Está en la página 1de 28

Capítulo 2: Muestras de orina

El análisis de muestras de orina para detectar parási - tos es relativamente fácil en comparación con el análi- sis de materia fecal. Existen pocos parásitos del tracto urinar io que ocurren comúnmente en los per ros y ga- tos; estos pertenecen a la especie capilaria y son Pear- sonema plica y P. Feliscati. En general, no se encuen - tran otros huevos de parásitos en la orina de los pe - r ros y gatos. En raras ocasiones, los perros se infectan con Dioctophyme renale, el cual produce los huevos encontrados en la orina. En muy pocos casos, se ha encontrado que los gatos tengan nemátodos típicos de vida libre, Pelodera strongyloides, que se multipli- can dentro de la or ina de la vejiga. En las áreas donde la prevalencia de infección por Dirofilaria immitis es alta, es posible encontrar microfilarias dentro de la or ina de los per ros. Los sólidos de la or ina se deben concentrar mediante sedimentación centrífuga y el sedimento se debe lavar con solución salina (Figura 2.1). Luego, el sedimento se puede examinar en una preparación húmeda para detectar la presencia de cualquiera de estos estadíos parásitos.

Fi g ur a

2. 1

L a

sed i me n ta ci ó n

ce n trí f ug a s

imp l e

se g ui da

d el

ex ám e n de l pe l le t de sp

u és de l a

de ca nt a ci ón , po r l o ge ne r a l,

p r o p o r c i o n a r á

l

a

m e j o r

p o s i b i l i d a d

d e

é x i t o

e n

l a

r ec up er a ci ó n e i de n ti f ic ac ió n d e p ar á si t os

Capítulo 2: Muestras de orina El análisis de muestras de orina para detectar parási - tos
Capítulo 2: Muestras de orina El análisis de muestras de orina para detectar parási - tos

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

25

Capítulo 3: Muestras de sangre

Se puede examinar la sangre para detectar parásitos uti-

lizando va rios métodos cuya elección depende en gra n

medida del objetivo del análisis.

Cuando se buscan or-

ganismos vivos como por ejemplo micro fi l a rias o tri p a- nosomas que se espera que estén vivos y presentes en n ú m e ros re l a t i vamente import a n t e s , la mejor elección es colocar una gota de sangre fresca sobre un port a o b- jetos y examinarla para detectar organismos re p t a n t e s .

En infecciones por Babesia y Cytauxzoon, los estadíos en la sangre típicamente no se mu even excepto dentro de las células sanguíneas de las cuales son parásitos. Por lo tanto, la detección de estos parásitos se logra ha- bitualmente por el exámen de películas de sangre teñi- d a s . Estos parásitos se ven mejor cuando se tiñe la san-

gre con una tinción Romanov s ky, como por ejemplo G i e m s a , si bien con frecuencia se pueden obtener re-

sultados adecuados utilizando los p a ra tinción de sangre .

métodos de ru t i n a

En el caso de infecciones fi l a riales en las cuales se en-

c u e n t ran métodos

micro fi l a rias en sangre , se han desarro l l a d o

para concentrar

las micro fi l a rias mediante el

lisado de los glóbulos ro j o s . Los dos métodos que utili- zan esta técnica de rutina son la prueba de Knott y la técnica de membra n a . El desarrollo de mu chas pru e b a s in situ de los antígenos y anticuerpos del paciente ha dado como resultado el exámen de la sangre en mu- chas ocasiones mediante la aplicación directa de sangre e n t e ra , plasma o suero a dive rsos dispositivos que lue- go se examinan a través de dive rsas tecnologías de cap- t u ra y visualización de antígenos o anticuerpos. E s t o s va riados kits para detección de antígenos y anticuerpos p a ra usar con sangre pasan por etapas muy rápidas de d e s a r ro l l o , m e j o ramiento y cambio.

Capítulo 3: Muestras de sangre Se puede examinar la sangre para detectar parásitos uti- lizando va

F ig ur a

3. 1:

L a

col oca ció n de

u na

p eq ueñ a

go ta

d e

san gr e

s o b r e u n p orta obj et os

e s un m ét od o ex cel ent e p ar a

m i c ro fi la rias si est án pr e sen tes , c

ual qu ie ra se a l a

e ncon tra r

can ti dad .

No hay n ad a má s r e c o n f o rta nte qu e pr ep ar ar l os po rt a o b j e t o s

y v er mi cr of il aria s re pt ant es . Ta mb ié n es u na form a ba st ant e

b ue na

d e

di st in gui r

l as

m ic ro fi la rias

d e

Diro fi lari a

imm it is

( qu e se m ues tran

a qu í) d e

la s de Dip et al one ma r e c o n d i t u m ;

é sta s úl tima s son

cap aces d e i mp uls ar se co n fa ci li dad en l a

que

la s mi cr of il aria s de

Dirof il ari a imm it is

s a n g re mi en tras

t ie nd en só lo n c o n t r a r

e

a mo ver se. Un hal la zgo a ún m ás i nt er esa nte es

a l g o

c

o m o u n t ri p a n o s o m a e n u n a d e e s t a s

p

re p a r a c i o n e s .

Por lo tanto, el uso de la pre p a ración húmeda para

 

d i agnosticar

estas infecciones con frecuencia tampoco

vale la pena. Sin embargo , es ex t remadamente gra t i fi-

PREPARACIÓN HÚMEDA PARA

cante cuando

se espera encontrar Diro fi l a ria immitis y

MICROFILARIAS Y TRIPANOSOMAS

el exámen de una gota de sangre revela una gran canti- dad de larvas reptantes sobre el port a o b j e t o s .

La colocación de una pequeña gota de sangre debajo de un microscopio pro p o rciona un medio rápido para

d i agnosticar infecciones por tripanosomas

o nemáto-

dos fi l a rioides si hay estadíos suficientes circulando en la sangre en el momento del exámen (Fi g u ra 3.1). E n

aquellos lugares del mundo donde el parásito Diro fi l a-

ria immitis es muy común, el exámen de

una pre p a ra-

ción húmeda con una pequeña cantidad de sangre so- b re un cubreobjetos por lo ge n e ral será un método muy sensible y poco costoso para detectar infe c c i o n e s . Sin embargo , con la baja prevalencia y la gran cantidad de perros incluidos en pro gramas preve n t i vos para Di- ro fi l a ria immitis en gran parte de los Estados Unidos, l a p re p a ración húmeda con frecuencia no es una técnica

altamente pro d u c t i va . Los tripanosomas solo se en- c u e n t ran ra ramente en los perros en la mayoría de los

l u g a res del mundo y el Tr ypanosoma cruzi

está con

f recuencia presente en la sangre en niveles muy bajos.

TÉCNICA DE KNOTT

La técnica de Knott es un método utilizado para examinar una mayor cantidad de sangre para detección de micro fi l a rias que la cantidad que es posible analizar con la pre p a ración húmeda (por lo ge n e ra l , 1 ml de s a n gre para la técnica de Knott comparado con 0,02 ml para la pre p a ración húmeda). La técnica se basa en el hecho de que las soluciones hipo-osmóticas causarán la lisis de los glóbulos rojos sin afectar a las m i c ro fi l a ri a s . La prueba se ha realizado de rutina con fo rmol al 2% para lisar los glóbulos rojos y fijar las m i c ro fi l a rias para su posterior exámen (Fi g u ra 3.2). L o s e rro res típicos que cometen los principiantes son pre- p a rar el fo rmol al 2% en solución salina en lugar de agua y usar fo rmol al 10% en lugar de fo rmol al 2% ; ambos erro res hacen que se fijen los glóbulos rojos en

Capítulo 3: Muestras de sangre Se puede examinar la sangre para detectar parásitos uti- lizando va

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

27

lugar de que se lisen, lo cual anula el propósito de la pru e b a . Una vez que se han lisado las células, los gló- bulos blancos y cualquier micro fi l a ria que esté pre s e n- te se concentran mediante el uso de la centri f u g a c i ó n ( Fi g u ra 3.3). Por lo ge n e ral en estas mu e s t ra s , las micro fi l a rias están teñidas con azul de metileno; se agrega una gota al sedimento (es mejor usar una gota muy pequeña, de lo c o n t ra rio habrá mu cho precipitado en una mu e s t ra de color azul muy oscuro) o se pre p a ra fo rmol al 2% con la tinción diluida. No siempre es necesario agregar fo rmol o tinción si el técnico que examina sabe qué es lo que busca en la p re p a ra c i ó n . Los glóbulos rojos pueden lisarse con

ag u a , el tubo puede centri f u g a rse y el

sedimento puede

vo l ver a suspenderse en una pequeña cantidad de solu- ción salina, lo cual producirá un sedimento que se pue- de examinar para detectar micro fi l a ri a s . El único pro- blema es que las micro fi l a rias no se teñirán y apare c e- rán solo como pequeñas y delgadas líneas ve rm i fo rm e s con un ex t remo redondeado y el otro muy puntudo ( Fi g u ra 3.4). El diámetro de la micro fi l a ria es casi igual al de un glóbulo ro j o . Sin embargo , las micro fi l a rias son

más fáciles de identificar cuando se agrega tinción con azul de metileno (Fi g u ra 3.5).

lugar de que se lisen, lo cual anula el propósito de la pru e b a

Figura 3.2: Se transfiere 1 ml de sangre, ya sea fresca,

t r a t a d a

c o n

ác i d o

e d é t i co

(EDTA) o con heparina, a 10 ml de formol al 2%, lo cual hace que se lisen los glóbu - los r ojos.

lugar de que se lisen, lo cual anula el propósito de la pru e b a

Figura 3.3: Una vez que se ha d ejad o re posar la muest ra durante 5 a 10 minutos para permitir que los glóbulos ro- jos se lisen y para darle tiem- po a las microfilarias para que el formol las fije, se cen-

trifuga el tubo para recolec- tar los glóbulos blancos y las m i c rofilarias en el sedimento. Con frecuencia se agrega una pequeña cantidad de tinción de metileno al sedimento pa- ra ayudar en la visualización de las microfilarias.

lugar de que se lisen, lo cual anula el propósito de la pru e b a

Figura 3.4: El sedimento se puede examinar sin tinción y las mi - crofilarias se pueden identificar como estructuras delgadas si - milares a un cabello con colas en punta. De hecho, se puede realizar el análisis sin usar formol y las microfilarias aún esta - rán reptando si la preparación se examina rápidamente una vez que se ha formado el sedimento. Originalmente, esta prueba se desarrolló para mirar las muestras transcur ridos varios días y hasta semanas después de haber sido tomadas en el campo y la tinción se agregaba de modo tal que los diversos tipos de mi - crofilarias que se presentan comúnmente en los seres humanos pudieran ser distinguidos.

lugar de que se lisen, lo cual anula el propósito de la pru e b a

Figura 3.5: Con la tinción de azul de metileno agregada, los nu - merosos núcleos dentro de las microfilarias fijadas están teñi - dos de azul haciendo que sea más fácil identificar las microfi - larias. Se debe tener cuidado de no agregar demasiada tinción, de lo contrario la muestra será demasiado oscura para exami -

narla con facilidad.

lugar de que se lisen, lo cual anula el propósito de la pru e b a
  • 28 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

TÉCNICAS DE MEMBRANA

Otra técnica para examinar sangre y detectar microfilarias es el uso de un filtro de membrana (Difil- Test®; EVSCO Phar maceuticals). Con este método, las células sanguíneas se lisan de manera muy similar a lo que ocur re en la pr ueba de Knott. Luego, en lugar de que la muestra se concentre utilizando centrifugación, la sangre lisada es forzada a través de un filtro de membrana. A contin uación, se toma el filtro y se lo coloca sobre el portaobjetos del microscopio debajo de un cubreobjetos para examinarlo. La pr ueba puede ser muy sensible y captura todas las microfilarias que se encuentran en el mililitro de sangre sobre la membrana. Una vez más, como con la técnica de Knott, las microfilarias se pueden examinar con o sin tinción.

EQUIPOS PARA PRUEBA DE ANTÍGENOS

Las pr uebas de antígenos por lo general son capaces de discr iminar entre infecciones por Dirofilaria immitis y Dipetalonema reconditum, y esto hace que la necesidad de diferenciación microscópica de estas dos microfilarias que viven en la sangre sea menos importante que hace unos años. Estas pruebas pueden a veces dar resultados falso-negativos cuando la carga de helmintos adultos de Dirofilar ia immitis es

bastante baja pero también a veces cuando hay un gran número de microfilarias circulando. Por lo tanto, en los perros con histor ias desconocidas, siempre es mejor realizar las pruebas para detección de microfilarias y una pr ueba para detección de antígenos. Debe recordarse también que alrededor del 20% de los perros con Dirofilaria immitis tienen infecciones "ocultas", es decir, infecciones sin microfilarias circulantes. En estos casos y en los perros que han estado recibiendo tratamientos preventivos con avermectina, las pr uebas para detección de antígenos son las prefer idas para determinar si un per ro tiene una infección por Dirofilaria immitis.

FROTIS DE SANGRE TEÑIDA

Los frotis de sangre de rutina, teñidos por la mayoría de los laborator ios, son capaces de revelar la presencia de parásitos. Estos métodos son los más confia bles para diagnosticar babesiosis o cytauxzoonosis, sin embargo, se están desarrollando pruebas de antígenos para babesiosis que es probable que suplanten al frotis de sangre de rutina con este propósito. Estas pruebas también funcionarán bien para la tripanosomiasis, sin embargo, con frecuencia hay cantidad insuficiente de protozoos lo cual hace que el diagnóstico sea difícil.

TÉCNICAS DE MEMBRANA Otra técnica para examinar sangre y detectar microfilarias es el uso de un

Nestlé Purina Pet Care

Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

29

Capítulo 4: Muestras de tejido

RASPAJE DE PIEL

Un raspaje de piel para detectar los ácaros de las es- pecies Sarcoptes sca biei, Notoedres cati, o Demodex se realiza mejor utilizando un bisturí y una pequeña cantidad de aceite mineral (Figura 4.1). Para los Sar- coptes y Notoedres, es necesar io raspar bastante pro- fundo tal vez sacando una pequeña cantidad de san-

gre del lugar donde se realiza el raspaje.

Las costras a

veces pueden ser un poco gruesas y puede ser nece- sario separarlas y romperlas en el portaobjetos me- diante el uso de finos fórceps o un par de sondas den- tales de acero ino xidable (Figura 4.2). Una vez que se separa el mater ial, se puede agregar un cubreobjetos y examinar la preparación con el microscopio. Con fre- cuencia los ácaros estarán en movimiento, lo cual ha- ce que sea relativamente fácil distinguirlos.

Capítulo 4: Muestras de tejido RASPAJE DE PIEL Un raspaje de piel para detectar los ácaros

Figura 4.1: Los materiales necesarios para realizar un raspaje de piel son aceite mineral, fórceps, bisturí, portaobjetos para microscopio y cubreobjetos.

El método para examinar el material ceroso de los oí- dos de animales con sospecha de ácaros de los oídos es similar. Los adultos de Sarcoptes y Notoedres son mucho más pequeños que los Otodectes, por lo tanto es necesario buscar estos parásitos con un poco más de cuidado.

FROTIS DE PIEL Y ASPIRADOS DE MÉDULA ÓSEA

La tinción de células de la piel y aspirados de médula ósea con Diff-Quik que se hace de r utina puede de- mostrar los estadíos de amastigota de los tr ipanoso- mas y Leishmania. La cuidadosa tinción de estas pre- paraciones con Giemsa u otras tinciones hematológi- cas mejorará la definición de los parásitos dentro de la célula huésped en la cual se encuentran.

Capítulo 4: Muestras de tejido RASPAJE DE PIEL Un raspaje de piel para detectar los ácaros

Figura 4.2: Al realizar el raspaje de piel, puede ser necesario raspar hasta que salga un poco de sangre del lugar donde se

realiza el raspaje. Esto ocurre especialmente cuando se trata con Sarcoptes scabei que viven a mayor profundidad. La hoja del bisturí se sumerge en el aceite mineral y luego se lo usa para raspar la piel. Algunas de las costras pueden ser bastante duras y esto puede requerir que se las separe con los fórceps antes de aplicar el cubreobjetos al portaobjetos con el material.

Capítulo 4: Muestras de tejido RASPAJE DE PIEL Un raspaje de piel para detectar los ácaros

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

31

Parte II

Capítulo 5: Parásitos detectados en las heces - Estudio de casos

Plan diagnóstico CASO 1 Descripción. Per ra de raza mestiza de dos meses de vida. Tomar
Plan diagnóstico
CASO 1
Descripción. Per ra de raza mestiza de dos
meses de vida.
Tomar una muestra de materia fecal para el exámen
simple de detección de huevos de parásitos. Se tomó
una pequeña porción de heces del recto y se realizó
un análisis por f lotación estacionar ia con nitrato de
sodio. A los 10 minutos, se examinó la muestra y se
encontró que contenía gran cantidad de huevos de T.
Canis.
Historia. Adoptada dos semanas antes de un
refugio local, la cachor ra había recibido
vacunas iniciales y ha bía sido desparasitada con
embonato de pirantel (Nemex®; Pfizer). La
cachor ra había estado aler ta y saludable, pero
durante los dos últimos días se había vuelto
letárgica y anoréxica y no se había obser vado
que defecara durante ese período. Las heces
obser vadas cerca del ano eran oscuras y
blandas; los dueños no obser varon materia
fecal líquida.
Diagnóstico: Toxocara canis
Se podrían haber realizado varias otras pruebas que
también habrían recuperado los huevos de T. Canis.
Probablemente una prueba de f lotación centrífuga
habría recuperado los huevos en situaciones con ba-
jos recuentos de hue vos en las cuales la f lotación es-
tacionar ia podría haber sido negativa. Por otro lado,
con gran cantidad de huevos presentes, es probable
que un frotis directo de las heces ha bría sido tan exi-
toso como cualquiera de los métodos de concentra-
ción para revelar la presencia de huevos.
Resultado
Exámen físico. La cachorra estaba deprimida y,
a excepción de esto, su estado físico era bueno.
El recorr ido de los intestinos se sentía
engrosado y era marcadamente palpa ble. Las
membranas mucosas aparecían un poco
pálidas, lo cual sugería una leve anemia.
Evaluación inicial. La histor ia de esta cachorra y
la presencia del recorrido de los intestinos
engrosado llevaron al clínico a sospechar de
una infección por helmintos adquiridos en el
momento del nacimiento, los que se descar tan
más típicamente son ancylostomas (gusanos
con for ma de gancho), nematelmintos (gusanos
redondos) o ambos. El recor rido engrosado de
los intestinos sugería infección por
nematelmintos (Toxocara canis) pero la leve
anemia sugería infección por ancylostomas
(Ancylostoma caninum).
Se trató a la cachorra con prazicuantel / embonato de
pirantel / febantel (Drontal® Plus; Bayer) y eliminó
una gran cantidad de parásitos. El tratamiento ante-
r ior con embonato de pirantel probablemente había
logrado eliminar la mayoría de los helmintos adultos
presentes en ese momento, pero se espera ba que más
helmintos hubieran migrado y se hubieran desar rolla-
do en el intestino provenientes de sitios recluidos en
el hígado y los pulmones donde ha bían estado aloja-
dos desde antes del nacimiento de la cachorra.
Se
Diagnóstico presuntivo. Severa infección por
nemátodos, probablemente nematelmintos.
planificó comenzar un tratamiento pre ventivo de r uti-
na para Dirofilaria immitis que incluía el control de
infecciones por nematelmintos.
Se infor mó a los dueños que ha bía altas probabilida-
des de que las áreas del patio donde había defecado
la per ra estuvieran contaminadas con grandes canti-
dades de hue vos de T. Canis. Habían comprado a la ca-
chorrita como compañía para sus hijos, por lo tanto
se advir tió a los dueños sobre la necesidad de tratar
de limpiar todo el lugar ya sea eliminando o tapando
el suelo contaminado o evitando de alguna for ma el
acceso al lugar contaminado par a reducir las posibili-
dades de transmisión zoonótica.
Figura 5.1: El huevo de Toxocara canis es un buen huevo para usar como re f e rencia pa-
ra re c o rdar por su tamaño; es apenas
más grande que la longitud del eje longitudinal
del Ancylostoma caninum y tiene un diámetro que es casi igual a la longitud del eje
longitudinal de los huevos de Trichuris vulpis y Uncinaria stenocephala. Debajo de un
objetivo de 10X en la mayoría de los microscopios que se usan para diagnóstico, la dis-
tancia a través del campo de visión es de aproximadamente 1,8 a 2 mm, o 1800 a 2000
µm. El huevo de T. Canis tiene un diámetro aproximado de 80 µm (el de T. Cati tiene un
d i á m e t r o levemente menor, alrededor de 70 µm de diámetro), por lo tanto, debajo de
un objetivo de 10X, entrarán entre 22 y 25 huevos de T. Canis en el campo de visión.
Debajo del objetivo de 40X, el campo de visión es de aproximadamente 450 a 500 µm,
por lo tanto solo alrededor de 6 de estos huevos entrar án en una línea a lo lar go del
campo de visión. El otr o buen marco de re f e rencia son los quistes de Giardia canis o
G. Cati. Estos quistes tienen una longitud aproximada de 10 µm o alrededor de un dé-
cimo del diámetro de un huevo de T. Canis. Por lo tanto, debajo de un objetivo de 40X,
se podrán ver 60 quistes de Giardia alineados a lo largo del campo de visión.
Capítulo 5: Parásitos detectados en las heces - Estudio de casos Plan diagnóstico CASO 1 Descripción.

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

35

Plan diagnóstico CASO 2 Descripción. Macho cruza de La brador Retriever y Pastor Alemán de aproximadamente
Plan diagnóstico
CASO 2
Descripción. Macho cruza de La brador
Retriever y Pastor Alemán de aproximadamente
dos años.
Historia. Los dueños ha bían adoptado al perro
en un refugio en Illinois y lo habían llevado al
hospital veterinario para castrarlo con un
cupón que les había dado el r efugio y para
comenzar con su programa de rutina para la
salud de la mascota. No se conocían más
antecedentes del per ro.
Exámen físico. El perro parecía estar
perfectamente sano a excepción de algunas
cicatrices en la oreja derecha. Se obser vó que
tenía buen apetito y que la mater ia fecal era
nor mal. No presentaba signos de ácaros en los
oídos y la piel se veía nor mal. Una leve
gingivitis sugería que el perro necesitaba una
limpieza dental e iniciar cuidados dentales de
r utina.
Era necesario examinar al per ro para detectar una
potencial infección por Dirofilaria immitis antes de
comenzar la terapia pre ventiva. Como no se conocía
la historia, se realizó un exámen fecal de rutina
utilizando el procedimiento de f lotación con azúcar.
También se realizó un hemograma de r utina.
El hemograma dio resultados nor males y las pruebas
de Dirofilaria immitis, antígenos y Knott dieron
resultado negativo. El exámen de la materia fecal
re veló huevos de Toxocara canis, Ancylostoma
caninum, Uncinaria stenocephala, Trichuris vulpis y
un hue vo redondo con cáscara marrón gruesa y
rugosa que se parecía un poco a T. Canis. El exámen
más detallado de la muestra y la comparación de los
hue vos con imágenes de textos y de Inter net
re velaron que era un huevo de Baylisascaris
procyonis. Baylisascaris procyonis es un parásito
típico de los mapaches, sin embargo se han
encontrado infecciones con las formas adultas de este
parásito en los per ros, en especial en el Medio Oeste
de los Estados Unidos.
Diagnóstico: Baylisascaris procyonis y otros
nemátodos intestinales
Evaluación inicial. El perro era joven y sano,
pero tenía una histor ia virtualmente
desconocida. Los dueños quisieron iniciar los
cuidados de r utina para su mascota, incluso la
prevención de Dirofilaria immitis y las vacunas
de r utina. Los dueños tenían otros per ros y se
sa bía que cumplían bien con los tratamientos
recomendados y el cronograma de visitas para
las otras mascotas.
Baylisascaris procyonis y otros nemátodos intestinales
Una vez más, al igual que con los hue vos de T. Canis
en el Caso 1, cualquiera de los métodos de
concentración utilizados de r utina probablemente
habría revelado la infección en este perro. Sin
embargo, las pr uebas que utilizan nitrato de sodio,
sulfato de zinc y sulfato de magnesio tienen la
desventaja de que los portaobjetos tienden a secar se
y que la solución de f lotación se cristaliza bastante
rápido. Por lo tanto, es difícil conser var el
portaobjetos durante mucho tiempo cuando se
encuentra algo poco usual.
En la mayoría de los
hue vos de helminto (que no sean las tenias de
Diagnóstico presuntivo. Per ro nor mal.
Difilobotridios y muchos de los huevos de
trematodos más grandes), el portaobjetos preparado
para la f lotación con azúcar se puede examinar con
cuidado con frecuencia durante una semana después
de haber sido preparado. Se necesita tener cuidado
de mantener el por taobjetos en una cámara húmeda
Figur a 5.2: Huevo de Baylisascaris procyonis en heces de perro. Este huevo es
levemente más pequeño que los huevos de Toxocara canis y Toxascaris leonina, tiene
una cáscara marrón gruesa y por lo general se elimina con una célula simple. El
exterior rugoso de la cáscar a del huevo no tiene un patr ón como la cáscara de los
huevos de T. Canis y es rugoso y oscuro comparado con la cáscara del huevo de T.
L
e o n i n a .
Plan diagnóstico CASO 2 Descripción. Macho cruza de La brador Retriever y Pastor Alemán de aproximadamente
  • 36 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

y en el refr igerador cuando no se está examinando la muestra. Es mejor dejar que la muestra y su recipiente se calienten a temperatura ambiente antes del exámen porque de lo contrario la condensación sobre el cubreobjetos no per mitirá al principio la visualización del mater ial debajo del cubreobjetos; sin embargo, esta condensación desaparecerá con un poco de paciencia. Dichos portaobjetos, si son inmovilizados, pueden enviarse por correo para que los examinen otros profesionales. Se debe recordar que si el portaobjetos está a temperatura ambiente durante mucho tiempo los huevos de ancylostomas comenzarán a desarrollarse. Al principio serán muy claros a medida que se forma la lar va pero finalmente pueden romper la cáscara. Por lo tanto, si bien se pueden leer los por taobjetos durante varios días una vez que se han preparado, siempre es mejor examinarlos el mismo día que se los prepara si fuera posible.

Resultado

Se trató a los perros con fenbendazole (Panacur®; Inter vet) durante tres días, y esta droga eliminó todos los nemátodos intestinales. Luego se le administró al per ro una dosis preventiva para Dirofilaria immitis. Se controlaron las heces después de dos semanas de tratamiento y no se encontraron hue vos. Baylisascaris procyonis ha sido responsable de graves enfer medades neurológicas y muerte de varios niños en los Estados Unidos. Se cree que estos casos han estado relacionados con niños que habían contraído

grandes cantidades de huevos por contacto con suelo contaminado con heces de mapache. También se ha registrado enfermedad neurológica en más de 100 especies de aves y mamíferos que han ingerido los huevos de este parásito. Los mapaches por lo general defecan siempre en los mismos lugares que se denominan "letrinas de mapache." Por lo tanto, la enfermedad en los niños tiende a producir se cuando han inger ido de alguna for ma suelo de estos lugares o han colocado objetos en ellos o se han puesto los dedos en la boca y éstos han estado en contacto con el suelo u otro cubre suelo presente en estos lugares. A medida que aparecen más y más perros infectados, la preocupación es que puede haber más casos de infección de seres humanos por este parásito. El perro, a diferencia del mapache, es un animal que defeca en lugares indiscriminados y por esto causará una mayor disper sión de los hue vos en sus heces en áreas más frecuentadas por personas. No se sabe con seguridad cómo los perros se infectan con este parásito, pero se cree que se infectan al comer roedores u otros animales que han ingerido los huevos en for ma parecida a la que se infectan los mapaches adultos. El huevo de B. Procyonis es tan resistente como los de T. Canis, por lo tanto la limpieza completa del suelo es una tarea muy difícil. Los huevos de estos parásitos probablemente pueden sobrevivir en el suelo en la mayoría de los climas durante var ios años.

y en el refr igerador cuando no se está examinando la muestra. Es mejor dejar que

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

37

CASO 3 Descripción. Gata doméstica de pelo cor to esterilizada de tres años. Historia. El dueño
CASO 3
Descripción. Gata doméstica de pelo cor to
esterilizada de tres años.
Historia. El dueño de la gata infor mó que su
mascota es una gata de interior-exterior sana.
Sin embargo, el dueño había encontrado gran
cantidad de esferas similares a semillas de
amapolas en la cama y mantas de la gata. El
dueño llevó a la gata y la gran cantidad de
objetos que parecían semillas al consultorio
para examinarlos y también proporcionó una
muestra de materia fecal para analizar. El dueño
explicó que salvo esto, la gata parecía normal y
sana.
Exámen físico. La gata parecía inteligente y
alerta y tenía buena disposición. El exámen
otoscópico reveló que los conductos auditivos
inter nos eran nor males. Parecía que la gata
tenía un poco de alopecia en la espalda y
signos de suciedad de pulgas, si bien no se
encontraron pulgas.
Evaluación inicial. Parecía ser una gata nor mal
y sana sin ningún signo desfavorable de
infección o lesiones en la piel, a excepción de
un área pequeña en la espalda. Se pensó que la
gata podía estar llena de pulgas, si bien no se
vio ninguna y el dueño infor mó que tampoco
las había visto en su casa.
La gata no esta ba en
un programa de control de pulgas.
Diagnóstico presuntivo. El clínico sospechó
que la gata estaba infectada por una tenia y que
el material que parecía ser semillas eran
proglotidos secos. Otra posibilidad era que el
pequeño material que parecía ser semillas
representaba una for ma de alguna planta o
insecto de vida libre que podría haber
ingresado a la cama por accidente y no era un
agente causante de enfermedad.
Fi g ur a
5 .3 :
S e gm en t os
secos de Dipylidium ca-
ninum que se parecen a
pe q ue ña s se mi l l as r e-
dondas de tamaño simi-
lar al de las semillas de
sésamo. (La muestra es
ge n ti l ez a d e la Dr a .
Jeanne Baines)

Plan diagnóstico

Se preparó una f lotación fecal estacionaria de rutina a par tir de la muestra de materia fecal proporcionada. También se examinaron las "semillas". Algunas de las "semillas" se colocaron en una pequeña cantidad de a gua de la canilla. La f lotación con nitrato de sodio ar rojó resultados ne- gativos. El exámen de las "semillas" reveló esferas du- ras de color amarillo bastante difíciles de describir. Sin embargo, las semillas que se colocaron en agua se expandieron lentamente y se desdoblaron presentán- dose como segmentos de tenia. El detallado exámen de los segmentos reveló que eran segmentos de tenia Dip ylidium caninum, que se puede reconocer por las esferas de huevos contenidas y los orificios laterales reproductivos de a pares

Diagnóstico: Dipylidium caninum

Con frecuencia las soluciones de f lotación no diag- nosticarán infecciones por tenia porque los huevos individuales de la tenia y las esferas de hue vos de Dip ylidium caninum son demasiado pesados para la mayoría de las soluciones, excepto la solución de azú- car, por lo tanto, los hue vos no f lotan sobre la superfi- cie del medio. En Canadá, en el norte del Medio Oeste de los Esta- dos Unidos y en algunas partes de Europa, existe preocupación por el hecho de que los gatos y per ros puedan estar diseminando huevos de tenia que en realidad son huevos de Echinococcus multilocular is. Esta es una infección hepática zoonótica en los seres humanos muy significativa que causará la muer te si no se la trata. El huésped final natural es típicamente el zor ro y el huésped inter medio es un pequeño roe- dor. Si los perros y gatos cazan, existe la posibilidad de que puedan infectar se con este parásito. Por lo tanto, si se observan huevos de tenia en las heces pe- ro nunca se vieron segmentos de ésta, se debe sospe- char de que la infección sea por Echinococcus. Si bien el tratamiento de la gata será el mismo, E. Multi- locularis infecta a las personas pero Taenia taeniaefor- mis del gato casi nunca lo hace.

Resultado

Se trató a la gata sin complicaciones con prazicuan- tel/embonato de pirantel (Drontal) para eliminar to- das las tenias que pudieran estar presentes. También se colocó a la gata en un programa mensual de pre - vención de pulgas. Se infor mó al dueño que era pro- ba ble que hubiera pulgas en la casa porque esta es posiblemente la for ma en que se infectó la gata.

CASO 3 Descripción. Gata doméstica de pelo cor to esterilizada de tres años. Historia. El dueño
  • 38 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

Figura 5.4: Uno de los s egment os secos que ha sido re - Figura 5.5:
Figura 5.4: Uno de los s egment os secos que ha sido re - Figura 5.5:

Figura

5.4: Uno

de

los

segmentos

secos que

ha sido

re -

Figura 5.5: Primer plano del segmento de D. Caninum para

h i dr a ta d o

pa r a

m os t ra r

el

a sp e ct o

ca r ac te rí st ic o

d e

D.

mostrar las esferas de huevos contenidas dentro del segmento.

C a n i n u m . Figura 5.6: Se ha aplastado el segmento para
C
a n i n u m .
Figura 5.6:
Se
ha
aplastado
el segmento
para
liber ar las

esferas de huevos (cinco) dentro del área próxima al segmento.

Figura 5.8: Dos embriones hexacantos individuales de D. Caninum en los cuales se evidencian los ganchos de las lar v a s .

Figura 5.4: Uno de los s egment os secos que ha sido re - Figura 5.5:

Figura 5.7: Vista de una esfer a de huevos simple utilizando m i c roscopía de contraste de interf e rencia diferencial para mostrar el aspecto de los organismos individuales hexacantos d e n t ro de las esfer as de huevos.

Figura 5.4: Uno de los s egment os secos que ha sido re - Figura 5.5:
Figura 5.4: Uno de los s egment os secos que ha sido re - Figura 5.5:

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

39

CASO 4 Descripción. Gato doméstico entero, de pelo corto, de cuatro años. Historia. Este gato sano
CASO 4
Descripción. Gato doméstico entero, de pelo
corto, de cuatro años.
Historia. Este gato sano de inter ior-exterior fue
a la clínica para que se le realizará su chequeo
anual de r utina. El gato tomaba iver mectina
(Heartgard® para Gatos; Mer ial) para prevenir
infecciones por Dirofilaria immitis, ancylosto-
mas y nematelmintos y recibía fipronil (Frontli-
ne®; Merial) para el control de pulgas y gar ra-
patas. El gato estaba f laco y había perdido peso
desde su última visita hace un año. Esta ba al día
con todas las vacunas necesarias.
Exámen físico. El animal se veía nor mal al exa -
minarlo. Las membranas mucosas estaban páli-
das y se sospechaba que pudiera estar un poco
anémico.
Evaluación inicial. Preocupaba la pérdida de
peso en este gato sano. La posible anemia tam-
bién se consideró preocupante debido a su po-
tencial asociación con alguna enfermedad gra-
ve relacionada con la pérdida de peso. Se le rea-
lizó un hemograma y un análisis de mater ia fe-
cal de rutina. Si no se encuentra nada anor mal,
se le realizará una radiografía.
Diagnóstico presuntivo. Inexplicable pérdida
de peso, preocupación por un posible tumor u
otro síndrome subyacente relacionado con la
pérdida de peso y la anemia.

Plan diagnóstico

Se realizó el hemograma y se encontró que el gato presenta ba anemia macrocítica con hemoglobina dis- minuida. El análisis de la mater ia fecal reveló huevos de lo que parecía ser un trematodo o céstodo difilo- botridio. El exámen cuidadoso de los huevos presen- tes en las heces deter minó que era un huevo de Spi- rometra mansonoides. Este hue vo de tenia es morfoló- gicamente muy similar al huevo de trematodo pulmo- nar Para gonimus kellicotti, pero el huevo de Spirome- tra es por lo general levemente menos marrón y tiene una cáscara un poco más fina. Además, con frecuencia el opérculo no aparece tan bien demarcado como ocur re con el Paragonimus.

Diagnóstico: Spirometra mansonoides Los huevos de tenia Spirometra y Diphyllobothr ium, conjuntamente con los trematodos Para gonimus kelli- cotti y Alaria marcianae, con frecuencia f lotarán en solución azucarada, pero también se romperán y/o colapsarán en sí mismos, lo cual los hace en cierta for ma más difíciles de identificar. El problema es que estos son hue vos relativamente pesados comparados con los hue vos de los nemátodos más comunes (por ejemplo, Toxocara y Ancylostoma), y con frecuencia no f lotarán en los medios de r utina que habitualmen- te hacen un trabajo excelente con los nemátodos más comunes. Por desgracia, los rangos de Spiromentra y Paragonimus se superponen en gran parte de los Esta- dos Unidos y esto ayuda a que el diagnóstico sea un poco más difícil.

Resultado

Se trató al gato con una inoculación subcutánea de prazicuantel (Droncit®; Bayer) dada en 6X la dosis de rutina para la especie Taenia y Dip ylidium caninum. Después del tratamiento, el gato mejoró considerable- mente. Recuperó el peso perdido rápidamente y la re- petición del hemograma arrojó valores nor males.

Figur a 5.9: El huevo de este céstodo, Spirometr a mansonoides, se parece al huevo de un trematodo. En esta muestra, el opér- culo difícil de discernir se encuentra en el extremo más puntu- do del huevo. Algunas muestras parecerán ser más alar g a d a s o tendr án extremos más similares en cuanto al tamaño. Los huevos son similares en tamaño a los de las especies Parago- nimus y a veces se deberán examinar varias muestras antes de poder confirmar un diagnóstico.

CASO 4 Descripción. Gato doméstico entero, de pelo corto, de cuatro años. Historia. Este gato sano
  • 40 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

CASO 5 Descripción. Gata doméstica de pelo cor to de dos meses de vida. Historia. Se
CASO 5
Descripción. Gata doméstica de pelo cor to de
dos meses de vida.
Historia. Se llevó a esta gata a la clínica para re-
cibir las vacunas de rutina y para un chequeo
general. El dueño había notado que en los últi-
mos días las deposiciones de la gata eran blan-
das, pero no parecía que el animal tuviera algu-
na otra afección.
Exámen físico. La gata parecía normal y esta ba
atenta y alerta. La temperatura corporal era un
poco elevada (39.5ºC). La palpación del a bdo-
men re veló un recorrido intestinal que parecía
engrosado, pero no demasiado. Los exámenes
otoscópicos y oftalmoscópicos eran normales.
Se realizó un exámen de materia fecal de ru t i n a .
Evaluación inicial. Era una gata relativamente
nor mal con posible enfermedad intestinal in -
fecciosa de etiología desconocida. Había recibi-
do sus pr imeras vacunas y se la lle va ba al vete-
rinario para que recibiera la segunda dosis de
las vacunas para rinotraqueitis viral felina
(FVR), panleucopenia (FPV) y calicivir us felino.
Debido al engrosamiento del recorrido intesti-
nal y las deposiciones líquidas se decidió reali-
zar un exámen de mater ia fecal de rutina. Tam-
bién se tomaron muestras para el cultivo bacte-
riano de las heces.
Diagnóstico presuntivo. Enter itis de etiología
desconocida.

Figura 5.10: En el centro de esta imagen de una flota- ción con azúcar de heces de gato vista con objetivo de

40X, se puede ver un ovoquiste simple

no esporu l a d o

de Toxoplasma gondii. En las muestras de materia fe- cal que no son tan fr escas, el esporoblasto central pue-

de haberse dividido en dos esporoquistes separados.

Plan diagnóstico

Tanto el cultivo de bacterias de las heces como el he- m o grama completo arro j a ron resultados norm a l e s . S e

examinó una mu e s t ra de materia fecal por f l o t a c i ó n

centrífuga de azúcar y se

encontra ron nu m e rosos ovo-

quistes pequeños presentes en la materia fe c a l . Se de- t e rminó que la gata eliminaba ovoquistes que era n m o r fo l ó gicamente indistinguibles de los de Tox o p l a s m a go n d i i . Los gatos pueden eliminar tres ovoquistes que son mu y pequeños e indistinguibl e s . Además de los ovo q u i s t e s de T. G o n d i i , los gatos también pueden eliminar ovo-

quistes de Hammondia hammondi o Besnoitia darlingi . Como las infecciones por T. Gondii son lejos las más co- munes de estas especies que se encuentran en los ga- t o s , es más pro b able que los ovoquistes eliminados sean de T. G o n d i i .

Diagnóstico: Toxoplasma gondii

No se consideró necesario realizar serología para tox o- plasmosis en esta gata porque pro b ablemente suminis- t raría poca info rmación adicional. No hay mu cha info r- mación sobre cuánta reacción cruzada existe entre las p ruebas sero l ó gicas para estas tres especies en los dife- rentes ensayos utilizados para detectar anticuerpo al To- xoplasma en suero de gatos. A d e m á s , la gata pro b abl e- mente se había infectado hacía poco. Después de la in- gestión de ovo q u i s t e s , los gatos no los eliminan hasta después de aproximadamente 3 semanas de haber con- t raído la infección y sólo eliminan ovoquistes dura n t e unos pocos días. La corta edad de esta gata indica que p ro b ablemente adquirió su infección por ingestión de ovoquistes cuando tenía un mes de vida aprox i m a d a- mente y no por ingestión de un ratón o un pájaro infe c- t a d o s . Después de la ingestión de un huésped interm e- dio con bra d i z o i t o s , la gata comenzaría a eliminar ovo- quistes a los 3 o 4 días después de comerse el ra t ó n .

R e s u l t a d o

Se info rmó a los dueños que la gata estaba infe c t a d a con Toxoplasma gondii y eliminaba los ovoquistes en las heces. Se les advirtió que tuvieran cuidado al elimi- nar los desechos de la gata y que desinfe c t a ran los ele- mentos que estuvieran en contacto con los desech o s con agua muy caliente. Se recomendó que se alberg a ra a la gata en la clínica durante los próximos días para que las heces pudieran ser eliminadas del ambiente con cuidado y para poder tomar mu e s t ras adicionales de materia fecal para ve ri ficar que el resultado fuera ne- g a t i vo antes de llevar la gata a su casa. La gata se quedó en la clínica 4 días. Cuando su materia fecal reveló que no había ovoquistes pre s e n t e s , se la mandó a su casa. En la próxima visita, cuando la gata tenía 12 semanas de vida, se la examinó cuidadosamente para detectar la p resencia de signos de toxoplasmosis diseminada (por e j e m p l o : fi e b re , cambios oftalmoscópicos, re c o rrido in- testinal engrosado) y la gata estaba completamente nor- m a l .

CASO 5 Descripción. Gata doméstica de pelo cor to de dos meses de vida. Historia. Se

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

41

CASO 6 Descripción. Gata Abisinia de un año. Historia. La gata presentó períodos recur rentes de
CASO 6
Descripción. Gata Abisinia de un año.
Historia. La gata presentó períodos recur rentes
de mater ia fecal blanda a líquida durante los
últimos meses.
Los reiterados exámenes de
f lotación de mater ia fecal no han dado ningún
agente parásito y los cultivos de bacterias han
sido negativos. La gata recibe selamectin
(Revolution®; Pfizer) en for ma mensual para el
control de Dirofilaria immitis, helmintos
intestinales y pulgas. La gata ha sido tratada en
dos ocasiones empíricamente por infecciones
intestinales entéricas, una vez con una tanda de
metronidazole y otra vez con amoxicilina, sin
obtener ningún efecto. Se colocó a la gata en
un programa de dieta hipoalergénica
especialmente formulada, pero esto tampoco
mejoró los signos.
Exámen físico. La gata parece estar atenta,
alerta y aparentemente goza de buena salud. El
único signo parece ser los variados períodos de
materia fecal blanda a líquida que se presentan
esporádicamente.
Evaluación inicial. Esta es una causa continua
de preocupación para el cliente. Sin embargo,
la gata, de no ser por este signo, parece sana y
no tiene otros signos de enfermedad. Los
análisis de sangre realizados han ar rojado
valores nor males y nunca se informó que
tuviera fiebre durante las visitas.

Plan diagnóstico

C o n t i nuar tratando al animal por las alergias y conside-

rar la posible re fe rencia o consulta para desarrollar una fo rma de intervención que sea cura t i va . D u rante el ex á m e n , la gata defecó una pequeña canti- dad de heces líquidas. Se preparó un frotis directo en una pequeña cantidad de solución salina empleando es-

te materi a l . Se notó que la mu e s t ra queños organismos f l a ge l a d o s .

estaba llena de pe-

Diagnóstico: Infección por tricomonas

Las infecciones por tricomonas no se detectarían en f lotaciones de materia fe c a l ; los parásitos serían destru i- dos por la solución de f lotación hiperosmótica y no f lotarían a la superficie ya sea en la f lotación estaciona- ria o en la f lotación centrífuga. El frotis directo es la fo r- ma más fácil de hacer el diagnóstico porque cuando los organismos se mu eve n , son fáciles de encontra r.

R e s u l t a d o

Se trató la tricomoniasis con una tanda de metro n i d a z o- le combinado con enro f l oxacina (Bay t ri l ® ; B aye r ) . D e s- pués de 2 semanas, p a reció que la consistencia de las heces mejoraba y en ge n e ral parecía que la gata estab a

c u ra d a . Una vez que la materia fecal se hizo más fi rm e , los organismos ya no se detectaron en los exámenes de m a t e ria fecal re a l i z a d o s . Se mantuvo a la gata en su die- ta hipoalergénica y esto también pareció ayudar a man- tener la consistencia apropiada de la materia fe c a l . E l c u l t i vo de materia fecal sería una posibilidad de ve r i fi- car que la gata seguía manteniendo va l o res negativo s . Sin un trabajo muy cuidadoso, es casi imposible deter- minar qué especie de tricomonas está causando la en- fe r medad en los gatos. Un grupo cree que el parásito es una especies de Pe n t a t ri chomonas que se da en los se- res humano y en los perro s . Más re c i e n t e m e n t e , se sugi- rió que la tricomona que causa enfe r medad en los ga-

tos es en realidad la Tri t ri chomonas fe t u s , el

mismo or-

ganismo que causa ab o rtos en el ganado. Hasta hace p o c o , se consideraban que estas tricomonas en los ga- tos eran organismos comensales que no causaban en- fe r medades a los gatos, p e ro cuando los gatos desarro- l l aban diarre a , los eliminaban en las heces y se podían d e t e c t a r. A h o ra parece que estos protozoos pueden ser capaces de causar enfe rmedades por sí mismos.

Figura 5.11: Trofozóito de una tricomona visto bajo micro s c o p í a

  • d i f e renc ia l d e i n te rf e renc ia qu e m u es tra la me m br a na

ondulante, axostilo que se proyecta desde el extremo posterior y una punta de los flagelos dirigidos anteriormente. En las p repar aciones frescas, estos organismos se detectan con

mayor facilidad por su movimiento al nadar.

CASO 6 Descripción. Gata Abisinia de un año. Historia. La gata presentó períodos recur rentes de
  • 42 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

CASO 7 Descripción. Hembra Beagle esterilizada de seis años. Historia. Esta perra ha sido un paciente
CASO 7
Descripción. Hembra Beagle esterilizada de seis
años.
Historia. Esta perra ha sido un paciente regular
durante toda su vida y siempre ha estado sana
y feliz. Esta visita no es una excepción; la perra
parece estar nor mal sin ninguna queja.
Exámen físico. Normal; como se esperaba, esta
perra parece gozar de perfecta salud.
Evaluación inicial. La perra está sana, sin
ningún signo de enfermedad.
Diagnóstico presuntivo. Chequeo a los 6 años
nor mal.
Figura 5.12: Quistes de Giar dia canis recuperados en una
flotación centrífuga con sulfato de zinc.

Plan diagnóstico

Como se tra t aba de un exámen anual de ru t i n a , se re a l i-

zó un exámen de materia fecal y una prueba de antíge-

no de Diro fi l a ria immitis que se realiza año por medio.

La prueba de antígeno dio resultado negativo , p e ro la

f lotación de materia fecal reveló nu m e rosos quistes de

G i a rdia canis.

Diagnóstico: Giardia canis

El método utilizado para este diagnóstico fue una f l o t a-

ción centrífuga de azúcar. Con la utilización de este mé-

t o d o , con frecuencia se hace colapsar a los quistes o el

citoplasma de los organismos que están dentro del

quiste puede re t ra e rse lejos de la pared del quiste en

un ex t remo del quiste, dando la apariencia ge n e ral de

cuerpos concéntricos de un lado de un óvalo cl a ro . U n

medio más fácil y rápido de diagnóstico de quistes de

G i a rdia es el uso del método de f lotación con sulfa t o

de zinc. Este es un método muy rápido porque las dos

c e n t rifugaciones son muy cortas y hay muy poco mate-

rial para examinar en la mu e s t ra tomada con el loop.

Utilizando este método, los quistes por lo ge n e ral no

c o l a p s a n . Se debe re c o rdar que con la Giard i a , si el pe-

rro tiene diarre a , existe una muy alta pro b abilidad de

que los quistes no estarán presentes en las heces y que

el diagnóstico tendrá que basarse en encontrar los tro-

fozoitos en un frotis directo o mediante el uso de un

e n s ayo inmu n o absorbente vinculado a enzimas (ELISA)

p a ra captura de antígenos o una prueba equivalente pa-

ra captura de antíge n o s .

No está cl a ro si anteri o rmente no se vio la infección o

si el animal la adquirió re c i e n t e m e n t e . En cualquiera de

los casos, la perra no parece tener ningún signo de la

i

n fe c c i ó n .

R e s u l t a d o

 

El resultado se ve complicado por el hecho de que la

G i a rdia canis es un agente potencialmente zoonótico. L o s

dueños tienen nietos y querían tratar al perro . Se le admi-

nistró fenbendazole (Panacur) en tandas de 3 días y se

vo l v i e ron a analizar las heces a

los 5 días del último

tra t a-

m

i e n t o . Una

vez más, las heces dieron resultado positivo .

E n t o n c e s , se

le dio una segunda tanda

de tra t a m i e n t o

 

con fenbendazole que se extendió durante 5 días. A los

cinco días del último tra t a m i e n t o , se vo l v i e ron a ex a m i-

nar las heces del perro y el resultado fue negativo .

Pa rece que estos casos van y vienen durante períodos

p rolongados y no está cl a ro como una buena inmu n i d a d

es re l a t i va para la prevención de la infe c c i ó n , si bien pa-

rece ser bastante buena en relación con la prevención de

la diarrea en los animales infe c t a d o s . Como se trata de

una potencial zoonosis, el tratamiento está más o menos

indicado por la presencia del parásito. El pro blema es

que puede llegar a ser casi imposible liberar al perro to-

talmente de la infe c c i ó n , ya sea porque las drogas no pro-

ducen la eliminación total o porque el perro se re - i n fe c t a

c o n s t a n t e m e n t e . Si los dueños están realmente pre o c u p a-

dos por el potencial zoonótico, p ro b ablemente valdría la

pena administrarle la vacuna que se ha desarrollado y

que debe prevenir la infe c c i ó n .

CASO 7 Descripción. Hembra Beagle esterilizada de seis años. Historia. Esta perra ha sido un paciente

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

43

 

CASO 8

Descripción. Cinco gatos domésticos de pelo

corto de nueve semanas de vida.

Historia. El dueño infor mó que la camada de

gatitos había recibido las vacunas según el

cronograma, se había obser vado que tenían

nematelmintos y ha bían sido tratados con

pracicuantel / embonato de pirantel (Drontal).

Durante la última semana, los gatitos

desar rollaron heces blandas y uno de los cinco

diar rea bastante grave.

Exámen físico. La temperatura y la frecuencia

respirator ia de los gatos estaban dentro de los

límites nor males. El gato que ha bía tenido

diar rea estaba un poco deshidratado. Las heces

que ha bían sido eliminadas no contenían

ningún rastro de sangre y eran de color

bastante claro.

Evaluación inicial. Los signos coincidían con

diar rea del intestino delgado. El color claro de

las heces indica ba que no había sangrado o

hemor ragia significativos de la mucosa en el

intestino delgado. Todos los gatos habían sido

vacunados contra el vir us de la panleucopenia.

Diagnóstico presuntivo. Posible gastroenteritis.

Se tomaron muestras de materia fecal para

detectar la presencia de quistes de Giardia y

ovoquistes de Isospora.

CASO 8 Descripción . Cinco gatos domésticos de pelo corto de nueve semanas de vida. Historia

Figura 5.13: Los ovoquistes de Cryptosporidium canis,

C.

Felis, C. Parvum y C. Hominis son morf o l ó g i c a m e n-

te indistinguibles. Puede verse que los ovoquistes en las flotaciones de azúcar tienen una coloración leve- mente rosada causada por la aberración esférica pre- sente en la mayoría de las lentes de bajo costo que se usan en los microscopios de diagnóstico. Con la óptica de alta corrección presente en la mayoría de los mi- c roscopios que se usan para investigación, esta colo-

ración rosada tiende a desapare c e r.

Plan diagnóstico

Un frotis directo de las heces del gato con el peor caso

de diarrea no mostró contacto con ningún quiste de

G i a rdia fe l i s . Un análisis con f lotación de azúcar reve l ó

que no había ovoquistes de Isospora pre s e n t e s , si bien

se identifi c a ron ovoquistes muy pequeños que concor-

  • d aban con un diagnóstico de Cr y p t o s p o ridium fe l i s . S e

remitió a un lab o ra t o rio una mu e s t ra de materia fe c a l

de cada gato para realizar más pruebas de detección

de cri p t o s p o ridiosis a fin de ve ri ficar el diag n ó s t i c o .

Diagnóstico: Cryptosporidium felis

Los ovoquistes vistos en la f lotación de azúcar eran pe-

queños y parecían f lotar debajo de la solución de azú-

  • c a r, justo por debajo del cubre o b j e t o s . Al ex a m i n a r l o s

con el micro s c o p i o , los ovoquistes parecían tener un

  • l eve color ro s a d o . Al usar el objetivo de 10X, los ovo-

quistes aparecían como pequeños puntos de color ro s a

s o b re el port a o b j e t o s . Después de aprox i m a d a m e n t e

15

minu t o s , los ovoquistes colapsarán y se harán

re l a t i-

vamente difíciles de re c o n o c e r.

El lab o ra t o rio info rmó que todas las mu e s t ras de

mate-

ria fecal dieron resultado positivo para el antígeno de

  • C r y p t o s p o ri d i u m . Por lo tanto, e ra pro b able que los

cinco gatos eliminaran ovocitos en las heces.

R e s u l t a d o

No hay ningún tratamiento que detenga la eliminación

de los ovoquistes de Cr y p t o s p o ridium en las heces de

  • d i ve rsos huéspedes; por lo tanto, la única terapia que

podría aplicarse a los gatos era un tratamiento comple-

m e n t a ri o . Al gato deshidratado se le administra ron lí-

quidos y a los demás el dueño los monitoreó de cerc a

p a ra ve ri ficar que no

desarro l l a ran también signos de

  • d e s h i d ra t a c i ó n . Se tomó una mu e s t ra de materia fe c a l

de los otros cinco gatos adultos que vivían en la misma

casa y se encontró que eran negativos para el antíge n o

de Cr y p t o s p o ri d i u m . Las mu e s t ras de materia fecal to-

madas de los cinco gatitos a las dos semanas de su pri-

m e ra visita fueron normales y no contenían ovo q u i s t e s

o antíge n o .

Se info rmó a los dueños que este era un agente poten-

cialmente zoonótico, si bien no se conoce qué tan co-

mún es la transmisión del parásito felino a los seres hu-

m a n o s . Se sugi rió a los dueños que limpiaran con fre-

cuencia el lugar donde los animales hacían sus deposi-

ciones y que se lava ran las manos re g u l a rm e n t e . Se se-

ñaló que existía poco ri e s go de que los ovoquistes pre-

s e n t a ran un potencial de transmisión de la enfe rm e d a d

a los otros gatos adultos que vivían

en la misma casa a menos que tu-

v i e ran algún tra s t o rno inmu n o s u-

p resor subyacente y se sabía que to-

dos los gatos adultos estaban sanos.

Figura 5.14: Esta es una imagen de dos ovoquistes obtenida con una lente de

1 00 X

de

i nm e r si ón d e pa r a

it o s

y

e l

e n

a ce it e

y

m i c r o sco pí a

d i f e r en ci a l

e s p o ro zo

i n t erf e re n c i a

l o s r e s i d u a l

m os tra r cu er p o

p resente dentro de cada ovoquiste.

CASO 8 Descripción . Cinco gatos domésticos de pelo corto de nueve semanas de vida. Historia
CASO 8 Descripción . Cinco gatos domésticos de pelo corto de nueve semanas de vida. Historia
  • 44 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

CASO 9 Descripción. Gato doméstico intacto, de pelo lar go, de cuatro años. Historia. El gato
CASO 9
Descripción. Gato doméstico intacto, de pelo
lar go, de cuatro años.
Historia. El gato es un cazador sano de inter ior
/ exterior que se va de la casa con frecuencia
por var ios días, y generalmente vuelve con "tro-
feos" como por ejemplo pequeños cadáveres
de animales que parecen ter minar al pie de la
cama. El dueño religiosamente le aplica fipronil
(Frontline) todos los meses y no le ha visto ga-
rrapatas, si bien son comunes en la zona. El ga -
to ha sido un paciente bastante regular que
consulta al veterinario anual o semi-anualmente
y que el año pasado ha bía sido tratado por lo
que parecía ser la herida de una mordedura. Es-
ta vez, el dueño ha notado el desarrollo de una
tos que va empeorando progresivamente. Los
signos eran relativamente inocuos al principio,
con las ocasionales toses y estor nudos. Sin em-
bargo, estos signos habían empeorado progresi-
vamente y ahora estaban acompañados de una
secreción nasal muco purulenta en algunas
ocasiones.
Exámen físico. El gato tenía un áspero r uido
pulmonar y esta ba disneico. Alrededor de la na-
riz tenía costras por la secreción. La temperatu -
ra no era significativamente elevada y el gato
solo presentaba signos mínimos de malestar.
Evaluación inicial. Un frotis del material teñido
con Dif f-Quik reveló un gran número de neu-
trófilos con bacterias sumergidas y varios eosi -
nófilos. La exper iencia había mostrado que los
gatos en esta zona y con estos antecedentes
podían a veces estar infectados por Metas-
trong yliadae.
Diagnóstico presuntivo. Neumonitis verminosa
con potencial infección bacteriana secundaria.

Plan diagnóstico

Se sacaron imágenes ra d i o gr á ficas de tórax que mostra-

ban una marcada infi l t ración intersticial difusa de los

p u l m o n e s . Se preparó un aparato de Baermann para

examinar las heces y dos

horas después, se observa ro n

mu chas larvas activa s . Se identifi c a ron las lar vas como

l a rvas de A e l u ro s t o n gylus ab s t r usus por la cola con es-

pina dors a l .

Diagnóstico: Aelurostrongylus abstrusus

El A e l u ro s t ro n gylus es uno de los pocos nemátodos lar-

va que se encuentran en las heces de un gato y el úni-

co que es común encontra r. Cuando se encuentran lar-

va s , un rápido exámen de la espina de la larva con fre-

cuencia confi rma la identifi c a c i ó n .

R e s u l t a d o

Se trató al gato con fenbendazole (Panacur) durante 5

días y también se le dio enro f l oxacina (Bay t ril) para

t ratar la infección bacteriana concurre n t e . Dos sema-

nas después del tra t a m i e n t o , la técnica con el embudo

de Baermann reveló que todavía había larvas pre s e n t e s

en la materia fe c a l . Se pensó que tal vez éstas eran lar-

vas que todavía estaban madurando a partir de los hue-

vos en el tejido, por lo tanto se detuvo el tratamiento y

se examinó una

segunda mu e s t ra a las dos semanas

que dio resultado negativo para las larva s . Una ra d i o gra-

fía de seguimiento a los 6 meses y otro análisis con em-

budo de Baermann no reve l a ron signos de la infe c c i ó n

a n t e ri o r.

CASO 9 Descripción. Gato doméstico intacto, de pelo lar go, de cuatro años. Historia. El gato

Figura 5.15: Lar vas recuperadas del embudo de Baermann. Es-

tas

lar vas tienden a ser altamente móviles y fáciles de re c u p e-

rar con el método de Baermann. Las lar vas están caracteriza- das por su largo esófago y el típico extr emo de la cola en for-

 

ma de gancho.

Figura 5.16: Radiografía de los pulmones del gato que muestra los infiltrados parchados intersticiales que son car acterísticos de las infecciones muy fuertes con este parásito.

CASO 9 Descripción. Gato doméstico intacto, de pelo lar go, de cuatro años. Historia. El gato

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

45

Plan diagnóstico CASO 10 p a t o l ó g i c o . Descripción.
Plan diagnóstico
CASO 10
p a t o l ó g i c o .
Descripción. Galgo Irlandés macho, intacto, de
seis años.
Historia. Este per ro vive en una gran explota-
ción a gropecuaria, se le permite va gar libre-
mente por la explotación y siempre vuelve a la
casa por la noche y duerme en la sala de estar.
Inicialmente se notó que el perro ronca ba un
poco cuando dormía y luego pareció desarro-
llar una tos significativa. Si bien seguía activo y
R e s u l t a d o
continua ba roncando, parecía que cada vez es-
taba menos activo que antes. El perro ha bía es-
tado constantemente en un programa de pre-
vención de Dirofilaria immitis desde su naci-
miento y hace 6 meses se le realizó un análisis
de mater ia fecal de rutina que dio resultados
negativos para huevos y quistes de parásitos.
Exámen físico. El perro esta ba atento, alerta y
jugaba activamente. No presentaba fiebre y el
hemograma completo y los análisis bioquími-
cos eran relativamente nor males. Se notó que el
per ro jadeaba y se decidió examinarlo median-
te una broncoscopía.
Evaluación inicial. Se anestesió al per ro y se lo
examinó con el broncoscopio. Se detectaron
nódulos en las diversas bifurcaciones de la tra-
quea y los bronquios, algunos de estos nódulos
tenían más de un centímetro de diámetro. Se
estimó que ha bía probablemente más de 50 de
estos nódulos que se podían ver con el bron-
coscopio. Se extrajeron var ios nódulos; uno se
envió para un análisis histopatológico y otro se
examinó groseramente en solución salina. Se
deter minó que el nódulo que se examinó gro-
seramente era una masa de pequeños helmin -
tos en movi-
miento.
Diagnóstico
presuntivo.
Figura 5.18: Nódulo de F. Osleri
extraído por resección durante la
Filaroides os-
leri
vi su al izac ió n
e n d o t r a q u e a l .
c on
un
tu bo
Figura 5.19: Corte histológico a través de un
nódulo cortado que muestra secciones a través
de la gran cantidad de helmintos enro s c a d o s
d e n t ro del nódulo.

E nviar el nódulo ex t raído para realizar un análisis histo-

Diagnóstico: Filaroides osleri

Después de descubrir los nódulos, se realizó un

exámen de materia fecal por f lotación centrifuga con

s u l fato de zinc que resultó positivo para grandes canti-

dades de larvas de Fi l a roides osleri . La f lotación fe c a l

realizada previamente había sido una f lotación estacio-

n a r ia con nitrato de sodio y se asumió que esto hab í a

causado que no se detectaran las lar va s .

Se administró al perro fenbendazole (Panacur) dura n t e

10 días. Al mismo tiempo, se ex t ra j e ron la mayoría de

los nódulos por escisión utilizando el bro n c o s c o p i o .

Después de tres semanas, una f lotación centrífuga con

s u l fato de zinc reveló que todavía había gran cantidad

de larvas en las heces. Como el tratamiento con fe n-

bendazole no pudo eliminar la infe c c i ó n , esto llevó a

un segundo tratamiento con leva m i s o l e . O t ra f l o t a c i ó n

centrífuga con sulfato de zinc de las heces del perro a

las tres semanas de haber concluido el tratamiento vo l-

vió a revelar larvas en las heces. Una segunda tanda de

l e vamisole eliminó el parásito de las heces del perro .

Figura 5.17: Lar va de Fila- roides osleri (también co- nocida como Oslerus osleri) recuperada de una flotación centr ífuga con sul fato de zinc. Estas lar vas no son muy activas y por lo gener al no se r ecupera ninguna de los embudos de B aerm a n n .

Plan diagnóstico CASO 10 p a t o l ó g i c o . Descripción.
Plan diagnóstico CASO 10 p a t o l ó g i c o . Descripción.
  • 46 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

CASO 11 Descripción. Labrador Retriever macho, intac- to, de 6 meses de vida. Historia. Se presentó
CASO 11
Descripción. Labrador Retriever macho, intac-
to, de 6 meses de vida.
Historia. Se presentó un cachorro sano con dia-
rrea. Casi desde el nacimiento había recibido
tratamiento pre ventivo para Dirofilaria immitis.
Exámen físico. No hubo hallazgos significati-
vos; el hemograma completo y los análisis bio-
químicos fueron nor males. Un exámen de r uti-
na de la materia fecal utilizando el método de
f lotación centrífuga con sulfato de zinc reveló
lar vas en las heces.
Evaluación inicial. La causa de la diarrea era
una infección por Strongyloides stercoralis. Se
identificaron lar vas en las heces por la for ma
del esófago y la presencia de un gran pr imor-
dio genital.
Diagnóstico presuntivo. Infección por Strongy-
loides stercoralis

Plan diagnóstico

El hecho de que este perro era positivo para S. S t e rc o-

ra l i s , que la infección se transmite tanto por penetra-

ción a través de la piel como por vía de infección tra n s-

m a m a ria y que el perro había sido adquirido re c i e n t e-

mente a un gran criador de cach o rros donde vivía en

íntimo contacto con mu chos otros perros sugería que

la infección podría estar presente en otros cach o rro s

del mismo cri a d e ro . Se contactó al ve t e ri n a rio del cri a-

d e ro quien pro p o rcionó heces de algunos de los otro s

p e rro s . Estas mu e s t ras fecales se ex a m i n a ron con

la téc-

nica del embudo de Baermann para aumentar la sensi-

bilidad del diag n ó s t i c o . Con el uso del método del em-

budo de Baerm a n n , cinco de siete mu e s t ras fecales que

f u e ron examinadas provenientes de perros de todas las

edades y de dos camadas dife rentes dieron positivo pa-

ra la infe c c i ó n .

Diagnóstico: Infección por Strongyloides stercoralis en este cachorro y otros prove- nientes del mismo criadero

R e s u l t a d o

En el momento de la visita a la cl í n i c a , se trató al perro

con una inoculación subcutánea terapéutica de ive r-

m e c t i n a . Una mu e s t ra de materia fecal tomada dos se-

manas después del tratamiento y examinada con el em-

budo de Baermann no contenía larva s .

Después de que todas las mu e s t ras fecales del cri a d e ro

también mostra ron la presencia de larvas de Stro n gy l o i-

des sterc o ra l i s , todos los perros del establecimiento fue-

ron tratados con una dosis terapéutica de ive rm e c t i n a .

Dos semanas después del tra t a m i e n t o , se tomó un con-

junto adicional de mu e s t ras fecales que se ex a m i n a ro n

p a ra detectar la presencia de larvas utilizando el méto-

do del embudo de Baerm a n n . En este momento, se en-

contró que las heces de todos los perros eran negativa s

p a ra larva s .

La necesidad de tratamiento se vio incrementada por el

h e cho de que el S. S t e rc o ralis es un conocido patóge n o

zoonótico que se puede transmitir a los seres humanos.

Por lo tanto, e ra esencial que los dueños y el cri a d e ro

fuente estuvieran conscientes del potencial zoonótico

de este parásito. Los estadíos en el suelo tienen una vida

re l a t i vamente cort a , por lo tanto una buena y minu c i o s a

limpieza del entorno y el secado de todo el suelo o los

c o rrales

era muy pro b able que limpiara el predio de to-

da larva potencialmente amenazadora en el entorn o .

Figura 5.20: Esta es la lar va de primer estadío, rabditiforme de S t rongyloides stercoralis. Las características que cabe desta- car son el corto esófago que tiene tr es porciones distintivas, el espacio bucal alineado con la cutícula y el primordio genital de tamaño muy grande que se da entre el intestino y la pared del cuerpo ventr al justo posterior al cuerpo medio. Las lar vas son bastante móviles y se las puede recuperar con un embudo de B a e rm a n n .

CASO 11 Descripción. Labrador Retriever macho, intac- to, de 6 meses de vida. Historia. Se presentó

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

47

CASO 12

Descripción. Gato doméstico intacto, de pelo

corto, de seis años.

Historia. Este gato de interior-exterior reciente-

mente desarrolló una diarrea que consistía en

mezclas de heces mucosas con sangre. Estos

signos habían persistido durante aproximada-

mente una semana. El gato tenía antecedentes

de obstrucción y ha bía estado sometido a una

dieta especial para disolución de cr istales de es-

truvita. El dueño sospechaba que el gato seguía

siendo un cazador ávido.

Exámen físico. El gato estaba un poco letárgico

y deprimido. Tal vez mostró un leve aumento

de la temperatura rectal. Los análisis de sangre

y clínicos eran relativamente normales, con un

posible aumento en la deshidrogenasa láctica

(DHL) y leve elevación en el número de leuco-

citos circulantes.

Evaluación inicial. El exámen de las heces por

f lotación reveló unos pocos quistes de Giardia

felis. En el frotis directo de las heces se vieron

pequeños nemátodos. Los helmintos parecían

bastante grandes, de 1 a 2 mm de long itud, y no

se parecían a las lar vas de Aelurostrongylus a bs-

trusus, Metrastrongylidae de los gatos.

Diagnóstico presuntivo. Infección por un nemá-

todo, presentación sugestiva de especies de

Strongyloides, con gran número de lar vas que

se eliminaban con las heces. El gato comenzó a

recibir fenbendazole durante 10 días.

CASO 12 Descripción. Gato doméstico intacto, de pelo corto, de seis años. Historia. Este gato de

Figura 5.21 (Derecha) Macho adulto de Trichinella Spira- lis recuperado de las heces. El macho también tiene un esófago esticosoma que se puede ver que se extiende desde la cabeza ( hacia la izquierda) y vuelve hacia la mi- tad del cuerpo. El macho no tiene espículas como muchos nemátodos per o, en cambio, tiene un par de grandes es- t ructuras similares a papilas que le ayudan a agarrar a la hembra durante la copulación (una de estas se puede ver en el extremo posterior hacia la dere c h a )

Plan diagnóstico

Se consultó sobre los helmintos re c u p e rados de la

mu e s t ra fe c a l .

Diagnóstico: Trichinella spiralis

R e s u l t a d o

Se completó la tanda de 10 días con fe n b e n d a z o l e . C o-

mo se esperab a , la diarrea cedió a medida que la fa s e

intestinal de la infección desapare c i ó . Sin embargo , re-

s u l t aba incierto si el fenbendazole habría

impedido la

m i gración de pre - l a r vas a los músculos del gato. Ap rox i-

madamente a las tres semanas de la pre s e n t a c i ó n , el ga-

to pareció tener una moderada eosinofilia que desapa-

reció tra n s c u rrido otro mes. Casi al mismo

tiempo, e l

gato pareció mostrar signos de comportamiento err á t i-

c o , b rotes de hipera c t i v i d a d , ocultamiento y períodos

a p a rentemente muy largos con la mirada fija en el espa-

c i o .

A los seis meses, el gato desarrolló pro blemas de elimi-

nación uri n a ria re c u rre n t e s . Se encontró que el pro bl e-

ma se debía a la continua acumulación de cálculos de

e s t ruvita dentro

de la vejiga a pesar del régimen con

dieta especial. Las ra d i o grafías reve l a ron que los cálcu-

los eran re l a t i vamente grandes y necesitaban ser ex t i r-

pados quirúrgi c a m e n t e . Se decidió esterilizar al gato al

mismo tiempo que se le ex t i r p aban los cálculos. Ta m-

bién se decidió que las secciones histológicas de los

músculos serían examinadas para ve ri ficar el éxito de la

t e rapia con fe n b e n d a z o l e .

La histopatología realizada sobre el tejido muscular ex-

t raído en la cirugía reveló la presencia de unos pocos

quistes típicos de Tri chinella dentro de los músculos

del gato. El hecho de que el gato no tuviera otros sig-

nos de infección sugi rió que no había necesidad de se-

guir administrando ningún otro tratamiento para la in-

fe c c i ó n .

CASO 12 Descripción. Gato doméstico intacto, de pelo corto, de seis años. Historia. Este gato de

Figura 5.22: (Derecha) Hembra adulta de T. Spiralis re c u p e r a- da de las heces. Se puede notar que el helminto contiene el tí- pico esófago esticosoma hacia el extremo anterior (a la iz-

q u i e rda)

y que tiene el cuerpo lleno de pequeñas pre - l a rv a s

desde el nivel del cuerpo medio hacia la cola (a la derecha).

CASO 12 Descripción. Gato doméstico intacto, de pelo corto, de seis años. Historia. Este gato de
  • 48 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

Figura 5.23. Sección que a travie sa el músculo de un gato y muestra una célula

Figura 5.23. Sección que atraviesa el músculo de un gato y muestra una célula del músculo infectada con lar va de T. Spiralis de primer estadío.

Figura 5.23. Sección que a travie sa el músculo de un gato y muestra una célula

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

49

Plan diagnóstico En base a los signos, a la Diro fi l a ria immitis se
Plan diagnóstico
En base a los signos, a la Diro fi l a ria immitis se la puso
CASO 13
en una posición bastante alta en la lista de descart e .
Por lo tanto, se re a l i z a ron pruebas de antígenos y anti-
cuerpos de la Diro fi l a ria immitis y ambas
dieron re s u l-
tados negativos para ésta. El exámen fecal reveló la pre-
Descripción. Gata doméstica esterilizada, de pe-
sencia de huevos de
nematelmintos, h u evos de capila-
lo corto, de dos años.
ria Eucoleus aero p h i l u s , y huevos de trematodo Pa rago-
n i mus ke l l i c o t t i .
Historia. Hacía sólo dos meses que los dueños
Se tomó la decisión de sacar ra d i o grafías para
ve ri fi c a r
de la gata se habían mudado de Ann Arbor, Mi -
la presencia de P. Kellicotti en los pulmones y para ve-
chigan a Seattle, Washington. La gata ha desarro-
ri ficar que el gato no tuviera Diro fi l a ria immitis. No se
llado una grave tos, tiene disnea y anorexia y
e s p e raba que la infección por E. A e rophilus pro d u j e ra
ha perdido peso durante las dos últimas sema-
ningún signo que concord a ra con los cambios ra d i o-
nas.
gr á fi c o s .
Exámen físico. Se encontró que la gata tenía ás-
Diagnóstico: Paragonimus kellicotti
peros ruidos pulmonares. No parecía ha ber
compromiso de las vías respiratorias super io-
res. Un hemograma reveló un número de eosi-
R e s u l t a
d o
nófilos levemente elevado, pero de no ser por
Las ra d i o grafías reve l a ron una lesión cavitacional en el
esto, el análisis era normal.
lóbulo infe rior dere cho del pulmón. Se observó tam-
bién consolidación de los pulmones como lo indica-
Evaluación inicial. Neumonitis verminosa, más
ban las opacidades inters t i c i a l e s . Se esperaba que la ga-
probablemente Dirofilaria immitis.
ta se hubiera infectado cuando todavía vivía en Mich i-
g a n . Se consideró que el pro gre s i vo empeoramiento de
Diagnóstico presuntivo. Enfer medad por Dirofi-
los signos era la reacción dentro de los pulmones a los
h u evos depositados dentro de los tejidos.
laria immitis.
Se decidió que se trataría a la gata con pra z i c u a n t e l
( D roncit) para los trematodos de pulmón y se adminis-
tró prazicuantel durante tres días en una dosis de 50
m g / k g . Se tomaron ra d i o grafías una semana después
del tratamiento y las lesiones parecían haber empeora-
d o , p re s u m i blemente debido a que los helmintos den-
t ro del nódulo habían mu e rt o . Dos
semanas más tard e ,
la gata inició una tanda de 7 días de fenbendazole (Pa-
nacur) en una dosis de 50 mg/kg con la intención de
eliminar la infección por capilaria y asegurar la mu e rt e
de los trematodos de pulmón.
Un exámen de materia fecal y las ra d i o grafías sacadas
dos meses
después de la presentación inicial no reve l a-
ron signos de infección por trematodos de pulmón.
Figura 5.24. Huevo de Paragonimus kellicotti. Nótese
el opérculo y el bulto abopercular o estructura con for-
ma de espina en el extr emo opuesto del huevo.
50
Nestlé Purina Pet Care Company
Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos
Figura 5.26. Radiografía (vista lateral) que muestra extenso infiltrado con una lesión de la cavidad en
Figura 5.26. Radiografía (vista lateral) que muestra extenso infiltrado con una lesión de la cavidad en

Figura 5.26. Radiografía (vista lateral) que muestra extenso infiltrado con una lesión de la cavidad en el lóbulo inferior derecho. La lesión de la cavidad probablemente contiene un par de trematodos adultos. El infiltrado se debe probablemente a una reacción a los huevos en el tejido.

Figura 5.25. Radiografía (vista ventral) que muestra múltiples infiltrados emparchados en el lóbulo inferior derecho, uno de los cuales es cavitario.

Figura 5.26. Radiografía (vista lateral) que muestra extenso infiltrado con una lesión de la cavidad en

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

51

Capítulo 6: Parásitos detectados en las heces—Estudio de casos

CASO 14

Descripción. Caniche macho intacto de cinco

años.

Historia. El dueño ha bía notado que el per ro

hacía fuerza cuando orina ba y que eliminaba al-

gunas gotas de sangre en la or ina. También notó

que orina ba con mayor frecuencia y que comía

menos durante las últimas semanas.

Exámen físico. El perro parecía gozar de buena

salud en general y tenía una temperatura rectal

que apenas superaba la nor mal. Era evidente

que el animal no se sentía cómodo con la pal-

pación y que tenía la vejiga distendida e hin-

chada. La palpación de la vejiga re veló que el

perro sentía dolor.

Se le suministró un sedante

y se pasó un catéter urinario sin resultados que

produjo un volumen de orina. No parecía tener

ningún signo significativo de urolitos y se deci-

dió que una radiografía no era garantía.

Evaluación inicial. Se notó que la orina conte-

nía varios glóbulos rojos y unos pocos glóbulos

blancos. El exámen del sedimento reveló una

gran cantidad de huevos del nemátodo capilla -

ria, Pear sonema plica.

Diagnóstico presuntivo. Se decidió que el pe-

rro sufría una obstr ucción uretral como efecto

secundar io de una cistitis estéril que probable-

mente era el resultado de una infección de la

pared de la vejiga con Pear sonema plica.

Plan diagnóstico

Se decidió que se trataría al perro y que se examina-

ría la orina para volver a detectar la presencia de hue-

vos dentro de un mes.

Diagnóstico: Pearsonema plica

Resultado

Se le prescribió un tratamiento de 10 días de fenben-

dazole administrado en gránulos con el alimento en

dosis de 50 mg/kg de peso corporal. Se produjo otro

período aparente de obstrucción que nuevamente re-

quirió el pasaje de un catéter para proporcionar ali-

vio al animal. A partir de entonces el per ro no mostró

más signos. El exámen de orina después de un mes

no reveló huevos del nemátodo capillaria.

Capítulo 6: Parásitos detectados en las heces—Estudio de casos CASO 14 Descripción . Caniche macho intacto

Figura 6.1. Huevo del nemátodo capillaria Pearsonema plica, que es uno de los pocos huevos que se encuentran en la orina de los p e rros. La especie que se encuentra en los gatos por lo general se consider a que es Pearsonema feliscati.

