De: SALA, M. y BATALLA, J. M. (1996): Teoría y Métodos en Geografía Física. Editorial Síntesis, Espacios y Sociedades, 1, 303 pp.

Historia de la hidrología El agua es esencial para la vida y su distribución y disponibilidad están asociadas con el desarrollo de las sociedades humanas. Por esta razón, los estudios sobre hidrología son, en cierto sentido, tan antiguos como las civilizaciones. Biswas (1970) llega a situar el origen de la hidrología varios milenios antes de Cristo. En la cuenca mediterránea, cuna de nuestra civilización, el interés por la gestión de los recursos del agua es ancestral. Así, uno de los planes de irrigación más antiguos que se conocen es el de la villa de Nippur en la Mesopotamia del siglo XIII a. C. (Kazmann, 1971). En la Grecia clásica, Platón ya pone de manifiesto el papel del bosque en la escorrentía (Poncet, 1968). No obstante la idea de que la lluvia podía ser el origen de las aguas que circulan por los ríos tardó mucho en aparecer. Ciertamente la dificultad de esta comprensión es más grande en un medio mediterráneo, puesto que no se da una correlación simple entre precipitación y escorrentía. Tan difícil resulta en estas condiciones relacionar los caudales de finales de junio con las lluvias de invierno, como la ausencia de escorrentía permanente después de las lluvias de otoño. En la antigüedad clásica e interés por el conocimiento de la localización y magnitud de los recursos hídricos es bien notoria, así como la búsqueda de una explicación a la ocurrencia de fuentes, ríos y al posible movimiento del agua en el suelo. Así, para Platón el origen de ríos y fuentes es el océano homérico o Tartarus, un gran pasaje subterráneo con ramificaciones que penetraban toda la tierra hasta que salía al exterior por ríos y fuentes. Aristóteles creía que el agua de la superficie era debida a la condensación del agua que contiene la tierra, es decir, a que existen unos vapores subterráneos ascendentes. Sin embargo Aristóteles explicó los mecanismos de la precipitación y Vitrubio, trescientos años más tarde, comprendió el origen pluvial de las fuentes, al entender que el agua subterránea se originaba en su mayor parte por la infiltración de la lluvia y la fusión de la nieve. Otro aspecto a mencionar son los esfuerzos para tomar mediciones de caudales, uno de los pilares donde se asienta la Hidrología. El primer instrumento que se conoce es el utilizado para medir los niveles del Nilo, y consiste en columnas talladas llamadas nilómetros en las que se registraron niveles de hasta 74,25 metros. También se cuantificaron incrementos del lecho de 2,68 metros en 2800 años, lo que significa una acumulación de sedimentos de 0,09 metros cada 100 años. El primer nilómetro árabe se construyó en el año 715 en la isla de Roda y se tienen registros de los niveles máximos y mínimos desde el año 641. Leonardo Da Vinci (1452-1519) llevó a cabo multitud de observaciones de campo, las cuales, si bien, fueron más cualitativas que cuantitativas, tiene ya visos de modernidad.

el de la evaporación de mares y lagos formando nubes y su posterior condensación. Comprendió el principio de los pozos artesianos de la llanura del Po. Tenía un concepto claro del principio de continuidad. su alimentación fluvial subterránea. Por otro lado. Desgraciadamente sus trabajos. Sin embargo adquirió un conocimiento del flujo en canales abiertos mejor que ninguno de sus predecesores. Observó experimentalmente la sedimentación detrás de obstáculos y construyó canales de madera para detectar mejor los fenómenos hidrológicos. También utilizó un nivel para medir la pendiente del río. lo mismo que los de Leonardo. afirmando que el agua de precipitación es suficiente para mantener ríos y fuentes. es decir. conocimiento basado en la observación y la medición. y puntos de aforo fijos para facilitar las observaciones de caudal. Pero fue el francés Bernard Palissy (1510-1590) quién intuyó. Palissy era alfarero pero era un gran observador de la naturaleza y se interesó por los problemas relacionados con el agua. Propuso una mejora de los canales de drenaje para evitar inundaciones. un distanciómetro en tierra y cantando las escalas musicales para medir el tiempo. Planeaba escribir un libro sobre el agua que probablemente hubiese cambiado la historia de la Hidrología. acertadamente. y llegó a una comprensión mucho mejor que cualquiera de sus predecesores o contemporáneos de los principios del flujo del agua en los canales fluviales. el drenaje y el control de avenidas. tintes para estudiar el movimiento turbulento del agua. rechazando la teoría de los cambios en el nivel del mar y los túneles subterráneos por los que el agua ascendía hasta las montañas. con mediciones sistemáticas y análisis del flujo de crecida. Da Vinci tuvo dos conceptos del ciclo hidrológico. Hizo observaciones sobre la distribución de la velocidad mediante un flotador situado en el agua. En la misma época la contribución de Jacques Besson se centró en la comprensión del ciclo hidrológico. y recomendó la forestación para prevenir la erosión. es decir. y afirmó que evaporación y precipitación son iguales en cantidad. No fue hasta cerca del final del siglo XVII cuando se formularon teorías plausibles acerca del ciclo hidrológico basadas en pruebas empíricas. que el agua fluye también desde el interior de la tierra hasta las montañas y allí aparece a través de fisuras. uno correcto. por lo que pueden muy bien ser considerados como los fundadores de . de que hay un mismo volumen de agua en canales de diferente dimensión y que lo que varía es la velocidad. todavía dominados por las ideas clásicas y religiosas. no influyeron en sus contemporáneos. Observó que el caudal decrece cuando baja la precipitación. Los mayores avances se deben al trabajo de tres hombres que llevaron a cabo investigaciones hidrológicas con método científico. Afirmó categóricamente que los ríos no podían tener otro origen que el de la precipitación. y otro incorrecto. Formuló teorías sobre la irrigación. que el origen único de fuentes y ríos era la infiltración y retorno en superficie del agua de precipitación. Estudió sistemáticamente las configuraciones del lecho y los efectos de fricción. el ciclo hidrológico.Intuyó. aunque algo confusamente. el arquitecto Giovani Fontana de Medi llevó a cabo investigaciones sobre las crecidas del Tiber en Roma.

Usó flotadores interconectados para demostrar que la velocidad variaba con la altura desde el fondo y estimó como velocidad media la que se registra a dos tercios de la superficie. asumiendo . contrariamente a lo que se había venido creyendo. Para determinar la cantidad de agua que se evapora de los océanos tomó un recipiente de dimensiones conocidas y lo llenó con agua. Se trata de los franceses Perrault (1613-1688) y Mariotte (1620-1684). Es interesante destacar que el estudio de Perrault. Explica en detalle como el agua procedente de la lluvia se infiltra hasta llegar a un nivel subterráneo impermeable por el que circula hasta que encuentra un punto de salida. para probar su hipótesis de que sólo la lluvia era suficiente para alimentar ríos y fuentes a lo largo del año. utilizó flotadores como Leonardo. se realiza dentro del marco de una cuenca de drenaje. influyó decisivamente al desarrollo de la Hidráulica y la Hidrología. puesto que estimó la pluviometría en la cuenca de París en 520 mm/año. y de que el incremento o descenso del caudal está relacionado con la precipitación. De especial interés en Hidrología es la parte dedicada al origen de las fuentes y a la determinación de la velocidad y el caudal. calentándola hasta alcanzar la temperatura del mar en la época de verano. mientras que el caudal del Sena aguas abajo de París era de unos 100 mm/año. sin llegar a caer en el fondo. de Mariotte. del origen de las fuentes. Aporta pruebas experimentales (midió la precipitación anual en Dijon durante tres años) de que el agua de lluvia es más que suficiente para alimentar les fuentes. Al cabo de una hora midió de nuevo el agua y encontró que se había perdido una cierta cantidad. con sus estudios sobre la precipitación y caudal del Sena en París. Perrault. Estimó después las dimensiones del Mediterráneo y calculó en toneladas el agua que debía evaporarse en verano. de la altura y amplitud de las corrientes perpendiculares y oblicuas. a fin de reducir el efecto del viento en superficie. La publicación póstuma en 1686 del “Traité du mouvement des eaux et des autres corps fluides”. traducido al inglés en 1718.la Hidrología. pero sugirió que estos fuesen de cera para que se sumergieran. en la que estima las entradas de agua procedente de las precipitaciones y mide las salidas por el cauce. Sin embargo considera las entradas por infiltración y por agua subterránea como fenómenos locales y ocasionales. del agua corriente y su medición. Otro investigador importante en este periodo fue el astrónomo inglés Edmond Halley (1656-1742). de la conducción de aguas y de la resistencia de las tuberías. la precipitación era más que suficiente para alimentar el flujo fluvial y el de las fuentes. El tiempo de recorrido lo midió con un péndulo de medio segundo. Con relación a la determinación de la velocidad del agua. El libro trata de las varias propiedades de los cuerpos fluidos. demostró que. del equilibrio de los fluidos por su gravedad. entendiendo que la evaluación era conservadora puesto que no había tenido en cuenta el efecto del viento. Después estimó la cantidad de agua que llegaba al Mediterráneo a través de sus grandes ríos. y el inglés Halley (1656-1742). que experimentó con la evaporación para demostrar que producía suficiente agua para generar la lluvia que alimenta el flujo de los ríos. con lo que lleva a cabo el primer balance de agua.

