P. 1
Analisis Carta de Jamaica

Analisis Carta de Jamaica

2.5

|Views: 67.172|Likes:
Publicado porLuis Suarez

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: Luis Suarez on Feb 29, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/29/2015

pdf

text

original

Carta de Jamaica

De Wikipedia, la enciclopedia libre Saltar a navegación, búsqueda La Carta de Jamaica es un texto escrito por Simón Bolívar el 6 de septiembre de 1815 en Kingston, en respuesta a una misiva de Henry Cullen donde expone las razones que provocaron la caída de la Segunda República en el contexto de la independencia de Venezuela.

[editar] Contexto histórico
Al llegar Bolívar a Kingston en 1815, contaba con 32 años. Para este momento llevaba apenas 3 años de plena responsabilidad en la lucha de la independencia a partir de la declaración del Manifiesto de Cartagena el 15 de diciembre de 1812 una intensa actividad militar. Primero, en 1813, con la Campaña Admirable, que lo llevó vertiginosamente en pocos meses a Caracas el 6 de agosto de 1813 para intentar la refundación de la República, empresa que termina en 1814, en fracaso frente a las huestes de José Tomás Boves. Luego de este fracaso regresa a la Nueva Granada, para intentar repetir la hazaña de la Campaña Admirable, acción que es rechazada por sus partidarios. Sintiéndose incomprendido en Cartagena de Indias, decide tomar el 9 de mayo de 1815 el camino del destierro hacia Jamaica, animado por la idea de llegar al mundo inglés y convencerlo de su cooperación con el ideal de la independencia Hispanoamericana. En Kingston vivirá desde mayo hasta diciembre de 1815, tiempo que dedicó a la meditación y cavilación acerca del porvenir del continente Americano ante la situación sobre el destino de México, Centroamérica, la Nueva Granada, Venezuela, Argentina, Chile y Perú.

[editar] Contexto ideológico
Alrededor de 1800, Bolívar estudió la política y las ideas de la época de Revolución en Francia. Bolívar como muchos de los criollos venezolanos no era ajeno de las teorías sobre el derecho natural y el contrato social y estas ideas eran pilares en su manejo político y su defensa de la libertad y la igualdad, claras premisas ilustradas. En la carta de Jamaica se ve claramente la influencia de la ilustración y sus grandes pensadores, Bolívar incluye conceptos de Montesquieu cuando habla de "despotismo oriental" para definir al Imperio español. Bolívar tenía en Montesquieu a su autor favorito, para Bolívar El espíritu de las leyes era una obra a la que Bolívar recurría siempre como ayuda bibliográfica a la hora de definir posturas y discertaciones sobre el futuro y presente de los pueblos coloniales sudamericanos.
Bolívar tuvo que diseñar su propia teoría de la liberación nacional y, como hemos señalado, esta fue una contribución a las ideas de la ilustración, no una imitación de ellas. John Lynch

Aunque la Carta estaba originalmente dirigida a Henry Cullen, está claro que su objetivo fundamental era llamar la atención de la nación liberal más poderosa del siglo XIX, Gran Bretaña, a fin de que se decidiera a involucrarse en la independencia americana. No obstante, cuando los británicos finalmente accedieron al llamado de Bolívar, este prefirió la ayuda de Haití. REPÙBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA - MISIÓN SUCRE PROGRAMA DE FORMACIÓN DE GRADO EN GESTIÓN SOCIAL DEL DESARROLLO LOCAL ENSAYO Profesor(a): Lic. MERY ROMERO Mayo, 12 de 2010. INTODUCCIÓN El tema a discutir en este ensayo es sobre la, “Carta de Jamaica”. Escrita el 6 de septiembre de 1815 y dirigida al inglés Henry Cullen. Ese año, Bolívar escribió varias cartas públicas a diferentes comerciantes ingleses, en las cuales describía la situación de America, con realismo, ecuanimidad y clarividencia, a tal punto que todo lo allí indicado se cumplió cabalmente a lo largo del siglo XIX y más allá. Por eso, han sido llamadas proféticas todas esas cartas, pero en especial la conocida como: “Carta de Jamaica”. En este memorable e histórico documento, El Libertador Simón Bolívar, describe con gran precisión un panorama que permite hacerse una idea de todo el acontecer del momento crucial, que para esa época se vivía en todo el continente americano. Esta carta refleja la inmensa capacidad del Libertador para organizar sus ideas y pensamientos, así como su gran virtud para ver mucho más allá de su época. Tan grande fue su visión de futuro que aún hoy, su pensamiento sigue vigente y continua trascendiendo las barreras del tiempo. Este documento es a la vez, como un espejo que refleja la imagen de Bolívar, ya que a través de su lectura, se denota su gran modestia y humildad que lo caracterizó. Se muestra preocupado por considerar que no tiene la información que su amigo le requiere, debido a la falta de documentos, libros y conocimientos suficientes de todo ese gran continente llamado América. Expresa Bolívar, que ni el mismo Barón de Humboldt con toda su universalidad de conocimientos prácticos y teóricos podría hacer un relato exacto y menos en lo relativo a la suerte futura de los americanos ni de sus proyectos. Razón tuvo El Libertador al decir: “La gloria no esta en ser grande, sino en ser útil”. “Yo deseo más que otro alguno ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riquezas que por su libertad y gloria”. Bachiller: ANGEL R. ARRIECHE

