P. 1
Glándulas de secreción interna

Glándulas de secreción interna

|Views: 12.733|Likes:
Publicado porgayoly

More info:

Published by: gayoly on Mar 09, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/13/2013

pdf

text

original

Glándulas de secreción interna

De Wikipedia, la enciclopedia libre Saltar a: navegación, búsqueda

Glándulas endocrinas importantes. (Masculino a la izquierda, femenino a la derecha).
5. Glándula 1. Glándula pineal adrenal 2. Glándula pituitaria 6. Páncreas 3. Glándula tiroides 7. Ovario 4. Timo 8. Testículo

Las glándulas de secreción interna o endocrinas son un conjunto de glándulas que producen sustancias mensajeras llamadas hormonas, vertiéndolas sin conducto excretor, directamente a los capilares sanguíneos, para que realicen su función en órganos distantes del cuerpo (órganos blancos).

Contenido
[ocultar]
• • • •

1 Principales Glándulas Endócrinas 2 Glándulas endocrinas y sus hormonas 3 Véase también 4 Enlaces externos

[editar] Principales Glándulas Endócrinas
Las principales glándulas que componen el sistema endocrino son:
• • • • • • • • • •

El páncreas. La tiroides. El hipotálamo. La hipófisis. La pineal. Las glándulas suprarrenales. Las gónadas: testículos y ovarios. Las paratiroides. Los islotes de Langerhans. El timo.

Según este concepto, también son glándulas endocrinas, los riñones al producir eritropoyetina, el hígado, el mismo intestino, los pulmones y otros órganos que producen hormonas que actúan a distancia. Las enfermedades endocrinas ocurren en los casos en que hay muy baja secreción (hiposecreción) o demasiada alta secreción (hipersecreción) de una hormona. Estas glándulas mandan las hormonas vía torrente sanguíneo, tal como lo hace que órgano que secreta insulina, el cual regula los niveles de azúcar.

[editar] Glándulas endocrinas y sus hormonas
Algunas glándulas endocrinas y sus hormonas

Glándula endocrina

hormonas

tejido blanco

Acciones principales

Útero Hipotálamo (producción) Hipófisis, neurohipófisis (almacenamiento y liberación) Oxitocina Glándulas mamarias

Estimula las contracciones

Estimula la expulsión de leche hacia los conductos

Riñones Hormona antidiurética (conductos (vasopresina) colectores)

Estimula la reabsorción de agua; conserva agua.

Hormona del crecimiento (GH)

General

Estimula el crecimiento al promover la síntesis de proteínas.

Prolactina

Glandulas mamarias

Estimula la producción de leche.

Hormona estimulante Hipófisis del tiroides (TSH) (producción) Lóbulo anterior de la hipófisis Hormona adrenocorticotrópica (ACTH)

tiroides

Estimula la secreción de hormonas tiroideas; estimula el aumento de tamaño del tiroides.

Corteza suprarrenal

Estimula la secreción de hormonas corticosuprarrenales.

Hormonas gonadotrópicas (foliculoestimulante, FSH; luteinizante, LH)

Gónadas

Estimula el funcionamiento y crecimiento gonadales.

Tiroxina (T4) y triyodotironina (T3) Tiroides

General

Estimulan el metabolismo; esencial para el crecimiento y desarrollo normal.

Calcitonina

Hueso

Reduce la concentración sanguínea de calcio inhibiendo la degradación ósea por osteoclastos.

Glándulas paratiroides

Hormona paratiroidea

Hueso, riñones, tubo digestivo

Incrementa la concentración sanguínea de calcio estimulando la degradación ósea; estimula la reabsorción de calcio por los riñones; activa la

vitamina D.

Insulina

General

Islotes de Langerhans del páncreas

Reduce la concentración sanguínea de glucosa facilitando la captación y el empleo de ésta por las células; estimula la glucogénesis; estimula el almacenamiento de grasa y la síntesis de proteína.

Glucagón

Hígado, tejido adiposo

Eleva la concentración sanguínea de la glucosa estimulando la glucogenólisis y la gluconeogénesis; moviliza la grasa.

