Conducta militar de Boves

José Tomás Boves y de la Iglesia (Oviedo, 18 de septiembre de 1782 — Úrica, estado Anzoátegui, 5 de diciembre de 1814) fue un militar español, comandante del Ejército de Barlovento y caudillo de los Llaneros en el transcurso de la Guerra de Independencia de Venezuela durante la Segunda República (1813 — 1814). A lo largo de su breve pero notoria carrera militar, Boves se transformó en un auténtico caudillo populista, valiéndose de los resentimientos sociales del pueblo venezolano, desencadenó una furia sobre los ejércitos independentistas, que combinada con su característico estilo sanguinario, convirtiéndose en un auténtico peligro para la causa republicana, llegando a ser denominado por el propio Bolívar como El Azote de Dios. Fue el liderazgo de Boves, una pieza fundamental para derrumbar la Segunda República de Venezuela, aunque nunca llegó a liderar el país, bajo dominio realista, pues fallece en la Batalla de Úrica, que fue, paradójicamente una victoria para los realistas, pero que le costó la vida al propio José Tomás Boves. Primera etapa Cursó estudios de Náutica y Pilotaje en el Instituto Asturiano de Gijón entre 1794 y 1798, de donde después pasaría a prestar servicio en la Real Armada Española, y en buques mercantes o de correos. Involucrado en el contrabando, fue sentenciado a 8 años de prisión y deportado al castillo de Puerto Cabello en la entonces Capitanía General de Venezuela. Allí se le conmutó la pena por la de destierro a la Villa de Calabozo. Según Cesáreo Fernández Duro su verdadero nombre simplemente era José Tomás Rodríguez, era piloto y natural de Gijón, y mandó un buque corsario. Pero, en su expediente militar no hay constancia alguna de su servicio en un buque corsario, ya que España no organizó apenas este tipo de fuerzas en aquella época. Después de su sentencia se asentó en la región de Los Llanos donde se dedicó al tráfico de ganado. Fue elegido comandante del Cuerpo de Urbanos de Calabozo. Al estallar la Guerra de Independencia de Venezuela en 1811 Boves intenta unirse a la causa patriota, apoyando económicamente la causa independentista. Fue acusado de traidor, posiblemente por ser simplemente un pulpero y no de la aristocracia mantuana y es sentenciado a muerte. Lo cierto es que lo libera en Calabozo el jefe militar español Eusebio Antojanzas; y se unió a la columna de vanguardia del ejército de Domingo de Monteverde bajo el mando de Antojanzas. Caudillo militar En poco tiempo, Boves logra convertirse en el gran caudillo llanero gracias a su carisma y a su conocimiento de la región. Actuando de manera autónoma y sin someterse a las órdenes de los jefes militares españoles, desde fines de 1813 logra armar un gran ejército para enfrentar a los independentistas y los derrota en la Primera batalla de La Puerta.

