Oscurantismo (del latín obscurans , «oscurecimiento») es la práctica de prevenir de forma deliberada que hechos o detalles de algún asunto se den

a conocer. Histórica e intelectualmente tiene dos sentidos comunes : 1) restricción u oposición a la difusión del conocimiento al público y, 2) oscuridad deliberada; un estilo abstruso (como a veces se da en la literatura y el arte) caracterizado por una deliberada vaguedad.1 2 3 anti-oscurantista: Johann Reuchlin (1455-1522). El término oscurantismo proviene del título de la sátira del siglo XVI Epistolæ Obscurorum Virorum (Cartas de los hombres oscuros), basada en la disputa intelectual entre el humanista alemán Johann Reuchlin y los monjes dominicos, como Johannes Pfefferkorn, acerca de si se deberían quemar o no todos los libros judíos por no ser cristianos. En 1509, el monje Pfefferkorn había obtenido el permiso de Maximiliano I (1486-1519), emperador del Sacro Imperio Romano, para incinerar todos los ejemplares del Talmud (la ley y la ética judías) de que se tuviese conocimiento en el Sacro Imperio Romano; las Cartas de los hombres oscuros satirizaban a los monjes dominicanos por sus argumentos en favor de la quema de obras no cristianas. En el siglo XVIII, filósofos de la Ilustración utilizaron el término oscurantismo para referirse a los enemigos conservadores, especialmente los religiosos, del progreso de la Ilustración y su concepto de difusión liberal del conocimiento. Por otra parte, en el siglo XIX, para distinguir las variedades de oscurantismo que se encontraban en la metafísica y la teología del «más sutil» oscurantismo de la filosofía crítica de Immanuel Kant y del escepticismo filosófico moderno, Friedrich Nietzsche dijo: «El elemento esencial en el negro arte del oscurantismo no es que quiera oscurecer la comprensión individual, sino que quiere ennegrecer nuestra imagen del mundo, y oscurecer nuestra idea de la existencia».4 Los oscurantistas puede ser en su ámbito privado religiosos, ateos o agnósticos, pero por el servicio a su causa creen que la religión es necesaria porque contribuye al control social de la población . A tal efecto, el oscurantista limita la publicación y difusión del conocimiento, de pruebas que ataquen las creencias establecidas del status quo con las que se rigen la nación –la variedad local de la necesaria mentira piadosa– presentada en EDAD MEDIA La Edad Media, Medievo o Medioevo es el período histórico de la civilización occidental comprendido entre el siglo V y el XV. Su comienzo se sitúa convencionalmente en el año 476 con la caída del Imperio romano de Occidente y su fin en 1492 con el descubrimiento de América,1 o en 1453 con la caída del Imperio bizantino, fecha que tiene la ventaja de coincidir con la invención de la imprenta (Biblia de Gutenberg) y con el fin de la Guerra de los Cien Años. Actualmente los historiadores del periodo prefieren matizar esta ruptura entre Antigüedad y Edad Media de manera que entre los siglos III y VIII se suele hablar de Antigüedad Tardía, que habría sido una gran etapa de transición en todos los ámbitos: en lo económico, para la sustitución del modo de producción esclavista por el modo de producción feudal; en lo social, para la desaparición del concepto de ciudadanía romana y la definición de los estamentos medievales, en lo político para la descomposición de las estructuras centralizadas del Imperio romano que dio paso a una dispersión del poder; y en lo ideológico y cultural para la absorción y sustitución de la cultura clásica por las teocéntricas culturas cristiana o islámica (cada una en su espacio).2

entre la Edad Antigua identificada con el arte y la cultura de la civilización grecorromana de la Antigüedad clásica y la renovación cultural de la Edad Moderna -en la que él se sitúa. y un aletargamiento social y económico secular (que a su vez se asocia con el feudalismo en sus rasgos más oscurantistas. sin una clara diferenciación con la Antigüedad Tardía). tanto antiguas como modernas. la brujería se ha relacionado frecuentemente con la creencia en el Diablo. conocimientos prácticos y actividades atribuidos a ciertas personas llamadas brujas (existe también la forma masculina. la superstición y el miedo milenarista alimentado por la inseguridad endémica. a los presuntos o presuntas practicantes. la violencia y la brutalidad de guerras e invasiones constantes y epidemias apocalípticas. brujos. De forma general. de una conspiración del Demonio para acabar con la Cristiandad. fue la idea.5 La caza de brujas es la búsqueda de brujos.que comienza con el Renacimiento y el Humanismo. aunque es menos frecuente) que están supuestamente dotadas de ciertas habilidades mágicas que emplean con la finalidad de dañar. brujas o evidencias de brujería. Algunas teorías2 relacionan la brujería europea con antiguas religiones paganas de la fertilidad. y Baja Edad Media (siglo XI a siglo XV). Base para la persecución masiva de mujeres (puntualmente también menores y hombres e incluso animales) por la Iglesia y sobre todo por la justicia civil. La popularización de este esquema ha perpetuado un preconcepto erróneo: el de considerar a la Edad Media como una época oscura. eBrujería es el grupo de creencias.Suele dividirse en dos grandes períodos: Temprana o Alta Edad Media (siglo V a siglo X. aunque ninguna de ellas ha . extendida entre teólogos y juristas. a un juicio y finalmente a una condena. especialmente durante la Edad Moderna. la Plena Edad Media (siglo XI al siglo XIII). sin apenas valor por sí mismo. Las cazas de brujas todavía ocurren en la actualidad y suelen clasificarse dentro del llamado pánico moral. que a su vez puede dividirse en un periodo de plenitud. 1688). que llevaba a acusar a la persona afectada de brujería. y los dos últimos siglos que presenciaron la Crisis de la Edad Media o del siglo XIV. la ignorancia. sumida en el retroceso intelectual y cultural. La caza de brujas como fenómeno generalizado es característica de la Europa Central a inicios de la Época Moderna. la teocracia. o incluso asesinado.3 el concepto de Edad Media nació como la segunda edad de la división tradicional del tiempo histórico debida a Cristóbal Cellarius (Historia Medii Aevi a temporibus Constantini Magni ad Constaninopolim a Turcis captam deducta (Jena. En el Occidente cristiano. Sería un periodo dominado por el aislamiento. el término ha llegado a denotar la persecución de un enemigo percibido (habitualmente un grupo social no conformista) de forma extremadamente sesgada e independiente de la inocencia o culpabilidad real.1 La creencia en la brujería es común en numerosas culturas desde la más remota antigüedad. y las interpretaciones del fenómeno varían significativamente de una cultura a otra. tal como se definió por los revolucionarios que combatieron el Antiguo Régimen).4 quien la consideraba un tiempo intermedio. en que se desató en Europa una obsesión por la brujería que desembocó en numerosos procesos y ejecuciones de brujas (lo que se denomina "caza de brujas"). Aunque hay algunos ejemplos de utilización previa. Muchas culturas. han reaccionado de forma puntual a las acusaciones de brujería con miedo supersticioso y han castigado.

Si bien éste es el concepto más frecuente del término "bruja". en determinadas sociedades. desde el siglo XX el término ha sido reivindicado por sectas ocultistas y religiones neopaganas. y forman parte de la cultura popular. . l discurso político por el filósofo de la Grecia Clásica Platón en el 380 aC. para designar a todas aquellas personas que practican cierto tipo de magia. a los magos o chamanes. sea esta maléfica (magia negra) o benéfica (magia blanca). Las brujas tienen una gran importancia en el folclore de muchas culturas. o bien a los adeptos de una determinada religión. como la Wicca.podido ser demostrada. Un uso más extenso del término se emplea para designar.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful