P. 1
La reforma del Presidente Obiang Nguema un cadena de Engaños

La reforma del Presidente Obiang Nguema un cadena de Engaños

|Views: 177|Likes:
Publicado porasodegue

More info:

Published by: asodegue on Feb 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/22/2012

pdf

text

original

CPDS

Órgano:

CONVERGENCIA PARA LA DEMOCRACIA SOCIAL DE GUINEA ECUATORIAL

C/ 3 de Agosto, 72, 2º 1ª. Apdo Correos 441. Tel/Fax: 00 240 9 2013. Malabo (Guinea Ecuatorial) E-mail: cpds@intnet.gq; cpds@hotmail.com; cpds-ge@yahoo.es; web: http://cpds-gq.org

COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL.

Referencia: SECRETARÍA GENERAL.

La reforma constitucional del Presidente Obiang Nguema una cadena de Engaños El día 27 de octubre, los representantes de los partidos políticos fueron convocados por el ministro del Interior y Corporaciones Locales a una reunión para hacerles entrega, por fin! del texto de la reforma de la Ley Fundamental, mantenido oculto hasta entonces. Cada representante recibió un solo ejemplar con la promesa de que en días posteriores se repartiría más ejemplares. El ministro habló de algo más de un millón de ejemplares a reproducir y repartir entre la ciudadanía. Pero, era fácil deducir de las palabra del ministro que esta era una falsa promesa como las que han jalonado el proceso de reforma, protagonizadas por el presidente Obiang Nguema. No hubo ni un millón de ejemplares ni siquiera cien ejemplares. Con el texto de la reforma en las manos, podemos hacer un primer inventario de los engaños y mentiras que han sucedido en este llamado proceso de reformas que, como hemos denunciado en reiteradas ocasiones, tiene como único fin, imponer al pueblo de Guinea Ecuatorial una sucesión hereditaria en la Jefatura del Estado, con la promesa de regalar a los colaboradores de hoy y los que se añadan mañana, nuevos cargos y puestos, desde donde seguir chupando del bote, cerrando los ojos y los oídos al sufrimiento y miseria de la población, lo mismo que al futuro verdaderamente trágico que a todos nos espera, de materializarse los maquiavélicos planes del régimen que hoy aplauden. En la reunión mantenida en el mes de abril con los representantes de de los partidos políticos, el Presidente Obiang Nguema, que se autollamó “reformador”, dijo que la reforma tenía por objeto tres aspectos: limitar a dos el número de mandatos, de 7 años, del presidente de la República; crear de un Senado como cámara de representación territorial y un Tribunal de Cuentas, para luchar contra la corrupción. Nada más. También, a petición de CPDS, prometió mantenerse abierto a las propuestas de los partidos y otros actores sociales para una reforma consensuada. Sin embargo, como cabía temer, el señor Presidente no dio opción alguna a las opiniones y propuestas diferentes de las suyas propias, pues, mientras todos
1

esperaban una convocatoria o la publicación de la propuesta del Presidente para que fuera conocida por la ciudadanía, sucedió que el ministro de interior convocó a los partidos para comunicarles “el calendario de las reformas”, que abarcaba desde el nombramiento de la comisión para la reforma ( sin precisar el lugar en que se reuniría, ni otro aspecto de la misma ), la convocatoria de esta última para recibir las instrucciones del señor Presidente, la salida para el lugar de la reunión, la presentación del trabajo de la comisión al señor presidente, la reunión del Consejo de Ministros para aprobar la reforma así como la Cámara de Representantes del pueblo a los mismos efectos, la publicación del decreto convocando la revisión de censo electoral para el referéndum …etc, etc. Todo decidido de forma unilateral e impositiva, sin posibilidad de discusión de alguna. El nombramiento de la comisión, también de forma unilateral por el Presidente del PDGE, apenas unos día después de la comunicación del calendario dio al traste con cualquier esperanza de que el General-Presidente pudiera aprovechar el contexto político internacional dominado por las revoluciones del norte de África, y las revueltas en otros países de nuestro continente, ponerse a la altura de las circunstancias y, por una vez hacer algo positivo y en el sentido de las demandas de libertad y democracia del pueblo guineano. En qué tipo de régimen, el presidente de un partido, por más Jefe de Estado que fuera, se le ocurre designar a dedo, a su criterio y antojo, a los miembros de otras formaciones políticas llamados a participar en una supuesta mesa de diálogo o, como en el caso que nos ocupa, discutir y acordar la reforma de nada menos que de la Constitución del país? . Sólo en un tiranía, adobada de paranoia. Encima, la referida comisión compuesta de 31 miembros, sólo dos representaban a partidos políticos de la oposición, CPDS y UP; el resto, del PDGE y sus acólitos. También sorprendió el lugar elegido para los trabajos de la comisión, la isla de Annobón, mantenido en secreto, hasta la publicación de la comisión. Cuántos libros de derecho puede uno encontrarse en la isla? Cuántos tratados o referencias sobre derecho constitucional? Hay alguna biblioteca en Annobon?. Alguien en su sano juicio puede de verdad pensar que un trabajo serio, de reforma de la constitución puede llevarse a cabo en un lugar donde no se tiene acceso a ningún archivo, libros de consulta, …etc y lo que era más grave sin la posibilidad de relatar, consultar y discutir sobre el desarrollo del trabajo con los miembros del partido u organización que uno representa? . Esta razón y otras explicaron que CPDS declinara su participación en la referida comisión. En realidad, la comisión no hizo ningún trabajo, y regresaron a Malabo con casi una semana de antelación a la fecha inicialmente prevista y sin documento alguno que acreditara el resultado del supuesto trabajo. Todo era un secreto. El secretismo en relación al documento de la reforma constitucional, solo se explica por la voluntad de su autor de engañar a la población, ocultando las verdaderas
2

intenciones, a la vez que le permitía seguir introduciendo las modificaciones dictadas por sus ocurrencias, incluso días después de la celebración del referéndum. El Consejo de Ministros que supuestamente aprobó, los trabajos de Annobón, no tuvo acceso al texto de la reforma. Todos los ministros decían no haber visto el texto. Increíble. Pero lo mismo se repitió en la Cámara de los Representantes del Pueblo: ningún diputado tuvo acceso al texto de la reforma, solo fueron informados verbalmente, ( “…solo a título informativo ..” , en palabras del General-Presidente, sin derecho a debate alguno o a alguna que otra consideración ) de los supuestos enunciados de la reforma. Y aún así, la Cámara dio por aprobada la reforma constitucional. La perversión y la poca vergüenza política del régimen, unidas a su arrogancia, muchas veces le deja al desnudo, al descubierto y a caer en sus propias trampas; así, resulta simplemente contradictorio afirmar que se presenta el informe de la reforma a la Cámara “sólo a título informativo” y después los señores diputados precipitarse como auténticos lacayos a adoptar una resolución formal por la que se aprueba la reforma en cuestión, sin haberla visto, leído y no digamos debatido. Esto, como más adelante se comenta, no solo hunde al régimen en la ilegalidad sino también en un embrollo que destapa las mentiras de su discurso y actuaciones. Del informe sobre la reforma de la Constitución ante la Cámara, resultó que el Presidente Fundador había introducido nuevas instituciones a las que no hizo mención en la reunión que mantuvo con los partidos políticos al anunciarles el contenido de las reformas. Además de la limitación del número de mandatos del Presidente de la República a dos, la creación del Senado y del tribunal de Cuentas, hicieron aparición: el Consejo de la República, el Consejo Nacional de Desarrollo Económico y Social y el Defensor del Pueblo. Y, también, lo que constituía el objetivo último de la reforma, la introducción de la figura del Vicepresidente. Pero lo que más sorprendió fue que el presidente fundador afirmara que la reforma tenía por objeto pasar del régimen presidencialista mixto, (el actualmente vigente en país), a otro puro, en el que el Presidente tuviese más poder, y así, superar los peligros de bloqueos institucionales que la posibilidad de una cohabitación, ( que el presidente de la República pudiera ser de un partido político diferente al del primer Ministro, que ha de ser propuesto por el partido con mayor número de diputados en la Cámara ) inherente al régimen presidencialista mixto. Se informó a la Cámara que: El Vice-Presidente sería elegido. El Senado sería un órgano de representación territorial, integrado por 70 senadores, de los que el Presidente de la República designaría un número, ( que se ocultó ) a su libre criterio. Que serían senadores natos ( que no necesitan de designación ni de elección alguna) las siguientes personalidades: exPresidentes y exVicepresidentes de
3

la República, exPrimeros Ministros, ExPresidentes de la Cámara de los Representantes del Pueblo, de la Corte Suprema de Justicia y del Tribunal Constitucional El Consejo de la República estaría compuesto de 15 miembros: exPresidentes y exVicepresidentes de la República, exPrimeros Ministros, ExPresidentes de la Cámara de los Representantes del Pueblo, de la Corte Suprema de Justicia y del Tribunal Constitucional. También que este Alto órgano consultivo del Gobierno, sería presidido necesariamente por un exPresidente de la República. Sobre el Tribunal de Cuentas no se dijo nada más que sería el órgano encargado de luchar contra la corrupción del régimen. En relación al Consejo Nacional de Desarrollo Económico y Social, tampoco se dijo nada respecto de su composición, solo que sería el que nos traería el desarrollo del que al parecer, todavía carecemos. En cuanto al Defensor del Pueblo, que sería el gran defensor de los derechos humanos y protector de los ciudadanos contra los abusos de las autoridades, que por otra parte, según el Gobierno, no se registran en Guinea Ecuatorial, pero, por si acaso se produjese alguno. Con el texto de la reforma en la mano, una mirada superficial revela que no coincide con lo que se informó y supuestamente se aprobó en la Cámara de Representantes del Pueblo. Pero un proyecto de Ley aprobado por la Cámara, ya no puede ser modificado ni por el Presidente de la República ni por ninguna otra institución, que no fuese la misma Cámara en una segunda lectura. Pero el Presidente Obiang, ha modificado el contenido del texto aprobado por la Cámara de los Representantes del Pueblo. El gran objetivo de la reforma, puesto de manifiesto por el propio Presidente fundador, como es el de dar más poder al Presidente de la República, pasando de un régimen presidencialista mixto a otro puro, se ha colmado con creces, hasta el extremo de institucionalizar una tiranía, que de hecho ya está padeciendo el Pueblo de Guinea Ecuatorial, bajo la bota de Obiang Nguema Mbasogo. El Gobierno, presidido por el Presidente de la República ya no depende de ningún modo del Parlamento ( con la Constitución actualmente vigente, al menos en teoría, el Primer Ministro Jefe del Gobierno, dependía del Parlamento, dado que debía ser, él y su Gobierno, necesariamente del partido con más escaños en la Cámara ); el Parlamento sí que en cambio sigue dependiendo del Presidente de la República Jefe de Gobierno, que es el único facultado para convocarlo y clausurar sus sesiones, nombra a los Presidentes de las dos Cámaras y las disuelve cuando quiere y como quiere; además nombra a un número indeterminado de senadores, lo mismo que a los senadores natos, que serán gente de su confianza que en su día fueron designados libremente por él a ocupar los cargos que confieren esta condición, la de senador nato. Pero hay una condición que aparece en el texto que es que, estos “ex” serán senadores natos “cuando conservan
4

su dignidad y reputación política y social” , lo cual, hablando claro significa que siempre que conserven su sumisión y fidelidad al Presidente y no se tengan sospechas de que hayan pasado a formar parte de la oposición política, todo ello, a juicio del propio y mismísimo Presidente Obiang Nguema. En cuanto al Vicepresidente, resulta que no es elegido, sino que es nombrado y cesado libremente por el Presidente de la República; el nombramiento sólo es ratificado por el Parlamento. No se informó de esto a la Cámara, como tampoco de la condición de que debía ser necesariamente del mismo partido político del Presidente. Por qué?. Si el presidente elegido fuera el candidato de varios partidos que concurren coaligados a las elecciones presidenciales, sería lógico que el Vicepresidente fuera de alguno de los partidos coaligados diferente del partido del Presidente. Más importante todavía, si se pensara en el interés del pueblo y de la unidad nacional, se hubiera dicho que el Vicepresidente no puede ser de la misma región o etnia del Presidente; o prohibir que el Vicepresidente no puede ser ni esposa/o, ni pariente, ni del mismo poblado, distrito o región del Presidente. Nada de eso. Con engaños y mentiras se le abre el camino y le dejan las manos libres al Presidente Obiang Nguema para nombrar como sucesor suyo en el puesto de Vicepresidente de la República a su hijo heredero u otro familiar que se le antoje. Este es el objeto último y único de la reforma del Presidente Obiang. Otra mentira al descubierto, en relación al Senado y al Consejo de la República, es la eliminación de los ExPrimeros Ministros como senadores natos y candidatos al Consejo. La razón de fondo de este engaño, es muy probable que se deba al hecho de que Presidente Obiang y sus colaboradores han llegado a la conclusión de que hay uno o dos exPrimeros Ministros que ya no le son fieles ni son de su agrado, por lo que conviene ya de entrada, asegurar su total descarte. Además, el número de miembros del Consejo de la República pasa a ser 9 en lugar de los 15 del informe de la reforma aprobado/a por la Cámara. Otro detalle de mucha importancia es que en el referido informe, se afirmó que el Consejo de la República estaría presidido, necesariamente, por un ExPresidente de la República y sin embargo, en el texto publicado, ya se dice que el Presidente del consejo de la República “… será preferentemente uno de los Ex Presidentes de la República”. Lo primero inducía a pensar que la sucesión en la Presidencia de la República estaba muy cerca, tan pronto como se aprobara la reforma y se constituyesen los nuevos órganos, particularmente el Consejo de la República, ya que si este debía necesariamente estar presidido por un Expresidente de la República y no habiendo actualmente ninguno vivo, habría que crearlo, cómo?, con la dimisión del actual Presidente de la República. Pero éste, pensándolo mejor, ha preferido darse una pausa con lo de “preferentemente”; mientras se lo piensa, que otra persona presida el Consejo de la República, digamos para calentarle la silla.

5

En estrecha relación con el maquiavélico razonamiento anterior, está el cambio operado en el artículo 33 de la actual Constitución que, entre los requisitos para ser candidato a Presidente de la República está el de “tener 40 años como mínimo y 75 como máximo”, pues, esta segunda parte ha desaparecido. O sea que ahora se puede ser candidato aunque se tenga 80 o 90 años. Pensando un poco resulta que, en un principio el Presidente Obiang habría estado pensando en una pronta sucesión en el poder de la Presidencia de la República, a favor de su hijo, tan pronto que se constituyesen las nuevas instituciones, pasando él mismo, como exPresidente a ocupar necesariamente, el puesto de Presidente del Consejo de la República. Pero luego habría “reflexionado” y decidido que no era necesaria tanta prisa, y en todo caso, no convenía cerrar las puertas a su propia permanencia en el poder, mas bien, había que abrirlas, por lo que, tuvo que cambiar en ese sentido el texto presentado y aprobado por su Cámara de Representantes del Pueblo, primero para que el Consejo de la República pudiera estar presidido por otra persona que no fuera un exPresidente de la República, y después, eliminando el límite de los 75 años como edad máxima para ser candidato a la Presidencia de la República, ya que, Don Teodoro Obiang Nguema está muy cerca de cumplir dicha edad, si es que todavía no la ha cumplido. Otras consideraciones respecto del Senado, del que también han sido eliminados los exPrimeros Ministros como Senadores natos, están en la indeterminación del número de Senadores a designar a dedo por el presidente Obiang, que se dejan a la Ley, Qué Ley?; lo mismo que las circunscripciones electorales para la elección de los senadores, y la contradicción existente entre establecer por un lado que, “El Senado está integrado por setenta Senadores, que son elegidos por un mandato de cinco años, mediante sufragio universal directo y secreto, en elecciones generales que se celebran en un solo día, y dentro de los setenta días antes o después de la expiración de su mandato” y luego decir “ La Ley determina el número de Senadores de libre designación por el Presidente de la República de entre los setenta Senadores”. También los podrá cesar libremente? , no se dice nada, aunque cabe presumir que, seguro que sí, que los cesará libremente. Lo mismo resulta cuando dice que “El Senado es el Órgano de representación territorial y de las Corporaciones Locales, en la forma que determina la Ley”, para después no establecer los territorios con derecho a designar senadores, a pesar de mencionar expresamente a las Corporaciones Locales; por qué misterio no se establecen los otros territorios?. Son las trampas de Obiang; se da a sí mismo la libertad y el derecho de “trocear” más tarde los territorios a su antojo. El texto de la reforma crea una confusión total en el tema de las competencias de la Cámara de los Diputados y del Senado y no establece disposición alguna que regule las relaciones entre las dos entidades para la aprobación de las Leyes, lo que es más, parece que introduce una dependencia del Senado respecto de la Cámara de
6

Diputados y del Presidente de la República, con otras contradicciones, por ejemplo, al decir en el artículo 74 que “El Orden del Día de las Sesiones de la Cámara de los Diputados y del Senado es fijado por las Mesas respectivas”, para después decir del Senado, en el artículo 86, que: “Sólo los asuntos comprendidos en sus competencias específicas podrán ser inscritos en el Orden del Día de las Sesiones del Senado y los que expresamente el Presidente de la República y la Cámara de Diputados soliciten su intervención”. Pero resulta que el Senado no tiene “competencias específicas” que no aparecen por ningún lado en el texto de la reforma. Sólo se habla en el artículo 88 de las funciones del Senado, que son: a) dictaminar en segunda lectura los proyectos de leyes y demás disposiciones sometidas a su estudio y aprobación por la Cámara de los Diputados; b) aceptar o no la dimisión del Presidente de la República; c) Las demás que la Ley determine. Qué significa dictaminar?. Si dictaminar es emitir un dictamen, es decir, emitir una opinión o una posición respecto de algo, no tiene nada que ver con el poder de legislar, que se supone tiene el Senado, y contradice el artículo 58 que dice “Los Diputados y los Senadores tienen derecho de enmienda y de voto. El voto es personal”. Desde luego que el derecho a enmienda no tiene que ver nada con el derecho a dictaminar que es sólo el de emitir un informe u opinión. Volviendo sobre las competencias, resulta que no se establecen, como antes se ha dicho, unas específicas para el Senado, pero sí en cambio para la Cámara de los Diputados, en el artículo 81 que dice “Compete a la Cámara de los Diputados: a) aprobar los tratados de paz, de comercio, los que afectan a la soberanía nacional e integridad territorial y todos los que se refieren a materia de reserva legal y someterlos a la ratificación del Presidente de la República; b) autorizar al presidente de la República, durante el intermedio de la sesiones, dictar Decretos-Leyes sobre materias de reserva legal …..; c) Interpelar a los miembros del Gobierno sobre asuntos de su competencia y hacerlos comparecer ante la Cámara para que rindan explicaciones sobre su política …… d) nombrar en su seno comisiones a fin de investigar cualquier asunto en el que se halle comprometido el interés público. Estas comisiones tienen libre acceso …..” Si estas son competencias específicas de la Cámara de los Diputados, y no del Senado, entonces, de qué sirve este Senado si no es solo para dar cargos y puestos a los colaboradores del Presidente Obiang, a los que ya no encuentra lugar para colocar?. La regulación del Consejo de la República, en la reforma también es reveladora de la confusión mental de los redactores del texto, pero sobre todo de su voluntad de institucionalizar un poder tiránico familiar por parte del régimen. Resulta que el referido Consejo ya no es sólo un órgano asesor del Gobierno o Ejecutivo, sino que
7

asesora a todas las instituciones del Estado; mas no se aclara nada sobre el carácter de ese asesoramiento, si será o no obligatorio, y el modo en que debería producirse y lo que es más quien juzga o no necesario el referido asesoramiento. Algunos de los artículos del Consejo de la República son del siguiente tenor: Artículo 105.- El Consejo de la República es un Órgano consultivo de carácter político del Estado, encargado de asesorar al Presidente de la República en su gestión durante su mandato y a los demás Poderes del Estado. O sea que el presidente de la República y los demás poderes del Estado comparten asesor y habrán de actuar según las directrices de esa asesoría, con lo cual queda claro que estamos ante una reforma de unificación de poderes y de criterios en manos de una sola persona, que es la que nombra a los miembros de todos los Poderes del Estado y les dicta que deben pensar y decir. Artículo 106.- Los temas objeto de asesoramiento del Consejo de la República son: a) La defensa y salvaguarda de la Ley Fundamental de Guinea Ecuatorial. b) El mantenimiento de la seguridad interior y exterior del Estado. c) La defensa y el mantenimiento de la unidad nacional, la integridad territorial y la soberanía del Estado de la República de Guinea Ecuatorial. d) La defensa de los valores de las culturas autóctonas, la identidad bantú y africana, así como la civilización universal. e) La defensa y el mantenimiento del Estado de Derecho y el sistema democrático de la República de Guinea Ecuatorial. f) Cuantas otras cuestiones les sean sometidas.

O sea, a falta de la Ley “que desarrollará las funciones y competencias del Consejo de la República, así como las inmunidades de sus miembros”, queda establecida la dirección en que apuntan sus actuaciones futuras y, el para quién se ha preparado este órgano, una Presidencia-bis de la República, desde la que el que proyecta convertirse en Expresidente de la República piensa seguir tutelando a su sucesor en el cargo y de paso, seguir mandando sobre todos los demás Poderes del estado y sobre todas las materias. El Tribunal Constitucional ya no sirve para defender la Constitución y, el Parlamento, para legislar necesitará del visto bueno del Consejo de la República, lo que en la realidad, significará que los proyectos de Leyes del Ejecutivo, en cuanto se hagan acompañar del informe favorable del Consejo de la República, ya no podrán ser enmendados en sentido contrario.

8

Es un Estado de derecho, regido por el imperio de la Ley, son los Juzgados y los Tribunales de Justica los garantes de las libertades de los ciudadanos y de seguridad jurídica así como de la rendición de cuentas y depuración de las responsabilidades, cuando hubieran lugar, de los gestores públicos, es decir las autoridades, de cualquier nivel o grado que fueren, todo ello con el apoyo de la policía y otras fuerzas del orden, los diferentes cuerpos de inspectores y la fiscalía. En Guinea Ecuatorial, donde los Juzgados y Tribunales ( y los antes referidos cuerpos que han de apoyarles en su cometido) están totalmente sometidos a los caprichos del régimen y son un instrumento de persecución política y de represión contra los ciudadanos, con sus componentes hundidos en la corrupción y una perversión moral nunca vistas, pensar que una persona, llamada “Defensor del Pueblo” o un “Tribunal de Cuentas”, son los que van a hacer lo que el Poder Judicial no ha logrado, es como mínimo una estupidez. Además, en una dictadura, con vocación de partido único, como la actualmente imperante en Guinea Ecuatorial, la creación de nuevos órganos o instituciones públicas, cuyos miembros son del partido único o partido-Estado, ya sea de derecho, o de hecho, como es nuestro caso, no es otra cosa que crear nuestros instrumentos, tan inútiles como estériles, solo para la supervivencia y gloria del régimen. El papel de CPDS de CPDS en todo este proceso ha sido único y muy importante. Único por haber sido la única voz dentro del país que ha denunciado públicamente la reforma y ha llamado a votar en contra de la misma, en la campaña para el referéndum, mientras otros, se han limitado a callar y los demás a apoyar una nueva vuelta de tuerca de la dictadura. Además, a pesar de los ataques del presidente Obaing y su PDGE contra CPDS, por su oposición a la reforma, esta postura ha obligado al régimen en contra de sus intenciones, dar a conocer, aunque fuera un día antes de la campaña para el referéndum, el texto de reforma que, sin las denuncias y la presión de CPDS no se hubiera dado a conocer, al menos oficialmente. Y, con el texto de la reforma a la vista, se han podido constatar, como aquí quedan expuestos, algunos engaños, manipulaciones y violaciones a ley de la referida reforma tanto en su procedimiento de elaboración y aprobación, como en su contenido. Ahora, una vez sancionado y promulgado el texto de la reforma, supuestamente aprobado, en el referéndum del día 13 de noviembre, conviene cotejar dicha versión con aquella que se hizo pública antes de las votaciones y tendremos la ocasión de descubrir nuevos cambios, engaños y manipulaciones, para terminar de poner al descubierto, la más absoluta arbitrariedad, ilegalidad e ilegitimidad del proceso de reforma constitucional del presidente Teodoro Obiang Nguema.

9

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->