Está en la página 1de 6

TALLER SOBRE EL USO GRAMATICAL DE LA 

COMA 
(Los ocho casos vistos) 

Coloque la coma donde haga falta: 

Aunque, se habla mucho de ellas, pocas personas tienen una 
idea cabal de la forma como funcionan los computadores y de 
su importancia. 

Los   computadores   son,   a   decir   verdad,   un   invento 


relativamente   reciente   y   su   uso   es   todavía   restringido   en 
nuestros países. 

Sin embargo, los bancos, fábricas y otras empresas grandes 
dependen de los computadores pues los datos que procesan 
son voluminosos.

Gracias   a   la   invención   de   los   circuitos   impresos,   los 


computadores son, cada vez, más pequeños. 

Cada vez, son más populares los minicomputadores, para usos 
de   oficinas,   los   cuales   registran,   calculan,   transmiten   e 
imprimen datos del negocio. 

La programación de estos minicomputadores es relativamente 
simple y los fabricantes de sistemas, por lo general, programan 
el equipo de acuerdo con las necesidades del usuario. 

El   mercado   de   minicomputadores   crece   rápidamente   y   no 


sorprende encontrarlos en librerías, farmacias, licorerías y otras 
tiendas pequeñas. Las procesadoras de palabras son, tal vez, 
la más importante innovación en equipo de oficina.
La procesadora de palabras exhibe en una pantalla, y archiva 
en un disco magnético, si la operadora lo desea, el texto que se 
escribe en el teclado.

El texto puede archivarse, recuperarse, exhibirse, corregirse y 
copiarse a gran velocidad. 

Además,   la   procesadora,   puede   cambiar   la   distribución   del 


texto en la página, de acuerdo, con el formato requerido. 

Debido   a   su   gran   versatilidad,   la   procesadora,   puede   copar 


cientos  de  cartas   originales,  así  como,  sus  sobres;  para  ello 
basta escribir o alimentar las direcciones para cada carta y la 
máquina hará el resto.

Son   exportadores   de   papel,   tipos,   tintas,   equipo   para 


imprentas. El proyecto es ambicioso, costoso, extemporáneo, 
estéril.

Los   fines,   de   la   sociedad,   son   fabricar,   comprar,   vender, 


importar, distribuir equipo electrónico. 

La finca goza de aire puro, hermosas vistas, clima primaveral, 
mucha tranquilidad. 

Desean exportar papel, tipos, tintas, equipo para imprentas.  
No, exportan papel, tipos, tintas, equipo para imprentas.

Sí, aceptamos su proposición. 

No, lamentamos no poder comprarlo.
Además, sírvanse enviarnos un catálogo reciente. 

Por lo tanto, se necesita ampliar las investigaciones. 

Sin embargo, no hemos recibido su cheque. 

Por otra parte, sus precios son muy elevados. 

En otras palabras, será necesario ampliar la información. 

Por consiguiente, esperaremos sus noticias. 

Naturalmente, continuamos interesados en el proyecto. 

En vista de lo anterior, lamentamos comunicarles que 

Sí recibimos su pedido a tiempo lo atenderemos de inmediato. 

Como es nuestra costumbre, despacharemos la mercancía sin 
demora. 

Aunque, no tenía mucho tiempo, estudiaron francés. 

Ya que no llegan, los demás, partamos de una vez. 

A pesar de nuestros reclamos, no han cumplido con la entrega.

Si   la   cláusula   va   después   de   la   oración,   no   es   necesario 


ponerla. 

Los estudiantes, como es natural, aprendieron francés. 

Las comas, según hemos visto, protegen a la oración. 
Azorín, el escritor español, usaba mucho el punto y coma. 

Lima, capital de Perú, está a nivel del mar. 

La   mercadería   ha   llegado   maltratada   y,   por   lo   tanto,   la 


devolveremos. 

El receptor, es decir el lector, merece todo nuestro respeto. 

Esta información no es, sin embargo, decisiva para el caso. 

Hemos realizado, por supuesto, las averiguaciones necesarias. 

La secretaría, al oír pasos, guardó su bolso. 

El agua es, por supuesto, un buen conductor de la electricidad. 

El   agua   es,   como   todos   sabemos,   un   buen   conductor   de   la 


electricidad. 

El agua, cualquier estudiante lo sabe, es un buen conductor de 
la electricidad. 

Errar es humano; perdonar, divino. 

Luisa trabaja, en la oficina; su amiga, en el laboratorio. 

Juan, era muy trabajador; Pero, un gran ocioso. 

Unos hablaban, de béisbol; otros de fútbol. 

La extensión del artículo, es apropiada; el estilo brillante y el  
vocabulario dinámico. 

La Bibliografía es, una lista de publicaciones recomendadas al 
lector, distinta de las mencionadas en la página de Referencias. 
Las esculturas deberán ser, embaladas en cajones resistentes, 
envueltas en pajilla o espuma de caucho. 

En   los   cajones,   deberá   marcarse   el   nombre   y   dirección   del 


destinatario, así como el número correlativo del bulto. 

El mundo vivió dominado por una cultura oral, prácticamente, 
desde  los  orígenes de las civilizaciones, más remotas, hasta 
comienzos del Siglo XIX. (Uslar Pietro). 

Las palabras son, los utensilios, las herramientas del escritor. 
El   ingeniero,   inspeccionó   el   equipo,   pero,   no   pudo   hacerlo 
funcionar.  
Actualmente,   se   fabrican   engranajes   de   plástico,   pues,   hay 
algunos plásticos tan duros como el acero. 

Le   extirparon   las   amígdalas,   con   lo   cual,   se   salvó   de   una 


infección.  
Todos los edificios tienen un portero electrónico, pues, con este 
sistema, sólo entran quienes son admitidos “electrónicamente”. 

En   el   diccionario,   las   palabras,   son   posibles   significaciones, 


pero, no dicen nada. (Ortega y Gasset). 

Pedro, confiésalo de una vez. 

Confiésalo de una vez, Pedro. 

Confiésalo Pedro, de una vez. 

Valientes, ¡a la carga! 

Acepten señores, mis sinceras disculpas. 

Sr. Ministro, sírvase aceptar nuestra felicitación.