P. 1
Las Maravillas de La Creacion Revelan La Gloria de Dios @

Las Maravillas de La Creacion Revelan La Gloria de Dios @

|Views: 3.428|Likes:
Publicado porTj Amado

More info:

Published by: Tj Amado on Mar 05, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/26/2012

pdf

text

original

LAS MARAVILLAS DE LA CREACION REVELAN LA GLORIA DE DIOS

1. Al aprender acerca de las dimensiones y el orden del Universo ¿Cómo se intensifica nuestro aprecio por Jehová? Isaías 40:26 Cuando contemplamos las estrellas nos llenamos de admiración y respeto por Jehová. En nuestros tiempos hemos escudriñado las profundidades del espacio y hemos visto creaciones a una escala que nos llena de asombro y reverencia. Cuando alzamos la vista a los cielos, vemos pruebas del incomparable poder de Jehová. 2. Cuando examinamos detenidamente el agua ¿Qué aprendemos de su magistral Diseñador? Rev. 14:7 El agua es esencial para la vida. Cuando la examinamos más detenidamente, ¿qué aprendemos de su magistral Diseñador? Un solo vaso de agua contiene incontables billones de moléculas. Cada molécula tiene un diseño engañosamente sencillo: dos átomos de hidrógeno unidos a un átomo de oxígeno. El lado del oxígeno tiene una carga ligeramente negativa, y el del hidrógeno, una carga ligeramente positiva. Estas cargas opuesta se atraen como diminutos imanes y forman los llamados “puentes de hidrógeno”. ¿Qué resulta de este sencillo pero elegante diseño? Conforme el agua se enfría, se contrae y se vuelve más densa. Pero a diferencia de la mayoría de los líquidos, cuando se acerca al punto de congelación, ocurre algo insólito. ¡El agua comienza a expandirse! Al volverse hielo los puentes de hidrógeno se traban de tal modo que las moléculas forman un entramado muy abierto. Gracias a este diseño tan singular, el hielo es menos denso que el agua y flota en la superficie. Esta propiedad impide que gran parte del agua de los lagos, los ríos y hasta los océanos acabe convirtiéndose en hielo sólido. De este modo, Jehová creó un aislante natural que preserva la vida en el agua líquida que hay debajo. 3. ¿Qué nos ensenan el tamaño de la tierra y su distancia del Sol acerca de la sabiduría de Jehová? Esta abundancia de agua no existiría si la Tierra no estuviera precisamente situada en el sistema solar a unos 150 millones de kilómetros del Sol. Si la Tierra estuviera tan solo un 5% más cerca del Sol, el calor abrasador impediría que existiera la vida. Pero si estuviera tan solo un 1% más lejos del Sol, gran parte de nuestro planeta quedaría cubierto por enormes capas de hielo. Jehová también hizo la Tierra con el tamaño exacto. (40.000 Kilómetros de circunferencia) Si fuera un poco más grande su gravedad sería mayor. El hidrógeno, siendo un gas ligero, se acumularía, pues no podría escapar a la atracción de la Tierra. Con el tiempo, la atmósfera se haría irrespirable. Por otro lado, si nuestro planeta fuera ligeramente más pequeño, tanto el oxígeno como el agua de la superficie se escaparían. En ambos casos, ya fuera la Tierra más grande o más pequeña, la vida no existiría. Tanto el tamaño de la Tierra como su distancia del Sol revelan que Jehová la creó “para ser habitada” (Isaías 45:18).

4. ¿Qué propósito cumple la Luna? Sal. 89:37 Con un diámetro equivalente a la cuarta parte del diámetro de la Tierra, ejerce una intensa fuerza gravitatoria que estabiliza la inclinación del eje de rotación terrestre. Si no fuera por la Luna durante largos períodos la Tierra oscilaría entre casi 0 y 85 grados. Y eso tendría catastróficas consecuencias en el clima. En una cara de la Tierra, las temperaturas se elevarían, mientras que en la otra, se desplomarían. Al mantener constantes el clima y las estaciones, la Luna no solo es hermosa, sino también esencial para la vida. La Biblia no se equivoca al decir que la Luna es un “testigo fiel en los cielos” (Salmo 89:37). 5. ¿Con qué nos doto Jehová para que disfrutáramos de la vida? No somos robots. Jehová nos hizo para que podamos amar y relacionarnos con los demás, reírnos y jugar. Nos gusta la buena música, vemos en intensos colores, olemos y gustamos una infinidad de cosas. Todo eso no es imprescindible pero hace que disfrutemos de la vida. ¿Y cómo sería la vida sin estas cosas? ¿Y si no hubiera música? ¿O si no sintiéramos ninguna emoción? ¿y si toda la comida, aunque nos alimentara, tuviera el mismo color, la misma textura, el mismo sabor y el mismo olor? - Sería muy aburrido. - Aun podríamos vivir pero ¿disfrutaríamos igual de la vida? Jehová ha hecho que vivir en la Tierra sea algo maravilloso. ¡Con razón queremos vivir para siempre! 6. ¿Qué es el ADN? Sal 139:16 Jehová escondió cuidadosamente dentro de cada célula un tipo especial de molécula llamado ácido desoxirribonucleico, conocido comúnmente como ADN. Cada molécula de ADN se compone de moléculas más pequeñas denominadas nucleótidos: citosina, guanina, adenina y timina. Estos nucleótidos están enlazados en largas hebras que forman una doble hélice. Del mismo modo que las letras se ordenan para formar distintas palabras, estos cuatro nucleótidos – C, G, A y T – están ordenados en combinaciones específicas que se corresponden con los distintos aminoácidos. Y estos, a su vez, son los componentes fundamentales de todos los seres vivos. Asombrosamente, ya se trate de la majestuosa secuoya, o de una exótica orquídea, o de una gigantesca ballena, o de un bebé recién nacido…, el diseño de todo organismo vivo está registrado en el mismo formato: una exclusiva “huella digital” de ADN. 7. ¿Qué distingue a los seres humanos de todas las demás creaciones de Jehová? Gen 1:26 Estamos hechos para reflejar la personalidad de Jehová mismo. La facultad de pensar, una necesidad espiritual innata, la capacidad de amar, todas estas cosas nos separan de las creaciones animales. Además, Jehová nos hizo con el potencial de seguir viviendo para siempre. Nuestras células, los diminutos bloques de construcción que forman nuestro cuerpo están diseñadas para regenerarse continuamente. Jehová también nos dio una obra maestra de diseño, hecha para durar para siempre. Nuestro cerebro tiene unos cien mil millones de neuronas. Cada neurona es una célula nerviosa especial conectada con miles de neuronas más; algunas se conectan hasta con unas doscientas cincuenta mil. En conjunto, todas ellas almacenan la información que nos hace ser quienes somos. En realidad, nuestra creatividad y capacidad de aprender no tienen límite. Observar las formas de vida nos acerca a Jehová. Él nos hizo para aprender para siempre, para disfrutar de la naturaleza para siempre, y por eso anhelamos vivir para siempre. En su gran amor, Jehová nos promete una vida que sobrepasa todos nuestros sueños. 8. ¿Qué cosas anhela hacer usted en el nuevo mundo? En ese nuevo mundo disfrutaremos de la creación animal como nunca antes. Apenas nos imaginamos lo fascinante que será esa vida, la vida de verdad. Al avanzar hacia la perfección, seguiremos aprendiendo sobre la vida, sobre nuestro hermoso hogar y sobre Jehová. El amor, la paz y la felicidad llenarán todos los rincones de nuestro corazón.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->