Instrumento de recolección de datos

Provincia: _________________________________ Unidad Operativa: __________________________ Trimestre evaluado: _________________________ Lista de chequeo ¿Cuenta con la Norma y Protocolos de Atención Integral de Salud del Adulto Mayor?: Cumple (Registre signo positivo (+) si cumple o signo negativo (-) si no cumple). Sala de emergencia Sala de hospitalización (de adultos/as) mayores Consultorio 1 Consultorio 2 Consultorio 3 Consultorio 4 Consultorio 5 ¿Cumple el estándar? % de salas de emergencia, hospitalización y consultorios de adultos/as mayores con Norma y Protocolos de Atención Integral de Salud del Adulto Mayor % Área de Salud: _____________________________ Fecha de la medición: _______________________ Responsable de la medición: _________________

Procesamiento
En el casillero del instrumento correspondiente a “¿Cumple el estándar?” registre el número de salas de emergencia, hospitalización y consultorios que cumplen y el total de salas y consultorios donde se atienden adultos/as mayores, descartando los que no aplican NA, divida estos valores, multiplique por cien y el resultado regístrelo en el casillero de %.

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

201

202

Estándar e indicador de proceso para la recuperación y rehabilitación en la atención integral de salud al adulto mayor.

Cuarto Estándar

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

4. A toda persona adulta mayor, que sea atendida en una Unidad Operativa, en su primera consulta se le realizará y registrará en la historia clínica única (formulario Nº 057 Atención al Adulto mayor) la valoración clínica y de laboratorio y el tamizaje rápido.

Instructivo

1. Registre los datos del encabezamiento del instrumento de recolección de datos. 2. Solicite en Estadística de la Unidad Operativa los registros diarios de consultas y atenciones ambulatorias (MSP-Form. 057-2010) del trimestre de la evaluación, de cada uno de los profesionales que brindan atención a adultos mayores en la consulta externa de la Unidad Operativa. 3. De estos registros diarios, tome una muestra aleatoria de 30 consultas, o todas si son menos de 30, seleccionando adultos mayores (65 años y más), de la columna 28 y en tipo de atención, la primera consulta (columna 36). Enliste los números de las historias clínicas seleccionadas y solicítelas en Estadística. 4. Verifique en cada historia clínica, que en los formularios de atención de la “consulta externa - anamnesis y examen físico” (SNS-MSP / HCU-formulario Nº 057 Atención al Adulto Mayor 2010) se encuentren registrados los siguientes datos: a. Nombre y apellido del usuario o número de la historia clínica b. Edad c. Vive con d. Motivo de consulta, deberá estar marcado el informante (usuario o cuidador) tome en cuenta que en casos en que el/a adulto mayor haya acudido solo/a o que no responda, deberá tener al menos una raya (línea). e. Enfermedad o problema actual (deberá existir alguna descripción) y deberá estar señalado con una “x” el estado general. f. Revisión actual de sistemas: deberá constar una marca en cada uno de los ítems de este acápite En los ítems que se encuentre marcado en el círculo (con patología) deberá existir alguna descripción en el espacio en blanco inferior. g. Antecedentes personales: deberá tener una “x” o alguna señal de haberse investigado en cada uno de ellos, si existe marcas en círculos, deberá tener alguna descripción en el espacio en blanco inferior. Se debe tomar en cuenta que los antecedentes gíneco obstétricos y andrológicos deberán ser llenados de acuerdo a si se trata de un hombre o mujer. h. Antecedentes familiares y sociales: deberá estar registrado en cada uno, en el círculo o cuadrado, si se ha marcado algún círculo (con patología), deberá constar alguna descripción en el espacio en blanco. i. Signos vitales y antropometría: deberá tener llenados todos los ítems. j. Examen físico: deberá estar marcado en cada uno de los ítems en el círculo o en el cuadrado. De existir marcas en los círculos deberá constar alguna descripción en el espacio en blanco inferior. k. Tamizaje rápido: deberá constar alguna marca en cada uno de los ítems para la primera consulta. l. Diagnóstico: deberá existir al menos un diagnóstico. m. Tratamiento: deberá existir alguna descripción. 5. En el instrumento de recolección de datos, registre el número de la historia clínica seleccionada y en cada casillero en sentido vertical registre signo positivo (+) si cumple con el aspecto seleccionado o con signo negativo (-) si no cumple. 6. En el casillero correspondiente a ¿cumple el estándar con todos los aspectos?, verifique en sentido vertical y registre en el casillero que corresponde con signo positivo (+) si cumple con el estándar o con signo negativo (-) si no cumple con el estándar. 7. La medición de éste estándar será trimestral.

Instrumento de recolección de datos:
Área_de_Salud:_ ________________________ _ Trimestre_evaluado:_ ____________________ _ Nº ____ Unidad Operativa ________________ Responsable de la medición ________________

Provincia:_ ____________________________ _ Fecha_de_la_medición:____________________

Total

a. Nombre y apellido del usuario o número de la historia clínica. b. Edad o Grupo de edad c. Vive con d. Motivo de consulta: (descripción e informante) e. Enfermedad o problema actual (estado general) f. Revisión actual de sistemas g. Antecedentes personales h. Antecedentes familiares y sociales i. Signos vitales y antropometría j. Examen físico k. Tamizaje rápido l. Diagnóstico m. Tratamiento ¿Cumple el estándar con todos los aspectos? Marque + si cumple, - si no cumple

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

Procesamiento
ro, en el denominador registre el total de historias clínicas revisadas, divida estos valores y multiplique por cien, el resultado registre en el casillero del instrumento que corresponda a porcentaje (%).

En el casillero del instrumento correspondiente al total, registre en el numerador el total de historias clínicas que cumplen con el estándar, sumando en forma horizontal las que cumplen (signo positivo) y en el mismo casille-

Porcentaje

Nº de Historia Clínica

%

203

204

Estándar e indicador de proceso para la prevención, recuperación y rehabilitación en la atención integral de salud al adulto mayor

Quinto Estándar

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

5. A toda persona adulta mayor, que sea atendida en una Unidad Operativa, en su quinta consulta programada se le habrá completado y registrado en la historia clínica (formulario Nº 057 Atención al Adulto Mayor y anexo de escalas geriátricas), la valoración geriátrica integral.

Instructivo 1. Registre los datos del encabezamiento del instrumento de recolección de datos. 2. Solicite en Estadística de la Unidad Operativa los registros diarios de consultas y atenciones ambulatorias (MSP Form. 057-2010) del trimestre de la evaluación, de cada uno de los profesionales que brindan atención a adultos mayores en la consulta externa de la Unidad Operativa. 3. De estos registros diarios, tome una muestra aleatoria de 30 consultas, o todas si son menos de 30, (tome más historias clínicas, ya que la muestra es de pacientes que acuden a su quinta consulta programada), seleccionando adultos mayores (65 años y más), de la columna 28 y en tipo de atención, subsecuente (columna 37). Enliste los números de las historias clínicas seleccionadas y solicítelas en Estadística. 4. Verifique en cada historia clínica, que se trate de una consulta mínimo quinta consulta programada. De no ser así descarte la historia clínica, en las muestras útiles (historias que cumplen con la quinta consulta programada) verifique que el formulario (SNS-MSP / HCU-form.0572 / 2010) contenga llenos todos los datos descritos para el estándar anterior (en la primera consulta) y además al menos una valoración de la calificación para cada uno de los ítems y el puntaje (para las que aplique) de las siguientes escalas geriátricas de sus respectivas valoraciones: a. Actividades básicas de la vida diaria (ABVD), como parte de la valoración funcional. b. Actividad instrumental de la vida diaria (AIVD), como parte de la valoración funcional. c. Cognitivo, como parte de la valoración psíquica cognitiva. d. Recurso social, como parte de la valoración social. e. Depresión, como parte de la valoración psíquica cognitiva. f. Nutricional, como parte de la valoración nutricional. 5. En el instrumento de recolección de datos, registre el número de la historia clínica seleccionada y en cada casillero en sentido vertical registre signo positivo (+) si cumple con el aspecto seleccionado o con signo negativo (-) si no cumple. 6. En el casillero correspondiente a ¿cumple el estándar con todos los aspectos?, verifique en sentido vertical y registre en el casillero que corresponde con signo positivo (+) si cumple con el estándar o con signo negativo (-) si no cumple con el estándar.

7. La medición de éste estándar será trimestral.

Instrumento de recolección de datos:
Área_de_Salud:_ ________________________ _ Trimestre_evaluado:_ ____________________ _ Nº ____ Unidad Operativa ________________ Responsable de la medición ________________

Provincia:_ ____________________________ _ Fecha_de_la_medición:____________________

Total

a.

Nombre y apellido del usuario o número de la historia clínica

b.

Edad

c.

Vive con

d.

Motivo de consulta: (descripción e informante)

e.

Enfermedad o problema actual (estado general)

f.

Revisión actual de sistemas

g.

Antecedentes personales

h.

Antecedentes familiares (y sociales)

i.

Signos vitales y antropometría

j.

Examen físico

k.

Tamizaje rápido

l.

Diagnóstico

m. Tratamiento

n.

Actividades básicas (valoración funcional)

o.

Actividad instrumental

p.

Cognitivo (valoración psíquica cognitiva)

q.

Recurso social (valoración social)

r.

Depresión (valoración psíquica cognitiva)

s.

Nutricional (valoración nutricional)

¿Cumple el estándar con todos los aspectos?

Marque + si cumple, - si no cumple

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

Procesamiento
ro, en el denominador registre el total de historias clínicas revisadas, divida estos valores y multiplique por cien, el resultado registre en el casillero del instrumento que corresponda a porcentaje (%).

En el casillero del instrumento correspondiente al total, registre en el numerador el total de historias clínicas que cumplen con el estándar, sumando en forma horizontal las que cumplen (signo positivo) y en el mismo casille-

Porcentaje

Nº de Historia Clínica

%

205

Bibliografía
1. Ministerio de Salud Pública del Ecuador, Guías Clínicas Geronto Geriátricas de atención primaria de salud para el adulto mayor, Quito, septiembre, 2008. 2. Ministerio de Salud Pública del Ecuador, Programa nacional de atención integral de salud del adulto mayor, Quito, septiembre, 2008. 3. Ministerio de Salud Pública, Proceso de Normatización de SNS, Consejo Nacional de Salud, Manual de estándares indicadores e instrumentos para medir la calidad de la atención materna - neonatal, agosto, 2008. 4. Ministerio de Salud Pública, Dirección Nacional de Normatización, Mejoramiento continuo de la calidad de la atención materno infantil: Manual de estándares, indicadores e instrumentos para la calidad de la atención materno infantil, Quito, abril, 2006.

206

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

XVI. Anexos

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

207

Anexo Nº. 1

208

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

209

Anexo Nº. 2 Instructivo del formulario de atención al adulto mayor, SNS-MSP/HCU-form. 057/2010

SNS-MSP / HCU-form.057/2010

ATENCIÓN AL ADULTO MAYOR (1)

210

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

SNS-MSP / HCU-form.057/2010

ATENCIÓN AL ADULTO MAYOR (2)

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

211

SNS-MSP / HCU-form.057/2010

ATENCIÓN AL ADULTO MAYOR (3)

212

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

SNS-MSP / HCU-form.057/2010

ATENCIÓN AL ADULTO MAYOR (4)

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

213

SNS-MSP / HCU-form.057/2010

ATENCIÓN AL ADULTO MAYOR (5)

214

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Anexo Nº. 3

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

215

Anexo Nº. 3.1

216

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Anexo Nº. 4

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

217

Anexo Nº. 5

218

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Anexo Nº. 5.1

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

219

Anexo Nº. 6

220

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Valoración geriátrica integral
Comprende las siguientes valoraciones: • Valoraciones clínica y de laboratorio (HCU). • Valoración funcional –rehabilitación-ejercicio físico. • Valoración psíquica. • Valoración social. • Valoración nutricional. Las valoraciones indicadas, cada una con sus correspondientes escalas para evaluar el estado de salud de las personas adultas mayores.

Anexo Nº. 7 Valoración Geriátrica Integral
La Evaluación Geriátrica Integral es el proceso diagnóstico evolutivo multidimensional y multidisciplinario, destinado a identificar y cuantificar los problemas físicos, funcionales, mentales, sociales, con el propósito de desarrollar un plan individualizado de cuidados integrales, que permite una acción preventiva, terapéutica, rehabilitadora y de seguimiento, con la óptima utilización de recursos a fin de lograr el mayor grado de autonomía.

Definición

Equipo Multi-interdisciplinario La interacción de distintos aspectos, tanto clínicos, físicos, funcionales sicológicos y sociales que presentan los adultos mayores requieren de una serie de conocimientos, habilidades y aptitudes que no suelen estar al alcance de un único profesional sino de la interacción de varios en lo que se ha dado en llamar “El Equipo Multi-Interdisciplinario Geriátrico Integral”. General Ofrecer una atención integral en la que todos los profesionales trabajan para conseguir un objetivo común para el Adulto Mayor Específicos 1. Trabajar en un área común de forma interdependiente e interactuar con diferentes enfoques profesionales. 2. Lograr un proceso diagnóstico estructurado, dinámico, multidimensional y multidisciplinario que permita identificar precozmente el deterioro funcional del adulto mayor, para después intervenir sobre ellos y monitorizar los cambios. 3. Elaborar y establecer un plan de cuidado adecuado que se aplique a las diversas necesidades del adulto mayor.

Definición

Objetivos

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

221

Composición del Equipo Está formado por el médico, la enfermera, la trabajadora social y el psicologo. Además pueden participar otros profesionales como el terapeuta ocupacional, y el fisioterapeuta, aunque también pueden participar otros profesionales como el terapista de lenguaje, el nutricionista, podologo etc. La composición del equipo debe adaptarse a las funciones que éste cumple y su estructura dependerá de sus objetivos específicos y de las posibilidades y características del centro y del nivel asistencial en el que trabajen. El gestor de caso deberá ser el médico de cabecera y el líder del grupo para X caso será determinado por el equipo de VGI. Su funcionamiento exige de la participación y la responsabilidad compartida de sus miembros. El equipo focaliza su trabajo sobre áreas específicas relacionadas a la deficiencia funcional, tales como las alteraciones sensoriales (visuales y auditivas), la capacidad para ejecutar las actividades de vida diaria (índice de KATZ), los disturbios de movilidad y las caídas, Tinneti) la incontinencia urinaria, la deficiencia nutricional (MNA) y los disturbios cognitivos (Folstein, Pffifer); por lo que la evaluación geriátrica incorpora a la Anamnesis y al examen físico clínico tradicional varios instrumentos y escalas padronizadas de la evaluación del estado físico, cognitivo, del afecto, del soporte nutricional, social, familiar y comunitaria. Con esta evaluación se obtiene las siguientes ventajas: - Un incremento de la precisión diagnóstica. - Una mejor orientación de la selección de intervención tanto profiláctica como terapéutica. - Mejorar, recuperar y mantener el estado funcional, el afecto y el estado cognitivo. - Disminuir los riesgos de la polifarmacia. - Disminuir las hospitalizaciones e inclusive ingresos de repetición. - Disminuir la Institucionalización. - Detectar a tiempo y corregir los actos iatrogénico. Funciones de los Miembros del Equipo • Realiza la valoración inicial de los pacientes y determinar su ingreso al programa de intervención. • Coordina con los demás miembros del equipo para que se realice una valoración exhaustiva según necesidad. • Fija los objetivos y programa las visitas y actividades. • Supervisa y coordina el trabajo del equipo. • Dirige las reuniones del equipo, elabora el plan terapéutico y es el encargado de supervisar el cumplimiento del plan de intervención. • Brinda información al paciente y sus familiares. • Coordina con los diferentes niveles de atención. • Selecciona a los pacientes que serán evaluados por la asistencia domiciliaria Geriátrico Hospitalaria. • Elabora el informe final, las referencias y contrarreferencias. • Coordina con los médicos tratantes del paciente el plan terapéutico elaborado, sintetizándoles sobre sus beneficios.

