Atenea (Ἀθήνη) 

Empiezo a cantar a Palas Atenea, gloriosa diosa de los ojos garzos, llena de sabiduría, de corazón inalcanzable. Virgen venerada, protectora de ciudades, valerosa, Tritogenia, a quien el prudente Zeus engendró él solo he hizo nacer de su divina cabeza, revestida con belicosas armas resplandecientes de oro. El estupor se apoderó de todos los inmortales cuando la vieron bramar su poderoso grito de guerra al cielo; delante de Zeus, portador de la égida. Tembló el vasto Olimpo terriblemente bajo el brío de la diosa de ojos garzos; alrededor, la tierra resonó de forma pavorosa y el mar se vio aborrascado por las olas encrespadas, de repente ...las aguas del mar se calmaron y el hijo del Hiperión detuvo sus veloces caballos largo tiempo hasta que la virgen Palas Atenea se hubo quitado las armas de sus divinales hombros, se regocijó el prudente Zeus lleno de orgullo al ver la gloria de su hija amada. ¡Salve Hija de Zeus que lleva la Égida
Himnos Homéricos XXVIII

Hija de Zeus (Ζεύς) y de la titánide Metis (Μῆτις, “consejo”) Cuando Metis estaba embarazada, Zeus se la tragó porque un oráculo (o, según Hesíodo, Urano y Gea) había vaticinado que si Metis daba luz a una nia después nacería un hijo que le usurparía el domini del cielo.

Genealogía 

Nacimiento 
 Zeus sintió fuertes dolores de cabeza y le pidió a Hefesto (Ἥφαιστος) que se la abriera con un hacha. De la cabeza de Zeus nació Atenea totalmente armada y entonando el ἁλαλαλαί (grito de guerra).

Advocaciones y epítetos 
 Diosa de la inteligencia y el saber  Diosa de las artes y la artesanía (patrona de ceramistas, tejedores…)  Diosa de la guerra meditada (es una diosa guerrera y valiente, pero prudente)  Diosa de la virginidad
 Epítetos: Partenos (παρθήνος, “doncella”), Prómachos (πρόμαχος, “campeona”), Palas, Niké (Νική, “vencedora”), la de ojos glaucos o de mochuelo* (γλαυκῶπις)…

Representaciones de los epítetos

 Rostro bello pero severo con ojos claros.
 Armadura completa:
   

Atributos 

Yelmo Lanza Escudo con la cabeza de Medusa Égida (distintos orígenes: escudo de Zeus, escudo hecho con la piel de la cabra Amaltea, coraza hecha con piel de un monstruo, especie de cinturón hecho de piel de cabra para sujetar el escudo…)  Huso

 Animales: serpiente y mochuelo (o lechuza)  Planta: El olivo

Atenea y sus atributos 

Por su parte, Atenea, hija de Zeus, portador de la égida, dejó resbalar sobre el umbral de su padre el delicado vestido bordado, fabricado con la labor de sus propias manos, y vistiéndose con la túnica de Zeus, que las nubes acumula, se fue equipando con las armas para el lacrimógeno combate. A ambos lados de los hombros se echó la floqueada égida terrible, cuyo contorno entero está aureolado con la Huida; está en ella la Disputa, el Coraje, el gélido Ataque, en ella está la cabeza de la Górgona, terrible monstruo, espantosa y pavorosa, prodigio de Zeus, portador de la égida. Se caló el morrión de doble crestón y cuatro mamelones en la cabeza, áureo, ajustado con infantes de cien ciudades. Puso sus pies sobre el llameante carro y asió la pica pesada, larga, compacta, con la que doblega las filas de guerreros heroicos contra quienes cobra rencor la del pujante padre.

Hom. Il. V, 733-747

El culto de Atenea 

Las Panateneas (Παναθεναία)


 Anuales  23 – 30 del mes de “ἑκατονβέον” (“sacrificio de cien bueyes”)
 Grandes Panateneas  Cada 4 años.
 Más largas  Competiciones deportivas y competiciones de poesía y música  Procesiones desde el cerámico

Las Panateneas (Παναθεναία)


 Procesión: Culmen de las fiestas. Se portaba el peplo a la acrópolis para vestir a la escultura de Atenea Polias (“protectora de la ciudad”), que estaba en el Erecteion.

