GEORGE SIMMEL(interacción social moda formas y contenidos) Es el fenómeno básico mediante el cual se establece la posterior influencia social

que recibe todo individuo. Podemos hacer un resumen de las relaciones básicas estudiadas por la Psicología social:

relaciones directas (decisión cognitiva seguida de acciones concretas: "He decidido que es mejor para mí dejar a mi novio y yo le dije eso", o la decisión afectiva, seguido de una acción expresiva: "Amo a mi novia y yo siempre demostrarle eso") ;  relaciones cruzadas (decisión cognitiva, seguido de una acción expresiva: "Hoy he decidido que es mejor para mí para romper con mi novia, pero mañana creo que va a aparecer en la puerta de su casa para decir que yo la amo", o la decisión afectiva seguido por la acción práctica: "Yo amaba a mi novio y yo siempre quería estar con él, pero finalmente lo dejé ir, porque era mejor para nosotros dos"). En Simmel: la moda, el atractivo formal del límite se sostiene la radical modernidad del pensamiento de G. Simmel. El artículo propone un recorrido sobre las consideraciones topológicas, espaciales y temporales de la moda mostrándola como el lugar social y cultural del contraste, el territorio donde el ser y el ya-no-ser se confunden en la misma cosa. El texto articula la gran contradicción de la modernidad (y la moda): ser una política y una estética de lo contingente aunque a la vez aspire a lo permanente. Aquí se sitúa la seducción que ejerce la moda, en el derecho reconocido a la infidelidad para con ella. Y como atractivo formal del límite. En diversos fragmentos de la obra de Simmel se esconden los fundamentos de una sociología del mercado que considera los procesos de racionalización de la estructura social y los espacios de interacción. Para demostrarlo, comenzamos relacionando la división del trabajo con las redes sociales y los procesos de innovación; a continuación, abordamos los procesos de racionalización que influyen en la naturaleza de los mercados; finalmente, a partir de sus ensayos y articulando diversas formas sociales, podemos contemplar el mercado como un espacio de relaciones sociales. Estas formas son: el intercambio, la competencia, la confianza y la negociación.

George Simmel y la interacción George Simmel (6) fue principalmente filósofo, y la mayor parte de sus publicaciones abordaban temas filosóficos, como la ética, entre muchos otros. Su preocupación principal, presente a lo largo de toda su obra -sobre todo la de corte más teórico-, fue la de delimitar epistemológicamente la labor de la sociología. Así lo sintetiza Daniel Chernilo (2004): “Para Simmel, ambos problemas -la reflexión sobre las condiciones de posibilidad del conocimiento sociológico y la clarificación del rol de la sociedad al interior de la disciplina- son dos caras de un mismo asunto: la delimitación epistemológica e institucional de una disciplina encargada de estudiar lo social”. Excepto en su teoría macrosocial acerca del conflicto, Simmel se centró fundamentalmente en asuntos micro; de ahí que haya sido señalado como uno de los grandes antecesores de escuelas y corrientes de pensamiento como el Interaccionismo Simbólico y la Teoría del Intercambio, por citar algunas. La adscripción del autor a la microsociología fue de hecho aceptada por el propio Simmel,

el ámbito de la sociabilidad. No desdeñó los elementos pequeños e íntimos de las asociaciones humanas. la adscripción a la que hacemos referencia en el párrafo anterior ha hecho que Simmel sea considerado un autor básico no sólo para la Sociología sino también para la Psicología Social. Atendiendo a Bottomore y Frisby (1978). así como en los tipos de sujetos que participan en dicha interacción. su estudio sobre la estructura y los cambios sociales y culturales de su época. los tipos más estrictamente relacionados con la interacción en tanto relación de comunicación. eje fundamental del pensamiento psicosocial. los sujetos están influidos por las estructuras sociales. sus aportaciones a la teorización de los principios metafísicos de la vida. a saber: la subordinación. Junto con el intercambio. la preocupación básica de la sociología de Simmel fue. En el marco de esta dialéctica entre lo objetivo y lo subjetivo. El autor propuso dos principios básicos de organización de la sociedad. Por las particularidades de este artículo. mientras que en el intercambio damos lo que poseemos” (Simmel 2002:114). Según el autor. y nunca perdió de vista la primacía de los seres humanos. nos centraremos fundamentalmente en la sociablidad y el intercambio. La cultura objetiva hace referencia a las manifestaciones que las personas producen. antes confundidos. sus análisis de los componentes sociológicos de las relaciones interpersonales. guía gran parte de la propuesta simmeliana. mientras que la cultura individual o subjetiva se refiere a la capacidad de los sujetos para producir. El primero. cada vez menos una parte íntima y subjetiva de él. de una institución o forma social. En su propuesta de teoría social. incorporar y controlar los elementos de la cultura objetiva. más o menos abstracta. por lo tanto. Toda acción recíproca. del individuo concreto. la supraordinación. el autor consideró otros tipos básicos de interacción social. es el principio de evolución social que permite separar elementos. la objetivación. fueron cuatro los niveles elementales abordados por Simmel. Según Robert Nisbet (Citado en Ritzer 2001: 318): “es el carácter microsociológico de la obra de Simmel el que siempre le da una particular y oportuna agudeza por encima de otros teóricos pioneros. se sustenta en la consideración de que la cultura tiende a ser cada vez más objetiva para el hombre. la autonomización. “la mayoría de las relaciones humanas se pueden considerar como un intercambio. prestó su atención en las formas que adopta la interacción social. se ha de considerar como un intercambio: “intercambio es toda conversación. los dos primeros niveles apuntan a la interacción como objeto de reflexión y análisis. El segundo. una de sus grandes aportaciones fue el otorgar una función regulativa a la sociedad (Chernilo 2004) dentro del ámbito de reflexión de la sociología. el conflicto y la sociabilidad. en su análisis de las instituciones”. en la medida en que ésta ha de ganar sustancia y contenido” (Simmel 2002:113). en sus trabajos microsociológicos. todo amor (aunque sea correspondido con otro tipo de sentimientos). . y por último. de sociedad” (Chernilo 2004). a saber: sus suposiciones microscópicas sobre los componentes psicológicos de la vida social. sin duda. La tensión individuo–sociedad. Simmel postuló que “la reflexión sobre relaciones sociales lleva siempre consigo alguna idea más o menos explícita. Para Simmel. De hecho. Y es que el autor. Como se puede observar. todo juego y toda mirada mutua. En este sentido. No es válida la pretendida diferencia de que en la acción recíproca damos lo que no poseemos.quien trabajó convencido de que la labor de los sociólogos era estudiar la interacción social. el intercambio es la acción recíproca más pura y más elevada de las que componen la vida humana.

En Simmel. En segundo lugar. fue muy influyente en los sociólogos de la Escuela de Chicago. Tal y como afirma Quintero (2005). se encuentran los intereses que. cuya obra. el grupo. por otra parte. para Simmel esta tendencia hacia la interacción pocas veces es desinteresada: “Sin duda es a causa de necesidades e intereses especiales que los hombres se unen en asociaciones económicas o en fraternidades de sangre. mientras que la vida en sociedad es pública. Junto al „yo‟ se concibe un „tú‟. Sin negar que esta situación pueda ser riesgosa. todas estas asociaciones están acompañadas de un sentimiento y una satisfacción en el puro hecho de que uno se asocia con otros y de que la soledad del individuo se resuelve dentro de la unidad: la unión con otros” (Simmel 2002:195-196).Para Simmel. mientras que la vida en sociedad -la asociación. Para Tönnies. bélicos o eróticos. que se ubica en la esfera natural. con énfasis en la dimensión asociativa. pero también un „tú‟ colectivo. la comunidad es una forma de relación antigua. en-un-otro. lo cual lleva al autor a definir a la sociabilidad como la “forma lúdica de la asociación” (Simmel 2002:197). comprendida como el proceso mediante el cual el individuo incorpora los hábitos propios de su cultura. es decir. quienes se encuentran unidos por tales procesos dentro de una unidad mayor que uno llama „sociedad‟. Esto último permite distinguir entre sociabilidad y socialización. tiende siempre a establecer relaciones con otros. la comunidad y la asociación son las dos formas básicas del vínculo humano: la vida en comunidad es íntima y privada. un añadido mecánico” (Tönnies 1979:29). motivan tal unión: intereses económicos o ideales. la sociedad es una realidad dual: por una parte están los individuos y por otra están los intereses. “A este tenor. el autor propone una visión más optimista al respecto: es la disolución de estos vínculos naturales la que amplía de forma significativa los márgenes de la libertad individual. Sin embargo. Es . Y va más allá de la mera relación entre dos personas. en sociedades de culto o en bandas de asaltantes. Es precisamente la sociabilidad el espacio en que los intereses se dejan. El concepto de sociabilidad parte del carácter relacional de los individuos. la sociabilidad es el medio que hace posible la vida en sociedad. religiosos o caritativos. es interesante acercarse a la clásica distinción entre comunidad y asociación realizada por Ferdinand Tönnies (1855-1936). a un lado. la comunidad. contra-un-otro y por-un-otro” (Simmel 2002:195). al igual que la de Simmel. es decir.es transitoria y superficial. y no abordó de forma tan rigurosa la socialización. habitando en los individuos. Para ampliar el debate entorno a la asociación. la Gemeinschaft (comunidad) debería ser entendida como organismo vivo y laGesellschaft (asociación) como un artefacto. Detengámonos unas líneas más a explorar con mayor detalle el concepto de sociabilidad. Simmel se centró fundamentalmente en el primer proceso. Pero mucho más allá de su contenido especial. es más fuerte. El único fin de la sociabilidad es la asociación misma. para-un-otro. El hombre tiene un impulso innato hacia la sociabilidad. la despersonalización y el aislamiento de la personalidad se producen cuando se disuelven los vínculos naturales de adscripción. y un „yo‟ colectivo. responde a la condición del hombre como ser biológico. En palabras del autor: “Por una parte están los individuos en su existencia inmediatamente perceptible. los que llevan a cabo los procesos de asociación. la sociabilidad es una característica de los seres humanos. Para satisfacer tales impulsos y para alcanzar tales propósitos. el nosotros. a interactuar con esos otros. resultan las innumerables formas de la vida social: todos los con-un-otro. y la asociación es moderna. Otra diferencia básica viene dada por el hecho que la vida en comunidad constituye la forma genuina de la convivencia. al menos aparentemente. al mismo tiempo que la sociedad hace posible la sociabilidad entre sus individuos.

La asociación del hombre con sus semejantes.para poder existir como tales. por tanto. no impide reconocer en su producción una serie de ejes conceptuales básicos que contribuyen a la problematización de la cultura y la sociedad. o lo que es lo mismo. la labor conceptual fue muy importante. si bien es una característica universal. Para que la sociología se consolidara como disciplina independiente.) necesiten tener a sujetos complementarios -ocupando posiciones contrapuestas en la situación de interacción. Esa esfera era para él la ocupada por las formas de la sociabilidad. Ambos se reproducen mutuamente: “la idea de un lenguaje sin sociabilidad resulta vacía e inconexa” (Quintero 2005). Esta tendencia hacia la asociación e interacción con otros no es. Una visión distinta es la presentada por el psicólogo social Solomon Asch (1962). Las aportaciones de Simmel hacen que su concepto de cultura sea completamente dinámico. biológica. incorporada. la moda. implica que los actores que participan en las interacciones están conscientemente orientados unos hacia otros. no explorada por los demás. el autor pretendió establecer los principios vitales básicos -también llamados formas sociales fundamentales-. y por tanto comunicarse. quien sostiene que no existe un impulso biológico de sociabilidad en los sujetos. Ello. etc. más bien existe un interés social de los individuos por relacionarse con otros. “La idea de la existencia de un hombre asocial es imposible. De ahí que todas las formas de interacción (intercambio. no sujetos a principios universales. para Simmel. y a partir de ellas. “Una porción de su aportación se sitúa en lo atemporal con el fin de suministrar aquellas nociones sobre los fenómenos estudiados que no se hallan sujetos a los avatares de la historia” (Giner 2004:345). El carácter relacional de las configuraciones de sentido que se ponen en circulación en los procesos de interacción social. que la socialización incluye como elemento importante el que los individuos incorporen formas de relación con otros. pues. Temas como el dinero. esto es. Todo el análisis de las formas de interacción social. Simmel los comprendía como experiencias vitales diferenciadas. Las tramas de significados resultantes de las interacciones les permiten definir al mundo y definirse a sí mismos y a los otros. particulares. sin embargo. Su búsqueda de formas de sociabilidad básicas no fue dirigida hacia el establecimiento de conceptos universales con gran poder explicativo. entre otros. por aquellos procesos propios de toda vida social que constituyen su urdimbre y estructura. La sociabilidad no existe sin el lenguaje. debía acotar una esfera clara y distinta de indagación. Se podría decir por tanto que la sociabilidad es parte de la socialización. eran concebidos por el autor como asuntos particulares. sino social. en torno a los que se estructura principalmente la vida social. Sus intereses fueron siempre más encaminados hacia situaciones particulares. La sociabilidad es el principio mediante el cual los hombres crean vínculos y relaciones entre ellos. adopta características particulares según sea el contexto. motivo por el cual Simmel se puede insertar en la microsociología. el simple concepto de hombre es indivisible al de sociedad” (Quintero 2005). aprendida. La intención global de la obra de George Simmel no fue construir una teoría del mundo social. subordinación. según Simmel.importante destacar que la sociabilidad es el proceso que permite o posibilita al individuo relacionarse. Para Simmel. acordes siempre a las situaciones o contextos dados. es decir. con sus semejantes. hace de la cultura un juego de opuestos que le sirven al autor para caracterizar cualquier fenómeno cultural. . la libertad. es distinta en las diferentes sociedades.

a través de la sociabilidad innata. poseen tres características cruciales: no son simétricas ni planas. En realidad nos movemos entre la determinación precisa de las condiciones de la acción y la indeterminación o la ambigüedad. morales y simbólicos entre los seres humanos y sus agrupaciones. ingresos. tanto como su noción de mutua interacción. Una categoría que está dentro de la interacción (sin ser tan amplia como ésta) es el intercambio. Es un producto social. aunque sea mediante la aniquilación de una de las dos partes contendientes. Las relaciones e interrelaciones que constituyen la sociedad. El aislamiento social es el proceso por el que el individuo puede ser entendido como singular absoluto. El conflicto por lo tanto. ya que siempre le interesó concebir los procesos de forma relacional. el deseo. como situaciones de mutua causación y de acción y reacción entre seres que coexisten en ámbitos determinados. Por lo anterior. Simmel fue el primero en proponer la visión de la sociedad como proceso general de intercambios materiales. son la causa del conflicto. Nuestras vidas transcurren entre estos dos . atracción erótica. institucionales. expandiéndose por todo el campo societario. y así como no existe sociedad sin interacción. grupos e instituciones que forman deben ser definidos como haces de relaciones. la condición a priori que posibilita la sociación. Los seres humanos. hostilidad. son redes. vivimos mediante la interacción que nuestra sociabilidad inspira. expulsión o destierro que lo provocan son fenómenos estrictamente sociales. Factores disociativos como el odio. formas de convivencia distintas. presentada en apartados anteriores. Lo que sí percibimos son relaciones específicas de poder. es un modo de lograr alguna suerte de unidad. El conflicto es también una forma de sociación o interacción. autoridad. el concepto de interacción aparece como sinónimo de la sociación. algo que posteriormente desarrollarían los autores de la corriente del Interaccionismo Simbólico. familiares. Nuestra predisposición a vivir con y a través de los otros. la necesidad. producen resultados estéticos. La naturaleza reticular de la sociedad constituye para Simmel una premisa esencial para entender cómo es el mundo humano. Así pues. Y es en los procesos de intercambio simbólico donde encontramos ya una posible contribución del pensamiento simmeliano a la comunicación: la consideración de ésta como intercambio simbólico. al margen de nuestra conciencia. Simmel pone énfasis en la interacción. Como se ha comentado anteriormente. políticos. o sociación. religiosos. así. “La mutua interacción o acción recíproca es un fenómeno radical y originario. según Simmel. está sujeta a un dualismo radical: por un lado. sus frutos poseen un alto contenido objetivo. todo cuanto existe en la sociedad existe como relación. la sociedad” (Giner 2004:347). para Simmel la sociedad no se puede captar toda. El individuo sólo existe socialmente. que es el núcleo de su sociología. es decir. muy pocas veces la interacción está exenta de conflictos. a través de los procesos de sociación. pero ello no corresponde a la verdad pues el rechazo. entre otros. la sociología de Simmel bien pudiera llamarse “sociología relacional”. surge para superar dualismos divergentes. subordinación. la distancia social es la que une y separa a las gentes entre sí. económicos. no existirían. o los colectivos. Sin ellas. El autor constata que no todas las relaciones entre las gentes son nítidas. la envidia. por otro.Asociación e interacción Como ya se apuntó anteriormente. los universos sociales son galaxias de interrelaciones. En su obra. en ámbitos específicos circunscritos de actividad entre seres humanos. Conflicto e integración son dos contrarios que se entrelazan y generan mutuamente.

Para Simmel. Lo que está claro es que Simmel dio una enorme importancia a las interacciones sociales cotidianas. También esta adición de un tercer miembro a una díada hace que sea posible la multiplicación de los roles sociales que se ponen en juego en la situación de interacción. el que se adhiera una tercera persona en una situación de interacción diádica introduce un cambio radical en dicha interacción. por Talcott Parsons. Posteriormente investiga los orígenes de esta forma y sus implicaciones estructurales” (Levine 1971:XXXI). o bien convertirse en objeto mismo de disputa. se establece la sociedad. lo cual da lugar a la relación dialéctica individuo-sociedad a la que se ha hecho referencia anteriormente: “el individuo socializado siempre permanece en una relación dual con la sociedad: se incorpora a ella y. en la tríada.en un justo medio. En la sociedad el individuo se desenvuelve en solitario. Para Donald Levine. los sujetos dejan parcialmente su razón de ser individual y pasan a formar parte de un grupo. finito. por ejemplo. y consiste en “seleccionar algún fenómeno limitado. El tercero puede fungir como árbitro o mediador.y la tríada -los grupos de tres personas. los individuos mantienen todavía un alto grado de individualidad. De la misma forma. 2. de entre el flujo de acontecimientos del mundo. El primero hace referencia a la importancia de tomar en cuenta el número de sujetos que participan en una determinada interacción.2. Los sujetos ordenan dicha multitud de sucesos a partir de reducirlos a modelos o formas. para que ésta pueda ser analizada de forma más sistemática y rigurosa. una supra-identidad. según Simmel. no obstante. de la cual derivan sus análisis diferenciales entre la díada los grupos de dos personas. El proceso de adición de la díada a la tríada continúa su curso en grupos mayores. examinar la multiplicidad de los elementos que lo componen y averiguar la causa de su coherencia descubriendo su forma. La aproximación de Simmel no utiliza un esquema teórico cerrado dentro del cual puedan estar comprendidos todos los aspectos del mundo social. Simmel evitó el modelo de reificación del esquema teorético que fue usado. dado que los sujetos no abandonan su identidad individual para suplirla por una identidad de grupo. George Ritzer (2001:328) define la propuesta formal de análisis de la interacción de Simmel como “geometría social”. el sociólogo. Por el contrario. Las formas y tipos sociales El mundo real está compuesto de acontecimientos. Los coeficientes geométricos principalmente utilizados por Simmel fueron el número y la distancia. nunca -o en escasas ocasiones. lucha contra ella (…) el individuo está determinado y. es . En una díada. con todo. De alguna manera. incompleta e inacabada de la vida humana. un conjunto de dos personas no puede considerarse estrictamente un grupo. y finalmente. hasta el punto de equiparar la sociedad con la interacción: “La sociedad sólo es la síntesis o el término general para la totalidad de esas interacciones específicas (…) La sociedad es idéntica a la suma total de esas relaciones” (Simmel 1978:175). pudiéndose desarrollar así una estructura de grupo independiente de los sujetos que lo componen. de forma aislada.extremos de la interacción. y puede llegar a usar las disputas entre los otros dos miembros para su interés individual. acciones e interacciones innumerables. específicamente a la interacción. estudioso de Simmel. el método que empleó el autor puede denominarse interaccional-formal. esto es. sino más bien en este terreno movedizo e incierto en el que se manifiesta la naturaleza equívoca. dice Simmel. debe imponer un número limitado de formas a la realidad social.

Por otra parte. Esta propuesta dialéctica entre individuo y sociedad. mutuamente producidos. en la importancia otorgada por Simmel al análisis del tamaño de los grupos. el autor consideró que también las sociedades más grandes creaban problemas que amenazaban las libertades e identidades individuales. y que constituye de alguna manera una característica de toda relación social. si estuviera demasiado lejos dejaría de tener contacto con el grupo. dejaría de ser un extraño. por tanto. este gran grupo que libera al individuo. El autor examinó varias formas de relación social desde el punto de vista del conocimiento recíproco y el secreto. Para lograr una mayor sistematicidad en su análisis de la interacción social. cada uno de los cuales controlaría únicamente una parte de la personalidad de los sujetos. y ésta a su vez es actuada o puesta en práctica por los sujetos individuales. es tendencia habitual que los individuos estén inmersos en diferentes grupos. por ejemplo. Y en cuanto a las formas sociales. está autoactuando” (Coser 1965:11). Simmel afirma que en una sociedad grande. aún así. en una postura ciertamente ambivalente. Ésta hace referencia a que los significados y formas de los hechos sociales. ya hemos apuntado anteriormente las dos más importantes: la supraordinación y la subordinación. que aparece también definido a partir de sus relaciones sociales. y es este derecho el que marca sus pautas de interacción social. dado que el individuo no puede ser controlado en el marco de un grupo grande. es decir. impersonales y segmentadas. amenaza al mismo tiempo dicha individualidad” (Ritzer 2001:329). determinante para el análisis de las formas y tipos de interacción social. actúa dependiendo y. uno de ellos es. Simmel consideró por separado tipos sociales y formas sociales. El pobre tiene el derecho de recibir ayuda. y entre éstos y los hechos. Pese a esta consideración. sin duda. están también determinados por las distancias relativas entre los individuos. mismas que mantienen una relación recíproca. ha influido en autores posteriores hasta la actualidad. el líder o dominante espera del subordinado una reacción positiva o negativa. Simmel afirma que el aumento del tamaño de un grupo determinado aumenta la libertad individual. de las situaciones de interacción. el subordinado espera del líder determinación para fijar o al menos determinar en cierto grado sus pensamientos y acciones. El otro coeficiente que Simmel empleó para su análisis de las formas de la interacción social es la distancia. y simultáneamente. Por un lado. De este ensayo se derivó la consideración de la extrañeza misma como una forma de interacción social. Es decir. Paradójicamente. Simmel argumenta que este tipo de actor no está ni muy lejos ni muy cerca. Las reflexiones anteriores se sitúan. además del extranjero está el pobre. En su conocido ensayo “El extraño”. mientras que si estuviera demasiado cerca. Lo más importante de esta propuesta de Simmel radica en que “el incremento del tamaño y la diferenciación contribuyen a aflojar los lazos entre los individuos y a dejar en su lugar relaciones mucho más distantes. al secreto. como una forma en la que se combinan la cercanía y la distancia de manera específica. Es la confianza la que actúa como mediadora entre el conocimiento y la ignorancia entre los sujetos . Pierre Bourdieu. y a la relación que éste guarda con las relaciones sociales. Entre los primeros. quien con los conceptos de habitus y campo propuso una teoría social y cultural en la que el sujeto incorpora a la sociedad. La aproximación al análisis de la interacción social propuesto por Simmel podría continuar con algunas reflexiones en torno. sea más o menos íntima: “podemos así examinar una amplia gama de interacciones específicas con el fin de descubrir el grado de extranjería que se encuentra en cada una” (Ritzer 2001:330).determinante.

de la Sociología Fenomenológica. La distinción entre conocidos e íntimos podría dar lugar a otros tipos de sujetos sociales. un conjunto de intercambios. Y también introduce la forma de la amistad. por el otro. En él existe la tendencia a no ocultar secretos. y pese a que la microsociología constituye una fuente de conocimiento para la ciencia de la comunicación. Sus representantes son en su mayoría provenientes del mundo del pensamiento humanístico alemán. Si consideramos a Simmel como un autor ubicado en la Sociología de corte más fenomenológico. Según la propuesta del Grupo hacia una Comunicología Posible (GUCOM). que para Simmel no se sustenta en el conocimiento total recíproco.no han sido muy retomadas en el pensamiento en comunicación. con Husserl al frente. Berger y Luckmann. concebida por Simmel como la más íntima. materiales y/o simbólicos. por mucho. parece que el predominio de los estudios sobre los medios de difusión ha dejado de lado la importancia de los procesos de interacción en situaciones microsociales. La última forma social. El potencial heurístico de Simmel en el pensamiento en comunicación Como muchos otros autores. Como ya ha quedado explicitado en apartados anteriores.participantes en una interacción. el individuo ocupa un lugar central en el proceso de comunicación. El resto de aportaciones de la Sociología Fenomenológica -Schütz. algo que el autor consideró improbable además de indeseable. así como en las experiencias compartidas. elemento que ha sido sobre todo estudiado por los psicólogos cognitivos. así como la ampliación del espectro de objetos de estudio que pueden abordarse desde la Comunicología. hacen que se pueda considerar a Simmel como un autor con cierto potencial heurístico en la construcción y el desarrollo de pensamiento en comunicación. Berger y Luckmann. Así como Schütz. que tanto pueden aportar al estudio de la comunicación interpersonal. George Simmel ha pasado completamente desapercibido en el campo académico de la comunicación. y esta fuente constituye la menos desarrollada. en el contexto latinoamericano. Las relaciones entre individuo y sociedad. como fuente científica histórica de la Comunicología. entre otros. tiene su fundamento en la comprensión y la significación de los fenómenos sociales. De hecho. La base psico-social indiscutible del concepto de comunicación. y en todos los casos. Lo mismo sucede con algunas de las aportaciones de la Psicología Social. esa “reserva general que nos imponemos frente a la personalidad total” (citado en Ritzer 2001:348). Se ocupan de las relaciones interpersonales. La Escuela de Chicago y el Interaccionismo Simbólico hacen parte de esta corriente fenomenológica de la sociología. e incluso en la Psicología Social. siguiendo a la guía hermenéutica y a la filosofía fenomenológica. de la llamada comunicación cara a cara. entre otros. En este tenor. no han sido muy considerados en los . así como los estudios sobre los grupos sociales. la comunicación es concebida como un fenómeno simultáneamente individual y social: por un lado. es el matrimonio. la comunicación tiene una esencia fundamentalmente social. por lo que el centro de la reflexión sobre la comunicación no es tanto el individuo sino la relación misma. ya que toda relación social necesita una cierta proporción de verdad y mentira. la primera con un corte más psicologicista. constituyen el centro de reflexión tanto de la Psicología Social como de la Sociología Fenomenológica. La comunicación como relación de interacción es pues fundamental para la constitución de la sociedad. la Sociología Fenomenológica. podemos ver que sus aportaciones al campo de la comunicación pueden ser muchas. Para el autor la sociedad es un conjunto de relaciones sociales dialécticas. Simmel incorpora otro tipo de asociación importante: la discreción. sino más bien en la afinidad de intereses intelectuales y religiosos. y la segunda con un enfoque más filosófico. distintos en cuanto a las formas de interacción de las que participan. se trabaja con la interacción como trama constructiva comunicacional de lo social. En este segundo punto puede verse ya una similitud importante con el concepto de interacción expresado por Simmel. Ambas fuentes científicas históricas de la Comunicología constituyen matrices de pensamiento comunicacional no centrado en los medios de difusión.

En textos anteriores (Rizo 2005 y 2006) he sintetizado los aportes psico-sociales y socio-fenomenológicos a la concepción de la interacción. sobre la dimensión comunicológica de la interacción. veremos entonces que las situaciones de comunicación interpersonal pueden analizarse con base en el número de participantes en dicha interacción. tiene a la interacción al centro. de ahí que como ha quedado explicado en apartados anteriores. La dimensión de la interacción se centra en comprender y estudiar la figura de los sistemas de comunicación. tampoco lo han sido los psicólogos sociales como Lewin. . esto es. Si retomamos la propuesta de “geometría social” de Simmel. desde este punto de vista se concibe a la vida social como un conjunto de relaciones que se mueven y son movidas por su acción recíproca.Las situaciones de comunicación interpersonal no suelen ser simétricas. también aparece Simmel como autor a considerar en la definición y abordaje de la interacción. han permitido dar cuenta de la comunicación verbal y no verbal en una situación de interacción determinada. siguiendo a Simmel. percepciones y valoraciones sobre sí mismos.En toda situación de comunicación interpersonal los sujetos intercambian algo. podemos reflexionar en torno a las siguientes interrogantes: ¿Cómo afecta la incorporación de una tercera persona en una situación de comunicación interpersonal entre dos sujetos? . significados. Se trata de autores que en el mejor de los casos son superficialmente conocidos en el campo de la comunicación. la hostilidad. La sociología de Simmel es una sociología relacional. es decir. y como tal. y fundamentalmente. entre otras. en el área de estudios sobre la comunicación interpersonal. considerando fundamentalmente autores de la Escuela de Chicago y el Interaccionismo Simbólico. más frecuentemente. . de acción y afectación recíproca entre sujetos. con más o menos acierto. Si bien la comunicación interpersonal ha sido muy estudiada. toda situación de interacción está determinada por formas específicas de relación social. el autor haya sido considerado como un precursor importante de la Escuela de Chicago y el Interaccionismo Simbólico. en Simmel. sobre los demás y sobre algo del entorno.estudios y el pensamiento comunicacional. Como se puede observar. la autoridad y la subordinación. El siguiente mapa conceptual muestra dicha síntesis. algo que se relaciona con la consideración de que muy pocas veces la interacción está exenta de conflictos. entre otros. esto es. Con respecto al número de participantes. Sin desmerecer lo que se ha hecho al respecto. y la distancia entre dichos miembros por el otro. en ocasiones se ha simplificado mucho el proceso de interacción y se han empleado modelos de comunicación que. Así entonces. Si abordamos los procesos de comunicación interpersonal empleando algunos de los conceptos o ejes de análisis expuestos y utilizados por Simmel podemos proponer. Newcomb y Bales. por un lado. Las clasificaciones que propuso Simmel en torno a las formas y tipos sociales pueden contribuir a alimentar las reflexiones y estudios en el área de la comunicación interpersonal. podrían destacarse la atracción. tanto a nivel interpersonal en sentido estricto como a nivel intra e intergrupal. consideramos que para la consolidación teórica de la ciencia de la comunicación es muy recomendable que todo estudio empírico esté sustentado en una conceptualización rigurosa y sistemática. De ahí que podamos ver en autores como Simmel fuentes de conceptos que pueden contribuir a hacer más sólidas las investigaciones en este rubro de la comunicación interpersonal. simbólico. El autor concibió a la interacción como una situación de mutua causación. las siguientes consideraciones: . entre las cuales. La relación dialéctica entre individuo y sociedad aparece. sea algo material o. Una concepción sin duda cercana a la que propuso George Simmel en su abordaje de la sociedad como haz de relaciones.La distancia social entre los participantes de una interacción determinará la forma como se lleve a cabo la relación interpersonal. entre otras. determinada por los procesos de interacción social.

Watzlawick y otros hicieron referencia a cuestiones como la simetría y complementariedad en las situaciones de interacción. sino también a partir de observar y objetivar los diferentes grados de “extranjería” que se dan en cada situación de interacción. también hay puntos de contacto entre estas aportaciones y el pensamiento simmeliano. de ahí que podamos preguntarnos lo siguiente: ¿Cómo cambian el lenguaje verbal y no verbal ante una persona a quien no consideramos próxima? ¿De qué manera afecta a la interacción entre dos sujetos conocidos la adhesión de un tercero extraño o lejano para al menos uno de los dos? ¿Qué papel juega la posición de los sujetos en el espacio social en una situación de interacción determinada? ¿De qué manera se hacen explícitas la supraordinación y la subordinación entre sujetos sociales en una situación de comunicación interpersonal dada? Podemos investigar entonces las situaciones de comunicación interpersonal no sólo con base en el número de participantes. Algunas de las interrogantes anteriores fueron investigadas por el enfoque sistémico de la comunicación. de las negociaciones de significados que tienen lugar en ellas.permiten objetivar la constitución de una identidad de grupo y no individual cuando tres o más personas interactúan? ¿Existen cambios en cuanto a los roles sociales en las situaciones de interacción diádicas y triádicas? ¿De qué forma se puede lograr el mantenimiento de lazos y la disminución de la distancia en situaciones de interacción en grupos grandes? Con respecto a la distancia. . también llamada Universidad Invisible. muy anterior en el tiempo. La extrañeza fue considerada por Simmel como una forma de interacción social. sobre todo.¿De qué forma cambia la relación de comunicación entre los dos sujetos iniciadores de la interacción ante la llegada de un tercero? ¿Qué marcas en el lenguaje -verbal y no verbal. algo que ya se ha venido estudiando. cuyos máximos representantes fueron los investigadores de la Escuela de Palo Alto. A partir de los axiomas de la comunicación. Sin duda alguna. las relaciones de cercanía y lejanía aparecen en Simmel como determinantes de las situaciones de interacción y.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful