P. 1
Análisis de los principales aspectos del TLCAN

Análisis de los principales aspectos del TLCAN

4.89

|Views: 31.832|Likes:
Publicado porraziel
Contiene el análisis de todo el documento del TLCAN, además de las historia de la firma del mismo.
Contiene el análisis de todo el documento del TLCAN, además de las historia de la firma del mismo.

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: raziel on Dec 10, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/22/2015

pdf

text

original

INDICE

INTRODUCCIÓN..........................................................................................................................1

ANTECEDENTES DEL TLCAN...................................................................................3

RESUMEN DEL DOCUMENTO TLCAN……………………………………………………16

EL FUTURO DE MÉXICO ANTE EL TLCAN……………………………………………...25

CONCLUSIONES………………………………………………………………………………28

BIBLIOGRAFIA………………………………………………………………………………..31

1

2008
De La Cruz Vázquez Alejandro / González Guadarrama Gerardo Rey / Pacheco Viridiana Venancio

ANÁLISIS DE LOS PRINCIPALES ASPECTOS DEL TLCAN (TRATADO DE LIBRE COMERCIO DE AMÉRICA DEL NORTE)
INTRODUCCIÓN
El presente trabajo es el resultado de una investigación realizada con fines académicos, en el cual se desarrolla un análisis de los principales aspectos del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), de acuerdo a un esquema que representa el pasado, el presente y la perspectiva a futuro de dicho acuerdo comercial. En la actualidad el proceso de integración es un fenómeno que modifica el actuar de las sociedades, de tal manera que es de gran importancia conocer la influencia que genera sobre nuestra sociedad. México no es la excepción en este proceso de integración, ya que forma parte de diferentes acuerdos económicos, políticos y estratégicos. Ejemplo de esto es su participación en el TLCAN, el Asia-Pacifico y diferentes acuerdos bilaterales. Se considera que el TLCAN es el acuerdo comercial más importante para México, ya que las decisiones que se establecen en él, son de gran impacto para la sociedad mexicana, no es así ante los demás acuerdos, porque su impacto no es comparable con el TLCAN. El Tratado de Libre comercio de América del Norte es un documento muy amplio, que consta de 22 capítulos, los cuales comprenden: los objetivos, las definiciones generales, el trato nacional y el comercio de bienes, reglas de origen, procedimientos aduaneros, energía y petroquímica básica, el sector agropecuario y medidas sanitarias y fitosanitarias, medidas de emergencia, medidas relativas a la normalización, compras del sector público, inversión, servicios y asuntos relacionados, comercio transfronterizo de servicios, telecomunicaciones, servicios financieros, política en materia de competencia, monopolios y empresas de estado, entrada temporal de personas de negocio, propiedad intelectual; publicación, notificación y administración de leyes; revisión y solución de controversias en materia de cuotas antidumping (entendiendo por dumping la venta de mercancías al exterior a un precio menor al que se vende en el mercado interno del

TLCAN

Página 2

país exportador) y compensatorias; disposiciones institucionales y procedimientos para la solución de controversias; excepciones y disposiciones finales. En síntesis el TLCAN es un acuerdo regional abierto, compatible con las normas establecidas en el Acuerdo general sobre
comercio y aranceles

(GATT), actual Organización Mundial de Comercio. Esto quiere decir que el

Tratado está abierto a cualquier país que cumpla y respete las normas y requisitos que se establecen en el Acuerdo para la Organización Mundial de Comercio.

Los principales objetivos del TLCAN son: Eliminar fronteras para comerciar y facilitar el cruce por las mismas del movimiento de bienes y servicios entre los territorios de los países miembros, promover condiciones de competencia justa en el área del libre comercio y por ultimo aumentar las oportunidades de invertir en los países miembros.

TLCAN

Página 3

ANTECEDENTES DEL TLCAN
Ante la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Canadá, Estados Unidos de América y México, surgieron nuevas expectativas de cambios que modificaron de manera sustancial las relaciones económicas, políticas y sociales que rigieron al país por más de 40 años. Se trató de una "nueva revolución", cuya naturaleza reside en que el país cambió de estrategia económica para impulsar su desarrollo. Esta transformación trascendental abre toda clase de nuevas opciones y oportunidades para el desarrollo del país. La apertura comercial fue un primer gran paso en el cambio de estrategia económica. Para 1986, el país firmó un acuerdo para ingresar al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio, mejor conocido como GATT, con lo cual México se insertó a la economía internacional. Conforme fue avanzando el proceso de apertura, la estructura tarifaria de México se volvió más similar a la de los países desarrollados. El nuevo perfil del país, ya no correspondía al de una economía cerrada, con un mercado protegido destinado a abastecer las necesidades internas, sino al de una nación que buscaba insertarse en la economía internacional, a través de la competencia y de la exportación de sus productos a nivel mundial. Hubo la necesidad de emprender un proceso de cambio para poder enfrentar el nuevo reto que la modernización del país imponía. México había alterado toda su estructura de desarrollo sólo para encontrarse con un obstáculo enorme, sobre el cual el gobierno mexicano no tenía control alguno. La tendencia proteccionista de la economía norteamericana subsistía a pesar de que México había suscrito en 1985 un acuerdo de entendimiento en materia de subsidios y derechos compensatorios. Como complemento de estas negociaciones, en 1987 ambos países habían firmado un Acuerdo Marco estableciendo una serie de procedimientos y principios para resolver controversias comerciales y facilitar el comercio y la inversión. Hacia finales de 1989, la administración del presidente Salinas continuaba a pasos acelerados con la reestructuración del país. La reforma de la economía adquiría un inusitado dinamismo y el país registraba un crecimiento moderado, pero subsistía un gran problema: los montos de inversión nacional y extranjera que requería el país para su crecimiento económico de largo plazo seguían siendo relativamente reducidos. Si el gobierno quería transformar al país tendría que ir más allá de lo que había pensado originalmente. En este sentido el TLC vino a constituir un paso adicional hacia un objetivo político concreto: garantizar la permanencia de la reforma económica. La firma de un TLC no responde únicamente a las necesidades internas que tenía el país para

TLCAN

Página 4

asegurar su nuevo modelo de desarrollo. Los procesos productivos en el mundo habían cambiado y México se había quedado atrás. En este sentido un TLC con Estados Unidos y Canadá vino a ser un complemento de la reforma económica y la liberalización comercial en la cuál tres países deberían de unir sus esfuerzos para mejorar sus posibilidades de producción a nivel mundial. Este proceso es mejor conocido como la formación de bloques comerciales. Los bloques comerciales responden principalmente a dos objetivos específicos: 1) Incrementar los flujos de comercio entre los países que conforman el bloque, y 2) asegurar los mercados frente al incremento del creciente proteccionismo que erosiona el comercio internacional. Siguiendo esta lógica, el TLC entre México, Estados Unidos y Canadá vino a representar un paso adicional hacia el reconocimiento de realidades en las cuales el país se encontraba inmerso. La conformación de los bloques comerciales se ha caracterizado por ser una respuesta a la tendencia del incremento del proteccionismo en las economías. Finalmente, muchos países en vías de desarrollo están compitiendo entre sí para captar inversión extranjera, condición indispensable para el desarrollo de sus economías a largo plazo. México, para ser exitoso en este contexto, tenía que sesgar las oportunidades en su favor y eso fue precisamente el propósito del TLC. Contar con un tratado de libre comercio permitió a México la consecución de cinco objetivos fundamentales que se relacionan con el entorno internacional: 1) no quedar marginado de los procesos de integración y globalización que se están experimentando a nivel mundial, 2) garantizar un acceso permanente de sus exportaciones a los mercados norteamericano y canadiense y, de esta manera, consolidar su modelo exportador, 3) mejorar su posición de negociación comercial frente a otros países y/o bloques comerciales, 4) competir en igualdad de circunstancias con otras regiones del orbe en la atracción de capital del exterior, y 5) elevar la productividad de la economía mexicana y, con ello, el nivel de ingresos de la población. Para México, el tratado de libre comercio responde a una lógica doble: a nivel interno, se busca afianzar el nuevo modelo de desarrollo que conduzca al país hacia mejores niveles de bienestar de la población. A nivel externo, el TLC constituye una repuesta a los cambios que se están generando a nivel internacional y de los cuales México difícilmente podrá sustraerse después de la apertura de su economía. A principios de 1990, el gobierno mexicano propuso a su contraparte estadounidense la negociación de un tratado de libre comercio. Esto serviría como medio para incrementar la

TLCAN

Página 5

competitividad de los países así como los niveles de vida de los mexicanos y de los norteamericanos. El interés del gobierno mexicano por establecer un TLC con su similar de Estados Unidos tiene sus antecedentes a principios de 1990, cuando el presidente de la República envió al Senado una iniciativa para realizar una consulta que permitiera definir las estrategias comerciales del país, ante la conformación de bloques cada vez más cerrados. En mayo de ese mismo año fueron entregadas las conclusiones de la consulta que establecían la necesidad y conveniencia para México de iniciar negociaciones tendientes al establecimiento de un TLC. En junio, se llevó a cabo la reunión Salinas-Bush en Washington y los mandatarios decidieron iniciar consultas a través de los secretarios de comercio de ambos países para establecer un TLC que integrara a las dos economías. El 21 de agosto el ejecutivo mexicano realizó una petición formal al gobierno de Estados Unidos para comenzar las negociaciones. Por su parte, Canadá expresó su interés por participar en las negociaciones con el objeto de establecer un acuerdo comercial tripartita y con ello no perder las ventajas que había logrado en su propio acuerdo previo. Durante ese mismo mes, el gobierno mexicano dio los primeros pasos para la conformación de grupos de trabajo que servirían para analizar, discutir y proponer cuáles serían los puntos fundamentales para México en la negociación de un TLC. Se formó la Unidad de Negociación y la Comisión Intersecretarial del TLC presidida por la Secretaría de Comercio y compuesta por representantes de las Secretarías de Relaciones Exteriores, Hacienda y Crédito Público, Programación y Presupuesto (actualmente fusionada a la Secretaría de Hacienda), Trabajo y Previsión Social, el Banco de México y la Presidencia de la República. Finalmente, al sector privado, conformado por la Coordinadora de Organizaciones Empresariales de Comercio Exterior (COECE), se le encargó la elaboración de 114 monografías de los sectores industriales y agropecuarios del país. En febrero de 1991, los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos anunciaron simultáneamente su decisión de iniciar negociaciones trilaterales que condujeran a un tratado de libre comercio, para crear la zona de libre comercio más grande del mundo. Los objetivos que perseguía el gobierno mexicano con la negociación de un TLC no eran nuevos ya que se expresan en documentos como el Plan Nacional de Desarrollo 1989-1991 y el Programa de Modernización Industrial y del Comercio exterior 1990-1994, mismos que fueron dados a conocer mucho antes de iniciarse los contactos informales para la negociación del tratado.

TLCAN

Página 6

La firma de un TLC podía ser plenamente compatible con los objetivos trazados en materia de comercio exterior. Según el criterio gubernamental, el tratado debía contemplar siete características que permitieran un acceso pleno a los mercados de Canadá y Estados Unidos. 1) El TLC buscaría la liberación del comercio de bienes, servicios y flujos de inversión, pero no se discutirían temas que requiriesen enmiendas constitucionales como la propiedad de los recursos naturales. 2) El TLC debería ser compatible con las disposiciones del GATT y no imponer barreras adicionales a terceros países que no estuvieran contemplados en el acuerdo. 3) La puesta en marcha del TLC sería gradual y buscaría evitar que los diversos sectores productivos se vieran perjudicados. 4) Se deberían negociar normas y estándares técnicos claros para evitar que en el futuro se pudiesen imponer nuevos géneros de barreras no arancelarias. 5) Se deberían establecer reglas de origen claras. 6) Se deberían establecer reglas para evitar el uso de subsidios que distorsionaran el comercio. 7) El tratado debería incorporar un capítulo de resolución de controversias con el objeto de resolver las disputas comerciales ante medidas proteccionistas que pudiera adoptar un país en forma unilateral. La integración de las economías de Estados Unidos y México también ofrece posibilidades importantes para acrecentar el comercio por la complementariedad que tienen ambas naciones. Por su parte, Estados Unidos podrá beneficiarse del incremento comercial con un país que cuenta con una gran variedad de recursos naturales, un enorme mercado potencial interno y una mano de obra abundante. El TLC representa el reconocimiento de que la relación entre México y Estados Unidos siempre ha estado caracterizada por una interacción profunda, mucho mayor de la que ambos gobiernos hubieran estado dispuestos a aceptar en un pasado reciente. El 12 de Junio de 1991, los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos iniciaron las negociaciones formales del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En el caso de Estados Unidos existe un procedimiento legal para la negociación y aprobación de acuerdos comerciales, mejor conocido como Fast Track, cuya obtención vino acompañada de movilizaciones por parte de algunos grupos opositores al TLC y luchas en el Congreso para autorizar este instrumento de negociación. Fue necesaria una acción concertada entre el gobierno mexicano y el norteamericano para convencer al Congreso y a los opositores del TLC de la

TLCAN

Página 7

conveniencia de un acuerdo comercial. Además, como parte de una estrategia de política exterior, el presidente Bush anunció la posibilidad de que otros países de América Latina pudiesen negociar acuerdos semejantes a través de lo que se intituló la "Iniciativa de las Américas". Ante todo, a través de este programa Estados Unidos buscaba inducir a que esos países emprendieran programas de reestructuración en sus economías y liberalización de su comercio, tal y como México había venido haciendo. México se convertía así en el modelo de política económica a seguir. Con el anunció del inicio de consultas para negociar un acuerdo comercial con Estados Unidos, México estaba dando un gran salto hacia la consolidación del cambio en su vida económica y política que resultaba del proceso de reforma económica iniciado en 1985 y cuyo propósito central era el de alcanzar mejores niveles de bienestar para la población. De esta manera, uno de los objetivos políticos más importantes para el gobierno de México consistía en fortalecer al país y elevar los niveles de ingreso de la población a través de una creciente interacción económica con el resto del mundo. Antes de iniciar las negociaciones formales fue necesario realizar consultas informales entre los países para determinar si un TLC sería un proyecto viable y conveniente para las dos naciones. A finales del mes de febrero de 1990, una delegación mexicana encabezada por el jefe de la Coordinación de Asesores de la Presidencia de la República viajó a Washington para sondear si el gobierno norteamericano estaría dispuesto a negociar un tratado de libre comercio con México. Los resultados de estas consultas se dieron a conocer el 8 de agosto de 1990 durante la VII Reunión de la Comisión Binacional México-Estados Unidos. En este foro, los representantes de ambos países recomendaron iniciar negociaciones formales para establecer un TLC bilateral de acuerdo con las leyes y procedimientos de cada país. Poco después, Canadá manifestó su interés por participar en las negociaciones con México y Estados Unidos. Con la incorporación de Canadá era necesario volver a establecer pláticas informales para evaluar la conveniencia de un tratado que involucrara a las tres naciones así como analizar las diferentes alternativas posibles de negociación tomando en cuenta la existencia previa de un acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Canadá. Una negociación comercial de las magnitudes implícitas en el TLC planteaba una serie de problemas políticos y técnicos que no serían fáciles de resolver y para los cuales había que encontrar fórmulas y procedimientos que fueran satisfactorios para cada una de las partes involucradas en la negociación: México, Estados Unidos y Canadá. Es decir, había que acordar

TLCAN

Página 8

qué era materia de negociación y qué no, cómo se dirimirían las diferencias a lo largo del camino, quiénes serían las instituciones y los actores encargados de la negociación y cuales serían las reglas bajo las cuales se llevaría a cabo la negociación. Adicionalmente, cada país tenía que resolver los problemas políticos y económicos internos para que éstos no obstaculizaran la negociación comercial. Por lo tanto, los primeros pasos fueron cruciales para llevar a cabo el proceso propiamente de negociación. Uno de los problemas centrales que se presentó antes de iniciar la negociación comercial consistió en determinar qué áreas o temas podían y debían ser negociados y cuales no deberían estar incluidos. Si no se especificaban claramente estos objetivos, la negociación podía experimentar un retraso considerable. De hecho, en el caso del acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Canadá, las negociaciones habían llevado más de seis años, de los cuales la mayor parte fueron años dedicados a definir qué era sujeto de negociación. Tomando en cuenta los errores y aciertos de la negociación entre Canadá y Estados Unidos, México tenía que encontrar un mecanismo adecuado que estableciera las condiciones, los tiempos y las fórmulas institucionales que más convenían a sus intereses para lograr una igualdad de oportunidades en el acceso a los mercados norteamericano y canadiense. Las negociaciones comenzaron el 12 de junio de 1991 después de más de un año de consultas y trabajos preparatorios que se llevaron a cabo en México, Canadá y Estados Unidos. Cada país tuvo que crear las condiciones políticas internas y administrar los tiempos institucionales para después poder negociar. En Estados Unidos y Canadá, el anuncio de una negociación comercial con México produjo una decidida oposición interna de los sectores obreros y algunos grupos industriales que sentían amenazados sus mercados. Pero el proceso de negociación, propiamente dicho, solo se inició una vez que el presidente de Estados Unidos obtuvo la autorización del Congreso para poder negociar con México dentro de las reglas del Fast Track, que se describen más adelante. En México había que evaluar cuáles serían las implicaciones de la entrada de Canadá al tratado. El gobierno muy rápidamente definió cuales serían, desde el punto de vista de México, las áreas que podrían entrar en la negociación del acuerdo comercial y cuales deberían de quedar excluidas. También invitó a todos los miembros del sector privado a participar en los trabajos preparatorios previos a la negociación con el objeto de conocer de manera precisa las condiciones de la industria mexicana, los requerimientos de protección temporal, los problemas de cada sector y las demandas que los negociadores mexicanos debían de presentar a sus

TLCAN

Página 9

contrapartes en la negociación. La negociación de la negociación implicó el establecimiento de mecanismos de consenso mutuo, preparación de grupos de trabajo, definición de los asuntos que entrarían en la agenda de negociación, delimitación de tiempos razonables para poder negociar, además de un largo proceso de preparación interno en cada uno de los países para poder evaluar los impactos de diversas modalidades de esquemas arancelarios, tiempos de desgravación y la definición de muchos otros asuntos y reglas que influirían de manera directa en la negociación. Las consultas entre los representantes comerciales de México y Estados Unidos para evaluar la conveniencia de un TLC habían avanzado de manera rápida y satisfactoria. El 8 de agosto de 1990, los participantes de la reunión binacional México-Estados Unidos acordaron dar luz verde para que los gobiernos de sus respectivos países pudieran iniciar las negociaciones del TLC. El 21 de agosto, el presidente Carlos Salinas de Gortari realizó la petición formal ante el gobierno de Estados Unidos para que comenzaran las negociaciones. A principios de septiembre, el presidente George Bush solicitó al Congreso norteamericano su consentimiento para poder negociar con México por medio del mecanismo Fast Track. Este fue sin duda uno de los momentos más difíciles que antecedieron a la negociación comercial, durante el cual tanto el gobierno mexicano como el norteamericano tuvieron que coordinar sus acciones y esfuerzos para convencer al Congreso estadounidense sobre la conveniencia de autorizar el Fast Track. El 24 de septiembre, treinta y cuatro días después de que el presidente mexicano realizara la petición formal para iniciar negociaciones con Estados Unidos, Canadá manifestó su interés por participar en el acuerdo. Esta decisión fue importante para México ya que había que reconsiderar el esquema de negociación bilateral ante la incorporación de un tercer país que originalmente no estaba contemplado. La posición canadiense ante el inminente inicio de negociaciones entre México y Estados Unidos estuvo acompañada de algunos titubeos y vacilaciones producto de los problemas económicos y políticos internos que venía experimentando ese país por esas fechas y de los cuales muchos culpaban a su acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. En 1988, Canadá y Estados Unidos habían firmado un acuerdo bilateral de libre comercio que, desde la perspectiva canadiense, debía de cumplir dos objetivos principales. Primero, asegurar a Canadá el acceso al mercado norteamericano para contribuir a desarrollar de manera más amplia su industria manufacturera. Segundo, un acuerdo de libre comercio estimularía la competitividad y productividad de la industria canadiense, lo que le permitiría recibir flujos de inversión e incrementar el empleo.

TLCAN

Página 10

La primera opción consistía en que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá negociaran una cláusula de adhesión en su tratado y con ello México podría incorporarse fácilmente al acuerdo canadiense-norteamericano, lo que reduciría considerablemente el tiempo de negociación. Sin embargo, esta solución no era aceptable para México debido a que los temas y sectores relevantes para México no necesariamente son los mismos que para Canadá, pero sobre todo porque México requería de un acuerdo que garantizara los intereses del país más que la adhesión a un arreglo comercial creado por otras naciones y que no forzosamente se ajustaría a nuestras necesidades. Una segunda opción posible consistía en negociar un acuerdo trilateral para los tres países. Sin embargo, esta opción también presentaba muchas dificultades debido a que si no se llegaba a ningún acuerdo, Canadá y Estados Unidos continuarían con su tratado comercial y México se quedaría sin nada. De hecho, este esquema constituía un poderoso incentivo para que Canadá pusiera trabas y dificultades al momento de negociar para impedir que México se convirtiera en otro socio comercial privilegiado de Estados Unidos. El tercer esquema es muy parecido al anterior aunque presenta una variante crucial. Los tres países negociarían un acuerdo trilateral pero, en caso de que se presentaran dificultades para su realización y las negociaciones no avanzaran a un ritmo deseable, se abandonaría dicha fórmula y se continuaría por la vía de un acuerdo bilateral entre México y Estados Unidos. Por sus ventajas para las tres naciones, éste fue el esquema que se adoptó. El nuevo acuerdo trilateral no solo debería ser compatible con los lineamientos del GATT sino también con el acuerdo de libre comercio suscrito ente Estados Unidos y Canadá. La participación de Canadá planteaba un incremento en las dificultades que tendrían algunos sectores al momento de ser negociados. Las economías de México y Canadá experimentaban un intercambio comercial relativamente bajo, lo que hacía más simple el TLC propuesto. Sin embargo, la complementariedad económica de ambas naciones no era tan grande, ya que algunos productos canadienses y mexicanos competían entre sí en el mercado norteamericano. Este hecho implicaba para México que algunos sectores, como el de automóviles, acero, textiles y prendas de vestir -identificados como sectores problemáticos en una negociación comercial con Estados Unidos por su sensitividad política- también tendrían que ser tratados con Canadá, donde se producían artículos de exportación similares a los nacionales. Con ello, la competencia en algunos sectores, que ya de por sí era intensa, se acrecentaría aún más con un TLC y dificultaría las negociaciones. Sin embargo, conforme fueron avanzando las consultas informales para

TLCAN

Página 11

establecer la negociación comercial, Canadá y México empezaron a reconocer que tenían muchos objetivos y puntos comunes y por lo tanto existían oportunidades para estrechar los lazos de cooperación sobre todo porque ambos países enfrentaban problemas similares de proteccionismo en Estados Unidos. La experiencia canadiense en la negociación del acuerdo entre Canadá y Estados Unidos era invaluable para México y los dos países podían cooperar para encontrar soluciones más eficientes en temas como la resolución de disputas y mecanismos antidumping. Ambos países tendrían mucho que ganar en una negociación comercial y existían muchas afinidades recíprocas con las cuales se podían establecer bases sólidas para llegar a una buena negociación. Las oportunidades consistían en ampliar el mercado potencial a cerca de 360 millones de consumidores e incrementar aun más el intercambio comercial entre los tres países, aumentando los flujos de comercio no solo con Estados Unidos sino también entre Canadá y México. La entrada de Canadá también permitiría equilibrar las relaciones entre las tres naciones, ya que Estados Unidos no sería la única nación favorecida con un doble acceso exclusivo al mercado canadiense y mexicano y cada país tendría igualdad de oportunidades para captar nuevos flujos de inversión extranjera. Además, las afinidades y los problemas comunes que experimentaban Canadá y México para acceder al mercado norteamericano volvían aun más atractiva la cooperación. Por otra parte, se podrían esperar incrementos en las dificultades de negociación ya que cada país tenía sectores sensibles para su economía, algunos de los cuales coincidían entre sí. Con ello, se establecían reglas para no estancar la negociación y evitar abusos y discriminación hacia alguno de los países. A principios de la década de los años sesenta, el Congreso norteamericano introdujo enmiendas a un acuerdo comercial previamente negociado entre los representantes de Estados Unidos y los países europeos, lo cual alteró lo que los negociadores habían logrado después de meses de trabajo. El Congreso de Estados Unidos, sin embargo, estaba actuando en forma consecuente con las atribuciones que le confiere la Constitución norteamericana, por lo que aquella acción no fue nada más que un reflejo normal del sistema de pesos y contrapesos que existe entre el poder legislativo y el ejecutivo de Estados Unidos. Sin embargo, estos mecanismos se traducían en una falta de operatividad en materia de legislación comercial, ya que los países que deseaban negociar asuntos comerciales con los norteamericanos no tenían ninguna certeza de que los acuerdos alcanzados no serían modificados por el Congreso. Por otra parte, la constante

TLCAN

Página 12

intervención del Congreso durante el proceso de negociación provocaba retrasos e incertidumbres y volvían sumamente compleja y costosa la realización de cualquier tipo de acuerdo comercial. El Fast Track ofrece ventajas en la negociación tanto para el presidente norteamericano como para los negociadores de otros países que quieran suscribir un acuerdo comercial con Estados Unidos. Entre las más importantes destaca el hecho de que el Congreso no puede efectuar enmiendas, por lo que los negociadores de otras naciones tienen la certeza que los acuerdos alcanzados no serán modificados. Después, al ser enviado al Congreso, el acuerdo podrá aprobarse o rechazarse en su totalidad, pero de ninguna manera podría sufrir cambios. Este mecanismo permite que los acuerdos sean negociados en un tiempo menor al no estar sujetos a autorizaciones parciales por parte del Congreso. Sin embargo, vale la pena recalcar que la aprobación del Fast Track no implica que las negociaciones tengan que efectuarse de manera sumamente rápida. A lo largo del periodo de negociación, el equipo mexicano tenía que lograr objetivos trascendentales en un ambiente poco propicio para alcanzarlos. El más importante de éstos, que se incorporara en el tratado lo que los técnicos llaman la asimetría entre dos países ricos y uno pobre -es decir, que Estados Unidos y Canadá reconocieran que México es un país relativamente pobre y que, por ello, requiere consideraciones especiales- no podía ser enfrentado directamente, pues no había receptividad para ello entre los dos socios de la negociación. Al finalizar las negociaciones resulta muy claro que el equipo negociador mexicano evidenció tres atributos excepcionales. Para México, el simple hecho de conformar un equipo que pudiera negociar tratado de libre de comercio con nuestros dos poderosos vecinos implicaba un enorme reto. México tenía relativamente poca experiencia en la negociación de tratados comerciales; con excepción del acuerdo suscrito con el GATT en 1985 y de otros acuerdos limitados con Estados Unidos, nunca antes había sido México el que propusiera una negociación de estas magnitudes y complejidad. Por ello, con el objeto de subsanar esta falta de experiencia, y a diferencia de Canadá y Estados Unidos, en México se tomó la decisión de crear una unidad especial de negociación exclusivamente encargada de negociar el TLC. El equipo de negociación mexicano fue conformado por cerca de cien profesionistas de alto nivel, muchos de los cuales eran especialistas en diversos sectores de actividad económica o asuntos relacionados con el comercio internacional. Si bien el equipo mexicano no tenía una gran experiencia en la negociación de acuerdos comerciales, muchos de sus elementos habían estado previamente involucrados en

TLCAN

Página 13

asuntos que concernían a la desregulación económica y comercial, motivo por el cual no eran ajenos a temas comerciales. En cambio, en Estados Unidos y Canadá no se conformó ningún grupo especial para la negociación con México, sino que se trataba de diversos funcionarios públicos pertenecientes a distintas agencias gubernamentales, muchos de los cuales habían estado previamente involucrados en negociaciones comerciales, aunque también existían muchos otros que no eran especialistas en la materia. La propia representante comercial de Estados Unidos, Carla Hills, y su equipo no habían estado involucrados en negociaciones de tipo comercial con anterioridad. Este hecho permitía de alguna manera equilibrar las relaciones entre los equipos negociadores de los tres países. El cuidado en la integración del equipo negociador mexicano y la cantidad de recursos invertidos por nuestro país para la negociación reflejan perfectamente la importancia del desafío que México tenía que enfrentar. Algunos sectores de la opinión pública mexicana estimaban que la negociación del TLC no sería equitativa ya que el equipo negociador mexicano no tenía la experiencia requerida para negociar un asunto de esta naturaleza. En muchos aspectos el tratado trilateral constituye un documento mucho más detallado y ampliado que el acuerdo de libre comercio suscrito entre Canadá y Estados Unidos e incluso se lograron eliminar protecciones importantes que se habían establecido previamente en el ALC entre Canadá y Estados Unidos, como en el caso del sector textil. Es importante hacer notar que el equipo mexicano se abocó a plantear un cambio radical de esquema comercial y no sólo a defender los viejos sectores privilegiados de la economía mexicana. A pesar de la diversidad de temas que se negociaron, quizá el tema central para México era el de no perder los beneficios del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), que consisten en el acceso al mercado estadounidense sin aranceles para un enorme número de productos mexicanos. Muchos de estos productos están muy protegidos en Estados Unidos, excepto para los exportadores dentro del sistema de preferencias, que establece un límite cuantitativo (una cuota) a la exportación de esos productos para países en desarrollo. En este contexto, una de las características más interesantes del proceso de negociación fue que México no sólo desarrolló una estrategia de negociación para el TLC sino que también se adoptaron estrategias complementarias en otros foros, como los del GATT, que se utilizaron para mejorar la posición negociadora mexicana en el acuerdo trilateral. Estas acciones complementarias surtieron efectos en la negociación de algunos asuntos clave como el del Sistema Generalizado de Preferencias

TLCAN

Página 14

Comerciales (SGP). El SGP vigente hasta antes de la firma del tratado consistía en un mecanismo unilateral estadounidense por medio del cual las exportaciones de ciertos productos de los países en vías de desarrollo podían acceder al mercado norteamericano con aranceles bajos aunque con ciertas restricciones de cuotas. Este mecanismo ofrece múltiples ventajas para los países subdesarrollados ya que no tienen que otorgar medidas de reciprocidad comercial. En 1991, cerca de 166 productos mexicanos se encontraban sujetos a este mecanismo de acceso al mercado norteamericano. El gobierno mexicano consideraba crucial que al entrar en vigor el tratado de libre comercio estos productos siguieran gozando de las ventajas de acceso al mercado norteamericano con aranceles bajos (o nulos) y que, además, se eliminaran los topes máximos y las restricciones de cuotas. Hacia finales del año de 1991, los equipos negociadores habían logrado un consenso sobre los principales temas de negociación. Además, la estructura del acuerdo también tiene importancia, pues refleja las prioridades de cada país. Se acordó que cada país prepararía su propio borrador del tratado y en diciembre de 1991 los tres intercambiarían su propuesta de estructura y redacción. Sin embargo, esta labor presentó problemas ya que cada uno de los tres grupos de negociadores se encontró con propuestas distintas, disímbolas y muy difíciles de comparar. Para poder efectivamente comparar los textos, el equipo mexicano se dedicó a elaborar una serie de tablas en las que aparecía el párrafo mexicano, el americano y el canadiense sobre cada tema. En enero de 1992 los norteamericanos y los canadienses propusieron una reunión para comparar los textos. A la reunión las contrapartes mexicanas llegaron con un esquema de cómo se podrían comparar los textos; en contraste, la parte mexicana llegó con un volumen completo con las comparaciones ya realizadas y con los diskettes correspondientes para que cada uno de los equipos de negociación pudiese modificar los textos como le pareciese conveniente. El enorme trabajo manual que había llevado a cabo el equipo mexicano llevó a que, de hecho, se aceptara la estructura que México había propuesto. Quizá la mayor aportación que México hizo al tratado y que evidencia la disposición del gobierno mexicano de avanzar en el proceso de cambio no sólo económico, sino también legal y político fue su propuesta para la estructuración de tribunales para la solución de controversias. Como todo tratado, el TLC requería de un mecanismo para que se resolvieran las disputas comerciales que se fuesen presentando en el tiempo. Canadá y Estados Unidos habían creado un sistema de tribunales que tenían esa facultad, pero ninguno estaba feliz con su desempeño y

TLCAN

Página 15

Estados Unidos tenía objeciones a que se incluyera a México en el mecanismo, estaba preocupado de que los mexicanos y los canadienses se aliaran en contra de Estados Unidos, por lo que objetaban el mismo. En anticipación a estos problemas, el equipo mexicano se dedicó a elaborar diversos esquemas para proponerlos como alternativa. Lo que produjeron es genial tanto por su simplicidad como por lo que evidencia. La propuesta mexicana consistió en que se nombrara a un grupo de treinta personas, diez por cada país, del cual se estructurarían los tribunales de cinco miembros para cada disputa. El mecanismo es el siguiente: primero, uno de los países contendientes elegirá al presidente, el cuál tendrá que ser ratificado por los otros países; si no existe acuerdo, el presidente será elegido por sorteo. El presidente del tribunal no podrá ser ciudadano del país que realice la selección, aunque se permite que sea originario de un país no miembro del TLC. Luego, los países que aún no han elegido podrán seleccionar a dos miembros de entre la lista que presenten sus contrapartes, y entre éstos se constituirá el tribunal. Es decir, los países en disputa escogerán de entre los miembros de los otros países y no de los propios.

TLCAN

Página 16

RESUMEN DEL DOCUMENTO TLCAN
A continuación se enuncian los capítulos que contiene el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, sus principales aspectos y obligaciones que las partes adquieren con la firma de éste. (Para mayores detalles sobre el total de artículos contenidos en el documento, ver el anexo 1) El primer capítulo, denominado de Objetivos, comprende de los artículos 101 al 105, dentro del cual se establecen los objetivos y obligaciones de cada uno de los países integrantes del TLCAN, las cuales, de ahora en adelante llamaremos “PARTES”. En dicho capítulo se establece la zona destinada parta el libre comercio, la relación con otros tratados, la importancia de los tratados en materia ambiental, así como lo referente a sus obligaciones. El capítulo de definiciones generales sólo comprende el artículo 201 y su anexo, ya que en él se dan los conceptos que se mencionarán a lo largo del tratado, brindando una descripción de cada uno de ellos. Así mismo en su anexo se hace mención de definiciones especiales para nuestro país, de varios términos en específico. Dentro del capítulo referente al Tratado Nacional y Acceso de Bienes al Mercado, se establecen las bases para dar el mismo trato a los productos importados y a los producidos en el territorio de cada una de las partes, dándose un trato de “nacional” a todos los productos importados. De igual forma se abordan los temas relacionados al arancel. En este capítulo queda estipulado que no se podrán crear nuevos aranceles o aumentar los ya existentes, por el contrario, se irán eliminando de forma progresiva por cada una de las partes. También queda asentado, que no se pueden hacer devoluciones de los aranceles aduaneros que se hayan pagado, ni reducir el pago de los adeudos que se tengan por este concepto. Para aquellos bienes que entren de forma temporal no habrá pago de dicho arancel, como lo es equipo de trabajo, equipo deportivo para la realización de competencias, etc., pero en caso de que el bien no entrara solo de forma temporal, o no cumpliera con las normas establecidas en el tratado, si será objeto del pago de arancel aduanero. Para el caso del transporte de las mercancías, se permitirá el regreso de dichas unidades por cualquiera de las rutas existentes, siempre y cuando la salida se realice por el mismo puerto de entrada, esto con la finalidad de que no se impongan fianzas o sanciones. No será necesario que sea el mismo vehículo ni el mismo transportista el que regrese a su territorio de origen.

