Está en la página 1de 1

La autoestima no es otra cosa que el grado de conocimiento, valoración y

aceptación que la persona realiza de si misma, y que por tanto está directamente
relacionada con la identidad de la persona. Se trata de cómo nos vemos a nosotros
mismos y cómo nos valoramos.

Las personas con baja autoestima muestran dificultades para percibirse de forma
adecuada, lo que repercute en la aceptación que tiene de si mismos, puesto que
normalmente tienen una visión de si mismas de carácter negativo y poco ajustada a la
realidad.

Es importante que los alumnos capaces de evaluarse de forma correcta,
observando sus talentos y habilidades de la forma más objetiva posible.

¿Y qué ejercicios podemos hacer para conseguirlo? Esta es una de las preguntas más
habituales que padres, y especialmente tutores, se hacen, ya que en ocasiones la
pautas generales de actuación no les son suficientes. Para ellos y para todos aquellos
que os encontréis en alguna situación similar os propongo una serie de ejercicios que
podéis realizar con vuestros alumnos y que pueden serviros a vosotros para observar
cómo se evalúan a si mismos y a ellos para valorarse mejor, más objetiva y
positivamente:

1. Cosas que puedo hacer bien: Se trataría de proporcionarles o repasar una serie de
tareas donde ellos han de clasificarlas según la capacidad que creen tener para
realizarlas.
2. Cómo soy yo: Se trata de evaluar distintas áreas de su personalidad mediante un
gráfico donde han de señalar tanto rasgos positivos como negativos.
3. Antes y ahora: Hemos de ayudarles a resaltar aspectos en los que cada alumno ha
mejorado con el paso del tiempo.
4. Manos, corazón y cabeza: Se trata de hacerles ver las cualidades positivas en relación
a habilidades manuales, habilidades intelectuales y sentimientos.
5. Recuerdos positivos: Ayudarles a recordar algún episodio positivo en que fueron
objeto de reconocimiento social.
6. Carta a los Reyes Magos: Cada alumno escribe una carta a los Reyes Magos pidiendo
algunos cambios sobre la propia forma de ser.
7. Sácame los colores: Cada alumno responde a un cuestionario de autoconcepto,
comprobando a continuación si los demás compañeros de clase le otorgan la misma
puntuación en cada pregunta.

Ana Victoria Mira Pastor