
Los muestreos fueron realizados en los meses de marzo - abril ; junio, septiembre, noviembre.
Tabla 1. Total muestras de materia fecal procesadas (ganado de leche)
Zona Norte
Zona Oriente
Total
1985
774
269
1.043
1986
2.065
295
2.360
Los estrongilidos (Haemonchus, Chabertia, Cooperia, Ostertagia, Oesofagostomun y Trichostrongylus)
son los parásitos con mayor prevalencia en todos los grupos de edades en la zona lechera del Norte
y del oriente Antioqueno. Aparecen afectando especialmente el grupo de O - 6 meses en un 66.5%
y de 6 - 12 meses en un 79.6% de toda su carga parasitaria en el Norte. En la zona Oriente se
presenta en un 69.8% en animales de O - 6 meses y 78.9% en el grupo de 6 - 12 meses. En general
los recuentos de huevos nos indican cargas parasitarias bajas.
Los Céstodos (moniezia sp) aparece en todos los grupos de edades, pero es importante en bovinos
de O - 6 meses con el 16.24% y 18.8% en grupos de 6 - 12 meses. Le siguen en orden de
importancia las Coccidias, principalmente en animales de O - 6 meses con el 8.6%.
Los otros parásitos como Bunostomun, Trichuris, Neoscaris y Strongyloides no muestran recuentos
importantes en ningún grupo etáreo.
El parasitismo pulmonar (Dictyocaulus) nos indica prevalencias hasta de 8.65 y 9.4 en el Norte, siendo
su presencia muy baja en el Oriente durante los anos estudiados y afectando a los animales entre O -
73
6 meses.
Para los tremátodos la fasciola hepática se presenta en todos los grupos de edades en la zona Norte
durante 1985. En el Oriente no se encontró fasciola durante 1985.
Aunque el promedio de positividad es muy bajo, su importancia económica exige mayor estudio
epidemiológico en la zona lechera.
Tabla 2, Total muestras procesadas en ganado de carne
Bajo Cauca
Magdalena Medio
Urabá
Total
1985
150
233
234
617
1986
67
161
121
349
Los muestreos se realizaron los meses de marzo - abril; junio - julio; y septiembre.
Ganado de carne
Bajo Cauca:
Municipios seleccionados: 2 (Caucasia, Tarazá).
Magdalena Medio:
Municipios seleccionados: 3 (Puerto Berrlo, Maceo, Necocll).
Urabá
Municipios seleccionados: 3 (Turbo, Chigorodó, Necocll).
Las tres zonas tienen la caracterlstica de bosque húmedo tropical y su temperatura promedio supera
los 26°C.
En la ganaderla de carne los parásitos más prevalentes son los Strongyloides afectando a los
animales más jóvenes, o sea de O a 6 meses con el 82.6%, 84% Y 93%, de la carga parasitaria en
las zonas del Magdalena Medio, Bajo Cauca y Urabá, respectivamente. Se encontraron recuentos
promedios de huevos hasta 350 en el Magdalena Medio.
Le siguen en orden de importancia el Neoascaris y los Estrongilidos, afectando al grupo menor de 6
meses y entre 6 - 12 meses de edad. En los animales mayores de 12 meses el recuento de huevos
es muy bajo, ocupando el primer lugar el grupo de los Estrongilidos.
El parasitismo pulmonar (Dictyocaulus), muestra infestaciones moderadas especialmente en los
74
animales de O - 6 meses, en los otros grupos etáreos no es representativo.
La Fasciola hepática no se encontró en ganaderlas de carne en ninguna de las zonas.
Zona del Suroeste Cafetero (1981 - 1988)
Municipios Seleccionados: 7 (Jericó, Andes, Támesis, Caramanta, Amagá, Santa Bárbara,
Fredonia).
Altura sobre el nivel del mar: 1.400 metros.
Temperatura: 18· - 24·C.
Condiciones del suelo: Suelo muy diverso.
Los resultados obtenidos en la zona cafetera no muestran al Strongyloides con mayor prevalencia
especialmente en animales de O - 6 meses de edad, representando el 50% de la carga parasitaria.
En los otros grupos etáreos son los Estrongilidos los parásitos más representativos, aunque los
promedios de recuentos de huevos son bajos. Le siguen en orden de importancia el Neoascaris y
Moniezia sp, con un recuento de huevos igualmente bajos.
El parasitismo pulmonar (Dictyocaulus), afecta especialmente al grupo de animales muy jóvenes entre
0-6 meses, encontrando recuento de larvas hasta de 451 , con promedios relativamente altos en 1987
(163 larvas).
No se observó Fasciola hepática en la zona del Suroeste durante los 2 años del muestreo.
Total de muestras analizadas: 972. Los meses de muestreo fueron los meses de marzo - abril , julio
y septiembre - octubre.
6. DlSCUSION y CONCLUSIONES
Los resultados obtenidos en el recuento de huevos por gramo de materia fecal por el método
de flotación en solución salina, para determinar la carga parasitaria gastrointestinal en bovinos
de carne y leche, arroja una infoación cualitativa, nos muestra que tipo de parásitos hay, pero
no muestra el número real o la verdadera carga parasitaria.
Un recuento bajo de huevos en los coprológicos, como en .este caso, puede esconder altas
parasitaciones y leves signos o slntomas de parasitismo.
Este método nos indica un perfil de la problemática de los parásitos en las diferentes zonas y
es especialmente útil en los animales jóvenes, pero no en adultos (mayores de 1 año), ya que
ese valor se modifica por la edad, la madurez del gusano, la inmunidad adquirida del huésped
y el tipo de parásito.
75
76
En la ganaderla de carne es muy destacada la participación de los Strongyloides en los terneros
de O - 6 meses y de Neoascaris, ésto se puede explicar por su transmisión a través del calostro
y que los Strongyloides tienen ciclos por huevos y por larvas, debido a que las larvas son
partenogénicas.