Médula suprarrenal

Adrenalina y noradrenalina

Músculo, miocardio, vasos sanguíneos, hígado, tejido adiposo

Ayuda al organismo a afrontar el estrés; incrementa la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la tasa metabólica; desvía el riego sanguíneo; moviliza grasa; eleva la concentración sanguínea de azúcar.

Mineralocorticoides (aldosterona)

Túbulos renales

Mantiene el equilibrio de sodio y fosfato.

Corteza suprarrenal Glucocorticoides (cortisol) General

Ayuda al organismo a adaptarse al estrés a largo plazo; eleva la concentración sanguínea de glucosa; moviliza la grasa.

Glándula pineal

Melatonina

Gónadas, células

Influye en los procesos reproductivos en cricetos y

pigmentarias, otros tejidos

otros animales; pigmentación en algunos vertebrados; puede controlar biorritmos en algunos animales; puede ayudar a controlar el inicio de la pubertad en el ser humano.

Estrógenos (estradiol) Ovario

General; útero

Desarrollo y mantenimiento de caracteres sexuales femeninos, estimula el crecimiento del revestimiento uterino.

Progesterona

Útero; mama

Estimula el desarrollo del revestimiento uterino.

Testosterona Testículos

General; estructuras reproductivas

Desarrollo y mantenimiento de caracteres sexuales masculinos; promueve la espermatogénesis; produce el crecimiento en la adolescencia.

Inhibina

Lóbulo anterior de la hipófisis

Inhibe la liberación de FSH(crecimiento de vello en el pecho y la barba).

[editar] Véase también
Las glándulas
Votos: 0 Vistas: 0
Las glándulas http://w w w .esma

• •

Favoritos de.li.cio.us

• • •

Digg Facebook Reddit

por: Redacción Fuente: esmas.com

En el cuerpo humano existen tres diferentes tipos de glándulas, cada una de ellas con una función diferente
Las glándulas son órganos que tienen como función la de fabricar productos especiales llamados hormonas, que son mensajeros químicos que se incorporan a la sangre para llegar a la célula a la que está destinadas, según su característica especial. En nuestro cuerpo existen tres tipos de glándulas por su forma de secreción. - Las de secreción interna, llamadas endocrinas. - Las de secreción externa o exocrinas. - Las mixtas que producen de las dos secreciones. Las glándulas de secreción interna o endocrinas, no tienen conductos propios, producen hormonas que se liberan directamente a la sangre y viajan por ella llegando así a los órganos que lo necesiten. Están dispersas por todo el organismo y en células asociadas al tubo digestivo. Las hormonas que producen controlan el crecimiento o los cambios sexuales entre otras funciones. Las glándulas de secreción externa o exocrinas, no tienen mensajeros químicos, sino que tienen conductos propios en los que vierten secreciones que llegan al exterior del cuerpo, como el sudor, la saliva, las lágrimas y la leche materna. También vierten directamente sus secreciones a otros órganos internos como al hígado. El páncreas por ejemplo, es una glándula de secreción mixta, porque produce jugos digestivos que llegan al intestino delgado y también insulina y otras hormonas que sirven para procesar el azúcar. Por su función específica, también están las:. - Las glándulas epocrinas, son las que reúnen sus secreciones en los extremos de las células glandulares para desprenderse y formar una nueva secreción. El núcleo y el citoplasma restante se regeneran luego en un corto período de recuperación. Un ejemplo de ellas, son las glándulas mamarias. - Las glándulas holocrinas, son aquellas donde los productos de secreción se acumulan en los cuerpos de las células, que después mueren y son excretadas. Se forman constantemente nuevas células para reponer las perdidas. Las glándulas sebáceas son un ejemplo de este grupo. - Las glándulas unicelulares: las glándulas unicelulares están representadas por células mucosas o coliformes que se localizan en el recubrimiento de los sistemas digestivos, respiratorio y urogenital. Su forma es como la de una copa. El extremo interno es delgado y contiene el núcleo. Una célula caliciforme puede verter su contenido poco a poco o vaciarse rápidamente y colapsarse, siendo reemplazadas las células que mueren de forma inmediata. -Las glándulas multicelulares tienen diversas formas. Las más simples tienen forma de platos aplanados de células secretoras o son grupos de células secretoras que constituyen un pequeño hueco dentro del epitelio y secretan a través de una abertura común.

