HAIKUS IMPUROS

Miguel Martínez Ignacio Velasco

I Hoy en el súper frente a los congelados quemo lo nuestro.

II Llevan razón los extremos se tocan; te odio en Australia.

III Cada suicida muere del mismo amor por el que mata

IV Andén de metro: Yo, tan lejos del cielo, no aguanto el vértigo

VI Querido Dios confiesa, dónde está la cámara oculta.

El mundo se ha vuelto rematadamente extraño. Eso parece. Pandemias informativas, redes sociales , movimientos new age, capitalismo gore, cocina deconstructiva, móviles de última generación, chocolaterapia, homeopatía, terrorismo posmoderno, crisis económica, crisis de valores, crisis del concepto de crisis… No queda tiempo para pararse un rato y contemplar como la mariposa emprende el vuelo. Estos haikus han sido compuestos desde el respeto al haiku tradicional, a la mariposa incluso, pero también desde la imposibilidad de sustraerse al mundo que nos rodea. Un mundo que no se juega ya en el tablero de la naturaleza sino en la maraña de lo cotidiano. Por eso están atravesados por la impureza de lo transitorio. Estos haikus han sido arrancados al tiempo en la oficina, el metro o la despensa. Son haikus impuros que quizá no sean haikus y quizá tampoco sean demasiado impuros. Pero a estas alturas… ¿queda alguien que crea de verdad en los nombres?

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful