Está en la página 1de 1

La lactancia es un proceso fisiológico normal, un consecuencia natural de dar

a luz, que en algunos países es la única manera de asegurara la supervivencia


y el crecimiento de un recién nacido.

El ser humano es un mamífero, por lo que todas las madres son capaces de
amamantara sus hijos. No debe haber ningún prejuicio que lo impida, ya que
todos los pechos independientemente de su tamaño, forma, color o pezón,
producen leche tras el parto, asegurando una alimentación sana, equilibrada y
protectora para el bebé.

El mecanismo de producción de la leche, es bastante complejo. Son


básicamente dos las hormonas responsables : la prolactina, responsable de la
producción y la oxitocina, responsable de la salida de la leche al exterior.

Tras el parto, se desencadena la producción y circulación de las hormonas


relacionadas con la lactancia ; a todo el proceso ayuda la succión del bebé y el
contacto con él

Dar de mamar es beneficioso para el niño y para su madre y es la forma más


natural del mundo.