En un raro gesto de generosidad. tanto las tropas independentistas como la población civil abandonen la ciudad. oficial de milicias ciudadanas. tenía que ser un africano.algo que ya nos permite formarnos una idea sobre la credibilidad de cierto tipo de fuentes interesadas. los autores españoles han contribuido a mitificar la imagen de monstruo sanguinario y fiero que los independentistas quisieron dar de el. Cuando Boves tiene la victoria prácticamente asegurada. los independentistas son completamente derrotados y con ello se pierde la Segunda República. o un indio de pura raza. Curioso que nativos de América siempre aparezcan retratados como nórdicos. y así lo ha representado Palacios en su parcial comic sobre Bolívar. y un nativo del norte de España como indígena. Como líder y organizador de una fuerza militar irregular Boves no tenía más rango para respaldar su posición que el de capitán de urbanos. Boves. o los realizadores de aquella extraña serie " Erase una vez las Américas". A pesar de su muerte. y esto invalida de alguna manera la única representación suya que se considera fidedigna. nombrándola así mariscala de campo. pero cubriendo con una capa su uniforme de oficial (posiblemente el de urbanos). a raíz de este combate. Boves sigue su avance hacia Caracas. solo tenemos la seguridad de que fue rubio. Francisco Silvestre Espejo Caamaño. si no que tuvo a bien otorgar el mismo rango a la madre de su valiente guerrero.. Del aspecto de Boves hay muy poco que decir. que han sostenido y sostienen el odio radical contra los que defendieron la legitimidad centenaria del trono de España incluso empleando argumentos racistas de un modo torpe y falsario. A lo cual muere. . Fernando VII no olvidó lo mucho que le debía tras su muerte. cuando enfrentó a los llaneros de Boves con un grupo de jóvenes universitarios (este día se conmemora en Venezuela como el día de la juventud).Luego de ser brevemente retrasado su avance por José Félix Ribas en la batalla de La Victoria el 12 de febrero de 1814.. Merece la pena señalar. con todos los honores y privilegios anexos. "roxu" ya que era asturiano. haciendo que. y para terminar con toda discusión sobre su autoridad. un grabado que lo muestra con pelo y barba negros y rizados. el abstracto pero ilimitado cargo de " Supremo sostenedor de las armas reales en la costa firme". Desde España se le proporcionaron grados "provisionales" en numerosas ocasiones. como "malo" de la historia. muere en la Batalla de Úrica el 5 de diciembre de 1814 de un lanzazo. que a pesar de ser un oficial del ejército español y un fiel defensor de los derechos de su rey y su nación. en un enfrentamiento con las tropas republicanas. Boves ordenó el fusilamiento del gobernador civil de Valencia. Desde una visión totalmente racista. En la persecución contra los republicanos se dieron una sucesión de combates a lo largo del oriente venezolano.

y que recibía el desprecio constante de la elite criolla para la que trabajaba y a la que vivía sometida. Constituían. sobre todo en las tierras del sur. José Tomás Boves va a convertirse en el más terrible enemigo de los republicanos de la costa firme. ni indio ni negro. notablemente propicia para la cría de ganado vacuno a gran escala.América Gracias a su oficio como piloto pudo conocer los puertos de la costa firme..o el machete.. pobremente armada con lanzas y sin equipos o uniformes propios. Sin embargo Boves no se mostró ambiguo cuando se le solicitó su apoyo para levantar a los llaneros en contra del poder español. que apoyaba a las fuerzas reconquistadoras de Domingo Monteverde le salvaron del fusilamiento. la cría del ganado era tan barata que permitía desperdiciar esta y concentrarse en la venta de los cueros. como los gauchos. El enfrentamiento entre una elite blanco/mestiza con un grupo humano mestizo/indígena permite que en muchas ocasiones el conflicto fuese calificado de guerra racial. que componía también la oficialidad de los ejércitos del rey. Boves no logró identificar claramente la naturaleza del movimiento independentista. al no poder ser transportada de un modo rápido y rentable en grandes cantidad e no era negocio. y decidir que las oportunidades que ofrecían a un hombre joven y trabajador eran superiores a las del monolítico escalafón de la armada. pero de un tipo mucho más empobrecido y sometido a una vida mas dura y con menos distracciones. . Abandonó la navegación y se dedicó al comercio. La rebelión Igual que otros muchos españoles. Podríamos hablar de una suerte de cowboy. donde mayores oportunidades existían para un hombre con ganas de ganar dinero sin miedo a los riesgos y las penurias. los llanos. Solo la llegada providencial de la partida guerrillera del indio Reyes Vargas. pero tampoco blanco. aunque solo en los estratos mas altos del ejército republicano era mayoritario el elemento europeo. Aunque en aquella época la carne. Era un grupo humano básicamente mestizo. A partir de ese momento. El ejército llanero Los llaneros eran una fuerza montada. que jugaba con una calculada ambigüedad. un grupo humano totalmente adaptado a una extensión deshabitada y aislada.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful