P. 1
Fisiopatología diabetes gestacional

Fisiopatología diabetes gestacional

1.0

|Views: 10.139|Likes:

More info:

Published by: Luis Humberto Aillon Pezo on Mar 23, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/28/2015

pdf

text

original

Fisiopatología

Durante la primera mitad del embarazo, más o menos hasta la semana 20 , las hormonas que rigen el embarazo hacen que la sensibilidad a la insulina aumente. Entonces, la glucemia plasmática tiende a bajar. En la segunda mitad del embarazo, las hormonas que comandan el embarazo hacen que la resistencia insulínica aumente, por lo cual se manifiesta una tendencia al aumento de la glucosa. Ésta pasará al feto para que pueda nutrirse. No obstante, si la mamá tiene predisposición al desarrollo de la diabetes, esta situación hará que se ponga de manifiesto la enfermedad. La glucosa es el nutriente que más abundantemente atraviesa la placenta. El bebé sintetiza su propia insulina pero si la madre tiene aumentada la glucosa en sangre, le pasará más glucosa a su bebé y de esta forma el bebé obtendrá más energía de la que necesita, obteniendo como resultado un peso de nacimiento mayor a 4 kg, lo que puede dificultar el parto.

Control nutricional
• •

La ganancia óptima de peso durante la gestación depende del estado nutricional previo, determinado por el IMC. No se considera conveniente el descenso de peso durante el embarazo en las pacientes obesas-

Control metabólico
Se debe lograr la obtención de un óptimo control metabólico, que permita asemejar los niveles glucémicos a los de las embarazadas no diabéticas a fin de evitar las complicaciones feto-neonatales.

Glucemia en ayunas entre 70 y 90 mg/dL.

• • • • • •

Glucemia preprandial entre 70 y 105 mg/dL. Glucemia 2 horas postprandial entre 90 y 120 mg/dL. Cetonuria negativa. Evitar las hipoglucemias. Fructosamina nenor de 280 μmol/L Hb glicosilada menor a 6,5% Página principal

Suscribirse a: Entradas (Atom)

Datos personales

DR. GUSTAVO TUMENE

Médico Diabetólogo
VER TODO MI PERFIL

Opciones
• •

Diabetes Gestacional Volver al Inicio

¿Qué es la Diabetes Gestacional? Son todos aquellos casos de diabetes mellitus que se detectan por primera vez durante el embarazo. La diabetes gestacional (DG) traduce una insuficiente adaptación a la insulinresistencia que se produce durante el embarazo (GEDE, 2006). Es la complicación más frecuente en gestantes. Su frecuencia es variable según los distintos estudios, poblaciones y criterios diagnósticos utilizados, afectando en torno al 10% de los embarazos (GEDE, 2006).

Su importancia radica en que la diabetes gestacional aumenta el riesgo de diversas complicaciones obstétricas como son: sufrimiento fetal, macrosomía, muerte intrauterina, partos por cesárea y problemas neonatales. No aumentando la incidencia de malformaciones congénitas (Metzger BE, 2007). ¿Debe hacerse despistaje de Diabetes Gestacional en todas las embarazadas? En la actualidad el Grupo Español de Diabetes y Embarazo (GEDE, 2006) clasifica en dos grupos a las gestantes según su riesgo de desarrollar diabetes a lo largo del embarazo:

Gestantes de alto riesgo: son aquellas que presentan uno o mas de los siguientes factores: edad igual o superior a 35 años, obesidad (IMC >30 Kg/m2), macrosomía en partos anteriores (>4 Kg), antecedentes personales de diabetes gestacional, alteraciones del metabolismo de la glucosa o antecedentes familiares de diabetes en primer grado. Gestantes de riesgo moderado-bajo: son todas las que no tienen ninguno de los factores de riesgo anteriores.

En embarazadas de alto riesgo de desarrollar diabetes gestacional se recomienda hacer el despistaje con el test de O'Sullivan en la primera visita del embarazo y también entre las semanas 24-28 y 32-36 de la gestación. En las que tienen un riesgo moderado-bajo la recomendación es realizar un único test de O'Sullivan entre las semanas 24-28 del embarazo. Por lo tanto deben recogerse todos los factores de riesgo de DG en la primera visita del embarazo para hacer una inmediata valoración. El test de O`Sullivan consiste en la determinación de la glucemia plasmática una hora después de la administración de 50gr de glucosa por vía oral; a cualquier hora del día e independientemente de la ingesta o no de alimentos previa. Tampoco es necesaria una dieta especial en los días anteriores a la prueba. Si el valor de la glucemia plasmática al cabo de una hora es igual o superior a 140 mg/dl (7,8 mmol/L), se considera el test de O`Sullivan positivo y se deberá realizar una sobrecarga oral a la glucosa (SOG) para confirmar el diagnóstico de diabetes gestacional. La sensibilidad del test de O`Sullivan es del 80%.

¿Cómo se diagnostica la Diabetes Gestacional? Si la glucemia basal es >125 mg/dl en dos ocasiones o si presenta una glucemia al azar >200 mg/dl y síntomas típicos de diabetes, la paciente será diagnosticada de DG. En todos los demás casos será preciso realizar una sobrecarga oral de glucosa, que consiste en la administración de 75 ó 100 gr. de glucosa a la embarazada (dependiendo de los criterios a utilizar), midiendo los niveles de glucosa en sangre al inicio y posteriormente cada hora. Es necesario realizarla por la mañana, en ayuno de aproximadamente 1012 horas, con una dieta que contenga una cantidad igual o superior a 150 gr/día de hidratos de carbono los tres días previos a la prueba y habiendo desarrollado una actividad física normal. Durante la prueba, es necesario mantenerse en reposo, sentada y abstenerse de fumar. ¿Cuáles son los criterios diagnósticos de diabetes gestacional con la sobrecarga oral de glucosa? En la actualidad no existe consenso a nivel internacional sobre este aspecto, por lo que se están utilizando diversos criterios: 1. Sobrecarga con 100 gr. de glucosa y determinación de glucemia al inicio, 1ª, 2ª y 3ª horas. Es la más utilizada en la actualidad y la mejor validada. Se considera diagnóstica de DG si dos o más valores son iguales o superiores a lo normal. Si solamente un valor excede los límites sería diagnosticada de intolerancia a la glucosa en el embarazo y se repetiría la prueba en tres o cuatro semanas. Es la mas utilizada en España ya que es la recomendada por el Grupo Español de Diabetes y Embarazo (GEDE, 2006) y fue promovida por el National Diabetes Data Group (NDDG, 1979). También es la recomendada por la American Diabetes Association (ADA, 2010), aunque en este caso los valores de referencia son diferentes. 2. Sobrecarga con 75 gr. de glucosa y determinación de glucemia al inicio, 1ª y 2ª hora. Se considera diagnóstica si dos o más valores son iguales o superiores a lo normal. Si solamente un valor excede los límites sería diagnosticada de intolerancia a la glucosa en el embarazo y se repetiría la prueba en tres a cuatro semanas. Es aceptada por la ADA (ADA, 2010), sin embargo reconocen que esta prueba no está tan bien validada como la anterior. 3. Sobrecarga con 75 gr. de glucosa y determinación de glucemia a las 2 horas. Se considera diagnóstica si su valor es igual o mayor a 140 mg/dl a las 2 horas. Es la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (WHO, 1999) y por la guía del National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE, 2008). Es más simple y más sensible que las otras, sin embargo con estos criterios se multiplica por cinco la incidencia de DG.

GEDE, NDDG

ADA

OMS, Consenso Europeo

Tiempo Sobrecarga Sobrecarga Sobrecarga Sobrecarga con 100 gr. con 100 gr. con 75 gr. con 75 gr. Basal 1 Hora 2 Horas 3 Horas 105 190 165 145 95 180 155 140 95 180 155 140 126

Indicaciones de la Sobrecarga oral de glucosa: 1. Embarazadas que tengan una glucemia basal entre 85-125 mg/dl (GEDE, 2006). 2. Gestantes en que resulte positivo el test de O`Sullivan (GEDE, 2006).

Algoritmo diagnóstico de la Diabetes Gestacional

¿Qué hacer ante una paciente con Diabetes Gestacional? El seguimiento de la paciente con diabetes gestacional se puede asumir en Atención Primaria, siempre que estén en marcha el programa de Diabetes y el de Embarazo, y exista una buena coordinación con el obstetra. En caso contrario, derivarla al servicio de Tocología y/o Endocrinología. Objetivos de control: Para intentar reducir al máximo el desarrollo de macrosomía fetal, obtener una ganancia ponderal adecuada de la embarazada y evitar el riesgo de cetosis se recomienda como objetivo mantener la glucemia dentro de valores lo mas próximos posibles a la normalidad (GEDE, 2006; Metzger BE, 2007; NICE, 2008; IDF, 2009):
• •

Glucemia basal capilar: 70-95 mg/dl. Glucemia posprandial (1ª hora) capilar: 90-140 mg/dl.

• • •

Glucemia posprandial (2ª hora) capilar: <120 mg/dl. HbA1c: <6%. Ausencia de cetonuria e hipoglucemia.

Autocontroles:

Glucemia: para poder adecuar el tratamiento hipoglucemiante a las necesidades reales de la embrazada es necesario que realicen autoanálisis de glucemia para conocer su situación a lo largo del día. Se recomienda que hagan perfiles de 6 determinaciones (antes de las 3 comidas y 1 hora después de las 3 comidas) en días alternos; en caso de sospecha de hipoglucemia nocturna puede ser necesaria una determinación nocturna adicional (GEDE, 2006; Metzger BE, 2007; NICE, 2008; IDF, 2009). Cetonuria o cetonemia: se recomienda su determinación en embarazadas con diabetes que tengan glucemias mayores de 200 mg/dl o experimenten pérdida de peso, con el fin de descartar la presencia de cetosis o cetoacidosis.

Revisiones: La frecuencia y contenido de las revisiones debe ser similar a la de las embarazadas que no son diabéticas, aunque es preciso prestar una atención especial a ciertos aspectos.

Exploración física: se determinarán cada 15 días el peso y la presión arterial, vigilando la presencia de ganancias o pérdidas ponderales excesivas y la aparición de cifras de presión arterial superiores a 130/80, intensificando las medidas terapéuticas en caso necesario. En gestantes diabéticas con sobrepeso u obesidad se recomienda como objetivo una ganancia ponderal en el embarazo alrededor de 7 Kg. En caso de tener normopeso o bajo peso se aconsejan ganancias ponderales en torno a 10 y 15 Kg respectivamente. Analíticas: además de los controles habituales de cualquier gestante se recomienda realizar una determinación mensual de hemoglobina glucosilada (HbA1c). También es aconsejable una determinación de microalbuminuria en cada trimestre debido al aumento del riesgo de desarrollo o progresión de nefropatía que se produce durante la gestación. También es recomendable la realización de un urocultivo mensual y un cultivo vaginal trimestral. Ecografías: además de las habituales de cualquier embarazo es aconsejable la realización de ecografías mensualmente a partir de la semana 28 con el fin detectar la aparición y evolución de macrosomía fetal.

Ingreso hospitalario: no será preciso hasta el momento del parto en aquellos casos en que exista un buen control y no haya ninguna complicación. Sin embargo ante la presencia de complicaciones que supongan un riesgo materno-fetal deberán ser remitidas para ingreso urgente (GEDE,2006). Criterios de ingreso hospitalario: o Mal control glucémico: Cetosis o hipoglucemia grave o control metabólico irregular. o Nefropatía o HTA no controlados. o Pielonefritis. o Sufrimiento fetal. o Amenaza de parto prematuro o rotura permatura de membranas.

Alimentación: es sin duda uno de los pilares en el tratamiento de la diabetes durante el embarazo. El primer paso consiste en calcular el aporte calórico total diario, lo cual dependerá del estado ponderal de la gestante y de la actividad física que realice (NICE, 2008):
Aporte calórico total diario

IMC: Actividad Actividad Kg/m2 sedentaria* moderada* kcal/kg/día kcal/kg/día >25 20-25 <20 25 30 35 30 35 40

* Añadir 300 kcal en 2º y 3er trimestre.
• •

A continuación se procederá al reparto del contenido calórico en principios inmediatos de tal manera que el 40-50% deben ser hidratos de carbono, 30-40% grasas y 20% proteínas. Además se recomienda que los hidratos de carbono sean fundamentalmente complejos y las grasas mono o poliinsaturadas. También es recomendable una ingesta abundante de fibra vegetal en forma de fruta y vegetales frescos. Durante la gestación y lactancia deben tomarse lácteos en abundancia, los cuales deben ser desnatados en caso de sobrepeso u obesidad. Por último se procede al reparto de los hidratos de carbono en 6 tomas a lo largo del día:

Distribución de hidratos de carbono

Desayuno Media mañana Comida Merienda Cena Acostarse
• •

2/9 1/9 2/9 1/9 2/9 1/9

Ejercicio: se aconseja la realización de ejercicio moderado durante un mínimo de 30 minutos diarios, como puede ser caminar deprisa. Si al final de la gestación existen limitaciones físicas para realizarlo, deberían practicarse al menos 10 minutos de ejercicios en sedestación después de las 3 comidas (GEDE, 2006; Metzger BE, 2007; Ceysens G,2007; IDF, 2009). Fármacos: en aquellas mujeres que no consigan mantenerse dentro de los objetivos de buen control con el tratamiento dietético y la realización de ejercicio precisarán insulina, preferentemente humana, aunque también podrían utilizarse los análogos lispro y aspart (GEDE, 2006; Metzger BE, 2007; NICE, 2008; Alwan N, 2009; IDF, 2009). En la actualidad existen varios estudios acerca de la eficacia y seguridad del tratamiento de la diabetes gestacional con Glibenclamida, Metformina y Acarbosa, con buenos resultados; sin embargo debido a la gran experiencia de que dispone y a su excelente respuesta la insulina sigue siendo el tratamiento de elección para todas las mujeres embarazadas con cualquier tipo de diabetes (NICE, 2008; Alwan N, 2009; Nicholson W,2009; IDF, 2009). Cuando se inicia la insulinoterapia durante el embarazo puede hacerse con una sola administración nocturna o mediante dos administraciones al día (2/3 antes desayuno y 1/3 antes de la cena) de insulina NPH a la dosis de 0,1-0,2 UI/kg/día, procediéndose a su posterior ajuste según los valores obtenidos en los autocontroles. En aquellos casos que presenten con esta pauta hiperglucemias posprandiales será preciso proceder a la intensificación del tratamiento añadiendo dosis suplementarias de insulina rápida antes de cada comida, cambiando la insulina NPH por una mezcla o también mediante el uso de infusores de insulina subcutánea continua (bombas) (Farrar D, 2007).

¿Es preciso hacer algún control en el postparto?

Lactancia:al igual que en el resto de las mujeres es recomendable el fomento de la lactancia materna en aquellas que hayan padecido diabetes gestacional. Se ha encontrado un efecto beneficioso de la lactancia en los hijos de madres diabéticas, observándose una disminución en el desarrollo de obesidad y diabetes. También se ha evidenciado una mejoría en el metabolismo glucídico de la madre debido a un incremento en la sensibilidad a la insulina durante la lactancia (Metzger BE, 2007; NICE, 2008; IDF, 2009). Ajustes terapéuticos: en la mayor parte de las mujeres que desarrollaron durante el embarazo una diabetes gestacional, ésta se resolverá tras el parto, pudiendo retirarse el tratamiento hipoglucemiante tras el mismo. Para comprobarlo se realizarán controles glucémicos posparto. Tan solo en un 5-10% de los casos permanecerán siendo diabéticas y precisarán tratamiento farmacológico, el cual podrá realizarse con antidiabéticos orales en la mayor parte de las ocasiones (NICE, 2008; IDF, 2009). Despistaje diabetes tipo 2: en las mujeres que presentaron diabetes gestacional es necesario conocer si la alteración metabólica se ha resuelto o persiste tras el parto, ya que alrededor de un 5%-10 seguirán siendo diabéticas, un 10% presentarán una intolerancia a la glucosa y otro 10% una glucemia basal alterada. Además todas ellas mantendrán a lo largo de su vida un riesgo elevado de desarrollar diabetes tipo 2, de manera que aproximadamente un 40% de las mujeres con diabetes gestacional desarrollará diabetes tipo 2 en los 5 años siguientes al parto, y alrededor de un 50% de ellas volverá a padecer diabetes gestacional en embarazos posteriores (Bellamy L, 2009). Es por ello que se aconseja la realización de una sobrecarga oral de glucosa (SOG) a las 6 semanas tras el parto o al finalizar la lactancia, según la metodología empleada en la población no gestante (SOG con 75 gramos). Esta deberá repetirse en años posteriores si se detecta intolerancia a la glucosa o glucemia basal alterada (GEDE, 2006; Metzger BE, 2007; NICE, 2008; IDF, 2009).

Evaluación posparto tras DG:

A las seis semanas tras el parto o al finalizar la lactancia se practicará SOG con 75 gr, para reclasificar a la paciente como normal, glucemia basal alterada, intolerante a la glucosa o diabética.

Si presentan glucemia basal alterada o intolerancia a la glucosa se aconseja repetir anualmente la SOG y se recomendará evitar sobrepeso, realizar ejercicio y dieta equilibrada. Si la sobrecarga y la glucemia basal son normales, se realizarán glucemias basales cada tres años.

En las revisiones posparto de mujeres que padecieron diabetes gestacional también se aconseja la valoración del estado ponderal, presión arterial y perfil lipídico dada la frecuente asociación de la diabetes gestacional con otros componentes del síndrome metabólico.

Aviso a pacientes o familiares: La información de este sitio está dirigido a profesionales de atención primaria. Su contenido no debe usarse para diagnosticar o tratar problema alguno. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, imprima este documento y consulte a su médico de cabecera. Bibliografía

Alwan N, Tuffnell DJ and West J. Tratamiento para la diabetes gestacional: (Revision Cochrane traducida). En: Biblioteca Cochrane Plus 2009 Número 3. Oxford: Update Software Ltd. [Resumen]. American Diabetes Association. Standards of Medical Care in Diabetes 2010. Diabetes Care. 2010;33 (suppl 1):S11-S61 [Texto completo]. Bellamy L, Casas JP, Hingorani AD, Williams D. Type 2 diabetes mellitus after gestational diabetes: a systematic review and meta-analysis. Lancet. 2009;373:1773-9 [PubMed] . Ceysens G, Rouiller D, Boulvain M. Ejercicio para las mujeres embarazadas diabéticas. En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 4. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd). [Resumen]. Farrar D, Tuffnell DJ, West J. Infusión continua de insulina subcutánea versus inyecciones diarias múltiples de insulina para las mujeres embarazadas con diabetes. En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2007 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2007 Issue 4. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd). [Texto completo]. Grupo Español de Diabetes y Embarazo (GEDE). Guía asistencial de diabetes mellitus y embarazo. Av Diabetol. 2006;22:73-87 [Texto completo].

