Está en la página 1de 3

EL EVANGELIO DE DRCULA

Estancia 6. Ejercicios espirituales


Dedicado al exceso, dicen, cuarenta das con sus cuarenta noches orgisticas, lgubres, todas las tentaciones del Demonio aceptando, preparse a la gloria de su vida mortfera. Cumpliment la orden de arrojarse al abismo. Satans recogilo en sus garras, y Drcula, slo de sangre viven los hombres, dijo altivo, y no de la palabra divina lamentable.

Estancia 7. Sus apstoles


Su primer grupo odioso const de doce crpulas con lo cual hizo burla de los doce apstoles: eran gentes sangrientas y a la par refinadas capaces de finuras y crmenes sin cuento. Resplandeci entre ellos un turbio adolescente visionario y maldito, un poeta satnico que tena visiones de un futuro maligno podrido de excrementos y de asfixias mortales. Era un tierno maestro de la injuria; blasfemias como l las creaba nunca oyeron los tiempos con tales proporciones y musicales ritm os, expresin de su odio depurado e ilustre. Era su preferido, mantenan amores de estructura y de forma jams imaginables; los ltimos hallazgos del sadismo fluan de sus cuerpos vibrantes en figuras fantsticas, y el placer del dolor fue llevado a sus lmites en mil experimentos de vanguardia inmortales.