Está en la página 1de 2

Queridos egresados:

Siempre pensé que con el correr de los años me acostumbraría a


despedir a las diferentes promociones, pero no, Cada vez que lo hago siento la nostalgia
de todas las partidas. ¡Tal vez sea mejor así!
De todos modos, hoy llega el momento en el que deben
despedirse de la escuela primaria, cada uno de ustedes estará recordando tantas cosas
¡no?... la lejana época del jardín de infantes, el primer día con delantal blanco, la
señorita que les enseñó a leer y escribir, los compañeros que llegaron a ser amigos, el
día que no supieron una lección, los consejos o llamados de atención de los profesores
cuando era necesario… Sienten la tristeza por dejar todo este mundo tan vuestro, tan
querido.
Ahora, nuevos caminos se abren ante ustedes, sis siguen
sembrando, recogerán, si siguen escuchando con humildad aprenderán y si llegan los
inconvenientes, habrá que pelearlos y vencerlos.
La vida es un ecadenamiento de circunstancias, a veces positivas,
otras no.
Por favor sean honestos, generosos y sinceros y recuerden que la
moral est´pa antes que la sabiduría, ésta nos es com´pleta ni sirve si no está precedida
por principios y valores que hacen a la dignidad humana.
Es mi deseo, como el de todo el personal docente de este
establecimiento, que logren sus metas, que sean felices y que no olviden que Dios está
siempre al lado suyo para ampararlos y guiarlos.

PARA FORMAR DISCURSO

En una cena en honor de Albert Einstein, un estudiante le preguntó al gran científico:


¿Cuál es su profesión?

-Me dedico al estudio de la física, dijo Einstein.

El estudiante exclamó: ¿Quiere decir que usted sigue estudiando física? Yo terminé el
año pasado.
Una de las grandes tentaciones en la vida es dividirla en épocas y pensar en cada una
como un fin en sí misma. El estudiante piensa en el diploma del colegio secundario
como una meta, pero no lo relaciona con lo que quiere hacer en la vida. El egresado
tal vez consiga el trabajo de su elección y nunca considere que podría hacer otros
trabajos en el futuro.

¿Cuántas veces has visto a un muchacho y una muchacha que se comprometen en


matrimonio y gastan una fortuna, y cientos de horas preparando la boda con poca o
ninguna preparación para los años de matrimonio que tienen por delante? O tal vez un
matrimonio espera el nacimiento del hijo sin saber en realidad lo que significa la
paternidad.

El huerto de la vida es un ciclo continuo de años y estaciones. Quienes cosechan


mucho parecen ser las personas que miran hacia atrás y hacia adelante. Miran al
pasado para rescatar de sus experiencias las que les servirán a resolver los desafíos
del presente. Miran al futuro para decidir qué semillas plantarán hoy para lograr los
éxitos del futuro.

Dios esta presente en cada segmento de nuestra vida, instándonos a aprender de las
experiencias y los logros para que nuestros jardines alcancen el máximo de su
potencial.

Oseas 10:12 (BLA)

Sembrad para vosotros justicia, segad para vosotros en misericordia: romped el


barbecho, porque es tiempo de buscar al Señor.

También podría gustarte