Capítulo 6: Parásitos detectados en las heces—Estudio de casos CASO 14 Descripción . Caniche macho intacto

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

53

Capítulo 7: Parásitos detectados en la sangre—Estudio de casos

CASO 15 Descripción. Beagle macho intacto de cuatro años. Historia. El perro presentaba una grave enfer-
CASO 15
Descripción. Beagle macho intacto de cuatro
años.
Historia. El perro presentaba una grave enfer-
medad respiratoria. Los primeros signos que
notaron los dueños estaban relacionados con
que el animal se cansa ba rápido cuando hacía
ejercicio. El estado del perro empeora ba pro-
gresivamente y ha bía tenido dos episodios de
síncope.
Este animal había sido adoptado en
un refugio cuando tenía aproximadamente un
año y desde entonces siempre había vivido en
el norte de Colorado. No había visitado al vete-
rinar io recientemente y había recibido las vacu-
nas contra la ra bia en un programa de ser vicio
comunitario.
Exámen físico. El perro presentaba tos severa y
molestias respiratorias. En la ca vidad abdominal
se e videnció ascitis. Las m uestras de sangre pre-
sentaron signos de hemólisis.
Evaluación inicial. El per ro presentaba dolor
a gudo con significativa cardiopatía en las cavi-
dades derechas.
Diagnóstico presuntivo. Insuficiencia cardíaca
congestiva.

Plan diagnóstico

Se realizaron radiografías y análisis de sangre. Las

radiografías del corazón y los pulmones revelaron

a grandamiento de las cavidades derechas del corazón,

la ar teria pulmonar pr incipal y las arter ias

pulmonares en los lóbulos del pulmón. También se

obser vó obstr ucción y engrosamiento de las ar terias

pulmonares. La pr ueba de antígenos para Dirofilaria

immitis dio resultado positivo y ha bía un gran

número de microfilarias presentes en las películas

sanguíneas que habían sido preparadas para realizar

los hemogramas.

La hemólisis de la sangre sugería

síndrome de vena cava y la ecografía re veló la

presencia de helmintos en la vena cava infer ior.

Diagnóstico: Síndrome de vena cava (Infección por Dirofilaria immitis)

Resultado

Dada la gravedad del dia gnóstico de síndrome de

vena cava, se decidió que la única for ma de salvar al

per ro era con una inter vención quirúrgica para

extraer la mayor cantidad posible de helmintos. Se

sedó al per ro y con anestesia local se le realizó una

f lebotomía en la vena yugular. Se extrajeron los

helmintos con pinzas de cocodrilo. Se monitoreó

cuidadosamente al per ro durante los días siguientes y

se recuperó bien. Después de un mes, se lo trató con

diclorhidrato de melar somina (Immiticide®; Mer ial)

que toleró muy bien. Luego se le administró una

dosis preventiva de rutina para Dirofilaria immitis.

Este caso fue sorprendente porque el per ro vivía en

un área donde no se considera que haya Dirofilaria

immitis. Probablemente el per ro se infectó en otro

lugar antes de llegar al refugio donde fue adoptado ya

que la infección es de larga duración.

Figur a G i e m s a .

7.1. Micr ofilaria de

Dirofilaria immitis teñida con

Capítulo 7: Parásitos detectados en la sangre—Estudio de casos CASO 15 Descripción. Beagle macho intacto de

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

55

 

Plan diagnóstico

 

CASO 16

 

Pa ra confi rm a r, se tomaron mu e s t ras de suero y se las

e nvió a un lab o ra t o rio de diag n ó s t i c o .

 

Descripción. Cachorro de Labrador Retriever

Diagnóstico: Infección por Neospora cani-

de 5 meses de vida

 

n i u m

Historia. Este cachorro nació nor mal, pero a co-

mienzos de la décima semana de vida desarro-

R e s u l t a d o

 

lló una parálisis de las extremidades traseras

Como se esperab a , los resultados de la serología confi r-

que continuó avanzando. Parecía que también

las extremidades delanteras estaban un poco

afectadas y el cachor ro llego al punto en que

apenas se podía mover. Uno de los otros ca-

chorros de la camada murió al poco tiempo de

nacer, pero los demás cachor ros de la camada

no mostraron signos de infección. La madre pa-

recía normal.

m a ron el diagnóstico cl í n i c o . Ya se había pre p a rado a

los dueños para un diagnóstico de neosporosis y se les

s u gi rió la eutanasia. Se sacri ficó al animal.

Se solicitó

p resentar al cach o rro para una necropsia y los dueños

e s t u v i e ron de acuerd o . La histopatología reveló la pre-

sencia de organismos dentro de las fi b ras nerv i o s a s .

Se info rmó a los dueños que los casos de infe c c i ó n

neonatal por Neospora caninum pasan de la madre a

los cach o rros durante re i t e rados embara z o s . Por

lo tan-

Exámen físico. El cachor ro estaba despierto y

t o , se sugi rió esterilizar a la hembra para que no vo l v i e-

alerta sin signos aparentes de dolor. Presentaba

contractura de las articulaciones tanto en las

ra a tener cría por miedo a tener una repetición de los

signos obser vados

en este cach o rro .

extremidades traseras como delanteras.

 

Evaluación inicial. La presentación era contrac-

Evaluación inicial. La presentación era contrac- Figura 7.2. Lo más pro- bable es que este ca-

Figura 7.2. Lo más pro- bable es que este ca- c h o rro de Labrador Re-

s on e vi de nc ia d e l a s

tura de las articulaciones probablemente como

triever se haya infectado

resultado de una poliradiculitis.

 

en el útero con Neospo-

Diagnóstico presuntivo. El cuadro era bastante

ra caninum. Los signos

contracturas de las ex-

representativo de la presentación clínica de la

t remidades que ocurre n

neosporosis neonatal.

 

c

ua nd o

se

d añ a n

l o s

   

n e r vios en el perro en

c recimiento. Los venda-

jes

en

los

pies indican

que se intentó

pro t e g e r

al perro de las abrasio-

n e s

cu an d o

i n te n ta b a

c a m i n a r.

 
 

Figura 7.3. Corte a

través del

músculo que

Figura 7.3. Corte a través del músc ulo que

muestra un quiste en una célula

muscular.

Plan diagnóstico CASO 16 Pa ra confi rm a r, se tomaron mu e s t
 
 

Figura 7.4. Micrografía electrónica de los or ganismos en una célula de Schwann que muestr a el daño causado a la vaina de mielina (La imagen es gentileza del desaparecido Profesor John Cummings).

Plan diagnóstico CASO 16 Pa ra confi rm a r, se tomaron mu e s t
  • 56 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

CASO 17 Descripción. Mastín macho entero de cuatro meses de vida. Historia. Este per ro de
CASO 17 Descripción. Mastín macho entero de cuatro meses de vida. Historia. Este per ro de
CASO 17
Descripción. Mastín macho entero de cuatro
meses de vida.
Historia. Este per ro de 18 kg que vivía en Okla-
homa hacía dos semanas que estaba inapetente
cuando los dueños hicieron la consulta con el
R e s u l t a d o
veterinario. Durante este tiempo el perro había
hecho materia fecal blanda y había perdido casi
un kilo de peso corporal. Se había tratado al pe-
rro con var ias tandas de antibióticos entre ellos
enrof lo xacina, trimetopr ima-sulfa y cloranfeni-
col. El perro estaba al día con todas las vacunas
y había recibido prednisona durante 3 días jus-
to antes de la presentación.
Exámen físico. El perro esta ba f laco y presenta-
ba una leve linfoadenopatía. Tenía fiebre leve
(40ºC). Se encontró anemia no regenerativa mo-
derada que era nor mocrómica y nor mocítica y
también una leve linfopenia. No se detectaron
parásitos en el análisis de materia fecal.
Evaluación inicial. Se tomaron aspirados con
aguja fina de un nódulo linfático poplíteo
agrandado.
Los frotis realizados con los aspira -
dos se tiñeron con tinción de Wright-Giemsa.
Los frotis contenían linfocitos maduros y linfo-
blastos desparramados. Había n umerosos orga-
nismos extracelulares identificados como trofo-
zoitos de Tr ypanosoma cr uzi por ser fusifor mes
y tener cinetoplasto posterior grande, núcleo
central y membrana ondulante.
Diagnóstico presuntivo. Infección por Tr ypano-
soma cr uzi.

Plan diagnóstico

Se ve ri ficó la infección mediante dos pruebas adiciona-

l e s : aislación de cultivos celulares de organismos prove-

n i entes de aspirados de nódulos linfáticos adicionales y se-

rología utilizando una prueba de anticuerpos con f l u o re s-

cencia indire c t a .Ambas pruebas ve ri fi c a ron el resultado de

la observación inicial realizada en el aspirado teñido.

Diagnóstico: Trypanosoma cruzi

Debido a la mala prognosis para tratar esta infección en

los perro s , se sugi rió que el dueño considera ra la posibi-

lidad de sacri ficar a este animal. Esta fue la decisión del

dueño y también se obtuvo la autorización para re a l i z a r

una necropsia y un exámen patológico al perro . E l

exámen histológico de los dive rsos tejidos mu s c u l a re s ,

i n cluso el cora z ó n , reveló grandes cantidades de estadíos

a m a s t i gota de los organismos presentes en los tejidos.

Por lo ge n e ra l , las infecciones en los seres humanos se

a d q u i e ren cuando una persona frota las heces de los

grandes insectos triatomidas que se alimentan de sangre

en la picadura causada por el art r ó p o d o . En los perro s ,

se cree que la infección puede adquiri rse por la inge s-

tión de los mismos insectos. Cuando los insectos se

aplastan en la boca del perro , los organismos iniciarán la

i n fección penetrando en la mucosa bucal. Los estadíos

t ri p o m a s t i gotas en la sangre de los perros son

dire c t a-

mente infecciosos para otros huéspedes, i n cluso las per-

s o n a s ; por lo tanto la manipulación de la sangre de ani-

males potencialmente infectados se debe realizar cuida-

dosamente para evitar pinch a rse con las ag u j a s . En la

m ayoría de los casos crónicos, los estadíos en el torre n t e

sanguíneo son bastante ra ro s ; la transmisión por estadíos

en la sangre por lo ge n e ral sería un pro blema en los pe-

rros dadores de sangre y se los debe analizar para detec-

tar esta potencial infe c c i ó n .

Figura 7.5. La película de sangre con tin- ción de Giemsa muestra tres tripomasti- gotas de Tr ypanosoma cruzi, que, a dife- rencia de los de tripanosomas africanos, tienden a tener forma de "C" en lugar de f o rma de "S" cuando se los ve en pelícu- las de sangre. La tripomastigota de T. c ruzi tiene un cinetoplasto muy grande en el extremo posterior que parece sobre s a- lir en el citoplasma y las formas divididas no se obser van dentr o de la sangre .

CASO 17 Descripción. Mastín macho entero de cuatro meses de vida. Historia. Este per ro de

Nestlé Purina Pet Care Company •

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

57

Figura 7.6. La preparación con tinción de Giemsa muestra los estadíos promastigota de T . cruzi

Figura 7.6. La preparación con tinción de Giemsa muestra los estadíos promastigota de T. cruzi que se obtienen en cultivo.

Figura 7.6. La preparación con tinción de Giemsa muestra los estadíos promastigota de T . cruzi

Figura 7.7. Este corte histológico a través del tejido muscular

m ue s tra

d o s

n i do s

de

a m as t i go t a s

d e nt r o

d e

l a s

fi b r a s

musculares.

 
Figura 7.6. La preparación con tinción de Giemsa muestra los estadíos promastigota de T . cruzi
  • 58 Nestlé Purina Pet Care Company

Parasitología: Diagnósticos en perros y gatos

Intereses relacionados