P. 1
Una mirada social al proceso de reconstrucción en Chincha.

Una mirada social al proceso de reconstrucción en Chincha.

|Views: 836|Likes:
Publicado porASPEmPERU
El libro contiene un estudio y una sistematización, que recogen los aportes del proyecto "Chincha Segura y Habitable" para una mejor intervención en las etapas de emergencia y reconstrucción después de un terremoto.
El libro contiene un estudio y una sistematización, que recogen los aportes del proyecto "Chincha Segura y Habitable" para una mejor intervención en las etapas de emergencia y reconstrucción después de un terremoto.

More info:

Categories:Types, Research
Published by: ASPEmPERU on Feb 28, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/02/2015

pdf

text

original

ASSOCIAZIONE SOLIDARIETÀ PAESI EMERGENTI

ASOCIACIÓN SOLIDARIDAD PAÍSES EMERGENTES

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha
Aportes para una mejor intervención en las etapas de emergencia y reconstrucción

ASSOCIAZIONE SOLIDARIETÀ PAESI EMERGENTI

ASOCIACIÓN SOLIDARIDAD PAÍSES EMERGENTES

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha
Aportes para una mejor Intervención en las Etapas de Emergencia y Reconstrucción

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha. Aportes para una mejor Intervención en las Etapas de Emergencia y Reconstrucción © Asociación Solidaridad Países Emergentes, ASPEm Coronel Zegarra 270, Lima 11 – Perú. Telfs. (511) 266-0504 / 265-9448 e-mail: aspem@infonegocio.net.pe Sede Central: Associazione Solidarietà Paesi Emergenti Via Dalmazia 2,22063 Cantù (Como) Italia Teléfonos: (0039) 031 711394 / Fax: (0039) 031 713411 Esta publicación ha sido elaborada en el marco del Proyecto: “Chincha Segura y Habitable”, financiado por el Fondo Ítalo Peruano (FIP) Percepciones y Comportamientos después del Sismo: Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha Autoras: Gina Arnillas Traveso / María Elena del Solar Dibós Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha. Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones Autora: Leidy Benites Navarro Aportes: Ricardo Fernández Iraola, José Quiñones Colchado, Jessica Vargas Farfán, Jacqueline Felipa Quispe, Lilian Zamora Rua, Gina Aburto Peña, Fernando Calizaya Luna Fotografías: Equipo del proyecto Alexis Huaccho Coordinación de la edición: Área de comunicaciones de ASPEm Diseño de carátula e interiores: Sinco Editores Primera edición: Febrero 2012 Tiraje: 500 ejemplares Impreso en Lima, Perú Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2012-02619

Presentación
La Asociación Solidaridad Países Emergentes – ASPEm es una organización italiana de cooperación internacional cuyas acciones responden al gran interés de contribuir a la erradicación de la pobreza y la falta de equidad presente en gran parte del mundo. ASPEm desarrolla su labor en el Perú desde 1987, cumpliendo veinticinco años de actividad en el país, teniendo como principio la solidaridad entre los pueblos y la búsqueda de una cultura de paz. Una de las principales intervenciones de ASPEm fue en la provincia de Chincha (Región Ica), a raíz del terremoto del 15 de agosto de 2007, dando “una respuesta de solidaridad inmediata a la situación de emergencia, mediante la presencia de un equipo de trabajo en la zona del desastre” (ASPEm, APY, 2008, pg.41). Luego de varias intervenciones desde la etapa de emergencia y reconstrucción, en abril de 2009 se inició la ejecución del proyecto “Chincha Segura y Habitable” financiado por el Fondo Ítalo Peruano (FIP) , por un periodo de 34 meses. El proyecto tuvo por finalidad mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por el terremoto, principalmente de las mujeres, de cinco distritos de la provincia de Chincha: Tambo de Mora, Chincha Baja, Sunampe, Alto Larán y Grocio Prado. El proyecto tuvo como objetivo fortalecer las capacidades de la población para mejorar las condiciones de habitabilidad en sus viviendas, para ello desarrolló diversas líneas de acción: Programa de capacitación en técnicas sismo-resistentes y en instalaciones sanitarias para el mejoramiento de las viviendas; otorgamiento de bonos para materiales de construcción; asistencia para el saneamiento físico legal de los predios; capacitación para la promoción de la salud mental de la población, en especial de las mujeres, y asistencia técnica a funcionarios/as y mujeres organizadas para mejorar sus capacidades de prevención y respuesta frente a desastres. Es en el marco de este proyecto, que presentamos, “Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha” documento compuesto por el , estudio Percepciones y Comportamientos después del Sismo: una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha, realizado por Gina Arnillas y María Elena del Solar; y la sistematización Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha. Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones, realizado por Leidy Benites con la participación del equipo del proyecto.

Consideramos que nuestra presencia en el terreno nos permitió conocer y contar con una serie de aprendizajes, lecciones y nuevos conocimientos, desde la etapa de Emergencia hasta la Reconstrucción, que ponemos a su disposición en este documento, con la finalidad de mejorar próximas intervenciones. Sabemos que actualmente aún existen poblaciones que se encuentran en situación de desprotección y muchas viviendas todavía están en proceso de reconstrucción y saneamiento, luego de 4 años de producido el sismo. De las acciones del Estado frente a esta situación, es de público conocimiento la visita a la Región Ica, del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, quien constató que en el tema de reconstrucción existe una agenda pendiente, sobre todo en la atención de las viviendas, donde de 64 mil casas destruidas sólo se han recuperado 3,500 por parte del Estado y un número similar por la Cooperación Internacional, quedando aún una brecha enorme por cubrir. Por otro lado, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento anunció la entrega de 18,000 Bonos Familiares Habitacionales (BFH) adicionales a los 2,000 BFH entregados en agosto. Asimismo se emitieron nuevas normas para facilitar las titulaciones, mientras que COFOPRI se encuentra en proceso de titulación y formalización de la Región Ica. Como éstas, hay otras medidas que se han establecido, sin embargo, todo el proceso de recuperación es muy lento, a pesar que las respuestas han sido numerosas, así como las iniciativas desarrolladas para atender las etapas de la emergencia y reconstrucción. No obstante, ambos procesos han puesto en evidencia, por un lado, la poca preparación institucional y social para responder adecuadamente a los desastres, y por otro, las condiciones de precariedad extrema de la población frente a la cual muchas de las estrategias emprendidas resultaron insuficientes. El documento que entregamos busca explorar los factores que obstaculizaron a los/as pobladores para acceder a una vivienda digna y lo hace a través de sus propias percepciones junto a la de las autoridades locales. De otro lado, la sistematización “Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha: Programa Integral de Desarrollo de Capacidades” resume el aporte de las mujeres en , el proceso de reconstrucción de la provincia de Chincha. Deseamos que este texto presentado permita contar con nuevas informaciones, conocimientos y políticas para mejorar las intervenciones, y en forma especial, contribuir al actual proceso que se viene desarrollando en Chincha y en toda la región Ica. Finalmente quiero agradecer a las personas que hicieron posible el desarrollo de este trabajo: a Gina Arnillas, Maria Elena del Solar, Leidy Benites, Ricardo Fernández, Gina Aburto, Jessica Vargas, Fernando

4

Calizaya, José Quiñones, Lilian Zamora yYanet Rimachi; a Patricia Sandoval Coordinadora Técnica del Fondo Ítalo Peruano (FIP) que acompañó nuestro trabajo, a los alcaldes de los cinco distritos y de la provincia de Chincha: Alberto Ventura Casas (Tambo de Mora), Ana Sotteccani Altamirano (Alto Larán), Carlos Grimaldi Moyano (Sunampe), Emilio del Solar Salazar (Chincha Baja), Luis AlfredoTasaycoTasayco (Grocio Prado) y, en particular, a las mujeres y hombres de Chincha Baja, Grocio Prado, Sunampe, Tambo de Mora y Alto Larán que nos enseñaron mucho, con su fuerza, alegría y trabajo para lograr una vida digna. María Zevallos León Directora País ASPEm

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

I.

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Gina Arnillas Traverso María Elena del Solar Dibós

Índice

Acrónimos Presentación 1. La provincia de Chincha y sus distritos 2. El terremoto y sus efectos 3. Las respuestas frente al sismo 4. La situación actual Conclusiones Bibliografía Anexos

10 11 15 29 40 60 74 76 77

Acrónimos
Fundación APY Solidaridad en Acción Asociación Solidaridad Países Emergentes Banco de Materiales Centro Operativo de Emergencia Organismo de formalización de la propiedad informal Department for International Development Fondo Italo Peruano Instituto Nacional de Cultura Instituto Nacional de Defensa Civil Instituto Nacional de Estadística e Informática Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de SENCICO la Construcción SINADECI Sistema Nacional de Defensa Civil APY ASPEm BanMat COE COFOPRI DFID FIP INC INDECI INEI PNUD

Presentación
ASPEm (Asociación Solidaridad Países Emergentes), organización italiana de cooperación internacional, orienta su trabajo hacia los países más necesitados, como una opción de solidaridad y justicia con los más pobres. Desarrolla su labor en el Perú desde 1987 asentando su intervención en las zonas más excluidas y tugurizadas de los distritos de El Agustino y La Victoria, ampliando luego su intervención a otras zonas de Lima y el interior del país, entre ellas, los distritos de Chincha. A raíz del terremoto de agosto del 2007, ASPEm inicia actividades en Chincha dando “una respuesta de solidaridad inmediata a la situación de emergencia, mediante la presencia de un equipo de trabajo en la zona del desastre” (ASPEm, APY, 2008, pg.41). En ese primer momento las acciones se centran en el distrito de Tambo de Mora: a 48 horas del terremoto ASPEm se instala en la zona con un equipo para atender la emergencia que convoca e incorpora a jóvenes de la población local, primero en la evaluación de daños y necesidades y luego en la organización de un Centro Operativo de Emergencia (COE) y las labores mismas de la atención. Entabla una alianza con la fundación española APY–Solidaridad en Acción y de manera conjunta y con apoyo de la Junta de Andalucía, a través de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional, ejecutan el proyecto: Intervención de Emergencia. Terremoto en Tambo de Mora 2007. Este proyecto intervino en dos líneas de acción: una de asistencia humanitaria (con la entrega de módulos de vivienda temporal y kits humanitarios, el apoyo a la instalación de letrinas comunitarias y apoyo alimentario a la población más vulnerable) y, la otra, de intervención psicosocial, enfocada primero a la población infantil y ampliada luego a la población adulta. En el proceso de la asistencia humanitaria, se fueron fortaleciendo capacidades y organización locales, en la perspectiva de la promoción de desarrollo comunitario. En abril del 2009 inició la ejecución del proyecto “Chincha segura y habitable: Proyecto de mejora de las condiciones de habitabilidad de las viviendas en los distritos de Alto Larán, Tambo de Mora, Grocio Prado, Sunampe y Chincha Baja en la Provincia de Chincha. Este proyecto cuenta con el apoyo financiero del Fondo Ítalo Peruano y tiene por finalidad mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por el terremoto del 15 de agosto del 2007, principalmente de las mujeres residentes en la provincia de Chincha. En este marco despliega diversas estrategias y actividades para fortalecer las capacidades de la población para mejorar las condiciones de habitabilidad en sus viviendas: capacitación en técnicas sismo-resistentes y en instalaciones sanitarias para el mejoramiento de las viviendas, asistencia técnica y legal para el saneamiento físico legal

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

de los predios, asistencia y capacitación para la promoción de la salud mental de la población, en especial de las mujeres y, asistencia técnica a funcionarios/as y mujeres organizadas para mejorar sus capacidades de prevención y respuesta frente a desastres. Una de las líneas de intervención es el otorgamiento de bonos sociales integrales, entregados en materiales de construcción a las personas que concluyen la capacitación técnica Acompañar a la población afectada en sus esfuerzos y sus cuitas a lo largo de los cuatro años transcurridos desde el sismo, nos ha permitido conocer y constatar que existen muchos factores en juego operando las más de las veces en contra de los esfuerzos de la población, del estado y de la sociedad civil, por lograr que los pueblos afectados por el terremoto recuperen niveles dignos de vivienda y seguridad. Es por ello que en el marco del proyecto Chincha segura y habitable, se decidió explorar sobre estos factores, esperando que los resultados a los que se arribe en el estudio permitirán evidenciar y analizar situaciones de vulnerabilidad no tratadas y contar con nuevos insumos y conocimientos para mejorar las políticas locales y los programas de reconstrucción post desastres. Han sido numerosas y diversas las iniciativas desplegadas para atender la emergencia y numerosas también las que se orientaron a procesos de reconstrucción. No obstante, ambos procesos han puesto en evidencia, por un lado la poca preparación institucional y social para responder adecuadamente a los desastres, y por otro, las condiciones de vulnerabilidad extrema de la población frente a la cual muchas de las estrategias emprendidas resultaron insuficientes. Una de las estrategias más publicitada para los procesos de reconstrucción ha sido el otorgamiento de bonos. A cuatro años transcurridos desde que se produjera el terremoto en la costa sur del Perú, la situación de muchas de las familias afectadas sigue siendo crítica y diversas denuncias sugieren que el aporte de los bonos ha sido poco significativo. Las referencias que se hacen respecto a la efectividad (o más bien a la limitada efectividad) de los bonos, son principalmente desde los medios y asumen por lo general un tono de denuncia y de protesta; se levantan en coyunturas específicas, como los aniversarios de la catástrofe o las campañas electorales. La forma en la que comunican su accionar las organizaciones que han desarrollado programas y proyectos que incluyen bonos es más informativa (reportes periodísticos, trípticos, boletines) que evaluativa, por lo que añaden pocos elementos a la comprensión de los factores en juego. No obstante no se ha hecho un acercamiento cualitativo para indagar sobre los factores que están influyendo en la efectividad de los programas. Tampoco se ha hecho una evaluación de la situación actual de las condiciones de habitabilidad de la población afectada por el terremoto.

12

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Tener intervención efectiva en la gestión del riesgo, particularmente en la reconstrucción, demanda profundizar en el tema de la vulnerabilidad social de la población y de sus posibilidades y limitaciones para engarzarse a los programas y proyectos que en su beneficio se emprenden. Demanda además contrastar las estrategias de los programas de apoyo a la reconstrucción y sus supuestos, con las condiciones reales de la población. Es por ello que este estudio explora sobre los factores que, desde las condiciones materiales de la población y desde sus percepciones e intereses, configuran los contextos específicos y particulares en los que operan dichas estrategias. Se han realizado grupos focales y entrevistas a profundidad a pobladoras y pobladores de diversos barrios, urbanizaciones y asentamientos de los cuatro distritos en cuestión: Chincha Baja, Grocio Prado, Sunampe y Tambo de Mora. Se entrevistó También a autoridades, funcionarios y representantes de instituciones públicas y organizaciones privadas con competencia y actuación en procesos de reconstrucción en la costa sur del país. Asimismo, se visitaron centros poblados, barrios y asentamientos en los cuatro distritos, en los cuales se hizo también observación directa de viviendas. Se trabajó la información de las fichas sociales aplicadas por el equipo ejecutor del proyecto y se revisó información secundaria y periodística. Son cuatro los capítulos que integran este trabajo. El primero presenta las principales características de los cuatro distritos que son el ámbito de este estudio, proporcionando una mirada a su historia y señalando las principales características que tenían cuando el sismo se produjo. El segundo capítulo aborda aspectos relacionados al sismo, los efectos que éste tuvo en las localidades, las viviendas y en la vida de las personas. El tercer capítulo presenta las estrategias que la población desplegó para afrontar el desastre, enfrentando la emergencia primero y rearmando sus espacios de vida después. Igualmente, se presentan las estrategias que se dieron desde los organismos estatales y privados para atender la emergencia y la reconstrucción después del sismo. En ambos casos se recoge la voz de la población, en especial de las mujeres, mostrando desde ellas los puntos críticos que operaron y operan para afrontar un desastre como el del 2007. Un cuarto capítulo refiere las características que ahora tienen las localidades y las viviendas de las familias afectadas, y las condiciones materiales de vulnerabilidad de la población de los distritos de Chincha. Finalmente se esbozan conclusiones, de cara a los retos que un abordaje integral de prevención del riesgo plantea. Queremos agradecer a las personas que hicieron posible el desarrollo de este trabajo: a María Zevallos, directora de ASPEm, a los responsables e integrantes del Proyecto Chincha segura y habitable, en especial a Ricardo Fernández, José Quiñones, Fernando Calizaya, Jaqueline Felipa, Karin Fajardo, Mario Camasca y Carlos Cevallos, que animaron, colaboraron

13

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

y facilitaron nuestro trabajo de campo, a las y los funcionarios de los municipios provincial y distritales, que nos facilitaron información y, en particular, a las mujeres y hombres de Chincha Baja, Grocio Prado, Sunampe y Tambo de Mora, que a pesar del dolor y la amargura que les provoca el recuerdo de lo vivido en el terremoto y a partir de él, tuvieron la entereza de compartir con nosotras sus percepciones, sus opiniones, sus frustraciones y sus esperanzas. Esperamos haberlas podido recoger y transmitir, para que estos aspectos que generalmente permanecen ocultos y al margen de las consideraciones para las decisiones públicas sean visibles y tomados en cuenta para mejorar las políticas y los programas de gestión de riesgos.

14

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

1. La provincia de Chincha y sus distritos
La provincia de Chincha es una de las cuatro del departamento de Ica y la segunda en importancia. Está situada en la costa central del territorio nacional, a 200 Km al sur de la ciudad de Lima y en la parte norte del departamento de Ica. Limita por el norte con las provincias limeñas de Cañete y Yauyos, por el este con la provincia huancavelicana de Castrovirreyna, por el sur con la provincia de Pisco y por el oeste con el océano Pacífico. Grafico Mapa de ubicación de la provincia de Chincha y de los distritos comprendidos en el estudio
Sunampe

Grocio Prado

Tambo de Mora

Chincha Baja

Tiene en total 11 distritos: Chincha Alta (que es la capital provincial), Alto Larán, Chavín, Chincha Baja, El Carmen, Grocio Prado, Pueblo Nuevo, San Juan de Yanac, San Pedro de Huacarpana, Sunampe y Tambo de Mora. En conjunto albergan a 304 centros poblados, 47 anexos, 130 caseríos y 9 pueblos.

15

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

La superficie total de la provincia de Chincha es de 2987.35 Km2, de los cuales un 61.54% están en la costa y un 38.46% en la sierra. Los cuatro distritos del estudio, más otros cuatro, están localizados en la costa; los otros tres están en la parte de sierra de la provincia. Con excepción de los distritos andinos, la provincia de Chincha “se enmarca dentro del carácter desértico del área costeña, incluyendo sus variaciones debidas al desierto costero de nieblas invernales y al desierto interior, siempre soleado y cálido” (PVPP 2008). Laderas de montaña, , colinas y llanuras, todas desérticas, definen el paisaje del territorio que está fuera del valle. El valle de Chincha está formado por el río San Juan que, naciendo en las alturas de la provincia de Castrovirreyna, en Huancavelica, discurre en un primer tramo de norte a sur, para luego virar al oeste, recibiendo en tiempo de estiaje aguas de varias lagunas. En su recorrido, y antes de llamarse San Juan, adopta otros nombres. Antes de llegar al Pacífico el río se divide en dos brazos que adoptan los nombres de Río Chico al norte y el Río Matagente al sur. El valle está cubierto por sedimentos aluviales que han permitido la instalación de cultivos en grandes haciendas y en parcelas pequeñas en los linderos del valle. La carretera Panamericana Sur atraviesa longitudinalmente la provincia, articulándola con Arequipa y Lima. Otro acceso se da por la carretera que une la provincia de Castrovirreyna (en Huancavelica), con los distritos de la parte alta y baja de la provincia. Internamente, los distritos de estudio se articulan por el eje Pueblo Nuevo-Grocio Prado-Sunampe-Chincha Baja-Tambo de Mora. En este último distrito se ubica un puerto que es categorizado como “caleta” .

1.1

Un poco de historia

Los primeros pobladores del valle San Juan se ubicaron en las playas de Tambo de Mora y Lurinchincha, desde el siglo X, desarrollando una cultura muy rudimentaria basada en el aprovechamiento de recursos marinos (pesca y recolección de crustáceos y moluscos). Este pueblo es luego, hacia el siglo XI, absorbido por otro que desciende del interior hacia la costa con conocimientos más avanzados de agricultura, arquitectura e hidráulica; aprenden de los lugareños sus conocimientos sobre pesca, recolección y, algo muy importante, su desplazamiento sobre las aguas del mar en balsas rudimentarias (CÁNEPA, 2002). Los Chinchas (nombre que adquirió esta cultura), ubicaron su centro en el lugar denominado La Centinela. Exploraron rutas para internarse con mayor rapidez a la sierra y reemplazaron las primitivas y rudimentarias embarcaciones con grandes balsas de totora y palos, que les permitía desplazamientos largos por el litoral. Se erigen así en los más grandes comerciantes de la época, dominando vías terrestres y marítimas para una actividad mercantil que se extendía hasta el Cusco, el Collao, Yauyos,

16

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Huancayo, Cerro de Pasco, Ancash, Quito, América Central por el litoral norte y Chile por el sur. Los Chincha se posesionaron del valle costero pero también de las serranías de San Juan de Yánac y Alto Larán. Además del comercio, se dedicaron a la agricultura, cultivando frijoles, camote, zapallo, maíz, papas, yucas y otros vegetales. Aprendieron a fertilizar sus campos de cultivo con las aves marinas muertas y con el guano, conocimientos éstos que más tarde fueron bien aprovechados por los Incas y por los conquistadores españoles, que los difundieron por el mundo. Destacaron también por su cerámica polícroma y el tallado en madera y, por su arquitectura a base de tapia con la que levantaron varios monumentos de los cuales hay evidencia hoy en día, como La Centinela, la Cumbe y la huaca Tambo de Mora. A mediados del siglo XV los chincha fueron conquistados por los inca. Se dice que después de una primera resistencia a la conquista ambos pueblos establecieron relaciones amistosas y comerciales. Los inca respetaron a los chincha, valoraron sus conocimientos agrícolas y su dominio sobre el mar, aspectos ambos que incorporaron también para sí. Establecieron desde allí el Chinchaysuyo. Con la conquista española se inician otros procesos económicos, sociales y culturales en la región. La zona de Chincha pasa a ser parte de la Gobernación concedida por la corona española al conquistador Almagro, y en 1537 tiene lugar la fundación española de la Villa de Santiago de Almagro. Desde entonces fue centro de atracción de colonos y religiosos, que la convirtieron en despensa de Lima y punto de partida de la catequización de los pueblos del Chinchaysuyo, con un marcado giro hispano en todas las actividades durante los siglos XVI, XVII y XVIII. La Compañía de Jesús tuvo en Chincha, entre las haciendas a su cargo, la de San José, cuya mano de obra era de esclavos negros, al igual que en las otras haciendas de la región. Durante la República no se alteró en Chincha el sistema de haciendas. Al ser muchos de los esclavos liberados, la mano de obra es reemplazada por inmigrantes chinos que se establecieron con gran densidad en Alto Larán, y por europeos, principalmente de Italia, que se establecieron en Sunampe creando luego empresas vitivinícolas, y de España, que se establecieron en Grocio Prado. Durante la guerra con Chile en 1879, sólo algunas grandes haciendas conservaban todavía mano de obra esclava. Con la llegada de los españoles y de los africanos, la población local vive un proceso de mestizaje que luego se complejiza con la migración china, europea y de las regiones andinas del país. La confluencia de distintos grupos étnicos y sociales ha enriquecido la cultura de la zona. La migración eventual de procedencia andina se fue convirtiendo en migración permanente, lo que además de darle un toque de andinización a este sector de la costa, incrementó el crecimiento poblacional y la consiguiente presión por vivienda y por servicios.

17

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

1.2

Los distritos del ámbito del estudio

A continuación presentamos información general sobre los cuatro distritos que constituyen el ámbito de este estudio: Cuadro 1
Altitud (msnm) Población (habitantes) 12,195 20,621 23,969 4,725 Superficie (Km2) 95,52 190.53 26,76 32,00

Distrito

Creación política

Ubicación

Chincha Baja Grocio Prado Sunampe Tambo de Mora

Independencia; ratificado por R. Castilla el 02 de enero de 1857 Creado por Manuel Prado, por ley 10044, el 07 de diciembre de 1944 Creado por Manuel Prado, por ley 10098, el 22 de diciembre de 1944 Creado por Manuel Prado, el 05 de febrero de 1875

13 ° 27´50” de latitud sur; y 76° 09´55” de longitud occidental 13° 24´15” de latitud sur y 76° 9´30” de lon-gitud occidental 13 ° 25´50” de latitud sur y 76° 09´50” de lon-gitud occidental 13 ° 28´10” de latitud sur y 76° 11´10” de lon-gitud occidental

41

90

76

05

Fuente: Elaboración propia con datos de diversas fuentes.

ƒ Chincha Baja:
Es el más antiguo de la provincia y de la región; a lo largo de la historia ha tenido roles importantes, como ser el centro de la cultura Chincha y del Chinchaysuyo inca, sede de órdenes religiosas catequizadoras en la colonia y activo en la independencia; en su territorio se encuentran restos arqueológicos de la cultura Chincha, como la Huaca La Centinela. Es, entre los distritos de costa de la provincia de Chincha, el que tiene el mayor porcentaje de población rural, asentada en numerosos caseríos y rancheríos en las inmediaciones de grandes haciendas agroexportadoras, que le dan ocupación.

ƒ Grocio Prado:
Habiendo sido un distrito de corte más rural, de producción parcelera, su cercanía a la ciudad capital de la provincia ha incidido en la densificación de la población del centro y de sus caseríos, que van tomando características semi-urbanas o urbanas, aunque gran parte de la población sigue desempeñando labores agrícolas en sus parcelas o en las plantaciones de

18

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

la agroindustria. Es reconocido por su gastronomía y sus dulces y, por su producción de artesanía a base de paja y junco. La ermita de la Melchorita, personaje de la religiosidad popular, atrae buen contingente de visitantes.

ƒ Sunampe:
Se caracteriza por la producción de viñedos, que ocupan la mayor parte de áreas agrícolas, y dan trabajo a la población local, tanto en plantaciones como en la elaboración de cachina, mostos, vinos y piscos. Tiene una importante concentración de bodegas y, festividades asociadas a la actividad vitivinícola, como la tradicional “pisa de uva” Al igual que lo que sucede en . Grocio Prado, también en Sunampe la densificación de la población está llevando a estilos de asentamiento y de organización de corte más urbanos.

ƒ Tambo de Mora:
Es un distrito rivereño que históricamente tuvo gran importancia, pues durante la colonia por el puerto de Tambo de Mora se embarcaba el azogue traído de Huancavelica hacia las minas de plata de Potosí (que seguía ruta marítima hasta Arica), y se desembarcaban los esclavos africanos destinados al trabajo en haciendas. En tiempos más recientes tuvo una inmensa importancia pesquera, tanto de pesca artesanal como industrial, motivando la instalación de sendas plantas para el procesamiento de los productos del mar que, a la fecha han disminuido su importancia y operación. Es ahora sólo un puerto de pesca artesanal. No obstante es la pesca una de las principales fuentes de trabajo de los tambomorinos, que se enrolan en embarcaciones grandes por temporadas extensas.

1.3

Características de la población

Según datos de los Censos Nacionales de 20071: XI de Población y VII de Vivienda, la población total en la provincia de Chincha es de 194,315 personas. La Tasa de crecimiento intercensal, desde el censo de 1940 hasta el último ha sido la siguiente: 2.5 (40/61), 2.9 (61/72), 2.3 (72/81), 2.0 (81/93), 1.8 (93/2007). La tasa de crecimiento intercensal para los distritos que nos ocupan en el último período ha sido la siguiente: Chincha Baja (0.5), Grocio Prado (2.4), Sunampe (2.2) y Tambo de Mora (1.1). Estos datos nos dan cuenta de cómo son los distritos más cercanos al centro y con más actividad de servicios (Grocio Prado y Sunampe), los que tienen un crecimiento mayor. En términos de sexo, la población provincial tiene una distribución pareja entre hombres y mujeres: 95,977 (51%) son hombres y 98,338 (49%) son mujeres; el índice de masculinidad es del 97.60. Los cuatro distritos tienen
1

INEI: Resultados definitivos de los Censos Nacionales 2007.

19

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

también una distribución pareja de población masculina y femenina, siendo en todos los casos un 49% de hombres y un 51% de mujeres menos en Chincha Baja donde se invierte la distribución. Gráfico 1 Distribución de la población provincial y distrital, según sexo Prov. Chincha

98338, 51%

95977, 49%

Hombres

Mujeres

Hombres Chincha Baja Grocio Prado Sunampe Tambo de Mora 6129 10097 11798 2331 50.3% 49.0% 49.2% 49.3%

Mujeres 6066 10524 12171 2394 49.7% 51.0% 50.8% 50.7%

Fuente: INEI, Censos Nacionales XI de Población y VII de Vivienda, 2007.

La provincia de Chincha tiene una población que es mayoritariamente urbana; tres de los distritos del estudio: Grocio Prado, Sunampe y Tambo de Mora tienen esta misma tendencia, mientras que el de Chincha Baja tiene una población mayoritariamente rural, tal como puede apreciarse en los siguientes gráficos:

20

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Gráfico 2 Distribución de la población provincial y distrital, según zona urbana y rural Prov. Chincha
11%

89%

Urbana

Rural

100% 80% 60% 40% 20% 0% Chincha Baja 42% 58%

91%

96%

90%

9%

4% Sunampe Rural

10%

Grocio Prado Urbana

Tambo de Mora

Fuente: INEI, Censos Nacionales XI de Población y VII de Vivienda, 2007.

El tránsito de una población predominantemente rural a una población predominantemente urbana, es relativamente reciente. Ha sido impulsado por fenómenos de migración interna de la sierra cercana, a causa de la violencia vivida y de las condiciones de pobreza y falta de oportunidades en las localidades de origen. El porcentaje de personas que no saben leer y escribir es más o menos similar a nivel de la región, provincia y distritos (alrededor del 8%). No obstante, en todos los casos, la cantidad de mujeres que no sabe leer y escribir es mayor que la de varones en esta misma condición. Respecto al

21

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

analfabetismo de la población de 15 y más años, la tasa es de 2.8 a nivel departamental, 2.4 a nivel provincial y, de 3.4 en Chincha Baja y Grocio Prado, de 2.0 en Sunampe y 1.3 en Tambo de Mora. Gráfico 3 Población que no sabe leer y escribir, por distritos

1200 1000 800 600 400 200 0 Chincha Baja 442 542 776

1031 847

956

149 184 Grocio Prado Hombre Sunampe Mujer Tambo de Mora

Fuente: INEI, Censos Nacionales XI de Población y VII de Vivienda, 2007.

En términos económicos, la actividad agrícola tiene un peso importantísimo en la economía de la población de Chincha. La calidad de los suelos y la disponibilidad de agua han inducido la formación de grandes haciendas algodoneras y azucareras en el pasado que ahora, en el marco de la globalización, han adaptado sus cultivos, su organización y su dinámica en función principalmente de mercados de exportación de textiles y de productos agroindustriales. Asimismo en las últimas décadas se han instalado en la provincia varias plantas procesadoras de alimentos. Éstas, y las anteriores plantas procesadoras de pescado y fábricas de textiles de algodón, imprimen a la región un importante dinamismo económico que se expresa en servicios diversos y en infraestructura urbana moderna en la capital. Es en los campos de cultivo y en las plantas procesadoras que la población de los distritos encuentra trabajo, como peón agrícola si no tiene calificación alguna, o como obrero/a si ha alcanzado el desarrollo de habilidades específicas. Las plantas textiles también dan empleo a población calificada y trabajo a destajo en tareas específicas del proceso. Estas ocupaciones son mayoritariamente estacionales ó eventuales.

22

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

La ganadería es una ocupación de segundo orden. A la crianza de ganado vacuno y caprino se dedica principalmente la población rural de comunidades de Chincha Baja que se articulan a algunas cadenas productivas, como la de la leche Gloria. En las localidades de Grocio Prado, y en algunas de Sunampe, es extendida la actividad artesanal con paja y junco; su producción de sombreros, cestas, esteras y muebles de junco, abastece el mercado local turístico, pero también necesidades de uso en otros mercados de la región y de otras localidades. Entre la población de Sunampe es extendida la elaboración de tamales, dulces, y otros productos de la gastronomía local que se articulan al mercado citadino y turístico de la región; es también extendida la actividad vitivinícola de la que se ocupa la población local. En Tambo de Mora la actividad pesquera es la principal, distinguiéndose en ella dos rubros: la pesca artesanal, ejercida de manera independiente y destinada al consumo humano y, la pesca industrial en embarcaciones grandes que emplean a tambomorinos pero que su radio de acción es en todo el litoral. Así, en la provincia de Chincha y en sus distritos, se ha configurado una estructura productiva relativamente especializada y diversificada.

1.4

Características de las viviendas antes del sismo

A continuación presentamos una serie de tablas en las que se muestran las principales características que las viviendas -de la provincia de Chincha en general y de los cuatro distritos materia de este estudio- tenían apenas meses antes del sismo. La fuente son los datos oficiales que maneja el INEI a partir de los resultados de los Censos 2007. Cabe resaltar cómo en los distritos que nos ocupan, ya antes del sismo las características de las viviendas de sectores importantes de la población presentaban indicadores que dan cuenta de situaciones de abandono y precariedad, que evidencian las desigualdades al interior de la región y la provincia, y que evidencian también el alto riesgo frente a fenómenos como el del sismo del 2007 y sus secuelas. Así, con respecto al tipo de vivienda, es importante el porcentaje de viviendas improvisadas, en especial en el caso de Sunampe (29%), Tambo de Mora (26%) y Grocio Prado (21%), y de viviendas catalogadas como choza o cabaña en Chincha Baja (16%), tal como se aprecia en el cuadro siguiente.

23

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Cuadro 2 Viviendas particulares por tipo de vivienda, 2007
Tipo de Vivienda En casa de vecindad Dpto. en edificio Casa independiente 42352 81% 2266 75% 4348 75% 4233 68% 901 68% En Quinta   Total Choza o cabaña Improvisada Otra forma 333 1% 8 0% 25 0% 21 0% 13

Prov. Chincha

52517   3004   5801   6203  

440 1% 2 0% 5 0% 13 0%  

343 1% 11 0% 9 0% 23 0%  

418 1%   0% 21 0% 28 0% 3 0%

1203 2% 469 16% 170 3% 68 1% 64 5%

7428 14% 249 8% 1223 21% 1817 29% 337 26%

Chincha Baja Grocio Prado

Sunampe

Tambo de Mora

1318  

1%

Fuente: INEI, Censos Nacionales XI de Población y VII de Vivienda, 2007.

Respecto a la seguridad en la tenencia de las viviendas que daría la condición de “vivienda propia totalmente pagada” los porcentajes son , bastante bajos en Tambo de Mora (49%) y en Chincha Baja (59%); siendo más altos los de Grocio Prado y Sunampe (77% y 83% respectivamente), no dejan de mostrar también vulnerabilidad en este campo. Llama la atención el alto porcentaje de viviendas “cedidas por el centro de trabajo” en Chincha Baja: 21%.

24

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Cuadro 3 Viviendas particulares con ocupantes presentes, Por régimen de tenencia, 2007
Régimen de Tenencia   Total Alquilada Propia por invasión 3937 9% 72 3% 276 6% 12 0% 61 5% Propia pagando a plazos 1924 4% 69 2% 175 4% 163 3% 31 3% Propia totalmente pagada 29694 66% 1647 59% 3734 77% 4661 83% 546 49% Cedida por el centro de trabajo 2914 6% 593 21% 108 2% 161 3% 20 2% Otra forma 3266 7% 265 9% 375 8% 446 8% 398 35%

Prov. Chincha

44940   2804   4851   5647  

3205 7% 158 6% 183 4% 204 4% 68 6%

Chincha Baja

Grocio Prado

Sunampe

Tambo de Mora

1124  

Fuente: INEI, Censos Nacionales XI de Población y VII de Vivienda, 2007

Son las viviendas con paredes exteriores de adobe las que predominan en tres de los cuatro distritos de estudio: Chincha Baja, Grocio Prado y Sunampe. En estos dos últimos distritos es significativo el porcentaje de viviendas de estera (35% y ·38%), mientras que en Chincha Baja lo es el de viviendas de piedra con barro (27%). Solamente el distrito de Tambo de Mora tiene una distribución más o menos pareja entre viviendas de ladrillo y cemento, adobe, madera y estera. Es sugerente que sólo en un porcentaje muy reducido de viviendas se tenga quincha en las paredes exteriores. Respecto al material predominante en el piso de las viviendas, más de la mitad lo tienen de tierra en todos los casos (54%). Los pisos de cemento siguen en importancia, bordeando el 40%.

25

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Cuadro 4 Viviendas particulares con ocupantes presentes, por material predominante en paredes exteriores, 2007
Material predominante en paredes exteriores de la vivienda Total Ladrillo o bloque de cemento 12862 29% 590 21% 773 16% 859 15% 309 27% Adobe o tapia 17071 38% 1146 41% 1963 40% 2086 37% 289 26% Madera 387 1% 18 41% 47 1% 55 1% 18 26% Quincha 839 2% 107 1% 177 4% 37 1% 27 2% Estera 11281 25% 756 4% 1677 35% 2136 38% 294 26% Piedra con barro 68 0% 1 27% 6 0% 5 0% 0 0% Otro material 2432 5% 186 0% 287 6% 469 8% 187 17%

Prov. Chincha Chincha Baja Grocio Prado Sunampe Tambo de Mora

44940   2804   4851   5647   1124  

Fuente: INEI, Censos Nacionales XI de Población y VII de Vivienda, 2007.

Cuadro 5 Viviendas particulares con ocupantes presentes, por material predominante en el piso de la vivienda, 2007
Material predominante en piso de la vivienda Total 44940   2804   4851   5647   1124   Tierra 21900 49% 1521 54% 2638 54% 3038 54% 604 54% Cemento 19298 43% 1136 41% 2033 42% 2275 40% 450 40% Losetas, cerámico, similares 3034 7% 105 4% 147 3% 265 5% 54 5% Parquet o Madera pulida 288 1% 6 0% 2 0% 7 0% 0 0% Madera 105 0% 23 1% 6 0% 8 0% 4 0% Otro material 315 1% 13 0% 25 1% 54 1% 12 1%

Prov. Chincha Chincha Baja Grocio Prado Sunampe Tambo de Mora

Fuente: INEI, Censos Nacionales XI de Población y VII de Vivienda, 2007.

26

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Respecto a los servicios de abastecimiento de agua y servicios higiénicos, los porcentajes de viviendas que cuentan con ellos por red pública dentro de la vivienda son bajos. Sunampe es el distrito que mejores indicadores muestra al respecto, con 65% de viviendas con abastecimiento de agua y 53% de viviendas con servicios higiénicos, en ambos casos conectados a red pública dentro de la vivienda. Grocio Prado sigue en porcentajes, con 51% para abastecimiento de agua y 39% para servicios higiénicos conectados a red pública en la vivienda. Chincha Baja y Tambo de Mora tienen porcentajes muy bajos frente a dichos indicadores: 38% y 34% para abastecimiento de agua y 25% y 30% para servicios higiénicos. Respecto al abastecimiento de agua llama la atención el 33% de viviendas en Chincha Baja que se abastecían de río, acequia o manantial, y el17% en Grocio Prado y 20% en Tambo de Mora que se abastecían por camión cisterna. Igualmente, los altos porcentajes de viviendas que en los cuatro distritos, o no tienen servicio higiénico alguno o utilizan pozo ciego. Cuadro 6 Viviendas particulares con ocupantes presentes, por tipo de abastecimiento de agua en la vivienda, 2007
Viviendas particulares con ocupantes presentes, por tipo de abastecimiento de agua Pilón uso público Total Red pública dentro de la vivienda 28190 63% 1055 38% 2455 51% 3667 65% 379 34% Red pública fuera de la vivienda Dentro del Edificio 3601 8% 239 9% 495 10% 669 12% 62 6% Camión cisterna u otro 3175 7% 207 7% 825 17% 254 4% 220 20% Río, Acequia, Manantial 910 2% 53 33% 74 2% 30 1% 8 1%

Pozo

Otro

Prov. Chincha Chincha Baja Grocio Prado  Sunampe Tambo de Mora

44940   2804   4851   5647   1124  

1622 4% 192 9% 256 5% 73 1% 38 6%

3182 7% 920 7% 412 8% 236 4% 269 24%

4260 9% 138 2% 334 7% 718 13% 148 13%

Fuente: INEI, Censos Nacionales XI de Población y VII de Vivienda, 2007.

27

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Cuadro 7 Viviendas particulares con ocupantes presentes, con servicios higiénicos en la vivienda, 2007
Con servicio higiénico conectado a:   Total Red pública dentro de la vivienda 23684 53% 709 25% 1911 39% 3014 53% 336 30% Red pública fuera de la vivienda 2150 5% 77 3% 291 6% 478 8% 61 5% Pozo séptico 2495 6% 299 11% 259 5% 314 6% 119 11% Pozo negro/ ciego 9310 21% 1167 42% 1429 29% 916 16% 259 23% Sobre acequia o canal 418 1% 46 2% 36 1% 21 0% 91 8% Sin servicio higiénico

Prov. Chincha Chincha Baja Grocio Prado Sunampe Tambo de Mora

44940   2804   4851   5647   1124  

6883 15% 506 18% 925 19% 904 16% 258 23%

Fuente: INEI, Censos Nacionales XI de Población y VII de Vivienda, 2007.

28

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

2. El terremoto y sus efectos
Un movimiento sísmico de 7.9 grados de magnitud en la Escala de Richter, considerado como terremoto, acaeció el 15 de agosto del año 2007. El epicentro se ubicó a 60 km mar adentro, al oeste de la provincia de Pisco, en la región Ica. A causa del sismo fallecieron 596 personas y 1294 heridos graves fueron evacuados hacia hospitales de Lima2. La hora del sismo, así como el tipo predominante de techos ligeros, contribuyó a mantener bajo el número de muertos. Más de 90,000 familias –aproximadamente 450,000 personas- quedaron sin vivienda porque éstas fueron destruidas o declaradas inhabitables. La licuefacción indujo a grandes resquebrajamientos del suelo, provocando desplazamientos en Tambo de Mora y Pisco. En muchas localidades, las paredes de las viviendas eran de adobe húmedo debido a la falta de cimientos predispuestos para evitar que la humedad trepe por las paredes, ya que ésta reduce su resistencia, además de afectar la salud. Así como hubo mucho daño en viviendas, también lo hubo en servicios públicos: muchas edificaciones públicas cayeron o sufrieron daños severos. Las deficiencias en el diseño y la construcción de muchas estructuras de instalaciones públicas, incluyendo colegios, hospitales, iglesias y hoteles, causaron la mayor parte de los daños estructurales. Numerosos centros educativos quedaron destruidos; en Chincha se desplomaron 300 aulas de un total de 1,201. Los hospitales de Pisco e Ica colapsaron y el hospital San José de Chincha fue dañado en un 20%. Los servicios de electricidad y de telefonía se interrumpieron desde el primer momento y los de agua y alcantarillado sufrieron daños graves. En Chincha, sólo un surtidor quedó operativo, pero era abastecido por un pozo que funcionaba con grupo electrógeno y presentaba varias roturas en sus tuberías, lo que imposibilitaba el reparto adecuado de agua por la red. El transporte se vio interrumpido. La Panamericana Sur quedó interrumpida, al igual que casi todas las vías a la sierra. En la zona andina, deslizamientos provocados por el sismo dañaron no solamente los caminos, sino también los canales de regadío. Chincha afrontó el derrumbe del centro penitenciario: alrededor de 600 internos circularon por la ciudad en momentos de gran inseguridad e incertidumbre, generándose todo un imaginario popular al respecto.
2

Las cifras del Gobierno Regional de Ica difieren un poco de las del INDECI, que son las que aquí se consignan.

29

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Los mayores daños se produjeron en las provincias de Chincha, Pisco e Ica (departamento de Ica), Yauyos y Cañete (departamento de Lima) y Castrovirreyna y Huaytará (departamento de Huancavelica). En los gráficos siguientes se puede apreciar la intensidad de la afectación por distritos. El primero muestra la cantidad de viviendas destruidas y muy afectadas en cada distrito, y el segundo muestra el porcentaje de viviendas inhabitables por distrito. En el primer caso, son los distritos de Pueblo Nuevo y Alto Larán en Chincha, y Pisco e Ica, los que tienen la mayor cantidad de viviendas siniestradas. En el segundo caso, son los distritos de Tambo de Mora, Chincha Baja, Grocio Prado, Sunampe y Alto Larán en Chincha, y Salas en Ica, los que tienen el 59.9% o más de sus viviendas inhabilitados. Gráfico 4 Mapa de viviendas destruidas y muy afectadas, según distrito

Fuente: INEI - Censo de Damnificados del Sismo del 15 de agosto 2007.

30

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Gráfico 5 Mapa del porcentaje de viviendas inhabitables, según distrito

Fuente: INEI - Censo de Damnificados del Sismo del 15 de agosto 2007.

La provincia de Chincha como se ve en los gráficos anteriores, es de las más afectadas. En los cuadros y gráficos siguientes se aprecia el grado de afectación de las viviendas y la población de viviendas con distinto grado de afectación.

31

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Cuadro 8 Viviendas por grado de afectación, según departamento, provincia y distrito, 2007
Viviendas no afectadas 4,224 262 417 354 86 Provincia / Distrito Total viviendas Grado de afectación de las viviendas Total viviendas afectadas 44,580 2,653 5,473 5,769 1,358 Viviendas destruidas 17,708 1,184 2,240 2,719 464 Viviendas muy afectadas 6,891 332 1,030 877 308 Viviendas afectadas 16,573 953 1,959 1,948 466 Viviendas levemente afectadas 3,408 184 244 225 120

Prov. de Chincha Chincha Baja Grocio Prado

48,804 2,915 5,890

Sunampe 6,123 Tambo de 1,444 Mora

Fuente: INEI - Censo de Damnificados del Sismo del 15 de Agosto 2007.

Gráfico 6 Grado de afectación de las viviendas afectadas en la provincia de Chincha

17,708

6,891 16,573

3,408

Viviendas muy afectadas Viviendas levemente afectadas

Viviendas afectadas Viviendas destruidas

Fuente: Elaboración propia con datos del INEI: Censo de Damnificados del Sismo del 15 de agosto del 2007.

32

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Gráfico 7 Viviendas afectadas y no afectadas, por provincia y por distritos de Chincha.

4,224 9%

44,580 91%

Total de Viviendas Afectadas

Viviendas No Afectadas

6,000 5,000 4,000 3,000 2,000 1,000 0 Chincha Baja 262 2,653

5,473

5,769

1,358 417 Grocio Prado 354 Sunampe 86 Tambo de Mora

Total Vivienda Afectadas

Viviendas No Afectadas

Fuente: Elaboración propia con datos del INEI: Censo de Damnificados del Sismo del 15 de agosto del 2007.

33

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Gráfico 8 Grado de afectación de las viviendas afectadas en los distritos de Chincha

Viviendas Destruidas Viviendas Levemente afectadas Viviendas Afectadas Viviendas Muy bAfectadas 0 Tambo de Mora Sunampe
500 1,000 1,500 2,000 2,500 3,000

Grocio Prado Chincha Baja

Fuente: Elaboración propia con datos del INEI: Censo de Damnificados del Sismo del 15 de agosto del 2007.

Cuadro 9 Población de las viviendas por grado de afectación, según departamento, provincia y distrito, 2007
Población de las viviendas Destruidas Total Levemente afectadas 15,755 827 1,107 1,050 564 Afectadas Muy afectadas Departamento / Provincia / Distrito Prov. de Chincha Chincha Baja Grocio Prado Sunampe Tambo de Mora Total de población de viviendas afectas 183,556 11,870 19,554 22,640 5,113 Población no afectada 10,980 981 923 972 214

194,536 12,851 20,477 23,612 5,327

86,902 5,725 10,438 12,319 2,210

21,506 1,190 2,400 2,227 643

59,393 4,128 5,609 7,044 1,696

Fuente: INEI - Censo de Damnificados del Sismo del 15 de Agosto 2007.

34

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Gráfico 9 Población afectada y no afectada, por provincia y por distritos de Chincha.

6%

94%

Total de poblaciones de viviendas afectadas

Población no afectada

25,000 20,000 15,000 10,000 5,000 0 981 Chincha Baja 11,870

22,640 19,554

5,113 923 Grocio Prado 972 Sunampe 214 Tambo de Mora

Total de población de viviendas afectadas

Población no afectada

Fuente: Elaboración propia con datos del INEI: Censo de Damnificados del Sismo del 15 de agosto del 2007.

35

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Gráfico 10 Población de viviendas de distinto grado de afectación en la provincia de Chincha

6% 32% 47% 12%

Destruidas Afectadas

Muy afectadas Levemente afectadas

Fuente: elaboración propia con datos del INEI: Censo de Damnificados del Sismo del 15 de agosto del 2007.

Gráfico 11 Grado de afectación de las viviendas afectadas en los distritos de Chincha

Levemente afectadas Afectadas Muy afectadas Destruidas
0 2000 4,000 6,000 8,000 10,000 12,000 14,000

Tambo de Mora Sunampe

Grocio Prado Chincha Baja

Fuente: Elaboración propia con datos del INEI: Censo de Damnificados del Sismo del 15 de agosto del 2007.

36

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

2.1

Afectación emocional post sismo

No resulta fácil transmitir la experiencia de lo sentido y vivido durante el sismo sin volver a revivir la misma sensación de angustia y vulnerabilidad de los instantes que se rememoran. Los relatos de los hechos sucedidos en el momento del sismo se centran invariablemente en los momentos de terror vividos por las personas intentando salvarse de las paredes de adobe que se derrumbaban a cada paso. Y me fui para allá porque si me vengo para acá me matan los adobes, como había un pedazo allí yo decía esa pared se cae y me aplasta porque mi baño ya estaba todito botado, por eso yo digo que ha sido milagro de Dios porque si esa pared la tira abajo me iba a caer encima de mí, y esa pared no se cayó y yo no tenía por dónde salir. Todo estaba oscuro y yo buscando una vela… (UT. Lurin Chincha). La falta de recursos y la impotencia generada por ello exacerbaban los sentimientos de pena y de dolor por los daños ocasionados al prójimo vecino y a tu propia familia. Era triste: mirabas a un lado, mirabas a otro… querías apoyar a otra persona, pero no está en tus manos… (TV. Mina de Oro. Sunampe) Muchas familias se encontraban dispersas por motivos de trabajo (entre Chincha y Lima), lo cual agudizó los sentimientos de inquietud y de pérdida ocasionados por la falta de comunicación, que en muchos casos perduró por varios días. Mi hermana escapó, sin ningún abrigo, hacia la zona de chacras con las niñas y durante horas se las supuso desaparecidas. El padre caminó desde Chincha hasta Tambo de Mora, y buscaba por el pueblo inundado de mar a su familia. La madre pudo viajar al día siguiente para ayudar a la familia. (GZ. Tambo de Mora). Lo más preocupante para los pobladores de La Marina en Tambo de Mora fue la salida del mar y la inundación de lo que quedaba de sus viviendas, alcanzando una altura de más de 1.80 m que avanzaba mientras arrancaba árboles y desarmaba las viviendas. A lo largo de la línea de playa una gran cantidad de arena colmató el interior de las viviendas, echando a perder el mobiliario y enterrando todos los exiguos enseres domésticos y demás pertenencias.

37

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Yo vine a la semana a mi casa a ver cómo estaba, y me dio una nostalgia de ver mi casa rajada, ver hasta dónde había llegado el agua, mis cosas en la calle. Mi papá se había quedado cuidando en las noches… (GZ. Tambo de Mora). Otro tema de preocupación que colaboraba a acentuar el sentimiento de precariedad y de exposición al desastre era la delincuencia que aprovechaba para cometer desmanes. Se señala que no era gente de la zona sino que venía de otros sitios. A pesar de la existencia del Penal cercano al pueblo que trae mala fama, se señala que Cruz Verde siempre ha sido un lugar tranquilo. La señora que nos informa garantiza que los mismos pobladores lograron erradicar la violencia en los años noventa (delincuencia, drogadicción), mediante la creación de una organización de mujeres ronderas que salen a hacer vigilancia por las noches, rotativamente hasta la fecha. Había momentos en que la gente gritaba saqueo y la gente se metía a sus casas... En Chincha, las noticias decían que eran los presos de Tambo de Mora pero era la delincuencia de la zona que salía a robar. (GZ. Tambo de Mora). Para ese entonces se cayó el penal… los reos pasaron por el medio de nosotros… unos abusaban de las chicas… otros robaban lo poco que teníamos Esos mismos reos, cuando nosotros salíamos a hacer cola para que nos den algo (porque todos los precios subieron)… cuando volvíamos a casa nos habían robado… (como era rancho) (CP Sunampe) . Existe una sensación de abandono y de desatención mediática de los pobladores por parte de las autoridades, porque “nosotros también hemos sufrido y a nadie le importa, hay gente en TM que todavía no han podido levantar sus casas…” . Todo el tiempo las noticias dicen Pisco, Pisco, y en Chincha nunca pasó nada… En Chincha hubo varias casas que se cayeron, acá en Tambo de Mora el agua se metió a las casas… Nadie se preocupó por Tambo de Mora… (GZ.TM) Los procesos de recuperación de impactos emocionales de la envergadura de los originados en el horror de lo vivido durante el terremoto de agosto 2007 son lentos y requieren de niveles de asistencia profesional, especialmente en los casos más críticos de pérdida de seres queridos, en la medida que esta es posible.

38

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Ahora la gente se está recuperando, quedan pocos ranchos… Antes era puro rancho… (TV. Cruz Verde. Tambo de Mora) En otros casos, la compensación y restauración del equilibrio emocional van a estar asociados a la propia recuperación de las condiciones físicas perdidas, vale decir, la salud y la energía de vivir, y especialmente de las necesidades primarias de cobijo y abrigo, que se expresan en la vivienda como calidad de vida La gente se volvió más trabajadora después del sismo. Empezaron a ver más las necesidades que había, por lo mismo que no tenían muchas cosas que les faltaba en casa. Había que pensar en poner a buen recaudo a los niños. (C. Sunampe) Con el sismo afloraron muchas situaciones y conflictos que estaban ocultos o latentes, se hicieron visibles y se instalaron en el medio de la desgracia material provocada por el terremoto, acrecentando el desconcierto y el sufrimiento. A partir de ese momento las personas tuvieron que hacer frente no sólo a la urgencia del cobijo, del abrigo y el alimento, sino también a las nuevas realidades que les tocaba vivir. El día del terremoto, mi casa se hizo trizas y mi vida también. Ese día me enteré que mi marido tenía otra familia. Y para él, esa era su familia. Por ellos vio, por ellos se preocupó… Nosotros tuvimos que arreglárnosla solos, Y desde entonces es así, ¡estamos solos! (TV. Sunampe)

39

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

3. Las respuestas frente al sismo

3.1

Estrategias desde la población

Presentamos a continuación las estrategias que la población de los distritos de Chincha desplegó para enfrentar, las más de las veces con sus propios recursos, las dificultades, las carencias, los miedos y los pesares que el sismo tendió sobre sus vidas. Distinguimos cuatro momentos: el primero corresponde a las reacciones primeras después del sismo, cuando la sorpresa y el miedo impulsaron la acción; el segundo a la etapa del acondicionamiento de viviendas transitorias, en un período todavía expectante respecto a la ayuda externa que aunque no llega, se espera; en el tercer período la población asume que depende principalmente de su propia actuación, y lo hace de diferentes formas según sus recursos y su agencia; el cuarto momento corresponde a la fotografía actual, con logros importantes en algunos casos, pero con evidencias tristes de cómo la vulnerabilidad y la carencia perennizan situaciones de emergencia. La ausencia de una institucionalidad representativa, que atraviesa prácticamente toda la provincia, se deja sentir con mayor fuerza ante situaciones límite como la vivida; sin embargo, mecanismos de resistencia afloran para consolidar lazos de solidaridad familiares, vecinales o barriales, que van a contribuir a sobrellevar la adversidad desde el espacio compartido. Más que descripciones nuestras, hemos optado por presentar la voz, especialmente de las mujeres, expresando sus sentires, sus percepciones y sus opiniones respecto a un proceso que es suyo, pero que las más de las veces pueden controlar poco.

40

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

3.1.1

Respuestas de la población
Qué hicieron Quiénes actuaron Los Tambomorinos, se juntaron en la cancha Miguel Grau frente al colegio Salieron a explanadas, plazas y avenidas, a pasarla “acompañados”. Arman ollas comunes. Velan juntos a sus muertos. Se organizan en brigadas de seguridad. Testimonios “Todos hemos subido, cruzando, como sea, con lo del cuerpo… Yo veía por dónde iban los demás y les seguía, no sabía el destino…” “Aquí nos hemos juntado, por grupitos, por familias”. (Nuevo Tambo de Mora) “En la cancha del colegio nos hemos acomodado todos, hemos armado olla común, con todos los vecinos”. (Grocio Prado) “La gente salió corriendo como loquita a la canchita, la gente parecía que la playa se venía... Allí temblábamos. Esa noche nos juntamos toditos y dormimos”. (EN) “A la avenida hemos salido. Como es ancha, aquí no nos va a pasar nada, hemos dicho. Así, sentados, en silencio hemos pasado, porque la hijita de una vecina, de 12 años, se ha fallecido… Pobladores de Cuando estábamos allí, han empezado parte urbana de a pasar unas gentes, unos señores, en grupitos; “buenas noches”, saludaban. Al distritos principio no nos dimos cuenta, después alguien dijo: son los presos. Pero no hemos tenido miedo de ellos, ¡si ellos estaban más asustados que nosotros! (Sunampe Centro) “Noche era y hemos salido. En esos momentos uno hace cosas que nunca se imaginaría hacer. Mi hijito tenía dos años y yo estaba embarazada, no tenía ni cómo que hacerle dormir. Hemos juntado unas pajas y allí encima lo he echado. En ese rato no he pensado que algún bicho peligroso le podía picar, ni nada… Felizmente no pasó nada, creo que hasta los bichos estaban asustados… Nosotros no hemos dormido, parados nomás hemos pasado. Al día siguiente nos vinimos para arriba, aquí ya se había juntado gente, nosotros nos acoplamos… (Grocio Prado)

Momentos

En los barrios

Primer momento: Inmediatamente después de la emergencia

Pozuelo Norte

Se acomodaron de cualquier forma en la parte externa de sus casas

Zona rural Grocio Prado

41

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Momentos

Qué hicieron

Quiénes actuaron

Testimonios “Amaneciendo, al día siguiente, al sector de “lomo” (Lomo Largo) nos hemos ido, con mi mamá y mis hijos, donde mi tía, que tenía una casa de cemento que no se ha caído… Allí nos hemos alojado hasta que mi hermana ha conseguido el Techo Propio”. (Sunampe centro) “Yo había lavado, mi cordel estaba de ropa de chompas y de allí sacamos para ponernos y como sea nos cubrimos y amanecimos sentados… Mi esposo que es Teniente gobernador salió a buscar ayuda con otros señores”. (EN) “Mi casa era antigua, de madera chambreada… todo el techo se había caído, lo sostuvo el frigider… “ “Mi tía nos albergó (tenía un cuartito de material noble). Los patos corrían…” (JB) “Todos los vecinos estábamos en la cancha, no había luz. Yo quería ir al centro, no había movilidad. Mi hija llegó recién a las 9 de la noche de la Universidad. Entonces los cinco dormimos en un mismo colchón.” (CP) “El rancho se hizo al día siguiente en una zona donde no había nada… en el terreno del colegio: el único lugar donde no había paredes que nos caigan… Todos los vecinos nos metimos allí… La inclemencia del frío… hacía frío en ese tiempo… La cara se nos quemó feo…” (TV)

Van a buscar a familiares en lugares más seguros, se alojan allí

Casos en diferentes localidades

Primer momento: Inmediatamente después de la emergencia

Solidaridad entre pobladores mientras llegan las primeras ayudas

Pozuelo Norte

… y entre familiares

Sunampe

La ubicación y reunión de Mina de Oro. la familia para Sunampe saberse a salvo era lo primero.

La búsqueda de refugio seguro para Mina de Oro. las primeras horas Sunampe y la dureza del clima de invierno

La urgencia de salvar sus bienes

“Algunas familias han debido de sacar sus pertenencias, y salir ellos mismos por Tambo de Mora la ventana, porque las viviendas se iban hundiendo” (GZ)

42

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Momentos

Qué hicieron

Quiénes actuaron

Testimonios “Fuimos volviendo a nuestros sitios; allí como sea cada quien se acomodaba... la mayoría debajo de un árbol, amarraba su plástica y así tenía un techo… Algunos hasta ahora siguen viviendo así… “

Regresan a sus predios … Deben retomar actividades productivas. Tienen miedo de perder lo poco que les quedó. El sentimiento de inseguridad se ha incrementado. Segundo momento: Unas semanas después… Zonas periféricas Buscan y ocupan un lugar más seguro como albergue. Arman refugios temporales con los materiales que tienen a mano. Los tambomorinos de la parte baja, que no podían regresar a sus predios (en terreno “licuado”) Zonas rurales alejadas

(Grocio Prado) “Como sea un ranchito hemos armado…” “pero no es seguro, con poco esfuerzo se pueden meter… Por eso ya no podemos ir a trabajar todos, alguien se tiene que quedar…” (Sunampe) “Así nomás, mirando la pared rajada hemos regresado”. (Grocio Prado) “Nos fuimos todos a un terreno privado, al costado de la UPIS Vilma León…” “Allí hemos estado buen tiempito; claro, siempre con el miedo de que nos pudieran desalojar… porque el terreno tenía dueño…” (Nuevo Tambo de Mora) “Para quitar el desmonte, fue todo un sufrimiento, ¡todo era una polvareda! Nosotros no teníamos apoyo, sabíamos que en otros sitios el municipio estaba apoyando con cargadores, pero acá no… Entonces de a grupos nos hemos organizado, para palear los escombros. Hemos ido tirando más allá, más allá, así” (Grocio Prado) “Primero estaba en el albergue, junto con todos. Pero era bien fastidioso, los genios de los vecinos, los niños que no respetan… una no está acostumbrada; nosotros somos bien eticosos, estamos acostumbrados cada quien con su pobreza, pero en su casa… Por eso en lo que he podido, un cuarto alquilamos…”

Inician el acondicionamiento de los espacios colectivos, especialmente los accesos

Pobladores de AH rurales y barrios periféricos

Alquilan cuartos para hospedarse

Pobladores de diferentes localidades, con sus recursos o de familiares que apoyan

43

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Momentos

Qué hicieron

Quiénes actuaron

Testimonios “Al que tenía ranchito no le afectó mucho, pero al que tenía casa sí. Tuvimos que tumbarlas y hacer ranchos… Cuando ya estaba suelo, suelo, empezamos a hacer rancho en nuestro sitio (porque los niños tenían que volver al colegio). Todo pasó a ser rancho…” (TV) “Teníamos miedo de entrar a la casa a sacar algo más porque en cualquier momento venía un remezón. Dejamos a buen recaudo a los muchachos y empezamos a botar la casa… Acabamos cansados, sucios, polvosos… avanzábamos 200 metros con carretilla para sacar los desmontes al volquete que dio la municipalidad.” (CP) “Hemos sacado a los hijos del colegio y los hemos puesto a trabajar… Para eso hemos pedido favor a un compadre. Yo que antes no trabajaba, también me puse a trabajar, de cualquier cosa… Lo importante era juntar para levantar un sitio bueno, para poder salir del albergue, porque ahí se sufre mucho. Meses nos hemos demorado. Y hemos construido esta casa (una habitación), aquí nos hemos acomodado con mis hijos. Claro, es chico, para nosotros que hemos estado acostumbrados a vivir en rancho grande, cada uno con su ambiente, pero al menos es seguro…”. (Mina de Oro) “Mis hijos se pusieron a trabajar de noche… Se los llevaron a trabajar a un hotel… (a pesar de ser menor de edad le dieron esa mano). Mi hija me apoyaba a mí. Yo me puse a hacer más cosas, más actividades” “Mi esposo se fue a trabajar lejos… Todos trabajamos con más ahínco. Entre todos reunimos y construimos una pieza para estar más albergados, más seguros… “ (CP)

Segundo momento: Unas semanas después…

Tener que botar los restos de su propia casa antes de empezar a reconstruir

Mina de Oro. Sunampe

Experiencia de iniciativas propias Mina de Oro. y de autoayuda Sunampe ante la ausencia de asistencia externa

Tercer momento: Afrontando la reconstrucción

Casos aislados en diferentes localidades Por medios propios, procuran construir al menos un ambiente seguro para vivir (de material noble)

Sunampe

44

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Momentos

Qué hicieron

Quiénes actuaron

Testimonios “Cuando ya iba a dar a luz, el padre me ha encontrado con mi plástica viviendo bajo el árbol… Entonces me ha dado una casita de madera, allí ha nacido mi segundo hijo. Pero el terreno no era nuestro, era así nomás que vivíamos. Por eso con todo y mi casita de madera me he mudado a otro lugar… Para estar en un sitio que sea mío”. (Grocio Prado) “… gestionando para que nos pongan un puente, para que nos aplanen la calle…”. (C) “…la esposa del alcalde nos ha facilitado este módulo, para el Centro Comunitario… Aquí funciona todo: reuniones, capacitaciones, atención médica, lo de los niños, campañas…”. (TV) “…el módulo de madera que nos han dado, hemos acondicionado como jardín para los niños… Es el amarillo, que se ve al frente”.

Iniciativas individuales de reubicación

Casos aislados en diferentes localidades

Grocio Prado

Tercer momento: Afrontando la reconstrucción

Esfuerzos colectivos de reordenar el espacio común

Sunampe

Pozuelo Norte

Iniciativas colectivas de reubicación

“Como estábamos en huaca, no nos podían dar ningún apoyo. Así no nos vamos a quedar, hemos dicho, y hemos empezado a buscar… Bien larga es nuestra historia, larga en poquito tiempo, Emilio Del Solar ¡cuánto demoraría en contarla! Muchos nos hay ayudado: el alcalde, el que nos compra la leche, el señor que nos vendió el terreno, diferentes instituciones… Ahora tenemos lo que usted ve”. (M) “Dijeron que abajo no se podía más vivir, que había peligro del suelo y del sunami…”.

Reubicación forzada, por terreno licuoso

Los Tambomorinos de la parte baja y zonas “rojas”

“Como Cristóbal Colón el alcalde ha estado andando para conseguir tierra (para la reubicación), porque donde estábamos era de privado, no quería vender…”. “Demoraba, demoraba… algunos se han desesperado y se han regresado a la parte baja… “.

45

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Momentos

Qué hicieron

Quiénes actuaron

Testimonios “Nos han ofrecido casa nueva, porque nosotros vivimos en la huaca; al principio erábamos como ocho familias nomás, después se han aumentado a más de 30: a trabajar (en cultivos de Lurinchincha) vienen sus familias y se quedan” “Nadies va a apoyar allí”, nos han dicho… Ha sido todo un problema. Primero para el terreno, después para los materiales… Según se ha llegado a saber, muchos han colaborado: de congregación, de la mina, de la planta de cemento… También el bono allí se ha entrado…, Pero de la verdad, no ha habido un control de esos apoyos… Incluso dicen que la cuenta del cemento han cargado pero la bolsa decía que era apoyo… Hay construido con otra técnica, no conocida, y parece que no han hecho bien, porque al golpear nomás la pared con la mano se mueve… Por eso sólo unas cuantas personas se han mudado; las demás seguimos en la ranchería. Lo del desagüe también está mal, han hecho un pozo grande… Sin casi uso ya está oliendo…” “Las peleas que hubo por los materiales en esta zona.

Tercer momento: Afrontando la reconstrucción

En proyectos de reubicación de iniciativa externa, pero sin participación de la población en la gestión

Caso Barranquito

Procesos de aprendizaje a partir Mina de Oro. de la experiencia Sunampe vivida.

Las casas han sido de adobe… No eran de material noble… Valió porque ahora todos lo están haciendo de material noble. Cayeron las paredes con adobe de soga, si lo plantas de cabeza difícil que caiga.” (CP)

46

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Momentos

Qué hicieron

Quiénes actuaron

Testimonios “No todos han recibido…”. “A sus allegados han favorecido, tengan o no derecho…”.

Tercer momento: Afrontando la reconstrucción

“Uno porque estamos retirados y aquí nadie viene, y tenemos poca economía para trasladarnos. Otros, como el caso mío: mi suegro me lo dio de boca. Era una Los certificados cadena de boca: su padre igual le dio a mi suegro: “este es tu sitio, vayan vivan allá para el bono porque este es su sitio”; La municipalidad 6000 no nos acreditó. Argumento: quién acredita que ya tenemos ya 10 años…. Muchos tienen certificado de hijos, DNI, factura de artefactos…. Ni así lo lograron. Las minutas no las quieren hacer valer, porque dicen que hay abogados que se prestan a poner más años”. (TV) La tortuosa tarea de “enganchar” con las “ayudas” “Cualquier cantidad de empresas han aparecido. Incluso de otras ciudades, desde Trujillo. Algunas farsantes habían sido, han recogido el bono, han hecho firmar y ya no se les ve el polvo nunca más…”. “Algunos conscientes, bien han hecho. Incluso a mi suegra le han preguntado cómo quiere su puerta, dónde su ventana. Otros a su antojo nomás han hecho, de cualquier forma, y ahora son oscuros”. “Al comienzo había que pagar 700 soles, algo así creo. Como ya tanto engaño había, no nos hemos esforzado, sólo unos cuantos han arriesgado. Después, cuando hemos querido, ya no había”. “A la apurada, a la apurada construían, como a carrera. Uno no le daba tiempo ni de conseguir algún entendido que vea si están haciendo bien, si los materiales están bien…”. “No ha sido justo. En algunas viviendas vivían varias familias: sus hijos casados con sus nietos, los abuelitos…, pero sólo han considerado un lote para el canje, y bien pequeño”. (GZ)

Los bonos de Techo Propio

El “canje” de terrenos

Tambomorinos de la parte baja licuosa..

47

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Momentos

Qué hicieron Gente viviendo “como en la emergencia”

Quiénes actuaron En zonas alejadas y pobres

Testimonios “… bajo los árboles, o en ranchitos hechos de cualquier manera…”. “…ahora vivo con mi mamá, porque a ella sí le han dado el techo propio, a mí no…”. “… a los abuelitos su hija ha recogido…”. “…estábamos acostumbrados a vivir en ranchos grandes, cada uno con su cuarto, con sitio para todo… Ahora no, ahora estamos todos apretados…”. “…este cuarto de adelante (ladrillo con techo de eternit) es con techo propio, aquí es el comedor y la cocina, también aquí preparamos nuestros trabajitos… Seguido hemos acomodado la carpa de la cruz roja que le dieron a mi hermana; ese es nuestro dormitorio, allí dormimos todos”.

Familias que son ahora familias En todas las extensas, por zonas “junta” de familiares Más “apretados”, pero con techo más seguro Familias que han acomodado sus viviendas sumando los apoyos desde la emergencia Cuarto momento: La situación actual Familias que han acomodado sus viviendas sumando los apoyos desde la emergencia Familias que han regresado a sus predios, en terrenos vulnerables En zonas periféricas

En todas partes

“…adelante ladrillo, con techo propio, Notorio en la luego el drywall, del albergue de la reubicación de emergencia, adentro la quincha mejorada, Tambo de Mora de ASPEm…”. “…se cansó de esperar y se regresó”. Tambomorinos de la parte baja “Algunos son bien tercos, no quieren salir de sus terrenos… Algunos incluso están construyendo con material noble. “si los ricos tienen casas en la playa, ¿por qué a nosotros no nos van a dejar?, así dicen”. “Ahora tengo la casa que quiero… De lo que hemos hecho todos, mi esposo lo está ampliando, pero igualito, para tener más campo, más comodidad”. “Con baño ecológico, con cocina mejorada…”. “…lindo ha quedado nuestro pueblito, ni en revistas nunca he visto algo así: ordenadito, de colores, con sus plantas…” “Algunos, que tienen plata, rápido han levantado sus casas… dos pisos, tres pisos, hasta cuatro pisos… Ni parece que pasaron terremoto”. “Se han aprovechado otros, que vivían alquilado, han comprado de los que no podían levantar su terreno y ahora han hecho su casa. (…) Otros han invadido”.

Familias que tienen Pozuelo norte vivienda buena, sismo resistente, Emilio del Solar en zonas rurales

Familias que han levantado Parte central viviendas “buenas” de los distritos por cuenta propia

48

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Momentos Cuarto momento: La situación actual

Qué hicieron

Quiénes actuaron

Testimonios “Hay varios proyectos, por etapas, con préstamo del banco. Tienes que dar una cuota inicial y después pagar mensual, según los años que puedas: 15, 20 años”. “Es para las familias que tienen ingresos seguros: los empleados, los que trabajan en minas… Porque si no, no calificas para el Banco”.

Familias que están comprando en proyectos inmobiliarios nuevos

Zonas de ampliación urbana

3.2

Estrategias para atender la emergencia y la reconstrucción

El sismo activó la solidaridad, tanto de las personas como de las empresas y organizaciones, nacionales e internacionales, cuya respuesta fue inmediata. Organizaciones internacionales de protección brindaron apoyo humanitario desde las horas siguientes al sismo. Organismos internacionales cooperaron con alimentos, módulos de emergencia, financiamiento y asistencia técnica a organismos del estado, comités de defensa civil y municipalidades y, con su apoyo, numerosas organizaciones de promoción emprendieron proyectos de emergencia primero y de reconstrucción luego. Empresas especializadas se hicieron cargo de puntos críticos en la ruta de atención de la emergencia: la empresa privada colaboró, entre otros, en apoyo logístico para manejar la emergencia. Las Fuerzas Armadas y Policiales del Perú y de otras naciones amigas asistieron en el transporte, la atención de salud y la seguridad. Las municipalidades, los gobiernos regionales y el gobierno central, asignaron fondos para la remoción de escombros. Se instalaron hospitales de campaña y ollas comunes en albergues y por sectores; se construyeron letrinas comunitarias y refugios temporales, en cuya administración colaboraron organismos de cooperación y de iglesias; se donaron carpas, enseres y abrigo, alimento y medicina. Parte de la ayuda llegó con la intermediación del INDECI y otra parte llegó directamente a los damnificados. El Gobierno dispuso subvenciones monetarias para los damnificados: una Subvención por Manutención de S/800 para los acompañantes de los pacientes evacuados a Lima y, una Subvención por Sepelio de S/1,000 para familiares directos de los fallecidos en el sismo. Asimismo se estableció una Subvención por Pérdidas Materiales de S/6,000 para los

49

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

jefes de familia de viviendas destruidas3. El Banco de la Nación otorgó prórrogas a los prestatarios de las zonas de emergencia y dispuso líneas de crédito para reconstrucción. Se compró un terreno para la reubicación de los damnificados de Tambo de Mora4. No obstante todas las acciones y medidas arriba mencionadas, fueron insuficientes. Como lo señala un informe de evaluación “a pesar de los grandes esfuerzos de las organizaciones a cargo de la respuesta para el desastre, la magnitud de éste los abrumó. Ello se tradujo en demoras en la remoción de escombros, insuficiencia de albergues temporales y carpas, y pobres condiciones en los campos de refugiados. La gente afectada trataba de satisfacer sus necesidades por ellos mismos”5. Además, “La mayor atención de la ayuda humanitaria para la emergencia, se había enfocado en las ciudades más grandes (Ica, Pisco y Chincha Alta), mientras las áreas rurales y remotas, especialmente a lo largo de los valles de la parte alta de los Andes, enfrentaban demoras en recibir la ayuda humanitaria”6 . La demora en el inicio de los planes de reconstrucción generó impaciencia, descrédito y desesperanza. “Como consecuencia de ello, la población empezó a reconstruir sus casas con las mismas prácticas defectuosas de construcción y materiales de mala calidad”7. “En las áreas rurales con altos niveles de pobreza, los tabiques de adobe de las casas caídas estaban siendo nuevamente usados para la reconstrucción, es decir, se adoptaban técnicas tradicionales que restablecían el mismo nivel de riesgo que existía antes del sismo”8. Así, el sismo puso en evidencia las limitaciones del sistema para afrontar con efectividad y desde el primer momento una emergencia como la del 2007. Dificultades y duplicidades en el registro de la información inicial, limitada organización previa para organizar las acciones de respuesta, complicaciones en la aplicación de la normatividad vigente, incapacidad y corrupción, entre otros, son aspectos que marcaron y mantuvieron un desencuentro entre las instituciones responsables de conducir el proceso y la población.

3 4

Se entrega vinculado a programas de vivienda, ó a la tarjeta BANMAT para adquirir materiales. El mecanismo establecido en este caso fue una indemnización para el predio destruido que facilitaba un canje de terreno del antiguo predio por un lote en un terreno más seguro. “Informe de reconocimiento en Pisco del terremoto del 15 de agosto del 2007” (octubre 2007), elaborado por un equipo de reconocimiento proveniente del Japón. Síntesis en: INDECI, “Lecciones Aprendidas del Sur: Sismo de Pisco, 15 agosto 2007. Págs. 150-156. Informe del equipo de investigación proveniente del Reino Unido sobre el estudio del comportamiento de las estructuras no preparadas, en particular las de adobe. Síntesis en: INDECI, “Lecciones Aprendidas del Sur: Sismo de Pisco, 15 agosto 2007. Págs. 156-158. “Informe de reconocimiento…” (equipo de Japón). Informe (equipo Reino Unido)

5

6

7 8

50

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

3.2.1

Estrategias de ayuda a la emergencia desde la percepción de la población
DESDE EL ESTADO

Estrategias

Primeras iniciativas Chincha Baja

Testimonios Primeramente llego el municipio con sacos de arroz, víveres para cocinar, carpas. (EN) Defensa civil aparece primero con bolsas de ropa, porque ni una frazada siquiera traían, solamente sacos de ropa y otros se escogían los mejores, las que repartían, y lo más viejo era para nosotros. (UT) En un primer momento de emergencia contribuyó con víveres y/o alimento preparado que se distribuían diariamente. Otras veces se preparaba una olla común en la Plaza y se distribuía a todo el pueblo. (NP) La Municipalidad de TM designó a una persona para levantar un padrón de damnificados y organizar la ayuda de emergencia, especialmente para la distribución de víveres, carpas y abrigo. Todas las ayudas durante esta etapa fueron canalizadas por el municipio. (GZ)

Pozuelo Norte

La primera ayuda llegó de la Municipalidad de Chincha Baja Pasadas dos semanas empieza a llegar la primera ayuda del Estado. En primer lugar llega Defensa Civil. Algunas señoras de Lurín Chincha conocidas colaboran en la distribución de la ayuda

Lurin Chincha

Se recibió ayuda en alimentos del Municipio de Chincha Baja

Tambo de Mora

Las tareas iniciales de organización para la distribución de las donaciones fueron asumidas por el Municipio

Sunampe Barrio San Martín Teníamos que presentar documento, Presencia del Municipio para recojo de oficio, y venía el volquete del desmonte municipio para recoger la basura y el desmonte. (CP) En Sunampe sí han recibido ayuda (de alcaldes del Callao…) pero no se podía alcanzar… Todo se llevó el alcalde (Abraham Rojas). No fue justo con muchas personas muy necesitadas… Corríamos para hacer cola para el agua, para alcanzar un colchón... (JB).

Centro

Consorcio de Municipalidades de Lima se organiza para llevar ayuda que no siempre llega a destino

51

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

DESDE LA SOCIEDAD CIVIL
Estrategias Primeras iniciativas Chincha Baja En primer lugar llegan instituciones educativas y empresas que realizan colectas relámpago en Lima Pozuelo norte La ayuda de las ONG llegó en un segundo momento a aliviar problemas de abrigo y alimento. La donación de tanques Rotoplast sirvió de gran ayuda a la población afectada El presidente de la Cooperativa colabora en la distribución de la ayuda pero no desarrolla ninguna iniciativa propia para apoyar al pueblo, que le es reclamada Tres o cuatro días después del sismo llega la ayuda de las ONG Después del municipio, posteriormente llegó la PUCP, Plaza Vea, con frazadas, ropa, leche. (EN) A los 4 días llegaron instituciones privadas, las primeras ONGs fueron la Cruz Roja de Alemania y de Bélgica, que colaboraron con frazadas, sacos de víveres en gran medida y nos ayudaron unos meses. (EN) Aquí nadie reclamaba, para su familia nomás. (La Cooperativa) nada nos ha ayudado, el sí pues (el presidente) se ha puesto bien... (UT) Llegaron ONG de gringos con víveres (arroz) y ropa días después del terremoto. (NP) Testimonios

Lurin Chincha

Tambo de Mora Los bomberos distribuyeron bolsas de víveres y carpas a las personas que estuvieron en la zona durante el terremoto, eso dio lugar a manipulación de la relación y a preferencias. De hecho facilitaba la entrega el hecho de contar con conocidos entre los que distribuían, “sabían a quién le daban y a quién no”. Los que tenían familia en el extranjero eran marginados de los repartos ya que podían recibir ayuda de esta

En esta ayuda hubieron personas que salieron más beneficiadas que otras, como eran familia o amigas más les daban a esas personas. (GZ)

Cruz Verde

La Marina

Se señala que la zona más afectada fue TM, pero asimismo, fue la zona que recibió más ayuda, en relación a Sunampe y Chincha Baja, de organismos no gubernamentales y del gobierno

Fuimos los más afectados y también los más ayudados. Las organizaciones que dieron más apoyo fueron Médicos del mundo, para medicinas, y primeramente ASPEm, en capacitación para reconstruir las casas, además un bono pequeño para las personas que aprobaban los cursos para que puedan construir una habitación y un baño, como tantas otras ONGs como Médicos del Mundo de Argentina, la Cruz Roja, Huellas, que trabajó con voluntarios. (MH)

52

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Estrategias

Primeras iniciativas La empresa Gas de Camisea entregó una cantidad de dinero a los pescadores de la zona. Sunampe

Testimonios Se dice que el monto que dio la empresa del gas fue muy pequeño y que se dará una cantidad adicional. (MH)

Recibimos alimentos por trabajo del Programa Mundial, mensualmente, por ONG Programa Mundial de Alimentos 6 meses; había que extender y regar el desmonte por los caminos: por la Mina de Oro implementa el sistema de alimentos por trabajo. limpieza y porque era peligroso, por los asaltos. El trabajo fue tumbando paredes. (TV) Mi hermana trabaja en el hospital de la FAP; venían trayendo ayuda a la base: víveres enlatados… Había saqueo en Chincha: no había pan, no había víveres, no había agua… (JB).
Fuente: Elaboración propia sobre la base de entrevistas

Centro

Llegaba ayuda espontánea de las familias.

3.2.2

Estrategias de ayuda a la reconstrucción desde la percepción de la población
DESDE EL ESTADO

Estrategias

Intervención / afectación Chincha Baja El programa nunca llega a Pozuelo norte aunque algunas constructoras se acercaron a hacer trabajo promocional, como las constructoras Capón, Promocasa. La reconstrucción de la vivienda fue lograda en el 2011 mediante el programa Techo propio. Como documentos se solicitó el dni, el certificado de afectación por el terremoto, título de propiedad otorgado por el alcalde de Chincha baja (lo obtuvo el año anterior).

Testimonios Techo propio nunca pudo ser aprovechada, nosotros no tuvimos la suerte que tuvieron otros sectores. (EN. Pozuelo Norte). Tuve que juntar mi platita para que me den mi casita. Cancelé 720.para la construcción de una salita, un cuarto y un bañito, con la mano de obra incluida. Necesito una habitación más para mi nieto. (UT. Lurín Chincha)

Techo Propio

53

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Estrategias

Intervención / afectación Para la reconstrucción de su casa ha presentado documentos para beneficiarse con el bono de Techo propio, con lo cual quedan inscritos en una lista de espera, de allí esperan un código para acercarse a cancelar un monto único de 720 soles al Banco de la Nación

Testimonios Todavía no me ha salido… si no tienes los 720 pierdes la oportunidad… (NP. Lurín Chincha) …y nos decían que den 20 y después dan 10 soles, y vienen y te hacen la primera piedra, y como todos vivían en rancho, todos daban su platita, hasta ahorita se fueron y nada, y la mayoría dieron. Uno dice no es mucho pues, y tantísima plata se han llevado… Teníamos dudas, hay a veces personas que no se inscribieron, son 720 de repente los pierdo… Ya cuando vinieron a hacer ya allí comenzamos la mayoría a hacer nuestro papeles. (NP. Lurin Chincha) El alcalde de Chincha baja entregó los bonos a personas de su preferencia que no fuimos nosotros, después cuando nos entregó dos meses más tarde ya los bonos habían quedado sin efecto. (EN. Pozuelo Norte) Entonces la gente se alocó, depositaron los 720 para iniciar la construcción y tú no movías ni un dedo tú mirabas nomás, toda era su gente de Techo propio. (EN. Pozuelo Norte) Pero nunca entraron a trabajar al centro poblado… se llevaban los documentos en bloque pero nunca tuvimos la suerte… (EN. Pozuelo Norte)

Después de malas experiencias toma un tiempo recomponer la situación cuando el verdadero Techo propio inició la campaña en la localidad. Fue necesario identificar su presencia estable y trabajo continuo en el pueblo para recuperar la confianza de la población en general

Bono 6,000

El damnificado debía de depositar S/.720.- como inicial y debía de contar con título de propiedad de COFOPRI. Los pobladores de Pozuelo norte no fueron beneficiados En el año 2010 cuando Pozuelo norte seguía en esteras, el gobierno incrementa el valor de los bonos a S/.18,000 para todos los que tenían título de COFOPRI Los tramitadores y técnicos se acercaron para realizar los estudios topográficos y la remedición. Los requisitos eran contar con el certificado de posesión y la carta de donación de la Cooperativa, sin costo alguno en el trámite.

Bono 18,000

COFOPRI

54

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Estrategias

Intervención / afectación Tambo de Mora Mayoría de familias recibe el bono 6,000 del programa Techo Propio pero la especulación en el precio de los materiales solamente permite construir “media pieza” y no las “dos piezas bien hechas” ofrecidas

Testimonios El Estado trabajaba también con las ferreterías y sabía que estaban especulando con los precios… No se sabía qué hacer… personas de bajos recursos hicieron aunque fuera una parte de la construcción, especialmente en Cruz Verde. (CZ y KF) Las personas se desanimaron al ver que no les iba a alcanzar para levantar su vivienda, entonces algunas personas vendieron el bono, no lo supieron usar. Otros que se creían los más vivos vendieron para comprar lujos… (CZ y KF) Todo lo subieron al 100%. Mucha gente quedó ahí, se quedaron con la tarjeta en cero, cuando fueron a retirar no había nada en esa tarjeta, y con el aporte de 720 hecho. (MH. La Marina)

Bono 6,000

Familias sin recursos económicos para invertir más dinero en la construcción de la vivienda venden los bonos al mercado especulativo/negro, depreciando aún más su valor. Otra modalidad de mala utilización del bono es su venta en efectivo a las ferreterías, situación por demás conveniente para los comerciantes en tanto entregaban la mitad del valor real del bono, o de su equivalente en materiales. La especulación en los precios manejados por las ferreterías locales se produce de manera simultánea al lanzamiento del programa ya que las noticias propaladas por los medios van generando expectativas, en distribuidores y consumidores, y así, van preparando las condiciones para la operación, que desde el inicio se presenta adulterada. El Alcalde anterior no deja ninguna data de utilidad para direccionar el trabajo en todo TM por lo que no se cuenta con una relación oficial de familias aportantes para el bono. Estos fueron distribuidos entre los años 2008 y 2009.

Se ha visto mucha viveza en todo, los empadronadores eran familia y ya pasaban, otros que no necesitaban y les tocaba… (CZ y KF)

En TM el bono ha sido muy manoseado, muy mal visto, y no todos cumplían el perfil que necesitaban para ser favorecidos. Hay que gente que realmente necesitaba y porque no tenían la voy, o no tenían la paciencia… El trámite era muy complicado… (GZ. Cruz Verde)

55

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Estrategias

Intervención / afectación

Testimonios Esto pasó por las manos del Alcalde y los regidores... Si usted no ve una casa encima de un muerto entonces la familia no es afectada. ¡Qué está pasando por sus cabezas!

La población cuestiona los criterios aplicados para dar ayuda. P.e. Manejos preferenciales para otorgar la ayuda o dejar todo el poder de decisión en manos de alcalde y de su familia

El tema de los bonos fue un desastre total, había tanta injusticia en eso. No es posible que una persona que no ha perdido nada haya llegado a tener el bono 6000, encima no ha construido y hay gente que realmente necesita… Hay cosas del gobierno anterior que… hay mucho que investigar. Es toda una mafia esto del bono 6000. (MH. La Marina) La gente se esperanzó esperando el segundo bono de 13,000 o 16,000 algo así, cosa que de ese bono no se ha sabido nada… Ahora dice le están dando a las personas que nunca han recibido, y eso me parece bien, que no tienen ni dónde pasar la noche porque en estas casitas de madera se pasa frío. (GZ. Cruz Verde) Tú dabas tu casa y te ibas para allá pero lo que daban allá no era el mismo metraje… allá era mucho más chico… pero hay gente que no las ocupa y están abandonadas… y hay gente que realmente necesita, que no tienen dónde vivir. Quizás deberían de hacer una evaluación para ver qué otras personas necesitan… (GZ. Cruz Verde)

Bono 16,000

Nuevas expectativas para la población que no había recibido ninguna ayuda es el segundo bono

El Gobierno Regional construye el Nuevo Tambo de Mora para reubicar a los damnificados. Las críticas señalan que una cantidad de viviendas entregadas no Reubicación han sido ocupadas, no se ha evaluado convenientemente las necesidades de la población dando preferencia a personas que no tenían esa prioridad y que las mantienen sin habitar Sunampe Algunas familias no accedieron por falta de comunicación con el Programa

Uno porque estamos retirados y aquí nadie viene… Y tenemos poca economía para trasladarnos. (TV)

Bono 6,000

56

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Estrategias

Intervención / afectación

Testimonios La municipalidad no nos acreditó… Ahora esperamos que el alcalde se compadezca y nos lo dé… Porque Cofopri nos pide certificado de posesión, las minutas no las quieren hacer valer.

La informalidad en la propiedad de los predios la mayoría en zonas rurales que Era una cadena de boca: mi suegro definen su carácter urbano a partir de las igual le dio a su hijo: “este es tu medidas de reconstrucción post sismo sitio, vayan vivan allá porque este es su sitio. Y no sólo en esta zona, sino en diferentes distritos… lo único que nos amparaba era el certificado de propietario. (TV) Nos dijeron que hagamos todos nuestros papeles. Vinieron a verificar las casas colapsadas, todo. No nos salió nada, fue un engaño. Fue estar ahí, esperanzados, nos van a dar para una pieza. Todos estábamos en un solo puño en ese aspecto: todos nos juntamos a reclamar, a hacer nuestros documentos. Todo quedó en nada… Dijeron que ya se había cerrado, que ya no había dinero. (CP. Barrio San Martín)

Se crean expectativas por el bono 6,000 en vano y se genera gran frustración al no ser admitidos

Bono 6,000

Acá habrá salido un total de 300 bonos en todo lo que es distrito de Sunampe, he tenido el desafortuno de saber quiénes han sido: ha sido gente que tenía su casa de material No se priorizaron las afectaciones al momento de la entrega de bonos lo cual noble, casas de dos pisos… No sé dónde los verificarían, pero trae como consecuencia malestar en la población y la generación de un mercado tenían su bono. Algunos vendían paralelo para comercialización de bonos su bono a 4,000 soles, dado que ya tenían casa, adónde pues los iban a poner… Nosotros decíamos, nos dieran a nosotros que no tenemos. (CP. Barrio San Martín) Vino Techo Propio más el bono entregaron a las personas que tenían título, han tenido la oportunidad de hacer su casita, Lomo Largo fue más beneficiado (allí viven los trabajadores de la municipalidad).Todos tenían título de Cofopri de antes… (JB. Centro)

Denuncia de preferencias para la entrega de bonos

57

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Estrategias

Intervención / afectación Denuncia de especulación de las ferreterías del programa Bono 6,000.

Testimonios Antes del terremoto: esterilla a 8 soles; después 25 soles. Un fierro de media llegó a 45. (JB. Centro) Para el bono de 6,000 casi no alcanzó para nadie…

Bono 6,000 Denuncia del alcance limitado del Bono 6,000

En Alfonso Ugarte todavía muchos viven esterillas y techo de puro plástico. Las casas sí han sido afectadas y hasta ahora no pueden levantarse, para vivir mejor (JB) A los que tenían título registrado por Sunarp evaluaron. Venía un contratista, tiene todos sus papeles y lo llevamos a Lima para que lo evalúen (para) Bono de 16,000 soles. Te hacían firmar un documento que entregaban tu techo por un valor de 16,000. Si uno quería algo más (piso, reforzar columna) tenía que dar adicional. En el centro pocos Beneficiarios, más en Lomo Largo. (JB)

Techo propio

Descripción de la propuesta del bono 16,000

DESDE LA SOCIEDAD CIVIL
Estrategias Intervención / afectación Chincha Baja Contribuye con materiales y trabajo ONG Un techo solidario, además de la población para mi país local, para la construcción de casitas de material aligerado. ONG IDESUR De Castilla de La Mancha, España. …se acercaron al pueblo y contribuyeron con 20 casitas de madera… (EN. Pozuelo Norte) …aportó con los módulos para la escuela inicial. (EN. Pozuelo Norte) De la zona, solo Pozuelo norte fue beneficiado con la construcción de un reservorio para distribución de agua potable a cada vivienda a través de pilones porque contábamos con una organización (demostrada con el libro de actas y la resolución de reconocimiento otorgada por la Municipalidad de Chincha baja). (EN. Pozuelo Norte) Testimonios

Instituciones demandan instancias ONGs CESVI y organizadas para proceder a ASPEm convenios previos a las donaciones.

58

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Estrategias

Intervención / afectación Aporta con el diseño del módulo, los materiales y la contrata de la mano de obra.

Testimonios Los pobladores de Pozuelo norte pusieron su mano de obra en la construcción de las casitas; Care puso los materiales y los albañiles. (EN. Pozuelo Norte) Se inscribieron 30 personas en los cursos, después se retiraron unas ocho porque tenían bebes y no era conveniente durante la construcción… ASPEm nos enseñó a levantar y nos dio un bono por sorteo. Dieciséis señoras salieron sorteadas para levantar una pieza con el apoyo de todo el grupo, incluidos los materiales, y yo también. (NP. Lurín Chincha) Para venirnos acá (reubicación Nuevo Tambo de Mora), nos apoyaron con capacitación y con materiales. Yo levanté al fondo. Ahora es mi dormitorio. Lo voy a conservar así mientras dure el material, porque no sé cuánto tendrá su duración. Dejé adelante para hacer con material noble, cuando pudiera… (Nuevo Tambo de Mora) A diferentes cursos hemos podido asistir; yo a casi todos. Ya yo misma he levantado mi pared del patio que antes con un pedazo de arpillera nomás separaba de mi vecino, he instalado mi baño, la luz… Ya ves, le digo a mi esposo, te estoy ahorrando albañil, ¡y tú que no me querías mandar…! También nos ha dado un bono en materiales; para instalar la luz yo he aprovechado (Nuevo Tambo de Mora)

ONG CARE

ONG ASPEm

Es la primera ayuda que se recibe, en el año 2010, para reconstrucción.

Tambo de Mora

ONGs ASPEm Apoyo para la construcción de y CARE módulos en quincha mejorada

ONG ASPEm

Capacitación y bono en materiales

Sunampe ONGs ASPEm La única asistencia para y CARE reconstrucción recibida. No tuvimos el apoyo sino de ASPEm y CARE Perú, con SENCICO… Vinieron a capacitarnos, SENCICO daba la capacitación y CARE los materiales. (TV. Mina de Oro)
Fuente: Elaboración propia sobre la base de entrevistas

59

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

4. La vida después del sismo
A más de cuatro años del sismo, se aprecia en los distritos de Chincha procesos no acabados y muy disparejos de acondicionamiento del espacio del barrio y de las viviendas. Presentamos a continuación tendencias que se reconocen en estos procesos, datos sobre la condición actual de las viviendas y una tipología de asentamientos poblacionales en los distritos de Chincha, comparando la situación actual y la que tenían antes de la ocurrencia del terremoto.

4.1

Patrones de reconstrucción de las viviendas y comunidades

Con la reconstrucción se ha dado un proceso de independización de familias extensas en las que hijos mayores y sus respectivas familias seguían compartiendo la vivienda de sus progenitores. Este proceso se ha dado en algunos casos por subdivisión del lote registrado a nombre de la familia inscrita originalmente. Lote que en la realidad era habitado por la familia ampliada. Después del sismo se ha presentado la ocasión para un nuevo registro en el mismo lote, a través del cual, entonces, las tres familias pueden independizar sus respectivas viviendas dentro del mismo lote, y de paso obtener consecuentemente bonos independientes cada una. ...después del terremoto ya cada hijo tiene su casa. Ahora le ponen ya interior 1, interior 2, así… GZ. Tambo de Mora Para acceder a bonos los padres formalizaron divisiones y sesiones de propiedad. Se desconoce si este proceso de reestructuración urbana se desarrolló, en todos o algunos casos, en conformidad con la normativa vigente para la zona puesto que involucra directamente cambios en el catastro de la Municipalidad, además de otras áreas vinculadas al manejo de la ciudad: densidad habitacional, uso del suelo, saneamiento… o estuvo librado a un manejo espontáneo que, más bien, sacó beneficio de la situación de caos de la emergencia para solucionar sus problemas específicos de vivienda. Es evidente que los municipios también han salido beneficiados con esta multiplicación de lotes en función del incremento de la tributación que trae consigo.

60

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

La declaración de saneamiento de propiedad se basó en un nuevo patrón constructivo que considera a la casa original con puerta a la calle y a las nuevas viviendas con salida orientada hacia un pasaje compartido que recorre lateralmente el lote, en un extremo del mismo, configurando los accesos de las demás viviendas. Es como si el papá hubiera declarado adelanto de herencia. GZ. Tambo de Mora Otra expresión de este patrón se observa en el proceso de reubicación, en el que los hijos de propietarios de inmuebles declarados inhabitables que tienen su propia familia recibieran a su vez diferentes lotes nuevos para la construcción de sus viviendas, “o sea ya cada uno tiene su casita, de 3 x16” . Las casas de abajo si eran grandes, como 120 metros cuadrados, entonces los que siempre fueron beneficiados fueron los que tuvieron viejo y que en la reubicación salieron teniendo otros lotes, cada lote para su hijo. GZ. Tambo de Mora No obstante, otros muchos salieron desfavorecidos porque no tuvieron el beneficio de un terreno adicional, o porque su terreno era grande y al final les dieron un lote del mismo tamaño que a los demás damnificados, que resultaba siendo más pequeño que el previo En comunidades de zonas rurales asentadas en sitios arqueológicos o riesgosos y que accedieron a programas de apoyo para su reubicación, es notorio un nuevo patrón de asentamiento, concentrado, ordenado y planificado, que además de construcción de viviendas sismo resistentes considera la construcción de servicios (baños ecológicos, cocinas mejoradas) y la previsión de áreas para servicios públicos (plaza, centro educativo). Siendo el mismo el patrón, los resultados no siempre son satisfactorios. Yo conozco tres experiencias de reubicación (en zonas rurales): Una es Barranquito, que por los problemas que tiene podríamos decir que es una reubicación fracasada; otra es la de Pozuelo norte, que está en proceso y va bien, y la otra es la experiencia de Emilio del Solar, que esa sí, podemos decir que es exitosa. FC Este patrón constituye un cambio importante, no sólo en la vida de las personas directamente beneficiadas, sino también porque representa una muestra visible de posibilidad de conjugar actividad productiva rural y vivienda saludable, con estándares antes sólo esperados en asentamientos urbanos.

61

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

El 2009 fui a Emilio del Solar a capacitarme en adobe reforzado (era zona parecida a la nuestra: chacra). Me gustó bastante, cómo la gente y su alcalde hicieron eso, para que la gente tenga vivienda saludable y segura. Entonces yo me dije: yo también tengo que hacer para mi sitio… (TV. Mina de Oro) Otra tendencia, menos visible pero más esforzada, es la que están emprendiendo pobladores de asentamientos en zonas semi-rurales, que están tratando de dar a sus localidades ordenamiento urbano y servicios. Hacen jornadas para limpieza, para “regar” (extender) el desmonte que todavía queda, tumbando las paredes destruidas que quitan visibilidad y por lo tanto propician el peligro de asaltos, gestionando puentes para conectarse mejor y facilitar el ingreso de vehículos, entre otros. Hay una acequia, que trae desperdicios, y ratas; eso queremos tapar. Tenemos como proyecto parque para los niños, y para el otro año un wawa wasi, para que las mamás puedan trabajar. En el mismo sentido que en el caso anterior, de manera individual y esforzada, familias que no accedieron ni a bonos ni a otro tipo de apoyo, y también las que sí, están haciendo esfuerzos por construir, reconstruir ó ampliar sus viviendas pretendiendo que éstas tengan una combinación de criterios de seguridad –muy explícitos- y también de modernidad, cuya expresión es construcción con ladrillo y cemento. En algunos casos, muchos, hacen los esfuerzos por su cuenta, poco a poco, y sin asesoría técnica especializada. Se aplica la autoconstrucción y para aspectos puntuales recurren a albañiles o allegados más entendidos que ellos en técnicas constructivas, que no siempre manejan suficiente criterio para construcciones sismo resistentes. En otros casos, los menos pero no por ello poco significativos, buscan y aplican conocimientos recibidos en cursos y a través de asesoría técnica. Algunas personas han hecho sus “pieces” (cimientos), otras ahí se han quedado porque no tienen el medio; pero yo les digo: mejor es de poco en poco, pero que sea un techo seguro para nuestros hijos. Me empezaron a dar la capacitación de albañilería, y pequeños bonos. Pero no era tan importante el bono, sino la capacitación, para seguir avanzando en nuestra vivienda.

62

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Más que como tendencia de cambio, como expresión de la situación de pobreza, precariedad y derechos vulnerados, existen personas y familias que a cuatro años del terremoto siguen viviendo como en la etapa de emergencia Todavía hay gente que está viviendo bajo los árboles, acomodado con sus plásticas, cartones y esteras… Así hay algunos abuelitos, que no tienen quién vea por ellos. Algunos no han logrado levantar nada. Así nomás, apoyando sobre sus paredes medio caídas han sujetado sus plásticas, sus esteras, sus cartones… Viven en carpa; en la misma carpa que han dado las primeras semanas, en esa misma carpa siguen viviendo… La gestión obligada para la atención de la emergencia y la reconstrucción, ha instalado en algunas personas con voluntad y capacidad de liderazgo, la voluntad de continuar en sus empeños por promover organización y mejoras para sus localidades y para las personas que en ellas viven. El terremoto nos sorprendió a todos porque no nos habíamos organizado. Si sucedió algunos heridos fue porque no sabíamos de zonas seguras. Ahora, como ASPEm nos capacitó en defensa civil, hemos marcado lo que es una zona segura; sabemos cómo vamos a actuar antes, durante y después que suceda. Ahorita ya nosotros somos un grupo, que era tan pequeño, que ahora va creciendo con la organización. Si tenemos problemas, tratamos de superarlos. (TV. Brigadista)

4.2

Condición actual de las viviendas en los distritos de Chincha

Presentamos algunos gráficos con información sobre la condición y las características de viviendas de los distritos de Chincha Baja, Grocio Prado, Sunampe y Tambo de Mora y Alto Larán. La información ha sido tomada de la Ficha Socioeconómica que el equipo de ASPEm aplicó a las personas interesadas en participar de las actividades y los beneficios del Proyecto “Chincha segura y saludable” La . información no tiene por tanto representación estadística; no obstante, en tanto corresponde a un conjunto significativo de población media, es indicativo de lo que sucede en este sector de población. Se han procesado en total 436 fichas: 146 de Chincha Baja, 82 de Grocio Prado, 73 de Sunampe, 107 de Tambo de Mora, 22 de Alto Larán, 4 de Pueblo Nuevo y 2 de Chincha Alta. A continuación los resultados:

63

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Gráfico 12 Condición de saneamiento legal de la vivienda

1% 3% 3% 9% 44% 40%

Certificado de posesion Título
Fuente: Elaboración propia

Minuta, hijueta Precario

Otros documentos Otros

Gráfico 13 Condición de la Vivienda

400 350 300 250 200 150 100 50 0

369 289

61

25

30

1

18 13 Prestada

13 3 Alquilada

Propia

Alojada

Invadida

La vivienda que habitaba antes del sismo era:
Fuente: Elaboración propia

El terreno donde se ubica su vivienda actualmente es:

64

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Gráfico 14 Material predominante en paredes exteriores

13,3% 49,12% 99,24%

11,3% 1,0% 103,25%

135,33%

1=Ladrillo o bloque de cemento 4=Madera / Triplay 6=Carpa
Fuente: Elaboración propia

2=Adobe o tapia 7=Otro material

5=Estera y plástico 3=Quincha (caña con barro)

Gráfico 15 ¿Ha sido beneficiado del bono de 6,000 por parte del Estado?

20%

80%

Si
Fuente: Elaboración propia

No

65

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Gráfico 16 Participa en alguna organización social de base o dirigencial?

54%

46%

Si

No

Fuente: Elaboración propia

66

4.3
Variables Material constructivo de la vivienda Antes sismo Después sismo Antes sismo Después sismo Principales fuentes de ingreso

Tipología de asentamientos en distritos de Chincha

Asentamiento

Referencia tipo Después sismo Distrito de Chincha Baja

Origen / Fundación

Documento de propiedad

División política / Localidad identificada

Antes sismo

Localidades rurales marginales

Sector Pozuelo Norte (Chincha Baja)

Ex hacienda

Certificados de posesión

Se gestionó el título de propiedad dos años después del sismo, era condición para el ingreso de la institución Techo propio. Adobes grandes sin cimientos Casas material noble (CARE y ASPEm) sin concluir; módulos de madera; algunos ranchos por reconstruir.

Jornaleros del fundo doña Pancha; pesca para autoconsumo; eventualmente jornaleros temporales en chacras vecinas.

Jornaleros del fundo doña Pancha; pesca para autoconsumo; eventualmente jornaleros temporales en chacras vecinas.

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Localidades rurales

Cp Lurin Chincha (Chincha Baja)

Ex hacienda antigua, data de 1716. Adobe y quincha.

Certificado de posesión no todos.

Primero gestionaron el certificado de posesión para después sacar el Título de propiedad desde el 2010.

Mayoría vivía en ranchos. Actualmente viviendas combinan materiales diversos: ladrillo, adobe, madera. Muchas casas de ladrillo sin concluir.

Jornaleros en chacras de alcachofa de la empresa o vecinas; arriendan sus parcelas ala empresa Virú; mínima siembra para autoconsumo.

Jornaleros en chacras de alcachofa de la empresa o vecinas; arriendan sus parcelas a la empresa Virú; mínima siembra para autoconsumo.

67

68
Variables Material constructivo de la vivienda Antes sismo Después sismo Antes sismo Después sismo Principales fuentes de ingreso Después sismo No había. (En su zona de procedencia inmediata las casas eran de adobe y quincha) Crianza de vacunos para leche: destino la Leche Gloria (venta vía acopiador) Viviendas rurales (con establo). Crianza de vacunos para leche: destino la Leche Gloria (venta vía acopiador) Actividades iniciales de transformación de leche (queso, yogur, mantequilla) Percepciones y Comportamientos después del Sismo Con título por compra, con fondos del presupuesto participativo más fondos propios por préstamo de acopiador de leche y venta de vaca. Viviendas de adobe reforzado, construidas con apoyo de la cooperación; tienen cocina mejorada y baño ecológico.

Asentamiento

Referencia tipo

Origen / Fundación

Documento de propiedad

División política / Localidad identificada

Antes sismo

Localidades rurales nuevas en terrenos agrícolas,

Asentamientos nuevos formados a raíz del sismo (ej. El de Emilio Del Solar)

Reubicación voluntaria después del sismo.

Con título de anterior dueño. Terreno (Vivían en la agrícola de zona aledaña a particular una huaca)

Asentamiento Material constructivo de la vivienda Antes sismo Después sismo Antes sismo Después sismo Principales fuentes de ingreso

Variables

Referencia tipo Después sismo DISTRITO DE TAMBO DE MORA

Origen / Fundación

Documento de propiedad

División política / Localidad identificada

Antes sismo

Sectores antiguos que se mantienen a pesar de la emergencia

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Sector Cruz Verde en el CP Tambo de Mora (Tambo de Mora) Adobe y quincha.

Creación política en 1875. Tuvo gran actividad comercial, recibió inmigrantes italianos, españoles y franceses. Hoy es un puerto de pesca artesanal y fábricas de harina de pescado Combinación de ladrillo, madera y adobe en la misma vivienda. Algunas pocas reconstruidas en ladrillo. Principal fuente es la pesca con embarcación; pescan desde playa para autoconsumo; se combina con actividades de construcción o empleo en granjas cercanas.

Principal fuente es la pesca con embarcación; pescan desde playa para autoconsumo; se combina con actividades de construcción o empleo en granjas cercanas.

69

70
Variables Material constructivo de la vivienda Antes sismo Después sismo Antes sismo Después sismo Principales fuentes de ingreso Después sismo Por su ubicación, La Marina no tiene posibilidad de titularse, está declarada “zona roja”. Adobe, quincha y algunas en cemento. Material aligerado, madera. No hay interés en invertir. Pesca con embarcación; pesca en playa con atarraya para autoconsumo. Pesca con embarcación; en playa con atarraya para autoconsumo. Percepciones y Comportamientos después del Sismo Entregado a damnificados, en propiedad, a cambio de la renuncia a sus anteriores propiedades ubicadas en “zona roja” No había construcciones Módulo “techo propio” con material noble; combinado con habitaciones construidas con drywol, madera, quincha mejorada u otros Pesca, oficios, servicios, trabajo asalariado en fábricas Pesca, oficios, servicios, trabajo asalariado en fábricas

Asentamiento

Referencia tipo

Origen / Fundación

Documento de propiedad

División política / Localidad identificada

Antes sismo

Sector La Marina en el CP Tambo de Mora

Antiguo sector de vivienda de las familias pescadoras. Se ubica en la misma línea de playa.

Por su ubicación, La Marina no tiene posibilidad de titularse, está declarada “zona roja”.

Reciente.

UPIS formadas por reubicación (Nuevo Tambo de Mora)

Terreno antes agrícola, en desuso, comprado por el Municipio de Tambo de Mora para reubicar a danmiificados

Todo de un particular

Asentamiento Material constructivo de la vivienda Antes sismo Después sismo Antes sismo Después sismo Principales fuentes de ingreso

Variables

Referencia tipo Después sismo DISTRITOS DE SUNAMPE Y GROCIO PRADO

Origen / Fundación

Documento de propiedad

División política / Localidad identificada

Antes sismo

Localidades rurales antiguas en tránsito, cercanas a la ciudad Adobe, en trabajo colectivo. Otra parte vivían en ranchos (caña, esteras). Algunas familias han avanzado los cimientos pero no cuentan con recursos para más.

CP Mina de Oro (Sunampe)

Antiguo caserío de la ex hacienda Mina de Oro, en proceso de urbanización.

Municipio no cumple con Muchas entrega de viviendas no certificados cuentan con de posesión certificado solicitados. de posesión COFOPRI les ni título. pide para emitir títulos. Jornaleros en chacras, fábricas de pescado y textil por contrato c/3 meses; otros pequeños negocios.

Jornaleros en chacras, fábricas de pescado y textil por contrato c/3 meses; otros pequeños negocios.

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

CP San Martín (Sunampe) Adobe.

Caserío de la ex hacienda Sunampe. Se indica que cuenta con 150 años de antigüedad. No han podido regularizar título para acceder a programas del Estado.

Cuentan con minuta de compra venta desde época de abuelos.

Levantaron ranchos en la emergencia, ahora quedan pocos. Avanzan de a pocos en viviendas de material noble.

Jornaleros en ex hacienda y fundos de los alrededores.

Mujeres: Confección en las fábricas textiles (polos, buzos, casacas); varones: albañilería, carpintería, servicios; otros se dedican a la chacra; otros puestos en el mercado…

71

72
Variables Material constructivo de la vivienda Antes sismo Después sismo Antes sismo Después sismo Hombres adultos: jornaleros agrícolas Principales fuentes de ingreso Después sismo Adobe Algunos vivían en ranchos (caña, esteras). Trabajo de artesanía en junco. Campesinos y jornaleros Sólo algunos han podido regularizar título para acceder a programas del Estado. Combinación de materiales: material noble, madera, quincha mejorada o no mejorada, estera… Mujeres adultas y jóvenes con familia: artesanía de junco (menos que antes, porque el lugar de extracción de junco se ha privatizado) Jóvenes: servicios y asalariados en fábricas. Percepciones y Comportamientos después del Sismo Han entregado documentos a un contratista para evaluar el registro en Lima. Casas de adobe En carpa y esteras o madera la mayoría, siguen chambreada. igual muchos. Peones de chacra; trabajo en chacras propias. Mayor parte son jornaleros en chacras de algodón, maíz, espárrago; producción de cachina; otros pequeños negocios, choferes…

Asentamiento

Referencia tipo

Origen / Fundación

Documento de propiedad

División política / Localidad identificada

Antes sismo

Yataco (Grocio Prado)

Sector de parceleros agrícolas

Muy pocos (sólo algunos de los “cabeza de familia” antiguos. La mayoría tenía el terreno en sesión informal, de sus padres y abuelos.

Localidades antiguas en ex zona agrícola próxima a la ciudad

Sunampe cercado

Ex caserío que abastecía de recursos a los fundos circundantes.

Sin título.

Asentamiento Material constructivo de la vivienda Antes sismo Después sismo Antes sismo Después sismo Principales fuentes de ingreso

Variables

Referencia tipo Después sismo

Origen / Fundación

Documento de propiedad

División política / Localidad identificada

Antes sismo

Localidades urbanas nuevas en terrenos agrícolas

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

UPIS formadas por invasión, cuyo proceso de formalización se acelera por la reconstrucción (ej. Mario Boggio, Félix Amoretty en Grocio Prado) Construcciones precarias y provisionales, de madera, triplay, quincha

Invasión a ex terreno agrícola en abandono,

Con título del anterior dueño, hipotecado y en embargo

Con título por compra, después de un proceso de negociación con el banco y la caja municipal (que pagó el embargo y prestó para que compren el terreno, a cuotas. La mayoría ya canceló. Módulo “techo propio” con material noble; combinado con habitaciones construidas con madera, triplay u otros Servicios informales, Triciclistas, Trabajo doméstico. (La mayoría son migrantes, que alquilaban cuartos en Chincha y Pueblo Nuevo). DISTRITOS DE SUNAMPE Y CHINCHA ALTA Compra anticipada con hipoteca No había construcción En proyecto: vivienda completa con material noble. Empleados, asalariados

Servicios informales, triciclistas, obreros de construcción, trabajo a destajo en casa para fábricas textiles, empleados.

Urbanizaciones populares (se están ofertando en Chincha Alta con Techo Propio)

Iniciativas de empresa privada, después del sismo

Terrenos agrícolas cercanos a la ciudad

Empleados, asalariados (que califican para techo propio y crédito hipotecario)

Fuente: elaboración propia, sobre la base de entrevistas.

73

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

5. Conclusiones
Si bien la provincia de Chincha tiene una base productiva especializada y diversificada que le permite mostrar un dinamismo económico interesante y estar colocada en lugares positivos en los indicadores de desarrollo, tiene también profundas disparidades y brechas que permanecen ocultas pero que el sismo y sus efectos sacaron, descarnadamente, a la luz. La situación de vulnerabilidad y de precariedad de sectores importantes de población se expresa en viviendas inseguras y en limitados recursos –económicos, sociales y personales- para afrontar contingencias como la del sismo del 15 de agosto del 2007. La inseguridad de las viviendas es un concepto que en la tradición popular de los distritos de Chincha se asocia a la desprotección frente a la delincuencia. El sismo evidenció otra dimensión de la seguridad: el de la seguridad física de los inmuebles. No obstante, las propias limitaciones de la población y, sobre todo, las limitaciones del sistema de protección y de las instancias responsables de garantizar la seguridad de la población -que con el sismo vieron rebasadas sus capacidades- han hecho que la oportunidad de aprehender esta nueva dimensión del concepto, se desaproveche. Los criterios de base no han sido trabajados con suficiencia y muchas personas le han dado contenidos que se relacionan más con los materiales que con las técnicas constructivas. Ello, sumado a la carencia de apoyo técnico y seguimiento especializado, dan hoy como resultado una reconstrucción no sólo incipiente y dispareja, sino también que lastimosamente reproduce los elementos de vulnerabilidad física anteriores al sismo. El sismo y sus destrozos rompieron la cotidianeidad de la vida de las personas colocándoles por delante agendas familiares y comunitarias para resolver las necesidades básicas de cobijo, abrigo y alimento y, de otras que en el marco de la sensación de inseguridad y precariedad se tornaron también básicas, como la seguridad física y social, la necesidad de organización y representación y, la salud mental. Experiencias de abordajes integrales de esta problemática post-desastre han sido desarrolladas por organizaciones privadas, ensayando y validando estrategias que podrían aportar en la formulación de las políticas públicas referidas a la gestión de los riesgos y, en particular, a la atención de situaciones de emergencia y a la reconstrucción. Desde el espacio puntual de la acción de organizaciones de protección y promoción es poco lo que se ha podido avanzar frente a la magnitud del reto que plantea la reconstrucción de zonas afectadas. Sin embargo,

74

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

las estrategias de incorporar y empoderar a la población desarrollando sus potencialidades y dotándola de capacidades para emprendimientos personales están siendo replicadas, dentro y fuera de los distritos visitados, a través de la divulgación de la experiencia en la acción misma del compromiso, que a la vez va a implicar ingresos alternativos para estas nuevas operarias de la construcción. En el marco de estas estrategias, la consideración de los aspectos subjetivos de la población y su adecuada atención, que pasa no sólo por inventariar y reconocer sus pérdidas físicas y ayudar a repararlas, sino también por escuchar y reconocer sus miedos, sus temores y frustraciones y ayudar a resolverlos, es un eje importante del trabajo que permite alcanzar la estabilidad de la estructura personal, familiar y social, básicas para respuestas positivas y asertivas que permitan remontar las desgracias y alcanzar desempeños ciudadanos plenos y dignos.

75

Bibliografía
ASPEm, APY, Junta de Andalucía (2008). La respuesta solidaria en el Sur. Intervención de emergencia en Tambo de Mora 2007. Sinco editores. Lima, junio 2008. Cánepa Pachas, Luis (2002). Historia Ilustrada de la Provincia de Chincha. J&C impresores. 2002. Carazas, Milagros (2003). Entre la tradición oral y el testimonio, descubriendo chincha. En: Tradición oral, culturas peruanas –una invitación al debate. Gonzalo Espino Relucé, compilador. Fondo Editorial de la UNMSM. Lima, noviembre de 2003. Pp. 225-233. INDECI (2009). Lecciones Aprendidas del Sur – Sismo de Pisco, 15 agosto 2007. INDECI, Soluciones Prácticas-ITDG, DFID, Lima, Perú. Primera Edición 2009. INEI (2007). Censo de las áreas afectadas por el sismo del 15 de agosto 2007: Resultados. http://www.inei.gob.pe/sismo2007 INEI, Sistema Estadístico Departamental (2008). Ica: compendio estadístico 2008-2009. Ica, Octubre 2009 Municipalidad Provincial de Chincha (2008). Plan Vial Provincial Participativo Chincha 2008-2017. Diciembre 2008. Proyecto Esfera (2004). Carta Humanitaria y Normas mínimas de respuesta Humanitaria en casos de desastre. Tercera edición 2004.

ANEXOS

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Anexo 1
Relación de personas entrevistadas
Distrito Localidad Centro Poblado Pozuelos Norte Lurinchincha Centro Nombre y referencia personal Emilia Nieves Tapia de Gonzales Ubelina Tasayco Pájaro Nilda del Pilar Pecho Huari María Marlene Moreyra Bravo Marleny Oscaiza Bravo Chincha Baja Lurinchincha Plácida Borjas Vda. de Velazco Alejandro Pecho Tasayco Alicia Chumbiauca Ramos Pilar Pecho Huayhua Lurinchincha Miraflores Rocío Amparo Navarro Cuadros Florentino Hernández Ormeño María Huamán Cahua Felícitas Pachas Morán Adelaida Morán Munayco Elizabeth García Herrera Yataco Rosa Pachas Torres Luisa Herrera Morán Milagros Saravia Herrera Santos Yataco Gonzáles Grocio Prado Liz Pacha Tasayco María Luisa Tasayco Barrutia Mirtha Díaz Yataco UPIS Mario Biggio UPIS Félix Amoretti Herlinda Huayta Huallpa Julia Bolo Minaya Emilio Izaguirre Juanpedro Jaime Gonzáles Flores Miguel Sifuentes Yataco Mina de Oro Barrio San Martín Sunampe Centro Guayabo Cholo Teresa Valdivia Torres Carmen Peñaloza Judith Bonifacio Almeida Santos Yataco Gonzáles Rosa Valencia Sanz Luisa Valencia Sanz

79

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

Cruz Verde La Marina

Gabriela Zúñiga Sandia Karin Fajardo Marcela Huasasquiche Jorge Luis Ríos Rodríguez Ángel Magallanes Fuentes

Tambo de Mora Nuevo Tambo de Mora

Rosario Ríos Rodríguez Erika Guerrero María Luisa Márquez Gavilán Luisa Ángela Hernández Mena Jaqueline Felipa Carlos Zevallos

80

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

Anexo 2
Ficha Socioconómica
ASSOCIAZIONE SOLIDARIETÀ PAESI EMERGENTI

ASOCIACIÓN SOLIDARIDAD PAÍSES EMERGENTES

“Proyecto Chincha Segura y Habitable: Proyecto de mejora de las condiciones de habitabilidad de las viviendas en los distritos de Alto Larán, Tambo de Mora, Grocio Prado, Sunampe y Chincha Baja en la provincia de Chincha”

1 Datos personales de los y las participantes del curso de albañileria en adobe
Apellidos y Nombres: ....................................................................................... Edad: ............. DNI ...........................Teléfono de referencia: ............................ Lugar de procedencia: ...................................................................................... Domicilio actual: ............................................................................................... Distrito: ..............................................................................................................

2 Aspectos generales de la familia
2.1 Composición familiar
Edad Nº 1 2 3 4 5 6 7 8 Apellidos y Nombres Sexo H M Estado civil Grado de Instruíción Parentesco Ocupación actual

81

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

2.2 En la familia hay presencia de:
Característica familiar Jefe del hogar ¿Quién es? Madres/ padres solteras (os) Madres/ padres separadas (os) Madres/ padres viudas (os) Gestantes Personas con discapacidad y/o problemas de salud de consideración Meses: SI NO Nº Observaciones

En caso de contar con algunas constancias se añaden los siguientes anexos para testimoniar las eventuales discapacidades físicas o psicológicas: ............................................................................................................................ ............................................................................................................................ ............................................................................................................................

3 Aspectos económicos de la familia
3.1 Ingreso económico de la familia
Miembros de la familia Nº que aportan económicamente 1 2 3 Lugar Tiempo Ingreso de en la mensual trabajo actividad promedio S/. Actividades adicionales Actividad Ingreso Total mensual Ingresos promedio Mensual S/. S/.

3.2 Otros aportes familiares
Nº 1 2 Nombres y apellido Parentesco con el/a entrevistado/a Aporte económico S/. Frecuencia de aporte

Total ingresos: S/.

82

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

3.3 Egreso económico de la familia (mensual)
Alimentación Educación Movilidad Viviendas Servicios básicos Mantenimiento (Detergente, jabón, escobas etc.) S/. Otros Alquiler S/. Total Salud S/.

S/.

S/.

S/.

S/.

S/.

S/.

Total egresos: S/.

RESUMEN

Total ingresos

-

total egresos

=

saldo

déficit

3.4 ¿Tienen en el hogar alguno de los siguientes bienes?
( ) Automóvil/camioneta ( ) Televisor ( ) Refrigeradora/congeladora

( ) Mototaxi o motolineal

( ) Bicicleta

Otros (Especifique)

3.5 ¿En los últimos 06 meses, disminuyó sus ingresos por los siguientes motivos?
( ) ¿Pérdida de empleo de algún miembro del hogar? ( ) ¿Enfermedad o accidente grave de un miembro del hogar que trabaja? ( ) ¿Quiebra de un negocio familiar?

( ) ¿Muerte de un miembro del hogar que trabajaba?

( ) ¿Abandono de un miembro del hogar que trabajaba?

( ) ¿Baja de los precios de los productos en la empresa del hogar?

( ) ¿Pérdida de apoyo en efectivo o de asistencia en especie?

Otros (Especifique)

83

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

3.6 Si hay déficit entre ingresos y egresos ¿cómo afronta el hogar estos problemas?:
( ) Recibió asistencia de organismos gubernamentales ( ) Recibió asistencia de ONG/ u otras organizaciones

( ) Redujo los gastos del hogar

( ) Vendió propiedad / utilizó ahorros

( ) Recibió ayuda de un familiar

Otros (Especifique)

3.7 ¿Ha recibido crédito los últimos dos años?
Si No ¿Cuantas veces?

3.8 ¿Con que fin solicitó y recibió el último crédito?
( ) Para cubrir los gastos esenciales del hogar ( ) Para comprar vehículos para miembros del hogar

( ) Para comprar/restaurar/reparar/construir la vivienda

( ) Para cubrir gastos relacionados con la salud

( ) Inversión en actividad agrícola

( ) Para abrir, ampliar o recuperar el negocio

( ) Otros (Especifique)

( ) Para pagar un préstamo anterior

84

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

3.9 ¿Cómo se devolvió (devolverá) el préstamo?
( ) En efectivo, vendiendo algunos bienes ( ) En efectivo, recibiendo ingresos procedentes del trabajo

( ) En especie

( ) Ya lo canceló

Otros (Especifique)

4 Aspectos de la vivienda
4.1 Número de familias que viven en el lote actualmente:
............................................................................................................................

4.2 La vivienda donde habitaba antes al sismo (15/08/07) era:
Propia Alquilada Prestada Invadida Alojada

4.3 El terreno donde se ubica su vivienda actualmente, es:
Propio Alquilado Prestado Invadido Alojado

Observaciones: ................................................................................................. ............................................................................................................................

4.4 En caso de estar alojada/o ¿Habitan de manera permanente en el lote antes del 15/08/07 o sólo por temporadas?
Permanentemente Por temporadas ¿Cada cuanto tiempo?

4.5 ¿Posee otra propiedad dentro o fuera del distrito o en el Perú?
Si No Donde

85

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

4.6 Condición de saneamiento legal de sus viviendas
Condición de la Vivienda Posesionaria/o (no cuenta con titulo de propiedad) Condición Precaria( nada ,sin ningún documento) Con Documentos Certificado de posesión Pagos de luz .agua Otros Si No

Títulos de propiedad (de cofopri) Propietario/a Minuta, Las Hijuelas (Registrados) Otros

4.7 La vivienda en la que habita actualmente es:
( ) ¿Cemento? ( ) ¿Tierra? Material predominante en los pisos ( ) ¿Losetas, terrazos o similares? ( ) ¿Otro material? (Especifique)

( ) ¿Ladrillo o bloque de cemento? ( ) ¿Adobe o tapia? Material predominante de las paredes exteriores ( ) ¿Quincha (caña con barro)? ( ) ¿Madera? ( ) ¿Estera y plástico? ( ) ¿Otro material? (Especifique)

( ) ¿Caña con torta de barro?. ( ) ¿Techo aligerado? ( ) ¿Eternit o calamina? Material predominante del techo ( ) ¿Esteras y plástico? ( ) ¿Otro material? (Especifique)

4.8 Sin contar con baño, cocina, pasadizos ni garaje, ¿Cuántas habitaciones en total tiene la vivienda?
............................................................................................................................

86

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

4.9 ¿Cuántas habitaciones utilizan en su hogar para dormir?
............................................................................................................................

4.10 En relación a los dormitorios cuenta con espacios diferenciados:
Características ¿entre niños y niñas? ¿entre adultos y niños? ¿entre varones y mujeres? si no ¿Por qué?

4.11 ¿Su vivienda cuenta con un patio externo o interno?
Si No

Observaciones .................................................................................................. ...........................................................................................................................

4.12 Cual es el espacio de la casa donde usted se siente más cómodo, ¿por que?
............................................................................................................................ ............................................................................................................................

5 Servicios basicos de la vivienda
5.1 ¿Cuál es la fuente de abastecimiento de agua que utilizan en su hogar?
( ) ¿Dentro de la vivienda? Red Pública ( )¿Fuera o alrededor de la vivienda? ( )¿Pilón / Grifo público? ( )¿Camión tanque / Aguatero? Otros? (Especifique)

87

Percepciones y Comportamientos después del Sismo

5.2 ¿Qué tipo de servicio higiénico tiene en su hogar? ¿Es de uso exclusivo o común?
Exclusivo ( ) Dentro de la vivienda Conectado a Red Publica ( ) Fuera de la vivienda Común: ( ) Dentro de la vivienda ( ) Fuera de la vivienda ( ) Pozo ciego o negro (letrina) ( ) Río, acequia o canal ( ) No hay servicio (matorral / campo) Otros? (Especifique)

5.3 ¿Cuál es el tipo de alumbrado que tiene en su hogar?(Acepte una o mas alternativas)
( ) Electricidad ( ) Kerosene (mechero / lamparín) ( ) Generador

( ) Vela

( ) Petróleo / gas (lámpara)

Otros (Especifique)

5.4 ¿Ha sido beneficiario del bono de 6000 soles por parte del estado?
Si No Lo hizo efectivo Modo ................................................

¿Por que? ....................................................................................

Observaciones: ................................................................................................. ............................................................................................................................

6 Situacion de salud
6.1 ¿Cuáles son los problemas de salud que aquejan más a:
Enfermedades Miembro de la familia

88

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha

6.2 ¿Está afiliado a algún seguro de salud?
Sí No ¿Cuál?

7 Psicosocial
7.1 ¿Qué dificultades encuentras actualmente en su vida cotidiana? ¿Con respeto a la familia? ¿Con respeto al trabajo?
............................................................................................................................ ............................................................................................................................ ............................................................................................................................

7.2 Participa en alguna organización social de base o dirigencial:
Si No ¿En cuál? ¿Por qué?

89

Programa de asistencia técnica para el mejoramiento de las viviendas

Viviendas en construcción

Vivienda en adobe reforzado con geomalla

Mujer capacitada construyendo una vivienda

Promoviendo la participación de las mujeres en la reconstrucción de la provincia de Chincha

II.
Leidy Benites Navarro

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para mujeres y varones

Índice

Introducción 1. El contexto
1.1 Una panorámica sobre el contexto 1.2 Problemas identificados en las zonas de intervención durante la etapa de emergencia y reconstrucción post terremoto

97 99
99

101

2. El proyecto que dio origen al programa integral de desarrollo de capacidades
2.1 Las zonas de intervención 2.1.1 Distrito de Tambo de Mora 2.1.2 Distrito de Chincha Baja 2.1.3 Distrito de Sunampe 2.1.4 Distrito de Grocio Prado 2.1.5 Distrito de Alto Larán 2.2 Actores 2.3 Enfoques aplicados en el proyecto 2.4 Principales líneas de acción del proyecto

105
106 106 107 107 107 107 108 109 110

3. El programa integral de desarrollo de capacidades
3.1 El programa de desarrollo de capacidades y sus modificaciones 3.1.1 El diseño inicial del programa 3.1.2 Los cambios en el programa a. Cambios en la difusión y convocatoria b. Cambios en el desarrollo del programa c. Cambios en la selección de beneficiarias y beneficarios de los bonos de materiales 3.1.3 El Programa Integral de Desarrollo de Capacidades

112
112 112 115 115 118 124 125

4. Lecciones aprendidas, recomendaciones y logros

128

Introducción
La Asociación Solidaridad Países Emergentes - ASPEm como respuesta a los daños producidos por el terremoto ocurrido en la región Ica en el año 2007, ejecutó actividades de apoyo y organización implementando diferentes proyectos orientados a la emergencia y la reconstrucción, uno de estos fue el proyecto “Chincha Segura y Habitable: Proyecto de mejora de las condiciones de habitabilidad de las viviendas en los distritos de Alto Larán, Tambo de Mora, Grocio Prado, Sunampe y Chincha Baja en la Provincia de Chincha1”, que estuvo orientado a la promoción del hábitat seguro y saludable, el fortalecimiento de capacidades, la salud mental, desde un enfoque de gestión de riesgo con perspectiva de género. En el marco del proyecto se ejecutó el “Programa Integral de Desarrollo de Capacidades” que es materia de análisis y reflexión en esta sistematización, , cuyo objetivo es identificar y recoger los aprendizajes y logros que el equipo técnico del proyecto obtuvo durante su implementación. Las preguntas que encaminaron este proceso fueron: ¿Qué condiciones o factores desencadenaron los cambios en la implementación del programa integral de desarrollo de capacidades? y ¿Cuáles son los principales logros del programa?. La sistematización contiene cuatro capítulos desarrollados de manera organizada; este orden nos ha permitido responder las preguntas que anteriormente se han mencionado. ƒ En la primera parte, se presentan y describen las características de la población, el territorio en que se desarrolla el proyecto y el contexto en la etapa de emergencia y reconstrucción. En la segunda parte capítulo se exponen los aspectos generales del proyecto que dio origen a la experiencia: objetivos, población beneficiaria, localización, los actores involucrados, entre otros. En la tercera parte se desarrolla la propuesta de intervención, las estrategias, los cambios ocurridos y los factores o condiciones que los generaron. En la cuarta parte, se informa sobre los aprendizajes en términos de lecciones aprendidas, recomendaciones y principales logros.

ƒ

ƒ

ƒ

Para realizar el análisis de este proceso se revisó, ordenó y confrontó la información de los documentos e informes del proyecto y monitoreo,
1

En adelante Chincha Segura y Habitable.

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

con las percepciones de los actores del proceso2, a través de reuniones, entrevistas y grupos focales. La aplicación de estas técnicas de recojo de información y el posterior proceso de reflexión entre los actores del mismo permitió identificar y comprender las condiciones y factores que desencadenaron los cambios en la implementación del Programa Integral de Desarrollo de Capacidades. Finalmente agradecemos a todas las personas que hicieron posible el Programa Integral de Desarrollo de Capacidades, en especial a: Ricardo Fernández, Gina Aburto, Jessica Vargas, Fernando Calizaya, José Quiñones, Lilian Zamora y Yanet Rimachi quienes con sus aportes contribuyeron a la elaboración del documento.

2

Actores del proceso: el equipo técnico de ASPEm que ejecutó la propuesta, las y los participantes del programa, funcionarios municipales y lideresas de las comunidades.

98

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

1. El contexto

1.1

Una panorámica sobre el contexto

El proyecto Chincha Segura y Habitable, se desarrolló en la provincia de Chincha, ésta se encuentra ubicada a 200 kilómetros al sur de Lima, y es una de las 5 provincias que conforman la Región Ica. Limita por el norte con las provincias de Cañete y Yauyos (Región Lima), por el sur con Pisco, por el este con Castrovirreyna (Región Huancavelica) y por el oeste con el Océano Pacífico. Gráfico 1 Mapa del Perú y la localización de la Región Ica

99

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

Gráfico 2 Mapa de la Provincia de Chincha y sus distritos.

CASTROVIRREYNA

N O S E

La provincia de Chincha tiene un superficie de 2,987.35 km² organizados en 11 distritos3: El Carmen, Pueblo Nuevo, San Juan de Yánac, Chavín, Chincha Alta, San Pedro de Huacarpana, Grocio Prado, Tambo de Mora, Alto Larán, Chincha Baja y Sunampe. Fue en estos cinco últimos lugares donde intervino el proyecto.

3

De estos distritos: tres son exclusivamente de sierra y ocho predominantemente de costa, incluido Chincha Alta que es la sede del municipio provincial.

100

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

Cuadro 1 Los distritos de la Provincia de Chincha
Distritos Chincha Alta Pueblo Nuevo El Carmen Chavin San Juan de Yanác San Pedro de Huacarpana Grocio Prado Sunampe Chincha Baja Tambo de Mora Alto Larán Total Fecha de creación 02 de enero de 1857 29 de enero de 1996, 28 de agosto de 1991 02 de enero de 1857 12 de febrero de 1965 22 de noviembre de 1951 07 de diciembre de 1944 22 de diciembre de 1944 02 de enero de 1857 05 de febrero de 1875 de enero de 1965 Población 59,574 habitantes 52,143 habitantes 11,725 habitantes 1096 habitantes 471 habitantes 1576 habitantes 20,621 habitantes 23,969 habitantes 12,195 habitantes 4,725 habitantes 6220 habitantes 194,315 habitantes

Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática – INEI, Censo Nacional 2007: XI de población y VI de vivienda.

Según el Censo Nacional 2007: XI de población y VI de vivienda, Chincha está habitada por 194,315 personas, de las cuales 95,977 son varones y 98,338 mujeres. Chincha tiene una realidad socio cultural notable, porque posee un rico pasado pre hispánico, atestiguado por una cadena de “huacas” y ruinas de notable valor histórico y cultural. Asimismo, es portadora de un gran acerbo cultural de la época colonial, donde la influencia afrodescendiente, ha dejado profundas huellas en la música, la danza, la poesía y la comida.

1.2

Problemas identificados en las zonas de intervención durante la etapa de emergencia y reconstrucción post terremoto

El 15 de agosto de 2007 se produjo un terremoto de una magnitud de 7.9 grados en la Escala de Richter, que afectó la zona Sur medio Oeste del Perú. La provincia de Chincha4 fue una de las zonas más afectadas; debido a que el epicentro se localizó frente a su litoral –playa Jahuay5– lo que

4

Según Desco - Centro de Estudio y Promoción del Desarrollo (2008) menciona que la primera provincia afectada fue Ica con 247,142 damnificados/as, la segunda Chincha con 183,556 damnificados/as, la tercera Cañete con 120,261 damnificados/as y la que le siguió fue Pisco con 114,282 damnificados/as. En conjunto, se obtiene el 92% del total de personas afectadas registradas. Instituto Nacional de Defensa Civil – INDECI, informe de agosto 2007.

5

101

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

generó que en la provincia existan 183,556 personas damnificadas y cerca del 78% de las viviendas destruidas y/o dañadas severamente. Este movimiento sísmico generó cuantiosos daños tanto materiales como personales, de un total de 48,804 viviendas existentes6, el 91% (44,580) fue afectado estructuralmente; de este porcentaje, el 43% fue destruido7, mientras que el 17% resultó muy afectado8 y el 40% afectado. En cuanto a los daños ocasionados a las personas, cerca de 164,688 pobladores (81,533 hombres y 83,135 mujeres), se encontraban viviendo en situación de precariedad, sin servicios de agua o desagüe y con escasos servicios de salud física o psicológica, entre otros. Asimismo el Instituto Nacional de Defensa Civil - INDECI observó que “Muchos comités de Defensa Civil no estuvieron constituidos y no habían realizado acciones de planificación de emergencia frente a sismos”. Y también mencionó que “las necesidades diferenciadas entre los damnificados de la costa y de la sierra resultaron evidentes durante la fase de emergencia: Mientras los primeros esperaban ayuda en alimentos, abrigo y techo; los segundos solicitaban principalmente herramientas manuales para reconstruir sus canales de regadío colapsados. Bajo tales circunstacias, las comunidades rurales andinas pusieron de manifiesto su tradición de trabajo comunal y ayuda mutua”9. De igual manera el estudio de Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades10 (EDAN) ejecutado por ASPEm por encargo de la Dirección Regional de INDECI Ica11 concluyó que la escasez de agua, la acumulación de basura, el servicio de alcantarrillado, el débil apoyo a la población para la reconstrucción de sus viviendas, las vías de acceso en mal estado, la contaminación por acumulación de desmonte y la proliferación de moscas y ratas fueron los problemas ambientales más preocupantes. La tasa de morbilidad post terremoto se acentuó entre la población en situación de vulnerabilidad: niños, niñas y personas adultas mayores. Esta situación se evidenció en las infecciones respiratorias agudas “IRA” y las gastrointestinales “EDA” Ello se relaciona por las condiciones deficientes . de abrigo y de exposición a las condiciones ambientales inadecuadas del entorno. De igual manera, los centros de salud o las postas médicas no

6 7 8

DESCO Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (2008), pág. 12. Viviendas destruidas: son aquellas con paredes y techos derrumbados, caídos o destruidos Viviendas muy afectadas: son viviendas que siendo afectada presentan serios daños en la mayor parte de las paredes Instituto Nacional de Defensa Civil – INDECI (2009), pág. 24. Es un procedimiento estandarizado para evaluar la situación después de un desastre y determinar las necesidades a fin de brindar una óptima atención a la comunidad afectada. Cabe señalar, que ASPEm, el 17 de agosto del 2007, se instaló en la ciudad de Tambo de Mora poniendo a disposición de INDECI un especialista en gestión de desastres para que desarrolle, en los 6 distritos de la Provincia de Chincha, la Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades – EDAN.

9 10

11

102

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

contaban con personal preparado en el ámbito de salud mental y existía una débil oferta de servicios especializados. El terremoto no sólo destruyó viviendas, vías de comunicación y locales públicos, también destruyó la escasa organización social existente; ya que miles de familias tuvieron que movilizarse de un lugar a otro después del sismo; esto afectó de manera especial a las mujeres, porque sus núcleos organizativos, (como el vaso de leche, comedores, club de madres) se rompieron, lo que les restó el espacio de participación y reconocimiento social que habían ganado como organizaciones y las relegó, en algunas ocasiones, en la toma de decisiones. El sismo también impactó de manera diferenciada en la vida de varones y mujeres, habitantes del distrito de Chincha. Los roles asignados culturalmente y tradicionalmente por la sociedad a las mujeres son el cuidado de la casa y de la familia; después del terremoto estos roles se fortalecieron, las mujeres estuvieron comprometidas a activar el funcionamiento de ollas comunes, encargándose de la preparación de las mismas y se extendió al espacio público, atendiendo las necesidades de alimentación de otras familias. En este nuevo espacio, las mujeres socializaron con sus pares con las que compartieron nuevas experiencias. Mientras los varones –asumiendo la figura del proveedor económico– buscaron responder a la necesidad familiar realizando labores fuera del hogar y de la comunidad. Otro rol que las mujeres asumieron, es el acarreo del agua, debido a que las redes públicas y las conexiones domiciliarias de desagüe colapsaron, lo que las obligó a realizar largas caminatas para la adquisición y traslado del insumo hasta sus hogares. También la limpieza en el hogar demandó cada vez mayores requerimientos y tiempo a las mujeres, el piso de tierra constituía un problema de salud para las niñas y los niños e integrantes de la familia debido al excesivo polvo que se impregnaba. Frente a esta situación, las diversas autoridades locales, regionales y nacionales tuvieron serias limitaciones para responder a la situación de emergencia en la que se encontraban un gran número de familias. Los Gobiernos locales no tuvieron las condiciones de recursos humanos capacitados y suficientes, equipamiento, maquinarias, ni experiencia en enfrentar la etapa de emergencia y la ulterior reconstrucción12. La respuesta del Estado fue declarar en estado de emergencia, al día siguiente del sismo, a las zonas afectadas mediante decreto supremo N° 068 – 2007-PCM. Lo siguiente fue crear el Fondo de Reconstrucción

12

CABRERA, José Luis y FALLA, Gonzalo, (2008), pág. 41.

103

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

del Sur (FORSUR)13 organismo que contó con recursos económicos del tesoro público, los aportes y donaciones de entidades privadas y públicas nacionales y extranjeras, aportes de la cooperación nacional e internacional, entre otros. Además promovió diferentes servicios y/o programas como: el reparto de víveres y medios básicos de subsistencia, el programa de Bono 600014 y los Bonos Habitacionales Familiares - BFH (bono no retornable que premia el ahorro familiar y se ejecutó a través del programa Techo Propio)15. Sin embargo, cuando el proyecto inició sus acciones (etapa de reconstrucción) se observó que parte de los problemas identificados en la época de emergencia se mantenían. Según Rubiños Montenegro (2009) menciona que “Lamentablemente la reconstrucción de las viviendas se viene realizando a un ritmo muy lento. A más de un año y medio la situación de los damnificados no ha tenido cambios significativos muchas personas aún siguen viviendo en carpas de plástico donadas en la étapa de emergencia… Además, si bien se ha hecho esfuerzos para mejorar las condiciones de agua y desague de la zona, muchas de las personas no tiene un lugar adecuado para cocinar sus alimentos y son más vulnerables a contraer enfermedades respiratorias”16. De igual manera el problema de la titulación de las viviendas seguía siendo una dificultad17, muchas personas no pudieron demostrar que las viviendas que colapsaron eran de su propiedad lo que les impedía acceder al bono de reconstrucción ofrecido por el estado . En esta etapa el rol de las mujeres volvió a ser exclusivo en el ámbito privado (hogar) y las organizaciones que habían formado en la étapa de emergencia, para asumir el cuidado de las familias y comunidades se desarticularon o se invisibilizaron. Las mujeres asumieron un papel pasivo en la toma de decisiones en relación a la reconstrucción de sus viviendas, a pesar que éstas eran las que pasaban más tiempo y conocían las necesidades del espacio.

13

Este organismo tuvo las siguientes funciones: 1) realizar una evaluación general de los efectos del terremoto en las zonas de emergencia, 2) Supervisar, aprobar y coordinar el desarrollo y ejecución de proyectos de rehabilitación y reconstrucción, y 3) Colaborar con Defensa Civil y autoridades locales en el trabajo de emergencia. Tuvo autonomía económica, técnica, financiera con la finalidad de que su labor se ejecutara con rapidez. Los créditos del programa de financiamiento BONO 6000 están dirigidos a las familias damnificadas -del desastre natural ocurrido el 15 de agosto del 2007, que requieran un financiamiento para reconstruir o rehabilitar su vivienda; es un fondo no retornable. Los requisitos fueron: 1) estar empadronado como damnificado/a, 2) ser propietario del predio, 3) contar con terreno inscrito en Registro predial. Banco de Materiales – BANMAT. BAN MAT. http://www.vivienda.gob.pe/direcciones/normatividad/vivienda/NORMA_FINANCIERA_02.pdf RUBIÑOS MONTENEGRO, Álvaro, (2009), pág. 6. Ibíd., pág. 6.

14

15 16 17

104

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

2. El proyecto que dio origen al programa integral de desarrollo de capacidades
El Proyecto Chincha Segura y Habitable, se diseñó como parte del programa de reconstrucción que estaba llevando a cabo la institución luego del terremoto del 15 de agosto de 2007, a la que sumaba sus experiencias previas en proyectos de prevención de desastres y promoción del hábitat seguro y saludable ejecutados años atrás en los cerros ubicados en los distritos de La Victoria y El Agustino, en la provincia de Lima. La intervención durante la emergencia permitió identificar problemas de diferentes índoles, uno de estos fue “las debilitadas capacidades de la población, principalmente de las mujeres, para mejorar las condiciones . de habitabilidad18” Considerando que fueron las mujeres las que tuvieron mayor participación, pero no necesarimente tomaban decisiones porque esta acción era más exclusiva de los varones, asumiendo gran parte de las tareas de emergencia y la mejora de las condiciones de vida de la familia debido a que los hombres, trabajaban fuera de la casa19; además, que ellas no contaban con acceso, información y preparación necesaria para obtener algunos beneficios propios de ser damnificadas (bonos u otros servicios) o en otras situaciones como supervisar la adecuada reconstrucción de sus propias viviendas. Como dicen Baden y Milward, (1995) “El género determina una situación de vulnerabilidad hacia la pobreza, siendo las mujeres las más vulnerables que los hombres de caer y de quedar atrapadas en la pobreza y en la situación de stress. Esto en gran medida se puede atribuir a su bajo nivel social, al pobre nivel de participación en procesos de toma de decisiones, a su carga intensiva de trabajo y la percepción de que la función primaria
Entendemos por condiciones de habitabilidad a aquellas condiciones que permiten el óptimo desarrollo y bienestar de una familia que ocupa una vivienda. Algunas de estas condiciones son: SEGURIDAD ESTRUCTURAL (La vivienda será de construcción segura y firme para evitar los riesgos de desplome y los derivados de los agentes atmosféricos); SUPERFICIE Y VOLUMEN UTILES: La vivienda familiar constará como mínimo de una habitación capaz para estar, comer y cocinar, un dormitorio y un cuarto de aseo compuesto de baño, lavado e inodoro; DOTACIONES MINIMAS: Agua potable, evacuación de aguas residuales a saneamiento o pozo séptico, energía eléctrica, puntos de luz (uno o más en cada recinto), tomas de corriente (uno o más en cada recinto), equipo sanitario: Inodoro, lavado, bañera o ducha, equipo doméstico (cocina, fregadero, frigorífico); VENTILACION: Aire exento de impurezas y olores molestos; ventilación adecuada; protección contra los ruidos; iluminación natural y artificial adecuada, cualitativa y cuantitativamente; posibilidad de desarrollar la vida familiar sin menoscabo de la necesaria sensación de intimidad; diseño que permita el desarrollo de las actividades individuales y familiares sin fatiga ni riesgo. En el caso de las mujeres jefas de familia, éstas asumían las dos funciones.

18

19

105

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

de la mujer se limita a la reproducción y al trabajo doméstico. La discriminación por género es un obstáculo clave para el desarrollo”20. Por todo ello se decidió poner más enfasis en las mujeres promoviendo el fortalecimiento de sus capacidades para que tengan una mayor incidencia en los procesos de reconstrucción de las viviendas, aumentando sus conocimientos en la forma como deben de reconstruir, construir o mejorarlas con sistemas constructivos sismo resistentes y el mejoramiento de las redes de agua y desagüe dentro de sus viviendas; mejorando la información que tienen para regularizar la posesión o propiedad de sus predios de tal forma que puedan acceder a la formalización de los mismos; además de fortalecer sus capacidades para que puedan elevar sus iniciativas en los espacios de participación local.

2.1

Las zonas de intervención

El proyecto tuvo como objetivo “fortalecer las capacidades de la población, principalmente de las mujeres, para mejorar las condiciones de habitabilidad en sus viviendas en los distritos de Tambo de Mora, Chincha Baja, Alto Larán, Sunampe y Grocio Prado, en la provincia de Chincha” aquellos distritos fueron seleccionados a partir del estudio de , línea base realizado en los trabajos de Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades (EDAN) que arrojó que en estos lugares existía mayor número de personas afectadas. Asimismo, se intervino en el dritito de Alto Larán porque presentaba altos índices de pobreza extrema21, en Chincha Baja porque sus zonas rurales fueron poco atendidas por el estado o instituciones privadas, en Tambo de Mora porque fue el distrito de mayor afectación producto del terremoto y por último Sunampe y Grocio Prado por tener mayor población. A continuación presentamos una breve descripción de cada uno de los distritos antes mencionados:

2.1.1

Distrito de Tambo de Mora

Es un antiguo puerto, motivo por el cual, las principales actividades económicas son la pesca industrial y artesanal. El terremoto afectó muy fuerte a su población pues cerca del 86% de viviendas colapsaron debido a que éstas habian sido construidas sobre suelo licuable que, al momento del sismo, literalmente se abrió, afloró el agua del subsuelo y trajo abajo cerca de 6 manzanas de la zona central de Tambo de Mora. Las familias

20 21

Baden y Milward, (1995). Según el Plan Vial Provincial Participativo Chincha 2008-2017, menciona que dentro de los 11 distritos más pobres de la región, seis pertenecen a la jurisdicción de la provincia de Chincha (Chavín, San Juan de Yanac, San Pedro de Huacarpana, Alto Larán y el Carmen – Fuente FONCODES 2006) pág. 50.

106

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

afectadas tuvieron que reasentarse en un terreno adquirido por el Fondo de Reconstrucción del Sur (FORSUR) y con aportes del gobierno municipal.

2.1.2

Distrito de Chincha Baja

En el distrito de Chincha Baja se combinan actividades22 rurales con otras de carácter más urbano. La principal actividad económica es la agricultura. La mayoría de trabajadores son jornaleros contratados eventualmente. Las principales actividades agrícolas son la cosecha de frutales, sobre todo mandarinas, espárragos, alcachofa, así como el cultivo del algodón. El desarrollo ecónomico está liderado básicamente por empresas agroexportadoras que emplean a la mano de obra local básicamente como jornaleros. El terremoto afectó al 95% de las viviendas y a cerca de 11,000 personas, que por estar dispersas, se vieron poco favorecidas por los diversos programas de reconstrucción ejecutados por el Estado o la cooperación nacional e internacional.

2.1.3

Distrito de Sunampe

La principal actividad económica del distrito23 se encuentra en la industria agropecuaria, destaca por su gran cantidad de viñedos. Otra actividad económica que tiene gran importancia en la región es la manufactura. Se han instalado muchos centros recreativos y de esparcimiento, hay una activa producción de cachina (vino artesanal). El terremoto afectó al 94% de las viviendas y a cerca de 22,000 personas.

2.1.4

Distrito de Grocio Prado24

Las actividades económicas son la agricultura, ganadería, avicultura, vitivinícolas, industrias manufactureras, transporte y servicios domésticos. La zona urbana, se caracteriza por ser un sector de ciudad residencial con áreas especializadas en el procesamiento de la uva y los centros poblados rurales basan su economía en la actividad agrícola y ganadera. El distrito es básicamente urbano, aunque presenta algunos sectores rurales. En terremo afectó al 86% de las viviendas y a cerca de 17822 personas.

2.1.5

Distrito de Alto Larán

La principal actividad económica es la agricultura, que se caracteriza por la producción de mandarina en grandes extensiones de terreno, dedicado a la exportación, en especial en el fundo “La Calera” cuyo proceso productivo,
22 23

Desco - Centro de Estudio y Promoción del Desarrollo (2008), pág. 28. Municipalidad Provincial de Chincha (2008), disponible en Web: http://www.proviasdes.gob.pe/unidades/ planes_viales/ICA/PVPP_Chincha.pdf Centro de Estudios y Prevención de Desastre – PREDES (2009). Pág. 10 y 11.

24

107

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

demanda mucha mano de obra de los residentes en el distrito de Alto Larán y caserios circundantes; y una gran cantidad de parceleros que cultivan algodón, maíz y otros productos básicos. Otra actividad es la crianza de camarones, que siendo una actividad rentable, ha sido muy afectada por los fenómenos climatológicos y la contaminación del río25. El terremoto afectó a 66% de las viviendas, aproximadamente a 4125 personas. En cuanto a la población, como se observa en el cuadro N° 2, el total de personas que habitan los 5 distritos donde se desarrolló la experiencia es de 67,730 habitantes: 34,191 mujeres y 33,539 hombres. Cuadro 2 Población total por sexo en distritos de intervención
Población total de las zonas intervención Varones Mujeres Población total por comunidad Alto Laran 3184 3036 6220 Tambo Chincha de Mora Baja 2331 2394 4725 6129 6066 12195 Grocio Prado 10097 10524 20621 Sunampe 11798 12171 23969 Población total por sexo N° 33539 34191 67730 % 49.52% 50.48% 100%

Fuente: Censo Nacional 2007:XI de Población y VI de Vivienda

2.2
2.2.1

Actores
Equipo técnico

El equipo técnico de ASPEm que ejecutó el proyecto estuvo constituido por profesionales con amplia experiencia en el trabajo social. Las funciones que asumieron fueron: la coordinación del proyecto las responsabilidades de la atención legal, de la asistencia técnica a mujeres organizadas, del componente de salud mental, de los talleres de salud mental, del componente de participación, de la asistencia técnica, de la capacitación de los cursos técnicos y apoyo técnico y de la logística de los cursos.

2.2.2

Población objetivo

La población objetivo del proyecto fue: Hombres y mujeres provenientes de los cinco distritos señalados, principalmente mujeres, que fueron afectadas y afectados por el terremoto del 15 de agosto del 2007.

25

Centro de Estudios y Prevención de Desastre - PREDES. Plan de Gestión de Riesgo Alto Larán 2009.

108

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

Profesionales y operadores de salud en especial psicólogos y psicólogas que laboran en los centros de salud y/o hospitales de los distritos donde se interviene. Funcionarias y funcionarios municipales, principalmente los alcaldes de Chincha Baja, Sunampe, Alto Larán, Tambo de Mora y Grocio Prado y profesionales que laboran en las oficinas de defensa civil o similares de estos municipios.

2.3
2.3.1

Enfoques aplicados en el proyecto
El enfoque de género

Desde una perspectiva de género nos permite identificar las necesidades diferenciadas de las mujeres y varones en la etapa de emergencia y reconstrucción. Desde el inicio del proyecto, se identificó en las mujeres la recarga de trabajo en el hogar producto del terremoto, pues éstas estaban a cargo de la familia y vivienda que generalmente, se encontraban destruidas o afectadas y sin servicios básicos. Además, fue evidente la poca valoración que los varones daban a las mujeres para que aporten y decidan en la propia reconstrucción y la poca existencia de espacios de atención y capacitación para la población, en forma especial para las mujeres. De esta manera el proyecto pretendía promover la incorporación de las mujeres al proceso de reconstrucción a través del fortalecimiento de sus habilidades genéricas26 y técnicas27, para ello se respetó los tiempos disponibles y se estimuló constantemente su participación y reconocimiento, fortaleciendo su autoestima y autodeterminación, para garantizar, no solo el buen aprendizaje de los contenidos, sino asegurar la aplicación práctica y la réplica de lo aprendido; debiendo competir en un medio dominado por los varones.

2.3.2

Un enfoque de gestión del riesgo de desastres

Es un proceso que comprende la prevención, la reducción y el control permanente de los factores de riesgo de desastres en la sociedad. Se promueve una adecuada preparación y respuesta ante situaciones de desastre con la finalidad de disminuir las vulnerabilidades y fortalecer las habilidades de prevención y atención de los varones y mujeres, siendo ellas más vulnerables ante estas situaciones porque durante la emergencia y reconstrucción se ven obligadas a asumir mayores responsabilidades en el hogar permaneciendo

26

Banco Mundial. Perú en el umbral de una nueva era, lecciones y desafíos para consolidar el crecimiento económico y un desarrollo más incluyente (2011). Las habilidades genéricas son las habilidades cognitivas (verbales/lectura y escritura, numéricas, capacidad para solucionar problemas, etc) y las socio –emocionales también conocidas como habilidades blandas (autodisciplina, perseverancia, confiabilidad, trabajo en equipo). Son las calificaciones técnicas y/o profesionales entre otras.

27

109

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

en casa con los hijos e hijas28 y por ende no cuentan con tiempo, oportunidad ni espacios para capacitarse, ser consicientes de los peligros y expresar sus opiniones o que se les tome en cuenta porque culturalmente es un tema que sólo a los varones les compete. Es por ello que desde el proyecto se promovió que durante el programa integral de desarrollo de capacidades se promueva las habilidades técnicas constructivas y se reflexione con las participantes sobre el valor de las construcciones realizadas con técnicas seguras y sismo resistentes y su incidencia en la vida de las personas.

2.3.3

Un enfoque de derechos

de las y los beneficiarios, que deben ser consultados sobre las decisiones que afectan sus vidas y deben por ello ser parte de las decisiones del proceso de reconstrucción.

2.4
2.4.1

Principales líneas de acción del proyecto
Programa de desarrollo de capacidades de varones y mujeres para el mejoramiento de sus viviendas y otorgamiento de bonos29

Las principales líneas de acción que el proyecto ejecutó fueron:

Se implementó, en un inicio, a través de cursos de capacitación técnica y luego fue llamado “Programa Integral de Desarrollo de Capacidades” , dirigida especialmente a mujeres de las zonas donde se intervenía. Los cursos fueron sobre: ƒ ƒ ƒ ƒ Técnicas constructivas en adobe reforzado Técnicas constructivas en quincha mejorada Técnicas constructivas en albañilería Instalaciones eléctricas dentro de la vivienda

2.4.2

Programas de asistencia técnica y legal para la mejora de las viviendas

La asistencia técnica se realizó a las viviendas de las mujeres y varones que habían asistido a los cursos. Tuvo tres momentos que consistieron en: 1) Al inicio, durante la etapa de capacitación, para verificar si la vivienda tenía las condiciones adecuadas para poder construir, 2) Después de entregar el bono para verificar el uso adecuado y efectivo de éste y por último 3) Durante el uso del bono para asesorar a las familias en la construcción, reconstrucción o mejora de sus viviendas.
28 29

Esto ocasionaba que vivan con más intensidad también las replicas que normalmente se dan después del sismo. Véase el capítulo 3 sobre el Programa Integral de Desarrollo de Capacidades.

110

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

En cuanto a la asistencia legal tuvo como objetivo asesorar a las mujeres y varones en temas de saneamiento fisico legal para que puedan obtener la formalización de sus viviendas.

2.4.3

Programa de desarrollo de capacidades para el mejoramiento de las instalaciones sanitarias dentro de las viviendas y otorgamiento de bonos30

Esta actividad en un inicio se ejecutó a través de un curso de capacitación técnica “Instalaciones Sanitarias” y luego fue incorporado en el “Programa Integral de Desarrollo de Capacidades” Además se consideraba la entrega . de un bono de materiales que les permitiría construir un módulo sanitario al interior de sus viviendas.

2.4.4

Programas de capacitación y promoción de la salud mental de las mujeres

Este programa se llevó a cabo a través de talleres de salud mental dirigido a mujeres de las zonas de intervención y atenciones individuales. Además, se ejecutaron cursos para profesionales y operadores de salud con el objetivo de dotarlos de herramientas en la atención en salud sobre el manejo y la aplicación de los primeros auxilios psicológicos31.

2.4.5

Asistencia técnica a funcionarios y funcionarias de municipios y mujeres organizadas para incorporar las necesidades de las mujeres en la mejora de las condiciones de habitabilidad de las viviendas

La asistencia técnica a funcionarios y funcionarias de municipios tuvo como objetivo mejorar sus capacidades de prevención y respuesta ante futuros eventos similares, y que ellas y ellos pueda desarrollar mejores estrategias de respuesta frente a los desastres. De igual forma, se desarrollaron actividades dirigidas a las organizaciones, principalmente de mujeres para dotarlas de herramientas de gestión y ellas propongan acciones o iniciativas que recojan las necesidades de las mujeres después de un desastre. Para ello se crearon espacios de formación y capacitación donde se incorporó el enfoque de desastres con perspectiva de género.

30 31

Véase el capítulo 3 sobre el Programa Integral de Desarrollo de Capacidades. Es la primera ayuda psicológica para restablecer el estado emocional de las personas ante una situación de crisis. Son técnicas y herramientas que ayudan a restablecer el desequilibrio de una persona a partir de una crisis.

111

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

3. El programa integral de desarrollo de capacidades
Como ya se mencionó en los anteriores capítulos, la propuesta que se presenta fue parte del proyecto Chincha Segura y Habitable, que tuvo como uno de sus objetivos el desarrollo de capacidades técnicas de varones y mujeres, en especial de éstas últimas, para mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas. Se realizó a través de la implementación de cursos de capacitación técnica que con el tiempo modificaron sus contenidos y metodología para convertirse en un Programa Integral de Desarrollo de Capacidades.

3.1
3.1.1

El programa de desarrollo de capacidades y sus modificaciones
El diseño inicial del programa

Desde el inicio del proyecto, se diseñaron dos programas de capacitación que respondian a las necesidades que se habían identificado en la población: el mejoramiento de las viviendas y el de las instalaciones sanitarias al interior de las viviendas. El primer programa consistió en un proceso formativo sobre conocimientos netamente técnicos para la construcción que permita una adecuada reconstrucción y/o mejora de las viviendas, teniendo en cuenta que desde antes del terremoto, la construcción de las viviendas se habrían realizado mediante la autoconstrucción o la contratación de albañiles o maestros de obra que no usaban planos estructurales que aseguren una mejor resistencia sísmica de las viviendas. El objetivo era la transferencia de conocimientos y desarrollo de habilidades técnicas constructivas, con un enfoque de seguridad (sismo resistencia) y de salubridad (vivienda saludable). El cambio que se buscaba en las y los participantes era la aplicación de lo aprendido ya sea a través de la autoconstrucción o de la supervisión de trabajo de terceros para la construcción para la reconstrucción y/o construcción de sus viviendas. Esta propuesta contenía cursos técnicos en sistemas constructivos sismo resistentes en adobe reforzado, quincha mejorada y albañilería confinada; además, de sistemas de instalaciones eléctricas en las viviendas (ver cuadro n° 3). Los dos primeros cursos duraban 48 horas teóricos práctico, el tercero 120 horas teórico prácticos y el último 96 horas teóricos prácticos.

112

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

Cuadro 3 Información general de los cursos técnicos de capacitación de vivienda
Cursos técnicos Técnicas constructivas en adobe reforzado Contenido Presentación del curso, recojo de expectativas, elaboración de normas de convivencia, evaluación inicial, fabricación de adobe mejorado, construcción de una pared, emplantillado de muros, prácticas, evaluación final, cierre de curso y entrega de bono. Presentación del curso, recojo de expectativas, elaboración de normas de convivencia, evaluación inicial, reconocimiento de materiales y herramientas para construcción en quincha mejorada, cimentación y colocación de armadura de madera, enquinchado, emporrado, colocación de techo, tarrajeo de techo y paredes, prácticas, evaluación final, cierre del curso y entrega de bono. Presentación del curso, recojo de expectativas, elaboración de normas de conviviencia, evaluación inicial, lectura de planos, vivienda segura y saludable, identificación y reconocimiento de materiales y herramientas para la construcción, la cimentación, el sobrecimiento, el muro de albañilería, las columnas de amarre, pisos, vigas y techos aligerados, prácticas, evaluación final, cierre de curso y entrega de bono. Presentación del curso, recojo de expectativas, elaboración de normas de conviviencia, evaluación inicial, criterios básicos para el diseño de una vivienda segura y saludable, lectura de planos, la energía eléctrica, la corriente eléctrica, la red eléctrica, los circuitos en la electricidad, diseño de la red de iluminación y tomacorrientes en la vivienda, tablero de distribución, prácticas, cierre del curso y entrega de bonos. N° de sesiones 16 sesiones Duración

48 horas

Técnicas constructivas en quincha mejorada

16 sesiones

48 horas

Técnicas constructivas en albañilería

30 sesiones

120 horas

Instalaciones eléctricas dentro de la vivienda.

37 sesiones

96 horas

Fuente: Elaboración propia

La segunda propuesta consistió en el desarrollo de aprendizajes sobre instalaciones sanitarias a través de un curso teórico práctico de 96 horas de duración. El objetivo fue que las personas adquieran conocimientos y desarrollen habilidades técnicas para construir adecuadamente los servicios sanitarios dentro de sus viviendas.

113

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

Cuadro 4 Información general del curso técnico de capacitación de instalaciones sanitarias
Curso Técnico Contenido N° de sesiones Duración

Presentación del curso, nivelación de expectativas, identificación de accesorios y materiales a utilizar, criterios básicos para el diseño de una vivienda segura Instalaciones y saludable, diseño de la red de agua y desague, sanitarias colocación de aparatos sanitarios, servicios básicos del medio ambiente y salud, práctica de instalaciones sanitarias en escenario real, cierre de curso y entrega de bonos.
Fuente: Elaboración propia

40 sesiones

96 horas

Ambas propuestas estaban dirigidas a las y los pobladores que habitaban los distritos donde el proyecto intervino, que sus viviendas se hubieran afectado por el terremoto, y que tuvieran una carga familiar, dándole prioridad a las mujeres interesadas en participar. El eje transversal de los programas fue el enfoque de género, el cual apuntaba a mejorar las competencias personales y técnicas de las mujeres en el desarrollo de la autonomía y confianza en sí mismas para la realización de actividades eminentemente masculinas como es el tema de construcción. El proyecto promovió que las mujeres aumenten sus capacidades técnicas y genéricas propiciando su participación a través de condiciones que les permitieran asistir al espacio para que obtengan o fortalezcan sus conocimiento, supervisen este tipo de trabajo y en algunos casos se desempeñen en este oficio no tradicional para ellas. Las propuestas de capacitación se implementaron como parte de una intervención integral territorial donde todas las acciones32 del proyecto se concentraban en una misma zona. La implementación de estos iba ser progresiva dependiendo de los intereses y necesidades de cada comunidad y de las mujeres. Los contenidos de cada curso, el número de sesiones y la duración del mismo dependían de la técnica que se iba a implementar. La secuencia metodológica en todos los cursos fueron: presentación de los contenidos y sus objetivos; recojo de las expectativas y elaboración de las normas de convivencia que iban a regir la adecuada relación entre las y los participantes durante las horas de clases. Seguido de las clases teóricas y la realización de las prácticas calificadas. Al concluir se tomaba una

32

Se refieren a todas las actividades que el proyecto implementó en las comunidades, como los cursos técnicos pero también los talleres de salud mental, fortalecimiento de las organizaciones y asistencia técnica para sanear física y legalmente la vivienda.

114

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

prueba de evaluación y se entregaban los bonos de materiales33 a las y los participantes que cumplieron con una serie de criterios34. Las capacitaciones se realizaron en locales: comunales, de la municipalidad o de instituciones educativas sugeridas por las y los dirigentes de las comunidades donde se dictaron los cursos. El programa también incluyó la publicación y entrega de manuales técnicos validados por la institución en anteriores proyectos, los cuales fueron revisados y adecuados al contexto de Chincha. Materiales que permitieron tener un soporte para el dictado de las sesiones teóricas; además, de ser una herramienta de consulta y referencia para cuando las y los participantes quisieran aplicar los conocimientos adquiridos. ƒ ƒ ƒ ƒ ƒ ƒ ƒ Manual de quincha mejorada. Manual de adobe reforzado. Manual de albañilería: Construyendo la casa. Manual de instalaciones eléctricas. Manual de instalaciones sanitarias. Guía para la prevención y gestión de riesgos en las organizaciones de mujeres en la provincia de Chincha. Guía de procedimientos legales para el saneamiento legal de las viviendas.

3.1.2

Los cambios en el programa

Como ya se señaló, el proyecto diseñó dos programas de desarrollo de capacidades cuyos cursos contenían temas netamente técnicos sobre vivienda e instalaciones sanitarias. Para la ejecución de los cursos se realizaron gestiones y coordinaciones con las funcionarias y los funcionarios distritales, dirigentes, líderes y lideresas de las comunidades. Al inició se presentaron una serie de dificultades que serán explicadas dtalladamente a continuación, las cuales generaron en el equipo el diseño de nuevas estrategias buscando el éxito. Para su comprensión se ha dividido el proceso de capacitación en tres etapas. a. Cambios en la difusión y convocatoria Desde su diseño, el proyecto fue concebido como una propuesta de intervención inmediata en el proceso de reconstrucción, ante la necesidad
33

El bono de materiales consistió en la entrega de materiales básicos para el inicio de la construcción, reconstrucción o mejora de la vivienda, la instalación eléctrica o la instalación sanitaria. Para el primero los materiales que predominaron fueron: cemento, fierro, agregados y ladrillos. Para el segundo: los cables de corriente eléctrica, tubos de luz, interruptores, tomacorrientes, entre otros. Para el tercero: las tuberías de agua y desagüe, accesorios de las tuberías, aparatos sanitarios y grifería, entre otros. Estos criterios se desarrollaran más adelante.

34

115

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

de empezar con las capacitaciones técnicas de adobe reforzado y quincha mejorada35, el equipo decide empezar a trabajar llevando la propuesta a zonas alejadas (rurales) por dos razones: la primera porque en estos lugares la ayuda fue mínima o en algunos casos nula y la segunda porque se pensó que estos cursos iban a tener mucha aceptación debido a que las viviendas estaban construidas con estos materiales. Es así que se parte del supuesto que los cursos iban a tener gran demanda porque representaba una propuesta de solución que respondía a uno de los problemas identificados en la provincia: la reconstrucción de las viviendas. Frente a esta hipotesis se decide que las y los inscritos en los cursos iban a pasar por un proceso de selección a través de un perfil requerido36como una medida para identificar a las personas con mayor interés en aprender un oficio, que cumplieran con las caracteristicas necesarias y se beneficien de lo brindado. Sin embargo, esto no fue así, el poco interés de las mujeres y varones además, de otros factores que durante este apartado se explicaran, generaron en el equipo cambios en la estrategia, que fueron pensados en diferentes espacios de reflexión37. Para la difusión y convocatoria se realizó, al inicio del proyecto, un sondeo de opinión a las personas de los distritos a intervenir para identificar las necesidades e intereses de las mujeres y varones y así definir a que zonas ingresar y que cursos o talleres ofrecer. Asimismo, se coordinó con las y los funcionarios de los gobiernos locales debido a que estos conocian más la realidad de las comunidades. Se les pidió que apoyen en la identificación de las zonas y las actividades propias de esta etapa; las tareas a realizarse consistian en convocar a las y los dirigentes vecinales para informar sobre los cursos, reunirse en la comunidad con la población e informarles sobre las actividades del proyecto poniendo más enfasis a los cursos técnicos. Esta estrategia se realizó en los primeros 3 cursos ejecutados sobre técnica constructiva de adobe reforzado (Larán Bajo y Lurinchincha Hacienda) y quincha mejorada (El Porvenir), la cual no resultó tan efectiva y se decidió cambiar debido a: 1) el número de inscritos e inscritas38 no fue suficiente, 2) las y los participantes39 fueron perdiendo el interés y por ende dejaron de asistir al curso, 3) la relación entre el funcionario municipal contactado y la comunidad no era adecuada y 4) las personas que asumian un rol de

35

De acuerdo al plan de trabajo del proyecto, donde estaba programado que estos cursos eran los primeros en realizarse. El perfil requerido fue: priorización de mujeres, personas a las que sus viviendas fueron afectadas por el terremoto, que tenga carga familiar y que sea jefa de familia. Se refiere a espacios de reflexión donde las y los profesionales del equipo discutían y analizaban las actividades ejecutadas. Estos espacios fueron los establecidos por el proyecto como las reuniones de equipo u otros momentos como el almuerzo, en el trayecto hacia una comunidad, entre otros. Personas que muestran interés por el curso y se inscriben para asistir. Personas que asisten regularmente a los cursos.

36

37

38 39

116

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

liderazgo en las comunidades empezaron a demandar los cursos en sus localidades (CP Barranquito, CP Miraflores, Sector de Mina de Oro). El equipo frente a estas eventualidades respondió, desistiendo de hacer una selección y aceptó la participación de todas las personas interesadas que se inscribían, prestando mayor atención hacia las mujeres. Además, se decidió tener mayor acercamiento con las lideresas y líderes de las comunidades, dejando de lado la conexión que se establecia entre funcionario/a – dirigente y equipo. Para ello empezaron con más fuerza , un proceso de “familiarización40” a través del contacto directo con líderes y lideresas, quienes en su mayoría fueron mujeres, que tenían mayor contacto con los pobladores y conocian las necesidades y recursos de la comunidad y por ende estaban más atentas a las oportunidades que ingresan a las comunidades. Como dice Maritza Montero “El conocer a la población nos permite saber cuales son sus creencias, sus caracterisiticas, sus necesidades y valoraciones. Como todo ingreso a una zona nueva supone interrogantes de parte de las personas que habitan esa localidad, para facilitar la entrada y con esto el proceso de confianza, se recomienda “detectar grupos organizados dentro de ella, así como informantes considerados clave por la vinculación y tipo de relación con la comunidad”41. Esta nueva estrategia resultó más factible y con ello se observó la mejora en el nivel de aceptación y respuesta de las y los pobladores a la convocatoria y participación. El establecer vínculos directos con las mujeres líderes y que estas asuman un papel activo en la difusión y convocatoria fue importante porque generó confianza hacia el equipo facilitando la entrada a las comunidades, en especial aquellas que tenian características físicas complicadas como la distancia o la escasa disponibilidad de movilidad para llegar a estas zonas, puesto que se limitaba la presencia del equipo y con ello que las comunidades manifiesten recelo y no se interesen en el servicio ofrecido. De igual manera la poca confianza e incredulidad de la población hacia la institución y la propuesta, debido a que estos ya habían recibido, de instituciones públicas y privadas, diferentes propuestas de intervención que levantaron su entusiasmo y expectativas, pero que no se concretaron, fueron actitudes que al inicio mostraron pero que fue mejorando a raíz del contacto con las y los líderes quienes contribuyeron a mejorar la credibilidad hacia la propuesta, puesto que eran ellas y ellos los que avalaban la misma.
40

Maritza Montero menciona que familiarización “es iniciar el conocimiento de la comunidad, a la vez que los miembros de ésta comienzan a relacionarse con esas personas que viene de afuera. Es un proceso en dos sentidos: de afuera hacia dentro y desde la comunidad hacia fuera. Y es también un proceso imprescindible, si el cual el trabajo comunitario corre el riesgo de confundir a los actores de la realidad, de quedarse en la superficie o en los márgenes de esos problemas o, peor aún de determinar externamente qué se debe hacer, dónde y cómo cayendo en el paternalismo”. Montero Maritza. “Hacer Para Transformar, el método en la psicología comunitaria”. Pág 86.

41

117

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

Otro cambio importante originado por la población y que merece ser señalado, fue que al finalizar los cursos las y los líderes o personas que vivian en otras zonas cercanas a las comunidades donde se dictaba el curso y que habían observado el trabajo realizado en ésta, empezaron a solicitar la capacitación al equipo. Es decir, se fue generando en las mujeres y varones la necesidad sentida y percibida y por ende empezaron a demandarla. Y por último, a pesar de reconocer que parte de la población tenia expectativas de recibir casas hechas, o mostraban actitudes pasivas que buscaban acciones asistencialistas, más concretas y del momento durante esta etapa; se decidió seguir con el mismo enfoque de desarrollo de capacidades individuales y colectivas porque se quería generar conocimiento especializado en las mujeres y varones para que se hagan cargo de sus necesidades y las de sus comunidades asumiendo una posición más activa mediante el “hacer” y ejercicio de sus derechos. b. Cambios en el desarrollo del programa Durante y después del desarrollo del programa se realizaron diferentes cambios en las estrategias por las razones que se detallarán a continuación: Al inicio, teniendo en cuenta la información que se recogía de las mujeres y varones relacionada a las características territoriales, sociales e intereses, el equipo decidía qué curso o taller implementar y a qué zonas ingresar; esto propició la ejecución de talleres42 y de cursos técnicos en diferentes zonas sin coincidir en el lugar. Se creyó que esta estrategia iba a ser el vehiculo para formentar la necesidad y demanda de las mujeres y varones hacia otras actividades del proyecto43. Sin embargo, no funcionó, la población se inclinaba sólo por uno de estos y ninguna solicitó otras actividades. Asimismo, por razones de: 1) cumplimiento del plan operativo del proyecto, 2) el pedido de las lideresas44 para implementar otros cursos y talleres en sus zonas y 3) el interés de la población por las actividades luego de empezarlas, propiciaron que el equipo modifique la estrategia con la que había empezado y en una misma zona45 ejecute todas las actividades, iniciando el curso técnico seguido del taller de salud mental, a la vez se brindaba asesoría legal y el taller de fortalecimiento organizacional. Es de esta manera que se empieza a efectuar la estrategia

42

Los talleres fueron otras actividades que el proyecto ofrecía a las comunidades. El equipo cada vez que iba a las zonas informaba a la población sobre las actividades del proyecto, para que estos tengan la posibilidad de decidir qué actividad era de su interés. Para mayor información revisar capítulo II: Principales líneas de acción del proyecto. Fueron personas del Centro Poblado Lurinchincha Hacienda quienes eran líderes en diferentes campos (social, salud, capacitación), las cuales, desde su posición, demandaron la aplicación de todas las actividades en la zona. Centro Poblado Lurinchincha.

43 44

45

118

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

integral territorial que el proyecto planteó al inicio. Sin embargo, también se presentaron limitaciones que hicieron cuestionar esta estrategia debido a que en ocasiones el cansancio, producto de la duración excesiva de los cursos y talleres, o el poco tiempo de la población para asisitir a las otras actividades causaba baja asistencia y participación, en especial en los talleres de salud mental porque la población prefería los cursos técnicos por los bonos de materiales que obtendrían. Pero estas condiciones generaron un cambio en las percepciones del equipo de profesionales con relación a las personas, empezaron a concebirlas como una “unidad” con multiples dimensiones46, con diferentes necesidades y fortalezas; y por ende se fue instalando la idea de incorporar en los cursos técnicos algunos temas que se dictaban en los talleres para ofrecer mayores elementos y herramientas que fomenten el empoderamiento, la participación, el cuestionamiento, la organización y la ciudadanía47 en las mujeres, para que asuman un papel activo de ejercicio de sus derechos en el ámbito privado y público. Es así que a partir de estos factores el equipo hace nuevas modificaciones en los cursos técnicos, disminuye los contenidos e introduce temas de salud mental, saneamiento físico legal y fortalecimiento organizacional48. Esto conllevó a integrar los dos programas de desarrollo de capacidades propuestos al inicio y repensar en el nombre, que por su finalidad de integrar los saberes y aprendizajes para desarrollar diferentes habilidades y capacidades en una persona, pasó a llamarse “Programa Integral de Desarrollo de Capacidades” . La incorporación de temas de fortalecimiento organizacional fue porque se buscó fortalecer a las mujeres para que surja o retomen un rol activo en el desarrollo de sus comunidades. De igual manera, el tema de saneamiento fisico legal fue introducido a partir de los diferentes problemas de titulación que tenían las y los participantes, quienes no podían acceder a ningún beneficio propiciado por el Estado. De esta manera se fomento el inicio de los trámites legales con apoyo y asesoría del abogado del equipo.

46 47

Intelectual, psicológica, biológica, social y espiritual. Shamim Meer y Charlie Sever (2004), mencionan en su estudio Género y Ciudadanía que “La ciudadanía tiene que ver con la pertenencia a un grupo o comunidad y con los derechos y las responsabilidades que se asocian a tal membresía. Además de ser una condición que confiere derechos y obligaciones, la ciudadanía es también una práctica a través de la cual las personas son capaces de participar para dar forma a sus sociedades. Implica no sólo derechos y responsabilidades, sino también interacción e influencia dentro de la comunidad”. Estas temáticas se identificaron como problemas en los cinco distritos donde se intervenía y por eso la propuesta del proyecto fue realizar acciones para atenuarlas. Sin embargo, cuando se pensó en el Programa Integral de Desarrollo de Capacidades se decidió incluir estos temas porque existían estas necesidades en la población y porque habían los recursos profesionales para efectuarlos.

48

119

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

De igual forma por solicitud de la población que demandaban al profesor del curso que converse sobre temas relacionados a la salud mental como: autoestima, comunicación, toma de decisiones o la familia; y por otro lado los cambios más visibles en las actitudes personales, social y emocional en las mujeres y varones que participaban en ambas actividades (técnico y salud mental), fueron factores que generaron la incorporación de este tema en los cursos técnicos. En cuanto a las prácticas, la estrategia utilizada al inicio, en los cursos de adobe, contemplaba la reutilización de los materiales usados en éstas, porque era factible construir y derrumbar debido a que eran materiales que se prestaban a eso y de bajo costo. Sin embargo, cuando se empezó a implementar las técnicas construtivas de quincha mejorada y albañilería el equipo se percató que usar esa estretegia iba a originar la perdida de material por ello se decidió implementar otra forma de prácticas como la construcción de un módulo de vivienda, con este cambio también se generó en las y los participantes procesos de socialización, solidaridad, participación activa, compromiso con el otro y la visibilización del trabajo en equipo logrando la construcción de un espacio que estuvo dirigido a un integrante de la comunidad (participante del curso) o para la comunidad en general (mejoramiento de algún espacio público). Esto también fue un factor importante para la modificación del programa porque a partir del cambio en la práctica y lo que se observó en las mujeres y varones, es que el equipo empieza a cuestionarse sobre la importancia del desarrollo de otras habilidades en las mujeres. Es decir no sólo ellas necesitaban mejorar sus habilidades técnicas para poder asumir una posición protagónica como persona, en su familia y comunidad, sino se dieron cuenta que se necesitaba una base (habilidades genéricas) que les permita mejorar o aprender a trabajar en equipo, aumentar su confianza, saber como organizarse para el trabajo, saber comunicarse, ser perseverante ante las dificultades, entre otros. Como bien dice el Banco Mundial (El Perú en el Umbral de una nueva era: 2011) “las habilidades cognitivas y socioemocionales también tienen un impacto positivo en otros problemas sociales.... Por lo tanto, son esenciales para mejorar la calidad de vida de todos los peruanos en lo que atañe a su empleabilidad y capacidad de generación de ingresos, una mejor salud, una ciudadanía más comprometida y, por último, el bienestar social”. En cuanto a la metodología al principio se consideró que sea formal y tradicional es decir dictado de clases y prácticas. Sin embargo, el equipo impulsado por el capacitador responsable del curso incorporó más diálogo en las clases de teoría y se realizó de manera participativa, se recogió las expectativas de las personas y se valoró sus conocimientos previos. Asimismo, se decidió incorporar algunas dinámicas participativas para dinamizar las sesiones y apoyar al capacitador; estas actividades lúdicas, apuntaban a activar al grupo, a motivarlas y motivarlos para que pongan mayor atención porque llegaban cansadas/os luego de su jornada diaria

120

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

de trabajo y a promover la socialización e integración del grupo. Es así que se introdujo técnicas participativas que promovian el desarrollo de capacidades personales y psicosociales que generó el disfrute y la predisposición de la población hacia los cursos. Una de estás técnicas fue propiciada por la población y se llevo a cabo durante las clases de práctica, que consistió en la incoporación de música que era de la aceptación general de las mujeres y varones lo que ayudo a generar un buen clima de trabajo. Otro cambio importante observado en el equipo fue la mayor articulación entre las y los profesionales, mayor cohesión y apoyo. Es decir se fue generando redes de apoyo entre ellos y ellas para hacer frente las dificultades presentadas en la ejecución del programa y de la población. Y por último un cambio producido en la población durante las últimas sesiones fue la organización voluntaria que asumieron para diseñar el “cierre del programa” ellas y ellos promovieron la realización de un , compartir con música y comida que preparaban, esto resultó importante porque fue una forma diferente de consolidar los logros alcanzados durante el proceso de capacitación. El cuadro n° 5 presenta infomación de los cursos desarrollados durante el tiempo de duración del proyecto. Los tres primeros fueron ejecutados según la lógica inicial y a partir del cuarto se empezó a dictar incluyendo los otros temas anteriomente señalados.

121

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

Cuadro 5 Información general de los programas ejecutados
Programas ejecutados Distrito Población Fecha Sexo F 64 Mayo 2009 Junio 2009 Agosto 2009 Agosto 2009 Setiembre 2009 Noviembre 2009 Noviembre 2009 Abril 2010 Mayo 2010 Setiembre 2010 Setiembre 2010 Octubre 2010 Octubre 2010 Octubre 2010 Febrero 2011 Enero 2011 0 16 34 78 37 19 22 217 14 20 2 25 M 19 0 3 7 27 9 11 7 47 9 5 15 1 Total de personas participantes 83 0 19 41 105 46 30 29 264 23 25 17 26

Técnica de adobe reforzado Programa de Desarrollo de Capacidades Alto Larán Alto Larán Rural Rural Rural

CP Lurinchincha Chincha Hacienda Baja CP Barranquito - CP Miraflores CP Barranquito - CP Miraflores Urb. Nuevo Tambo de Mora Sector de Yataco CP Emilio del Solar Sector de Mina de Oro Alto Larán Centro Chincha Baja Chincha Baja Tambo de Mora Grocio Prado Chincha Baja

Técnica de quincha mejorada Rural Urbano Urbano

Técnica en albañilería Programa Integral de Desarrollo de Capacidades Rural

Sunampe Urbano Alto Larán Urbano

Sector de Guayabo Cholo - Sunampe Urbano Grupo A Sector de Guayabo Cholo - Sunampe Urbano Grupo B Sector de El Porvenir Grocio Prado Urbano Urbano

19 25 32

2 2 5

21 27 37

Instituto Tony Chincha Gubbels - Grupo Baja A Instituto Tony Chincha Gubbels - Grupo Baja B Lurinchincha Hacienda Sector de Guayabo Cholo Chincha Baja

Urbano Rural

34 28 18

2 3 3

36 31 21

Sunampe Urbano

122

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

Técnica en instalaciones sanitarias Urb. Nuevo Tambo de Mora Sector de Biggio Tambo de Mora - Parte Baja Grupo A Tambo de Mora - Parte Baja Grupo B CP Emilio del Solar Programa Integral de Desarrollo de Capacidades CP Pozuelo Norte Sector de Mina de Oro - Grupo A Sector de Mina de Oro - Grupo B Sector de El Porvenir Sector de Guayabo Cholo Alto Larán Centro CP Huayabo Cholo CP El Porvenir Complejo Tony Gubbels Complejo Tony Gubbels Tambo de Mora Grocio Prado Tambo de Mora Tambo de Mora Chincha Baja Chincha Baja Urbano Urbano Urbano Setiembre 2009 Marzo 2010 Abril 2010 Abril 2010 Mayo 2010 Enero 2011 Setiembre 2010 Setiembre 2010 Enero 2011 Marzo 2011 Marzo 2011 Abril 2011 Julio 2011 Mayo 2011 Mayo 2011

212 24 15 25

95 11 6 4

307 35 21 29

Urbano Rural Rural

18 25 35 19

4 23 35 1

22 48 70 20

Sunampe Urbano

Sunampe Urbano Grocio Prado Urbano

15 18 18 72 8 23 21 10 10 20

2 5 4 55 15 2 7 15 16 16

17 23 22 127 23 25 28 25 26 36

Sunampe Urbano

Técnica en instalaciones eléctricas Alto Larán Urbano

Sunampe Urbano Grocio Prado Chincha Baja Chincha Baja Rural Urbano Urbano

Curso de especialización en metrados, costos, presupuestos e instalaciones eléctricas Instituto de Educación Superior Tecnológico Público CHINCHA

Chincha Alta

Urbano y rural

Diciembre 2011

20

16

36

123

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

c. Cambios en la selección de beneficiarias y beneficiarios de los bonos de materiales La elección de beneficiarios y beneficiarias de los bonos de materiales tuvo dos fases marcadas: la primera consistió en el recojo de información a través de la aplicación de fichas (socioeconomica, legales y técnicas y las pruebas calificadas). La segunda fue el trabajo en gabinete para la evaluación de los criterios, realizado por la trabajadora social, el ingeniero, el abogado, el capacitador y el o la promotora del curso. Los criterios de selección fueron: que sean participantes de los cursos, que hayan sido afectados por el sismo, que se encuentren en situación de pobreza o pobreza extrema, que no hayan recibido un bono similar, que sea viable la construcción de la vivienda, (condiciones técnicas), que presenten un proyecto de mejora49, y que la vivienda este saneadas física y legalmente. La priorización y los puntajes de estos criterios fueron construidos con la población y se daba mayor peso al sexo femenino y a la asistencia regular a los cursos y por ende a la incorporación de los conocimientos, con la intención de asegurar el uso efectivo y adecuado del bono. En la práctica se observó que los dos últimos criterios generaban mayores dificultades para la selección debido a que la elaboración del proyecto de mejora era complicado, porque las mujeres y varones no estaban en condiciones de armar un documento tan especializado, es por ello que se cambio el término a “esquema de distribución de ambientes”50 el cual fue elaborado por las y los participantes con el apoyo del ingeniero durante el horario de clases o en las asistencias técnicas, siendo esto más factible y útil para las mujeres y varones porque se identificaba la parte de la vivienda que se quería mejorar de acuerdo a principios técnicos que el ingeniero podía señalar. Asimismo, el problema de saneamiento físico y legal lo presentaban la mayoría de participantes y por ende era un criterio poco probable de realizar en los tres meses que duraba el curso. Por ello se estableció que las mujeres y varones tenían que demostrar por lo menos el inicio del proceso de titulación con el apoyo del abogado. Este punto es importante porque como la idea fue que las mujeres y varones inicien el proceso de reconstrucción de sus viviendas, era necesario conocer que el lugar donde iban a construir estaba seguro y apto para esto. En la segunda fase se dieron dificultades en la población debido a que estos empezaron a reclamar al equipo sobre las formas de selección generándose desconfianza e incomodidad al señalar quienes habian sido
49 50

Es un documento que contiene una parte de la vivienda que se desea mejorar. Es un documento – bosquejo donde las personas tenían que plasmar una parte de su vivienda que querían modificar con el apoyo del ingeniero.

124

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

beneficarios y beneficiarias. El hecho de que el equipo técnico era el que evaluaba y definía a las y los favorecidos del bono, generó inconformidad y desacuerdo, lo cual pudo haber afectado la participación, el prestigio de la institución o del proyecto. Por lo tanto las y los profesionales responsables de esta actividad, decidieron incorporar a las mujeres y varones en esta fase a través de la presentación de los resultados y explicación del proceso de selección, con la finalidad de que sea un proceso transparente y participativo. Este cambio contribuyó a disminuir las sensaciones de malestar que las personas había mostrado al inicio y se fue contruyendo una dinámica más participativa con derecho a opinar y elegir de acuerdo a reglas establecidas.

3.1.3

El Programa Integral de Desarrollo de Capacidades

Luego de identificar y explicar las condiciones o factores que motivaron los cambios señalados en el programa Integral de Desarrollo de Capacidades, pasaremos a presentarlo: El Programa Integral de Desarrollo de Capacidades viene a ser un curso que deja de ser puramente técnico y pasa a ser integral porque incorpora los temas de salud mental, saneamiento físico legal y fortalecimiento organizacional. Tiene como objetivo “Promover en mujeres y varones el desarrollo de capacidades genéricas (capacidad para solucionar problemas, autodisciplina, perseverancia, trabajo en equipo, organización), y técnicas (técnicas constructivas, de saneamiento físico y legal, de protección frente al riesgo) para mejorar el proceso de autoconstrucción y las condiciones de habitabilidad de sus viviendas” . La estructura y contenidos del programa integral de desarrollo de capacidades se formularon teniendo en cuenta tres elementos: los criterios técnicos, la pertinencia de los temas para atender las necesidades y/o intereses de la población en especial el de las mujeres y los objetivos del proyecto.

125

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

A continuación presentamos el siguiente esquema:
Programa Integral de Desarrollo de Capacidades

Técnicas constructivas

Salud mental

Fortalecimiento organizacional

Saneamiento físico legal

El programa integral de desarrollo de capacidades tienen una duración de 16 a 40 sesiones (cada sesión dura 3 horas), el número de éstas depende de la técnica constructiva51 a desarrollarse debido al nivel de complejidad y conocimientos que se deben de otorgar. Sin embargo, el número de sesiones de los otros temas se mantienen: 3 sesiones sobre fortalecimiento organizacional (pobreza, organización social y su importancia y FODA comunitario), 1 sesión sobre saneamiento físico legal de las viviendas y 6 sesiones sobre salud mental (Habilidades socio-emocionales, pautas para el manejo del estrés, la Salud Mental, factores de riesgo y de protección y redes sociales). Las etapas metodológicas del programa son: 1) presentación de los contenidos y sus objetivos; recojo de las expectativas y elaboración de las normas de convivencia, 2) seguido de las clases teóricas (técnicas constructivas, salud mental, fortalecimiento organizacional y saneamiento físico legal) y la realización de prácticas calificadas, y 3) se concluye con una prueba de evaluación final y entrega de bono. El programa se asentó en un proceso educativo dirigido a la búsqueda de lograr aprendizajes y competencias significativas. Es decir, que las y los participantes comprendan, asimilen y retengan los contenidos de modo que adquiera significado y la apliquen en su vida diaria.

51

Podrían ser técnica de: adobe reforzado, quincha mejorada, albañilería, instalaciones eléctricas o instalaciones sanitarias.

126

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

Esta propuesta52 se sostuvo en el diálogo y la comunicación horizontal que fueron elementos cruciales del proceso educativo ya que ayudó a explicitar lo que se piensa y se siente, a debatir, argumentar, llegar a consensos o aclarar los desacuerdos. Tuvo como base el respeto a las capacidades y a los saberes previos. Se sustentó en un clima afectivo que generó cercanía y confianza, respeto de las vivencias y el contexto. Buscando que los conocimientos, muchas veces abstractos, se vinculen con sus experiencias concretas, con el análisis de casos y sus contextos. El reto del capacitador o capacitadora fue despertar y alimentar el interés y motivación de las y los participantes, lo que estuvo asociado con el entretenimiento a través de la incorporación de dinámicas y música. También se aceptó los comentarios sin ponerse a la defensiva y el o la capacitadora tuvo presente los estilos de aprendizajes del público objetivo, así como su condición de género: varones y mujeres; en estos casos se procedió, respetando a las y los participantes sin diferencia de sexo.

52

Información extraída del Documento Inédito: Programa Integral de Desarrollo de Capacidades. ASPEm.

127

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

4. Lecciones aprendidas, recomendaciones y logros
En este capítulo presentaremos las lecciones aprendidas, recomendaciones y logros que surgieron de la reflexión, análisis y ejecución del programa. Empezaremos remarcando la importancia que tuvo el equipo de profesionales que ejecutó el Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para generar respuestas y cambios de acuerdos a las necesidades de los varones y en forma especial de las mujeres participantes de los cursos, porque a pesar de las dificultades que tuvieron que enfrentar, mantuvieron el enfoque de desarrollo de capacidades53 y no se dejaron convencer por el asistencialismo y paternalismo que en ocasiones la población54 demandaba por las circunstancias que se encontraban55. Los constantes espacios de reflexión, la sensibilidad para percibir lo que ocurría y la adaptación y flexibilidad para adecuar o modificar las estrategias asumidas en un principio fueron actitudes del equipo que permitieron rediseñar el Programa de Desarrollo de Capacidades. Durante la etapa previa a la ejecución de un proyecto se desarrollan procesos importantes que contribuyen a la creación de cimientos que permiten el desarrollo y con ello la incorporación/fortalecimiento de aquellos conocimientos o cambios que se pretenden ofrecer a la población. Uno de estos procedimientos se llama familiarización que viene a ser “un proceso de carácter sociocognocitivo en el cual los agentes externos (equipo de profesionales) e internos (integrantes de la comunidad) inician o profundizan su conocimiento mutuo captando y aprehendiendo
53

La intervención dada por el proyecto no sólo intentó atender la situación coyuntural sino pretendió ser significativa para las mujeres y varones, es decir que ellas y ellos se involucren y se apropien de la experiencia y la hagan suya convirtiéndose en las y los protagonistas de la reconstrucción, lo que contribuye al empoderamiento y aporta a la sostenibilidad de los logros alcanzados. Recordemos que el proyecto se ejecutó en la etapa de reconstrucción post terremoto. Y como ya se mencionó, al ingresar a las comunidades la población demandaba construcciones de casas o habitaciones y cuando se enteraban que la propuesta consistía en un programa de capacitación que demandaba compromiso, y que lo que buscaba era generar participación activa de la población para afrontar la reconstrucción, algunos/as la rechazaban. INGRATOCI, Daniele. “Reflexiones a partir de la intervención en Tambo de Mora” en CABRERA, José Luis y FALLA, Gonzalo, (2008), menciona que “A nivel psicológico nos enfrentamos con individuos que lo han perdido todo, que no reconocen y no tienen confianza en el entorno transformado, que no saben como reaccionar, están inmóviles, esperando; que reflejan en la comunidad la incertidumbre personal…El diálogo entre su interior y su exterior parece reconducir a una única situación de caos generalizado, incontrolable, inesperado… No podemos pensar que esta condición psicológica sea cuestión de pocas horas o días. Es cuestión de meses y meses después de la tragedia, si todavía no se encuentra la manera de expresar y procesar esta vivencia” pág. 58.

54

55

128

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

aspectos de la cultura de cada grupo, a la vez que se encuentran puntos de referencia comunes, evalúan los intereses que mueven a cada grupo, desarrollan formas de comunicación, descubren peculiaridades linguisticas y comienzan a desarrollar un proyecto compartido” . Entonces podriamos decir que antes de ejecutar o presentar una propuesta de intervención a las comunidades es necesario iniciar un proceso de familiarización, que vaya más allá de una presentación formal y de la solicitud de permiso de los agentes externos para trabajar o de la simple aceptación por parte de una comunidad. Nos referimos a la realización de una serie de acciones: como tomarse un tiempo prudente para recorrer los territorios, conocer las fortalezas y debilidades de la comunidad, las necesidades sentidas y percibidas de la población, contactarse con personas que habitan el lugar, e identificar a las personas claves que tienen mayor injerencia con la población, identificar a las lideresas de estas comunidades, con la finalidad de obtener información relevante de la comunidad y que ésta, vaya conociendo al equipo de profesionales. Para llevar a cabo este proceso se recomienda que, en la medida de lo posible, las y los profesionales dejen de lado las creencias o prejucios que puedan tener sobre la población y se respete y reflexione a partir de las costrumbres y creencias de la comunidad. Este primer paso facilitará el ingreso a la zona y el primer vínculo56 que es importante para mantener el contacto. Asimismo, se recomienda conocer el tipo de relaciones existentes entre las comunidades donde se intervendrá y las instituciones socias57 (si es que las hubiera), porque pueden llegar a ser un factor positivo o negativo para el desarrollo adecuado de las actividades. Para que el programa de capacitación sea aceptado y logre sus objetivos planteados depende, entre otras, de que el servicio ofrecido calce, se adapte o ajuste a las necesidades “sentidas”58 o “percibidas” de las mujeres y varones a quien se dirigen, y nos referimos a que éstas lo demanden, que la sienta como un problema o una carencia y que produzca “un cancominante deseo de satisfacerlas”. Tal es el caso de las comunidades
56

Este primer vínculo es importante porque establece las bases de confianza entre los diferentes actores. Por eso se tiene que cuidar las formas de cómo se ingresa y cómo se presenta, entre otros, porque podría provocar rechazo y con ello el término o boicot de las actividades. Esto fue un dificultad encontrada en la experiencia porque uno de los socios con las que se trabajó (funcionario municipal) no era bien visto por la población y cuando se enteraron que con él se había establecido una relación, la población mostró poco interés. Según Maritza Montero “Una necesidad se siente, existe para un grupo, cuando sus integrantes consideran que tienen una carencia, o cuando determinadas condiciones de sus existencia producen efectos que esas personas viven como problemáticos, es decir, ante los cuales sus modos de acción para tratar con ellos son ineficaces o insuficientes. Esto supone un procesos social de comparación entre el ser y el deber ser o posibilidad deseable para el grupo percibida como viable, como alcanzable. Supone la comparación entre el estándar propio y el alcanzado por otros grupos semejantes. Por eso, ciertas necesidades socialmente determinadas, institucionalmente establecidas a pesar de ser, de hecho, sufridas por ciertos grupos o comunidades, no son percibidas no sentidas como tales”.

57

58

129

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

donde se ingresaron por pedido explícito de las mujeres y varones porque habían observado los cambios producidos en las zonas donde se ejecutó el programa y tuvieron la posibilidad de comparar los cambios alcanzados por otros grupos semejantes (pobladores de otras comunidades) y sentirla como una carencia. Además, otro factor que permitió este cambio en la población, esta relacionado a la imagen positiva que el proyecto fue ganando debido al cumplimiento de lo ofrecido, a la forma de relacionarse con las y los pobladores y a la metodología aplicada en el programa. Si no fuera así se corre el riesgo que la propuesta no alcance sus logros planificados. Como dice Maritza Montero si la necesidad ha sido identificada por las y los expertos59 y no se ha hecho una identificación con la población “seguramente se “producirá un eco positivo en la comunidad pero no generara en sus miembros las conductas deseadas por los planificadores con lo cual se produce: la subutilización o inadecuado uso del bien que pretende satisfacerlas y los agentes de las instituciones actuantes acusaran a la comunidad de ser desagradecida, de ser incapaz de disfrutar una vida mejor, prefiriendo una forma de vida inadecuada o de no saber vivir bien” . Es así que la seleción de los temas que contenía el programa tuvo como eje común “las necesidades observadas en la población, en especial de las mujeres” respondiendo a las problemáticas identificadas desde la , elaboración del proyecto y durante su ejecución. De igual manera, la identificación de personas claves con sentido social, que no necesarimente son líderes o lideresas comunitarias dentro de la Junta Directiva Comunal, fue crucial. En nuestra experiencia se trató de mujeres que participaban en organizaciones de apoyo de la localidad, que asumieron un liderazgo y eran reconocidas como tal, conocían las necesidades de la población y aguardaban las oportunidades que se presentaban, éstas contribuyeron a cimentar la confianza de las mujeres y varones hacia el proyecto y la propuesta. Además el iniciar contacto con lideresas que tenían funciones y cargos diferentes en las comunidades fue trascendental porque originó en el equipo la idealización de la propuesta integral debido a que estás solicitaban la aplicación de todos los cursos porque cada una de ellas valoraba las diferentes dimensiones del ser humano y estaban dispuestas a realizar acciones para intervenir. Se considera que si el objetivo principal del programa de capacitación, dirigido especialmente a mujeres, es la incorporación de capacidades técnicas constructivas, la inclusión de temas de salud emocional (habilidades socio-emocionales) contribuyó a asentar las bases para la incorporación y fortalecimientos de estos conocimientos, que en alguna
59

Las y los planificadores.

130

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

medida, están catalogados sólo para el sexo masculino y con ello se modifique los esquemas de género incorporados en la población. Las técnicas usadas para transformar estos esquemas fueron: el diálogo producido entre las y los profesionales y las y los participantes donde se reflexionaba acerca de las percepciones que se tenía al respecto, cuestionando e incentivando el cambio. La sesión de “prácticas” también fue otro elemento que facilitó la modificación de estos estereotipos de género, puesto que en estos espacios las mujeres podían aplicar lo aprendido y darse cuenta de los logros alcanzados. Es en este espacio donde aumentaban su autoestima, seguridad y confianza al verse ellas mismas que podian “hacer-construir” . De igual manera, el haber tenido educadores varones también contribuyó a este cambio, debido a que las mujeres tuvieron la oportunidad de tener como punto de referencia a un varón diferente a los esquemas “tradicionales y normales” puesto que éste explicaba, acompañaba en el , proceso de aprendizaje, brindándoles mensajes positivos que le daban seguridad y autoestima. De igual modo, el contar con una mujer como responsable de prácticas aportó al cambio de mirada sobre el rol de la mujer en este oficio, porque ella al poner en práctica todos aquellos conocimientos demostraba a las participantes que era posible hacerlo. Fue un modelo y motivación para las mujeres y en el caso de los varones contribuyó a que estos tengan una mirada más homogénea de las capacidades y habilidades de ambos sexos. El fortalecimiento de las habilidades socio-emocionales contribuyó a integrar los otros conocimientos impartidos en el programa y a empoderar a las mujeres para que sean parte del proceso de reconstrucción a través de acciones que no pertencian al ámbito privado60. Desde el aspecto individual les permitió que ellas reconozcan sus propias emociones, se atrevan a sentir, a descubrir sus necesidades y anhelos y a entender como se percibían como mujeres. La metodología de enseñanza y el vínculo61 establecido entre el capacitador y las y los participantes cumplieron roles importantes en la modificación del programa y su aceptación. Es decir una relación horizontal que generó confianza, una enseñanza basada en el diálogo y la importancia de las vivencias y conocimientos previos de la población fueron “elementos cruciales en el proceso educativo ya que ayudaron a explicitar lo que se pensaba y se sentia, a debatir, argumentar, y a llegar consensos o aclarar los disensos” .

60

Nos referimos como ámbito privado a la función exclusiva que la mujer asume en el cuidado del hogar y de las y los niños. Según Pichon Riviere menciona que el vínculo “es una estructura de interacción entre sujetos; estructura en la medida en que sus partes en la interacción por medio de la comunicación, se modifican recíprocamente; estas transformaciones en la conducta produce aprendizaje”.

61

131

Promoviendo la Participación de las Mujeres en la Reconstrucción de la Provincia de Chincha

Finalmente en todo lo mencionado podemos encontrar un elemento común que fue la participación protagónica de las mujeres (líderes, y participantes de los cursos) durante las tres etapas del programa: a través del pedido de cursos y su respectiva difusión y convocatoria; durante la elección de los horarios del programa por ellas, para que les permita participar, la disposición de asumir responsabilidades en el tema de saneamiento físico legal siendo un tema que no está dentro de sus roles culturalmente establecidos o durante el cierre del curso; y por último en la incorporación de las y los participantes en la selección de las beneficarias y beneficiarios a los bonos. Se cree que este involucramiento y disposición de las mujeres de construir vínculos, asumir nuevos roles, participar y decidir en espacios que les compete, pero también de aportar en el rediseño del programa contribuyó a que ellas y ellos incorporen la propuesta, la hagan suya e inicien la reconstrucción de sus vidas. Los principales logros del programa integral de desarrollo de capacidades son: ƒ Mujeres empoderadas en el manejo básico de técnicas constructivas sismoresistente que asumen una posición más activa en el ámbito privado y público, ampliando su participación en la toma de decisiones y supervisión de la construcción o mejora de sus viviendas, participando directamente en la construcción de éstas o en la vivienda de sus vecinos/ as o supervisando el trabajo de maestros de obras contratados. Mujeres empoderadas y sensibilizadas en temas de gestión del riesgo de desastres con conocimientos básicos para prevenir o mitigar el riesgo al interior de sus propias viviendas y en sus barrios. Algunas de las mujeres han tomado la decisión de participar en espacios comunitarios o locales de gestión de riesgos como “las brigadas de defensa civil” .  Mujeres con capacidades personales fortalecidas para expresar sus opiniones y emociones: se sabe que muchas mujeres establecen diálogos y discusiones con sus esposos, convivientes, vecinos o maestros de obras sobre temas de construcción, con seguridad. Las mujeres empezaron a valorar la salud mental, algunas de ellas solicitaron atención en el módulo de atención psicológica individual que el proyecto también contemplaba, su participación en estos espacios contribuyó a una mejora personal que fue trasladada al espacio familiar y comunitario y les daba mayores herramientas para su organización social y búsqueda de mejora comunitaria. Existe un grupo de mujeres, formado luego de este proceso, que aporta en la construcción de la provincia de Chincha empleándose en varios ámbitos y especializaciones las cuales lo han tomado como una opción laboral, que ayuda a su economía familiar y a reforzar su valía personal. 30 mujeres, han logrado perfeccionar sus capacidades y se han convertido en mujeres constructoras albañiles, insertadas en espacios municipales y presentadas a las empresas constructoras locales.

ƒ

ƒ

ƒ

ƒ

ƒ

132

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

ƒ

El programa integral fue un espacio donde las mujeres eran escuchadas, se comunicaban, compartían, y se identificaban con sus compañeras y compañeros. En éste no se sentian solas ni solos, se fue generando el sentido de pertenencia62 e identidad con una misma tarea (la reconstrucción de sus vidas) y se empezó a crear sentidos comunes que permitieron mayor participación alentandolas y alentandolos a realizar otras acciones conjuntas63. Se fue observando mayor confianza para coordinar, proyectarse, hacer, acompañar y decidir. En general podríamos decir que más que una intervención técnica, también fue una intervención psicosocial que contribuyó a la acumulación de activos en cuanto a sus conocimientos técnicos y seguridad personal para asumir retos y acciones que antes no contemplaban. El programa contribuyó a generar vínculos adecuados entre las mujeres y varones, además de promover la solidaridad, trabajo en equipo, organización y colaboración para acompañarse o sostenerse en esta etapa de reconstrucción de sus viviendas y vidas. Los varones esposos, hermanos, hijos, padres, vecinos de las mujeres participantes empiezan a reconocerlas, valorarlas y a asignarles un valor y atributo. El hecho de que las mujeres y hombres notaran realmente que había mejora en sus viviendas les generaba también una sensación de tranquilidad, de satisfacción personal, deseo y perseverancia de seguir con la reconstrucción. Algunas participantes se organizaron y buscaron un mayor acercamiento hacia sus autoridades locales logrando por ejemplo que autoridades de algunas municipalidades les provean de materiales para sus comunidades. El desarrollo del programa integral facilitó y canalizó que surgieran nuevas lideresas en la comunidad que no necesariamente tenían cargos dirigenciales pero que vieron la oportunidad de poder mostrarse, organizarse y buscar mejoras comunitarias. Las comunidades donde se intervino, los gobiernos locales, las y los participantes, perciben a ASPEm como una institución que promueve y potencia habilidades técnicas y socio-emocionales y no como una institución asistencialista que sólo ofrece materiales.

ƒ

ƒ

ƒ

ƒ

ƒ

ƒ

62

El sentido de pertenencia es la seguridad que la persona obtiene cuando siente que ocupa un lugar dentro de un grupo o espacio. Nos referimos a las acciones que por iniciativa realizaban en conjunto, por ejemplo la organización y ejecución de la actividad de cierre del curso o que algunas mujeres se apoyaron y organizaron para construir sus casas.

63

133

Bibliografía
ƒ CABRERA, José Luis y FALLA, Gonzalo. La respuesta solidaria en el sur: Intervención de emergencia en Tambo de Mora 2007, Lima: ASPEm/ APY, 2008. Centro de Estudios y Prevención de Desastre - PREDES. DIAGNÓSTICO TERRITORIAL Y DEL RIESGO DE DESASTRES DISTRITO DE GROCIO PRADO CHINCHA, ICA, Perú: Centro de Estudios y Prevención de Desastre – PREDES, 2009, disponible en web: http://bvpad.indeci. gob.pe/download/eventos/CD_Foro_Vivienda/Publicaciones/PREDES/ MPDL%20Diag%20TERRITORIAL%20Grocio%20Prado.pdf. DESCO Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo. ESTUDIOS DE DIAGNÓSTICOS: Estudios de Diagnóstico en las áreas de: vivienda, agua, y saneamiento, y desarrollo económico. Propuesta de lineamientos de políticas de reconstrucción con visión de desarrollo en las áreas priorizadas, Perú: Consorcio de Investigación Económica y Social – CIES, 2008, disponible en web: http://www.cies.org.pe/files/ varios/sismo-sur-solezzi.pdf. JARAMILLO, Felipe y SILVA-JÁUREGUI, Carlos. Perú en el umbral de una nueva era: lecciones y desafíos para consolidar el crecimiento económica y un desarrollo más incluyente. Lima: BANCO MUNDIAL, 2011. La Estrategia del caracol: Las mujeres hacen empresa con su casa a cuestas. Lima: Fondo para la Igualdad de Género/Agencia Candiense para el Desarrollo Internacional, 1999. MEER, Shamim y SEVER, Charlie. Género y Ciudadanía: Informe General, Reino Unido: BRIDGE, 2004, disponible en web: http://www. bridge.ids.ac.uk/reports/Spanish-OR-citizenship.pdf. MONTERO, Maritza. Introducción a la psicología comunitaria: desarrollo, conceptos y procesos, Buenos Aires: Paidós, 2004. MONTERO, Maritza. Hacer ParaTransformar: el método en la psicología comunitaria, Buenos Aires: Paidós, 2006. Organización Panamericana de la Salud. Protección de la salud mental en situaciones de desastres y emergencias: Serie Manuales y Guías sobre Desastres N°1, Washington: Organización Panamericana de la Salud, 2002, disponible en web: http://www.paho.org/spanish/ped/ SaludMental01.pdf.

ƒ

ƒ

ƒ

ƒ

ƒ

ƒ ƒ ƒ

Programa Integral de Desarrollo de Capacidades para Mujeres y Varones

ƒ

Perú. Instituto Nacional de Defensa Civil – INDECI. Lecciones Aprendidas del Sur – Sismo de Pisco, 15 de agosto 2007, Lima: INDECI, 2009, disponible en web: http://www.crid.or.cr/digitalizacion/pdf/spa/ doc17541/doc17541.pdf. Perú, Municipalidad Provincial de Chincha. Plan Vial Provincial Participativo Chincha 2008-2017, Chincha: Municipalidad Provincial de Chincha, 2008, disponible en web: http://www.proviasdes.gob.pe/ unidades/planes_viales/ICA/PVPP_Chincha.pdf. RUBIÑOS MONTENEGRO, Álvaro. Propuesta de Reconstrucción Post – Terremoto de Viviendas de Adobe Reforzado, Tesis para optar el Título de Ingeniero Civil, Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú, Facultad de Ciencias e Ingeniería, 2009.

ƒ

ƒ

135

Asesoria técnica y legal para el saneamiento fisico y legal de las viviendas

Talleres de salud mental

Mujeres durante el curso de instalación de cerámicos

Mujeres durante las prácticas del curso de albañilería

Una mención especial a los miembros del equipo1 del proyecto “Chincha Segura y Habitable: Proyecto de mejora de las condiciones de habitabilidad de las viviendas en los distritos de Alto Larán, Tambo de Mora, Grocio Prado, Sunampe y Chincha Baja en la Provincia de Chincha”. Ricardo Fernández Iraola. Coordinador del proyecto. Fernando Calizaya Luna. Responsable de la asistencia técnica para el otorgamiento de bonos. Yanet Rimachi Ramírez. Responsable de los cursos de capacitación técnica. Ana Melva Ramírez Velásquez. Responsable del Programa Integral de Desarrollo de Capacidades. Anselmo Raymondi Malásquez. Capacitador de los cursos de capacitación técnica del programa integral. Karin Ormeño Fajardo. Responsable de las clases prácticas del programa integral. Mario Camasca Maurtua. Responsable de la atención legal para el saneamiento físico y legal de las viviendas. Gina Aburto Peña. Responsable de la atención en salud mental. Jessica Vargas Farfán. Responsable de los talleres de salud mental. José Quiñones Colchado. Corresponsable del fortalecimiento de mujeres organizadas y de funcionarios/as municipales. Lilian Zamora Rua. Corresponsable del fortalecimiento de mujeres organizadas y de funcionarios/as municipales. Jacqueline Felipa Quispe. Promotora del fortalecimiento de mujeres organizadas y de funcionarios/as municipales. Giorgio Brambilla. Casco Blanco. Diego Sarti. Casco Blanco. Margherita Solca. Casco Blanco. Daniele Ingratoci Scorciapino. Monitor del proyecto. Leidy Benites Navarro. Monitora del proyecto.
1

Durante los 36 meses de ejecución del proyecto, varios/as profesionales formaron parte de la propuesta, por ello en el listado se observará que el mismo cargo es ocupado por diversas personas, que lo asumieron en diferentes momentos. Asimismo, hay profesionales que ejercieron diferentes funciones pero por razones de orden se ha considerado sólo incluir el cargo que ocuparon por más tiempo.

Una Mirada Social al Proceso de Reconstrucción en Chincha
Aportes para una mejor intervención en las etapas de emergencia y reconstrucción
uego de la respuesta inmediata de ASPEm a la situación de emergencia producida por el terremoto del 15 de agosto de 2007 en la provincia de Chincha y las acciones que motivaron esta intervención, en el 2009 se inicia el proyecto “Chincha Segura y Habitable” financiado en gran parte por el Fondo Ítalo Peruano (FIP), con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por el sismo, principalmente de las mujeres de la provincia. En el marco del proyecto, se despliegan diversas estrategias y acciones para fortalecer las capacidades de la población y mejorar las condiciones de habitabilidad en sus viviendas: desde capacitaciones en técnicas constructivas, incluyendo la entrega de materiales de construcción, como la asistencia técnica y legal para el saneamiento de los predios. A su vez, se hizo hincapié en la promoción de la salud mental de la población no sólo para promover su recuperación emocional frente al desastre vivido, sino también para brindar herramientas que les permitiera fortalecerse en el nivel comunitario. Y, para facilitar la permanencia de los procesos, se fomentó una cultura de prevención mediante la asistencia técnica a funcionarios y funcionarias de las municipalidades y mujeres organizadas para mejorar sus capacidades de prevención y respuesta frente a desastres. El trabajo realizado por ASPEm en el mismo terreno, desde la etapa de emergencia hasta la reconstrucción, le deja una vasta experiencia y aprendizajes, que pone a disposición mediante este documento, que contiene un estudio y una sistematización, con la finalidad de enriquecer próximas intervenciones y contribuir de esta manera al actual proceso que viene desarrollándose en Chincha y en toda la región Ica.

L

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->