Está en la página 1de 6

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR.

INSTITUTO UNIVERSITARIO PEDAGÓGICO “MONSEÑOR RAFAEL AREAS BLANCO”. CÁTEDRA: LITERATURA INFANTIL. PROFESORA: DOLORES TORREALBA.

ENSAYO
ALUMNO: TERÁN JOSÉ

CARACAS, FEBRERO 2010

como “Platero y yo” y “Los viajes de Gulliver” no fueron escritos originalmente para dicha audiencia. rondas infantiles. Agregado a esto. los autores que han escrito del tema no esbozan un concepto que sea compartido. Por lo tanto es difícil establecer una definición concreta. según Efraín Subero. es por eso que la literatura en dicha etapa se ha enmarcado dentro de una de las más importantes tomando en cuenta los textos didácticos. es decir. dentro de la definición de la Literatura Infantil nos encontramos con la mezcla de dos géneros. es la preocupación por los lectores y sus prácticas. por hoy aceptada en el mundo entero. de lo fácilmente dominable o apresable por la razón y los sentidos. hasta evolucionar a los libros que son casi de carácter universal dentro de la literatura infantil. que no necesariamente van de la mano. entre otros. más sin embargo. Ahora bien. se puede concluir de esta mezcla de géneros que la literatura infantil obedece a realidades actuales (para el momento que fueron . la literatura infantil hipotéticamente pertenece al territorio de lo conocido. no sin antes haber pasado por un proceso de evolución conceptual en lo que concierne al niño. Vemos con cierto grado de sorpresa como libros de referencia obligada dentro del género ya antes mencionado. podemos decir también que es una idea interesante cuando se trata de pensar hoy en la literatura infantil. Tratar a la literatura infantil fundamentalmente como literatura supone meterse en un apasionante problema. es la edad infantil. de lo familiar. como lo son la “Literatura” y lo que denominamos como “Infantil”. de una tradición oral que obedecía a cada país. desde canciones de cuna. serán las que nos guíen en este intento por problematizar a la literatura infantil. difieren entre si.Para la gran mayoría de las personas la mejor edad en la vida. y existencia de la llamada “Literatura Infantil” ha sido largo y persistente. y pensar que la literatura que se escribe para los niños cuestionando quién la lee y cómo la lee. trabalenguas. Su existencia es. En relación a la definición. Como mucho de lo que tiene que ver con el mundo de los niños. por lo contrario. Dicha evolución se ha visto reflejada. a cada idiosincrasia.

es decir.escritas). Si bien ya tenemos una idea de lo que es la Literatura infantil. Documentémonos con respecto al tema. críticos. vemos como diferentes contextos forman parte fundamental dentro de dicha literatura. que más que obligatoria. ayudándolo a comprender conceptos complejos en un lenguaje sencillo. Una vez que logremos esto.” En resumidas cuentas. participativos. estaremos mas cerca de poder incorporarnos con nuestros educandos y orientarlos hacia una lectura. tales como Benedeto Croce negaron la existencia de una “Literatura” que no llenaba los requisitos para cumplir las condiciones de ser obras literarias. sociales y culturales que de cierta forma desarrollan la imaginación del niño. como cita Susana Itzcovich: “adquiriendo un sentido critico y preparación técnica. ¿Cómo podemos demandar alumnos lectores cuando somos pobres predicadores del tema? ¿Acaso leemos con tanto fervor como se lo exigimos a nuestros alumnos? Por lo tanto debemos comenzar tomando conciencia y. salgamos del enfoque tradicional. de acuerdo con Griselda Navas: “creativos. incluida la famosa “moraleja de la historia” la cual tiene un corte sumamente moral (ya que moraleja es un derivado de la palabra moral). del continente y del mundo. y sobre todo. sea una actividad que disfruten al máximo sin verla como una tarea. Mucho énfasis se ha puesto sobre el desempeño del Docente al manejar la literatura infantil en clase. Esto podremos lograrlo mediante una selección razonable de obras de Literatura Infantil. intentemos con libros o autores nuevos. se le exige al Docente hacer el papel de “súper educador” mediante las lecturas infantiles. Muchos autores. . tenemos que recalcar la importancia de la misma en la formación del Docente. eruditos del tema de la teoría Literaria. de cómo el docente mediante dichas lecturas debe formar lectores que sean. a su vez que tomar conciencia lingüística e ideológica en relación con la literatura infantil”. Mas cabe preguntar si como Docentes exigimos algo que no damos. busquemos opciones. capaces de desarrollarse como ciudadanos comprometidos con el quehacer y desarrollo cultural de nuestra nación.

Por otro lado. no aquel inventado por los mayores.Existe la Literatura Infantil en cuanto existe un sujeto niño que bebe en la fuente del arte según su sed particular. no obstante. Entonces. señala Enzo Petrini (1981. al que en tantas ocasiones se les quiere conducir con los libros. la peculiaridad del niño como receptor estético diferenciado resulta bastante problemática de caracterizar (Sánchez Corral. como una realidad particular que posee un mundo autónomo y unas necesidades propias. Para que los adultos cedieran a la infancia una zona propia de existencia. 1995). nos parece necesario en la formación de los maestros abordar un . Sin embargo. como es incapaz de escucharlo es incapaz de decirle». Es el intento de adecuación al mundo de los niños lo que explica ciertos rasgos particulares que en alguna medida singularizan esta literatura. La cuestión es si la literatura que se les ofrece acierta con los gustos estéticos y ofrece cauces a las pulsiones emocionales y necesidades afectivas de los niños. El escritor Uruguayo Eduardo Galeano (1995) “denuncia en la literatura que los adultos han hecho y hacen para los niños la relación de poder y la imposición del miedo a la libertad”. Con todo. Y es mudo porque es sordo. El propósito de escribir para este destinatario singular encierra variadas dificultades. mezcla de aspectos literarios y psicopedagógicos. Escribir para ellos es una aventura arriesgada que exige de los adultos una difícil comunicación con el universo infantil. «El problema radica en que el adulto es mudo con relación al niño. 1992. 21) fue preciso todo un movimiento emocional y una conciencia más clara de los derechos del individuo. Hoy existe un conocimiento teórico que le afirma como ser diferenciado del adulto. todavía es poco frecuente que se reconozca con respeto y desde la igualdad el mundo de los niños. resulta difícil debido a la complejidad misma del proceso de comunicación y del propio lenguaje literario. lleno de paternalismo y pedagogía. el que les pertenece verdaderamente. La descripción de los mismos.

. en la que los principios pedagógicos se basen en los intereses reales de los niños. La determinación de tales rasgos se enfrenta con las mismas incógnitas que sobre esta cuestión se han planteado en la teoría de la Literatura Infantil. Ahora bien. el rechazo hacia la lectura podría extenderse fácilmente a la propia literatura. No olvidemos que la Literatura Infantil. En otro caso. esta utilización de los textos literarios tiene que integrarse en una dinámica educativa de métodos variados y eficaces por parte del Docente. dado su atractivo para el niño.primer acercamiento al tema. se constituye en un medio muy útil para enseñar a leer y para estimular el hábito lector.

*SÁNCHEZ.com *GALEANO.com . Aragua.cervantesvirtual. Griselda Introducción a la Literatura Infantil Fondo Editorial de la universidad Pedagógica Experimental Libertador Caracas. Eduardo Eduardo Galeno responde IBBY ¿Te cuento? España 1995. www. *SUBERO Efraín La literatura Infantil Venezolana Ministerio de Educación y capacitación Docente El Mácaro. Venezuela 1997.BIBLIOGRAFÍA *NAVAS. 2000. Universidad de Sevilla 1992 www. Corral Imposibilidad de la Literatura Infantil una característica estética del discurso Cause. Turmero Edo.elliberpensador.