P. 1
CONVIVENCIA PARA JÓVENES 2012

CONVIVENCIA PARA JÓVENES 2012

|Views: 8.752|Likes:
Este Documento contiene el esquema para realizar las convivencias 2012 con el tema de la Propuesta Pastoral 2012. Fue elaborado por Sor Oliva Margarita Gómez "Provincia María Auxiliadora" y por Sor Carlota Correa de la "Provincia Santa María Mazzarello".
Este Documento contiene el esquema para realizar las convivencias 2012 con el tema de la Propuesta Pastoral 2012. Fue elaborado por Sor Oliva Margarita Gómez "Provincia María Auxiliadora" y por Sor Carlota Correa de la "Provincia Santa María Mazzarello".

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: Gloria Angela Jimenez Salazar on Feb 14, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/11/2014

pdf

text

original

Notas

:
___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ _____________________________________ _____________________________________ _____________________________________ _____________________________________ _____________________________________ _____________________________________ _______

¡Hola Joven!
A ti que luchas por alcanzar grandes ideales, que sueñas por un mundo nuevo y mejor, que anhelas saciar tu ser de felicidad y descubrir el sentido de tu propia vida, te invito a valorar y anunciar a Jesucristo como fuente de vida. Te propongo como trabajo para la convivencia el mensaje del Recto Mayor Don Pascual Chávez para la familia Salesiana. Nos ha escrito EL AGUINALDO 2012 “Conociendo e imitando a Don Bosco hagamos de los jóvenes la misión de nuestra vida.” Ser fieles a Don Bosco significa conocerlo en su historia y en la historia de hoy, cultivar en nosotros un mor constante y profundo hacia todas las personas y de manera especial hacia los más pobres. Las palabras del Papa Benedicto XVI dirigidas a centenares de jóvenes infunden fe y esperanza y nos compromete a seguir nuestro camino en búsqueda de la justicia y la paz. Ánimo aprovecha este espacio de reflexión y de encuentro con el Señor, quien te invita a escuchar la voz del Buen Pastor que Da la Vida por sus Ovejas.

__________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ _______________________________________________________________________ LECTURA, MEDITACIÒN, ORACIÓN, CONTEMPLACIÓN, ACCIÓN Oración al Espíritu Santo (ó canto). 1. Lectura del texto, leerlo con atención, comprendiendo su sentido 2. Subrayar las frases que más le llamen la atención del texto 3. Meditación: Qué me dice. Ir más allá, haciendo una relectura atenta, buscando el mensaje que trasmite, actualizando ese mensaje a nuestra realidad personal. 4. Repite interior mente las palabras o frases que han tocado tu corazón. 5. A qué me invita el texto leído. ¿Qué es lo que Jesús me pide? ¿Qué tengo que cambiar en mi vida para aumentar mi amor y conocimiento del Buen Pastor?. 6. Escribe el compromiso personal al cual me llama la Palabra de Dios

Me Encuentro Con El Buen Pastor.
(Lectio Divina)
En este momento vamos a tener una experiencia de encuentro con el Señor por medio de algunos pasos que van profundizando el siguiente texto bíblico ( Jn 10, 11-15) Pasos que son momentos de oración y de búsqueda del Señor para conocerlo más y poder anunciarlo. El Espíritu Santo es el soplo de Jesucristo y nosotros, en cierto modo debemos pedir a Cristo que descienda siempre sobre nosotros a fin de que este soplo sea vivo y fuerte en el mundo. Esto significa que debemos estar cerca de Cristo. Nosotros lo hacemos meditando su Palabra, siguiendo los pasos:

El buen Pastor
10:11 Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da su vida por las ovejas. 10:12 El asalariado, en cambio, que no es el pastor y al que no pertenecen las ovejas, cuando ve venir al lobo las abandona y huye, y el lobo las arrebata y las dispersa. 10:13 Como es asalariado, no se preocupa por las ovejas. 10:14 Yo soy el buen Pastor: conozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mí

10:15 —como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre— y doy mi vida por las ovejas.

Sueño de Los 9 Años de Don Bosco
«Apenas contaba nueve años — dice el mismo Don Bosco— cuando tuve un sueño que me quedó profundamente impreso durante toda la vida. Me pareció estar cerca de mi casa; en un amplio patio en el que una gran muchedumbre de niños se divertía. Unos reían, otros jugaban y no pocos blasfemaban. Al oír aquellas blasfemias me arrojé inmediatamente en medio de ellos, empleando mis puños y mis palabras para hacerlos callar. En aquel momento apareció un Hombre de aspecto venerado, de edad viril, noblemente vestido. Un manto blanco cubría toda su persona y su rostro era tan resplandeciente, que yo no podía mirarlo con fijeza. Me llamó por mi nombre y me ordenó que me pusiese al frente de aquellos muchachos añadiendo estas palabras: —No con golpes, sino con la mansedumbre y la caridad deberás ganarte a estos amigos tuyos. Ponte, pues, inmediatamente a hacerles una instrucción sobre la fealdad Del pecado y sobre la belleza de la virtud.

Confuso y aturdido le repliqué que yo era un pobre niño ignorante; incapaz de hablar de religión a aquellos jovencitos. En aquel momento los muchachos cesaron en sus riñas, gritos y blasfemias, rodeando al que hablaba. Yo, sin saber lo que me decía, añadí: —¿Quién es Usted que me manda cosas imposibles? —Precisamente porque te parecen imposibles, debes hacerlas posibles con la obediencia y con la adquisición de la ciencia. —¿Dónde y con qué medios podré adquirir la ciencia? —Yo te daré la Maestra bajo cuya guía podrás llegar a ser sabio y con la cual toda ciencia es necedad. —Pero ¿quién es Usted que me habla de esa manera? —Yo soy el Hijo de Aquella a quien tu madre te ha enseñado a saludar tres veces al día. —Mi madre me ha dicho que no me junte con quien no conozco sin su permiso; por eso, dime tu nombre. —Mi nombre, pregúntaselo a mi Madre. En aquel momento vi junto a Él, a una Señora de majestuoso aspecto, vestida con un manto que resplandecía por todas partes como si cada punto de él fuese una fulgidísima estrella. Al verme cada vez más confuso en mis preguntas y respuestas, me indicó que me acercara a Ella; y tomándome de la mano bondadosamente: —¡Mira! —Me dijo. Observé a mi alrededor y me di cuenta de que todos aquellos niños habían desaparecido y en su lugar vi una multitud de cabritos, perros, gatos, osos y otros animales diversos. He aquí el campo en el que debes trabajar —continuó diciendo la Señora—. Hazte humilde, fuerte y robusto, y lo que veas en este momento que sucede a estos animales, tendrás tú que hacerlo con mis hijos. Volví entonces a mirar y he aquí que, en lugar de los animales feroces aparecieron otros tantos corderillos que, retozando y balando, corrían a rodear a la Señora y al Señor como para festejarles. Entonces, siempre en sueños, comencé a llorar y rogué a Aquella Señora que me explicase el significado de todo aquello, pues yo nada comprendía. Entonces Ella, poniéndome la mano sobre la cabeza, me dijo: —A su tiempo lo comprenderás todo.

Dicho esto, un ruido me despertó y todo desapareció. Yo quedé desconcertado. Me parecía que me dolían las manos por los golpes que había dado y la cara por las bofetadas recibidas de aquéllos golfillos. Además, la presencia de Aquel Personaje y de Aquella Señora; las cosas dichas y oídas, me absorbieron la mente de tal modo, que en toda la noche no me fue posible volver a conciliar el sueño. A la mañana siguiente conté inmediatamente el sueño, en primer lugar, a mis hermanos, que comenzaron a reír; después, a mi madre y a la abuela. Cada uno lo interpretó a su manera. Mi hermano José dijo: —Sin duda serás pastor de cabras, de ovejas y de otros animales. Mi madre: —¡Quién sabe si algún día llegarás a ser sacerdote! Antonio dijo con acento burlón: —Tal vez llegues a ser capitán de bandoleros. Pero la abuela, que sabía mucha teología aunque era analfabeta, dio la sentencia definitiva diciendo: —No hay que hacer caso de los sueños. Yo era del parecer de la abuela; con todo, no me fue posible borrar de la mente aquel sueño. Lo que expondré a continuación prestará alguna aclaración a lo que antecede. Nunca más volví a contar este sueño; mis parientes no le dieron importancia; pero cuando en el año 1858 fui a Roma para tratar con el Papa Beato Pío IX de la Congregación Salesiana, él Sumo Pontífice me hizo contarle minuciosamente todo aquello que tuviese, aunque sólo fuese apariencias de sobrenatural. Entonces narré por primera vez el sueño que tuve a la edad de nueve años. El Papa me ordenó que lo consignase todo por escrito en su sentido literal y de forma detallada.

3. Socialización del trabajo realizado.

__________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ ____________________________________________

Actividad
1. Representación de la obra del sueño de los 9 años de Juanito Bosco 2. Anota lo que más te impacto de la obra presentada.

San José Cafasso
Este humilde sacerdote fue quizás el más grande amigo y benefactor de San Juan Bosco y, de muchos seminaristas pobres más, uno de los mejores formadores de sacerdotes del

siglo XIX. En el año 1827, siendo Cafasso seminarista se encontró por primera vez con Juan Bosco. Cafasso era de familia acomodada del pueblo y Juanito Bosco era de una vereda y absolutamente pobre. Don Bosco narra así su primer encuentro con el que iba a ser después su Benefactor, su defensor y el que mejor lo comprendiera cuando los demás lo despreciaran: "Yo era un niño de doce años y una víspera de grandes fiestas en mi pueblo, vi junto a la puerta del templo a un joven seminarista que por su amabilidad me pareció muy simpático. Me acerqué y le pregunté: '¿Reverendo: no quiere ir a gozar un poco de nuestras fiestas?'. Él con una agradable sonrisa me respondió: 'Mira, amiguito: para los que nos dedicamos al servicio de Dios, las mejores fiestas son las que se celebran en el templo'. Yo, animado por su bondadoso modo de responder le añadí: 'Sí, pero también en nuestras fiestas de plaza hay mucho que alegra y hace pasar ratos felices'. Él añadió: 'Al buen amigo de Dios lo que más feliz lo hace es el participar muy devotamente de las celebraciones religiosas del templo'. Luego me preguntó qué estudios había hecho y si ya había recibido la sagrada comunión, y si me confesaba con frecuencia. Enseguida abrieron el templo, y él antes de despedirse me dijo: 'No se te olvide que para el que quiere seguir el sacerdocio nada hay más agradable ni que más le atraiga, que aquello que sirve para darle gloria a Dios y para salvar las almas'. Y de manera muy amable se despidió de mí. Yo me quedé admirado de la bondad de este joven seminarista. Averigüé cómo se llamaba y me dijeron: 'Es José Cafasso, un muchacho tan piadoso, que ya desde muy pequeño en el pueblo lo llamaban -el santito" . Cafasso que era un excelente estudiante tuvo que pedir dispensa para que lo ordenaran de sacerdote de sólo 21 años, y en vez de irse de una vez a ejercer su sacerdocio a alguna parroquia, dispuso irse a la capital, Turín, a perfeccionarse en sus estudios. Allá había un instituto llamado El Convictorio para los que querían hacer estudios de postgrado, y allí se matriculó. Y con tan buen resultado, que al terminar sus tres años de estudio fue nombrado profesor de ese mismo instituto, y al morir el rector fue aclamado para reemplazarlo, y estuvo de magnífico rector por doce años hasta su muerte. San José Cafasso formó más de cien sacerdotes en

Turín, y entre sus alumnos tuvo varios santos. Se propuso como modelos para imitar a San Francisco de Sales y a San Felipe Neri, y sus discípulos se alegraban al contestar que su comportamiento se asemejaba grandemente al de estos dos simpáticos santos. En aquel entonces habían llegado a Italia unas tendencias muy negativas que prohibían recibir sacramentos si la persona no era muy santa (Jansenismo) y que insistían más en la justicia de Dios que en su misericordia (rigorismo) . El Padre Cafasso, en cambio, formaba a sus sacerdotes en las doctrinas de San Alfonso que insiste mucho en la misericordia de Dios, y en las enseñanzas de San Francisco de Sales, el santo más comprensivo con los pecadores. Y además a sus alumnos sacerdotes los llevaba a visitar cárceles y barrios supremamente pobres, para despertar en ellos una gran sensibilidad hacia los pobres y desdichados . Cuando el niño campesino Juan Bosco quiso entrar al seminario, no tenía ni un centavo para costearse los estudios. Entonces el Padre Cafasso le costeó media beca, y obtuvo que los superiores del seminario le dieran otra media beca con tal de que hiciera de sacristán, de remendón y de peluquero. Luego cuando Bosco llegó al sacerdocio, Cafasso se lo llevó a Turín y allá le costeó los tres años de postgrado en el Convictorio. El fue el que lo llevó a las cárceles a presenciar los horrores que sufren los que en su juventud no tuvieron quién los educara bien. Y cuando Don Bosco empezó a recoger muchachos abandonados en la calle, y todos lo criticaban y lo expulsaban por esto, el que siempre lo comprendió y ayudó fue este superior. Y al ver la pobreza tan terrible con la que empezaba la comunidad salesiana, el Padre Cafasso obtenía ayudas de los ricos y se las llevaba al buen Don Bosco. Por eso la Comunidad Salesiana ha considerado siempre a este santo como su amigo y protector.

Actividad
• • • Reúnete con ocho compañeras que menos conozcas, leen el contenido del encuentro de Don Bosco con Don Cafasso. Sacan los valores que más les haya llamado la atención; con ellos realiza una sopa de letras. Socialización del trabajo realizado

Mamá Margarita
Mujer femenino-materno de Dios. La mujer, como persona humana, integra cuerpo y alma, proyectos y valores, ideales y vivencias. No es sólo cuerpo o alma, inteligencia o voluntad,.... Es unidad de persona que, en lo más íntimo de su ser, se puede denominar “espíritu” Esto es lo que la hace más imagen de Dios; no su cuerpo ni su inteligencia, no su psicología o su voluntad.

Por su espíritu, la mujer se siente abierta a Dios, se siente morada de Dios, se experimenta protegida de Dios y llamada a plenitud de vida. Sin este principio femenino de Dios, reflejado en el espíritu de la mujer, no es posible comprender el surgir de la historia de la salvación. La mujer ayuda a entender este rasgo de Dios, en el cual se muestra su fecundidad, su amabilidad, sus proyectos de familia,... Esto tan característico de la mujer, reflejo de la vida de Dios, también tomó forma en mamá Margarita y pudieron tocarlo los muchachos de D. Bosco. Quizás la formulación teórica y teológica la hayamos inventado más tarde, pero ellos se adelantaron a vivirla y experimentarla. En el encuentro con la madre del Oratorio, los muchachos pudieron experimentar la amabilidad de Dios, su providencia, la fuente de vida, los sueños de un futuro mejor para todos, la fortaleza por conseguir nuevas metas en la construcción de una sociedad más acorde con los criterios de Jesús.

Encuentro de Don Bosco con Madre Mazzarello
Viajando en el tren se encontró el Padre Pestarino con San Juan Bosco. El Sumo Pontífice le había dicho a Don Bosco "¿Por qué no funda una Comunidad de mujeres para que se dedique a hacer en favor de las muchachas lo que Ud. y sus salesianos hacen en favor de los muchachos?". Eso le quedó zumbando en los oídos al gran santo. En esto estaba pensando cuando Dios vino a hablarle por medio de un sueño misterioso. Vio el santo en sueños que muchas niñas pobres salían a su encuentro suplicándole con insistencia y diciéndole: "¿Por qué no se preocupa también de nuestra educación? ¿Es que las niñas no tenemos también un alma que salvar, como la tienen los muchachos?". Meditando estaba Don Bosco en todo esto cuando se encontró en el tren con el Padre Pestarino, el cual le contó que en su pueblo de Mornese tenía un grupo de muchachas muy fervorosas, las cuales estaban haciendo respecto a las niñas, lo mismo que él estaba haciendo en Turín por los muchachos. Y lo invitó a que fuera a encargarse de dirigirlas. Al santo le pareció formidable la idea, y anunció que pronto iría a visitar aquella bella obra. En la vida de Mazzarello hay una fecha que jamás podrá olvidar, porque marcó para siempre el rumbo de su vida. Es el 7 de octubre de 1864, el día en que San Juan Bosco fue por primera vez a Mornese.

Actividad
1. Reflexión personal 2. Anota en cada cuadro 3. Socialización

¿En qué momento te has sentido protegida por Dios?

¿Qué valores descubrieron los jóvenes en el encuentro con Mamá Margarita?

¿Escribe lo que más te llamó la atención de la vida de Mamá Margarita?

Escribe una oración de agradecimiento por el don de las mamás a las familias.

Aquella fue una fecha emocionante e inolvidable. Todo el pueblo salió recibir al santo y a sus jóvenes alumnos que con una alegre banda musical venían a visitarlos. En bellísimo caballo blanco entró Don Bosco por las calles de la población, adornadas con flores y banderas. Los hombres habían ido a varios kilómetros de distancia a encontrarlo, y las mujeres y los niños llenaban las calles y gritaban vivas y aplaudían. Todos estaban convencidos de que era un hombre de Dios, un gran santo. Y además era extraordinariamente amable y alegre, y amigo de los niños y de los pobres. Mazzarello no había visto nunca a Don Bosco, pero esa noche, apenas le oyó su primer sermón quedó encantada y llena de admiración. Y en esos días siempre que el santo hablaba, ella se colocaba en las primeras filas para oírle mejor y no perderle palabra alguna. A sus compañeras que la reprendían por meterse allá entre ese montón de hombres, a escucharle, ella les decía: "Es que mi corazón me dice que es un santo, y a los santos no se les puede perder palabra". La amistad con Don Bosco hizo crecer a pasos agigantados en santidad a la muchacha de Mornese. Don Bosco constató que aquellas muchachas que dirigía el Padre Pestarino eran excelentes candidatas para ser religiosas, y con ellas fundó la Comunidad de Hijas de María Auxiliadora, o salesianas, que hoy en día son más de 16,000 en 75 países, y su Congregación es la segunda en número en todo el mundo. El santo fue a comunicarle la bella noticia al Santo Padre el Papa Pío IX, el cual la aprobó con gran alegría y así el 5 de agosto de 1857 nació oficialmente esta gran congregación religiosa a la cual Don Bosco la declaró "Un Monumento de gratitud a María Auxiliadora".

Sacerdote para los Jóvenes
Es la primera experiencia que va unida a su sacerdocio. “Dedicaba enteramente los días festivos a estar con los muchachos, Durante la semana, los visitaba en pleno trabajo, en talleres y fábricas... los sábados me desplazaba a las cárceles con los bolsillos llenos de dulces, fruta o panecillos para motivarlos a vivir una vida más feliz ; para asistirlos, ganarme su amistad y, de esta manera, animarlos a venir al oratorio. POR ELLOS. Es la opción que hace ante las ofertas de la marquesa Barolo. Por ellos firma los primeros contratos de trabajo, y los va reuniendo en los días festivos, y va iniciando las obras, los pequeños talleres, las publicaciones muy sencillas... Por ellos pide limosna, por ellos le roba las horas al descanso de la noche... y así llega la enfermedad... y ellos le devuelven la vida. A los pocos meses de ordenarse sacerdote, comienza Don Bosco a visitar las cárceles de Turín. Esta experiencia marca el rumbo de sus opciones como educador. Él lo describe con estas palabras: “Me horroricé al contemplar cantidad de muchachos, de doce a dieciocho años, sanos y robustos, de ingenio despierto, que estaban allí ociosos, atormentados por los insectos y faltos en absoluto del alimento espiritual y material. Constaté, también, que algunos volvían a las cárceles porque estaban abandonados a sí mismos. Quién sabe, decía para mí, si estos muchachos tuvieran fuera un amigo que se preocupase de ellos e instruyese, si no se reduciría el número de los que vuelven a la cárcel” Éste fue la razón que movió el corazón educador del apóstol de los jóvenes: hacer todo lo posible para que el joven no tuviera aquella horrible experiencia. Prevenir y adelantarse a las dificultades y problemas que fuera a encontrar: falta de instrucción, falta de preparación para el trabajo, falta de medios para divertirse conforme a su edad, falta de hogar, falta de afecto y ambiente de familia. El 8 de diciembre de 1841 Don Bosco se encuentra con un joven, Bartolomé Garelli, que va a ser el primero en frecuentar las reuniones dominicales con Don Bosco de Turín. En esta clave surgen los dos primeros contratos laborales firmados con jóvenes. Llevan la firma del patrono, del aprendiz y de Don Bosco. El patrono se compromete a enseñar durante tres años el oficio, a corregir al aprendiz con palabras y no con golpes, a

Actividad
• Reúnete espontáneamente con ocho compañeras y representa en cuatro VIÑETAS los aspectos más significativos del contenido reflexionado.

Exposición del trabajo realizado.

dejarle libre los días festivos y a darle quince días de vacaciones. El joven promete trabajar con diligencia. Y Don Bosco ofrece asistencia y garantía para el buen éxito de la conducta del muchacho. Ya Don Bosco, desde los inicios de su misión, sintió la necesidad de ayuda. No dudó en pedirla a todo aquel que pudiera contribuir a dedicar algo de su tiempo o de sus bienes en favor de la juventud necesitada. De esta manera se formó un grupo de laicos, hombres y mujeres, y de sacerdotes, amigos de Don Bosco, que colaboraban con él de múltiples formas. Ante todo, su propia madre, mamá Margarita, acompañando y animando a su hijo en los difíciles comienzos del Oratorio y del trabajo con los chicos que llamaban a la puerta de su casa. Junto a Margarita estuvo la madre de Miguel Rúa, primer salesiano, y la madre del arzobispo Gastaldi, y el padre de Domingo Savio. Este grupo de personas, que conocía y quería bien a Don Bosco, fueron dando a su obra un matiz totalmente distinto al que existía en otras instituciones de la época. Fueron dando a todo el ambiente educativo la impronta de un “clima de familia”. Dentro de este grupo de primeros colaboradores hay que destacar a los sacerdotes que se prestaban para aportar algo de su tiempo a la Obra de los Oratorios que estaba surgiendo con Don Bosco. Entre otros destacan el teólogo Borel, D. Cafasso, D. Murialdo... Junto con ellos comenzaron a profesar como salesianos aquellos jóvenes que habían convivido con Don Bosco desde los inicios del Oratorio y que habían experimentado su sistema educativo. La visión de Don Bosco era todavía más amplia. Él quería llegar, si fuera posible, “a todos los jóvenes del mundo”. Fue dando forma a un reglamento de vida para un grupo de laicos más comprometidos en su misión: los Cooperadores Salesianos (1875). También otro grupo de Bienhechores y simpatizantes ayudaban con su aportación económica a las obras iniciadas por Don Bosco en Turín y en otras naciones de Europa y de América. En este mismo sentido, las circunstancias hicieron que se encontraran dos personas que llevaban las mismas inquietudes: Don Bosco y María Mazzarello, juntos darían forma a otra fuerza eclesial de la misma familia: las Hijas de María Auxiliadora. De este núcleo inicial fueron surgiendo los distintos grupos de lo que hoy llamamos “Familia Salesiana”. Son grupos con organización propia y reconocimiento eclesial específico pero que se encuentran todos ellos en la persona de Don Bosco. En la actualidad, este movimiento de simpatía y compromiso juvenil se ha visto actualizado por los miles de catequistas, profesores seglares y animadores juveniles.

Actividad
• En grupos de ocho expresa tu creatividad representando la síntesis de Don Bosco y los Jóvenes.

More…

Encuentro con el rector mayor de la familia salesiana Pascual Chávez. (ver el documental).

Don

1.

Algunos apartes de aguinaldo del rector mayor de los salesianos.
Yo soy el buen pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas» (Jn 10,11). Conociendo e imitando a Don Bosco, hagamos de los jóvenes la misión de nuestra vida. El primer año del trienio de preparación al bicentenario del nacimiento de Don Bosco está totalmente concentrado en el conocimiento de su historia. Debemos estudiarlo y, a través de los acontecimientos de su vida, debemos conocerlo como educador y pastor, fundador, guía, como legislador. Se trata de un conocimiento que lleva al amor y a la imitación. Éste es el tema del Aguinaldo 2012. Para nosotros miembros de la Familia Salesiana, para quien toma a Don Bosco como punto de referencia, la figura de nuestro santo debe ser lo que San Francisco de Asís ha sido y continúa siendo para los Franciscanos o San Ignacio de Loyola para los Jesuitas, es decir, el fundador, el maestro de espíritu, el modelo de educación y, sobre todo, el iniciador de un movimiento de resonancia mundial, capaz de proponer a la atención de la Iglesia y de la sociedad, con una formidable fuerza de choque, las necesidades de los jóvenes, su condición, su futuro. Pero ¿cómo hacer esto sin volvernos a la historia, que no es la guardiana de un pasado ya perdido, sino la memoria viva que está dentro de nosotros y nos interpela en función de actualidad? Preguntémonos: ¿Somos hoy nosotros fieles discípulos de Don Bosco? ¿Vivimos todavía la tensión que él ha vivido entre ideal y realización, entre intuición y su encarnación en el tejido social en el cual estaba obrando? Ser fieles a Don Bosco significa conocerlo en su historia y en la historia de su tiempo, hacer nuestras sus inspiraciones, asumir sus motivaciones y elecciones. Partiendo del conocimiento de la historia de Don Bosco, los grandes puntos de referencia y los compromisos del Aguinaldo 2012 son los siguientes:

La caridad pastoral caracteriza toda la historia de Don Bosco y es el alma de sus muchas y variadas obras. Podríamos decir que ella es la perspectiva históricosintética a través de la cual debe leerse toda su existencia. El Buen Pastor conoce sus ovejas y las llama por nombre; él las abreva en aguas cristalinas y las apacienta en verdes prados; se transforma en la puerta a través de la cual las ovejas entran al redil; entrega su propia vida para que las ovejas tengan vida en abundancia. La fuerza más grande del carisma de Don Bosco consiste en el amor que se saca directamente del Señor Jesús, imitándolo y permaneciendo en Él. Este amor consiste en “darlo todo”. Desde aquí brota su voto apostólico: “He prometido a Dios que hasta el último respiro de mi vida será para mis jóvenes pobres”. ¡Éste es nuestro distintivo y nuestra credibilidad ante los jóvenes! 2. En la historia de Don Bosco conocemos los muchos trabajos, renuncias, privaciones, sufrimientos, los numerosos sacrificios que él ha hecho. El buen pastor da la vida por sus ovejas. A través de las necesidades y los pedidos de los jóvenes, Dios está pidiendo a cada miembro de la Familia Salesiana sacrificarse a sí mismo por ellos. Vivir la misión no es por tanto un activismo vano, sino más bien un conformar nuestro corazón al corazón del Buen Pastor, que no quiere que ninguna de sus ovejas se pierda. Es una misión profundamente humana y profundamente espiritual. Es camino de ascesis: no hay presencia animadora entre los jóvenes sin ascesis y sacrificio. Perder algo o, mejor dicho, perderlo todo para enriquecer la vida de nuestros jóvenes es lo que sostiene nuestra donación y de nuestra entrega. 3. Nosotros estamos llamados a ser apóstoles de los jóvenes, de los ambientes populares, de las zonas más pobres y misioneras. Hoy más que nunca nos comprometemos a comprender y asumir críticamente la cultura mediática y nos servimos de los medios de comunicación social, en particular de las nuevas tecnologías, como potenciales multiplicadores de nuestra acción de cercanía y de acompañamiento de los jóvenes. Mientras estamos entre ellos como educadores, los involucramos como nuestros primeros colaboradores, exactamente como ha hecho nuestro Padre, les confiamos responsabilidades, los ayudamos a asumir iniciativas, los habilitamos a ser apóstoles de sus coetáneos. De esta manera nosotros podemos ampliar siempre más el grande corazón de Don Bosco, que habría querido alcanzar y servir a los jóvenes del mundo entero. 4. Nuestros buenos propósitos no pueden limitarse a ser declaraciones vacías. Como Don Bosco, ¡hoy Dios nos espera en los jóvenes! Debemos por tanto encontrarlos y permanecer con ellos en los lugares, situaciones y fronteras donde ellos nos esperan; hace falta entonces salirles al encuentro, dar siempre el primer paso, caminar con ellos. Es consolador ver cómo en todo el mundo la Familia Salesiana se está entregando a favor de los jóvenes más pobres: muchachos de la calle, jóvenes marginados, muchachos trabajadores, muchachos soldados, jóvenes

aprendices, huérfanos abandonados, niños explotados. Pero un corazón que ama es siempre un corazón que se pone preguntas. También hoy, y hoy tal vez más que nunca, Don Bosco se pone preguntas. A través del conocimiento de su historia, debemos escuchar los interrogantes de Don Bosco dirigidos a nosotros. ¿Qué más podemos hacer para los muchachos pobres? ¿Cuáles son las nuevas fronteras en las regiones donde trabajamos, en el país en que vivimos? ¿Tenemos oídos para escuchar el grito de los jóvenes de hoy? A más de las pobrezas ya citadas, ¿cuántas otras vuelven pesado el camino de los jóvenes de hoy? ¿Cuáles son las nuevas fronteras en que hoy debemos empeñarnos? Pensemos en la realidad de la familia, en la emergencia educativa, en la desorientación de la educación afectiva y sexual, en la falta de compromiso social y político, en el encerrarse en lo privado de la vida personal, en la debilidad espiritual, en la infelicidad de tantos jóvenes. Escuchemos el grito de los jóvenes y ofrezcamos respuestas a las necesidades más urgentes y más profundas, a las necesidades más concretas y a las espirituales. 5. De su historia personal nosotros podemos conocer las respuestas de Don Bosco frente a las necesidades de los jóvenes. De esta forma podemos considerar mejor las respuestas que ya hemos puesto en marcha y cuáles otras debemos crear. Cierto, las dificultades no faltan. Habrá también que “enfrentar los lobos” que quieren devorar la ovejas: el indiferentismo, el relativismo ético, el consumismo que destruye el valor de cosas y experiencias, las falsas ideologías. Dios nos está llamando y Don Bosco nos anima a ser Buenos Pastores, según la imagen del Buen Pastor, para que los jóvenes puedan encontrar todavía Padres, Madres, Amigos; puedan encontrar sobre todo Vida. Más aún, la Verdadera Vida. ¡La Vida en abundancia ofrecida por Jesús! 6. Las Memorias del Oratorio de San Francisco de Sales, escritas por Don Bosco en respuesta a una petición explícita del Papa Pío IX, son un punto de referencia imprescindible para conocer el camino espiritual y pastoral de Don Bosco. Fueron escritas para que nosotros pudiéramos conocer los inicios prodigiosos de la vocación y de la obra de Don Bosco, pero sobre todo para que, asumiendo las motivaciones y las elecciones de Don Bosco, cada uno de nosotros personalmente, y cada grupo de la Familia Salesiana, pudiéramos recorrer el mismo camino espiritual y apostólico. Ellas han sido definidas “memorias de futuro”. Por tanto durante este año empeñémonos en conocer este texto, en comunicar sus contenidos, en difundirlo, sobre todo en colocarlo en las manos de los jóvenes: llegará a ser un libro inspirador también de sus elecciones vocacionales

Actividad
1. Leer individualmente la síntesis del aguinaldo del Rector Mayor Don Pascual Chaves 2. Realizar un mapa conceptual acerca de lo leído. 3. Presentación del trabajo realizado

__________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ __________________________________________________________________________ _____________________________________________________

Busco Al Buen Pastor

GUIA Nos reunimos en tu presencia Señor, para agradecerte este día de gracia que nos ha regalado. En ti reconocemos el rostro mismo de Jesús. A ti confiamos nuestro compromiso de construir una Colombia en paz. CANTO: (Del Buen Pastor)

Convivencia 2012
6:30 A.M Celebración de la Eucaristía. 7:30 A.M Salida para el lugar de la convivencia 8:15 A.M Dinámica de integración (responsable el grupo recreativo)

JOVEN .1.Queremos Jesús que la fuerza de tu espíritu nos transforme para saber amar y perdonar TODAS: Ven Señor a nuestra vida joven, ayúdanos anunciar tu mensaje de amor. JOVEN.2. Queremos hacer hoy con nuestras vidas algo grande, como lo hicieron Don Bosco y Madre Mazzarello, enamorarnos más de la persona de Jesús. TODAS: Sí, enamorarnos más de la persona de Jesús. JOVEN.3. Terminemos este encuentro entregándole al Señor el propósito que hemos hecho pidiéndole que nos ayude a renovarnos interiormente a ejemplo del Buen Pastor. GUIA: Dispongamos nuestro corazón para hacer entrega del propósito que hemos hecho. (Mientras se quema el compromiso se canta).

8:30 A.M Motivación y resonancia del primer encuentro a realizar 9:00 A.M Lectio Divina 10.00 A.M Descanso 10.30 A.M Encuentro con el Buen Pastor 11:00 A.M Sueño de los nueve años. (Sueño preparado con anterioridad). 11:15 A.M Encuentro de Don Bosco con José Cafasso 11:45 A.M Don Bosco y Mamá Margarita 12:00 M Don Bosco al servicio de los Jóvenes y la presencia de María Auxiliadora en la vida de Don Bosco. 12: 30 M Aguinaldo del Rector Mayor. 1:00 P.M Celebración de acción de Gracias y Evaluación 1:30 P.M Almuerzo

Me Encuentro Con El Buen Pastor

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->