Anuncios patrocinados

AULA INTERACTIVA
lunes 16 de mayo de 2011
CARACTERISTICAS SEXUALES PRIMARIAS Y SECUNDARIAS Las características sexuales primarias son todas aquellas en el cual está la presencia de los órganos necesarios para la reproducción, como son: • En mujeres: ovarios, trompas de falopio, útero, vagina. • En hombres: testículos, pene, escroto, vesículas seminales, próstata.

Son signos fisiológicos de la madurez sexual que no involucran directamente a los órganos reproductores. • En mujeres: crecimiento de los senos, aparición del vello púbico, vello axilar, cambios en la voz, cambios en la piel, ensanchamiento y aumento de la profundidad de la pelvis, presencia de la menstruación. • En hombres: vello púbico, vello axilar, vello facial, cambios en la voz, cambios en la piel, ensanchamiento de los hombros, presencia del semen. El principal signo de madurez sexual en las niñas es la menstruación. En los varones, la primera señal de la pubertad es el crecimiento de los testículos y escroto y el principal signo de madurez sexual es la presencia de semen en la orina, siendo este fértil tan pronto exista la evidencia de esperma.

La MESTRUACIÓN O REGLA: Es la característica más evidente y simbólica de la transición de la niña a la adolescencia, llega de improviso y está precedido por un sangrado vaginal. Puede ocurrir a los nueve años y medio o hasta los dieciséis años y medio. La edad promedio de la menarquia es de doce años y medio aproximadamente, por lo regular tiene lugar cuando la niña se acerca a la estatura adulta y ha almacenado un poco de grasa corporal. En una niña de talla normal, suele comenzar cuando pesa cerca de 45 Kg. Los primeros ciclos varían mucho entre las niñas, además suelen variar de un mes a otro. En muchos casos los primeros ciclos son irregulares y anovulatorios, es decir, no se produce el óvulo. La menstruación produce cólicos menstruales en casi la mayoría de las adolescentes. La tensión premenstrual es frecuente y muchas veces se observan irritabilidad, depresión, llanto, inflamación e hipersensibilidad de los senos. El signo más evidente de la madurez sexual de una niña, es la primera menstruación. Desarrollo sexual del adolescente: Los cambios físicos que ocurren en la pubertad son los responsables de la aparición de la sexualidad. Iniciado el proceso de la pubertad se acentúan los caracteres físicos, el despertar sexual y el comienzo de la genitalidad adulta, dichos cambios son una parte consciente del adolescente, a pesar que este proceso se presenta emocionalmente confuso para sí mismo. A esto contribuyen las novedades fisiológicas y psicológicas de

la evolución propia de la edad, el descubrimiento del placer en el trato y frecuentación con personas de otro sexo, comenzando a definirse la identidad sexual. Desarrollo afectivo: Tras el período turbulento de la preadolescencia, la conducta de los jóvenes suele sosegarse. Las relaciones familiares dejan de ser un permanente nido de conflictos violentos y la irritación y los gritos dejan paso a la discusión racional, al análisis de las discrepancias y hasta a los pactos y los compromisos. A partir de este momento, el conflicto se desplaza desde la ambivalencia afectiva a la reivindicación de ciertos derechos personales, entre los que destacan las exigencias de libertad e independencia, la libre elección de amistades, aficiones, entre otros. El adolescente intenta experimentar sus propios deseos más allá del estrecho círculo de las relaciones familiares. En este segundo momento de la adolescencia, los intereses afectivos de los jóvenes abandonan masivamente el ámbito familiar estableciendo nuevas elecciones de objetos afectivos extra familiares, como es propio de todo adulto. El problema reside en que la afectividad va más allá de la familia, pero el adolescente sigue viviendo � y tal vez por mucho tiempo - en el domicilio paterno. Desarrollo social: El desarrollo social del adolescente empieza a manifestarse a temprana edad, a medida que se va desarrollando empieza a ver otras inquietudes a la hora de elegir un amigo, es electivo, tienen que tener las mismas inquietudes, ideales y a veces hasta condiciones

económicas. El grupo es heterogéneo, compuesto por jóvenes de ambos sexos, esto la mayoría de las veces trae como consecuencia la mutua atracción entre ellos; se inicia el grupo puberal con uno o dos amigos íntimos.