Las Panateneas (Παναθεναία)


 En la procesión, que recorría toda la ciudad, participaban las personas más importantes de la vida de Atenas: sacerdotes, ergástinas (portadoras del peplo), canéforas (sacerdotisas), ancianos, hoplitas, jinetes, vencedores de los juegos, músicos, los animales…
 Una vez puesto el peplo a la escultura se realizaba una hecatombe y una cena pública.  Representado todo en el friso del Partenón de Fidias.

Competición con Posidón


 Compitieron por la soberanía en la ciudad de Atenas ante los ciudadanos, Atenea les regaló un olivo y Posidón hizo brotar una fuente de agua de mar con su tridente. Los jueces le dieron la victoria a Atenea, pues les proporcionaba aceite, madera y comida. La ciudad tomó su nombre y se convirtió en su patrona.

Aracne 
 Retó a Aracne a causa de su soberbia a tejer un tapiz y encolerizada con ella por retratar los amores de Zeus la convirtió en araña.

Gigantomaquia 
 Colaboró en la Gigantomaquia con su padre y Heracles

Perseo, Medusa y Pegaso


 Perseo le entregó la cabeza de la gorgona Medusa para que la colocase en su escudo, pues lo ayudó a matarla. De la sangre de medusa nacieron el caballo alado Pegaso y el gigante Crisaor.

Erecteo 
 Un día, Atenea fue al taller de Hefesto a buscar una herramienta y éste intentó violarla, ella consiguió apartarse pero le cayó semen sobre el muslo, ella lo echó al suelo provocando que se fecundara la tierra y naciera Erecteo, primer rey de Atenas.

El juicio de Paris 

Defensora de héroes 
 Fue una gran defensora de héroes como el fuerte Aquiles y el ingenioso Odiseo.

Así habló y la aflicción invadió al Pelida, y su corazón dentro del velludo pecho vacilaba entre dos decisiones: o desenvainar la espada que pendía a lo largo del muslo y hacer levantarse a los demás y despojar él al Atrida, o apaciguar su cólera y contener su furor. Mientras revolvía estas dudas en la mente y en el ánimo y sacaba de la vaina la gran espada, llegó Atenea del cielo; por delante la había enviado Hera, la diosa de blancos brazos, que en su ánimo amaba y se cuidaba de ambos por igual. Se detuvo detrás y cogió de la rubia cabellera al Pelida, a él solo apareciéndose. De los demás nadie la veía. Quedó estupefacto Aquiles, giró y al punto reconoció a Palas Atenea: terribles sus dos ojos refulgían. Y dirigiéndose a ella, pronunció estas aladas palabras: “¿A qué vienes, ahora, vástago de Zeus, portador de la égida? ¿Acaso a ver el ultraje del Atrida Agamenón? Mas te voy a decir algo, y eso espero que se cumplirá: por sus agravios pronto va a perder la vida.” Díjole, a su vez, Atenea, la ojizarca diosa: “Para apaciguar tu furia, si obedeces, he venido del cielo, y por delante me ha enviado Hera, la diosa de blancos brazos que en su ánimo ama y se cuida de ambos por igual. Ea, cesa la disputa y no desenvaines la espada con tu brazo. Mas sí, injúrialo de palabra e indícale lo que sucederá. Pues lo siguiente te voy a decir, y esto quedará cumplido: un día te ofrecerá el triple de tantos espléndidos regalos a causa de este ultraje: tú domínate y haznos caso.”

Homero, Il. I, 188-214

“Padre nuestro Cronión, soberano entre todos los reyes, bien de cierto que él yace abatido por injusta ruina [Egisto} pero a mí el corazón se me parte pensando en Ulises, infeliz, que hace tanto padece de miles de trabajos, alejado de todos los suyos y preso en la isla que circundan las olas allá en mitad del océano. En sus frondas habita la diosa nacida de Atlante el astuto malvado que intuye los senos marinos y vigila las largas columnas, sustento del cielo. Ella es quien allí le detiene penando y lloroso y lo adula sin fin con palabras sutiles de halago por que olvide a su Ítaca. En vano, que Ulises en ansias de mirar como el humo se eleva del suelo paterno prefiriera morir. ¿No conmueven, Olimpio, tu pecho tales cosas? ¿Quizás es que Ulises allá en la llanura de Ilión y su campo naval omitió sacrificios, no hizo ofrenda en tu honor? ¿Cómo así le aborreces, oh Zeus?
Hom. Od. I, 45-62

 El Paladio era una antigua escultura de madera de Atenea que se conservaba en Troya desde su fundación.
 Lanza en la mano derecha y huso en la izquierda.

El Paladio 

 Se creía que era obra de la propia Atenea en honor a su amiga Palas, a la que había matado involuntariamente mientras jugaban. Hay diversas versiones acerca de cómo apareció en Troya.
 Según la tradición griega, lo robaron Odiseo y Diomedes. Según la tradición latina, Eneas se lo llevó a la península itálica y se conservaba en el templo de Vesta.

Ares (Ἄρης) 

Zeus reprende a Ares después de que éste le recriminara que tiene consentida a Atenea, puesto que Diomedes le ha herido con ayuda de aquella y Zeus no piensa castigarla: Mirándolo con torva faz replicó Zeus, que las nubes acumula: “¡No me vengas, veleidoso, a gimotear sentándote a mi lado! Eres para mí el más odioso de los dioses dueños del Olimpo, pues siempre te gustan la disputa, los combates y las luchas. Tienes el furor incontenible e irreprimible de tu madre, de Hera, a la que yo sólo a duras penas doblego con palabras. Por eso creo que eso que sufres se lo debes a sus indicaciones. No obstante, no toleraré que tengas dolores ya largo tiempo, pues de mí procede tu linaje y por obra mía te engendró tu madre. Mas si hubieras nacido de otro dios, siendo así de destructor, estarías hace tiempo en sima más honda que los hijos de Urano”

Hom. Il. V, 888-898

Genealogía 
Hijo de Zeus y Hera Bastante odiado por los dioses
Padre de las Amazonas
Α-μαζος “sin pecho”

Leyenda romana de sus orígenes


 Se cuenta que Flora (reina de las flores y plantas) tocó a Juno (Hera) con una hierba mágica, dejándola encinta de Marte.
 En Roma, además, tiene gran importancia, pues se le considera padre de Rómulo y Remo.

Advocaciones 
 Dios de la guerra agresiva y la matanza  Dios de la agricultura  Dios de la justa venganza
 Se le llegaba a considerar culpable de las epidemias y catástrofes

 No se le quería mucho en Grecia, pero en Roma era considerado parte de la ciudad junto a Júpiter (Roma = fuerza)

Epítetos 
 Brotoloigos (Βροτολοιγός, ‘destructor de hombres’)
 Androfontes (Ανδρειφοντης, ‘asesino de hombres’)  Miaiphonos (Μιαιφόνος, ‘manchado de sangre’)  Teikhesiplêtês (Τειχεσιπλήτης, ‘asaltante de murallas’)  Maleros (Μαλερός, ‘brutal’)  Teritas (Θηρίτας, ‘bestial’)  Enialio

Cuádriga tirada por cuatro sementales inmortales que despedían fuego por la boca Armamento completo: armadura de bronce, lanza, casco. Antorcha encendida
Animales: perro, lechuza, pájaro carpintero.

Atributos 

El culto de Ares 
 Muy poco extendido en Grecia, excepto en la zona de Tracia y el norte, por influencia de los tracios también. En Esparta se le apaciguaba antes de la batalla.
 Pese a aparecer muy nombrado en la poesía no hay prácticamente templos ni representaciones.  Crece su importancia en Roma.

Ayudantes 
 Suele ir acompañado de una serie de terribles ayudantes:
 Deimos (Terror) y Fobos (Miedo)  Hijos suyos y de Afrodita.  Enio: Diosa del derramamiento de sangre y la violencia, era su hermana.  Eris (Discordia)  Cidoimos (Alboroto en las batallas), Macas (Batallas), Hisminas (Disputas), Polemos (Guerra) y Alala (hija de Polemos, Grito de guerra)  Su hermana Hebe solía prepararle el baño

Fundación de Tebas 
 Se considera a ares el progenitor del dragón que mató Cadmo en el mito fundacional de Tebas. Es, además, según este mismo mito, ancestro de los espartanos, pues de los dientes del dragón brotaron los Espartos, raza de guerreros descendientes de Ares. Para aplacarlo Cadmo se casó con Harmonía, hija de Ares y Afrodita.

Amores de Ares y Afrodita

Preludiaba el cantor bellamente en la lira su canto del amor de Afrodita, de hermosa diadema, y de Ares que en la casa de Hefesto a hurtadillas se unieron en un día tras pagar ricamente el amante la infamia del lecho del señor del hogar; mas el Sol fue a contárselo a éste, pues los vio desde arriba a los dios en el amor abrazados. Cuando Hefesto escuchó su punzante relato, a la fragua el camino emprendió meditando en el fondo del pecho mil desastres; montó sobre el banco un gran yunque y a golpes unas trabas labró sin engarces ni fallas, capaces de aguantar cualquier fuerza. Tramado el engaño y en ira contra Ares, al cuarto marchó donde estaba su lecho; a los pies que sostén le prestaban y todo en redondo sujetó aquellos lazos, mas otros colgó en la techumbre cual finísima tela de araña, invisible a los ojos de las mismísimas deidades felices, ardid sin parejo. Viendo ya alrededor de la cama tendido el engaño, simuló que marchaba hacia Lemnos, la sólida plaza asentada en la tierra, por él preferida entre todas. Pero Ares de riendas de oro en despierta vigilia le observaba y al ver cómo Hefesto, el artífice insigne, de camino salía, marchó en derechura a sus casas anhelante de amor por la hermosa Citera. La diosa regresaba de ver a su padre, el Cronión poderoso, y no bien se sentó cuando Ares entró en la morada.

Con la mano tomando su mano le habló de este modo: “Ven al lecho, querida, gocemos en él descansados, pues Hefesto no está por aquí; no hace mucho que a Lemnos se marchó a visitar a los sintis de bárbara lengua.” Tal diciendo agradable le hizo el yacer a su lado y marchando los dos ocuparon el lecho: al instante se corrieron los lazos que urdiera el ingenio de Hefesto y no más se pudieron mover ni estirar pie ni mano. Comprendieron entonces que estaban cogidos y a un tiempo acercábase a ellos el ínclito cojo, emprendido el regreso a mitad de camino de Lemnos: su nueva desventura había oído del Sol, su seguro vigía. A sus casas tornaba llevando la angustia en el pecho y paró en el umbral dominado por la ira salvaje, invocando con gritos furiosos a todos los dioses: “Padre Zeus, dioses todos de vida feliz, inmortales, contemplad estas obras risibles, mas ya intolerables cómo, siendo yo cojo, Afrodita, nacida de Zeus, me deshonra sin tregua en su amor al maléfico Ares por ser él agraciado y tener buenas piernas. Y es cierto que lisiado nací, mas la culpa ¿quién otro la tiene que mi padre y mi madre? ¡Pudieran no haberme engendrado! Mas veréis a esos dos cómo yacen en junto amorosos y a mi lecho subidos. ¡Dolor que me toma al mirarlos! Tardarán, bien de cierto, en poder variar de postura

por amor que se tengan y pronto vendrán a cansarse uno y otro de estar en la cama, mas no ha de soltarlos ese ardid y atadura hasta tanto que el padre me vuelva cuanto yo le entregué por la cínica moza, que tiene hija hermosa, en verdad, pero bien disoluta” Así dijo y a su hogar de broncíneos portales vinieron los dioses: llegó allí Posidón, el que abraza las tierras, y Hermes saludable, y el rey que dispara de lejos, Apolo, porque sólo a las diosas retuvo el pudor en sus casas. Y de pie en el umbral los eternos dadores de bienes, una risa sin fin levantóse en sus almas felices observando las trazas del hábil Hefesto; y alguno murmuró de este modo mirando al que estaba a su lado: “Las maldades no triunfan y el lento adelanta al ligero: Así Hefesto con ser tan pesado le dio caza a Ares que es el dios más veloz del Olimpo, valióse de astucias, pues es cojo, y el otro le habrá de pagar su adulterio.” De este modo entre sí conversaban los dioses y Apolo el augusto nacido de Zeus, hablábale a Hermes: “¡Dime, oh Hermes divino!, de bienes dador, mensajero! ¿Tú quisieras también, aún sujeto por trabas tan recias, en sus lechos al lado dormir de Afrodita dorada?” Contestándole dijo, a su vez, el heraldo Argifonte: “¡Ojalá fuera así, flechador rey Apolo, y sujeto por cadenas tres veces más duras que aquél, y aún a vista

de vosotros los dioses y a un tiempo de todas las diosas consiguiera yo al lado dormir de Afrodita dorada!” Tal habló y en los dioses eternos brotó una gran risa. Posidón quedó serio; no obstante, le instaba sin tregua al artífice Hefesto glorioso dejar libre a Ares y, volviéndose a él, le decía en aladas palabras: “Desanúdalo: yo te prometo ante todos los dioses que te habrá de pagar cuanto es justo según tú lo pides.” A su vez replicándole dijo el perínclito cojo: “Posidón, que la tierra rodeas, no exijas tal cosa, porque ¿quién da fianza a las deudas que tienen lo viles? ¿Cómo voy a apresarte yo a ti o a las otras deidades cuando Ares a un tiempo se zafe de deudas y lazos?” Contestóle, a su vez, Posidón, que sacude la tierra: “Si él, Hefesto, consigue escaparse y olvida su deuda cuando esté en libertad, por mí mismo prometo pagarla.” Y al instante dijo, a su vez, el perínclito cojo: “No es posible ni bien me estaría rehusar tu palabra.” Tal diciendo sus lazos soltaba la fuerza de Hefesto y, al sentir uno y otro aflojarse su recia atadura, de la cama saltaron y a Tracia él se fue mientras ella, la risueña Afrodita, partió para Pafo de Chipre, donde tiene su templo y su altar siempre lleno de ofrendas. Al llegar la lavaron las Gracias, la ungieron de aceite inmortal, del que brilla en la piel de los dioses eternos, y vistiéronla ropas preciosas, hechizo a los ojos.

Amores de Ares y Afrodita


 Afrodita estaba casada con el más feo de los dioses, Hefesto, hermano de Ares. Tenía la costumbre de acostarse a espaldas de su esposo con su cuñado, pero un día los descubrió Helios, dios del sol, y se apresuró a informar a Hefesto del adulterio de su esposa. Este creó un sistema para atraparlos con una red cuando volvieran a compartir lecho, cuando lo consiguió llamó a todos los dioses para que vieran el espectáculo, todos se burlaron de ellos, algunos comentaban la belleza de Afrodita y otros afirmaban que cambiarían el sitio a Ares.

El primero que el adulterio de Venus con Marte vio se cree este dios; ve este dios todas las cosas el primero. Hondo se dolió del hecho y al marido, descendencia de Juno, los hurtos de su lecho y del hurto el lugar mostró; mas a aquél, su razón y la obra que su fabril diestra sostenía, se le cayeron: al punto gráciles de bronce unas cadenas, y redes y lazos que las luces burlar pudieran lima –no aquella obra vencerían las más tenues hebras, no la que cuelga de la más alta viga telaraña– y que a los ligeros tactos pequeños movimientos obedezcan consigue, y el lecho circundando las coloca con arte. Cuando llegaron a este lecho, al mismo, su esposa y el adúltero, con el arte del marido y las ataduras preparadas de novedosa manera, en mitad de sus abrazos ambos sorprendidos quedan. El Lemnio al punto sus puertas marfileñas abrió y admitió a los dioses; ellos yacían enlazados indecentemente, y algunos de entre los dioses no tristes desea así hacerse indecente... Los altísimos rieron y largo tiempo ésta fue conocidísima hablilla en todo el cielo. Ovidio, Metamorfosis 171-189

Descendencia de Ares y Afrodita
A su vez, con Ares, perforador de escudos, Citerea concibió a los temibles Miedo y Terror, que ponen en confusión las compactas falanges de varones en la guerra sangrienta junto con ares destructor de ciudades: también a Harmonía, a quien el muy esforzado Cadmo hizo su esposa…
Hes. 934-937

Eros 
 Dios del amor y la atracción. En época tardía se le consideró el patrón del amor entre hombres. Hay mucha mitología a su alrededor: Apolo y Dafne, Eros y Psique… Es el Cupido de la mitología romana.

Anteros 
 Personificación del amor correspondido y vengador del no correspondido. Ares y Afrodita se lo “dieron” a Eros como compañero de juegos y surgió la disputa, convirtiéndose Anteros en el vengador de Eros, vengándose de los que desdeñaban el amor de otros.

Otros 
 Fobos: Personificación del Miedo.
 Deimos: Personificación del Temor.  Harmonía: Diosa de la concordia

Resto de la descendencia 
 Tuvo muchísimos hijos con distintas mujeres, algunos célebres, como Diomedes, que tuvo importancia en la guerra de Troya; según la mitología romana se le atribuye también ser el padre de Rómulo y Remo tras unirse con Rea Silvia o Ilía; de su unión con Otrea nacieron las principales amazonas…

Ares y el Areópago ateniense


 Según algunas tradiciones Ares mató a Halirrotio, hijo de Posidón, porque intentó violar a su hija Alcipe (nacida de una de sus muchas uniones amorosas). Posidón reclamó a Zeus un castigo y se le llevó a juicio en la colina del Areópago, el primer juicio por asesinato de la historia. Resultó absuelto por los demás dioses del Olimpo. En el Areópago (Ἄρειος πάγος, colina de Ares) se celebraban los consejos de los atenienses.

Ares, estrago de mortales, al ver al divino Diomedes, dejó al monstruoso Perifante yaciendo allí mismo donde lo había matado y arrancado el aliento vital y marchó derecho contra Diomedes, domador de caballos. Cuando ya estaba cerca, avanzando el uno contra el otro, Ares se aupó primero sobre el yugo y las riendas de los caballos con la broncínea pica ávido de quitarle el aliento vital. Atenea, la ojizarca diosa, la agarró con la mano y la empujó bajo la caja del carro, haciendo su impulso baldío. El segundo se lanzó Diomedes, valeroso en el grito de guerra, con la broncínea pica. Imprimióle ahínco Palas Atenea hacia el extremo más bajo del ijar, donde se ceñía la ventrera, y allí lo alcanzó e hirió. Desgarró su bella piel y luego arrancó la lanza; y bramó el broncíneo Ares con un alarido como el que profieren nueve mil o diez mil hombres en combate cuando traban marcial disputa ¡con tal potencia bramó Ares, insaciable de combate! Hom. Il. V, 846-863

“¿Por qué otra vez, mosca de perro, enzarzas a lo dioses en riña con descarada osadía? ¿A qué te impulsa tu gran ánimo? ¿Es que no te acuerdas de cuando incitaste al Tidida Diomedes a herirme, y tú misma, asiendo a la vista de todos la pica, la empujaste derecha contra mí y desgarraste mi bella piel? Por eso ahora creo que tú vas a expiar tus maldades.” Tras hablar así, le asestó un golpe en la floqueada égida pavorosa, que ni siquiera el rayo de Zeus doblega; en ella le golpeó Ares, manchado de asesinatos, con su larga pica. La diosa retrocedió y cogió en su recia mano una piedra que había en la llanura, negra, áspera y grande, que los de antaño habían colocado como mojón de un labrantío; y atinó en el cuello al impetuoso Ares y dobló sus miembros. Siete yugadas ocupó en su caída, la melena se manchó de polvo, y sus armas resonaron en los costados. Palas Atenea se echó a reir y, blasonando de su triunfo, le dijo estas aladas palabras “¡Necio! ¡Aún no te has dando cuenta de cuán mejor me jacto de ser que tú, que pretendes rivalizar con mi furia! Así pagarás seguramente la deuda de las Erinies de tu madre, que está irritada contigo y medita males por haber abandonado a los aqueos y, en cambio, defender a los insolentes troyanos.” Tras hablar así, desvió de él sus brillantes ojos. Afrodita, hija de Zeus, lo cogió de la mano y lo condujo con entrecortados sollozos; apenas recobraba el aliento. Hom. Il. XXI, 394-423

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful