Está en la página 1de 1

Novela española

Hacia 1550 surgen varios géneros literarios hasta entonces desconocidos. Entre
ellos se encuentran la novela pastoril, la novela morisca, la novela picaresca. Y la
novela de caballería

La novela pastoril, que narra las aventuras y desventuras amorosas de pastores


idealizados, es un género que ya había florecido con antelación en Italia y
Portugal. El ejemplo más notable de novela pastoril en lengua española es La
Diana del portugués Jorge de Montemayor.

La novela morisca fue una invención española que combinó las tendencias
literarias de los siglos anteriores con las del siglo XVI, presentando los relatos
caballerescos de la guerra contra los moros en forma de novela. Su primer
ejemplo es el relato anónimo Historia de Abencerraje y la hermosa Jarifa (1598).

Novela picaresca, extensa obra de ficción, por lo general de carácter satírico, cuyo
personaje principal es un individuo cínico y amoral. La novela picaresca narra una
serie de incidentes o episodios de la vida del protagonista que se presentan en
orden cronológico sin entremezclarse en una trama sólida. El género se originó en
España a mediados del siglo XVI y tomó su nombre de la figura del pícaro. El
primer ejemplo de novela picaresca español es el Lazarillo de Tormes.

Los escritores de novela picaresca presentan una visión sombría de la humanidad,


no menos distorsionada a su manera que la imagen idealizada de la literatura
bucólica o de caballerías. En contraposición a esa visión deformada de la
naturaleza humana.

Las novelas de caballería basan en la odisea de un caminante que se enfrenta a


múltiples azares batallas, desafíos, amores, pérdidas, reencuentros y tránsitos,
normalmente en un espacio lejano y exótico.