Está en la página 1de 32

PUENTES I

PRÁCTICA 3

Jokin Ugarte González






PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 2
ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN. ............................................................................................................... 3
1.1. CONDICIONANTES DE LA ESTRUCTURA. ............................................................... 3
1.1.1. CONDICIONANTES GEOMÉTRICOS. ..................................................................... 3
1.1.2. CONDICIONANTES CONTRUCTIVOS: ................................................................... 4
1.1.3. CONDICIONANTES AMBIENTALES. ..................................................................... 5
1.2. ACCIONES SOLICITANTES E HIPÓTESIS DE CÁLCULO: ...................................... 7
1.2.1. ACCIONES CONSIDERADAS. .................................................................................. 7
1.2.2. SITUACIONES DE CARGA CONSIDERADAS. ....................................................... 9
1.3. MODELOS DE CÁLCULO EMPLEADOS. ................................................................. 10
1.4. NORMATIVA DE REFERENCIA. ............................................................................... 10
3. DEFINICIÓN DEL PRETENSADO: ................................................................................. 14
3.1. PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN......................................................................... 14
3.1.1. FAMILIA 0: PRETENSADO A POSITIVOS DE LOS VANOS LATERALES....... 14
3.1.2. FAMILIAS 1 A 7: PRETENSADO DE AVANCE EN VOLADIZO: ....................... 16
3.1.3. FAMILIA 8: PRETENSADO DE CONEXIÓN. ........................................................ 19
3.2. PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL. ...................................... 20
3.3. COMPARACIÓN CON LA EJECUCIÓN SOBRE CIMBRA. ..................................... 23
4. ESTUDIO DE LA FLUENCIA: DEFORMACIONES DIFERIDAS Y
REDISTRIBUCIÓN DE ESFUERZOS. ..................................................................................... 23
5. COMPROBACIÓN DEL ESTADO TENSIONAL A TIEMPO INFINITO. ..................... 26
5.1. PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN (INCLUIDO EL DE CONTINUIDAD)......... 27
5.2. PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL: ...................................... 28
5.3. ANÁLISIS TENSIONAL: .............................................................................................. 29


PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 3
1. INTRODUCCIÓN.
En este primer apartado, trata de explicarse el planteamiento general seguido a lo
largo de la presente práctica. Se comenzará con la exposición de los principales
condicionantes de trabajo, para a continuación definir las hipótesis de carga empleadas
en el cálculo. Así mismo, se hará un breve comentario acerca de la normativa empleada,
y de los modelos de cálculo planteados.
1.1. CONDICIONANTES DE LA ESTRUCTURA.
1.1.1. CONDICIONANTES GEOMÉTRICOS.
Se trata del mismo puente de la práctica 2, con 3 vanos continuos de 60 + 80 +
60 metros de luz y 8 metros de ancho (7 m de calzada + 0,50 m a cada lado para la
protección). Se mantiene igualmente la sección transversal de la práctica anterior, cuyas
características principales se detallan a continuación.
− Canto: Canto constante a lo largo de todo el puente de valor igual a L/20
= 4 metros.
− Losa superior:
o Vuelos: Separación entre almas l ≈ 4,50 m y unos vuelos de 1,75
m. El espesor de los vuelos se hace variar linealmente entre 0,4 m
en arranques a 0,20 m en el extremo libre.
o Zona entre almas: Se realiza la misma variación lineal de
espesores en un metro desde las almas, dejando un tramo central
de 2,03 metros de 20 cm de espesor.
− Almas: Se mantiene el espesor de 30 cm.
− Losa inferior: Se dispone un espesor de 0,45 m constante en toda la
longitud del puente. Cabe comentar que para las luces que se plantean, el
puente objeto de estudio se encuentra en el límite superior de los cajones
de inercia constante, por lo que el espesor de la losa inferior podría ser
variable a lo largo del mismo (incluso el canto variable sería una opción
totalmente válida). Con mayor razón tratándose de un puente construido
por voladizos sucesivos. Sin embargo, se prefiere utilizar una inercia
constante, lo que por una parte permite simplificar los métodos de
resolución empleados, y por otra, permite un mejor entendimiento del
funcionamiento general del puente, objetivo prioritario de la presente
práctica.
A continuación se muestra una figura con la sección transversal propuesta:
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 4

Figura 1. Sección transversal propuesta
1.1.2. CONDICIONANTES CONTRUCTIVOS:
La característica fundamental que diferencia esta práctica de la anterior, es el
proceso constructivo del puente. A lo largo del presente trabajo se observará como la
realización del mismo puente mediante dos métodos constructivos diferentes (por
voladizos sucesivos y sobre cimbra), varía sensiblemente tanto la forma de disposición
del pretensado, como su cuantía. El proceso constructivo seguido en este puente, ha sido
el siguiente:
− Ejecución sobre cimbra de los vanos laterales.
− Pretensado de los mismos y eliminación de la cimbra. El pretensado será
parabólico, dado que en este momento el vano lateral es un vano biapoyado.
Se planteó la resolución del voladizo central mientras los vanos laterales se
mantenían cimbrados, lo que hubiera reducido las exigencias de pretensado a
positivos en los vanos laterales. Sin embargo, este planteamiento requiere un
cálculo iterativo no lineal, en el que cada vez que se hormigona una dovela o se
ejecuta un pretensado, debe calcularse qué longitud del vano lateral se separa de
la cimbra, y qué longitud se mantiene apoyada. Por lo tanto, debido a la alta
dificultad de la realización de este cálculo sin los programas de cálculo
adecuados, y teniendo en cuenta que es perfectamente factible que la cimbra en
los vanos de acceso debiera eliminarse tras la ejecución de los mismos (alquiler
de la cimbra, inutilización durante un largo periodo del terreno inferior a los
vanos de acceso…), se decide hacerlo de esta forma.
− Colocación del carro de avance sobre la pila.
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 5
− Ejecución de la primera dovela y pretensado de la misma desde el vano lateral
(anclaje pasivo en el frente de la dovela y anclaje activo a una longitud a
determinar de la pila central en el vano de acceso). El pretensado se llevará recto
y alojado en la losa superior.
− Ejecución de las sucesivas dovelas mediante la misma técnica de pretensado,
hasta la dovela número 7.
− Retirada de uno de los carros de avance y apoyo del otro en ambos voladizos a la
vez para el hormigonado de la dovela de cierre.
− Retirada del carro de avance restante.
− Ejecución de un pretensado corto y centrado de continuidad en la dovela de
cierre, para evitar tracciones en servicio en la misma.
− Ejecución de un pretensado a positivos en el vano central de la longitud
necesaria para evitar tracciones en dicho vano en servicio, tanto a tiempo 0 como
a tiempo infinito. Se dispondrá un pretensado recto en la losa inferior, tesado
simultáneamente desde ambos extremos.
− Ejecución del pavimento y de las barreras de protección.
− Puesta en servicio del puente.
A lo largo del presente trabajo, se irá entrando con más detalle en cada una de
las fases de construcción y en sus implicaciones tanto a tiempo 0 como a tiempo
infinito.
1.1.3. CONDICIONANTES AMBIENTALES.
Debido a la falta de datos en este sentido, se ha optado por la hipótesis
conservadora de suponer un ambiente III ó IV para la estructura en estudio. Tratándose
de un predimensionamiento, el ambiente sólo ha condicionado la estructura en los
puntos que se exponen a continuación:
− Definición de la abertura característica de fisura para el ELS de fisuración: De
forma conservadora se obliga a que ninguna fibra de la sección llegue a sufrir
descompresiones bajo la combinación frecuente de las acciones definidas en el
enunciado. Esto equivale a comprobar el ELS de fisuración para los ambientes
III, IV ó los químicamente agresivos para el hormigón, como se muestra en la
siguiente figura, lo que definirá el pretensado dispuesto:
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 6

Figura 2. Abertura característica de fisura – Fuente EHE-08
Por otra parte, ha de mencionarse que a lo largo del proceso constructivo se ha
relajado ligeramente este requerimiento. Durante las fases constructivas se ha
considerado suficiente que el hormigón no superara su límite medio a tracción (para un
hormigón de 40 MPa f
ctm
= 3,5 MPa), imponiendo un límite cercano a las clases de
exposición II (aunque siempre tratando de mantener el límite de descompresión en la
mayor longitud del puente posible). Tras la finalización de la misma, una vez el puente
ha entrado en servicio, vuelve a imponerse la limitación mencionada en el párrafo
anterior, que, debido a que el hormigón no ha llegado a fisurarse, seguirá siendo del
todo válida.
Esto se debe a que durante la construcción del voladizo central, los cables de
construcción que circulan por la losa superior tienen una excentricidad tal que
introducen una pequeña componente de tracción en la losa inferior en aquellas zonas sin
momento exterior de peso propio (frentes de dovela). La otra opción era limitar la
excentricidad de los cables en dichas zonas, lo que curvaría los mismos hacia abajo en
busca de su anclaje pasivo. Sin embargo, debido a la validez en su planteamiento, así
como a su sencillez, se ha preferido escoger la primera opción, evitando laboriosos
cálculos que, como se ha dicho antes, no se cree que sean el objetivo de esta práctica.
También debe especificarse en este apartado, el límite de compresión exigido.
Esta limitación viene impuesta debido a posibles problemas de microfisuración del
hormigón a tensiones superiores al 60% de su resistencia característica a compresión.
Sabiendo que se utiliza un hormigón de calidad 40 MPa, dicho límite será 24 MPa.
Por otro lado, aunque no guarde una relación directa con el ambiente escogido, a
continuación se define el recubrimiento empleado por las armaduras activas postesas,
valor que se obtiene de la siguiente figura:
c
mìn
= ∅
¡uìnu
= 1uu mm, aunque en la siguiente figura marque un límite de 80
mm, simplificadamente se ha tomado el diámetro de la vaina, 100 mm, como
recubrimiento, y 150 mm como distancia mínima del borde de la sección al eje de la
armadura postesa.
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 7

Figura 3. Recubrimiento mínimo de armaduras activas postesas – Fuente: EHE-08
1.2. ACCIONES SOLICITANTES E HIPÓTESIS DE CÁLCULO:
1.2.1. ACCIONES CONSIDERADAS.
A la hora de realizar los cálculos de dimensionamiento de los diferentes
elementos del puente, se han tenido en cuenta las siguientes acciones solicitantes:
− Peso propio: A efectos del mismo, sólo se considera la sección de
hormigón de la siguiente forma: q
pp
(kN/m) = 25 kN/m
3
· A
c
(m
2
). Para
todas las hipótesis de ELS se considerará como una carga repartida.
− Carga muerta: Se consideran como cargas muertas las 2 líneas de pretiles
laterales y el pavimento extendido a todo el ancho del puente (7m +
2· 0,5m = 8 m): q
cm
= 2· 5 kN/m + 2 kN/m
2
· 8m = 26 kN/m. Se estimó la
posibilidad de extender el pavimento únicamente a los 7 m de carril, pero
se prefirió tomar la hipótesis del reparto en todo el ancho del tablero, por
considerarla una hipótesis posible. La distribución de la carga muerta se
realiza de forma idéntica a la distribución del peso propio.
− Sobrecarga de uso: Se considera una sobrecarga de uso de 11,50 kN/m
2

extensible únicamente a la calzada (7m): q
scu
= 11,50kN/m
2
· 7m = 80,5
kN/m. Para todas las hipótesis de ELS se considerará como una carga
repartida en los vanos desfavorables con un coeficiente de mayoración
unidad.
− Pretensado: Se considerará actuando en cada sección en función de su
excentricidad. A la hora de definir las características del pretensado
tenidas en cuenta en el presente trabajo, conviene diferenciar entre los
diferentes pretensados dispuestos en el puente:
o Pretensado de construcción: Pretensado dispuesto para soportar el
peso de los vanos laterales una vez eliminada la cimbra, y las
cargas del avance en voladizo. En su caracterización han de
realizarse las siguientes observaciones:
Se tienen en cuenta las pérdidas por rozamiento.
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 8
No se tienen en cuenta ni las pérdidas por penetración de
cuñas, ni las pérdidas por acortamiento elástico del
hormigón.
Las primeras se desprecian por no influir más que de
forma local debido al rozamiento, si bien es cierto que
debido al trazado recto de los cables de negativos el
rozamiento en ellos será menor y la influencia de la
penetración de cuñas mayor.
Las segundas se desprecian debido a su reducida
influencia: el tomarlas correctamente en consideración
supondría un laborioso trabajo en el que cada pretensado
iría variando su fuerza en cada fase de tesado. Se pensó en
considerarlas de una forma simplificada, teniendo en
cuenta el valor final de las mismas desde el principio. Sin
embargo, vista su reducida influencia en la fuerza de
pretensado, se ha decidido no tomar en consideración este
efecto.
Al igual que en la práctica 2 se tienen en cuenta las
pérdidas diferidas únicamente debidas a la retracción y la
fluencia en el hormigón. Estas pérdidas se calculan como
fuerzas contrarias al pretensado, y dado que actúan sobre
el puente terminado, también se tiene en cuenta el
momento hiperestático que producen.
o Pretensado de conexión en la dovela de cierre: Su corta longitud
lo hace susceptible de sufrir elevadas pérdidas por penetración de
cuñas, mientras que hace inapreciables las pérdidas por
rozamiento. Debido a que se conforma únicamente por dos cables
que pueden tesarse de forma simultánea, no tendrá pérdidas por
acortamiento elástico del hormigón. Por lo tanto:
Se tienen en cuenta las pérdidas por penetración de cuñas,
para lo que se ha tomado una penetración de 5 mm, valor
habitual en cordones postesos.
No se tienen en cuenta las pérdidas por rozamiento, ni las
pérdidas por acortamiento elástico del hormigón.
Al igual que en el pretensado de construcción, se tienen en
cuenta las pérdidas diferidas únicamente debidas a la
retracción y la fluencia en el hormigón. Estas pérdidas se
calculan como fuerzas contrarias al pretensado, y aunque
actúen sobre el puente terminado, debido a su trazado
centrado no producirán ningún tipo de momento
hiperestático.
o Pretensado a positivos en el vano central: Se lleva recto y con la
máxima excentricidad a lo largo de la losa inferior. Debido a las
características similares al pretensado de construcción, se tienen
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 9
en cuenta las mismas consideraciones que en el mismo, si bien
éste creará un momento hiperestático tanto a tiempo 0 como a
tiempo infinito que habrá que tener en cuenta.
Por otro lado, el valor característico del pretensado ha sido mayorado o
minorado en ELS en función de si se trata de una acción desfavorable o
favorable. Para el dimensionamiento del pretensado no se ha considerado
ninguna hipótesis de ELU, dado que suele ser menos restrictiva que la
limitación de ELS para el pretensado, y en todo caso definirá la armadura
pasiva que deberá acompañarlo.
1.2.2. SITUACIONES DE CARGA CONSIDERADAS.
A continuación se hace un repaso de las situaciones de carga consideradas en el
cálculo de los esfuerzos flectores mediante los que se dimensiona el pretensado:
− Construcción por voladizos sucesivos:
o La construcción por voladizos sucesivos constará de 11 fases:
Fase 0: Pretensado y descimbrado del vano lateral.
Fases 1 a 7: 7 fases de ejecución de dovela, en la que pueden
distinguirse dos sub-fases: una, hormigonado de la dovela, y dos
tesado de la familia que se ancla en el frente de la misma.
Fase 8: Hormigonado de la dovela de cierre.
Fase 9: Eliminación del carro de avance
1
.
Fase 10: Ejecución del pretensado de conexión
1
.
o En cada fase se tiene en cuenta el peso propio de la estructura excepto el
de la dovela que se hormigona en dicha fase, que se aplica como una
carga puntual en el frente de la dovela anterior (soportado por el carro de
avance).
o El peso del carro de avance se tiene en cuenta de la misma forma,
actuando en el frente de la dovela previa a la que se está hormigonando.
o Se tiene en cuenta el pretensado que actúa en cada fase, y que para tesar
una familia de cables, antes habrá que soportar sin ella el peso de la
dovela contra la que se va a tesar dicha familia.
o Al tesar una familia de cables el peso propio de dicha dovela debería
empezar a actuar sobre sí misma en vez de sobre el carro de avance, sin
embargo, y debido a su reducida influencia, no se considera que actúe de
esta forma hasta la fase de hormigonado de la dovela siguiente.
− Situación de puente continuo:
o Esta situación comprende las siguientes fases:
Fase 11: Pretensado a positivos del vano central.
Fase 12: Disposición de la carga muerta (pavimento y barreras de
protección) y puesta en servicio de la estructura.

1
Aunque estas dos últimas fases quizá no deberían considerarse como fases del proceso de construcción
por voladizos sucesivos, dado que actúan sobre el puente continuo.
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 10
o Momentos flectores máximos: A continuación se muestra
esquemáticamente el esquema de cargas empleado en la obtención de los
momentos máximos solicitantes, señalando los vanos desfavorables y los
vanos favorables en la obtención de cada uno de ellos. Debido a la
simetría de la estructura, sólo se analizan la mitad de los casos:

Figura 4. Situaciones de carga para momentos máximos en el 1
er
vano, en el vano central y en el 1
er
apoyo
respectivamente
1.3. MODELOS DE CÁLCULO EMPLEADOS.
En cuanto a la modelización de la estructura en estudio, cabe brevemente señalar
los modelos de cálculo empleados en la realización del presente trabajo.
Para todo lo que es la obtención de esfuerzos se han empleado métodos de
compatibilización de movimientos de resistencia de materiales mediante hojas de
cálculo de elaboración propia. La definición de las diferentes hipótesis de carga, así
como el tratamiento de los resultados se ha realizado mediante hojas de cálculo de
elaboración propia. Por último, el dimensionamiento seccional se ha realizado
manualmente mediante las comprobaciones expuestas en la normativa vigente, tal y
como se ha indicado en cada apartado en concreto.
1.4. NORMATIVA DE REFERENCIA.
Por último se define la normativa empleada. En la realización del presente
trabajo, se han empleado principalmente dos normas, de obligado cumplimiento en
España:
− La Instrucción de Acciones sobre Puentes de carretera (IAP-11): Empleada para
todo el tema de consideración de acciones y obtención de sus valores de cálculo.
De ella se obtienen los coeficientes de seguridad parciales de las acciones y los
coeficientes de combinación aplicables en cada caso. Cabe comentar que el valor
característico de las acciones empleadas en este caso vienen definidas en el
enunciado del problema, por lo que no se han modificado. A continuación se
muestran varias figuras con los valores que toman:
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 11

Figura 5. Coeficientes parciales de seguridad de acciones en ELS – Fuente: IAP-11

Figura 6. Factores de simultaneidad – Fuente: IAP-11
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 12
− Instrucción de Hormigón Estructural (EHE-08): Empleada para todo lo
correspondiente a comprobaciones de seguridad, funcionalidad o durabilidad.
Esto incluye desde los métodos de cálculo, hasta la definición de los límites
admisibles en cada comprobación.

2. OBTENCIÓN DE LAS LEYES DE MOMENTOS FLECTORES
DURANTE LA CONSTRUCCIÓN.
En este apartado se presentan las leyes de esfuerzos flectores envolventes de las
situaciones planteadas durante la construcción del puente (hasta la puesta en servicio de
mismo), según las consideraciones planteadas en el apartado anterior. Cabe mencionar
que sólo se presentan las envolventes del Estado Límite de Servicio, combinación
frecuente de acciones, que, como se ha dicho anteriormente, es la combinación
empleada para dimensionar el pretensado del puente. Por último, quiere hacerse notar
que en las gráficas que siguen, no se incluyen los esfuerzos debidos al pretensado:
− Combinación frecuente de acciones en ELS: Se emplea en las comprobaciones
relativas al estado límite de fisuración para hormigón pretensado. Generalmente
suele ser el estado determinante para el pretensado, por lo que es el utilizado en
los siguientes apartados a la hora de definirlo. Por claridad, a continuación se
diferencia entre los esfuerzos durante las fases de construcción del voladizo
central (F0 a F10)
2
, y las fases una vez se ha dado continuidad a la estructura
(F11 y F12). Cabe señalar que, debido a que no se dibujan las leyes debidas al
pretensado, las fases 9 y 10 son iguales, así como la 11 y 12.

2
Tanto la fase 9 como la fase 10, son fases que actúan ya sobre la estructura continua, aunque se incluyan
con las fases de construcción del voladizo.
Figura 7. Ley envolvente de momentos flectores en la combinación frecuente de acciones (ELS
Figura 8. Ley envolvente de momentos flectores en la combinación frecuente de acciones (ELS
la combinación frecuente de acciones (ELS) durante las fases de construcción del voladizo central hasta la eliminación del
carro de avance – Fases 0 a 9
la combinación frecuente de acciones (ELS) durante las fases previas a la disposición de la carga muerta (vacío, F9), y la
puesta en servicio de la estructura (F12)

durante las fases de construcción del voladizo central hasta la eliminación del

previas a la disposición de la carga muerta (vacío, F9), y la
Así, durante la construcción del voladizo central aparecen los siguientes
esfuerzos pésimos:
H
d
-
= −1SS.496 kNm
H
d ¡unos Iutc¡uIcs
+
= 6S.u27 kNm
H
d ¡uno ccnt¡uI
+
= u kNm
Una vez dotado de continuidad al vano central, se obtienen los siguientes
esfuerzos pésimos:
H
d
-
= −1S7.u26 kNm
H
d ¡unos Iutc¡uIcs
+
= SS.SS2 kNm
H
d ¡uno ccnt¡uI
+
= 11.8u2 kNm
Cabe señalar que dichos esfuerzos variarán en el tiempo por las redistribuciones
de esfuerzos debidas a la fluencia, tema que se abordará en detalle en el apartado 4 del
presente documento.
3. DEFINICIÓN DEL PRETENSADO:
3.1. PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN.
A la hora de dimensionar el pretensado de construcción, se han seguido las
hipótesis simplificadoras comentadas en los apartados anteriores. A partir de ellas se ha
realizado un estudio tensional en cada fase de construcción, que ha permitido
dimensionar tanto el número de cables como la longitud y la forma de los mismos. A
continuación se analizan las diferentes familias del pretensado de construcción y la
razón de ser de cada una.
3.1.1. FAMILIA 0: PRETENSADO A POSITIVOS DE LOS VANOS
LATERALES.
La razón de la existencia de esta familia es la eliminación de la cimbra de los
vanos laterales antes de la ejecución del voladizo, cuya validez se ha argumentado en
los apartados anteriores.
Por lo tanto, en la fase 0 se obtiene una ley de peso propio de viga biapoyada,
que define completamente la familia 0 del pretensado de construcción:
− Se realiza un trazado parabólico, cuya excentricidad máxima se consigue en el
centro de vano de los vanos laterales, punto de momento máximo, para llegar
con excentricidad nula a los apoyos de dicha viga biapoyada (estribo y pila
central), donde, en esa fase, el momento es nulo.
PUENTES I
Jokin Ugarte González
− Se realiza un tesado simultáneo desde ambos extremos, minimizando las
pérdidas por rozamiento
− Por último, se disponen los cables necesarios para que en la sección
de vano no aparezcan tracciones en la fibra inferior
− En las siguientes figuras se muestran
m de longitud recta en los anclajes que se ha venido utilizando en las prácticas 1
y 2), la fuerza de pretensado a tiempo 0 y las tensiones en la fibra superior e
inferior en la fase 0:
Figura 9. Trazado de la familia 0 de
Figura 10. Fuerza de pretensado de la familia 0 del pretensado de construcción
Figura 11. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura

Se realiza un tesado simultáneo desde ambos extremos, minimizando las
pérdidas por rozamiento.
Por último, se disponen los cables necesarios para que en la sección
de vano no aparezcan tracciones en la fibra inferior, en este caso 10.
En las siguientes figuras se muestran el trazado del pretensado (respetando los 2
m de longitud recta en los anclajes que se ha venido utilizando en las prácticas 1
fuerza de pretensado a tiempo 0 y las tensiones en la fibra superior e
inferior en la fase 0:
. Trazado de la familia 0 del pretensado de construcción
. Fuerza de pretensado de la familia 0 del pretensado de construcción
Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura
Práctica 3
15
Se realiza un tesado simultáneo desde ambos extremos, minimizando las
Por último, se disponen los cables necesarios para que en la sección del centro
, en este caso 10.
el trazado del pretensado (respetando los 2
m de longitud recta en los anclajes que se ha venido utilizando en las prácticas 1
fuerza de pretensado a tiempo 0 y las tensiones en la fibra superior e



. Fuerza de pretensado de la familia 0 del pretensado de construcción

Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Fase 0
PUENTES I
Jokin Ugarte González
Figura 12. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura
3.1.2. FAMILIAS 1 A 7: PRETENSADO DE AVANCE EN VOLADIZO:
Como se comprueba en las leyes de esfuerzo mostradas en el apartado 2 del
presente trabajo, a medida que se van añadiendo dovelas en voladizo, la ley inicial de
viga biapoyada en los vanos laterales se va haciendo cada vez más negativa. Esto exige,
como se ha ido comentando a lo largo de los apartados anteriores, la disposición de una
familia de pretensado sobre la pila central po
llegue desde el frente de la dovela a la que pertenece hasta una longitud a determinar
sobre el vano lateral, cubriendo los momentos negativos que se producen.
A continuación se resumen las características comunes de las familias 1 a 7 del
pretensado de construcción:
− Tienen un trazado recto, de longitud L
dovela a la que se anclan
pila central hacia el vano lateral, donde se coloca el anclaje activo desde el que
se tesan. A lo largo de todo el trazado llevan la máxima excentricidad permitida
alojándose en la losa
− Como se ha dicho anteriormente, se disponen tantos cables por familia como sea
necesario para evitar la descompresión de cualquier fibra de la sección (con un
mínimo de 2 cables por familia), no pudiendo evitar pequeñas tracciones
fibras inferiores de las dovelas contra las que se anclan los cables en las fases
los tesados correspondientes por los motivos expuestos con anterioridad.
− A continuación se muestra
cada familia, seguida por una figura en la que se representa la fuerza de
pretensado de cada una de ellas de forma conjunta y otras dos figuras
explicativas del estado tensional en las fibras superior e inferior durante las fases
de construcción del voladizo


. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura
FAMILIAS 1 A 7: PRETENSADO DE AVANCE EN VOLADIZO:
Como se comprueba en las leyes de esfuerzo mostradas en el apartado 2 del
presente trabajo, a medida que se van añadiendo dovelas en voladizo, la ley inicial de
viga biapoyada en los vanos laterales se va haciendo cada vez más negativa. Esto exige,
ha ido comentando a lo largo de los apartados anteriores, la disposición de una
familia de pretensado sobre la pila central por cada dovela que se hormigone
llegue desde el frente de la dovela a la que pertenece hasta una longitud a determinar
e el vano lateral, cubriendo los momentos negativos que se producen.
A continuación se resumen las características comunes de las familias 1 a 7 del
pretensado de construcción:
Tienen un trazado recto, de longitud L
1
desde la pila central hasta el frente d
dovela a la que se anclan mediante un anclaje pasivo, y de longitud L
pila central hacia el vano lateral, donde se coloca el anclaje activo desde el que
se tesan. A lo largo de todo el trazado llevan la máxima excentricidad permitida
dose en la losa superior.
Como se ha dicho anteriormente, se disponen tantos cables por familia como sea
necesario para evitar la descompresión de cualquier fibra de la sección (con un
mínimo de 2 cables por familia), no pudiendo evitar pequeñas tracciones
fibras inferiores de las dovelas contra las que se anclan los cables en las fases
los tesados correspondientes por los motivos expuestos con anterioridad.
A continuación se muestra una tabla resumen con los parámetros relevantes de
seguida por una figura en la que se representa la fuerza de
pretensado de cada una de ellas de forma conjunta y otras dos figuras
explicativas del estado tensional en las fibras superior e inferior durante las fases
de construcción del voladizo.

Práctica 3
16

. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Fase 0
FAMILIAS 1 A 7: PRETENSADO DE AVANCE EN VOLADIZO:
Como se comprueba en las leyes de esfuerzo mostradas en el apartado 2 del
presente trabajo, a medida que se van añadiendo dovelas en voladizo, la ley inicial de
viga biapoyada en los vanos laterales se va haciendo cada vez más negativa. Esto exige,
ha ido comentando a lo largo de los apartados anteriores, la disposición de una
r cada dovela que se hormigone, y que
llegue desde el frente de la dovela a la que pertenece hasta una longitud a determinar
e el vano lateral, cubriendo los momentos negativos que se producen.
A continuación se resumen las características comunes de las familias 1 a 7 del
desde la pila central hasta el frente de la
y de longitud L
2
desde la
pila central hacia el vano lateral, donde se coloca el anclaje activo desde el que
se tesan. A lo largo de todo el trazado llevan la máxima excentricidad permitida,
Como se ha dicho anteriormente, se disponen tantos cables por familia como sea
necesario para evitar la descompresión de cualquier fibra de la sección (con un
mínimo de 2 cables por familia), no pudiendo evitar pequeñas tracciones en las
fibras inferiores de las dovelas contra las que se anclan los cables en las fases de
los tesados correspondientes por los motivos expuestos con anterioridad.
con los parámetros relevantes de
seguida por una figura en la que se representa la fuerza de
pretensado de cada una de ellas de forma conjunta y otras dos figuras
explicativas del estado tensional en las fibras superior e inferior durante las fases
PUENTES I
Jokin Ugarte González

Famila Excentricidad (m)
1 1,6121
2 1,6121
3 1,6121
4 1,6121
5 1,6121
6 1,6121
7 1,6121
Tabla 1. Características fundamentales del pretensado de construcción
Figura 13. Fuerza de pretensado del pretensado de construcción

Excentricidad (m) nº de cables L
1
(m)
1,6121 4 5,5
1,6121 4 11
1,6121 4 16,5
1,6121 4 22
1,6121 4 27,5
1,6121 4 33
1,6121 2 38,5
. Características fundamentales del pretensado de construcción – Familias 1 a 7
. Fuerza de pretensado del pretensado de construcción – Familias 1 a 7
Práctica 3
17
L
2
(m)
5,5
11
16,5
22
32
40
42
Familias 1 a 7

Familias 1 a 7
Figura 14. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura
Figura 15. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura
. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases 1 a 7
Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases 1 a 7


Como puede observarse en la figura anterior, la fibra inferior pasa por momentos
de tracciones reducidas a lo largo de la construcción del voladizo. Sin embargo, se
observa igualmente que la cuantía de dichas tracciones es claramente inferior a la
resistencia a tracción del hormigón, marcada en la misma figura como “Límite de
tracción”.
3.1.3. FAMILIA 8: PRETENSADO DE CONEXIÓN.
La razón de la disposición de dicha familia es que e
evitar tracciones en la fibra superior a tiempo 0. Tras terminar el voladizo y endurecer la
dovela de cierre, el carro de avance ya no será necesario, por lo que se elimina. Esto
supone una fuerza ascendente
continuo de 800 kN, valor apreciable que introducirá un cierto momento flector
negativo en el centro de vano (hasta ahora exento de tensiones) y un cierto momento
flector positivo en apoyos (que no tendrá mayor trascendencia)
El momento negativo de
negativas en la fibra superior de dicha sección, que sin ser excesivas, son suficientes
para que dicha fibra siga tr
Aunque esto no debería traer excesivos problemas debido a la tendencia a bajar del
centro de vano con el tiempo (debido a la fluencia), sí incumple los criterios con los que
se ha diseñado el puente de no admitir descompresiones en ninguna fibra una vez p
el puente en servicio.
Así, se define un pretensado de conexión centrado, que introduzca compresiones
uniformes en una sección que a tiempo 0 tiene problemas de tracción en la fibra
superior, pero que a tiempo infinito tendrá problemas de tracción en
número de cables necesario se dimensiona para eliminar las tracciones una vez puesto el
puente en servicio, no en el momento del tesado, siendo suficiente la disposición de 2
cables.
Como se ha comentado anteriormente, dichos cables
rozamiento, sino de penetración de cuñas, debido a su escasa longitud (3 m). A
continuación se muestra la fuerza de pretensado de dichos cables, si bien la
comprobación tensional de las fases que faltan se mostrará en el siguiente a
Figura 16. Fuerza de pretensado del pretensado de construcción
puede observarse en la figura anterior, la fibra inferior pasa por momentos
de tracciones reducidas a lo largo de la construcción del voladizo. Sin embargo, se
va igualmente que la cuantía de dichas tracciones es claramente inferior a la
resistencia a tracción del hormigón, marcada en la misma figura como “Límite de
FAMILIA 8: PRETENSADO DE CONEXIÓN.
La razón de la disposición de dicha familia es que esta es la única forma de
evitar tracciones en la fibra superior a tiempo 0. Tras terminar el voladizo y endurecer la
dovela de cierre, el carro de avance ya no será necesario, por lo que se elimina. Esto
supone una fuerza ascendente en el centro de vano del vano central
continuo de 800 kN, valor apreciable que introducirá un cierto momento flector
negativo en el centro de vano (hasta ahora exento de tensiones) y un cierto momento
flector positivo en apoyos (que no tendrá mayor trascendencia).
El momento negativo del centro de vano del vano central creará unas tracciones
negativas en la fibra superior de dicha sección, que sin ser excesivas, son suficientes
para que dicha fibra siga traccionada bajo la hipótesis de esfuerzos mínima a tiempo 0.
Aunque esto no debería traer excesivos problemas debido a la tendencia a bajar del
centro de vano con el tiempo (debido a la fluencia), sí incumple los criterios con los que
se ha diseñado el puente de no admitir descompresiones en ninguna fibra una vez p
Así, se define un pretensado de conexión centrado, que introduzca compresiones
uniformes en una sección que a tiempo 0 tiene problemas de tracción en la fibra
superior, pero que a tiempo infinito tendrá problemas de tracción en la fibra inferior. El
número de cables necesario se dimensiona para eliminar las tracciones una vez puesto el
puente en servicio, no en el momento del tesado, siendo suficiente la disposición de 2
Como se ha comentado anteriormente, dichos cables no tendrán problemas de
rozamiento, sino de penetración de cuñas, debido a su escasa longitud (3 m). A
continuación se muestra la fuerza de pretensado de dichos cables, si bien la
comprobación tensional de las fases que faltan se mostrará en el siguiente a
. Fuerza de pretensado del pretensado de construcción – Familia
puede observarse en la figura anterior, la fibra inferior pasa por momentos
de tracciones reducidas a lo largo de la construcción del voladizo. Sin embargo, se
va igualmente que la cuantía de dichas tracciones es claramente inferior a la
resistencia a tracción del hormigón, marcada en la misma figura como “Límite de
sta es la única forma de
evitar tracciones en la fibra superior a tiempo 0. Tras terminar el voladizo y endurecer la
dovela de cierre, el carro de avance ya no será necesario, por lo que se elimina. Esto
l vano central sobre el puente
continuo de 800 kN, valor apreciable que introducirá un cierto momento flector
negativo en el centro de vano (hasta ahora exento de tensiones) y un cierto momento
centro de vano del vano central creará unas tracciones
negativas en la fibra superior de dicha sección, que sin ser excesivas, son suficientes
accionada bajo la hipótesis de esfuerzos mínima a tiempo 0.
Aunque esto no debería traer excesivos problemas debido a la tendencia a bajar del
centro de vano con el tiempo (debido a la fluencia), sí incumple los criterios con los que
se ha diseñado el puente de no admitir descompresiones en ninguna fibra una vez puesto
Así, se define un pretensado de conexión centrado, que introduzca compresiones
uniformes en una sección que a tiempo 0 tiene problemas de tracción en la fibra
la fibra inferior. El
número de cables necesario se dimensiona para eliminar las tracciones una vez puesto el
puente en servicio, no en el momento del tesado, siendo suficiente la disposición de 2
no tendrán problemas de
rozamiento, sino de penetración de cuñas, debido a su escasa longitud (3 m). A
continuación se muestra la fuerza de pretensado de dichos cables, si bien la
comprobación tensional de las fases que faltan se mostrará en el siguiente apartado.

Familia 8
PUENTES I
Jokin Ugarte González
3.2. PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL.
Como es conocido desde hace bastantes años, una estructura a la que se le
introduce un cambio en su sistema resistente, sufre
fluencia que quedan impedidos debido a la nueva configuración resistente, provocando
redistribuciones de esfuerzos muchas veces importantes en la compatibilización de
dichos movimientos.
En el caso de los puentes por voladizos s
momentos al puente en la dovela de cierre evita importantes problemas de
deformaciones diferidas, a costa de provocar una redistribución de esfuerzos que
habitualmente tiende a introducir momentos positivos a lo largo de tod
máximos en el vano central. Dicho fenómeno se analizará en detalle en el siguiente
apartado.
Por lo tanto, al eliminar la rótula central que mantiene la estructura isostática y
libre de redistribuciones, pasa a ser necesario la disposición de
cables, que contrarreste los efectos de esta redistribución. Generalmente esta familia de
cables recorre el tramo necesario del vano central por la losa inferior, disposición que se
ha seguido en el presente trabajo, manteniendo consta
2,0879 m).
El número de cables
necesaria para evitar tracciones en la fibra inferior del
tesándose desde ambos extremos para reducir las p
simetría de la estructura. A continuación se muestra la fuerza de pretensado a tiempo 0,
el momento isostático, hiperestático y total creado a tiempo 0, así como las tensiones de
las fases constructivas restantes y de l
comprobaciones tensionales a tiempo infinito, como el valor del pretensado en ese
momento se mostrarán en el último apartado, una vez analizado más en detalle el
fenómeno de la fluencia:
Figura 17. Fuerza de pre

PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL.
Como es conocido desde hace bastantes años, una estructura a la que se le
introduce un cambio en su sistema resistente, sufre procesos de deformación por
fluencia que quedan impedidos debido a la nueva configuración resistente, provocando
redistribuciones de esfuerzos muchas veces importantes en la compatibilización de
En el caso de los puentes por voladizos sucesivos, el dar continuidad de
momentos al puente en la dovela de cierre evita importantes problemas de
deformaciones diferidas, a costa de provocar una redistribución de esfuerzos que
habitualmente tiende a introducir momentos positivos a lo largo de tod
máximos en el vano central. Dicho fenómeno se analizará en detalle en el siguiente
Por lo tanto, al eliminar la rótula central que mantiene la estructura isostática y
libre de redistribuciones, pasa a ser necesario la disposición de una nueva familia de
cables, que contrarreste los efectos de esta redistribución. Generalmente esta familia de
cables recorre el tramo necesario del vano central por la losa inferior, disposición que se
ha seguido en el presente trabajo, manteniendo constante la máxima excentricidad (
El número de cables (en este caso 6) y la longitud de los mismos ha sido la
necesaria para evitar tracciones en la fibra inferior del vano central a tiempo infinito,
tesándose desde ambos extremos para reducir las pérdidas por rozamiento y mantener la
A continuación se muestra la fuerza de pretensado a tiempo 0,
el momento isostático, hiperestático y total creado a tiempo 0, así como las tensiones de
las fases constructivas restantes y de la puesta en servicio del puente. Tanto las
comprobaciones tensionales a tiempo infinito, como el valor del pretensado en ese
en el último apartado, una vez analizado más en detalle el
. Fuerza de pretensado del pretensado de positivos del vano central
Práctica 3
20
PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL.
Como es conocido desde hace bastantes años, una estructura a la que se le
procesos de deformación por
fluencia que quedan impedidos debido a la nueva configuración resistente, provocando
redistribuciones de esfuerzos muchas veces importantes en la compatibilización de
ucesivos, el dar continuidad de
momentos al puente en la dovela de cierre evita importantes problemas de
deformaciones diferidas, a costa de provocar una redistribución de esfuerzos que
habitualmente tiende a introducir momentos positivos a lo largo de todo el puente,
máximos en el vano central. Dicho fenómeno se analizará en detalle en el siguiente
Por lo tanto, al eliminar la rótula central que mantiene la estructura isostática y
una nueva familia de
cables, que contrarreste los efectos de esta redistribución. Generalmente esta familia de
cables recorre el tramo necesario del vano central por la losa inferior, disposición que se
nte la máxima excentricidad (-
y la longitud de los mismos ha sido la
vano central a tiempo infinito,
érdidas por rozamiento y mantener la
A continuación se muestra la fuerza de pretensado a tiempo 0,
el momento isostático, hiperestático y total creado a tiempo 0, así como las tensiones de
a puesta en servicio del puente. Tanto las
comprobaciones tensionales a tiempo infinito, como el valor del pretensado en ese
en el último apartado, una vez analizado más en detalle el

tensado del pretensado de positivos del vano central
PUENTES I
Jokin Ugarte González
Figura 18. Leyes de momentos producidas por el pretensado de positivos del vano central

. Leyes de momentos producidas por el pretensado de positivos del vano central
Práctica 3
21

. Leyes de momentos producidas por el pretensado de positivos del vano central
Figura 19. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura
Figura 20. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura
. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases 8 a 12
. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases 8 a 12




Como puede observarse en las figuras anteriores, las pequeñas tracciones que
aparecían durante la construcción son totalmente eliminadas para la puesta en servicio
de la estructura. En el último apartado, se analizará la evolución de las tensiones en el
tiempo.
3.3. COMPARACIÓN CON LA EJECUCIÓN SOBRE CIMBRA.
A continuación se muestra una tabla con la demanda de pretensado ejercida por
la estructura en estudio realizada sobre cimbra y realizada mediante voladizos
sucesivos. Mediante dicha tabla trata de valorarse las diferencias existentes entre ambos
métodos de construcción en lo que al pretensado se refiere:
Ejecución sobre cimbra Ejecución por voladizos
sucesivos
Nº de cables en el CV de
los vanos laterales
16 10
Nº de cables en los apoyos
centrales
16 26
Nº de cables en el CV del
vano central
16 6 + 2 locales de
continuidad
Tabla 2. Comparación de las necesidades de pretensado del mismo puente ejecutado mediante dos
metodologías diferentes
Como era de esperar desde el principio, las exigencias de la construcción por
voladizos sucesivos sobre los apoyos son claramente superiores. Sin embargo, también
se aprecia que el ahorro en los centros de vano no es muy significativo. Esto se debe por
un lado a que los vanos laterales se han ejecutado como vigas biapoyadas con una ley de
momentos flectores elevada, y por otro, a la redistribución de esfuerzos existente debido
al efecto de la fluencia. En total, se disponen aproximadamente 3.200 metros lineales de
cable en la opción ejecutada sobre cimbra, y 3770 metros lineales de cable en la opción
ejecutada mediante voladizos sucesivos (un 17% más).
4. ESTUDIO DE LA FLUENCIA: DEFORMACIONES DIFERIDAS
Y REDISTRIBUCIÓN DE ESFUERZOS.
Como se ha comentado en el apartado anterior, la redistribución de esfuerzos
aparece debido al cambio en el esquema estructural del puente. En el caso en estudio,
tras la realización del puente por voladizos sucesivos, se da continuidad a momentos a
la sección de cierre. Esto evita que se produzca el giro diferido que se produciría por
efecto de la fluencia sobre la estructura isostática inicial, apareciendo un momento en la
sección de cierre que compatibiliza dicho giro. En este caso debido a la simetría de la
sección, el giro diferido en la sección de centro de vano del vano central ha de ser 0.
Por lo tanto, para hallar el momento hiperestático mencionado, habrá que
empezar por hallar el giro diferido que se produciría en la sección del centro de vano del
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 24
vano central, debido a las cargas permanentes actuantes antes del cierre, si no se diera la
continuidad de momentos.
Para ellos se han tomado las siguientes consideraciones:
− Las cargas actuantes antes del cierre de la estructura son el peso propio y el
pretensado de construcción (hasta la familia 7, incluida).
− Se supone que todo el puente se ha realizado de una sola vez, por lo que todas
las cargas actuarán según el mismo coeficiente de fluencia. Suponer lo contrario
complicaría enormemente los cálculos, de forma que sólo sería abordable
mediante un cálculo paso a paso muy costoso. Se considera que dicha
simplificación aproxima suficientemente los resultados.
− Se emplea el método del coeficiente de envejecimiento para tener en cuenta que
el momento hiperestático aparece poco a poco en el tiempo, método recogido en
la normativa vigente de hormigón, EHE-08.
A continuación se resume el proceso seguido para la obtención de los esfuerzos
hiperestáticos de redistribución:
− Obtención de los giros isostáticos producidos por el peso propio y por el
pretensado sobre la estructura isostática (antes del cierre) a tiempo 0.
− Obtención de los giros isostáticos producidos por el peso propio y por el
pretensado sobre la estructura isostática (antes del cierre) a tiempo infinito. Para
ello se tiene en cuenta que los giros a tiempo infinito de unos esfuerzos
constantes en el tiempo son 1+ϕ veces los giros a tiempo 0.
− Obtención del momento hiperestático en el centro de vano del vano central como
aquel que anula el giro diferido en dicha sección (giro a tiempo infinito – giro a
tiempo 0).
A continuación se muestran unas figuras explicativas del proceso, donde se
representan los giros creados por ambas cargas (peso propio y pretensado de
construcción) tanto a tiempo 0 como a tiempo infinito y los esfuerzos de redistribución
creados por ellos.

PUENTES I
Jokin Ugarte González
Figura 21. Giro producido por el peso propio sobre la estructura isostática
Figura 22. Giro producido por el
Como puede observarse, el giro
propio, como no podía ser de otra forma, resultando:
Donde el signo negativo indica sentido horario (el mismo que el del peso propio). Si la
diferencia de giro hubiera sido positiva, la redistribución hubiera tendido a crear
esfuerzos negativos en vez de positivos, lo que podría dar problemas en las secciones de
apoyos.
Figura 23

. Giro producido por el peso propio sobre la estructura isostática
. Giro producido por el pretensado sobre la estructura isostática
Como puede observarse, el giro del pretensado tiende a oponerse al giro del peso
propio, como no podía ser de otra forma, resultando:
∆0
dì]c¡ìdo
PP-P¡ct
= −u,uu1 roJ
Donde el signo negativo indica sentido horario (el mismo que el del peso propio). Si la
hubiera sido positiva, la redistribución hubiera tendido a crear
esfuerzos negativos en vez de positivos, lo que podría dar problemas en las secciones de
23. Redistribución de esfuerzos a nivel de estructura
Práctica 3
25

. Giro producido por el peso propio sobre la estructura isostática

sobre la estructura isostática
del pretensado tiende a oponerse al giro del peso
Donde el signo negativo indica sentido horario (el mismo que el del peso propio). Si la
hubiera sido positiva, la redistribución hubiera tendido a crear
esfuerzos negativos en vez de positivos, lo que podría dar problemas en las secciones de

PUENTES I
Jokin Ugarte González
Como puede observarse en la fi
en gran medida la elevada redistribución que se produciría teniendo en cuenta sólo el
efecto del peso propio.
Es interesante mostrar una comparación entre los momentos flectores de peso
propio creados por el proceso de construcción a tiempo 0, a tiempo infinito y los
momentos flectores si el puente se
Figura
Como puede observarse, la ley a tiempo infinito es un acuerdo entre la ley
tiempo 0 (siguiendo el proceso constructivo), y la ley que se conseguiría si el puente se
ejecutara sobre cimbra. Por lo tanto, dicha ley a tiempo infinito podría obtenerse como
un porcentaje de la ley a tiempo 0 y el porcentaje complementario de la ley
cimbra. Esto es lo que hace el método simplificado de la EHE
comparan los porcentajes obtenidos mediante el método seguido en el presente trabajo
(método del coeficiente de envejecimiento) y el método simplificado de la EHE
o
sob¡c cìmb¡u
LHL-08
De la figura anterior se obtiene que dicho coeficiente vale 0,6456, prácticamente
constante a lo largo de todo el puente. Como puede observarse, ambos valores
prácticamente coinciden, lo que da una idea de la virtud del método simplificado de la
EHE-08, dado que obtiene los mismos resultados con un esfuerzo de cálculo mucho
menor.
5. COMPROBACIÓN DEL ESTADO TENSIONAL A TIEMPO
INFINITO.
Tras el cálculo de las redistribuciones de esfue
a tiempo infinito, tan solo queda la obtención de las pérdidas diferidas del pretensado
para poder calcular el estado tensional a tiempo infinito.

Como puede observarse en la figura anterior, la acción del pretensado disminuye
en gran medida la elevada redistribución que se produciría teniendo en cuenta sólo el
Es interesante mostrar una comparación entre los momentos flectores de peso
l proceso de construcción a tiempo 0, a tiempo infinito y los
momentos flectores si el puente se hubiera ejecutado sobre cimbra.
Figura 24. Evolución del peso propio en el tiempo
Como puede observarse, la ley a tiempo infinito es un acuerdo entre la ley
tiempo 0 (siguiendo el proceso constructivo), y la ley que se conseguiría si el puente se
ejecutara sobre cimbra. Por lo tanto, dicha ley a tiempo infinito podría obtenerse como
un porcentaje de la ley a tiempo 0 y el porcentaje complementario de la ley
cimbra. Esto es lo que hace el método simplificado de la EHE-08. A continuación se
comparan los porcentajes obtenidos mediante el método seguido en el presente trabajo
(método del coeficiente de envejecimiento) y el método simplificado de la EHE
=
ç(∞, t
0
)
1 + _ç(∞, t
0
)
=
1,SSS
1 + u,8 · 1,SSS
= u,64SS
De la figura anterior se obtiene que dicho coeficiente vale 0,6456, prácticamente
constante a lo largo de todo el puente. Como puede observarse, ambos valores
iden, lo que da una idea de la virtud del método simplificado de la
08, dado que obtiene los mismos resultados con un esfuerzo de cálculo mucho
COMPROBACIÓN DEL ESTADO TENSIONAL A TIEMPO
Tras el cálculo de las redistribuciones de esfuerzos que se producen en el puente
a tiempo infinito, tan solo queda la obtención de las pérdidas diferidas del pretensado
poder calcular el estado tensional a tiempo infinito.
Práctica 3
26
gura anterior, la acción del pretensado disminuye
en gran medida la elevada redistribución que se produciría teniendo en cuenta sólo el
Es interesante mostrar una comparación entre los momentos flectores de peso
l proceso de construcción a tiempo 0, a tiempo infinito y los

Como puede observarse, la ley a tiempo infinito es un acuerdo entre la ley a
tiempo 0 (siguiendo el proceso constructivo), y la ley que se conseguiría si el puente se
ejecutara sobre cimbra. Por lo tanto, dicha ley a tiempo infinito podría obtenerse como
un porcentaje de la ley a tiempo 0 y el porcentaje complementario de la ley sobre
08. A continuación se
comparan los porcentajes obtenidos mediante el método seguido en el presente trabajo
(método del coeficiente de envejecimiento) y el método simplificado de la EHE-08:
64SS
De la figura anterior se obtiene que dicho coeficiente vale 0,6456, prácticamente
constante a lo largo de todo el puente. Como puede observarse, ambos valores
iden, lo que da una idea de la virtud del método simplificado de la
08, dado que obtiene los mismos resultados con un esfuerzo de cálculo mucho
COMPROBACIÓN DEL ESTADO TENSIONAL A TIEMPO
rzos que se producen en el puente
a tiempo infinito, tan solo queda la obtención de las pérdidas diferidas del pretensado
PUENTES I
Jokin Ugarte González
La obtención de las pérdidas diferidas del pretensado se aborda de forma
diferente para los diferentes tipos de pretensado, por lo que
forma independiente para cada uno de ellos:
5.1. PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN (INCLUIDO EL DE
CONTINUIDAD).
Al contrario que el pretensado de construcción, sus pérdidas actúan
puente continuo, por lo que se consideran como tracciones provocadas con la
correspondiente excentricidad, y que provocarán unos esfuerzos isostáticos que se
opondrán a los creados por el pretensado de construcción, y unos momentos
hiperestáticos. El pretensado de conexión se dispone centrado, por lo que no creará
esfuerzos hiperestáticos. Sabiendo que la excentricidad de todos ellos es constante, a
continuación se muestran la fuerza de las pérdidas diferidas del pretensado, y los
momentos isostáticos e hiperestáticos que crean:
Figura 25
Figura 26. Leyes de momentos flectores producidas por las pérdidas del pretensado de construcción
Como puede observarse en las figuras anteriores, las altas compresiones a las
que se ven sometidas las secciones cercanas a los apoyos
forma muy significativa las pérdidas por fluencia en el pretensado. Al final de este
apartado, se realizará la comprobación de la validez de la hipótesis de fluencia lineal,
hipótesis que de no cumplirse,

La obtención de las pérdidas diferidas del pretensado se aborda de forma
ferente para los diferentes tipos de pretensado, por lo que a continuación
cada uno de ellos:
PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN (INCLUIDO EL DE
CONTINUIDAD).
el pretensado de construcción, sus pérdidas actúan
puente continuo, por lo que se consideran como tracciones provocadas con la
correspondiente excentricidad, y que provocarán unos esfuerzos isostáticos que se
a los creados por el pretensado de construcción, y unos momentos
. El pretensado de conexión se dispone centrado, por lo que no creará
esfuerzos hiperestáticos. Sabiendo que la excentricidad de todos ellos es constante, a
continuación se muestran la fuerza de las pérdidas diferidas del pretensado, y los
icos e hiperestáticos que crean:
25. Pérdidas diferidas del pretensado de construcción
. Leyes de momentos flectores producidas por las pérdidas del pretensado de construcción
Como puede observarse en las figuras anteriores, las altas compresiones a las
que se ven sometidas las secciones cercanas a los apoyos centrales, incrementan de
forma muy significativa las pérdidas por fluencia en el pretensado. Al final de este
se realizará la comprobación de la validez de la hipótesis de fluencia lineal,
hipótesis que de no cumplirse, elevaría de forma desmesurada el efecto de la fluencia
Práctica 3
27
La obtención de las pérdidas diferidas del pretensado se aborda de forma
a continuación se aborda de
PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN (INCLUIDO EL DE
el pretensado de construcción, sus pérdidas actúan sobre el
puente continuo, por lo que se consideran como tracciones provocadas con la
correspondiente excentricidad, y que provocarán unos esfuerzos isostáticos que se
a los creados por el pretensado de construcción, y unos momentos
. El pretensado de conexión se dispone centrado, por lo que no creará
esfuerzos hiperestáticos. Sabiendo que la excentricidad de todos ellos es constante, a
continuación se muestran la fuerza de las pérdidas diferidas del pretensado, y los


. Leyes de momentos flectores producidas por las pérdidas del pretensado de construcción
Como puede observarse en las figuras anteriores, las altas compresiones a las
centrales, incrementan de
forma muy significativa las pérdidas por fluencia en el pretensado. Al final de este
se realizará la comprobación de la validez de la hipótesis de fluencia lineal,
elevaría de forma desmesurada el efecto de la fluencia.
PUENTES I
Jokin Ugarte González
Por otra parte, el hecho de que las pérdidas diferidas del pretensado de las
familias 1 a 6 sean iguales en las mismas secciones, responde a su ubicación dentro de
una sección. Dado que todos los cables recorren la losa superior con la misma
excentricidad, el hormigón que los rodea se verá sometido al mismo estado tensional, y
por lo tanto, generará las mismas pérdidas por fluencia.
Por último, cabe señalar que las pérdidas diferidas suponen
eficacia de en torno a un 10% del pretensado de construcción dispuesto a tiempo 0
continuación se muestra la evolución del pretensado de c
debido a las pérdidas diferidas
Figura 27. Evolución del pretensado de construcción en el tiempo
Sin embargo, si se tiene en cuenta la redistribución de esf
nivel de estructura debido al pretensado, la ley mostrada en la figura anterior no sería la
verdadera ley de momentos del pretensado de construcción a tiempo infinito. Así, como
se ha visto con el peso propio, las redistribuciones a nive
notable en el pretensado a tiempo infinito
las pérdidas diferidas (en torno al 30%)
Figura 28. Evolución del pretensado de construcción en el tiempo
5.2. PRETENSADO DE POSITIVOS EN
En este caso, tanto su efecto inicial como sus pérdidas diferidas actúan sobre el
mismo esquema estructural del puente. Por ello, se ha preferido tratarlo como una
pérdida de compresión del pretensado inicial, en vez de cómo una tracción

Por otra parte, el hecho de que las pérdidas diferidas del pretensado de las
6 sean iguales en las mismas secciones, responde a su ubicación dentro de
una sección. Dado que todos los cables recorren la losa superior con la misma
excentricidad, el hormigón que los rodea se verá sometido al mismo estado tensional, y
erará las mismas pérdidas por fluencia.
Por último, cabe señalar que las pérdidas diferidas suponen
un 10% del pretensado de construcción dispuesto a tiempo 0
continuación se muestra la evolución del pretensado de construcción en el tiempo
debido a las pérdidas diferidas, donde se observa claramente este hecho:
. Evolución del pretensado de construcción en el tiempo debido a las pérdidas diferidas
Sin embargo, si se tiene en cuenta la redistribución de esfuerzos que se da a
nivel de estructura debido al pretensado, la ley mostrada en la figura anterior no sería la
verdadera ley de momentos del pretensado de construcción a tiempo infinito. Así, como
se ha visto con el peso propio, las redistribuciones a nivel de estructura, tienen un efecto
notable en el pretensado a tiempo infinito, haciéndole perder mucha mayor eficacia que
las pérdidas diferidas (en torno al 30%):
. Evolución del pretensado de construcción en el tiempo
PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL:
En este caso, tanto su efecto inicial como sus pérdidas diferidas actúan sobre el
mismo esquema estructural del puente. Por ello, se ha preferido tratarlo como una
pérdida de compresión del pretensado inicial, en vez de cómo una tracción
Práctica 3
28
Por otra parte, el hecho de que las pérdidas diferidas del pretensado de las
6 sean iguales en las mismas secciones, responde a su ubicación dentro de
una sección. Dado que todos los cables recorren la losa superior con la misma
excentricidad, el hormigón que los rodea se verá sometido al mismo estado tensional, y
Por último, cabe señalar que las pérdidas diferidas suponen una pérdida de
un 10% del pretensado de construcción dispuesto a tiempo 0. A
onstrucción en el tiempo
, donde se observa claramente este hecho:

debido a las pérdidas diferidas
uerzos que se da a
nivel de estructura debido al pretensado, la ley mostrada en la figura anterior no sería la
verdadera ley de momentos del pretensado de construcción a tiempo infinito. Así, como
l de estructura, tienen un efecto
, haciéndole perder mucha mayor eficacia que


EL VANO CENTRAL:
En este caso, tanto su efecto inicial como sus pérdidas diferidas actúan sobre el
mismo esquema estructural del puente. Por ello, se ha preferido tratarlo como una
pérdida de compresión del pretensado inicial, en vez de cómo una tracción excéntrica. A
PUENTES I
Jokin Ugarte González
continuación se muestran tanto las pérdidas diferidas del pretensado de positivos del
vano central, como el momento isostático, hiperestático y total que crea la compresión
final:
Figura 29. Pérdidas diferidas del pretensado de
Figura 30. Leyes de momentos flectores producidas por
5.3. ANÁLISIS TENSIONAL:
Tras obtener todas las pérdidas diferidas del pretensado y las redistribuciones a
nivel de estructura a lo largo del tiempo, es posible evaluar el estado tensional del
puente a tiempo infinito. A continuación se muestran unas figuras en las que se
representa la evolución del estado tensional en el tiempo para las hip
servicio.
Se ha incluido la hipótesis en vacío (sin carga muerta ni sobrecarga), como una
hipótesis de servicio tanto a tiempo 0 como a tiempo infinito. Sin embargo, como ya se
ha comentado anteriormente, la hipótesis en vacío es una
y, por lo tanto, el límite a tracción considerado para ella es el mismo que durante la
construcción, la resistencia característica del hormigón a tracción.
Por otro lado, aunque inicialmente pueda considerarse que la hipótesis en vacío a
tiempo infinito no sea posibl
por ejemplo, en la realización de una demolición por fases, en la que quieran
aprovecharse los escombros de hormigón para realizar árido reciclado y necesite
eliminarse del puente todo tipo de impu

continuación se muestran tanto las pérdidas diferidas del pretensado de positivos del
vano central, como el momento isostático, hiperestático y total que crea la compresión
. Pérdidas diferidas del pretensado de positivos del vano central
. Leyes de momentos flectores producidas por el pretensado de positivos del vano central a
tiempo infinito
ANÁLISIS TENSIONAL:
Tras obtener todas las pérdidas diferidas del pretensado y las redistribuciones a
a lo largo del tiempo, es posible evaluar el estado tensional del
puente a tiempo infinito. A continuación se muestran unas figuras en las que se
representa la evolución del estado tensional en el tiempo para las hipótesis de carga de
uido la hipótesis en vacío (sin carga muerta ni sobrecarga), como una
hipótesis de servicio tanto a tiempo 0 como a tiempo infinito. Sin embargo, como ya se
ha comentado anteriormente, la hipótesis en vacío es una fase de construcción temporal,
anto, el límite a tracción considerado para ella es el mismo que durante la
construcción, la resistencia característica del hormigón a tracción.
Por otro lado, aunque inicialmente pueda considerarse que la hipótesis en vacío a
tiempo infinito no sea posible, se ha considerado que dicha situación puede plantearse,
por ejemplo, en la realización de una demolición por fases, en la que quieran
aprovecharse los escombros de hormigón para realizar árido reciclado y necesite
eliminarse del puente todo tipo de impurezas antes de la demolición (pavimento…). Se
Práctica 3
29
continuación se muestran tanto las pérdidas diferidas del pretensado de positivos del
vano central, como el momento isostático, hiperestático y total que crea la compresión

del vano central

el pretensado de positivos del vano central a
Tras obtener todas las pérdidas diferidas del pretensado y las redistribuciones a
a lo largo del tiempo, es posible evaluar el estado tensional del
puente a tiempo infinito. A continuación se muestran unas figuras en las que se
ótesis de carga de
uido la hipótesis en vacío (sin carga muerta ni sobrecarga), como una
hipótesis de servicio tanto a tiempo 0 como a tiempo infinito. Sin embargo, como ya se
fase de construcción temporal,
anto, el límite a tracción considerado para ella es el mismo que durante la
Por otro lado, aunque inicialmente pueda considerarse que la hipótesis en vacío a
e, se ha considerado que dicha situación puede plantearse,
por ejemplo, en la realización de una demolición por fases, en la que quieran
aprovecharse los escombros de hormigón para realizar árido reciclado y necesite
rezas antes de la demolición (pavimento…). Se
PUENTES I Práctica 3
Jokin Ugarte González 30
estima que esta situación también debería ser estudiada para evitar incidentes en las
labores de demolición, y por lo tanto, se tiene en cuenta en el cálculo.
Figura 31. Tensiones en la
Figura 32. Tensiones en la fibra
. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases de servicio
. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases de servicio

Fases de servicio

Fases de servicio
Como era de esperar después del análisis de la re
realizado en el apartado 4, las exigencias sobre las pilas centrales se relajan un poco a
tiempo infinito, aumentando las de centro de vano.
Por último, tal y como se ha comentado en un apartado anterior, a continuación
se analiza el estado tensional del puente bajo cargas permanentes. Es fundamental que
bajo esta situación, las compresiones máxima
compresión media del hormigón, para evitar que la fluencia se produzca en su rango no
lineal. Teniendo en cuenta la importancia que la fluencia ha tenido a lo largo de todo el
trabajo, se ha considerado que asegurar este límite era tan importante como asegurar el
estado límite de fisuración. Por lo tanto, a continuación se muestra a través de las
tensiones en las fibras superior e inferior a lo largo del puente, su estado tensional bajo
cargas permanentes.
Figura 33. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura
Figura 34. Tensiones en la fibra
Como era de esperar después del análisis de la redistribución de esfuerzos
realizado en el apartado 4, las exigencias sobre las pilas centrales se relajan un poco a
tiempo infinito, aumentando las de centro de vano.
Por último, tal y como se ha comentado en un apartado anterior, a continuación
el estado tensional del puente bajo cargas permanentes. Es fundamental que
las compresiones máximas no superen el 45% de la resistencia a
compresión media del hormigón, para evitar que la fluencia se produzca en su rango no
niendo en cuenta la importancia que la fluencia ha tenido a lo largo de todo el
trabajo, se ha considerado que asegurar este límite era tan importante como asegurar el
estado límite de fisuración. Por lo tanto, a continuación se muestra a través de las
siones en las fibras superior e inferior a lo largo del puente, su estado tensional bajo
. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Comprobación de
fluencia lineal
. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Comprobación de
fluencia lineal
distribución de esfuerzos
realizado en el apartado 4, las exigencias sobre las pilas centrales se relajan un poco a
Por último, tal y como se ha comentado en un apartado anterior, a continuación
el estado tensional del puente bajo cargas permanentes. Es fundamental que
45% de la resistencia a
compresión media del hormigón, para evitar que la fluencia se produzca en su rango no-
niendo en cuenta la importancia que la fluencia ha tenido a lo largo de todo el
trabajo, se ha considerado que asegurar este límite era tan importante como asegurar el
estado límite de fisuración. Por lo tanto, a continuación se muestra a través de las
siones en las fibras superior e inferior a lo largo del puente, su estado tensional bajo

Comprobación de

Comprobación de

PUENTES I

Práctica 3

ÍNDICE
1. 1.1. 1.1.1. 1.1.2. 1.1.3. 1.2. 1.2.1. 1.2.2. 1.3. 1.4. 3. 3.1. 3.1.1. 3.1.2. 3.1.3. 3.2. 3.3. INTRODUCCIÓN. ............................................................................................................... 3 CONDICIONANTES DE LA ESTRUCTURA. ............................................................... 3 CONDICIONANTES GEOMÉTRICOS. ..................................................................... 3 CONDICIONANTES CONTRUCTIVOS:................................................................... 4 CONDICIONANTES AMBIENTALES. ..................................................................... 5 ACCIONES SOLICITANTES E HIPÓTESIS DE CÁLCULO: ...................................... 7 ACCIONES CONSIDERADAS. .................................................................................. 7 SITUACIONES DE CARGA CONSIDERADAS........................................................ 9 MODELOS DE CÁLCULO EMPLEADOS. ................................................................. 10 NORMATIVA DE REFERENCIA. ............................................................................... 10 DEFINICIÓN DEL PRETENSADO: ................................................................................. 14 PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN......................................................................... 14 FAMILIA 0: PRETENSADO A POSITIVOS DE LOS VANOS LATERALES....... 14 FAMILIAS 1 A 7: PRETENSADO DE AVANCE EN VOLADIZO: ....................... 16 FAMILIA 8: PRETENSADO DE CONEXIÓN. ........................................................ 19 PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL. ...................................... 20 COMPARACIÓN CON LA EJECUCIÓN SOBRE CIMBRA. ..................................... 23

4. ESTUDIO DE LA FLUENCIA: DEFORMACIONES DIFERIDAS Y REDISTRIBUCIÓN DE ESFUERZOS. ..................................................................................... 23 5. 5.1. 5.2. 5.3. COMPROBACIÓN DEL ESTADO TENSIONAL A TIEMPO INFINITO. ..................... 26 PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN (INCLUIDO EL DE CONTINUIDAD)......... 27 PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL: ...................................... 28 ANÁLISIS TENSIONAL: .............................................................................................. 29

Jokin Ugarte González

2

PUENTES I

Práctica 3

1. INTRODUCCIÓN.
En este primer apartado, trata de explicarse el planteamiento general seguido a lo largo de la presente práctica. Se comenzará con la exposición de los principales condicionantes de trabajo, para a continuación definir las hipótesis de carga empleadas en el cálculo. Así mismo, se hará un breve comentario acerca de la normativa empleada, y de los modelos de cálculo planteados. 1.1. CONDICIONANTES DE LA ESTRUCTURA. 1.1.1. CONDICIONANTES GEOMÉTRICOS. Se trata del mismo puente de la práctica 2, con 3 vanos continuos de 60 + 80 + 60 metros de luz y 8 metros de ancho (7 m de calzada + 0,50 m a cada lado para la protección). Se mantiene igualmente la sección transversal de la práctica anterior, cuyas características principales se detallan a continuación. − Canto: Canto constante a lo largo de todo el puente de valor igual a L/20 = 4 metros. − Losa superior: o Vuelos: Separación entre almas l ≈ 4,50 m y unos vuelos de 1,75 m. El espesor de los vuelos se hace variar linealmente entre 0,4 m en arranques a 0,20 m en el extremo libre. o Zona entre almas: Se realiza la misma variación lineal de espesores en un metro desde las almas, dejando un tramo central de 2,03 metros de 20 cm de espesor. − Almas: Se mantiene el espesor de 30 cm. − Losa inferior: Se dispone un espesor de 0,45 m constante en toda la longitud del puente. Cabe comentar que para las luces que se plantean, el puente objeto de estudio se encuentra en el límite superior de los cajones de inercia constante, por lo que el espesor de la losa inferior podría ser variable a lo largo del mismo (incluso el canto variable sería una opción totalmente válida). Con mayor razón tratándose de un puente construido por voladizos sucesivos. Sin embargo, se prefiere utilizar una inercia constante, lo que por una parte permite simplificar los métodos de resolución empleados, y por otra, permite un mejor entendimiento del funcionamiento general del puente, objetivo prioritario de la presente práctica. A continuación se muestra una figura con la sección transversal propuesta:

Jokin Ugarte González

3

inutilización durante un largo periodo del terreno inferior a los vanos de acceso…). dado que en este momento el vano lateral es un vano biapoyado. Sección transversal propuesta 1. Jokin Ugarte González 4 . como su cuantía. Por lo tanto. debido a la alta dificultad de la realización de este cálculo sin los programas de cálculo adecuados. Se planteó la resolución del voladizo central mientras los vanos laterales se mantenían cimbrados. El proceso constructivo seguido en este puente. es el proceso constructivo del puente. se decide hacerlo de esta forma. El pretensado será parabólico. − Pretensado de los mismos y eliminación de la cimbra. y teniendo en cuenta que es perfectamente factible que la cimbra en los vanos de acceso debiera eliminarse tras la ejecución de los mismos (alquiler de la cimbra. en el que cada vez que se hormigona una dovela o se ejecuta un pretensado.2. lo que hubiera reducido las exigencias de pretensado a positivos en los vanos laterales.1. Sin embargo.PUENTES I Práctica 3 Figura 1. − Colocación del carro de avance sobre la pila. A lo largo del presente trabajo se observará como la realización del mismo puente mediante dos métodos constructivos diferentes (por voladizos sucesivos y sobre cimbra). y qué longitud se mantiene apoyada. ha sido el siguiente: − Ejecución sobre cimbra de los vanos laterales. CONDICIONANTES CONTRUCTIVOS: La característica fundamental que diferencia esta práctica de la anterior. este planteamiento requiere un cálculo iterativo no lineal. debe calcularse qué longitud del vano lateral se separa de la cimbra. varía sensiblemente tanto la forma de disposición del pretensado.

IV ó los químicamente agresivos para el hormigón. A lo largo del presente trabajo. tanto a tiempo 0 como a tiempo infinito. 1. tesado simultáneamente desde ambos extremos. hasta la dovela número 7. El pretensado se llevará recto y alojado en la losa superior. Se dispondrá un pretensado recto en la losa inferior. se ha optado por la hipótesis conservadora de suponer un ambiente III ó IV para la estructura en estudio. − Ejecución de un pretensado corto y centrado de continuidad en la dovela de cierre.1. para evitar tracciones en servicio en la misma. como se muestra en la siguiente figura. − Ejecución de las sucesivas dovelas mediante la misma técnica de pretensado.3. CONDICIONANTES AMBIENTALES. el ambiente sólo ha condicionado la estructura en los puntos que se exponen a continuación: − Definición de la abertura característica de fisura para el ELS de fisuración: De forma conservadora se obliga a que ninguna fibra de la sección llegue a sufrir descompresiones bajo la combinación frecuente de las acciones definidas en el enunciado. Debido a la falta de datos en este sentido. − Puesta en servicio del puente.PUENTES I Práctica 3 − Ejecución de la primera dovela y pretensado de la misma desde el vano lateral (anclaje pasivo en el frente de la dovela y anclaje activo a una longitud a determinar de la pila central en el vano de acceso). Tratándose de un predimensionamiento. − Ejecución del pavimento y de las barreras de protección. − Retirada de uno de los carros de avance y apoyo del otro en ambos voladizos a la vez para el hormigonado de la dovela de cierre. − Retirada del carro de avance restante. − Ejecución de un pretensado a positivos en el vano central de la longitud necesaria para evitar tracciones en dicho vano en servicio. Esto equivale a comprobar el ELS de fisuración para los ambientes III. lo que definirá el pretensado dispuesto: Jokin Ugarte González 5 . se irá entrando con más detalle en cada una de las fases de construcción y en sus implicaciones tanto a tiempo 0 como a tiempo infinito.

Sin embargo. Esta limitación viene impuesta debido a posibles problemas de microfisuración del hormigón a tensiones superiores al 60% de su resistencia característica a compresión. que. También debe especificarse en este apartado. La otra opción era limitar la excentricidad de los cables en dichas zonas. el límite de compresión exigido.PUENTES I Práctica 3 Figura 2. simplificadamente se ha tomado el diámetro de la vaina. 100 mm. valor que se obtiene de la siguiente figura: =∅ = 100 . vuelve a imponerse la limitación mencionada en el párrafo anterior. aunque en la siguiente figura marque un límite de 80 mm. seguirá siendo del todo válida. dicho límite será 24 MPa. los cables de construcción que circulan por la losa superior tienen una excentricidad tal que introducen una pequeña componente de tracción en la losa inferior en aquellas zonas sin momento exterior de peso propio (frentes de dovela). aunque no guarde una relación directa con el ambiente escogido. se ha preferido escoger la primera opción. Abertura característica de fisura – Fuente EHE-08 Por otra parte. Sabiendo que se utiliza un hormigón de calidad 40 MPa. a continuación se define el recubrimiento empleado por las armaduras activas postesas. no se cree que sean el objetivo de esta práctica. lo que curvaría los mismos hacia abajo en busca de su anclaje pasivo. debido a la validez en su planteamiento. imponiendo un límite cercano a las clases de exposición II (aunque siempre tratando de mantener el límite de descompresión en la mayor longitud del puente posible). como recubrimiento. ha de mencionarse que a lo largo del proceso constructivo se ha relajado ligeramente este requerimiento. Esto se debe a que durante la construcción del voladizo central. Tras la finalización de la misma. así como a su sencillez. Por otro lado. Jokin Ugarte González 6 . evitando laboriosos cálculos que. debido a que el hormigón no ha llegado a fisurarse. como se ha dicho antes. y 150 mm como distancia mínima del borde de la sección al eje de la armadura postesa. Durante las fases constructivas se ha considerado suficiente que el hormigón no superara su límite medio a tracción (para un hormigón de 40 MPa fctm = 3.5 MPa). una vez el puente ha entrado en servicio.

por considerarla una hipótesis posible. − Pretensado: Se considerará actuando en cada sección en función de su excentricidad. La distribución de la carga muerta se realiza de forma idéntica a la distribución del peso propio. y las cargas del avance en voladizo. ACCIONES CONSIDERADAS.50kN/m2·7m = 80.2.5 kN/m. Para todas las hipótesis de ELS se considerará como una carga repartida. A la hora de definir las características del pretensado tenidas en cuenta en el presente trabajo.50 kN/m2 extensible únicamente a la calzada (7m): qscu = 11. Jokin Ugarte González 7 . − Sobrecarga de uso: Se considera una sobrecarga de uso de 11. En su caracterización han de realizarse las siguientes observaciones: Se tienen en cuenta las pérdidas por rozamiento.1. − Carga muerta: Se consideran como cargas muertas las 2 líneas de pretiles laterales y el pavimento extendido a todo el ancho del puente (7m + 2·0.PUENTES I Práctica 3 Figura 3. sólo se considera la sección de hormigón de la siguiente forma: qpp (kN/m) = 25 kN/m3·Ac (m2). se han tenido en cuenta las siguientes acciones solicitantes: − Peso propio: A efectos del mismo.5m = 8 m): qcm = 2·5 kN/m + 2 kN/m2·8m = 26 kN/m. Recubrimiento mínimo de armaduras activas postesas – Fuente: EHE-08 1.2. ACCIONES SOLICITANTES E HIPÓTESIS DE CÁLCULO: 1. Para todas las hipótesis de ELS se considerará como una carga repartida en los vanos desfavorables con un coeficiente de mayoración unidad. A la hora de realizar los cálculos de dimensionamiento de los diferentes elementos del puente. pero se prefirió tomar la hipótesis del reparto en todo el ancho del tablero. Se estimó la posibilidad de extender el pavimento únicamente a los 7 m de carril. conviene diferenciar entre los diferentes pretensados dispuestos en el puente: o Pretensado de construcción: Pretensado dispuesto para soportar el peso de los vanos laterales una vez eliminada la cimbra.

no tendrá pérdidas por acortamiento elástico del hormigón. y aunque actúen sobre el puente terminado. se tienen Jokin Ugarte González 8 . mientras que hace inapreciables las pérdidas por rozamiento. Las segundas se desprecian debido a su reducida influencia: el tomarlas correctamente en consideración supondría un laborioso trabajo en el que cada pretensado iría variando su fuerza en cada fase de tesado. para lo que se ha tomado una penetración de 5 mm. teniendo en cuenta el valor final de las mismas desde el principio. Las primeras se desprecian por no influir más que de forma local debido al rozamiento. Debido a las características similares al pretensado de construcción. Estas pérdidas se calculan como fuerzas contrarias al pretensado. Por lo tanto: Se tienen en cuenta las pérdidas por penetración de cuñas. debido a su trazado centrado no producirán ningún tipo de momento hiperestático. Se pensó en considerarlas de una forma simplificada. No se tienen en cuenta las pérdidas por rozamiento.PUENTES I Práctica 3 No se tienen en cuenta ni las pérdidas por penetración de cuñas. Debido a que se conforma únicamente por dos cables que pueden tesarse de forma simultánea. valor habitual en cordones postesos. también se tiene en cuenta el momento hiperestático que producen. o Pretensado a positivos en el vano central: Se lleva recto y con la máxima excentricidad a lo largo de la losa inferior. o Pretensado de conexión en la dovela de cierre: Su corta longitud lo hace susceptible de sufrir elevadas pérdidas por penetración de cuñas. Al igual que en el pretensado de construcción. se ha decidido no tomar en consideración este efecto. y dado que actúan sobre el puente terminado. Sin embargo. ni las pérdidas por acortamiento elástico del hormigón. Al igual que en la práctica 2 se tienen en cuenta las pérdidas diferidas únicamente debidas a la retracción y la fluencia en el hormigón. Estas pérdidas se calculan como fuerzas contrarias al pretensado. ni las pérdidas por acortamiento elástico del hormigón. vista su reducida influencia en la fuerza de pretensado. se tienen en cuenta las pérdidas diferidas únicamente debidas a la retracción y la fluencia en el hormigón. si bien es cierto que debido al trazado recto de los cables de negativos el rozamiento en ellos será menor y la influencia de la penetración de cuñas mayor.

o El peso del carro de avance se tiene en cuenta de la misma forma. hormigonado de la dovela. que se aplica como una carga puntual en el frente de la dovela anterior (soportado por el carro de avance). sin embargo. 1. en la que pueden distinguirse dos sub-fases: una. o Se tiene en cuenta el pretensado que actúa en cada fase. Fase 8: Hormigonado de la dovela de cierre. o En cada fase se tiene en cuenta el peso propio de la estructura excepto el de la dovela que se hormigona en dicha fase. Para el dimensionamiento del pretensado no se ha considerado ninguna hipótesis de ELU. dado que actúan sobre el puente continuo. Fase 9: Eliminación del carro de avance1.PUENTES I Práctica 3 en cuenta las mismas consideraciones que en el mismo. y debido a su reducida influencia. A continuación se hace un repaso de las situaciones de carga consideradas en el cálculo de los esfuerzos flectores mediante los que se dimensiona el pretensado: − Construcción por voladizos sucesivos: o La construcción por voladizos sucesivos constará de 11 fases: Fase 0: Pretensado y descimbrado del vano lateral. dado que suele ser menos restrictiva que la limitación de ELS para el pretensado.2. antes habrá que soportar sin ella el peso de la dovela contra la que se va a tesar dicha familia. y que para tesar una familia de cables. o Al tesar una familia de cables el peso propio de dicha dovela debería empezar a actuar sobre sí misma en vez de sobre el carro de avance. Jokin Ugarte González 9 . Por otro lado. Fase 12: Disposición de la carga muerta (pavimento y barreras de protección) y puesta en servicio de la estructura. − Situación de puente continuo: o Esta situación comprende las siguientes fases: Fase 11: Pretensado a positivos del vano central. Fases 1 a 7: 7 fases de ejecución de dovela. SITUACIONES DE CARGA CONSIDERADAS. si bien éste creará un momento hiperestático tanto a tiempo 0 como a tiempo infinito que habrá que tener en cuenta.2. 1 Aunque estas dos últimas fases quizá no deberían considerarse como fases del proceso de construcción por voladizos sucesivos. y en todo caso definirá la armadura pasiva que deberá acompañarlo. no se considera que actúe de esta forma hasta la fase de hormigonado de la dovela siguiente. y dos tesado de la familia que se ancla en el frente de la misma. el valor característico del pretensado ha sido mayorado o minorado en ELS en función de si se trata de una acción desfavorable o favorable. actuando en el frente de la dovela previa a la que se está hormigonando. Fase 10: Ejecución del pretensado de conexión1.

sólo se analizan la mitad de los casos: Figura 4. MODELOS DE CÁLCULO EMPLEADOS. tal y como se ha indicado en cada apartado en concreto. se han empleado principalmente dos normas. Debido a la simetría de la estructura. La definición de las diferentes hipótesis de carga. Por último se define la normativa empleada. 1.PUENTES I Práctica 3 o Momentos flectores máximos: A continuación se muestra esquemáticamente el esquema de cargas empleado en la obtención de los momentos máximos solicitantes. así como el tratamiento de los resultados se ha realizado mediante hojas de cálculo de elaboración propia. En la realización del presente trabajo. Cabe comentar que el valor característico de las acciones empleadas en este caso vienen definidas en el enunciado del problema. cabe brevemente señalar los modelos de cálculo empleados en la realización del presente trabajo. Situaciones de carga para momentos máximos en el 1er vano. el dimensionamiento seccional se ha realizado manualmente mediante las comprobaciones expuestas en la normativa vigente.4. NORMATIVA DE REFERENCIA. de obligado cumplimiento en España: − La Instrucción de Acciones sobre Puentes de carretera (IAP-11): Empleada para todo el tema de consideración de acciones y obtención de sus valores de cálculo. Por último. A continuación se muestran varias figuras con los valores que toman: Jokin Ugarte González 10 . Para todo lo que es la obtención de esfuerzos se han empleado métodos de compatibilización de movimientos de resistencia de materiales mediante hojas de cálculo de elaboración propia. en el vano central y en el 1er apoyo respectivamente 1. señalando los vanos desfavorables y los vanos favorables en la obtención de cada uno de ellos.3. De ella se obtienen los coeficientes de seguridad parciales de las acciones y los coeficientes de combinación aplicables en cada caso. En cuanto a la modelización de la estructura en estudio. por lo que no se han modificado.

PUENTES I Práctica 3 Figura 5. Coeficientes parciales de seguridad de acciones en ELS – Fuente: IAP-11 Figura 6. Factores de simultaneidad – Fuente: IAP-11 Jokin Ugarte González 11 .

no se incluyen los esfuerzos debidos al pretensado: − Combinación frecuente de acciones en ELS: Se emplea en las comprobaciones relativas al estado límite de fisuración para hormigón pretensado. y las fases una vez se ha dado continuidad a la estructura (F11 y F12). OBTENCIÓN DE LAS LEYES DE MOMENTOS FLECTORES DURANTE LA CONSTRUCCIÓN. funcionalidad o durabilidad. Esto incluye desde los métodos de cálculo. quiere hacerse notar que en las gráficas que siguen. por lo que es el utilizado en los siguientes apartados a la hora de definirlo. 2. Jokin Ugarte González 12 . así como la 11 y 12. Cabe señalar que. a continuación se diferencia entre los esfuerzos durante las fases de construcción del voladizo central (F0 a F10)2. hasta la definición de los límites admisibles en cada comprobación. En este apartado se presentan las leyes de esfuerzos flectores envolventes de las situaciones planteadas durante la construcción del puente (hasta la puesta en servicio de mismo). que. son fases que actúan ya sobre la estructura continua. aunque se incluyan con las fases de construcción del voladizo. como se ha dicho anteriormente. combinación frecuente de acciones. Por claridad. Cabe mencionar que sólo se presentan las envolventes del Estado Límite de Servicio. según las consideraciones planteadas en el apartado anterior.PUENTES I Práctica 3 − Instrucción de Hormigón Estructural (EHE-08): Empleada para todo lo correspondiente a comprobaciones de seguridad. 2 Tanto la fase 9 como la fase 10. debido a que no se dibujan las leyes debidas al pretensado. es la combinación empleada para dimensionar el pretensado del puente. las fases 9 y 10 son iguales. Generalmente suele ser el estado determinante para el pretensado. Por último.

Ley envolvente de momentos flectores en la combinación frecuente de acciones (ELS durante las fases previas a la disposición de la carga muerta (vacío.Figura 7. F9). y la (ELS) puesta en servicio de la estructura (F12) . Ley envolvente de momentos flectores en la combinación frecuente de acciones (ELS durante las fases de construcción del voladizo central hasta la eliminación del (ELS) carro de avance – Fases 0 a 9 Figura 8.

A continuación se analizan las diferentes familias del pretensado de construcción y la razón de ser de cada una.1.532 = 11. que define completamente la familia 0 del pretensado de construcción: − Se realiza un trazado parabólico. punto de momento máximo. se obtienen los siguientes esfuerzos pésimos: = −157. que ha permitido dimensionar tanto el número de cables como la longitud y la forma de los mismos. . PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN. 3. se han seguido las hipótesis simplificadoras comentadas en los apartados anteriores.027 = 0 Una vez dotado de continuidad al vano central.802 Cabe señalar que dichos esfuerzos variarán en el tiempo por las redistribuciones de esfuerzos debidas a la fluencia. en esa fase. cuya excentricidad máxima se consigue en el centro de vano de los vanos laterales. A la hora de dimensionar el pretensado de construcción. Por lo tanto.026 " = 33. el momento es nulo. en la fase 0 se obtiene una ley de peso propio de viga biapoyada.1. para llegar con excentricidad nula a los apoyos de dicha viga biapoyada (estribo y pila central). FAMILIA 0: PRETENSADO A POSITIVOS DE LOS VANOS LATERALES. cuya validez se ha argumentado en los apartados anteriores.1. tema que se abordará en detalle en el apartado 4 del presente documento.496 " = 65. DEFINICIÓN DEL PRETENSADO: 3.Así. A partir de ellas se ha realizado un estudio tensional en cada fase de construcción. La razón de la existencia de esta familia es la eliminación de la cimbra de los vanos laterales antes de la ejecución del voladizo. donde. 3. durante la construcción del voladizo central aparecen los siguientes esfuerzos pésimos: = −133.

minimizando las pérdidas por rozamiento rozamiento. inferior. del Figura 10. Fuerza de pretensado de la familia 0 del pretensado de construcción . Trazado de la familia 0 de pretensado de construcción . Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Fase 0 Jokin Ugarte González 15 . − Por último. − En las siguientes figuras se muestran el trazado del pretensado (respetando los 2 m de longitud recta en los anclajes que se ha venido utilizando en las prácticas 1 y 2).PUENTES I Práctica 3 − Se realiza un tesado simultáneo desde ambos extremos. en este caso 10. la fuerza de pretensado a tiempo 0 y las tensiones en la fibra superior e inferior en la fase 0: Figura 9. Figura 11. se disponen los cables necesarios para que en la sección del centro de vano no aparezcan tracciones en la fibra inferior.

donde se coloca el anclaje activo desde el que se tesan. Esto exige. e A continuación se resumen las características comunes de las familias 1 a 7 del pretensado de construcción: − Tienen un trazado recto. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Fase 0 .PUENTES I Práctica 3 Figura 12.1. Jokin Ugarte González 16 . − A continuación se muestra una tabla resumen con los parámetros relevantes de cada familia. llegue desde el frente de la dovela a la que pertenece hasta una longitud a determinar sobre el vano lateral. y de longitud L2 desde la pila central hacia el vano lateral. alojándose en la losa superior. cubriendo los momentos negativos que se producen. a medida que se van añadiendo dovelas en voladizo.2. como se ha ido comentando a lo largo de los apartados anteriores. 3. A lo largo de todo el trazado llevan la máxima excentricidad permitida permitida. seguida por una figura en la que se representa la fuerza de pretensado de cada una de ellas de forma conjunta y otras dos figuras explicativas del estado tensional en las fibras superior e inferior durante las fases de construcción del voladizo voladizo. no pudiendo evitar pequeñas tracciones en las fibras inferiores de las dovelas contra las que se anclan los cables en las fases de los tesados correspondientes por los motivos expuestos con anterioridad. la ley inicial de viga biapoyada en los vanos laterales se va haciendo cada vez más negativa. dose − Como se ha dicho anteriormente. se disponen tantos cables por familia como sea necesario para evitar la descompresión de cualquier fibra de la sección (con un mínimo de 2 cables por familia). de longitud L1 desde la pila central hasta el frente d la de dovela a la que se anclan mediante un anclaje pasivo. la disposición de una familia de pretensado sobre la pila central por cada dovela que se hormigone y que por hormigone. FAMILIAS 1 A 7: PRETENSADO DE AVANCE EN VOLADIZO: Como se comprueba en las leyes de esfuerzo mostradas en el apartado 2 del presente trabajo.

5 22 32 40 42 Tabla 1.6121 1.5 11 16.5 22 27.6121 1.5 L2 (m) 5.5 11 16.6121 1. Figura 13. Jokin Ugarte González 17 .6121 1.6121 nº de cables 4 4 4 4 4 4 2 L1 (m) 5. Fuerza de pretensado del pretensado de construcción – Familias 1 a 7 .6121 1.PUENTES I Práctica 3 Famila 1 2 3 4 5 6 7 Excentricidad (m) 1.6121 1.5 33 38. Características fundamentales del pretensado de construcción – Familias 1 a 7 .

Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases 1 a 7 . Figura 15.Figura 14. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases 1 a 7 .

se define un pretensado de conexión centrado. no en el momento del tesado. debido a su escasa longitud (3 m). FAMILIA 8: PRETENSADO DE CONEXIÓN. marcada en la misma figura como “Límite de tracción”. la fibra inferior pasa por momentos de tracciones reducidas a lo largo de la construcción del voladizo. pero que a tiempo infinito tendrá problemas de tracción en la fibra inferior. el carro de avance ya no será necesario. que introduzca compresiones uniformes en una sección que a tiempo 0 tiene problemas de tracción en la fibra superior. siendo suficiente la disposición de 2 cables. sino de penetración de cuñas. Como se ha comentado anteriormente.1. se observa igualmente que la cuantía de dichas tracciones es claramente inferior a la va resistencia a tracción del hormigón. dichos cables no tendrán problemas de rozamiento. por lo que se elimina. Figura 16. . sí incumple los criterios con los que se ha diseñado el puente de no admitir descompresiones en ninguna fibra una vez p puesto el puente en servicio. que sin ser excesivas. El momento negativo de centro de vano del vano central creará unas tracciones del negativas en la fibra superior de dicha sección. El número de cables necesario se dimensiona para eliminar las tracciones una vez puesto el puente en servicio. Sin embargo. Tras terminar el voladizo y endurecer la dovela de cierre. traccionada Aunque esto no debería traer excesivos problemas debido a la tendencia a bajar del centro de vano con el tiempo (debido a la fluencia). Esto supone una fuerza ascendente en el centro de vano del vano central sobre el puente l continuo de 800 kN. Fuerza de pretensado del pretensado de construcción – Familia 8 . A continuación se muestra la fuerza de pretensado de dichos cables.3.Como puede observarse en la figura anterior. La razón de la disposición de dicha familia es que esta es la única forma de esta evitar tracciones en la fibra superior a tiempo 0. 3. si bien la comprobación tensional de las fases que faltan se mostrará en el siguiente a apartado. son suficientes para que dicha fibra siga traccionada bajo la hipótesis de esfuerzos mínima a tiempo 0. Así. valor apreciable que introducirá un cierto momento flector negativo en el centro de vano (hasta ahora exento de tensiones) y un cierto momento flector positivo en apoyos (que no tendrá mayor trascendencia) trascendencia).

PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL. sufre procesos de deformación por fluencia que quedan impedidos debido a la nueva configuración resistente. Fuerza de pretensado del pretensado de positivos del vano central .PUENTES I Práctica 3 3. Dicho fenómeno se analizará en detalle en el siguiente apartado.2. hiperestático y total creado a tiempo 0. todo máximos en el vano central. que contrarreste los efectos de esta redistribución. Por lo tanto. Tanto las la comprobaciones tensionales a tiempo infinito. disposición que se ha seguido en el presente trabajo. pretensado Jokin Ugarte González 20 . al eliminar la rótula central que mantiene la estructura isostática y libre de redistribuciones. El número de cables (en este caso 6) y la longitud de los mismos ha sido la necesaria para evitar tracciones en la fibra inferior del vano central a tiempo infinito. como el valor del pretensado en ese momento se mostrarán en el último apartado. manteniendo constante la máxima excentricidad ( constante (2. En el caso de los puentes por voladizos sucesivos.0879 m). así como las tensiones de las fases constructivas restantes y de la puesta en servicio del puente. Generalmente esta familia de cables recorre el tramo necesario del vano central por la losa inferior. a costa de provocar una redistribución de esfuerzos que habitualmente tiende a introducir momentos positivos a lo largo de tod el puente. momentos al puente en la dovela de cierre evita importantes problemas de deformaciones diferidas. A continuación se muestra la fuerza de pretensado a tiempo 0. el momento isostático. provocando redistribuciones de esfuerzos muchas veces importantes en la compatibilización de dichos movimientos. una vez analizado más en detalle el fenómeno de la fluencia: Figura 17. una estructura a la que se le introduce un cambio en su sistema resistente. tesándose desde ambos extremos para reducir las pérdidas por rozamiento y mantener la pérdidas simetría de la estructura. el dar continuidad de sucesivos. pasa a ser necesario la disposición de una nueva familia de cables. Como es conocido desde hace bastantes años.

PUENTES I Práctica 3 Figura 18. Leyes de momentos producidas por el pretensado de positivos del vano central . Jokin Ugarte González 21 .

Figura 19. . Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases 8 a 12 . Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases 8 a 12 . Figura 20.

A continuación se muestra una tabla con la demanda de pretensado ejercida por la estructura en estudio realizada sobre cimbra y realizada mediante voladizos sucesivos. también se aprecia que el ahorro en los centros de vano no es muy significativo. las exigencias de la construcción por voladizos sucesivos sobre los apoyos son claramente superiores. COMPARACIÓN CON LA EJECUCIÓN SOBRE CIMBRA. En el último apartado. En el caso en estudio. En total.200 metros lineales de cable en la opción ejecutada sobre cimbra. el giro diferido en la sección de centro de vano del vano central ha de ser 0. se da continuidad a momentos a la sección de cierre. Sin embargo. Esto evita que se produzca el giro diferido que se produciría por efecto de la fluencia sobre la estructura isostática inicial. Por lo tanto. se analizará la evolución de las tensiones en el tiempo. En este caso debido a la simetría de la sección. Comparación de las necesidades de pretensado del mismo puente ejecutado mediante dos metodologías diferentes Como era de esperar desde el principio.3. y por otro. para hallar el momento hiperestático mencionado. habrá que empezar por hallar el giro diferido que se produciría en la sección del centro de vano del . se disponen aproximadamente 3. 3. la redistribución de esfuerzos aparece debido al cambio en el esquema estructural del puente.Como puede observarse en las figuras anteriores. ESTUDIO DE LA FLUENCIA: DEFORMACIONES DIFERIDAS Y REDISTRIBUCIÓN DE ESFUERZOS. tras la realización del puente por voladizos sucesivos. las pequeñas tracciones que aparecían durante la construcción son totalmente eliminadas para la puesta en servicio de la estructura. y 3770 metros lineales de cable en la opción ejecutada mediante voladizos sucesivos (un 17% más). Mediante dicha tabla trata de valorarse las diferencias existentes entre ambos métodos de construcción en lo que al pretensado se refiere: Ejecución sobre cimbra Nº de cables en el CV de los vanos laterales Nº de cables en los apoyos centrales Nº de cables en el CV del vano central 16 16 16 Ejecución por voladizos sucesivos 10 26 6 + 2 locales de continuidad Tabla 2. 4. apareciendo un momento en la sección de cierre que compatibiliza dicho giro. Esto se debe por un lado a que los vanos laterales se han ejecutado como vigas biapoyadas con una ley de momentos flectores elevada. a la redistribución de esfuerzos existente debido al efecto de la fluencia. Como se ha comentado en el apartado anterior.

− Obtención de los giros isostáticos producidos por el peso propio y por el pretensado sobre la estructura isostática (antes del cierre) a tiempo infinito. por lo que todas las cargas actuarán según el mismo coeficiente de fluencia. de forma que sólo sería abordable mediante un cálculo paso a paso muy costoso.PUENTES I Práctica 3 vano central. EHE-08. − Obtención del momento hiperestático en el centro de vano del vano central como aquel que anula el giro diferido en dicha sección (giro a tiempo infinito – giro a tiempo 0). − Se emplea el método del coeficiente de envejecimiento para tener en cuenta que el momento hiperestático aparece poco a poco en el tiempo. Para ellos se han tomado las siguientes consideraciones: − Las cargas actuantes antes del cierre de la estructura son el peso propio y el pretensado de construcción (hasta la familia 7. − Se supone que todo el puente se ha realizado de una sola vez. donde se representan los giros creados por ambas cargas (peso propio y pretensado de construcción) tanto a tiempo 0 como a tiempo infinito y los esfuerzos de redistribución creados por ellos. si no se diera la continuidad de momentos. Suponer lo contrario complicaría enormemente los cálculos. método recogido en la normativa vigente de hormigón. incluida). Jokin Ugarte González 24 . Se considera que dicha simplificación aproxima suficientemente los resultados. A continuación se muestran unas figuras explicativas del proceso. debido a las cargas permanentes actuantes antes del cierre. A continuación se resume el proceso seguido para la obtención de los esfuerzos hiperestáticos de redistribución: − Obtención de los giros isostáticos producidos por el peso propio y por el pretensado sobre la estructura isostática (antes del cierre) a tiempo 0. Para ello se tiene en cuenta que los giros a tiempo infinito de unos esfuerzos constantes en el tiempo son 1+ϕ veces los giros a tiempo 0.

el giro del pretensado tiende a oponerse al giro del peso propio. Jokin Ugarte González 25 . lo que podría dar problemas en las secciones de apoyos.001 )*+ Donde el signo negativo indica sentido horario (el mismo que el del peso propio). Figura 22. Si la diferencia de giro hubiera sido positiva. como no podía ser de otra forma. Figura 23 Redistribución de esfuerzos a nivel de estructura 23. resultando: ∆% '' & ' = −0. Como puede observarse.PUENTES I Práctica 3 Figura 21. Giro producido por el peso propio sobre la estructura isostática . la redistribución hubiera tendido a crear esfuerzos negativos en vez de positivos. Giro producido por el pretensado sobre la estructura isostática .

dicha ley a tiempo infinito podría obtenerse como un porcentaje de la ley a tiempo 0 y el porcentaje complementario de la ley sobre cimbra. Evolución del peso propio en el tiempo Como puede observarse. Esto es lo que hace el método simplificado de la EHE 08.6456. Tras el cálculo de las redistribuciones de esfuerzos que se producen en el puente esfuerzos a tiempo infinito. y la ley que se conseguiría si el puente se ejecutara sobre cimbra.335 0. Es interesante mostrar una comparación entre los momentos flectores de peso propio creados por el proceso de construcción a tiempo 0. la ley a tiempo infinito es un acuerdo entre la ley a tiempo 0 (siguiendo el proceso constructivo). ambos valores prácticamente coinciden. Jokin Ugarte González 26 .PUENTES I Práctica 3 Como puede observarse en la figura anterior. menor. 5. COMPROBACIÓN DEL ESTADO TENSIONAL A TIEMPO INFINITO. Como puede observarse. lo que da una idea de la virtud del método simplificado de la iden.335 1 7 0. a tiempo infinito y los l momentos flectores si el puente se hubiera ejecutado sobre cimbra. dado que obtiene los mismos resultados con un esfuerzo de cálculo mucho 08. tan solo queda la obtención de las pérdidas diferidas del pretensado para poder calcular el estado tensional a tiempo infinito. . prácticamente constante a lo largo de todo el puente.6455 6455 De la figura anterior se obtiene que dicho coeficiente vale 0. EHE-08.8 9 1. comparan los porcentajes obtenidos mediante el método seguido en el presente trabajo (método del coeficiente de envejecimiento) y el método simplificado de la EHE EHE-08: . la acción del pretensado disminuye figura en gran medida la elevada redistribución que se produciría teniendo en cuenta sólo el efecto del peso propio. Figura 24. 50 6 1./. 01 " - 23∞. Por lo tanto. A continuación se EHE-08. 50 6 1 7 823∞.

por lo que no creará . El pretensado de conexión se dispone centrado.1. incrementan de forma muy significativa las pérdidas por fluencia en el pretensado. Leyes de momentos flectores producidas por las pérdidas del pretensado de construcción . Figura 26. sus pérdidas actúan sobre el puente continuo. Al final de este apartado. esfuerzos hiperestáticos. Jokin Ugarte González 27 . las altas compresiones a las que se ven sometidas las secciones cercanas a los apoyos centrales. Al contrario que el pretensado de construcción. PRETENSADO DE CONSTRUCCIÓN (INCLUIDO EL DE CONTINUIDAD). se realizará la comprobación de la validez de la hipótesis de fluencia lineal. y que provocarán unos esfuerzos isostáticos que se opondrán a los creados por el pretensado de construcción. y unos momentos hiperestáticos. y los momentos isostáticos e hiperestáticos que crean: icos Figura 25 Pérdidas diferidas del pretensado de construcción 25. por lo que se consideran como tracciones provocadas con la correspondiente excentricidad. por lo que a continuación se aborda de ferente forma independiente para cada uno de ellos: 5. a continuación se muestran la fuerza de las pérdidas diferidas del pretensado. Sabiendo que la excentricidad de todos ellos es constante. hipótesis que de no cumplirse. elevaría de forma desmesurada el efecto de la fluencia fluencia.PUENTES I Práctica 3 La obtención de las pérdidas diferidas del pretensado se aborda de forma diferente para los diferentes tipos de pretensado. Como puede observarse en las figuras anteriores.

Sin embargo. PRETENSADO DE POSITIVOS EN EL VANO CENTRAL: En este caso. A Jokin Ugarte González 28 . Evolución del pretensado de construcción en el tiempo . si se tiene en cuenta la redistribución de esfuerzos que se da a esfuerzos nivel de estructura debido al pretensado. Por ello. las redistribuciones a nivel de estructura. responde a su ubicación dentro de una sección. donde se observa claramente este hecho: diferidas. erará Por último. el hecho de que las pérdidas diferidas del pretensado de las familias 1 a 6 sean iguales en las mismas secciones. la ley mostrada en la figura anterior no sería la verdadera ley de momentos del pretensado de construcción a tiempo infinito. y por lo tanto. continuación se muestra la evolución del pretensado de construcción en el tiempo construcción debido a las pérdidas diferidas. generará las mismas pérdidas por fluencia. tienen un efecto nivel notable en el pretensado a tiempo infinito. Así. se ha preferido tratarlo como una pérdida de compresión del pretensado inicial. Evolución del pretensado de construcción en el tiempo debido a las pérdidas diferidas .2. cabe señalar que las pérdidas diferidas suponen una pérdida de eficacia de en torno a un 10% del pretensado de construcción dispuesto a tiempo 0 A 0. haciéndole perder mucha mayor eficacia que infinito. 5. Dado que todos los cables recorren la losa superior con la misma excentricidad. como se ha visto con el peso propio. las pérdidas diferidas (en torno al 30%) 30%): Figura 28. el hormigón que los rodea se verá sometido al mismo estado tensional. tanto su efecto inicial como sus pérdidas diferidas actúan sobre el mismo esquema estructural del puente. Figura 27. en vez de cómo una tracción excéntrica.PUENTES I Práctica 3 Por otra parte.

es posible evaluar el estado tensional del puente a tiempo infinito. la resistencia característica del hormigón a tracción. Por otro lado. como una hipótesis de servicio tanto a tiempo 0 como a tiempo infinito. A continuación se muestran unas figuras en las que se representa la evolución del estado tensional en el tiempo para las hipótesis de carga de hipótesis servicio. el límite a tracción considerado para ella es el mismo que durante la anto.3. hiperestático y total que crea la compresión final: Figura 29. Sin embargo. construcción. Se impurezas Jokin Ugarte González 29 . Leyes de momentos flectores producidas por el pretensado de positivos del vano central a . por lo tanto.PUENTES I Práctica 3 continuación se muestran tanto las pérdidas diferidas del pretensado de positivos del vano central. y. como ya se ha comentado anteriormente. se ha considerado que dicha situación puede plantearse. Pérdidas diferidas del pretensado de positivos del vano central . la hipótesis en vacío es una fase de construcción temporal. por ejemplo. uido Se ha incluido la hipótesis en vacío (sin carga muerta ni sobrecarga). Figura 30. ANÁLISIS TENSIONAL: Tras obtener todas las pérdidas diferidas del pretensado y las redistribuciones a nivel de estructura a lo largo del tiempo. en la que quieran aprovecharse los escombros de hormigón para realizar árido reciclado y necesite eliminarse del puente todo tipo de impurezas antes de la demolición (pavimento…). en la realización de una demolición por fases. aunque inicialmente pueda considerarse que la hipótesis en vacío a tiempo infinito no sea posible. posible. tiempo infinito 5. como el momento isostático.

PUENTES I Práctica 3 estima que esta situación también debería ser estudiada para evitar incidentes en las labores de demolición. se tiene en cuenta en el cálculo. y por lo tanto. Jokin Ugarte González 30 .

Figura 32. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases de servicio .Figura 31. Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Fases de servicio . .

Figura 33. las exigencias sobre las pilas centrales se relajan un poco a tiempo infinito. se ha considerado que asegurar este límite era tan importante como asegurar el estado límite de fisuración. fluencia lineal . a continuación se muestra a través de las tensiones en las fibras superior e inferior a lo largo del puente. Por lo tanto. a continuación se analiza el estado tensional del puente bajo cargas permanentes. tal y como se ha comentado en un apartado anterior. las compresiones máxima no superen el 45% de la resistencia a máximas compresión media del hormigón. aumentando las de centro de vano. Por último. Teniendo en cuenta la importancia que la fluencia ha tenido a lo largo de todo el niendo trabajo. para evitar que la fluencia se produzca en su rango no nolineal. Tensiones en la fibra superior a lo largo de la mitad de la estructura – Comprobación de . Tensiones en la fibra inferior a lo largo de la mitad de la estructura – Comprobación de . Es fundamental que bajo esta situación.Como era de esperar después del análisis de la redistribución de esfuerzos redistribución realizado en el apartado 4. su estado tensional bajo siones cargas permanentes. fluencia lineal Figura 34.