TLCAN

Página 17

Se acuerda que todas aquellas muestras comerciales y artículos de publicidad no pagarán arancel aduanero siempre y cuando cumplan con las normas del tratado, tampoco pagarán arancel aquellos bienes que se hayan exportado para su reparación o efectos de garantía y después se hayan reimportado ya reparados. Existen productos en especial sobre los que no se impondrá ningún tipo de arancel, como los vinos y licores y los productos distintivos. Las partes podrán establecer medidas contra la exportación de algunos bienes siempre y cuando la parte exportadora no se vea afectada. También encontraremos en este capítulo algunas medidas especiales de México y Canadá y varias tablas donde por medio de fracciones se clasifican varios artículos para lo relacionado al tema de los aranceles aduaneros. Este capítulo se compone de los artículos 300 al 318 y sus anexos. En lo referente a las reglas de origen se habla sobre la manera en que un artículo es marcado como “bien originario”, es decir, un bien cuyo origen sea cualquiera de las partes que celebran este tratado. Dichas condiciones atienden, por ejemplo, al lugar en donde se fabrica el producto, los materiales que se ocupan en su producción, la maquinaria utilizada para la fabricación del mismo, sus ingredientes, entre otros aspectos. Todo esto es necesario para poder fijar el valor de contenido regional de dichos productos a través de dos métodos, el método de valor de transacción y método de costo neto. Se hace excepción con los bienes de tipo automotriz, ya que para estos bienes, aparte de los aspectos arriba mencionados, se podrá tomar en cuenta si la planta en que se produjeron es nueva, aunque esté en territorio de otra parte, o si se realizó alguna remodelación que conllevara la construcción de cimientos y el cálculo del valor de contenido regional se calculará de forma distinta al resto de los demás artículos. Para saber si un bien es originario también se podrán tomar en cuenta los costos de los bienes no originarios del lugar donde se produce dicho bien, así como el porcentaje de estos materiales con que se fabrique dicho bien, o si el costo de los materiales no originarios no afecta de forma considerable el costo del bien. También se señalan a los bienes fungibles originarios y no originarios, los cuales, de ser exportados como una misma forma podrán ser determinados como originarios mediante el manejo de inventarios establecidos en las reglamentaciones uniformes, además se puede tomar en cuenta el empaque o envase en que se contenga el artículo, los empaques para su embarque, su transbordo durante su exportación y su conservación en otra

TLCAN

Página 18

parte, siempre y cuando dicha conservación no implique una alteración de sus características esenciales. Es importante saber si un producto es de origen, ya que de ser así, este producto tendrá un trato especial en lo referente a los temas arancelarios al ser tratado de manera preferencial. Los artículos de este capítulo comprenden del 401 al 415 El quinto capítulo referente a los procedimientos aduaneros comprende de los artículos 501 al 514, en el cual se establecen los métodos para la entrega de un certificado de origen para todos aquellos productos que hayan sido marcados así y se estipulan los métodos que se seguirán para las revisiones, sanciones e impugnaciones en caso de que algún producto no sea de origen y se haya querido marcar como tal. También se establecen las bases de cooperación entre los tres países a fin de que todas estas medidas sean cumplidas pero sin afectar a ninguno de los exportadores. Se establece la creación de un grupo de trabajo sobre las reglas de origen, el cual, se integrará por representantes de cada una de las tres partes, para vigilar la aplicación y administración de controles aduaneros, tasas arancelarias, los marcados de país de origen, las reglas de marcado y reglamentaciones uniformes, así como la administración de cada una de las aduanas. El capítulo acerca de energía y petroquímica básica, comprende de los artículos 601 al 609, en donde se clasifican este tipo de bienes conforme al sistema armonizado, y se establecen las medidas relacionadas con la inversión y el comercio transfronterizo de dichos bienes. Se establecen los acuerdos para la prohibición a la entrada de estos bienes conforme al GATT por cada una de las partes, no solo entre ellas mismas, también a países que no son parte, y se fijan los impuestos correspondientes a dichos bienes energéticos. También se establecen medidas de seguridad nacional y se fija que las restricciones de estos bienes sólo se podrán hacer siempre y cuando no se afecte a la otra parte, ni a los canales normales de suministro de estos energéticos. En cuanto al sector agropecuario, medidas sanitarias y fitosanitarias se hace referencia de todos aquellos bienes de origen vegetal o animal, que son exportados a cada una de las partes para garantizar que la entrada de estos productos no represente peligro para la población de cada una de las partes. Las partes trabajan de manera conjunta para mejorar la entrada de estos bienes en sus territorios, así como para el control de plagas que pongan en peligro la vida humana, vegetal o animal de alguna de las partes. En caso de que estos productos no cumplan los requisitos de

TLCAN

Página 19

control establecidos por cada una de las partes se puede proceder a la prohibición de estos artículos, pero siempre tratando de no perjudicar al exportador. Las prohibiciones sólo se pueden hacer si se tiene un fundamento científico, y puede ser apoyado por organismos externos. En caso de no existir este tipo de fundamento, no se puede realizar dicha prohibición. Se protege la discriminación de alguno de estos artículos de una parte si es que existiera otro artículo similar al que se le diera un trato preferencial. Se eliminan los subsidios al sector agropecuario y se trabaja conforme al GATT. Hay un comité de comercio agropecuario que integra representantes de cada una de las partes con el fin de administrar este tipo de industria. Se tendrán acuerdos especiales con Estados Unidos con respecto a los azúcares y un apartado especial sobre el café entre las tres partes. Con Referencia a Medidas Sanitarias y Fitosanitarias es necesario, para precisar lo anterior conocer el contenido implícito del concepto de medida sanitaria o fitosanitaria que hace referencia a una aplicación para proteger la vida o salud de animales, vegetales y humanos, en relación a un producto final. El Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias se integra por la representación de cada una de las partes, se encarga de facilitar la seguridad sanitaria, de promover la cooperación técnica entre los participantes, se fundamenta en el asesoramiento científico, etc., y por lo menos se reúne una vez al año. En cuanto a las medidas de emergencia se señala que se recurre a ellas, en caso de que se constituya una causa sustancial de daño serio, o una amenaza del mismo a una industria nacional que produzca un bien similar o competidor directo, esto a raíz de la reducción o eliminación de un arancel estipulado en este Tratado. Se mencionan algunas medidas de emergencia a realizar como por ejemplo: suspender la reducción futura de cualquier tasa arancelaria establecida en este Tratado, para el bien del afectado; aumentar la tasa arancelaria para el bien de la parte afectada, a un nivel específico. Por otra parte, se señala que el proceso que pudiera desembocar en la realización de alguna medida de emergencia comienza cuando una Parte notificará sin demora y por escrito, a cualquier otra Parte que pueda ser afectada. También se menciona que cualquier medida de esta naturaleza comenzará a surtir efectos a más tardar en el año siguiente a la fecha de inicio del procedimiento, se remarca el hecho de que ninguna medida de emergencia se puede mantener por más de tres años, de acuerdo a ciertas especificaciones. Con referencia a las barreras técnicas del comercio, se menciona la medida relativa a normalización. Es una norma, reglamento técnico o procedimiento de evaluación de la

TLCAN

Página 20

conformidad, que consiste en un procedimiento de aprobación, esto quiere decir, hacer compatible, lo que significa llevar hacia un mismo nivel medidas relativas a normalización diferentes, pero con un mismo alcance, aprobadas por diferentes organismos de normalización, de tal manera que sean idénticas, equivalentes, o tengan el efecto de permitir que los bienes o servicios se utilicen indistintamente o para el mismo propósito. Para llevar acábo las medidas relativas de normalización existe un comité integrado por representantes de cada una de las Partes, la función de dicho comité consiste en facilitar el proceso mediante el cual las Partes hacen compatibles sus medidas relativas a normalización, además toma en consideración acontecimientos sobre medidas relativas a normalización a nivel no gubernamental, regional y multilateral, incluidos los del GATT. En cuestiones sobre las compras del sector público, se menciona la presentación, recepción y apertura de ofertas y adjudicación de contratos. Se refiere a las medidas que una Parte adopte o mantenga con relación a las compras de una entidad de un gobierno federal, una empresa gubernamental o una entidad de gobiernos estatales o provinciales, también de bienes de servicios o de servicios de construcción. Sobre los contratos menciona que, cada una de la partes se asegura que se cumplan las disposiciones establecidas. También al calcular el valor de un contrato, las entidades toman en cuenta todas las formas de remuneración, incluso primas, derechos, comisiones e intereses. Este capítulo referente a la Inversión, servicios y asuntos relacionados, se aplica a las medidas que adopte o mantenga una Parte relativas a los inversionistas de otra Parte, así como a las inversiones de inversionistas de otra Parte realizadas en territorio de la Parte. Se menciona que una Parte tiene el derecho de negarse a autorizar el establecimiento de inversiones en tales actividades. Cada una de las Partes otorga a las inversiones de inversionistas de otra Parte, trato no menos favorable que el que otorga, en circunstancias similares, a las inversiones de sus propios inversionistas en el establecimiento, adquisición, expansión, administración, conducción, operación, venta u otra disposición de las inversiones. Cada una de las Partes otorga a las inversiones de los inversionistas de otra Parte, trato acorde con el derecho internacional, incluido trato justo y equitativo, así como protección y seguridad plenas. Ninguna de las Partes puede nacionalizar ni expropiar, directa o indirectamente, una inversión de un inversionista de otra Parte en su territorio, ni adoptar ninguna medida equivalente a la expropiación o nacionalización de esa inversión (expropiación), salvo que sea: a) por causa de

TLCAN

Página 21

utilidad pública; b) sobre bases no discriminatorias; c) con apego al principio de legalidad y d) mediante indemnización. Dentro del capítulo sobre Comercio transfronterizo de servicios, se establece la prestación de un servicio del territorio de una Parte al territorio de otra Parte; en territorio de una Parte, por personas de esa Parte, a personas de otra Parte, o por un nacional de una Parte en territorio de otra Parte. Esto se refiere a las medidas que una Parte adopte o mantenga sobre el comercio transfronterizo de servicios, que realicen los prestadores de servicios de otra Parte, incluidas las relativas a la producción, distribución, comercialización, venta y prestación de un servicio, la compra, o uso o el pago de un servicio, el acceso a y el uso de sistemas de distribución y transporte relacionados con la prestación de un servicio y el otorgamiento de una fianza u otra forma de garantía financiera, como condición para la prestación de un servicio. Ninguna disposición de este capítulo se interpreta en el sentido de imponer a una Parte ninguna obligación respecto a un nacional de otra Parte que pretenda ingresar a su mercado de trabajo o que tenga empleo permanente en su territorio, ni de conferir ningún derecho a ese nacional, respecto a dicho acceso o empleo. El capítulo de telecomunicaciones se refiere a las medidas que adopte o mantenga una Parte, relacionadas con el acceso y el uso de redes o servicios públicos de telecomunicaciones por personas de otra Parte, incluso el acceso y el uso que dichas personas hagan cuando operan redes privadas. Las medidas que adopte o mantenga una Parte sobre la prestación de servicios mejorados o de valor agregado por personas de otra Parte en territorio de la primera o a través de sus fronteras y las medidas relativas a normalización respecto de la conexión de equipo terminal u otro equipo a las redes públicas de telecomunicaciones. Cada una de las Partes garantiza que la fijación de precios para los servicios públicos de telecomunicaciones refleje los costos económicos directamente relacionados con la prestación de los servicios, y los circuitos privados arrendados estén disponibles sobre la base de una tarifa fija. Sobre servicios financieros se establece que las instituciones financieras tendrán libertad jurídica para la apertura, expansión y participación así como libertad para ofrecer una gama de servicios financieros, siempre y cuando no rebase del 25% del capital nacional. Dentro del comercio transfronterizo se acuerda que ninguna de las partes podrá restringir el comercio transfronterizo de servicios financieros y dará libertad de elección a las personas a adquirir servicios financieros de prestadores de servicio transfronterizos, así como una parte podrá exigir el registro de

TLCAN

Página 22

prestadores de servicios financieros de otra parte y de instrumentos financieros. En el trato nacional cada una de las partes está obligada a ofrecer a los inversionistas extranjeros un trato no menos favorable al que otorga a sus propios inversionistas, en circunstancias similares, esto mientras no afecte desventajosamente a una de las partes, le permitirá a instituciones financieras extranjeras la transferencia de información hacia el interior o exterior del territorio de la parte mediante diversas formas para su procesamiento, sólo cuando sea necesario para llevar a cabo las actividades ordinarias de negocios. Las excepciones, que no deben de ser consideradas como impedimento para una de las partes, deben ser tomadas como medidas razonables por motivos prudenciales y éstas pueden ser para proteger a inversionistas, depositantes o participantes en el mercado financiero, mantener la seguridad, integridad o responsabilidad de instituciones financieras y asegurar la integridad y estabilidad del sistema financiero de una parte. Dentro de la política en materia de competencia, monopolios y empresas del estado nos habla que cada una de las partes adoptará medidas que prohíban prácticas de negocios contrarias a la justa competencia, siempre que éstas ayuden al cumplimiento del objeto y el propósito del tratado, mediante la coordinación y cooperación entre sus autoridades. En lo referente a monopolios y empresas del Estado establece que cuando una parte pretenda designar un monopolio y esto puede afectar a intereses de personas de otra parte, notificará la designación, previamente y por escrito y no debe de utilizar su posición monopólica para llevar a cabo prácticas contrarias a la competencia en un mercado no monopolizado, de manera directa o indirecta. Toda empresa propiedad del Estado o bajo control de una parte mediante participación accionaría deberá actuar conforme las obligaciones con la parte de conformidad, para esto tendrán supervisión administrativa o la aplicación de otras medidas, para que otorgue un trato no discriminatorio a las inversiones de otras partes. Respecto a la entrada temporal de personas de negocios, las partes tienen la obligación de facilitar la entrada temporal de personas de negocios conforme al principio de reciprocidad y así mismo de garantizar la seguridad de sus fronteras y de proteger el trabajo de sus nacionales y el empleo permanente en sus respectivos territorios. Para autorizar la entrada temporal, cada una de las partes exige el cumplimiento de medidas relativas a salud y seguridad publica, así como referentes a seguridad nacional; una parte podrá negar la expedición de un documento migratorio que autorice empleo a una persona de negocios cuando su entrada temporal afecte

TLCAN

Página 23

desfavorablemente cuando exista un conflicto laboral en el lugar donde esté empleada o vaya a emplearse la persona y cuando el empleo de cualquier persona intervenga en ese conflicto, la parte informará por escrito las razones de la negativa y notificará a la parte a cuyo nacional se le niega la entrada. Cada una de las partes limitará el importe de los derechos que cause el tramite de solicitudes de entrada al costo aproximado de los servicios que se presten además publicará y pondrá a disposición de los interesados, tanto en su territorio como en el de las otras partes, un documento consolidado con material que explique los requisitos para la entrada temporal conforme a este capitulo, de manera que puedan conocerlos las personas de negocios de las otras partes. En lo que corresponde a la propiedad intelectual, cada una de las partes otorgará en su territorio, a los nacionales de otra parte, protección adecuada y eficaz para los derechos de propiedad intelectual, asegurándose a la vez de que las medidas destinada a defender esos derechos, no se conviertan en obstáculos al comercio legítimo. Además se tomará en cuenta lo establecido en los convenios de Ginebra para la protección de los productores contra la reproducción no autorizada de sus fonogramas, de Berna para la protección de obras literarias y artísticas y de París para la protección de la propiedad industrial, así como el convenio internacional para la protección de las obtenciones vegetales o la convención internacional para la protección de nuevas variedades de plantas (UPOV). También cada una de las partes podrá otorgar en su legislación interna protección a los derechos de propiedad intelectual más amplia que la requerida en este tratado, siempre que tal protección no sea incompatible con el mismo. En lo que respecta a la publicación, notificación y administración de leyes, cada una de las partes acreditará un centro de información para facilitar la comunicación entre las partes sobre cualquier asunto comprendido en este tratado. Cuando una parte lo solicite, el centro de información indicará la dependencia o el funcionario responsable del asunto y prestara el apoyo que se requiera para facilitar la comunicación con la parte solicitante, así mismo notificar cualquier otra parte que tenga interés toda medida vigente o en proyecto que la parte considere que pudiera afectar sustancialmente el funcionamiento del tratado. Cada una de las partes establecerá y mantendrá tribunales o procedimientos judiciales, casi judiciales o de naturaleza administrativa para la revisión, y cuando se requiera, la corrección de acciones administrativas relacionadas con los asuntos de este tratado; estos tribunales serán imparciales y no estarán

TLCAN

Página 24

vinculados con la dependencia ni con la autoridad encargada de la aplicación administrativa de la ley, ni con el resultado del asunto.

TLCAN

Página 25

EL FUTURO DE MÉXICO ANTE EL TLCAN
El TLCAN ha tenido tres efectos sumamente positivos para México. En el plano económico el acceso preferencial al mercado estadounidense ha significado un aumento sin precedentes en la inversión extranjera directa (IED) y el comercio (Ver grafica 1, anexo 2), además ha permitido que las reglas del juego sean claras, con lo que México ha ganado credibilidad y ha reducido la incertidumbre para los inversionistas, tanto extranjeros como mexicanos. Desafortunadamente no todas las metas y objetivos del TLCAN han sido cumplidos, tal es el caso del plano político, en el que el TLCAN ha funcionado como un espejo, el cual, nos ha obligado a vernos como somos y adentrarnos en la discusión de qué país queremos, debate que día con día es más necesario ya que en muchos aspectos se han perdido las oportunidades que abrió dicho tratado. México lleva casi diez años sin que se apruebe ninguna reforma de las llamadas de segunda generación; México se ha quedado inmóvil, viendo cómo corre el mundo mientras nosotros nos vamos hacia atrás. Existen sectores de la población a favor y en contra del TLCAN en México; mientras algunos sectores apoyan la vía de desarrollo que el país ha tomado desde la alianza comercial y de integración que conformaron México, Canadá y Estados Unidos, otros actores piden un cambio de rumbo. Aunque algunos sectores afirman que en la región no funciona la política económica que se viene aplicando desde la entrada en vigor del tratado, piensan que no es un asunto ideológico, sino que tiene que ver con resultados. Y mencionan que en México no ha habido crecimiento económico desde 1983 y sin crecimiento no hay empleo; esta situación la vemos reflejada en el sector agropecuario y ganadero, en donde es avasallador el impacto del TLC; dichos sectores han sufrido sus primeras consecuencias: crisis en el sector ganadero por las ventas dumping de Estados Unidos al país, incremento de las importaciones de granos básicos y una caída de entre 40 y 60 por ciento de los precios reales al productor. Mientras Canadá dejó fuera del TLC al sector agropecuario, México y Estados Unidos establecieron un capítulo de ``acceso a mercados'' que para este último representa una pequeña parte de su intercambio, entre 5 y 8 por ciento, y no constituye una liberación del sector, pero para los mexicanos el comercio con el país del norte en este rubro es entre 80 y 90 por ciento, por lo que el impacto es totalmente perjudicial. Por otro lado tenemos al sector automotriz, el cual, con el TLC se duplicaron exportaciones de vehículos. Desde la entrada en vigor del tratado, México ha duplicado sus exportaciones de vehículos automotores y ha triplicado las de prendas de vestir y textiles, además, incrementó sus TLCAN Página 26

ventas externas de equipo de transporte y autopartes en 156 por ciento y de productos químicos y plásticos en 68 por ciento. La existencia de ambas visiones muestra la indefinición en que nos encontramos, lo cual no permite tener planes de largo plazo serios y viables. Es importante resaltar que el TLCAN debe apreciarse como un mal heredado con el cual habrá de vivirse o como un instrumento que ha permitido modernizar, dar certidumbre y poner reglas claras en el desarrollo del país. Si se elige la primera opción, se sufrirá el tratado, en lugar de aprovecharlo; si se opta por la segunda, esta nueva década del tratado puede concebirse como una oportunidad para profundizar en los temas pendientes: seguridad, fortalecimiento de la zona económica, disminución de la brecha de desarrollo entre México y los otros dos países del TLCAN y creación de instituciones trilaterales que impulsen las relaciones regionales. En la actualidad es evidente que el acceso preferencial a América del Norte no es más una ventaja exclusiva de México, quien deberá aprender a aprovechar la vecindad geográfica. Para maximizar esta cercanía se requiere trabajar en mejorar el cruce fronterizo y la actividad aduanera; en tener una frontera poco problemática, y en todo con la palabra seguridad como apellido. Sin embargo la firma de tratados de libre comercio de Estados Unidos con varios países, el ingreso de China a la OMC (enero 2002), el desmantelamiento del régimen de cuotas a productos textiles en el Acuerdo Multifibras (enero 2005) y la posible reducción arancelaria como resultado de la Ronda Doha, hacen que las preferencias al mercado vecino que México obtuvo con el TLCAN se erosionen día con día. Ha de señalarse que de no darse las reformas estructurales pendientes (laboral, fiscal, energética), México crecerá, pero a un nivel inferior al que podría crecer con su aprobación. El primer escenario significará un crecimiento del 3 o 4% lo cual no es suficiente para sacar al país de la pobreza. El segundo implicaría crecer al 6 o 7%, lo cual permitiría invertir en capital humano e infraestructura para el desarrollo. También hay que recalcar la necesidad de trabajar en incorporar más sectores en la lógica del TLCAN. Lo que queda claro es que los sectores no ligados al TLCAN son los que han quedado retrasados y ahora la tarea es incorporarlos, hace falta articular el mercado interno mediante la inversión en infraestructura y capital humano. Aunque el objetivo del TLCAN no era ése, se creyó que el crecimiento se daría de forma automática y el resultado se que do corto en la tarea complementaria. Por ello, la polarización que ya existía se exacerbó. Si no se cierra la brecha de la desigualdad, los beneficios del TLCAN se

TLCAN

Página 27

verán reducidos en su eficacia porque no habrá una integración real, mas bien parcial. Sin dejar de pensar en la importancia de las reformas, las cuales solucionarían problemas sectoriales, es vital tomar en cuenta que la caída en inversión extranjera directa se ha debido, sobre todo, a la falta de Estado de derecho y de seguridad jurídica. El TLCAN ha sido el motor más importante para el desarrollo económico del país en la última década. Ha sido el ancla que brinda certidumbre y reglas del juego claras en el país y en la relación entre México y Estados Unidos. Han pasado de ser vecinos distantes de principios de los años ochenta a ser socios, pero intranquilos. Esto se debe, en gran parte, a la falta de instrumentos de desarrollo necesarios para complementar al tratado y para incorporar a los sectores que han permanecido fuera del TLCAN, lo que ha dado lugar a que aun cuando sus objetivos -comercio e inversión- se hayan cumplido en estos diez años, el alcance resulte limitado. México no puede desperdiciar más esta herramienta y la vecindad con la primera potencia del mundo. El país se puede desarrollar y el TLCAN es la primera piedra en el establecimiento de reglas para hacer factible ese desarrollo.

TLCAN

Página 28

CONCLUSIONES
Dentro del estudio realizado, un factor importante a considerar es la relación asimétrica de poder que hay entre México, Estados Unidos y Canadá, en donde el éxito y beneficios que obtiene cada país depende en gran parte de su poder relativo: la nación más poderosa tendrá mayores probabilidades de presionar a la más débil con el fin de promover sus intereses. La asimetría de poder de negociación que se pudo percibir y la dependencia de un país periférico respecto a una potencia mundial, constituye factores arrolladores que perjudican al más débil. Mientras más asimétrica sea la relación, la distribución de los beneficios tenderá a ser más desigual. Esta desigualdad de poder de la que hablamos contribuye al establecimiento de imperios, así como a preservar amplios privilegios mediante los cuales las sociedades sometidas pierden su soberanía. Aunque México retiene una soberanía formal, carece de autonomía plena bajo la hegemonía de los Estados Unidos. El país hegemónico proporciona liderazgo coercitivo, obliga por la fuerza a que se cumplan las reglas mediante sanciones y obtiene beneficios mayores y desiguales. Puede notarse también que el poder es utilizado por las naciones para apoyar las políticas económicas internacionales que beneficien sus intereses o para oponerse a aquellas políticas que pudieran perjudicarles. Esto conduce los efectos de la política económica internacional a favor de los poderosos, hacia una mayor concentración de poder y del ingreso. La ideología sirve para apoyar estructuras y regímenes (la gente tiende a adoptar la ideología prevaleciente). El poder y los intereses están implícitos en la ideología del comercio internacional. El poder es ejercido a través de alianzas y coaliciones; grupos de empresarios nacionales, empresas multinacionales, trabajadores y gobiernos compiten un grupo con otro. En el caso de países débiles deben orientar su economía a la exportación y competir con otros de su misma índole y afrontar el proteccionismo de los países industriales, con lo que se reduce su poder de negociación y sus beneficios, pero no tienen otra opción. Ante todas estas desigualdades, podemos deducir que Estados Unidos es vista como una potencia mundial, donde las variables externas no son arrolladoramente desestabilizadoras, las instituciones están desarrolladas, las crisis no son demasiado severas y la lucha distributiva no es demasiado intensa como para provocar rupturas. Sin embargo, México ha experimentado una profunda y prolongada crisis, sus variables externas son devastadoras, su economía y sus canales institucionales están subdesarrollados y su conflicto distributivo es profundo, debido a su alta polarización del ingreso, de su pobreza en amplios segmentos de la sociedad y presiones sociales

TLCAN

Página 29

que se acumulan. El capital y la tecnología son elementos fundamentales que determinan la acumulación de poder económico y fomentan las desigualdades entre los países, ya que para realizar investigaciones se necesita capital, y solamente los países que pueden costear estos estudios son los que reclamarán utilidades. En el intercambio comercial las disparidades se pueden notar en que México importa bienes esenciales que requiere con urgencia, aun a precios altos, mientras que exporta a países industriales productos que éstos no necesitan urgentemente, y que presentan una elevada elasticidad del precio de demanda. Los costos y los beneficios derivados del comercio se han distribuido de forma desigual entre los países y dentro de sus diferentes sectores sociales de cada uno de ellos. La distribución inequitativa del ingreso ha aumentado la pobreza, el conflicto, las presiones sociales y las tendencias de inestabilidad. El intercambio desigual reduce el ingreso de los países en vías de desarrollo, limitando así sus capacidades para expandir sus fuentes de trabajo, para llevar a cabo ajustes económicos y para erradicar la pobreza (Ver gráfica 2, anexo 2). Además, convendría una convergencia de intereses de los diversos grupos del país en torno a mejorar la distribución del ingreso, ya que esto puede impulsar el desarrollo económico de la siguiente forma: permitir que se destinen mayores recursos a la educación, la capacitación y el pago de incentivos de productividad a trabajadores de las clases más bajas, lo cual, aumentaría la eficiencia y la competitividad. Después de haber estudiado las relaciones que hay entre México, Estados Unidos y Canadá, las cuales son poco equitativas, podemos emitir una opinión generalizada a considerar en acuerdos semejantes a los que sostienen los países integrantes del TLC. De ahí que debemos contemplar que la reciprocidad de condiciones de competencia entre partes desiguales originará resultados comerciales desiguales; en casos de asimetría de poder, se requiere el otorgamiento de preferencias a los países menos desarrollados para poder alcanzar un comercio equilibrado y la reducción de precios, como resultado de las tarifas menores entre el comercio de países socios de un acuerdo de integración, propiciaría que se incrementara el comercio entre ellas. La integración entre países industriales y países menos desarrollados, puede contribuir al desarrollo de estos últimos, aplicando las recomendaciones que se mencionan anteriormente, que en resumen, es establecer un balance comercial recíproco logrado mediante tarifas preferenciales, gradualismo en la liberalización y esquemas de producción complementarias, la reducción de precios de alimentos y bienes necesarios de consumo masivo, aumentos graduales en los niveles

TLCAN

Página 30

de competencia, los cuales obligan a los productores nacionales a incrementar su productividad para poder mantener sus negocios. Para que haya una competencia perfecta deben existir mercados libres para bienes, servicios, capital y trabajo; con la libre migración de trabajadores, las utilidades y los sueldos se igualarían, pero las medidas de control migratorio lo impiden, por lo que sería conveniente reformar las leyes de todo el mundo para lograr un intercambio equitativo. Además de todo esto se deben fortalecer las negociaciones internacionales para mejorar los términos de intercambio. La apertura comercial ha propiciado una mayor desnacionalización causada por factores económicos estructurales adversos. Por ello, la oposición al libre comercio se funda en el temor de que cause un mayor dominio de Estados Unidos y que las empresas nacionales sean absorbidas o desplazadas por fusiones; tal es el caso que, actualmente para sobrevivir al TLCAN, muchas empresas mexicanas se han asociado con empresas norteamericanas, proceso al que se le ha denominado alianzas estratégicas, puesto que los empresarios mexicanos consideraron que al no poder competir, o se asociaban con ellas o se irían a la bancarrota. Un factor que ha incidido de manera fundamental en la crisis de México, ha sido la falta de confianza ocasionada por la inestabilidad económica y el gasto irresponsable de los gobiernos, lo cual ha provocado fuga de capitales, agravando la crisis de divisas. A manera de solución, la condición necesaria fundamental para reducir la asimetría de poder y promover un balance de las relaciones y beneficios comerciales (lo cual implicaría una verdadera reciprocidad) es que la élite mexicana cambie su acostumbrada actitud histórica de divisiones internas y derroches, hacia una nueva actitud de solidaridad social, cohesión, control de sus impulsos de excesivo consumo suntuario y trabajo arduo. Las perspectivas de que el TLCAN se convierta en un motor de desarrollo para México son escasas y limitadas debido a que las políticas de ajuste han debilitado su economía y su infraestructura, su deuda y sus pagos a factores del exterior son muy elevados y absorben una parte importante y creciente de su generación de ingreso nacional y de sus ingresos fiscales, y su inversión en los sectores industriales y tecnológicos ha disminuido, reduciendo su productividad y su potencial como exportador y dejando a las corporaciones multinacionales que se conviertan en los principales exportadores mexicanos. Solamente podría restablecerse el desarrollo mediante inversiones masivas en infraestructura, en desarrollo tecnológico y en bienes de capital, conjuntamente con la solución al problema de la carga de la deuda.

TLCAN

Página 31

BIBLIOGRAFIA
Integración. NAFINA (North American Forum on Integration). Cronología del TLCAN. Bajado el 24/04/08 a las 12:55 de la World Wide Web: http://www.fina-nafi.org/esp/integ/chronologie.asp?langue=esp&menu=integ NAFTA – TLCAN. Embajada Americana en México. Tratado de libre Comercio de America del Norte TLCAN. Bajado el 24/04/08 a las 13:47 de la World Wide Web: http://www.usembassy-mexico.gov/bbf/bfdossierS_NAFTA.htm Integración. NAFINA (North American Forum on Integration). ¿Qué es el TLCAN? Bajado el 24/04/08 a las 14:22 de la World Wide Web: http://www.fina-nafi.org/esp/integ/alena.asp?langue=esp&menu=integ Acuerdos. SICE : Sistema de Información sobre Comercio Exterior. Tratado de libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Bajado el 23/04/08 a las 22:48 de la World Wide Web: http://www.sice.oas.org/trade/nafta_s/Indice1.asp Arreola, C. (1994). Testimonios sobre el TLC. México, DF. Porrua. Margaín, E. (1997). El tratado de libre comercio. México, DF. Universidad de Guadalajara Juan Pablos Editor. Rubio, L. (1994). ¿Cómo va a afectar a México el Tratado de Libre Comercio?. México, DF. Fondo de Cultura Económica

TLCAN

Página 32

ANEXO 1 Índice Preámbulo Primera Parte Capítulo I Artículo 101 Artículo 102 Artículo 103 Artículo 104 Artículo 105

Aspectos Generales Objetivos Establecimiento de la zona de libre comercio Objetivos Relación con otros tratados internacionales Relación con tratados en materia ambiental y de conservación Extensión de las obligaciones Anexo Anexo 104.1: Tratados bilaterales y otros en materia ambiental y de conservación Definiciones Generales Definiciones de aplicación general Anexo 201.1: Definiciones específicas por país Comercio de Bienes Trato Nacional y Acceso de Bienes al Mercado Ámbito de aplicación y extensión de las obligaciones Trato Nacional Trato nacional Aranceles Desgravación arancelaria Restricciones a la devolución de aranceles Exención de aranceles aduaneros Importación temporal de bienes Importación exenta de arancel aduanero para algunas muestras comerciales y materiales de publicidad impresos Bienes reimportados después de haber sido reparados o alterados Tasas arancelarias de nación más favorecida para bienes determinados Medidas no arancelarias Restricciones a la importación y a la exportación Derechos aduaneros Marcado de país de origen Vinos y licores destilados Productos distintivos Impuestos a la exportación Otras medidas sobre la exportación Consultas Consultas y Comité de Comercio de Bienes Dumping de terceros países Definiciones Definiciones Anexo 301.3: Excepciones a los Artículos 301 y 309 Anexo 302.2: Desgravación arancelaria Anexo 303.6: Bienes no sujetos al Artículo 303 Anexo 303.7: Fechas de entrada en vigor para la aplicación del Artículo 303. Anexo 303.8: Excepción al Artículo 303(8) respecto a determinados tubos de rayos catódicos para televisión a color Anexo 304.1: Excepciones a medidas vigentes de exención de aranceles

Capítulo II Artículo 201 Segunda Parte Capítulo III Artículo 300 Sección A Artículo 301 Sección B Artículo 302 Artículo 303 Artículo 304 Artículo 305 Artículo 306 Artículo 307 Artículo 308 Sección C Artículo 309 Artículo 310 Artículo 311 Artículo 312 Artículo 313 Artículo 314 Artículo 315 Sección D Artículo 316 Artículo 317 Sección E Artículo 318

TLCAN

Página 33

aduaneros Anexo 304.2: Continuación de medidas de exención vigentes Anexo 307.1: Bienes reimportados después de ser reparados o modificados Anexo 307.3: Reparación y reconstrucción de embarcaciones Anexo 308.1: Tasas arancelarias de nación más favorecida para algunos bienes de procesamiento automático de datos y sus partes Anexo 308.2: Tasas arancelarias de nación más favorecida para determinados tubos de rayos catódicos para televisión a color Anexo 308.3: Trato libre de aranceles aduaneros de nación mas favorecida para los aparatos de redes de área local Anexo 310.1: Derechos aduaneros existentes Anexo 311: Marcado de país de origen Anexo 312.2: Vinos y Licores Destilados Anexo 313: Productos distintivos Anexo 314: Impuestos a la exportación Anexo 315: Otras medidas sobre la exportación Anexo 300-A: Comercio e inversión en el sector automotriz. Apéndice 300-A.1: Canadá Apéndice 300-A.2: México Apéndice 300-A.3: Estados Unidos - Promedio corporativo de rendimiento de combustible Anexo 300-B: Bienes textiles y del vestido Sección 1: Ámbito de aplicación y extensión de las obligaciones Sección 2: Eliminación de aranceles Sección 3: Restricciones a las importaciones y exportaciones, y niveles de consulta Sección 4: Medidas de emergencia bilaterales (salvaguardas arancelarias) Sección 5: Medidas de emergencia bilaterales (restricciones cuantitativas) Sección 6: Disposiciones especiales Sección 7: Revisión y cambio de las reglas de origen Sección 8: Requisitos de etiquetado Sección 9: Comercio de ropa y otros artículos usados. Sección 10: Definiciones Apéndice 1:Lista de bienes comprendidos en el Anexo 300-B Apéndice 2.1: Eliminación de aranceles Cuadro 2.1.B: Excepciones a la fórmula de desgravación especificada en el Apéndice 2.1 Apéndice 2.4: Desgravación arancelaria de ciertos bienes textiles y del vestido Apéndice 3.1: Administración de restricciones a las importaciones y exportaciones, y de los niveles de consulta Cuadro 3.1.1: Calendario para la eliminación de restricciones y niveles de consulta sobre las exportaciones de México a Estados Unidos Cuadro 3.1.2: Restricciones y niveles de consulta sobre las exportaciones de México a Estados Unidos Cuadro 3.1.3: Factores de conversión Apéndice 5.1: Medidas de emergencia bilaterales (restricciones cuantitativas) Apéndice 6: Disposiciones especiales Cuadro 6.B.1: Trato arancelario preferencial para prendas de vestir y bienes textiles confeccionados que no sean prendas de vestir no originarios Cuadro 6.B.2: Trato arancelario preferencial para telas y bienes textiles confeccionados que no sean prendas de vestir de algodón y fibras sintéticas y

TLCAN

Página 34

artificiales no originarios Cuadro 6.B.3: Trato de arancelario preferencial para hilados de algodón de fibras artificiales y sintéticas no originarios Apéndice 10.1: Definiciones específicas por país Capítulo IV Artículo 401 Artículo 402 Artículo 403 Artículo 404 Artículo 405 Artículo 406 Artículo 407 Artículo 408 Artículo 409 Artículo 410 Artículo 411 Artículo 412 Artículo 413 Artículo 414 Artículo 415 Reglas de Origen Bienes originarios Valor de contenido regional Bienes de la industria automotriz Acumulación De minimis Bienes y materiales fungibles Accesorios, refacciones y herramientas Materiales indirectos Envases y materiales de empaque para venta al menudeo Contenedores y materiales de empaque para embarque Transbordo Operaciones que no califican Interpretación y aplicación Consulta y modificaciones Definiciones Anexo 401: Reglas de Origen Específicas Anexo 403.1: Lista de disposiciones arancelarias para el Artículo 403(1) Anexo 403.2: Lista de componentes y materiales Anexo 403.3: Cálculo de valor de contenido regional para el CAMI. Procedimientos Aduaneros Certificación de origen Certificación de origen Obligaciones respecto a las importaciones Excepciones Obligaciones respecto a las exportaciones Administración y aplicación Registros contables Procedimientos para verificar el origen Confidencialidad Sanciones Dictámenes anticipados Dictámenes anticipados Revisión e impugnación de las resoluciones de determinación de origen y de los dictámenes anticipados Revisión e impugnación Reglamentaciones Uniformes Reglamentaciones Uniformes Cooperación Cooperación Grupo de trabajo y subgrupo de aduanas Definiciones Energía y Petroquímica B ásica Principios Alcance y cobertura Restricciones a la importación y a la exportación Impuestos a la exportación

Capítulo V Sección A Artículo 501 Artículo 502 Artículo 503 Artículo 504 Sección B Artículo 505 Artículo 506 Artículo 507 Artículo 508 Sección C Artículo 509 Sección D Artículo 510 Sección E Artículo 511 Sección F Artículo 512 Artículo 513 Artículo 514 Capítulo VI Artículo 601 Artículo 602 Artículo 603 Artículo 604

TLCAN

Página 35

Artículo 605 Artículo 606 Artículo 607 Artículo 608 Artículo 609

Otras medidas sobre la exportación Medidas reguladoras en materia de energía Medidas de seguridad nacional Disposiciones misceláneas Definiciones Anexo 602.3: Reservas y disposiciones especiales Anexo 603.6: Excepción al Artículo 603 Anexo 605: Excepción al Artículo 605 Anexo 607: Seguridad nacional Anexo 608.2: Otros acuerdos Sector Agropecuario y Medidas Sanitarias y Fitosanitarias Sector agropecuario Ámbito de aplicación y extensión de las obligaciones Obligaciones internacionales Acceso a mercado Apoyos internos Subsidios a la exportación Comité de Comercio Agropecuario Comité Asesor en Materia de Controversias Definiciones Anexo 702.1: Incorporación de disposiciones comerciales Anexo 702.3: Acuerdo intergubernamental del café Anexo 703.2: Acceso a Mercado - Sección A Anexo 703.2: Acceso a Mercado - Sección B Anexo 703.2: Acceso a Mercado - Sección C Anexo 703.2: Apéndices Anexo 703.3: Productos con salvaguardas especiales Medidas sanitarias y fitosanitarias Ámbito de aplicación y extensión de las obligaciones Relación con otros capítulos Apoyo en organismos no gubernamentales Principales derechos y obligaciones Normas internacionales y organismos de normalización Equivalencia Evaluación de riesgo y nivel de protección apropiado Adaptación a condiciones regionales Procedimientos de control, inspección y aprobación Notificación, publicación y suministro de información Centros de información Cooperación técnica Limitaciones en el suministro de información Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias Consultas técnicas Definiciones Medidas de Emergencia Medidas bilaterales Medidas globales Administración de los procedimientos relativos a medidas de emergencia Solución de controversias en materia de medidas de emergencia Definiciones Anexo 801.1: Medidas bilaterales Anexo 803.3: Administración de los procedimientos relativos a medidas de

Capítulo VII Sección A Artículo 701 Artículo 702 Artículo 703 Artículo 704 Artículo 705 Artículo 706 Artículo 707 Artículo 708

Sección B Artículo 709 Artículo 711 Artículo 712 Artículo 713 Artículo 714 Artículo 715 Artículo 716 Artículo 717 Artículo 718 Artículo 719 Artículo 720 Artículo 721 Artículo 722 Artículo 723 Artículo 724 Capítulo VIII Artículo 801 Artículo 802 Artículo 803 Artículo 804 Artículo 805

TLCAN

Página 36

emergencia Anexo 805: Definiciones específicas por país Tercera Parte Capítulo IX Artículo 901 Artículo 902 Artículo 903 Artículo 904 Artículo 905 Artículo 906 Artículo 907 Artículo 908 Artículo 909 Artículo 910 Artículo 911 Artículo 913 Artículo 914 Artículo 915 Barreras Técnicas al Comercio Medidas relativas a normalización Ámbito de aplicación y extensión de las obligaciones Extensión de las obligaciones Confirmación del Código de Obstáculos Técnicos al Comercio y otros tratados Principales derechos y obligaciones Uso de normas internacionales Compatibilidad y equivalencia Evaluación del riesgo Evaluación de la conformidad Notificación, publicación y suministro de información Centros de información Cooperación técnica Comité de Medidas Relativas a Normalización Consultas técnicas Definiciones Anexo 908.2: Normas transitorias para los procedimientos de evaluación de la conformidad Anexo 913.5.a-1: Subcomité de Normas de Transporte Terrestre Anexo 913.5.a-2: Subcomité de Normas de Telecomunicaciones Anexo 913.5.a-3: Consejo de Normas Automotrices Anexo 913.5.a-4: Subcomité de Etiquetado en Bienes Textiles y del Vestido Compras del Sector Público Compras del Sector Público Ámbito de aplicación y cobertura de las obligaciones Ámbito de aplicación y cobertura de las obligaciones Valoración de los contratos Trato nacional y no discriminación Reglas de origen Denegación de beneficios Prohibición de compensaciones Especificaciones técnicas Procedimientos de licitación Procedimientos de licitación Calificación de proveedores Invitación a participar Procedimientos de licitación selectiva Plazos para la licitación y la entrega Bases de licitación Disciplinas de negociación Presentación, recepción y apertura de ofertas y adjudicación de contratos Licitación restringida Procedimientos de impugnación Procedimientos de impugnación Disposiciones generales Excepciones Suministro de información Cooperación técnica Programas de participación conjunta para la micro, pequeña y mediana industria

Cuarta Parte Capítulo X Sección A Artículo 1001 Artículo 1002 Artículo 1003 Artículo 1004 Artículo 1005 Artículo 1006 Artículo 1007 Sección B Artículo 1008 Artículo 1009 Artículo 1010 Artículo 1011 Artículo 1012 Artículo 1013 Artículo 1014 Artículo 1015 Artículo 1016 Sección C Artículo 1017 Sección D Artículo 1018 Artículo 1019 Artículo 1020 Artículo 1021

TLCAN

Página 37

Artículo 1022 Artículo 1023 Artículo 1024 Artículo 1025

Rectificaciones o modificaciones Enajenación de entidades Negociaciones futuras Definiciones Anexo 1001.1a-1: Entidades del Gobierno Federal Anexo 1001.1a-2: Empresas gubernamentales Anexo 1001.1a-3: Entidades de los gobiernos estatales y provinciales Anexo 1001.1b-1: Bienes Anexo 1001.1b-2: Servicios Apéndice 1001.1b-2-ALista provisional de servicios de México Apéndice 1001.1b-2-B: Sistema común de clasificación Anexo 1001.1b-3: Servicios de construcción Apéndice 1001.1b-3-A: Lista de servicios de construcción Anexo 1001.1c: Indización y conversión del valor de los umbrales Anexo 1001.2a: Mecanismos de transición para México Anexo 1001.2b: Notas generales Anexo 1001.2c: Umbrales específicos por país Anexo 1010.1: Publicaciones Inversión, Servicios y Asuntos Relacionados Inversión Inversión Ámbito de aplicación y extensión de las obligaciones Trato nacional Trato de nación más favorecida Nivel de trato Nivel mínimo de trato Requisitos de desempeño Alta dirección empresarial y consejos de administración Reservas y excepciones Transferencias Expropiación y compensación Formalidades especiales y requisitos de información Relación con otros capítulos Denegación de beneficios Medidas relativas a medio ambiente Solución de controversias entre una Parte y un inversionista de otra Parte Objetivo Demanda del inversionista de una Parte, por cuenta propia Demanda del inversionista de una Parte, en representación de una empresa Solución de controversias mediante consulta y negociación Notificación de la intención de someter la reclamación a arbitraje. Sometimiento de la reclamación al arbitraje Condiciones previas al sometimiento de una reclamación al procedimiento arbitral Consentimiento al arbitraje Número de árbitros y método de nombramiento Integración del tribunal en caso de que una Parte no designe arbitro o las partes contendientes no logren un acuerdo en la designación del presidente del tribunal arbitral Consentimiento para la designación de árbitros Acumulación de procedimientos Notificación

Quinta Parte Capítulo XI Sección A Artículo 1101 Artículo 1102 Artículo 1103 Artículo 1104 Artículo 1105 Artículo 1106 Artículo 1107 Artículo 1108 Artículo 1109 Artículo 1110 Artículo 1111 Artículo 1112 Artículo 1113 Artículo 1114 Sección B Artículo 1115 Artículo 1116 Artículo 1117 Artículo 1118 Artículo 1119 Artículo 1120 Artículo 1121 Artículo 1122 Artículo 1123 Artículo 1124 Artículo 1125 Artículo 1126 Artículo 1127

TLCAN

Página 38

Artículo 1128 Artículo 1129 Artículo 1130 Artículo 1131 Artículo 1132 Artículo 1133 Artículo 1134 Artículo 1135 Artículo 1136 Artículo 1137 Artículo 1138 Sección C Artículo 1139

Participación de una Parte Documentación Sede del procedimiento arbitral Derecho aplicable Interpretación de los anexos Dictámenes de expertos Medidas provisionales de protección Laudo definitivo Definitividad y ejecución del laudo Disposiciones generales Exclusiones Definiciones Definiciones Anexo 1120.1: Sometimiento de la reclamación al arbitraje Anexo 1137.2: Entrega de documentos a una Parte de conformidad con la Sección B Anexo 1137.4: Publicación de laudos Anexo 1138.2: Exclusiones de las disposiciones de solución de controversias Comercio Transfronterizo de Servicios Ámbito de aplicación y extensión de las obligaciones Trato nacional Trato de la nación más favorecida Criterios de trato Presencia local Reservas Restricciones cuantitativas Liberalización de medidas no discriminatorias Procedimientos Otorgamiento de licencias y certificados Denegación de beneficios Anexo sectorial Definiciones Anexo 1210.5: Servicios profesionales Apéndice 1210.5-CI: Ingenieros civiles Anexo 1212: Transporte terrestre Telecomunicaciones Ámbito de aplicación Acceso a redes y servicios públicos de telecomunicación y su uso Condiciones para la prestación de servicios mejorados o de valor agregado Medidas relativas a normalización Monopolios Transparencia Relación con los otros capítulos Relación con organizaciones y tratados internacionales Cooperación técnica y otras consultas Definiciones Anexo 1310: Procedimiento de evaluación de la conformidad Servicios Financieros Ámbito de aplicación y extensión de las obligaciones Organismos reguladores autónomos Derecho de establecimiento de instituciones financieras

Capítulo XII Artículo 1201 Artículo 1202 Artículo 1203 Artículo 1204 Artículo 1205 Artículo 1206 Artículo 1207 Artículo 1208 Artículo 1209 Artículo 1210 Artículo 1211 Artículo 1212 Artículo 1213

Capítulo XIII Artículo 1301 Artículo 1302 Artículo 1303 Artículo 1304 Artículo 1305 Artículo 1306 Artículo 1307 Artículo 1308 Artículo 1309 Artículo 1310 Capítulo XIV Artículo 1401 Artículo 1402 Artículo 1403

TLCAN

Página 39

Artículo 1404 Artículo 1405 Artículo 1406 Artículo 1407 Artículo 1408 Artículo 1409 Artículo 1410 Artículo 1411 Artículo 1412 Artículo 1413 Artículo 1414 Artículo 1415 Artículo 1416

Comercio transfronterizo Trato nacional Trato de nación más favorecida Nuevos servicios financieros y procesamiento de datos Alta dirección y consejos de administración Reservas y compromisos específicos Excepciones Transparencia Comité de Servicios Financieros Consultas Solución de controversias Controversias sobre inversión en materia de servicios financieros Definiciones Anexo 1401.4: Compromisos específicos por país Anexo 1403.3: Revisión del acceso a mercado Anexo 1404.4: Consultas sobre liberalización del comercio transfronterizo Anexo 1409.1: Reservas estatales y provinciales Anexo 1412.1: Autoridades responsables de los servicios financieros Anexo 1413.6: Consultas y arreglos ulteriores Política en Materia de Competencia, Monopolios y Empresas del Estado Legislación en materia de competencia Monopolios y empresas del Estado Empresas del Estado Grupo de Trabajo en Materia de Comercio y Competencia Definiciones Anexo 1505: Definiciones específicas de los países sobre empresas del Estado Entrada Temporal de Personas de Negocios Principios generales Obligaciones generales Autorización de entrada temporal Disponibilidad de información Grupo de trabajo Solución de controversias Relación con otros capítulos Definiciones Apéndice 1603.A.1: Visitantes de negocios Apéndice 1603.A.3: Medidas migratorias vigentes Apéndice 1603.D.1: Profesionales Apéndice 1603.D.4: Estados Unidos Anexo 1604.2: Disponibilidad de información Anexo 1608: Definiciones específicas por país Propiedad Intelectual Propiedad Intelectual Naturaleza y ámbito de las obligaciones Protección ampliada Trato nacional Control de prácticas y condiciones abusivas o contrarias a la competencia Derechos de autor Fonogramas Protección de señales de satélite codificadas portadoras de programas

Capítulo XV Artículo 1501 Artículo 1502 Artículo 1503 Artículo 1504 Artículo 1505

Capítulo XVI Artículo 1601 Artículo 1602 Artículo 1603 Artículo 1604 Artículo 1605 Artículo 1606 Artículo 1607 Artículo 1608

Sexta Parte Capítulo XVII Artículo 1701 Artículo 1702 Artículo 1703 Artículo 1704 Artículo 1705 Artículo 1706 Artículo 1707

TLCAN

Página 40

Artículo 1708 Artículo 1709 Artículo 1710 Artículo 1711 Artículo 1712 Artículo 1713 Artículo 1714 Artículo 1715 Artículo 1716 Artículo 1717 Artículo 1718 Artículo 1719 Artículo 1720 Artículo 1721

Marcas Patentes Esquemas de trazado de circuitos semiconductores integrados Secretos industriales Indicaciones geográficas Diseños industriales Defensa de los derechos de propiedad intelectual. Disposiciones generales Aspectos procesales específicos y recursos en los procedimientos civiles y administrativos Medidas precautorias Procedimientos y sanciones penales Defensa de los derechos de propiedad intelectual en la frontera Cooperación y asistencia técnica Protección de la materia existente Definiciones Anexo 1701.3: Convenios de Propiedad Intelectual Anexo 1705.7: Derechos de autor Anexo 1710.9: Esquemas de trazado Anexo 1718.4: Defensa de los derechos de propiedad intelectual en la frontera Disposiciones Administrativas Institucionales Publicación, Notificación y Administración de Leyes Centros de información Publicación Notificación y suministro de información Procedimientos administrativos Revisión e impugnación Definiciones Revisión ySolución de Controversias Materia de Antidumping y Cuotas Compensatorias Disposiciones generales Vigencia de las disposiciones jurídicas internas en materia de antidumping y cuotas compensatorias Revisión de las reformas legislativas Revisión de resoluciones definitivas sobre antidumping y cuotas compensatoria Salvaguarda del sistema de revisión ante el pánel Aplicación en lo futuro Consultas Disposiciones especiales para el Secretariado Código de conducta Varios Definiciones Anexo 1901.2: Integración de páneles binacionales Anexo 1903.2: Procedimientos de los paneles conforme al Artículo 1903 Anexo 1904.13: Procedimiento de impugnación extraordinaria Anexo 1904.15: Reformas a la legislación interna Anexo 1905.6: Procedimiento del comité especial Anexo 1911: Definiciones específicas por país Disposiciones Institucionales y Procedimientos para la Solución de Controversias

Séptima Parte Capítulo XVIII Artículo 1801 Artículo 1802 Artículo 1803 Artículo 1804 Artículo 1805 Artículo 1806 Capítulo XIX Artículo 1901 Artículo 1902 Artículo 1903 Artículo 1904 Artículo 1905 Artículo 1906 Artículo 1907 Artículo 1908 Artículo 1909 Artículo 1910 Artículo 1911

Capítulo XX

TLCAN

Página 41

Sección A Artículo 2001 Artículo 2002 Sección B Artículo 2003 Artículo 2004 Artículo 2005 Artículo 2006 Artículo 2007 Artículo 2008 Artículo 2009 Artículo 2010 Artículo 2011 Artículo 2012 Artículo 2013 Artículo 2014 Artículo 2015 Artículo 2016 Artículo 2017 Artículo 2018 Artículo 2019 Sección C Artículo 2020 Artículo 2021 Artículo 2022

Octava Parte Capítulo XXI Artículo 2101 Artículo 2102 Artículo 2103 Artículo 2104 Artículo 2105 Artículo 2106 Artículo 2107

Instituciones La Comisión de Libre Comercio El Secretariado Solución de Controversias Cooperación Recurso a los procedimientos de solución de controversias Solución de controversias conforme al GATT Consultas La Comisión - buenos oficios, conciliación y mediación. Solicitud de integración de un pánel arbitral Lista de árbitros Cualidades de los árbitros Selección del pánel Reglas de procedimiento Participación de la tercera Parte Función de los expertos Comités de revisión científica Informe preliminar Determinación final Cumplimiento del informe final Incumplimiento - suspensión de beneficios Procedimientos internos y solución de controversias comerciales privadas Interpretación del Tratado ante instancias judiciales y administrativas internas Derechos de particulares Medios alternativos para la solución de controversias Anexo 2001.2: Comités y grupos de trabajo Anexo 2002.2: Remuneración y pago de gastos Anexo 2004: Anulación y menoscabo Otras Disposiciones Excepciones Excepciones generales Seguridad nacional Tributación Balanza de pagos Divulgación de información Industrias culturales Definiciones Anexo 2103.4: Medidas tributarias específicas Anexo 2103.6: Autoridades competentes Anexo 2106: Industrias culturales Disposiciones finales Anexos Enmiendas Entrada en vigor Accesión Denuncia Textos auténticos

Capítulo XXII Artículo 2201 Artículo 2202 Artículo 2203 Artículo 2204 Artículo 2205 Artículo 2206 Notas Anexo 401:

Reglas de Origen Específicas Sección A: Nota General Interpretativa

TLCAN

Página 42

Sección B: Reglas de Origen Específicas Capítulo 1 - 30 Capítulo 31 - 49 Capítulo 50 - 61 Capítulo 62 - 66 Capítulo 67 - 83 Capítulo 67 - 83 Capítulo 84 Capítulo 85 Capítulo 86 - 87 Capítulo 88 - 97 Nuevas Fracciones Arancelarias para el TLC Anexos I-VII Reservas y Excepciones Anexo I: Reservas en relación con medidas existentes y compromisos de liberalización (Capítulos XI, XII y XIV) Lista de México Lista de Canadá Lista de Estados Unidos Anexo II: Reservas en relación con medidas futuras (Capítulos XI, XII Y XIV) Lista de México Lista de Canadá Lista de Estados Unidos Anexo III: Actividades reservadas al Estado (Capítulo XI) Lista de México Anexo IV: Excepciones al trato de nación más favorecida (Capítulo XI) Lista de México Lista de Canadá Lista de Estados Unidos Anexo V: Restricciones cuantitativas (Capítulo XII) Lista de México Lista de Canadá Lista de Estados Unidos Anexo VI: Compromisos diversos (Capítulo XII) Lista de México Lista de Canadá Lista de Estados Unidos Anexo VII: Reservas, compromisos específicos y otros (Capítulo XIV) Lista de México Lista de Canadá Lista de Estados Unidos Fuente: Secretaría de Economía de México

ANEXO 2

TLCAN

Página 43

gráfica1

En: www.usembassy-mexico.gov/sNAFTA_figures.htm gráfica 2
La balanza comercial agropecuaria y alimentaria han sido deficitarias en todos los años del TLCAN, excepto en 1995, cuando la agropecuaria tuvo un saldo positivo gracias a que la devaluación del peso y la recesión funcionaron como el mejor arancel. Las importaciones disminuyeron y pasaron de 3 mil millones de dólares en 1994, a 2.5 mil millones en 1995. El superávit duró mientras la inflación alcanzó a la devaluación y para 1996 la balanza agropecuaria volvió a ser deficitaria.

en: www.ircamericas.org/esp/4721

TLCAN

Página 44

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->