Está en la página 1de 1

La Ilustracin en Amrica Latina est asociada a su nombre.

El andamiaje moral de un continente que comenzaba a salir de la minora de edad, del estado de simple colonia, hay que ir a buscarlo a su extensa y heterognea obra de historiador, jurista, lingista, gegrafo y poeta.

Andrs Bello, nacido en Caracas, fue uno de los preceptores de Simn Bolvar. Pero sobre todo fue un puente entre las Luces europeas, el mundo clsico y la sociedad y la cultura del subcontinente americano. Su obra es al mismo tiempo una reelaboracin directa de las ideas de Rousseau y Voltaire (amn de los clsicos grecolatinos y espaoles del Siglo de Oro) y una aguda visin de un mundo nuevo. Bello saba que la conciencia de Amrica no poda apoyarse en el vaco. Nostlgico de su patria sali de ella hacia Londres para no volver nunca, pues su ltima residencia fue Chiley optimista respecto al futuro, apasionado de la lengua y devoto de la ciencia natural, Andrs Bello compuso glogas y silvas en las que da fe de todas estas preocupaciones. La poesa publicada hoy es un fragmento de su extensa Alocucin a la poesa, una de sus composiciones ms logradas, escritas durante su tumultuosa pero fructfera etapa londinense. Para quienes estn familiarizados con el Canto general de Neruda, quiz estos versos les resulten familiares. Bello canta, al igual que lo hara un siglo despus el chileno, a la libertad sin leyes, al ocio dulce y la nativa inocencia de Amrica al tiempo que dirige su splica a la Poesa para que abandone la avarienta y culta Europa e ilumine a los hombres y las tierras del Nuevo Continente.