Los cambios que ocurren en hombres y mujeres, a partir de la pubertad, se llaman características sexuales. Las modificaciones corporales externas se clasifican en caracteres sexuales primarios y secundarios. El carácter sexual primario es la formación de células sexuales, es decir, de óvulos y de espermatozoides. Es, por lo tanto, en esta etapa de la vida cuando comienza la secreción de espermios y óvulos. Se puede decir entonces que la evidencia de la maduración de las características sexuales primarias en la especie humana es la producción de gametos. También constituyen caracteres sexuales primarios los órganos donde se producen los gametos, es decir, ovarios y testículos. En cambio, el conjunto de rasgos de orden físico que distingue al hombre de la mujer, se conocen como caracteres sexuales secundarios. La aparición de los caracteres sexuales secundarios diferencia definitivamente al hombre de la mujer. Los principales rasgos o caracteres diferenciales son:

CARACTERES

1. Crecimiento del pelo

2. Voz 3. Glándulas mamarias 4. Conformación corporal.

HOMBRE Aumento del vello en la cara y en las axilas. El pelo de la cabeza se ralea y se producen las típicas entradas . Desarrollo de voz profunda, de tono grave. No hay desarrollo de las mamas. Mayor desarrollo del tórax, con hombros anchos y caderas de poco desarrollo.

MUJER

No hay pelo en el rostro.

Desarrollo de voz de tono agudo. Desarrollo de glándulas mamarias. Mayor desarrollo del ancho de las caderas; tórax estrecho.

5. Estatura corporal

Menor desarrollo esquelético Mayor desarrollo y muscular. Más pequeña y de esquelético y muscular. Más talla redondeada, miembros alto, fornido. más finos.

Los cambios que ocurren en la adolescencia no se refieren sólo a las características sexuales secundarias. Los órganos sexuales, también se desarrollan y crecen al mismo tiempo. Así como existen cambios morfológicos y fisiológicos en la adolescencia relacionados con la madurez sexual, también se presentan cambios psicológicos en las actitudes y el comportamiento. El cambio más notorio que se produce, es que los jóvenes de sexo diferente comienzan a interesarse unos en otros. Muestran una mayor atracción. La existencia de esta complementación permite el tener intereses compartidos, valores e ideales comunes, y en un respeto mutuo.

Caracteres sexuales secundarios
De Wikipedia, la enciclopedia libre Saltar a: navegación, búsqueda

Cola del Pavo Real macho. Las características sexuales secundarias son aquellas que distinguen entre los dos sexos de una especie, pero no son directamente parte del sistema reproductor. Algunos argumentan que han evolucionado para darle ventaja a un individuo sobre los demás de un grupo para el apareamiento. Estos son muy distintos de las características sexuales primarias: los órganos sexuales. Las características sexuales secundarias pueden darle ventaja a un individuo sobre sus rivales en dos maneras: pueden ser utilizadas para vencerlos en combate o para atraer miembros del sexo opuesto. Un ejemplo de la primera manera son las astas del venado; el macho con la mejor cornamenta vencerá a sus rivales, y así obtendrá acceso a las hembras del grupo. Un ejemplo del último es la cola del pavo real; el macho con la cola más impresionante atraerá a más hembras que un macho menos impresionante.

Otros factores secundarios tienen que ver con el papel maternal de la hembra. En los humanos, las características sexuales secundarias incluyen:

Varón
o o o o o o o o o o o o

Músculos más desarrollados. Vello más grueso y largo. Más vello en otras partes del cuerpo (brazos, piernas). Más vello facial (por ejemplo barba y bigote). En promedio, pies y manos más grandes que en las mujeres. Tórax y hombros más anchos. Esqueleto y cráneo más pesados. Más masa muscular y fuerza física. Voz más grave. Depósitos de grasa principalmente alrededor del abdomen y cintura (forma de manzana). Piel más áspera. Vello púbico en forma de rombo (se extiende desde los genitales hacia arriba del área pubiana por la línea media). Mamas más desarrolladas. Estatura menor que el hombre. Más ancha en las caderas que en los hombres. Funcionamiento de las glándulas mamarias. Más grasa subcutánea (ver panículo adiposo). Depósitos de grasa principalmente en los glúteos y en los muslos (forma de pera). Vello púbico más restringido que en el varón (en la mujer abarca un área triangular dentro del pubis cubriendo la vulva y el monte de Venus). Piel más suave.