Los grupos de edades de 6 - 12 meses y mayores de 1 año, mostraron a los Estrongilidos como
el grupo de parásitos de mayor presencia, debido a que en condiciones naturales con la
inmunidad adquirida, son eliminadas ciertas poblaciones de parásitos y son reemplazadas por
otras, también asociadas a los hábitos alimenticios y desarrollo del sistema digestivo del
ternero.
En ganado de leche en la zona Norte y Oriente de Antioquia, se recomiendan tres
vermifugaciones estratégicas en todos los animales menores de 1 año, al inicio de las épocas
de mayor precipitación, en los meses de marzo, junio y septiembre.
En ganado de carne se recomienda vermifugar asl : Magdalena Medio en junio y septiembre y
en el Bajo Cauca en abril y agosto, para la zona de Urabá se recomienda vermifugar en los
meses de abril, julio y septiembre.
Estas vermifugaciones estratégicas buscan eliminar los parásitos adultos en el animal. para
reducir la descarga de huevos en los potreros y el desarrollo de larvas infectivas en los pastos.
La ganaderla de la zona cafetera presenta un cuadro muy similar a la ganaderla de carne. En
esta zona se recomiendan vermifugaciones en los meses de marzo, julio y septiembre, a los
animales menores de 1 año.
El parasitismo pulmonar (Dictyocaulus), no se presenta como grave problema en las zonas
lecheras y los promedios de larvas son bajos o muy moderados. En ganaderla de carne y zona
cafetera se aprecian promedios de recuentos altos que ameritan manejo cllnico especifico. Sin
embargo, se puede pensar en que hay cierta tolerancia y que se adquiere rápida inmunidad
contra estos parásitos, pues luego del sexto mes su presencia es muy baja.
La Fasciola hepática no se encontró en ganaderlas de carne ni en la zona cafetera. Sólo se
reporta en ganaderla de leche en el Norte, pero con un recuento muy bajo. En el Oriente su
presencia no fue importante.
Lo anterior sugiere realizar mayor vigilancia epidemiológica y estudios más puntuales, debido
a la importancia económica de este parásito.
MANEJO TRADICIONAL DE ANTIHELMINTICOS y ACARICIDAS EN CORDOBA-COLOMBIA
Alberto Mestra Pineda 17
RESUMEN
Las observaciones sobre el manejo tradicional de antihelmlnticos y acaricidas se realizó en la zona
del Valle del Sinú medio del departamento de Córdoba-Colombia, 1991 .
La investigación se logró tomando la información suministrada por 300 profesionales (Médicos
Veterinarios Zootecnistas, Médicos Veterinarios y Zootecnistas), de igual número de administradores
o propietarios de fincas y de la totalidad de almacenes veterinarios existentes en la zona.
Los resultados mostraron un gran número de explotaciones bovinas con extensiones inferiores a 50
ha, predominio de explotaciones extensivas (93,63%) y producción de doble propósito (81,67%), donde
la asesorla profesional es mlnima (2,33%) y la responsabilidad recae sobre sus propietarios (80,00%) .
El conocimiento sobre helmintos, técnicas de diagnóstico y clasifi cación de garrapatas no es precisa
a nivel de profesionales y administradores o propietarios de fincas. De igual forma se detectaron fallas
en el conocimiento de bases farmacológicas, dosis, vlas . de administración y desorden en las
frecuencias para administrar o aplicar antihelmlnticos y acaricidas.
En algunos almacenes veterinarios se observó la carencia de licencias de funcionamiento y escasa
asesorla profesional. Los vendedores a nivel de mostrador sin formación profesional, inciden en la
recomendación de productos a utilizar.
Las observaciones de la investigación exigen una adecuada participación de profesionales, asl como
también planes educativos orientados a administradores y vendedores de almacenes. De igual forma,
se debe de analizar el problema del parasitismo en colaboración con representantes de laboratorios
y del gobierno con el ánimo de organizar campañas de control eficientes que repercutan en la salud
y producción animal.
1. INTRODUCCION
El departamento de Córdoba cuenta con una población bovina que permite reconocerlo como zona
ganadera por excelencia. Sin embargo, la explotación pecuaria es una empresa obstaculizada por
múltiples factores, resaltándose el aspecto sanitario que influye negativamente y ocasiona pérdidas
17 Médico Veterinario Zootecnista. Universidad de Córdoba. Apartado Aéreo 354, Monterla.
Teléfono (947) 860254-851026.
77
económicas significativas, aún diflciles de precisar por los especialistas.
Recomendaciones nacionales e internacionales, ante el problema del parasitismo, han indicado la
utilización estratégica de productos en asocio con adecuadas prácticas de manejo y mejoramiento de
las condiciones nutricionales. Los productos existentes en el mercado son sólo una ayuda y quizá
el único medio para afrontar el problema, exigiéndose en consecuencia la venta y utilización de drogas
especificas y eficientes, conocimiento de las indicaciones del producto y aplicación de programas
estratégicos de control. Todo lo anotado, enmarcado bajo asesor la profesional, confiabilidad de
laboratorios productores y/o distribuidores de drogas y adecuada supervisión del estado.
La investigación realizada tiene como objetivo conocer el manejo tradicional de antiparasitarios por
parle de profesionales y administradores de fincas, logrando información básica para el análisis del
problema de endo y ectoparásitos en Colombia.
2. METODOLOGIA
La investigación se realizó en 300 explotaciones que representan el 15% de la totalidad de las
existentes en la zona del valle del Sinú medio del departamento de Córdoba. La muestra se
determinó con base en la distribución de fincas indicada por el programa ICA-USDA, Instituto
Colombiano Agropecuario, 1991 .
Se tomaron 150 explotaciones bovinas e igual número de profesionales y de administradores o
propietarios de fincas para cada una de las evaluaciones sobre el manejo de antihelmlnticos y manejo
de acaricidas. La información de almacenes veterinarios, se tomo del total de establecimientos
existentes en la zona de estudio.
3. RESULTADOS
3.1 ZONA DE ESTUDIO, ASESORIA PROFESIONAL y TIPO DE EXPLOTACION
De las 300 explotaciones evaluadas se observó que 144 (48,00%) contaban con extensiones menores
de 50 ha y 156 (52,00%), con extensiones entre 51 y más de 500 ha. La asistencia profesional fue
mlnima (2,33%); la asistencia por administradores escasa (17,67%) y en mayor proporción (80,00%),
se observó la asesorla de sus propietarios.
La explotación de doble propósito se observó en mayor cantidad (81,67%). Las explotaciones
especificas para carne (9,67%) y leche (8,66%) fueron escasas. La explotación se da en forma
extensiva (93,63%) y los manejos semi-intensivos (4,33%) e intensivo (2,00%) mlnimos.
78
3.2 MANEJO DE ANTIHELMINTICOS
3.2.1 Evaluación profesional
a) Conocimiento de parásitos y técnicas de diagnóstico. La evaluación practicada a 150
profesionales demostró que 121 (80,66%) conocen helmintos para la especie bovina; 74
(61,15%) profesionales registraron tres o más géneros de parásitos; 47 (38,85%) informaron
conocer uno o dos géneros. De igual forma, se observó que no existe conocimiento preciso de
los helmintos al relacionarlos con su especie animal; 27 (18,66%) indicaron erróneamente la
relación parásito-huésped.
Sobre técnicas de laboratorio para el diagnóstico de helmintos, 87 (58,00%) profesionales
informaron requerir de ellas y los 63 (42,00%) restantes, no solicitarlas. Las técnicas solicitadas
por 87 profesionales, correspondi eron a Sloss modificada (7,33%), flotación sencilla (29,33%)
y Mc Master (21 ,33%). Solo 56 (37,33%) resaltaron la necesidad de la técnica de Baerman
para parásitos pulmonares.
b) Selección de antihelmlnticos. La información sobre criterios de selección de antihelmlnticos se
tomó de 147 profesionales. Cien (66,67%) seleccionaron en primer orden productos a base de
levamisol, 17 (11,33%) a base de oxfendazole y 13 (8,67%) a base de fenbendazole. En menor
grado, se indicó la utilización de albendazole (3,33%), thiabendazole (3,33%), parbendazole
(2,00%), ivermectina (1,33%), febantel (0,67%) y triclorofon (0,67%).
c) Frecuencia y criterios de administración. De los 150 profesionales encuestados, 94 (62,66%)
informaron realizar planes de desparasitación. La frecuencia correspondió a lo siguiente: 37
(24,66%) la realizan cada seis meses; 33 (22,00%) cada tres meses y 24 (16,00%) cada cuatro
meses. Diecisiete (16,00%) profesionales informaron "otras frecuencias" y 8 (5,33%) no utilizan
antihelmfnticos.
Los criterios para desparasitar fueron relativos. Noventaidos (61 ,33%) profesionales
desparasitan a animales jóvenes y adultos, 34 (22,66%), solo a animales jóvenes, 14 (9,33%)
a animales enfermos, 8 (5,33%) no desparasitan.
d) Conocimiento de bases farmacológicas, dosis y vlas de administración. En forma correcta, 117
(78,00%) profesionales informaron las bases farmacológicas. El desconocimiento se mostró en
25 (16,66%) de los encuestados. Desconocimiento de la dosis se detectó en 44 (29,33%). La
vfa de administración incorrecta fue reportada por 6 (4,00%) de los profesionales.
3.2.2 Evaluación de propietarios y/o administradores
a) Selección de antihelminticos. Los propietarios y/o administradores en su gran mayorfa, 78
(48,00%) seleccionan los productos por consulta a profesionales, 52 (34,67%) mediante
selección propia y 8 (5,33%) por consulta a otros propietarios.
79
La selección de productos en primer orden demostró la utilización de nuevas bases
farmacológicas. La mayorla, 90 (60,00%) reportaron productos a base de Levamisol. Otras
bases correspondieron a Fenbendazol, 21 (14,00%), Parbendazol 13 (8,66%), Oxfendazole 9
(6,00%) e Ivermectina 9 (6,00%) . En menor proporción otros productos utilizados
correspondieron a: Closantel, Triclorofon, Febantel y Albendazole.
b) Frecuencia y criterios de administración. Del total de administradores, 58 (38,66%) informan
desparasitar cada seis meses y 56 (37,33%) cada tres meses. En menor proporción 11 (7,33%)
lo hacen cada cuatro meses, 5 (3,33%) cada año e igual número indicó hacerlo ocasionalmente.
Otras frecuencias se informaron por 6 (4,00%) administradores; 4 (2,67%) indicaron no
desparasitar.
Ciento veintiseis (84,00%) de los administradores informaron desparasitar a animales jóvenes
y adultos, 12 (8,00%) solo a animales jóvenes y 8 (5,33) a animales enfermos.
c) Conocimiento de bases farmacológicas, dosis y vlas de administración. De los administradores
consultados 22 (14,66%), demostraron conocimiento correcto y 30 (20,00%) conocimiento
incorrecto. La mayorla de los administradores no informaron sobre la dosis del producto y se
limitaron a responder "según la indicación del producto".
Del total encuestado, 77 (51,33%) informó preferir la vla de administración intramuscular, 46
(30,66%) la vla oral , 14 (9,33%) vla oral o intramuscular. En menor proporción se reportó la
administración subcutánea, intramuscular y subcutánea.
3.3 MANEJO DE GARRAPATICIDAS
3.3.1 Evaluación profesional
a) Conocimiento y diagnóstico de garrapatas. Al evaluar el conocimiento de 150 profesionales,
117 (78,00%) coincidieron al informar que el género Boophilus es la garrapata de mayor
presentación en su zona de trabajo, 29 (19,33%) reportaron además la presencia de
Amblyomma y 3 (2,00%) sobre infestaciones producidas por Boophilus, Amblyomma y
Ripicephalus. Los profesionales en su mayorla 83 (55,33%) identificaron las garrapatas por
observación directa, 11 (7,33%) mediante uso de lupa, 53 (35,33%) no realizan identifi cación
y solo 3 (2,00%) informaron sobre el envio de especlmenes al laboratorio.
b) Selección de garrapaticidas. La preferencia del profesional correspondió en gran proporción
102 (68,00%), a la de los piretroides, resaltándose en este grupo la selección de: cipermetrina
(5,33%), alfacipermetrina (4,67%), flumetrina (11,33%), deltametrina (5,33%), alfacipermetrina
(4,67%), y cyalotrin (1,33%). Los organofosforados fueron preferidos por 43 (28,67%) de los
profesionales. En menor proporción las avermectinas (2,00%) y diamidinas (1,33%).
El conocimiento profesional sobre bases farmacológicas es escaso. Del total de 150
80
consultados se observó desacierto en 64 (42,67%) al relacionar producto-base por ellos
reportados como de uso corriente. Ochentaiseis (57,33%) informaron acertadamente la base
de productos acaricidas.
c) Frecuencia de b a ~ o s garrapaticidas. La frecuencia reportada en mayor número correspondió
a cada 21 dlas, indicada por 50 (33,33%) profesionales. Le siguieron en su orden: cada 30 dlas
(19,33%), cada 15 dlas (11,33%), cada 60 dlas (9,33%) y cada 180 dlas (7,33%). En menor
grado se informó: cada 90 dlas (4,00%), cada 45 dlas (2,67%), cada 8 dlas (1 ,33%) y cada 10
dlas (0,67%). Otras frecuencias (10,67%) se relacionaron como: "ocasionalmente", "según
infestación", "inicialmente cada 15 dlas y después cada 60 dlas".
d) Volumen de garrapaticida utilizado. El número de animales a tratar por bomba de 20 litros
según criterio profesional fue acertado en solo 35 (23,33%) de los encuestados, quienes utilizan
promedios de cuatro o cinco litros por animal. Ciento catorce (76,00%) recomiendan b a ~ a r seis
o más animales por bomba pe 20 litros, reportándose hasta 25 o 30 animales.
3.3.2 Evaluación de propietarios y/o administradores
a) Selección de garrapaticidas. La selección de garrapaticidas indicó que 80 (53,34%) lo hacen
por decisión propia, 35 (23,33%) por consulta a farmacias veterinarias, 18 (12,00%) por consulta
a profesionales, 15 (10,00%) por recomendación de otros propietarios y 2 (1,33%) informaron
no banar a sus animales.
Las bases farmacológicas más utilizadas correspondieron a los piretroides. Especlficamente
se informó sobre el uso de: Cipermetrina (48,67%), Deltametrina (9,33%), Alfacipermetrina
(5,33%) y Flumetrina (5,33%). Otras bases (31,34) fueron referidas a productos fosforados,
clorados y aún a productos de uso agrlcola.
b) Frecuencia de baños garrapaticidas. La información estuvo condicionada a épocas de sequ la
o de lluvias. Para épocas de sequla. la frecuencia de cada 30 dlas fue reportada por 67
(44,67%) de los encuestados. Otras frecuencias correspondieron a: cada 60 dlas, 19 (12,67%);
cada 21 dlas (21,33%); cada 14 dlas, 16 (10,67%) Y 7 dlas, 2 (1,33%). Durante la época de
lluvias. las mayores frecuencias reportadas fueron: cada 60 dlas, 69 (46,00%), Y más de 60 dlas
42 (28,00%). Otras frecuencias correspondieron a: cada 30 dlas, 32 (21,33%), cada 14 dlas,
2 (1.33%); cada 7 dlas, 1 (0,67%); Y no utilizar garrapaticida, cuatro (2,67%).
c) Volumen de garrapaticida utilizado. El número de animales a bañar por bomba de 20 litros es
significativo. Solo 2 (1,33%) de los administradores y/o propietarios utilizan promedios de
cuatro o cinco libras de producto por animal. Ciento cuarenta y ocho (98,67%) utilizan volumen
de 20 litros para 8 o más animales llegando a bañar hasta 30 animales.
81
3.4 EVALUACION DE ALMACENES VETERINARIOS
La evaluación se practicó a nivel de 17 eslablecimientos veterinarios, de los cuales 8 (47,06%)
poselan licencia de funcionamiento y los nueve restantes (52,94%) careclan de ella. La asesor la
profesional estuvo representada en 9 (52,94%) Médicos Veterinarios Zootecnistas, 2 (11,57%) por
Médicos Veterinarios y 1 (5,88%) por Zootecnistas. Cinco (29,41%) de los almacenes careclan de
asistencia profesional.
4. DISCUSION
El alto porcentaje de explotaciones bovinas con extensiones menores de 50 ha coincide con los
resultados de la encuesta sobre producción y salud animal realizada por la Sociedad Alemana de
Cooperación Técnica GTZ (Otte et al., 1980). La falta de educación en administradores de fincas y
la escasa asesorla profesional repercute necesariamente en la planificación de los sistemas de
producción, obligando a fomentar cualquier tipo de explotación.
La falta de conocimiento adecuado por parte de profesionales sobre helmintos y garrapatas se
muestra como una limitante significativa para la organización de programas estratégicos de control.
Los parásitos internos o externos no se comportan en forma igual; su patogenicidad es diferente y su
presentación obedece a muchos factores influenciados por condiciones ambientales y de manejo que
solo podrlan ser interpretados con el conocimiento preciso que el profesional tenga de ellos. Las
fallas detectadas en la utilización de antihelmlnticos y garrapaticidas, obliga a recomendar que se
revise la literatura académica, se profundice en los conocimientos parasitológicos con el fin de lograr
un profesional hábil a nivel de campo, capaz de generar estrategias para tratamientos con frecuencias
de administración acordes a la epidemiologla parasitaria.
La selección de antiparasitarios por parte de administradores, quizá obedece a la escasa asesorla
profesional y falta de educación, obligándolo a recurrir a diferentes fuentes de consulta, siendo objeto
de pollticas comerciales o de vendedores de mostrador que recomiendan sin tener formación
profesional.
El desconocimiento que tienen los administradores de finca, obliga a realizar tratamientos sin
planificaciones, sin diagnóstico, con frecuencias irregulares, con intervalos algunas veces por
creencias emplricas. La adecuada utilización de productos es una exigencia, quizá el bajo cubrimiento
de veterinarios en la región este contribuyendo a potencial izar los múltiples problemas de manejo en
la producción y salud animal (Otte et al., 1980).
La existencia de numerosos laboratorios y en consecuencia la proliferación diaria de antihelmlnticos
y acaricidas han saturado al mercado con una diversidad de nombres que tienen a confundir a
administradores y aún a profesionales que las utilizan. La publi cidad y la sagacidad de distribuidores
contribuye algunas veces a no presentar al producto bajo sus condiciones reales de eficiencia,
sobrevaluándolo en la mayorla de los casos.
82
Es válido resaltar que se conoce poco sobre las campanas de control de calidad que le compete a
organismos estatales. El control de calidad debe ser resaltado por el instituto competente e indicado
mediante campanas de divulgación que lleguen hasta aquellas personas que están utilizando los
productos aunque su grado de educación sea mlnimo. La existencia de establecimientos que venden
drogas sin los registros respectivos, asesorados por personal no capacitado es de interés ante la
problemática del parasitismo. La necesidad de la asesor la profesional a nivel de establecimientos
veterinarios y a nivel de las ,explotaciones aportarla n una orientación definida sobre la utilización de
los productos que sumada a otros aspectos contribuirlan positivamente al control de las infestaciones
de ecto y endoparásitos en cualquier región del pals.
AGRADECIMIENTOS
El autor agradece la valiosa colaboración de los doctores De la Cruz Garcla, Elvira; Vergara Yepes,
Juan; Castaneda De la Cruz, Rafael y Ortlz De la Hoz, William, Médicos Veterinarios de la Universidad
de Córdoba, quienes hicieron posible este trabajo con sus investigaciones parciales sobre el manejo
de antihelmlnticos y acaricidas en el departamento de Córdoba.
83
REFERENCIAS BIBLlOGRAFICAS
1. MESTRA P., A.; DE LA CRUZ, E. Y VERGARA Y., J. Evaluación de antihelmlnticos en especies
domésticas en el Valle del medio Sinú, departamento de Córdoba. Monterla, 1989. 82 p.
Tesis Médico Veterinario Zootecnista. Universidad de Córdoba.
2. MESTRA P., A.; CASTAÑEDA DE LA CRUZ, R. Y ORTIZ DE LA H., W. Observaciones sobre la
utilización de garrapaticidas en la especie bovina en el Valle del Sinú medio, departamento de
Córdoba. Monterla, 1991. 80 p. Tesis Médico Veterinario Zootecnista. Universidad de
Córdoba.
3. OTTE uf al. Resultados de una encuesta realizada sobre producción y salud animal en Córdoba.
84
Monterla, Colombia, Colombia 1982-1984. Monterla. Proyecto Colombo-Alemán ICA-GTZ,
1980. 63 p.
USO ADECUADO DE INSECTICIDAS
Gustavo López Valencia 18
1. INTRODUCCION
Las pérdidas económicas ocasionadas por los artrópodos y los perjuicios que ocasionan a las
diferentes explotaciones y en la salud humana y animal, ha hecho necesario buscar permanentemente
medidas eficientes de control.
No obstante, las garrapatas y dlpteros o artrópodos en general no deben controlarse por el solo hecho
de que existan, o por la habilidad de transmitir patógenos o por la existencia de un producto altamente
efectivo, sino que es necesario valorar las pérdidas económicas que produce y medir la eficacia del
control del parásito que conlleve a solucionar los problemas adicionales al parasitismo (López, 1992).
Como lo han anotado diferentes autores, la presencia de los parásitos no implica necesariamente la
existencia de pérdidas económicas ya que la intensidad de estas variará de acuerdo a la región, tipo
de explotación y a la raza y estado fisiológico de los animales (Benavides, 1992).
En nuestro medio, a pesar de existir en el mercado una alta gama de productos qulmicos para
contrarrestar la acción, las poblaciones parasitarias han ido en aumento, en ocasiones por la
ineficiencia de los programas; por la mala utilización de los productos, por la tolerancia desarrollada
po vezsectos y garrapatas y por la deficiencia en los sistemas de aplicación.
2. CONTROL QUIMICO
desde la antigüedad el hombre observó el efecto parasiticida que poselan ciertos productos naturales
de origen vegetal y mineral, dando origen a las primeras terapéuticas emplricas a partir de las cuales
derivarlan posteriormente los primeros insecticidas desarrollados con criterio cientlfico (Núnez, 1987).
Durante las primeras décadas de este siglo se incorporó a ellos el arsénico y sus sn el; con
posterioridad, en 1940, se descubrieron las propiedades insecticidas de los organoclorados, los que
fueron intensivamente utilizados en agricultura y ganaderla hasta su restricción por la toxicidad a
consecuencia de su acumulación en el tejido graso (NúMez, 1987).
A partir de ese momento, se registraron importantes novedades en la terapéutica, como por ejemplo
el desarrollo de los organofosforados y carbamatos abarcando toda la década de 1960; con cuyo uso
se produjeron en el mundo importantes avances en el control ectoparasitario. Prácticamente todos
18
Médico Veterinario, M.S. Instituto Colombiano Agropecuario, ICA. AA 51764, Medellln.
85
los laboratorios o casas comerciales investigaron en estos productos y muchos de ellos son todavla
excelentes en el control de garrapatas (López, et al).
A partir de 1970 las investigaciones permitieron la slntesis o descubrimiento de nuevos fármacos tales
como las formanidinas, cicloamidinas y una amplia gama de piretroides que han seguido
evolucionando con la presencia hoy en el mercado de productos altamente efectivos.
Lo anterior quiere decir que hemos sido afortunados al tener a través del tiempo, productos qulmicos
disponibles para el control de garrapatas, lo cual infortunadamente como lo anotara Escobar (1992),
se han utilizado en una forma desordenada y los resultados hasta el presente han sido muy variables
y en opinión de la mayorla de los ganaderos, las garrapatas e insectos cada vez están aumentando
y los precios de los productos igualmente más elevados (López, 1992).
3. SISTEMAS DE CONTROL
En Colombia el control de garrapatas ha estado limitado básicamente a la utilización intensiva de los
productos qulmicos por los sistemas de inmersión o de aspersión, con manejo muy inadecuados que
han ayudado a la ineficiencia de los programas, inclusive porque la frecuencia de tratamiento no ha
obedecido a un conocimiento profundo de la especie de garrapata o porque todavla no se conocen
los estudios sobre ecologla realizados en el pals los cuales hoy son pilares fundamentales en los
programas de control.
Por eso, en la actualidad se cuestiona el uso intensivo de baños o tratamientos como único método
de control de garrapatas y se hacen en cambio recomendaciones que ponen énfasis en la convivencia
con ellas mediante un número mlnimo de baños, utilizando animales más resistentes en las zonas de
mayor infestación; buscando otras medidas complementarias no qulmicas para buscar finalmente
reducir los costos de producción y mayor eficiencia de los programas (Benavides, 1984).
3.1 BAÑO DE INMERSION
El baño de inmersión fue el primero de los métodos conocidos y a pesar de ello resulta todavla un
sistema adecuado de control, ya que con él se logra un completo mojado de toda la superficie corporal
posibilitando el Intimo contacto del compuesto con todos los estadios de las garrapatas presentes en
el huésped. Es además un sistema que ofrece mucha facilidad en el manejo animal especialmente
en ganaderlas con alto número de animales.
Sin embar¡jo, este método presenta algunas veces desventajas como la exigencia de grandes
volúmenes de agua para la preparación del baño ya que la capacidad mlnima debe oscilar entre
12.000 y 14.000 litros; se presenta dificultad para mantener una correcta concentración del ixodicida
debido a la evaporación del agua en periodos de intenso calor o por la contaminación provocada por
el paso de animales. Igualmente se presenta dificultad en el vaciado sin contaminar las aguas y el
ambiente, si no se dispone de pozos sépticos adecuados.
86
Con el advenimiento de los nuevos productos de apl icación dorsal o inyectable, no se justificarla la
inversión en tanques de inmersión, pero si seria recomendable recuperar los existentes y darles un
manejo adecuado.
3.2 SISTEMA DE ASPERSION
El sistema de aspersión es un sistema ampliamente difundido por las ventajas que ofrece en cuanto
a utilización de una dilución recientemente preparada; permite utilizar siempre una correcta
concentración; evita el riesgo de intoxicaciones, traumas en ubres en ganado de alta producción y
contaminación del baño.
El sistema de aspersión utilizando manga aspersora posibilita además la economla del producto ya
que solo se requiere utilizar la cantidad necesaria para un número de animales programado. Es
posible utilizar cada vez el producto deseado y generalmente las instalaciones son más económicas
que el baño de inmersión.
El sistema de manga aspersora presenta también desventajas como son la limpieza permanente de
boquillas y tuberla, regulación de la presión, requerimiento de energla eléctrica para el motor impulsor.
Son muchos los sistemas de aspersión que pueden uti lizarse dependiendo del número de animales
y pueden comprender desde una bomba de espalda hasta un equipo de fumigación o equipos
accionados con motor y de fácil desplazamiento para evitar exagerada movilización animal. Sin
embargo, con cualquier sistema de aspersión el mojado no siempre resulta completo, siendo también
muy variado el tiempo de exposición al producto.
Infortunadamente y a pesar de existir una gran variedad de ixodicidas comerciales y múltiples
sistemas de aplicación, la lucha contra garrapatas en Colombia no ha tenido éxito y se escuchan
quejas permanentes en muchas regiones del pals sobre la ineficacia de los programas, la presencia
de resistencia del parásito a la mayorla de los grupos qulmicos; el aumento inusitado de poblaciones
de garrapatas; la aparición de nuevas especies en lugares donde antes no hablan sido reportadas y
en general el alto costo de los tratamientos.
De las observaciones de campo se puede concluir que no existen conocimientos claros sobre las
especies de garrapatas existentes en una determinada región; no se han realizado estudios suficientes
sobre la distribución de garrapatas; no se aplican los conocimientos existentes sobre el
comportamiento de poblaciones en diferentes ambientes e infortunadamente se observan fallas
múltiples en el manejo de los productos, como la preparación inadecuada del producto por animal, la
cual debe ser mlnima de 5 litros para un animal de 300 kilos (López et al., 1989).
Se observan igualmente que no existen criterios unificados sobre la frecuencia de aplicación y rotación
de los productos y más grave aún, ya que no son los ganaderos los que realizan los tratamientos por
las dificultades de orden público y esta labor la tienen que dejar en manos de personas que muchas
veces no le dan al control de garrapatas el interés que se merece.
87
Es preciso resaltar sin embargo que el control qulmico continúa siendo el más efectivo y posiblemente
el más económico y seguirán siendo durante mucho tiempo y por eso los resultados dependerán de
la investigación continuada de los diferentes laboratorios y de la correcta aplicación y del buen uso
que se les de en el campo.
4. USO ADECUADO DE LOS IXODICIDAS
Las recomendaciones para un uso correcto de los ixodicidas o para un programa para el control de
garrapatas en una región determinada, debe tener como soporte inicial el conocimiento de la especie
de garrapata y su comportamiento en el medio, asl como un diagnóstico ecológico, económico y social
del programa que se desee implantar.
Los estudios sobre bioecologla de Boophilus microplus deben servir como herramienta básica para
determinar la frecuencia de tratamientos, según la revisión de Betancourt (1982, 1992), las diferentes
fases en el ciclo de vida libre tiende a demorarse mucho a medida que se asciende en altura y se
desciende en temperatura. De tal manera que en ¡odas las áreas comprendidas entre O - 2.000 la
frecuencia de tratamientos dependerá del grado de infestación, sistema de manejo animal, raza de
ganado, etc.
El sistema a utilizar dependerá del número de animales existentes y cualquiera que se utilice tendrá
como requisito fundamental un cálculo exacto de la concentración del producto; de la cantidad de
producto por animal y la aplicación con un completo mojado del animal.
88

REFERENCIAS BIBUOGRAFICAS
1. BENAVIDES, E. 1992. Control de garrapatas, moscas y hemoparásitos en bovinos en el trópico.
Revista ICA-Informa. Vol. 24, No. 1. p. 9-15.
2. BENAVIDES, E. 1984 b. Control racional de parásitos internos y externos en las ganaderlas del
pals (continuación). Revista ICA-Informa. Vol. 18, No. 1. p. 7-13.
3. BETANCOURT, A. 1992. Situación actual de las garrapatas en Colombia. En: I Foro Nacional
sobre la situación de las garrapatas en Colombia. Santafé de Bogotá, julio 29. p. 10-16.
4. CUJIÑO, R. 1992. Futuro desarrollo de nuevos compuestos. En: I Foro Nacional sobre las
garrapatas en Colombia. Santafé de Bogotá, julio 29. p. 28-30.
5. ESCOBAR, A. 1992. Control a base de productos qulmicos. En: I Foro Nacional sobre la
situación de las garrapatas en Colombia. Santafé de Bogotá, julio 29. p. 19-26.
6. LOPEZ, G. 1992. Sistemas de control de garrapatas. En: I Foro Nacional sobre la situación de
las garrapatas en Colombia. Santafé de Bogotá, julio 29. p. 32-42.
7. NUÑEZ, J. L.; MUÑOZ, M. E. Y MOLTEDO, H. L. 1987. Boophilus microplus. La garrapata
común del ganado, primera reimpresión. Ed. Hemisferio Sur, Argentina. 185 p.
89
La Babesia bovis y la Babesia bigemina causantes de la ranilla roja o babesiosis, tiene un perlado
de incubación de unos 15 dlas. La transmiten únicamente las garrapatas del género Boophilus
microplus. La Babesia bovis es inoculada por las larvas y la B. bigemina por las ninfas y adultos.
Cllnicamente estas enfermedades hemoparasitarias se presentan inicialmente por un estado febril,
luego anemia con palidez o ictericia de las mucosas, enflaquecimiento, deshidratación, algunas veces
parálisis de la rumia y entra el animal en estado de postración que generalmente termina con la
muerte.
Dentro de las consecuencias económicas que se pueden mencionar, están además de la muerte del
animal , el retardo en el crecimiento, probl.emas reproductivos, como abortos, esterilidad temporal en
los toros y modificaciones en la ovulación y en la actividad endocrina y marcada disminución en la
producción de carne y leche.
Estas enfermedades se manifiestan con más frecuencia en ganados jóvenes y adultos, pues los
terneros hasta los 9 meses son resistentes.
2.1 COSTO DEL MANEJO DE LAS ENFERMEDADES POR HEMOPARASITOS
Está determinado que en las ganaderlas de leche donde se manejan cruces con razas europeas, la
mortalidad a causa de los hemoparásitos transmitidos por garrapatas, es de por lo menos el 2% anual.
Se ha establecido que un animal que tenga 10 a 20 garrapatas permanentes durante todo el año,
consigue una estabilidad y resistencia a la infección por hemoparásitos (Laboratorios Cooper).
Sin embargo, se presentan brotes con alguna frecuencia en los animales con cruces de razas
europeas que han permitido cuantificar una incidencia fluctuante que oscila entre el 4% y el 10% de
animales a los que se les desarrollan los slntomas de la infección y que es necesario tratarlos para
evitar graves problemas.
El tratamiento para un animal adulto, depende del grado de infección.
Si se detecta la infección en los primeros estados, se aplica Diaceturato de Diazoamino Dibenzamidina
(35 mg/cc) (ganaplus-revevet) combinado con Oxitetraciclina (70 mg/cc) en una dosis de 70 cc por
animal. Si la fiebre persiste, a las 24 horas se aplica otra dosis. Asl mismo debe aplicarse un
coadyuvante en el tratamiento de la anemia microcltica aguda con base en Cianocobalamina (400
mcgr/ml) en una dosis de 5 mi vla Lm. por cinco dlas. Además la aplicación de complejo B como
antianémico 10 cm vla Lm. por cinco dlas consecutivos.
Si el animal está en el último estado de gravedad de la infección, es conveniente aplicarle lo anterior
e hidratarlo de 2 a 5 dlas. Si se presenta parálisis de la rumia, se le suministra un resolutivo de gases
intestinales con base en sulfato de magnesio o polioxiethileno sorbitan monooleato (0.33 gr/ml)
disuelto en tres partes de agua por vla oral o intrarruminal.
92
Costo del primer tratamiento:
- Antibabesia + antianaplasma: 1 dosis x $ 6950
- Cianocobalamina: 5 dosis x 5 mi x $ 18 mi
- Complejo B: 5 dosis x 10 ce x $ 53 mi
- Jeringas desechables: 5 x $ 200
Total valor tratamiento inicial
Costo del segundo tratamiento:
- Antibabesia + antianaplasma: 2 dosis x $ 6950
- Cianocobalamina: 5 dosis x 5 mi x $ 18 mi
- Complejo B: 5 dosis x 10 mi x $ 53 mi
- Suero hidratan te: 5 frascos x 500 mi x $ 2500 cada frasco
- Bolsas transfusión: 2 x $ 1650 de 500 mi
- Sulfato de magnesio o Sorol
- Jeringas desechables: 5 x $ 200
Total valor tratamiento último estado de gravedad
$ 6950
$ 450
$ 2650
$ 1000
$ 11050
$ 13900
$ 450
$ 2650
$ 12500
$ 3300
$ 500
$ 1000
$ 34300
Desafortunadamente la enfermedad por hemoparásitos en la mayorla de los casos se detecta cuando
se presentan los últimos slntomas o estado de postración del animal, por lo que se ha incluido el uso
de bolsas de transfusión de sangre, incrementando asl el costo de manejo de la enfermedad.
Asumiendo un 2% de mortalidad y tratamiento para el 7% de los animales, por el manejo de
hemoparásitos en un lote de 100 vacas mestizas (Pardo x Cebú x Pardo) de buena calidad lechera
se resume a continuación:
- Mortalidad: 2 vacas x $400000
- Tratamiento: 7% casos = 7 x $ 22675
(Media entre el primero y segundo tratamiento)
Costo manejo hemoparásitos/año para 100 animales
Costo manejo hemoparásitos por animal/año
Costo manejo hemoparásitos por animal/mes
No seria bueno terminar éste trabajo sin antes hacer las siguientes consideraciones:
$ 800000
$ 22675
$ 822675
$ 8227
$ 685
a) En el uso corriente de insecticidas para el control sistémico de ectoparásitos, las metas que se
debe proponer el ganadero, no es tratar de acabar con éstos, sino controlarlos para poder
aprender a convivir con ellos sin alterar el ecosistema, y por ende tener una explotación acorde
con las exigencias del medio.
93
b) En el manejo del nuche y la garrapata, no se tuvo en cuenta el deterioro de las pieles, que a
mi modo de ver tienen una alta incidencia en los costos, pero que a nivel de campo es dificil
obtener información al respecto.
c) En la rotación de productos se utilizaron los antes mencionados por la disponibilidad y por
competencia de precios. En ningún momento se pretende demeritar la calidad de los otros
productos que existen en el mercado y que puedan tener una buena aceptación en otras
regiones del pals. También se tuvo en cuenta la residualidad del producto, el tiempo de
degradación una vez compuesta la solución y la presión de aspersión, pues en esta finca, para
el baño garrapaticida se utiliza una bomba con motor eléctrico de 6 HP que succiona de un
pozo de 500 It de los que siempre se preparan 3000 It de solución, y se aplica a 60 psi.
d) El agua en esta zona presenta un Ph de 6.5 a 6.8 lo que facilita en grado sumo la composición
de los preparados para efectuar el baño. Como la manga de aspersión tiene un sistema de
reciclaje del compuesto, una vez bañados un promedio de 600 animales, el residuo que queda
en el fondo del tanque, es vaciado a un pozo séptico para evitar contaminar las aguas que por
escorrentia llegan a los caños y éstos a los rlos.
e) Las pérdidas económicas en cuanto a babesiosis y anaplasmosis producidas por los abortos
atribuibles a estas enfermedades, no se consideraron en este trabajo, pues los abortos
reportados durante el perlado comprendido entre 1990 y 1992 a pesar de que llegaron a ser
un porcentaje considerable (6%), no se podlan atribuir directamente a este tipo de enfermedad,
ya que se estaban descartando otras posibilidades de aborto como la Leptospira, la Brucella,
el IBR, la Clamydia y algunas hierbas tóxicas abortivas como la Lantana cámara (venturosa)
que gracias al empeño y dedicación de dos estudiantes de último semestre de Medicina
Veterinaria de la Universidad de Berlln, dirigidos por el epidemiólogo Joachim atte de la GTZ,
quienes estuvieron durante dos meses en la finca con todo su equipo tomando muestras y
analizándolas, llegaron a la conclusión de que estos abortos no eran producidos por todas estas
enfermedades de las que se tenia una gran sospecha.
Sin embargo, es de anotar que los animales que abortaron reportaron una baja considerable
en el porcentaje de hematocritos, pero que no se observó presencia de anaplasma o babesia
en todas las muestras de estos animales, lo que hace pensar también en problemas de tipo
nutricional.
Concluyendo, hay que involucrar en los costos de pérdidas por garrapatas, los abortos que
aumentarlan grandemente este guarismo, pues hay que considerar la pérdida completa de una
lactancia más el valor de la crla y la cantidad de forraje consumido sin obtener productividad alguna
y por supuesto el tratamiento post-aborto y demás problemas colaterales hasta poder preñar
nuevamente el animal; pero teniendo en cuenta que no todos los abortos son producidos por esta
causa, para lo cual hay que analizar muestras en el laboratorio lo que hace dispendiosa su evaluación.
94

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->