IDF Clinical Guidelines Task Force. Global Guideline on Pregnancy and Diabetes. Brussels: International Diabetes Federation, 2009 [acceso 12/03/2010]. Disponible en: http://www.idf.org/webdata/docs/Pregnancy_EN_RTP.pdf. Metzger BE, Buchanan TA, Coustan DR, de Leiva A, Dunger DB, Hadden DR,et al. Summary and recommendations of the Fifth International Workshop-Conference on Gestational Diabetes Mellitus. Diabetes Care. 2007;30 (Suppl 2):S251-60 [PubMed] [Texto completo]. National Diabetes Data Group. Classification and diagnosis of diabetes mellitus and other categories of glucose intolerance. Diabetes. 1979;18:1039-57 [PubMed]. NICE: the Guideline Development Group. Guidelines: management of diabetes from preconception to the postnatal period: summary of NICE guidance. BMJ 2008; 336:714–717 [PubMed]. Nicholson W, Bolen S, Witkop CT, Neale D, Wilson L, Bass E. Benefits and risks of oral diabetes agents compared with insulin in women with gestational diabetes: a systematic review. Obstet Gynecol. 2009;113:193-205 [PubMed]. World Health Organization and Department of Noncommunicable Disease Surveillance. Definition, diagnosis and classification of diabetes mellitus and its complications. Report of a WHO consultation. Part 1: diagnosis and classification of diabetes mellitus. Geneva: World Health Organization; 1999 [Texto completo].

Diabetes gestacional Tratamiento:
Las metas del tratamiento son mantener los niveles de glucosa en la

sangre dentro de los límites normales durante el embarazo y asegurar el bienestar del feto. Se debe realizar una observación muy de cerca del feto y de la madre a lo largo de todo el embarazo. El automonitoreo de los niveles de glucosa en la sangre le permite a la mujer participar en su cuidado. La observación para evaluar el tamaño y bienestar fetales pueden incluir exámenes de ultrasonido y cardiotocografía en reposo. La cardiotocografía en reposo es una prueba simple e indolora para la madre y su bebé que se realiza colocando un monitor fetal electrónico (máquina que escucha y muestra los latidos cardíacos del bebé) sobre el abdomen de la madre. Cuando el bebé se mueve, su frecuencia cardíaca suele elevarse a 15 ó 20 latidos por encima de la tasa regular. El médico puede observar el patrón de latidos del bebé en relación con los movimientos y determinar si el bebé está bien. El médico busca tres aceleraciones de 15 latidos por minuto por encima de la frecuencia cardíaca normal del bebé, que ocurren dentro de un período de 20 minutos. El manejo dietético suministra las calorías y nutrientes adecuados y necesarios para el embarazo y controla los niveles de glucosa en la sangre. Las pacientes deben recibir asesoramiento nutricional por parte de un nutricionista profesional Si la dieta no controla los niveles de glucosa en la sangre y no logra mantenerlos dentro del rango recomendado, se debe iniciar una terapia con insulina. El automonitoreo de la glucosa en sangre es necesario para que el tratamiento con insulina sea efectivo.

Expectativas:
Hay un leve incremento del riesgo de muerte fetal y neonatal cuando la madre padece diabetes gestacional, pero este riesgo disminuye con un tratamiento efectivo y la vigilancia de la madre y el feto. Los altos niveles de glucosa en sangre suelen volver a lo normal luego del parto. Sin embargo, las mujeres con diabetes gestacional deben someterse a chequeos minuciosos después del parto a intervalos regulares para detectar la diabetes de una manera temprana. Hasta un 40% de las mujeres con diabetes gestacional desarrollan una diabetes completa dentro de 5 a 10 años después del parto y el riesgo puede incrementar en las mujeres obesas.

Complicaciones:

o o o

Nivel de glucosa bajo en la sangre o enfermedad del neonato Incremento de la incidencia de muertes de recién nacidos Desarrollo posterior de diabetes

Situaciones que requieren asistencia médica:
Se debe buscar asistencia médica, si una mujer está embarazada y desarrolla síntomas de intolerancia a la glucosa.

Síntomas:
• • • • • • •

Aumento de la sed Incremento de la micción Pérdida de peso, a pesar de un aumento del apetito Fatima Náuseas y vómitos Infecciones frecuentes, incluyendo las de vejiga, vagina y piel Visión borrosa

Nota: Usualmente no hay síntomas.

Signos y exámenes:
La prueba principal para la diabetes gestacional es la prueba oral de tolerancia a la glucosa , entre las semanas 24 y 28 del embarazo.

Dieta para la diabetes Definición:
Es una serie de pautas dietéticas específicas para diabéticos desarrolladas por la Asociación Estadounidense para la diabetes ( American Diabetes Association ) y la Asociación Dietética Estadounidense ( American Dietetic Association ) para mejorar el manejo de la diabetes . Los principios clave son:
• •

Lograr un control del peso a través de la reducción de las calorías Reducir la ingesta de grasa (específicamente grasa saturada)

Individualizar las pautas para los carbohidratos sobre la base del tipo de diabetes que la persona tiene y el control de los niveles de azúcar en la sangre

Recomendaciones:
Se debe reducir la cantidad de grasa en la dieta. Las pautas actuales de la Asociación Estadounidense para la Diabetes ( American Diabetes Association ) recomiendan que menos del 7 al 10% de las calorías diarias provengan de grasas saturadas, las cuales elevan el colesterol LDL ("malo"). El colesterol en la dieta debe ser de menos de 200 a 300 mg por día. Además, se debe minimizar la ingesta de grasas transinsaturadas, mejor conocidas como aceites parcialmente hidrogenados. La reducción en la ingesta de grasa puede ayudar a contribuir a una pérdida de peso moderada. La ingesta de proteína se debe mantener en el rango del 15 al 20% de calorías totales. Se recomiendan las opciones bajas en grasa, tales como los productos lácteos descremados, las legumbres, la carne de aves sin piel, el pescado y las carnes magras. Igualmente, se recomiendan 6 onzas de proteína por día para mantener el contenido de colesterol dentro del rango. Una porción de carne de aves, pescado o carne magra es aproximadamente del tamaño de una baraja de cartas. Las opciones de carbohidratos deben provenir de los panes o cereales integrales, la pasta, el arroz moreno , las legumbres, las frutas y las verduras. El incremento de la fibra en la dieta es una pauta general para toda la población en lugar de ser específicamente para las personas con diabetes. Las porciones y el tipo de carbohidratos afectan las calorías y se reflejan en el peso y el control de la glucosa en la sangre. El hecho de aprender a leer las etiquetas con relación al carbohidrato total en vez del azúcar suministra la mejor información para el control del azúcar en la sangre. Se recomienda limitar el consumo de alimentos ricos en calorías y bajos en valor nutricional, incluyendo aquellos con alto contenido de azúcares. Los alimentos que contengan azúcar se deben sustituir por otras fuentes de carbohidratos ( como las papas) en lugar de simplemente agregarlas a las comidas. Un dietista certificado puede ayudar a tomar la decisión sobre la forma de balancear la dieta con carbohidratos, proteína y grasa.

Funciones:

Existen dos tipos principales de diabetes y los propósitos de nutrición de cada una son diferentes. Con la diabetes tipo 1 , los estudios muestran que los carbohidratos totales tienen el mayor efecto en la cantidad de insulina necesaria y en el mantenimiento del control del azúcar en la sangre. Existe un equilibrio delicado de ingesta de carbohidratos, insulina y actividad física que es necesario para lograr los mejores niveles sanguíneos de azúcar llamado glucosa. Si estos componentes no están en equilibrio, puede haber amplias fluctuaciones, desde demasiado alto a demasiado bajo, en los niveles de glucosa en la sangre. Para aquellas personas con diabetes tipo 1 con una dosis fija de insulina, el contenido de carbohidratos de las comidas y refrigerios debe ser invariable día tras día. Para los niños con diabetes tipo 1, los patrones de peso y crecimiento son una forma útil de determinar si la ingesta del niño ha sido adecuada. No se deben retener alimentos ni darlos cuando el niño no tiene hambre. Las dosis y horarios de la insulina deben estar basados en los hábitos de ejercicios y alimentación del niño. Con la diabetes tipo 2 , el objetivo principal está en el manejo del peso, debido a que del 80 al 90% de estos diabéticos tienen sobrepeso. Un plan de comidas, con reducción de calorías, incluso distribución de carbohidratos, y reemplazo de algunos de ellos con grasas monoinsaturadas más saludables ayuda a mejorar los niveles de glucosa en la sangre. Los ejemplos de alimentos ricos en grasas monoinsaturadas son la mantequilla de maní o de almendras, las almendras, las nueces de nogal y otras nueces. Éstos puede ser sustitutos para los carbohidratos, pero las porciones deben ser pequeñas, dado que estos alimentos son ricos en calorías. En muchos casos, la pérdida moderada de peso y el incremento de la actividad física pueden controlar la diabetes tipo 2; en otros casos, las personas con diabetes deben tomar medicamentos orales o insulina además de los cambios en el estilo de vida. Los niños con diabetes tipo 2 tienen retos especiales y los planes alimentarios se deben revisar con frecuencia con el fin de responder a los cambios en los requerimientos calóricos del niño debido a su crecimiento. A menudo, se requieren 3 comidas más pequeñas y 3 refrigerios para satisfacer las necesidades calóricas del niño.

Los cambios en los hábitos alimenticios y el incremento de la actividad física ayudan a reducir la resistencia a la insulina y mejoran el control del azúcar en la sangre. En las fiestas o durante los días festivos, los niños pueden aún comer alimentos que contengan azúcar, pero que tengan menos carbohidratos ese día. Por ejemplo, si el niño se come una torta de cumpleaños, dulces en el día de las brujas u otros dulces, se deben eliminar las cantidades diarias acostumbradas de papas, pasta o arroz. Este sustituto ayuda a mantener las calorías y los carbohidratos en un mejor balance. Para los niños con cualquier tipo de diabetes, se deben planear las ocasiones especiales, como cumpleaños y día de las brujas, debido a que abundan los dulces.

El plan de la comida para el plan de la comida de Diabetes Gestacional
The controla el azúcar de sangre controlando se come cuánto alimento del carbohidrato. Los carbohidratos, las azúcares y los almidones, se convierten en el azúcar de sangre en nuestros cuerpos. Comer menos carbohidrato previene el azúcar de sangre alta. Algunos carbohidratos se digieren más lentamente y por lo tanto levantan el azúcar de sangre menos que otras. En general, su plan de la comida de GDM seguirá el desayuno muy pequeño de estos principles:

• • • • •

a con poco carbohidrato, tal como leche de 8 onzas con una rebanada de tostada y una mantequilla del huevo o de cacahuete para las comidas pequeñas protein 3 y 2-3 bocados pequeños (comidas más pequeñas causan un sugars) avoidance más bajo de la sangre de dulces concentrados y lo azucaran, incluyendo la fruta juice plenty de los alimentos vegetables low-gordos no-almidonados de la proteína tales como pollo, atún, o las opciones meat lower-gordas magras del alimento en general, guardar aumento del peso en una leche level

low-gorda o sin materias grasas sana , el yogur o el queso para el dietético registrado calcium

Your adecuado determinarán las cantidades correctas de los diversos alimentos y diseñarán un menú basado en su horario, los alimentos que usted tiene gusto, sus niveles de azúcar de sangre, y sus necesidades alimenticias en embarazo. El desayuno es generalmente muy pequeño porque las hormonas del embarazo, que levantan el azúcar de sangre, están en los niveles más altos por la mañana.
Back to Nutrition & Physical Activity

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->