Mujer
o o o o o o o o

[editar] Véase también

Los cambios hormonales sexuales, responsables de las migrañas femeninas
Las mujeres sufren el doble de dolores de cabeza que los hombres

Antes de la pubertad, los dolores de cabeza de migraña afectan a chicas y chicos en igual número. Sin embargo, una vez que el adolescente empieza a producir hormonas sexuales, esos dolores de cabeza afectan más a las primeras. Los expertos se han venido preguntando por qué entre los adultos el doble de mujeres que de hombres sufre estos dolores de cabeza, hasta que recientes estudios han demostrado que al menos en el 60%

de las mujeres con migrañas sus dolores de cabeza se deben a cambios en los niveles de las hormonas sexuales, tanto naturales como de anticonceptivos.

Dieta, alcohol, estrés y sexo

La noticia en otros webs
• •

webs en español en otros idiomas

Durante décadas se ha intentado encontrar una explicación de esta diferencia. Tanto profesionales como profanos han atribuido erróneamente las migrañas, como el perfeccionismo y la ansiedad nerviosa, a conflictos sexuales o a problemas emocionales profundos, que han considerado más característicos de las mujeres que de los hombres. Pero en los últimos años ha surgido una explicación que apunta causas biológicas para esta afección. común entre las mujeres.El dolor de cabeza suele ocurrir durante o justo al inicio de la menstruación, y a veces a mitad del periodo, o más a menudo, durante la ovulación. Por ello, las últimas investigaciones sugieren que los dolores de cabeza y los síntomas de náuseas, cambios de estado de ánimo y ultra-sensibilidad a la luz o al ruido que normalmente los acompañan surgen por una drástica disminución de los niveles previamente altos de estrógenos. "El dolor de cabeza es resultado de cambios bloquímicos reales en el cerebro", afirma Steplien Silberstein, neurólogo del Centro Integrado del Dolor de Cabeza del Hospital de Germantown, en Filadelfia (EE IJU). Las mujeres que sufren este síndrome, llamado migraña menstrual, también suelen quejarse de molestias como retención de líquidos y tensión mamaria. "No son dolores imaginarios de las mujeres, no son un fenómeno psíquico o psicosomático", afirma ese especialista. "Desafortunadamente", añade "muchos médicos, e incluso muchos neurólogos, no tienen en cuenta la migraña menstrual ni lo que se puede hacer para prevenirla o tratarla".Las mujeres tienden a empezar a sufrir migrañas en 121 adolescencia, y una tercera parte de las mujeres que sufren estos dolores de cabeza empezaron a padecerla durante sus primeros periodos menstruales.
Embarazo

En aproximadamente una de: cada siete mujeres que tienen migrañas, el dolor se produce sólo en relación con sus ciclos menstruales o tratamientos con hormonas sexuales. Pueden no, sufrir los dolores de cabeza. Siempre durante la menstruación, pero cuando aparecen, siempre están originados por un cambio en los niveles hormonales. Curiosamente, se ha detectado que con frecuencia el dolor de cabeza desaparece con el embarazo, cuando los niveles de estrógenos en la sangre son continuadamente altos hasta el parto. La menopausia puede poner fin a los dolores de cabeza, aunque también puede producir el efecto contrario y empeorarlos. Pero la utilización de anticonceptivos orales con estrógenos, que se toman sólo durante algunos días, pueden producir o agravar las migrañas. También influyen negativamente los tratamientos hormonales tras la menopausia.

Los estrógenos afectan a la acción de la serotonina, un elemento neuroquímico que influye en los estados de ánimo. Actúa sobre las células cerebrales y puede causar inflamación de los vasos sanguíneos y las membranas en el cráneo. Durante las migrañas, según explica Silberstein, se activan los receptores de serotonina, permitiendo una sobrefunción de este neuroquímico.
Las hormonas sexuales son sustancias producidas por las glándulas sexuales: el ovario en la mujer y el testículo en el varón.

Testículo en el hombre.

Ovario en la mujer.

El ovario produce hormonas sexuales femeninas (estrógenos y gestágenos), mientras que el testículo produce hormonas sexuales masculinas (andrógenos). El estrógeno más importante que sintetiza el ovario es el estradiol, mientras que la progesterona es el más importante de los gestágenos. La testosterona es el andrógeno que produce el testículo. Las hormonas sexuales femeninas desempeñan una función vital en la preparación del aparato reproductor para la recepción del esperma y la implantación del óvulo fecundado, mientras que los andrógenos intervienen de manera fundamental en el desarrollo del aparato genital masculino. Todas las hormonas sexuales se sintetizan a partir del colesterol. Los folículos ováricos son el lugar de producción de estrógenos y progesterona. Estas hormonas se segregan de forma cíclica, con una secuencia que se repite cada 28 días aproximadamente durante la edad fértil de la mujer, y que se conoce con el nombre de ciclo menstrual. A partir de una determinada edad, que oscila entre los 40 y 60 años, la función ovárica se agota, se reduce la producción hormonal y cesan los ciclos menstruales. Este fenómeno biológico se conoce como menopausia. La testosterona se produce en unas células especializadas del testículo llamadas células de Leydig. La producción de testosterona en el hombre se reduce también con el envejecimiento, aunque de forma menos brusca y marcada que en el sexo femenino.

Producción de hormonas sexuales.
La síntesis de las hormonas sexuales está controlada por la La hipófisis. hipófisis, una pequeña glándula que se encuentra en la base del cerebro. Esta glándula fabrica, entre otras sustancias, las gonadotropinas, que son las hormonas estimulantes del testículo en el hombre y del ovario en la mujer. Al llegar la pubertad se produce un incremento en la síntesis y liberación de gonadotropinas hipofisarias. Estas llegan al testículo o al ovario donde estimulan la producción de las hormonas sexuales que, a su vez, dan lugar

a los cambios propios de la pubertad. En la mujer la secreción de gonadotropinas es cíclica, lo que da lugar a la secreción también cíclica de estrógenos y progesterona y a los ciclos menstruales femeninos.

Función de las hormonas sexuales
Los estrógenos son responsables de buena parte de los cambios que experimentan las niñas al llegar a la pubertad. Estimulan el crecimiento de la vagina, ovario y trompas de Falopio, así como el desarrollo de las mamas y contribuyen a la distribución de la grasa corporal con contornos femeninos. Participan también en el periodo de crecimiento rápido de la pubertad conocido como estirón puberal. En las mujeres adultas los estrógenos y la progesterona participan en el mantenimiento de los ciclos menstruales. En la primera fase del ciclo hay proliferación de la mucosa de la vagina y del útero. Al final del ciclo el cese de la secreción de estrógenos y progesterona provoca la menstruación. Durante la pubertad los andrógenos provocan la transformación del niño en varón adulto. Producen un aumento del tamaño del pene y del escroto, aparición de vello pubiano y aumento rápido de la estatura. Los andrógenos hacen que la piel sea más gruesa y oleosa. Estimulan el crecimiento de la laringe, con el consiguiente cambio en el tono de voz, y favorecen la aparición de la barba y la distribución masculina del vello corporal. Otra consecuencia de la actividad androgénica es el cese del crecimiento de los huesos largos por fusión de las epífisis después del estirón puberal. Los andrógenos, junto con las gonadotropinas, son necesarios para la producción y maduración del esperma. Además, los andrógenos son hormonas anabólicas, es decir, favorecen la síntesis de proteínas y el desarrollo muscular y son la causa del mayor tamaño muscular del varón con respecto a la mujer.

¿Cómo actúan las hormonas sexuales?
Los tejidos sensibles a los estrógenos, principalmente aparato reproductor femenino, mama e hipófisis, contienen en el interior de sus células una proteína receptora, es decir, una sustancia con capacidad de unirse a los estrógenos que circulan en la sangre. El complejo estrógeno-proteína se traslada al núcleo de la célula, donde se encuentran los genes. Como consecuencia de esta acción se estimula la síntesis de ácidos nucleicos y proteínas específicas de esos tejidos. (Ver: Proteínas) La testosterona actúa de una forma similar; sin embargo, antes de unirse a su receptor, las células de la mayoría de los tejidos sensibles a los andrógenos la transforman ligeramente, convirtiéndola en una sustancia parecida llamada dihidrotestosterona, que es la que finalmente se une al receptor y pasa al núcleo celular.

Administración externa de hormonas sexuales
Naturalmente las hormonas son producidas al interior del organismo y distribuidas a través de la sangre, pero también existen diversos preparados farmacéuticos que contienen hormonas sexuales naturales y sintéticas. La forma más común de administración de hormonas femeninas es en comprimidos orales. Recientemente se han comenzado a emplear con gran aceptación los preparados transdérmicos, es decir, que se absorben a través de la piel, ya sea mediante parches o mediante geles. También existen hoy los implantes subcutáneos y las aplicaciones vaginales de estrógenos. Los andrógenos se administran habitualmente en forma de inyecciones intramusculares cada 2-4 semanas, ya que tienen una duración prolongada. Existen también parches e implantes de testosterona. Hay también comprimidos orales de derivados de testosterona, pero no se recomiendan para el tratamiento sustitutivo de hormona sexual masculina.

OTRAS SUGERENCIAS Actividades para Estudiantes Sugerencias al docente

RECURSOS DIGITALES ASOCIADOS

Hormonas y sexualidad humana
Las hormonas son sustancias químicas que controlan numerosas funciones corporales. Son producidas en el sistema endocrino, el cual está formado por glándulas y tejidos secretores que no tienen un conducto secretor como las glándulas exocrinas (por ejemplo, glándulas sudoríparas). Por lo tanto, sus secreciones u hormonas son secretadas y transportadas a través de la sangre. Las hormonas actúan como "mensajeros" para coordinar las funciones de varios órganos del cuerpo. El sistema hormonal se relaciona principalmente con diversas acciones metabólicas del cuerpo humano y controla la intensidad de funciones químicas en las células. Algunos efectos hormonales se producen en segundos, otros requieren varios días para iniciarse incluso semanas, meses, o años.
Funciones que controlan las hormonas

Entre las funciones que controlan las hormonas se incluyen: Las actividades de órganos El crecimiento y La reproducción. Las características El uso y almacenamiento Los niveles en la sangre de líquidos, sal y azúcar. completos. desarrollo. sexuales. de

energía.

Desde el punto de vista molecular existen diferentes tipos de hormonas, la mayoría derivada de los esteroides y proteínas. La acción de cada hormona depende de los receptores que tengan las células. Estos receptores son específicos para una hormona determinada y se ubican en las células blanco (donde ejerce efecto la hormona). Los receptores de hormonas proteicas se ubican en la membrana plasmática de la célula blanco y los de hormonas esferoidales se encuentran en el citoplasma y núcleo celular. Las hormonas sexuales son esteroidales y desempeñan un papel fundamental en el desarrollo sexual y del comportamiento. Debido a que estas moléculas esteroidales son pequeñas y solubles en las grasas, atraviesan fácilmente las membranas celulares. Una vez en el interior celular, los esteroides pueden unirse a receptores en el citoplasma o el núcleo y de esta manera influir sobre la expresión genética. Por lo tanto, las hormonas esteroidales ejercen acciones variadas y de larga duración sobre la función celular. Las hormonas sexuales influyen de diferente manera en el desarrollo de la sexualidad desde la concepción hasta la madurez sexual, pues determinan el desarrollo de las características anatómicas, fisiológicas y de comportamiento que distinguen al hombre y a la mujer. En esta sección estudiaremos específicamente el efecto de las hormonas sexuales en el ciclo menstrual y, en consecuencia, en el desarrollo de los óvulos. Para ello, comenzaremos dando una descripción de los eventos más importantes presentes en el ciclo menstrual y ovárico.
Regulación de hormonas sexuales femeninas

Desde la aparición de la primera menstruación (menarquia) hasta la desaparición de ella (menopausia), las mujeres experimentan cambios cíclicos en los ovarios y el útero. Cada ciclo tiene una duración de unos 28 días aproximadamente e implica la maduración de un ovocito y la adecuación del endometrio para recibirlo, en el supuesto de que sea fecundado. Si no ocurre la fertilización, el endometrio uterino se desprende y deja unas áreas hemorrágicas que producen el sangrado menstrual. Podemos distinguir dos ciclos que se producen simultáneamente (fig. 1): El ciclo ovárico, que consiste en la maduración de un folículo y expulsión de un ovocito secundario. El ciclo menstrual, que consiste en la preparación de un ambiente apto para recibir al ovocito fecundado (cigoto). Si el ovocito secundario no está fertilizado es eliminado.
Ciclo ovárico

En el ovario ocurre una serie de eventos que llevan al desarrollo de los ovocitos secundarios. Las etapas fundamentales de estos cambios son: - Fase folicular (crecimiento folicular): se refiere a la evolución del ovocito primario y el comportamiento de las células que lo acompañan (teca y granulosa), conjunto denominando folículo. Es una fase de duración variable que comienza con el desarrollo de un grupo de folículos por influencia de la hormona folículoestimulante (HFE) y la hormona luteinizante (HL). Estas hormonas reciben el nombre de gonadotrofinas por su acción sobre las gónadas femeninas y masculinas (ovarios y testículos). Luego, se selecciona un folículo que va madurando y aumentando de tamaño hasta el día de la ovulación y que secreta hormonas llamadas estrógenos. Éstos aceleran el crecimiento del endometrio y, además, son responsables de las características sexuales secundarias de la mujer. - Ovulación: es el evento central del ciclo femenino y corresponde a la descarga del ovocito secundario del folículo maduro. Este hecho se produce por el brusco aumento de la hormona luteinizante hasta llegar a un máximo en su concentración (“peak” de HL), que es seguido en un lapso de horas por la ruptura de la pared folicular. En este evento se completa la primera división meiótica. - Formación del cuerpo lúteo: tiene una duración constante de 14 ± 2 días. Después de la ovulación, la estructura folicular que queda en el ovario se reorganiza y se convierte en una estructura glandular conocida como cuerpo lúteo, que secreta progesterona y estrógenos. La hormona progesterona es la encargada de preparar al útero para la eventual gestación. Si entre los 8 y 10 días después de la ovulación no aparece alguna señal de presencia embrionaria, el cuerpo lúteo inicia un proceso regresivo autónomo con caída en la producción de estrógeno y progesterona, lo que desencadena la menstruación.
Ciclo menstrual

El ciclo menstrual es la secuencia mensual de eventos que prepara al cuerpo para un posible embarazo. Comprende: - Fase proliferativa: es el engrosamiento gradual del endometrio debido al aumento del nivel de estrógenos. - Fase secretora: comienza con la ovulación. La progesterona modifica el endometrio, inhibiendo la fase proliferativa y preparándolo para aceptar, implantar y nutrir al posible embrión.

Figura 1. Ciclo folicular y ciclo menstrual o endometrial y cambios hormonales asociados El control de la reproducción en la mujer es muy complejo. En él participan el hipotálamo (estructura del sistema nervioso ubicada en el cerebro), la hipófisis (glándula endocrina ubicada en el cerebro) y los ovarios. La glándula hipófisis tiene una parte anterior (adenohipófisis) y otra posterior (neurohipófisis). Ambas son controladas por el hipotálamo, tal como se muestra en la figura 2. En esta figura también se incluyen hormonas que actúan durante el parto y en la secreción de leche durante la lactancia.

Figura 2. Eje hipotalámico-hipofisiario-gonadal: relación funcional y de control Los cambios asociados al comienzo de la adolescencia femenina están relacionados con el desarrollo del eje hipotalámico–hipofisiario–ovárico (figura 2). Al comenzar la pubertad, el hipotálamo empieza a aumentar gradualmente la secreción de hormonas liberadores de gonadotrofinas (GnRH), las que estimulan al lóbulo anterior de la hipófisis para

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->