v2/m. Pero finalmente propuso una ecuación muy complicada e incómoda de aplicar. y se enfrentó al problema de determinar la sección y el caudal adecuados. llegando a la conclusión de que su nivel crece por la aportación de los ríos hasta llegar al límite en que pierde por evaporación lo que gana en agua fluvial. Playfair (17481819) y Lyell (1797-1875) no sólo sientan los principios de la geología moderna sino que. Dado que en Hidrología la estimación de la velocidad del agua es el punto clave de todo estudio. contribuyen también a poner las bases de la ciencia hidrológica. el perfeccionamiento en los métodos de medición representa siempre un hito decisivo. . También trató el tema de los lagos y mares cerrados. como Chézy. h es la pendiente y p el perímetro mojado. que la resistencia es proporcional al cuadrado de la velocidad. fórmula de Chézy) y modelos (modelos a escala de Smeaton). en sectores rectos. hechos por orden del gobierno. Durante el siglo XVIII florecieron los experimentos que llevaron a descubrir tanto instrumentos de medición (piezómetro de Benoulli. que debía ser igual a la fuerza gravitacional en dirección del flujo: v2/m = gS. donde g es la constante gravitacional y S la pendiente. por lo que tardó mucho tiempo en ser conocida. El instrumento se sumergía en el agua a la profundidad deseada con el tubo doblado cara a la corriente. La fórmula es la siguiente: v = √a/p. montados en un marco de madera. El francés Antoine Chézy (1718-1798) tuvo a su cargo el proyecto de traer más agua a París procedente del río Ivette. Sin embargo. La velocidad se tomó con un flotador. Si bien la importancia de las ecuaciones de Chézy y de Du Buat es enorme. Razona. Du Buat (1738-1809) era de Normandía. Los escoceses Hutton (1726-1797). Determinó la evaporación para todos los meses del año observando el nivel de agua de un recipiente o evaporímetro todos los días a la misma hora. En aguas quietas los niveles de agua de ambos tubos son iguales mientras que en aguas corrientes las alturas difieren.que cada uno de ellos tenía un caudal diez veces mayor que el del Támesis. les faltaba el análisis de condiciones diferentes a las de sus experimentos para ser realmente universales. uno recto y el otro doblado a 90º en un corto tramo final. Aunque su comprensión de las leyes físicas no era correcta el instrumento fue muy útil. Puesto que esta cantidad era superior a un tercio del total de la pérdida por evaporación. Para ello desarrolló una fórmula de cálculo. Este científico francés utilizó dos tubos paralelos. Sus trabajos fueron traducidos al alemán y al inglés. y desarrollo varios principios de hidráulica mediante un gran número de experimentos. donde a es el área de la sección. el análisis y fórmula de Chézy no se incluyeron en el informe. donde m es la constante de proporcionalidad. y para probarla condujo dos experimentos en el canal de Compralat y en el Sena. al entender la adecuación que existe entre los valles fluviales y los caudales de los ríos. o sea v2 = mgS. probó que hay suficiente agua en el Mediterráneo para alimentar a todos sus ríos. Por ello fue de gran importancia el tubo de Pitot (1695-1771).