Composición

Funcionamiento

Médico

222

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

• Brinda información al paciente y sus familiares. • Coordina con los diferentes niveles de atención. • Selecciona a los pacientes que serán evaluados por la asistencia domiciliaria Geriátrico Hospitalaria. • Elabora el informe final, las referencias y contrarreferencias. • Coordina con los médicos tratantes del paciente el plan terapéutico elaborado, sintetizándoles sobre sus beneficios. • Desarrolla actividades de docencia e investigación, y participa en todas las actividades programadas. • Realiza la primera visita domiciliaria y coordina con los otros miembros del equipo. • Sugiere normas y procedimientos para el mejoramiento del trabajo. • Colabora en la selección de pacientes en los servicios de consulta. • Realiza la valoración funcional . • Mantiene contacto con el paciente y su familia para obtener datos que faciliten su valoración integral. • Realiza el seguimiento telefónico para evaluar el estado del paciente • Realiza la orientación geriátrica personalizada. • Realiza la educación sanitaria sobre el manejo general, dieta, medicación, aseo al paciente y a los familiares de los pacientes dependientes. • Participa en las reuniones de equipo, informando en forma escrita sobre la valoración y el seguimiento del paciente. • Participa en las visitas domiciliarias. • Participa en la programación y la realización de las actividades de capacitación y de investigación. • Sugiere normas y procedimientos para el mejoramiento del trabajo. • Cuida y mantiene operativo el equipo médico. • Evalúa las relaciones interpersonales entre los miembros de la familia. • Coordina con la familia la conducta a seguir en los casos necesarios, conjuntamente con la Trabajadora Social. • Organiza programas de terapia individual y grupal (relajación, familiar) • Coordina con la unidad de Psicogeriatría para la utilización de programas conjuntos. • Participa en las reuniones de equipo, informando en forma escrita sobre la valoración y el seguimiento del paciente. • Actúa de moderador e integrador de las actividades de los miembros del equipo interdisciplinario. • Participa en la programación y la realización de las actividades de capacitación y de investigación. • Sugiere normas y procedimientos para el mejoramiento del trabajo. • Realiza la rehabilitación física integral del paciente. • Valora la capacidad del paciente para desenvolverse en su medio habitual. • Entrena al paciente y su familiar en el manejo de ayudas técnicas. • Realiza la rehabilitación básica del paciente, mejora de la postura, marcha, rango articular, etc. • Entrena al familiar en la rehabilitación básica del paciente. • Coordina con los servicios de rehabilitación de otros niveles.

Enfermera

Psicólogo

Terapista Físico

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

223

• Participa en las reuniones de equipo, informando en forma escrita sobre la valoración y seguimiento del paciente. • Participa en las visitas domiciliarias en los casos necesarios. • Participa en la programación y la realización de las actividades de capacitación y de investigación. • Sugiere normas y procedimientos para el mejoramiento del trabajo. • Colabora en la selección de pacientes. • Evalúa y determina las condiciones socioeconómicas y familiares, así como las de vivienda. • Evalúa el efecto de la enfermedad en su entorno social y familiar. • Determina las formas efectivas de intervención del trabajo social para el enfrentamiento de la problemática social del paciente, buscando vías de solución en función a los recursos existentes. • Contribuye con el equipo interdisciplinario al interpretar las condiciones sociales del anciano que puedan estar interfiriendo en el tratamiento y rehabilitación de su salud. • Desarrolla programas que contribuyan al mejoramiento de la situación del paciente anciano de alto riesgo. • Coordina en la provisión de servicios, orientación y educación a las personas que cuidan al anciano. • Moviliza recursos intra y extra institucionales. • Mantiene contacto con la trabajadora social de otro nivel. • Analiza el grado de satisfacción del paciente y el familiar. • Participa en las reuniones de equipo, aportando la realidad socioeconómica y familiar del paciente en forma escrita. • Participa en la visita domiciliaria. • Coordina la participación de los familiares en las charlas educativas. • Participa en la elaboración y realización de las actividades de capacitación e investigación de la Unidad. • Realiza las coordinaciones pertinentes para la realización de las actividades de capacitación y educativas, y se encarga de la difusión de las mismas. • Los resultados de la valoración social influíran de forma importante en el establecimiento de los objetivos que el equipo se plantee para el adulto mayor, ya que la ubicación final de él podrá determinar las áreas de prioridad sobra las que el equipo debe trabajar. • Realiza la valoración nutricional del paciente junto al equipo. • Enseñanza a la familia, y al paciente la adecuada preparación de dietas. • Promueve la modificación de hábitos alimenticios, directamente o por medio de charlas grupales. • Participa en las reuniones de equipo, informando en forma escrita sobre la valoración y el seguimiento del paciente. • Participa en la programación y la realización de las actividades de capacitación y de investigación. • Sugiere normas y procedimientos para el mejoramiento del trabajo.

Trabajador Social

Nutricionista

224

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Desarrollo de los Equipos

En este proceso habrá que definir elementos clave en la estructura y en la metodología de trabajo del equipo como son: • Normas internas de funcionamiento: forma de realizar la valoración inicial, criterios de evaluación periódica, regularidad de las sesiones, establecer sistema de toma de decisiones y de elaboración del proceso del alta. • Determinar qué aspectos van a requerir de la colaboración interdisciplinaria del equipo, qué situaciones plantearán la consulta a alguno de los profesionales y en qué otras se actuará siguiendo protocolos previamente establecidos. • Desarrollo de sistemas de registro (hojas de recogida de datos) e intercambio de información entre los profesionales. • Establecer las competencias de los diferentes profesionales: definir lo que se espera de cada miembro, asignando labores según capacidades y competencias para evitar duplicidad o abandono de tareas, confusiones, sentimientos de desconfianza, rencillas o insatisfacción.

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

225

Anexo Nº. 8 Tamizaje rápido de las condiciones geriátricas
Problema Acción Dos acciones: 1. Pregunte: ¿tiene Ud. dificultad para ver la televisión, leer o ejecutar cualquier actividad de la vida diaria a causa de su vista? 2. En caso afirmativo, evalúe una carta de Snellen con el uso de corrección óptica, si la tiene. Susurre al oído: ¿me escucha Ud.?, de ambos lados. Tome el tiempo luego de pedir al sujeto: “Levántese de la silla, camine 5 metros rápidamente, de la vuelta y vuelva a sentarse”. Resultado Respuesta afirmativa e incapacidad para leer > 20 / 40 en carta de Snellen. o responde. Incapaz de completar la tarea en 15 segundos o menos.

Visión

Audición Movilidad de piernas

Incontinencia urinaria

Dos partes: 1. Pregunte: “¿en el último año, alguna Respuesta afirmativez se ha mojado al perder involuntariamente orina? va a las dos pregun2. De ser así pregunte: ¿ha perdido involuntariatas. mente orina en al menos 6 días diferentes? Dos partes: 1. Pregunte: ¿ha perdido Ud., involuntariamente, 4.5 kg (10 lb) o más en los últimos 6 meses? 2. Pese al paciente. Respuesta afirmativa o peso < de 45.5 kg2.

Nutrición, pérdida de peso

Memoria

Mencione tres objetos: árbol, perro y avión. Al cabo Incapaz de recordar de un minuto pida que recuerde los tres objetos los tres objetos. mencionados. Seis preguntas: ¿Es Ud. capaz de: 1. ejecutar acRespuesta negativa ciones pesadas como andar en bicicleta o caminar a cualquiera de las rápidamente? 2. ¿Realizar tareas pesadas en el hogar preguntas. como lavar ventanas, pisos o paredes? 3. ¿Salir de compras? 4. ¿Ir a lugares a donde tenga que tomar algún medio de transporte? 5. ¿Bañarse solo, en tina, ducha o regadera? 6. ¿Vestirse sin ayuda alguna?

Incapacidad física

Fuente: Cuadro modificado a partir de Moore AA, Su Al, “Screening for common problems in ambulatory elderly: clinical confirmation of a screen instrument.” Am J Med 1996, 100:440-5, en “10-minute Screener for Geriatric Conditions”, página 137 de Reuben, D et al. Geriatrics At Your Fingertips, 1998/99 Edition, American Geriatrics Society, Belle Mead, NJ: Excerpta Medica, Inc., 1998. 2 Un peso < 45.5 kg ha sido validado como indicador de problemas nutricionales para adultos mayores en EE.UU, pero no ha sido validado todavía en América Latina. NOTA: Al considerar el tiempo para la entrevista con el adulto mayor, este cuestionario nos ayuda a identificar factores de riesgo condicionantes de deterioro funcional, y que deben ser abordados en una forma adecuada, porque de no ser así pueden conducir a incapacidad severa.

226

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Anexo Nº. 9
Valoración funcional-rehabilitación-ejercicio físico La valoración funcional de la persona mayor es el proceso diagnóstico multidimensional y usualmente multidisciplinario, destinado a detectar los problemas funcionales con la intención de elaborar un plan de promoción, prevención, atención y/o rehabilitación, según corresponda. La capacidad funcional es la habilidad de un individuo para actuar y funcionar en la vida diaria, con autonomía e independencia. La autonomía se define como “el grado en que hombres y mujeres pueden funcionar como desean hacerlo”. Esto implica tomar las decisiones propias, asumir las consecuencias y responsabilidades y reorientar las decisiones propias. La independencia se refiere a la capacidad de realizar tareas y asumir roles sociales en la cotidianidad, en un amplio rango de complejidad, sin necesidad de dirección, supervisión o asistencia. El objetivo esencial de la asistencia geriátrica es el mantenimiento óptimo de la función es decir, que la persona sea capaz de llevar una vida independiente, con máximo rendimiento físico, intelectual y social posible. La evaluación funcional permite detectar, prevenir e intervenir precozmente en los factores de riesgo que causan deterioro funcional, posibilita el diseño de un tratamiento adecuado e individualizado en cada adulto mayor, eliminando o disminuyendo las causas reversibles de discapacidad, o mediante la rehabilitación y/o el tratamiento sintomático de patologías irreversibles. La capacidad funcional y el envejecimiento La capacidad humana en relación con muchas funciones - tales como la capacidad de ventilación, la fuerza muscular, el rendimiento cardiovascular - aumentan desde la niñez y alcanzan un punto máximo en la edad adulta temprana. Tal punto es seguido eventualmente por una declinación. Sin embargo, la pendiente de la declinación a lo largo del curso de la vida está determinada en gran parte por factores externos – tales como el fumar, la nutrición poco adecuada o la falta de actividad física – por mencionar sólo algunos de los factores relacionados a los comportamientos individuales. La declinación natural en la función cardiaca, por ejemplo, puede acelerarse a causa del hábito de fumar, dejando al individuo a un nivel de capacidad funcional más bajo de lo que se esperaría normalmente para la edad de la persona. Empero, la aceleración en la declinación puede ser reversible a cualquier edad. El dejar de fumar y los pequeños aumentos en la actividad física, por ejemplo, reducen el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria del corazón. Los cambios normales a causa del envejecimiento y los problemas de salud de los adultos mayores, a menudo se manifiestan como declinaciones en el estado funcional.

Definición Introducción

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

227

Estos problemas de salud condicionantes de deterioro funcional en los adultos mayores de no ser tratados pueden conducir a situaciones de incapacidad severa (inmovilidad, inestabilidad, deterioro intelectual) y ponen al individuo en riesgo de iatrogenia. La evaluación funcional provee los datos objetivos que pueden indicar la futura declinación o mejoría en el estado de salud y que permite al personal de salud intervenir de forma apropiada. La funcionalidad se define por medio de tres componentes 1. Las Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD): bañarse, vestirse, usar el inodoro, movilizarse (entrar y salir de la cama), continencia y alimentarse. 2. Las Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVD). Uso de transporte, ir de compras, uso del teléfono, control de fármacos, capacidad para realizar las tareas domésticas. 3. Marcha y equilibrio. La evaluación del estado funcional es necesaria según: - El grado de deterioro funcional no puede estimarse apartir de los diagnósticos médicos en un adulto mayor. - El deterioro de la capacidad funcional constituye un factor de riesgo para numerosos eventos adversos como las caídas y la institucionalización. - Permite diseñar un tratamiento individualizado tendiente a recuperar, o mantener la capacidad funcional de la persona mayor. General Proporcionar los elementos e instrumentos conceptuales y metodológicos para la evaluación funcional del adulto mayor. Específicos 1. Valorar la importancia de la funcionalidad y autonomía para el adulto mayor. 2. Identificar las escalas para la evaluación funcional de las personas mayores. 3. Evaluar la funcionalidad de los adultos mayores utilizando escalas apropiadas para medir las actividades de la vida diaria, las actividades instrumentales de la vida diaria y evaluar la marcha y el balance. 4. Planificar estrategias para mejorar o mantener el estado funcional de las personas de edad avanzada.

