P. 1
Capitulo IV Trabajo en Oficinas

Capitulo IV Trabajo en Oficinas

4.5

|Views: 3.958|Likes:
Publicado porGonzalo Andre

More info:

Published by: Gonzalo Andre on Dec 02, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/01/2013

pdf

text

original

Dada la variación de la sensibilidad del oído con la frecuencia, una medida del nivel de intensidad
sonora no es suficiente para caracterizar fisiológicamente el ruido. Es habitual transformar la escala de
intensidades en dB mediante un sistema de ponderación, internacionalmente normalizado, que valora
la incidencia de las frecuencias de la misma forma que el oído humano, y cuyos valores se denominan
decibelios ponderados.

Existen cuatro escalas de decibelios ponderadas para tener en cuenta este fenómeno (aunque la ‘D’ ha
quedado en desuso).

– dB(A) para niveles de presión física débiles, comprendidos entre 25 y 55 dB.
– dB(B) para niveles de presión física medios, comprendidos entre 55 y 85 dB.
– dB(C) para niveles de presión física elevados, por encima de 85 dB.
– dB(D) para los ruidos de aviones en aeropuertos.

Actualmente la ponderación 'A' es la más utilizada, pues la 'B' y 'C' no han proporcionado buenas
correlaciones con los test subjetivos, y la ‘D’ ha quedado en desuso.

130

120

110

100

90

80

70

60

50

40

30

20

10

0

dB

microW/cm2

-10

-11

10

10

10

10

10

10

10

10

10

10

10

10

10

10

2

0

-1

-2

-3

-4

-5

-6

-7

-8

-9

20Hz

40

60

80

100

200

400

600

800

1000

2KHz

468

10

130
120
110

100

90

80

70

60

50

40

30

20

10
0

© Los autores, 2001; © Edicions UPC, 2001.

5 Confort sonoro

195

F (Hz)

dB(A)

dB(B)

dB(C)

f (Hz)

dB(A)

dB(B)

dB(C)

10

-70,4

-38,2

-14,3

500

-3,2

-0,3

0

12,5

-63,4

-33,2

-11,2

630

-1,9

-0,1

0

16

-56,7

-28,5

-8,5

800

-0,8

0

0

20

-50,5

-24,2

-6,2

1000

0

0

0

25

-44,7

-20,4

-4,4

1250

+0,6

0

0

31,5

-39,4

-17,1

-3,0

1600

+1,0

0

-0,1

40

-34,6

-14,2

-2,0

2000

+1,2

-0,1

-0,2

50

-30,2

-11,6

-1,3

2500

+1,3

-0,2

-0,3

63

-26,2

-9,3

-0,8

3150

+1,2

-0,4

-0,5

80

-22,5

-7,4

-0,5

4000

+1,0

-0,7

-0,8

100

-19,1

-5,6

-0,3

5000

+0,5

-1,2

-1,3

125

-16,1

-4,2

-0,2

6300

-0,1

-1,9

-2,0

160

-13,4

-3,0

-0,1

8000

-1,1

-2,9

-3,0

200

-10,9

-2,0

0

10000

-2,5

-4,3

-4,4

250

-8,6

-1,3

0

12500

-4,3

-6,1

-6,2

315

-6,6

-0,8

0

16000

-6,6

-8,4

-8,5

400

-4,8

-0,5

0

20000

-9,3

-11,1

-11,2

Tabla 5.7 Valores correctores de las escalas ponderadas

Fig. 5.9 Ponderación de las escalas

El ruido y la salud

Desde una óptica ergonómica los problemas que puede ocasionar la exposición al ruido pueden
concretarse en los siguientes aspectos:
– Contribuir a una pérdida de audición.
– Provocar alteraciones fisiológicas en órganos diferentes al de la audición.
– Producir molestias o distracciones a las personas.
– Interferir en la comunicación verbal.

dB (C)

dB (B)

dB (A)

2

5

100

2

5

101

2

5

102

2

5

103

2

5

104

2

5

105

2

5

106

+20

+10

0

-10

-20

-30

-40

-50

-60

-70

Frecuencia Hz

Ponderación en dB

© Los autores, 2001; © Edicions UPC, 2001.

196

El trabajo en oficinas

– Alterar el desarrollo de algunas tareas.
– Producir problemas de tipo psicológico.

Efectos auditivos del ruido

La exposición prolongada a niveles elevados de ruido causa frecuentemente lesiones auditivas
progresivas que no se manifiestan hasta pasado un cierto tiempo y que pueden llegar a provocar
sordera.

El ruido deteriora las células ciliares, lo que produce un empeoramiento paulatino de la capacidad
auditiva. La pérdida es más acusada en las frecuencias a las que el oído resulta más sensible, alrededor
de los 4000 Hz. Esta frecuencia queda fuera del margen de frecuencias conversacionales, 250 Hz -
2000 Hz, por lo que la persona oye y entiende las conversaciones normalmente, y cree encontrarse
sano. Sin embargo, cuando llegan a afectarse las frecuencias conversacionales, el problema se hace
irreversible, y nos encontramos ante un trabajador con incapacidad permanente.

El oído puede llegar a ser perjudicado en diferentes circunstancias:

1. Trauma acústico agudo

Se presenta cuando la exposición al ruido es de muy elevada intensidad, a pesar de que su duración
sea muy breve (segundos), puede producirse dos tipos de lesiones: la rotura de la membrana timpánica
y/o la destrucción de las células ciliadas del órgano de Corti.

2. Hipoacusia crónica inducida por el ruido

Es un deterioro progresivo de las células ciliadas del órgano de Corti, tanto más rápido cuanto más
elevados son los niveles de ruido. Constituye un error muy extendido creer que con el tiempo se
produce una adaptación al ruido, lo que ocurre realmente es una pérdida de sensibilidad debida al
deterioro progresivo de las células ciliadas.

Desde el punto de vista legal, en España, se utiliza el término de sordera para definir la evolución
patológica de la hipoacusia producida por el ruido cuando el aumento del umbral auditivo en las
frecuencias conversacionales es tan acentuado que no se comprende la palabra hablada.

3. Presbiacusia o sordera debida a la edad

El umbral auditivo se eleva progresivamente con la edad, siendo la pérdida superior en las zonas de
altas frecuencias y más pronunciado en las mujeres que en los hombres. Tomando una frecuencia
media de 3000 Hz, se pueden observar las pérdidas de audición siguientes: 10 dB a los 50 años, 25 dB
a los 60 y 35 dB a los 70.

4. Pérdida temporal de audición o fatiga auditiva

La sordera temporal se caracteriza por un retorno progresivo al nivel normal de audición. Se ha
demostrado que existe una estrecha relación entre las sorderas temporales y permanentes. El estudio
de la sordera temporal ha permitido establecer un cierto número de principios de aplicación general:

– Hasta 80 o 90 dB, se observa una ligera pérdida de audición del orden de 8 o 10 dB, pero si se
amplifica hasta 100 dB la pérdida alcanza de 50 a 60 dB.
– La pérdida temporal del nivel de audición es proporcional a la duración del ruido. Por ejemplo, un
ruido de 100 dB durante 10 minutos provoca una disminución de 16 dB, que se incrementa a 32
dB después de 100 minutos.
– La duración de la recuperación es proporcional a la intensidad y la duración que le precede, y
entorno a un 10 % más largo.
– Se observan menos sorderas temporales cuando el ruido está entrecortado por periodos de calma.

© Los autores, 2001; © Edicions UPC, 2001.

5 Confort sonoro

197

5. Riesgos de pérdida de audición

Los daños en el aparato auditivo dependen de la cantidad total de energía sonora que se recibe a lo
largo de las 24 horas del día, por lo que a lo largo de los años los elevados niveles de ruido producen
pérdida de audición permanente.

La ISO TC 43 "Assessment of noise-exposure during work for hearing conversation purpouses" a
publicado una tabla detallada de los riesgos en relación con la edad, la duración de la exposición, y la
intensidad del ruido (expresado en Neq para una semana de 40 horas).

Duración de la exposición en años

Neq dB(A)

5

10

20

80

0

0

0

90

4

10

16

100

12

29

42

110

26

55

78

Tabla 5.8 Riesgos en porcentaje de sufrir alteraciones de la audición

Estas cifras muestran claramente que el riesgo de lesiones aumentan a la par que la intensidad sonora
y la duración de la exposición. Las intensidades críticas se sitúan un poco por debajo de los 90 dB.

Exposición (horas)

8

6

3

1.5

0.5

Intensidad sonora dB(A)

90

92

97

102

110

Tabla 5.9 Relación entre la exposición y la intensidad sonora necesaria para provocar el mismo riesgo de lesión

Por otra parte, los niveles más altos de ruido a partir de 140 dB pueden producir una sordera
irreversible, aunque tengan una duración muy corta (caso de una explosión), por efecto de los posibles
daños mecánicos sobre el tímpano o la cadena de huesecillos.

Características más relevantes del ruido respecto al daño ocasionado

No todos los ruidos son igualmente perjudiciales, es importante conocer que:
– Un ruido constituido sobretodo por frecuencias altas es más nocivo que uno de frecuencias bajas.
– Un ruido intermitente es más nocivo que uno continuo.
– A igualdad de nivel suelen ser más molestos los ruidos de banda ancha.
– A igualdad de ruido, los ruidos propios molestan menos que los ajenos.
– A igualdad de sonoridad el nivel de percepción depende de la significación.
– Un ruido aislado muy fuerte, una detonación por ejemplo, puede dañar instantáneamente el oído.

Efectos fisiológicos y psicológicos del ruido

Hasta ahora se han descrito los efectos auditivos del ruido, pero las lesiones auditivas no son los
únicos efectos del ruido sobre el organismo. Como sistema de alerta que es, el oído está relacionado
con numerosos órganos, especialmente el sistema neurovegetativo, lo que puede desencadenar efectos
negativos sobre ellos.

© Los autores, 2001; © Edicions UPC, 2001.

198

El trabajo en oficinas

El ruido puede provocar una larga serie de efectos no auditivos, cuya magnitud no es fácil de
cuantificar, como tampoco lo es su relación con el nivel de ruido percibido, ahora bien, la mayoría de
los estudios y experiencias que se tienen sobre el tema demuestran que sus efectos están íntimamente
relacionados con el nivel y la distribución espectral del ruido.

En niveles de presión acústica bajos, entre 30 y 60 dB, se inician las molestias psíquicas de
irritabilidad, pérdida de atención y de interés, etc.

A partir de 60 dB y hasta los 90 dB aparecen las reacciones neurovegetativas, como el incremento de
la tensión arterial, la vasoconstricción periférica, la aceleración del ritmo cardíaco, el estrechamiento
del campo visual, la aparición de la fatiga, y para largos períodos de exposición puede iniciarse la
pérdida de la audición por lesiones en el oído interno, etc. A los 120 dB se llega al límite del dolor y a
los 160 dB se puede producir la rotura del tímpano.

Independientemente de estas afecciones, se ha establecido que las exposiciones prolongadas en
ambientes ruidosos, provoca el debilitamiento de las defensas del organismo frente a diversas
dolencias, sobre todo cuando el sujeto posee predisposición a las mismas, úlceras duodenales,
neurosis, etcétera.

Aun sin alcanzar los niveles críticos que ponen en peligro al sujeto, el ruido también baja el
rendimiento intelectual. Miller (1974) mostró los efectos negativos del ruido en función de la

Sistema

Función

Referencias

Nervioso Central:

Desincronización del EEG.

Anticaglia, 1970

Hyperreflexia

Nervioso Autónomo:

Dilatación pupilar

Jansen, 1969

Extensión de respuesta galvánica de la piel

Atherley, 1970

Visión:

Estrechamiento del campo

Benko, 1962

Acomodación lenta

Anticaglia, 1970

Vestibular:

Nistagmus

Dickson, 1951

Equilibrio inestable

Anticaglia, 1970

Cardiovascular:

Hipertensión diastólica pasajera

Jansen, 1969
Anticaglia, 1970
Mosshov, 1976

Vasoconstricción periférica

Anticaglia, 1970

Presión arterial inestable

Shalatov, 1962

Hipotensión

Burgard, 1953

Corteza adrenal:

Campos contradictorios en 17

Argüelles, 1962/70

(cetosteroides urinarios, plamáticos, y recuento

Bugard, 1953

de cosinófilos, neutrófilos y linfocitos)

Artherley, 1970

Médula adrenal:

Aumento de adrenalina y noradrenalina en la orina

Argüelles, 1970

Digestivo:

Hiposecreción salival y gástrica.

Anticaglia, 1970

Digestión lenta

Respiratorio:

Alteración del ritmo

Anticaglia, 1970
Kryter, 1970

Tabla 5.10 Funciones orgánicas alteradas por estimulación con ruidos

© Los autores, 2001; © Edicions UPC, 2001.

5 Confort sonoro

199

complejidad de la tarea. Así pues, debe prestarse atención a todas las facetas del ruido en relación a
los requerimientos de la tarea que implica cualquier tipo de actividad.

Si bien no está totalmente definido cómo afecta el ruido a las diferentes actividades laborales, parece
probado para Broadbent y Jerison que el ruido provoca degradación en:

–Tareas de vigilancia
–Tareas mentales complejas
–Tareas que requieren habilidad y destreza
–Tareas que requieren altos niveles perceptivos
–Tareas psicomotrices complejas

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->