y que significó un notable avance en Hidrología subterránea. siendo v la velocidad. Otro hito importante en el desarrollo de la Hidrología fue el establecimiento. por parte de Manning. Horton (1875-1945). En 1856 el francés Darcy. Esto represento un avance fundamental en la modelización de las relaciones precipitación/escorrentía (Anderson y Burt. la derivación.Después del innegable progreso que significó la etapa anterior. S1/2) / n). en Carolina del Norte. También se idearon muchas fórmulas empíricas para la solución de varios problemas hidrológicos. Finalmente. al considerar que las características físicas . la generación de escorrentía no era de tipo hortoniano. la descripción cuantitativa de las redes fluviales y establece las relaciones entre sus parámetros principales. al establecer experimentalmente la ley que rige el flujo de agua a través de arenas. basándose en la teoría de que la generación de escorrentía dependía de que la intensidad la lluvia fuese superior a la capacidad de infiltración de agua en el suelo (Horton. el fundamento inmediato de la Hidrología científica actual. y de sus cuencas experimentales (Douglas y Hoover. 1988). a fin de que fuesen todos comparables entre sí a pesar de proceder de ríos con caudales muy dispares. por tanto. de una fórmula universal para calcular la velocidad del agua cuando no se dispone de mediciones. muy bien decirse que este siglo fue la gran era de la Hidrología experimental y. Abordó el problema de determinar la escorrentía superficial y la erosión en las vertientes. S la pendiente y n el coeficiente de rugosidad. pero en las que la selección de coeficientes y parámetros dependía exclusivamente del juicio y experiencia del investigador. La primera mitad del siglo XX se caracteriza por ser un periodo de racionalización. ingeniero hidráulico. como el “Manual of Hidrology” de Beardmore en 1852. del Tíber en Roma en 1825. 1990). en climas húmedos con vertientes cubiertas por vegetación. sino que se producía con relación a la circulación subsuperficial y a suelos saturados. 1932). o sea. Puede. es considerado como el padre de la hidrología en Estados Unidos. R el radio hidráulico. en 1889. En 1932 Sherman propuso que los hidrogramas se confeccionaran con relación a un módulo. coeficiente que fue estimado empíricamente por Manning. como en el caso del Rin cerca de Basilea en 1809. Horton (1945) inicia la morfometría. con su trabajo “Les fontaines publiques de la ville de Dijon”. con fines ecológicos del Laboratorio de Hidrología de Coweeta. En esta misma época se publicaron los primeros libros de texto sobre Hidrología. del Ohio en 1838 y del Ebro en Tortosa en 1853. Los datos recogidos en estas estaciones permitieron a Hewlett (1961) darse cuenta de que. puso los fundamentos de la teoría del movimiento del agua subterránea. entonces. Anivel teórico se produjo. fórmula que sigue siendo utilizada hoy en día y que es como sigue: (v = (R2/3 . el conocimiento hidrológico experimentó un notable crecimiento y con el siglo XIX llegaron los comienzos de las mediciones sistemáticas del flujo fluvial. del Garona en 1837. más tarde completada con la teoría sobre el flujo del agua en los pozos.

y por el otro. tanto para la medición como para el cálculo. especialmente gracias a trabajos llevados a cabo después de la Segunda Guerra Mundial con relación a la predicción y control de avenidas. los cuales son luego aplicados a la Hidrología (Sposito. etc.de las cuencas eran importantes para la estimación de las características de la escorrentía. tanto en el ámbito teórico como en el práctico. que puede considerarse como la edad de oro de la Hidrología. Con ello verificó experimentalmente la ley de flujos en medios porosos de Buckingham y derivó la ecuación que es aún comúnmente aceptada para su cálculo. han sido y son muy grandes. y nota que en el suelo saturado debe ser cero. El primer trabajo se debe a Buckingham (1905) y trata del equilibrio y comportamiento del flujo del agua en el suelo. irrigación. Más tarde Richards (1931) llevó a cabo mediciones precisas de la conductividad hidráulica mediante el diseño y utilización de tensiómetros. la obtención de muchos datos hidrológicos en condiciones variables en el tiempo y en el espacio. calidad de agua. . para lo cual define la tensión capilar. Las bases de estos avances se hallan en parte en el desarrollo de instrumentos extraordinariamente sofisticados. 1987). Desde el ámbito de la física de fluidos se llevan a cabo estudios sobre el comportamiento del agua en el suelo. por un lado. con los cuales ha sido posible. Los avances conseguidos en la segunda mitad de nuestro siglo. el tratamiento múltiple de estos datos y la resolución de ecuaciones matemáticas complicadas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful