Está en la página 1de 16
- N I@N Diciembre de 2005, Numero 4, paginas 31 - 46 ISSN: 1815-0640 Avatares y estereotipos sobre la ensefianza de los algoritmos en matematicas José Antonio Fernandez Bravo Resumen ‘A partir de lo que se entiende por “algoritmos’, se analiza la ensefianza actual de éstos en el tea de Mateméticas, dentro de la Educacién Primaria (6-12 afios de edad). Desde las posibles causas de las dificultades y bloqueos didacticos mas frecuentes, se cuestionan las Tespuestas estereotipadas de algunas preguntas convencionales. El autor distingue dos clases de algoritmos en la actividad escolar y, desde esa diferenciacion, intenta destapar procedimientos perturbadores e identificar Intervenciones educativas que faciliten el desarrollo del pensamiento matemiatico y la adquisicién de su conocimiento. Abstract ‘The present teaching techniques applied in Elementary Mathematics (6~12 year olds) stemming from what are known as “algorithms” are analysed. Starting off with the possible causes for common difficuties and didactic mental block, stereotyped answers to some ‘common question are placed in doubt. The author identifies two types of algorithms that are frequently applied in school activities and from these, attempts to uncover ineffective methods | and identify educational procedures that facilitate the development of mathematical thought and the acquisition of mathematical knowledge. gLa automatizacién de los pasos a realizar en la aplicacién del algoritmo, describe el hacer matematico? ¢Tiene sentido actualmente [a ensefianza de {os algoritmos sobre las cuatro operaciones basicas? ¢Qué procedimientos deberiamos favorecer y cuales deberiamos olvidar? 2Es posible sustituir la rutina ignorante del automatismo por la accién desafiante del pensamiento? ¢Por qué seguimos apoyando nuestra actuacién didactica en criterios tradicionales sin sentido, aun a pesar de producir en el pensamiento de nuestros alumnos un vacio de significado? ¢Qué nos aportan a los docentes los libros de texto y materiales escritos para que tanto abusemos de ellos, si admitimos constantemente que el exceso de éstos, provoca: en la ensefanza, un horrible drama; y, en el aprendizaje, el cortejo a un razonamiento perdido? Si por la accién correcta del pensamiento se entienden muchas cosas, no se entenderan aquellas muchas en las que esta accién no est presente. Avatares y estereotipos sobre la ensenanza de los algoritmos en matematicas Jose Antonio Fernarste Baw Introduccion La Matematica esta llena de algoritmos': el de la multiplicacién, el de la divisién, el algoritmo de Euclides 0 el método de Gauss para resolver sistemas de ecuaciones...; son ejemplos, entre otros. En nuestra propia actividad cotidiana podemos encontrar muchos algoritmos; una misma receta de cocina, puede llevarnos a su aplicacién. Podriamos decir vagamente que un algoritmo es el conjunto de pasos a realizar, necesariamente ordenados y finitos* para alcanzar un objetivo. Si quisiéramos obtener un articulo de una maquina, deberiamos seguir una serie de pasos: 1) Introducir una cantidad de dinero igual al precio que marca el articulo, o superior en el caso en el que devuelva cambio 2) Pulsar la seleccién del articulo que se desea adquirir 3) Recoger el articulo. Este sencillo conjunto de acciones ordenadas puede representar, aunque de forma simplificada, facilmente un algoritmo. Si tuviéramos que crear un algoritmo para conseguir un determinado objetivo A en la vida real, deberiamos hacer un buen uso de la observacién y del sentido comin, anotando los pasos que, mediante la experimentacién, nos permitieran obtener la secuencia de operaciones a realizar. A nivel cientifico, el proceso de creacién de un algoritmo es mas o menos parecido; sin separarse mucho de la idea anterior, también necesita de la observacién, la experimentacién y la légica. Sin razonamiento légico seria imposible crear algoritmo alguno; es vital, pero también lo es un gran dominio de la materia y un pensamiento creativo. Conviene sefialar que la obtencién de un mismo resultado no requiere necesariamente la aplicacion del mismo algoritmo. Krinitski (1988) distingue los algoritmos que se aplican en la vida cotidiana, de los algoritmos cientificos. Los primeros se basan en la experiencia, pero no estan ‘sometidos a ningun andlisis de verificacién estricta y precisa; a éstos los denomina algoritmos “en sentido intuitivo". En la actividad escolar, nos gustaria también distinguir dos clases de algoritmos: el ‘sumiso’, y el “innovador”*. Entenderemos por algoritmo sumiso el que se impone para realizar la accién operativa, ~el pensamiento se somete a una aceptacién de lo que hace sin entender por qué lo hace-, obligando al entendimiento de! alumno* que lo utiliza a rendirse ante la Un aigoritmo se identifica en e! conjunto de una secuencia de pasos operatives para la realizacion de una tarea 6 la resolucion de un problema La palabra “algoritmo’ se debe al matematice y