Definición Introducción

Objetivos

228

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Historia Clínica
Para estimar la capacidad funcional: Pregunte por las actividades realizadas en el mismo día de la visita. Si hay deterioro cognoscitivo corrobore la información con el acompañante. Al observar cómo el paciente ingresa a la sala, se sienta y se levanta de la silla obtenemos información adicional. Si se identifica deterioro funcional: Precisar la causa del mismo. Precisar su tiempo de evolución (esto determina la potencial reversibilidad). Las actividades de la vida diaria son conductas sensoriales y motoras de base, que incluyen actividades de supervivencia y autocuidado. El índice de Katz es uno de los más ampliamente utilizados y más cuidadosamente evaluados. Se trata de una escala sencilla cuyos grados reflejan niveles de conducta en seis funciones. Su carácter jerárquico permite evaluar el estado funcional global de forma ordenada, comparar individuos y grupos y detectar cambios a lo largo del tiempo. La escala consta de seis elementos y evalúa las ABVD. Proporcionando un índice de autonomía-dependencia en un breve tiempo de administración. Interpretación Es importante señalar el concepto de independencia de este índice. Se considera (I) independiente a una persona que no precisa ayuda o utiliza ayuda sólo para un componente de la actividad, y (D) dependiente a aquella que necesita ayuda de otra persona, incluyendo supervisión o guía, para todos los componentes de la actividad; el grado intermedio de dependencia (A)es aquella persona que “requiere de asistencia” para más de un componente, pero que puede realizar otros componentes de la actividad sin ayuda o supervisión. El índice de Katz asigna la puntuación de 2 puntos a la actividad que se hace sin apoyo o con mínima ayuda, o sea independientemente (I); 1 punto si necesita moderado nivel de ayuda (A); y 0 si es totalmente dependiente (D). Esta puntuación inicial es significativa como medida de base y su disminución a lo largo del tiempo indica deterioro; también puede servir para clasificar a la población objeto en una escala continua de más o menos autonomía. (Anexo 9.1) Las actividades instrumentales de la vida diaria hacen referencia a la ejecución de actividades complejas necesarias para la vida independiente en la comunidad. Incluye actividades perceptivo-motoras que permiten la interpretación de información sensorial para manejarse a sí mismo y a los objetos del entorno inmediato, exige también habilidades de procesamiento para manejar eventos en el ambiente, manejar y resolver problemas y habilidades de comunicación.

Anamnesis

Evaluación de las actividades de la vida diaria (ABVD). Índice de Katz modificado

Evaluación de las actividades instrumentales de la vida diaria (Aivd). Escala de Lawton y Brody mmodificada)

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

229

Interpretación Así como el índice de Katz ABVD, el enfoque de la escala de Lawton es sobre el grado de independencia que el paciente tiene, según su nivel funcional. Esta escala es capaz de detectar deterioro funcional más tempranamente que el índice de Katz ABVD. Nuevamente, independiente (I) es aquel que no requiere asistencia, dependiente intermedio es aquel que necesita alguna ayuda (A) y dependiente (D) es aquel que no puede realizar la actividad o requiere máxima asistencia. La puntuación continúa siendo así: I = 2, A = 1, D = 0.(Anexo 9.2). El movimiento es un componente esencial en la vida del adulto mayor, pues todos sus sistemas corporales funcionan con mayor eficacia cuando está activo. La pérdida de capacidad de marcha y equilibrio son indicadores de alto riesgo para la salud del individuo. Movilidad La capacidad de las personas de edad para preservar su funcionalidad depende en buena medida de su motricidad. La detección temprana de incapacidades en esta área posibilita la intervención rehabilitatoria. Equilibrio Una evaluación clínica de la marcha debe incluir la observación del equilibrio utilizando la escala de Tinetti como guía. Para los pacientes que ya no son ambulatorios puede ser útil observar su capacidad para efectuar transferencias de la cama al sillón o al servicio sanitario y observar su estabilidad en la posición de sentados. Marcha Para ejecutar la marcha se requiere de: - Integridad articular. - Coordinación neuromuscular. - Integridad de las aferencias proprioceptivas, visuales y vestibulares. Su deterioro es frecuente (1 de cada 5 personas de 75 años y mas tienen algún tipo de deterioro). Los afectados tienen un mayor riesgo de caer. La evaluación clínica debe incluir el interrogatorio acerca de caídas recientes y sus consecuencias y la ejecución de la prueba de marcha. Levantarse de una silla con respaldar duro, caminar 10 pies (3 metros), dar la vuelta, regresar a la silla y sentarse nuevamente en la silla. – 10” a 19” móvil – 20” a 29” movilidad variable – 30” o más dependiente (Anexo 9.3)

Valoración de equilibrio y marcha. Escala de Tinetti modificada equilibrio

230

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Rehabilitación

La OMS define la rehabilitación como un proceso activo por el que aquellas personas discapacitadas como consecuencia de una enfermedad o una lesión alcanzan una recuperación total o desarrollan su máximo potencial físico, psíquico y social y son integradas en el entorno más apropiado. La rehabilitación es una forma de intervención sobre el proceso discapacitante de la persona mayor: en la transición Enfermedad Deterioro Actividad (discapacidad, deterioro funcional), Participación . Es capaz de prevenir o revertir el paso de deterioro a discapacidad y de discapacidad a participación. En este proceso influyen además factores contextuales (raza, sexo, entorno físico, soporte social, finanzas, etc) La gerontokinesioterapia o kinesioterapia geriatrica es una disciplina muy particular de la kinesioterapia no tanto por sus tecnicas ,que son en sus grandes lineas identicas a las del adulto sino por las modalidades de su aplicación y adaptacion a la persona de edad. El envejecimiento se acompaña de disminución de las capacidades de reserva del organismo, las cuales responden tanto a factores fisiológicos como patológicos (alteraciones del equilibrio, postura, marcha, disminución de la fuerza muscular, déficit sensorial, visual y auditivo). Esto es importante para la rehabilitación en Geriatría, ya que deberá tomarse en cuenta en su indicación, no sólo el problema a rehabilitar, sino también las capacidades residuales que tanto en el área biológica, psicológica o social, posee el paciente para enfrentar el proceso de rehabilitación. El mantenimiento de la capacidad funcional y su expresión en la autosuficiencia o autonomía, como condición básica de la calidad de vida, es objetivo central de esta rehabilitación. Factores y principios a respetar al aplicar rehabilitacion al adulto mayor 1. Necesidad absoluta de un tratamiento precoz y muy a menudo preventivo. Toda deficiencia motriz, de origen nervioso o articular debe ser objeto de una urgente reeducacion. La movilización y la reeducacion activa y pasiva deben ser de rigor en presencia de un adulto mayor enfermo y si este esta sano, la persistencia de una actividad física constituirá la mejor higiene de vida. 2. Adaptación a la psicología individual del anciano y a su mayor lentitud para asimilar los elementos de la reeducación. 3. Utilización de un máximo de métodos activos y de un mínimo de aparatos y accesorios, sino es con finalidad ocupacional (del tipo ergoterapia). 4. Creación de un ambiente psicológico favorable y mucha paciencia por parte del Terapista. 5. Si es posible ejercicios diarios (pero sin fatiga) y dar constantemente impulso a la actividad. 6. Necesidad en toda la medida de lo posible, de la continuidad del tratamiento por el mismo Terapista. 7. Toda reeducacion en institución geriátrica debe efectuarse con mucha prudencia y en colaboración estrecha con todos los miembros del equipote valoración geriátrica. 8. Los objetivos han de ser, muy a menudo modestos y una de las metas principales será la readquisición de una independencia real tan completa como sea posible, teniendo en cuenta las capacidades reales del paciente.

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

231

Rehabilitación

En el proceso de rehabilitación física en Geriatría, se deben identificar y modificar factores de riesgo que afecten al paciente. Se consideran factores de riesgo el sedentarismo, la obesidad, la inactividad, el hábito de fumar, el alcoholismo y los malos hábitos nutricionales, fundamentalmente. Ha de realizarse una historia clínica y una exploración orientadas a descubrir la causa de la discapacidad y su pronóstico. Síntoma principal l (por ejemplo, alteración de la marcha) y encuadre de la posible causa dentro del sistema que parece deteriorado (por ejemplo causa neurológica, músculo esquelética o cardiopulmonar). Se han de tener en cuenta numerosos factores que pueden condicionar el curso y el resultado de la rehabilitación: – Edad, situación funcional previa. – Comorbilidad y polifarmacia. – Dolor no controlado. – Déficit sensorial. – Patología causal (ACV, fractura de cadera,tec.). – Gravedad de la discapacidad (ni demasiado leve, ni demasiado severa) y tiempo de adquisición (deterioro agudo y subagudo). – Presencia de deterioro cognitivo, delirium o depresión. – Situación socio-familiar (determina el nivel asistencial en que se debe realizar el tratamiento rehabilitador).

232

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Anexo Nº 9.1 Evaluación de las actividades básicas de la vida diaria (ABVD) Índice de Katz modificado
Actividades Se baña Se viste y desviste Apariencia personal Uso de inodoro Continencia micción defecación Trasladarse, acostarse, levantarse Caminar Se alimenta I = INDEPENDIENTE; A = AYUDA; D = DEPENDIENTE Independiente = 2 Ayuda = 1 Dependiente = 0 I A D

Puntuación ___________________ Fecha ___________________ Puntuación ___________________ Fecha ___________________ Puntuación ___________________ Fecha ___________________ Puntuación ___________________ Fecha ___________________ El índice de Katz asigna la puntuación de 2 puntos a la actividad que se hace sin apoyo o con mínima ayuda, o sea independientemente (I); 1 punto si necesita moderado nivel de ayuda (A); y 0 si es totalmente dependiente (D). Esta puntuación inicial es significativa como medida de base y su disminución a lo largo del tiempo indica deterioro; también puede servir para clasificar a la población objeto en una escala continua de más o menos autonomía. El índice de Katz tiene la ventaja, que facilita preveer el orden en la pérdida de funciones e intensificar la intervención sobre ellas.

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

233

Anexo Nº 9.2 Evaluación de las actividades instrumentales de la Vida diaria (AIVD)3 cuadro. Escala de Lawton y Brody modificada
Cuidar la casa Cuida_la_casa_sin_ayuda Hace todo, menos el trabajo pesado Tareas ligeras únicamente Necesita ayuda para todas las tareas Incapaz de hacer nada Lavado de ropa Lo realiza personalmente Solo lava pequeñas prendas Es incapaz de lavar 1 2 3 1 2 3 4 5 Uso del transporte Viaja en trans.; público o conduce Sólo en taxi, no en autobus Necesita acompañamiento Es incapaz de usarlo Preparación de la comida Planea, prepara y sirve sin ayuda Prepara si le dan los ingredientes Prepara platos precocinados Tienen que darle la comida hecha Ir de compras Lo hace sin ninguna ayuda Sólo hace pequeñas compras Tienen_que_acompañarle Es_incapaz_de_ir_de_compras 1 2 3 4 1 2 3 4 Responsable de los Medicamentos Responsable de su medicación Hay que preparárselos Incapaz de hacerlo por sí mismo 1 2 3 Manejo del dinero Lleva cuentas, va a bancos,etc. Sólo maneja cuentas sencillas Incapaz de utilizar dinero 1 2 3 1 2 3 4 Uso del teléfono Capaz de utilizarlo sin problemas Sólo para lugares muy familiares Puede contestar pero no llamar Incapaz de utilizarlo

NOTA: Grado de dependencia: hasta 8 puntos = Independiente De 8 a 20 puntos: Necesita cierta ayuda. Más de 20 puntos: Necesita mucha ayuda.

234

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Anexo Nº 9.3 Escala de Tinetti modificada equilibrio
Silla: Coloque una silla dura y sin brazos contra la pared. Dé instrucciones al paciente para las siguientes maniobras: 1. Al sentarse: 0 = incapaz sin ayuda o se colapsa sobre la silla o cae fuera del centro de la silla. 1 = capaz y no cumple los criterios para 0 ó 2. 2 = se sienta mediante movimientos fluidos y seguros y termina con los glúteos tocando el respaldo de la silla y los muslos en el centro de la silla. 2. Equilibrio mientras está sentado: 0 = incapaz de mantener su posición (se desliza marcadamente hacia el frente o se inclina hacia el frente o hacia el lado). 1 = se inclina levemente o aumenta levemente la distancia entre los glúteos y el respaldo de la silla. 2 = firme, seguro, erguido. 3. Al levantarse: 0 = incapaz sin ayuda o pierde el balance o requiere más de 3 intentos. 1 = capaz, pero requiere 3 intentos. 2 = capaz en 2 intentos o menos. 4. Equilibrio inmediato al ponerse de pié (primeros 5 seg): 0 = inestable, se tambalea, mueve los pies, marcado balanceo del tronco, se apoya en objetos. 1 = estable, pero usa andador o bastón, o se tambalea levemente pero se recupera sin apoyarse en un objeto. 2 = estable sin andador, bastón u otro soporte. De Pié: ver ilustraciones de posiciones específicas de los pies en la siguiente página. 5. Equilibrio con pies lado a lado: 0 = incapaz o inestable o sólo se mantiene ≤ 3 segundos. 1 = capaz, pero usa andador, bastón, u otro soporte o sólo se mantiene por 4 – 9 segundos. 2 = base de sustentación estrecha, sin soporte, por 10 segundos. Tiempo: ___ ___ , ___ segundos. 6. Prueba del Tirón (el paciente en la posición máxima obtenida en # 5; el examinador parado detrás de la persona, tira ligeramente hacia atrás por la cintura): 0 = comienza a caerse. 1 = da más de 2 pasos hacia atrás. 2 = menos de 2 pasos hacia atrás y firme. 7. Se para con la pierna derecha sin apoyo: 0 = incapaz o se apoya en objetos de soporte o capaz por < 3 segundos. 1 = capaz por 3 ó 4 segundos. 2 = capaz por 5 segundos. Tiempo: ___ ___ , ___ segundos

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

235

8. Se para con la pierna izquierda sin apoyo: 0 = incapaz o se apoya en objetos de soporte o capaz por < 3 segundos. 1 = capaz por 3 ó 4 segundos. 2 = capaz por 5 segundos. Tiempo: ___ ___ , ___ segundos 9. Posición de Semi-tándem: 0 = incapaz de pararse con la mitad de un pie frente al otro(, ambos pies tocándose) o comienza a caerse o se mantiene ≤ 3 segundos. 1 = capaz de mantenerse 4 a 9 segundos. 2 = capaz de mantener la posición semi-tándem por 10 segundos. Tiempo: ___ ___ , ___ segundos 10. Posición Tándem: 0 = incapaz de pararse con un pie frente al otro o comienza a caerse o se mantiene por ≤ 3 segundos. 1 = capaz de mantenerse 4 a 9 segundos. 2 = capaz de mantener la posición tándem por 10 segundos. Tiempo: ___ ___ , ___ segundos 11. Se agacha (para recoger un objeto del piso): 0 = incapaz o se tambalea. 1 = capaz, pero requiere más de un intento para enderezarse. 2 = capaz y firme. 12. Se para en puntillas: 0 = incapaz. 1 = capaz pero por < 3 segundos. 2 = capaz por 3 segundos. Tiempo: ___ ___ , ___ segundos 13. Se para en los talones: 0 = incapaz. 1 = capaz pero por < 3 segundos. 2 = capaz por 3 segundos. Tiempo: ___ ___ , ___ segundos Pies lado a lado Posición Semi-tándem Posición Tándem

Marcha Instrucciones: La persona se para junto al examinador, camina por el pasillo o habitación (mida 3 metros), da la vuelta y regresa por el mismo camino usando sus ayudas habituales para la marcha, como el bastón o andador. El piso debe ser plano, no alfombrado y sin irregularidades. Anote el tipo de piso: ---linóleo/cerámica ---madera ---cemento/concreto ---otro: __________ 1. Inicio de la marcha (Inmediatamente después de decirle “camine”): 0 = cualquier vacilación o múltiples intentos para comenzar. 1 = sin vacilación.

236

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

2. Trayectoria (estimada en relación a la cinta métrica colocada en el piso), Inicia la observación de la desviación del pie más cercano a la cinta métrica cuando termina los primeros 30 centímetros y finaliza cuando llega a los últimos 30 centímetros. 0 = marcada desviación. 1 = moderada o leve desviación o utiliza ayudas. 2 = recto, sin utilizar ayudas. 3. Pierde el paso (tropieza o pérdida del balance): 0 = sí, y hubiera caído o perdió el paso más de 2 veces. 1 = sí, pero hizo un intento apropiado para recuperarlo y no perdió el paso más de 2 veces. 3 = no. 4. Da la vuelta (mientras camina): 0 = casi cae. 1 = leve tambaleo, pero se recupera, usa andador o bastón. 4 = estable, no necesita ayudas mecánicas. 5. Caminar sobre obstáculos (se debe evaluar durante una caminata separada donde se colocan dos zapatos en el trayecto, con una separación de 1.22 metros): 0 = comienza a caer ante cualquier obstáculo o incapaz o camina alrededor de cualquier obstáculo o pierde el paso > 2 veces. 1 = capaz de caminar por encima de todos los obstáculos, pero se tambalea un poco aunque logra recuperarse o pierde el paso una o dos veces. 2 = capaz y firme al caminar por encima de todos los obstáculos sin perder el paso .
Fuente: Adaptado por la American Geriatrics Society de Mary E. Tinetti, M.D., “Performance-Oriented Assessment of Mobility”, páginas131-133 en Reuben D et al. Geriatrics At Your Fingertips, 1998/99 Edition, American Geriatrics Society, Belle Mead, NJ: Excerpta Medica, Inc., 1998

Nota: 0 = comienza acaer ante cualquier obstáculo o incapaz o caminar alrededor de cualquier obstáculo o pierde el paso > 2 veces. 1 = capaz de caminar por encima de todos los obstáculos, pero se tambalea un poço aunque logra recuperarse o pierde el paso uma o dos veces. 2 = capaz y firme al caminar por encima de todos los obstáculos sin perder el paso.

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

237

Anexo Nº 10 Valoración Psíquica
La valoración psíquica del adulto mayor es el proceso diagnóstico evolutivo multidimensional y multidisciplinario, destinado a identificar y cuantificar los problemas, mentales, del adulto mayor, con el propósito de desarrollar un plan individualizado de cuidados integrales, que permita una acción preventiva, terapéutica, rehabilitadora y de seguimiento, con la óptima utilización de recursos a fin de lograr el mayor grado de autonomía Durante el envejecimiento, los problemas de salud mental adquieren una importancia especial, siendo prioritarios la depresión y los trastornos cognitivos que corresponden respectivamente a la esfera cognitiva y afectiva y son los causantes de la fragilidad cognitiva en el adulto mayor. Esta fragilidad cognitiva depende de: 1) Variables orgánicas; 2) Factores psicosociales. 3) Entidades clínicas, como HTA(hipertensión arterial),DM(diabetes mellitus), ACV(enfermedad cerebro vascular), enfermedades tiroideas, insuficiencia real, EPOC(enfermedad pulmonar obstructiva crónica), polifarmacia, y alteraciones de los órganos de los sentidos. En cuanto a la fragilidad afectiva se incluyen: 1) Factores biológicos(antecedentes familiares, cambios en la neurotrasmisión asociados a la edad, sexo y raza) 2) Factores médicos(ACV, enfermedad de Parkinson, neoplasias ,etc), enfermedades crónicas especialmente asociadas a dolor o pérdida funcional, enfermedades terminales, polifarmacia, deprivación sensorial. 3) Factores funcionales, que al interaccionar con la depresión conducen a un pronóstico negativo. 4) Factores psíquicos episodios depresivos, alcoholismo, ansiedad, demencia, y 5) Factores sociales, tales como viudez, institucionalización, hospitalización, soledad, bajos recursos socioeconómicos, escaso soporte social y pérdidas recientes. 1. Identificar las condiciones relacionadas con la pérdida cognitiva y la depresión en los adultos mayores. 2. Evaluar el estado cognitivo y emocional de las personas mayores. 3. Identificar las escalas para la evaluación cognitiva y emocional de las personas mayores. Esta valoración no se apoya en tests y por lo tanto, si bien es muy importante, no es reproducible en forma exacta por otros cuidadores dado que se basa en una visión subjetiva del adultomayor. Comprende: Apariencia ( postura, edad aparnte, descuido en elvestido); sentidos (deterioro de la visión o de la audición); ánimo (tristeza, alegría, llanto, sentimientos de culpa, irritabilidad); pensamiento (ideas delirantes, obsesiones,etc.); orientación (conocimiento del lugar, fecha y de la propia identidad); comportamiento (movimientos anormales, agresividad y atención); percepción

Definición Introducción

Objetivo

Valoración Mental no estructurada

238

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

(las alucinaciones que son percepciones sin estímulo real y las ilusiones que son interpretaciones erróneas de un estímulo sensorial normal); memoria; los tres tipos a) inmediata; b) reciente y c) remota; capital de información comprende a la cantidad de información general que tiene una persona. Se investiga preguntando sobre el nombre del presidente, de héroes históricos, fechas importantes, etc.; abstracción y juicio: Se investiga pidiéndole al anciano que interprete una frase o refrán conocido; cálculo: capacidad para hacer operaciones aritméticas; praxia: es la capacidad de realizar en forma coordinada los movimientos para ejecutar un acto voluntario. Ejemplo: pelar una papa, abrir una puerta.; gnosia: Es la capacidad de comprender estímulos sensoriales complejos. Ejemplo: reconocer con la mano un lápiz teniendo los ojos cerrados. Síntomas corporales de algunas enfermedades mentales: insomnio, incontinencia, anorexia (falta de apetito), etc. Valoración mental estructurada Se lleva adelante por medio de herramientas, que en algunos casos puede hacer un cuidador. La valoración estructurada es más rápida y reproducible por diferentes entrevistadores.

Herramientas de valoración • El mini examen del Estado Mental (MMSE) Modificado. Este instrumento es útil para el tamizaje de déficit cognitivo, aunque no es un instrumento de diagnóstico. Puede ser administrado por el médico, el enfermero o el trabajador social. AnexoNº. 10.1) • La Escala Pfeiffer (Portable Functional Assessment Questionnaire) . Instrumento que complementa la evaluación del estado cognitivo con información que es obtenida de un familiar o cuidador del paciente. (Anexo Nº. 10.2) • La Escala de Depresión Geriátrica de Yesavage (Abreviada). Este instrumento es útil para el tamizaje del estado de depresión y también para guiar al clínico en la valoración del estado de salud mental del individuo. Esta herramienta la puede administrar el médico, el enfermero o el trabajador social. El instrumento no sustituye una evaluación clínica profesional. Anexo Nº 10.3)

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

239

Anexo Nº 10.1 Evaluación cognitiva (Mmse) modificado
1. Por favor, dígame la fecha de hoy. Sondee el mes, el día del mes el año y el día de la semana. Anote un punto por cada respuesta correcta. Mes: _______ Día del mes: _______ Año: _______ Día semana: _______ Total: _______ 2. Ahora le voy a nombrar tres objetos. Después que se los diga, le voy a pedir que repita en voz alta los que recuerde, en cualquier orden. Recuerde los objetos porque se los voy a preguntar mas adelante. Lea los nombres de los objetos lentamente y a ritmo constante, aproximadamente una palabra cada dos segundos. Si para algún objeto la respuesta no es correcta, repita todos los objetos hasta que el entrevistado se los aprenda (máximo 5 repeticiones). Registre el número de repeticiones que debió leer. Arbol: __________ Mesa: __________ Avion: __________ Total: __________ Número de repeticiones: _____ 3. Ahora voy a decirle unos números y quiero que me los repita al revés: 1 3 5 7 9 Al puntaje máximo de 5 se le reduce uno por cada número que no mencione, o por cada número que se le añada, o por cada número que se mencione fuera del orden indicado. Respuesta del paciente: ___________ Respuesta Correcta: 9 7 5 3 1 Total: ____________ 4. Le voy a dar un papel. Tómelo con su mano derecha, dóblelo por la mitad con ambas manos y colóquelo sobre sus piernas. Entréguele el papel y anote un punto por cada acción realizada correctamente. Toma papel: _______ Dobla: _______ Coloca: _______ Total: _______ 5. Hace un momento le leí una serie de 3 palabras y Ud. repitió las que recordó. Por favor, dígame ahora cuales recuerda. Anote un punto por cada objeto recordado. Árbol: __________ Mesa: __________ Anote un punto por cada objeto Avión: __________ recordado en el primer intento. Total: ___________________ 6. Por favor copie este dibujo: Muestre al entrevistado el dibujo con los dos pentágonos que se cruzan. La acción esta correcta si los dos pentágonos se cruzan y forman un cuadrilátero. Anote un punto si el objeto esta dibujado correcto:

240

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Nota: Sume los puntajes totales de las preguntas 1 a 6 Puntuación máxima: 19 puntos. Entre 14 y 19 NO sugiere déficit cognitivo 13 puntos o menos SI sugiere déficit cognitivo. (En pacientes iletrados utilice el test de Isaac)

Anexo Nº 10.2 Escala de Pfeiffer
Instrucciones: Muéstrele al informante una tarjeta con las siguientes opciones y lea las preguntas. Anote la puntuación como sigue: Si es capaz Nunca lo ha hecho, pero podría hacerlo Con alguna dificultad pero puede hacerlo Nunca lo ha hecho, y tendría dificultad ahora Necesita ayuda No es capaz 1. 2. 3. 4. 5. 6. 0 0 1 1 2 3

¿Es (nombre del paciente) capaz de manejar su propio dinero? ¿Es (nombre) capaz de hacer las compras sólo? ¿Es (nombre) capaz de calentar el agua para el café o el té y apagar la estufa? ¿Es (nombre) capaz de preparar la comida? ¿Es (nombre) capaz de mantenerse al tanto de los acontecimientos y de lo que pasa en el vecindario? ¿Es (nombre) capaz de poner atención, entender y discutir un programa de radio, televisión o un artículo de periódico? 7. ¿Es (nombre) capaz de recordar compromisos y acontecimientos familiares? 8. ¿Es (nombre) capaz de administrar o manejar sus propios medicamentos? 9. ¿Es (nombre) capaz de andar por el vecindario y encontrar el camino de vuelta a casa? 10. ¿Es (nombre) capaz de saludar a sus amigos adecuadamente? 11. ¿Es (nombre) capaz de quedarse solo en la casa sin problema? Sume las respuestas correctas de acuerdo a la puntuación indicada y anote el total = La puntuación máxima es de 33 puntos. Si la suma es de 6 puntos o más sugiere déficit cognitivo.

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

241

Anexo Nº 10.3 Escala de Depresión Geriátrica Yesavage Modificada
Sí 1. ¿Está satisfecho/a con su vida? 2. ¿Ha abandonado muchas de sus actividades e intereses? 3. ¿Nota que su vida está vacía? 4. ¿Se encuentra a menudo aburrido? 5. ¿La mayor parte del tiempo esta de buen humor? 6. ¿Tiene miedo de que le pase algo malo? 7. ¿Se siente feliz la mayor parte del tiempo? 8. ¿Se siente a menudo abandonado/a? 9. ¿Prefiere quedarse en casa en lugar de salir y hacer cosas? 10. ¿Cree que tiene más problemas que la mayoría de la gente? 11. ¿Cree que vivir es maravilloso? 12. Le es difícil poner en marcha proyectos nuevos? 13. ¿Se encuentra lleno de energía? 14. ¿Cree que su situación es desesperada? 15. ¿Cree que los otros están mejor que Ud.? Puntaje Total ___________ NOTA: Normal (0-5) Probable depresión ( 6-9) Depresión estable (10 o más) 0 1 1 1 0 1 0 1 1 1 0 1 0 1 1 No 1 0 0 0 1 0 1 0 0 0 1 0 1 0 0

242

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Anexo Nº 11 Valoración Nutricional
La alimentación juega un papel importante durante el ciclo de vida, ejerce cambios en diferentes funciones orgánicas que están relacionadas con la selección y frecuencia de consumo de determinados alimentos y bebidas. Es básico conocer el estado nutricional de las personas mayores, los aspectos dietéticos, socio – económicos, funcionales, mentales, sicológicas y fisiológicas; para el efecto es indispensable disponer de un equipo interdisciplinario que participe en la identificación etiológica de las enfermedades. La valoración clínica del estado nutricional, pretende mediante técnicas simples, obtener una aproximación de la composición corporal de un individuo. Importante información adicional se puede obtener conociendo la dieta habitual, los cambios en la ingesta, los cambios en el peso, así como la capacidad funcional del individuo. De esta forma una evaluación del estado nutricional completa debe incluir: • Antropometría • Parámetros hematológicos • Parámetros bioquímicos 1. Identificar las escalas e indicadores para la evaluación del estado nutricional de las personas mayores. 2. Conocer el estado nutricional de los adultos mayores. El mayor atractivo de la antropometría es su simplicidad, su uso generalizado y la existencia de datos que se toman en forma rutinaria. Sin embargo, las mediciones aisladas son de valor limitado. La antropometría tampoco permite una estimación adecuada de la composición corporal, debido a la redistribución del tejido adiposo, desde el tejido celular subcutáneo hacia el área visceral, lo que ocurre con la edad. También existen dificultades para la estimación de la talla, dada las alteraciones en la columna vertebral que frecuentemente se observan en esta etapa. Aún así, las medidas antropométricas son esenciales como información descriptiva básica y por su sencillez. Las mediciones antropométricas más comúnmente usadas en el adulto mayor son: peso; talla; pliegues tricipital; circunferencias de brazo, cintura, cadera. Habitualmente se utilizan combinaciones de estas variables pues resultan útiles para obtener un cuadro general del estado nutricional de los adultos mayores Indice de Masa Corporal Una de las combinaciones de variables antropométricas más utilizadas es el índice de masa corporal IMC (peso en kg / talla2 en m2). Se usa con frecuencia en estudios nutricionales y epidemiológicos como indicador de composición corporal o para evaluar tendencias en estado nutricional.

Definición Introducción

Objetivos

Métodos Antropométricos de Valoración

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

243

Puntos de Corte para evaluar el estado nutricional de Adultos Mayores Muy Bajo Peso Bajo Peso Normal Sobre Peso Obesidad I Obesidad II Obesidad III 16,00 a 16,99 17,00 a 18,99 19:00 a 24.99 25,00 a 29,99 30,00 A 34,99 35,00 A 39,99 40,00 A 44,99

Circunferencia de la Cintura Cadera El envejecimiento se asocia con una redistribución del tejido adiposo, caracterizado por el aumento de la grasa visceral que es un conocido factor de riesgo cardiovascular a través de su asociación con insulinoresistencia, diabetes, hipertensión e hiperlipidemia´. La circunferencia de cintura se mide a nivel del ombligo con el sujeto de pies con la pared abdominal relajada. La circunferencia de caderas es la máxima circunferencia a nivel de los glúteos. Los valores del índice cintura/caderas considerados de riesgo han sido estimados en estudios de personas mayores: mayor de 1 para hombres y mayor de 0,85 para mujeres. Hemoglobina y Hematocrito La prevalencia de anemia encontrada en estudios europeos (SENECA) y norteamericanos (NHANES II) es muy similar y alcanza valores entre 5 y 6%, usando los patrones de referencia OMS (HB < 130mg/dl para hombres y < 120 mg/dl para mujeres). Respecto al hematocrito, los mismos estudios encontraron una mediana para hombres de 46% y 44%, respectivamente, con rangos entre 37 y 53 % correspondiendo al 2.5 y al 97.5 percentil. En mujeres estos valores alcanzaron cifras de 41% y 42%, respectivamente, con rangos de 35 a 50 % para los mismos percentiles. Albúmina Aunque la albúmina sérica no es un indicador muy específico ni muy sensible de las proteínas corporales, es un buen indicador del estado de salud en el anciano. Diversos estudios en adultos mayores viviendo en la comunidad y con buena capacidad funcional muestran baja prevalencia de albuminemias bajas (<3.5 g/dl) o muy bajas (<3 g/dl), en contraste con lo que ocurre con los adultos mayores institucionalizados o enfermos. Niveles de albúmina menores a 3.5 g/dl, tienen un valor significativo como indicador nutricional cuando no miden otros factores patológicos. Perfil Lipídico En esta población es bastante frecuente encontrar valores de colesterol total superiores a 200 mg/dl, como también valores de colesterol de HDL inferiores a 40 mg/dl y de triglicéridos superiores a 150 mg/dl. La pregunta que surge al respecto es, si todos ellos requieren terapia. Ciertamente no todos ellos son candidatos a terapia. Sin embargo, el primer paso es

Parámetros Bioquímicos

244

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

hacer un análisis crítico de su riesgo coronario y de su salud en general. En pacientes con alto riesgo coronario, pero plenamente funcionales, el tratamiento de la hipercolesterolemia puede ser tan útil como los tratamientos para corregir la hipertensión o el tabaquismo. La hipocolesterolemia (< 160) es muy importante como factor de riesgo de mortalidad, en particular asociada a cáncer. En presencia de desnutrición, sugiere que se debe a causas inflamatorias (desgaste), más que a baja ingesta. Glicemia e Hiperinsulinemia Los cambios metabólicos que se producen con la edad pueden iniciar una secuencia de alteraciones de la homeostasis. Entre ellos, la intolerancia a la glucosa tiene influencia adversa sobre los lípidos plasmáticos y la presión arterial. La hiperinsulinemia, una consecuencia directa de la intolerancia a la glucosa, es un factor de riesgo independiente para la enfermedad coronaria. La intolerancia a la glucosa en adultos mayores, causada por insulinoresistencia tiene varias causas. Los cambios en la composición corporal especialmente con la acumulación de grasa visceral, se asocian con niveles de insulina más altos. Sin embargo, la reducción del sulfato de dehidroepiandrosterona (DHEA-S), característica de los adultos mayores, también se asocia a la baja disponibilidad de glucosa a nivel intracelular. Un adecuado aporte de hidratos de carbono complejos en la dieta y la reducción de peso y grasa corporal mejoran la sensibilidad a la insulina en esos sujetos. Sin embargo, más importante es la mejoría en la acción de la insulina que se alcanza con el entrenamiento físico. Por lo tanto, el entrenamiento muscular y una adecuada nutrición, mejoran la sensibilidad a la insulina en los adultos mayores y reducen las consecuencias adversas de esta alteración Mediciones Inmunológicas Diversas funciones inmunológicas son afectadas en la malnutrición. Los niveles de inmunoglobulinas, producción de anticuerpos, función fagocítica, respuestas inflamatorias, función del complemento, inmunidad secretoria y de mucosa y otros mecanismos inmunológicos, pueden ser afectados en ausencia de nutrientes esenciales. Se ha demostrado una recuperación de la competencia inmune con relación a la repleción nutricional. Los antecedentes de enfermedades infecciosas como: infecciones respiratorias altas, neumonías, infecciones urinarias o diarrea en el anciano, constituyen una buena aproximación a las defensas corporales. Si es posible, se efectúan pruebas de hipersensibilidad, que son útiles para evaluar la inmunidad celular y tienen significado pronóstico respecto a la mortalidad. Los antígenos más comúnmente utilizados son la estreptoquinasa, cándida, tricofitón, paperas y tuberculina. Los antígenos son inyectados intradérmicamente en la cara interna del antebrazo izquierdo y luego, se mide la induración transversal a las 48 horas. Valores iguales o superiores a 5 mm se consideran positivos. Para aumentar la utilidad de esta prueba, lo ideal es medir simultáneamente la respuesta a cuatro o más antígenos, considerándose anergia la ausencia de respuesta en tres o más ocasiones. Otro indicador de función inmune es el recuento total de linfocitos en sangre periférica. En desnutrición, la primera estructura del sistema inmune,

Parámetros Bioquímicos

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

245

el timo, y estructuras secundarias como el bazo y nódulos linfáticos, se alteran marcadamente en tamaño, peso, arquitectura y componentes celulares. En la sangre se hace evidente la depresión de linfocitos, disminuyendo su número total. Se mide en forma absoluta o se calcula basado en el recuento total de leucocitos y el porcentaje de linfocitos presentes. En la malnutrición se observan valores por debajo de 1500 linfocitos por milímetro cúbico. En la modificación de este indicador participan otras variables, de modo que su interpretación como indicador nutricional es limitado. Tamizaje del estado nutricional del adulto mayor Existe un test que nos sirve como indicador para la identificación de personas con factores de riesgo. Puede hacerse en el entorno comunitario y también orientarse hacia aquellas personas mayores con discapacidad y dependencia funcional. (Anexo Nº. 9.1 )

246

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Anexo Nº 11.1 Escala de Valoración Nutricional (Mini Nutricional Assessment Mna) Tamizaje
A. ¿Ha disminuido su ingesta de comida en los últimos tres meses debido pérdida del apetito, problemas digestivos, dificultades para masticar o para tragar? Severa 0 pérdida del apetito Moderada 1 pérdida del apetito Ausencia 2 de pérdida del apetito B. ¿Ha perdido peso en los últimos tres meses? Mayor de 0 3kg o 6.6 lbs No 1 conoce Pérdida 2 entre 1 y 3kg No existe 3 pérdida de peso C. Movilidad En la Puede Puede ir

0 cama o en silla de ruedas 1 salir de la cama o la silla, pero no afuera 2 afuera

D. ¿Ha sufrido problemas psicológicos o enfermedad aguda en los últimos tres meses? Si 0 No 2 E. Presencia de problemas neuropsicológicos Demencia 0 o depresión severas Demencia 1 moderada Ausencia 2 de problemas psicológicos F. Índice de masa Peso kg_____ Talla mt_____ IMC ___ IMC 0 menos de 19 IMC 1 entre 19 – menor a 21 IMC 2 entre 21 – menor a 23 IMC 23 o 3 mayor Nota: Puntaje total: ________ Riesgo de desnutrición ausente 12 o más Riesgo de desnutrición presente 11 o menos

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

247

Anexo Nº 12 Valoración Social
La valoración social geriátrIca se ocupa de la relación que existe entre la persona mayor y su entorno (medio social en que se desenvuelve), estableciendo la vía para que los sistemas de apoyo social se utilicen de forma adecuada. Identificar la problemática social, la situación socioeconómica y familiar en la que se desenvuelve la persona mayor, para planificar, ejecutar e evaluar las intervenciones para el tratamiento de cada caso.

Definición

Objetivo

Historia Social Componente Objetivo: Valora: • Frecuencia de contactos sociales y comunitários. • Existência de redes sociales, culturales y deportivas. • Tamaño de la red familiar y social. • Recursos financieros (propios y familiares). • Características de la vivienda. • Necesidad de un cuidador. Historia Social Componente subjetivo: Esta dado por la evaluación del própio individuo, se relaciona con : • Apoyo emocional. • Afecto familiar. • Confidentes. • Satisfacción con la família. • Sentimientos de utilidad. • Soledad. • Sentimiento de satisfacción personal. • Proyecto de vida. Desde lo macrosocial Relaciones sociales y actividades: • ¿Con quién vive y con cuántas personas vive?, ¿De ellos, cuántos son menores de 14 años?. • ¿Realiza actividad laboral de paga o por canje de algún beneficio personal o familiar?, ¿Cuál?. • ¿Realiza algún tipo de actividad recreativa, cultural, deportivas, etc.?. • ¿Ha tenido que dejar alguna actividad especialmente importante debido a alguna discapacidad o a barreras que no le permiten continuar? • ¿Con qué frecuencia tiene contacto con familiares, amigos, vecinos? • ¿Pertenece a algún club, organización, asociación, iglesia, etc.? • ¿Qué tipo de actividades realiza en estos grupos?

Evaluación Social

248

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Funcionalidad y Necesidades de Apoyo: • ¿Tiene alguna dificultad en su cuidado personal, el cuidado de su domicilio, su movilidad o transporte? • Si tiene dificultades, ¿quién es la principal persona que lo apoya? • ¿Tiene esa persona algún problema de salud? Cuántos años tiene? ¿Trabaja? • ¿Tiene suficiente ayuda? • ¿Qué tiempo dispone a la semana? Recursos • ¿Sus ingresos económicos le permiten cubrir las necesidades básicas, tales como comer, atender la salud, contar con una vivienda con un mínimo de comodidad, vestirse, trasladarse y acceder a actividades de esparcimiento (o distracción)? • ¿Con cuáles de las siguientes manifestaciones que otras personas han hecho de sus ingresos económicos, usted se identifica? (Señalar con la cual se identifica) • Alcanzan, puede ahorrar • Alcanzan, sin grandes dificultades • Alcanzan justo • No alcanzan, tiene dificultades • No alcanzan, sufre escasez Vivienda • ¿Cómo es el domicilio donde vive? • ¿Cuántos dormitorios tiene?, ¿Con quién comparte la cama y el dormitorio? • ¿Necesita algún tipo de adaptación para sus necesidades? • ¿Necesita algún tipo de reparación: techo, plomería, o adaptaciones especificas para su seguridad y movilización ,(indicar cuales )etc.? • ¿Cuenta con luz eléctrica, agua potable, teléfono saneamiento (drenaje)? Desde lo microsocial Aquellos componentes básicos de la función familiar disminuidos o nulos y que inciden en la satisfacción del adulto mayor • Apoyo: Ayuda que recibe de la familia en caso de necesidad. • Aceptación: Forma que tienen los miembros de la familia de aceptar los deseos del individuo de iniciar nuevas actividades y realizar cambios en su estilo de vida. • Participación: Forma en que la familia le brinda lugar en la discusión de cuestiones y la solución a problemas de interés común. • Comprensión: Modo en que los miembros de la familia son capaces de entender la conducta y el punto de vista del adulto mayor. • Protección: Forma en que la familia le brinda cuidados, en dependencia de las limitaciones funcionales que pueda presentar el adulto mayor. La evaluación del funcionamiento social también debe tener en cuenta la posible presencia de maltrato o abuso como nos indica lo siguiente: • Cuando existe retraso entre la búsqueda de atención médica y el daño o la enfermedad.

Evaluación Social

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

249

• Cuando no coinciden la historia del cuidador y la del paciente. • Cuando la magnitud del daño no está acorde a la explicación del cuidador. • Cuando la explicación del paciente o del cuidador no es posible o es vaga. • Cuando son frecuentes las visitas al departamento de urgencias por exacerbaciones de enfermedades crónicas y existe un tratamiento adecuado y disponibilidad de recursos económicos. • Cuando un paciente discapacitado se presenta al médico sin su cuidador. • Cuando el cuidador rechaza la visita al hogar del personal de salud. • Cuando los familiares utilizan recursos del adulto mayor sin su consentimiento. Se recomienda que en el centro de salud se utilice una entrevista sistematizada o un instrumento que, tomando en cuenta las realidades nacionales y locales, busque los factores de riesgo y situaciones sociales de las personas mayores. De cualquier forma, el primer paso es definir el objetivo de la evaluación. En dependencia de ello, se elegirá el instrumento más apropiado. Los cambios en el funcionamiento social y los recursos sociales, dados a través del tiempo, pueden ser tan o más importantes que la medición actual.

Herramientas de Evaluación

Servicios Sociales Una atención integral para las personas adultas mayores debería contar con una canasta básica de recursos, prestaciones e intervenciones sociales vinculadas y coordinadas con el centro de salud y los EBAS(Equipo Básico de Salud) Un correcto diagnóstico social del adulto mayor condiciona el éxito de una coordinación apropiada de los recursos necesarios para la realidad del individuo. Intervenciones sociales Las personas adultas mayores, como colectivo, pueden presentar situaciones sociales y personales caracterizadas por una serie de carencias y dificultades, que las coloca en una posición de riesgo o fragilidad. Los centros de atención primaria deben estar preparados para brindar una asistencia integral y evitar por este medio referencias precipitadas y/o improcedentes. Sin embargo, esta atención integral es solamente posible cuando dicho centro tiene el apoyo de los servicios sociales locales. El trabajador social parte de la evaluación de la historia social de la persona adulta mayor y la información de una valoración integral (médica, de enfermería, nutricional y psicosocial) de la situación y los niveles de satisfacción de las necesidades de la persona mayor. De acuerdo a esta valoración se hace un diagnóstico social del individuo y se elabora un plan de acuerdo a los recursos personales, familiares y sociales que estén disponibles. El trabajador social vincula y coordina los recursos según las necesidades, y mantiene una supervisión y monitoreo de los mismos. También evalúa periódicamente la situación de la persona, que puede ser muy cambiante, y adecúa las intervenciones de acuerdo a la situación.

250

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

En general, el trabajador social en el área geronto-geriátrica tiene los siguientes roles • Diagnostica factores de riesgo social y actúa en su prevención y resolución. • Informa a las personas mayores y sus familias sobre los servicios y prestaciones sociales. • Identifica necesidades y, conjuntamente con la persona mayor y la familia se programa las diferentes estrategias de solución. • Asesora al individuo y a la familia en problemas económicos, familiares y sociales. • Realiza, acompaña o supervisa las gestiones necesarias para la resolución de los problemas que presentan las personas mayores. • Investiga las redes informales con el fin de procurar recursos cuando no los hay o es necesario viabilizar los existentes. • Imparte asistencia social individualizada o manejo de caso a las personas mayores que lo precisen y demanden. • Conduce consejería de grupo para el desarrollo de habilidades de los miembros de clubes o centros de personas mayores de acuerdo a sus características individuales y de grupo.. • Dirige grupos de ayuda mutua y promueve la vitalidad mental y social de los grupos de personas mayores en la comunidad. • Identifica personas que tienen riesgo de aislamiento social o falta de apoyo familiar. • Hace abogacía en la comunidad para promover espacios y respuestas apropiadas para las personas mayores. • Procura, por medio de su trabajo comunitario, la integración social de las personas mayores. • Educa a la comunidad sobre el envejecimiento, brinda charlas y coordina acciones para promover solidaridad intergeneracional. • Participa en el equipo multidisciplinario en las actividades del Centro de Salud y promueve la integración de los aspectos sociales en el manejo de la salud de las personas mayores. • Desarrolla actividades profesionales en los hogares, en todas las etapas, desde la rehabilitación hasta el bien morir, con las personas mayores y/o familiares. • Socializa su disciplina con los demás integrantes del equipo de salud y realiza actividad docente en la formación de los trabajadores de salud. • Registra y sistematiza la información y toma las decisiones oportunas permanentemente. • Realiza investigaciones sobre variables sociales que permiten diagnósticos de la situación de la población adulta mayor (sana y vulnerable), con el objetivo de fundamentar los cambios o la creación de políticas sociales acordes a la realidad de la población mayor.

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

251

Anexo Nº 12.1 Escala de Valoración Social Guijon
Escala de valoración socio-familiar de Gijón (Versión abreviada y modificada) Situación familiar 1. Vive con familia y/o pareja sin conflicto. 2. Vive con pareja de similar edad. 3. Vive con pareja y/o familia y/o pareja y/o otros pero no pueden o no quieren atenderlo. 4. Vive solo, hijos y7o familiares próximos que no cubre todas las necesidades. 5. Vive solo, familia lejana, desatendido, sin familia. Relaciones y contactos sociales 1. Mantiene relaciones sociales fuera del domicilio. 2. Solo se relaciona con familia/vecinos/otros, sale de casa. 3. Solo se relaciona con familia, sale de casa. 4. No sale de su domicilio, recibe familia o visitas (>1 por semana). 5. No sale del domicilio, ni recibe visitas (<1 por semana). Apoyos red social 1. No recibe ningún apoyo. 2. Recibe apoyo de la familia y/o vecinos. 3. Recibe apoyo social formal suficiente (centro de día, trabajador/a familiar, vive en residencia, etc.). 4. Tiene soporte social pero es insuficiente. 5. No tiene soporte social y lo necesita. Nota: Puntuación - De 5 a 9 : Aceptable situación social. - De 10 a 14 : Existe riesgo social. - Más de 15 : Problema social.

252

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

XVII. Glosario de Términos

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

253

• Actividades básicas de la vida diaria: ABVD Son las actividades imprescindibles para poder subsistir en forma independiente. Entre ellas se incluyen las actividades de autocuidado y de funcionamiento básico físico y mental. • Actividades instrumentales de la vida diaria Son actividades más complejas que las ABVD y su realización requiere de un mayor nivel de autonomía personal. Se asocian a tareas que implican la capacidad de tomar decisiones e implican interacciones más difíciles con el medio. En esta categoría se incluyen tareas domésticas, de movilidad, de administración del hogar y de la propiedad, como poder utilizar el teléfono, acordarse de tomar la medicación, cortarse las uñas de los pies, subir una serie de escalones, coger un autobús, un metro o un taxi., ir al médico, hacer papeleos y administrar su propio dinero, entre otras. • Aislamiento Soledad experimentada por el individuo y percibida como negativa o amenazadora e impuesta por otros. • Ansiedad Estado de angustia y desasosiego producido ante el temor de una amenaza o peligro. La ansiedad puede ser normal, ante la presencia de estímulos amenazantes o que suponen riesgo, desafío, o patológica, que caracteriza a diferentes trastornos psíquicos. • Asistencia geriátrica Conjunto de niveles asistenciales, hospitalarios y extrahospitalarios, que desde los puntos de vista sanitario y social están destinados a prestar una atención interdisciplinar, integrada entre todos sus elementos e integral en todos sus aspectos, para garantizar localidad de vida de los ancianos que pertenecen a un área de influencia. • Asistencia Integral Asistencia total al paciente: médica, psicológica, social y afectiva, que toma en cuenta su entorno y cosmovisión. • Accesibilidad Tener acceso, paso o entrada a un lugar o actividad sin limitación alguna por razón de deficiencia, discapacidad, o minusvalía. • Apoyo informal Consiste en el cuidado y atención que se dispensa de manera altruista a las personas que presentan algún grado de discapacidad o dependencia, fundamentalmente por sus familiares y allegados, pero también por otros agentes y redes distintos de los servicios formalizados de atención. • Apoyo psicosocial Conjunto de actividades que consisten en practicar la escucha activa con la persona mayor, Estimularla para que practique el auto cuidado, para que permanezca activa, que se relacione, que salga; en definitiva, todo aquello que fomente su autoestima y la prevención y reducción de la dependencia.

254

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

• Asistencia domiciliaria La desarrollada tanto en los aspectos clínicos como por parte de la asistencia social a domicilio. • Atención gerontológica Engloba la asistencia sanitaria (atención primaria, atención hospitalaria, atención geriátrica especializada) y también la asistencia social (clubes de jubilados, residencias de válidos, servicios de comidas a domicilio, programas de tiempo libre, etc.). Implica al mismo tiempo, al sector público (administración autonómica, local o central) y al sector privado. • Atención primaria En este nivel asistencial se concentra la mayor parte de actividades de promoción de la salud, educación sanitaria y prevención de la enfermedad. La asistencia sanitaria se presta tanto a demanda como de manera programada y tanto en la consulta del centro de salud y del subcentro urbano o rural como en el domicilio del enfermo. De igual modo se dispensa atención médica y de enfermería de forma continuada – incluso en el domicilio si se requiere -, para los problemas de salud urgentes. Por último se ofrecen servicios de rehabilitación física y de apoyo social. • Autonomía La capacidad de controlar, afrontar y tomar por propia iniciativa, decisiones personales acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias, así como de desarrollar las actividades básicas de la vida diaria. • Barreras arquitectónicas Se entiende por barrera arquitectónica todo impedimento, traba u obstáculo físico que dificulte o impida la libertad física o sensorial de las personas físicas. • Barreras de comunicación Son los obstáculos que dificultan el acceso a la comunicación de aquellas personas que presentan dificultades para relacionarse con su entorno mediante la audición y la lengua oral. • Calidad de vida Percepción que un individuo tiene de su lugar en la existencia, en el contexto de la cultura y del sistema de valores en los que vive y en relación con sus objetivos, sus expectativas, sus normas, sus inquietudes. Se trata de un concepto muy amplio que está influido de modo complejo por la salud física del sujeto, su estado psicológico, su nivel de independencia, sus relaciones sociales, así como su relación con los elementos esenciales de su entorno. • Centros de día Servicio socio-sanitario y de apoyo familiar que ofrece durante el día atención a las necesidades personales básicas, terapéuticas y socioculturales de las personas con diferentes grados de discapacidad, que promueve la permanencia en su entorno habitual. Sus objetivos generales son favorecer condiciones de vida dignas entre las personas usuarias del centro y sus familiares y facilitar la continuidad en sus modos de vida y el logro de un mayor nivel de autonomía. • Centros de rehabilitación Constituyen un conjunto muy variado de recursos, tanto dentro del Sistema Nacional de Salud (rehabilitación hospitalaria, centros de salud mental, etc.), como en el ámbito de los servicios sociales (rehabilitación profesional en el sector de las Mutuas Patronales y en el sector de las entidades sin fines de lucro, atención precoz, rehabilitación logopédica, etc.).

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

255

• Centros de respiro familiar Están destinados a prestar servicios de atención integral por un período limitado de tiempo a miembros de una unidad familiar, con el fin de permitir a sus cuidadores tiempo libre y descanso. • Centros ocupacionales Tienen como finalidad asegurar los servicios de terapia ocupacional y de ajuste personal y social a las personas con discapacidad y enfermos mentales, cuya acusada discapacidad temporal o permanente les impide su integración en una empresa o en un Centro Especial de Empleo. La importancia de este tipo de centros estriba en el destacado papel que juegan en la normalización de determinadas personas con discapacidad física o intelectual, así como en enfermos mentales. • Clubes de ancianos Centros para personas mayores autónomas sin incapacidad. Son centros sociales de formación y socialización del anciano. • Cuidadores Individuos que proporcionan los servicios necesarios para el cuidado de otros en sus actividades cotidianas y para que mantengan el rendimiento en el trabajo, en la educación o en otras situaciones de la vida. Su actuación se financia mediante fondos públicos o privados, o bien actúan como voluntarios, como es el caso de los que proporcionan apoyo en el cuidado y mantenimiento de la casa, asistentes personales, asistentes para el transporte, ayuda pagada, niñeras y otras personas que actúen como cuidadores. • Cuidadores formales Profesionales o semiprofesionales, tales como enfermeras trabajadores sociales, médicos, abogados, personal de ayuda a domicilio , que cuidan de personas mayores en una amplia variedad de ámbitos. • Cuidadores informales Familiares o personas cercanas a la familia que cuidan de la persona mayor, realizando la tarea del cuidado bien en la casa de la propia persona mayor o en la casa del cuidador. • Cuidados no profesionales La atención prestada a personas en situación de dependencia en su domicilio, por personas de la familia o de su entorno, no vinculadas a un servicio de atención personalizada. • Cuidados paliativos La atención de las necesidades físicas, psicológicas, sociales, espirituales y existenciales de los pacientes con enfermedades terminales. El propósito de estos cuidados es el de conseguir la mejor calidad de vida posible, porque alivian el dolor, el control de los síntomas de la enfermedad y apoyar espiritual y emocionalmente al paciente y su familia. Se basan en una concepción global, activa y viva de la terapéutica, que comprende la atención de los aspectos físicos, emocionales, sociales y espirituales de las personas en situación de enfermedad terminal. Son sus objetivos principales el bienestar y la promoción de la dignidad y autonomía de los enfermos y de su familia, y los medios terapéuticos; el control de síntomas, el apoyo emocional y la comunicación cuando se encuentre delante de una enfermedad avanzada, progresiva e incurable, sin posibilidades razonables de respuesta a un tratamiento específico, y con una muerte previsible a corto plazo, causada ya sea por un cáncer, SIDA o cualquier otra enfermedad crónica y progresiva. • Cuidados profesionales Los prestados por una institución pública o entidad, con o sin ánimo de lucro, o profesional autónomo entre cuyas finalidades se encuentra la prestación de servicios a personas en situación de dependencia, ya sean en su hogar o en un centro.

256

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

• Deficiencia Es la pérdida o anormalidad de una parte del cuerpo (ej. estructura) o función corporal (ej. función fisiológica). Las funciones fisiológicas incluyen las funciones mentales. Anormalidad se refiere estrictamente a una desviación significativa de las normas estadísticas establecidas (ej. como la desviación de la media de una población con normas estandarizadas) y sólo debe usarse en este sentido. • Déficit en el funcionamiento La nueva clasificación de discapacidades de la OMS, denominada Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF), adoptada durante la 54ª Asamblea Mundial de la Salud (Ginebra 14-22 Mayo de 2001) (Organización Mundial de la Salud, 2001) establece que déficit en el funcionamiento (sustituye al término “deficiencia”, tal y como se venía utilizando por la anterior Clasificación Internacional de Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías, CIDDM, de 1980): Es la pérdida o anormalidad de una parte del cuerpo o de una función fisiológica o mental. En este contexto el término “anormalidad” se usa para referirse a una desviación significativa de la norma estadística (por ejemplo, la mediana de la distribución estandarizada de una población). • Dependencia El estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas u ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria. • Dependencia moderada Cuando la persona necesita ayuda para realizar una o varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día. • Dependencia severa Cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere la presencia permanente de un cuidador. • Deterioro cognitivo Daño progresivo, en mayor o menor grado, de las facultades intelectuales o físicas de una persona. El conjunto de fenómenos mentales deficitarios debidos bien a la involución biológica propia de la vejez o bien a un trastorno patológico (arteriosclerosis, parálisis general, intoxicación, enfermedades mentales de larga duración, etc.). • Discapacidad Es toda limitación grave que afecte o se espera que vaya a afectar durante más de un año a la actividad del que la padece y tenga su origen en una deficiencia. Se considera que una persona tiene una discapacidad aunque la tenga superada con el uso de ayudas técnicas externas. • Discriminación por edad La discriminación por edad es consecuencia de una diferenciación en el trato, la negación de derechos y oportunidades o el uso de imágenes estereotipadas de los individuos, solamente por su edad cronológica. Este hecho afecta a todas las edades, aunque en particular lo sufren las personas mayores, porque se basa en el envejecimiento y en el uso de arquetipos creados sobre la naturaleza y capacidad de los individuos de diferentes edades. • Enfermedades terminales Enfermedades en las que concurren las características de enfermedad avanzada, progresiva, incurable; falta de posibilidades razonables de respuesta al tratamiento específico; presencia de numerosos

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

257

problemas o síntomas intensos, múltiples, multifactoriales y cambiantes; gran impacto emocional en paciente, familia y equipo terapéutico, muy relacionado con la presencia explícita o no, de la muerte; pronóstico de vida inferior a 6 meses. • Envejecimiento Cambios graduales irreversibles en la estructura y función de un organismo que ocurren como resultado del pasar del tiempo. • Envejecimiento activo Cambios en los modelos de cómo se invierte el tiempo en los diferentes grupos de edad, forma de redistribuir actividades a lo largo de la vida. Proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen. El envejecimiento activo se aplica tanto a los individuos como a los grupos de población. [...] El término. “activo” hace referencia a una participación continua en las cuestiones sociales, económicas, culturales, espirituales y cívicas, no sólo a la capacidad para estar físicamente activo o participar en la mano de obra. [...] El envejecimiento activo trata de ampliar la esperanza de vida saludable y la calidad de vida para todas las personas a medida que envejecen, incluyendo aquellas personas frágiles, discapacitadas o que necesitan asistencia.[...] El término «envejecimiento activo» fue adoptado por la Organización Mundial de la Salud a finales de los años 90, con la intención de transmitir un mensaje más completo que el de «envejecimiento saludable» y reconocer los factores que junto a la atención sanitaria afectan a la manera de envejecer de los individuos y las poblaciones (Kalache y Kickbusch, 1997). El planteamiento del envejecimiento activo se basa en el reconocimiento de los derechos humanos de las personas mayores. • Envejecimiento saludable Es el envejecimiento donde los factores extrínsecos contrarrestan los factores intrínsecos del envejecimiento, evitando que haya poca o ninguna pérdida funcional. Existen otras tres características clave del envejecimiento saludable: riesgo bajo de sufrir enfermedades o tener alguna discapacidad causada por alguna enfermedad, alto rendimiento de las funciones físicas y mentales, compromiso activo con la vida. • Ética médica La Ética médica es una disciplina que se ocupa del estudio de los actos médicos desde el punto de vista moral y que los califica como buenos o malos, a condición de que ellos sean voluntarios y conscientes. Al decir “actos médicos”, hace referencia a los que adelanta el profesional de la medicina en el desempeño de su profesión frente al paciente (Etica Médica Individual) y a la sociedad. • Fragilidad La fragilidad se refiere a una condición en la cual las personas mayores tienen múltiples problemas sociales y médicos. Es el estado en el que se encuentran se caracteriza por su complejidad debido a la multiplicidad e interacción de problemas. Quizás una de las peores consecuencias de esta complejidad es que cuando la persona mayor frágil cae verdaderamente enferma, no se observan en ella los síntomas descritos para su enfermedad, sino que desarrolla síntomas no específicos, como el delirio o caídas. • Geriatría Parte de la medicina que trata de las enfermedades de la vejez. • Gerontagogía El término “gerontagogía” fue utilizado por Lessa (1978) y por Bolton (1978) para definir aquella ciencia aplicada que tiene por objeto la intervención educativa en sujetos mayores y que está en la frontera entre la educación y la gerontología. Se considera una “ciencia interdisciplinar cuyo objeto

258

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

de estudio es la vejez así como todos aquellos fenómenos humanos y sociales que se relacionan con ella” (Legendre, 1988). • Hospitales de día Centros exclusivamente sanitarios con la funcionalidad de dar un tratamiento puntual, limitado en el tiempo, a un paciente que necesita de unos cuidados y/o supervisión con frecuencia menor a la que se presta en una unidad de internamiento hospitalario, evitando de esta manera una estancia hospitalaria de 24 horas. También suelen ser empleados como recursos de evaluación y diagnóstico. • Inserción social Aceptación total de un grupo minoritario por parte del grupo dominante. • Necesidades de apoyo para la autonomía personal Las que requieren las personas que tienen discapacidad intelectual o mental para hacer efectivo un grado satisfactorio de autonomía personal en el seno de la comunidad. • Personas mayores Se considera población de edad o mayor a aquellas personas que tienen 65 o más años. El umbral es arbitrario, pero generalmente aceptado. Naciones Unidas también considera el umbral de los 60 años población mayor. • Recursos asistenciales Red de recursos y programas coordinados entre sí y a su vez con una red sanitaria y de servicios sociales comunitarios, de manera que se establece un circuito asistencial capaz de atender las necesidades y demandas directas de atención del grupo social (en este caso las personas mayores) o comunidad a la que esté dirigida la red asistencial. • Recursos domiciliarios Conjunto de programas, ayudas y personal que atienden las necesidades y demandas directas de las personas mayores en su propio domicilio, permitiendo facilitar su permanencia en el hogar. • Recursos sociales Conjunto de medios profesionales y materiales creados o potenciados por la Administración para facilitar el desarrollo de los individuos y grupos sociales, en este caso las personas mayores, una eficaz asistencia a nivel individual y colectivo para aquellos ciudadanos que lo precisen, procurando la plena integración social de los mismos en la medida de las posibilidades de cada uno. • Rehabilitación Según la ONU “es un proceso de duración limitada y con un objetivo definido, encaminado a permitir que una persona con deficiencia alcance un nivel físico, mental y/o social funcional óptimo, proporcionándole así los medios de modificar su propia vida. Puede comprender medidas encaminadas a compensar la pérdida de una función o una limitación funcional (por ejemplo, ayudas técnicas) y otras medidas encaminadas a facilitar ajustes o reajustes.” • Residencias asistidas Centros gerontológicos de atención especializada integral a mayores con graves minusvalías (demencia, incapacidad de locomoción, etc.). • Teleasistencia Es un servicio para la atención telefónica ininterrumpida, con un equipamiento de comunicaciones e informática específicos, que permite a las personas con discapacidad, que viven solas y/o con graves

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

259

problemas de movilidad, mantener una comunicación inmediata con un centro de atención que presta la respuesta adecuada. De esta manera este servicio ofrece seguridad y tranquilidad ante situaciones de riesgo, propicia además la permanencia en el domicilio, evitando la innecesaria institucionalización. [...] Es un servicio complementario de la ayuda a domicilio y aunque existen personas mayores que sólo tienen teleasistencia y no ayuda a domicilio de atención personal, lo más común es que ambas prestaciones se den juntas, sobre todo entre las personas mayores que viven solas. • Unidades de larga estancia Unidades específicas de internamiento con cuidados sanitarios en donde las previsiones de alta se alargan en el tiempo, aunque limitado. • Unidades de media estancia o de recuperación funcional Forma parte de un modelo asistencial destinado a la mejora funcional, a la prevención del deterioro o de la discapacidad y a la recuperación de los procesos derivados de una enfermedad reciente. Estas unidades pueden estar ubicadas en hospitales de agudos o fuera de ellos, y pueden dar respuesta a gran parte de las demandas que se generan en los hospitales de agudos para la provisión de cuidados continuados. • Valoración Geriátrica Integral Es un proceso diagnóstico multidimensional e interdisciplinario, dirigido a explicar los problemas médicos, psíquicos, sociales, y en especial, las capacidades funcionales y condiciones geriátricas, para desarrollar un plan de intervención, que permita una acción preventiva, terapéutica, rehabilitadora y de seguimiento, con la optima utilización de recursos a fin de mantener o recuperar la autonomía e independencia que puede haber perdido. La valoración geriátrica integral, comprende: la valoración clínica y de laboratorio (primera consulta), funcional, cognitiva, nutricional y social, cada una de ellas apoyada por la aplicación de escalas específicas, reconocidas internacionalmente. • Vejez Período de la vida en que se presentan síntomas de involución en el aspecto somático y psíquico. Es muy arriesgado establecer un tope cronológico para la vejez, pero, en términos generales, podemos decir que es un proceso vinculado en cierto modo a las condiciones previas del organismo. Por ejemplo, en sectores geográficos en que reina la depauperación, el envejecimiento se produce con una gran rapidez. En la civilización occidental, por el contrario, un hombre de sesenta años puede mantenerse en perfectas condiciones físicas y mentales. • Voluntariado Participación en actividades desarrolladas por entidades sin ánimo de lucro y marcadas por su interés social, sea en el propio país o en otros que están en vías de desarrollo o sufren guerras o catástrofes. El voluntario puede en ocasiones recibir alguna contraprestación económica por su labor social, si bien en la mayor parte de los casos el voluntariado es ejercido de forma desinteresada.

260

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

XVIII. Bibliografía

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

261

• CEPAL – CELADE .Protección Social de la Tercera Edad en Ecuador, Abril, 2007. • Ministerio de Salud Pública.Guías Clínicas de Geronto Geriátricas de Atención Primaria de Salud para el Adulto Mayor.Ecuador. Septiembre del 2008. • Ministerio de Salud Pública. Norma de la Atención Integral de Salud del Adulto Mayor. Chile 2007. • Pontificia Universidad Católica. Gerontología Básica. Lecturas complementarias. Chile. 1999. • CEPAL.Envejecimiento y Vejez en América Latina y el Caribe: políticas públicas y las acciones de la Sociedad. Alberto Viveros. 2001. • Ministerio de Salud Pública. Sistema de Información. Historia Clínica Única. Manual de uso de formularios básicos. Ministerio de Salud Pública del Ecuador. 2008. • Subnsecretaria de Prevención y Protección de la Salud. Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Programa de Salud del Adulto Mayor y el Anciano. Manual de Procedimientos.Toma de medidas clínicas y antropométricas en el adulto y adulto mayor. México. Abril 2002. • Ministerio de Salud Pública. Manual de Normas y Procedimientos del Sistema Integrado de Vigilancia Epidemiológica componente, alerta acción (SIVE-ALERTA). Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Epidemiología, departamento de Vigilancia Epidemiológica. Ecuador. Quito, enero de 2003. • Poder Legislativo.Constitución de la República del Ecuador 2008. Honorable Asamblea Nacional Constituyente. Ecuador 2008. • Congreso Nacional de la República del Ecuador. Ley del Anciano. Ecuador. • Ministerio de Salud Pública. Políticas Integrales de Salud para el Adulto- Adulto Mayor. Ministerio de Salud Pública, Dirección de Normatización del Sistema Nacional de Salud.Quito- Ecuador, abril de 2007 • Organización Panamericana de la Salud OPS/OMS. Plan regional de atencion a las personas adultas mayores.OPS/OMS.Washington 2010. • Consejo Nacional de Salud. Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos.7ma edición. Comisión Nacional de Medicamentos e Insumos. Mayo 2009. • Proyecto de Atención Primaria de Salud. Convenio Ecuatoriano-Belga. 100 Protocolos Terapéuticos. Dr. Marcelo Lalama, docente y consultor en medicamentos, primera edición.Ecuador, abril 2002. • Oganización Panamericana de la Salud. Asociación de Facultades Ecuatorianas de Ciencias Médicas y de la Salud- AFEME. Buenas prácticas de prescripción.100 protocolos terapéuticos. Dr. Marcelo Lalama, docente y consultor en medicamentos,tercera edición.Ecuador, 2004. • Corporación para investigaciones biológicas. Fundamentos de Medicina. Geriátrica. López Jorge, Cano Carlos, Gómez José.Medellín Colombia 2006. • Organización Panamericana de la Salud. Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud. Guía Clínica para atención de las personas adultas mayores. Promoción de la Salud y envejecimiento activo. Serie de materiales de capacitación. Número 1. División Promoción de la Salud. Programa de Salud de la Familia y Población. Unidad de Envejecimiento y Salud. Organización Panamericana de la Salud. Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud. Cuarta edición 2004. • Beaver, Marrion L, y A.Miller . Trabajo Social 5Social 5: La práctica clínica del trabajo social con las personas mayores. Intervención primaria, secundaria y terciaria. España:PAIDOS. • Brees M, Berkow R: The Merck Manual of Geriatrics NJ Merck Research Laboratories, 2000. • Binstock, Robert H. y Linda K. George. Handbook of Aging and the Social Sciences. N.Y. Academicress, 1997. • Fundación Novartis para Estudios Gerontológicos: www.healthandage.com, en la sección Health Centers, encontrará una sección sobre caídas y accidentes (falls and accidents). En ella podrá revisar

262

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

• • • • • •

• • • •

• • •

• • • • •

• • • • • • •

artículos y referencias sobre la prevención y el manejo de problemas relacionados a caídas y accidentes en las personas adultas mayores. Instituto Merck de Envejecimiento y Salud: www.miahonline.org/tools/falls/, tiene un “tool kit” muy completo para evaluar riesgo, prevenir y manejar en la atención primaria los problemas de caídas de las personas adultas mayores. Inouye SK et al. The Confussion Assessment Method. Annals int med. 1999 Inouye SK, Bogardus ST, Charpentier P, Leo-Summers L, Acampora D; Holford and Cooney LM. A Multicomponent Intervention to Prevent Delirium in Hospitalized Older Patients. NEJM 1999. Jahnigen DW. Delirium in the elderly hospitalized patient. Hosp Pract 1990. Kane, Robert L., J. Ouslander y I. B. Abrass, Geriatría Clínica. 3a. Edición. México: MacGraw-Hill Interamericana, publicación de PALTEX, Organización Panamericana de la Salud. 1997. Cacabelos R: Enfermedad de Alzheimer. JR Prous Editores, Barcelona, 1997. Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud. Décima Revisión. (1995) Publicada por la Organización Panamericana de la Salud, Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud. Washington, D.C. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders – Fourth Edition (DSM-IV) (1994) published by the American Psychiatric Association, Washington, D.C. El Instituto Merck de Envejecimiento y Salud: Took kit sobre Pérdida de la Memoria. www.miaholine. org/toolsFundación Novartis para Estudios Gerontológicos: www.healthandage.com , en la sección Health Cen- ters, encontrará una sección sobre Alzheimer’s Disease and Related Disorders Meyers B, Depression and other mood disorders en Cobs EL, Duthie EH, Murphy JB, eds. Geriatrics Review Syllabus: A Core Curriculum in Geriatric Medicine. 5th ed. Malden, MA: Blackwell Publishing for the American Geriatrics Society; 2002. Módulos de Valoración Clínica del Adulto Mayor Ediciones OPS 2008. Fried LP, Ferruci L, Darer J, et al. Untangling the Concepts of Disability, Frailty, and Comorbidity: Impli- cations for Improved Targeting and Care. J Gerontol 2004. Nourhashemi F, Andrieu S, Gillette-Guyonnet S, et al. Instrumental activities of daily living as a potential marker of frailty: a study of 7364 community-dwelling elderly women (the EPIDOS study). J Gerontol A Biol Sci Med Sci 2001. Rockwood K. Medical management of frailty: confessions of a Gnostic. CMAJ 1997. Schechtman KB, Ory MG. The effects of exercise on the quality of life of frail older adults: a preplanned meta-analysis of the FICSIT trials. Ann Behav Med 2001. Gurwitz JH, Avorn J. The ambiguous relation between aging and adverse drug reactions. Ann Int Med 1991; 114:956-966. Lamy PP, ed. Clinical pharmacology (symposium). Clin Geriatric Med 1990; Reuben DB, Yoshikawa TT, Besdine RW, eds. Geriatrics Review Syllabus: a Core Curriculum in Ge- riatric Medicine, Third edition. Dubuque, Iowa: Kendall/Hunt Publishing Rochon PA, Gurwitz JH. Drug therapy. Lancet. 1995. Sloan RW. Principles of drug therapy in geriatric patients. Am Family Phys 1992. American Journal of Med Sci. 1997. Este número de la revista está dedicado com- pletamente a la evaluación y el manejo de la incontinencia urinaria Cohn Es. Hearing loss with aging. Clinical Geriatric Medicine 1999. Kane Roberto L, Ouslander J. I.B.Abrass. Geriatrí Clínica. 3a. Edición. México: McGraw-Hill Interamericana. Publicación de PALTEX, Organización Panamericana de la Salud. 1997. Beers, Mark H. y Robert Berkow. The Merck Manual of Geriatrics. Edición 2000 disponible en internet: www.merck.com/pubs/mm_geriatrics/.North America. Shamburek RD, Farrar JT. Disorders of the digestive system in the elderly. New Engl J Med 1990. Sklar M, ed. Gastroenterologic problems (symposium). Clin Geriatric Med 1991. Nesher G, Moore TL, Zuckner J. Rheumatoid arthritis in the elderly. J Am Geriatr Soc. 1991.

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

263

• Ling SM, Bathon JM. Osteoarthritis in older adults. JAGS 1998. • Loeser RF, ed. Musculoskeletal and connective tissue disorders. Clinic Geriatric Med 1998. • Kane Robert L., J. Ouslander, I. Abrass. Geriatria Clínica. 3a. Edición. México: McGraw-Hill Interamericana, edición PALTEX de la Organización Panamericana de la Salud. 1997. • Módulos de Valoración Clínica del Adulto Mayor Ediciones OPS 2008 . • Quan A, Kerlikowski, Gueyffier F, Boissel JP, INDANA Investigators. Farcmacoterapia para hypertension arterial en mujeres de diferentes razas. (Cochrane Reviews). In: the Cochrane Library, Issue2, 2004. Oxford:Update Software. • Gordon H. Williams. Vasculopatía Hipertensiva.Harrison Medicina Interna 15° Edición. • Paul E. Epstein. Medical Knowledge. Self – Assesment Program. Nephrology and Hypertension. Copyright 2003. American College of Physicians. Printed in the United Rodríguez Mañas L. y Monereo Megías S. El Anciano con Diabetes. Publicado por la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición y la Sociedad Española de Medicina Geriátrica. España. 2002. • World Health Organization. Definition, Diagnosis and Classification of Diabetes Mellitus and its Complications. Report of a WHO Consultation. Geneva, 1999. WWHO/NCD/NCS. • Mulvow C, Lau J, Cornell J, Brand M. Pharmacoterapy for hypertension in the elderly (Cochrane Review). In : The Cochrane library, Issue2, 2004. Oxford:Update Software. • Marras TK, Chan CK. Management of Community Acquired Pneumonia in the elderly. Clinical Geriatrics, 2002. • Gallardo J, Castelao J. Tratamiento actual de la neumonía adquirida en la comunidad. Tiempos Médicos. 2001. • Walker-Bone K, Dennison E, Cooper C: Epidemiology of osteoporosis. Rheum Dis Clin NA 2001. • Kenny A, Prestwood K: Osteoporosis. Pathogenesis,Diagnosis and treatment in Older Adults. Rheum. Dis Clin NA 2000. • Cauley JA, Thompson DE, Ensrud KC, et al : Risk of mortality Following clinical fractures. Osteoporos Int 2000. • Beers,MH Y berkow R. Men`s and Womens Health Issues. The Merck Manual of Geriatrics. Internet edition 2000. • Whitmore. WF. Benign prostatic hyperplasia:Widespread and sometimes worrisome. Geriatrics 1981. • Manual Merck de Geriatría, segunda edición. Madrid:Ediciones Harcourt, SA. 2001.

264

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

XIX. Colaboraciones

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

265

Colaboración de la Comisión Técnica Ejecutiva de Salud del Adulto Mayor • Dra.Carmen Laspina. Presidenta • Dr. Nelson Jurado • Dr. Alberto Paz • Dr. Diego Martinez • Lcda. Cecilia Oviedo • Eco. Sara Naranjo • Dra. Eulalia Narvaez • Dr. Vinicio Yánez • Lcda. Martha Cantos • Dr. Xavier Toledo • Dr. Patricio Buendía • Dr. Fernando Orbe • Dr. Patricio Jácome • Dr. Vasco Nuñez • Dra. Susana Tito Instituciones Participantes Ministerio de Inclusión Económica y Social Sociedad Ecuatoriana de Geriatría Núcleo de Pichincha Universidad Central del Ecuador. Facultad de Medicina Escuela Nacional de Enfermería Pontificia Universidad Católica del Ecuador Instituto Ecuatoriana de Seguridad Social Policía Nacional Municipio Metropolitano de Quito Colegio de Trabajadoras Sociales Pichincha Junta de Beneficencia de Guayaquil M.I. Municipalidad de Guayaquil Dirección de normatización del Sistema Nacional de Salud • Dr. Eduardo Yépez García Director Nacional de Normatización • Dr. Washintong Estrella Pozo Coordinador Técnico • Lcda. Lourdes Pazmiño Figueroa Coordinación General • Dra. Irlanda Ordóñez Gárate Líder del Área de Salud del Adulto Mayor • Dra. Galud Pinto

• Dra. Eugenia Ayala • Dra. Marcia Brito Área de Salud del Adulto Mayor Miembros del Comité Historia Clínica Única • Dr. José Avilés. Presidente • Demógrafa Renata Jara • Lcdo. José Madero • Ing. Lupe Orozco • Lcdo. Segundo Silva • Dr. Washington Estrella Apoyo Técnico • Dr. Oscar Suriel Consultor OPS/OMS • Dr. Ismael Soriano Consultor OPS/OMS • Dr. José Villacís Consultor Temporal OPS • Dra. Alicia Villalobos Consultora EUROSOCIAL

Participantes en la revision del documento: Dirección Provincial de Salud del Guayas • Dra. Mariana Balseca Haro Responsable Área Salud Adulto Mayor Dirección Provincial • Lcda. Alba Verduga Monar Área de Salud Nº 6 • Dra. Martha Segarra Área de Salud Nº 6 • Dr. José Navarro Macías Área de Salud Nº 6 • Dr. Arcesio Varas Chiriboga Área de Salud Nº 6 • Dra. Jannina Chancay. D Área de Salud Nº 9 • Lcda. Patricia Calderón Cárdenas Área de Salud Nº 9 • Dra. Jannina Esperanza Nieto Área de Salud Nº 9

266

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •

Dr. Manuel Montero Área de Salud Nº 9 Lcda. Clara Alcìvar Área de Salud Nº 9 Dr. Willam Medina Hospital Abel Gilberth Lcda. Silvia Salinas Alarcón Hospital Abel Gilberth Dr. Walter González Garcia Hospital Abel Gilberth Lcda. Laura Astudillo Hospital Abel Gilberth Lcda. Lucy Candel Hospital Abel Gilberth Dra. Marisol Valle Hospital Abel Gilberth Lcda. Marìa A. Reyes Sánchez Hospital Alfredo J. Valenzuela Lcda. Patricia del Pozo Ortega Hospital Alfredo J. Valenzuela Dra. Olga Valarezo Alvarado Hospital Alfredo J. Valenzuela Dr. José Zaporta Pacheco Hospital de Infectología Lcda. Ivonne León Paredes Área de Salud Nº 3 Lcda. Yolanda Aldas Beltran Área de Salud Nº 3 Dra. Janeth Muñetón Área de Salud Nº 3 Lcda. Sonnia Narvaez Área de Salud Nº 5 Dr. Javier Canales Gomez Área de Salud Nº 5 Lcda. Maritza Merino Área de Salud Nº 5 Lcda. Piedad Bustamante Área de Salud Nº 10 Dra. Sandra Sánchez Martinez Área de Salud Nº 2 Lcda. Aída Delgado M Área de Salud Nº 2 Lcda. Doly Mosquera Área de Salud Nº 8 Dra. Piedad Sellarn Área de Salud Nº 4 Lcda. Betty Castelo Área de Salud Nº 4 Lcda. Mónica Arellano M Lcda. Derna Gòmez C. Área de Salud Nº 11

• • • • • • • • •

Lcdo. Angel Sánchez Área de Salud Nº 11 Dr. Jaime Dueñas Área de Salud Nº 11 Lcda. Georgina López Yagual Área de Salud Nº 11 Dra. Ana María Cantos Área de Salud Nº 11 Dra. Luisa Castillo M. Área de Salud Nº 12 Dr. Carlos Ullauri Área de Salud Nº 12 Dr. Luis Del Pezo Tomalá Área de Salud Nº 12 Dr. José Viscarra Viscarra Área de Salud Nº 12 Dra. María Sánchez Área de Salud Nº 5

Subsecretaria Regional de Salud Costa Insular • Dr. Jorge Toledo • Dr. Frank kufán • Abogada Russa Villamar • Dr. Alfredo Borja Otras Instituciones • Dr. José Barriga Estarellas, Hospital Luis Bernaza. Junta de Beneficencia. Guayaquil • Lcda. Narcisa Bonilla Monar. Hospital Lorenzo Ponce. Junta de Beneficencia. Guayaquil • Dra. Rocio Parada Romo. Dispensario Nº 31 del IESS. Guayaquil • Dr. René Carvajal Guerra. Clínica de la FAE. Guayaquil • Lcda. Victoria Aspiazu. Asilo Bien Público Junta de Beneficiencia. Guayaquil • Lcda. Zaida Zapatier. Centro Gerontológico Arsenio de la Torre. Guayaquil • Tecnóloga. Nelly Moreno. Hospicio Corazón de Jesús. Junta de Beneficencia.Guayaquil • Dr. Ernesto Romero Toro. M.I.Municipalidad de Guayaquil • Dr. Carlos Farhat. M.I.Municipalidad de Guayaquil

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

267

• • • •

Dra. Mercedes Hidalgo. Fundación La Huella. Guayaquil Lcda. Carmen de Roldán. Centro Gerontológico F. Clemencia. Guayaquil Sor Susana Nuñez. Hogar San José. Guayaquil Lcda. Lourdes Constante. Hogar San José. Guayaquil

Dirección Provincial de Salud de Santa Elena • Dr. Simón Quimi Barzillo • Lcda. Lourdes De La A Sánchez Hospital de Salinas • Dra. Mireya Villón Rodriguez Hospital “La Libertad” • Dr. Ruperto Gonsalez Yagual Hospital de Santa Elena Dirección Provincial de Salud de El Oro • Dra. María del Carmen Santillán Dirección Provincial • Dr. Willan Guzman C. Centro de Salud “Mabel Estupiñan” Dirección Provincial de Salud de Sucumbios • Lcda. Ofelia Gutierrez Dirección Provincial • Dr. Freddy Ayluardo S. • Dr. Fernando Salazar B. Hospital “Sucumbíos” Dirección Provincial de Salud del Azuay • Dr. Ignacio Cobos Dirección Provincial • Dra. Sandra Peña Dirección Provincial • Dr. José Crespo Área de Salud Nº 5 • Dr. Pablo Armijos Peña Área de Salud Nº 4 • Dr. Tarquino Marin Hospital “Azoguez” • Dr. Jorge Carranza Hospital “Vicente Corral Moscoso” • Dr. Fernando Vidal M Hospital “M.Estrella”

• • • • • •

Dra.Carmen Capelo Área de Salud Nº 2 Dr. Edgar Zúñiga Área de Salud Nº 1 Dr. Neptalí Espinoza Área de Salud Nº 3 Dra. Adriana Moreno Área de Salud Nº 1 Dra. Magdalena Carpio Hospital “Vicente Corral Moscoso” Dra. Eulalia Buitrón Hospital “Giron”

Otras Instituciones • Lcda. Yolanda Arias Gerontología. MIESS • Dr. Jaime Morales Universidad Estatal de Cuenca Dirección Provincial de Salud de Cañar • Dr. Marcelo Sacoto Dirección Provincial • Dr. Marco Cordero Área de Salud Nº 1 Dirección Provincial de Salud del Napo • Dra. Myriam Muñoz Dirección Provincial Dirección Provincial de Salud de Loja • Lcda. Graciela Muñoz Dirección Provincial Dirección Provincial de Salud de Manabí • Lcda. Ligia López • Dr. Juan Manuel Haro • Lcda. María Luisa Almeida Dirección Provincial de Salud de Orellana • Dr. Santiago Rodriguez Área de Salud Nº 2 • Dr. Antonio Castro • Dr. Edwuardo Nole Dirección Provincial de Salud de Zamora Chinchipe • Dr. Angel Chamba Vega Dirección Provincial

268

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

• •

Dr. Marco Robles Dirección Provincial Dr. Enrique Ramón Área de Salud Nº 1

• •

Dr. Ernesto Almeida Hospital General Lcda. Teresa Reyes Dirección Provincial

Dirección Provincial de Salud de Pichincha • Dr. Juan Salinas Responsable Área de Salud Adulto Mayor • Lcda. Susana Proaño Área de Salud Nº 3 • Dr. Carlos Castillo Hospital “San Lazaro” • Ing. Luis Caranqui Hospital “San Lazaro” • Dra. Paulina Proaño Área de Salud Nº 10 • Dra. Jeanneth Prócel Área de Salud Nº 10 • Dr. Fernando Orbe Hospital del “Adulto Mayor” • Dr. Diego Martinez Hospital “Eugenio Espejo” Área de Salud Nº 4 • Dra. Edelina Alarcón Área de Salud Nº 9 • Dra. Melania Cabrera Área de Salud Nº 22 • Dra. Gloria Larrea Área de Salud Nº 19 • Obst. Katy Tapui Área de Salud Nº 9 • Dra. Patricia Baez Otras Instituciones • Dra. Elizabeth Moya Hospital “Carlos Andrade Marín “ • Dra. Susana Borja “Hogar de Vida” • Dr. Miguel Parreño “Hogar de Vida” • Dra. Susana Tito Pontificia Universidad Católica de Ecuador • Soc. Angel Medina. Director Nacional de Gerontología del MIES • Dr. Vasco Nuñez CEAM Dirección Provincial de Salud del Carchi • Dr. Christian Terán Hospital “El Angel”

Dirección Provincial de Salud de Imbabura • Dra. Yolanda Checa Área de Salud Nº 1 • Dr. Harvi Reascos Centro Gerontológico Larga Estancia Dirección Provincial de Salud de Cotopaxi • Dra. Susana Moscoso Dirección Provincial • Dr. Guillermo Gambira • Dr. Becover Suarez Área de Salud Nº 4 • Dr. Cristobal Rosero Hospital General Dirección Provincial de Salud de Chimborazo • Lcdo. Herando Chamorro Dirección Provincial • Lcda. Rosa Elena Lara Dirección Provincial • Dr. Galo Chinizaca • Dr. Fausto Maldonado Hospital General Dirección Provincial de Salud de Pastaza • Lcda. Marlene Villacrés Dirección Provincial • Dr. Edgar Mora Brito Hospital General • Dra. Claudia Avila Dirección Provincial de Salud de Santo Domingo de los Tsáchilas • Dra. Karina Aguirre Área de Salud Nº 1 • Dra. Melania Cabrera Centro de Salud “Augusto Egas” Dirección Provincial de Salud de Tungurahua • Lcda. Martha Sánchez Dirección Provincial

NORMAS Y PROTOCOLOS DE ATENCIÓN DE SALUD INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR

269

• •

Dr. Edwin Loza Sánchez Hospital General Dra. Violeta Medina Hospital Básico Baños

• Dra. Glenda Illescas • Dra. Justina Falconí Dirección Provincial de Bolívar • Dra. Wendy Garnica V. • Dra. Fernanda Balseca Otras Colaboradores: • Lcdo. Napoleón Pozo. Dirección de Control y Mejoramiento en Salud Pública. • Tecnóloga Tania Erazo Pastoral Familiar

Dirección Provincial de Salud de Esmeraldas • Dr. Guillermo Estupiñan Dirección Provincial • Dr. Edwin Arroyo • Obst. Sandy Castillo Dirección Provincial de Los Ríos • Dra. Jhaneth Rodríguez

270

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful