Está en la página 1de 1

El dinosaurio de Monterroso era Jos Durand POR: ALBERTO BENZA GONZLEZ Cuando despert, el dinosaurio todava estaba all.

El relato ms famoso de gnero del microrrelato es, sin lugar a dudas, "El dinosaurio" de Augusto Monterroso, el cual fue inspirado en una ancdota de nuestro compatriota Jos Durand. Aqu les dejo la ancdota que relata Juan Jos Arreola a Antonio Fernndez Ferrer: Vivamos all, en aquel departamento tan chico, tres amigos: Ernesto Meja Snchez, Jos Durand y yo; y uno de ellos tena necesidad de comunicacin, siempre tena que contar todo lo que le pasaba en el da. Generalmente, en ese momento de su juventud, eran penalidades de carcter amoroso; l batallaba mucho con esto y nos desvelaba, y a veces cuando ya estbamos nosotros dormidos Meja en el cuarto y yo en el hall en su camastro, muy moderno pero camastro al fin, llegaba este hombre, a veces en la madrugada, y entonces haca que se tropezaba y ya despertaba uno: iAy!, qu te pasa, Jos, qu te pasa?. Y l empezaba: Ay!, que te tengo que contar... Y noms se sentaba a la orilla de la cama; uno estaba acostado y Durand se sentaba al lado y empezaba a contar qu le haba pasado y uno se dorma... y no sabemos si se daba cuenta o no, pero l segua all hablando y a veces uno de los dos se despertaba y estaba Jos Durand, que era muy alto casi dos metros y todava estaba a la orilla de la cama. Y un da me dijo Ernesto Meja Snchez: Sabes que cuando despert todava estaba all este dinosaurio?. Ernesto se qued dormido y el otro no se levant. Y Tito lo saba, porque a l tambin le pasaba. La idea era que uno se quedaba dormido, y Durand, aunque te viera dormido, no se levantaba ni se iba a acostar, se quedaba el amigo all, a la orilla de la cama... Ya ves, el origen del cuento es completamente concreto, porque como Durand era muy alto, se le deca de todas las maneras: dinosaurio, por ejemplo.