Está en la página 1de 16

Existen 2 tipos de núcleos fundamentales de estructura del transformador ellos

son el tipo núcleo y el tipo acorazado, los cuales se detallan a continuación.

· Tipo núcleo: este tipo de núcleo se representa en la fig.1, indicando el


corte A-1 la sección transversal que se designa con S (cm2). Este núcleo no es
macizo, sino que esta formado por un paquete de chapas superpuestas, y
aisladas eléctricamente entre sí. Para colocarlas y poder ubicar el bobinado
terminado alrededor del núcleo, se construyen cortadas, colocando
alternadamente una sección U con una sección I. La capa siguiente superior
cambia la posición I con respecto a la U.

Figura 1. Vista y corte de un núcleo tipo núcleo

Figura. Laminas de acero al Silicio

La aislación entre chapas se consigue con barnices especiales, con papel de seda,
o simplemente oxidando las chapas con un chorro de vapor.
· Núcleo tipo acorazado: este tipo de núcleo es más perfecto, pues se
reduce la dispersión, se representa en la fig.2, en vistas. Obsérvese que las
líneas de fuerza de la parte central, alrededor de la cual se colocan las
bobinas se bifurcan abajo y arriba hacia los 2 costados, de manera que
todo el contorno exterior del núcleo puede tener la mitad de la parte
central. Esto vale para las 2 ramas laterales como también para las 2
cabezas. Para armar el núcleo acorazado también se lo construye en trozos,
unos en forma de E y otros en forma de I, y se colocan alternados, para
evitar que las juntas coincidan.

Figura 2. Vista de un núcleo tipo acarazado con indicación de la longitud


magnética media.

El hecho que los núcleos sean hechos en dos trozos, hace que aparezcan juntas
donde los filos del hierro no coinciden perfectamente, quedando una pequeña luz
que llamaremos entrehierro. Obsérvese que en el tipo núcleo hay dos entrehierros
en el recorrido de las fuerzas, y que el acorazado también, porque los dos
laterales son atravesados por la mitad de líneas cada uno.

Características de las chapas.

Las chapas utilizadas para la construcción de los núcleos tipo anillo y tipo
acorazado son generalmente de acero al silicio en proporciones de 2 a 4% de este
último. Los espesores de estas láminas varían entre 0,3 y 0,5 mm para
frecuencias de 50 ciclos.

Entre chapas debe haber aislación eléctrica lo que se consigue de diferentes


formas: con una capa de barniz aplicado a una de sus caras, con una hoja de
papel muy delgada encalado sobre una cara de la chapa, o para un material más
económico, produciendo una oxidación superficial con vapor de agua.

Según el tipo de aislación se tienen diferentes efectos sobre el costo de la chapa y


sobre la reducción de la sección neta del hierro. Para chapas de 0,35 a 0,5 mm de
espesor, puede estimarse que la reducción de sección neta con aislación de barniz
o papel es de un 10%.

En los transformadores pequeños se colocan las chapas una a una, alternando las
juntas, para dar más solidez al conjunto y evitar piezas de unión entre partes del
núcleo. En los grandes, las dos cabezas quedan separadas, y deben sujetarse con
pernos roscados.

En los transformadores de gran potencia suele ser necesario formar conductos de


refrigeración en la masa del núcleo, para aumentar la superficie de disipación del
calor se colocan entonces separadores aislantes, de espesor conveniente para la
circulación del aceite.

Ref: Francisco L. Singer, Transformadores Industriales, Neotécnica, Buenos


Aires 1976.

DEVANADOS

Hay dos formas típicas de bobinados para transformadores los cilíndricos y


planos. Los núcleos, con su forma, son los que determinan la elección de uno u
otro tipo, salvo que se requieran propiedades especiales, como ser baja capacidad
distribuida, para uso en telecomunicaciones u otros.

a. Bobinado cilíndrico: este tipo se usa cuando el núcleo del transformador es


del tipo núcleo.
b. Bobinado plano: este tipo se usa cuando el núcleo del transformador es del
tipo acorazado.

Los dos bobinados primario y secundario, rara vez se apartan en dos simples
grupos de espiras, encimándolas; generalmente se apartan en dos partes o más
envueltas uno encima del otro, con el embobinado de baja tensión en la parte
interna. Dicha conformación sirve para los siguientes propósitos.

a. Simplifica el problema de aislar el embobinado de alto voltaje del núcleo.


b. Causa mucho menos filtración de flujo, como seria el caso si los 2
embobinados estuvieran separados por alguna distancia del núcleo.
c. Mejora la refrigeración.
Los materiales aislantes para el bobinado, o para colocar entre capas, son: papel
barnizado, fibra, micanita, cinta impregnada, algodón impregnado, etc., para
transformadores con bobinados al aire, y para los sumergidos en baños de aceite,
se utilizan los mismos materiales sin impregnarse; debe evitarse el uso del
caucho en los transformadores en baño de aceite, pues este lo ataca, y tiene
efectos nocivos también sobre la micanita y aun sobre los barnices.

Las piezas separadoras entre bobinados, secciones, o entre estas y el núcleo


pueden ser de madera, previamente cocida en aceite, aunque actualmente se
prefieren los materiales duros a base de papel o similares (pertinax, etc.). Si se
usa madera, no debe interpretarse como que se dispone de aislación, sino
solamente de un separador.

En cuanto a los conductores para hacer bobinas, su tipo depende de la sección,


pues hasta 6mm² pueden usarse alambre y más arriba de ese límite se usan cables
de muchos hilos, o bien cintas planas, para facilitar el bobinaje. La aislación para
los conductores pueden ser algodón, que luego se impregnará si no se emplea
baño de aceite. Para transformadores de soldadura que trabajan con tensiones
muy bajas y corrientes muy fuertes, se suelen colocar las cintas de cobre sin
aislación, pues la resistencia de contacto entre ellas es suficiente para evitar
drenajes de corriente. Esta situación mejora aún debido a la oxidación superficial
del cobre.

FACTOR DE APILAMIENTO DEL Fe

El factor de apilamiento del Fe se define como el cociente entre el área de la


sección recta del hierro y el área de la sección recta de la pila.

Este factor se utiliza cuando la estructura magnética esta constituida por chapas
delgadas recortadas en forma adecuada y apretadas entre sí, el volumen de cada
una de ellas no es igual al volumen del hierro que realmente conduce el flujo, ya
que entre las láminas existen regiones de permeabilidad igual a la del aire, debido
a la presencia de irregularidades o grietas en la superficie de las chapas, debido a
la delgada capa de barniz aislante aplicado deliberadamente para evitar el
contacto entre chapas y reducir las pérdidas por corrientes de Facault, o debido a
rebabas en los cantos de las chapas, originadas al troquelarla. Esta región
conduce muy poco flujo debido a lo relativamente bajo de su permeabilidad; así,
para tener en cuenta su efecto disminuyendo el volumen total de hierro, se
acostumbra a expresar el área eficaz de la sección recta como igual al producto
del área de la sección recta de la pila de chapas por el factor de apilamiento.
El factor de apilamiento se halla comprendido entre 0,95 - 0,9 para espesores de
láminas comprendidos 0,63 - 0,35 mm. Para láminas más delgadas, de entre
0,025 - 0,12 mm de espesor, debido a la mayor dificultad existente de sujetar
láminas y reducir las rebabas ya que la capa aislante es proporcionalmente más
gruesa, el factor de apilamiento se halla comprendido entre 0,4 y 0,75, pudiendo
mejorarse mediante procedimiento de fabricación especiales.

La inducción magnética en el hierro es igual, al flujo total por el producto del


factor de apilamiento por el área de la sección recta de la pila.

FACTOR DE RELLENO DEL COBRE

Definición: El factor de relleno del cobre se refiere al cociente entre la sección


neta del cobre y la sección que ocupa el mismo alambre con aislación incluida.
Este factor de relleno se le suele llamar Kr.

La siguiente figura muestra como ejemplo unas curvas típicas de los coeficientes
de relleno del cobre para distintos diámetro de alambre empleados en el
bobinado.

REFRIGERACION Y AISLAMIENTO

AISLAMIENTO

Los sistemas de aislamiento usados en transformadores de potencia comprenden


sistemas líquidos y sistemas gaseosos. En ambos casos se usa también algo de
aislamiento sólido. Los sistemas líquidos incluyen aceite, que es el más usado, y
askarel, que se usa para evitar la combustibilidad. Los sistemas gaseosos
incluyen nitrógeno, aire y gases fluorados (por ejemplo, exafluoruro de azufre).
Los gases fluorados se usan para evitar la combustibilidad y limitar los efectos
secundarios de defectos internos.

El aislamiento principal separa el devanado de alta tensión del devanado de baja


tensión. Este aislamiento soporta la tensión más elevada y ocupa el espacio más
limitado; por esta razón, generalmente funciona con las solicitaciones más
elevadas. Según la construcción, puede utilizarse el aislamiento de capas o el
aislamiento de bobinas entre las distintas secciones de los devanados. El
aislamiento de espiras se aplica a cada cable del conductor o a grupos de cables
que formen una espira única.

Transformadores con aislamiento de aceite. El bajo costo, la elevada rigidez


dieléctrica y la posibilidad de recuperación aun después de estar sometidos a
solicitaciones dieléctricas excesivas, hacen del aceite mineral el material aislante
más ampliamente usado en transformadores. El aceite se refuerza con
aislamientos sólidos de varias maneras. El aislamiento principal, generalmente
presenta barreras de aislamiento sólido alternando con espacios con aceite. El
esfuerzo sobre el aceite es del 50 al 100% superior que el esfuerzo sobre el
aislamiento sólido, debido a la constante dieléctrica relativamente baja del aceite.
Por consiguiente, la solicitación del aceite limita la rigidez de la estructura. Los
pequeños conductos de aceite pueden soportar solicitaciones más altas que los
grandes conductos. Así barreras sólidas, convenientemente espaciadas, permiten
una mejor utilización del espacio.

El aislamiento entre bobinas adyacentes generalmente es sólido, para


proporcionar un soporte mecánico y dar una rigidez dieléctrica relativamente
elevada respecto a las tensiones transitorias elevadas de corta duración. El
aislamiento sólido a veces se usa entre capas de un devanado o entre devanados.

El aislamiento sólido de gran espesor se usa en los terminales de alta tensión en


zonas de concentración de esfuerzos dieléctricos. La constante dieléctrica
relativamente elevada del material sólido hace que la solicitación del sólido sea
sólo la mitad o las dos terceras partes de la que habría si el aceite ocupara el
mismo espacio.

La mayoría de materiales de aislamiento sólido usados en los transformadores de


potencia son porosos, permitiendo eliminar, mediante el vacío, los gases y agua
vaporizada, así como conseguir el relleno de todas las cavidades e intersticios
con aceite. Cualquier pequeña cantidad de gas dejada inadvertidamente en el
campo dieléctrico sufre una elevada solicitación dieléctrica (dos veces la que
tendría el aceite) debido a la baja constante dieléctrica del gas. Como el gas
encerrado, además de estar sometido a esfuerzos dieléctricos elevados, tiene una
rigidez dieléctrica baja como consecuencia se tiene una pérdida importante de
rigidez dieléctrica.

Los materiales sólidos usados frecuentemente, incluyen el papel impregnado con


aceite, el papel impregnado con resinas, el cartón prensado, el algodón, la madera
tratada con aceite al vacío y los esmaltes.

Los transformadores con aislamiento de askarel tienen construcciones


similares a los transformadores con aislamiento de aceite. La constante
dieléctrica relativamente elevada del askarel ayuda a transferir los esfuerzos
dieléctricos a los elementos sólidos. El askarel tiene una posibilidad limitada de
recuperarse después de haber estado sometido a solicitaciones dieléctricas
excesivas y por ello la rigidez está limitada en campos eléctricos no uniformes.
Los askarel se usan raramente por encima de las tensiones de funcionamiento de
34,5 kV. Los askarel son disolventes potentes y el material usado con ellos debe
seleccionarse cuidadosamente, para evitar daño al material o contaminación del
askarel.

Transformadores aislados mediante gases de flúor. Los gases de flúor tienen


mejor rigidez dieléctrica y mayor capacidad de transferencia de calor que el
nitrógeno o el aire. Tanto la rigidez dieléctrica como la capacidad de
transferencia de calor aumentan con la densidad y los transformadores a base de
gas flúor funcionan por encima de la presión atmosférica, en algunos casos hasta
una presión calibrada de 3 atmósferas. El aislamiento de gas está .reforzado con
aislamiento sólido usado en forma de barreras, aislamientos de capa, aislamiento
de espira y aislamiento de terminales.

Generalmente resulta económico hacer funcionar los transformadores con


aislamiento de gas flúor a temperaturas más elevadas que los transformadores
aislados con aceite. Entre los materiales aislantes sólidos adecuados, se incluyen
el vidrio, el amianto, la mica, las resinas para temperaturas elevadas, la cerámica,
etc.

La solicitación dieléctrica sobre el gas es varias veces superior a la solicitación


sobre el aislamiento sólido adyacente, en serie, de la estructura dieléctrica. Se
necesita un cuidado especial al proyectar para evitar someter el gas a
solicitaciones excesivas. Se ha usado el exafluoruro de azufre en transformadores
con potencias nominales de hasta 25000 kVA y hasta 138 kV.
Los transformadores con aislamiento de nitrógeno y de aire están
generalmente limitados a tensiones de funcionamiento de 15 kV y menores. Los
transformadores con aislamiento de aire en sitios limpios, frecuentemente se
ventilan a la atmósfera. En atmósferas contaminadas se necesita una construcción
estanca y de ordinario se usa el nitrógeno a una presión aproximadamente igual a
la atmosférica y a una temperatura de funcionamiento algo elevada.

REFRIGERACION

La eliminación del calor provocado por las pérdidas, es necesario para evitar
una temperatura interna excesiva que podría acortar la vida del aislamiento. Los
siguientes temas cubren el procedimiento para calcular la temperatura interna de
los transformadores de gran potencia, autorrefrigerados con aislamiento de
aceite, de construcción normal de tipo columna en los que se emplean radiadores.

La temperatura media de un devanado es la temperatura determinada midiendo


la resistencia en c.c. del devanado y comparándola con la medida obtenida
anteriormente para una temperatura conocida. El calentamiento medio de un
devanado por encima de la temperatura ambiente es

U=B+E+N+T (1)

en la que B = calentamiento efectivo en °C del aceite respecto del ambiente, E =


calentamiento medio en ° C del aceite respecto a la efectiva del aceite, N =
calentamiento en ° C de la superficie media de la bobina respecto a la
temperatura media del aceite, T = calentamiento en ° C del conductor respecto a
la superficie de la bobina, y U = calentamiento en ° C del conductor medio
respecto al ambiente.

La temperatura efectiva del aceite es la temperatura uniforme equivalente con


igual capacidad para disipar el calor al aire. La temperatura efectiva del aceite es
aproximadamente la media de la del aceite que entra en la parte superior del
radiador y la del aceite que sale por la parte baja del radiador. La temperatura del
aceite es aproximadamente la misma que la temperatura de la superficie
adyacente del radiador expuesta al aire. Una superficie lisa y vertical de la cuba
del transformador disipará calor al aire de la siguiente manera:

DB = 1.40 * 10-3 B1.25 + 1.75 * 10-3(1 + 0.011A)B1.19 (2)

en la que A = temperatura ambiente en °C, B = aumento efectivo en °C del aceite


respecto al ambiente, y DB = Watts por pulgada cuadrada disipados al aire, o bien
expresando DB en W/cm2.
DB = (B1.25/100) + ((1 +,0,011A)B1.19/100)

El primer término de la ecuación (2) se refiere al calor transferido por


convección. Generalmente el radiador consta de tubos aplanados paralelos con
accesibilidad limitada para el aire de refrigeración y, por consiguiente, es
necesario multiplicar el primer término por un factor de rozamiento determinado
experimentalmente (menor que 1). El segundo término de la ecuación (2) se
refiere al calor transferido por radiación, suponiendo una emisibilidad a baja
temperatura de 0,95, aplicable a la mayoría de las superficies pintadas que se
encuentran normalmente. Para cualquier otro valor de emisibilidad a baja
temperatura, este término debe multiplicarse por la emisibilidad / 0,95 .
Generalmente el radiador consta de tubos aplanados en paralelo que radian calor
de uno a otro. La radiación neta de calor puede determinarse considerando el
transformador y los radiadores reemplazados por una superficie envolvente
convexa. Si el segundo término de la ecuación (2) se multiplica por la relación
entre el área de la superficie envolvente y el de la superficie real (menor que 1),
se elimina el efecto de la reabsorción de la radiación. Cuando la radiación es
pequeña comparada con la convención, puede suponerse que A = 25 ° C y que
B1.19 puede reemplazarse por 0,79B1.25, y la ecuación (2) se convierte en

B = (100DB0.8) / (0.44F + 0.56V)0.8 °C (3)

en donde V = relación entre el área de la superficie envolvente y el de la


superficie real y F = factor de rozamiento determinado experimentalmente.

