Está en la página 1de 4

RETAHÍLAS. Lecturas para el fin de semana.

C.P. “Flavio San Román”, Cicero Julián Camino Bedia

RETAHÍLAS

Las retahílas son expresiones infantiles que se repiten en los juegos y en las relaciones
cotidianas de los niños. Pertenecen a la tradición oral popular, por lo que hay muchas
diferencias de unas regiones a otras. Las hay de muchos tipos: para sortear juegos, para
curar una herida, para contestar a un niño que insulta o que no invita o que te llama
mentiroso, etc.
Las retahílas más repetidas son las que se emplean para sortear juegos, los niños se colocan
formando un corro y todos los niños o sólo uno entona una cantinela mientras va señalando
por orden a todos los niños participantes. El último niño señalado es, según lo convenido
previamente, el que se libra o el que se queda.

Esta semana vamos a conocer unas cuentas que nos pueden servir para jugar en el recreo, o
cuando nos juntemos con otros amigos o amigas. ¡Enseñádselas a los profesores o a vuestros
papás cuando quieran elegir a alguien para alguna actividad!

Una vez más, disfrutad del lenguaje…

RETAHÍLAS PARA SORTEAR JUEGOS


A la vuelta de mi casa,
Me encontré con Pinocho,
En el Arca de Noé Y me dijo que contara En un plato de ensalada
caben todos, caben todos. hasta ocho. comen todos a la vez.
En el Arca de Noé Pin, uno, pin, dos, Jugaremos a las cartas:
caben todos, menos usted. pin, tres, pin, cuatro, Sota, caballo y rey.
pin, cinco, pin, seis,
pin, siete, pin, ocho...

En un café se rifa un pez, En un café se rifa un gato, Tengo un gallo en la cocina,


al que le toque el número al que le toque el número que me dice la mentira.
tres, cuatro, Tengo un gallo en el corral,
uno, dos y tres. uno, dos, tres y cuatro. que me dice la verdad.

Pinto, pinto, gorgorito Pinto, pinto, gorgorito,


vende las habas vende las cabras a veinticinco.
a treinta y cinco. Tengo un buey en el corral
RETAHÍLAS. Lecturas para el fin de semana.
C.P. “Flavio San Román”, Cicero Julián Camino Bedia

que sabe arar y trompicar


y dar las vueltas a la redonda.
- ¿En qué lugar?
- ¿En qué lugar?
- En Portugal
- En Portugal.
- ¿En qué calleja?
- ¿En qué calleja?
- En la Moraleja.
- En la Moraleja.
Salte tú por la puerta vieja.
- Esconde esa mano
que viene la vieja.

Una mosca
Un gato se cayó a un pozo, Choco, choco, la, la.
en un cristal,
las tripas hicieron guá, Choco, choco, te, te.
trís-trás,
arre, moto, piti, poto, Choco, la; choco, te.
fuera estás.
arre, moto, piti, pá. ¡Cho - co - la - te!
Elisa Ruiz

Arroz con leche,


pucherete,
Ta-te-tí, suerte para ti sopas «dorás»,
si no es para ti me quiero casar,
será para mí con una mocita, Me apellido bici, bici
ta-te-tí, de este lugar, de apellido cleta, cleta
chocolate con nesquick, ni contigo, ni contigo, si quieres saber mi nombre
galletitas con anís... porque tienes barba de chivo. yo me llamo bi- ci- cle-ta
Sartén, cazo, estropajo, pin pon, fuera.
Marina Cuello (Buenos Aires, contigo me caso.
Argentina)

María Zamora Fraile (Peraleda


de la Mata, Cáceres, España).

Todos cuentan hasta ocho


Todos cuentan hasta seis en la casa de Pinocho
en la casa de Rubén uno, dos, tres, cuatro,
uno, dos, tres, cuatro, cinco y cinco, seis, siete y ocho.
seis.

RETAHÍLAS PARA SALTAR A LA COMBA


Manzanita del Perú
cuántos años tienes tú
Uno, dos y tres todavía no lo sé
pluma, tintero y papel pero pronto lo sabré
para escribir una carta uno, dos, tres, cuatro...
RETAHÍLAS. Lecturas para el fin de semana.
C.P. “Flavio San Román”, Cicero Julián Camino Bedia

a mi querido Miguel,
en la carta le decía
(se sigue contando hasta que el niño o niña que
que vivo en la calle Uría
está saltando pierda)
número sesenta y tres.

En un castillo
había tres colores,
Arriba Carolina y olé,
rojo blanco y "morao".
con ese pelo largo y olé,
Cogí el rojo,
me quedé cojo, parece una amapola y olé,
cogí el blanco de esas que van volando y olé,
me quedé manco, y el día veintisiete y olé,
cogí el "morao" se casa Blancanieves y olé,
me quedé "escalabrao". con los siete enanitos y olé,
Fui al médico,
y el lobo periquito y
me quitó lo cojo,
olé, olé, olé, olé, olé, olé, olé, olé.
me quitó lo manco,
me quitó lo "escalabrao",
le dí cinco duros
y salí "curao".

RETAHÍLAS PARA HACER BURLAS

PARA HACER BURLA AL QUE DICE ¿QUÉ PASA?

- ¿Que pasa?
- ¿Qué pasa?
- ¿Qué pasa? - La bandera por tu casa.
- La saliva por la garganta,
el tren por la vía - Un burro por tu casa. - Por la mía ya pasó.
y el brazo por la manga. - Y en la mía se quedó.

PARA HACER BURLA AL QUE DICE ¿QUÉ HA "PASAO"?

- ¿Qué ha "pasao"?
- Que un burro se ha "matao".

PARA HACER BURLA A UN NIÑO QUE SE QUEJA POR NADA

- ¡Mamá!, ¡papá!, Periquito me quiere pegar. - ¡Mamá!, ¡papá!, Pepito me quiere pegar.
- ¿Por qué? - ¿Por qué?
- Por "na" - Por "ná", por una cosita que no vale "na"
- Por algo será...
- Por un pimiento, por un tomate, por una onza de
RETAHÍLAS. Lecturas para el fin de semana.
C.P. “Flavio San Román”, Cicero Julián Camino Bedia

chocolate.

RETAHÍLAS QUE ACOMPAÑAN A LOS JUEGOS

ESCONDITE

Madre e hija
van a misa,
Ronda, ronda,
madre e hija
el que no se haya escondido,
han de volver.
que se esconda,
Mientras ellas
y si no,
van y vuelven
que responda.
cuento yo
las dieciséis.

OTRAS RETAHÍLAS

PARA PEDIR PASO

Paso, paso,
que mañana me caso
con un payaso
vestido de raso.

PARA QUEDARSE CON UNA COSA QUE SE HA ENCONTRADO

Una cosa me encontré,


Una cosa me he encontrado
pero no te la diré.
cuatro veces lo diré,
si su dueño no aparece Dime tú que cosa es,
con ella me quedaré. si no me la quedaré.

PARA CONTAR HASTA VEINTE CON SÓLO DIEZ DEDOS

Dice uno, dice dos, dice tres, dice cuatro, dice cinco,... dieciséis, diecisiete, dieciocho, diecinueve y
veinte.