DESARROLLO La “Carta de Jamaica”, la escribe Bolívar en respuesta a otra carta anterior de un amigo, en la que le solicita informes sobre el acontecer del proceso político y revolucionario en el “Nuevo Mundo” El número de sus pobladores, las políticas de cada provincia; si desean repúblicas o monarquías y, le pide que le envíe toda clase de información al respecto. Y a qué fuentes debe ocurrir. Sintiéndose obligado El Libertador, a dar una respuesta a su gran amigo, le dice casi al inicio de la escritura; con toda la modestia que lo caracterizó, que tan sólo podrá suministrar algunas ingenuas expresiones de su pensamiento. Explica Bolívar: “Toda idea relativa al porvenir de este país me parece aventurada. Nosotros, que apenas conservamos vestigios de lo que en otro tiempo fue, y que por otra parte no somos indios, ni europeos, sino una especie de mezcla entre los legítimos propietarios del país y los usurpadores españoles; en suma, siendo nosotros americanos por nacimiento, y nuestros derechos los de Europa, tenemos que disputar a estos, a los invasores, el derecho a permanecer y ser libres en nuestro país. Por tanto sería una especie de adivinación indicar cuál será el resultado de la línea política que América siga. Aquí, Bolívar reconoce el derecho de legítima propiedad del suelo americano, a los indios y fustiga la usurpación del Imperio Español. Refiere El Libertador a su amigo, las bárbaras atrocidades cometidas por los españoles en el “Hemisferio de Colón”, “tan atroces y fabulosas, que parecen superior a la perversidad humana. Se nos vejaba con una conducta que, además de privarnos de los derechos que nos correspondían, nos dejaba en una especie de infancia permanente. Tan infaustas verdades se creen, porque existen testimonios de personas respetables que sirvieron como historiadores imparciales que hicieron justicia al cielo y al Filantrópico obispo de Chiapas, El Apóstol de La América, Bartolomé de Las Casas, que dejó para la posteridad una breve relación de los hechos. Verdades, que gracias a la virtud de aquel amigo de la humanidad, se atrevió a denunciar con tanto fervor y firmeza ante su gobierno y contemporáneos, aquellos actos tan horrorosos de un frenesí sanguinario”. Refleja Bolívar su emoción, al referirse a un pasaje expreso en la carta de su amigo, en el que le confirma su deseo de que los sucesos que acompañaron las armas españolas, le sean favorables a quienes le acompañen ahora en su gesta libertadora. Y Bolívar escribe:”Yo tomo esta esperanza por la predicción, si la justicia decide las contiendas de los hombres, el suceso coronará nuestros esfuerzos; porque el destino de América se ha fijado irrevocablemente: el lazo que la unía a España está cortado. Lo que antes nos enlazaba hoy nos divide; pero aunque los sucesos hayan sido parciales y alternados a nuestro favor, no podemos confiar de la fortuna”. Menciona El Libertador, que las provincias del “Río de la Plata” han conducido sus armas vencedoras al Alto Perú, a Arequipa y han inquietado a los realistas de Lima. Dándole la libertad acerca de un millón de habitantes. Refiriéndose a la lucha de Chile por su libertad dice: “El pueblo que ama su independencia, al fin la logra”. Comenta que para el momento de la conquista, había en Venezuela, cerca de un millón de habitantes y que a causa de la guerra por la dominación, desapareció cerca de tres cuartas partes de esa población primitiva.

Haciendo referencia al Barón de Humboldt, Bolívar escribe: “En Nueva España había en 1808, siete millones ochocientos mil almas con inclusión de Guatemala. Desde aquella época, la insurrección que ha agitado a casi todas sus provincias, ha hecho disminuir sensiblemente aquel computo que parece exacto; pues más de un millón de hombres han perecido, como lo podrá usted ver en la exposición de Mr. Walton que describe con fidelidad los sanguinarios crímenes cometidos en aquel opulento imperio”. En su memorable carta Bolívar relata, que las islas de Cuba y Puerto Rico, entre ambas podían formar una población de setecientas a ochocientas mil almas, y eran las que poseían los españoles más tranquilamente, porque estaban fuera del contacto de los independientes y se preguntaba: ¿No son americanos estos insulares? ¿No son vejados? ¿No desearan su libertad?. Bolívar, califica de demencia la pretensión de España, de querer reconquistar la América, sin marina, sin riqueza y casi sin soldados, puesto que con los que contaba apenas eran suficientes para retener a su propio pueblo a la fuerza y de forma violenta. Comenta El Libertador a su amigo: “Europa haría a España un bien si la disuadiera de su obstinación temeraria, porque le ahorraría cuando menos los gastos que expende y la sangre que derrama. Y que a bien tendría fijarse en sus propios espacios y fundar su propiedad y poder sobre bases más sólidas que las de conquistas inciertas. Bolívar, abrigaba esperanzas se que las naciones cultas se apresurarían a auxiliarlos en bien de que las ventajas serian reciprocas para ambos hemisferios, pero sus esperanzas se frustraron, porque no solo los Europeos sino también los del Norte se mantuvieron inmóviles y espectadores ante la contienda. Afirma Bolívar en su “Carta de Jamaica”, refiriéndose al trato que dió Bonaparte a Carlos IV y a Fernando VII, reyes de una nación que por espacio de tres siglos aprisionó a la América Meridional, que fue un acto manifiesto de retribución y justicia divina y al mismo tiempo, una prueba de que Dios sostiene la justa causa de los americanos y les concederá su independencia. “Fernando VII con su usurpador, ambos europeos, solo padecen destierros, El Uliman de Chile, terminó su vida de un modo atroz”. Escribe Bolívar: “los acontecimientos de la tierra firme nos han probado que las instituciones perfectamente representativas, no son adecuadas a nuestro carácter, costumbres y luces actuales. En Caracas, el espíritu de partido formó su origen en la sociedad, asambleas y elecciones populares y estos partidos nos tornaron a la esclavitud. En tanto que nuestros compatriotas no adquieran los talentos y las virtudes políticas que distinguen a nuestros hermanos del Norte, los asientos enteramente populares, lejos de sernos favorables, temo mucho que vengan a ser nuestra ruina”. El Libertador hace referencia también a un pensamiento de Montesquiu, que reza: “Es más difícil sacar un pueblo de la servidumbre que subyugar uno libre”. “Esta verdad está comprobada por los anales de todos los tiempos, que nos muestran las más de las naciones libres, sometidas al yugo, y muy pocas de las esclavas recobrar su libertad”. Se preguntaba Bolívar. ¿Seremos nosotros capaces de mantener en su verdadero equilibrio la difícil carga de una República? ¿Se puede concebir que un pueblo recientemente desencadenado, se lance a la esfera de la libertad, sin que, como a Icaro, se le deshagan las alas, y recaiga en el abismo? “Tal prodigio es inconcebible, nunca

visto. Por consiguiente, no hay un raciocinio verosímil, que nos halague con esta esperanza. En este documento están plasmados varios de los más famosos pensamientos del Libertador. Entre ellos: “yo deseo más que otro alguno ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riquezas que por su libertad y gloria”. “Para que un solo gobierno dé vida, anime, ponga en acción todos los resortes de la prosperidad pública, corrija y perfeccione al Nuevo Mundo, seria necesario que tuviese las facultades de un dios y, cuando menos, las luces y virtudes de todos los hombres”. “El interés bien entendido de una república se circunscribe en la esfera de su conservación, prosperidad y gloria”. “Voy a arriesgar el resultado de mis cavilaciones sobre la suerte futura de América; no la mejor, sino la que sea más asequible”. Expresa Bolívar su visión de conformar una gran nación, uniendo a la Nueva Granada con Venezuela, si llegasen a convenir en formar una república central, cuya capital sería Maracaibo o una ciudad que llevase el nombre de Las Casas (en honor al héroe de la filantropía), fundiéndolas desde los confines de ambos países, en el soberbio puerto de Bahía Honda. Asegura Bolívar que esta posición aunque desconocida sería ventajosa en todos los aspectos. “Su acceso es fácil y su clima puro y saludable, un territorio tan propio para la agricultura como para la cría de ganados, y una grande abundancia de maderas de construcción. Los salvajes que la habitan serían civilizados, y nuestras posesiones se aumentarían con la adquisición de la Guajira. Esta nación se llamaría Colombia como tributo de justicia y gratitud al creador de nuestro hemisferio”. “Su gobierno podrá imitar al inglés; con la diferencia de que en lugar de un rey habrá un poder ejecutivo, electivo, cuando más vitalicio, y jamás hereditario si se quiere república” Continúa diciendo Bolívar: “De todo lo expuesto, podemos deducir estas consecuencias: las provincias americanas se hallan lidiando por emanciparse, al fin obtendrán el suceso; algunas se constituirán en repúblicas federales y centrales; se fundaran monarquías casi inevitablemente en las grandes secciones, ya en la actual, ya en las futuras revoluciones”. “Es una idea grandiosa formar de todo el mundo nuevo una sola nación, con un solo vinculo que ligue sus partes entre si y con un todo. Ya que tiene un origen, una lengua, unas mismas costumbres y una religión, debería por consiguiente, tener un solo gobierno que confedere los diferentes estados que hayan de formarse. Mas no es posible porque climas remotos, situaciones diversas, intereses opuestos, caracteres desemejantes dividen a la América. ¡Que bello sería que el Istmo de Panamá fuese para nosotros lo que el Corinto para los griegos!. Yo diré a usted lo que puede ponernos en actitud de expulsar a los españoles y de fundar un gobierno libre. Es la unión, mas esta unión no nos vendrá por prodigios divinos, sino por efectos sensibles y esfuerzos bien dirigidos”. “Cuando los sucesos no están asegurados, cuando el Estado es débil, y cuando las opiniones se dividen, las pasiones las agitan y los enemigos las animan para triunfar por este fácil medio”. Para finalizar su carta y sin dejar de lado su gran modestia, Bolívar escribe: “Tales son señor, las observaciones y pensamientos, que tengo el honor de someter a usted para que los rectifique o deseche según su mérito, suplicándole se persuada que

me he atrevido a exponerlos, más por no ser descortés que porque me crea capaz de ilustrar a usted en la materia”. CONCLUSIÓN Como punto final a este ensayo podemos decir que es un análisis de la situación que en ese momento vivía Venezuela, Colombia, Perú, México, Panamá, Ecuador, Chile, entre otras naciones, por la opresión de España, Esta nación solo trajo desolación y muerte a toda la América meridional, manchando el suelo patrio con la sangre inocente de sus moradores que en su mayoría eran indígenas, que lucharon hasta la muerte por defender su territorio y el honor de sus mujeres e hijas. Los españoles implantaron la más terrible esclavitud a todos los pueblos del “Nuevo Continente”. Lograron permanecer por más de tres siglos, cambiando nuestras costumbres, culturas y creencias. Imponiendo a la fuerza su credo, religión, vicios y demás. Saquearon, asesinaron, violaron, vejaron, humillaron y esclavizaron a todo ser viviente que fuese hijo de nuestra América. Algo parecido ha hecho Estados Unidos, con todos los pueblos pobres del mundo. Los someten, esclavizan, y dominan negándoles el derecho a ser libres y soberanos y cuando algún pueblo se revela, imponen su voluntad a la fuerza, llegando incluso al asesinato de lideres populares y hasta de presidentes constitucionales de países que han intentado hacer valer su soberanía y lograr su plena libertad. Gracias a la gran visión de estadista del Libertador Simón Bolívar y a su gran preocupación por la emancipación, logró la libertad de seis naciones que estuvieron oprimidas por el yugo español. Bolívar; siempre pensó en la unión latinoamericana, con la idea de fortalecer a los pueblos en la defensa, para evitar se continuaran sucediendo las invasiones de otros países. Fortalecer el comercio y poder competir con los demás países latinoamericanos y europeos de forma libre e independiente. Hoy podemos decir que en Venezuela; Bolívar ha vuelto a resucitar convertido en millones de compatriotas. Venezolanos que guiados por un líder indiscutible, como lo es el Comandante y Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías, hemos asumido la responsabilidad de lograr que nuestro País sea nuevamente libre y soberano. Por los siglos de los siglos. Tendiendo nuestra mano amiga a los pueblos caídos, para que se levanten y juntos, unidos todos, podamos lograr que el sueño de Bolívar; Libertador del continente americano, sea al fin una verdadera y feliz realidad. “Debemos hacernos fuertes, donde el enemigo es débil” Simón Bolívar. De la carta de Jamaica la cuestión mas relevante es como Bolívar postula el porque es de beneficio para el mundo tanto en ese momento como en un futuro que America no solo se libere del maltrato proveído por sus colonizadores si no también de la necesidad de que este continente, y se refiere especialmente a la nueva Granada actúe como un país independiente; En pro de esto recurre a su magnifica oratoria y al sentimiento

patriota que lo embargaba para exponer de la forma mas clara y conmovedora la situación que atraviesa el continente, aun mas relevante es la forma compleja como conoce y entiende todo el contexto americano aun sabiendo la dificultad del momento para que esto fuera así y que aunque aclara (y aun subestimándose) que le es difícil conocer la situación en toda su extensión es notorio el dolor que le causa ver al pueblo americano (por que no lo define como propio) sometido aun después de que en el antiguo continente el contexto hubiera cambiado tanto en relación a la libertad y el buen trato de los hombres el cual es parte esencial del argumento de Bolívar , y que este usa siendo critico y severo con relación al comportamiento del gobierno español , que aunque critica por la barbarie de sus actos también expone lo poco acertado de su reconquista (siendo muy objetivo en este punto) debido a la situación económica, social y política de la metrópoli en el momento como un punto que encausaba aun mas los movimientos independistas , básicamente con relación a España dice que no son capaces de mantener una estabilidad en la península , lo cual los incapacita para mantener orden y control sobre el nuevo reino , y en consecuencia lo agresivo de su regreso , comportamiento contraproducente para estos por la conciencia y claridad como síntoma general de los americanos que les da mayor fuerza y fe en su fin de independencia. Bolívar plantea muchos argumentos, datos y análisis de la situación del momento y a la vez pone sobre la mesa fuertes razones de porque las naciones extranjeras, Inglaterra principalmente como precursor de las ideas de la ilustración y como contrario por no decir claro enemigos de España, debía ser consecuente y dar apoyo a las campañas independistas americanas, principalmente tras la derrota de napoleón, tanto por conveniencia económica como por ratificar sus luchas en favor de los preceptos de ilustración, y Estados Unidos como nación vecina debía actuar en vías de garantizar su seguridad , de su beneficio económico y como precursora de las campañas de independencia en el nuevo continente; aunque con nostalgia precisa de la siguiente manera la posición de estos : "La Europa misma, por miras de sana política, debería haber preparado y ejecutado el proyecto de la independencia americana, no sólo porque el equilibrio del mundo así lo exige, sino porque éste es el medio legítimo y seguro de adquiriese establecimientos ultramarinos de comercio... Sin embargo... no sólo los europeos, pero hasta nuestros hermanos del norte se han mantenido inmóviles espectadores de esta contienda...". Aunque al parecer el interés principal de Bolívar con la redacción de la carta era llamar la atención sobre la situación actual de América y los beneficios que traería el que esta lograra liberarse del yugo español, en lo concerniente a los ideales de Bolívar con relación a los procesos de emancipación y la organización política de los estados posterior a ellos pone todas su fe en la libertad del nuevo mundo , acuña a este ideal que no solo es esperanzador si no también posible debido a la conciencia y lucidez de los ciudadanos americanos que cansados y consientes del sometimiento habrían empezado aunque no de forma arrasadora con las distintas campañas libertadoras de las cuales según el Libertador y expresado de la siguiente forma saldrían victoriosos : “El suceso coronará nuestros esfuerzos porque el destino de América se ha fijado irrevocablemente." . Por ultimo plantea como seria la forma ideal de enfrentar la organización política de las nacientes naciones, que recalca deben estar en manos de los criollos; de la siguiente forma presenta el conocimiento del momento en relación a este tema: “Estábamos abstraídos y ausentes del universo en cuanto es relativo a la ciencia del gobierno y administración del estado. Jamás éramos Virreyes, ni gobernadores, sino por causas muy extraordinarias; Arzobispos y Obispos pocas veces; diplomáticos nunca; militares sólo en calidad de subalternos; nobles sin privilegios reales; no éramos,

en fin, ni magistrados, ni financistas y casi ni aún comerciantes: todo en contravención directa de nuestras instituciones" todo lo anterior en consecuencia a el manejo tirano que daban los españoles a el nuevo reino , y que al fin y al cabo actúo en su contra pues incentivo aun mas los intereses emancipadores ; como forma de gobierno resalta la necesidad de un gobierno centralista, aun caracterizando a el federalismo como el ideal pero no apropiado debido a que culturalmente los estados estaban vinculados con una metrópoli , que además era un símbolo de cohesión para los estados y que además les permitiría actuar en unión y mayor fuerza en los procesos que se darían en respuesta a las recientes independencias, una de las mas concretas citas que reflejan lo anterior es : "Los estados americanos ha menester de los cuidados de gobiernos paternales que curen las llagas y las heridas del despotismo y la guerra".

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->