El calentamiento medio del aceite respecto al efectivo, E, normalmente se


desprecia en los proyectos de transformadores. Puede llegar a ser importante si

• El centro de gravedad de los radiadores no está suficientemente elevado


por encima del centro de gravedad del núcleo y las bobinas,
• Hay pérdidas poco corrientes en el espacio de aceite situado encima del
núcleo, tales como las producidas por los terminales conductores de alta
corriente,
• Un devanado tiene conductos de aceite desusadamente restringidos o
• Se usan bombas para hacer circular el aceite por los radiadores sin
canalizar el aceite bombeado a través de los conductores de aceite. En
tales casos, E se calcula mejor por comparación con características de
funcionamiento de proyectos anteriores.

El calentamiento de la superficie media de la bobina respecto al medio del


aceite, N, lleva las pérdidas en la bobina a través de una película de aceite fija
hacia el aceite en movimiento. Para una bobina de galletas horizontales (eje
vertical), la mayor parte del calor se escapa a través de la delgada película de
aceite de la superficie superior y muy poco calor se escapa por la superficie
inferior. En el supuesto de que todo el calor escapa por la superficie superior, el
calentamiento es

N = 13.2DNO.8 °C (4)

en donde DN = Watts por pulgada cuadrada disipados de la bobina al aceite, o


bien

N = 2DN0.8 expresando DN en W por cm2

Para una bobina de galletas verticales (eje horizontal), el calor sale igualmente
por ambos lados, y

N = 14DN °C o bien N = 2,2DN en W por cm2 (5)

El calentamiento del conductor respecto a la superficie de la bobina, T, lleva


el calor del cobre a través del aislamiento sólido aplicado al conductor y a la
bobina,

T = RTtDN °C (6)

en donde DN = Watts por pulgada cuadrada disipados de la bobina al aceite, RT =


grados centígrados por Watts por pulgada cuadrada de resistividad térmica, y t =
pulgadas de longitud del camino.

Los componentes del calentamiento del devanado respecto al ambiente se


determinan a partir de las ecuaciones (3), (4) ó (5) y (6), usando los valores de los
Watts por pulgada cuadrada, determinados a partir de las pérdidas calculadas y
de la forma geométrica del proyecto. Entonces el calentamiento total viene
determinado por la ecuación (1).

Circulación del aceite. El aceite se mueve generalmente hacia arriba a través de


los conductos del núcleo y de las bobinas, elevándose su temperatura al ir
circulando. Generalmente se mueve hacia abajo, a través de los radiadores,
disminuyendo la temperatura conforme baja
DENSIDAD DE CORRIENTE

Los electrones libres en un conductor metálico aislado, tal como un trozo de


alambre de cobre, se encuentran en movimiento irregular como las moléculas de
un gas encerrado en un recipiente. No tienen ninguna dirección de movimiento
definida a lo largo del alambre. Si se hace pasar un plano hipotético a través del
alambre, la rapidez con la cual pasan los electrones a través de él de derecha a
izquierda, es la misma que la rapidez con la cual pasan de izquierda a derecha; la
rapidez neta es cero.

Si los extremos del alambre se conectan a una batería, se establece un campo


eléctrico en todos los puntos dentro del alambre. Si la diferencia de potencial
producida por la batería es de 10 volts y si el alambre (supuesto uniforme) tiene 5
metros de largo, la intensidad de este campo en cualquier punto será de 2 volts /
m . Este campo E actuará sobre los electrones y les dará un movimiento
resultante en la dirección de – E. Decimos que se ha establecido una corriente
eléctrica i; si pasa una carga neta q por una sección transversal cualquiera del
conductor en el tiempo t, la corriente, supuesta constante, es:

i=q/t

Las unidades mks adecuadas son amperes para i, coulombs para q y segundos
para t.

La corriente i es una característica de un conductor dado. Es una cantidad


macroscópica, como la masa de un objeto, o la longitud de una varilla. Una
magnitud microscópica relacionada con la anterior es la densidad de corriente j.
Es un vector y es la característica de un punto dentro de un conductor; no es la
característica del conductor en conjunto. Si la corriente está distribuida
uniformemente a través de un conductor de sección transversal A, la magnitud de
la densidad de corriente para todos los puntos de esa sección transversal es:

J=i/A

El vector j en un punto cualquiera está orientado en la dirección en que los


portadores positivos de carga se moverían en ese punto. Un electrón en ese punto
se movería en la dirección – j .

La relación general entre j e i es que para una superficie dada en un conductor, i


es el flujo del vector j sobre esa superficie, o sea,

i = ò j* ds,
Siendo ds un elemento de área superficial y la integral se toma en toda la
superficie en cuestión.

La velocidad de arrastre vd de los portadores de carga en un conductor puede


calcularse a partir de la densidad de corriente j.

Un alambre de aluminio cuyo diametro es 0.00259m (0.10 plg) está soldado de


un extremo a otro a un alambre de cobre de diámetro 0.001626m (0.064 plg). El
alambre compuesto lleva una corriente constante de 10 amp. ¿Cúal es la densidad
de corriente en cada alambre?

La corriente está distribuida uniformemente en la sección transversal de cada


conductor, salvo cerca de la unión, lo cual significa que la densidad de corriente
es constante para todos los puntos dentro de cada alambre. El área de la sección
transversal del alambre de aluminio es de 0.0206 cm2 (0.0079 plg2).

Así pues, de la ecuación j = i / A, se tiene:

jal = i / A = 10 / 0.026 = 196 amp / cm2 (1300 amp / plg2).

El área de la sección transversal del alambre de cobre es de 0.051 cm2 (0.0032


plg2). Así pues,

jcu = i / A = 10 / 0.051 = 484 amp / cm2 (3100 plg2).

El hecho de que los alambres sean de materiales diferentes no interviene.

Ref: Resnick - Halliday, Fisica segunda parte..

DISIPACION DE CALOR

Aun cuando el aire es un muy mal conductor del calor, todo cuerpo caliente
sumergido en una atmósfera fría creará corrientes naturales de convección que
ayudaran materialmente a la refrigeración. La cantidad de calor disipada por la
convección natural del aire es del mismo orden de magnitud que la disipada por
radiación, para diferencias de temperatura como las existentes ordinariamente en
la maquinaria eléctrica. Sin embargo, utilizando corrientes forzadas de aire u
otros gases, o utilizando fluidos tales como el aceite y el agua que tienen una
capacidad calorífica (en volumen) mucho mayor que el aire, puede incrementarse
mucho la disipación de calor.

La cantidad de calor extraída por la convección natural en el aire es función no


lineal del tamaño, forma, material de la superficie, condición y orientación del
cuerpo caliente; de su temperatura y de la del aire que le rodea; y del carácter de
sus alrededores especialmente en lo que puede afectar a la circulación libre de las
corrientes de aire. Es evidente que no puede existir constantes de la convección
general, ya que las relaciones no son lineales.

En general, los cuerpos más pequeños son capaces de disipar más calor por
centímetro cuadrado debido a ejercer un efecto menor sobre la temperatura del
aire local por parte de otras porciones del cuerpo caliente. El aire al que se halla
expuesto el centro de una placa cuadrada caliente de un metro de lado está
caliente a causa de la gran superficie caliente adyacente; una superficie pequeña a
igual temperatura dispondría de mucho más aire fresco para extraer el calor,
siendo iguales las demás cosas.

El calor extraído mediante ventilación forzada varía casi linealmente con la


velocidad, para velocidades de hasta 1500 metros por minuto, y más despacio
para velocidades mayores. En los tubos largos o conductos de refrigeración, el
aire es más frío a la entrada y por ello la disipación de calor por centímetro
cuadrado de superficie del conducto disminuye al aumentar la longitud, siendo
iguales las demás condiciones. Debido a la no linealidad de la variación de la
disipación con la forma, tamaño y longitud del conducto, así como con la
velocidad, los datos de refrigeración utilizables requieren para su presentación
adecuada varias familias de curvas. Estas pueden encontrarse en diversos libros
de diseño de maquinaria eléctrica.

DISPOSITIVOS DE PROTECCION

El incremento del empleo de potencia en plantas industriales ha necesitado del


cada vez más grande y caras subestaciones. Los transformadores utilizados en
esas subestaciones necesitan una adecuada protección.

Las subestaciones primarias están en el rango de los 1000 y 12000 KVA con un
voltaje secundario de entre 2400 y 13800 Volts. Las subestaciones secundarias
están en el orden de 300 a 2500 KVA con un voltaje secundario de 240 o 380
Volts.

Necesidades de protección. Un estudio anterior indicó que transformadores sobre


500 KVA tienen una razón de falla menor que la mayoría de los otros sistemas
que componen un SEP. En este caso solo 75 transformadores fallaron después de
10000 transformadores / año. La necesidad de protección de transformadores, se
basa no en la frecuencia de las fallas, sino en la duración de estas.
Sistemas de protección: Las falla de transformadores además de las originadas
por razones físicas o ambientales, son causadas por tres diferentes principales
razones:

• Sobrecarga,
• Cortocircuito,
• Sobrevoltajes.

La protección para estas condiciones, se obtiene por la apropiada combinación de


dispositivos que detectan las anormalidades y el equipamiento que permite
despejar el transformador del SEP.

Los dispositivos detectores deben distinguir entre las condiciones anormales de


las normales. Por ejemplo, una protección de sobrecorriente primaria no debe
actuar ante una corriente de magnetización INRUSH, pero si debe operar ante
una sobrecorriente baja de larga duración.

Los dispositivos de desconexión, usualmente interruptores automáticos o


fusibles, deben ser capaces de llevar todas las corrientes normales y también, ser
capaces de interrumpir la corriente máxima de falla.

El nivel o umbral de falla está determinado por algunas normas de regulación


impuestas tanto por los mismos fabricantes de los equipos con asociaciones de
usuarios de estos mismos dispositivos.

Fallas externas: El control de las protecciones contra fallas externas, deben


ubicarse dentro de una zona limitada por 4 puntos los cuales son: INRUSH,
NEC, ANSI e In.

Ver figura siguiente:


Para explicar los cuatro puntos anteriores, se consideran el diagrama unilineal
siguiente:

Punto Inrush: Al energizar el transformador, existe un transitorio de corriente


(inrush), para el cual la protección no debe actuar. Esta debe ser capaz de
soportar durante 0.1 segundos la corriente de magnetización.

Esta corriente es del orden de 8 – 12 veces la corriente nominal. Sólo afecta al


dispositivo 1.

Punto Ansi: Este punto representa el máximo valor de corriente de cortocircuito


que el transformador soporta sin que se produzca daño por esfuerzos mecánicos y
térmicos. En el caso de cortocircuitos en terminales del transformador, se
considera el sistema como barra infinita y única impedancia la del transformador.

Punto Nec: Exige la operación de protecciones en tiempo largo para una


corriente igual a 6 veces la corriente nominal, siempre que la impedancia sea
inferior al 6%. Si por el contrario la impedancia fluctúa entre 6% y 10%, se debe
considerar 4 veces la corriente nominal.

In: Las protecciones deben permitir la circulación de corriente nominal o de


sobrecargas controladas, en el caso de contar con ventilación forzada.

La protección de un transformador puede realizarse por medio de los dispositivos


1 y 2 indicados en la figura siguiente, los cuales pueden actuar según sus propios
niveles de ajuste.
También, normalmente, reciben señales de control para abrir los circuitos
primarios o secundarios originados por sensores, ubicados internamente en el
transformador, relés auxiliares, u otros sistemas de protección de otros
dispositivos del SEP.

La protección de un transformador es conformada por la adecuada combinación


de un buen diseño y adecuados componentes que por su costo hagan seguro el
esquema de protección.

Protección contra fallas internas.

La gran mayoría de los transformadores mantienen controlada su temperatura de


trabajo por medio de la disipación del calor generado, utilizando aceite mineral o
compuestos artificiales con características de gran conductividad térmica.

No afecta a los componentes externos la falla interna.

Cualquier falla interna del transformador, se refleja de inmediato en las


características del compuesto refrigerante como en las variaciones de volumen
que presente este. De esta forma, en el transformador se instalan sensores que
permiten detectar cualquiera de las variaciones del líquido refrigerante.