astronomo Al-Khowarizm! (Ai yanzmy) (780-850) miembro de la "Casa de a Sabidurie’ fundada en Bagdad por el calla Al-Mamun (809-839) Al-kKhowarizm, eseribia un libra sobre aritmetics (traducido al latin en els. IX por Adelarde de Bath y Roberto de Chester), en et que hace una exposicion exhaustiva del sistema de numeracién hindi Este sistema se empezo 8 conacer como «el de Al-Khowerizmi» y, por las defoimaciones que tuvo Hegé a la palabra «algorismin, scaigorismo» 0 «algocimos ‘Cuando el algoritmo entra en una cadena infinita de pasos y nunca terminaria de llegar a un resukado, se dice que ese algortmo es iaplicable, para ese dato o conjunto de datos iniciales en esa operacion, He tenido que utlizar estas palabras de distincion para expresar una idea: por un lado. de dificil aceptacion (ya ‘que se cree que para algunas operaciones sélo existe un algortima), y. por otto, de dificil entendemiento para flgunos docentes (ya que se identifea dnicamente la validaz del algoritmo, en ja coincidencia de éste con el de 'a tradicion didactica neredada por ellos en su epoca estudianti Para ovitar redundancia y complajdad en la lecture. debido a que en ocasiones debemos expresar la idea con demasiadas oraciones subordinadas, utlizaremos las palabras “nifos, alunos, profesares...” para designar tambien a nilas, alumnas, profesoras.. respectiveme: UN T@ Neeustaraczonnerocana de c0UCACION MATEMATIC-DIIEMBRE DE 2005-WMERO 4-PGINA 32 Avatares y estereotipos sobre la ensefianza de los algoritmos en matematicas Jase Antario Fernanda Bravo el algoritmo innovador, seria aquel que se ‘comprendiendo y entendiendo, tanto lo que rutina de su aplicacién. Por el contrari aplica con opcién de decisién propi se hace como el por qué de ello. Un posible algoritmo en el quehacer cotidiano de la ensefianza de la matematica, puede representarse en la exposicién de los pasos que deben dar nuestros alumnos para “multiplicar un nimero cualquiera de tres cifras por otro de una cifra’, por ejemplo: 1) Multiplica el numero de una cifra por el nimero de unidades del nimero de tres cifras y escribe, sdlo y bajo la linea marcada, la cifra de las unidades obtenida 2) Multiplica el numero de una cifra por el numero de decenas del nmero de tres cifras y simale al resultado, en su caso, el numero de decenas obtenido en fa multiplicacion realizada en el primer paso 3) Como si de un solo numero se tratase, del resultado obtenido en el paso 2), escribe solo el nimero de unidades obtenido al lado izquierdo del nimero que hay bajo la linea 4) Multiplica e! nimero de una cifra por el numero de centenas. Si al andlisis de los pasos anteriores le dedicamos el tiempo necesario, nos damos cuenta que el hacer matematico no esta en la aplicacion del algoritmo, sino en los mecanismos intelectuales que nos han permitido llegar a él; al actuar de esa forma, les estamos presentando vagamente la conclusién del proceso intelectual que se ha llevado a cabo, y eso, a nuestro juicio, mucho se aleja del quehacer matematico’. La Matematica no esta en la aplicacién reiterada de movimientos, sino en la cantidad de ideas que se relacionan. Hay muchas formas de llegar al resultado si se comprende lo que se hace, y hay mil formas de multiplicar que se apoyan siempre en propiedades y relaciones matematicas. El algoritmo, deberia ser el punto de llegada® y siempre como necesidad de abreviar el tiempo dedicado a la obtencién del calculo pedido. Si en la escuela se actuara tal y como se ha descrito anteriormente para multiplicar, por ejemplo, “un numero de tres cifras por otro de una cifra’, estariamos aplicando’ un algoritmo sumiso y seria dificil desarrollar en los alumnos: la observaci6n, la experimentacién, la intuicién, el razonamiento légico, la creatividad y la emocién por el saber hacer... Tristemente, aunque hasta ahora hayamos pretendido extrafiar la realidad, es el desierto hacer cotidiano y habitual de la escuela lo que se esta relatando; los sombrios avatares de los estereotipos que se representan normalmente en nuestras sumisas aulas. Los nifios imitan sin saber por qué hacen lo que hacen o, por qué dicen lo que dicen. Cuando utilizan el algoritmo (sumiso), en muchas ocasiones, tardan més en obtener el resultado que si lo intentan por sus propios métodos ~sus propios métodos, desde la correccién matematica, también son algoritmos Bertrand Russell (1985). escribia con énfass de protesta “Cuando nuestros nites mal aprenden. sin gracia cosas acerca de as clases estin recibiendo lo que queda, al paso del tiempo y bajo al apisonadora de la Vulgandad. de! brilante esfuerzo intelectual de unos hombres No conviene olvidar que una de las tareas fundamentales de la Matematica consiste en la necesidad de trabajar fen una Teoria sustancial de algortmos. Cuando e) algoritmo es el punto de legada de un proceso intelectual feste se convierte, sin duda, en innovador : 2 UPN T& Neeeastatsenosnerocana 0€ E0UCACION MATEMATICA -DIIEWBRE DE 2005 NIMERO 4-PAGNA32